WWWffiW

WwffiWw#ffiffi
ffi'ffi.fu;ffi#Éffi.ffi

julio 1979
año lu núrneno

12

F.
4
ü:!

:,

:

* w
df ii::
.

.

'.+,

INTERESANTE FOTOGRAFIA DE UN OVNI EN BAR I LOCHE i,.,
i".t

(RIO

NEGRO)

SEFIVICIO DE INVESTIGACIC]{ES UFOLC]GICAS
.l
.
:

.11,

q!.
í¡,

É]'

'+ ciÉ

'

DIRECTCF: Gt¡illermo C.' Ror¡coroni St B DIRECTOR: Gustaro J. Alr¡arez

ffiffiffi-ffiffi

SECRETARIO GENERAL: Alejandro Chionetti

julio 1979
año lll núrneno 12

COORDINADOR: Emilio Calder¡illa DOCUMENTACION: Claudio M. Ch$ruttini ASESOR GENERAL: Carlos Chiabrera TRADUCTORA: Tatiana Mihailitchenko ILUSTRACIONES: Susana Larrieu COLABORADORES: Rubén Morales
Daniel Folcini

Roberto O. Sánchez

SUMAtrIO
LA

por

SORPRENDENTE NOCHE

el

Doctor 0scar A. Galíndez

DE

HUACO

por Daniel Rojo y Daníel Moreno (CtCg - Las Heras)
ANALISIS DE INCIDENTES DE HUMANOIDES SIN OBSERVACION DE

INTIRESANTE FOTOGRAFIA DE UN OVNI EN BARILOCHE

por Emilio Francisco Caldevilla
Dan Íe

OVNI

AVISTAJE NOCTURNO EN UNA RUTA

por V íctor

I

BONAERENSE

l4amond i

ATERRIZAJE EN TOLUCA, MEXICO

por Fernando Téllez (CEl
LA

-

Barcelona, España)

por Alejandro Chíonetti por Vladimir

OBSERVACION DE SAN CAYETANO

AVISTAJES EN LA UNION SOVIETICA

l.

Sanarov

COMENTARIOS BIBLIOGRAFICOS

Los trabajos publicados son de absoluta -responsabilidad de sus autores.

'

Toda reproducción total o parc¡al de anículos, fotogralfas e ilustraciones firmadas, deberá publicarse acompañada de nombre, número y páSim de la revista. Se ogradecerá €l envío de un siemplar.

== EE

iIINTERESGENERAL llRrn
RtotlctoA

- -l =l I.

coilc.ll! 2542

R. N. P.

Ne r. 355. 036

r-*-+--.

EDITOFI¡AL

:". 240

No Identificados. Han sido tres años de esfuerzos, muchas veces denodados, diri.gidos a llenar un vacio de informaci6n sobre er- fen6¡reno de Ios ovNr. Han sido tres años en Ios que hemos cosechado muchos amigos apuntarado nuestra labor con sus consejos, que nos han expuestoque han sus i_ deas, que han trabajado a nuestro lado cuando se 1es rr."""itó y que, a deuás, nos han ayudado económicamente cuando los fondos ¿. ,r.r."ti"-ár: ganizaci6n no alcanzaban a cubrir los costos editoriales. En esos tres años, y por que no reconocerlo, también hemos cosechado alguno que otro enemigo, cuyo ego que no soportado nuestras críticas y que' quizás, ha visto arnenazada su tan córnoia posici6n frente al fen6nen"-9yI. Muy a su pesar nuestra "oro "arr",rrable publicación sobrevivío y ha crecido nás allá de sus previsiones. Han sido tres años de continua superación, que nos han valido e1 re conocimiento de 1as principale" o.g"r,i""cionás ^"rorati""s ."ir"":.;."i a1 punto de calificar a uFo pRESs como 1a rnás importlnte puuricacÍón 1a tinoamericana sobre e1 fenómeno OVNI. Esos tres años de trabajo han tenido un único destinatario: el lec_ tor interesado en un enfoque serio de1 fenómeno ovNr; y un úníco interés: no defraudar jamás la confianza .que ustedes han depositado en sotrosr cumpliendo con 1a palabra ernpeñada cuando en octubre de 1976noco menzamos a edítar nuestra pub1icaci6n.. Hoy s61o nos resta agradecer: A nue'stros lectores, por su comprensión, su apoyo Íncondicionar y sus continuas (e innerecidas¡ palabras de elogio; a nuestrosdesinteresados y muchas veces anónimos colaborado res; a 1os míembros de1 sERVrcTo or invnsrrcAcroNEs uroióéicni-;-;-;;: dos aquellos que pasaron por nuestra organización y que por distintas razones hoy ya no forman parte de e11a; y a nuestrás'colegas extranjeros, por su colaboración y reconocimiento. A todos e1los les decimos muchas, pero muchas gracias.

con 1a presente edicidn, nuestra publícaci6n uFo<pRxss ha cunplído un cíclo de tres años ininterrumpidos de informar serla y objetívánen_ te sobre e1 siempre controvertido fenómeno de 1os objetos voradcres

EL

DIRECTOR

La sonpnendente noche de Huaco
por el Dr. Oscar A. GalÍndez

No por reiterada esta afirnración pierde su importancia: América del Sur es el continente que recepta ei índice anual
de avistamientos ufológicos más numero-

testigos del evento, objetivo que concretamos mediante varias entrevistas inde-

so, a la par que hpterogéneo. Y ello, no

obstante la cantidad apreciable de epi-

sodios en que los observadores ocasionales se muestran reacios a la divulgación de sus experiencias, muchas de éstas ve'daderamente excencionales. Feiizmente estamos rescatando para el anál¡sis crítico del fenómeno Ovni nurnerosos episodios argentinos hasta el oresente inéditos. En el curso de los últirrlos meses hemos pronunciado numerosas conferencias en ciistintos ountos del país, circunstancia que ha alentado a algunos testigos a referirnos confiden-

pendientes que estuvieron precedidas por le curnplimentac.ión -por parte de cada uno de los observadores- del cuestionario técnico del CADIU. El material reunido al cabo de esos contactos lo hemos condensado en el presente artículo.

Estamos plenamente convencidos de la sinceridad de los testimoniantes y -por ende- de la realidad f ísica de ios fenómenos denunciados. LOS PRATAGONISTAS. Los ocasionales observadores de los fenómenos de Huaco' fueron cuatro Derscnas:

1._

nes.'Paulatinamente -y a medida que finiquit'emos las encuestas- iremos publicando esos episodios, ,¡unto a otro que -si bien ha tenido acogida en la prensa argent¡na- han sido abordados sucintamente, cuando no distorsionados en sus
detalies. El caso que nos ocupa participa de este

cialmente nales con relación a estas rnanifestacio-

importantes vivencias perso-

1.-

2.-

carácter de publicidad. Los periódicos argentinos dieron del mismo una verprotagon istas. Nuestra encuesta se orientó hacia el necesario contacto personal con los cuatro

Hiram José Larcher, domiciliado en lV[aestro Vidal (S] 1723, C6rdoba, Argentina. Contaba a la época del suceso con 36 años; es perito mercantil y emoleado. Marcelo B. Aballay, con domicilio en Av. Velez Sarsfield 5500. Bo Mirizzi. Córdoba, Argentina. Ten ía entonces 56 años. Es contador y balanceador. Actualmente alterna sus trabaios contables con la actiNicasio F. Martino. con dornicilio

sión seria, aunque estrecha (1 ). y basada tan sólo en el testimonio de uno de sus

vidad minera, su pasión de juventud.

3.-

' En lengua d¡aguita "Huaco, s¡gnitica ,,Diosa de la vida". Lo! natrvos la representaban como una mujer hermsa coF una X en la mano. {N.O-A.I

4

4.-

tonces con 45 años. Es empleado público y licencrac,o en Htstoria. ra cructad de Córdoba. Argentina. Contaba entonces con 43 ,;r; E; hacia

pasaje l g6, Viila Libertador. 11 UOrdoba Arclenlina COntaba en_

-lt

Aqustín Vignoli, con domicilio

I",

en

ifb'...
s^{ JU^d

".
, I
1

]

comerciante.

\.

diciembre de 1972. f n-.r .rrü :lr: dg de_su itinerario vrsilaron .lgrnu, tó.ríI La. Rioja (Chitecito", F;;#; f,o^::_d: uuesta de Mrranda y Villa ponrendo después el | ímite Un¡ó"t-i."I, pro"¡Á.,ri -' u t pasando seguidamenls a San'Juan-cr vla,e 1en¡a contornos de aventura Va gi_Je,tuvreron que sortear *úf tiJfL, ádrl naturates, como tos Ouii"rtor"á" I?fyto.r. Unión y Huaco, en donde la _V¡tla temperatura diurna alcanzaba los 49o ó.

y]l.r?n de Córdoba hacia los primeros

del q6¡1¿616 Con la nalurateza.

argenlino, sin Lr¡ ¡urn5e fi¡o territorio V cán eisOl lo-,afán de pasar varios dfi; i,#;,;;;;

p.ersonas habían programado una -Estas excursión

el oeste del

-,-'----l-' ri ,., )
jár.É

II.- EL ESCENARIO.
h.or9r^99 ta noche del 1 I de diciem_ .En q.r.9u. 1972 arribaron a Huaco, O¡itr;to provincia de Jáchat*i de San ¡1r",'nrl gent¡na. Detuvieron t. rnuic¡,i-¿n' rn"

El

¡.ñor Mrrc.lo B. Ab¡lhy

srn mucha dificulrad. No veían-l; óeiros L;;;; 19 gue la ocultaban los cerros. Er area es desértica. No.hay aeropuertos ]];Iñ]¡:;,frca.
draguilas. "Rlo de predra,,. (N.D.A.)
ramb,én eñ ra rengua cte ros

frlm algunos. La visibilidad er..""..I"nt"-, "¡ fJ g]-gsfera. estaba tímpida y per. 1Y:,]. mrt ra vrsualizar los
astros

hostería abandonada que está sobre.una de las márgenes del ";;;;r;; il"-Hi.."" a la derecha del camino que une La Rio_ ¡a con Jáchal. La zona es montañosa y rica en uranio. La hostería está ubicaoa en un valle, ro_ ,,"; deado de montañas de hasta 1óó0 tf_or dg attura. Et cieto .rt.¡u o"ió¿j.of, srn .nubes. La temperaturu O"i orO-.Í de los

,on a sucede;

ni líneas de alta :n l9r inmediaciones tensión. Los expedicronanos se apresta. tendiendo trrr.á.r-"n :¡i :, acostarse, et suelo al aire libre

,iia#

lr; ;;fJinc'o

comenza-

sucEstoN DE Los FENT.
L

l, :. _u\ -rn I A N G u L o (LUZ COHERENTfl.

uM I N OSO

25o C. No haOía vientJ "r,

y

los

¡e trataba de un triángulo brillante e inparecía árt", .,"rt"-pido,. ::a::!., que det cerro. ta tuz ia. :??i: l" superficie recra proceder del vértice ¡nter¡oi, ir¡-e
5

lii"r":llr^lo:rición Jrmptemente advirtieron 'v.r.. tanctalmente
el fenómeno.

distancia_. que un triánguto ,T:i: _du se proyectaba sobre l"-;;;;; :i1,lotg de. un cerro cuya altitud :9:o:. tlu.l ur det orden de tos 200 "rtirnu_ ñroi ñ; fue súo¡ta o
circrins_

vieron hacia {trg$gdor 9l NO -frente a euos, y;-;;;r";óé

de las 23 noras

Jág'ü

es¡.aba srtuado un poco más abajo de la

era blanca, como de mercurio, parecida a la de los tubos fluorescentes. Los tres lados del triángulo tenían lím¡tes defi' nidos. No se esfumaban, ni alumbraban
isosceles invertido con dos lados mayores de 30 metros de longitud cada uno y uno menor y superior de 20 metros. Toda la superficie del cerro afectada por la luz triangular se veía con una nitidez asombrosa, sin sombras de ninguna
especie.

mitad del montículo. La

luminosidad

El fenómeno

las adyacencias.

semejaba

a un triángulo

utilizada para tales aPrestos. Como detalle significativo, cabe apuntar que unos 300 metros más arriba del cerio en donde se proyectó este fenómeno en dirección S.O.- existe una mina -v de uranio cuya radioactividad es poderosa y que es conocida como "Mina de los señores Saso". Y a unos 12 km. al norte. está situada la mina de Gualampi***, una de las más dariactivas de la
Argentina.

B.-

UNA LUZ ESFERICA Y UN EX. TRAÑO FENOMENO SONORO. Aún comentaban los test¡gos los poi'me-

Sobre este part¡cular los testigos aclaran que no se trataba de un triángulo inter' puesto entre el cerro y ellos, sino de una zona del cerro q,ue estaba iluminadaen

nores del fenómeno cuando a las 23,30

forma triangular, "como si un poderoso, reflector invisible proyectara su luz sobre ef monte". El área iluminada no varió en ningún momento. Siempre fue la misma, ya que la luz no se orientó posteriormente hacia otros sectores del cerro. Permaneció inmóvil Curante todo el tiempo de duración del fenómeno. fusión de

Los más notable del caso es la faita de di' esa luz, ya que llamó sobremanera la atención en los testigos el hecho de que algunos accidentes del cerro (por ejemplo, rocas, fisuras, picos, etc.) -no obstante estar situados en parte dentro del área iluminada y en parte fuera de la misma- sólo eran visibles en el espacio

afectado por la luz. La oscuridad era tota! en la parte no expuesta a aquella.

.#.

jo una lente de aumento", ya que la nitidez de los accidentes naturales e!'a asombrosa.
red uc i endose p ro po rc iona I mente y desapareciendo en el vértice inferior. que dió la impresión de ser la fuente de la luz.

Toda la zona afectada "parecía estar

ba-

El "ti'iángulo" desapareció lentamente,

El fenó¡'neno duró unos cuatro minutos y se desarrolló en completo silencio' Los iestiqos -no obstante lo insólito de la manifestación- pensaron en la posibili' dao de maniobras del eiército o de gen-

El triángulo de luz
=ffi;ñn

coherente

darmerfa. Aunque la zona jamás ha sido 6

diaguita "Guatampi" er¿ er €s. cnba de la raza y.posela un libro cuya3 delgndlsrr mas hoias eran de orci puro. Esas 9ágrna cáreclan de te¡to y con !ólo abr¡¡16 Gualamp¡ vefa los acon tecrmrentos qüe dceaba conocer, inclusive lo3 lutu. ros (N.D.A.l.

en d¡rección este, venían avanzando numerosas esferitas luminosas a bajísima altura, casi rozando el terreno y a no más de un metro de éste. Se movían a gran velocidad, en zig-zag, como rastreando el suelo. Parecían seguir los contor' nos montañosos. Eran alrededor de 30

y

ó 40 luces -ligeramente ovoidales- de unos 4 a 5 centímetros de diámetro.
Avanzaban hacia dondc' ellos se encontraban.

Rápidamente grito a sus compañeros, quienes aparentemente no le escucharon, por lo que insistió varias veces en sus llamados. Al cabo de varios segundos, uno tras otro fueron levantando sus cabezas

FOTO 4; Composición fotográt¡d corrcpond¡ant! al d6phz¡m¡onto do 16 6f.r¡trs lum¡noaó '

y

poniendose en pie con extrema dificultad. Las oiernas se les doblaban; sentían una tremenda pesadez y cansancio' El señor Nicasio Martino, luego de incorporarse, cayó de bruces Ya que no podía sostenerse. Ninguno de ellos había ingerido una sola gota de alcohol. Las esferitas pasaron muy cerca de ellos, casi tocando el suelo y abarcando en su desolazamiento el área del valle comprendida entre los dos más importantes

cordones montañosos que

con una tenue cubierta verde uránico que no se irradiaba. Una de ellas pasó tan solo a'un metro de distancia del señor Aballay, y a apenas 50 centímetros de altura. Lo hizo a gran velocidad y al
llegar a la hostería la eludió ascendiendo.

lo f orman. Su superf icie era de un rosado brillante,

fir¡tt

FOTO 6: En

ctr dir¡cc¡ón dÉrplrG¡cron luminoc¡s lfcnóm¡no "C').

lá *

tieron que desde el sur

norte- venía desplazándose una esfera de 6 a 8 metros de diámetro. Tenía el
volumen de unas 6 ó 7 lunas llenas. Cuando constataron su presencia, la bola se encontraba a unos 150 metros cie' ellos y a unos 100 de altura, sobre el
cauce del rio Huaco. Luego viró hacia el este y se desplazó en esa dirección unos

-y

en dirección

ninguna de las esferitas se estrelló con algún obstáculo natural de la zona (rocas, árboles,

No obstante su número Y

velocidad,

las mismas se produjo en completo silencio. No desped ían ningún tipo de olor. El calor que habfan experimentado los
test¡gos se atenuó

etc.). El desplazamiento de

y desapareció inme-

diatamente despues del alejamiento de las esferitas. No así el cansancio y la somnolencia, que subsistieron por espacio de varias horas.

hacia el norte y alejarse lentamente hacia ese cuadrante. Su luminosidad era de un blanco plata muy suave que no enébndilaba ni iluminaba las adyacencias. Presentaba un nucleo oscuro. como una mancha negruzca en forma de "S", que

500 metros, para poster¡ormente torcer

D.Cai

tas (alrededor de las 5:00 a.m.) advir-

Una gran Esfera Brillante. paralelamente al paso de las esferi-

daba la impresión de un "embrión", según la expresión literal de los testigos.
En toda su masa habfa puntitos brillantes que semejaban a casi imperceptibles

estrellitas

de un color rosa amarillo.

Este nuevo fenómeno consistía en una masa luminosa de pequeño diámetro, que semejaba a un faro de automotor. L¿ luz era blanco-amarillenta y se detuvo en el extremo sud de la montaña, por .donde pasa el camino de cornisa de la cuesta de Huaco que va rumbo a Jáchal. cuestión, en dirección al monumento a Buenaventura Luna, situado a unos l50 metros más arriba. (Siguiendo el mismo camino sinuoso se llega a las minas de uranio de "Los señores Saso", ubicadas a 1500 metros más adelante, aunque -en línea recta con la hostería- se encuentran a apenas 300 metros de ésta).
Daba la impresión de tratarse de un simple vehículo que ascendía por la ruta en

ellos óe encontraban, y metros de distancia.

hs. e! señor Nicas¡o Martino les llama la atencíón hacia una luz de aparíencia esférica que se desplazaba lentamente (de S.E a N.O.) sobre la superficie de una montaña situada al sur de donde

zó "cortando camino" (siempre ascendiendo.y moviéndose hacia el N.O.). La
(curvas cerradas, retrocesos, etc.) El fenómeno, sin émbargo, los supeió en lfnea recta. dando la impresión'Oe que no se movía siguiendola. Allí et principio es de 100 metros de profundidad,

ruta presenta allí numerosos accidentes

a

unos 400

Estaban observando esa luz cuando escucharon algo así como un grito de mujer. Fue como un gemido que trasuntaba no sólo dolor, sino también terror. El tono del grito fue tan estremecedor que les produjo escalof ríos. No saben precisar de donde provino. Pero pensaron que posiblemente la luz que veían en la montaña era la de un automóvil (pese a que era sólo una y no escuchaban ruido alquno

acostaron. Colocaron previamente varias frazadas en el suelo v se echaron sobre ellas. Salvo el señq¡ l\4¿¡sslo Aballav -que lo hizo un poco rnás alejado de sus otros tres compañeros, acostándose a unos 5 metros de aquellos y poniendo sus pies en dirección oeste -los demás integratltes del grupo lo hicieron junto a las paredes de piedra de la hoster ía, aunque colocando sus extremidades inferiores en la misma orientación oue el señor Aballay.

tos. Luego de este episodio -y siendo alrede dor de las 24 horas- los protagonistas se

debería haber caído al vacío. Este último detalle contribuye también a descartar la posibilidad de un farol portát¡l que fuera llevado por alguna persona. El fenómeno desaoareció súhitamente a los pocos segundos de reanudar la marcha. Se esfumó, quiza apagando su luz. El desenvolvimiento de esta manifesración duró aproximadamente dos minu.

por lo que el vehículo

-o

lo que fuese_

de nrotor)

sometiendo a alguna desdichada mujer. Pero esta hipótesis la oescartaron en razón de las slguientes consideraciones: a) L¿ luz evidentemente no correspondía a ningún tipo de aurornoror, Va que eventual ruta, s¡ es que realmente se desplazaba por ella. Es decir, no iluminaba el camino hacia adelante, en ia dirección del tren de marcha. Simplemente parecía una baliza esférica; b) Luego de escucharse el grrt<.r en cucstrón, la luz rea. nudó la marcha y -contrariamente a lo

y en donde alguien esiaría

C._ DECENAS DE ESFERITAS LUMI.
NOSAS.

-cuando avanzaba-, no alumbraba la

sobre sus pies la sábana que le cubr ía,

alcanzar los 80 km/h, a la pár que la temperatura sube hasta los 40o C. Tiró
se

noroeste argent¡no), cuyas ráfaqas suelen

Alrededor de tas 4:55 a.m (va del .l 2 de diciembre) el sc ior Marcelo Aballav f ue despertado por una intensa onda d'e calor. Pensó en el Zonda (viento cálido del

que era de esperar en un automotor_.
no respetó las curvas, sino que se desola-

Inmrnencta del huracán cuanoo presencro un notable fenómeno: desde el oeste, 10

rnentaba una curiosa pesarJez)y se:;,,,r5. taba. a advertir a sus compañeros ije la

sentó d¡f¡cultosamente (ya que

exper¡_

ffi

'l

rfd

FOTO 2: Composición lotográtia det rrÉptrza miento do la gran esfera (fanómeno ."D',.1.

atenuándose hacia la periferia. Vieron una estrella, por ejemplo, a tr:avés de la estructura exter¡or de la bola. El astro en cuestión recién fue eclipsado cuando se interpuso el núcleo del fenómeno.

El fenómeno se desplazaba a unos 30 krn,/horarios en forma completamente s¡lenciosa. No iiejaba estela n¡ producía olor alguno. Era una esfera periecta. Su densidad parecía ser mal'or en su núcleo

ces de colores- ir¡sados.

Contorneando la periferia de-la esfera -aunque sin irradiarse- se advertían lu_

col (La Rioja). No hábía viento. El feapuntar que prolongando en línea recta la orientación final de la esfera, a unos l4 kilometros más adelante se encuentran las arenas radiactivas del Cerro El Morado, en el lugar conocido como,,Los Humeditos"l.

Desapareció en la dirección de Guanda-

tos. (Como dato complementario

nomeno tue vtsto por espacio de g minu_

maonto ds la gran

cabe

FOTO 8: Otrr composición ilunr¡t|va dot 6fora ¡obra t¡ hostarfa.

dspla¿.

.

E.-

ficadas.

Formación de tres luces no identi.

Tras la desaparición de la gran esfera, se reanudaron los comentarios sobre la real naturalez€ de los fenómenos extraños que habían presenciado esa noche. La posibilidad del Ovni comenzó a hacerso carne en los protagonistas, salvo en Larcher, para quien la gran esfera fue un fenómeno natural desconocido. l]n9s 2p minutos después de la desaparición de la gran esfera decidieron acbs12

pronto

nación S.O. - N.E.) aparecieron a gran altura -y en fíla india- tres esferai luminosas de volúmenes decrecientes. La última de eilas fia más pequeña) sili¿ Já
d.e la

tarse nuevamente, pero no bien lo hicieron Vignoli señaló el cielo indicando la presencia de un nuevo fenómeno: en efecto, casi con la misma orientación de las e-sferitas (aunque con una leve incli_

aquellas. Las tres desaparecieron casi en la misma dirección en que lo hizo la gran esfera. Su volumen coirespondfa -"-n la a¡ireciación visual- al de i¡na estrelia de primera magnitud.

da), aceleró fantásticamente, supe;ó el tren de marcha'de las otras dos y luego viró hacia su derecha, colocandoie ad-elante y en la misma línea de vuelo de

formación (hacia su izquier_

F.-

Paso veloz de una esfera luminosa.

a gran altitud. Su aspecto v luminás¡. con el de la i"rrn.i,án .dad_coincidían vrsta anteriormente.

y

cle una esfera Dnuante que surcó el oe sur a norte. Lo hizo"ietJru-loi,neiiá ,¡l;";i";;;;i;

*:_lll_rlqs después det fenómeno an. teno_r,-visuali¿aron-el
paso

IV._ OTROS TESTIGOS.
En la Argentina. En nueslra encuesta sobre
c

A.-

cumentos per¡o¿isllll'^on 11

también tuvimos

el caso Huaco de re.coger fle'

bles coincidencias que es bar entre esos relatos y c,able compro_ nos inclinan a asígnarres "l-d;;;;;;, veracictad. Así: 1.- La_esfera de Tamb"rf"r, O"pjt._ mento Catingasta, San Juan f tZTíilfi"|. A las 5:00 a.m. el del. puesto poriciaf

hemos t oportunidad de contactar aon nos remi ri mo,,-i, "rortn'oo da at respecto por lSiJBl';,8?tl:,*T la prensa. r_"s -nátJ-

.rq "0,.ü.,ii:H",1""0".J.:::: d:l f enómeno de la sran uri"áli l?l . lante. No

d,

relondo, y d*ñ;¡,]Y'^Perrectamenrc ó r.,'". "Éi. ", g:,: ll. ral potente quei:i J,;, |i,J [:1";,".? :s. ; ;"";;. :'": i*l'.'j'# gir; 1^:1ld : ; Sdnchez: _prostgue

,,f objeto redoñdc u.n

riio_t3ceo1, que cruzaba el cielo a dente velocidad. Alertaron f. sor¡rren_ ,u""Ián"l de policia de la zona,. cuyo " p"ir"""i comprobó la veracidad ¿e lá ¿eÁrnc;á.i constató que el O serranias de pie o"'l!,fffifa hacia rai cr. personal policial en cuestión estuvo rntegrado por Emilio Vaile, el o]'íc;l.H;: Sanchez, 90 el oficiat cano Armando eui n.¿i a.i.r;ü ".],

iTq,

.i;ü

_.;J,:?li

rf;:;:::"1,,:

5.r'",,T.?'::"q: ;f"j:: cu metros sobre la comisaría,,. _ii"Jo"" ,,era co¡tando que u de unos 8 a g metros';;
.

í,

_ ;'

;;ffi

¿¡li,áii.:i';;,

,j. ir.o.rrl^"':??tl
o¡¡"to,¡.,"ii:, :

cfe la.misma hora, un renomeno similar tJj,:irrg
nes t i ma r J; ;'ff Ji';t"j?i3 !LT,i i J.?,"; -a j::rbu.red91lda_ se dirigía ¡rac¡a ia'"¡ul oao capital (3).
¡

a la centrai erJá] lB[H: ?:: !" gsferl de Rodeo,._d-epartamento gte:¡a, San Juan
ft2/12/22¡.

otanca, de forma circular, que se OarofJr.:br. enorme velocidad d.: 1. "L,áí ::?l_¡,9l-endo de.src//os ¡r¡d¡sciÁ tái

ffllg,n

:f;;!uJ,,#]i il;;;#.

gris clara, muy baja, que :9_ arravesaba elcieto desde el S.ó.;1,ñ.É.:,: DU
redondo que despedf¿
, u ia'
tu

!¡if r*:X.gy;:l:ltf"{,iü qró ,¡".o"",[á:
vanas personas señalaron

,n". nube

_ruminosid_ad no .oriuabal ;;;. *; o'9n opr"". Se trataba ¿, ;L"'áo¡rto

pequeños'üá';;;;;:
"e"i iii' :,i,Eii,

comunicaron

iliL9o ¿;

l1^1'

l:1"o aY.no.' i mi'

Ai;;;;;

oo,r. vecinos ñooeo, en el departar

o" l" lo""'i¡juj'j"

i:?l:?{i!l_s"!;,n{,,!¿o?"!;::{,'",K Fb"' " i'l;; h*:; cierto brilro. É;;r;;,."t" que despedía _en verda d_ -,;" ;;; l? 7 lX :.': :,., ir". B.- En Chife.

;i'Fi,i'ltlTjS":'J

1::.k._u:fura de Rivadavia, San Juan !!?/! ?/lZ Minutos q"rprri.-iá bi;;;,. d.ut. departamento n¡uá¿aula l:: Vó"i!Jnat del Hospital ,,Dr. tambien T:r:1,% ":¿,,,?:ii; grande, redonda blanca, con .efféjo, Jlsi

"#;;',,;;

n zona precordileraÁ" ¿" dá-n'já!j ;; 5 de diciembre. tsn ta noche del Irl?:g | | acamparon cerca
del estero polf""Jo,
15

Concha.y Gab;iei V;lci;j rooos estudiantes del Ltceo de La Florioa,_Santiago de Chile, excursionaban en

1;,L","tf"r1 de pollanco, Maipo ( | 2/l 2 Los. jóvenes Bernardo.t 'Á;í;j Kí!._ rJilano, Jaime

acuerdo a la narración áe Bernardo Dflano, los fenómenos comenzaron a producirse alrededor de las 4,30 de lá madrugada del dfa 12 de diciembre. (N.
De,

a un kilometro del

rio Maipo.

Arggntina y Chite existe unb OiierenciJ ¿g.60 minutos en los usos horarios ofi ciales, trasúntandose esto _para la Ar_ gentina- en una hora adelania¿Jcon-á
lación a Chile).

D. Autor: debe advertio, qrJ unii."ü

En tal -oportunidad el joven Bernardo despertó.debido a que los pájaros producran un Inusltado alboroto. Observó entonces en el cielo -sobre una loma. v a unos 100 metros de distancia- un ob¡e

to luminoso

tl "nube" de La Serena ft 2n 2n2). ?.I a..misma fuente informativa qu" ñérnli utilizado a tos fines cie la replóá;;;ib; anrer¡or, se refiere-dá;tr;il; !9i casg ctros dos episodios
orcrembre_

pertaron a sus ot''os dos compañeros. Las dos. esferas cruzaron sobre'ellos-Áail perderse de vista. A- la noche siguiente, como a las 21.30 ns. votvre!.on a observar los dos ob¡elói en la misma ruta anterior. t_a O¡stáncii enue ellos variaba constanteme"t" fá1,

duró unos 10 minutos. Antes de transcurrir otro minuio. rea_ pareció ej mismo objeto seguido Oe otá esrera más pequeña y de colores mucho mas bnilantes, ubicada un poco más alto que .la primera. En ese momento des-

.conderse tras la loma, mientras parecía esfu-mársele los colores. La observación

tó a Jaime Concha, junto con el áual observó que el aparato parecía moverse de El Volcán a San josé. Empezó a es-

Santiago. El artefacto semejaba u unu J fera de color rosado apagaáo. dentro ae la cual había una circunferen,cia más oscura. Era del tamaño algo mayor que la Luna. .Después de unos-minuios oáiper--

comprobó que esta se encontraba hacia su espalda, en dirección a la ciudad de

supuso que se trataba de la Luna, pero

esférico. En un principio

las de los eventos presenciados en-la Argentina y Chite ,,ocÍé a,ir;;;.;; ya que al aludir a "n'ta los casos de TalcJ Baños C,ampanario, et infoime

a

cas de esos fenómenos'fueron

ment€. Aparentemente, las característi-

;;;i;é;,
ti,i.iü.l

v

fenómeno luminoso con sis¡1¿ ,n.fáoi" a. una nube brillante. trrn.nt..ái'nJ
P^,:ool"r. rar,. pero

desprende que en La Serena, la.m9!1u-Sada del mrsnlo l2 de dicieni9n bre-de 1972. también tue uisuat¡z;;;;
s.e

en La Serena ocurrió et d ía
De,esto

de La Serena. Sin er ¡,o,* .ái". J. ;f ;L?';??'"',';fl1 :, f'j """ .lr,;
¡

se trataría de .,una nube de gu ion-i;di,, que.tamb¡en fue vista en elbbse.uatoiio

Bi. chard. que trabajaba en et OUseruorori,, turopeo. Ausrrat (E.S. O. ) manif esro

leltualmente, de la sigtrig¡1s manera: "El c.ientifico norteamencano Janles

fui

;

léi'

de orros datos sobre er prii¡cul

algunos elementos comptementar¡os bre estos episodios, incluyendo los sodL Talca y Baños Campanario.

chilenos que nos lean nos proporcionen

confiamos que los analistas

V.*
nas

COMENTARTOS DEL AUTOR.

El episodio de Huaco

r¿tsa

y

Baño5 g¿¡¡panario, ,ásóáct¡va_

A: 1972 a las 4,S3 y

acaecidos-ei-ü-0"

5,O2 en

cta- no debemos dejar.de
16

_rertexiones sue no precrsar, "rlHr:::":-":lffvarioi oetá. .ya que rncluye reJrgnle.n¡cos que _por su ¡mportan_ lr:e_s resaltar. Así:

1.*

Luz coherente.

2.Es

Gritos extraños.

i:i-¡énoménes Spatilux) ha condensado recientemente un ui¡!ísimo catáioqc de

SCBEPS (Societe Eelge d'Etude
'I

Íenómeno Ovni, que trasunta un detalle tecnológico, es de la cohere¡rcia de !¡ iuz emitida. Sobre este pai-t¡cular, la
des

Un _aspecto altamente significativo en el

ística ufológica, ya que -de un lempo a esta parte_ algunos analistas
casu sábrr la visualización de extraños antrápoides, ligados -en algunos "uros_ . i. presencia

un desgarrador alarido, semejante a voz de.una mujer. Esto no es nuevo en

igualmente rescatable para nuestro _ anilisis la percepcióñ -en Huaco_ -'d-e
la la

"compacta" (10i. El caso de Huaco vier:e a enriquecer ese listadc con un detalle casi novedoso: la proyección de luz coherente sobre una
g'cos en donde ei foco enrisor de esa luz era visible o -al menos- susceptible de localizar en f unció¡ de ¡a travectola del haz -lumínico." A.qu í. por el contrario, no sólo.o se observó nexo aiguno entre el triángulo de Iuz coherente y su punto de emisión, sino que tampoco aquel fue

inciu...en cuanticsas variantes rje emrsicnes cje luz

28 episodios munoiales que

han venido reuniendo antecedentes

el presente conocíamos episocios ufoló-

superficie deterrninaCa. En efecto: hasta

icados (1 2). Las descripciones de los ruidos emitidos por e3as entidades varían en cuanto a sus analogías en relación a sonidos oue
f

de objetos voladores no identi-

scn famiiiares a los testigos, aunque _al margen de su aparente animalidad_ se
vo¿ frumana. En el caso de Berserk

sr traiaba -en última instancia_ de

ha reconocidc (en algunos episociios) oue
una
las

visualizado en el aire, dado que se

,,es-

Luego el objeto volador se alejó del lugar en forma silenciosa y a baja aliura.

do una figura,geométrica blanca y luminosa que tenía la forma de tres de los cuatro lados de un trapecio. Las líneas no paralelas remataban al pie del muro de la vivienda de los testigos. Sólo las bandas que contorneaban fos lados del trapecio estaban iluminadas, no así la syperficie de éste. Las bandas tenían límites perfectamente definidos en ái suelo, no esfumándose en las adyacen_ cjas. Tras una quincena de segunáos la Trgura geometr¡ca desapareció del terre_ no en forma instantánea, sucediendo lo propio con los haces coherentes de luz.

virtieron- que en el suelo se había-dibu¡a

Hochfeld (Le Champ du Feu) (j l) en donfle -p¿¡¿lelamente a la presencia de un Ovni y a la emisión instantanea de tres haces coherentes que llegaban hasta un metro del terreno- los testigos ad_

tipo de proyección

guarda alguna analogía con este singular

tampó" sobre un área determinada. Creemos que el único antecedenle que
es

el caso de Das

Cole Hollow Road, por ejemplo, los testigos escuchan "un prolongado chillido -como el silbido de una vieja máquina a vapor -aunque más humano,, ('l 6). En otros eventos -en cambio- no se ha podido asociar a la voz humana los soni. dos emiridos por los antropoides involucrados en los mismos. En tal sentido,

los mismos (1S). y en et episodio

Road, Mississipi, sin que hasta la fecha se haya pod¡do determ¡nar la naturaleza de
de

oídos durante un proloágado períoáo -hacia 1940- en una zona de River

criaturas emitían gemidos cómo el llan_ to de un niño (13). En el de Indiana se escucha un intenso gruñido que parecía emanar de un humano, más que de un animal (14). Jerome Clark -por su parte- cita los misteriosos gritos de mujer

-por ejemplo-

valgan

nrsrng Sun, lnd¡ana (17), en donde se 9:9u9ha un "gruñido"; de River Road, Mississipi (18), en el cual la criatura emi. tía un ruido parecido a ,,un gorgoteo, como el que se produce cuandó alouien trata de soplar bajo el agua,,; de Ma-rzolf Hill, Louisiana (19), en donde se describen los sonidos como ,,ruidos animales,,; y en la misma zona :tres días después_
18

de

ejemplos

los episodios de

!

¡ t
il
ü

Estos misteriosos

fli'fi s,ñ;¡;;

co, en d;";;

er caso,

Característ icas de. las esferÍtas ili:ri?:sas (¡.n¿;runo cubíerta coloi- ve rrsrr; . rcte u rán í co|. 2 ruc teo rosado br i l lante el ruido es definid "un fuerte zá por sruñido" (20).;;;"^i:T9 _con
rg.;i;

Tenue

;;

;'"'j_1t-ut'oo^ casterri' cha' ;i

acaeció en

;;;:1"!i9 ";;:';3il.,"

ur v cronorósicrl;i'lill::"j

allí

de conjunto

;?li:.Jt

encon tra

r;

r

s.1

oDJetos voladores

Y,1! v. Keet (23) sobre ta pr"i""-"iu'j" mtstenosos animales m-ente antropoides) ty no necesaria_ ligada _a

reactua I iza r I

en una causa o feno-tno .o-ú;;'';;."i, ;; ;i;;r' "rrf,:;"f ::";:i:,;

nos

rostblemente todos ' se ensamblan estos ,,ruidos extra-

re tenemos del mismo.

li; ;"; ::'. i."i::j: u.na rmagen más desc abs u rda "q u e ;j "";;:?ff j
l:: " :ts¡g¡¡s¡o : _I o€r
)

ev u n- u."o"u? o"

" -Ovni, proporcioná-nO-onáI

í,j:i"Ji

),.'",J

p-or parte

"krauts fireoattsinli-t- ,(241'. .tam' a mer il""or"" "¡"" oo Y son materia de gr?3Jr,üuf T:; :;.
to^tos

1.944.,,roo r;sÁtels;;';;, j;"; :]?o?:; en de ra 415a Escujdr¡1, R,t]::?i:: d;¿r;;; r\octurnos los Estados un¡¿os. alli] ronada en 9e Dijon, Fri o P'9n
curiosídad

oe, espectro senerar

3.- Esferitas fuminosas. reducido volumen de tas esferi5l ryt,Huaco reptantea ul ¡",ulrü"i. :T _d_" papel oet que jugaría
3Jiifl'::::9"1,,''^o

"

¡

i

J,

::;",;,T; ;.10".0.i'n

*

";;;r_,:no i-¿entificad;;. bri
'19

J;'-;;;r:""::pecial

i5l'r',',n:g

miÉ U;ii:ir

cro tres

Vatrghn, Nueva Mex¡co,

estac¡ones,

nes" (26l..mienrras qre Antoñio'ti,-b.;. tas bauriz,^o-.',ojos telecaptadores o i"l"l vlsores" (27l.. y, más recrente_énir,'ü¡chel Carrouoes l¿s ¿5s6¡g a plasmoides producidos artificialmente por las inteligenc¡as responsables Oel tenómeno ó'Jni
(28).

una expticación cientif ica a lai !nc9n1r9r mtstenosas "bOlaS verdes,, viStaS en l gag en Arizona y Nueva rvtextcor. Jtm.my Guiei las llamó ,,teleproyeccio_

de observación en con miras a

numerosos obstáculos naturates Oe ia zona, pese a su vuelo rasant€ y veloz.

c_o-^debemos sr.rbra-yar. que ninguna de tJs esreiltas se estrelló contra aiguno Oa loi

notan responder a un comportamiento inteligente. En el caso concreto de Hua_

Materiales o inmateriales, estos fenómenos luminosos de reducido *f"_"""i"-

to. En el orden de las causas objetivas dis_ tinguimos dos teórias imponántes: a) La

-en razón de su p¡e_ pra naturaleza- produce directamer te el efecto; en ei segundo supuesto, esa pre sencia f ísica es sólo un estfmulo para qu" el siquismo del testigo produzca et etLc-

presencia f ísíca que

menos teóricamente_ por la pos¡Oü . acción de causas objetivas o ,rUiut¡uir, entendiendo a las primeras como'el o.il gen tistco de un efecto; y a las segundas. como ei origen f ísico de un efectó. E;;í pnmer caso, existe un fenómeno, una

a nivel de estos efectos (fuerte sens¿ ción calórica y rnarcada somnolencial. -" Tales efectos resultarían explicables _al

hacia el campamento de los obseivadores o menos_ hacia -al ."ntioJrl va ile. "r

testigos para. perno"ia, se encuentra vado.en el seno de un profunoo enclau.iiá.'i¡ las diminutas esferas se cfesplazaban a escasos centímetros del suelo, ello suq¡ere una aproximación detibe.aoa o!i iüñbl nreno

ría. Además, el lugar etegrdo por los

.contrario, puntualizado que la esferlta pásó ¿ soto un metro de él ascey'Oió aue ráp¡¿amen. te para evitar una coiisión con'ra Áásie-

Por el

el t.rtigo ÁnJr;;;;

a

sibilidad de una auto,sofronización bel testrgo produciCa po. ei impacto de la visión (32).

nackeren y Francis WinCey. quienes dan cuente de tales efectos a pari¡r de la po-

fenómeno (31). En el terreno de las causas subjetivas encontramos la flamante teoría de Guv Va.

que sostiene que ta¡es efectos se deberían la- acción de microondas emanadas del

de fuerza generacio por el Ovni (30); '¡i La oet tngen¡erc James M. McCampbell.

eÍectos fisiológicos acusados por los testigos se detrerían a la acción de un campo

del Dr. Bernard Finch, para quien loi

5.Así:

La gran esfera.

trt (Jvnt altera _evidentemente_ el me ciaf fsico que le rodea, generando p"rt i_
terrestre y- aún en los anim'ales, pér.^á, y cosas próximos. En el episodio de Huaco advertimos la

Electos secundar¡os. Los curiosos efectos f Ísicos y fisiolooicos asociados a la presenc¡a ¿ál tenóñenó uvnr son bastante frecuentes en la casufs_ tica mundial, por lo que actualment" ron r¡atena de extenscs y cuidadosos estu:lo:pgr parte de algunos anatistas (29).

4.-

c¿racterísticas que deseamos subrayar.

Este fenómeno, quizá el más ¡mportante de la jornada de Huaco, exhibe algunas

al Meteorito.. Tanto su prolongado t;em-

ra, en el suelo, en el campo maqnético

baciones cie variada índole en la atmosfe-

píesenc¡a de dos importarrtes constantes

trónomo francés, F. Baldet tr" ro en llamar la atención i331. "ipii."bl, Plasma. La dilatada duración del fe nomeno, así como su enorme volumen

oescartar la -posibilidad de un cuerpo meteórico, aún de aquellos Oet t¡pé , "nebuloscis". acerca de los cuales ei asl

movimienro lento (30 km/h)'y la total ausencia de. sonido (pese a la altitud de ruu metrcsl. contribuyen de consumo a

po de observación (8 minutos),-cuanto su

I

20

1

']É2

3

4

6-gMs --r
Características de la gran esfera ( fenómeno ''D.tr): I -Luces irisados; 2 - puntitos Éri, l;;;;;: de colores loracíón rosa amari I ta; 3 _ N;;;;; semej an tes -a estrel I itas de una co_ oscuro en forma de rrsrr. renc¡a hacia Ios bordes 4 - TransDa(6,

sultan.d.e. utilidad a los fines ;;;;;;;; ra posrbtltdad de una manifestación plasmatica (34), ¿¡ menos Oe orOen natlili.

a 8 metros de diámetro) tambien

re_

9_.,1" lr9¡9. los bordes, nos indican la rmprobabilidad de esta hipótesir;-

Globo sonda. La forma esferoidal del la_ luminosidad de ,o¿, estructura, así como la transparencia *

fenómeno,

cl

tanc¡as de que la aparición

d_l Fenómeno desconocido. Las circuns_

d;l; ;;;;-

en los tes.tigos). dan cuenta que "rnr"ncio la misma parte de un conjunto de fe_ l?j"_ s¡do de naturaleza Oescónoci¿a pro:3lgnor a oucrdos lo largo de seis r,oru, iáoi"
21

;.f ;;#'p; electos secundarios (calor y

rormaciones luminosas),

fera fuese no sólo precedida, sino tam_ oren seguida de otros tenómenoi trminosos inexplicables (v. gr., luz en la montaña, foco trñiií..'¡c-o coherente ñ;i;;; desptazamiento boliltas bli. l1l_:_"Iro, r¡antes.a ras del suelo, de pasó-;"i;;;;

la

misrna caracter ística visualizada en Huaco, aunque con la sola,Jiferencia
de

las "sombras".

-en nuestro caso- de la no nrorrilidad
Las esferas de paso veloz.

6.-

Los fenómenos descritos en los aparta_ dos "E" y "F" bien podrían confundirse con simples manifestaciones meteóri_ cas, si no fuera por la presencia de algunas características que contribuyen- a desestimar tal eventualidad. El deiplazam¡ento de esas esferas fue _en efecto_

un área argentino.chiiena. Por iguales razones debe descartarse la eventualidad de una nube lenlicular, al margen de rmprobabitidad f ísica de su desplazamiento a escasa altitud (apenas cien metros). L¡ incertidumbre de la materialidad o da a raíz de su transparencia hacia los bordes) no es un caso aislado en la ca, su ística ufológica. La gran esfera rojo. anaran jado de Port Navalo (35), por ejemplo, dejaba ver -al través de su !uperficie- varios árboles situados detrás oe ella. Y sin tratarse necesariamente de esferas. aunque sí de formas luminosas transpa, rentes de naturaleza desconocida, val_ dría la pena citar las "campanas iransparentes" de Arncs Park (36) y Rhode_ Saint-GenBse (37), a cuyas fuentes in. formativas remitimos a! lector para mavcres abundamientos.

inmaterialidad de la gran esfera (suscrta

silencioso

mento (al menos la parte visible desde el va[e, en 5 segundos y a qran altura. brn embargo, los propios test¡qos descar_ tar la posibilidad de fenóm:nos meteó_ ricos, fundando su afirmación en las sl_
guientes consideraciones:

y

veloz, surcando

el f irma_

mayor que la cje un avión a reacción_ era notor¡amente inÍer.ior a la de un cuerpo meteórico; c) No daban la impresión de objetcs en caída li¡¡.e, sino de elementos. autopropulsados, yá qre su desplazamiento -aunque veloz_ Dare: ía "reten¡do" o ,,f renado', o jÁ otros tér..ninos- ,,controlado,,; d) f f vue.io era perfectai-nente horizontal y no oblicuo ni. vertical; e) La maniobra'Ce, adelantamiento de la úitima de las eifá ras en la manifestación ,,E,, _con cuatro
cgdryxoñ I I o€gFtEtQ 'rr rúú

19 d^ejaban ningún tipo de esteta tras sí; o, bu velocidad -aunque visiblemente

¿) Las

esferas

testigos cjel evento argentino. quienes se mostraron sorprendidos por el detalle de las "manchas", ya que se trataba de

Tampoco queremos dejar de subrayar que la gran esfera de .tlilaco guarda úna notable analogía con la bola de Uz0s. Garcj, Francia (38), par:icularmente en lo relativo a la presencia de curiosas ,,sombras" o "formas embrionarias" en su estructura. Cuando "Lumiéres dans la Nuit, rep-rociujo la fotog¡af ía del fenómeno de Uzés, exhiblmos ese documento a los

1;llrl:::':0
tr2\n2
F:a
I

^

¡rrtrúz I kro,boú_
i?J.@

bo¡ ;ro¡rol5ñÉlro

isr^.o.

t
I ¡

i

I

I

g¡ros en ángulos rectos- es claramente indicativa de la presencia de elementos bajo algún t¡po de control. 7.- Fuentes acuíferas y radiactivas Finalmente, creemos ¡mportante señalar que en el escenario de producción de estas manifestaciones existen cuatro fenómenos naturales que podrían tener alou. na rela<:ión con las mismas- una fueñte de agua (Río Huaco) y tres fuenres radiactivas (las mismas de uranio de ,,Los 5sñores Saso", la de Gualampi y la del Cerro "El Morado").

valle, inclusive la regrón S.O., correspon diente a las minas de "Los séñores Saso.,, las cuales están situadas a 300 metros en lfnea recta con la hostería. Además, la cubierta brillante que rodeaba al núcleo de las esferitas fue descrita como de coLa gran esfera (fenómeno "D") desapareció en dirección norte. orientación que lleva directamente a las arenas radiactivas del cerro "El Morado", situadas a unos 14 km de la hostería. y, por últi-

lor "verde uranico".

vra nacta las rr¡tnas de uranio de,,Los señores Saso" y fue visualizado sobre un . camtno que conduce precisamente fei.itas (fenómeno ,,i,) fue.oñ vltas provenrr desde el oesle, abarcando en su desplazamiento toda la superf icie del
es-

ple coincidencia. Pero no hemos resistido la tentación de apuntarla. El fenómeno "8", por su parte, se mo_

esfera -por su.parte- fue visualiiada primicialmente a sólo 100 metros sobre la vertical dei río de marras. Respecto de las minas de uranio, los interrogantes no son menos apasionantes al fenómeno "A" (ya que éste se mani. festó sobre un plano casi vertical), nos encontramos con que su redimensiona, mrento proporcional forma un triángulo isosceles cuyos vértices alcanzan las-minas de uranio citadas precedenlemente. Es muy probable que se trate de une sim

de todo el cuace del r ío Huaco, desjtazándose casi a ras de las aguas. La gran

Algunas de las esleritas (aproximadamente unas 10 ó 15 zigzaguearon a lo larqo

¿trenas racj¡activas preci tadas.

por unos 700 metros, aproximadamente. Esta dirección tambien conciuce a las

dirigiéndose hacia el norte, surcando el firmamento casi sobre la hostería y en línea paralela a la seguida por la gran esfera, aunque separada de la ruta de ésta

mo, el fenómeno

"F"

fue visualizado

vt. coNcLUstoN.
En síntesis, el cuadro general adjunto es suficientemente ilustrativo en cuanto a las características de los fenómenos rela,

de

y a su dif ícil identificac¡ón con manifestaciones conocroas. La evaluación hecha en el apar.tado anterior sobre cada uno de los fenómenos en cuestión nos exime de mavo:.es comentarios. Pensamos que las manifestaciones
tados Huaco constituyen -dentro de
la

hacia las mismas. De igual modo, las

casuística argent¡na- uno de los episodios ufológicos de mayor relevancia científica. No sólo po¡' el variado número de manifestaciones desconocidos, y su ulterior extensión a regiones vecinas, sino tambien por la cantidad y calidad de los observadores involucrados.

ERRATAS:

la página 20, columna derecha, línea B, donde díee: .En t'...como er orígen fisíco de un efecto...' debe reerse "...como el orígen pSlQUlC0 de un efecto...rr

24

CITAS DEL AUTOR
ll "Cordoba" (¡l,a¡ o). Có¡rlol¡a A¡gr.,l.r¡¿. 31 1?:72 2l "Cvyo" {ríur.q¡1. g¿" .1, u, A¡o,,rr,rra. l3 l¿,12 3l tdr,m 4l lt¡fderr¡. 5l 'Tll)L..- (te ra f¡r(tp.. (rt,a,rol, S¿¡ ,rn.,. O,*^,,^n,
r2t12t72. 6l tdem. 7l lbldem.
en Cohcterl'a y Ast.onomfa,,. Sant,aqo seo€:tre .|973, p.3.

__.

221 8^oren, Charle¡: .,My¡re¡y ánrmals.,. FSR vol. lO, no 6, pp. 1 sl 7.

l]" Sp"".-"n, Ingtaterra, 1969, p. tO7.

231 Keil, John A.: ..WGrr V¡rgn¡r,s en¡gmaric bird.. FSR vot. f4, oo. 7.r4.

2tl Wiltin¡,
-'51

Crtater prr.$

Harotd T.: ,.Ftying S.uce? on the Atr.ck..,

Ny, lgha.

?6t Gure',
(

Rrt¡-¿. Ant<¡r r¡ ..8¡ Vo¡¿,r,r.¡... ".,",. " I e6::";ilil::

8l "Soletfn Inlormatrv() dct Ceñl70<le Invesrrgacrones
,r_,

J,rnrnv
r.e

i:.T.",,.,'*

r'un

au

-"^,,,;. o;::"ig;.
..

L¡s

sr

Ch,,;.

;;l;'

?71

R.lnr¿, Antsrr,s. op- crt. ,r. 4l.

;:';;;* "'""""'
Do¡cr cottectarnenr
)

9) lctem.

l0l "Phdnomlne
ll)-Mesnaid,

neur" _SOBEpS. t976

Ovnr Cas d,émrssrons

de ftux

tum,_

'

re ¡rrobrcR ,,", ee,e,"", r sir.

26r Corrouges, M,chr,

..';;l;Ti

,ruaoro,"f'l:o^

#Jnrn

",

In foresp.¡o

.

JEet,'es¿¡¡¿ Enquéres _So¡.ée,rche en émolron¡ au Chómp du Feu,.. ,,p¡e"o-e^ra S-p, Irau: (GEpAl. no 14. rl¡c. t967, pp. lg.2O.
'po¡d¡, monster and UFOs,,. FSR vo¡.
1973, pp. 18.24.

291 Banchs. Robe.to: ..LE o vNr . Ro¿o¡ ;;,'"::Tff;:.

ü;,;,.

"^:';1.J;f:

l2)- Ctark, Jers6s ,

Corenrarr, Loren. ,,An?hro-

lg,

"^"ro-f"J.

-Schwarz. Berrhold E¡¡c a Ulo en counter.'. FSF|. vo¡. Z0 no |. Dp. 3l l. - Ctar¡(, Je.ome .,Anth Ind¡a
na'.. FsR, vor. 20. no

,.Berse¡k

Crestrat Arrs, M¡ilb¡ae, Catrforn¡a, U.S.A;, 1g76. 32) Vanckeren, Guy y Wr¡rtev. Francr3 .,8
le-3 ef

alfarr",,¿"-, O. tO.3ll McCampbe|. Jares
lets^physrotog,ques

301 F¡nch ge¡na,d E..ig en€ro-.reb. re66. p.a; v

rü;;^ln:^'iliT,;iil
.,.{¡1étonr,..

l3l Schwar¿.9.E. op. crt. l4l Ctark. J., .'Anthroprod and UFO In ¡nd¡ana.,, op.ol. l5l Cl¡rk, J. y Coleman. Li ,.Anth.opords, monsrer...
op. crt. ldeñL tbldem.

- Clark, Jerome: "The lrrghtened crealu.e on county Road W'', FSR, vot. 21, no, ,grS. OO. ZOái.

¡n retatron to creatur€ srghrrng¡ rn pennsytv¿n¡a,,, MUFON lgf¿ Uf O lvn pos¡um Proceedrngs (Mutuat UFO Nerwork.40 Chr¡stof¡her Court, Ouincy, lilrnors.62301, USA.

- Gordon, Stan.

..UFCb

a',tlrt'",i.iX'tt 'n

lnro' r ,esgace, Brlrerca. r9r4. ,;t,|.. ?::mo¡de¡"' ^" "Psr¡.f!¡y¡to'., .35) LDLN_ F ' ¡ánc¡3' ó9osto'scp. 1974, oo 137, p. tg36) P¡ev66¡,-4¡¡starrj Srghttng,n a Bnstol p¡¡k,,. vol. 14, no,4 rut-agosro ,|96g. pp.34. 371-Ferryn parr,ck. Labar paut: .,(,¡l¡s
FSFI,

34) Eougard. Mrcñet.

nomfa", Edrr. Labor S.A. España. 1066, p. 3t5.
.,ptasr

iO. _"ry no 27. mayo t926. pp! 3034. 33) tud+x, Luden y Vaucou¡e¡r¡. G. de. ..Arrro.
^les 1976, pp. 31,35;

par

rude rur üi.p¡ycnotog¡ques provoqu6s Ovnr", Inlorespace. gérg,ca. ,a

l5l l7l l9l 2tl

cloche d€ tu máre l-Rhode,Sarnr.Genesse,,, tntor"spac", Aéig,J. 1972, no 2, pe. 32-33.

t8) tbfdem.
lbldem. 2Ol lbldem. Crerghton. Gordon. en ,,The Humanordls,,, Nevi-

,.1, (Gardl ta nu,r, une érrang€ f]_'] rond du ,ard¡n..."
LOLN, mayo lJ7S, no Geuop€

boute eu

i¡S, oo.-lá-l
drc.

O'Uzls (Ga¡d) du 19 novembre 1974,,. LDLN, 1975. no tso. pp. g-12.

-"Enqulte du

V"ro.,", sur l,aterrsságe

25

Intenesante fotognafía de un C]VNI en E|-aniloófie
por DanleI Rojo y DanieI tloreno
(Grupo C.

l.C.E. Las Heras)

¡tólogo y actual Dlrector del Hos ital Central de üendoza, de 49 atr rs dé edad, do¡niciliado en Ia caItal de la provlncia de llendoza. La toma fue éfeetuada en cfrcuns rncia's en que el Dr. Tardá disfrü ¡ba de unaa vacaclonee y conducfá un grupo de estudiantes del Cole io de 1os Herñanoa Uari.stas, a fi es del mes de dicl.e¡nbre de 1968.Este grupo se desplazaba en una ¡ncha por eI lago Nahuel Huapf en es proxirnidades de Puerto Blest. Hora aproxl.nada de la toma: las 1:30 hs, con eI sol alasespaldas el testigo. Se debe acentuar e1 hecho de que i et Dr. Tardá ni las otras peiso as a bordo de Ia lancha observal on en ningún momento al OVNI, gue ás tarde aparecerfa en la toma fo ográflca al ser revelado e1 filurl En el t1omento de la toma, el fo ógrafo no observd nlngún paisaJ6 n especfal (fueron varj.as las toas realizadas), g61o se trat6 de otografiar una vista generaL atra ente (nieve, bosgue de pinos, moñ aña, lago, etc.). ta dlaposftlva fue obtenlda con na cámara LeLka 3G, de vfsor direc o, obturador a cortlna y 6ptlca dé' 5 m¡. El foco se calfbr6 en lnfiito, aeleccÍonándos.e un di.afragrma ntre f:L1 y f:16, enpleándose una elocidad de obturacl6n de L/L2S de egundo y la pelfcula utilfzada fue erutz CT 19, sllde color de 35 m¡¡ Lha vez revelado el ff1n, se ob erv6 gue éste presettaba 10 que cE
2A

At TESTIGO La dlaposltiva fue obtenidla por 1 Dr. Sebastlán José Tardá, trauI{TREV¡STA

.\._i_.
,:'
lt"
rL
i íi-_ ..------..
i
I

i.-..'

i( í-nl
¡

t

oo

rro

o

,\-u t

I
t

por un defecto, razón por la cual se decidió remftir la cámara y el film a la compa ñfa Perutz de Alemania, Ia cual éE' tudi6 la situaci6n descartando tol da posibilldad de falla. üás tarde se realizaron duplica dos de 1a transparencla, enviándol se una copia a 1a NASA (USA). Luego de unrs meses se recf.bl6 el avl so de recepcl6n de1 material, perd ninguna contestación de esa orqani zaci6n respecto de Ia naturaleia ü orfgen del objeto fotografiado. La dfaposltiva era conocida solarnente por un.reducido grupo de a mlgos y familiares, por lntermedió del cual el CIRCULO DE INVESTIGA. CTON CIENTIFICO-ESPACIAL tom6 cono cfmfento de su exlstencfa
tom6 primeramente
ATIALISIS
FOTOGRAFICO

A 1os fÍnes de determlnar la na turaleza de1 objeto fotograflado f la autentlcidad del slfde, eI CICE recurrid a los servicios de doe co nocldos profesfonales de la cfudaZi de Las Heras, Irlendoza.

Los Srs. Ernesto A. Crazi y Rocoincidieron en afirmar gue la fotograffa no era el resultado de un truco de laboratorÍo, defecto de revelado, fal.la en 1a emulsi.6n, reflejo parásito en la 6ptica, nl tanpoco un objeto conocido o identificable (91obo, avión o ave). Seg6n pudieron constatar. el objeto fbtografiado parecfa ocu Par un lugar en el espacio, a cieF ta distancia de la cámara. El Sr. Rosendo Ruiz manifest6 la posibilidad de que el objeto hubie ra cambiado de posición en e1 corl to intervaLo de t/1-25 segundos, ocupando dos posiciones en el espasendo O. Rui.z,
.

Subexposíción para la obtención de la silueta verdadera.

CALCULO DE DIMENSIONES DEL OVNI

Los parárnetros obtenidos se basan en la resolución de una f6rmuIa matemática que permite determinar aproximadamente tamaños de objetos en una impresión fotográfica La relaci6n expresa:

^I
B

'o=---TTdonde:

TnxDo

To es e1 tamaño oel obieto Tn idem, en el riegativó Do es la distancia aI obi. Df es la distancia focal En Ia diaposi"tiva sólo se pudie ron determinar, respecto del OVNI;' dos dimensiones: su largo (A) y su ancho (B) (ver gráfico l), La distancia al objeto (Do), es imposible de determinar con exacti tud matemática, debido a Ia ausenl cia de objetos de dimensiones cor¡o cidas en las cercanlas de1 o\¡NI. Sin embargo, se ha po,Jido deter minar la distancia aproximada a 1á orilla visible del lago (600 n) , y determinando por simple observaci6n gue el OVNI se encuentra a una dÍs tancia intermedia entre la cámará y la orilIa, se puede tomar como u na distancia tentativa cámara-OVNf
unos 300 metros.
27

a la f6rmula ya citada, el valor Tn ampliand.o eI o riginal fotográfico 10 veces, pará Iograr una mayor exactitud en nues tros. cálcul-os. sfendo: Tn x 1o = 15 mm Tn (normal) = 1,5 mm Df= 45 mm Do= 300 m = 300000¡nm e1 largo ¿lel OvNf (tr) resulta egui valente a 1os 1"0 metros.
tomamos

CALCULO DEL LARGO (A)

En base

CALCULO DEL ANCHO (B)

mos en ancho

Por idéntico método, determinadel objeto en 1,33 m.

CALCULO DE LA VELOCIDAD DEL O\,NI

Debido a las figuras fantasmas, gue aparecen en la parte superior e inferior del objeto, se ha podido determlnar la Velocidad Media (Vn)

del

Ol¡NI.

Estudiadas en el diaposj-tivo se encontró gue las zonas superior e inferior tenfan los mismos lfmites que la silueta verdadera 1o gue per mite inferir que eI OVNI se despl-l z6 en un movimiento de vaivén en ef lapso de obturaci6n. Se recuerda que una fotograffa, capta un instante de tiempo que es tá determinado por La velocidad de obturaci6n empleada. En este caso especlfico e1 lapso de tiempo capturado por 1a fotografla fue de un ciento vefnticinqo avos de segundo (L/Lzs s.). Como podemos medir las longitudes de Las siluetas, tenemos un es pacÍo recorrido por eI OVNI, y ef cociente entre ese espacio recorri do y eI tiempo o velocidad de obtü ración dará cómo resultado Ia Ve16 cidad Media (VM) en ese instante.Según el estudio de la trayecto ria, eI O!¡NI se desplazó ta1 comó se muestra en eL gráfico II.

locldades de deaplazamlento. VE_LOCIDAD MEDIA SEGT N r (Vmt)

tal recorrida por el objeto (S,) se rfa del orden de los 4,666 m. ' ESPACIO RECORRIDO SEGI'N II Como en el caso anterior, la su ma de ]os vectores d y E[ dá como 16 sultado Ia distancia recorrida poi eI objeto en eI diapositivo fotográfico. Sn toma un valor de 1,1 nun. Aplicando la f6rmula matemática determinamos que la dlstancia real recorrida en el espaclo habrfa sido del orden de los 7,333 metros, Ese es eI valor de 52. - Asf, de acuerdo con el cáIculo de las distanclas recorridas por el OVIII (valores tentativos 51 y 32), podemos determinar respectivaa ve-

La trayectoria o espacio total recorrido (S) esta dado por Ia suma de 1os vectores á y b'. e= 0,6 mm b= 0,1 mm a + b= 0,7 mm = Sn (esp. en neg.) Si adaptamos e1 valor de Sn a pa rámetros reales, de acuerdo con 1á fórmula preci.tada, Ia distancia to

ESPACTO RECORRIDO SEGIJN

I

Silueta fantasma o área de movimien ..,7 to, sin tomar en cuenta la oenstoao heterogenea de la imagen.

II
I

L
I

lo

A

.l

dl

GRAFICO

II
II

vm1

=

ffi+

= 21oo lim,/h
(vmZ)
k¡n,/h

VELOCTDAD MEDIA SEGUN

vrn2

7, 333 ¡n = ffii = 3300

La velocidad obtenida en ambos casoe, expllcarfa la raz6n por la cual eI OVNI no fue visible a los e
28

ventuales testigos. Si el móvi1 hu biera mantenido 1a velocidad media calculada en base al registro fotg gráfico, en sóIo un segundo hubÍera estado a más de 580 ¡n (Para Vn1) o a más de 910 n (para Vm2).
ALGUNAS CONCLUSIONES PRIMARIAS

1) E1 OVNI, por sus caracterfsticas, no se asirnila a ningún obje to convencional. 2) El oVl{I parece controlado por un sistema no natural. Esto es, su movimiento no sigue una inercia na tural ffsica, sino que parece po: seer su propio control de desplaza miento que podrfa ser de origen in teligente o automático (cÍbernético) lo cual también indicarfa una procedencia int.eligente. 3) Oebe tomarse en cuenta que a pesar de que fue calculada una velocidad promedio, ésta es bastante representativa de la performance ge neral de1 objeto, ya que por 1o me nos uno de los dos segrmentos de su trayectoria debi6 heberlo recorrido a más de 2000 k¡n,/h. 4) La velocidad calculada puede ser alcanzada (en La atn6sfera) por misiLes o aviones supers6nicos' pe ro en condici.ones especi.ales de al
29

titud elevada y nunca a tan baja a tura, maniobrando como eI objeto nómalo fotografiado. 5) Con respecto a1 hecho de gu no fue observado por ninguna de Ia personas a bordo de 1a embarcaci6 puede ser explicado esPeculando s bre la idea de que ninguno de lo eventuales testigos miraba hacia e Iugar de la toma, salvo el fot6gr fg, y gue debido a la distracció noJnentanea y a la elevada veloci dad desarrollada por el objeto, n siquiera el Dr. Tardá tuvo oPortu nidad de observarlo. Otra de las e plicaciones, en fase de estudio t davfa, es gue 1a capacidad sensÍt va del ojo humano no Pudo caPtar a objeto por ser su luminosidad inv si.ble a la retina debiilo a su lon gitud de onda. 6) AI ca¡nbiar el sentido del de plazamiento la velocidad se habrf reducido de ¡nás de 2000 km/h a ce ro, r'ncrementándose enormemente I aceleraci6n a causa del frenado. llo habrfa ocasionado la desi-nte gracl6n por causa de Ia Ínercia d cualquier clase de aparato o un dad bio'lógica. E1lo imPlicarfa u control gravitatorio sumarnente co .p1ejo, aún no desarrollado, nf sÍ qulera por nuestros ¡nás sofistica dos artefactos espaciales.

Análisis esbadístico de los incidentes de hurnanoides sin pencepción de OVNI
por
Emí

I

io Francisco Caldevi I la

Existen, entre los investigadores del fen6¡neno OVNIr dos posicÍones antag6nicas respecto a las entidades solitarias. Una de las posturas niega que las extrañas entidades tengan alguna relación con los Objetos Voladores No ldentificados, adjuclicándole, al mj.smo tiempo, .una naturaleza parapsicológica o inclusive folkl6rica. En tanto, fa otra tendencia ciee gue sf hay relacidn entre las comúnmente <ienominadas

apariciones y los

OVNI.

Nuestro prop6sito no es el de hatlar una posicidn intermedia dirigi da a compatibilizar las distintas tendencias, sino eI tratar de deter¡ninar sÍ existe o no el pretendido vfnculo entre ambos fenómenos. Atal efecto, y mediante el análisis comparativo de las observaciones argentinas de entidades solitarias, pretendemos encontrar analogfas o disinilitudes, para poder luego emitir, con tales elementos, algún tipo de juicio sobre éstas controvertidas manifestaciones. Consideramos lfcito iniciar un estudi"o sobre este particular, si te nemcs en cuenta gue desde hace un tiempo se observa un cambio substancial en la investigaci6n hacia el problema de 1os ocuPantes. Frobablemente, este cambio de actitud se origine' entre muchas otrascausas, en que la observaci6n de humanoides ¡ra no es exclusivo patrÍmonio de alucinados y contactados. Además, la abrumadora cantidad de testimonios y observacj.ones gue relatan eI comportamiento de un fen6meno inteligente sugiere Ia idea de tripulantes, o de una ínteLígeneia que dirije al fe nómeno. Sin duda, y partiendo desde ese punto' el meollo del problena de los ovNI probablemente se encuentre allf. Por lo tanto, realj-zando un estudio sobre este particular, consideramos que a19o puede aportarse en favor de la dilucidación del misterÍot aungue más no sea que haber agotado un tema o arnpli-ar en más eI campo de la di-squÍsición.

,li

dadee no asocíadae con Loe

nuestro estudio sobre los 21 casos argentinos de enti ovVf, recopilados para el análÍsis de los oterrizajes en nuestro pals (1) . Decidimos utilizar ese material. se tra ta de 1á obra mejor documentada en su tipo, habiendo sido realÍzada po} investigadores .de reconocida trayectoria de acuerdo con los principios cientlficos de selecci6n, evafuación y procesamiento estadfstico de la infor¡nacfón (2). En el listado qué detallamos a continuación, citamos log v¿lorcs de ubicaci6n temporal y géográfica. Para ampliar el panorama informativo' recomendarios lecurrir al Catá1c'5' Jc AvistrmÍenLcs del Tipo i r'Ii ¡'rgen tina (3).
¡'ur¡damentamos

I -

CASUiSTICA

30

N4 D
01 02

FECITA
60
62

HORA

LUGAR
Yariguarenda (cerca de Tartagal) Bajada Grande (5 k¡n. de paraná) Entre La Escondida y Fn. Aguilar

PROVINC]A

oct ví 27 jul

03
04 05
06

Lu 16 dic 53 2130 Vl 08 may 64 (2'l Chaco 08 ene 65 (2', Torrent Corrfentes (3) pablo 09 Ul 08 sep 65 Colonla San Santa Fe 10 oct 65 (3) Agua Blanca Salta 11 oct 65 (3) Puegto Beltrán Sgo. Estero L2 Lu 24 jun 68 0110 Laguna Paiva Santa Fe 13 Do 30 Jun 68 0330 Luján de Cuyo Mendoza L4 Lu 01 jul 68 0400 San Lorenzo Santa Fe 15 ua 02 jul 68 2015 Coffco Salta 15 Ir{a 02 Jul 68 2200 Ro6arlo Sant.a Fe L7 Ma 09 ju1 68 0230 La P1ata Bs. Aires 18 Lu ls jul 68 1930 Mar del- Plat.a Bs. Aires 19 Sa 31 ago 68 2000 Bahfa Blanca Bs. Aires 20 ene 69 (2) Loma Atravesada Jujuy 2L Lu 17 nov 69 0200 A 30 k¡n. de Olavarrfa Bs. ALres (1) se produjeron a mediados de septiembre, probablemente en Ia misma fecha. (2) eunque no se cita_ra hora en que se reglstraron fue posible establecer que se produjeron en horas de lá noche. (3) Se produjeron en horas de luz sol.ar.
o7

sep 62 1730 sep 62 (21 sep 62 (2'l

Resistencia Sauce Viejo Colonia Castellf

Cerca <te EI Galp6n

Salta Entre Rfos Chaco (1) chaco (li safta ifi santa Fe

II -

CARACTERISTICAS DEL TRABAJO

Las pautas seguidas para e1 estudio de las manifestaciones argentinas de ras entídddes no asoeiadae eon Loe ovVr, fueron restringiáas análisis global, o particurar, de cada punto de información. A tal al fecto, detallamos los rubros a estudiar, comparándolos y resartando eto das las cofncidencias con otras manlfestacioires de owr-. ra¡nUig" f,.ráá apuntado dlsimilitudes, especlalmente en 1o referido al comportamiento de-ras entidades, que aparentemente Rpseen un patrón de conáucta partl cular. No tratamos ra evaruaci6n del ¡naterial informativo, ya gue como citanos oportunamente Ia misma fue convenientemente reaiiáaaá por e1 Galfndez y el Profesor oscar urÍondo. Tampoco er rubro referido a Dr. ros teatfgos fue tratado en profundidad, con Lxcepción de lte¡ns tales co¡¡o cantidad de testigos, actfvidad al momento dei avistaje y reaccl6n del observador ante el hecho an6malo. A continuaci6n, lueéo áe esta brevá pero necesari.a introducción a las pautas por las que se re gfrá el presente estudio, comenzamós con ele¡trentales el análisfe áe La.",i"i"ii.":

¡I¡ -

A) Dlstrlbucf6!_&Iariat oé-Ia--apiedGZG-?lE I a tabla que aparece a continuaclón,
31

Debido a gue Ia poblaci6n de casos re.sulta prácticamente fnfÍma para efectuar un análisis extenso, lnclufmos un desglose de los datos cIá sicoe, a fin de compararlos con las manÍfestaciones del fen6meno O\¡NII
podernos a

DESGLOCE DE LOS DATOS DE UB¡CACION TEMPORAL

fir¡rar que aI igual que ocurre con la frecuencia de distrj.bución horaria de las ¡nanifestaciones de OVNI, Las entidades solítar¿ae tÍenen un carácter de producci6n preferentemente nocturno. HORA CANT. L2 11 1 1 1 que exacta no se menciona Ia hora en en los los eventos Incluyendo gue se verfficaron, el carácter nocturno se mantendrfa claramente. B) Distribuci6n segdn el Dfa de la semana: De acuerdo a los resultados obtenidos en el estudio de esta distrÍbub16n, los que se observan en el sfguiente cuadro, se apunta una marcada si¡flltud con el estudio de los aterrfzaJes de OVtilI con ocupanteÉ en la Argentlna (4), y con el de los avl.stamientos del Tfpo I (5). L2
DIA 01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 L9 20 2L 22 23
24

5310211 Destacándose en el prlmero de los trabajos citados el náxl¡no en los dfas lunes, mientras que en el segundo los picos de ma11or actividad aparecen los lunes y martes' respectiva¡nente, aI igual gue 1o apuntado para las entidades eoLitarías.
CANT.

LT'NES ¡i{ARTES UIERCOLES JUEVES VIERNES SABADO

DOMINGO

C) Distribución seg6n los Meses del Años:

las anteriores' se obtiene un resultado análogo al de la frecuencla de actividad mensual del fenómeno de los Objetos Voladores No Identificados, en el que se apunt¡lamá xima actiyidad durante eI mes de julio, mientras que febreró, mqrzo y abril cuentan con el menor n6mero dle easos (6).
I{ES

ENE
2

PEB

¡.{AR ABR

CANT.

!!.AY 1

JT'N

26

JUL

AGO

1.4

SEP

ocT
3

NOV

DIC

1

I

IV -

DATOS DE LOS TESTIGOS

adelantáramos, dedidi¡nos extraer del total de .datos referidos a los testigos, los de cantidad, actividad y reacci6n ante el fen6meno debido a que items tales como profesión u ocupación y edad de los testigos,.no 6e encontraban cunrplimentados en Ia forna requerida a los ff nes de nuestro anáIisis. A) Cantidad de Teqt_.¡!gg: @o8en1asobservacionesd'eentidadeseoLítariae arroja resurtados parecidos a los obtenidos en ros estudios realizados sobre este particular sobre los aterrizajes de.OI|NI con ocupantes (7). obsérvese en la tabla comparativa gue se reproduce a coátlnuaci.6n, la simflitud con los porcentaJes determinados en los trabajos señalados. Un testigo Tres testigos Tres o más Vallée (catálogo mundial) 42 | 23 t 34 $ Ballester-Vallée (España) 57 t 23 S 19 t (Argentina) Uriondo-calfndez 49 t 19 t 32 t Entidades solitarias 52 t 14 t 33 t B) Activtdad d.e los testiqos: por ros testigos en el momento del avfsffi taje' son comunes y acordes a su desenvolvimiento raboral o dentro .de
Como

32

la sociedad. Ninguno de elros se hallaba dedicado a .,provocar" la aparicj.ón, ni mucho menos, ya que sí se tratara de,'contactados" .Lo a¿i,:.tirfan sin reparos. A ccntinuación detairamos las activjdades desarrolladas por los testigos. ACTIVTDAD Cant. de testÍg. En su casa (sin especificar) 5 En su casa durmj-endo/esperando a su familÍa 4(3y1) Se dirÍgfan a buscar agua en 1a escuela 3 Se dirigfan a la escuela 3 Conducfan un tren de carqa 3 Viajaban en tren Varios Lefa y escuchaba la radio en un vaq6n 1 Conducfa camión/motocicleta 2(LyL) Se disponfan a cenar/estaban cenando 7 (5y2) Trabajando sobre un tanque oe fuel-oil en refinerfa Jugando ( ¿ en su casa ? ) 5 Regresaba a su casa 1 Hemos extrafdo de de ros casos el elevado grado de responsa -algunos bilÍdad o 1a situaci6n que vi.vfan lcs testigos, en el ¡nomento de manij festarse 1a entidad, elemento que juega en iavor de la veracidad der re lato, ya que ante tales situacioneé nó podrfan fraguar torias. ";;;j;t;=;i;= 03 Conducfan un tren. 07 Conducfa su cami6n. 13 se encontraba trabajando en una destilerfa, sobre un tanque de combustible (fuel-oit). f8 Se hall¿ba atendiendo a su esposo enfermo. l'9 Se encontraba en su casa atenáiendo a sus dos hÍjos pequeños. 21 Estaba preocupado y no podfa dormir por la tardañza de su famiria. C) Reacción Ce los TestÍqos: La reaccrorr de i-os testigo está en directa con la can tidad de ros mismos, la relación entre ellos yconcomitancia gue desal ra actividad rroLlaban. A continuaci6n citamos la reaccrón de ros testigos ante la manifestaci6n del fenómeno, con el repectivo n6mero de caso. 02 Trató de huir (un ¿estigo) 03 Descendieron del tfen e investigarq.¡r (tres testigos) 05 El jefe de 1a familia 1e disparé con una escopetá (cinco testigos) 08 liuyeron (varios testigos. crtia versión indica sue trataron de atacar a Ia entidad) 09 Paralizacios (cinco testigos, t.odos niios) 10 Huyeron, temaendo ser atrapddos (tres testigos, niños) 13 Paralizado (un testigo) 74 Paralizado (un testigo) 1.8 Grit6-(una testigo, advirti6 al :_ntruso en su cocina) 19 ParaLizada (una testigo) 20 Se encerrd (un testigo) Por ro observado en ra tabia precedente, la reac;i6n de 1os testfgos al adverlir la presencia de 1a entidad an6ma1a, es ñormJ y .n u.iguno de los casos provocada por la responsibilidad de la relaii6n con .r'os restantes observadores invorucrados en el incidente. En el caso 03 los observadores, todos adultos, se slntieron más valientes y decldleron investigar. En eL caso 05, e1 jefe de ra familfaalcreer afectada 1a seguridad de su famiria deóidid atacar al vlsitante. ver rros tres
'I

AQ

testigos der caso 10, todos niños, se dirigfan a la escuela y ar verse indefensos decidieron huir. La testigo del caso 1g, al adverl.ir una som bra en Ia cocina, gritó creyendo gue se trataba de un ladrón. er teiii 9!_d91 caso 20, gue se encontraba soro, al verse enfrentado p"r rás-"ñ tidades se encerró en su domicÍlio. La reaccidn citada como "iaráii"i"ñ es en cierto modo desconcertante, ya que no podenos determinár si es u na actitud propia o causada por la presencia del fen6meno. = Decidimos incluir 1os datos referidos a ra actividad de los testigos y su reacci6n, a 1os efectos de aportar elementos que refuercen la ieracidad de ros relatos y para observar el interés cle las entidades hacia los eventuales testi.gos, punto que trataremos más aderante. consideramos gue la veracidad de los testimonios se ve acrecent.ada al aountar los datos citados precedentemente, ya que las reacciones y el |rado de responsabilidad manifestado por los testigos es tfpico alnte -= -- si tucidn qué les tocaba vivir y también frente a ío desconbcido. - tá
VDATOS DE LAS ENT¡DADES

Hasta el momento, todos los intentos clasificatorios de los ocupantes de ovNr han logrado su objetivo, pero por supuesto a rasgos genera res pues, salvo contadas oportunidades, no se ha podido de1Íñita; fea= cientemente arguna típologfa de tripulantes. sin tratar Ias posibles causas, que se podrfan atribuir a falencias en la observación ó a una muy extensa fauna de entidades ufológicas, nosotros también hemos pod.i do establecer, en muchos de ros casos, similj.tudes con las descripiior nes efectuadas por testigos de aterrizajes con tripulantes, por süpues to en rasgos generales. En los siguientes puntos a tratar, separamos en tres diferentes aspectos los datos referidos a }as entidades. Luego, citando el respecti vo n6mero de caso en el catálogo, efectuaremos un análisis cornp"ri.tirrode la información. A) Morfogolla: En la tabla que detallamos a continuacÍón, aparecen los datos biomé tricos correspondient,es a ras entidades observadas en cada uno de lod incidentes del catátoqo: NC. ESTATURA ASPECTO 2 metros Uonstruoso, un solo ojo en medio de la frente. altfsimo Aspecto humano, cabeza en forrna de me16n, tres ojos gue 02 miraban fijamente al testigo sin parpadear y laigos -ca bellos rubÍos (casi blancos) . 03 más 2 m. Aspecto humano. Cabellos rubios, lacios y largos. más 2 m. Iden 03. 05 casi 3 m. Gigantesca figura hunama. 06 Hombre luminoso. 07 3 metros Forma humana, abundante cabello negro. + 2,5 n. Un solo ojo en medio de la frente. 08 09 1 metro Grandes ojos blanco y piernas cortas. pequeña Remotamente humanos. piel verdoda, semejaban robots. 10 gigantesco 11 L4 uno de más Aspecto hu¡nano. De ra punta de los dedos flufa una rude 2 r¡- y minosidad rosada que aumentaba y disminufa de intensiotro 0,5 a dail.

0,7 m.. 13 baja Aspecto humano. cabeza mayor de lo normal. 14 3 metros Raros seres de cabeza grande.
34

,'¡t

i5 76 L7 L8 19 ?9 27

Extraño ser gue emitfa de su cuerpo una viva Lumincsi1,5 m. Aspecto humano, despedfa luminosidad. 2 metros Humano, largos cabellos rubi_os, cjos celestes. alta Sombra o figura humana. más 2 m- Extraño ser al que no se re vela caberlo ni orejas, ojos luminiscentes, brazos exageradamente largos. pegueña ojos fosforescentes, aspeóto humano, ca5éza grande. Extraños seres, e1 testigo s61o pudó verlos de la cin_ tura hacia abajo.
m.

más 2

dad.

20 2L

B) Equrpo y vestimenta: .Junto con eI número de caso citamos Ia vestimenta y el eguipo obser vado por los testigos: Ns EQUTPO Y VESTIII'IENTA 03 Túnica^color rojo gue Ie ll_egaba hasta 1os pies. 04 Idem 03. 06 vestimenta luminosa; sus piernas se har-raban enfundadas en una te la oscura y brillante. ¿ Llevaba una botella ? 09 Mameluco enterizc hasla los pies de color verde. 12 Buzo enterizo de aspecto :netárico. Lrer¡aban uncabezal ( ¿ casco ? ) con una visera gue les cubrfa eI rostro. portaban una pantalLa de forma circular. 13 Suzos enterizos hasta la cabeza, rlevaban una pantarla circular. 14 Especie de armaduras bri.l_Iantes o metáli-cas. 16 vestimenta como ce aluminio y casco ¡netárico. Despedfa ruminosl <iad. 11 Buzo enterizo, despedfa destelLos nrulticolores. 19 Vestimenta negra ajustada.

Traje enterizo tipo overol. Ropas brillantes y transparent,es. Especie de "linternas" con las que alumbraban el pasto y el basural. t¡no de ellos lrevaba una es pecie c1e "bastón,'.

C) Comoortamiento: Para de+-aIl-ar este importante aspectc hemos confeccionado la tabla gue reprooucimos a continuaci.6n, ia que'posee las ¡nismas caracterfsticas de 1as anteriores: NC COMPORTAIIIIENTO Agredi6 a dos mujeres y ur¡ niño. -=_ 91 02 se acercó a1 joven, le arrebat6 una bufanda, di6 rredia vuel.ta como un "robot" y se atejó. 03 camlnaba hacia el tren en actitud de afrenda por la vfa férrea. 04 Descendió hacl.a los testigos. 05 Apareci6enunventanal; deáapareció al ser at.acado por ros perros y el dueño de casa. 06 subi6 al vagón, le arrebat6 er diario al testigo y lo hizo pedazos, se apoder6 de una lata de aceite, cuyo conteñid.o vertl6 en u na botella y luego se narch6 por la puertá que entr6. otros testr gos lo vieron caminando por la vfa férrea. 07 obstrufa una carretera. Emiti6 un sonido gutural a1 ser casi atro pellado por el auto¡n6vil del testigo. . 08 una versi6n indica gue uno de los éeres ingres6 en una casa (g). 09 Itliró un momento a ros testigos y se arejó áando grandes saltos. 10 Trataron de capturar a los áinoÉ.
35

11
t2
13 15 L6
'I 7

18 19

¿U
¿L

se revol-caba en er sueio, desapareciendo en medio de una nube de polvo. Parecfan hablar entre el1os. Le mos+-raron (ar testigo) una pantarra clrcular, con ffguras de co loree de aspecto co¡¡6n. Luego se alejaron. Estaba suspendido en el aire, comenzd a gfrar y se elevó hdsta de saparecer sobre un pico rnontañoso. se encontraba agaohado ar fondo de la casa de los testigos. AL ad vertÍr la presencia de los mismos se incorpor6 y desapaieci6. = se-encontraba parado en la puerta de la habitaci6n. lronunciando ininterrumpidamente una palabra ininteligible. se esfum6. Er ser comenzd a retroceder al ser observado por la testigo tra vés de la mirilra de la puerta, a 1a gue ra tástigo acudié a ;i; unos_gorpes. Luego desapareció a ra artura de una emparizada. "i emi tiendo un sonido simiiar al eco de una risa humana. Gesticulaban.y se dirigfan al testiqo_ Recorrfan un arambrado, iluminando á1 sueLo y un basurar con unas "linternas". uno de erios se acerc/.i a unos g metros de r.a 'ro"casa de los testigos. Luego levant6 un "bastón', y se aires para reunirse con sus eonpañeros. "r".rá-pái

D) Análisis conparatÍvo de las entidades: comparativo de los incj.dentes _ entidades no aaociadas de eon Loe 7vNr; cote-jando los-áistintos aspec_ tos detalrados anteriormente con ras observaóiones dé o.rrp..rt"" en ros aterrizajes de OVNI:

01
02 n?

04 Idem caso 03. 05 Descripci6n insuficiente. Numerosos casos de seres de erevada estatura asociados con el fen6¡neno OVNI. 06 Abundan las observaciones de "hombres ruminosos' en ra literat.ura u fológÍca. por ejemplo La de Sevj.lla, España, del ZA/Zleg ^_ Descripci6n pobie, 07 datos insuficiéntes. 08 Al igual que en er caso 01, reiteramos gue son comunes las descripciones de seres de elevada estatura y un so10 0jo. La referencia es válida para ambos casos: seró Horizontel-grasiL, 2a/6/¿i ci lada añ ^^ 09 Esta observaci6n sugÍere cierta anarogfa .o' iá'.rá"i"u ó,er t,/7,/65, en Valensole, Francia, especi.almente en 1o referido a ra vestimenta de las entidades (10) . L0 La informaci6n es escasa pero en la literatura ufol6gica abundan i.n formes sobre ',enanos', de Loito tipo. 11 Descripción pobre, datos insuficientes. 1) Hay referencias sobre seres de diferentes t.amaños entre ros ocupantes de ovNr. un ejemplo es la observación efectuádá ér,-"r,".o del a_ ño 1958 en Vianacl siasil (11) . sin necesidad de hallar sl.mi_ lares hay antecedentes de seres que emiten luminosidad ocasos brirlo.

la infor¡naci6n es escasa. espéciarmente ra descripci6n de ra entidad' apuntamos gue en ra literaiura ufol6!i;; ;b;;á"n ras descrÍpciones de seres de elevada estatura y un éolo ojo. No hemos harrado referencias de entidade-s tripuiá"iá"-a. ovNr, provistas de tres ojos. Las descripciones de seres altos y largos cabellos rubios son comunes en 106 testimonios sobre ocupántes-de ej"rpi. de erro es ra observación registrada eL 27/6/6g en cerroovlirr. Las Rosas, córdoba, ci.ta da en C1arfn
Aunque 30/6/69

ESTUDIO COMPARATIVO

L3
L4

15 16 18
I:'

20 27

Hay sfuniritud en 1a descripción de 1as entidades, ccn ras del incidente de Mendoza, del-_3L/gTeg,1Z). Respecto a la vestimenta, hay nu merosos antecedentes de entl-dades con buzos enterizos. Descripción escasa. Hay antecedentes de seres de 3 met.ros de artura. Descripci6n pobre, datos insuficientes. Innumerables antecedentes de seres pequeños y cesco. La caract.erfstica "humanoide" es uná constantecon en ra riteratura ufo 16gica. También en 10 gue respecta a 1a vestimenta. Descripci6n pobre, da¿ós j.nsuiici.entes. No bay analogfa coincidente en todos los detarles informados aunque independientemente son similares a otros i.ncidentes. Similituil con el caso de Villa Santina, Italia, d.eL L4/g/47. Analo-cfa con Ia obse¡vaci6r, efectuada er L9/L}/lz Draguignan, en Francia (13) . r,as ve'timentas transrdclaas 'son'.á*""."-u "n otros avis tajes' v-9. er de wir.fredo Arévaro, crásico de ra ueoiotra-i;;";¿i= na.

Como se ha podido apuntar, rasgos generales, ha sido posible ha Lrar varias coiircidenciis entie en 1as cáracterfsticas reportadas eq ros informes de entidades solltarias con ras ae-iás-t.ipii""tes de ovNr. coincidencÍas por sf solas no iiatt"r, er varor su.sin embargo'esas ficientecomo para einitir un juicio decisivo scbre una posibre reración entre ambos fenómenos.

¡;r comportamiento de 1as entidades, que ahora estudiamos, difÍereen arqo de Ia actitud apuntada en 1os infcrmes sobre los ocupantes de ovNr Er rasgo más notabre es el manifiesto interés hacia ros testigos. pues generarmente es la entidad ra gue se dirige hacia mis¡nos ! no son éstos quienes ra sorprende o * áp"rerrtenente - en los forma casuar se ven enfreneados al fen6méno. oe acudrdo a ro estudiado, se nota craramente que las entidades se acercan a ros testigos o se interesan por erros e incluso,-en algunos casos' se manifiestg una cierta dosis de agresi'idad, o al menos asf 1o entede¡nos nosctros. A con=)"nuaci6n detallamos una tabla en la gue citamos 10s rasgos sa l-ientes. que dífieren de la ya "acostunbrada" ind.iferencia a lagueno5 tienen habituados los tripulántes de OVNI. Interés por 1os observadores: casos 04, 05, Og, 09, L2, L3, 17, L9y20 Actitud agresj.va: casos 01, 02 y 10 Comportamiento absurdo: casos 03, ft y f5 Cornportarniento evasj.vo: casos i6 y 19
VI . CONTEÍiIPORAI,,¡EIDAD CON MANIFESTACIONES DE OVNI , seguidamente trazaremos un paralel.o entre ras observaciones nómeno ovlr y las apariciones áe 1as ent.tded.es soLitaríae. para del fee1lo he mos buscado an+-ecedentes de casos registrado;-.;-i;;;;ás y recnas éicanas a. las que nos lnteresan.

r)

s?*p9r!e¡n+en!e,

N¿ CONTEMPORANETDAD CON AVISTAJES DE OVNI No hay coincidencia temporal nl espacial. 91 02 Numerosos pobradores de Bajad.a Grande, r.ocaridad en que se desarroll6 éste evento, observáron a la *isma hora el vué1o de un objeto luminoso de caracterfsticas no convencionales (14) . En e1 res to de-las provfncr.as mesopotámicaE, cerca de ras rg'hs., t"eró"óE' servados objeros voladoreá no ideniifrcaáos-tii-n.ro", ir¡rñ;j-l durante el año 1962 se registr6 en la ergentina iá p.i."r gran o37

03
04

05 05 07 08 09 10
11

12

J.J

If Ib 1' ió I:

¿u

1L

Ieada de OVI{I (eI mes de juJ"io fue e1 segundo en act,ivj-dad) . ?:H Bf:"."acfón se desariolló en un año-de "ruáai-J" Arsentina. Ide¡n 03. No hay coÍncldencfa temporal ni espacÍal. A principlos de rna1o. de 1964 se registrd un aterrlzaJe en la zona No hay coincidencia temporal ni esóaci;i.-- --e---rYJs Observaci.6n efectuada en época ae áieaaa. Iden 09. Idem 09. Iden 09. A las 21 hs. de ese dfa fue avistado un OVNI en ta loca_ ridad de referencias- Er objeto tenfa forma de trornpá, emitfa un perdi' en una iuue, aesá"-ii'-e"J-piiiJá-'.rr," explo_ :H:t?irí.se Ese mismo dla se registraron observaciones en d.istintos sitios del paj-s. por supuestor.era época de oleada. Observaci6n en época de cleada. rdem anterior. observaci.n en una l0calidad vecina Epoca de oleada,observaci6n en localidaa rreci""-:ii; ese mismo dfa. áéIp"e". Epoca de oleada. En.los d[as previos hubo varias observaciones en esa ciudad. Avistamientos en distintos 1ugares de1 pais En los primeros dfas de:-969 ée.n.Á.rtruron en ra zona varias hue llas de diez metros de dfametro y iórma ae frerraauii, con varial ción de crecimej-nto vegetal en si inlerÍor y exterior. No hay antecedentes de otros avistamienros.

VII - VERSIONES Y OTRAS COINCIDENC¡AS A continuación detarlaremos otras verslones, datos adicionales y otras coincídencias con los fen6menos descriptáÁ: La motocicLeta del testigo sufrió probables ^) EM. OB una versión pubricada en clarfn aei taTzles efectos ináicá-q.'"-". observó e1 descenso de un OVNI. Otra versj.6n indica que las entidades fueron observadas aI descen der de un OVNI (Banchs, op. cit.) --- ----Fue hallada una hue1la de cuatro grandes dedos en el contramarco de Ia puerta. a1 Ótra fuente informa gue er testigo advirtió, en las Ínmediaciones del sitio del avistaje, un fuerté resp:.andor provenfente de un lu gar inaccesÍble (OVNIS, un desaffo... ns 5)

VIII -

NOTAS FINALES

consideramos gue luego dé haber estudiado las manifestaciones de las entidades soLitaiias, pódemos u*ilir un juicio: Aunque éste no sea con ctuvente, de la oobr"ción d"-.;;;-;"ariiiái-I; un posible vfn_ cu1o, a veces má-s craramente á"ii"iá",.como "J¡;;; por ejernplo en la comparación de las distribuciones á.-¡;;;;;;cias de actividad, de 1as oleadas y de las manifestaciones dei f;;é;;;; ovNr. De ninguna manera, yralco mo quedó expresado en el comi"n"ál -ptetendfa¡nos h;íi;; un resultado i= rrebatibler cono de igual pueden u"é"rrir"i-en toda la fenomenologfa de los contiovertiaos ^"áo "á'"! óuJátos voladores No ráentificados.
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

38

(1) Galfndez, o. "Algunas constantes en las Manifestaciones Argentfn¿ del_Tipo I', en. OVNIS, iJn desaffo a 1a Ciencia, nc 2, pág" 35. 2) Galfndez o. y uriondo o., ide¡n anterior, númercs subsiguienees. 3) Uriondo, O. "Catálogo de Avistamientos d.eL Tipo f',, CEFÁI, t'72. 4) Banchs, R. "La Fenomenologfa }iunanoide en Argent:na,', SfU, 1977. 5) Galfndez. O. , op. cit. 6) Banchs, R. "Fenómeno Aéreos Inusuales,', CEFAf, j.912. 7) Uriondo, O. "Los testigos en los aterrizajes", Á,,lOM, abrit 1924. 8) Banchs. R "La fenomelc¡fa humanoide...". 9) Creighton, G. en "Los Huslanoides", pomaire, Barcelona, 1967. 10) Durrant, H. "Humanoides Extraterrestres", Vergara Editor, 192g. J-L) Creighton, G. op. cit. 12) Banchs, R. op. cit. 13) O'v'NfS. Un desaflo a la ciencia, nc 5. CADfU, Cdrdoba. 14) Creightcn, G. op. cit.

COLABD=A.CIONES
Recornendamos que el envío de sus futuras colaboracíones destína das a su pubiicación en Ias pá9inas de UFO PRESS se ajustea Iol s igu ientes requer imientos: a) Los trabajos deberán abordar exclusívamente la temática del fenómeno OVNl en cualquiera de los rubros en que se divide su evaluación científica (casuística, teoría, etc.). bl Los artÍculos sobre casuística deberán ser el resultado del

accionar investigatívo del Grupo o anal ista firmante, c) Los trabajos deberán ser remitidos escritos a máquina a doble espacio, Sol icítamos que, cualquiera sea el tema aborda do, se adjunten fotografías, esquemas, dibujos, planos, diágramas, etc., destinados a i lustrar adecuadámente la oubl il cación del trabajo en cuestión. d) En todos los casos deberá acompañarse una autorización para la publicación del trabajo, fírmada por el autor o los auto res de la nota. e) El sERVtct0 DE tNVESTtcActONEs uFoloctcAS se reserva el derecho de publ icación de las colaboraciones indicadas aún en supuesto de reunir todos los requ isitos específicados prece
dentemen

te.

SIU

Yerbal 2)21, 6s piso
1406

-

UFO PRESS

-

CAPITAL FEDERAL

REPUBLICA ARGENTINA

39

Avistaje noctunno en una nuüa bonaenense
por Víctor D.
Dos farnilias cordobesas, que re gresaban de sus vacaclones e-n ta3
MamondÍ

playas marplatenses, fueron testigos una noche de la primera semana de febrero de 19?7, de lis'manio_ bras de un objeto voLador Luminoso a pocos kil6metros de la poblaci6n de Carmen de Areco (Buenos Aj"=es).
IDTNTIFICACION
DE. LOS TESTIGOS

do.

José A. Puebia, 31 años Olga Liendo de puebla, 25 años Nora C. Puebla de Bustos, 26 años EnrÍque Bustos, 2g años Además viajaban con los nornbra_ dos- dos hijos menores de1 primero de los matrimonios y uno dei segun

Todos los testigos se domicilian en La ciudad de Córdoba, capital de

Ia provincia

homónj.ma.

UBICACION DEL FENOMENO EN TIEMPO

Y

LUGAR

5 de febrero de 1977 HORA: aproximadamente 02:15 horas LUGAR: ..a la satida de Ia localidad de Carmen de Areco, sobre la ruta g, Pcia. de Buenos Ai_ res. DATOS METEOROLOGICOS: Noche estre_ 11ada y calurosa.
FECHA: sábado
LOS HECHOS SEGUN LOS TESTIGOS

Pasemos ahora a las declaracio_ nes de uno de los testigos, e1 Sr. José A. puebla: dirigfamos hacia C6rdoba por _ "Nos la ruta 8, cuando a las 02:15 hj. á currj-6 el hecho. poco después de d6 jar atrás la ciudad de Carmen de E reco ¡ni hermana (Nora de Bustos) á'

vi.st6 dos extrañas estrellas en el cielo; una de ellas parecfa moverse. Ello nos condujo a una discusión sobre cuáL de las dos era la que se desplazaba. "Poco después una de ellas comenzó a acercarse, por Io gue mi cuña do (Enrigue Bustos) detuvo el vehl culo en que nos conducfamos, desl cendiendo para observar mejor eI fe nómeno, rni hermana, mi cuñádo v mi esposa. yo permanecf en e1 autóm6vil, pudiendo observar eI fenómeno a través del parabrisas. Vanamente intenté alcanzar la cámara fotoqrá fica gue se hallaba en 1a parte loE terior del autom6vil, pero como-t6 nfa a ni hija rnenor en brazos no lopude lograr. "EI objeto se acercaba sobre la ca rretera a gran al"tura y distancj-al efectuando luego un violento qlro a Ia derecha, para recorrer un tre cho a gran veLocidad y luego retol mar el rumbo anterior pasando más lentamente sobre nosotros. En ese momento me pareci6 que su forma e_ ra Ia de un hongo y sus colores a_ zuL, violeta, blanco y verde. "Todas estas maniobrás produjeron temo! en los que se encontrabán a_ fue::a, por Io que retornaron presu rosamente al interÍor del autó deF de donde vimos Ia desaparici6n iii nal del objeto. Las declaraciones de los resLan tes testigos concuerdan plenamentE con las ¡nanifestaciones áeI Sr. pue bla: 1) Todos concuerdan gue 1a hora a la gue se manj.fest6 el fenómeno e ra las 02:15 hs. 2) Todos concuerdair en las carac
40

_r,:-'^f).-

la direcciSn prünitiva. 9) Efectos en los testigos: temor durante y después del incidente. 10) Explicaci6ri'de los testigos: Primeramente creyeron que se trata ba de un helicóptero, pero las mal niobras realizadas poste!iormente, en especial por la velocidad a las que 1as realÍ"26, Ies hicieron descartar esa posibilidacl.

fen6meno era NO-SD, con un giro en dÍrecci6n SO-NE para luego volver a

tipo. 6) l,a elevaci6n angular sobre el horizonte fue de 70 a 75 grados. 7) La dlstancia a que se hallaba el fen6meno era de 1500 a ZO0O ¡netros. 8) El arrumbamiento general de1

terfsticas de la primera fase de La mani.festacidn aérea inusual: Ia vi sualizaci6n de dos estrellas, y posterior acercamlento de üna deef e lLas. 3) En cuanto a la forna del objeto existen algunas discrepancias entre José y OIga pueblá, ya gue el prÍmero habla de una forma de hongo mientras que la segunda la defÍ ne como una esfera de contornos bó rrosos. En ambos casos los testigoEhablan de una lu¡ninosidad y brillo comparable aI de la Luna. 4i) l,os testigos observaron s6lo un objeto, cuyas dimensiones no pu Ciercn calcular con exactitud peró que pueden compararse con 1as áe u na narguilla de cigarrillos colocá da a dos metros del observador. 5)Los testigos que descendieron de1 autom6vil afirman haber percibido un sonido "como de motoi" aun que no pudieron identlficar de qu6

FORHA APROX I MADA DEL OVN

I

CONCLUS IONES

rense de Carmen de Areco.

auténtico fenómeno no identificado y descartamos de plano toda posibi lioad de fraude por parte de los eñ trevistados. pl relevamiento de la información referida a este caso fue realizatlo apenas una semana de haber acaecido, por 1o que consideramos que los testigos dj.ffcil¡nente hayan olvidado referirnos detalles a dicionales Todo apoya, en suma, que en las primeras ho¡as del 2 de febrero de L977, dos familias cordobesas fueron test,igos de la aparici6n de un objeto volador no identiflcado, en las afueras de la localidad bonae-

Creemos gue nos hallamos ante un

{flflfl++{Í{$l¡*lT':fl¡.*lflt{tl?l+i*ü******tüt*tli!tt*{¡{ft+{rlf{$.*¿r*lgrlrn*lfl}t9tf {f l*r}lll+ltltlt{f * it{+lt{$**********¡¿*¡*********iS*S**i**lrtf *l¡lr{$lf ü.ll *{f esrrmADo LEcroR, HABLE UFO DE PRESS A sus AMrGos $$

**** ** * *** *r¡**f t*rÍ**rtlt{r****r+rr r¡lt{in {s*n ** ** * * rrnrf oooooooll lf li*lúltlsl+{+ l+* r}{+l+lf lrl+ ltlf ***** ***S'**** ii iiii* ****** ** **+*,r*** {+ l+ {f
11

ii

Atennizaje en Toluca, México
por
Fernando Tél lez (CEl-Barcelona)
Reproduc

ido

de STENDEK

junio

1979

casul¡tica OVNI en México ha permitido

y dar una vuelta para ver lo que la tolvanera
paseo Tollocan y nos desviamos hacia Lomas Altas; ahl en una calle llamad! Alamo donde
se aprecia perfectamente toda la ciudad, detuvi-

considerarlo como uno de los pafses en donde el fenómeno aparece con má¡ acuosidad. Es tan grande el territorio y tan pocos los investigadores que nos dedicamos a rastrear todo pos¡ble caso OVNI, que parece que el fenómeno deja de verse por algunas temporadas, pero no es así, los OVNI siguen ahí lo que sucede es que no se reportan las experiencias y de hacerse, es posi: ble que nadie hayd para investigarlas. No tenemos conocimiento de algún casg de aterrizaje en nuestro país, no negamos a priori que nunca haya habido un hecho de estas caracterlsticas. pero presumimos que de haberlo habido no se ha reportado. Esta vez traemos hasta las páginas de Stendek. un caso de Encuentro Cercano de Segunda clase ocurrido en las cerca. nfas de la ciudad de Toluca, Estado de Mexico el 26 de Marzo de 1978.
LOS HECHOS

estaba haciendo sobre la ciudad. Subimos por el

Toluca."-

mos el automóv¡l y contemplamos una impresionante nube negra que se cernfa sobre toda

APARECE EL OVNI
Habíamos apagado el auromóvil . continua José Brito - y escuchábamos la radio mientras

-"

mirábamos la ciudad. Se vefan caer grandes relámpagos y una repentina lluvia de gotas muy gruesas. Vimos volar láminas, antenss de televisión

ba al volante . quien de repente volteó hac¡a tftrás y vió un resplandor rolo detrás de una loma, un pequeño montículo rituado del mismo lado de Salvador - lado izquierdo del coche - y
una d¡stanc¡a de cien metros. En un principio pensó él que se trataba del faro de un coche patrulla {pero, iqué hacfa una patrulla en pleno monte donde no hay ningún camino transi. table? pronto tendría la respuesta. De pronto se apagó la radio y todos volteamos atón¡tos hacia el lugar que nos señalaba Salvador. Todo fue momentáneo, vimos entonces cómo salfa el "aparato" de detrás de la loma, como un reflector que de repente se apreció. Nos quedamos callados a lo largo de los cinco minutos que el
aparato permaneció ahf

y

papeles. Fue Salvador - que se encontra-

Ar,turo Bernal, Alfredo Reynoso, Salvador Serrano y José Brito Ayar, tenían la costumbre de dar un paseo todos los domingos - como el 26 de marzo - por la tarde en su nata Toluca. Se
encontraban en la Alameda Central cuando a las 18,15 horas se desató una imprevista tolvanera sobre toda la ciudad. Era tan feroz el rugir del viento que en poco tiempo lo que había sido un domingo ¡decuado para pasear - cielo limpio con sol - se convirtió en un clim¿ tempestuoso - sunque no llovfa que hizo pensar a estos cuatro jóvenes que un "ciclón" habla llegado a su ciudad. José Brito Ayar, de los cuatro fovenes el mayor de edad - 22 años -, estudiante del Instituto Tecnologico de Toluca, es considerado por sus familiares y amigos como un muchacho dedícado y serio; él nos narró con detalles lo ocurrido aquella tarde del 26 de marzo: Estábamos en la Alameda de Toluca esperando ¡ otros amigos cuando empezó a soplar el viento. Decidimo¡ entonces sub¡rnos al coche de Salvador - un vqlkswagen color gris metálico-

flotando."-

Mientras los cuatro estudiantes observ¿ban el
extraño objeto que había aparecido, ninguno de

ellos se atrevió a emitir algún comentario,

se

pel¡gro desconocido capaz de destruirlo, ya que de ser así, ellos habrían ¡ido lo¡ primero:. CARACTE R¡STICAS DEL OB.JETO No vefamos muy claramente - pros¡gue -" to -, ya que gr8n
se levantaba una

que se tratase de un arma o ctalquier otro

encontraban realmente aterrados ante la idea de

-"

Bri-

cantidrd de

42

FP'

r,
I

I
I
t

que salía, en la parte superior, una especie de crtpula roja que emitfa una gran luminosidad. Junto a la cúpula lenía anchas líneas azules, que suponemos eran ventanillas, en las que tratamos de ver alguna sombra o movimiento, pero en vano. En el centro, tenía una hilera vertical de tres cfrculos hechos del m¡smo mater¡al cromado que el resto del aparato; a lo largo de la cubierta había varias franjas horizontales de color cobre. Tenía dos enormes patas que no se notaban si estaban asentadas en el suelo; más bien parecía que flotaban en el aire. En la parte inferior del aparato se veían claramente dos chorros de fuego; nosotros pensamos que eran forma constante."superior, el aparato tenfa una "antena" de una medida exagerada. ya que era
gEses en

José, Brito hizo un dibujo del apsr¿to gue naDtan observado de acuerdo a la descripción de todos los testigos. -".Era del tamaño de un autobú¡ de pasajeros, tenfa una gran media esfera ,,cromada', de la'

emitÍa una,gran lumino¡idad que aUañ¡ü-iooo. N-o podtamos irnos, tenfamo¡ miedo de que ast como se apagó el radio del a¡mrnóvil, no arrancara; por lo que nos dedic¡nro¡ ¡ ob¡cr"¡, el extraño objeto.',_

polvo. de un montículo de arena, adonrár q¡¡c det. objeto ¡atía mucho tu.o. gi;¡p.i"io,;

cido. Mientras Svanzaban empezaron a sentlr c¡licnt¡ ¡l ¡uelo, pero al llegar a una pequeña
hondonada, €ncontraron do¡ enormes eircr¡nfs. rrncies quemadas en el ruelo, de las que aún ¡¡lf¡ humo. Observaron que la distanc¡a ex¡stente enüe ambas "manchas" era aproximadamente la mis. ma que la v¡sta'entre las dos propul¡ionss det OVNI. En el lugar, los cuatro jóvenes se dedicaron a recoger muestras de t¡efra y gran cantidad de pequeños éables chamuscados que guardaron en cajetillas de cigarros. Los cuatro estudiantes coinciden plenamente en la descripción del obleto y la forma en que éste se habfa cornque coincide con el "trompo" blanco visto por una familia a través de un teodolito desde su
casa.

portado; la pane superior era cromada v la inferior conformada por chorros de fuego, lo

APARECEN MAS TESTIGOS

las propuls¡ones, ya que no dejaban de despedir

- ingeniero agrónomo - se encontraba en su casa en compañía de su esposa, hijos y un nieto. El lleva traba. jando varios años para el gobierno, y siempre ha sido considerado como un buen profesional y persona seria. por lo que no dudamos de su
Aquella tarde, Francisco Garcfa.
empezamos ¡ sentir que el aire se estaba cargando; poco después comenzaron a soplar vientos huracanados y subimos al segnrndo piso donde desde una gran ventana contemplábamos la tolvanera. Súbitamente se fue la energfa eléctrica y trataba de explicarme qué era lo que podfa ocurrir, La tarde se ensombreció y mi esposa alcanzó a ver un gran resplandor en un cerro cercano a "La Pedrera" (una antigua mina de piedra). El resplandor era muy intenso y muy extraño. A pesar de hallarnos a más de dos kilómetros del lugar y de encontrarse el cielo lleno de tierra, alcanzábamos a ver la luz. Era tan singular que decidf ir por el teodol¡to que ut¡l¡. zo en mis investigaciones en el campo; con él p€nsé que podría ubicar la posición exacta del

-" En la parte

relato. -"Nos encontrábamos ,todos reun¡dos en mi casa - nos explica el ingeniero ., cuando

los cuales emprendió el vuelo. El avistamiento había estado acompañado de un ruido muv extraño, "algo asÍ como el que emiten los jet c¡r¡ (sic)". Antes de irse el OVNI empezó a girar sobre su eje a-una enorme velocidad v emi. tiendo un zumbido: -"Giraba tan rápido güe perdimos todos los detalles, no alcanzamoi a ver si habla guardado las patas o si habfa cerrado alguna yontana (sicl sólo veíamos un bulbo luminoso que estaba suspendido en el aire. El

de aproximadamente siete metros (sic)..,De acuerdo a las declaraciones de los estudiantes, el objeto estuvo suspendido en el aire aproximadamente cinco minutos, después de

r

vanera", Los testigos, que habfan permanecido 8tónitos en el interior del automóvil decidieron bajar a investigar el lugar donde había visto el aparato. UN NIDO DE OVNI "CALIENTE"
Se accrcaron con

- rocas del tamaño de una bola para lugar ,,bolos" rodaron hacia abajo y tuvimos miedo de que alguna fuera a golpear el automóvil. El aparato se elevó y se perdió a una gran velocidad; en cuanto desapareció, cayeron algunas gotas de lluvia y cesó por completo la tol-

viento empezó a soplar más violentamente

Mientras yo me encontraba en la planta inferior desempacando el teodolito . nos sigue narrando -, mi esposa empezó a gritarme que

reflejo."-

-"

do y que se alcanzaba a ver comoleta. Lo más rápido que pude subí y coloqué el teodolito sobre un medio muro enfrente de la ventana, lo enfoqué hacia la luz y pude distinguir su forma; era como un trompo que emitía gran luminosidad blanca y roja, esta última provenía de la parte inferior y parecía algo asf como combustión, pero era tanto el polvo en el aire que no alcancé a ver claramente qué era aquello;

la luz que provocaba el reflejo se estaba elev¿n-

miedo al sitio y comprobaron ya más tranquilos que el OVNI habfa desapare

43

eso sí estoy seguro que era algo extra y desconocido para mí.",La señora Belem Espinoza de García y sus hijas corroboraron las declaraciones del ingeniero: Con el teodolito alcancé a ver oue era como una cruz muy iluminada de blanco y rojos - nos dice la señora -, y la luz roja de abajo estaba

-"

como moviéndose."¿ PROVOCO

EL OVNI LA TOLVANERA

?

El ingeniero García nos relata que esto ocurrió aproximadamente a las 18.00 horas. El obieto permaneció suspend¡do cerca de c¡nco minutos - lo que corobora lo dicho por los cuatro estudiantes -, después empezó a oscilar y se elevó
a gran velocidad perdiéndose entre las nubes.

que las separa es de 70 centfmetros, cosa que nos extraña, ya que en los dibuios realizado¡ por los cuatro estudiantes se hacfa suponer que esta separación er8 mayor, Esto les fue comen. tado y aceptaron que probablemente la separación de los dibujos era en apariencia más separada que ¡a de las huellas, pero insistieron en que eso era lo que habían visto. Nosotros considera. mos que debido al mismo nerviosismo experimentado por ellos durante el encuentro cercano. pudieron haber exagerado su apreciación de que el OVNI "era tan grande como un camión de pasajeros" y que el OVNI hubiera sido de dirnensiones menores a las mencionadas; esto explicaría la separación de 70 centímetros de 'las dos manchas.

Un detalle curioso que nos hicieron notar José Brito y sus amigos, es que según ellos creen, "el OVNI produio la tolvanera". La familia García también relaciona la tolvanera con el OVNI, ya que "cuando el objeto desapareció
e¿yeron unas gotas de lluvia y cesó la tolvanera apareciendo un hermoso cielo eslrellado". nos comenta el ingeniero. A manera de comentario, queremos decir que esta relación "OVNI-TOLVANERA" no es tan descabellada como parece; recordemos que el

EL ESTUDIO DE LAS MUESTRAS
Sendas muestras de tierra y de alambritos de cobre fueron remitidas a la brevedad para su estud¡o al panel consultativo del A.P.R.O. del matr¡monio Lorenzen. para que se determinara si habÍa algo anormal en esas muestras y/o en el origen del calor que los calcinójNo queremos que el lector vaya a suponer que los alambres encontrados en el lugar del aterr¡za¡e sean procedentes del OVNI; la zona como ya se habrá figurado está muy cerca de una avenida, en donde numerosas casas se encuentran a un lado y otro. Esta zona - la del aterrizaje - parece ser util¡zado por algunos vecinos como basurero part¡cular y es fii'cil encontrar una lata vacía o alguna bolsa de plástico. Los pequeños alambres y muestras que recol€ctamos ya estaban ahf cuando el OVNI apareció y fueron calcinados por los dos chorros de propulsión del aparato, cuando éste permansc¡ó suspendido cinco minutos en un mismo lugar. Cienas plantas que se encontraban dentro de estas dos circr¡nferencias guemadls, pre¡entan una cur¡os€ contormac¡ón. L¿ parte del t¡llo que sobresalfa del terreno, tenla el m¡smo

9 de abril de 1977 un OVNI apareció en la carretera de Cuernavaca y lanzó un haz de luz,
que instantáneamente congeló un área de cua-

tro metros y un árbol (ver STENDEK No. 32).

De ser esta relación correct¿, sólo vendrla a corroborar que los OVNI vienen a hacer alarde de su control de los "Fenómenos Meteorológicos" y esto serla sólo parts de su OVNI-SHOW.
LAS HUELLAS

L¿ evidencia física dejada en el suelo por el OVNI es el clásico UFONEST (Nido de OVNI);

tro y la otra alrededor de l.gg. La di¡tancia

se distinguen dos enormes circrrnferencias quemadas, una de ella¡ mide 1.70 metros de diáme-

,]

44

¡¡ tI

{

¡:t

cclor vegetal de todas las plantas, pero estas con un ligero tirón eran a¡.rancsCss de rafz fácilmente. lo extrañ¡ era que la parte del tallo enterrada como la raíz ectaba complet¿;nente carbonizada, comc si hubieran sido que¡¡adas de abajo hacia arriba. Estas plantitas también fueron enviadas a laboratcrios para sJ estudio a través dei A.P.R.O. . Pocc podemos añadir. ya que el casc habla por sí soic, los test¡gos han corroborado los hechos, como la familia Garcla y lcs crratro estui;arte$ que como es óbv¡o no se conocen entre sí.
ANALISIS Y COMENTARTOS Nc hay mucho que analizar de este üasú ta oue las hechos nos aportan toda su infornración V
su verdad. Aplicando el Test Extrañeza-Credibilidad a los test¡gos principales de este caso - los

con contacto físico en el suelo.

Un f actor que hemos enco:rtradt¡ Cigno -je hacer notar es la "curiosiciad" que lievó a los test¡gcs a t¡asl¿Carse ¿ un puntc óptimc para ver la gran panorámica de la cíudad de Toli'.:a duiant{ la 'iolvanera. E< igua!mente currüSO qu€

un OVNI. Score esté últim¡ podemos ijnc-.ar que también parecía que ha!.¡ía s¡do atiaíCo por ei s¡ngular hecho y apareció en el mismo
ss puede dominar toda la c¡udad. Aparentement? el CVN¡ no llegó a detectar el volkswagen de Salvador, ya que de haberlo hecho lo hubiera hecho notar, acercándose al mismo. El OVNI se elevó de su posición al parecer para observar la tolvanera. Hablar de tñpu¡antes es mui- arriesgadc, ya que podría haber estado este aparato dirigido por control remcito. Con relación a ui¡ posible nexo ent¡e

si no nubic,¡ s¡do pol- ese deseo de ver mejor el fenómeno meteorclóni,:o de .-sa tarde. ta! vez no h:tL\i;-ral podid¡ tvner e;a experrercio con

punto donCe

valcres: Sigma . I y Pl . 10 por lo qrle nos encontramos con un caso realrnente veridico de gran exirañeza y con testigos dignos de toda fe. Sólo como información adicional, con res. p€cto a las patas que el objeto poseia, no pudimos encontrar ninguna depresión alrededor de ras.manchas que nos sugiriera algún aterrizaje

cuetro estudiantes - obtuvimos los

siguientes

coincidencia. En lls perióciicos locales hicieron resaltar la tolvanera con ei OVNI, lo que sucedió es que ambos hechos extraños, vinieron a darse mutuamente importanc¡a.

OVNi y Tolvanera creemos que todo fue

una

{¡*tfl¡lfrF{r*

ffiffiffitrffiffi ffi*ffiffiffiffiffi

ntfntHHftt{t It{s*l¡{&{ilf{f

lr.rt lflt ** 1Z ntf n* IJ lfri .F.¡F
lÉlt

+*{l.lÍlf{ft+{+

OVNIS ¿ UNA NUEVA FORMA DE RELIGTON ? por Emí I ío Francísco Caldevi I la AVISTAJE EN LA CIUDAD DE IÍENDOZA por Daniel Rojo (9rupo CICE - LAS HERAS - |'1END0ZA) RESU¡4EN DE LAS OBSERVACIONES DE OVNI EN LA ANTARTTDA por c. D. P. UN OVNI SOBREVUELA LA BASE NAVAL PUERTO BELGRANO 5 por c.D.P. r EXTRAÑA MANIFESTACION IiIARINA EN EL GOLFO SAN JORGE por Gui I lermo Carlos Roncoroní
p:
b-.

ft-

y además, Ia secci6n COMENTARIOS BIBLIOGRAFICOS y Ia nueva secci6n BOLSA DE PEDIDOS guE se incorporará a partir
de nuestra pr6xima edicidn.
45

La obsenvación de San Cayetano
por Alejandro Chionetti ' La noche del 4 de septienbre de 1978, cuando Luis alberlo parravichini (mecánico.y operario de una fábrica de transformadores en Ia lo calidad de San Cayetano) conducfá una ca¡níoneta Forá F-100 po, fi Ávenida De la Canal, fue testLqo de una nueva manifestación OVNI én la zona aledaña a Necochea. "Serfan entre 1ae doce menos cuar to y las doce menos di.ez de Ia nol che del lunes, cuando observé, cia,la izguÍerda de la avenida,ha_ u_ na fuerte lu¡ninosidad gue se fii.tra ba entre las hileras de eucaliptoE de Ia zonan, nos relató parravichi ni con toda la sinceridad de un mü chacho provinciano de 24 años. "Entonces, detuve la camioneta, y
saqué

fs

--{I
I

f-- -'

,f

,,

{1ii) -¿), i
3ua¡ios Arits

lr

r'

l*
a ninguno de su confianza y no se atrevl6 a comunicar experiencia a un desconocido, 1osu gue sin auái nuDlera derivado en una curiosa si tuacl6n. gue sentfa un pro - Parravichini, runqolnterés por volver a visuáIl zar eI fen6meno lumÍnoso, decidid regresar al sitio del avistaje pe_ ro utilizando otro camj.no, hástá a rribar a un paso a niveL oo, desde donde puede observarse "U.r,áár,ul na subestación de energfa etéctii=u ca y-Ios galpones y siios del ferro carril. A1 llegar a dicha ubicací6n 1ue 90 de atravezar los enmoheci¡;;;iá les, el testÍgo vo1vi6 ;;b;;;;; por escasos segundosr aI ob"ieto Iu mrnoso, que se elevaba rápiáamentá a 9!a velocidad superior á la de un de pasajeros, para perderse :Ytg". paulatinamente en la dÍstaircia.
}TORFOLOGIA OEL OVNI

la cabeza por Ia ventaniltal viendo como atrás de los galpones del ferrocarril estaba suspenáida, balanceándose, una luz de bórdes nó muy marcados, de forma ovoidalyde un color blanco, algo lechoso, de una intensidad algo menor a la de un 'fluorescenteñ
tubo
Unos pocos segundos antes de 1a llegada de parravichini al lugar de los hechos, un apag6n habfa oicrrre cido parcialmente Ia localidad, vá gue e1 sector de1 alumbraao púúfi_ co de Ia Avenida De la Canal habfa quedado sin energfa eléctricá, p€_ ro no asf las viviendas aledaña-s- El testigo observ6 el OVNI por a penas dos minutos,. y á causa aáf té mor que experimentd y su interés f ansiedad por compartir la experiei cla, puso nuevamente en marcha su camioneta y se dirigi6 af fuqir án que, normalmente, se reúne anigos. Sin ernbargo no pudo"ón """ halfái

Estructuramente, el fen6meno co
46

tffi rc6-6a**l
I til,

*-;-.->

r=::-\
4 4

I - Primer sitío de observací6n; 2 Segundo sitío de observac íón; 3 - Usína eléctrica del ferrocarrí l; 4 - Galpones y sílos.

Sou*,

los

galpones

a

I fondo de I a
47

ímagen se. ha I

laba

s í tuado

el

rrespondfase con una luz de bordeS indefinidos y de mediana intensidad gue no herfa 1a vista de1 testigo. Su coloraci6n era bLanco amariIlenta, o blanco apagado, según la .descripci6n realÍzada por el testl
go.

el objeto no pudo ser observado en su totalÍ dad, por hallarse parcialmente tal pado por eI galp6n del ferrocarril Segdn nuestras esti.maciones, el objeto nó pudo situarse a más de un centenar de metros de la posicÍ6n de Parravichini, o sea algo más ha llá del tencliilo de cables de enerl gfa eléctrica gue se exti.enden por detrás de los galpones y nacen en la subestaci6n situada a unos 30 me tros de la ubicación del testigo.Basándome en eI testimonio de pa rravichini y las comparaciones del tamaño deL OVNI con el de1 9a1p6n de aprovisionamÍento de cereales y 1a distancia OvNl-testigo, he esti ¡¡ado el tamaño de1 fenómeno en unoE 25 metros de largo por 15 d.e ancho Esta estimaci6n difiere levemen te de Ia realizada por el testigol para guien el OVNI tenfa de 30 a 40 metros de largo. ' Por últüno, cabe destacar gue se gún e1 testÍgo eI OVNI, al alejarl se, parecfa redondearse, t'como si se mostrara visto desde atrás ", 1o cual encajarfa con la cl.ásica forma dé elipsoide de revoluci6n, tan tas veces denunciada por 1os testf gos de ¡nanifestaciones de OVNI. EFECTOS ELECTROTIAGNET
I COS

aungue cabe destacar gue

Su for¡ra tendfa a Ia esfe¡icidad

frido por e1 sistema de ahmrbrado, no se debfo a ninguna falla conoci da, según los encargados de su mañ tenimiento por,nosotros consultal dos e, incluso, por el propio intendente de San Cayetano, cabecera de1 partido. Durante la observaci6n, Ia camioneta de ParravichinÍ no sufri6 desperfecto alguno nf fallos en su normal funcionamiento. Los techos de los galpones cercanos a la zona del avi-staie ¡e p3 recen presentar indicios de quenazón, aunque si una elevada oxida. ci6n, gue esti.mamos obedece a causas naturales. En la zona aledaña a los tres ra males férreos, existen grandes ex: tenciones-de pastos quemados y cal cinados, 1o cual no i.mplica que s6 deba a un incendio provocado por el
fenó¡neno
OTROS AVISTAJES EN

LA

ZONA

El corte de energfa eléctrica

su

lugar un agricuLtor que se d5-rigfa haóia san Cayetano tuvo oportunidad de ob servar al OVNf del 4 de septienbré de 1978, cuando éste se alá¡aba ha cÍa el oeste. Esta versión ío pud6 ser confirmada. de agosto y septienbre . Los^meses cle 1978 fueron particularménte pro tusos en observacÍones de ferÍómenoF no identi.ficados en nuestro pais y muy especialmente en Ia zona de Né cochea. Recordemos, modo de eieñ plo, eI incidente deaLa Dulce, íeÍ rlficado él 31 de agosto, apeáas 5 dfas antes de la obéervaóióir áe pa rravichini (ver UFO PRESS #10).

Según algunos vecinos de1

ry

.Ff
MuTuAL uFo NETwoRK, rNc.
Seguin, Texas
48
:,t
,a

i

103 Oldtor,rne

Road 79155

¿


,#

-t

Avistajes en la Unión Soviética
por V. l.Saranov
V.l,Saranov es Etnólogo graduado por la Uni'

vers¡dad Estaul de Novosibirsk. Es miembro de la Ancient Astronaut Society (lllinois, USA) y
Asesor para Intercambios

visto algo de análogn naturaleza. Lo que cautó
o3te fonómeno

y cual

es ¡r¡

Culturales del Mutual

ce como un enigma,

pu6to

n¡turaleza permaneque la e¡tación me'

UFO Network (MUFON).

teorológica

brusca en el

pri' i vodsk (Karelia, URSS) el paodo año. es la a' que causado ha no pubticada Rusia en I mera
I tado pueblo.

lu* obr"tu"ión

OVNI sucedida en Petroza'

no registró ninguna divergencia ¡ire, no sólo en las últimas veinte horas sino también en sus proximidades {¡o' bre este tema'el periódico lzvefiya de la mis' ma fecha también ha publicado este inlorme)'
También

It.qr.t contra los OVNIs por parte de la prenp.to ha ocasionado notables daños en el ciI r.,
CPSU-

l "sotsialisticheskaya Industriya" (lndustria Soi cialista), informaba el 23 de Septiembre de
"Fenómeno natural no identificado' Los habitantes de Petrozavodsk han sido test¡gso de un lenómeno natural ¡nsól¡to. El 20 de Septiembre alrededor de las cuatro de la madrugada, una enorme "estrel¡a" estal¡ó súbha y brillantemento sobre el oscuro horizonte mienü1s lan' zaba h¡cia la tierr¡ rayos de luz pulsante' Esta "estrella" ¡e movió lentamente hacia Petroza' vodsk y re desplegó rcbre el pueblo en forma dc medu¡a que despedfa rcbre el mismo gran número de finos haccs de luz que daban la im'
presión ds un fuerte chaPrrrón.

I El penódico del Comité Central del
1977 (número 223, Pag. 4l
:

sabemor, recalca Yu. Gromov, que no se está llevando a cabo nin6lan prueba téc' nica en e3tos momento3 en nuBtra zona' Sin embargo, e! tamb¡én imposible clasificar to' do dentro de la categoría de espeiismo, ya que este insólito fenómeno tie¡e muchos testigos cuyas declaraciones en muchos aspectos son

idéntica¡ y aunquo aoertaron a observarlo des' de diferentes punto¡ del pueblo, el fenómeno no deió evidencia material del mismo"' N'Milov,. Petrozavodsk.

El corresponsal de la Tas en Leningrado se diria V. Krat. Jefe del Observatorio Astronómi' co Central de la Academia de Ciencias rusa. miembro de la Academia de Ciencias de la ' solicitándole gue diera sr'r opinión so'

gió

9RSS,

bre el incidente en cuest¡ón. el distrito de Leningrado

"La bola. fgnea -düo el cientlfico- que cruzó

precipitadamente el cielo de sur a norte sobre

Derpu& do un rato la resplandeciento

lluvia

y

Karelia a primeras

cc¡ó. La "modu¡¡" s¡ transformó en un brillanlg ¡omiclrculo y comonzó a moYer3e hmia el Onego, que tsnfa sr¡ hori¿onte cubierto de grire¡. En medb de erta envoltura apare'

llrnte

onton@¡ un agulero ¡emicircular, roio bri' en el medio y blanco a cada lado- Como h¡ t¡¡timoni¡do, o¡te fenómono duró de 10 a
minuto3.

horas de la mañana del 20 de sept¡embre, tam' bién fue observada por los astrónornos de Pul' kovo. En estos momentos es todavla dif lcil determinar def inhivamente su origen, ya gue con' tinúan llegandc ¡nlorm* de tettigos y observa'

dores que hayque analizar". Hasta aqul todo lo publicado. La revista emeri'

Gromov, Jele del Ob¡orv¡torb Hidromo' ds Pctrozlvod:k, diio ¡l corrc¡Port de la egench Tael que el perrcnd dcl Ssrvi' Meteorclógic¡ do Karelia nunc¡ antes habfa

cana."Nátional Enquirer" informó el 18 de abril de t97g que el gobierno soviético habla

sol¡citado inmediatamente,"pero muy en secreto", una invéstigación cientff ica de lo suced iJo, "e incluso su corresponsal traró de entrevistar

49

a alguno de nuestros

oficiales y cientfficos".

Para el

"National Enquirer", muchos de los haaterrorizados. Los estibadores de los

bitantes de Petrozavodsk estaban bastante h¡sté-

ricos

y

nas era tan pequeño como un huevo de gallina el comité investigador se llevó trozos de cristal a Moscú. Milov añadió que las personas

y que

muelles temÍan que el pueblo fuera blanco de un ataque nuclear americano y gritaban " iesto
es el f inl".

que habían visto el OVNI se comportaban de una forma extraña y después parecían estar
confusos mentalmente. Algunos estaban histéri.

cos

y era

verdad que algunos estibadores

Aleksander Kasantsev, escritor soviético de ficción, contó al "National Enquirer" que los rayos de luz del OVNI hablan hecho agujeros en los cristales de las ventanas, los cuales fueron llevadas para ser examinados, y sobre las losas. Una comisión especial de la Academia de Ciencias rusa conf irmaría que estos agujeros debie. ron ser causados por la luz del OVNI. "A mi modo de entender -dijo- esto ha debido ser una nave espacial de recconocimiento proceden-

creyeron en un atague nuclear ¿mericano cuan. do vieron el OVNI sobre sus cabezas. Milov también diio que posteriormente se vió un OVNI flotando sobre el pueblo 5 ó 6 veces cada mer, pero que en estas ocasiones no se pro. dujeron daños. La última vez fue el 20 de febrero de este año.

Yu. Gromov, según el "National Enquireri'dijo
que se desprendió una pequeña cosa del objeto y que el OVNI se transformó después no en un 'semicírculo, como se decía más arriba, sino en una elipse, rojo brillante en el medio y con los bordes blancos (o sea, en este caso es el color del OVNI, no el del agujero en las nubes como se decfa más arriba). Entonces se movió hacia una nube sobre el Lago Onega. El agu.iero roji. zo que hizo en la nube pronto desapareció gra-

te del esoacio exterior". Kasantev también se refiere al informe de unos test¡gos que hablaban de un conductor de ambulancia que perdió totalmente el control de su coche, lunto

el OVNI.

con un cirujano y su asistente, cuando apareció Estos test¡gos también vieron surgir los extraños rayos de luz del objeto hacia la tie. rra. El OVNI desapareció súbitamente por el
nordeste hacia el norte del Lago Onega y por entre una nube, El f fsico Vladimir Azhazha(Moscú) describió el incidente al "National Enquirer" o. para ser más exactos, el "Enguirer" lo describió

dualmente. Gromov confirma también que el
objeto no podía ser un rayo en bola.

El "National Enquirer" cont¡núa que, según
Azhazha, tan pronto como comenzó la investigación oficial, se ocultó todo el asunto con prohibición de publicarlo,etc. V. Zakharenko, director de una revista técnica juvenil, recibió advertencias de la Academia de Ciencias rusa de no publicar ninguna teoría sobre los extraños obietos volantes, pero conf irmó que la comisión de investigación había descub¡erto que los agujeros de los cristales de las ventanas y losas habían sido fundidos. Uno de los veteranos rdactores de la Tass di.io que la agencia de noticias habla recibido 1500
cartas con preguntas sobre s¡ era seguro o no vivir o ir a Petrozavodsk después del incidente. El redactor de la Tass, según el ',National Enquirer", añadió que antes de contestar a estas Dreguntas las cartas habían sido confiscadas por las autoridades y que también se habían llevado informes de los testigos.

de acuerdo ion la historia de Azhazha

de la siguiente forma: El objeto descendió lentamente hacia el puerto y flotó sobre un barco de unos 465 pies de lar. go. Cbmparando el tamaño del OVNI con el del baico, se ha llegdo a lsaber que el diaémtro

del OVNI debe haber sido de unos 350 pies
(116 metros). El OVNI permaneció completa mente inmóvil por encima del agua. Después de un rato, sin embargo. un ob¡eto más pequeño salió del más grande, se precipitó hacia el agua y al mismo tiempo el OVNI despegó y desapareció detrás de una densa capa de nubes. El corresponsal de la Tass, Nicolai Milov, autor

del informe en "lzvestiya" y "Sotsialistcheskaya lndustriya", contó al "National Enquirer"
oue había entrevistado a cientos de habitantes de Petrozavodsk y confirmó ,norÁ. ii.."lque uno de los ño y la forma del OVNI. Dijo agujeros quemados de los cristales de las venta-

Hasta aqui en cuanto al "National Enquirer,,. Sin embargo, su corresponsal presum¡blemente lo adornó un poco. Vladimir G. Azhazha, jefe suplente de la Sección de Investigación Subma-

5()

r¡na de la Academia de Ciencias Rusa. en un in-

forme suyo no publicado t¡tulado "¿Estamos
solos en el Universo? Inteligencia en el Cosmos: hechos e hipótesis", presentado a los funciona-

rios de la APN el 24 de noviembre del pasado año, y en otro trabalo, "Vida en el Cosmos", hace el siguiente informe sobre el caso: La noche del 19/20 de septiembre, o sea. a lar 4 de la madrugada del 20 de septiembre del pasado año, el ob¡eto fua visto sobre Pet¡ozavodck. Ante3 de aparscer aquí, la bola luminosa pasó ¡obre el distrito de Leningrado y trazó un enorme ocho sobre la vert¡cal de Pulkovo. Un piloto de avión en vuelo Kiev-Leningrado inforrnó que era seguido por un OVNI. A una terrible velocidad sobre el distrito de Leningrado, el objeto sobrevoló Petrozavodsk co. mo una bola luminosa que entonces se extendió hasta tomar la forma de una medusa, con ocho rayos como "pétalos" que descendían hacia abalo. Antes de extendene de esta forma, muchos habitantes se despertaron con ansiedad y sensación de miedo. Miedo pasaron los que observaron el fenómeno en la calle. "Ouedamos atenori¿ados". dijeron, Los ocho "pétalos" del OVNI medusa se percibieron como una lluvia ardiente. Dos objetos más pequeños que parecían cada uno como una antorcha eléctrica ¡alieron del OVNI principal y pasaron sobre Le. nin Prospect a gran altura. Un piloto de aviación local, al acercarse a Petro. zavodsk. solicitó información al control de vue: lo sobre un avión en su corredor adreo. Le contestaron: no hay aviones en el aire. El piloto informó que veía una bola fgnea de la que sobresalla una cola negra. El OVNI deccendió lentamente hacia el puerto, rcbre un barco de 140 (?) metros de largo, y por comparación el tamaño del OVNI 3e rupo que era de alrededor de '105 metro¡. Entonce¡ el OVNI ¡e moyió hacia el Lago One. ga y muchos conducto¡e¡ trataron de rcguirlo con ius coclre¡. E¡ OVNI ¡e cernió ¡obre el la-

del puerto de Petrozavodsk, sino en el
Onega.

formes de Azhazha. no se sumergió en el agua

portadores de bombas de neutrones. y el objeto más pequeño que salió del OVNI, según los inLago

haber sido una prueba americana de ingenios

dicho OVNI. Aleksei V. Zolotov, geof fsico. jefe de la expedi. ción de 1958 a Tunguska para resolver el miste_ rio de la explosión de Siberia de 1909, dijo al corresponsabal: "En mi opinión el objeto fue un típ¡co platillo volante. Los informes de que
disponemos no dejan dudas sobre ello, Creo que

nión el objeto visto sobre petrozavodsk bien podía haber sido un OVNI ocupado por seres inteligentes, o bien un campo de energia creado por

OVNI real. E! dijo al ,,Enquirer,, que en

V. Azhazha considera que este objeto

era un
su ooi_

go

y lue ob¡eruado de¡de el barco 'Volp-

tuvo que ser un auténtico OVNl,,. Y, por fin, Félix Yu.Zigel, astrónomo, jefe del Grupo de Investigación OVNI del Inst¡tuto de Aviación de Moscú, estwo de aq¡erdo en que el objeto pudo haber sido un OVNI. Sin duda, di. jo, su comportam¡ento fue como el de un OVNI.
630071

Balt". Un objeto már pequeño salió del OVNI y
rc rumergió en el agua, m¡ontr.s el OVNI do¡aentro l¡¡ nubo¡. es todo. La historia difiere ligeramente informe del "Enquirer". Sin embargo, Azha. mencionó rumorss de que este OVNI podfa 51

-T:é:#'l¿

V.l. Sanarov

APENDICE

El lector habrá podido apreciar, al igual que'no.

sotros. algunc pequeñas divergencias entre las diferentes fuentes de información de la noticia de esta observación. Por ello hemos creído interesante publicar cotno Apéndice el informe del ffsico Vladimir G. Azhazha que amablemente'
nos ha remitido

V.l, Sanarov. ("lntelligpnce in Space? Facts and Hypothe-

ses", A¿hazha. Moscú 1977. Pasaje sobre la observación de Petrozavod*,. Traducción inglesa del original ruso). ..."Y el último caso, sobre la observación OVNI en Petrozavodsk el 20 de Septiembre de 1g7j. Fue publicada en el periódico "Sotsialistichenkaya f ndustriya" del 23 de Septiembre y también en aquellas ediciones de los periódicos "Pravda" e "lzvestiya" de la misma fecha que no se publican en Moscú pero sf en la periferia. Este informe se ha sacado de las matrices de Moscú que serían expuestas más tarde. La notic¡a es corta, asf que me tomaré la libertad de citarla en su total¡dad: (remitimos al lector al principio de este artículo, donde aparece reproducida la noticia)
Esta es toda la noticia. Muy breve. Pero en relación con la misrna ¡e levantan úna multitud de informes posteriora de test¡gos, corresponsales
a las 04,00, La variante tiempoJongitud no concuerda. Es perfectamente seguro decir que se

I

prensa extran¡era. El estudio de estos documentos hace posible tener una idea más detalla_ da de lo que sucedió sobre Petrozavodsk. Creo que es mejor empezar por Helsinki. Una bola ígnea y muy brrllante sobrevoló el aeropuerto de la capital f inlandesa el 20 de Septiembre a las 03,02 horas. Pudo ser observado de dos maneras, o sea, con los olos y a través del
radar, lo cual
es

y

observaron dos bbjetos diferentes casi al mismo

El tercero a el "tugaz" objeto observado Dor los astrónomos de Pulkovo estallando en el espac¡o aéreo de Leningrado hacia la parte de Kiev. Evidencia de esto fue dada por los pilotos

tiempo.

de un aDarato sequido por el OVNI. Hizo un
y deió una huella invertida.

gran ocho vertical sobre la parte sur det pueblo

cosa rara...

El objeto permaneció inmovil durante 4 minutos y a las 03,06 h. se movió hacia el este. A la mañana siguíente la prensa finlandesa publicó
que con toda probabilidad f ue la última fase de un cohete balístico ruso. Hay que considerar esto como una deducción precoz y pobre en todos los sentidos. Entonces los periódicos finlandeses añadieron que. al mismo tiempo, el tráfico por radio sobre el territor¡o ruso se animó considerablemente. Esto es lógico: cuando un objeto desconocido aparece en el cielo, los controles de observación tienen que anunciar su llegada.

Sin embargo, los sucesos más interesantes sin lu-

Las 03,06 horas de Helsinki son las 04,06 de Moscú. La "estrella" de Petrozavodsk apareció

via luminosa.

vodsk. Alrededor de las 4 de la madrugada, algunos habitantes del pueblo se despertaron a causa de un impulso interior, esto es, a causa de un malestar f ísico. Algunos soñaron pesadillas, a otros los asaltaron temores. Aquellos que se levantaron, lelos de ser todos, vieron por las v€ntanas la brillante luz pulsante de una enorme estrella. La frecuencia de los impulsos era de unos 2 Herz.. o sea, unos dos flashes por segundo. Algunos testigos visuales dijeron que la ,.estrella" se transformó en un cuerpo redondeado consistente en 8 sectores y que.emitía una llu-

gar a dudas tuvieron lugar cerca de petroza.

52

y

esta iluvia

l1o: nacta

qn. rayo central

.rrurtoffiEliente.

ffi ''*W

"'.

percibir este fenómeno. Cuando et OVNI sobrevoló la parte central de Petrozavodsk, en el Distrito Lenin, se tomaron cuatro fotograf ías del mismo en película de cosituación "grru"b, -que fue suf icientemente larga de por sf incluso sin esto--, del OVNI *llO u,i" p"fre-

u¡ chapar¡d¡' Algrunas personas incluso oyeron el ru¡do de la lluvia, D€ro esto debió ser una im. pr.es¡Ón alucinatorh. Algunos pensaron que tos Drlllantes chorros no erah directos, sino que ha,,sinuosa',. clan una oscílación La visión dejó abatida a la gente por $J aspecto fantástico y srngularidad. Los testigos contaron: estábamos aterrorizados, deseábamos meternos bajo la tie_ rra. Esta es un respuesta bastante naiural en personas a las que nadie habla preparado para

que se desplieg et teleobjalvo de una cámara oe totos. Entonc¡s eparcleron rayos periféricos y se dirigieron at ¡uelo. producla la ilusión de

r_dirigüó desde et ovNl abajo verticalmrnta, á la m¡sma forma

Ar princi_

el mismo hacia adentro del
parecerfa.

era de 105 metros. Entonces el OVNI sobrevoti el lago Onega no lejos de la costa y tanze O"sáe

oastante exaciitud que el diámetro del OVN|

agua un oO¡eto Je tamaño más pequeño, pero de forma iimilar. Después de eilo, el OVNt grande también desa.

lor. Al mismo tiempo, mientras'ru

i.

da.

otros. Lo llamaremos provisionalmente una son_ Esta hipctét¡ca sonda ,,vagó,'durante un rato

ña "coma" brillante según algunos t*ú;;. ; una "cosa" brillante parecida en forma-y dimensiones a una gran antorcha alargada, según

Esta es toda la historia de petrozavodsk, así parece. Todo, pero hay un par de cosas más. Érimera: esto sucedió el 20 de sept¡embre. Des_ pués de ello aparecieron OVNIS,"petiO", vec"s en la región de petrozavodsk, dos o tre, o"c"i por mes. Bien es cierto que estas observaciones parecieron más modestas¡ unas veces sobrevuelos cortos, otras vuelos en trayectoria irregular. ,demostración" En cualguier caso, tal ¿;.;; propias posibilidades como ia del 20 de sep_ 1¡embre no se repitió. Y segunda: unos po@s habitantes de petroza_ vod*, entie aquellos que estuvieron ausentes oel pueblo, descubrieron que los cristales de las dobles ventanas hablan sido perforados coi agujeros fündidos de 50 a 70 mm O" O¡¿meiro.

descendió sobre el barco "Volgobalt,,. Este tipo de barco se fabrica en serie y t¡ene unas dimensiones standard. Confrontando las evidencias de observadores desde diferentes puntos con la longitud conocida del barco, I 16 metros, se ha descubierto con

movió hacia el puerto

cerca de las casas sin tocar los edificios o el pavirnento y entonces volvió al objeto principal. Desde la parte central del pueblo, et OüNl

y

se

análisis.

iry-"1j" en 14 Km. Uno detalescristales se ll"uOa fr¿isl cú fue enviado a.uno de tos Inst¡tutos pa.a
_y su

Ouiero poner énfasis en que sólo fue en unas pocas casas (lejos de haber sido én todas) y sólo en aquellas en las que la gente estsba ausente. de los agujeros, suponiendo que :.::]alrrecc¡ón rueran hechos por el OVNI, su elevación en el
de la emisión podría ser determinado

A. partir de este caso podríamos trazar una línea divisoria, ya que la resonancaa del OVNI de pesonará bastante riempo y. qu;"n ,.:'^o.:"Í:k yr, quuas servirá como principio de un ,,segundo.-renacimiento,, del estud¡o

OVI.Jl en nuestro pafs,'.

del problema

limitada reatizada [or STENDEK-CEl (puede pedirse directamente a STENDEK€EI, Apartado 282
Barcelona). Precic 330,- ptas.

Congreso Nacional de IT {OVNtS)". Edición

"Ponencias Técnica¡ Pre¡entadas al pri-

Ufolojfa

53

ccrrnentanios bibliognáficos
EL INFORIIE HYNEK" por el Dr J. Alten HFek Editado por JAVIEn VERGARA EDITOR

Colección Lo Inexplicable

Por fin el público de habla casteilana tiene la oportunidad de acce der a uno de los más iupo¡tantes textoc que sobre el fe"ó...o ovr¡¡-iri sido escritos. y e1lo, vale Ia pena destacarlo, gracias a Ia Íniciati_ va de JAVIER VERCARA EDIToR, editorial qr" .pat.itererte se ha propue6 to Ia difusión de los nás controveltidos t*á" pero qclusivaoente vía textos 6erlo5 y 6al-idos de Ia pIuM de verdaderos especialistas en laa distintas nale¡ias que apasiona! al hoEble contoporaneo. Creemos innecesario abundar en conceptos dat autor, el Dr. J ""erc" Allen Hynek es lo sufieDrebente conocido en el Dundilto ufolágico por su dilatada trayectorj.a coño asesor de la Fue¡za Aérea Norteuericana,. y buy eapecialuente por au tarea que, actualúente, desopeña aI frentá del CEIüER FoR UFO STUDIES, Ia nás iúportante entidad prtvada dedicada al estudio cienrífico del fenóueno OVNI. En cuanto a EL IN¡IRüE IIYNEK es un texto que no debe f¿lta! en la bi blioteca de todo interesado en el fenóoeoo dÁ 1os objetos uof"¿"is identificados' A ro largo de1 libro e1 autor ¡eariz¿ una revÍsióndeiu "á poltaote6 incidentea entres¿cadoa de los a¡chivos del PROJECT BL¡E BOOR (muchos de ellos calificados cmo "¡o ideotificados,i), agrupándolos de 6cuerdo con los distioto6 tipos de ii¡cidentes contaplados por la cla_ sifJ.cació4 de casos 0ürll que el oimo Hynek popularizsra en su p!iDer Iib¡o THE UFo EXPERIENCE. Sin eobalgo, EL INFORME IIYNEK alcanza sus úayores néritos en su pti mer v segundo capítulo, donde eI autor revela, sin tapujos, 1a verdadá ra o¡ganizáción de1 PROJECT BLUE BOOK 11egando, inctrsLre, a rela¡arI nos 1a participación que a él le cupo en el encubri¡iento def fenóneoo por parte de la Fuerza Aérea NorteaDe¡icaña ,justificando su actitud v. esto ea Euy inportánte, 6in rehui! su parte de responsabilidad en ese
PUntO.

Conocíaos la edicidD original de EL INFORüE IIyNEK (editado en 1977 po¡ D€1l Publishing. Co. bajo el título de T¡lE HYNEK uFo REpORT) y, en 1a confrontación de ebas ediciones, pudinos constatar un hecho curio_ so y sorprendente: La edición castelláDa ha pasado por alto un capítu_ lo enrero de La edi-ción original (capítulo ll, THE'AIR FoRCE NIüBERSGAüf), a nuestro juicio 10 bás ioporrante de1 cirado libro, y donde el aütor deDueatra, vía eEtadísticas, la6-falacias del proyecto inv€stiga ti.vo de la USAF. Es realneote lmentable que el aficionado aI estudio del fenóneno OVNI se vea vi6to privado de la lectule de ese capítulo. En cuanto a la presenración gráfica de EL INFOR¡,IE HYNEK ésta es i¡_ pecable, tal cmo la editorial responsable de Ia Colecci6n Lo Inexpli_ cable nos tiene acostuebtedos. Lo úníco lep¡ochable, rerteramos, esque no se haya respetado la integridad del texto original... y todo porque el respon5able de la edición castellana p"a."a .ifai. de alguna forDa de "alergia'r a las estadfsticas..

54

EL NI'EVO DESAI¡O DE ¡¡S OVillS, por Jean Claude Bourret

f,ditado por A.T.E., Barcel@a,

España.

€n calificlr a EL l¡UEvO DESAFIO DE LOS OVNIS c@ uno llo vaciles de los uás inportantes libroa que, sobre el fenóoeno ovNI' ae hayan pu blicsdo q caatellano. Jean Claude Bourret, periodistá y eutor de nuüeroaoa osayoa aobre e1 teE de los No ldentificados, ha tenido el Euy buen tino de incluir en au obra una gerie de capftulos salidos de Ia plu@ de desta,cados hoo bles dé ciencia francegeg: el Dr. Claude Poher. el ast¡offsicoD¡. Pierre Guerfn y 106 Drs. Jean-Pierre Petit y l{aurice viton, todos effos Dj.ob¡os del C.N.R.s. (Ceotro NacioMl de Investigaciones ci€ñtlficae) y convencidos de la realidad flsica del fenóneno OVNI, a cuya investigacidn dedican Bran perte de sus esfuerzos. EL NUEVO DESAFIO DE LOS OV¡{IS se trata de uoa obra indispensabl€ pa ¡a todo aficionado a La teuática que desee acceder a un enfoque verdaderabente científico del probl@a y totalhente desprovigto de sensacio nalisos balatoa. En al@, el nuevo libro de Jean Claud€ Bou¡ret es una de las pocas obras que puedo recmendarse sin ninguna clase de repalos.
ARGENTINA, RL"T^ DE OVNIS,

varios autores.

Editado por

EDICIONES BALCON

Colecciór¡ Papeles

Por un pe¡iodista eigo sabíamos de la exj.stenciá de esta oblita Du cho tiebpo antes que leáloente viera la luz, aunque desconocíauos grai pa¡te de su contenido. Se hace difícil conenta! ARGEMINA, RUTA DE OVI,¡IS, especialDente si se treta de califica¡la en e1 contexto de la profusa bibliografíá ufológica. Es evidente, desde 1as primeras páginas, qu€ susautores (lodos el1os pe¡iodistas) carecen de conocinientos previos sobre el teú y qu€ su enfoque es Derabente informti.vo-periodístico. Sin úbar8o, y ello úe¡ece ser destacado. ae advie¡te en todo nonenco la intención de tratar el teM con seriedad y objetividad, 1o cual no €s nada coaín cuando se trata de periodistas uetidos a uf6logos. AIGENTINA, RIIIA DE O\n'¡IS se trata de un libro sin deDasiedas p¡eten Eiones, escrito con honestidad y bedianamente bien presentado. Quizás su lectura pueda resultar tediosa para e1 aficionado á la t€nática de1 fenóueno OVNI, ya clue poco o nada ágrega a lo ya conocido.
ESCANDALO DEL OWI, por Ray Stánfrrd Editado por POMAIRE, Barcelona, España. El 24 de abril de 1964, cerca de las 18 hs, se produjo en las inoediaciones de la ciudad d€ Socorro, Nuevo Héxico, el atelrizajedeún ob jeto volador no identificado. Est€ incidente, a juicio de1 Dr. Hynek y otroe ufóIogos de reconocida seriedad, cabbió en grao parte la o¡ienta ci6n de las investiSaciones en torno a1 fenóneno óVNI L, inchso, fuei psrtir de allí que uuchoa de los científicos eatadouniden6€sDudaronau punto de vista con relación al fenóbeno. El aterrizaje de Socor¡o ha 6ido uno de los cagos Dejor inveatigadoa y, en EL ESCANDALO DEL OVNI, Ray Stanford nosexponesuspropiaacon clusionea, fruto de uás de cinco años de investigacionea. LaDentabloente, en algunos D@entos el autor da rienda auelta a au iuginación internándose en terrenos Lindanteg con el aenaacionali8uo' c@o por ejerplo en eI últim capítulo de 1¡ edicidn castellans, intitulado ¡l¡6ltiples Filtracionea En La lraGtienda Del Pentágono, y que pg rad6jiceente no existla en la edici6n original Dorteaoericena. Sin eDbargo, peae a e6os pequeños deslicea del sutor y E au con6tan te tendencia a colocarge coDo priDela figura 6 la tra@ de ¡.os aconte ciDientos que relata, cre@oe que EL ESCANDALO DEL OVNI ea una obla va Iiosa y que debe Eer lelda con atención por todo aficionado al feD6Deno owl.

EL

55

i'r{

,q

cl
r.,evisba UFO FIF|ESS SEFVEI3 :Oe rur,cs"reagreg
\¿¡

T
¡

rJ)

ill

-

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful