EL CALIBRE DE LOS FRUTOS CÍTRICOS: GUÍA DE MANEJO

Guía elaborada por el grupo de trabajo de cítricos del Servicio de Desarrollo Tecnológico del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias.

I- INTRODUCCIÓN: CALIDAD DE LOS CÍTRICOS
La ”CALIDAD” en los cítricos viene determinada por un compendio de calidades: calidad organoléptica, calidad microbiológica, calidad nutritiva y calidad comercial. La calidad comercial está regulada por el Reglamento (CE) nº 1799/2001 de la Comisión de 12 de septiembre de 2001, por el que se establecen las normas de comercialización de los cítricos (modificado por los Reglamentos nº 2010/2002 y 2173/2003 de la Comisión), el cual se aplica en la Comunidad Valenciana a través de la Orden de 4 de septiembre de la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación por la que se especifican las condiciones mínimas de calidad para la comercialización de frutos cítricos en fresco. Estas normas hacen referencia a ciertos aspectos de la calidad de mandarinas, naranjas y limones como son: aspecto externo, contenido en zumo, índice de color, índice de madurez y calibre. La calidad debería ser un equilibrio de los cuatro aspectos mencionados que la conforman; sin embargo, en la realidad viene determinada de una forma muy acusada por el calibre de los frutos, que marca el precio final que percibe el agricultor.

Foto 1: Medición del calibre del fruto en laboratorio con un pie de rey digital.

Hay que resaltar sin embargo que no existe ninguna relación entre mayor calibre y mayor calidad nutritiva u organoléptica; de hecho es sabido que los frutos de mayor tamaño tienen cortezas más gruesas y en general más bastas, y un menor contenido en zumo. Por ejemplo, en la tabla siguiente se muestra cómo se relacionan estos parámetros para clementina Fina:
Diámetro mm % corteza % zumo Adaptado de Agustí et al. 2003 45 32.8 44.8 55 39.5 43.0 65 42.5 42.6 70 46.9 39.1

También es importante destacar que no siempre un mayor calibre va unido a un mayor precio y así, como ejemplo, en el caso de las clementinas, sin distinguir variedades, en algunas liquidaciones de la campaña 2010-2011 los calibres más rentables, ordenados de mayor a menor precio, fueron: 1ª(58-74 mm); 2ª(54-58 mm); 3ª(50-54 mm); gordo(>74 mm) y pequeño(<54 mm). En naranjas el orden resultante fue diferente: 1ª(77-94 mm); gordo(>94 mm); 2ª(70-77 mm); 3ª(64-70 mm) y pequeño (<64 mm).

Foto 2: Calibradora de frutos. Este es uno de los modelos que se utilizan en la recepción de los frutos que llegan al almacén de muchas cooperativas. Permite clasificar los frutos en base a su calibre y/o defectos. Los frutos se van vertiendo en la mesa de tría (parte derecha), posteriormente pasan por la zona de calibrado (cazoletas del fondo) y finalmente vuelven a ser recogidos a su paso por la cinta transportadora de la izquierda. La mesa de tría suele estar separada en dos partes, en una de ellas se dejan los frutos sanos, y en la otra, el personal experto va separando todo el destrío. Los datos, tanto de distribución de calibres como de porcentaje de destrío, son almacenados en un ordenador. Este modelo concretamente, separa los frutos en base a su peso (g/fruto) y permite diferenciar hasta 10 calibres diferentes.

Sería interesante que, en las clasificaciones por calibres para establecer las liquidaciones correspondientes, se hiciera distinción entre las distintas variedades de clementinas. De este modo, no se perjudicaría a las variedades que per se tienen siempre calibres inferiores y que en ocasiones son de igual o superior calidad organoléptica. Mantener una misma clasificación y por tanto igual liquidación para todas las variedades de clementinas puede provocar el abandono del cultivo de variedades que tienen menor tamaño aunque superen en calidad organoléptica. Si bien es cierto que la apariencia externa (y en ella está incluida el calibre del fruto) es, en primera instancia, uno de los factores que más inciden en la decisión de compra del consumidor, la estrategia de mercado una vez captado éste no habría de quedarse ahí, sino dar un paso más. Además de ofrecerle esa calidad externa se le debería asegurar sobre todo la calidad interna (madurez y sabor), de tal manera que el consumidor no dudase en su decisión de seguir comprando cítricos (mantenimiento de compra). No obstante todas las consideraciones anteriores, es bien cierto que el calibre de los frutos es un factor de gran importancia en la determinación de la rentabilidad de la explotación.

Foto 3 : Calibración de frutos de la variedad ‘Valencia Late’.

05) . Posición del fruto: tipo de brote en que se encuentra. En un año de baja cosecha se producirá un número reducido de frutos de gran calibre y en general de mala calidad comercial. Competencia entre órganos en desarrollo. perjudicando la cosecha del año posterior (Gambetta et al. mandarina ‘Montenegrina’ en el sur de Uruguay (cosecha 2003).. (Gambetta et al. Cosecha Nº de frutos/planta Floración siguiente Brotes/100 nudos Flores/100 nudos 1002 a 509 b 163 c 24 b 25 b 69 a 2c 9b 64 a Letras distintas en una misma columna representan diferencias significativas (p<=0. Uno de los factores más importantes en la determinación del calibre es la carga de cosecha. Prácticas culturales: riego. 1999). pluviometría. naranja ‘Valencia’ en dos departamentos de Uruguay ( Ferenczi et al. patrón.Factores que influyen en un buen calibre El conseguir buen calibre en los frutos viene determinado por un amplio número de variables que podríamos agrupar en: Factores endógenos Genéticos: cada variedad tiene un calibre característico. 2005). Factores exógenos Ambientales: temperatura. Figura 1: Relación entre el número y peso promedio de frutos en poblaciones de diferente productividad.(Figura 1). suelo. Cuadro 1: Influencia de la carga de fruta en la intensidad de brotación y floración siguiente. Si la cosecha es abundante tendremos por contra un calibre reducido (Ferenczi et al. etc.. 2005) (Cuadro 1).. 1999). fertilización.. produciéndose un agotamiento del árbol con la consiguiente reducción en la brotación y en la floración siguiente.

Cultivo protegido: En este apartado se hablará en concreto de cubiertas de malla y acolchado del suelo.corregir la vecería de manera que se incremente el calibre de los años en los que la cosecha es abundante. pero en cuanto al calibre del fruto. Aclareo y auxinas de síntesis: Una técnica de cultivo muy utilizada en diversas especies frutales para incrementar el tamaño final del fruto es el aclareo. tanto manual como químico. Poda: Esta práctica cultural en lo que respecta al calibre persigue dos fines: .Este patrón de año de alta y baja cosecha ocurre en muchas variedades. En este momento se puede actuar para aumentar o reducir el número de flores previsto.Aplicaciones de urea para incrementar la floración cuando se prevé que ésta va a ser escasa. El acolchado incrementa el desarrollo del árbol y su productividad.Aplicaciones de ácido giberélico para reducirla en el caso contrario. En lo que se refiere al tamaño de fruto se ha demostrado que éste se incrementa respecto del mismo cultivo al exterior. las conclusiones son diversas. En el periodo de reposo invernal es cuando se produce la inducción y diferenciación floral. Para ello hay dos posibilidades: . por lo que tan sólo se hablará de aclareo manual. la aplicación de auxinas de síntesis aumenta la capacidad sumidero de los frutos y se logra aumentar el tamaño de los mismos sin necesidad de realizar aclareos. . El objetivo de esta guía es conseguir un manejo óptimo del cultivo de los cítricos incidiendo en aquellas prácticas que lleven a conseguir una estabilidad productiva y con buenos calibres en los frutos. Prácticas de cultivo que influyen en el calibre Las prácticas de manejo de cultivo sobre las cuales se va a incidir en esta guía son: Tratamientos invernales: ácido giberélico. . .eliminar ramas de poco vigor que producen frutos de bajo calibre. La malla ejerce una influencia positiva sobre el cultivo de cítricos en relación a varios aspectos. urea. Rayado: Practicado al final de la caída fisiológica de frutos (a principios de julio) se consigue un aumento del calibre de los frutos del árbol. Por otra parte. Actualmente no existe ningún producto autorizado en la UE para aclareo químico en cítricos.

Las recomendaciones de riego tendrán en cuenta las características particulares de la plantación (tipo de riego. tipo de suelo. Fertilización: Su finalidad es evitar que se convierta en un factor limitante para el cultivo de modo que no se produzcan deficiencias de elementos minerales que podrían afectar al crecimiento del fruto.Material vegetal: Es de suma importancia la elección de un material vegetal sano y certificado para conseguir una cosecha de calidad. En otras ocasiones la falta de calibre de la fruta se produce en años alternos a causa de la alternancia de cosechas en variedades veceras como ‘Salustiana’. marco de plantación…) de manera que se eviten las situaciones de estrés hídrico. Época de recolección: La fecha de recolección puede constituir una herramienta útil a emplear en variedades alternantes. Algunos patrones inducen un menor tamaño en la fruta de la variedad injertada sobre ellos. mientras que en variedades como ‘Ortanique’ los frutos habitualmente consiguen calibres grandes sin dificultad. a otras como clementina ‘Fina’ o ‘Beatriz de Anna’ les ocurre todo lo contrario. Riego: Se trata de una práctica de cultivo limitante de la productividad de los cítricos y sin duda de gran importancia en la determinación del tamaño final del fruto. es el caso de Citrus macrophylla. por ejemplo el mandarino ‘Cleopatra’ y otros lo aumentan respecto del patrón de referencia. Algunos ensayos demuestran que atrasándola o adelantándola se puede reducir o aumentar la floración de la primavera siguiente. edad del arbolado. En los siguientes epígrafes se estudiará en profundidad cada una de estas prácticas de cultivo y su aplicación con respecto a la mejora del calibre de los frutos. . Así. la condición genética de cada variedad limita en gran medida el tamaño final que puede alcanzar el fruto en el árbol. Por otra parte. citrange ‘Carrizo’. En la elección del material vegetal se prestará atención por una parte al patrón y por otra a la variedad. las cuales afectan en gran medida al tamaño final del fruto.

Madrid. Alberti y A. G. 2003. España. Martinez-Fuentes. V. Osb. Peixca y Alimentació. 2000. Conselleria D’Agricultura.citrusaustralia. M. A. Pardo..au/aspdev/resources/documents/FruitSizeManagementG uidePart1. Gravina. Ferenczi. M. “Fruit Size Managment Guide.com. Gambetta.. Nº 21:4p.. C. Gravina. Gambetta. G. Departamento de producción vegetal. A. H. Montevideo.pdf . y . An Australian Citrus Growers Publication”. M. III (1): 51-57. Agrociencia. Franco. Arbiza.Bibliografía Agustí. “Comportamiento productivo y manejo diferencial en cultivares de cítricos”. A. Agustí. Generalitat Valenciana. Mesejo. “Crecimiento del fruto. Espino. 2009. Série Divulgació Técnica. G. En: Memorias II simposio Investigación y desarrollo tecnológico en Citrus. Citricultura. Mariano. y J. Febrero 2010. J. E. Cuajado y desarrollo de los Frutos Cítricos. Almela V. Ediciones Mundi-Prensa.. 2005.... y A. Gambetta. 1999. Uruguay. “Comportamiento fenológico y mejora del tamaño en mandarina Montenegrina”. Facultad de agronomía. http://www. Gravina. tamaño final y productividad en naranja 'Valencia' (Citrus sinensis L. CD..) con la aplicación de ácido-diclorofenoxipropiónico”.

El descenso en la cosecha. 2000). para de este modo. de este modo. a niveles por encima de los de una producción considerada normal. Importancia del riego y del abonado El manejo del riego y de la nutrición pueden ayudar a reducir la magnitud de la alternancia de cosecha. Las técnicas de cultivo adecuadas para mejorar la producción y calidad de los frutos irán dirigidas. . En los agrios. no es el único problema que plantean las variedades alternantes. (Agustí. durante el año "on" se debe aumentar. impide la obtención de cosecha. conseguir la formación de órganos de reserva (ramas y hojas fundamentalmente) necesaria para conseguir una buena floración al año siguiente.TRATAMIENTOS INVERNALES Y TAMAÑO DE LOS FRUTOS CÍTRICOS La alternancia de cosechas es un fenómeno frecuente en muchas variedades de cítricos. Por el contrario. la presencia de flores abundantes que darán a su vez una cosecha abundante. y juega un papel importante en la determinación de la producción y calidad de los mismos. 1997). se aumentará la formación de brotes vegetativos. Tanto el exceso de calibre como el defecto resta valor comercial al fruto. se puede intentar aumentar la brotación vegetativa durante un año "on" para. Un suplemento de agua de riego y de fertilización potásica y nítrica durante el verano de un año "on" agotará menos el árbol y no se reducirá tanto la producción del año siguiente. Durante un año de poca cosecha (año "off") se deben reducir el riego y la fertilización a niveles por debajo de los de una producción considerada normal. (Wheaton. a conseguir este equilibrio. iniciándose de este modo un ciclo de alta (año "on") y escasa producción (año "off") que definen el término de alternancia de cosechas. el control que el fruto ejerce sobre la floración puede llegar. Los años de escasa producción los frutos suelen ser muy grandes y de corteza basta y rugosa. En general. que no es más que la fuente de reservas para el exceso de floración del año siguiente. La ausencia de flores en estos casos. el riego y el abonado. a reducirla drásticamente. el equilibrio estará en obtener producciones óptimas y regulares todos los años que maximicen el porcentaje de frutos con calibres comerciales. y la consiguiente ausencia de frutos permite.II. Intervenir sobre la brotación vegetativa En general se puede romper la alternancia de la producción reduciendo durante un año "off" la brotación vegetativa. uno de cada dos años. por tanto. en la floración siguiente. en consecuencia. De este modo. teniendo además especial cuidado en el control de plagas. mientras que en los años de elevada producción suelen ser de poco calibre. El nivel de potasio en hojas desciende mucho cuando es utilizado para el desarrollo de los frutos. reducir el exceso de brotes vegetativos. en algunas especies y variedades como la ‘Valencia Late’.

de modo que un aumento en el nivel de giberelinas reduce la floración. provoca una mayor síntesis de giberelinas que reducirá la floración de la primavera siguiente. . Para Agustí (2000) esta inducción se debe a que las bajas temperaturas del invierno reducen la actividad radicular y. y en consecuencia. En esta variedad coexisten los frutos con la floración para la campaña siguiente. la inducción de la floración de primavera. inducen la formación de flores. Foto 4: Fructificación del naranjo ‘Valencia Late’. la cosecha.Reducir o aumentar la floración La reducción de la producción se puede realizar de dos formas diferentes: bien eliminando el exceso de producción por medio del aclareo de frutos y las podas. El estrés hídrico juega igualmente un importante papel. permitiendo. la induce. Por ello. (1998) también indican que la inducción de la floración por bajas temperaturas está acompañada de una reducción en el nivel de giberelinas endógenas. por tanto. La floración de los cítricos es un fenómeno complejo que está influido por una serie de factores endógenos y exógenos. Éstas tienen una relación inversa con la floración. para aumentar la floración de un año “off” se puede recurrir al rayado de ramas o a la aplicación foliar durante la época de reposo invernal de urea o fosfito potásico. (El Otmani y Lovatt. Entre los factores exógenos. Goldschmidt y col. cosechar temprano reduce la inhibición de la floración. es por lo que una cosecha abundante. Se señala por tanto. ante su ausencia. o un tiempo largo de permanencia de los frutos en el árbol. Los frutos sintetizan giberelinas. las bajas temperaturas y el estrés hídrico. siendo suficientes de 40 a 60 días en condiciones de estrés para promover una floración (Southwick y Davenport. Las giberelinas endógenas juegan. Entre los factores endógenos. por tanto. Por el contrario. 2004). la síntesis de giberelinas en las raíces así como su transporte hacia la copa. bien utilizando técnicas de reducción de la floración. es fundamental el papel de las giberelinas. 1986). mientras que un nivel bajo de las mismas. el reposo vegetativo como el periodo de mayor sensibilidad de los cítricos a los procesos de inducción floral. un papel muy importante en la inducción de la floración.

siendo máxima entre finales de noviembre y mediados de diciembre. 1996). es más difícil de acertar el momento adecuado para la realización del tratamiento. Un dato a tener en cuenta.. En muchas ocasiones lo que se produce es una redistribución de la brotación de primavera. no siempre esta reducción conlleva una menor producción. las aumentarán. El segundo periodo de sensibilidad al GA3. la dosis a emplear se reducirá a 10 ppm como máximo. o no se realizará este tratamiento y se recurrirá a otro tipo de técnicas. mixtos y campaneros) y reduciendo el de brotaciones sin hojas (ramilletes de flor y flor solitaria). .De todo lo expuesto concluimos que la inducción de la floración de primavera se produce durante la época de reposo invernal. En este caso la dosis a emplear sería de 10 ppm. En este caso. importante para el buen cuajado y desarrollo del fruto (Erner y Shomer. El primero de ellos es durante la época de reposo invernal. por lo que no se reduce el número de frutos cosechados (MartínezFuentes y col. No obstante. según convenga. y aumentar o reducir. en el caso de variedades tardías. el ácido giberélico puede retrasar el proceso de coloración de los frutos. como el manejo de la poda o aclareos de frutos para reducir la producción. 1. aumentando el número de brotaciones con hojas (brotes vegetativos. esta etapa es la más adecuada para manejar el destino final de las yemas. sin embargo. consecuentemente. Por ello. Este efecto es mayor cuanto mayor es la dosis de giberélico aplicada. mientras que las aplicaciones de urea foliar o fosfito potásico. Los brotes mixtos y campaneros favorecen el desarrollo de los frutos puesto que sus hojas son una fuente de energía. aplicaciones de GA3 a 20-30 ppm reducirán la floración de primavera y. En variedades en las que pueda ser un problema el retraso en el cambio de color. este periodo es mucho más corto que el anterior y dado que las brotaciones no suelen ser homogéneas en una misma parcela. Las aplicaciones durante esta época de ácido giberélico (GA3) reducirán el porcentaje de yemas florales. De esta manera se consigue un aumento del cuajado espontáneo.. el porcentaje de yemas florales. 2004). En estos casos el tratamiento con ácido giberélico no reduce la producción. En este caso. la producción. es el hecho de que la época de tratamiento coincide con la cosecha presente en el árbol. El tratamiento invernal con ácido giberélico reduce la floración. coincide con el momento de hinchado de yemas y hasta una longitud máxima de los brotes de 3 mm (Agustí. 2000). pero mejora en cambio el tamaño de los frutos y aumenta la proporción de calibres comerciales.APLICACIONES FOLIARES PARA REDUCIR FLORACIÓN Para reducir la floración hay dos momentos de mayor sensibilidad a las aplicaciones de ácido giberélico.

Numerosos estudios evidencian el efecto que tienen las aplicaciones invernales de urea foliar o fosfito potásico en el aumento de la floración y. La aplicación foliar de urea baja en biuret a razón de 0. pueden ser críticos en la respuesta del árbol a estos tratamientos (Ali y Lovatt. 2. 1994. el GA3. producen un aumento del número de frutos y. . de la producción. Rabe. o la de fosfito potásico (0-28-26) al 0. 1998 b. El Otmani y col. y los frutos no llegaron a alcanzar la coloración típica de la variedad.APLICACIONES INVERNALES PARA AUMENTAR LA PRODUCCIÓN. como consecuencia. si bien la época de aplicación y otros factores como la variedad. la ubicación geográfica. etc. el estado nutricional del árbol.5% de N por 100 litros de caldo. por lo que se pueden considerar una buena estrategia para incrementar la producción sobre todo en los años en los que se espera una baja cosecha. Para aumentar la producción de un año "off" (de poca cosecha) se puede recurrir al rayado de ramas o a la aplicación durante el reposo invernal de urea foliar baja en biuret o de fosfito potásico. Estos retrasos se prolongaron hasta la recolección.. de la variedad ‘Nadorcott’. situados en la parte superior del árbol no quedaron afectados por el tratamiento. de la producción. Fotos realizadas 3 semanas después de un tratamiento con GA3 realizado 16 diciembre 2010. mientras que en los situados en la parte inferior.15% aplicados en invierno durante la época de inducción e iniciación floral.Foto 5: Retraso en el cambio de coloración del fruto a consecuencia de un tratamiento invernal con ácido giberélico. aplicado a 30 ppm produjo retraso en el cambio de color.. 2000. 1994). Obsérvese cómo los frutos. consecuentemente. 1998 a.

los tratamientos con urea foliar o fosfito potásico incrementaron tanto la producción total (gráfico 1) como la de calibres comerciales (tabla 1).3. o fosfito potásico (0-28-26) al 0. La combinación de tratamientos fue la siguiente: GA3 a 24 ppm. Fotografías superior e inferior izquierda: árbol tratado con GA3 en diciembre de 2007.E.45% de N. COMBINACIÓN DE TRATAMIENTOS PARA AUMENTAR Y REDUCIR LA PRODUCCIÓN. Fotografías superior e inferior derecha: árbol no tratado. en años alternos. previo a la floración de un año “off”. aplicados en el invierno previo a la floración de un año “on” y urea foliar. previos a la floración de un año “on” y de urea foliar (0. exenta de biuret.A. Fotos de 6 a 9: Aspecto de los frutos de la variedad ‘Valencia Late’ durante el cuajado: Fotos realizadas el 23 de mayo de 2008.5% N) o de fosfito potásico (0-28-26 al 0. al 0. de ácido giberélico (20-30 ppm). se puede recurrir al uso combinado.15 %.15%) previos a la floración de un año “off”. pero se consiguió incrementar la producción de calibres comerciales. Experiencias realizadas por el Servicio de Desarrollo Tecnológico (E. de Carcaixent) con la variedad ‘Valencia Late’ (datos no publicados) en una parcela extremadamente alternante situada en Oliva (Valencia). . Durante la época de reposo invernal. resultaron insuficientes para corregir completamente la alternancia. En los años de baja cosecha (años “off”). en parte. Ambos tratamientos son un buen paquete para paliar. los efectos que la alternancia de cosechas ejercen sobre la calidad de los frutos.

Consecuencia de ello. pero incrementó el peso medio de los frutos (gráfico 2) aumentando la producción frutos con calibres comerciales. previo al año "on". números seguidos de letras distintas. (tabla 1) Gráfico 1: Efecto de la combinación de tratamientos invernales. en años alternos. año "off" GA3 (24 ppm).15%) previos al año "off" y GA3 (24 ppm). con Urea foliar (0. sin embargo.45% N) o Fosfito potásico (0. la aplicación de GA3 no redujo la producción.15%. mayor calibre que los procedentes de brotaciones sin hojas. en los años de alta cosecha (años “on”). Éstas tuvieron mayor capacidad de cuajado y.s. sin tratar Urea (0. en la produción (Kg/árbol) de la variedad de naranja 'Valencia Late' 250 Kg/árbol 200 189 150 150 b 189 a 197 a 168 ab 173 a a 100 100 a 100 a 87 a 90 a 50 68 b 38 b 0 2005 Año "off" 2006 Año "on" GA3 2007 Año "off" 2008 Año "on" GA3 Testigo. produjo una redistribución de la floración aumentando la proporción de brotaciones florales con hojas (flores mixtas y campaneras). Para un mismo año. los frutos procedentes de las mismas. el GA3 no redujo la producción de los años “on”. año "on" Fosfito potásico 0.05. del 0. indican diferencias estadísticamente significativas .45% N). año "on" Separación de medias por prueba Duncan al n. año "off" GA3 (24 ppm).Por otra parte.

"on" 80.9 a 50.15%).9 a 2007 .1 b 102. año "off" GA3 (24 ppm).15%)."on" Testigo.9 a Separación de medias por prueba Duncan al nivel de significación del 0.1 a 111. indican diferencias estadísticamente significativas . Gráfico 2: Efecto de la combinación de tratamientos invernales. año "on" 2005 . en el peso medio (g/fruto) de la variedad de naranja 'Valencia Late' 250 200 208 a Gramos/Fruto 197 b 203 ab 206 a 202 a 199 a 168 168 157 b 150 137 a 141 a a a 100 123 b 50 0 2005 .1 b 64.6 a 53.45% N) o Fosfito potásico (0."off" 40.3 a 2006 .2 b 44. previo al año "on".15% previos a un año “off” (2005 y 2007) y GA3 (24 ppm) previo a un año “on” (2006 y 2008). sin tratar "Urea (0."on" 20. año "on" Separación de medias por prueba Duncan al n. cifras seguidas de letras distintas. año "off" GA3 (24 ppm). del 0. año "on" Fosfito potásico (0.s.Tabla 1: Producción total (kg) de calibres comerciales. en años alternos.05. En un mismo año."off" 2006 .15%) previos al año "off" y GA3 (24 ppm). con Urea foliar (0. año "off" GA3 (24 ppm).7 a 62."off" 2008 . sin tratar Urea (0. TRATAMIENTOS Testigo.7 b 46.05. año "on" "Fosfito potásico (0.43 a 2008 . cifras seguidas de letras distintas indican diferencias estadísticamente significativas.45% N). año "off" GA3 (24 ppm). Para un mismo año."on" 2007 .45 % N) o fosfito potásico (0-28-26) al 0. (entre 160 y 245 g/fruto) de naranjas ‘Valencia Late’ tratadas durante un ciclo de 4 años con la combinación de tratamientos: urea foliar (0.45% N)."off" 19.

recomendando. el peso seco de las mismas. En Australia. esta práctica como método para reducir la alternancia. su contenido en nitrógeno y la producción total. dos aplicaciones de GA3 a 25 ppm.. También aumentó la producción de calibres con diámetro superior a 51 mm (El Otmani y col. entre abril y mayo (octubre-noviembre en nuestro hemisferio). en un experimento. tanto por haber aumentado el número de frutos. Gallasch (1978). Esta reducción se atribuyó al hecho de haber realizado la aplicación durante la época de iniciación floral. A continuación se resumen algunos de los estudios realizados por diversos autores con relación a los tratamientos invernales: La aplicación en noviembre de GA3 (10 ppm) en solución ácida a la variedad 'Mineola' redujo en un 15% la producción del año siguiente (Greenberg y col. 1994). sin embargo. el número de frutos total y el número de frutos de tamaño comercial durante tres años consecutivos.5% de N) en los meses de otoño . 2004a). entre junio y julio (nuestro diciembre-enero) previos a una floración "on". por lo que la producción final no varió. Cuando se bajaba el pH de la solución a 6 se incrementaba el contenido en N de las hojas y la producción acumulada. como por haber aumentado su tamaño.invierno aumentó la floración y la producción de naranjas (Albrigo. aplicando GA3 a 25 ppm en junio-julio (diciembre-enero en el Hemisferio N). Para estos autores. 1998 a. El efecto de bajar el pH de 7. En conjunto.6 kg por 100 litros aumentó la . 1999. 1977). como su uso combinado según se trate de una año de baja o alta producción. En ‘Washington Nável’ aumentó el cuajado. La única característica del fruto que quedó afectada fue el color de los frutos presentes en el árbol en el momento del tratamiento. En Clementina ‘Cadoux’ la aplicación de urea del 46% de N a razón de 1 kg por 100 litros aumentó la superficie de las hojas.ANEXO Existen numerosas referencias bibliográficas que avalan los tratamientos invernales para el manejo de la producción tanto en su uso como tratamiento único para aumentar o reducir la producción de los años “off” y “on” respectivamente. Igualmente en esta variedad. al final. pues el GA3 produjo reverdecimiento. 1988) y de clementinas (El Otmani y col. (Moss y Bevington. pero esta reducción fue compensada. Sin embargo.6 a 6 era similar al de añadir a la solución correctores de zinc y manganeso. y en otro. urea del 46% de N aplicada a dosis de 1 ó 1. En este último caso consiguió reducir el porcentaje de frutitos. no redujo la producción. separadas una de otra tres semanas y realizadas. La aplicación foliar de urea (0. 1998b). no siempre se consiguen los efectos deseados. 1994). en definitiva. Lovatt y col.. todos los tratamientos redujeron la cosecha del año “on” pero solo algunos eliminaron prácticamente la alternancia. redujeron parcialmente la floración y el número de frutos de ese año en un 22% y aumentaron la producción del año siguiente ("off") un 58 y 228% respectivamente. El tamaño medio de los frutos tratados con GA3 aumentó en el año “on” y tuvieron en los dos años consecutivos un mayor número de frutos dentro de los rangos de calibre más comerciales. la producción media de los dos años aumentó un 16 y 17 % lo que representaba un aumento en la producción de 24 a 34 kg por árbol. de los que dos fueron "on" y uno "off" (Ali y Lovatt. por un mayor cuajado y un menor caída fisiológica. la producción. igualmente en Australia. Tampoco la redujo aplicándolo dos veces con dos semanas de separación.

la aumentó.1 l/ha de 0-28-26) a árboles de la variedad ‘Valencia Late’ realizadas a principios de invierno. mientras que la aplicación de urea en esta misma época. M. El Otmani. Lovatt. Por el contrario. M. 1998 b. Ali..producción durante dos años consecutivos. Tadili. Ed. Ait-Oubahou.. 112: 1-4.J. Amer.. Talhi.G. Albrigo. Citricultura. mientras que para Lovatt y col... el incremento de floración es debido a un estrés producido a corto plazo por una concentración de amonio o urea en los brotes. El-Hila. Hort. (2004) es también una buena estrategia de control de la alternancia de la producción de la clementina 'Nour' el uso combinado de GA3 y urea en años consecutivos "on" y "off" respectivamente. L. “Amélioration de la mise-à-fleur chez le clémentiner 'Nour' par l'utilisation de l'urée en pulvérisation foliare”. Soc. J. (El Otmani y Lovatt. (1989).S. February 2004. C. M.G. de los que uno era “on” y otro “off” (El Otmani y col. Proc. Fla. Poster 267. “Effects of foliar applications of urea or nutriphite on flowering and yields of Valencia orange trees”. “Effect of foliar urea on flowering and yield of HortScience 33: 549. Aplicaciones de urea (28-31 kg N/ha) o de fosfito potásico (6. Tadili A. “The Potencial Use of GA3 and Urea to Manipulate Flowering and Reduce the Alternate Bearing Pattern of the 'Nour' Clementine Mandarine”. L. Igualmente se han realizado experimentos que combinan los tratamientos de aumento de floración de un año "off" con los tratamientos de reducción de la misma en un año "on": Acido giberélico a una concentración de 20-25 ppm aplicado en invierno durante la época de iniciación y diferenciación floral redujo la floración... Congress Agadir. Benhamou. 2000. Soc. siendo este aumento mayor en los árboles en el que el tratamiento del año anterior con GA3 fue menos agresivo. Hort. “Winter application of low-biuret urea to the foliage of 'Washington' navel orange increased yield”. la producción y el contenido en sólidos solubles del zumo (Albrigo. Ait-Oubahou (eds): Nouveaux Acquis de la Recherche en . C. 2004). Sci. 1999. A. A. El Otmani. la aplicación al año siguiente (en el que se esperaba floración "off") con urea al 1%. Lovatt. 1994. mientras que la producción de brotes vegetativos aumentó. Para Krogmeier y col. es debido a factores de demanda nutricional. In: M.. 10th I. 'Nour' clementine mandarine”. 2004b). Bibliografía Agustí. L. El GA3 a 25 o 50 ppm aplicados a finales de enero previo a un año con floración "on" redujeron la misma en un 30 y 50% respectivamente... 1998 a. El Otmani. M. El-Otmani and A. State. Aplicaciones anteriores a éstas fueron menos reductoras. Ait-Oubahou. A. Para Benhamou y col. M. Charif. 1999). aumentó la producción. 2004. aumentaron el número de flores.. M. Mundiprensa: 123-133. 119: 1144-1150.J. A.C.

Gallasch. 2004.. Goren. Bot. 1998. ISHS Acta Horticulturae 463 (1998): VIII International Symposium on Plant Bioregulation in Fruit Production.Z. E. Lovatt. Goldchmidt. Sesion Oral 168. Tamim. Acta Horticulturae 632:167-175. Erner. Agustí. Juan. Lovatt. Ait-Oubahou.18. 37: 181 . 1994: 456-458. Ait-Oubahou. El Otmani.W. p. M. M. Goldschmidt. “Effect of Gibberellic Acid.J. A. Proceeding of International Society of Citriculture. February 2004. Morocco: 71 79. M. “Manipulation of Alternate Bearing: the case of 'Nour' Clementine Mandarin”.. C. “Mineola Tangelo: Extension of the Harvest Season and Improvement Fruit quality”. C. 1978.. A. M. Zheng. F. Mesejo. Taibi. 559-562. “Prebloom foliar-applied urea is an efficient way to increase fruit set. G. Y. Proc. B. 1989.. 2000. (Ishs) 632:149-157.. 10th I. El-Otmani.E. Institut Agronomique et Vétérinaire Hassan II. PT. J.Agrumiculture.. El Otmani... Agadir. “Restrictions on the Exogenous Control of Flowering in Citrus”. 1988.S. Y.188. Lovatt. Oren.J. R. Krogmeier.. M. El-Hassainate. Acad. Taibi.C. “Morphology and anatomy of stems and pedicels of spring flush shoots associated with citrus fruit set”. M. 2003. International citrus congress. El-Hila. A. Int. M. McCarty... 86: 8189-8191.J.. Australian Journal of Experimental Agriculture and Animal Husbandry.. Greenberg. Sci.. J. “Phytotoxicity of foliar applied urea”.. Urea and Kno3 On Yield and on Composition and Nutritional Quality of Clementine Mandarin Fruit Juice”. Soc. B. C. Citriculture.. Congress Agadir.-Z... El Otmani. M. 632: 91-98 . 2000 Orlando. Lovatt. Florida.J. I. C. Ait-Oubahou. 1996. “Attemps to control alternate cropping of Valencia orange by inhibity flower formation with gibbrellic acid”. V. Almela.. fruit size and yield of clementine mandarin”. ”Demonstration of a change in Nitrogen metabolism influencing flower initiation in Citrus”. A. “Gibberellins and flowering in citrus and other fruit trees: A critical analysis”. Martínez-fuentes.. 77:537-545. “Improved Use of Foliar on Clementine Mandarin to Manipulate Cropping in a Sustainable Production System”. EE.J.. Shorner. Proc.. Y. M..S. and Kaanane. Anals of Botany. 1994. Isr. Bremner. 2004b. K. 2004. C. Acta Hort. Natl. A.. F.. No 91: 309-312. Acta Horticulturae. Lmoufid.. Hake. volumen 1. F. Vol. 2004a.D. Lmoufid.. M.

La época de recolección es uno de los factores que puede influir en la cosecha del año siguiente. 69: 495-500. en especial las de tendencia a la vecería. por consiguiente en obtener producciones óptimas. por tanto. que puede llegar. permite floraciones abundantes que asegurarán la cosecha siguiente. que son las hormonas responsables de la reducción de flores en la primavera siguiente reduciéndose. el calibre de los frutos aumenta. III. Rabe. “The use of Gibberellic acid to control alternate cropping of Late Valencia sweet orange”. A. y que en algunos casos. Experiencias realizadas en Australia con ‘Valencia Late’ demostraron que adelantar la recolección los años que hay mucha carga de cosecha y retrasarla los años que hay poca carga de cosecha. por los que los productores tampoco reciben una adecuada remuneración. la permanencia de los frutos en el árbol consume sus reservas. 1997: 87-92. 1986. 1977. así un ciclo de alta y baja producción. por tanto. Southwick. Una práctica adecuada para evitar la alternancia de cosechas consistirá. incluso deben pagar una penalización. GL.Moss. La presencia del fruto en las variedades alternantes puede modificar su balance hormonal y de carbohidratos. los frutos presentes en el árbol ejercen un control sobre la floración del año siguiente. J. El equilibrio está. consiguieron aumentar la producción de los años de baja cosecha y reducirla en años de alta cosecha pasando de tener una proporción de 3’1/1’0 a tener una proporción de 1’1/1’0. pero también aumenta el porcentaje de calibres enormes. Por otro. el número de frutos. . “Characterization of water stress and low temperature effects on flower induction in citrus”. en consecuencia. el tamaño de los frutos se reduce. en algunas variedades. April 9-10. Bevington. con piel basta y de baja calidad. Sci. La ausencia de flores en estos casos impide la obtención de cosecha y la consiguiente ausencia de frutos.ÉPOCA DE RECOLECCIÓN Y TAMAÑO DE LOS FRUTOS En los cítricos. aumentando mucho la proporción de calibres no comerciales. a reducirla drásticamente. T. y regulares todos los años que maximicen el porcentaje de frutos con calibres comerciales. En producciones abundantes. Hort. and Davenport. “Yield benefits associated with pre-bloom low biuret urea sprays on Citrus spp”.L. en adelantar la época de recolección. la producción del año siguiente. 81:26-29. Citrus Flowering & Fruiting Short course. Plant Physiol. University of Florida. En producciones bajas. Australian Journal of Agricultural Research 28. KB. “Alternate bearing of citrus in Florida”. S. Wheaton T. 1994. 1997. E.M. o un elevado tiempo de permanencia puede reducir la acumulación de reservas de almidón en las raíces y. por lo que un elevado número de frutos. Por un lado se sintetizan giberelinas. 1041-1054. por los que los productores no perciben dinero. iniciándose.

Foto 10: Recolección de ‘Clementina Fina’. Bibliografía Gallasch. respectivamente. . consiguieron reducir la alternancia siendo las proporciones 1’3/1’0 o 1’4/1’0. P. recolectando pronto. Australian Journal of Experimental Agriculture and Animal Husbandry 18(92) 461 – 464.Otros estudios realizados en esta misma variedad. “Effect of time of harvest on alternate cropping yields and fruit quality of ‘Valencia’ orange trees”. o todo lo más a media estación. T. 1978.

. mientras que en árboles adultos el principal objetivo es renovar los órganos de fructificación agotados con el fin de mantener una producción rentable el mayor tiempo posible. Así. Dentro de este objetivo global. la poda se puede utilizar para que no se produzcan grandes diferencias de producción de unos años a otros. Ambas cuestiones tienen mucho que ver con el calibre del fruto. De esta manera. Objetivos de la poda Con la poda de ramas en los cítricos se pretende formar el árbol. en los árboles adultos también se persigue controlar la vecería y aumentar la calidad del fruto. regular la cosecha y mejorar la calidad de la misma. Por otra parte. En el primer caso. Foto 11: Rama envejecida de ‘Valencia Late’. la iluminación y la aireación de su copa y por tanto.IV. en árboles jóvenes el objetivo es constituir un armazón sólido y equilibrado capaz de soportar buenas producciones sin retrasar con ello la entrada en plena producción. aunque no pueda eliminarse completamente la alternancia de cosechas. las cuales producen frutos de pequeños calibres. ya que los años de mucha cosecha el calibre se reduce considerablemente y los de escasa producción dan lugar a frutos que pueden llegar a ser excesivamente grandes. modifica parcialmente su desarrollo y forma natural.LA PODA Y SU INFLUENCIA EN EL CALIBRE DE LOS FRUTOS CÍTRICOS La poda es una operación que de forma rutinaria se aplica en los cítricos y que consiste en la eliminación y/o acortamiento de parte de las ramas de un árbol para facilitar la formación. el tamaño medio de los frutos se incrementa al eliminar las ramas menos vigorosas y envejecidas. mejorará la calidad del fruto en cuanto a calibre se refiere.

Las ramas agotadas o endurecidas se distinguen por: . amarillas y con resecos. es en la copa donde se almacenan principalmente.Producir frutos de menor calibre. abundantes y situadas en inflorescencias sin hojas (ramilletes de flor). con la poda también se elimina cierto número de flores con lo cual se produce una menor competencia por los nutrientes entre los órganos en crecimiento con la posibilidad de un mayor crecimiento de dichos órganos. que son cortas. durante la brotación de primavera. El contenido en minerales y carbohidratos del árbol que constituyen sus reservas varía en el transcurso del año y tiende a ser máximo al final del invierno. En el ramo de flor no hay hojas. dentro de la brotación de primavera.El color más oscuro de su madera. Estas ramas beneficiadas tendrán más vigor por recibir más nutrientes y estar más soleadas. En primavera. el tamaño final que vaya a alcanzar un fruto será mayor cuanto más nutrientes tenga a su disposición. el brote mixto posee hojas y flores. . Hay un último aspecto que relaciona a la poda con los nutrientes. la floración y la brotación se producen de forma simultánea.Sus brotaciones. hay que aclarar que en los cítricos. en los cítricos. la flor solitaria posee una única flor sin hojas. principalmente las más próximas. . A diferencia de otros frutales. esto está íntimamente relacionado con las reservas acumuladas por el árbol. Con la ejecución de la poda se produce una redistribución de la savia que debía ir a las ramas eliminadas y en su lugar pasa a alimentar a otras ramas. en los agrios las reservas se acumulan principalmente en la copa y no tanto en las raíces.Tener flores pequeñas. el brote campanero tiene una flor terminal y el resto hojas y. consumiendo en esta fase la mayoría de las reservas acumuladas del año anterior. ramas y hojas. con el consiguiente incremento en la producción de nutrientes por las mismas. Reservas y nutrientes Como es lógico. . por último. Después de podar se produce un aumento en la producción de hojas nuevas. . hay cinco tipos de brotes clasificados de acuerdo con la proporción de hojas y flores que llevan. con la poda de ramas se ocasiona una pérdida de reservas con las hojas y ramas suprimidas. solo flores. . Asimismo. la temperatura del suelo es baja y la brotación se hace a expensas de estas reservas acumuladas en raíces. solo hojas. Además. Respecto a las brotaciones. Por el contrario.Tener hojas de color pálido y normalmente de menor tamaño. Por otra parte. porque como ya hemos comentado. el brote vegetativo no tiene flores.

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: brote campanero. la observación en la brotación de primavera del número de flores y de la proporción de los distintos tipos de inflorescencias nos dará una idea por una parte. dando lugar a frutos de calidad en cuanto al tamaño se refiere. .Foto 12: TIPOS DE BROTES. Este número de flores y hojas de los brotes depende de dos factores: el número de primordios presentes en la yema y la abscisión o falta de desarrollo de algunos órganos. se podará después de la recolección siempre que haya pasado el riesgo de helada. ramillete de flor. por otra. Como consecuencia de este último factor con el tiempo se produce la transformación de unos tipos de brotes en otros. Por ello. Momento de poda Como regla general. por ejemplo. Las flores de los brotes mixtos y campaneros son las que más probabilidades tienen de cuajar. de los posibles problemas de calibre. brote mixto en ramo de flor. flor solitaria. de la potencial carga de cosecha y. brote mixto. ramo de flor en flor solitaria o brote mixto en brote campanero. ya que se ha observado que los árboles podados sufren más las consecuencias de un descenso acusado y brusco de la temperatura que los que no lo están. Variedad ‘Valencia Midknight’. fundamentalmente hojas.

Se esperará a la caída de pétalos y. más ligera debe ser la poda.Iluminar el interior del árbol. En resumen.Preparar a los árboles a eliminar en plantaciones intensivas. solear el centro. sin embargo. podemos distinguir tres periodos posibles a efectos de realizar las tareas de poda: Primer periodo: de octubre a abril. Tercer periodo: desde fin de la caída fisiológica de frutos a finales de agosto. . ya que puede promover la brotación y provocar con ello una mayor caída de frutos. En este periodo se podarán las variedades problemáticas desde el punto de vista de la producción. ‘Fortune’ también se podará en estas fechas. retardarla hasta entrado el verano supone una reducción de la cosecha. el cual será mayor o menor en función del objetivo que se persiga con la poda: renovar el árbol. durante la caída fisiológica de frutos. en la medida de lo posible. ‘Hernandina’ o ‘Clementard’. Las variedades a podar serían las satsumas y clementinas tempranas así como ‘Clemenules’ Segundo periodo: de abril a mediados o finales de junio (fin de la caída fisiológica de frutos). como por ejemplo ‘Navelate’.Retrasar su ejecución a la época de floración no presenta ningún inconveniente. las nuevas brotaciones serán vigorosas y en vez de reducir el vigor conseguiremos el efecto contrario. . En estos casos se eliminará aproximadamente el 50% de la vegetación. En árboles poco vigorosos la poda podrá ser más severa: se acortarán las ramas con el fin de vigorizar los brotes resultantes.Renovar la copa con cambio de variedad. En variedades de recolección temprana se recomienda podar lo antes posible tras la recolección porque con ello se favorece la precocidad de la siguiente cosecha. - Intensidad de la poda Con intensidad se hace referencia al volumen de copa eliminado. En variedades tardías y en algunas de media estación habrá que esperar a primavera o principio de verano para hacerlo. La poda no debe realizarse. . La intensidad de poda será muy fuerte cuando se quiera lograr alguno de los siguientes objetivos: . ‘Valencia Late’. se podarán las variedades veceras como son ‘Salustiana’. de manera que cuanto más vigor tenga un árbol. Esto es debido a que la planta tenderá a recuperar el volumen foliar eliminado y los nutrientes se dirigirán a desarrollar nueva masa foliar en detrimento de la producción. no por el tamaño de copa. hay que tener en cuenta que el vigor de un árbol viene dado por el número y longitud de las últimas brotaciones. . ya que la eliminación de algunas flores favorece el cuajado de las que quedan y la cosecha no se ve afectada. una vez conocida la intensidad de floración. ya que con la eliminación de las ramas se eliminan asimismo los frutos que soportan. reducir la cosecha… Por otro lado. ya que si se poda fuerte. ‘Navelina’. ya que de hacerlo antes se provocaría la caída de frutos recién cuajados.Renovar la copa sin cambio de variedad.

tratándose en este último caso de únicamente una limpieza de ramas. las sustancias nutritivas a ellas destinadas irán a parar a ramas vecinas mejor constituidas o más interesantes desde el punto de vista productivo. del destino de la fruta. las ramas a eliminar se habrán hecho más gruesas. se quita del orden del 20% de la vegetación y si es ligera solo un 10%. densidad de follaje de la variedad. teniendo como objetivo renovar parte de la copa o regular la producción en variedades veceras. en función del número y desarrollo de las brotaciones. dificultándose su cicatrización y constituyendo una vía de entrada más fácil para enfermedades diversas. siendo necesario más tiempo para cortarlas y las heridas serán mayores. si ha sufrido una helada o pedrisco… . más fáciles de realizar y se castiga menos al árbol. En resumen: Intensidad de poda Muy fuerte Fuerte Normal Ligera % Copa eliminado 50 30 20 10 Árboles vigorosos o variedades veceras tras una excesiva producción Observaciones Casos puntuales Reducción de producción Frecuencia de la poda En la mayoría de ocasiones se recomienda efectuar la poda anualmente ya que cuanto más largos sean los periodos entre poda y poda.Se considera una poda fuerte aquélla que quita alrededor del 30% de la copa. mientras que en otras especies puede realizarse cada dos años. En una poda normal. En una poda anual los cortes son más rápidos. en cuanto a intensidad se refiere. Es especialmente recomendable la poda anual para las variedades de mandarina para consumo en fresco. Además. si las ramas que sobran se quitan en su momento.

la poda se debe realizar en verano. y así evitar una iluminación excesiva que favorecería el crecimiento de nuevos chupones. Si se eliminan antes. los cuales alcanzarán mejores calibres. de tal manera que alguno es más vigoroso que el resto. Las otras ramas vigorosas.Casos particulares Variedades con crecimiento erecto Algunas variedades tienen una marcada tendencia al crecimiento en sentido vertical. deben dejarse otros brotes más jóvenes laterales para que sombreen el interior de la copa. Año de mucha cosecha. También sirve de aclareo de frutos. se llaman chupones y se deben eliminar lo antes posible. En estos casos se recomienda podar abriendo más huecos por el exterior de la copa. se eliminarán las ramillas laterales de las ramas que hayan quedado. Los brotes vigorosos. mediante raleos con las manos. ‘Nadorcott’. . En este grupo de variedades se encuentran ‘Salustiana’. dejando parte de las otras ramillas con frutos. se deben dejar para relleno. Variedades con floración abundante y buen cuajado En variedades propensas a florecer mucho y cuajar casi todas las flores. a principios de julio. pero preferentemente hacia el final de la plena vegetación (hacia el final del verano). Aparte de quitar las ramas no deseables. reemplazo de ramas o ramas en formación. en variedades propensas a formar los chupones. situados de forma que no van a servir para constituir la estructura del árbol. bien situadas aunque tengan la misma forma que los chupones. produciendo abundantes brotes. para evitar que otras yemas adventicias vuelvan a brotar en cantidad y con más fuerza. ‘Oroval’ y ‘Marisol’. Foto 13: ‘Nadorcott’. Obsérvese el crecimiento erecto.

Requieren podas intensas con el fin de reducir cosecha y, en consecuencia, incrementar todo lo posible el tamaño del fruto. En muchos casos es frecuente la producción en racimo, en cuyo caso se aconseja la práctica del aclareo de frutos para aumentar su tamaño medio. En este grupo se encuentran ‘Marisol’, ‘Loretina’, ‘Basol’, ‘Beatriz de Anna’, clementina ‘Fina’ y ‘Capola’.

Foto 14: Producción en racimos. Variedad ‘Capola’ (Mioro)

Variedades con alternancia de cosecha
En los cítricos, el control que ejerce el fruto sobre la floración puede llegar, en algunas especies y variedades y en determinadas circunstancias, a reducir drásticamente la producción de flores. En estos casos, la ausencia de flores impide la obtención de cosecha, lo cual a su vez permite floraciones abundantes al año siguiente que aseguran una elevada cosecha, iniciándose con ello ciclos de producción alta y ausencia de ésta que definen el concepto de alternancia de cosechas. Obviamente, los calibres más adecuados se obtienen cuando las cosechas son regulares. Este fenómeno, también denominado vecería, varía en gran medida de unas a otras especies y variedades. Aunque con excepciones, las variedades de mandarinos y naranjos sin semillas, así como de limoneros y pomelos producen cosechas regulares, mientras que en la mayoría de variedades de mandarinos e híbridos con semillas la vecería es la norma general.

El empleo de la poda para el control de la alternancia de cosechas irá dirigido a eliminar el mínimo número de flores el año en que se espera una baja producción o, por el contrario, a reducir en gran medida la cantidad de las mismas el año en que la cosecha se sabe que será muy elevada. Por lo tanto, el año en que hayan tenido una gran cosecha, la poda a efectuar después de la recolección será ligera, y al contrario, si ha habido una pequeña o nula cosecha, la floración es de esperar que sea muy abundante, y en consecuencia, habrá que podar más severamente. Mediante estas técnicas de poda, aunque la alternancia de cosecha no se corrige, sí que se suaviza y, por tanto, las cosechas y los calibres de años consecutivos son más regulares, observándose asimismo que la producción acumulada a lo largo de los años aumenta.

Fotos 15 y 16: Vecería en ‘Salustiana’: IZQ: año de mucha producción. Obsérvese el crecimiento erecto y el escaso calibre. DCHA: Año de poca producción y buen calibre de fruta.

Entre las variedades propensas en mayor o menor medida a la alternancia de cosechas se encuentran: ‘Navelina’, ‘Salustiana’, ‘Valencia Late’, ‘Barberina’, ‘Hernandina’, ‘Clementard’, ‘Oronules’, ‘Moncada’, ‘Nadorcott’, limonero ‘Verna’ y pomelo ‘Star Ruby’. En algunas variedades como ‘Hernandina’ o ‘Moncada’, la vecería no se produce de manera general en todo el campo, sino en árboles distintos cada año, por lo que la poda se hará según el comportamiento de cada individuo una vez vista su floración.

Por grupos varietales
El tamaño del fruto en los cítricos puede variar entre márgenes bastante amplios para una misma variedad. Así, los árboles jóvenes producen frutos de mayor tamaño con corteza más gruesa y basta. No obstante, cada variedad tiene un tamaño potencial de fruto característico, teniendo más o menos problemas para alcanzarlo. Veamos los principales grupos de variedades y las posibilidades que hay de intervenir para favorecer el aumento de calibre mediante la poda. Para una mayor profundización por variedades es aconsejable consultar el libro “Cítricos: Manual de poda e injerto” (Rodríguez et al, 2008).

Grupo blancas
La mayoría de las variedades de este grupo adolecen de problemas de vecería, por lo que se seguirán los consejos de poda referidos en el apartado “Variedades con alternancia de cosecha” para intentar corregirla y obtener mejores calibres los años de gran producción. Debido a este problema y a su gran vigor característico, es muy importante la intensidad de poda a aplicar. Se debe mantener controlado el crecimiento de las guías del árbol mediante rebajes periódicos de las ramas que las componen. Si no se efectúan estos rebajes, su libre crecimiento resta vigor a las ramas de producción. En condiciones normales, la falta de producción es debida a una escasa floración. En este caso se recomienda una poda ligera, eliminando el 10% de la vegetación aproximadamente, actuando sobre ramas verticales y respetando faldas, que es donde se asienta la mayor parte de la producción. El año de buena floración, síntoma de gran cosecha, con repercusión negativa sobre el calibre de la fruta, la poda debe ser más enérgica, quitando hasta un 30% de la vegetación. La actuación irá dirigida al conjunto del árbol, cortando sobre todo ramas de producción agotadas, que se corresponderán con ramas de poco vigor.

Foto 17: Vecería en ‘Barberina’. Casi nula floración con abundante cosecha pendiente.

aunque suele hacerse alternante cuando se retrasa la fecha de recolección. con este fin se cortarán las ramas secas. Foto 18: ‘Valencia Delta Seedless’. ya que es sabido que las ramas jóvenes y vigorosas son las que proporcionan frutos de mayor calibre. Para el caso de la ‘Salustiana’ consulten también el epígrafe “Variedades con crecimiento erecto”. Otras variedades de este grupo son ‘Valencia Delta Seedless’. Por tanto. La poda se dirigirá a conseguir que el árbol fructifique tanto en el exterior como en el interior de la copa. La renovación de ramas de producción también es fundamental en las náveles. Para ello se eliminarán ramas internas en cantidad suficiente como para que penetre la luz y el aire en el centro del árbol. ‘Valencia Midknight Seedless’ y ‘Barberina’.Las más cultivadas dentro de este grupo son ‘Valencia Late’ y ‘Salustiana’. ‘NAVELINA’ Se trata de una variedad muy productiva. pero si muestra síntomas de vecería la intervención . débiles y envejecidas. A continuación citaremos algunos casos particulares dentro de este grupo varietal. generalmente por motivos comerciales. La poda se deberá efectuar una vez recolectado el fruto en la valencias y una vez vista la cantidad de flor en ‘Salustiana’. Grupo nável En la variedades de este grupo predomina la vegetación sobre la producción y suelen ser muy productivas salvo casos excepcionales como ‘Navelate’ o ‘Ricalate’. Siempre que sea posible se evitará esto. Abundante producción de poco calibre.

no hace falta intentar iluminar la copa interiormente. etc. por lo que se evitará su eliminación indiscriminada. Grupo satsumas Los árboles de las variedades incluidas en este grupo son de mediano-pequeño tamaño. Por esto último. tendencia que se intentará suavizar con una poda adecuada de ramas. en general poco tupidos. pues si bien la producción disminuye. Por ello. las próximas al suelo y las que. apagado. anualmente y normalmente en verano. es mayor. La técnica consiste en eliminar todas aquellas ramas que muestran síntomas de agotamiento. A este respecto. Si por alguna razón hay que podar en otras fechas que no sean tras la caída de frutos en junio. al haber menos competencia.consistirá en podar de manera más enérgica los años en los que florezca abundantemente y efectuar podas ligeras los años de escasa floración. Debido a su gran vigor. Esta es la razón por la que son exigentes en poda: se deben podar todos los años y con bastante severidad. por consiguiente. debería hacerse antes de la floración. eliminando las ramas endurecidas y envejecidas. no suelen tener problemas particulares de calibre. . se suele podar con suavidad. el tamaño. al ser eliminadas. siempre que no existan limitaciones por riegos. la calidad del fruto y. sobre todo. ‘NAVELATE’ Tiende a florecer muy abundantemente y presenta un bajo índice de partenocarpia. favorezcan el desarrollo de otras más jóvenes que estén en disposición de producir más. En la poda se procurará respetar al máximo las faldas. respondiendo generalmente bien a este tipo de poda. ‘Newhall’ y ‘Fukumoto’ se comportan de manera similar. características que conducen a un cuajado deficiente y. Como se ha comentado antes. ‘NAVEL LANE LATE’ Los árboles son vigorosos. Sus frutos son de buen tamaño. fertilización. a una baja productividad. puesto que una poda fuerte y temprana provoca la emisión de brotaciones vigorosas y la caída de pequeños frutos. La única particularidad de esta variedad en lo que respecta a la poda es la característica del árbol de ‘Lane Late’ de formar una doble copa por un mayor crecimiento vegetativo de la parte alta en detrimento de las faldas. con hábito de crecimiento abierto y llorón o pendular y. ya que están suficientemente aireados e iluminados. Se trata de variedades muy productivas y de pronta entrada en producción. por lo que la actuación en ellas deberá ser la misma. por ser donde más produce esta variedad. las ramas envejecidas o agotadas son aquéllas cuyas hojas tienen un color verde-amarillento. Los chupones se convierten fácilmente en ramas fructíferas. de pronta entrada en producción y muy productivos. la madera parece ennegrecida y las brotaciones de agosto son cortas. en la poda habrá que seguir las recomendaciones generales dadas para el grupo nável. se suelen agotar rápidamente y la fruta de calidad la producen sobre ramas de un año.

‘Clemenrubí’. realizadas entre la floración y el cuajado. Es el caso de ‘Loretina’. sin bien en ocasiones habrá que actuar de manera más enérgica en la poda ya sea en el caso de cultivares de escaso vigor (‘Basol’. ‘Clemensoon’. Grupo clementinas Este grupo de mandarinas engloba gran cantidad de variedades. No obstante.Las variedades del grupo Satsuma son las que más pronto se empiezan a podar. ‘Hashimoto’ y ‘Owari’. En árboles de poco vigor cobra especial relevancia la eliminación de ramas envejecidas y poco vigorosas que producirían los frutos de menor calibre. el rayado o los tratamientos con fitorreguladores. (1996) con ‘Clausellina’. En el grupo satsumas se encuentran ‘Okitsu’. ‘Clemenpons’ y ‘Clemensoon’. ya que las podas tempranas favorecen la precocidad. son las más efectivas para aumentar el tamaño del fruto de manera significativa. Dentro de las satsumas. desaconsejándose en ‘Marisol’ y ‘Clemenrubí’ por provocar en los frutos pérdidas de zumo y alteraciones internas que se asemejan a la granulación. . empezando algunas de ellas a madurar muy temprano (principios de septiembre). es aconsejable podar lo más pronto posible. antes de la floración. ‘Esbal’ o ‘Beatriz’. En general se recomiendan podas ligeras. ‘Clemenpons’. en general de muy buena calidad organoléptica. mientras que las más tardías pueden llegar a recolectarse a finales de febrero. la producción disminuyó un 35-40% en relación a la obtenida por los testigos. ‘Basol’. Este es el caso de variedades como ‘Clementina Fina’. siendo una verdadera lástima observar la gradual regresión del cultivo de variedades con excelentes cualidades organolépticas debido a las exigencias comerciales de diámetro de fruto. En experiencias realizadas por Zaragoza et al. ‘Arrufatina’…) como por tratarse de variedades alternantes en años de mucha floración (‘Hernandina’. ‘Arrufatina’. ‘Clementard’. en las que la intervención mediante la poda para solucionar este problema es bastante limitada. ‘Clemenrubí’. comenzando en algunas zonas a finales de enero y continuando durante todo febrero y marzo. ‘Clausellina’. En los casos en los que exista una tendencia a producir en racimo (‘Beatriz’. ‘Loretina’. En cualquier caso. por tratarse en la mayoría de los casos de árboles de buen vigor y desarrollo. Se recomiendan tratamientos fitorreguladores para el engorde en los casos de la clementina ‘Fina’. con sus flores. El aumento de diámetro del fruto respecto de los frutos de los árboles no podados llegó en algunos casos a ser de 3 mm habiéndosele suprimido el 50% de su masa foliar. ‘Clementard’…) Algunas variedades tienen más problemas de calibre que otras. ‘Basol’…) la opción del aclareo manual sería la ideal. ‘Capola’. ‘Loretina’. ‘Hernandina’. ‘Iwasaki’. más homogéneos y de mejor presentación. ‘Clemenpons’. en aquellas variedades que se destinen a consumo en fresco se debe realizar un aclareo de frutos como técnica complementaria a la poda para conseguir frutos de mayores calibres medios. se llegó a la conclusión de que las podas más tempranas. ‘Esbal’. ‘Capola’ y ‘Tomatera’. si bien para este fin se pueden emplear técnicas de cultivo complementarias como el aclareo de frutos.

Muy productiva en las faldas. ‘FORTUNE’ Sus plantaciones están en regresión a causa de su elevada sensibilidad al hongo Alternaria. Es una variedad muy productiva. la excesiva floración se traduce en una escasa cosecha. Foto 19: ‘Fortune’. ‘NADORCOTT’ Los árboles de esta variedad son vigorosos. pudiendo quedar los frutos cortos de calibre cuando la cosecha es abundante. Por ello. Sin embargo. en consecuencia. vigorizar el interior de la copa. sus diferencias vegetativas vienen marcadas por los progenitores de los que proceden. . al contrario. el momento de poda se adelantará a una vez cosechados los frutos en los casos en los que se observen resecos. En años de cosecha abundante se puede intensificar la poda para mejorar el tamaño del fruto y regular la producción. falta de vegetación y escasa producción en el interior. La intensidad de poda será ligera para evitar que el árbol se vigorice. pero algo alternante en su producción. En general es muy vigorosa. presentando únicamente problemas de escaso calibre las variedades ‘Nadorcott’ y ‘Fortune’. por lo que las podas deberán ser ligeras y aunque en general no tiene problemas de producción. En general los frutos de estas variedades son grandes e incluso muy grandes. quedando un calibre muy elevado. con tendencia al crecimiento vertical y a la emisión de chupones. como ocurre con ‘Ortanique’. quedando el calibre en consecuencia muy reducido o.Grupo híbridos Los híbridos de mandarina se caracterizan por tener copas frondosas y ser vigorosos. se recomienda en árboles adultos esperar a que finalice la caída natural de frutos (a partir de julio) para podar más o menos enérgicamente en función del número de frutos que persistan en el árbol. Con ello se pretende iluminar y. hay ocasiones en las que puede cuajar en exceso.

Únicamente en árboles de poco vigor. En éstos hay que procurar podar pronto. por lo que se intentará que fructifique en el interior de la copa y la intensidad será ligera. tienen menos posibilidades de quebrarse. sino también porque sirven de apoyo a las ramas superiores que. siendo este fenómeno menos intenso en las zonas más frondosas del árbol.Por otra parte. el gran vigor y la poca producción dan lugar a frutos de gran calibre y piel basta que desmerecen su calidad. Podas muy ligeras y rayados pueden aumentar el número de frutos por árbol. En la poda se tendrá en cuenta que los frutos de ‘Fortune’ son muy sensibles al golpe de sol así como a vientos fríos. Foto 20: ‘Moncada’. con el fin de que tenga tiempo de vestirse y evitar quemaduras en las ramas (planchado) en verano. de esta forma. ya que esta variedad posee una madera frágil. Por lo tanto se intervendrá con una poda más enérgica los años en que se espera mucha cosecha con el fin de suavizar las oscilaciones de producción en años alternos más que para incrementar el diámetro medio del fruto. ‘MONCADA’ Se trata de una variedad muy vigorosa y productiva pero marcadamente vecera. por lo que incluso en los años de cosecha abundante tienen un buen calibre. la poda será ligera. Por ello. se buscan podas fuertes que buscan la renovación del árbol. ‘NOVA’ Presenta problemas de rajado de frutos. Los frutos de esta variedad suelen ser de muy buen tamaño. no solo porque es en ellas donde más cosecha hay. . en los que se producen frutos de tamaño pequeño. débiles y envejecidas que impiden la aireación e iluminación interna. dando lugar a un mayor porcentaje de frutos de tamaño más comercial. quitando ramas secas. Buen calibre a pesar de la elevada carga de cosecha. la poda debe realizarse sin eliminar en lo posible las faldas. ‘ORTANIQUE’ En árboles jóvenes.

Sèrie Divulgació Tècnica. España. Cítricos: Manual de Poda e Injerto. V. An Australian Citrus Growers Publication”. J. Pesca i Alimentació. Rodríguez. I.au/aspdev/resources/documents/FruitSizeManagementG uidePart1.. ...pdf . Medina. Martinez-Fuentes. Desarrollo y tamaño final del fruto en los agrios. “La poda de los agrios. 1995. Agustí. J.. Cuajado y desarrollo de los Frutos Cítricos.... M. Cítricos.. “Fruit Size Managment Guide. 1997.com. Salvia. Pesca i Alimentació. Levante Agrícola 1er trimestre 1996: 11-16. A. Madrid. http://www. Villalba. Generalitat Valenciana. 2008. Febrero 2010. S.. Alonso. “Influencia de la poda sobre el tamaño del fruto y la producción de la variedad Satsuma Clausellina”. Sèrie Divulgació Tècnica. C. 2003. 1996.. Fundación Ruralcaja. Variedades y técnicas de cultivo. Pesca i Alimentació. E. Fundación Agroalimed. Generalitat Valenciana. Influencia en la producción y en la calidad”. Zaragoza. Generalitat Valenciana. 2000.. Conselleria d’Agricultura. I. E.Bibliografía Agustí. Ediciones Mundi-Prensa. Juan. Eres. Aznar. Citricultura. Trénor. Mariano. S. Alonso. Mesejo. Madrid. M. Almela V.citrusaustralia.. Soler. 2006. España. Conselleria d’Agricultura. Agustí. Conselleria d’Agricultura.J. G.. Levante Agrícola 3er trimestre 1997: 208-215. D. Soler. J. A... M.. y J. Almela V. M. Trénor. Ediciones Mundi-Prensa. M. Zaragoza.

Por otra parte. las sustancias orgánicas resultantes de la fotosíntesis a partir del dióxido de carbono y la energía solar. A B Foto 21: El rayado de ramas consiste en realizar un corte alrededor de todo el perímetro de las ramas. Se consigue uno u otro objetivo en función de la época en que se efectúa el rayado. Mecanismo de acción En primer lugar hay que aclarar algunos aspectos de la circulación de sustancias por la planta para poder entender el mecanismo de acción del rayado. por medios mecánicos. desde un simple anillado. Nº 3. La repetición en años sucesivos (B) no presenta problemas sanitarios. más superficialmente que el xilema. Agustí et al. Circula por el floema. Esta técnica consiste en la interrupción. . En fruticultura el rayado ha consistido tradicionalmente en separar un anillo completo de corteza de alrededor de 1 cm de anchura. En este artículo nos centraremos en la técnica del rayado con la finalidad de incrementar el tamaño del fruto en el cultivo de los cítricos. Año 1998. sin embargo. en citricultura se suele realizar una simple incisión anular de 1 mm de anchura aproximadamente. pasando por una incisión a incluso la separación de un anillo de corteza. aumentar el cuajado o estimular el desarrollo de los frutos. Pesca y Alimentación. completo o en hélice. o sea. la corriente de asimilación está formada por agua y fotoasimilados. por tanto. de decaimiento ni de productividad.V: EL RAYADO COMO TÉCNICA PARA MEJORAR EL CALIBRE DEL FRUTO DE LOS CÍTRICOS El rayado de ramas es una técnica de cultivo que se ha empleado tradicionalmente en diversos cultivos leñosos persiguiendo distintos fines tales como incrementar la floración. Serie Citricultura. Cuadernos de Tecnología Agraria. Generalitat Valenciana. Hay dos corrientes de circulación distintas en las plantas: la corriente de transpiración y la corriente de asimilación. el cual está situado en la corteza de troncos y ramas. practicándose ésta generalmente sobre ramas terciarias o de orden superior. del transporte floemático. Esta interrupción se puede lograr de diversas formas. afectando sólo a la corteza (A). Fotos extraídas de la publicación de M. Conselleria de Agricultura. “Técnicas para mejorar el tamaño del fruto de naranjas y mandarinas”. Fotos correspondientes a una rama de mandarina ‘Satsuma’ (A) y de naranjo dulce ‘Navelate’ (B). La primera circula en sentido ascendente por el xilema (vasos leñosos) situado éste en la madera del árbol y está constituida por el agua y las sustancias minerales absorbidas por la raíces.

importan fotoasimilados: . El obstáculo a esta libre circulación de sustancias por el floema se provoca mediante el rayado porque basta una ligera incisión circular para seccionar los vasos del floema al situarse estos en una posición muy superficial. Esta acumulación favorecerá el desarrollo de flores y frutos. Es muy importante no hacer heridas . quedando sin ellos durante unos días hasta que la cicatrización de la herida permita su restablecimiento. W. Cuando un árbol se encuentra en la etapa de fructificación. Figura 2: Experimento de Malpighi.H.Del movimiento de sustancias en el floema se dice que sigue un modelo “de fuente a sumidero”: son fuentes tanto las hojas fotosintetizantes como los tejidos de almacenamiento. P.H.. el sistema radicular ve temporalmente interrumpido su aporte de sustancias nutritivas procedentes de la fotosíntesis. natural o provocado. Worth Pub. De este modo.los ápices de tallos y raíces . [Figura modificada de Raven. ya que tendrán a su disposición una mayor cantidad de nutrientes que no tendrán que compartir con otros sumideros.].E. de manera que el crecimiento vegetativo se ralentiza o incluso cesa.las flores. Por contrapartida. Biology of Plants. que interrumpa la circulación en el floema hará que las sustancias transportadas por él se acumulen en la zona situada por encima del obstáculo (ver figura 2).las hojas en crecimiento . & Eichhorn. frutos en desarrollo y semillas . 6th ed. S. los fotoasimilados se envían principalmente hacia las zonas donde se están formando los frutos: éstos monopolizan los productos de las hojas más próximas y muchas veces de las más alejadas. Freeman and Company. (1999).las yemas axilares en crecimiento.los órganos de almacenamiento en formación . Cualquier obstáculo. mientras que son sumideros todos los órganos de la planta que no producen fotoasimilados o que lo hacen en cantidad insuficiente para cubrir sus propias necesidades nutricionales.

Comunitat Valenciana Agraria. Datos extraídos del artículo de M. Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente.4 ± 0. Agustí y V. de manera que aumenta la producción. o sea.0 ± 0.0 ± 0. si se retrasa su ejecución. 1995.profundas que afecten a la madera. Si se realiza antes de que finalice la caída fisiológica puede incluso que se reduzca el diámetro del fruto respecto de un testigo sin rayar debido a que en este caso el efecto del rayado es aumentar el cuajado. de manera que si las ramas principales o secundarias tienen una mayor sección. el momento de rayar las ramas es tras la caída fisiológica de frutos de junio (también conocida como porgà en valenciano). Para el tema que nos ocupa. habrá que rayar las ramas terciarias. Generalitat Valenciana. Revista de información técnica. Hay tijeras para rayar de distintas aperturas: se va eligiendo una u otra en función del grosor de la rama sobre la que se van a utilizar. Almela “Utilización del rayado de ramas en fruticultura”. Momento del rayado El quid de la cuestión está en el momento de la realización del rayado. FECHA DE RAYADO Control 7 julio 28 julio 16 septiembre DIÁMETRO (mm) 51. Forma de realizar el rayado Se efectuará sobre ramas de entre cinco y siete centímetros de diámetro con herramientas especialmente diseñadas para ello.8 55.4 ± 0.7 53.8 Tabla 2: Influencia de la fecha de rayado sobre el diámetro final del fruto de la mandarina ‘Satsuma’. lo cual es bastante frecuente. y un aumento de producción conlleva generalmente una disminución del calibre de los frutos. incrementar el tamaño final del fruto de los cítricos. . ya que de esta forma se estaría interrumpiendo también la circulación de sustancias procedentes de las raíces que circulan por el xilema. Por el contrario. Se trata de tijeras de filo curvo que abarcan como máximo diámetros de rama de siete centímetros. su efectividad disminuye.9 54. Nº 4.

Cuadernos de Tecnología Agraria. El resultado es una hendidura circular de aproximadamente 1 mm de ancho que afecta sólo a la corteza de la rama en toda su circunferencia. Foto 23: Modo de efectuar el rayado. se da un giro de muñeca para conseguir una incisión que dé la vuelta a toda la rama. Entonces. sin apenas hacer fuerza con la mano. Generalitat Valenciana. Agustí et al. . Otras recomendaciones: la más importante es ejercer la presión necesaria para que sólo se vea afectada la corteza y no la madera para no interrumpir el flujo de sustancias procedente de las raíces que circula por el xilema. “Técnicas para mejorar el tamaño del fruto de naranjas y mandarinas”. Conselleria de Agricultura. Nº 3. Consiste en apretar las tijeras alrededor de la rama. La incisión se realizará a cierta distancia de la inserción de la rama con el fin de poder rayar por debajo del rayado del año anterior en caso de que se tenga que repetir la operación. hundiéndolas en la corteza hasta notar la resistencia de la madera. Obsérvese el grosor de la rama.Foto 22: Tijeras de rayar. Pesca y Alimentación. Foto extraída de la publicación de M. Año 1998. Serie Citricultura.

3 y 4.6 mm para ‘Loretina’. pero sí que se puede observar en un desplazamiento de las curvas de población hacia calibres mayores.1 ± 0.6 FORTUNE 57. En ensayos realizados por la sección de citricultura del Servicio de Desarrollo Tecnológico (Villalba et al..0 ± 1. Datos extraídos del artículo de M. Revista de información técnica. los incrementos de diámetro producidos por el rayado oscilan entre 2.3 mm.12 mm para la variedad ‘Beatriz de Anna’ y de 0.5 ± 1.8 ± 0.1 62. Generalitat Valenciana. Nº 4. NAVELATE CONTROLES RAYADOS 64.8 ± 0.5 NOVA 58.Foto 24: Rama de clementino tras el rayado.3 ± 1.3 66.4 ± 0.6 ± 1. No siempre se observa el efecto beneficioso del rayado sobre el tamaño final del fruto en el diámetro medio. 1995. También es recomendable que las tijeras estén bien afiladas y que se desinfecten con el fin de no propagar enfermedades transmisibles por medios mecánicos como por ejemplo la exocortis.0 59. tanto de naranjos como de mandarinos. Almela “Utilización del rayado de ramas en fruticultura”.8 55. Comunitat Valenciana Agraria. .6 SATSUMA 51. Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente. Aumento del tamaño del fruto El efecto positivo del rayado en cuanto al incremento del tamaño del fruto es general en todas las especies y variedades que se han estudiado. campaña 2003-2004. Como se ilustra a continuación en la tabla 3. Agustí y V.6 Tabla 3: Efecto del rayado de ramas sobre el diámetro final del fruto de naranjas y mandarinas. datos sin publicar) los incrementos de diámetro fueron más modestos en las variedades estudiadas siendo de 1.

1990. Fecha de rayado 4-07-02. Letras diferentes indican diferencias significativas.Figura 3: Distribución de los diámetros de frutos de mandarina ‘Fortune’ procedentes de árboles sin rayar y rayados al final de la caída fisiológica de frutos. Por el contrario éste aumenta incluso un poco y se observa un mayor porcentaje de 1ª y especial. Observando las tablas 4 y 5 vemos con más detalle que el tamaño medio del fruto aumenta poco o muy poco. Fecha de recolección 23-10-02.41 ab 51.89 a Tabla 5: Resultados en la recolección de ‘Loretina’. Comparación de medias entre tratamientos por el Test LSD al 95% de p.32 a 35. (*)Análisis realizado previa transformación de los datos mediante arcsen Tratamientos Testigo RAYADO Cosecha (kg/árbol) 28.. Letras diferentes indican diferencias significativas. De experiencias realizadas igualmente por el SDT sobre ‘Loretina’ y ‘Beatriz’ en la campaña 2002-2003 (Villalba et al.. (*)Análisis realizado previa transformación de los datos mediante arcsen .19 a 7. Fuente: Agustí et al.51 ab % de cosecha de especial + 1ª (*) 31. Fecha de rayado 4-07-02. Tamaño medio del fruto (g/fruto) 53. Fecha de recolección 30-10-02.43 a 53.12 b Tabla 4: Resultados en la recolección de ‘Beatriz de Anna’.81 a 72. pero es llamativo que aumenta la productividad por árbol sin disminuir el calibre. sin llegar a haber diferencias significativas.20 a % de cosecha de especial + 1ª (*) 6.28 bc Tamaño medio del fruto (g/fruto) 69. Comparación de medias entre tratamientos por el Test LSD al 95% de p. si bien aumenta el porcentaje de cosecha de las categorías primera y especial en de frutos procedentes de los árboles rayados. datos sin publicar) se concluye que.80 a 37. el desplazamiento hacia calibres mayores no es tan marcado.05 a Tratamientos Testigo RAYADO Cosecha (kg/árbol) 45.

. Realizado en estas fechas. es posible que el tamaño medio de los frutos sea menor. En cuanto al primero de los dos objetivos citados. Asimismo no se deben rayar árboles que muestren síntomas de déficit hídrico. se logra un mayor cuajado. sencillamente porque si cuajan más flores. Con el rayado no hacemos que el árbol florezca. Para conseguir uno u otro objetivo lo que varía es la fecha de ejecución del rayado. se reduzcan un poco y por el otro. por tanto. Para ello. Por otra parte. el efecto del rayado se produce a través de un estímulo de la brotación: los árboles rayados brotan más en la primavera siguiente y por tanto. Muchos autores coinciden en que si se realiza entre finales de julio y agosto se consigue aumentar la floración del año siguiente mientras que realizado tres semanas después de la caída de pétalos. lo cual indirectamente también puede influir en el calibre final del fruto. sino que florezca más. las otras dos principales finalidades del rayado de los cítricos son aumentar la floración y aumentar el cuajado. afectaría negativamente al árbol en su totalidad. el aumento del cuajado de flores que conseguimos con el rayado también puede repercutir en el calibre del fruto. ya que si no se hiciera de forma correcta. más bien se recomienda regar adecuadamente antes de rayar. que los calibres de los escasos frutos producidos. En todo caso. Esto repercute en el tamaño del fruto cuando tratamos con variedades o ejemplares veceros: aumentando las flores en un año de floración escasa conseguiremos. o sea. la producción será mayor. que el árbol destine más reservas a la fructificación.Otros objetivos del rayado en citricultura Además de intentar incrementar el tamaño del fruto. aumento de la floración. la floración que se consigue con el rayado efectuado en estas fechas de verano no es apreciablemente muy elevada. el rayado se emplea en este sentido en variedades que han entrado en un ciclo de alternancia de cosechas para conseguir suavizar este fenómeno al conseguir que el árbol florezca más en los años en los que se prevé que la floración será escasa. pero sí que es suficiente para elevar el número de flores de manera que se suavice la vecería y se consiga un cierto equilibrio productivo del árbol. de modo que la floración prevista para al año siguiente no sea tan desmesurada y. Contraindicaciones del rayado No es conveniente efectuar el rayado si se trata de plantaciones muy jóvenes o con un estado sanitario deficiente. por un lado. y a mayor producción. la época idónea es finales julio y agosto. No se aconseja rayar los troncos. florecen más. el calibre de los frutos no se resienta tanto. como antes hemos mencionado.

M. Fundación Agroalimed.. J. y J. C. Agustí. Nº 3. Mesejo.. 2003. Generalitat Valenciana. F. Almela. Pesca i Alimentació.es/varios/biologia/Temas/tema_13. Generalitat Valenciana. S. 2008. Agustí.J. Villalba. Alonso. Aznar. Sèrie Divulgació Tècnica. Trénor. Pesca i Alimentació. M. Generalitat Valenciana. Cítricos: Manual de Poda e Injerto. Almela V. Técnicas para mejorar el tamaño del fruto de naranjas y mandarinas. Almela V... 1998. I.. A. M. Nº 4.htm Rodríguez. Juan. Generalitat Valenciana.. . Conselleria d’Agricultura. M. D. A. Zaragoza. Salvia.upv. Mariano.J. Sèrie Divulgació Tècnica. Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente..Bibliografía Agustí. V. Juan. Utilización del rayado de ramas en fruticultura. Cuajado y desarrollo de los Frutos Cítricos. 1995. http://www. Desarrollo y tamaño final del fruto en los agrios.. Revista de información técnica. Conselleria d’Agricultura. M. Comunitat Valenciana Agraria.. Almela V. Primo-Millo... García Breijo. E.. Conselleria de Agricultura. Serie Citricultura. Conselleria d’Agricultura. Agustí.. Martinez-Fuentes.. Pesca i Alimentació. V. Cuadernos de tecnología agraria...euita. J. M. Eres. M. Pesca y Alimentación.. 1995. Generalitat Valenciana.

Ello tiene aspectos negativos que lo hacen desaconsejable. Como es lógico. CF. Fuente: adaptado de Zaragoza et al. en ese momento el aclareo no tiene prácticamente ningún efecto sobre el tamaño final de los frutos que quedan. En la práctica. Como se ha explicado anteriormente. el efecto del aclareo apenas afecta al tamaño de los frutos que permanecen en el árbol. es decir se elimina el ‘destrío’ en el campo y únicamente se consigue el efecto ‘estético’ de presentar una cosecha con aparentemente mejor . Pero en esta época. dado el elevado número de frutitos en desarrollo existente en el árbol. C: Cuajado. una vez finalizada la caída fisiológica. 1992. Los estudios realizados sobre el aclareo manual en cítricos revelan que la época más efectiva para realizarlo es durante la caída fisiológica de frutos (Zaragoza et al. Diámetro de fruto en el control 55. excepto si el aclareo es muy intenso y se eliminan dos terceras partes de los frutos (Figura 4). resulta inviable su realización como técnica agronómica. el aclareo implica una notable disminución de la producción y en consecuencia se pierde rentabilidad. el aclareo manual se realiza cuando los frutos ya están desarrollados. Épocas en las que se realizó el aclareo: FL: Floración. En estas condiciones. Si se retrasa su ejecución a épocas posteriores. Figura 4: Efecto de la época e intensidad de aclareo en el tamaño final del fruto de la mandarina ‘Satsuma’. VI-1: ACLAREO DE FRUTOS Una de las técnicas que se utilizan habitualmente en diversos cultivos para incrementar el tamaño final del fruto es la reducción del número de frutos o ‘aclareo’.VI: ACLAREO DE FRUTOS Y APLICACIÓN DE AUXINAS DE SÍNTESIS PARA MEJORAR EL CALIBRE DEL FRUTO DE LOS CÍTRICOS. el aclareo se realiza de forma selectiva y se eliminan los frutos de menor calibre y los frutos manchados o con algún defecto. CC: Cambio de color.4 mm. 1992). tanto manual como químico. Caída fisiológica..

4-DP (Diclorprop-P) sobre el tamaño final de la mandarina ‘Satsuma’. es influir en el número de flores. en ella se aprecia que la respuesta aumenta con la concentración del producto hasta 75 ppm.calidad a la existente antes de realizar el aclareo. El éxito del tratamiento depende fundamentalmente de la época de aplicación. en la Figura 5 se representa la acción del 2. . Es el caso de aclareos para reducir la vecería y/o colapso del árbol en variedades muy alternantes en los años de elevada cosecha. superada ésta no se obtiene ningún efecto adicional (Agustí et al. eso sí. VI-2: APLICACIÓN DE AUXINAS (TRATAMIENTOS DE ENGORDE) Se ha comprobado que la utilización de ciertas sustancias hormonales aumenta la capacidad sumidero de los frutos y se logra aumentar el tamaño de los mismos (ElOtmani et al. de la misma manera que el manual. Esto sucede en los últimos días de la caída de junio y en la práctica se traduce en realizar las aplicaciones cuando los frutitos alcanzan un determinado tamaño: 15-20 mm en mandarinas ‘Clementinas’ y ‘Fortune’. 2000). una manera indirecta de actuar en el número de frutos producidos y por tanto en su tamaño. 1995). 2000). Existen. Como ejemplo. según especies y variedades. cuando cesa la división celular y las células comienzan el crecimiento y la acumulación de zumo. Respecto al aclareo químico. otros aspectos a tener en cuenta y que explican la realización del aclareo en determinadas situaciones y con objetivos distintos a los de aumentar el tamaño final del fruto de la presente cosecha. Para conseguir este objetivo se utilizan auxinas de síntesis. con un aumento de coste de cultivo. Para profundizar en lo referente a la regulación de la floración aconsejamos consultar el capítulo sobre “tratamientos invernales” de esta misma publicación (capítulo II). Por otra parte.. Actualmente no existe ninguna materia activa autorizada en la UE para aclareo químico en cítricos. Según los estudios de Agustí et al. Las dosis adecuadas son específicas para cada sustancia y la respuesta aumenta con la concentración hasta un determinado nivel en que se satura. sin embargo. si se realizan las aplicaciones en el momento descrito y con las dosis recomendadas se pueden obtener incrementos entre 3 y 6 mm en el diámetro medio. existen estudios que demuestran que aplicado en el momento inicial del desarrollo de los frutos provoca la abscisión de un elevado número de frutitos y consiguen incrementos en el tamaño final del fruto y reducción de cosechas (El-Otmani et al. entre 20-25 mm en mandarinas ‘Satsumas’ y ‘Nova’ y entre 25-30 mm para naranjas (Agustí et al. 2003). (2003). ya que debe efectuarse en un momento muy concreto del desarrollo del fruto.

Diámetro del fruto en el momento del tratamiento: Época I: 25.4-DP sobre el tamaño final de la mandarina ‘Satsuma’. En el momento de realizar los tratamientos de engorde está desarrollándose la brotación de verano. Fuente Agustí et al.7 mm. tras el tratamiento pueden verse brotes nuevos con hojas de ápices arqueados y apuntados en exceso (en forma de uña. Foto 25: Ligeras deformaciones en las hojas de los brotes en desarrollo (brotación de verano) pueden aparecer tras la aplicación de auxinas de síntesis. . la brotación siguiente de finales del verano no se ve afectada. La brotación siguiente (finales de verano) no se ve afectada. Fuente Agustí et al. En la realización de estos tratamientos hay que tener especial cuidado en no sobrepasar las dosis adecuadas puesto que las sustancias auxínicas tienen efectos fitotóxicos (de hecho. Época II: 30. aplicadas en altas dosis se utilizan como herbicidas). Así pues.Figura 5: Efecto de la aplicación de 2. Se recomienda no rebasar. para árboles adultos. 2500-3000 litros/hectárea (200-250 litros/hg) de caldo de las concentraciones recomendadas para cada auxina. foto 25). de manera que las auxinas de síntesis pueden provocar deformaciones en las hojas en formación debido al comentado efecto fitotóxico de las mismas. 1994. 2003.1 mm.

25% (ester tioetílico) Acido Giberélico 0.5% + MCPA 1% (ester tioetílico) Diclorprop-P 2.4-D (ácido) 0.8% (éster isopropílico) + ANA 1% Acido Giberélico 0. Serie DT nº 32.. 2: 725-728.marm. M. Generalitat Valenciana. Juan M. Primo-Millo E. M. y J. Aznar M. Almela V. 80 pp... del director general de Investigación y Tecnología Agroalimentaria. por la que se establecen las normas para la producción integrada en cítricos. Aznar M. siempre y cuando no se superen los 25 mg/l de materia activa aplicada y se efectúe el tratamiento antes del 15 de julio.. Eres. 1995. Valencia. Soc. Martinez-Fuentes. Treatments to increase the final fruit size on Satsuma ‘Clausellina’...” Bibliografía Agustí M. Agustí M. Cuajado y desarrollo de los Frutos Cítricos. Juan. Zaragoza S. momento de aplicación y cualquier otra..W. España... M... Pesca i Alimentació. M. Agustí M. Desarrollo y tamaño final del fruto en los agrios. Aznar. sin haber frutos maduros en el árbol.asp) Finalmente. Sèrie Divulgació Tècnica.es/es/agricultura/temas/medios-de-produccion/productosfitosanitarios/fitos. 80pp. en el ámbito de la Comunitat Valenciana) establece que “para aumentar el tamaño del fruto se permite la utilización de otras auxinas de síntesis autorizadas. Citriculture. Mesejo. HortScience. y Agustí M.25% + MCPA 0. 1992.5% (ester 2-etilhexil) MCPA 2% (ester tioetílico) MCPA 2% (ester tioetílico) Triclopir 10% Los productos autorizados para España se pueden consultar en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio del Medio Ambiente. Almela V.4-DP. Agustí. Satsuma mandarin fruit size increased by 2. Conselleria d’Agricultura.. Int.. Almela V. Coggins C. A. Pesca i Alimentació. y Eres V. Critical Reviews in Plant Sciences. 2003. 29: 279-281. Trenor I. Generalitat Valenciana.Jr. Conselleria d’Agricultura. como en la realización de cualquier tratamiento. 2000.. Rural y Marino (http://www. Agustí. Mariano. es pertinente recordar que la actual normativa de producción integrada de cítricos (Resolución de 27 de octubre de 2008. Proc. C. .Por tanto.. y Lovatt CL. Sèrie Divulgació Técnica nº 32. 1995. Almela V. la recomendación es seguir siempre las instrucciones del fabricante en cuanto a dosis. V. En la actualidad las materias activas autorizadas para su uso en la Unión Europea son las siguientes: 2. 1994... El-Otmani M.. Generalitat Valenciana. Alonso E.. Valencia. Desarrollo y tamaño final del fruto en los agrios. 19: 395-447. y Pons J. Plant Growth Regulators in Citriculture: World Current Uses. España El-Otmani M.

En estos. Se utiliza mucho en cultivos hortícolas y de forma más ocasional en frutales. en el caso de que exista.5 metros aproximadamente y dejando al descubierto el centro de la calle. ACOLCHADO PLÁSTICO Y CULTIVO BAJO MALLA. el mantenimiento de la humedad del mismo. aunque también se pueden realizar los acolchados con material vegetal como paja o restos de cultivos herbáceos (arroz. un mejor crecimiento de las raíces. la superficie cubierta por el plástico se limita a la línea de plantación. EN LA MEJORA DEL CALIBRE DE LOS FRUTOS CÍTRICOS VII-1: EL ACOLCHADO PLÁSTICO El acolchado plástico es una técnica de manejo de suelo que consiste en cubrir el mismo con un material que generalmente es una lámina de polietileno de color negro de entre 300-400 galgas de espesor.VII: INFLUENCIA DE TÉCNICAS DE CULTIVO PROTEGIDO. Foto 26: Cultivo de cítricos con suelo acolchado en la línea de plantación. con una anchura de 1. soja…) o simplemente con hierbas silvestres. cubriendo. la meseta de plantación. Los beneficios obtenidos con el acolchado del suelo son ampliamente conocidos y entre ellos destacan la mejora de la estructura del suelo. . el incremento de la actividad biológica y un mejor control de las malas hierbas.

438 1.0 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 3 acolchado sin acolchar Tabla 6: Efecto del acolchado de plantones de cítricos de la variedad ‘Capola’ en el desarrollo vegetativo.21 60..0 4.49 119.0 2.708 5.75 106..32 97.56 17.261 2.66 85.48 68.0 0.0 3. Gráfico 3: Efecto del acolchado plástico en el desarrollo del volumen de la copa de plantones de cítricos de la variedad ‘Capola’.0 Volumen de copa (m ) 6.69 120.72 Volumen de copa (m3) Acolchado 0. 2010) Diámetro tronco patrón (mm) No Acolchado Acolchado 16.55 67.0 5. (Gavilá et al. ..08 133. Las barras verticales indican el error estándar.37 40. un adelanto en la entrada en producción de los árboles con acolchado plástico frente a los establecidos en suelo desnudo (tabla 7 y gráfico 4) (Ferrer et al. buscando principalmente adelantar la entrada en producción.38 32.062 No Acolchado 0. (Gavilá et al.129 año año año año año 2001 2003 2005 2007 2009 Los valores en negrita indican diferencias estadísticamente significativas entre tratamientos (test LSD al 95% de nivel de confianza).07 9.. se utiliza casi exclusivamente durante los primeros años de la plantación.77 39.73 Diámetro tronco variedad (mm) No Acolchado Acolchado 10. 2010) 7.Todo ello se traduce en un mayor crecimiento de la planta y un aumento de la cosecha. 2004.588 6. Así pues.0036 0. Gavilá et al. Es por ello que.0032 0. 2010).0 1.05 105. un aumento de la cosecha y por tanto.9 35.79 3. en cultivos arbóreos en general.48 96.53 75.323 1. en plantones de cítricos se ha observado un mayor crecimiento de la planta (gráfico 3 y tabla 6).

9 b 113.0 a 21. Asimismo. mientras que en el último año del estudio las producciones se igualaron y los frutos de los árboles con acolchado presentaban un calibre ligeramente superior. 2010) Producción media (kg/árbol) 120 100 80 60 40 20 0 año año año año año año año 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 Acolchado No Acolchado En cuanto al efecto que el acolchado plástico tiene sobre el tamaño final de los frutos. más azúcares.10 a 30.2 acolchado Letras diferentes en la columna denotan diferencias significativas (p<0. Gavilá et al. Gráfico 4: Efecto del acolchado plástico en la entrada en producción de plantones de cítricos de la variedad ‘Capola’.. Shirgure et al. (2010) en su estudio de la técnica del acolchado en plantones de la variedad ‘Capola’.3 desnudo Suelo 14.. Las barras verticales indican el error estándar. (2003) ensayaron el acolchado con plástico negro en árboles de la mandarina ‘Nagpur’. observaron en los primeros años un efecto negativo sobre el calibre de los frutos como consecuencia del aumento de producción. ácidos y mayor contenido en zumo). .Tabla 7: Valores de la producción de árboles de ‘Oronules’ plantados en 1994.1) El año 1997 los árboles con el suelo acolchado tuvieron algo de producción. obteniendo en los árboles acolchados mayor cosecha y de más calidad (mayor tamaño de fruto.5 b 27. Nakhalla y Ghali (1996) estudiaron el efecto del acolchado en ‘Washington Nável’ determinando que el acolchado produce un aumento en cosecha y tamaño de los frutos. 98-01 Suelo 3. pero no llegó a evaluarse.0 a 23.2 a 39. en kg/árbol (Ferrer et al.6 b 31. 2004) Año 1998 1999 2000 2001 Acum. Por otra parte. teniendo toda la cosecha el calibre pequeño típico de la variedad (50-55 mm). (Gavilá et al.2 a 77.

mayor temperatura y humedad relativa.. del tamaño de los frutos y. La altura de los postes supera los 4 metros en la zona central y los 3 en los laterales. Los postes se asientan en cimientos de cemento y se sujetan por tirantes de cable asentados igualmente en cimientos (fotos 27 y 28). con la consiguiente reducción del estrés hídrico. El cultivo situado en el interior de la instalación cubierta con malla comparado con el cultivo al aire libre. 1998). Todo ello se suele traducir en un aumento de la producción.Gráfico 5: Efecto del acolchado plástico en el calibre de los frutos de la variedad ‘Capola’ en el momento de la recolección. 2010) Peso medio del fruto (g) 160 140 120 100 80 60 40 20 0 2004 2005 Acolchado 2006 2007 2008 No acolchado 2009 VII-2: EL CULTIVO BAJO MALLA Las mallas de plástico se utilizaron inicialmente en fruticultura como medida de protección frente al granizo y otros accidentes meteorológicos. Para cultivos frutales se suele realizar una instalación con estructura metálica de postes de acero galvanizado sobre la cual se coloca la malla de plástico de color blanco de las denominadas “antipulgón”. Posteriormente se fue ampliando su uso al observarse un mayor crecimiento de las plantas y una mayor calidad de los frutos.. Las barras verticales indican el error estándar (Gavilá et al. en ocasiones. adelanto de la madurez (Trénor et al. . menor radiación ultravioleta y reducción de condiciones extremas. disfruta de un microclima más favorable.

Ripoll). . las quemaduras por sol o los rozamientos por viento y los frutos de los árboles bajo malla consiguen alcanzar el tamaño e índice de madurez adecuados con antelación a los que se cultivan fuera de ésta (Consejería de Agricultura y Agua de la Región de Murcia. con el cultivo bajo malla se consigue mayor crecimiento de las plantas (tabla 8). aumentan los rendimientos (tabla 9). Según el Informe preliminar sobre el “estudio de nuevas técnicas ecoeficientes para el cultivo de cítricos” realizado por la Consejería de Agricultura y Agua de la Región de Murcia con la variedad de mandarina ‘Clemenrubí’. Ripoll). mejora la calidad externa de los frutos al reducirse los riesgos de granizo. (fotografía de F.Foto 27: Interior de un invernáculo de malla con cultivo de cítricos (fotografía de F. 2011). Foto 28: Cultivo de cítricos bajo malla.

10 a Cultivo sin malla 34.. el porcentaje de frutos de calibre 74 a 82 mm superó en un 10% a los obtenidos en el exterior. el diámetro de los frutos durante todo su desarrollo presentó diferencias a favor de los cultivados bajo malla en ambas variedades (gráficos 6 y 7).50 b Letras diferentes indican diferencias estadísticamente significativas al 90% de confianza En cuanto al efecto de la malla sobre el calibre de los frutos. En el citado estudio.39 a 1.42 b 1.59 b Tabla 9: Producción acumulada en plantones de ‘Clemenrubí’ de 3 años (Consejería de Agricultura y Agua de la Región de Murcia. El resultado fue similar en ‘Oronules. Tratamiento Producción media (kg/árbol) Cultivo bajo malla 41. En la distribución de calibres de la cosecha de ‘Marisol’ en el interior de la malla. Trénor et al. 2011). (adaptado de Trénor et al. 1998) 140 120 100 80 g 60 40 20 0 15-ago 25-ago 4-sep 14-sep 24-sep fuera dentro 4-oct 14-oct 24-oct .’ Gráfico 6: Evolución del peso medio de los frutos de ‘Marisol’ durante su desarrollo en árboles situados dentro y fuera de la malla.Tabla 8: Desarrollo del árbol de plantones de ‘Clemenrubí’ de 3 años (Consejería de Agricultura y Agua de la Región de Murcia.59 a 1.93 a Cultivo sin malla 52.43 b Letras diferentes indican diferencias estadísticamente significativas al 95% de confianza. 2011). Diámetro medio de copa(m) 2. (1998) en el estudio realizado con las variedades de mandarina ‘Oronules’ y ‘Marisol’ demostraron un aumento del peso de los frutos de ambas variedades en estas condiciones de cultivo. Diámetro medio de Altura media del Tratamiento tronco (mm) árbol(m) Cultivo bajo malla 72.

. “Cultivo de variedades Marisol y Oronules bajo cubierta de malla”. Mª T. J. Gavilá. “Evaluation of perforated polyethylene Munch of loamy sands soil under drip irrigated orange trees. Sonkar. S. Mares. Indian J. Zaragoza. 2003. Annals of Agricultural Science. Revista Comunitat Valenciana Agraria. 1099-1116. nº 140: 35-40. 73:148-152. R. Consejería de Agricultura y Agua. 1998. . Soil termal regime and moisture.G.. Panigrah. “Efectos en el cultivo de los cítricos del acolchado del suelo con plástico negro”. Nakhalia.S. 140 120 100 80 g 60 40 20 0 15ago 25ago 4-sep 14-sep 24-sep 4-oct 14-oct 24-oct fuera dentro Bibliografía.. Sci. D.K. 1996.. F. M.Gráfico 7: Evolución del peso medio de los frutos de ‘Oronules’ durante su desarrollo en árboles situados dentro y fuera de la malla (adaptado de Trénor et al. García. Levante Agrícola.V.. Ghali. I. “Acolchado plástico en plantones de cítricos de la variedad ‘Capola’ (Mioro)”. P. 2004.. http://www. Informe de estudio preliminar sobre nuevas técnicas ecoeficientes para el cultivo de cítricos. nº 402: 296-301.. “Effect of different mulches on soil moisture conservation. Ferrer. Méndez. 1998). Cortés de Lacour P. P. Clarí. nº 11: 3-11. L. growth and yield of drip irrigated Nagpur mandarin (Citrus reticulata)”. 2010.es/pdfs/experiencias/estudio_tec_ecoefic_citricos.ecorresponsabilidad. A. A. Egypt. J. root distribution and tree productivity”. Región de Murcia. P. Shirgure. Shyam. 2.pdf Enero 2011. S. Trénor... weed reduction.. Villalba...N. Fruticultura profesional. Agr.

aunque sean cortos. Como conclusión podemos decir que el calibre del fruto se ve afectado por el estrés hídrico y por tanto se debe evitar estas situaciones en cualquier momento durante el periodo vegetativo. edad. etc. Es conocido que los riegos frecuentes tienden a incrementar el calibre de los frutos y que por el contrario. para que la eficiencia de la aplicación sea adecuada.. Así. no se puede generalizar una recomendación. parece obvio concluir que el sistema de riego localizado permite controlar mejor estas situaciones. A este respecto. Por el contrario se ha comprobado que el estrés hídrico durante el mes de julio en los cultivares de ‘Valencia Late’ y ‘Navel Lane Late’ (Olalla et al. La dosis y frecuencia de riego dependen de las condiciones climáticas y edafológicas y de las características del cultivo como tipo de riego. 2000). muestran que la respuesta fisiológica del árbol frente a un moderado estrés hídrico es diferente en función del momento en el que éste se produzca. No obstante. especialmente al principio del otoño. los periodos de sequía. el riego deficitario durante los meses de septiembre y octubre produce una importante reducción del calibre de los frutos y mayor porcentaje de frutos con clareta (González-Altozano y Castel. Algunos estudios de riego deficitario en ‘Clementina de Nules’. marco de plantación. 2000) no afectan al tamaño final del fruto. tienden a reducirlo. de gran importancia en la determinación del tamaño final del fruto. el riego es una práctica de cultivo limitante de la productividad y sin duda. y por .VIII: INFLUENCIA DEL RIEGO EN EL CALIBRE DE LOS FRUTOS CÍTRICOS En nuestras condiciones de cultivo. Foto 29: Riego por inundación de unos plantones de cítricos. 2003. por tanto.) y durante julio y agosto en ‘Clementina de Nules’ (González-Altozano y Castel.

(ISHS) 537:749-758 Bibliografía no citada expresamente Agustí M.. Editorial Mundi-Prensa. Martínez-Fuentes. España. Cuajado y desarrollo de los frutos cítricos. M. es recomendable vigilar el buen estado de la instalación y realizar un buen mantenimiento de la misma. J.. Generalitat Valenciana. Acta Hort. V. yield and fruit quality”. Vivar J. Citricultura. C. Almela. Herbalejo A.. González-Altozano.L. 2003. Juan. Mesejo. 2000. 2000. M. Madrid. “Effects of regulated déficit irrigation on ‘Clementina de Nules’ citrus trees growth.. 2003.tanto. . P. L. X Congreso Nacional de Ciencias Hortícolas Pontevedra 2003 Fruticultura.. Sèrie Divulgació Tècnica. “Manejo del riego en plantaciones de cítricos: coeficientes de cultivo y necesidades de agua en el Valle del Guadalhorce (Málaga)”. A. Actas de Horticultura nº39. Bibliografía Olalla. Conselleria d’Agricultura i Pesca.L. ningún árbol sufra situaciones de estrés hídrico. Agustí. and Castel.

En la tabla siguiente se reflejan las dosis de nutrientes máximas. potasio. cuando existan. para árboles adultos. como es lógico. por grupos de variedades. las dosis de abonado para estos nutrientes son superiores en los casos de riego por inundación. En efecto. El potasio se comporta de manera diferente. las cuales. es un requisito previo e indispensable para obtener frutos de calidad. para un marco de plantación estándar. Recomendaciones de abonado: En base a numerosos estudios se han establecido las necesidades de nutrientes a lo largo del ciclo de cultivo. aplicaciones foliares de nitrato potásico al 2% durante el verano se han mostrado eficaces en el aumento del tamaño final del fruto (Agustí . hierro y zinc causan una reducción del tamaño final del fruto (Quiñones et al. magnesio. por ello. Para hacer una recomendación se tiene en cuenta además la eficiencia de la aplicación. las carencias de nitrógeno. Por tanto no se deben realizar aportes excesivos de nutrientes ya que empeoran la calidad de los frutos y perjudican al medio ambiente. Así. en plena producción. una vez alcanzado el nivel foliar adecuado. ya que concentraciones superiores a las consideradas óptimas mejoran el tamaño del fruto sin afectar a otros aspectos de su calidad. la parte de nutrientes realmente absorbida del total aplicado. calcio. La fertilización es una práctica fundamental en el cultivo de los cítricos y después del riego constituye el segundo factor limitante de la producción.IX: INFLUENCIA DE LA FERTILIZACIÓN EN EL CALIBRE DE LOS FRUTOS CÍTRICOS. Ahora bien. 2000). Esta eficiencia es para el nitrógeno. difieren en función de la edad y desarrollo de la plantación. las deficiencias de elementos minerales alteran el desarrollo de las plantas y por tanto el crecimiento del fruto puede verse alterado. la adición de nutrientes tiene efectos desfavorables para la calidad de los frutos. El objetivo del abonado es incrementar la fertilidad natural del suelo con el fin de obtener un aumento del rendimiento de la producción y una mejora de la calidad. es decir. En general. La corrección de carencias. La práctica del abonado se basa en la restitución de los elementos nutritivos extraídos por el cultivo y la aportación de los elementos ausentes o que existen en cantidad insuficiente en el suelo. 2010). el fósforo y el hierro superior en los cultivos con riego por goteo. .

.. Legaz F. MARM Estas dosis estándar se corregirán en función de los resultados de los análisis foliares y de agua de riego. Martínez B. por lo cual. Capítulo 24: ABONADO DE LOS CÍTRICOS.Fuente: Quiñones A. Las dosis recomendadas se deben ajustar... Primo Millo E. Las hojas son órganos muy sensibles a los cambios en la disponibilidad de nutrientes. Martínez B. GUIA PRÁCTICA DE LA FERTILIZACIÓN RACIONAL DELOS CULTIVOS EN ESPAÑA. teniendo en cuenta este análisis. 2010. Capítulo 24: ABONADO DE LOS CÍTRICOS... Primo Millo E. MARM . el análisis foliar es la herramienta fundamental para determinar el estado nutritivo del arbolado. Legaz F. Para este ajuste se dispone de las siguientes dos tablas: Fuente: Quiñones A. por tanto. 2010. GUIA PRÁCTICA DE LA FERTILIZACIÓN RACIONAL DELOS CULTIVOS EN ESPAÑA.

así como un factor de insolubilización del Mg por el suelo de 0. Legaz F... hay que reducir las dosis estándar según el aporte de nitratos y de magnesio. Martínez B. Capítulo 24: ABONADO DE LOS CÍTRICOS. MARM En ocasiones. Fuente: Quiñones A. En concreto. GUIA PRÁCTICA DE LA FERTILIZACIÓN RACIONAL DE LOS CULTIVOS EN ESPAÑA. Martínez B.Fuente: Quiñones A.. Primo Millo E.. Primo Millo E.. Las cantidades están calculadas para un volumen de riego de 5000 m3/ha y un factor de eficiencia en la utilización de los nutrientes de 0. 2010. 2010. Legaz F. GUIA PRÁCTICA DE LA FERTILIZACIÓN RACIONAL DE LOS CULTIVOS EN ESPAÑA Capítulo 24: ABONADO DE LOS CÍTRICOS. MARM .. el agua de riego contiene cantidades significativas de algunos nutrientes que conviene tener en cuenta para ajustar las dosis de abonado.5. A continuación se presentan dos tablas que muestran las cantidades de estos nutrientes aportadas por el agua de riego.6.

Madrid. Almela. M. Editorial Mundi-Prensa... Normas para la fertilización de los agrios. 1999. A. Legaz. Legaz F. . Serie Fullets Divulgació nº 5-88. 2010. Sèrie Divulgació Tècnica. Quiñones A. Bibliografía no citada expresamente Agustí.Bibliografía Agustí M. Generalitat Valenciana. Primo Millo E.. Generalitat Valenciana. 1988. Conselleria d’Agricultura i Pesca. E. 2000. F.. F. Mesejo. IV Congreso de Citricultura de la Plana. Citricultura. España. Ministerio del Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. Primo Millo. Influencia del abonado en la calidad del fruto.. 2003. Juan. Martínez-Fuentes. Cuajado y desarrollo de los frutos cítricos. Legaz. Conselleria d’Agricultura i Pesca. V. Martínez B.. M. Bañuls. Primo Millo. Guía práctica de la fertilización racional de los cultivos en España. Capítulo 24: Abonado de los cítricos. E. J. C.

descamaciones o exudaciones gomosas en la corteza. Se caracterizan porque los agentes que las causan van asociados al material vegetal y se propagan junto con este. en primer lugar es de suma importancia la elección de un material vegetal sano y certificado para conseguir una cosecha de calidad. como del material autóctono para no incrementar la incidencia de estas enfermedades. A continuación vamos a abordar cada una de estas cuestiones. defoliaciones. carenciales o fisiológicas. A su vez. Estas enfermedades se propagan con el propio material vegetal. floraciones anormales. En los cítricos. enanismo. muerte de raicillas. X-1: UTILIZACIÓN DE MATERIAL VEGETAL CERTIFICADO. Como es de sobra conocido. La tristeza es la virosis más importante de nuestra citricultura y una de las más devastadoras a nivel mundial. los factores genéticos propios de la variedad van a condicionar los calibres máximos que se pueden alcanzar. tales como las criptogámicas. sin olvidarnos de considerar las características de los patrones a utilizar puesto que imprimen a la variedad cultivada distintos comportamientos relacionados con la productividad y con la calidad. reducción de cosecha por un menor número de frutos y de pequeño tamaño. en el momento de realizar una nueva plantación o un cambio de variedad. tanto del material que proviene de otros países para evitar la introducción de enfermedades que no están presentes en España. En las especies vegetales en general y en los cítricos en particular. La sintomatología que causan estas enfermedades es muy variada y nada específica y se confunde con otro tipo de enfermedades. causan un debilitamiento de la plantación y la consecuente reducción de la productividad así como de la calidad de la cosecha llegando en ocasiones a producir la muerte de árboles. Esta enfermedad se trasmite con el material vegetal y también por picaduras de diversos pulgones. los síntomas pueden afectar a todos los órganos: pueden producir clorosis. existe un numeroso grupo de enfermedades al que se le da el nombre genérico de “virosis”. Si a esto añadimos que son enfermedades para las cuales no existen tratamientos curativos. etc. En definitiva. deducimos que es muy importante establecer medidas preventivas de control del material vegetal. causa el .X: CALIBRE DE LOS FRUTOS CÍTRICOS: LA IMPORTANCIA DEL MATERIAL VEGETAL Como ya se anunció en la introducción de esta “Guía de manejo de los cítricos”. Algunas de estas enfermedades son realmente causadas por virus y otras son producidas por viroides u otros microorganismos tales como bacterias y micoplasmas. de manera que las plantas propagadas a partir de un árbol enfermo están infectadas por todas las virosis presentes en el árbol original. necrosis en hojas y flores.

y por tanto ‘certificado’. en décadas pasadas se puso en marcha el ‘Programa de mejora sanitaria de variedades de cítricos de la Comunidad Valenciana’. − un sistema de distribución de material sano a través de los viveros autorizados. 1994). puesto que ello nos asegura que la plantación se realiza con todas las garantías de calidad genética y sanitaria. Este sistema de certificación y saneamiento garantiza la calidad genética y sanitaria de los plantones producidos por los viveros autorizados (Villalba. − un programa de cuarentena para evitar la introducción de enfermedades en el material vegetal importado. y − el establecimiento de un banco de germoplasma de agrios. al realizar una nueva plantación o cambio de variedad es fundamental la utilización de material vegetal procedente de viveros autorizados.decaimiento y muerte de naranjos. Debido a la enorme incidencia de tristeza en nuestra citricultura. En definitiva. el cual está comprendido por: − un programa de saneamiento mediante el cual se obtuvieron plantas libres de virus de todas las variedades existentes en España. mandarinos y pomelos injertados sobre patrón naranjo amargo. y ello a su vez es garantía de productividad y calidad en las futuras cosechas. .

Segunda (70-77 mm). Algunas variedades de clementinas como ‘Fina’. estarán siempre en torno a un diámetro medio característico. Segunda (54-58 mm). la forma del fruto. el tamaño del fruto es también una característica intrínseca de cada variedad. las clasificaciones de la fruta en los almacenes y en consecuencia las liquidaciones se realizan en función de la distribución de calibres que presenta la cosecha. la productividad. en la tabla siguiente se muestra cómo se relacionan estos parámetros para los frutos de ‘clementina Fina’: Diámetro (mm) % corteza % zumo 45 32. en algunas liquidaciones de la campaña 2010-2011 los calibres más rentables. en este artículo queremos remarcar que de entre todas las características que diferencian a unas variedades de otras (la época de maduración. sin distinguir variedades. Gordo (>94 mm). Tercera (64-70 mm) y Pequeño (<64 mm). En las tablas 11 a 14 se recoge el diámetro medio de un importante número de variedades comerciales. etc. Tercera (50-54 mm). . Es decir. si bien mediante algunas técnicas de cultivo puede aumentarse en cierta medida. el diámetro del fruto es una más. por el contrario. su color.5 43.1 Tabla 10: Características de los frutos de ‘Clementina Fina’ de diferentes calibres (Adaptado de Agustí et al.8 44. ‘Esbal’.). la cantidad de zumo.8 55 39. Gordo (>74 mm) y Pequeño (<50 mm). Como ejemplo. en el caso de las clementinas.9 39. es sabido que los frutos de mayor tamaño tienen cortezas más gruesas y en general más bastas. Hay que resaltar también que no existe una relación directa entre mayor calibre y mayor calidad nutritiva u organoléptica. con la clasificación que citábamos a modo de ejemplo. el porte del árbol. de manera que los frutos de una determinada variedad. pagándose un precio menor tanto a los calibres muy pequeños como a los muy grandes. Por ejemplo. En naranjas el orden resultante fue diferente: Primera (77-94 mm). por tanto. ordenados de mayor a menor precio. así como un menor contenido en zumo.X-2: EL DIÁMETRO DEL FRUTO EN LAS DISTINTAS VARIEDADES El calibre de los frutos es uno de los principales factores de calidad. Esta es la razón fundamental por la cual estas variedades de una elevada calidad organoléptica se encuentran en claro retroceso. 2003) Además de estas consideraciones generales sobre el tamaño de los frutos. de hecho. el porcentaje de cosecha clasificado como 1ª sería prácticamente cero.0 65 42. ‘Beatriz’ o ‘Capola’ tienen un diámetro medio de 50 a 58 mm.6 70 46.5 42. de forma natural y genéticamente determinada. fueron: Primera (58-74 mm).

es) VARIEDAD Alberina Arrufatina Basol Beatriz Capola Clemenpons Clemenlate Clemensoon Clemenrubí Clemenules Clementina Fina Clemenval Clemenverd Nero Cultifort Esbal Hernandina Loretina Marisol Nulessin Oct-488 Orogrande Orogros Oronules Oroval Sando ORIGEN Mutación de Clementina Fina Mutación de Clemenules Mutación de Oronules Mutación de Clementina Fina Mutación de Clemenules Mutación de Clemenules Mutación de Clemenules Mutación de Oronules Mutación de Oronules Mutación de Clementina Fina Semilla (Argelia) Mutación de Esbal Mutación de Clemenules (IVIA) Mutación de Clemenules (IVIA) Mutación de Oronules Mutación de Clementina Fina Mutación de Clementina Fina Mutación de Marisol Mutación de Oroval Mutación de Clemenules (IVIA) Mutación de Clemenules Selección de Clemenules Mutación de Oronules Mutación de Clementina Fina Mutación de Clementina Fina Mutación de Clementina Fina DIÁMETRO MEDIO (mm) 55-60 65-70 52-57 50-55 50-55 57-65 55-60 55-60 55-60 57-65 52-57 60-70 57-65 57-65 55-60 52-57 55-60 54-58 55-63 57-65 55-60 57-65 55-58 55-60 58-63 55-60 Tabla 12: Diámetro medio de los frutos de las variedades de SATSUMAS. las de mayor tamaño (‘Clemenules’. ‘Orogrande’. hay otras variedades (‘Oronules’. Tabla 11: Diámetro medio de los frutos de las variedades de CLEMENTINAS. por ejemplo. ‘Cultifort’…) cuyos frutos tienen un diámetro medio de 55 a 60 mm. ‘Orogros’. mantener una misma clasificación y por tanto igual liquidación para todas las variedades de clementinas provoca el abandono del cultivo de variedades que tienen menor tamaño aunque superen a otras en calidad organoléptica. ‘Arrufatina’.es) VARIEDAD ORIGEN Clausellina Mutación de satsuma Owari Iwasaki Mutación de satsuma Okitsu Okitsu Semilla de Miyagawa Owari Desconocido DIÁMETRO MEDIO (mm) 55-60 55-60 55-70 55-65 Dentro del grupo de híbridos de mandarino también hay diferencias muy notables en el tamaño medio del fruto. la variedad ‘Nadorcott’ tiene un . (Fuente: www.ivia. Por último.Así pues. Continuando con las clementinas. ‘Clemenrubí’. por lo que se las considera también “pequeñas”. Así.ivia. dentro del grupo de variedades de clementinas. (Fuente: www. ‘Clemenval’…) tienen un tamaño medio no superior a 70 mm.

4n (TemplexDancy) Encore x Mand.es) VARIEDAD Alcántara (3n) Clara (3n) Ellendale Fortune Garbí (3n) Gold Nugget Kara Mandared (3n) Moncalina Moncada Nadorcott Nova Ortanique Primosole Queen Safor (3n) TDE-2 (Shasta Gold) (3n) TDE-3 (Tahoe Gold) (3n) TDE-4 (Yosemite Gold) (3n) ORIGEN Oroval x Tarocco Monreal x Tarocco Desconocido Clementina Fina x Mandarino Dancy Fortune x Murcott Mandarino Wilking x Mandarino Kincy Owari x Mandarino King Clemenules x Tarocco Mutación Moncada (IVIA) Oroval x Kara Semilla de Murcott Clementina Fina x Tangelo Orlando Desconocido Satsuma Miho x Mandarino Carvalhais Desconocido Fortune x Kara Encore x Mand. (Fuente: www.tamaño medio de 50 a 60 mm. 4n (TemplexDancy) DIÁMETRO MEDIO (mm) 76-86 70-74 55-63 60-65 65-70 60-70 60-70 65-75 65-70 65-70 50-60 55-65 55-70 70-80 65-75 55-60 74-77 57-63 75-80 . Foto 30: Frutos de ‘Nadorcott’. mientras que otras variedades pueden superar los 80 mm.ivia. Tabla 13: Diámetro medio de los frutos de las variedades de HÍBRIDOS de mandarino. 4n (TemplexDancy) Encore x Mand.

de una calidad organoléptica indiscutible. sería deseable distinguir en las liquidaciones a aquellas variedades que genéticamente producen un fruto de menor tamaño pero que ofrecen una elevada calidad organoléptica. la variedad ‘Barberina’ tiene un diámetro medio superior mientras que la ‘Valencia Delta Seedless’ es siempre algo más pequeña. son a su vez los de menor tamaño. podríamos decir que. Fotos 33 y 34: Árbol de ‘Barberina’ (izq.) y detalle de frutos (dcha. Fotos 31 y 32: Árbol de ‘Valencia Delta Seedless’ (izq.) Recomendamos visitar la página web del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (http://www. . como ya se ha comentado. En conclusión. Y por tanto.) Entre las naranjas del grupo de las “Valencias”. Los frutos de la variedad ‘Navelate’.En cuanto a naranjas.) y detalle de frutos (dcha.ivia. podemos hacer una reflexión similar. en la calidad de la fruta intervienen muchos más aspectos que caracterizan a las distintas variedades y que deberían considerarse en la determinación de los precios a percibir por el agricultor.es/variedades/) donde se recoge un amplio catálogo de variedades comerciales que incluye la descripción de sus principales características. sin ánimo de restar importancia al calibre. mientras que los frutos de ‘Powell Summer Navel’ o ‘Chislett Summer Navel’ son los que presentan un calibre superior dentro del grupo de las náveles tardías.

es) VARIEDAD Barnfield Late Navel Barberina Caracara Chislett Summer Navel Fukumoto Lane Late Navelate Navelina Newhall Powell Summer Navel Rohde Summer Navel Salustiana Sanguinelli Tarocco Rosso Valencia Delta Seedless Valencia Late Valencia Midknight Seedless Washington ORIGEN Mutación de Washington Mutación de Valencia Late Mutación de Washington Mutación de Washington Mutación de Washington Mutación de Washington Mutación de Washington Mutación de Early Navel Mutación de Washington Mutación de Washington Mutación de Washington Mutación de Comuna Mutación de Doble Fina Mutación de Sanguinelli Mutación de Valencia Late Desconocido Mutación de Valencia Late Desconocido DIÁMETRO MEDIO (mm) 75-80 70-75 75-78 78-83 75-80 73-78 65-70 70-75 70-75 78-83 77-82 64-70 56-62 66-74 67-72 67-72 69-75 75-80 Foto 35: Ejemplo de ficha varietal que se muestra en la página web del IVIA.Tabla 14: Diámetro medio de los frutos de las variedades de NARANJAS (Fuente: www.ivia. X-3: INFLUENCIA DEL PATRÓN SOBRE EL TAMAÑO DEL FRUTO .

El patrón aporta a la planta el sistema radicular. tales como el vigor y tamaño del árbol. Así. exocortis. El segundo patrón más utilizado hasta hace aproximadamente una década era el mandarino ‘Cleopatra’. acumulan los carbohidratos sintetizados en las hojas. por ejemplo. o a enfermedades viróticas. resistencia a nematodos.La elección del patrón o portainjertos representa una cuestión de máxima importancia. puesto que de ello depende el éxito de la plantación. Se comercializan también aunque en cantidades inferiores plantones sobre Citrus volkameriana (6.5%).1%) (fuente: Conselleria d’Agricultura. sintetizan algunas hormonas. en los parámetros de calidad intrínseca. citrumelo ‘Swingle’ (4. para los que las opciones se reducen enormemente. suelo o variedad a cultivar. adaptan las variedades que soportan a las condiciones del suelo. pH o exceso de agua. Sección de Certificación Vegetal. en China. En todas las áreas citrícolas del mundo se pueden encontrar numerosos patrones de agrios en estudio.) Raf. a podredumbre de raíz por Phytophtora.. Más de veinte características agronómicas están influenciadas por el portainjertos. Servicio de Prevención Fitosanitaria.gva. La elección del patrón debe realizarse considerando las condiciones locales de clima y suelo de la zona en cuestión. tristeza. Japón y algunas áreas de Argentina se emplea mayoritariamente el Poncirus trifoliata (L. el patrón más utilizado es el citrange ‘Carrizo’. tolerancia al frío. Campaña 2009-2010) (http://www.. limonia Osb. Alimentació i Aigua. posición que es ocupada actualmente por el Citrus macrophylla que supone un 16% de los árboles suministrados por los viveros de la Comunidad Valenciana.es).1%). Actualmente.9%). por supuesto. a patrones tolerantes a tristeza y que se adapten a nuestras condiciones agroecológicas. y como es de suponer. la variedad a cultivar y. contrasta enormemente con la situación en cuanto a patrones. en España. desarrollo y profundidad radicular. mandarino ‘Cleopatra’ (5. citrange ‘C-35’ (5%). Además influye en la cantidad de cosecha y en las características del fruto. y se limitan. el cual se utiliza aproximadamente en el 61% de las nuevas plantaciones. y hasta les confieren tolerancia a algunas enfermedades. jambhiri Lush) en Sudáfrica y algunos países de América del Sur (Forner. . El amplio abanico de posibilidades de elección de material vegetal de variedades de cítricos.7%) ‘Forner-Alcaide 5’ (0. como salinidad. 1996). la lima ‘Rangpur’ (C. en la época de maduración. pero en cada una de ellas se utiliza comercialmente un número muy reducido de ellos: son aquellos patrones que se han ido seleccionando a lo largo del tiempo por su mejor adaptación a las características particulares de clima.. A continuación se describen los patrones más utilizados en España haciendo hincapié en su influencia en el tamaño del fruto. psoriasis. también en el tamaño del fruto.) y el limón rugoso (C. excepto para limones.3%) y citrange ‘Troyer’ (0. naranjo amargo (0.agricultura. Pesca. Las raíces son responsables de la absorción de agua y nutrientes. en Brasil. la tolerancia a enfermedades y virosis. adaptación a las condiciones del suelo..

Citrange ‘Carrizo’ Todos los citranges son híbridos intergenéricos. hasta hace pocos años. En general los citranges son sensibles a elevados niveles de caliza en el suelo y a la salinidad (Agustí. principalmente en las zonas donde las condiciones agroecológicas limitan el uso del citrange ‘Carrizo’ (suelos muy calizos y aguas de mala calidad). únicamente se usaba como patrón de limoneros puesto que es sensible a tristeza. Son moderadamente resistentes a las enfermedades producidas por los hongos del género Phytophthora y sensibles a nematodos. 2000. Los árboles con patrón citrange ‘Carrizo’ adquieren un tamaño de árbol que denominamos estándar. En cuanto a tolerancia frente a virosis. es el patrón más utilizado en España y en otras áreas citrícolas del mundo (EEUU) y por ello es muy conocido y se toma habitualmente como referencia en la comparación del comportamiento de otros patrones. mandarinos e híbridos ha aumentado considerablemente. Este portainjertos imprime a la variedad injertada una alta productividad y excelente calidad de fruta. Concretamente. Foto 36: Ventana realizada en la corteza de un árbol de ‘Clemenules' sobre Citrus macrophylla en la zona de unión injerto/patrón. psoriasis y xyloporosis. Forner 1985). Citrange ‘Carrizo’ como ya se ha comentado. 1985). El tamaño de la fruta es mayor que con otros patrones como citrumelo o mandarino ‘Cleopatra’. similar al que producen ‘Forner-Alcaide 5’ o Citrus volkameriana e inferior al que alcanzan con Citrus macrophylla (ver tabla 15). pero son sensibles a exocortis. los citranges son tolerantes al virus de la tristeza. Citrus macrophylla En España. el citrange ‘Carrizo’ se originó espontáneamente en una multiplicación por semillas de citrange ‘Troyer’ (Forner. . Su utilización con todo tipo de variedades de naranjo. de naranjo dulce y Poncirus trifoliata. Se observan punteaduras en la madera que indican la sensibilidad del patrón al virus de la tristeza de los cítricos.

2000. 1985). generalmente es inferior al alcanzado con los citranges aunque los datos de algunas experiencias afirman lo contrario (ver tabla 15). Otras características son su tolerancia a la caliza. alta productividad pero baja calidad de fruta (Agustí. Tiene una entrada en producción más lenta que otros patrones. Forner. Por contra es sensible al frío y la calidad de la fruta es peor que con otros patrones (menos cantidad de zumo. muy resistente a salinidad y a caliza. Foto 37: Clementina ‘Fina’ injertada sobre patrón Citrus macrophylla Citrus volkameriana Es tolerante a tristeza y sensible a algunas virosis transmisibles por pulgones. es vigoroso y provoca una rápida entrada en producción y una alta productividad. Mandarino ‘Cleopatra’ Es un patrón tolerante a tristeza. menor contenido en azúcares y menor acidez). aunque en algunas experiencias ha obtenido tamaño de fruta menor que el citrange ‘Carrizo’ (ver tabla 15).Sus principales cualidades son su resistencia a salinidad y caliza. La productividad es buena y la calidad de la fruta excelente (Agustí. elevado vigor. El tamaño de la fruta es en general grande. En cuanto al tamaño de la fruta es claramente el patrón que produce frutos de mayor calibre (ver tabla 15). . En cuanto al tamaño de la misma. 2000. Forner 1985).

aspecto que se soluciona con las adecuadas aportaciones de hierro en forma de quelatos. Es tolerante a la caliza y a la salinidad. y asimismo es tolerante al virus de la tristeza de los cítricos. El tamaño de la fruta es similar o algo menor que con citrange ‘Carrizo’ (ver tabla 15). lo cual limita enormemente su uso. Es resistente al virus de la tristeza.ivia. 2007).es/documentos/nuevasvariedades/patrones/No5. En cuanto al tamaño de la fruta. 2000. sinensis y P. de manera que en algunos ensayos fueron calibres similares a los de citrange ‘Carrizo’ y en otros. pudiéndose emplear solo en suelos con un bajo contenido en caliza. La fruta producida es en general de buena calidad (Mares et al. Su mayor inconveniente es su marcada sensibilidad a caliza. trifoliata.Citrange ‘C-35’ Como todos los citranges. Las características más llamativas del citrange ‘C-35’ son su elevada productividad y que los árboles desarrollan un tamaño algo menor que un ‘Carrizo’ o un ‘Cleopatra’.pdf). mayores (ver tabla 15). (http://www.. este patrón se encuentra a menudo entre los mayores calibres (ver tabla 15). . Son sensibles a suelos con elevado contenido en caliza. Concretando en el tamaño de la fruta. Forner. Es muy productivo y la fruta es de excelente calidad. Datos obtenidos de experiencias realizadas en España. los datos publicados no muestran una tendencia clara. ‘Forner-Alcaide 5’ Es un híbrido de mandarino ‘Cleopatra’ y Poncirus trifoliata obtenido en el IVIA. Foto 38: ‘Clemenules’ sobre patrón ‘FornerAlcaide nº 5’ Tabla 15: Influencia del patrón en el tamaño del fruto. 1985). resistente al encharcamiento y a nematodos. Citrumelo ‘Swingle’ Es un híbrido de pomelo y Poncirus trifoliata tolerante a tristeza y a salinidad. Es productivo y la calidad de la fruta es buena (Agustí. es híbrido de C.

volkameriana 79.95 ns M.2 68. ‘Cleopatra’ 65.Variedad y localización del ensayo ‘Lane Late’ Elche (Alicante) ‘Lane Late’ Alcalá del Río (Sevilla) ‘Clemenules’ Villanueva de los Castillejos (Huelva) ‘Navelina’ Moncada IVIA (Valencia) ‘Clemenules’ Alcalá del Río (Sevilla) ‘Navelina’ Alcalá del Río (Sevilla) ‘Salustiana’ Alcalá del Río (Sevilla) ‘Oronules’ Náquera (Valencia) ‘Orogrande’ Náquera (Valencia) ‘Navelina’ Elche (Alicante) ‘Clemenules’ Moncada (Valencia) Clementina ‘Fina’ Moncada (Valencia) ‘Moncada’ Llíria (Valencia) ‘Lane Late’ Elche (Alicante) Diámetro Patrones ensayados medio del fruto (mm) C.10 a 132. 2011 Carmona GarcíaOlalla et al. 2003 Carmona GarcíaOlalla et al. ‘Cleopatra’ 65.10 119. volkameriana 67.54 a 307. ‘Cleopatra’ 76.05 bc ‘Forner-Alcaide 5’ 67.49 Citrange ‘Carriz’o 54.77 Citrange ‘C 35’ 65.86 ± 0. volkameriana 79. macrophylla 57. macrophylla 2n 73.25 ‘Forner-Alcaide 5’ 63. 2011 b Forner-Giner et al.09 ± 1.34 ns C.53 abc 212.91 Citrange ‘C 35’ 52.78 ns 216.28 b M.29 ab Citrange ‘Carrizo’ 67.12 a Citrange ‘Carrizo’ 73. ‘Cleopatra’ 76.62 ± 0.1 bcd Citrange ‘Carrizo’ 73. 2011 a Arenas et al.43 Citrange ‘C-35’ 60.24 bc C. ‘Cleopatra’ 78. macrophylla 4n 73.53 ns 798. ‘Cleopatra’ 81.09 ab 242.12 ns C.07 b 274. ‘Cleopatra’ 75.53 ns 116.45 Citrange ‘Carrizo’ 66.34 bc Citrange ‘Carrizo’ 83.55 ns Citrange ‘Carrizo’ 79.2 M.06 ‘Forner-Alcaide 5’ 51.3 ab ‘Forner-Alcaide 5’ 75.23 ns 140.7 Peso medio del fruto (g) 235.4 233.88 Citrange ‘C-35’ 62. volkameriana 71.88 Citrange ‘Carrizo’ 70.77 a 242.18 bc 319.07 153.6 C.95 80. macrophylla 67.45 ns Citrange ‘Carrizo’ 52.85 b 283. macrophylla 79.13 - Referencia Legua et al. ‘Cleopatra’ 75. volkameriana 77.47 a 124.08 114.0 abc M. 2007 Grupo de cítricos del SDT (IVIA) (datos sin publicar) Grupo de cítricos del SDT (IVIA) (datos sin publicar) Grupo de cítricos del SDT (IVIA) (datos sin publicar) Grupo de cítricos del SDT (IVIA) (datos sin publicar) .72 bcd 242. volkameriana 77.77 ns M.34 M.70 ± 0.64 122.01 ns ‘Swingle’ citrumelo 75.93 Citrange ‘C-35’ 76.70 C.83 Citrange ‘Carrizo’ 64.41 a ‘Forner-Alcaide 5’ 81.27 99.9 a 215.0 a Citrange ‘C-35’ 78.64 202.47 ab C. 2011 Mares et al. ‘Cleopatra’ 75. 2011 Carmona GarcíaOlalla et al.00 a 266.30 ns 127.31 C.72 c M. 2011 Arenas et al.16 83.87 97.3 bcd C.38 Citrange ‘Carrizo’ 60.86 ab 229.96 a 214.53 a 270.09 ns ‘Swingle’ citrumelo 67.72 C. macrophylla 69.96 M.39 b M.47 108.06 C.13 157.79 ab ‘Swingle’ citrumelo 82.21 ab C.38 abc 127. 2007 Mares et al.80 ab 355.64 abc ‘Swingle’ citrumelo 65.48 ‘Forner-Alcaide 5’ 61. macrophylla 88.60 ns 270.92 ab C.33 abc Citrange ‘Carrizo’ 77.5 71. macrophylla 81.41 ns 223.33 127.55 bcd 154.2 114. 2007 Mares et al.4 117.37 C.96 ab 112.38 Citrange ‘C-35’ 51.96 a 185.

V. Levante Agrícola.. García-Moreno. M. Arenas. Hervalejo.. “Resultados preliminares del comportamiento agronómico de la variedad ‘Lane Late’ injertada sobre varios patrones”. C. F.B.8 a 299. A. F.J. Gavilá.J.18 b 80.. Forner. A. M. Prats. Scientia Horticulturae 98. Méndez.3 a 258.. 224-233. E. J. “Plant growth. Salguero. A.322-328. A. Salguero. Levante Agrícola número 404 1er trimestre 2011. J. A.03 a 80. Salguero. Bellver. Hervalejo. A.. R. J. 223-232. 2011. D.3 b Grupo de cítricos del SDT (IVIA) (datos sin publicar) Grupo de cítricos del SDT (IVIA) (datos sin publicar) Letras diferentes indican diferencias estadísticamente significativas entre patrones de cada ensayo. Forner-Giner. 2011 a. ‘Cleopatra’ 83.. Prats.. Merino. M. A. L. No 1 271-279. mandarino ‘Cleopatra’ y Citrus volkameriana”. Legua. Arenas. “Resultados de experiencias con los patrones de cítricos ‘Gou Tou’.4 a 79.. T. T.‘Navel Rohde Summer’ Algemesí (Valencia) Variedades del grupo nável tardías Llíria (Valencia) Citrange ‘C-35’ Citrange ‘Carrizo’ ‘Forner-Alcaide 5’ C. 44-48.. ‘C35’ y ‘C-32’”. Levante Agrícola número 407 4º Trimestre 2011.99 b 83. 2007. T.. “Resultados preliminares del comportamiento de ‘Clemenules’ injertada sobre varios patrones” Vida Rural 15 octubre 2011.. Baena. ..4 b 82. 2º trimestre 2007.J. 27-31. Forner-Giner. P.A.3 a 84.A. M. Mares..A. yield and fruit quality of ‘Lane Late’ navel orange on four citrus rootstocks”. ‘Navelina’ y ‘Salustiana’ en cuatro portainjertos: citrange ‘Carrizo’. Vol 9. T. Prats. número 386. Primo-Millo. Forner-Giner.8 b 80. 2003... 2011 b.. A.. Forner. Carmona García-Olalla.. F. “Comportamiento agronómico de tres variedades de cítricos ‘Clemenules’.00 a 304. V.. macrophylla Citrange ‘Carrizo’ Citrange ‘C-35’ ‘Forner-Alcaide 5’ M. 2011. Spanish Journal of Agricultural Research. Villalba. M.2 b 268.. mandarino ‘Cleopatra’ y los citranges ‘Carrizo’... Hervalejo. Referencias de la tabla 15: Arenas.A. R.. Alcaide. citrumelo.. Bellver. J.. Forner-Giner. “Performance of ‘Navelina’ orange on 14 rootstocks in Northern Valencia (Spain)”..

Virosis y enfermedades afines de los cítricos. Valencia (España). 80pp.M. L. España. pdf http://www. J. 20pp. 416pp Agustí. J. Valencia. M. Villalba. Principales enfermedades de los cítricos. Forner. Características de los patrones de agrios tolerantes a tristeza. Nules (Castellón). Levante Agrícola.. Forner. Almela V. . C. 411pp. Publicaciones de extensión agraria. Série Divulgació Técnica.ivia. 2º trimestre 2007..ivia.. Cuajado y desarrollo de los Frutos Cítricos. 2003. Mariano. 1981.B.V. España. “Perspectivas en la utilización de patrones en citricultura”. Cursos de Formación de Agricultores Cualificados. J.. Gavilá..gva. R. Nº 386.es/variedades/ http://www. ‘C-35’ y ‘C-32’”. A. 2007. Conselleria D’Agricultura i Medio Ambiente. M.. Generalitat Valenciana. “Resultados de experiencias con los patrones de cítricos ‘Gou Tou’. D. Carrero. Madrid. II Congreso de Citricultura de La Plana: 29-41.. 1985. 2000. 224-233.es/web/web/guest/agricultura/areas-de-trabajo/mejorade-la-competitividad/certificacion-vegetal/plantas-de-vivero-de-citricos Mares. Villalba.B. Citricultura.agricultura.Bibliografía Agustí. Martínez-Fuentes. Peixca y Alimentació. 30 pp. Generalitat Valenciana. Madrid.es/documentos/nuevasvariedades/patrones/Caracteristicas_patrones. Bellver. Madrid. T. 1996. España. Méndez. M. Conselleria D’Agricultura.. España. D. y J.. Ediciones Mundi-Prensa. Generalitat Valenciana Conselleria d’Agricultura i Pesca.. J. España. http://www. 1994. mandarino ‘Cleopatra’ y los citranges ‘Carrizo’. Mesejo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful