Está en la página 1de 20

UNIVERSIDAD NACIONAL AGRARIA LA MOLINA

Facultad de Ciencias Forestales Departamento de manejo forestal

Curso: Tema:

Sistemas Silviculturales Tropicales Bases ecológicas para la silvicultura del bosque “El Piñal” Profesora: Claudia Zuñiga

Alumnos:

Yauli Palomino, Gerson G. Chumbimune Vivanco, S. Yanett Valencia Gutierrez, Gabriela Sanchez Blanco, Jose C.

La Molina, 13 de setiembre del 2013

Bases ecológicas para la silvicultura del bosque “El Piñal”

I.

INTRODUCCION Conocer la composición florística y estructural de un bosque es esencial para tomar las decisiones más adecuadas para su manejo a futuro, lo cual debe tener como fin, mantener o incrementar su valor ecológico y económico a lo largo del tiempo; aplicando un sistema silvicultural propio y único para dicha formación vegetal. El manejo de los bosques y la elaboración de sus planes de manejo, requieren un previo estudio de la asociación vegetal y de las características propias del lugar donde esta se desarrolla. De ahí la importancia que tiene hacer una evaluación y diagnóstico que nos permita conocer las especies que componen el bosque, así como los patrones de distribución horizontal y vertical que gobiernan en un momento determinado. Ya que a partir de esos resultados podremos entender la dinámica del bosque y aplicar convenientemente las perturbaciones que sean necesarias para conseguir una mayor producción de bienes y servicios, haciendo al bosque más productivo de lo que es. A continuación se explicará con mayor detalle el diagnóstico del bosque el PIÑAL ubicado en el distrito de Jenaro Herrera, provincia de Requena, departamento de Loreto. El cual se determinó en base a la caracterización de su composición florística, estructura horizontal y vertical; con ayuda de los datos recogidos en campo por los estudiantes del Ciclo de Campo 2013-I.

II.

OBJETIVOS GENERALES Caracterizar la estructura vertical y horizontal del bosque el piñal.

III.

OBJETIVOS ESPECIFICOS Conocer la composición florística del bosque “El Piñal” Determinar el conjunto de especies más importantes del bosque “El Piñal” a través del I.V.I. Determinar los índices de diversidad y los parámetros estructurales Determinar el coeficiente de mezcla del bosque “El Piñal”.

IV.

REVISION BIBLIOGRAFICA Según la clasificación bioclimática de L. Holdridge, la zona de vida (formación vegetal) en estudio es un Bosque Húmedo Tropical (bh-T), (Tosi citado por Sabogal 1980); cuya vegetación clímax se caracteriza por ser bosques siempre verdes, altos y densos (Nalvarte y Lombardi,

Para determinar cuáles son las especies más importantes dentro de nuestra evaluación recurrimos al Índice de Valor de Importancia. 1981). 2001). lo mismo que su importancia ecológica dentro del ecosistema. Los factores determinantes de la estructura horizontal del bosque son el suelo y el clima. no son numerosos pero se encuentran uniformemente distribuidos en grandes extensiones. La estructura horizontal permite evaluar el comportamiento de los árboles individuales y de las especies en la superficie del bosque. el cuál es calculado para cada especie. 1990). La estructura horizontal es la extensión de las especies arbóreas. frecuencias y dominancias. Lombardi (1 979) indica que el análisis estructural es una de las formas que tenemos de conocer la composición del bosque tropical y las posibilidades de producir que posee el bosque y de productos a obtenerse de él. es el caso de las abundancias. Los elementos primarios de esta estructura son la forma de crecimiento. y por extensión. riqueza y diversidad como por su estructura. como la densidad y la biomasa (por especie y por parcela). La distribución más común para la mayoría de las especies en los bosques tropicales es la de ‘J invertida’ (Manzanero y Pinelo. Una baja abundancia y alta frecuencia combinadas con dominancia alta son características típicas de los árboles aislados de gran tamaño. El cociente de mezcla promedio para esta zona de vida es de 1:7. comparar el “peso ecológico” de las especies que evaluamos en “El Piñal” (Lamprecht 1990). la estratificación y la cobertura. es decir pertenecen al grupo con distribución horizontal continua. Mientras que una alta abundancia y baja frecuencia son características de las especies con tendencia a la conglomeración local en grupos pequeños distanciados unos de otros. a partir de la suma de la abundancia relativa + frecuencia relativa + dominancia relativa. Lozada (2010) indica que el IVI también aporta elementos cuantitativos fundamentales en el análisis ecológico. . 1990). por lo general. Y con él. La estructura tiene un componente vertical (distribución de biomasa en el plano vertical) y un componente horizontal (dap y su frecuencia) (Louman et al.1995). bajos valores de abundancia. Finalmente. Danserau (1957) citado por Acosta et al. lo cual depende en gran medida del bio clima y de los recursos edáficos. Esta estructura puede evaluarse a través de índices que expresan la ocurrencia de las especies. Malleux (1 974) señala que el IVI (índice de valor de importancia) es un indicador bastante sensible de la presencia de las especies en los estratos y que la diferenciación de los estratos de acuerdo al vigor de la vegetación también establece diferenciación florística. 2004). Este último. pero en bosques amazónicos este índice alcanza valores de 1:3 y 1:4 (Lamprecht. así como de asegurar su existencia. un tipo de vegetación o asociación de plantas. Una comunidad de vegetación puede ser caracterizada por su composición. Esta estructura es la mejor respuesta del ecosistema frente a las características ambientales y a las limitaciones y amenazas que enfrenta (Valerio y Salas 1996). semejante a una curva exponencial con un alto número de individuos en las clases inferiores de tamaño y un bajo número de individuos con el incremento del diámetro (Sabogal. Si adicionalmente presentan valores altos de dominancia. (Lamprecht 1990) Las especies más abundantes poseen por lo general altos valores de frecuencia. se denominan “especies reinantes” (Lamprecht. En los bosques tropicales este fenómeno se refleja en la distribución de individuos por clase diamétrica. (2006) indica que la estructura de la vegetación es la organización en el espacio de los individuos que forman un rodal. es un carácter básico para interpretar la productividad de un sitio.

V. El plano vertical del bosque se clasifica con base en perfiles (Finegan 1993). una menor al piso medio y la más reducida al piso inferior. (Matteucci y Colma 1982). y se definen como las distribuciones que presentan las masas foliares en el plano vertical. Y es característico para el bosque húmedo tropical que el máximo número de individuos y especies se encuentre en el estrato inferior y/o medio. Lo contrario ocurre cuando evaluamos la dominancia. Propia La correcta interpretación de ésta estructura nos permitirá manipular el crecimiento y la composición florística del bosque (Louman et al. Las estructuras totales en el plano vertical constituyen la organización vertical del bosque. tal como la altura. IUFRO hace una clasificación de la estructura del vuelo en pisos: superior. 2001) . y del papel que juegan las diferentes especies en cada uno de ellos. Las especies que se encuentran a lo largo de los 3 pisos se consideran de “distribución vertical continua” (Lamprecht 1990). Datos tomados por el ciclo de campo 2013-I. Situación adecuada de la distribución de las especies Fuente. (Manzanero y Pinelo 2004) Fig 1. Lozada (2010). . indica que la posición Sociológica (PS) o fitosociológica es una expresión de la expansión vertical de las especies. en el Piñal. medio e inferior. MATERIALES Bosque “El Piñal”. y su estructura responde a las características de las especies que la componen y a las condiciones microclimáticas presentes en las diferentes alturas del perfil. las cuales no poseen mayor importancia ecológica ni económica. donde la mayor proporción corresponde al piso superior.frecuencia y dominancia se asocian a las especies “acompañantes”. Hosokawa (1986) citado por Lozada (2010) indica por otra parte que es un índice que informa sobre la composición florística de los distintos sub estratos de la vegetación. IIAP – Jenaro Herrera (Iquitos). y el menor número de especies en el estrato superior. o las distribuciones cuantitativas de las variables medidas en el plano vertical.

s. Fuente: Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana Centro de Investigaciones de Jenaro Herrera – Fig.VI. La capital del distrito es la localidad de Villa Jenaro Herrera y está ubicado en las siguientes coordenadas: 04 °54 ´13. cada faja estaba formada por 5 parcelas de 20mx20m en donde se consideraron individuos con DAP mayor a 10 cm. hipsometro para determinar la altura de los individuos. Región Loreto.6" de longitud oeste. brújula y rafias. fueron: forcípula para el dap.1. wincha para las medidas de las copas.n.m. al norte de la provincia de Requena. 1 Fig. . METODOLOGIA El estudio de la vegetación del bosque “El Piñal”. Ubicación de las parcelas experimentales del Centro de Investigaciones de Jenaro Herrera. Para el levantamiento de parcelas se utilizo wincha.Fig. 2 Ubicación de la localidad del área de estudio. ubicado en la margen derecha del río Ucayali.2 Trabajo en campo El trabajo en campo consistió en tomar una muestra de 1ha del bosques el Piñal. con una altitud de 98 m. rafia para el marcado de árboles. se realizó en el distrito de Jenaro Herrera. que también se tomó con estimación ocular.2" de latitud sur y 73 °40 ´13. se utilizó un sistema de 5 fajas. 5x5m y 2x2 m que se consideraron para el análisis de la regeneración del bosque. además se establecieron Sub-parcelas de 10x10m. El distrito tiene los siguientes límites:     Por el norte: Por la provincia de Loreto Por el sur: Distrito de Yaquerama Por el este: Distrito de Saquena Por el oeste: Con la provincia de Requena Fig. Los materiales que se usaron para la toma de datos. Todos los datos obtenidos fueron anotados en una libreta de campo y luego traspasado a los formatos correspondientes.

Con respecto a la caracterización vertical se emplearon los datos de posición sociológica para calcular el IVIA (IVI + Posición sociológica).20 m 10 m 20 m 10 m 5m F1 F2 F3 F4 F5 5m 2.5 m Fig. los cuales fueron recogidos durante el semestre 2013 I. Con estos valores se graficaron histogramas y gráficos. también se determinó el IVI para un análisis de la estructura horizontal y vertical. a partir de la suma de las cantidades relativas de los parámetros.5 m 2. se obviaran los muertos que se encuentran resaltados en el formato. Estos datos fueron ingresados a una tabla de Excel y luego trabajados en tablas dinámicas. Al tener todos los datos mencionados anteriormente se procedió a realizar el cálculo de la abundancia. Luego se ordenó las especies de mayor a menor IVI y se encontraron las especies que caracterizan el bosque en su estructura horizontal y vertical. Para el conteo de los individuos mayores o igual a 10cm de DAP. Distribución de las fajas y sub parcelas para la evaluación Trabajo en gabinete Se inició con un ploteo de datos del bosque de Jenaro Herrera. También se elaboraron estructuras diamétricas con un intervalo de clase de 10 cm de diámetro para los individuos de mayor importancia en el análisis IVI. . N° 2. frecuencia y dominancia como valores absolutos y relativos. Luego se procedió a realizar la correspondencia entre nombres comunes y científicos con ayuda de la revisión bibliográfica. que posean los valores más altos y que representen el 150% o mayor del total del IVI.

Esto significa.20] I [21 . DIAGRAMA DE FRECUENCIAS DEL PIÑAL 120 100 80 60 40 20 0 104 N° ESPECIES 14 [1 .VII. . lo cual se encuentra dentro del rango (1/3 – 1/7) valores correspondientes para bosques amazónicos. según Lamprecht (1990) que el bosque el Piñal posee una heterogeneidad florística acentuada.60] 0 [61 .100] V PIÑAL III IV CLASES DE FRECUENCIAS Graf N° 1. en este bosque no solo se observa 5 individuos por especie.80] 1 [81 . Este valor me indica la gran variedad de especies y por consiguiente la heterogeneidad del bosque Sin embargo. 1. solo proporciona una indicación somera de la relación de mezcla ya que en la realidad. siendo ello un requisito indispensable para realizar este diagrama. citado por (Lamprecht. Diagrama de frecuencias del Bosque el Piñal Del presente grafico se observa que la mayor parte de las especies se agrupan en las clases I y II. Estos resultados se obtuvieron gracias a que las parcelas de muestreo poseen el mismo tamaño. RESULTADOS Y DISCUSIONES ANALISIS DE VEGETACION Tab.de MEZCLA NUMERO 564 23 0 587 122 564 1/5 El cociente de mezcla de acuerdo a los datos obtenidos en el bosque “El Piñal” fue de 1/5. y menores cantidades en los IV y V. 1990).40] II 3 [41 . Composición florística CATEGORIA Fustales( Arboles establecidos) Muertos NN TOTAL CONTEO Especies Individuos C.

Licania sp. Pouteria caimito Couepia paraensis Sloanea sp Pouteria madeirensis Vaechni Pseudolmedia laevis Virola elongata (Benth) Iryanthera laevis Magrak Virola sebifera Aubl Caussapoa marginata Killip. Lista de especies del bosque el PIÑAL N° 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 ESPECIE machimango blanco machimango colorado quinilla colorada moena amarilla quinilla caimitillo parinari blanco cepanchina quinilla blanca chimicua cumala blanca cumala colorada cumala sacha uvilla pucuna caspi yesca caspi mari mari tangarana shimbillo manchari caspi blanco parinari colorado cepanchina sacha tulpay NOMBRE CIENTIFICO Eschweilera sp. Vantanea sp. . Sloanea sp Anonocarpus amazonicus FAMILIA LECYTHIDACEAE LECYTHIDACEAE SAPOTACEAE LAURACEAE SAPOTACEAE ROSACEAE ELAEOCARPACEAE SAPOTACEAE MORACEAE MYRISTICCEAE MYRISTICCEAE MYRISTICCEAE MORACEAE MYRISTICACEAE VOCHYSIACEAE FABACEAE FABACEAE MIMOSACEAE HUMIRACEAE ROSACEAE ELAEOCARPACEAE MORACEAE PARAMETROS ESTRUCTURALES ESTRUCTURA HORIZONTAL Figura 5: Abundancia relativa (%) de las especies del Bosque del Piñal y su significancia con respecto al total de individuos. Iryanthera juruensis Qualea paraensis Ducke Hymenolobium pulcherrimum Tachigalia polyphylla Poepigg Inga sp.Tab N° 2. Eschweilera iquitoensis Knuth Manilkara bidentata Aniba amazonica (Neis) Nez.

le siguen el “Machimango colorado” y “Parinari blanco”. Figura 5: Dominancia relativa (%) de las especies del Bosque del Piñal y su significancia con respecto al total de individuos. Como se observa en este grafico la especie “Machimango blanco” (Eschweilera sp. lo que expresa la existencia de esta especie en las parcelas evaluadas. Figura 5: Frecuencia relativa (%) de las especies del Bosque del Piñal y su significancia con respecto al total de individuos. esto se ve reflejado en los resultados. lo que demuestra la adaptabilidad de estas especies a las condiciones del hábitat. siendo la especie más abundante entre estas el “Machimango blanco” (Eschweilera sp. .Como se puede observar en el gráfico existen 16 especies que representan aproximadamente la mitad del bosque evaluado.) es la que presenta mayor frecuencia relativa. las especies que acompañan al “Machimango blanco” son la “Cepanchina y el “Machinango colorado”. Lamprecht (1990) indica que las especies más abundantes poseen por lo general altos valores de frecuencia.).

INDICE DE VALOR DE IMPORTANCIA (IVI) Figura N° 6: Índice de Valor de Importancia simplificado (abundancia y dominancia) IVIs de las especies del bosque del Piñal Del grafico se observa.23 m2 y según Louman Et Al.) la especie más importante.La especie Machimango blanco es nuevamente la que mejor representa la dominancia del bosque ya que como observamos anteriormente es esta la especie con el mayor número de individuos.2001 para los bosques húmedo tropicales en áreas planas y onduladas el área basal original es igual o mayor a 25 m2 por hectárea. . esto se debe a que el IVIs es la suma de abundancia relativa + dominancia relativa. frecuencia relativa (%) y dominancia relativa (%) para cada especie. que son 15 las especies que presentan mayor peso ecológico siendo el “Machimango blanco” (Eschweilera sp. Figura 4: Influencia de la abundancia relativa (%). y en comparación con la Figura de abundancia relativa se observa que la especie “Pucuna caspi” (Iryanthera juruensis) no entra a representar la mitad del bosque entrando una especie nueva “Mari mari” (Hymenolobium pulcherrimum). La dominancia absoluta encontrada en el bosque “El Piñal” es de 26. lo cual coincide con nuestros resultados.

encontrándose en la clase de especies acompañantes. frecuencia y dominancia para cada especie. Ejemplo: La clase diamétrica 10 engloba a los individuos con DAP oscilante entre 10 cm a 19. esto puede verse en especies como el “Mari mari” que presenta baja abundancia y alta dominancia. por lo que podemos decir que las especies restantes tienen bajos valores de abundancia. según Lamprecht (1990) las especies con estas características son llamadas especies de distribución horizontal continua. encontramos que el “Machimango blanco” presenta altos valores de estos parámetros. sin valor ecológico y económico. frecuencia y dominancia. Matteucci y Colma (1982) indican que especies con baja abundancia y alta frecuencia combinadas con dominancia alta son características típicas de los árboles aislados de gran tamaño. cada clase diamétrica engloba los individuos con DAP englobados en la cada clase. la cual obedece a una función exponencial con forma de “J” invertida. . solo a aquellos que han logrado dominar dicho estrato.9 cm. En este gráfico se encuentran representadas las especies que forman parte del IVI. donde encontramos en las menores clases una mayor cantidad de individuos y en el extremo superior. Esta figura representa la distribución del “Piñal”.Al analizar los valores de abundancia. CLASES DIAMETRICAS DE LAS ESPECIES DEL IVIs BOSQUE EL PIÑAL 200 N de INDIVIDUOS 150 100 50 0 I II III IV V VI VII VIII IX CLASES DIAMETRICAS 50 31 162 22 0 1 0 1 0 Figura 7: Estructura diamétrica de los individuos medidos del bosque “El Piñal” representadas por clases diamétricas. estructura que es característica de los bosques húmedos tropicales (Sabogal 1980).

MACHIMANGO COLORADO N de INDIVIDUOS 20 15 10 5 0 I II III IV V VI VII VIII IX CLASES DIAMETRICAS 4 4 1 N de INDIVIDUOS 15 40 30 20 10 0 30 MACHIMANGO BLANCO 7 I II 9 9 0 III IV V 0 VI 0 VII 0 VIII 0 IX 0 0 0 0 0 CLASES DIAMETRICAS Figura 8: Estructura diamétrica del “Machimango colorado”. Figura 11: Estructura diamétrica de la “Prinari blanco”. Eschweilera iquitoensis Knuth Figura 9: Estructura diamétrica del “Machimango blanco”. Aniba amazonica (Neis) Nez. Eschweilera sp 15 N de INDIVIDUOS 10 MOENA AMARILLA 12 N de INDIVIDUOS 20 15 10 5 0 I II 3 16 5 PARINARI BLANCO 5 0 I II 3 1 III 0 0 0 VII 0 VIII 0 IX 2 III 1 IV 0 V 0 VI 0 VII 0 VIII 0 IX IV V VI CLASES DIAMETRICAS CLASES DIAMETRICAS Figura 10: Estructura diamétrica del “Moena amarilla”. Couepia paraensis .

Caussapoa marginata Killip. Sloanea sp Figura 13: Estructura diamétrica del “Quinilla caimitillo”. Manilkara bidentata .14 12 10 8 6 4 2 0 13 CEPANCHINA N de INDIVIDUOS 10 8 6 4 2 0 I QUINILLA CAIMITILLO N de INDIVIDUOS 5 1 0 I II III 0 0 0 VII 0 VIII 0 IX II III IV V VI VII VIII IX IV V VI CLASES DIAMETRICAS CLASES DIAMETRICAS Figura 12: Estructura diamétrica del “Cepanchina”. Pouteria caimito SACHA UVILLA N de INDIVIDUOS 6 5 1 0 I II III IV V VI VII VIII IX CLASES DIAMETRICAS 0 0 0 0 0 0 N de INDIVIDUOS 10 9 10 5 0 I 9 QUINILLA COLORADA 5 2 2 0 II III IV V 0 VI 0 VII 1 VIII 0 IX CLASES DIAMETRICAS Figura 14: Estructura diamétrica del “Sacha uvilla”. Figura 15: Estructura diamétrica de la “Quinilla colorada”.

Iryanthera laevis Magrak CUMALA BLANCA N de INDIVIDUOS N de INDIVIDUOS 10 5 0 I II III IV V VI VII VIII IX CLASES DIAMETRICAS 8 3 8 6 4 2 0 0 7 YESCA CASPI 2 1 0 0 0 0 0 1 1 0 1 0 0 0 I II III IV V VI VII VIII IX CLASES DIAMETRICAS Figura 18: Estructura diamétrica del “Cumala blanca”. Pseudolmedia laevis Figura 17: Estructura diamétrica del “Cumala colorada”. Virola elongata (Benth) Figura 19: Estructura diamétrica del “Yesca caspi”. Qualea paraensis Ducke .CHIMICUA N de INDIVIDUOS 10 10 N de INDIVIDUOS 15 10 8 6 4 2 0 9 CUMALA COLORADA 4 1 I II III 0 IV 0 V 0 VI 0 VII 0 VIII 0 IX 5 0 I 3 0 II III 1 IV 0 V 0 VI 0 VII 0 VIII 0 IX CLASES DIAMETRICAS CLASES DIAMETRICAS Figura 16: Estructura diamétrica del “Chimicua”.

MARI MARI N de INDIVIDUOS QUINILLA BLANCA 1 N de aINDIVIDUOS 1. Virola sebifera Aubl .5 1 0. Hymenolobium pulcherrimum Figura 21: Estructura diamétrica del “Quinilla blanca”. Pouteria madeirensis Vaechni N de INDIVIDUOS 8 6 4 2 0 7 CUMALA 3 1 I II III 1 0 0 0 VII 0 VIII 0 IX IV V VI CLASES DIAMETRICAS Figura 21: Estructura diamétrica del “Cumala”.5 0 1 1 1 1 0 I II III 0 IV V VI VII 0 VIII 0 IX 8 6 4 2 0 7 2 0 I II III 1 IV 0 V 0 VI 1 VII 0 VIII 0 IX CASES DIAMETRICAS CLASES DIAMETRICAS Figura 20: Estructura diamétrica del “Mari mari”.

68 3.43 50.00 100.50 CONTEO 11.84 4.00 100.74 100.00 6.00 100.87 2.00 3.63 31.00 2.10 0.00 7.46 6.15 2.00 46.00 100.00 0. Diagrama de la posicion sociologica de las especies con mayor IVI (A) En la tabla de posicion sociologica.07 1.52 3.07 6.00 41.00 100.00 6.00 68. Como se observa todas las especies tienen presencia en los tres estratos.00 36.15 1.00 133.00 75.52 5607.00 37.34 2.00 2.00 8.00 16.00 45.51 2.95 4074.00 5. que puedan establecerse en el estrato superior.00 163.64 0.45 3.00 3. ESTRUCTURA VERTICAL POSICION SOCIOLOGICA Tab.81 52.66 3. Llegando a observar a su vez pocos individuos para una mayor clase diametrica.00 8.00 100.90 TOTAL 55.33 75.00 61.07 3.00 12.00 54.00 16.23 1.23 52.00 1059.00 100.43 2. de “J” invertida.55 13.00 b% 65.15 1.69 49.71 27.00 4.16 2.97 1.29 0.50 16.07 1.00 9.00 6.00 2.94 3.00 122.33 35.00 10.13 3. .53 2517.00 5.00 100.67 35.09 45.33 23.00 II a% 12.23 3.00 12. Esto se debe a que en este ecosistema existe una competencia por luz.29 50.67 100.00 100.00 5.00 14.00 11.77 100.00 58.00 13.50 21.00 71. Posición sociológica de las especies con mayor IVI (A) POSICION SOCIOLOGICA NOMBRE COMUN machimango blanco parinari blanco machimango colorado moena amarilla cepanchina quinilla colorada sacha uvilla cumala colorada chimicua quinilla caimitillo cumala cumala blanca quinilla blanca pucuna caspi chullachaqui OTROS TOTAL VALOR FITOSOCIOLOGICO I a% 6.05 31.63 2.S b% PSabsxVf 100.54 2.28 4.00 P.00 28.10 2.00 0.00 37.00 4.00 22.00 4.83 52.00 287.00 2223.18 41.00 b% 14.90 4.00 27.00 19.58 12.50 50.00 25.92 1.El comportamiento constante que se observan en la estructura horizontal de la mayoría de especies que conforman el IVI.60 CONTEO 36.23 3.00 3.00 6.57 54.00 2.67 25.76 3.00 279.00 III a% 6.00 5.64 33.00 24.00 CONTEO 8.18 4.00 14.00 2128.11 1.38 47.00 3.23 2.00 5.00 21.83 23.00 6.15 47.00 2.37 56.00 5.45 2.93 1.00 PS(%) 10.00 3.00 100.00 4.94 3.00 11. es la misma que del bosque en su conjunto.00 6.56 4.00 6.00 Graf.00 11.43 2.00 2.45 59. Esto se puede deber a que dichas especies.00 9.10 1.00 4.00 19.00 100.73 2.23 3.00 3635.00 0.00 86.00 86. nutriente y espacio que se da a nivel intraespecifico e interespecífico.00 80.00 9.00 55.75 3.00 42.71 18. y abarcan mas del 50% del total.04 3.00 21. solo se encuentran representadas las especies con mayor IVI (A).00 100.00 564.00 100.27 25.64 4.00 100.76 100.00 4840.00 56.00 229.25 14.00 100.00 7.00 89.55 33.00 5.27 20.00 9.81 0.00 3.37 47.25 64.00 33.76 4.46 2.00 10.00 5. el cual les permita tener una presencia a los largo de los tres estratos.23 3.00 14.56 2.68 1.46 0.00 100.29 2.00 b% 20. crearon mecanismos de adaptabilidad.00 4.00 0.

es que se produce el reemplazo del “Parinari colorado” por el “shimbillo”. esto se debe a que una posee mayor presencia a lo largo de los 3 estratos. El bosque el Piñal. siendo el “Machimango blanco” y el “chullachaqui”. respecto al estudio de frecuencia que presentan las poblaciones. obteniendo que son 18 las especies que poseen una mayor importancia ecológica. . el de mayor y menor presencia respectivamente. tal como se aprecia en la tabla de la posicion sociologica. Índice de valor de importancia ampliado del Piñal Como se observa en este gráfico. IVIA (AMPLIADO) – (IVI+PS) Graf. tengan una mínima o nula aparición en alguno de los estratos. refleja una alta heterogeneidad florística acentuada. De encontrarse en todos los estratos serían especies de “distribución vertical continua”. siendo 16 especies las que representan aproximadamente la mitad del bosque. que se obtiene a partir de dicha tabla mencionada anteriormente. posee una composición florística con una gran variedad de especies. VIII. La diferencia que se observa entre el IVI (A) con el IVI normal. el IVI ampliado toma adicionalmente el valor de la posición sociológica de cada especie.En el gráfico de barras. expresa la presencia que tienen las especies a lo largo de los 3 estratos. CONCLUSIONES La composición florística en el bosque “El Piñal” consta de 122 especies diferentes y un total de 564 individuos. “Machimango colorado” y “Parinari blanco” entre otras. El bosque. el cual refleja la heterogeneidad del mismo. entre estas destacan el “Machimango blanco”. Pero esto no descarta que alguna de las especies que integran al grupo de OTRAS.

característico de este ecosistema. estos disminuyen en cantidad. y por lo cual se puede concluir que conforme los individuos aumentan en diámetro. Al realizar el análisis por clases diamétricas. En el cuadro del IVIs al 50%. en forma descendente según su IVIs. siendo la especie más representativa es Machimango blanco de las 15 que se hallaron. se presentan las espacies que caracterizan el bosque de “El Piñal”. puesto que se encuentra en proceso de regeneración natural exitosa y por ende presenta una buena adaptabilidad para este tipo de bosque. para así poder tomar decisiones acertadas en cuanto a los objetivos que se tengan sobre él. El coeficiente de mezcla para nuestra área de estudio “El Piñal” fue de 1/5 lo que nos indica que se trata de un bosque heterogéneo. Se determinó que el IVI para la extensión de 1 ha en el bosque Piñal. siendo la especie con mayor peso ecológico el “Machimango blanco” (Eschweilera sp.) Al caracterizar la estructura horizontal y vertical encontramos que el “Machimango blanco” es una especie con distribución horizontal y vertical continua. .El IVI es una herramienta que permite determinar las especies más importantes del bosque. esta con formada por 18 especies representativas. El Machimango Blanco se encuentra en todos los estratos. se determinó que el bosque sigue un distribución tipo “J” invertida.

Caracteres estructurales de las masas. Revista Forestal Venezolana. Perú. Estudio de la relación tipo de bosque-especie en los bosques de la colonización de Jenaro Herrera. Estudio ecológico silvicultural del bosque “Copal” Jenaro Herrera (Loreto Perú). I. 1990. 1990. NILSSON... SABOGAL C. J.saber. Caracteres estructurales de las masas. 1994. 1979.ula.. Serie técnica Nº 3. Enero-Junio. USA. P. AROSTEGUI. 2010. Tesis Ingeniero Forestal. R. 1981. 1974. V. M.pdf> FINEGAN. VALERIO. UNALM. INIAA/IICA-OEA. CATIE. 335 p. NALVARTE W. Lima-Perú. Marzo.H. B. S y A. MANZANERO M. Lima. Revista Forestal del Peru 5(1-2):67-71.. SPICHIGER R. QUIROZ. 1993. LOIZEAU P.unse. & LOMBARDI I. Eschborn. Contribución a la flora de la Amazonia peruana – los arboles del arboretum Jenaro Herrera. Agencia de Cooperación Técnica Alemana (GTZ).. 1982.Silvicultura en los trópicos. Alemania. & STUTZ DE ORTEGA L. & PINELO G. proyecto BOLFOR. Perú. Washington. ARAUJO. LOMBARDI.. Contribución a la flora de la Amazonia peruana – los arboles del arboretum Jenaro Herrera.. (VI Curso Intensivo Internacional de Silvicultura y Manejo de Bosques Naturales Tropicales). COLMA. 265 p. B.ve/bitstream/123456789/31647/1/ensayo2. IIAP. ITURRE. & STUTZ DE ORTEGA L. Silvicultura de bosques latifoliados húmedos con énfasis en América. Disponible en digital: <http://www. Turrialba. Turrialba. RIOS TRIGOSO. 2006. 2001. Bases ecológicas de la silvicultura. Bolivia. MEROZ J. D. Serie técnica. M. IIAP. Selección de prácticas silviculturales para bosques tropicales. WWF Centroamerica. Central.pdf> MALLEUX. 168 p. REFERENCIA BIBLIOGRAFICA ACOSTA. R. Perú. Santa Cruz. Volumen 1. Metodología para el estudio de la vegetación. 1990. MATTEUCCI. 230 p SABOGAL C. 2006.edu. Disponible en digital: <http://fcf. Evaluación de los ensayos de comportamiento con las especies nativas en la zona de Jenaro herrera (Loreto – Peru). Costa Rica. Evaluación ecológica silvicultural de los bosques tropicales. Pucallpa.ar/archivos/series-didacticas/SD-22-Caracteres-estructuralesACOSTA. SALAS. Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos. LOZADA. 2004. 108 p. Consideraciones metodológicas sobre los estudios de comunidades forestales. MEROZ J. 2010. LOUMAN. SPICHIGER R. 1980. LOIZEAU P. . CATIE.IX. C. Manual Técnico Nº 46. LAMPRECHT. 48 p. In reunión técnica sobre plantación y manejo de bosques tropicales. J. Volumen 2. Volumen 54(1). Universidad Nacional Agraria La Molina. Simulación de tratamientos Silviculturales en un área piloto del Bosque Dantas. UNA. Perú. 1996. Plan silvicultural en unidades de manejo forestal.

CITE MADERA. REVISTA FORESTAL. .