Está en la página 1de 4

Clase Dominical 05-24-09

Tema: Jesús Inicia su Ministerio


Textos Marcos 1:1-45

Introducción: El Señor inicia su ministerio público a los 30 años aproximadamente, el cual duro un periodo de 2
años y medio a tres, durante este tiempo el Señor predico sobre el reino de Dios, realizo muchos milagros, e
infinidad de liberaciones y sanidades, además de confrontar a los lideres religiosos, confronto las fuerzas del
maligno venciéndoles por la verdad de la Palabra, su nacimiento, muerte y resurrección y los acontecimientos
hechos por el están detallados en los evangelios, Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Cada uno de ellos narra de
manera especial el ministerio del Señor Jesús, hoy comenzaremos una serie de lecciones sobre su ministerio a
través del evangelio de Marcos. A este judío se le conocía como Juan el cual tenía el sobrenombre de Marcos,
(Hch. 12:25) y se considera el autor de este evangelio que se escribió aproximadamente entre el siglo V y Vl y
fue el primero de los cuatro.

Marcos 1:1-3
1
Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. 2Como está escrito en Isaías el profeta: He aquí yo envío mi
mensajero delante de tu faz, el cual preparará tu camino delante de ti. 3Voz del que clama en el desierto:
Preparad el camino del Señor; enderezad sus sendas.

Marcos aunque no fue uno de los apóstoles de Jesús, fue colaborador del apóstol Pablo y del apóstol Pedro, y
fue por medio de este ultimo, es decir de Pedro, que pudo conocer los acontecimiento sobre el ministerio del
Señor Jesús, sus destinatarios se considera que fueron cristianos gentiles con costumbres romanas, y no para
lectores judíos, por las pocas referencias de las profecías del AT, y la explicación de palabras y costumbres
judías.

Su evangelio a diferencia de los otros dos, Mateo y Lucas que se consideran sinópticos, es decir que presentan
grandes semejanzas entre si, este termino viene de la idea de juntar los tres evangelios formados en tres
columnas para tener toda la narrativa completa, eso significa sinóptico que puede ser abarcado de una vez con
la vista, su estilo es narrativo mas que cronológico y marca la diferencia entre los demás.

Marco no escribe nada sobre el nacimiento de Juan el Bautista ni del Señor, sino que va directo al ministerio del
Señor Jesucristo, el nombre de Jesús es su nombre personal y es una traducción griega del hebreo “yeshua”
que significa “Jehová salva” otro derivado es Josue. Cristo es el titulo del Señor Jesús, traducción griega de la
palabra hebrea “mashiah” que significa ungido.

Así que Marcos inicia declarando las buenas nuevas de Jesús el Cristo, es decir el ungido de Dios, y afirma la
divinidad de Jesús acentuando su relación única con el Padre, cuando el NT presenta al Señor Jesús como el
Hijo de Dios manifiesta la posición que el tiene dentro de la trinidad Divina.

La profecía juega un papel importante dentro del NT, los evangelistas hicieron uso de ellas, algunos las refirieron
en más ocasiones que otros en base a los destinatarios, por ejemplo Mateo le escribió a los judíos, Lucas que
era gentil a los gentiles, Juan escribió para el publico mas amplio posible y uso tanto ideas judías como griegas.

“Como esta escrito en” esta expresión se utiliza para introducir alguna de las profecías del AT, las profecías con
las que comienza este evangelio son dos, Malaquías 3:1 e Isaías 40:3 ambas hablan claramente sobre el
ministerio del Juan el Bautista y la venida del Mesías;

Malaquías 3:1-3
1
He aquí, yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí; y vendrá súbitamente a su templo
el Señor a quien vosotros buscáis, y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros. He aquí viene, ha dicho
Jehová de los ejércitos. 2¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿O quién podrá estar en pie cuando él
se manifieste? Porque él es como fuego purificador, y como jabón de lavadores. 3Y se sentará para afinar y
limpiar la plata; porque limpiará a los hijos de Levi, los afinará como a oro y como a plata, y traerán a Jehová
ofrenda en justicia.

Es interesante notar que el mensajero del cual habla el profeta se refiere a Juan el Bautista, como precursor del
Mesías, el cual es el segundo personaje, “el ángel del pacto” que es el Señor Jesucristo, esta profecía tuvo un
cumplimiento parcial en la primera venida del Señor y tendrá un cumplimiento total en la segunda venida de
Cristo, en su juicio no destruye a los suyo sino que los purifica, mas a los impíos destruirá. (v 5)

1
Isaías 40:3-5
3
Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios.
4
Todo valle sea alzado, y bájese todo monte y collado; y lo torcido se enderece, y lo áspero se allane. 5Y se
manifestará la gloria de Jehová, y toda carne juntamente la verá; porque la boca de Jehová ha hablado.

La exhortación profética para que el pueblo de Israel se preparara a recibir la revelación de la gloria del Señor
con la llegada del Mesías, sale de la voz de su anunciante en este caso el profeta, la expresión a preparar el
camino es una costumbre antigua y aun se utiliza en nuestros tiempos que cuando viene un personaje
importante las calles se limpian, se repavimentan y se pintan las líneas, así en el tiempo antiguo se preparaba el
camino para la llegada de un rey.

Marcos 1:4
4
Bautizaba Juan en el desierto, y predicaba el bautismo de arrepentimiento para perdón de pecados.

El arrepentimiento como preparación para recibir al Mesías era proclamado por Juan como por Isaías, la
exhortación a un cambio es indispensable para la manifestación de Dios sobre su pueblo, es interesante que la
misma palabra que se menciona en Isaías 40:1 como “consolaos” signifique también arrepentirse, Juan
bautizaba a personas que confesaban sus pecados y se arrepentían como una preparación para la llegada del
Mesías, no es que el bautismo tuviese la capacidad para perdonar el pecado, sino que era una expresión externa
de su conversión a Dios, por medio del verdadero arrepentimiento que traía perdón de pecados.

Marcos 1:7-11
7
Y predicaba, diciendo: Viene tras mí el que es más poderoso que yo, a quien no soy digno de desatar encorvado
la correa de su calzado. 8Yo a la verdad os he bautizado con agua; pero él os bautizará con Espíritu Santo.

Isaías profetiza que la gloria de Jehová se manifestaría, Juan proclamaba que tras el venia uno que era mas
poderoso, al cual Juan no era digno de doblarse hacia delante para desatarle la correa de su calzado, el termino
“jikanos” que se traduce como digno, significa competente, así que Juan se sentía incompetente pues dice nos
soy digno, de hacer el trabajo mas bajo de los servicios.

Jesús es la manifestación de la gloria de Dios, conforme a las profecías y a las declaraciones de los escritores
del NT;

Juan 1:14-15
14
Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del
Padre), lleno de gracia y de verdad. 15Juan dio testimonio de él, y clamó diciendo: Este es de quien yo decía: El
que viene después de mí, es antes de mí; porque era primero que yo.
2 Corintios 4:6
6
Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros
corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.

Colosense 2:9-10
9
Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, 10y vosotros estáis completos en él, que es la
cabeza de todo principado y potestad.

Marcos 1:9
9
Aconteció en aquellos días, que Jesús vino de Nazaret de Galilea, y fue bautizado por Juan en el Jordán. 10Y
luego, cuando subía del agua, vio abrirse los cielos, y al Espíritu como paloma que descendía sobre él. 11Y vino
una voz de los cielos que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.

El bautismo de Jesús aunque no era necesario, pues el no tenia pecado por el cual arrepentirse, lo realizo para
cumplir toda justicia, en su bautismo se identifico con los pecadores, con su bautismo respaldo el ministerio de
Juan, al igual que el sacerdote del AT se tenia que lavar antes de ejercer su oficio, así Jesús inicia su ministerio,
y describe parte de su ministerio que es su muerte y resurrección.

El bautismo en agua es un paso de obediencia que cada creyente deberá tomar independientemente que
considere haber sido bautizado de niño, el bautismo correcto es el que se lleva a cabo en aquella persona que
ha creído en Jesús como salvador y Señor. Es una demostración y confesión publica de que ha ocurrido en el un
arrepentimiento y conversión

2
Romanos 6:3-4
3
¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?
4
Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de
los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva

El apóstol lo aclara perfectamente cuando el creyente es sumergido completamente en el agua simboliza la


muerte del viejo hombre, para que así como Cristo resucito de los muertos, así también nosotros, al salir del
agua, resucitamos a una nueva vida en Cristo.

El bautismo del Espíritu Santo es otra experiencia diferente del bautismo en agua, este capacita al creyente para
el ministerio, cuando Jesús salio del agua se abrieron los cielos, y el Espíritu Santo descendió en forma corporal
como de paloma (Lc 3:21) y se oyó una voz que decía; este es mi hijo amado, es la primera referencia a la
Trinidad Divina, el Padre desde los cielos, el Hijo de Dios subiendo del agua y el Espíritu Santo posándose sobre
el en forma como paloma, no dice que es una paloma sino como paloma.

Marcos 1:12-13
12
Y luego el Espíritu le impulsó al desierto. 13Y estuvo allí en el desierto cuarenta días, y era tentado por Satanás,
y estaba con las fieras; y los ángeles le servían.

Cuando una persona no es convertida pertenece al reino de las tinieblas, se esta en la condición de pecador, y
enemistado con Dios, mas cuando uno se convierte al Señor se traslada de las tinieblas a la luz, de la potestad
de Satanás a Dios, en ese momento nos convertimos en enemigos del diablo, iniciamos conflicto espiritual que
solo se pelea en el poder de Dios por el Espíritu Santo.

Jesús después de ser bautizado fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo ( MT 4:1) una
de las cosas que debemos de entender que la investidura del Espíritu Santo es necesaria para este combate, y
que el ser tentado no es pecado, sino ceder a la tentación es cuando cometemos pecado, como bien se ha dicho
“no podemos impedir que un pájaro revolotee en torno a nuestra cabeza, pero si podemos impedir que haga su
nido en nuestro cabeza, la tentación del Señor Jesús, a la cual no cedió, nos beneficia a nosotros;

Hebreos 2:18
18
Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados.

La autenticidad de la humanidad de Cristo queda demostrada por el hecho de que El fue susceptible de ser
tentado. Al experimentar la tentación Jesús pudo entender a perfección el género humano así como identificarse
con sus hermanos y tener compasión de ellos, El Señor sintió en carne propia la fuerza plena de la tentación, y a
diferencia de nosotros que a veces cedemos a la tentación, el nunca cedió.

Hebreos 4:15-16
15
Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que
fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. 16Acerquémonos, pues, confiadamente al
trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

Jesús simpatiza con nosotros, el termino “sumpatheo” que se traduce por compadecerse, significa sentir
simpatía, o padecer juntamente, pues el fue tentado en todo según nuestra semejanza, es decir en tres esferas
en la que el ser humano es tentado, en la carne, codicia y ostentación vanidosa, pero sin pecado, así que
podemos acercarnos con confianza confesando nuestras faltas y pecados, para alcanzar misericordia y hallar
gracia en el momento de la prueba.

La clase siguiente analizaremos más sobre el ministerio del Señor Jesus.

3
4