Está en la página 1de 2

A DON FRANCISCO GINER DE LOS RIOS (Fragmento)

Sed buenos y no más, sed lo que he sido entre vosotros: alma. Vivid, la vida sigue, los muertos mueren y las sombras pasan; lleva quien deja y vive el que ha vivido. ¡Yunques, sonad; enmudeced, campanas! Baeza, 21 febrero 1915.

Antonio Machado

campanas! Baeza, 21 febrero 1915. Antonio Machado FRANCISCO GINER DE LOS RIOS (1939-1915) Nace en la

FRANCISCO GINER DE LOS RIOS (1939-1915) Nace en la ciudad de Ronda en el seno de una familia acomodada, lo cual le permite acceder a una correcta formación universitaria. Estudió Filosofía en Barcelona y Granada, trasladándose a Madrid en 1863, donde las ideas e influencia del krausismo marcarán para siempre tanto su pensamiento como su obra. Obtiene la cátedra de Filosofía del Derecho y de Derecho Internacional de la Universidad de Madrid. Su carácter profundamente crítico, sus modos de enseñar y su ilimitada ilusión docente convertirán a Giner en una de las figuras obligadas del Madrid universitario. No dudará en enfrentarse abiertamente a ciertas ordenanzas atentatorias a la libertad de cátedra que habían sido adoptadas por el Ministro de Fomento, Marqués de Orovio, en 1875. Como consecuencia de sus opiniones contrarias a las disposiciones del gobierno es expulsado de su cátedra, junto con amigos y discípulos, buena parte de los cuales compartirán desde ese instante los sueños transformadores de Giner de los Ríos. A raíz de los acontecimientos anteriores, pone en marcha una de las iniciativas que más han marcado la Educación de nuestro país. Cierto que destacó como jurisconsulto y como pensador, pero será con la fundación de la INSTITUCION LIBRE DE ENSEñANZA (I.L.E.) cuando salga a relucir el genial pedagogo que Giner llevaba dentro. Desde ese instante y hasta el final de sus días, don Francisco Giner de los Ríos se dedicará en cuerpo y alma a poner en práctica las líneas pedagógicas que definen la Institución: formación de hombres y mujeres útiles a la sociedad, pero sobre todo capaces de concebir un ideal; coeducación y reconocimiento explícito de la mujer en pie de igualdad con el hombre; racionalismo, libertad de cátedra y de investigación, libertad de textos y supresión de los exámenes memorísticos.En una palabra, una Escuela activa, neutra y no dogmática, basada en el método científico, que abarca toda la vida del hombre y que pretende la formación de hombres completos, abiertos a todos los ámbitos del saber humano. Giner opuso la libertad a la autoridad.

En 1881 es restituido a su cátedra. La Institución Libre de Enseñanza, bajo la dirección de Giner, continuará su andadura como modelo de calidad de enseñanza, no tardando en adquirir renombre

nacional e internacional

contribución a la consecución de un país de hombres libres dirigidos

por hombres libres y con preparación adecuada. Aunque la nómina de personalidades, alumnos y profesores en algún momento relacionados con la I.L.E. o formados directamente en ella sería interminable, basten los nombres de Manuel Azaña,Julián Bestéiro,Menéndez Pidal, Ortega y Gasset,Rafael Alberti, García Lorca, SalvadorDalí,Manuel y Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez, Luis Buñuel, Unamuno, Valle Inclán,Azorín,Baroja, Jorge Guillén,o Pedro Salinas, para comprender la trascendencia que la iniciativa de este rondeño ha tenido en la historia reciente de España.

Esos eran los sueños de Giner y su