Está en la página 1de 3

Análisis Texto: “Arquitectura Diagrama” – Toyo

Ito.

Cuando Toyo ito escribe sobre la obra de Kasuyo Seijima, asegura que se trata
de un proceso complicado que muchos arquitectos no logran comprender: La
conversión de un diagrama que describe la multiplicidad de condiciones de
programa en un edificio concreto.

Seijima es una de las pocas arquitectas que elige atender a una nueva forma de
vida del presente que elige los nuevos modos de vida de la sociedad como
instrumento para sus diagramas y por ende sus proyectos. Pero en realidad es
su propia visión de la sociedad la que aplica y por eso plantea una nueva forma
de realizar las actividades, esto es un distintivo en su arquitectura.

Según el texto de Toyo Ito la arquitectura de Seijima se reafirma como un


espacio de interacción, de la redefinición de lo social y del conjunto de sus
conexiones. El soporte central de su arquitectura es la manifestación de las
actividades sociales que se van a llevar a cabo en el edificio. Seijima Rechaza
sin duda la manera en que por lo general el espacio es dividido dependiendo de
la función. En este caso el espacio produce demasiada división, organización y
definición, pero lo que Seijima busca es muchas veces la sensación en vez de
la diferenciación, se trata de una arquitectura de relación.

Introduce elementos espaciales no tradicionales para que la gente piense sobre


ellos, o sea sobre cómo usarlos. En este caso aparece el juego entre los
espacios públicos y privados. En su obra es muy común que en un espacio
esencialmente privado como la vivienda tenga alguna sensación de espacio
público y que un edificio de uso público tenga en él espacios sumamente
privados.

Una de las características de sus proyectos es la creación de atmosferas. Le


presta gran atención al espacio donde la persona que lo habita se desplaza, sus
espacios se caracterizan por su profundidad y la orientación que someten al
visitante a un estado de percepción. Su arquitectura es un objeto para ser
experimentado e interpretado por cada persona, a ese grado lleva la
abstracción de su espacio.

Pero yendo mas concretamente a sus diagramas, Toyo Ito habla acerca de esto
y plantea que sus diagramas tienen el potencial de revelar nuevas
organizaciones. La utilidad primaria del diagrama es como un medio abstracto
para pensar la organización y que anticipan nuevas organizaciones y
especifican relaciones a ser realizadas como lo menciona Toyo Ito cuando define
el concepto de “Arquitectura Diagrama”. Las variables incluidas en sus
diagramas organizativos incluyen tanto configuraciones formales como
programáticas.
Sin duda sus diagramas adquieren un papel característico bien distinto del
instrumental consustancial a su uso técnico moderno, aquí se convierten en
objeto estético, en destino final, en forma espacial rectificada.

Como lo define Toyo Ito: “Para Seijima un edificio es en el fondo el equivalente


al diagrama del espacio para describir de forma abstracta las actividades
cotidianas que se presuponen en el edificio.” Ella ordena las condiciones
funcionales que ha de llevar el edificio en un diagrama ultimo del espacio, e
inmediatamente convierte este esquema en realidad. Razón por la que el
proceso habitualmente conocido como proyectar es en su mayor parte
inexistente en su trabajo. El programa es examinado con meticulosidad hasta
encontrar el mínimo común denominador que permita asociar unas condiciones
espaciales lo mas simples posibles (casi siempre unas dimensiones) a cada una
de las actividades, para imbricarlas después en una red de relaciones mutuas,
que sea capaz de generar finalmente un patrón espacial.
La disposición de los materiales y el color permanecen, desde el principio, como
meros símbolos utilizados en la composición superficial y lineal del diagrama.
Las expresiones elementales del material y color que se manifiestan en los
croquis originales o en las maquetas
no se modifican en absoluto al hacerse realidad como muros y pilares del
edificio ya construido. El proceso de proyectar se reduce a una fase de estudio
donde se desarrollan maquetas con todas las opciones planteadas para el
edificio. Creen que es importante ver el proyecto que no existe y la maqueta les
ofrece la posibilidad de verlo y así descubrirlo.
La maqueta como medio abstracto para pensar la organización. El diagrama
tiene una dimensión tridimensional. Lo importante para ellos es el diagrama
espacial del edificio.

Los diagramas son una vía para renunciar a las interpretaciones convencionales
de un programa concreto, con los que busca liberarse de los contextos y
lenguajes habituales de la arquitectura. Ella se deshace del dilema habitual de
proyectar; sus planos-diagramas no se derivan del programa, sino de su propia
visión de la sociedad. No existe tal función
mediadora de los diagramas entre la forma y el espacio, sino que planos,
secciones y elevaciones son por si mismos diagramas.
Si la arquitectura de Seijima no está completa hasta no ser habitada, quizás la
forma en que se muestran sus proyectos (etéreos, puros e inhabitados) no es la
más representativa.

Todo esto se ve planteado claramente en el ejemplo que Toyo Ito refiere en su


artículo que es el Dormitorio de mujeres de Saishunkan, el cual propone un
programa particular para el edificio, en el mismo iban a vivir mujeres jóvenes
que trabajan para una compañía farmacéutica. Dentro de ese periodo se
realizan prácticas antes de entrar a la empresa y va a ser marcado con un gran
nivel de disciplina.
Llevan un estilo de vida uniforme, sentadas en puestos de trabajo, alineadas en
filas, vestidas con uniformes exactamente iguales. Aunque el estilo de vida de
estas “mujeres modernas” puede parecer exagerado, en el fondo no es tan
distinto de la vida que deben soportar ejecutivos que trabajan en grandes
empresas.
O sea que el estilo de vida de estas mujeres no es sino “un mapa abstracto y
simbólico de nuestra propia forma de vida moderna.” Seijima vio la oportunidad
de plasmar de forma simbólica nuestra sociedad moderna y llevar a cabo un
diagrama de la sociedad del futuro.

Según Toyo Ito, Sejima trabaja como alguien que vive en una época moderna
donde se viven cambios acelerados en los sentidos y sensaciones físicas de las
personas con relaciones a los espacios. Este arquitecto da un mensaje a los
otros arquitectos, que todavía recurren a los modelos y ética del pasado, un
mensaje que es recto y verás.
Davis Castañé
Viviana Fiorelli