PROCEDIMIENTOS DE EVALUACIÓN COMUNES A TODAS LAS ÁREAS Recurrimos a instrumentos diversos para recoger los datos que nos

permiten hacer una evaluación más ajustada y significativa de cada alumno. Las características propias de cada grupo y sus necesidades nos llevan a priorizar unos instrumentos u otros o a modificar su contenido dependiendo del caso. Ajustándonos a nuestro Proyecto Educativo nos apoyamos en diversas estrategias que favorecen la evaluación continua: 1. Evaluación inicial: Quedan establecidas una serie de pruebas iniciales que sirven como punto de partida para planificar el curso y la actuación concreta con cada alumno. 2. Establecemos las actividades a largo de cada unidad. 3. Recogemos datos relevantes mediante la observación directa. 4. Elaboramos un registro de actividades concretas y significativas dentro de las distintas áreas. Estas actividades aportan datos significativos con respecto a las distintas áreas.: textos escritos, retos matemáticos, investigaciones de Conocimiento del Medio, trabajos en equipo… 5. Realizamos pruebas: pruebas concretas de carácter oral o escrito al finalizar las distintas unidades. Pruebas de forma eventual y pruebas al finalizar los distintos trimestres. 6. Revisamos situaciones que requieren la evaluación de especialistas y tutores en las reuniones semanales de Ciclo. Así mismo, en cada una de estas actuaciones tenemos en cuenta aspectos físicos, emocionales y de interacción social, además de los aspectos propiamente conceptuales que marca el currículum.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful