CAPACIDAD JURIDICA DE LAS PARTES Este es un requisito de validez del acto jurídico, y en este sentido para que el negocio

jurídico fuese válido, no bastaba que hubiera sido querido por las partes. Era necesario además, que se celebrara por personas que tuviesen la aptitud necesaria para realizarlo. Al ser este un requisito de validez del negocio jurídico, su omisión o falta no impide que el acto exista, pero lo vicia y permite anularlo. La capacidad puede definirse como la aptitud legal para adquirir derechos y para ejercitarlos; o bien como la aptitud legal de una persona para adquirir derechos y contraer obligaciones. Conforme con esta definición la capacidad puede ser de goce y de ejercicio. Gozar de un derecho, es estar investido de ese derecho. Ejercer un derecho es realizar los actos jurídicos a que ese derecho da opción, o sea, es poner en práctica el derecho. En consecuencia las personas que no pueden gozar de un derecho son los incapaces de goce, y los que no pueden ejercerlo son los incapaces de ejercicio. La capacidad de goce es la aptitud legal para adquirir derechos. Esta capacidad se puede concebir sin la capacidad de ejercicio, o sea, hay personas que aún cuando poseen el goce de los derechos civiles, no tienen la posibilidad de ejercitarlos, pues carecen de la aptitud legal para ello. Estas últimas personas son las que la doctrina denomina incapaces propiamente hablando. En el derecho de nuestro tiempo, la capacidad de goce la tienen todos los individuos, cualesquiera que sea su edad, sexo, estirpe, condición, estado civil o nacionalidad. En Roma, por regla general, los esclavos eran incapaces de goce, es decir, no estaban investidos de derechos porque eran cosas. LA CAPACIDAD EN EL DERECHO ROMANO En el Derecho Romano, los individuos debían tener una doble capacidad para que pudieran ejecutar por si mismas un negocio jurídico. Debían tener en primer lugar la capacidad jurídica y en segundo lugar, la capacidad de ejercicio. La capacidad jurídica de los sujetos de derecho, se formaba por la reunión de dos clases de requisitos: Naturales y Civiles. a.-) Los Requisitos Naturales: son los exigidos por la naturaleza y están dirigidos a patentizar la condición biológica de ser humano y son: que son nacer, nacer vivo y tener forma humana. b.-) Los Requisitos Civiles: son aquellos exigidos por la ley en atención a los diversos status o estados en que eran clasificados los seres humanos para estos efectos. A este respecto cabe señalar, que el Derecho Romano distribuyó a los seres humanos en diversas categorías o status, los cuales tenían una influencia para determinar su personalidad o capacidad jurídica. Estas categorías o status fueron: el status libertatis, el status civitatis y el status familae. En primer lugar, con relación al status libertatis se podía ser libre o esclavo y para ser capaz se debía tener la condición de libre. Conforme al status civitatis se podía ser ciudadano (cives) o no ciudadano ( non cives). Conforme a él tenían capacidad jurídica los ciudadanos y aquellos no ciudadanos (o extranjeros) que tuvieran el ius commercium (facultad para adquirir, transferir y transmitir la propiedad conforme con los modos del derecho civil romano como por ejemplo la 1

Es absolutamente incapaz de celebrar actos jurídicos. e (impúberes salidos de la infancia). En nombre de él. En consecuencia y de acuerdo a estos tres estados para que el individuo tuviese capacidad jurídica debía ser libre. impúberes infantia maioris. pero la esfera de actividad de ese tutor y la consiguiente esfera de actividad del pupilo variaba. circunstancias que no se dan en una persona de corta edad. porque la celebración de un acto jurídico presupone necesariamente una intención y una voluntad plenamente desarrollada. b)Púberes. no fue siempre la misma.-) La Edad: es una de las circunstancias de mayor gravitación en la capacidad de ejercicio de los derechos. se encontraban sometidas a un tutor. actúa su tutor. Finalmente conforme al status de familiae se podía ser sui iuris o paterfamilias y alieni iuris o filius familiae y conforme a este status tenían capacidad jurídica en forma plena los sui iuris. aquellas personas que no estaban sometidas a ninguna potestad.-) La edad. Particularmente este derecho habilitaba para adquirir el dominio quiritario. que le permite celebrar por sí sola un negocio sin el ministerio o la autorización de otra.-) La prodigalidad. según las dos categorías de impúberes que se han señalado. son aquellos impúberes salidos de la infancia. d. 2 . siempre había sido así). a) Los Impúberes: son las personas que no han alcanzado la edad biológica para la procreación. ciudadano romano y sui iuris.-) La enfermedad. b2) Los Impúberes Infantia Maioris. En esa materia hubo una evolución. eran causales de incapacidad de ejercicio. se fijó esta edad en los 14 años para los varones y en 12 años para las mujeres. en la forma que se ha señalado. a.-) La incapacidad de la mujer (Esta clase de incapacidad derivada del sexo desapareció en la época imperial). Nuestro Código Civil. y que no habían llegado a la pubertad. La capacidad de ejercicio se define como la aptitud legal que tiene una persona. Modestino decía que “los menores de siete años no comprenden lo que ejecutan”. (respecto de estas últimas. para transmitirlo mortis causae y para figurar en un testamento como heredero o legatario. b)Los púberes podían ser: menores de 25 años y mayores de 25 años. la define señalando que la capacidad legal de una persona consiste en poder obligarse por sí misma y sin el ministerio o la autorización de otra. y eran las mujeres mayores de 7 y menores de 12 años y los varones mayores de 7 y menores de 14 años. suponía en su titular la capacidad de ejercicio. La capacidad jurídica. c. b. distinguieron las siguientes categorías de personas: a)Impúberes. Sus declaraciones carecen de toda eficacia y no cometen tampoco actos delictivos. para transferirlo por acto intervivos. es la aptitud legal para contraer obligaciones. las siguientes: a. En Roma. El infante carece en absoluto de capacidad de ejercicio. a1) El Infante era la persona que no había cumplido los 7 años. En Roma la determinación de esa edad sobre todo en el caso de los varones. . en su Artículo 1445 inciso final. Los sui iuris o sea.mancipatio y la in iure cesio). Los romanos en materia de edad y en relación con la capacidad. o más sucintamente. Dentro de ambas categorías subdistinguieron otros dos grupos en cada una: a)Los impúberes podían ser: infantes. Desde la época Imperial.

puesto que con la restitutio integrum tenía una protección exagerada. corría menos riesgos de ser perjudicado. puesto que el menor. de C. pedir un curador. pero nadie los obligaba a ello. Se debe tener presente eso si. (multa mas infamia). En realidad. que el menor perdía su derecho a la restitución cuando de su parte hubiese existido alguna inmoralidad en el acto celebrado. Para realizar este tipo de actos no precisaban de la autorización de su tutor.-La Curatela. o sea que les acarreara un beneficio patrimonial. 3 . que le nombrase un curador para que lo asistiera en determinados negocios. o aceptar un regalo. cuyas funciones durasen toda la minoría de edad. o actos jurídicos en virtud de los cuales se les impusiera un gravamen. a las demandas que intentaran contra él. III. para lo cual dispuso: *-Que los que hubiesen engañado a un menor incurrían en pena pecuniaria e infamante.-La Lex Plaetoria de Circunscriptionis Adolecentibus . Marco Aurelio hizo un cambio más radical. Con la institución de la curatela no se perseguía remediar la incapacidad.-La In Integrum Restitutio Propter Aetatis o en razón de la edad. los terceros trataban con el menor con más confianza.) protegió a los menores de 25 años contra los fraudes y peligros a que podía verse expuesto en la celebración de un acto jurídico. b) Los Púberes: el púber menor de edad sui iuris (no sometido a potestad alguna) fue plenamente capaz hasta mediados del siglo VI de Roma. no los podían celebrar por si mismos. como por ejemplo: podían apoderarse de una cosa sin dueño. intervenía entonces el pretor a petición del menor. Tampoco se pretendía proteger al menor. la curatela proporcionaba seguridad a los terceros y favorecía el crédito de los menores. II. En virtud de ella consideraba el acto como no celebrado y restablecía las cosas al estado en que se encontraban antes de la celebración del acto perjudicial al menor. I. Respecto de los negocios jurídicos que trajeran como consecuencia una disminución de su patrimonio.-La In Integrum Restitutio en razón de la edad: se tradujo en que si el menor de 25 años. decidiendo que los menores podían pedir curadores permanentes. del año 561 de Roma (192 A. (hacia fines del Período Republicano). requerían para ello. II. puesto que el menor de 25 años (púber sui iuris) era capaz.-La Designación de un Curador. la Curatela: Fue creación de las constituciones imperiales y consistió en la designación de un curador en favor del menor a petición de éste. de la intervención de su tutor. aconsejado por el curador. *-Concedió al menor. pero como eran numerosos los abusos de que fueron objeto por su inexperiencia en la celebración de actos jurídicos. podía oponer siempre la Exceptio Legis Plaetoria. III. Este era un curador ad-certam causae. la facultad solicitar al pretor.-La Lex Plaetoria de Circunscriptionis Adolecentibus. y siempre que encontrase motivo suficiente para ello. como consecuencia de ese contrato. especialmente. salía perjudicado por un acto. y el derecho no le concedía ningún remedio. le concedía la in integrum restitutio. se crearon tres instituciones para defender al menor de edad púber: I. o sea. quienes podían en caso de que desearan aumentar su crédito. *-Que el menor de 25 años que hubiese resultado perjudicado o engañado en la celebración de un acto jurídico. La curatela del púber menor de 25 años evolucionó de la siguiente manera: primero se introdujo la costumbre de hacer nombrar al menor un curador (representante legal) para algún asunto o negocio determinado.Con respecto a su capacidad había que distinguir dos situaciones: -Estos impúberes podían celebrar por sí mismos cualquier negocio jurídico que les mejorase su situación. De esta forma. si se hubiese hecho pasar por mayor de edad. Los mayores de 25 años sui iuris eran plenamente capaces.

era plenamente capaz. Tampoco podía celebrarlo el sordo. b)Los mente captus. el patrimonio de su dueño. en lo que a capacidad se refiere. los romanos distinguieron entre: a)Los furiosi o furiosos: que eran los hombres completamente privados de razón. Dentro de las enfermedades mentales. sus facultades mentales se encuentran poco desarrolladas. como sinónimo de hecho jurídico generador de obligaciones. Por esta razón se admitía en el derecho romano. La Incapacidad del Esclavo: Al esclavo. c. aquellos estados patológicos que borran u oscurecen la inteligencia. Vale decir. como en el caso del mudo. o sea. se aplicaban en el derecho clásico. y no puede entonces contratar y llegar a ser. que integra junto a muchas otras cosas. Cuando el furioso tenía intervalos lúcidos. por la vía del derecho civil acreedor ni deudor. dicen algunos autores. no para convertir en deudor al amo. Respecto de algunas situaciones de incapacidad. que estas podían ser relativas.b. 3. Entonces. que pudiese tomar “prestada” en cierto modo. una obligación civil. Estos mismos principios recién expuestos. el esclavo no tiene por si mismo ninguna capacidad. Además de la curatela del furioso establecida por la Ley de las XII Tablas. el pretor creo la curatela del sordo . El esclavo sin dueño quedaba incapaz. tengan o no intervalos lúcidos. estos estados patológicos pueden dificultar la exteriorización de la voluntad propia y o la recepción de la voluntad ajena. hizo que se moderara el rigor de este principio.-) La Prodigalidad: El Pródigo es el que habitualmente dilapida sus bienes sin una finalidad lógica alguna. Estos tienen un poco de inteligencia. 4 . La Ley de las XII Tablas. Gracias a esta capacidad “prestada” que tenía el esclavo podía contratar. y en general la de toda persona.-) La Enfermedad: Los estados patológicos del individuo influyen en su capacidad de ejercicio. que por una grave enfermedad no pudiese administrar sus bienes. La incapacidad del pródigo es la misma que la del impúber Infantia maioris. y la voluntad necesaria para la celebración de un acto jurídico. Sin embargo. estableció la curatela del furioso. y hacer nacer en provecho del dueño. la del mudo. quien no podía celebrar el contrato de la stipulatio. que era esencialmente verbal. pero su capacidad no podía ser más extensa que la capacidad de su amo. porque el esclavo podía ser por si mismo. el derecho civil romano lo considera una cosa. la capacidad del dueño. mentecatos o idiotas: que eran personas cuyas facultades mentales se encontraban atrofiadas. el papel de acreedor y no para obligarse por el amo. porque borran u oscurecen la inteligencia y la voluntad que es necesaria para la celebración de un acto jurídico. pero solamente para desempeñar en un contrato. caso en el caso que se encuentran los sordomudos y ciegos. a las personas que se hallaban in mancipium. un valioso instrumento de adquisición para el amo. pero en estado de locura era incapaz absolutamente.-) LA CAUSA: Requisito de existencia y elemento esencial del acto jurídico. La palabra causa la emplearon los romanos en materia de obligaciones en tres sentidos: Primera acepción: fuente de obligaciones y en este sentido eran causa civil de obligaciones los contratos y los delitos. A su vez. la del idiota o mentecato. como en el caso de los furiosi o furiosos y mente captus o mentecatos o idiotas. A los pródigos se les nombraba un curador. el interés del amo. o sea.

el juez no podía adentrarse en el negocio. o sea. si Ticio le regala el caballo a Cayo. Sin estos dos requisitos el acto jurídico será nulo. la causa de la declaración de voluntad de Ticio. es necesario previamente distinguir entre negocios jurídicos de estricto derecho y negocios jurídicos de buena fe. -Debe ser lícita que quiere decir que no debe ser contraria a las buenas costumbres o al orden público. la liberalidad que una de las partes quiere hacer a la otra es causa suficiente de la obligación que respecto de ella contrae. en que la causa. fijaban la validez o nulidad del respectivo negocio. que lleva a las partes a contratar. por ejemplo: si Ticio vende a Cayo un caballo en 1. para el primero la causa. En el derecho moderno. refiriéndose en esta materia a los contratos expresa que en aquellos contratos que son bilaterales o sinalagmáticos. De esta opinión dada por Pothier. si las palabras pronunciadas se atenían a las a las formalidades propias del acto.la pura liberalidad o beneficencia puede ser causa suficiente. el motivo jurídico del consentimiento del que se obliga . o sea. quedaba obligado por haber contestado afirmativamente al acreedor usando el verbo spondere. lo que según la terminología moderna. la exigencia de la causa en el acto jurídico.000 ases . Otro ejemplo lo encontramos en los contratos litteris. Sin embargo en razón de la evolución histórica de las instituciones romanas. -Que sea real quiere decir que tenga una existencia verdadera y efectiva. o bien si esa causa era lícita o no. Nuestro Código Civil señala que se entiende por causa . En el antiguo derecho romano. consiste en lo que la otra parte le de o se obligue a darle. se deduce que la causa debe ser jurídica. Ellos se caracterizaban por el hecho de que si se promovía algún litigio respecto a los mismos. la causa de la obligación por la cual contrata una de las partes. la obligación de Cayo de pagarle el precio. el acto era válido. El Código Civil establece que la causa jurídica debe ser real y lícita. el motivo que induce al acto o contrato – agregando que. Hay muchas teorías que se preocupan de determinar si la causa es o no necesaria como requisito de existencia del acto jurídico. Por ejemplo en la stipulatio. Tercera acepción: Finalmente. así como tampoco podía entrar a considerar si el acto jurídico estaba afectado por dolo o fuerza moral. En este sentido se define la causa como el motivo jurídico que induce al acto o contrato. y en los contratos gratuitos. daría a entender que así es. examinando si tenía o no causa. fijaban la validez o la nulidad del mismo. en atención a su naturaleza misma. se denomina causa final. o que no esté prohibida por la ley. La Causa en el Derecho Romano. la expresión causa se toma como motivo o finalidad que tiene en vista la persona que se obliga al celebrar un negocio. Los tratadistas se preguntan si existió la causa en el derecho romano como requisito de existencia del acto jurídico. Así por ejemplo en los contratos verbis (verbales). el pronunciamiento de las palabras o en los contratos litteris. el cumplimiento estricto de las formalidades establecidas para el respectivo acto. o bien. la escritura.Segunda acepción: designaban bajo la expresión causa a la formalidad que debía necesariamente agregarse a la convención para su perfeccionamiento. es discutida. para Cayo la causa de su obligación de pagar el precio será la entrega del caballo a que se obligó Ticio. lo que ya se ha estudiado al analizar los vicios del consentimiento. vale decir tiene que aparecer de manifiesto en el propio acto o negocio jurídico. El autor francés Pothier. el motivo jurídico por el cual prestó su consentimiento es el precio. será el deseo de hacerle una liberalidad a Cayo. Ahora bien. así por ejemplo: en la stipulatio el deudor prominente. De lo anterior se debe distinguir la causa jurídica del motivo llamado también causa de hecho. y concluyen que el Corpus Iuris Civilis. En caso 5 . consistía en haber hecho la anotación en el codex. casi todos los negocios jurídicos eran de estricto derecho. Dicho en otros términos. El motivo o causa de hecho no tiene influencia alguna en la validez o nulidad del negocio jurídico.

Ulpiano pone como ejemplo de acto jurídico con causa ilícita. el deudor podía pedir la repetición o devolución de lo que había pagado al acreedor. en su rigor primitivo. o sea. o bien para liberar al deudor de una obligación contraída sin causa. Las acciones procesales que se crearon para este efecto fueron varias. esto completamente al margen de si ese acto fue causado o no. si era lícita o ilícita. por su propia naturaleza. En estos casos el que pagó. terminó por admitir la necesidad de que un negocio jurídico tuviese causa y además. Por ejemplo: en la compraventa la causa de la obligación del vendedor es el precio que está obligado a pagarle el comprador. o sea. y la causa de la obligación del comprador.contrario. cuando el enriquecimiento de la persona. o sea. llevaban en si mismos. el mutuo el depósito. oponerla al acreedor. Basados en este principio del enriquecimiento indebido. En los negocios jurídicos de buena fe. como por ejemplo: las donación hecha por causa del matrimonio. en desmedro de otra persona. usando esta condictio. 6 . Tomaba el nombre de sine causae cuando perseguía obtener la devolución de lo que el deudor había dado o pagado sin causa. el pagar para que se cometa un sacrilegio o un hurto. para que se cometa el homicidio de una persona. todo aquello con lo que se había enriquecido injustamente. mediante la cual se le permitió al deudor obligado sin causa o por una causa ilícita. 2)La condictio ob turpem vel injustam causae (ex causae furtiva) : esta acción legal. como el comodato. Según fuera el caso se otorgó: 1)La condictio sine causae (indebiti): se da esta especie de acción. Esta solución que proporcionaba el derecho civil romano antigüo. de tal suerte que si la causa no existía o era ilícita. En estos casos. si una persona se había enriquecido sin causa. y si es que tenía causa. 2)En los contratos reales. que el pretor le concedió al que había dado su consentimiento sin causa o con causa ilícita. la causa. como estos no subordinan su validez al cumplimiento de solemnidades. Más adelante el propio derecho civil romano. afectado ya a estas malturas. Si la causa faltaba. le concedió al deudor la exceptio doli (excepción de dolo malo).+ 3)La condictio causae data causae non secuta (ob causam dati): se concedía esta acción. servía de causa a la obligación que contraía la otra parte. cuando una persona se había enriquecido. o bien. aquellos contratos que nacen a la vida del derecho cuando una parte entrega a la otra una cosa. por obra de la excepción del dolo malo. que esa causa fuese lícita. es la entrega de la cosa que tiene. en el caso de que el matrimonio no se llevaba a efecto. la prenda. que en tales casos. resultaba de una prestación hecha en vista de una finalidad que no se realizaba. si alguien pagó sin causa o pagó indebidamente (erróneamente). A este respecto había que hacer un triple distingo: 1)En los contratos bilaterales la obligación de una de una parte contratante. Procedía en consecuencia.la cosa entregada servía de causa a la obligación de devolver la cosa. los romanos crearon conductos o medios dirigidos a obligar a quien se había enriquecido injustamente para que devolviese. el negocio jurídico era nulo. para paralizar de esta manera su acción. de origen legal. el derecho le concedía el mecanismo para repetir lo pagado (pedir la devolución de lo pagado). fue prontamente atenuada con la intervención del pretor. con la finalidad de ejecutar o abstenerse de ejecutar un hecho inmoral. puede pedir la devolución de lo pagado mediante el uso de esta condictio. el acto era nulo. con la prestación que otra le había hecho. a lo que se obliga el vendedor. cuando se pretendía cobrar una obligación nacida de una stipulatio que no tenía causa. debía devolver lo recibido de esa otra persona. La condictio era una acción procesal. -que son aquellos que se perfeccionan por la entrega de una cosa. Es decir las causas de ambas obligaciones se entrecruzan. se daba para el caso de la causa ilícita.

2) El objeto debe ser lícito: a este respecto es preciso no confundir el hecho ilícito. En el Derecho Romano. A su vez podían ser objetos de la declaración de voluntad no sólo las cosas existentes. el homicidio). de cualquier naturaleza que fuese reunir los siguientes requisitos: 1) Debe ser física y legalmente posible: Al igual que en nuestro derecho. es necesario que este sea física y moralmente posible. es físicamente imposible la prestación. como por ejemplo si se dice: “Te compro todos los peces que saques en la excursión de pesca en $ 10. modifica o extingue. esta cosa deber ser real. la dación o entrega de un hipocentauro. Comoquiera que el derecho prohíbe esos actos. eran una convención que se transforma en contrato y se hace obligatoria cuando una de las partes cumple su prestación. Si la prestación no ha sido hecha. cuando es contrario a la naturaleza y moralmente imposible el prohibido por las leyes o contrario a las buenas costumbres o al orden público. 1 Conjunto de principios e instituciones que se consideran fundamentales en la organización social de un país y que inspiran su ordenamiento jurídico 7 . Si esa declaración de voluntad tiene por objeto un hecho. con la condición de que existiesen al momento de ejecución de la obligación. toda declaración de voluntad debe tener por objeto una o más cosas que se trata de dar. Dan como ejemplo de un hecho naturalmente imposible. como la dación de una cosa sagrada. Se llamaban negotia nova o innominados según una denominación doctrinaria más moderna. Según estas disposiciones. En tal caso si saca uno o mil peces. Por ejemplo: “Te doy mi esclavo Stico a cambio de tu mesa de plata”. al otro a cumplir. Es legalmente imposible la prestación que si bien puede naturalmente realizarse. El hecho ilícito puede ser llevado a cabo por el deudor. 4. basta que uno cumpla. pues no cabían dentro de ninguna de las clasificaciones del derecho civil que distinguía entre contratos verbis. para que pueda obligar mediante una acción. la dación un esclavo que ha muerto. el deudor debe pagar el mismo precio. hacer o no hacer. si se dice: “Te compro la liebre que vas a cazar en 1000 ases”.3)Los contratos innominados o negotia nova. denominación que no recibieron en Roma. ella está prohibida por la ley positiva. sino también las futuras. La declaración de voluntad también podía tener por objeto la suerte. En nuestro positivo la doctrina sobre el objeto esta consignada en el Código Civil en sus artículos 1460 y 1461. el objeto. Si la declaración de voluntad tiene por objeto una cosa. cuando ella es contraria a las leyes de la naturaleza física. reales y consensuales. Por ejemplo. como por ejemplo. como por ejemplo la dación de una cosa sagrada. También mencionan como ejemplo la dación de una cosa que ya no existe. comerciable y determinada. A este respecto debemos señalar que los contratos innominados. el objeto es el conjunto de derechos y obligaciones que el acto jurídico crea. como aquel cuya realización es legalmente imposible. pero está reprobado por la ley (como el robo. o no se recibiera la mesa.000”. por eso algunos autores hablan de “física y naturalmente imposible”.-) EL OBJETO: En el derecho actual. las buenas costumbres o el orden público 1. la prestación hecha por una de las partes sirve de causa a la obligación de la otra parte. pues a esas cosas el derecho romano las colocó fuera del comercio humano. el azar. litteris. Mientras no se procediera a la entrega del esclavo. no puede permitir que sean objeto de un negocio jurídico y de una prestación válida. no hay contrato. El hecho es físicamente imposible. Es ilícita la prestación cuando es contraria a la moral. no había contrato. la esperanza de que la cosa llegue a existir. y no había forma de obligar a la otra parte a cumplir su prestación. Sin embargo.

era el que imperante en todos los países. bajo sanción de nulidad. los particulares pueden regular libremente sus relaciones jurídicas y en consecuencia. si no se cumple esta formalidad. En nuestro derecho. Para que el acto tuviese efecto. el formalista. debe ser determinable mediante antecedentes conocidos. no puede ser creada por puro capricho. Así por ejemplo: la mancipatio. que son indispensables para la existencia del acto. Por ello es que si el deudor no cumple con aquello a lo que se obligó. Puede tratarse de instrumentos privados. de la presencia de testigos. La mayor parte de los actos del primitivo derecho romano. el cumplimiento de ninguna formalidad especial para considerar existente al acto. En atención a si precisan o no de formalidades especiales para nacer a la vida del derecho . más o menos complicadas. la adrogatio. Lo anterior se explica porque en sus comienzos. el testamento. el principio dominante en el derecho privado. el acto no existe. no sujetarse a ninguna. Puede también entregarse esta determinación a un tercero. a) Actos solemnes: son aquellos en que la ley exige la concurrencia de ciertas formalidades. los intérpretes del derecho eran los pontífices y para ellos el uso de formas rituales era muy familiar. si un acto solemne se celebra sin cumplir con la solemnidad prescrita por la ley. a las partes o al juez. según el acto jurídico de que se tratara. En los tiempos actuales. debe indemnizar los perjuicios apreciables en dinero.3) El objeto debe reportar al acreedor una ventaja apreciable en dinero. algunos actos deben celebrarse. la simple manifestación de la voluntad sin sujeción a formas preestablecidas por el derecho. Se conoce con el nombre de formalismo al sistema en virtud del cual la ley establece las formalidades que deben cumplirse en la celebración de los actos jurídicos. debía revestirse de las exigencias formales estatuidas por el derecho para cada negocio. ya que la ley no le impone al celebrante. es el principio de la autonomía de la voluntad. Estos son actos denominados solemnes. etc. la intervención del pontífice y del pueblo. Si el objeto no puede ser precisado en forma absoluta. sino únicamente si el objeto es de ordinario procurar una ventaja al acreedor. Esto es así porque siendo la obligación una restricción a la libertad del deudor. pueden sujetarse a las formalidades que quieran. b) Actos no solemnes: son aquellos en que la voluntad (el consentimiento) puede expresarse de cualquier forma. que son aquellos en que la manifestación de voluntad está rodeada de requisitos externos que pueden ser de muy distinta naturaleza. Si no se ha precisado de manera absoluta al celebrar el negocio. la presencia de la balanza y del libripens. este sistema. el nexum. la stipulatio. en virtud del cual.-) LAS SOLEMNIDADES O FORMALIDADES. 4) El objeto debe estar suficientemente determinado. De ahí que fueron aplicando por analogía con los viejos actos del ius civile. eran solemnes. 8 . del magistrado. etc. o sea debe ser posible su determinación. Las formalidades son los requisitos externos con que según la ley. Por ejemplo: la compraventa de un bien raíz debe hacerse por escritura pública. debe saberse eso sí el género y el número. debía cumplir con ciertas formalidades. no producía efecto alguno. En este tipo de actos las solemnidades son exigidas en consideración a la naturaleza misma del acto. Todos los actos jurídicos se hallaban revestidos de formalidades. 5. La manifestación de voluntad en estos actos. estaban revestidas de formalidades tales como por ejemplo: la presencia de testigos. En aquellos tiempos. o bien. el uso de ritos verbales acompañados de gestos rituales. el acto es inexistente o al menos nulo absolutamente. la in iure cesio. En la antigüedad. etc. los actos jurídicos se clasifican en solemnes y no solemnes.

los contratos litteris. Se dice en tal caso. antes que en la forma como esa manifestación de voluntad se realizaba. debiendo redactarse al efecto un instrumento denominado tabulae nuptialis y además. la forma verbal fue el medio corriente de expresión de voluntad. Los contratos verbales. etc. con su consentimiento. ya que la stipulatio no requería de la presencia de testigos.-) El desarrollo de la cultura. sin sujeción a formalidad alguna. tales como: 1)La donación entre vivos. Así. el acto jurídico no tiene valor para los terceros a quienes pueda afectar. que manifestaban su voluntad. En relación con los actos jurídicos. fueron sustituidos por los contratos consensuales como la compraventa o por los contratos reales como el mutuo. cuyo monto excediera de cierto valor. c)Solemnidades Publicitarias: son aquellas que se exigen para que los terceros que no hayan participado en el acto jurídico. sino como una forma constitutiva de ciertos contratos. En el derecho romano antigüo. o inclusión del deudor. pues el solo. Si no se cumple con las solemnidades publicitarias. en una etapa posterior al derecho antigüo. b)Solemnidades Habilitantes: que son aquellas que se exigen en razón de la incapacidad de la persona que va a celebrar el acto jurídico. dos causales influyeron en la caída en desuso de los negocios o actos jurídicos solemnes en el derecho romano. Se dice en este caso. que el tutor actúa mediante la auctoritas interpossissio. En el caso el tutor actúa interponiendo su autoridad. como la sponsio o la stipulatio.Con el andar del tiempo. La escritura una importancia muy secundaria. Así es como todos los contratos bilaterales o sinalagmáticos que se incorporaron al derecho romano. en el período clásico romano. 3)Para la transformación del cuncubinato en iustae nuptiae. que el acto les es inoponible. tengan conocimiento de él. ya no como medio de prueba. 2)El divorcio que exigía el envío de un cónyuge al otro de un libelo de repudio. no puede actuar en la vida jurídica. Sin el cumplimiento de esta clase formalidades. para la cual. la validez del negocio jurídico debía residir más bien en la intención de las partes contratantes. Si no se cumplen las solemnidades habilitantes. el mandato. fue que la escritura se utilizase como solemnidad de prueba. como la compraventa. requiere la presencia de su tutor. 9 . los romanos conocieron cuatro clases de solemnidades: a)Solemnidades de Existencia: que eran aquellos requisitos externos o formas que exige la ley para manifestar la voluntad y dar existencia a ciertos actos jurídicos (denominados solemnes). el acto no nace a la vida del derecho. la sociedad. Por ejemplo: las palabras solemnes en los contratos verbis o la escrituración en los contratos litteris. complementando con su presencia la relativa incapacidad del menor. se usaba la escritura. que exigió formas más simples de contratación. la regla general. Tienen por objeto habilitar a un incapaz para actuar en la vida del derecho. por ejemplo: la mancipatio modo solemne de transferir el dominio. ellas fueron: 1. Después. el acto es nulo. Por ejemplo el menor de edad impúber infantia maioris. 2. el arrendamiento. aquellos que se perfeccionaban por este pronunciamiento de palabras solemnes. En todo caso.-) La extensión de las actividades mercantiles . en el codex accepti et expensi del acreedor. como la expensilatio. admitieron la manifestación de voluntad. que consistía en la entrega de la cosa. la constitución de una dote. fue reemplazada por la traditio o tradición. Se la utilizó en la stipulatio como medio de prueba de ella y por una razón de conveniencia y utilidad. que se va a obligar en virtud de un contrato. se exigió la escritura para ciertos negocios jurídicos. Excepcionalmente y ya en la época republicana.

d)Solemnidades Probatorias: son aquellas que tienen por objeto probar la existencia del acto. entre las nociones de formalidad y solemnidad existe una relación de género a especie. En nuestro derecho actual. en nuestro derecho civil actual. sea para darles publicidad (formalidades de publicidad). para preparar su prueba (formalidades de prueba) o para subsanar ciertas incapacidades (formalidades habilitantes). 10 . la exigencia que plantea nuestro derecho civil de que determinadas obligaciones deban constar por escrito. las nociones de formalidad y solemnidad eran sinónimas. formalidades son ciertas exigencias externas o formas externas que exige la ley. Vale decir. las solemnidades son una especie de formalidad. de lo contrario para probar su existencia no se puede recurrir a la prueba de testigos. Por ejemplo. sea para manifestar la voluntad y dar así existencia a ciertos actos (solemnidades). Si bien para los romanos.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful