Emiro Molina: El IDH en Venezuela

1

Capítulo 3 El Índice de Desarrollo Humano y su aplicación en Venezuela.
Emiro A. Molina C. Universidad Simón Bolívar

3.1Introducción
“... porque todas las aspiraciones de los hombres, todas las exigencias de la vida, no son más que aspiraciones a aumentar la libertad. La riqueza y la pobreza, la gloria y la oscuridad, el poder y la sumisión, la fuerza y la debilidad, la salud y la enfermedad, la instrucción y la ignorancia, el trabajo y el ocio, la saciedad y el hambre, la virtud y el vicio, no son más que un grado mayor o menor de libertad. No podemos imaginarnos a un hombre privado de libertad, a menos que esté privado de vida. L. Tolstoy. Segundo epílogo, sección VIII: La Guerra y la Paz.

Al concebir al desarrollo como un proceso de expansión de las libertades reales que disfrutan las personas, el Premio Nobel de Economía Amartya Sen profundiza y expande el enfoque del Desarrollo Humano que él mismo ayudara a promover bajo el liderazgo de Mahbub ul Haq. Bajo esta visión, el desarrollo exige la eliminación de las principales fuentes de privación de libertad más allá de la escasez de oportunidades económicas o privaciones sociales, para incluir la eliminación de la opresión política o civil y las restricciones en la esfera de la libre agencia de las personas. Sen (2000, p.20) agrega: “El progreso ha de evaluarse principalmente en función del aumento que hayan experimentado o no las libertades de los individuos” . Como Tolstoy, Sen considera un concepto amplio de libertades, que lo lleva a clasificarlas en dos grandes grupos: las libertades constitutivas del proceso de desarrollo, libertades fundamentales como la capacidad de evitar el hambre, de vivir una vida saludable, de leer y adquirir conocimientos, de participar políticamente y expresarse libremente, y las libertades instrumentales del desarrollo, aquellas que sirven como medio para el desarrollo, entre las que encontramos las libertades políticas, los servicios económicos, las oportunidades sociales, las garantías de transparencia y la protección social . Pero ¿cómo evaluar el aumento o disminución de las libertades de los individuos?. El enfoque del Desarrollo Humano es multidimensional e interrelacional. No solo tenemos diversos aspectos y dimensiones, sino que estos se relacionan y promueven unos a otros. No podemos pretender encapsular la complejidad del Desarrollo Humano en una batería de indicadores sobre algunos de los aspectos que abarca. Tampoco podemos evitar el tema. La medición es importante a fin de realizar comparaciones y evaluar el estado de las cosas.

Emiro Molina: El IDH en Venezuela

2

Conciente de estas limitaciones y de los peligros de evadirlas, Mahbub ul Haq entendió la necesidad de proponer un indicador sencillo que reflejara la necesidad de mirar el desarrollo más allá de los indicadores económicos tradicionales. Un índice que colocara a la par de la esfera económica por lo menos dos de las libertades constitutivas mencionadas: la capacidad para disfrutar una vida larga y la capacidad de adquirir conocimientos. De otra manera sería inevitable que las personas continuasen refiriéndose al PIB a la hora de evaluar globalmente el desarrollo de las naciones, lo que en la práctica significaría la continuidad de una visión restringida del mismo. Así nace el Índice de Desarrollo Humano (IDH), con la esperanza de ampliar el interés del público no sólo en las variables que lo componen, sino en la gran diversidad de variables y temas que se examinan en los Informes de Desarrollo Humano del PNUD1. Tal vez el mayor riesgo que corrieron los promotores del IDH –y del cual tenían plena conciencia- era el riesgo de que los usuarios del índice terminaran reduciendo el concepto de Desarrollo Humano al IDH. Que redujeran la visión del desarrollo de las naciones al examen de las variables que conforman al índice. Lamentablemente, así ha ocurrido en no pocos casos, a pesar de los esfuerzos del PNUD y los autores envueltos en la elaboración de los Informes de Desarrollo Humano (Fukuda-Parr, 2003). Como ocurre con los Informes de Desarrollo Humano, el Atlas de Desarrollo Humano de Venezuela es un esfuerzo por colocar una gran cantidad de información acerca del desarrollo de nuestra nación en manos del público. El propósito de esta publicación es ilustrar algunos de los usos que podemos dar a esta información, y a menos que se advierta lo contrario, los datos utilizados para elaborar gráficos y tablas provienen del Atlas 2. En este capítulo pretendemos presentar una panorámica descriptiva del Desarrollo Humano en Venezuela, desde la limitada perspectiva del Índice de Desarrollo Humano. Pero al igual que con los Informes de Desarrollo Humano, se corre el riesgo en esta publicación de promover una visión restringida del Desarrollo Humano de Venezuela, de allí que urjamos al lector a detenerse en el primer capítulo, El Enfoque del Desarrollo Humano, antes de abordar el análisis que ofrecemos. El análisis toma como referencia el período comprendido entre 1971 y el año 2001. El objetivo es presentar en primer lugar un resumen del comportamiento del índice nacionalmente, para luego examinar el comportamiento a nivel de las entidades federales. La información se presenta asépticamente, observando la evolución de las variables que conforman al índice y su importancia en la explicación del comportamiento general del IDH. Se contrasta la variabilidad temporal del indicador con las diferencias entre entidades en cada instante del tiempo, a fin de establecer las tendencias generales y los elementos de resistencia al cambio. Luego se
1 2

Ver a Sen (2003) para un resumen de las contribuciones de Mahbub ul Haq en este campo. Los datos presentados en el Atlas de Desarrollo Humano de Venezuela tienen diversas fuentes: el INE, el MSDS, el ME, Banco Central, etc. Ver la documentación anexa al mismo.

al menos en teoría. el índice refleja logros sociales y económicos pero no refleja directamente las libertades políticas que disfrutan los individuos. la capacidad de adquirir conocimientos y la capacidad de acceder a los bienes y servicios necesarios para alcanzar un estándar de vida decente. Por ejemplo. sino más bien para establecer un ordenamiento de los países de acuerdo con sus logros en las tres dimensiones básicas ya mencionadas. El problema es darle sentido a estas distancias. El IDH no fue originalmente diseñado para realizar comparaciones temporales. ¿Qué sentido tendría expresar que el país A es 1. es una medida sintética construida expresamente con el propósito de establecer el desempeño relativo. estableciéndose la potencialidad que nos ofrece el IDH como resumen de la condición de vida de los habitantes e instrumento de clasificación y planificación.59). dos países pueden llegar al mismo valor del IDH desde dos situaciones muy distintas. a su vez. para así establecer sus alcances y limitaciones.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 3 utiliza la riqueza de la información a nivel municipal para explorar la relación del IDH con otras variables vinculadas a la calidad de vida de las personas.2La Naturaleza del Índice de Desarrollo Humano El Índice de Desarrollo Humano. las cuales. pero no son ni resumen el Desarrollo Humano3. p. El segundo aspecto es su naturaleza relativa. . ya que es posible.para medir el nivel de desarrollo de los países. formalmente. el cual. a saber. Claramente no debemos darle propiedades cardinales al IDH.24 veces más “humanamente desarrollado” que el país B?. comenzar con una discusión conceptual del Índice de Desarrollo Humano. ya que el IDH es el promedio de tres variables y muchas combinaciones de ellas pueden producir el mismo promedio. Aún más. y las necesarias limitaciones envueltas en su medición.4 El tercer aspecto a destacar es su naturaleza puntual. en un punto en el tiempo. la capacidad para disfrutar una vida larga. “Si una idea subyacente tiene una ambigüedad esencial. 4 La escala en la que se encuentra el índice es formalmente una escala continua. podemos calcular “distancias” entre dos valores cualesquiera. comportan aspectos básicos de dicho desarrollo. obtener un tercer valor del IDH entre dos valores cualesquiera previamente establecidos. si no una medida restringida a tres de las dimensiones básicas que lo componen. 1996. Cuatro aspectos merecen ser destacados. IDH. sin embargo. no es el Desarrollo Humano. como se subraya en el primer capitulo. Se trata de una reducción drástica a un número que resume tres de las dimensiones del Desarrollo Humano. en vez de ocultarla o eliminarla” (Sen. Consideramos pertinente. El primero es la naturaleza sintética del índice. Es por tanto una medida de naturaleza ordinal. El propósito es presentar la naturaleza y evolución del índice. enfatizando los cambios que ha sufrido desde su concepción. libertades que conforman una de las dimensiones consideradas como básicas en los Informes de Desarrollo Humano. Su objetivo era el de 3 El primer capítulo profundiza esta y otras materias relativas al enfoque del Desarrollo Humano. De manera que. la formulación precisa de esa idea debe captar esa ambigüedad. 3. de un conjunto de países con respecto a tres aspectos constitutivos del desarrollo humano. El índice no fue diseñado –originalmente.

las adaptaciones de carácter local. a nivel municipal. La segunda.).a pesar del énfasis que el paradigma del Desarrollo Humano coloca en las personas como fines del desarrollo. Por ejemplo. El índice fue originalmente construido por medio de grandes agregados nacionales -dada la necesidad de utilizar datos disponibles para la mayoría de las naciones. 7 Existen problemas para obtener tanto las matrículas combinadas como las esperanzas de vida a nivel municipal. no es posible. A pesar de estas “restricciones”. El cálculo del PIB requiere insumos que van más allá del gasto o ingreso de los hogares. el IDH ha tenido un éxito sin precedentes. Una consecuencia es que es difícil desagregar el índice. aplicar directamente la metodología de cálculo del IDH a los municipios de Venezuela. el índice de adelanto tecnológico. los índices de pobreza humana. es posible obtener un índice conceptualmente equivalente sustituyendo estas variables por otras que representen la longevidad y el logro educativo. refleja una necesidad real por parte de los usuarios que ha impulsado transformaciones del IDH mismo y la creación de índices alternativos dentro del marco del paradigma del Desarrollo Humano. Ello por dos razones: la primera. al momento de escribir estas notas. La derivación de índices equivalentes o alternativos para el estudio del Desarrollo Humano en grupos 5 El cálculo de la esperanza de vida al nacer requiere la estimación de tasas de mortalidad por grupos de edades. sectores sociales. dos de estos agregados (la esperanza de vida al nacer y el PIB per cápita) no pueden construirse como agregados de medidas tomadas a partir del individuo. no puede obtenerse sin examinar grupos humanos por períodos históricos. o por otra proporción consistente con la partición escogida. al mismo tiempo. la construcción del IDH previene su descomposición lineal6 en subgrupos mutuamente excluyentes (regiones.7 Sin embargo.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 4 establecer comparaciones en una ventana particular del tiempo. Son ejemplos el índice de desarrollo relativo al género o IDG (elaborado para subsanar la necesidad de desagregar el IDH por géneros). Como comentamos anteriormente. 6 A manera de ilustración. su mayor enemigo: se le interpreta como una medida del nivel de desarrollo de los países. y calculamos el IDH de cada entidad o grupo. lo que dificulta el estudio de la contribución de diversos sectores o regiones al IDH nacional. por otra parte. ya que se carece. etc. El cuarto aspecto es la naturaleza agregada del índice. la familia o el hogar 5. se establecen distancias de desarrollo entre países regiones o instantes en el tiempo (metas). . obviando su naturaleza ordinal y adjudicándole propiedades métricas que no posee porque no fue diseñado con estos fines. se le utiliza para hacer estudios de la evolución del desarrollo. de la esperanza de vida al nacer y de la tasa combinada de matrícula de sus habitantes. entre otros. contribuyendo a establecer la necesidad de ir más allá del PNB o del PIB a la hora de examinar el desarrollo económico y social de los pueblos. si dividimos al país en entidades o grupos mutuamente excluyentes. Este abuso del índice. no es posible expresar el IDH nacional como la suma de los IDH de cada entidad ponderada por la proporción de población en cada entidad o grupo. este éxito es.

en esta caso. que tienen una importancia intrínseca. y las modificaciones al IDH mismo a fin de permitir su uso en estudios comparativos. Se trata de un coeficiente que es revisado periódicamente por las Naciones Unidas y es diferente a las tasas de cambio internacionales. Noruega. dólares que denotaremos $PPA). Reino Unido. la tasa de alfabetismo adulto para el logro educativo y el logaritmo del PIB real per cápita para el estándar de vida (Por PIB real se entiende el PIB expresado en dólares con poder de paridad adquisitiva8. Canadá. toda vez que este no es importante en sí mismo. Otra medida adicional dirigida a garantizar el carácter indirecto del ingreso en el índice (que luego resultó excesiva) fue la de truncar la función logarítmica en el valor de la línea de pobreza promedio de nueve países considerados como desarrollados en ese momento 10. 10 Alemania. A medida que incrementan los ingresos cada nueva unidad de ingreso tiene un impacto menor en nuestro estándar de vida. 3. son tópicos de actualidad con amplia cobertura en los Informes de Desarrollo Humano del PNUD. tres variables fueron escogidas para construir índices en cada una de las tres dimensiones básicas mencionadas: la esperanza de vida al nacer para la longevidad. 9 Formalmente se requiere una transformación estrictamente cóncava.3Evolución del Índice de Desarrollo Humano En la primera versión pública del IDH (PNUD. disminuyen los retornos del ingreso. en otras palabras. En la construcción del IDH era necesario incluir un indicador indirecto de varios aspectos de la calidad de vida que se dejan de lado al considerar únicamente la longevidad y la educación básica (Anand and Sen. Suecia y Suiza. El ingreso es una variable apoderada del potencial para realizar actividades y acceder a servicios y comodidades que amplían las libertades individuales. . que era de $PPA 4861: 8 Esta paridad está definida como el de unidades de moneda requeridas para comprar bienes equivalentes a los que pueden ser comprados con una unidad de moneda de un país escogido como base. una transformación de retornos decrecientes. Holanda. y en las razones que los motivaron. en un año base. El uso de la transformación logarítmica merece atención especial. Estados Unidos. es decir. Adicionalmente. En la próxima sección nos concentramos en los cambios que ha sufrido el IDH desde su nacimiento. lo importante es lo que el ingreso nos permite hacer . De allí la necesidad de realizar una transformación que modere el ingreso. propiedades que satisface la transformación logarítmica. De allí la necesidad de utilizar una transformación que incremente rápidamente al principio pero crezca más lentamente a medida que aumente el ingreso9. 1990). poseer un ingreso es en este contexto un medio. Australia. no un fin en sí mismo. Pero a diferencia de estar educado o vivir una vida larga. para alcanzar un estándar de vida decente no necesitamos una cantidad desmesurada de ingresos.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 5 o localidades de interés a los que no es posible (o deseable) aplicar las fórmulas de cálculo del IDH directamente. EUA. 2000).

355). más alejado el país en estudio del máximo observado. ello para preservar el carácter básico de las capacidades envueltas en el índice. La otra modificación se le realizó a la función de descuento del PIB: se aumentó a 17 los países utilizados para calcular el umbral de pobreza y se dividió el conjunto de valores posibles del PIB en múltiplos de dicho umbral.Valor para el país Valor máximo entre países . 1970. En 1994 se introducen dos cambios conceptuales. al exceso de ingreso sobre la línea de pobreza promedio no se le concedía peso (gráfico 3. o “canastas de consumo”. si un país posee un PIB real inferior al primer umbral.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 6 aquellas naciones cuyo PIB real ajustado excediera los $PPA 4861 se les asignaba como valor de la variable para el cálculo del indicador del estándar de vida el logaritmo de 4861. Para la componente educativo se agregó la escolaridad media de la población mayor de 25 años. Aunque esta función penaliza escalonadamente los ingresos a partir del primer umbral 13. obteniéndose la función de descuento “a trozos” que aparece en el gráfico 3. ambas dirigidas a permitir una discriminación mayor entre países con mayores niveles de desarrollo. Este “techo” obedecía a la importancia que se otorga a la superación de la pobreza en el enfoque del Desarrollo Humano (Desai. permitiendo una discriminación mayor entre países con PIBs por encima del primer umbral. lo hace en forma más moderada que la utilizada en 1991. Mientras más cerca de la unidad se encuentra I.Valor mínimo entre países Nótese que este indicador está normado entre 0 y 1. lo que preserva el peso de 1/3 asignado originalmente a la componente. 12 Concretamente. es decir. El país lo esta haciendo mal.1). A cada uno de los intervalos así obtenidos se les asignó una función de descuento de Atkinson 12. pp. 1991.224263).1. y el IDH era el resultado de sustraer a la unidad este promedio. 13 En esta fórmula de descuento. este PIB real no se penaliza para el cálculo de la componente de estándar de vida. la función de utilidad con elasticidad constante (Atkinson. p. En 1994 se pasa a calcular el IDH a partir de indicadores de logro. . En los informes anteriores el IDH se formulaba a partir de indicadores de privación en cada una de las tres dimensiones que componen al índice: para la variable escogida en cada dimensión se calculaba el índice de privación I con la fórmula I = Valor máximo entre países . pero con un peso igual a la mitad del peso correspondiente al alfabetismo 11. así un índice de privaciones o fallas en las capacidades básicas. [Gráfico 3. El promedio de los tres indicadores arrojaba.1] En el Informe de Desarrollo Humano 1991 se introdujeron dos modificaciones al IDH. Para la variable escogida en cada dimensión se pasa a calcular el indicador de logro H con la fórmula 11 Los pesos asignados fueron 2/9 para el alfabetismo y 1/9 para la escolaridad. Los detalles de la forma adoptada en los Informes de Desarrollo Humano aparecen en el apéndice técnico de dichos informes.

el IDH adquiere un sentido positivo.Valor mínimo Valor máximo . Ello se debe al segundo cambio introducido en 1994: se pasa a calcular los indicadores sobre la base de valores máximos y mínimos fijos para permitir comparaciones ínter temporales 14. Es un indicador de logros. no es el máximo del PIB directamente el utilizado en la fórmula. El valor mínimo para la componente de estándar de vida es reducido a $PPA 100.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 7 H= Valor para el país . Luego. de incentivo al logro. Para la tasa de alfabetismo se adoptan 0% y 100% como mínimos y máximos respectivamente. Para el PIB se toman como mínimo $PPA 200 y como máximo $PPA 40000 (ambos basados en proyecciones). En 1995 la escolaridad media es reemplazada por la tasa de educación primaria. y el primer umbral de la función de descuento se cambió de la línea de pobreza promedio al PIB promedio mundial (lo cual introduce una visión relativa del nivel necesario para adquirir capacidades básicas). más acorde con el enfoque del Desarrollo Humano. hecho que conspira contra la comparabilidad temporal. El IDH se obtiene promediando los indicadores H de cada dimensión. 0 y 15 años respectivamente. sin embargo. y como máximo la proyección hasta el año 2050. Cualquiera de los dos métodos lleva al mismo valor del IDH (Anand and Sen. permitiendo mayor poder de discriminación entre países con desarrollos medianos y altos. cambia la evaluación que esta función realiza de los $PPA 40000 que constituyen el valor máximo escogido para el PIB real. correspondiente a 85 años (Anand and Sen. impidiendo comparaciones ínter temporales del IDH de cada país (lo cual no era el objetivo del IDH. En efecto. además de introducir cambios en el máximo de la componente. más se aleja el país bajo estudio del mínimo. Para la esperanza al nacer se tomó como valor mínimo el correspondiente al año 1960 que era de 35 años. lo hace mejor. implica que la función de descuento cambie con los cambios del PIB mundial promedio. Los valores máximos y mínimos de los indicadores en los Informes de 1990 a 1993 dependían de los países incluidos y del desempeño de los países con peores y mejores resultados. . conceptualmente. 1994). Nótese que en la fórmula para los indicadores de logro H no hemos colocado la frase “entre países”. Es de notar que ambos métodos son equivalentes. como explicamos más arriba). al cambiar la función de descuento.Valor mínimo Ahora mientras más cerca de la unidad se encuentra el indicador. Este último cambio. para el cálculo de la componente se utiliza el valor del máximo que toma la función de descuento en el máximo del PIB.2050. Para la escolaridad media. secundaria y terciaria combinada (con valores mínimo y máximo de 0% y 100% respectivamente). Sin embargo. 1994). a fin de permitir la captación de las diferencias necesarias para el cálculo del Índice de 14 Se trata de una ampliación de la ventana temporal del índice toda vez que los nuevos valores máximo y mínimo para el PIB y para la esperanza de vida al nacer se basan en proyecciones y no tiene validez fuera del rango 1960 .

Los ponderaciones correspondientes a las dimensiones esperanza de vida. de manera que el valor absoluto del IDH para los países con PIBs menores que el promedio mundial baja al aplicar el logaritmo. y a pesar de las aclaratorias. . lo que apoya el uso de un promedio equiponderado (PNUD. ya que no hay una razón a priori para valorar una dimensión más que otra bajo el enfoque del Desarrollo Humano15. Subrayamos. Venezuela se encuentra entre los países que aún están en proceso de adaptarse a la nueva metodología.8% de la variación observada. la función presenta problemas en los umbrales. 1995.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 8 Desarrollo relativo al Género. Con la adopción de esta función se eliminaron los problemas técnicos de las anteriores funciones de descuento y los problemas de comparabilidad ínter temporal relativos a los umbrales de descuento.1 resume las características de la evolución del IDH que hemos venido discutiendo. Recordemos: el IDH es un índice de naturaleza relativa. El IDH es el promedio de los tres indicadores normados H correspondientes a cada una de estas dimensiones. ya que en algunos países el ingreso mínimo por mujer llegaba a esta cifra (UNDP.134). p. que la escogencia de la ponderación no obedece a razones técnicas o estadísticas.925. ingreso ajustado y logro educativo para este autovalor fueron. 0. pp. Un aspecto que merece ser comentado es el de las ponderaciones de las tres dimensiones básicas amalgamadas en el índice.125-126). La función de descuento empleada para calcular el logro en estándar de vida continuó recibiendo críticas (las funciones a trozos no son estrictamente cóncavas. el descuento es innecesariamente alto para países con valores intermedios del PIB. lo que introduce diferencias entre las cifras que aparecen en los Informes de Desarrollo Humano mundiales y las cifras oficiales de estos países. y el ordenamiento de los países obtenido con una u otra fórmula es idéntico. el valor de log(PIB) es menor que el de PIB en todo el rango del PIB. No obstante. Sin embargo. IDG.916 y 0. En el Informe de Desarrollo Humano 1999 se introdujo la función de descuento que se utiliza en la actualidad: el logaritmo en base diez del PIB real. algunos países continúan ofreciendo cifras de IDH con la metodología anterior. y con él el valor del correspondiente IDH. respectivamente. etc). Si nos hemos extendido en este punto se debe a la 15 Con los datos del Informe de Desarrollo Humano 1992 el PNUD realizó un estudio de la ponderación mediante la técnica de componentes principales que dio soporte adicional a esta valoración. Luego cada dimensión aporta el mismo peso relativo a la construcción del IDH: un tercio. Pero al ser logaritmo una función estrictamente creciente. Como se ha comentado en el capítulo 1. sin embargo. 1993. sin umbrales de descuento (gráfico 3.1). El cuadro 3. se trata de una decisión político-filosófica. de allí las diferencias entre el IDH reportado por el Informe de Desarrollo Humano mundial y el reportado por el INE desde 1999. una medida muy alta de comunalidad entre los datos. sino a una afirmación del concepto de Desarrollo Humano. El autovalor principal explicó el 87.969. preserva las relaciones de orden. 0.

es el mismo. y los informes más recientes incluyen tablas comparativas ad hoc. Si el crecimiento del IDH se hubiese 16 Los valores son los calculados por el INE.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 9 importancia que a nuestro juicio tiene a la hora de utilizar el IDH. Para el año 2000.854 puntos. Como puede apreciarse en el gráfico. La situación cambia desde 1999. una caída del 19%. A las dificultades y complicaciones que ello acarrearía se agregaría una dilución del índice que complicaría su interpretación. Podría pensarse que es deseable sustituir este indicador por varios indicadores directos de los aspectos de la calidad de la vida que no recogen la longevidad y la educación.1] El IDH es un instrumento en evolución. Otro aspecto a destacar es el de la comparabilidad en el tiempo. Estos responden a la función de descuento del PIB real de Atkinson. como corresponde a una herramienta vinculada al enfoque del Desarrollo Humano. valor que aún está un 13.691 puntos. En 1992 comienza un descenso sostenido hasta el año 1996. Los valores calculados con la nueva función de descuento son ligeramente inferiores a los aquí presentados. gracias a las modificaciones introducidas en el cálculo de los indicadores. es considerable. El comportamiento ordinal. cuando alcanza su mínimo histórico de 0. [Cuadro 3. el IDH se había recuperado hasta un valor de 0. Pero este aumento no es el resultado de un crecimiento “lento”. en 1991.4% por debajo del nivel alcanzado en 1991. alcances y limitaciones. con 0. Este es un punto en el cual se hace mucho énfasis en los Informes. . Entre 1971 y 1981 el IDH aumentó aproximadamente en un 15% para caer ligeramente en 1990 y subir hasta el máximo del período. como explicamos anteriormente. es más bien el resultado de un comportamiento irregular. No podemos simplemente tomar los índices calculados en un Informe de Desarrollo Humano en un determinado año y compararlos con otro. Lo importante al construir alternativas es preservar su carácter básico.4Comportamiento del Índice de Desarrollo Humano de Venezuela Los valores del IDH para Venezuela 16 1971. el IDH 2000 es apenas un 3% más alto que el valor del IDH en 1971. 3. el esfuerzo realizado para evitar que el ingreso sea considerado o interpretado como un fin en sí mismo.753 puntos. su naturaleza ordinal y su apego a una visión que ve el desarrollo de los pueblos más allá de los logros económicos. sin embargo. Por el contrario. lo que representa un aumento del 17% con respecto al valor inicial de la serie. de allí la diferencia con los valores reportados en los Informes de Desarrollo Humano del PNUD. Por ejemplo. Así. Puede (y debe) ser adaptada o modificada cuando así lo requiera su aplicación.2. 1981 y la serie 1990-2000 aparecen en el gráfico 3. ya que a medida que agregamos componentes disminuye la importancia relativa de cada una de ellas. último de esta serie. con subidas y caídas. es el PIB moderado el que complementa las dimensiones básicas del IDH. ya que aclara su naturaleza. Y es que el IDH no es un “PIB humanizado” o “complementado”.

para el cálculo del índice el INE utiliza solo las tasas censales de alfabetismo. La tasa de matrícula básica ha bajado de un 92. Los períodos de descenso en el logro educativo se deben. pero el gráfico revela un cambio en el comportamiento de las envolventes en el tiempo. El indicador de logro educativo aumenta entre 1971 y 1981. los cuales experimentaron en promedio una leve caída en la longevidad y un moderado incremento del logro educativo.3. Sin embargo. y en menor medida debido al crecimiento de los otros dos indicadores. particularmente. a descensos en la matrícula de educación básica. de allí que para la serie entre 1991 y 2000 la tasa es constante. En el gráfico también apreciamos la evolución de los indicadores que componen al índice. el índice está “envuelto” por ellos.7% en el 2000. este último ha “soportado” las caídas del indicador debidas a los valores de la matricula básica. alcanzando un 93.4% en 1991 a un 86.677). luego desciende ligeramente entre 1981 y 1990. Las consecuencias se aprecian mejor en el gráfico 3. Ello se corresponde con el comportamiento promedio de los países en vías de desarrollo para este período (Sagradov. lo que representa un aumento del 21% con respecto al valor en 1977 (0. . mientras que el índice de longevidad continúo su ascenso moderado.806 puntos en el 2000. a descensos en la matricula escolar. lo que representa un aumento del orden del 15% con respecto al valor inicial de la serie. La tasa de alfabetismo se ha venido incrementando sostenidamente en Venezuela. y por abajo por los indicadores de longevidad y logro educativo.6% para el censo 2001 17. longevidad y estándar de vida. Nótese que la leve caída del IDH entre 1981 y 1990 se debe en parte a la caída del PIB real y en parte a la caída del logro educativo que acompañó esta caída del PIB.0109 puntos anuales). La situación cambia drásticamente para Venezuela a partir 17 INE(2002): CENSO 2001. Dado que la matricula combinada entra en la fórmula de logro educativo con un peso igual a la mitad del peso correspondiente al alfabetismo. Ello contrasta con la situación de los países en vías de desarrollo. y corresponde al año 1991. Entre 1971 y 1993 el IDH estaba acotado por arriba por el indicador de estándar de vida. Hasta 1993 el valor del IDH creció en buena medida gracias al crecimiento del indicador de estándar de vida.9% en el 2000.820 en el 2000. aumenta de nuevo hasta 1992 para descender y subir de nuevo hasta el valor 0. Desde 1995 la situación se ha revertido. lo que se traduce en un comportamiento del indicador de logro educativo casi estacionario desde 1991. Es importante recordar que el logro educativo está compuesto por dos índices: la tasa de matriculación combinada y la tasa de alfabetismo en adultos.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 10 mantenido a partir de 1981 a los ritmos de la década de los setenta (0. El indicador de longevidad ha venido aumentando paulatinamente desde 1971 hasta alcanzar el valor de 0. su máximo posible. hoy tendríamos un IDH de 1. 2000). En contraste la tasa de educación media y diversificada aumento del 21. Al ser el IDH el promedio de los indicadores de logro educativo.4% en 1991 a 25. el cual presenta la contribución de cada componente al valor del IDH mediante las áreas bajo las curvas. primeros resultados. por tanto.

cuadros 34 .3 % y 3. si bien recupera terreno en 1991 -pasando al indicador de longevidad. la tasa de matrícula combinada de Venezuela correspondiente al año 2001 (68%) está muy por debajo del promedio regional (81%) y apenas 4 puntos por encima del promedio del grupo de países con IDH medio 22. Medida en términos del coeficiente de variación multiplicado por 100%. 18 Durante ese período. Al momento de escribir estas notas Venezuela ocupa mundialmente el lugar 69 según su IDH.4).4%. asumiendo un comportamiento estacionario.800 puntos. [Cuadro 3. Como factor de estimación se utiliza la relación entre el total del PIB y las remuneraciones a . que alcanza el 26. 21 Debe destacarse que el cambio de posición no se debe únicamente a la mejoría del IDH de los países de área.5% de la variación observada en el IDH. El IDH se considera alto sobre los 0. Entre 1991 y 2001 la tasa de matrícula combinada de Venezuela apenas aumentó en un 3%. 22 PNUD (2003).275) 23 El ingreso estatal a precios constantes se estima como función del PIB nacional tomando como pivote para cada entidad la declaración censal de los ingresos provenientes del trabajo en 1990. Las componentes de logro educativo y longevidad registraron variaciones del 5. sin embargo. 2003. medio entre 0. índice y entorno del Desarrollo Humano 2002.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 11 de 1991.62% al 103. El país con IDH más alto es Noruega (0.5El Índice de Desarrollo Humano de las Entidades El cálculo del IDH para las entidades de Venezuela obedece las mismas pautas de cálculo del índice nacional. Con una tasa de alfabetización y una esperanza de vida por encima del promedio regional. su máximo histórico sobre la base del año 1990.4] 3. en 18 19 INE. la banda de variación del IDH de Venezuela ha sido relativamente pequeña. la cual contrasta con la variación presentada por la componente de estándar de vida. mientras que el indicador de logro educativo.944) y el más bajo corresponde a Sierra Leona (0. las causas recaen en la caída del PIB real y el poco progreso en educación. 20 Medida de acuerdo con el método de Fields (2002).24%.2. quedando ubicada en el grupo de países con un IDH medio. 20 Aún cuando entre 1975 y 2001 el IDH de Venezuela aumentó.2] [Gráfico 3.499 y 0 puntos. [Gráfico 3. respectivamente. esta pasó del quinto IDH al décimosexto IDH entre los países de América Latina y el Caribe21. sino también a la inclusión de nuevos países en las tablas del PNUD. pp 237-240. e información semestral derivada de la Encuesta de Hogares por Muestreo. La componente de estándar de vida es responsable del 99.9 %19 entre 1971 y 2000. PNUD.5 %. cuando la inflación pasa del 56. el indicador de longevidad continuó aportando una contribución positiva aunque moderada. debido a la fuerte caída del PIB real. La tasa de matriculación neta en educación primaria es una de las más bajas de la región (gráfico 3. La situación en 2001 puede observarse en el cuadro 3. la cual se acentúa entre 1995 y 1996. En el Informe sobre Desarrollo Humano.500 puntos y bajo entre 0.799 y 0.luego presenta muy pocas variaciones.3] Aún cuando el índice ha presentado subidas y bajadas. Ello se traduce en una variación interanual del 7. 23 El IDH de las entidades sigue.

007 puntos por encima del límite de IDH bajo (0. El resto de las entidades presenta un IDH inferior al nacional a lo largo del período 1971-2000.3. las cuales presentaron en 1981 índices inferiores a los logrados en 1971.499). el cual muestra además los límites que dividen al nivel medio en tres niveles. con la excepción de Amazonas y Delta Amacuro. el gráfico muestra una tendencia al incremento de la desigualdad entre las entidades a partir de 1991. Carabobo obtiene valores inferiores al nacional en 1997 pero vuelve a estar por encima desde 1998. [Gráfico 3. p. Los mayores valores se observan en el 2000: 12% para el coeficiente de variación y 7% para la concentración. siempre se mantiene por encima del índice nacional. Aunque ambos valores denotan una desigualdad baja.6. Con la excepción del año 1981.3] La variación interestatal histórica del IDH puede apreciarse en el gráfico3.7 hemos colocado la evolución histórica del IDH y sus componentes en la misma escala. y siempre en un nivel alto del índice.5] En el otro extremo. Para cada punto en el tiempo se presentan dos medidas de las diferencias observadas entre las entidades en términos del IDH para ese momento del tiempo: el coeficiente de variación porcentual y el índice de concentración o índice de GINI expresado en unidades porcentuales. Delta Amacuro siempre ha presentado el valor más bajo del IDH. Aragua cae por debajo del índice nacional en 1981 para subir y permanecer por encima de índice nacional desde 1990. medio-medio y medio-bajo. alcanzando su mínimo de 0. La situación general se aprecia en el cuadro 3. medio-alto. de manera de visualizar las diferencias de empleados y obreros provenientes de la cuenta del producto y gasto interno calculada por el Banco Central de Venezuela (INE. Bolívar cae bajo el índice nacional en 1996 pero se recupera en 1997.6] En el gráfico 3. cuando pasa a un nivel medio. aunque baja a un nivel medio en 1995. Sin embargo la entidad pasa a poseer un IDH mediano desde 1995 y Carabobo desde 1996. [Cuadro 3. 2003. [Gráfico 3. 12) .5). Ambas entidades presentaban un IDH alto desde 1981. Sólo dos entidades. Aragua. Su IDH es alto hasta 1995. Apure y Delta Amacuro. sin embargo presentan variaciones importantes. nivel que hasta la fecha no ha registrado ninguna entidad. las mismas tendencias del IDH nacional. sólo 0. Carabobo.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 12 términos generales. el Distrito Federal y Miranda. tres entidades aparecen con los índices más bajos: Amazonas. Nueva esparta y Bolívar se unen al grupo de entidades con índices por encima del nacional en 1993.506 en 1996. se han mantenido históricamente por encima de los índices nacionales. contraviniendo la tendencia general a subir de valor en 1981 (gráfico 3. Los niveles del índice. Un índice alto denota una alta desigualdad entre las entidades. a saber.

[Cuadro 3.2% en el 2000. Delta Amacuro y Barinas son similares. En cambio. La componente de longevidad varía apenas en un 6% y su concentración es del 3%. 24 encontramos que la variación histórica acumulada del IDH de cada entidad es casi la mitad de la variación acumulada que anualmente presentan las distintas entidades entre si. presentan diferencias con el comportamiento de los correspondientes niveles de IDH. Amazonas (9. [Gráfico 3.8%). El IDH de Miranda sólo ha variado en un 2.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 13 variabilidad estatal entre las componentes y el IDH.4] Las razones que explican las caídas y subidas de los índices de Desarrollo Humano de las entidades son similares en términos generales a las analizadas para el IDH nacional. Las componentes estatales de longevidad y logro educativo siguen los mismos patrones de comportamiento que las correspondientes componentes nacionales. Las entidades que presentan mayor variación son Guárico (10. en un 13% por el logro educativo y solo en un 3% por la longevidad. cayendo de un IDH medio-alto en 1991 a un IDH medio-bajo en 1998. de allí su importancia. En el caso del Distrito Federal y Miranda se ha tratado de una resistencia positiva ante las caídas del IDH.6). La desigualdad observada a lo largo de todo el período histórico para el IDH estatal es del orden del 12%. Para Guárico las variaciones han sido mucho más negativas que positivas. y el del Distrito Federal en un 3. Los casos de Amazonas.0%).6% en el período de tiempo bajo estudio. la variación para la componente de estándar de vida es del 33%. observándose las mayores discrepancias en la componente estatal de estándar de vida. con una variación del 8% y una concentración del 4%. preservando su estatus de IDH alto.7%). Nótese la amplitud de valores de la componente del ingreso en contraste con la estrecha banda en la que se mueve la esperanza de vida. La situación se resume en el cuadro 3. En el gráfico podemos apreciar estas diferencias. Sus niveles. en contraste. Una baja variación intertemporal denota resistencia al cambio. para recuperarse levemente en 1999. Barinas (9. sección 2. Este índice pertenece a la familia de índices de entropía generalizados.4. la cual tiene la propiedad de descomponer aditivamente a la desigualdad en la desigualdad entre los grupos presentes y la desigualdad en el interior de los grupos (Chakravarty. con una concentración del 19%. 1990.7] Aplicando la descomposición aditiva del índice de Theil. Utilizando el método de Fields (2002) encontramos que la variación interestatal del período es explicada en un 77% por la variación del estándar de vida. Lo sigue la componente estatal de logro educativo.0%) y Delta Amacuro (8.1%. Sólo el Distrito Federal y Miranda presentan valores de sus componentes de longevidad por encima de la componente 24 El índice de Theil es una medida de desigualdad que varía entre 0 ( cuando dados n valores positivos todos ellos son idénticos) hasta log(n) (máxima desigualdad). con una concentración del 7%. . La desigualdad del IDH entre entidades ha variado entre un 8% en 1991 y un 12.

y cae por debajo de los valores nacionales desde 1999. aunque la escala sólo se coloca en el rayo central superior para facilitar la lectura. entonces. El último gráfico corresponde al año final de la serie. inicial de la serie. se aprecia un valor dla componente de logro educativo un poco inferior al de Venezuela.9 muestra cuatro hitos históricos de la serie bajo estudio en la forma de radares: el año 1971. el polígono se asemejaría a un circulo concéntrico. Miranda y el Zulia. Miranda es desplazada por Aragua en valores de logro educativo desde 1993. Ahora es la componente de longevidad el que forma el . Mientras las tasas de Miranda han caído sostenidamente para ubicarse entre las tres más bajas en 2000. es preferible recurrir a otras herramientas. las de Amazonas han subido desde 1991 para ubicarse entre las cuatro más altas del año 2000. En cada gráfico de radar los rayos sirven de eje para los valores del IDH y sus componentes en cada entidad. el logro educativo es la cota inferior inmediata al IDH. El Distrito Federal. con notables excepciones como las mencionadas. La situación de los otros dos componentes es mas compleja. después del cual comienza la caída pronunciada del IDH hasta el próximo hito en 1996. Aragua. El gráfico 3. correspondiente a 1971. que al unirse forman un polígono cerrado. el cual se encuentra a su izquierda. el año 1991.8] Sin embargo. el 2000.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 14 nacional de longevidad a partir de 1990. Cada uno de los valores de este componente para las entidades va definiendo puntos en los rayos. En el caso de este año este es el polígono mas interior a la figura. para entender el comportamiento general del IDH y sus componentes.8 presenta las tasas de matricula básica y media diversificada para las entidades entre 1990 y 2000. Para las entidades mencionadas. para citar algunos ejemplos. la mayor parte de las entidades sigue el patrón de subidas y bajadas mostrado por la tasa de matrícula básica nacional. Para este año. es el ingreso el que envuelve al IDH. la componente de longevidad envuelve al IDH. Cuando los puntos son muy desiguales obtenemos una figura estrellada con picos de diferente tamaño. Amazonas supera en logro educativo a Apure y Portuguesa desde 1994. Sin embargo. Si todos los valores para cada entidad fuesen muy similares. evidenciando la necesidad de apuntalar agresivamente esta área de la educación en casi todas las entidades. Bolívar.9] En el primero de estos gráficos. el primer rayo. Cojedes. En este grafico el polígono que sigue al mas interno corresponde a los valores del IDH. Carabobo. [Gráfico 3. Amazonas. Con la excepción de Venezuela. [Gráfico 3. La situación que presenta el logro educativo es fundamentalmente debida al comportamiento de la matrícula en educación básica. El comportamiento de la matrícula básica está lejos de ser uniforme. el cual exhibe la escala corresponde a Amazonas. Delta Amacuro. Nótese el cambio de situación para 1991. El gráfico 3.

En la dirección de las manecillas del reloj desde el Distrito Federal hasta Venezuela observamos un semicírculo concéntrico casi perfecto. el cual en ocasiones (Distrito Federal. Como puede verse no se trata entonces de una situación que puede explicarse únicamente por el comportamiento del PIB. para casi todas las entidades. cuyas cotas superiores vienen dadas por la esperanza de vida. sus componentes y su efecto clasificatorio sobre las entidades. empujándolo hacia los valores altos. y las variaciones que percibe se deben fundamentalmente a la tasa combinada de matriculación. Cada panel nos muestra dos tipos de información. El comportamiento del logro educativo es bastante uniforme y en ocasiones envuelve al IDH. el cual representa la longevidad. pero ahora la componente del estándar de vida se ha expandido considerablemente. La técnica se debe a Gabriel (1971) y es conocida como biplot (que podríamos traducir como bigráfico). El gráfico 3. como ya hemos comentado. mostrándose la similaridad de este componente entre estas entidades. Nueva Esparta. las cuales exhiben largos picos que tocan los valores del IDH mismo. El logro educativo. impulsando una recuperación del IDH que coloca el polígono que lo representa mas cerca de los polígonos correspondientes a la longevidad y al logro educativo. Con respecto a la longevidad ello es natural. Dos excepciones son notables. el cual es a su vez envuelto. Para este año es claro el papel predominante del PIB en el comportamiento del IDH. por la componente del ingreso. disfruta el comportamiento inercial de las tasas de alfabetismo. reflejando poca variabilidad para el logro educativo entre las entidades. así como su expansión en el tiempo. Los gráficos también muestran la resistencia a los cambios en el tiempo del patrón de comportamiento interestatal de la longevidad y el logro educativo. Nótese la forma irregular del polígono correspondiente al componente del PIB. Mérida.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 15 polígono mas interior. Se trata de un polígono bastante regular que exhibe pocas variaciones interestatales y ahora es la primera cota superior del IDH. Nótese que se trata de un polígono bastante regular. Finalmente el cuarto grafico nos muestra la situación del año 2000. En el año 1996 el grafico nos muestra la “implosión” sufrida por el ingreso. la cual es similar a la encontrada en el grafico anterior. Por una parte el IDH y sus componentes son tratados como variables y representados como vectores bidimensionales mediante flechas . El IDH constituye de nuevo el siguiente polígono. el cual arrastra hacia abajo al IDH y se transforma en su cota inferior. Carabobo. lo que muestra la forma desigual en que la caída de este se manifiesta en las diversas entidades. el Distrito Federal y Miranda.10 nos muestra una representación alternativa y simultánea del comportamiento del IDH. En este año el logro educativo conforma la envolvente exterior con la excepción de Miranda y Lara. Otro cambio interesante lo muestra el polígono que sigue al del IDH. entre otros) casi toca la barrera de su máximo posible. si bien la variabilidad exhibida por este es responsable de la mayor parte de la variabilidad del IDH de las entidades y la nación en el periodo bajo consideración. dado su carácter estructural.

el mejor año para la mayoría de las entidades. Monagas y Barinas se desplazan hacia arriba y a la derecha del eje definido por el logro educativo. A la izquierda del origen de cada vector disminuyen los valores del componente que representan. mientras que Delta Amacuro Apure y Amazonas siempre están hacia la izquierda. Nótese como el Distrito Federal y Miranda siempre están hacia la derecha. mostrando que las entidades no se comportan homogéneamente con respecto a estas dimensiones en el tiempo. En los cuatro años representados la correlación es mayor entre la longevidad y el logro educativo que entre estas y la componente del estándar de vida. Ciertamente. El poder explicativo de los otros dos componentes se va reduciendo a medida que avanzamos en el tiempo. Son las entidades menos afectadas por la situación en ese momento. El ángulo entre los vectores es un estimado de su correlación. pero menores ingresos. dados los valores relativamente bajos de logro educativo de dicha entidad.10] Las direcciones de estos vectores definen ejes transversales que determinan la posición de las entidades respecto a ellos. El año 2000 nos muestra una mayor dispersión entre las entidades en términos del Desarrollo Humano. La correlación entre la componente del estándar de vida y el IDH se hace más fuerte con el tiempo que la correlación entre el IDH y las otras dos componentes [Gráfico 3. Nótese como Lara. Miranda se encuentra a la derecha y hacia abajo: altos ingresos pero desempeños menos satisfactorios en el logro educativo. Nótese que no todos los agrupamientos se preservan con el tiempo. Para 1991. gracias a su progreso en esa dimensión. con el logro educativo siempre explicando un poco más que la longevidad. por la misma razón. Las entidades que aparecen hacia la derecha del vector correspondiente al ingreso tiene valores mayores del componente del estándar de vida y del IDH. Las entidades que se encuentran muy cerca tienen comportamientos similares entre sí con respectos a las dimensiones consideradas por el IDH. La longitud de los vectores es una representación de la proporción de la varianza explicada por las variables. Las entidades se representan por sus coordenadas en el plano y están etiquetadas mediante abreviaciones. También es notable la subida de Amazonas. Las que aparecen más arriba poseen componentes de longevidad y logro educativo mayores. La abrupta caída del PIB para 1996 mueve las entidades hacia la izquierda con la excepción de el Distrito Federal y Miranda. El Distrito Federal Está siempre por encima de Miranda. con la notable excepción de Delta Amacuro y Amazonas. explica la mayor parte de la variación observada. que se separan hacia la derecha. Pero ¿qué significado tienen los comportamientos del IDH y sus componentes para las personas que habitan las entidades de nuestro territorio?. rezagadas en la parte inferior izquierda. la esperanza de vida al nacer resume las . estas se mueven arriba y a la derecha. En los cuatro gráficos la componente del estándar de vida es el vector más largo.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 16 con un origen común en el plano graficado.

3. tener acceso al esparcimiento y aprovechar el ocio. en particular con respecto al IDH y su relación con esta información. a su calidad de vida. ¿Cómo se relacionan el IDH y sus componentes con otras variables vinculadas a la calidad de vida de las personas?. es necesario desagregar más los grupos humanos y elaborar indicadores de Desarrollo Humano que nos permitan examinarlos. Con solo 23 datos que aportan las entidades las posibilidades analíticas son limitadas. Un ingreso adecuado. acceder a una vivienda adecuada y obtener. El Distrito Federal y Miranda reúnen aproximadamente el 20% de la población. Debemos sin embargo manejar esta información con cautela.25 La adaptación consiste en la sustitución de los indicadores de longevidad y tasa combinada de matricula por otros disponibles y considerados pertinentes para medir las capacidades a los que 25 SISTEEM: Sistema Estadístico Estatal y Municipal .6 El IDH Municipal La adaptación del IDH al nivel municipal ha sido elaborada por el equipo del proyecto SISTEEM (PNUD-INE). De manera que las gradaciones del índice ofrecen una visión panorámica sobre las oportunidades de las personas.ante las oportunidades de vivir la vida que ellos valoran. es necesario examinar conglomerados humanos más pequeños. planificar el tamaño de la familia y sus opciones. En este orden de ideas el Atlas de Desarrollo Humano incluye una medida de Desarrollo Humano Municipal. Sin embrago. será vital para tener la capacidad de escoger servicios educativos de calidad. un estándar de vida decente. Por ejemplo. dadas las dificultades de desagregar al IDH mismo. en general.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 17 posibilidades de tener una vida larga. Pero para acercarnos mejor a las condiciones de vida de estos habitantes. Significa solamente que el 20% vive en estados con IDH alto. información sobre salud. y estará vinculada a las capacidades de las personas a acceder a los servicios básicos de salud. Ciertamente ello nos habla de mayores chances –en el caso de estos habitantes. a prevenir la morbilidad evitable y la mortalidad infantil y postnatal. sobre todo en nuestras sociedades. vivienda y condiciones de vida. El Atlas de Desarrollo Humano que acompaña esta publicación posee abundante información respecto a las entidades. Se abre así un abanico de posibilidades de estudio. servicios de salud. el IDH Municipal. demográficas. valorar el rol de la mujer y reducir las diferencias injustas de género que puedan existir. Variables ambientales. y luego habrá que estudiar la relación de estos indicadores con otras variables vinculadas a la calidad de vida de las personas que habitan estos conglomerados. persiste la pregunta: ¿cómo se relacionan estas gradaciones con esas oportunidades?. en términos humanos las entidades presentan gran diversidad. Por otra parte. Ello no significa que ese 20% vive en condiciones de “Desarrollo Humano Alto”. entre otras apreciaciones de carácter cultural. El grado de educación de las personas estará asociado con la capacidad para negociar un empleo deseable.

5 nos muestra los porcentajes de municipios y población en ellos según el grado de desarrollo humano. Como puede verse en el cuadro 3. con referencia a los años 1990 y 2001.5] Restringiéndonos a aquellos municipios que son comunes a ambas bases de datos. Observamos que el número de municipios sube en el periodo intercensal de 281 a 335 municipios. el cual se ha establecido en setenta años como una medida referencial en América Latina.3% paso al nivel medio-bajo. A manera de ilustración de la variabilidad de los municipios el cuadro 3. la de 1991 y la de 2001.6%. La tasa combinada de matricula fue sustituida por la mediana educativa.1% al 3. Un examen más detenido nos revela que el porcentaje de municipios con IDH medio alto baja del 16.01%.9%. podemos construir una matiz de transición de un estado de desarrollo a otro. Ello aún no nos permite llegar a conclusiones sobre la población.7% al 8. La esperanza de vida fue sustituida por un indicador de logro basado en el Promedio de Años Potenciales de Vida Perdidos. Sólo un 11.4% al 31%. La matriz en el cuadro 3.4% al 5. Los detalles de su construcción aparecen en el Apéndice Técnico.5.06%.5 nos muestra que la proporción de municipios que conservaron un IDH alto fue de 1/3. La población ubicada en municipios con un IDH alto sube del 2.3% al nivel alto. el 9. así como la aparición y desaparición de municipios. medido por el IDH municipal.3% de los municipio con IDH bajo permaneció en esa condición: el 49. El porcentaje de municipios con un desarrollo alto pasa del 2.5 a casi el 50%.58%. [Cuadro 3.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 18 ellos hacen referencia: conocimientos adquiridos y una vida larga y saludable. La primera dificultad que encontramos al trabajar con un indicador municipal es el alto número de municipios. Este último indicador expresa el número promedio de años de vida faltantes para completar un máximo de edad esperada. el . Ello nos indica que el porcentaje de municipios con IDH medio aumentó. población que pasa del 52. y pareciera indicar una mejoría con respecto a 1990. el 25. mientras que la establecida en municipios con IDH bajo pasa del 11. mientras que el de municipios con un desarrollo humano bajo pasa del 31% al 17. aunado a su diversidad y los cambios de sus fronteras a lo largo del tiempo. la misma medida que se utilizó en la primera edición del IDH en 1990.3% al 4. Los Municipios con niveles medios mostraron una tendencia a pasar a niveles medios-bajos (el 60. de allí que trabajar con los números absolutos de municipios no tenga mucho sentido.9% al nivel medio-alto y un 4. casi la mitad. El ensanchamiento de la población en municipios con IDH medio se da a costa de la disminución de la población en municipios con IDH medio-alto.2% al medio-medio. y el 55% delos municipios con nivel medio-bajo permaneció en ese nivel). El número de municipios con IDH medio bajo sube del 29.3% de los municipios con IDH medio-medio pasó a IDH medio-bajo. los otros dos tercios pasaron a índices medio-medios y medio-bajos.

o países en términos de los valores del IDH claramente es relativa y tiene fundamentalmente una naturaleza ordinal. sin embargo sin un examen detenido de la evolución geográfica. siendo el caso de Brasil uno de los más citados. Es cada vez más común observar el uso del IDH para realizar asignaciones presupuestarias y definir caminos y metas de desarrollo. y un ligero progreso con respecto a las proporciones de la población que habita en municipios con índices altos y bajos. o ante caídas o mejoras de las condiciones de vida. demográfica y político-territorial de los municipios es difícil concluir si estamos ante procesos migratorios o no. entidades. explorar la relación entre el IDH. la situación comparativa en el tiempo es complicada y esta por encima de los objetivos de este capitulo. sin embargo. como hemos destacado al principio de este capitulo. Nuestra intuición nos indica que las dimensiones abordadas por el IDH no solo son fundamentales. sus componentes. La tasa de dependencia demográfica comprende a los menores de 15 años y mayores de 65. La situación se observa mejor en el gráfico 3.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 19 ensanchamiento principal es hacia los municipios de desarrollo humano medio-medio a medio-bajo.11] Como puede verse. La tasa inversa es el porcentaje . y exploraremos las características del IDH municipal y su relación con otras variables vinculadas con la calidad de vida de los ciudadanos. de allí que nuestro interés en estos datos se centrará en el grado de desagregación que tienen. 3. [Gráfico 3. el cual nos permite examinar el poder clasificatorio del IDH y su relación con otras variables de condición de vida.11. Para ello hemos escogido varios indicadores generalmente vinculados con logros en el área de las necesidades básicas. podemos. y algunas variables básicas vinculadas a la condición de vida de las personas. los porcentajes de viviendas con servicios sanitarios. A estas hemos agregado la tasa inversa de dependencia demográfica. Nos concentraremos en la ultima base de datos disponible. De ser así el uso del IDH como variable para la clasificación y la planificación estaría justificada. los porcentajes de viviendas que no presentan hacinamiento critico. y lo único que podemos decir con certeza es que se ha producido un cambio importante de signo negativo en la proporción de la población que vive en municipios con IDH medio. si no que están vinculadas a otras dimensiones de la calidad de vida de las personas. la correspondiente al año 2001. a saber. los porcentajes de hogares que no presentan menores en edad escolar fuera de la escuela y los porcentajes de viviendas construidas con materiales de buena calidad.7 El IDH como instrumento de planificación La clasificación de municipios. A pesar del número limitado de variables con que contamos a nivel municipal en cada instante del tiempo en esta primera edición del Atlas de Desarrollo Humano de Venezuela.

Como vemos. Este grafico es similar al biplot.6] El cuadro 3. incluidos el IDH y sus componentes. etc. el examen gráfico de medianas y promedios no es suficiente para afirmar la existencia de una asociación entre ambos grupos de variables. Así mismo es de longitud mucho menor. pero solo muestra la relación entre las variables. y particularmente las proporciones de menores de 15 años altas. Para ello hemos transformado las variables de manera que estén vinculadas a logros e lugar de privaciones. La calidad de la vivienda y una dependencia demográfica baja están altamente relacionados con las componentes del IDH. altos promedios porcentuales de viviendas construidas con materiales de buena calidad. El cuadro sugiere que existe una asociación entre valores altos del IDH y mejores condiciones promedio de vida de la población. que por comodidad denominaremos tasa de independencia demográfica. de manera que explica una proporción menor de la variación observada en el IDH municipal. Nótese que la componente de longevidad está a un ángulo mas abierto del IDH municipal que el ingreso o el logro educativo. y menos relacionada con la longevidad.13 nos muestra el resultado. particularmente con el logro educativo. y debemos recurrir a otras técnicas para establecerla. [Gráfico 3.6 nos muestra los promedios y medianas de estas variables en cada nivel del IDH Municipal. las cuales son representadas por vectores en un plano. [Gráfico 3. con porcentajes bajos de hogares con Necesidades Básicas Insatisfechas. [Cuadro 3. La situación se aprecia mejor en el gráfico 3.12. según estas variables. La mediana de la distribución está representada por la línea en el interior de la caja central. El porcentaje de viviendas con servicios sanitarios esta más relacionado con el logro educativo que con el IDH o el ingreso. Las tasas de dependencia demográfica altas.13] . y hemos colocado todas las variables en una misma escala porcentual. los niveles altos de IDH se corresponden con poblaciones con valores porcentuales bajos de menores de 15 años. el cual nos muestra la distribución de estas variables para cada nivel del IDH. El gráfico 3. Para cada nivel la distribución está representada por un diagrama de caja. Las otras variables están también mas relacionadas con esta ultima componente. La caja central nos muestra la distribución del 50% alrededor de la mediana. el IDH municipal y sus componentes. pero menos que las anteriores. De esta manera su interpretación y análisis se facilitan. Sin embargo. reflejando una menor correlación con este. están fuertemente asociadas a la condición de vida pobre (PNUD-INE.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 20 de personas entre 15 y 65 años de edad (las personas en edad de trabajar). recurriremos a la técnica de Gabriel (1971) conocida como el h-plot. 2000).12] Para explorar la relación entre estas variables.

[Gráfico 3.14] Otra forma de apreciar la asociación entre dos conjuntos de variables viene dada por la técnica de construcción de variables canónicas. la baja dependencia demográfica. El cuadro 3.7 muestra los coeficientes canónicos y las correspondientes pruebas de significación. Usando un coeficiente de asociación apropiado. En efecto. El gráfico 3. El gráfico 3. En el grafico hemos utilizado las letras A. Todas las variables están asociadas positivamente (todas las distancias son significativamente menores a 2). digamos. dada la naturaleza ordinal de las variables.368. lo que se expresa en un valor bajo de la . una distancia de 2 denota una relación muy pobre y una distancia entre 2 y 4 denota asociación negativa.15 muestra la relación entre las dos variables canónicas. Considerando dos conjuntos. el conjunto conformado por las componentes del IDH y el conjunto conformado por el resto de las variables bajo consideración (que denominaremos por comodidad conjunto de logros básicos). y el porcentaje de hogares con menores en la escuela. M. Hills sugiere construir una medida de distancia y aplicar las técnicas de escalamiento multidimensional.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 21 Hills (1969) ha sugerido una forma alternativa de estudiar la distancia entre las variables. Medio y Bajo. r. como es el ejemplo del Municipio Guaraque en Mérida. La coincidencia de ambas clasificaciones es muy alta y exhiben una alta correlación. y B. hemos aplicado la técnica para construir dos variables canónicas –una que representa las componentes del IDH y otra que representa las variables de logros básicosy estudiar la posible asociación entre ambos grupos de variables. Una distancia de 0 expresa alta asociación. las cuales son combinaciones optimas de las variables en cada conjunto construidas para reflejar la máxima asociación posible entre ellos. existe una alta asociación entre ambos conjuntos de variables. En nuestro ejemplo utilizaremos la distancia definida por d = 2(1-r). La combinación lineal escogida para las componentes del IDH le da más peso al logro educativo que el peso que tiene en la construcción del IDH. pero ahora se hace mas obvia la distancia entre la componente de longevidad y el resto de las variables bajo consideración. En nuestra formula hemos escogido al coeficiente de correlación de Spearman como r.14 muestra la figura correspondiente. dicho municipio tiene un IDH de 0. Luego. para marcar los municipios con IDH Alto. La prueba sugiere utilizar únicamente 3 de las variables de logros básicos para la construcción de la correspondiente variable canónica: la calidad de la vivienda. si bien todas las distancias son cortas. el cual corresponde al punto que exhibe bajos valores de la componente canónica correspondiente al IDH y valores medios-altos con respecto a la segunda componente. Las escalas solo son importantes para establecer las distancias entre los puntos que representan las variables. Nótese de nuevo que la cercanía de la independencia demográfica y el porcentaje de viviendas con materiales de buena calidad al logro educativo es menor que al componente relacionado con el ingreso. El grafico también nos ayuda a detectar observaciones singulares.

Tales herramientas afinarían la obtención de dos objetivos fundamentales:  La clasificación de la población de acuerdo con su condición social según variables de interés. Cada centroide está rodeado por un círculo que representa una región de confianza del 95%. El método es equivalente al Análisis de discriminación canónico y está relacionado con el análisis multivariante de varianza . Un árbol de decisión es 26 El cuadro 3. [Cuadro 3. pero al exhibir un porcentaje relativamente alto de hogares con menores en la escuela (93. Sin embargo. Estos representan los valores promedio de las variables para cada nivel de IDH. requieren prudencia. al menos en municipios con altas densidades poblacionales. lo que requiere procesar mas variables censales a nivel local y mejorar los registros administrativos y su recolección en dichos niveles.15] El siguiente paso es explorar el comportamiento del conjunto de variables de logros básicos ante la clasificación ofrecida por el IDH. la segunda variable canónica le otorga un puntaje medio. tienen poblaciones superiores a las de muchos municipios en otras entidades. Las comparaciones. Estos análisis nos llevan a concluir que el uso del IDH es adecuado a la hora de clasificar las potencialidades con que cuentan los ciudadanos en distintos niveles de agregación. [Gráfico 3. Establecer las prevalencias que desembocan en una determinada condición social.7] [Gráfico 3.  Una técnica estadística diseñada para tal fin es la partición recursiva. si bien esta clasificación debe considerarse una guía mas que un dogma y debe acompañarse de otras variables de entorno del desarrollo.16 muestra los centroides de cada nivel de IDH en el plano canónico. En todo caso es necesario desagregar aún más la población. por tanto. utilizada en la construcción de árboles de decisión. sería deseable contar además con elementos que nos permitiesen establecer las rutas que toman las variables estudiadas hasta desembocar en grupos humanos con distintos niveles de desarrollo humano. El gráfico 3.16] Es importante agregar más variables a este tipo de análisis. La diferencia con el análisis anterior es que ahora las variables canónicas se construyen para obtener la mejor representación bidimensional de las diferencias entre los grupos. Para ello realizamos un análisis discriminante canónico con este conjunto de variables.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 22 primera variable canónica. para citar un caso.6 muestra las pruebas de significancia.8%). Las diferencias observadas son significativas26 y muestran que las diferencias que en promedio exhiben las variables de logros básicos en cada nivel también lo son. Varias parroquias del municipio Libertador.

si su logro educativo es mayor o igual a 0. que corresponde al nivel medio-alto. En este caso tenemos cinco tipos de hojas: los niveles alto a bajo definidos por el IDH. Aplicando la técnica obtenemos el árbol representado en el gráfico 3. El árbol muestra la importancia de todas las componentes.839” (componente de logro educativo menor a 0.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 23 una colección de reglas de clasificación que desembocan en una partición exhaustiva de la población. Como hemos subrayado. Los municipios que no cumplen esta condición. Cada rama puede dividirse de nuevo o terminar su intención clasificatoria. En ambos casos no interviene la longevidad (CAPV. Si un municipio cumple esta condición pasa a la rama izquierda. de lo contrario pasa a la rama derecha. Las diferentes variables están sometidas a errores de observación y errores de transcripción que varían con la naturaleza de los instrumentos estadísticos utilizados para obtenerlos y la calidad de los registros. A ella se llega con una componente de ingreso menor a 0. Para el resto de las clasificaciones la longevidad juega un papel importante. para un total de diecisiete (17) decisiones que desembocan en diecinueve (19) posibles rutas a los distintos niveles de IDH. convirtiéndose en una hoja. pasan a la próxima rama a la derecha. la partición recursiva nos indica que la componente de estándar de vida (CINGRESO en el gráfico) es la que mas influye en la clasificación. Nótese la rama más extrema de la izquierda. las otras componentes cada una en seis. es decir. correspondiente a un IDH bajo. un árbol de decisión. La componente del ingreso aparece en cinco decisiones. la cual pregunta por la condición “CEDUCA < 0. Ello requiere de una batería amplia de indicadores en un formato asequible y . En primer lugar. Las reglas se representan en un diagrama en forma de árbol. En segundo lugar el logro educativo y la longevidad.305 y una componente de logro educativo menor a 0.703”.503”. y la divide en dos ramas según la regla “ CINGRESO < 0. compartiendo el tercer nivel de decisiones. sugiriendo la necesidad de utilizar un criterio político amplio y diverso para el impulso del desarrollo. Si continuamos por la derecha del árbol aparece una nueva condición: “CINGRESO < 0.631. sin intervención de la longevidad. cuya componente de estándar de vida es mayor o igual a este valor.839).17. siempre es necesario acompañar al IDH con otras variables del entorno económico y social.839. La población constituye el tronco del árbol y la primera regla lo divide en dos ramas.NP en el árbol). El componente asociado al ingreso aparece en las primeras decisiones o ramificaciones. Las hojas representan la clasificación final. Si los municipios no cumplen esta condición. Observando el árbol podemos ver las rutas más probables a los distintos niveles de IDH para los municipios. En caso contrario pasan a la hoja izquierda de esta rama. De allí que cualquier conclusión debe estar acotada por la prudencia y apoyarse en otras fuentes de información. son clasificados con un nivel alto y pasan a la hoja extrema derecha. tal y como ocurre en los Informes de Desarrollo Humano del PNUD y con la publicación Índice y Entorno del Desarrollo Humano producida por el INE.

pasando de cota inferior en 1971 a superior en 2001.8Conclusiones El índice de Desarrollo Humano nacional sólo ha crecido en un 3% desde 1971. Los límites territoriales de los que . Dotarnos de esta información es el propósito del Atlas de Desarrollo Humano que hoy presentamos. con subidas y bajadas marcadas por la fuerte caída del PIB experimentada en la primera mitad de la década de los noventa. La mayor parte de la variabilidad observada responde al comportamiento del PIB. Con una tasa de alfabetización y una esperanza de vida por encima del promedio regional. si bien existen notables excepciones en cuanto a los niveles del IDH. Entre 1975 y 2001 Venezuela pasó del quinto IDH al decimosexto IDH entre los países de la región. La componente de estándar de vida (función del PIB) pasó de ser la cota superior del índice en los años 70 y 80 a ser su cota inferior en los 90.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 24 preferiblemente ameno. moderados. 3. Si el crecimiento del IDH se hubiese mantenido a partir de 1981 a los ritmos de la década de los setenta. La desigualdad anual entre las entidades es mayor que la desigualdad interanual y muestra una ligera tendencia al aumento. valor que es bajo en comparación con los ritmos de crecimiento observados en América Latina y el Caribe. han aparecido nuevos municipios y han desaparecido otros. Ni el IDH nacional ni los IDH´s de las entidades muestran una variabilidad interanual alta a lo largo del período. la mayoría de las entidades desmejoraron su nivel de desarrollo humano a lo largo del período. Los valores son. mientras el Distrito Federal y Miranda fueron menos afectados por la caída del PIB en los 90 y se han mantenido en un nivel alto del IDH desde 1971. Este ritmo de crecimiento no ha sido uniforme. Este comportamiento del IDH nacional y sus componentes es seguido. hoy tendríamos un IDH con valor 1. la cual ha caído en un comportamiento casi estacionario. El logro educativo muestra un comportamiento diametralmente opuesto. las causas recaen en la caída del PIB real y el poco progreso en educación. La esperanza de vida al nacer se mantiene por encima del promedio regional y ha evolucionado positivamente a lo largo del período. sin embargo. Así. seguido en importancia por el logro educativo. en líneas generales. El estudio de la evolución del IDH municipal se complica ya que los municipios han cambiado notablemente en el tiempo. El poco progreso en educación recae fundamentalmente en la tasa de matriculación básica. lo que denota resistencia al cambio. respondiendo a una evolución accidentada. el máximo posible. por las entidades. El comportamiento de las componentes del IDH y la forma en que acotan al índice ha variado a lo largo de los años y entre entidades.

La escala ordinal de niveles del IDH muestra una asociación significativa con otras variables vinculadas con la calidad de vida de las personas que habitan los municipios. . agregándole valor como instrumento de clasificación y planificación. donde la proporción de la población en los municipios de niveles medio-alto ha bajado. Ello implica que los niveles del IDH nos hablan de acceso a oportunidades y capacidades más allá de las variables que componen el índice. medidas según las variables de logros básicos que hemos examinado a lo largo del capítulo. La mayor parte de los cambios se aprecia en los municipios con IDH medio. y es deseable hacerlo a mayores niveles de desagregación. Comparando los años censales 1991 y 2001 se aprecia un moderado mejoramiento en cuanto a la proporción de la población en municipios con IDH alto y una leve disminución en cuanto a la proporción en municipios de IDH bajo. Existe una asociación entre valores altos del IDH y mejores condiciones de vida de la población. para incrementar la que habita en municipios de nivel medio-medio a medio-bajo. Para extender estas conclusiones a una visión más amplia de la calidad de vida de los ciudadanos es necesario agregar más variables a la rica colección que hoy nos presenta el Atlas de Desarrollo Humano.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 25 permanecen han sufrido variaciones.

In Fukuda-Parr. Biometrika. And Sen. Venezuela. Informe sobre Desarrollo Humano en Venezuela. The biplot graphical display of matrices with applications to principal component analysis. Rescuing the human Development Concept from the IDH: Reflections on a New Agenda. La Galaxia. . G S. No. Kolesov and McKinley edts. S and Shiva Kumar. And Sen. Mundi-Prensa. Planeta. 35. pp. 244-263. Informe sobre Desarrollo Humano 1993. A. S. Índice y Entorno del Desarrollo Humano 2002. A. Madrid. Journal of Human development.). Foreword. New Delhi. pp. M. Human Development Index. INE: Instituto Nacional de Estadística (2002). (1971). Cornell University. Fukuda-Parr.9 Referencias Anand. (1994). pp. Desarrollo y Libertad. Springer-Verlag. Anand. New Delhi. A.. 58. Readings in Human Development. Gabriel. 249-253. (2000). (2000). Caracas. Ocassional Papers. 93-102. On looking at large correlation matrices. European Economic Review. Oxford University Press. (1969). A. Human Development Index: methodology and measurement. Madrid. A B. Human Development: concepts and measurement. 453-467.Emiro Molina: El IDH en Venezuela 26 3. In Human Development. USA. pp. On the measurement of inequality. 93-102. In Fukuda-Parr. Sen. Journal of Economic Theory. Moscow. School of industrial relations.). PNUD-INE (2000). Biometrika. (2003). Desai. Caracas. (1991). M. Ethical Social Index Numbers. 83-100. (1990). Chakravarty. 56. pp. Atkinson. Sagradov. Caminos para superar la pobreza. Readings in Human Development. 2.1. Human Development Report Office. pp. Informe sobre Desarrollo Humano 2003. K R. Human Rights Publishers Ltd. 2000. Fields. S. (2003). 1. S and Shiva Kumar.(1970). (2000). CENSO 2001: primeros resultados. United Nations Development Programme.350-357. Hills. Barcelona. S R. PNUD (2003). CIDEAL. New York. S. INE: Instituto Nacional de Estadística (2003). Accounting for income inequality and its change . A. CDB publicaciones. (2002). A K (ed. New York. PNUD (1993). The income component of the Human Development Index. Oxford University Press. Publicaciones del Instituto Nacional de Estadística. A K (ed. Sen.

UNDP (1995).Emiro Molina: El IDH en Venezuela 27 Sen. UNDP (1999). En La calidad de la vida. A. (1996). Nissbaum y Sen edts. Capacidad y Bienestar. Human Development Report 1995. Oxford University Press. New York. New York. México. Oxford University Press. Fondo de Cultura Económica.. . Human Development Report 1999.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful