ANECDOTARIO DEL PENTATHLÓN

FOLLETO PRIMERO HOMENAJE AL PDMU EN EL 75 ANIVERSARIO DE SU FUNDACIÓN DE CÓMO FIRMARON SUS ESCRITOS Y DOCUMENTOS DISTINGUIDOS MIEMBROS DEL PENTATHLÓN. Dr. Jorge Hernández Ibarra DR. GUSTAVO BAZ PRADA El Dr. Gustavo Baz ha sido el gobernador más joven que ha tenido nuestro país. A la edad de 20 años, fue designado Gobernador Provisional del Estado de México. Fue menester aumentarle un año de edad para estar acorde con lo establecido en la ley. En aquellos momentos la situación política y económica del país era muy compleja; en ese periodo revolucionario, sobre todo entre los años de 1913 y 1916, todo escaseaba, faltaban alimentos y dinero, la plata estaba acumulada por la oligarquía, no circulaba. Varios líderes revolucionarios y gobernantes, para poder sobrellevar el problema, tuvieron la necesidad de emitir sus propios billetes: VENUSTIANO CARRANZA, PANCHO VILLA, que en las cuatro semanas en que fue gobernador de Chihuahua emitió las famosas “sábanas de Villa”, EMILIANO ZAPATA y también GUSTAVO BAZ. A esos billetes en todo el país, se les llamó “bilimbiques”. Los que fueron emitidos en el Estado de México, como lo podemos apreciar, tenían la firma de Gustavo Baz

1

Sin pretender ser un grafólogo, pues no tengo los conocimientos ni la preparación y experiencia para ello, aprecio en ese bilimbique, que la firma del Dr. Baz es de letra precisa, prudente. Los rasgos permiten leer con facilidad el nombre, era una caligrafía apegada a los cánones del sistema Palmer, sistema gráfico ya importante en aquellos tiempos.

Reverso del bilimbique La palabra “bilimbique” tuvo su origen en una mina norteña; en la mina Green de la Cananea Company. El pagador de la mina, un norteamericano llamado WILLIAM WEEKS, para que los mineros pudieran comprar alimentos y otros menesteres antes del día en que cobraban su salario, les proporcionaba unos vales, mismos que eran aceptados por los comerciantes de la región y que canjeaban por dinero en la empresa. Los trabajadores mineros, en su mayoría tenían dificultad para pronunciar las palabras inglesas, al referirse a los vales que les proporcionaba el pagador, y al pronunciar William o Willy decían “bili” y Weeks era pronunciado como “bique”. Con el tiempo la palabra fue bilimbique. Podemos decir en general que bilimbique, es un mexicanismo que significa: Billete usado como moneda, que fue emitido durante la revolución constitucionalista de 1913. Pasada la durísima época de hambre en el gobierno de Carranza, y la llegada de ALVARO OBREGÓN a la presidencia, su ministro de Hacienda, don LUIS CABRERA, empezó a retirar el papel moneda y buscó el regreso de la plata; circuló mucho el “tostón”, moneda con valor de cincuenta centavos, que tenía algo de plata. En el mismo gobierno de Obregón empezó a circular el oro, se crearon las monedas que conocemos como centenarios y otra moneda que se llamó azteca. Con los años la firma del maestro cambió y con bastante frecuencia usó la que muestro en la dedicatoria que me hizo en 1970, sobre la reproducción de la pintura que le hizo al óleo, Nefero, cuadro que pertenece a la pinacoteca Dr. Gustavo Baz, que reproduzco mas adelante. Asimismo, podemos apreciar los mismos rasgos en la firma, que aparece en la portada del folleto titulado “Datos biográficos del Dr. Gustavo Baz” escrito por el notable dramaturgo, historiador, periodista y poeta, Cronista de la Ciudad de México SALVADOR NOVO (1954). Ya la firma del maestro, es una alargada G con un rasgo caligráfico que identificamos con la palabra Baz. 2

3

4

DR. JORGE JIMÉNEZ CANTÚ Todos nosotros siempre hemos identificado con facilidad, la firma de nuestro Comandante “Ad vitam”. Las dos líneas verticales, cruzadas por otra oblicua, como lo podemos apreciar en el oficio que me expidió en 1946 y que considero una firma de estilo ligero, pero con un grafismo enérgico, preciso y con vitalidad.

5

Sin embargo, hay otra firma, que no fue común y es la que obra en la carta de recomendación fechada en 1952, que expidió a mi favor. Una línea corresponde a la “J” de Jorge. Otra línea vertical es la “J” con la palabra Jiménez, que es la que le continúa y luego la palabra Cantú. Todas ellas, ahora son cruzadas por otra línea, casi horizontal.

6

LIC. AGUSTÍN ARRIAGA RIVERA Muestro la firma de nuestro querido Agustín en documento enviado al Comandante General del Pentathlón en el año 2003. Su firma siempre fue un amplio garabato. Quizá imprime con ella su fuerte carácter, mismo que percibo en la fotografía que anexo.

En la fotografía se muestra la típica imagen reflejo de la personalidad del Lic. Agustín Arriaga Rivera; su mirada penetrante y enérgica, la faz seria y expresiva en la atención y frecuentemente de brazos cruzados sobre el pecho. Considero un conjunto que denota energía, firmeza en carácter fuerte y definido; pero difícil de descifrar, al igual que su firma.

7

8

DR. MANLIO HERNÁNDEZ HERNÁNDEZ

A la firma de mi Comandante el Dr. Manlio Hernández Hernández la califico como escueta, alegre y jovial, fluida, que revela el esparcimiento de su sencillez, de su gran espiritualidad. Sin lugar a dudas el “Herr Manlio”, ha sido el comandante más carismático que ha tenido el Pentathlón; el hombre de tranquila y grata mirada, notable conciliador, el hombre que nos prendía la flama del entusiasmo, el hombre serio y enérgico en el mando que al desplazarse por la Institución, siempre regó amistad. Su firma es el reflejo de esas cualidades.

9

ING. JORGE GILLING CABRERA

En el documento que expongo ante ustedes, enmarcado por las firmas de los integrantes del Estado Mayor General del Pentathlón de la Ciudad de México en 1956, señalo la firma de mi Comandante Gilling, que interpreto como la efigie de un grillito; sin antenas. Firma ligera, desigual en sus trazos pero con sentido práctico.

10

FEDERICO DINGLER

En esta galería de rúbricas de distinguidos pentathlónicos, sitúo también la de mi Comandante de la Zona del Pentathlón en Coahuila, Federico Dingler. La Zona me honró al designarme su representante ante el Estado Mayor General, y en el documento que se acredita, me sirve para señalar la firma de mi comandante.

11

CARICATURA DEL ARCHIVO

El destacado caricaturista nacido en Veracruz RAFAEL FREYRE, muy conocido como la “Ranita” Freyre, en varias ocasiones en sus caricaturas, con ese toque de genio que proyectó con sus pinceles y lápices, expuso la figura del maestro Baz. Aquí una muestra, que se publicó en un diario, con motivo del jubileo profesional del Dr. Gustavo Baz.

12

LA FOTOGRAFÍA DEL ARCHIVO

Acompañando al maestro Baz, se encuentran a su derecha el fundador del PDMU, Carlos Von Retteg, y a su izquierda el fundador y ex comandante general de la Institución, el Dr. José Urbano Blanchet Ceceña y el fundador piloto aviador Carlos Niño de Rivera. Atrás otro distinguido pentathlónico el Lic. Federico Bracamontes Gálvez.

A la “ranita” Freyre, también le hubiera gustado felicitar al PENTATHLÓN DEPORTIVO MILITARIZADO UNIVERSITARIO, en su 75 Aniversario. 13

1938
AÑO DE LA FUNDACIÓN DEL PENTATHLÓN DEPORTIVO MILITARIZADO UNIVERSITARIO
Primer Comandante de Inf. Instr. M.C. Jorge Hernández Ibarra Ex Jefe Nacional del PDMU. El año de 1938 fue muy nutrido en relevantes hechos. Les presentaré algunos de ellos que a mi juicio, fueron trascendentales y muy comentados en la época. Nuestro país contaba con un poco más de 18,000 000 de habitantes, de los cuales entre un 60 a un 80% de ellos, era analfabetos y un censo de la época, señaló que la Ciudad de México, tenía alrededor de 1,760 000 habitantes. El país en 1938 era gobernado por el Sr. Gral. LÁZARO CÁRDENAS (1° de diciembre 1934 al 30 noviembre 1939) y el Jefe del Departamento del Distrito Federal, lo era el Sr. JOSÉ SIUROB (del 3 enero 1938 al 23 enero 1939). Ya antes de 1938, “Tata Cárdenas” como así le llamaban al Sr. Presidente sus seguidores tarascos, los de Michoacán, había librado al país del cacicazgo callista.

General de División Lázaro Cárdenas del Río, nacido en Jiquilpan de Juárez, Michoacán (mayo 21 de 1895), era Presidente Constitucional de México, en el año de 1938.

14

Europa vive momentos cruciales y Alemania, que había reorganizado su gobierno en ese año, tiene planeado invadir y ocupar Checoslovaquia, hecho sucedido el 29 de septiembre. En marzo de 1938, las tropas de ADOLFO HITLER ya habían invadido Austria y las de MUSSOLINI lo habían hecho con la indefensa Etiopía, hechos que denotaban la proximidad de una guerra mundial. Las provocaciones del imperialismo nazifascista ya son insostenibles y nuestro gobierno en septiembre de ese año, colabora en la solución al “Caso Checoslovaquia”. En España en 1938, las fuerzas nacionales del generalísimo FRANCISCO FRANCO, afirman su preponderancia militar y política. México le manifiesta al descontentado con nosotros gobierno norteamericano, por aquello de la expropiación petrolera realizada en marzo, que ofrece suspender de inmediato a los países del Eje, el no poco suministro de materias primas, incluyendo el petróleo y sus derivados, no obstante que ese hecho afectaría a la economía mexicana. Ya antes de 1938, México se encontraba bajo gran presión política y económica provocada por los actos rebeldes de las empresas extranjeras, que obtenían el petróleo del subsuelo de nuestro país. Dichas empresas, las inglesas en un 60% y las norteamericanas, habían optado por una actitud rebelde al laudo emitido por la comisión laboral, que había favorecido a las reclamaciones de la clase obrera, por considerarlo de justicia. Las empresas petroleras gestionaron ante sus respectivos gobiernos, que les otorgaran protección a sus intereses. Suspendieron en el país, las ventas a crédito y retiraron de los bancos sus depósitos, lo que motivó una baja en la reserva monetaria y la fuga de capitales. El gobierno norteamericano suspendió la compra de plata a nuestro país. El 18 de marzo de 1938, a las 22 hrs. El Gral. Lázaro Cárdenas Presidente Constitucional de México, comunicó por la radio a toda la nación, que aplicaba a todas las compañías petroleras, la ley de expropiación de los bienes en nuestro país, por la actitud rebelde que manifestaron ante nuestro gobierno. Al día siguiente, el sábado 19 de marzo a temprana hora, firmaba el decreto de la expropiación, en defensa de la soberanía de la Nación. El 12 de mayo, el Gral. EDUARDO HAY Secretario de Relaciones Exteriores de nuestro país, entregó al Presidente Cárdenas, nota que fue enviada por el ministro de Inglaterra OWEN O´MALLEY, exigiéndole a México la inmediata entrega de la correspondiente cuota anual que pagábamos por las reclamaciones basadas en los daños causados a súbditos ingleses, por los actos revolucionarios. Asimismo, en ella insistía en la devolución de los bienes expropiados a la compañía petrolera “El Águila”, por considerar que había sido medida arbitraria. En respuesta a esas exigencias, nuestro gobierno optó por la suspensión de las relaciones diplomáticas con Inglaterra. En 1938 ya fue notoria la terminación de las llamadas “huelgas locas”, que realizaban algunos trabajadores, ocasionándole al país bajas en la producción y en las inversiones. En estos conflictos obrero-patronales participaban sobre unos 145,000 trabajadores, y en 1938 se redujo a unos 15,000. El 30 de marzo de 1938 Lázaro Cárdenas dio a conocer la reestructuración del muy discutido Partido Nacional Revolucionario que había sido creado por PLUTARCO ELÍAS CALLES, al que se le cambió el nombre, por el de Partido de la Revolución Mexicana 15

(PRM), asimilando a los obreros sindicalizados, campesinos y burócratas. De hecho, el presidente de la República se convierte en el presidente del partido, y obtiene de ésta manera, la suficiente fuerza para imponer a las personas que él juzgara convenientes, en los cargos públicos, incluyendo por supuesto el de la presidencia. Se decía que en México se ejercía la democracia; pero la democracia en donde había un solo elector: El Sr. presidente. Es también en 1938 cuando se manifiesta el poder que se le dio a la extrema izquierda, en el ramo de la educación. Vivimos una franca educación socialista a ciencia y paciencia del pueblo mexicano; nos inculcaron conceptos roji-negros de la URSS. Fueron muy comunes las elegías a LENÍN y otros líderes soviéticos. Me recuerdo que en las escuelas se suprimió el cantar el Himno Nacional y en su lugar entonábamos “La Internacional”, himno de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. En 1938 se pone fin al último levantamiento militar. El 15 de mayo por todos los medios de difusión, se dio a conocer la noticia de que el general potosino SATURNINO CEDILLO desde su rancho Palomas en San Luis Potosí, había resuelto sublevarse contra el Gobierno Constitucional de la República. El ex-secretario de Agricultura en una actitud de descontento y ambición política, que fue además alentado por las compañías petroleras recién expropiadas, murió en un combate. En agosto de 1938, el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica da por concluido el exilio, que durante nueve años dio al Lic. JOSÉ VASCONCELOS, figura relevante en la educación del país, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México y constructor del Estadio Nacional, centro deportivo preferentemente universitario, anejo a la cuna del Pentathlón Universitario. En noviembre de 1938 empezó la agitación política por la sucesión presidencial; se mencionó al Gral. MANUEL ÁVILA CAMACHO, Secretario de la Defensa Nacional, como el candidato más viable al cargo. También, el 20 de noviembre es fecha significativa, pues se terminó la construcción de piedra del monumento a la Revolución, y de inmediato fue el escenario para la celebración del vigésimo octavo aniversario de la gesta de 1910. En 1938, el pensamiento del Gral. Lázaro Cárdenas está muy bien consolidado. En uno de sus conceptos, da importancia y considera trascendental para el país, el que todos los hombres que asuman el Poder, cuiden al reconocer la legitimidad de otros países y de no aceptar a nuevos inversionistas, si se pone en peligro la soberanía de los mexicanos. Mi Gral. Lázaro Cárdenas, notable presidente de los mexicanos, falleció en la Ciudad de México el 19 de octubre de 1970, a causa de un melanoma facial. En 1938, la juventud universitaria se deleitaba con la armoniosa música del jazz interpretada por BENNY GOODMAN, que había triunfado en Nueva York, y se entonaban las canciones del compositor de moda “El Jibarito” RAFAEL HERNÁNDEZ, puertorriqueño radicado en México. Se leía en la revista norteamericana “Action Comics”, las aventuras del ahora ya legendario Superman, que había nacido en el planeta Krypton y en aspectos deportivos se hacia famoso internacionalmente, el boxeador norteamericano campeón de los pesos pesados JOE LOUIS, que en ese año derrotó al boxeador alemán 16

MAX SCHMELING. El atletismo se encontraba en su apogeo al igual que el fútbol americano, actividades que se practicaban en el Estadio Nacional. Se hablaba mucho de JOSÉ ENCISO ULLOA, “JOE CHAMACO”, brillante mexicano dos veces campeón mundial de billar, en la modalidad carambola a tres bandas. En noviembre de 1938, por primera vez en la historia del Panteón Civil (Panteón de los Dolores), se autorizó la transmisión a control remoto por la radio, para rendir homenaje a la memoria de CONCHITA JURADO, la mujer que durante el periodo de 1926 a 1931 y con 60 años de edad, había deleitado a la población de la Ciudad de México, al representar a CARLOS BALMORI como acaudalado empresario español, dizque compadre e íntimo del presidente de la República general ALVARO OBREGÓN, de NICOLÁS II de Rusia, ALFONSO XIII de España, TOMÁS ALVA EDISON y otros más, con las famosas “balmoreadas”, bromas que les hicieron a numerosos personajes de la política, funcionarios públicos, artistas de cine y teatro, amén de las numerosas bodas que contrajo con ingenuas damas. Todos ellos llamados: “puerquitos, mareados, tanteados, vacilados o balmoreados”. Los fundadores de nuestra Institución, se deleitaban con las jocosas lecturas del genial escritor español ENRIQUE JARDIEL PONCELA, en los inolvidables libros: “Amor se escribe sin H”, “Pero… ¿Hubo alguna vez once mil vírgenes?”, “Espérame en Siberia, vida mía”, “La Tournée de Dios” y otros más que escapan a mi memoria. Asimismo, con el desconcertante libro, preñado de datos científicos del Dr. ALEXIS CARREL, premio Novel de Medicina, titulado “La Incógnita del Hombre”. Y para cerrar con broche de oro con los libros novedosos de ese año, está “La Ciudadela” del reconocido escritor Dr. A. J. CRONIN, novela que relata el drama de los médicos y la medicina; pues se decía que aquel estudiante de medicina que no la hubiere leído, no sería médico. En América Latina es noticia la firma de la paz del tratado del Chaco, entre los países beligerantes Bolivia y Paraguay. En aspectos culturales, se aplaude la designación de Cronista de la Ciudad de México, al brillante y muy leído escritor don ARTEMIO DE VALLE-ARIZPE, cargo que desempeñó hasta 1961, por su fallecimiento.

Realizando el salto de longitud en el Estadio Nacional.

17

En el aspecto médico-científico, a nuestros fundadores les tocó vivir el inicio de la antibioticoterapia. El uso de la penicilina, descubierta en 1928 por Sir ALEXANDER FLEMING, con la que se empezaron a curar muchas infecciones que habían sido muy graves. Asimismo en 1938, le fue otorgado el Premio Nobel de Física, al investigador italiano ENRIQUE FERMI por sus brillantes trabajos que llevaron a la confirmación, de que bombardeando uranio se producían gran número de cuerpos radioactivos, lo que años después, contribuyó para el descubrimiento de la bomba atómica. Y por último, en una sala cinematográfica se proyectó una de las primeras películas en technicolor, la célebre: “Las Aventuras de Robin de los Bosques” (Robin Hood), protagonizada por el australiano espadachín ERROL FLYNN. DOS SIGNIFICATIVAS ESCUELAS EN LA INICIAL VIDA DEL PENTATHLÓN. Habiendo sido estudiantes de medicina los fundadores de ese grupo militarizado que surgió en 1938, gran parte de los cofundadores inmediatos que ingresaron a las filas del grupo unos días después, también fueron en su mayoría, estudiantes de la misma escuela. Acuden a mi memoria los nombres de algunos de ellos: CARLOS MOLINA OSORIO, JESÚS GÓMEZ PALIZA, HÉCTOR SÁNCHEZ NUÑEZ, RAFAEL IZQUIERDO IBÁÑEZ, JORGE CEBALLOS LABAT, GUSTAVO MUÑOZ MIRELES, EDUARDO LICEAGA, ALFREDO ISLAS BONI, JOSÉ LUIS CÁRDENAS y EUGENIO FORTUL. Algunos de ellos pronto solicitaron su baja porque no pudieron coordinar sus horarios escolares con las actividades del Pentathlón, otros no encontraron en la Institución lo que esperaban o pretendían; pero los que se quedaron contribuyeron a crear los fuertes pilares de lo que ahora somos. La ESCUELA NACIONAL DE MEDICINA de la UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO, en 1938 ocupaba el edificio situado en la muy importante Plaza de Santo Domingo, que durante el virreinato, había sido la segunda plaza más importante, por su gran tamaño, después de la Plaza Mayor, y en ella se encontraban los edificios de la Aduana y el del Santo Oficio.

18

Por esta preciosa plaza, infinidad de veces cruzaron nuestros fundadores para acudir a sus clases en la Escuela Nacional de Medicina. Tomando como punto de referencia el templo de Santo Domingo, situado en el lado norte de la plaza, fundado por los dominicos en 1526, aunque el actual santuario, que fue la tercera edificación, data de 1716 con su atrio orientado hacia el sur. El edificio de la Escuela Nacional de Medicina queda situado en lo que fueron las calles de Sepulcros y la Perpetua, cuyos actuales nombres son Brasil y Venezuela, frente al costado oriente de la iglesia. Otros notables edificios coloniales rodean la plaza: En la esquina noroeste, formada por las calles de Belisario Domínguez y Leandro Valle, está la capilla de la Expiación.

Capilla de la Expiación. En el costado poniente de la plaza está el Portal del Coliseo Viejo, mejor conocido como el “Portal de los Evangelistas”, porque ahí se instalaron los escribanos que prestaban sus servicios escribiendo a máquina en todo tipo de documento, hasta una amorosa carta que les solicitara alguna analfabeta muchacha. También, ahí se encontraban varias imprentas que hacían trabajos rápidos. 19

Estatua de doña Josefa Ortiz de Domínguez y al fondo el Portal de los Evangelistas. En la esquina del portal con la calle de Belisario Domínguez, se encontraba la cantina “Salón Madrid”, fundada en 1896 por GUILLERMO RONDANA. A esa famosa cantina que los estudiantes llamaban “La Policlínica”, acudían para celebrar el haber pasado un examen o para llorar la reprobada en alguna materia. Fue el importante lugar estudiantil donde se liberaban tensiones y se rescataban emociones. Ahí nuestros fundadores disfrutaron una copa de coñac, pues en aquel entonces aún no reinaba el whisky y el tequila se consideraba bebida corriente, además se tomaba antes de la comida; o bien, que era lo más común, el beber en un tarro, la exquisita cerveza de barril clara u oscura. Cosa muy significativa en la “Policlínica” fue, que nunca se vio a parroquiano alguno, en estado de ebriedad. En el costado oriente de la plaza, se encuentra un edificio de tezontle y cantería y que fue la Antigua Real Aduana de Santo Domingo y que en 1938 funcionaba como la Tesorería de la ciudad. En el costado sur, está un edificio de tres niveles construido en el siglo XVIII.

En 1938, en este edificio funcionaba la Tesorería de la Ciudad de México. 20

Señoreando la plaza, en el centro de la misma, la estatua de doña Josefa Ortiz de Domínguez, la Corregidora de Querétaro. El edificio que ocupó la ESCUELA NACIONAL DE MEDICINA, cuando estudiaron los fundadores del Pentathlón, fue construido en 1732 para que fuera el Palacio de la Inquisición. Nos remontamos al siglo XVI cuando el gobierno monárquico de los reyes católicos conformaron una institución que velara por sus intereses allende el Atlántico, así como la observancia de las reglas de la religión católica y que lo fue el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición, mismo que fue abolido por las Cortes de Cádiz el 22 de febrero de 1813, por ser ya incapaz para combatir el influjo de la Ilustración Francesa. Aunque un año después fue reinstalado por FERNANDO VII, y ser suprimido en forma definitiva el 31 de mayo de 1820. En 1822 el edificio albergó al Colegio Militar y más tarde fue utilizado para el Congreso General, después para el gobierno del Estado de México, tribunal de Guerra y Marina, escuela lancasteriana (método pedagógico en el que los alumnos más avanzados enseñaban a sus compañeros aritmética, escritura y lectura) y Seminario Conciliar. En 1854 parte del edificio fue comprado por la Inspección General de Instrucción Pública para ser ocupado por la Escuela Nacional de Medicina. En 1879 se le agregó un tercer piso que después fue demolido y renovado el edificio en 1930. En este edificio estuvo preso el libertador JOSÉ MARÍA MORELOS Y PAVÓN y por el vetusto portón bellamente labrado y claveteado, acceso al patio principal, cruzó el vate y estudiante de medicina MANUEL ACUÑA NARRO, quien se suicidó, en un cuarto que ahí rentaba.

21

El palacio de la Escuela Nacional de Medicina de la UNAM, tradicional sede del conocimiento de las ciencias médicas de nuestro país.

La Escuela Nacional de Medicina, la llamada “casa chata” de Santo Domingo, por tener una esquina ochavada (cortada), muestra en la parte superior de la fachada, el escudo del Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición. Acorde con las costumbres de aquella época, la Escuela de Medicina debería contar con un santo patrón y lo fue San LUCAS el evangelista, que la tradición cristiana lo menciona como médico. Se hizo una escultura de San Lucas en mármol de Carrara y en la

22

base del pedestal, se puso un letrero que dice: “Este Santo fue Médico”, escultura que originalmente se colocó en medio del patio y después en 1950, se colocó en el descanso de la monumental escalera. Entre los años de 1954 y 1956 la Escuela de Medicina se trasladó a Ciudad Universitaria, y el edificio pasó a ser el asiento de la Escuela de Enfermería, para después ser ocupado por la Academia Nacional de Medicina y Museo de Historia de la Medicina.

Ellos, nuestros fundadores, admiraron la imagen de San Lucas en el patio principal del edificio. A mi generación (46/51) ya nos tocó verla en la escalera principal.

En la escalinata señorea la estatua de San Lucas. Hemos traspuesto el majestuoso portón de la entrada al palacio de la Escuela Nacional de Medicina; nos encontramos frente al añejo patio principal rodeado por la bella arquería y al fondo, atrás de un arco pinjante (adorno que cuelga), está la entrada al 23

magno auditorio que lleva el nombre de GUSTAVO BAZ PRADA. A nuestra izquierda, está el suntuoso paraninfo de la Facultad, emblemático salón donde hizo uso de la palabra como maestro, como director y como miembro de número de las Academias de Medicina y de Cirugía, el maestro Baz. Ahí mismo, nuestros fundadores que terminaron la carrera, y generaciones que les sucedieron incluyendo la mía (46/51), presentamos cada “pasante”, el correspondiente examen profesional, ante un jurado constituido por tres sinodales (un presidente, un secretario y un vocal); examen oral que se realizaba por la noche y al día siguiente, era el examen práctico, ante un enfermo en el Hospital General o en el Hospital Juárez.

Paraninfo de la Escuela Nacional de Medicina. A nuestros fundadores les tocó vivir en el barrio universitario; todas las escuelas estaban cerca: La Escuela Nacional Preparatoria en la calle de San Ildefonso, enfrente, haciendo esquina con la calle de Argentina la Facultad de Leyes, en un edificio remozado al estilo neoclásico y que fuera parte del ex-convento de Santa Catalina de Siena, Odontología y la Escuela de Iniciación Universitaria (escuela secundaria) en la calle de Lic. Verdad. Ingeniería en la calle de Tacuba, en lo que fue el Palacio de Minería. Arquitectura en la calle de Academia, la Escuela de Economía en República de Cuba y en la calle de Justo Sierra, las oficinas de la Universidad Nacional Autónoma de México. También acudieron a los salones de billar, pues en esos años fue muy común acudir a ellos, dizque para activar la mente, relajarse de la diaria fatiga y tener un rato de esparcimiento. La modalidad de billar que se practicaba era la del billar inglés o pool, en mesa con troneras o buchacas, o bien la carambola en mesa sin buchacas. A media cuadra de la escuela, sobre la calle República de Venezuela, casi frente al costado norte del edificio de la Secretaría de Educación Pública, existió un pequeño comercio, más bien un “tendajón” o cuchitril, en cuya trastienda había un antro de juego de cartas y dominó, donde se apostaba; pero en la tiendita se preparaban exquisitas tortas de puro aguacate, de la variedad “criollo”, de cáscara delgada y superficie lisa, pues la variedad que ahora conocemos, la “hass”, esa de cáscara gruesa y superficie rugosa, no existía en la Ciudad de México. Y ya que andamos de antojos, a una cuadra de la escuela, nada más que del otro lado, casi en la esquina de Belisario Domínguez con Isabel la Católica, en el zaguán de una colonial vecindad y en pequeño “changarrito”, dos jóvenes y “bellisísimas” hermanas, confeccionaban “exquisísimas” tortas poblanas. Menudo doble disfrute el que tuvieron nuestros fundadores y pentathlónicos.

24

A la manera de colofón, cierro mi exposición, con un soneto del Dr. JESÚS FELIPE ROMÁN, de la Generación Médica 1946/51, escrito ex profeso para mi trabajo, un siete de septiembre del año dos mil trece.

MI ALMA MATER
Fuiste en mi vida inspiración sentida, llegar a ti, soñé cuando era niño, en plena juventud logré mi empeño y fui alumno, por fin, de Medicina. Me arropaste en tu seno y transformaste mi penar errante en cauto vuelo. Me enseñaste a volar al alto cielo e hiciste de mí… un profesante. Los años pasaron presurosos e inquietos, sesenta y siete ya son de nuestro encuentro. Toda una vida llena de recuerdos traigo hasta ti, ya sin temor ni recelos, para patentizarte mi amor, Alma querida Mater de mi… Facultad de Medicina . Dr. Jesús Felipe Román. La otra escuela es la ESCUELA NACIONAL PREPARATORIA, que a fines de 1938 y por muchos años fue el semillero del Pentathlón. De la población preparatoriana muchos pertenecimos a la Institución. La escuela está ubicada en la calle de San Ildefonso y el edificio fue construido a finales del siglo XVI para ser usado como casa de formación de los jesuitas y cuando fueron expulsados de todos los dominios españoles, en 1767, el edificio fue ocupado por el Regimiento de Flandes. En 1833, JOSÉ MARÍA LUIS MORA y VALENTIN GÓMEZ FARIAS, crearon ahí la Escuela de Jurisprudencia. Cuando la invasión francesa, fue cuartel de las tropas napoleónicas y es hasta el gobierno del Lic. BENITO JUÁREZ, cuando se crea la Escuela Nacional Preparatoria que dirigió GABINO BARREDA. En 1910 la escuela es incorporada a la Universidad. Dentro del edificio de San Ildefonso hay obras de alto valor artístico. El amplio salón llamado “El Generalito” tiene la sillería del Antiguo Coro del convento de San Agustín, obra de bien lograda maestría. En los muros de la escuela se encuentra plasmada la pintura mural heterogénea de brillantes pintores que impulsó el Secretario de Educación Pública JOSÉ VASCONCELOS. En la Escuela Nacional Preparatoria se inició el Muralismo Mexicano Moderno. Tenemos obras de JOSÉ CLEMENTE OROZCO, DIEGO RIVERA, DAVID ALFARO SIQUEIROS, JEAN CHARLOT, FERMÍN REVUELTAS, FERNANDO LEAL y RAMÓN ALVA DE LA CANAL.

25

Nostálgico patio que luce su conjunto de arcos y al fondo en las paredes, los murales del notable pintor José Clemente Orozco.

Mural al fresco ejecutado por Jean Charlot en la pared de la escalera; representa la masacre en la conquista de la gran Tenochtitlan.

26

Es incansable la admiración de nuestros murales; aquí notable exposición de José Clemente Orozco, realizada en 1926, en la pared norte del primer piso de la Preparatoria.

Terminamos el histórico recorrido de los planteles profesionales del Pentathlón, con la muestra del salón “El Generalito”, con la notable y bien tallada sillería que originalmente perteneció al Coro del Templo de San Agustín. La Escuela Nacional Preparatoria se ha caracterizado por tener en su planta a los mejores catedráticos del orbe nacional; ahí ilustraron a muchos pentathletas los brillantes y excepcionales maestros: DANIEL NIETO, SAMUEL GARCÍA RODRÍGUEZ, HÉCTOR

27

MURILLO, AGUSTÍN YÁÑEZ y el muy distinguido maestro, primer Cervantista de América, insigne literato y poeta don ERASMO CASTELLANOS QUINTO. Ahora les invito a que hagamos un ejercicio imaginativo y nos transportemos a la década de los 30, en la Ciudad de México. Los iniciados en ese grupo que realizaba ejercicios deportivo-militares en los amaneceres después del 9 de julio de 1938, cursaban la carrera de medicina entre el tercer y quinto año (eran seis años de estudio). El director de la escuela lo era el Dr. GUSTAVO BAZ PRADA (11 de octubre de 1935 al 21 de junio de 1938), periodo en el cual conoció a los inquietos fundadores del Pentathlón, iniciándose buenas y sanas relaciones, mismas que fructificaron en trabajar juntos cuando fue designado rector de la UNAM (junio 21 de 1938 a Dic. 3. de 1940). Todos ellos habían aprobado la temible materia de la Anatomía Humana (se decía que quien aprobaba esa materia ya era médico). La habían estudiado en el mejor texto, escrito en francés por Testut-Latarget, en cuatro tomos con un total de más de 5,000 páginas, por lo que cada día se leían un promedio de 50 páginas, para una clase que se impartía diariamente y en su mayoría a las 7 de la mañana. En 1938, todos ellos se encontraban haciendo prácticas hospitalarias; recordemos que la idea de formar el grupo, se inició en tres practicantes de la Cruz Roja Mexicana (LUIS SÁENZ ARROYO, CARLOS VON RETTEG y JOSÉ URBANO BLANCHET CECEÑA) y de que ARMANDO LEÓN BEJARANO no fue fundador, por encontrarse ese día de guardia en el Hospital Juárez. A nuestros antecesores pentathlónicos, les tocó cursar una cruel materia titulada “Cirugía de perros”; se practicaban intervenciones quirúrgicas en perros y obviamente los alumnos tenían que llevar el animal. El lugar donde podían encontrar perros callejeros era en el mercado de La Merced, enorme centro comercial cercano a la Escuela de Medicina. Capturaban al perro y corrían de inmediato a la escuela, porque si los locatarios del mercado los descubrían, los correteaban y les lanzaban piedras. Afortunadamente pronto se suspendió esa despiadada y casi nada útil materia. Las clases importantes de la carrera por lo general eran muy temprano, lo que motivó a nuestros fundadores, a iniciar sus actividades pentathlónicas también muy temprano: La cita para iniciar los ejercicios fue a las 5.45 Hrs., y terminar a las 6.45 Hrs. Quince minutos era tiempo suficiente para trasladarse en el autobús (“camión” en aquellos años) del Estadio Nacional o del Bosque de Chapultepec, al barrio estudiantil o a los hospitales. Yo me recuerdo que en 1943 cuando ingresé a la Escuela de Reclutas, en 15 minutos me trasportaba del Cuartel General en Sadi Carnot 70 de la Colonia San Rafael, a la Escuela Nacional Preparatoria en el Centro. Así de fácil y rápido se movía uno en la Ciudad de México. Todos los acontecimientos que he narrado y otros que escapan a mi flaca memoria, así como la descripción de los edificios universitarios, forman un hermoso marco al año de 1938, en cuyo 9 de julio doce estudiantes de medicina, iniciaron sus prácticas deportivomilitares y tiempo después conformaron toda una doctrina. Pensamientos y acciones de alto nivel en beneficio de nosotros mismos y por ende de nuestra patria. Hechos y pensamientos que son toda una realidad que ahora se llama: “PENTATHLÓN DEPORTIVO MILITARIZADO UNIVERSITARIO”.

28

LA FOTOGRAFÍA DEL ARCHIVO

El maestro Dr. Gustavo Baz Prada, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, en el paraninfo de la Escuela Nacional de Medicina, dicta una conferencia ante los miembros de la Academia Nacional de Medicina, de la que fue miembro de número, además de su brillante presidente.

29

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful