Está en la página 1de 22

Aproximación teórica al fenómeno del desempleo: el caso del desempleo de larga duración

FÉLIX M. HERRADOR BUENDÍA *

INTRODUCCIÓN

E

l fenómeno del desempleo de larga duración (o, lo que también se conoce como paro de larga duración, aunque con connotaciones distintas en los términos de desempleo y paro –como se verá más adelante–), se plantea, actualmente, en el contexto de la industrialización, no solamente, como uno de los mayores problemas sino también como uno de los grandes desafíos que –en el contexto de la desocupación productiva y laboral del factor trabajo (recursos humanos)–, deben afrontar los países desarrollados 1 para poder seguir manteniendo lo que se conoce como Welfare State 2 (Estado

de Bienestar) o «estructuras del bienestar» 3, a través del mantenimiento e incremento de los niveles generales de crecimiento económico en términos de productividad, de generación de riqueza y de empleo. Específicamente, el fenómeno del desempleo de larga duración, en el conjunto global del desempleo y/o paro, afecta a las categorías de activos que poseen especiales dificultades de acceso o reinserción en el mercado de trabajo debido a sus características particulares que hacen que estos colectivos se circunscriban 4, generalmente, a los colectivos de muje-

* Profesor de Política Social del Departamento de Ciencia Política y de la Administración II, en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología (Universidad Complutense de Madrid). 1 Cuando se utiliza el término de países desarrollados o industrializados se hace referencia a los Estados occidentales pertenecientes al ámbito de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE). 2 El profesor GARCÍA COTARELO lo define como: «aquel Estado que detrae una proporción importante del excedente social para financiar actividades que solucionen situaciones colectivas (pero no necesariamente generales) que son objetables desde el punto de vista de las convicciones compartidas por la mayoría cuyo fundamento último es el sentido de igualdad» (GARCÍA COTARELO, 1983; 20-21).

3 No se puede olvidar que el calificativo de «bienestar» que se le coloca al concepto de Estado (Estado de Bienestar) deriva del hecho de un mayor o menor grado de potenciación por parte de los poderes públicos de lo que se conoce como «estructuras del bienestar» (sobre todo, la mejora del sistema de relaciones laborales y del mercado de trabajo –en sus niveles de empleo y de protección social–). Este fortalecimiento de las estructuras del bienestar (empleo y protección social, sanidad, acceso a la vivienda...), va a depender, en última instancia, de las políticas económicas gubernamentales de los Estados industrializados y de sus esfuerzos presupuestarios sociales reflejados en el gasto público (% PIB) en función de sus niveles de crecimiento y de renta nacional (OCDE,1993). 4 En el caso español, las políticas activas de empleo combaten, específicamente, el desempleo juvenil en el conjunto del desempleo de larga duración, ya que:

REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES

35

121

ESTUDIOS

res (que acceden por primera vez al mercado laboral o que intentan reincorporarse tras un periodo fuera del mismo, por diferentes motivos, entre los que destacan, las circunstancias familiares), de jóvenes (menores de 25 años, que acceden por primera vez al mundo laboral, y mayores de 25 años, que se reintegran al mismo), de adultos mayores de 45 años (que han perdido su empleo y que tienen que competir fuertemente con el colectivo de los jóvenes menores y mayores de 25 años), y de minusválidos (físicos y psíquicos) (OCDE,1991). La importancia que tiene esta categoría de desempleo para el conjunto de los Estados desarrollados, en un marco de creciente industrialización, es, no solamente, de naturaleza económica sino también social (que, tradicionalmente, ha venido siendo el aspecto que la ciencia económica no ha diferenciado y analizado suficientemente). Ello supone por un lado, la infrautilización y desperdicio de recursos humanos (factor trabajo) que ello implica para el conjunto potencial de creación de riqueza de un país; y por otro lado, el perjuicio social que se deriva, a largo plazo, sobre la persona ya que el desempleado o parado de larga duración corre el riesgo de entrar en una situación de «exclusión laboral» (situación de desempleo estructural «crónico», que hace muy difícil la empleabilidad de la persona, y que puede hacerle caer fuera de la vida activa (mercado laboral) como consecuencia del desfase formativo del mismo y, consecuentemente, de la falta de motivación y atractivo que para el empresario pudiera tener la hipotética contratación del mismo, que entre otras cosas, le supondría un coste laboral poco rentable a efectos de la inversión fija que tendría que realizar en recualificación y readaptación productiva del individuo.

En el caso de que la situación de desempleo de larga duración se mantuviera para la persona (en unas circunstancias en las que la unidad familiar no pudiera mantener y cubrir, al menos, la satisfacción de sus necesidades más primarias o básicas), este podría caer también fuera del sistema, no solo laboral sino también social, quedando en una situación de pobreza, de marginalidad social, de «exclusión social», que en términos económicos supondría certificar la pérdida o desaprovechamiento irrecuperable, por parte del conjunto de un sistema económico nacional, de la potencialidad de crecimiento que pudiera aportar un recurso productivo (factor trabajo). Si bien es cierto, que desde hace años esta posibilidad se combate, eficazmente, en el nivel de los países industrializados mediante lo que se denomina la potenciación y puesta en práctica de políticas activas de mercado de trabajo o de mano de obra que fomentan, promocionan, generan y crean posibilidades de empleo, ante todo, en los colectivos con mayores dificultades de encontrar un puesto de trabajo (señalados anteriormente), y que son los más susceptibles de desembocar en estas situaciones, sino se toman las medidas adecuadas. Los Estados desarrollados (caso español) y, muy especialmente, respecto a estos grupos, diseñan y reelaboran todas aquellas acciones adecuadas que faciliten la incorporación y reinserción de los mismos en el mercado de trabajo, consiguiendo así el aprovechamiento del mayor número posible de personas, de tal forma que beneficie, en primer lugar, al propio individuo y, por ende, al sistema social y económico, en su conjunto. Consecuentemente, es imprescindible mejorar la capacidad de inserción profesional y para ello, los poderes públicos de los países desarrollados industrializados trabajan en la captación de la confianza empresarial (en muy diversos sectores productivos) y en la

«(…), casi un tercio de los parados tienen menos de 25 años y más de la mitad llevan al menos 1 año parados» (ALBA, ÁLVAREZ y PAGÁN, 1999:21).

122

REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES

35

como es la que supone estar más de un año inactiva. Quizás.1999:21). la situación en la que se encuentran los individuos que desearían encontrar un empleo: la inactividad forzosa de la mano de obra (MCCONELL y BRUE. . la teoría clásica lo concibe como un desequilibrio entre la oferta y la demanda de trabajo habida cuenta de los precios del mercado (salarios).. y que son los propios gobiernos quienes establecen las condiciones adecuadas de confianza y estabilidad política. la mejor política es la preventiva. se sobreentiende que son particularmente dependientes económicamente de terceros (unidad familiar.). No obstante. ÁLVAREZ y PAGÁN. Pagán. ex-presidiarios. ÁLVAREZ y PAGÁN. 1999).FÉLIX M. satisfacer sus necesidades básicas en el supuesto de pérdida de puesto de trabajo). en este trabajo se opta por el término de desempleo. más ajustado a la protección económica y social que realmente necesita la persona en una situación de grave necesidad. económica y social. y dentro del colectivo de los desempleados de larga duración: «(…) habría que señalar la existencia de colectivos (fundamentalmente jóvenes. en su informe técnico titulado «Parados de Larga Duración» de 1999. Las dos definiciones coinciden en que la situación obliga al individuo a la inactividad.1999. Por eso. Porque quien crea riqueza y empleo «ad hoc».. Por otro lado.. pero las rigideces del mercado se oponen a ello y el desequilibrio persiste. HERRADOR BUENDÍA búsqueda de nuevos yacimientos de empleo 5 (donde sea factible la creación de nuevos puestos de trabajo. No obstante. Sin embargo. La vuelta al equilibrio exigiría la variación de los salarios reales. mediante la Constitución española de 1978. el paro resulta de la insuficiencia de las salidas ofrecidas a las empresas y –a diferencia del paro clásico– por la existencia de un REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 35 123 . además. la Unión Europea fija la prioridad: «(. pero no sólo jóvenes: inmigrantes. ex-drogadictos. no son los gobiernos de los países desarrollados sino sus empresarios. la Seguridad Social garantiza a todos los ciudadanos. En cuanto al concepto de «paro».. de organizaciones sin ánimo de lucro y de algunas administraciones en lo inaceptable que es que nuestra sociedad genere estos núcleos de marginación y exclusión social» (CACHÓN y Fundación Tomillo.) que tienen notables problemas de inserción laboral y social y la toma de consciencia por parte de capas crecientes de la población. a través de lo que se conoce como fomento de la contratación con incentivos económicos. mujeres solas con cargas familiares.1997– (ALBA. la cara o perspectiva de la compensación económica de dicha realidad que es la protección de la misma a través del abono estatal de una prestación económica en función de las circunstancias individuales de los desocupados. y donde sea posible la empleabilidad de los trabajadores). asistencialidad estatal. Sin embargo: «Para reducir el paro de larga duración. 5 7 Se entiende por «desempleo». y a diferencia de la OCDE. Bruselas. EL DESEMPLEO. etc. el ocio involuntario de una persona que desea trabajo a los tipos de salarios reales y que no puede encontrarlo y también se puede entender por «desempleo» la prestación que otorga el sistema público de protección social (en el caso español.117). conceptos como desempleo o paro 7 En este sentido.). ofreciendo los incentivos económicos y laborales necesarios para que los empresarios inviertan sus capitales. y que. las actuaciones que se proponen se centran en los parados que se acercan a un determinado umbral en su singladura por el tormentoso camino del paro» (Alba. Álvarez.1996). sin embargo el concepto de desempleo recoge. para la teoría keynesiana. 6 Los autores ALBA. de entrada. remiten el establecimiento de esta prioridad en política de fomento de empleo. y en los parados adultos (de 25 o más años) que se aproximen a su décimosegundo mes en el paro» 6. parentesco. menesterosidad. a la resolución del Consejo Europeo de la Unión Europea «sobre las directrices para el empleo en 1998» –Documento 13200/97. DEFINICIÓN Y TIPOS: EL DESEMPLEO DE LARGA DURACIÓN Para aproximarse a la naturaleza del fenómeno del desempleo de larga duración es indispensable establecer una serie de aclaraciones conceptuales que permitan garantizar una imagen clara y nítida acerca de las causas y repercusiones que este fenómeno tiene sobre las personas que se encuentran en dicha situación. en los parados jóvenes (de menos de 25 años) que se acerquen al sexto mes de paro. se entiende por «paro».

El trabajador tiene la obligación y el derecho de progresar profesionalmente y. b) a través de esta noción se implican unos ingresos para el hombre que realiza esa actividad. Sin embargo. independiente y a domicilio. Con lo que la tasa de actividad se calcula como el resultado del cociente entre población activa y la población total. El trabajo es crucial para el ejercicio de opciones personales. siente y padece las condiciones inadecuadas de un puesto de trabajo que no se acomode ni a sus características físicas ni formativas. además. 124 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 35 . pactar el precio del arrendamiento de su fuerza de trabajo a contraprestación de un salario (en un contexto en el que el mecanismo de asignación del trabajo. concretamente. También incluye la gama de actividad de la economía informal. desde la óptica de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). 1985). Ha sido en periodos de recesión económica cuando se ha constatado el hecho de que la infrautilización del factor trabajo (mano de obra-trabajador) y su desempleo. es el precio). la realidad debe ser contemplada desde la perspectiva de la unidad económica y no sólo desde una visión individualista. incluso. 8 El término «empleo» hace referencia a una concepción. 1996). evidentemente. tanto ante sí mismas como ante quienes les rodean. el trabajador como ser humano no puede ser agrupado simplemente al mismo nivel de consideración que el conjunto de los demás factores productivos tradicionales. no tiene que ver nada con los demás: entre otras cuestiones. por lo tanto. el hombre adquiere socialmente un determinado status que deriva del ejercicio de esa tarea en un ámbito social específico. que en una economía de libre mercado y de visión neoclásica de la realidad económica. trabajo y capital) y todos los mer- cados denominados tradicionales (de bienes y servicios. y c) mediante el empleo. Pero. desequilibrio del mercado de bienes: exceso de la oferta. estrictamente economicista. ya que el trabajador por su especificidad como ser humano junto con su ámbito físico de obtención de un puesto de trabajo (mercado de trabajo o mercado físico de puestos de trabajo) (Kerr. Se trata. Cuando se trata del trabajador o factor trabajo (ocupado o desocupado. – como es la que impera en el global de los países de la OCDE–. y trabajo). En cuanto al término «trabajo». El «trabajo» incluye la idea de empleo asalariado. Es decir. su marco de promoción y mejora (mercado de trabajo) se comporta de manera diferente a los de otros mercados tradicionales porque en función del nivel de oferta y demanda que exista en una coyuntura determinada podrá. Solo el aumento de la demanda global nacional e interior permite resolver el paro keynesiano (MCCONELL y BRUE. a asemejar uniformemente todos los recursos productivos (tierra. 2000: ). como recurso ocioso en un mercado de trabajo regulado rígidamente (bajo el funcionamiento estricto del mecanismo de la oferta y la demanda). no es así. poseen una doble perspectiva económica y social. abarca tres dimensiones: a) supone hablar del ejercicio de una actividad productiva. productos y mercancías. de una noción de gran amplitud que corresponde a la imagen que se tiene de que el «trabajo decente» es una aspiración universal de toda persona (OIT. Con lo que se observa que el «trabajo» se constituye en: «(…). tradicionalmente. existencia humana: es un medio para sustentar la vida y satisfacer las necesidades básicas pero es también la actividad mediante la cual las personas afirman su propia identidad. para el bienestar de la familia y para la estabilidad de la sociedad» (OIT. productos y mercancías) respecto del recurso productivo (trabajo) y del mercado tradicional (mercado de trabajo). este aún con más incidencia) existe la tentación de aproximarse al mismo desde una visión sesgada y parcial. ha hecho necesario que se diferenciaran los recursos productivos tradicionales (tierra y capital) y los mercados tradicionales (bienes y servicios. de manera que se ha tendido. este se utiliza como concepción más amplia que lo que significa el término «empleo» o «puesto de trabajo». La noción de empleo posee cierta carga de ambigüedad y relatividad porque parece que invita a una utilización del mismo con carácter individualista ya que hablamos de un individuo empleado o desempleado como aquel que entra o sale de la vida laboral.ESTUDIOS y empleo o trabajo 8 sean iguales y no necesiten aclaración alguna. 2000). puesto que su idiosincrasia. que desde el punto de vista de los organismos internacionales y.

que el funcionamiento del mercado de trabajo no es diferente al de cualquier otro mercado tradicional. los pensadores neoclásicos. y que en España es realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) perteneciente al Ministerio de Economía. 1994). al tratar las empresas de aumentar sus beneficios (Véase. se aprecia que los fenómenos del desempleo/paro 9 y empleo/trabajo se constituyen como dos caras distintas pero complementarias de una misma «moneda» que es el valor del empleo (la posibilidad de obtener y conservar un puesto de trabajo). Cuando los salarios son altos. concretamente. por el escaso nivel de la demanda agregada de bienes y servicios (de forma sucinta. 10 En política económica existen dos grandes explicaciones sobre las causas del desempleo que pueden derivar y acentuar el desempleo de larga duración. Se considera desempleada o parada a una persona de 16 años o más que durante la semana de referencia haya estado: sin trabajo (que no haya tenido un trabajo por cuenta ajena o propia). que contabiliza el número de demandantes de empleo que están inscritos y registrados en las oficinas del Instituto Nacional de Empleo (INEM) y que. NICKELL y JACKMAN. y en una escasa actuación de la confianza e inversión empresarial del capital. básicamente. Desde esta perspectiva clásica o monetarista. Concluyen. y dentro de las corrientes críticas de pensamiento económico. el desempleo se mide a través de una encuesta relevante con definición y método científico consensuado por los expertos. También mantiene esta corriente de pensamiento que el desempleo puede deberse al propio comportamiento de los trabajadores. el empleo solo aumentará si se incrementa el gasto total de la economía y para ello se debería estimular el consumo de las economías domésticas. (los keynesianos. Se reconoce que aunque se aumente el gasto público no necesariamente se generará mucha más cantidad de empleo ya que dicho gasto podría canalizarse hacia bienes importados del extranjero o se podría trasladar a los precios. o disponible para trabajar (en condiciones de comenzar a hacerlo en un plazo de dos semanas a partir de la fecha de la entrevista). el desempleo 10 y. De otro lado. en busca de trabajo (que haya tomado medidas concretas para buscar un trabajo por cuenta ajena o haya hecho gestiones para establecerse por su cuenta durante el mes precedente). de la administración central estatal. por encima del desempleo friccional. y por otro lado. debido a que el seguro de desempleo es alto y les compensa más que el estar activamente buscando empleo. lo que se conoce como «paro registrado» –dependiente de las autoridades laborales de la Administración Central Estatal–. el de larga duración se puede considerar teó- 9 En los países comunitarios. se mantiene que si el nivel de desempleo se sitúa por encima del nivel de desempleo friccional es «desempleo voluntario». cuando en determinadas circunstancias rehusan trabajar. los Informes Técnicos de OCDE. se encuentran en situación legal de desempleo. que se denomina Encuesta de Población Activa (EPA). las empresas demandarán una cantidad menor de mano de obra que en el caso de que dichos salarios fuesen más bajos. están los argumentos de las corrientes de pensamiento económico ortodoxo (clásicos o monetaristas) que hacen hincapié en el hecho de que las causas del paro hay que buscarlas en el funcionamiento del mercado laboral y en el deseo de los trabajadores de recibir unos salarios excesivamente elevados. Si el salario es excesivamente elevado (si es superior al salario de equilibrio. es «desempleo involuntario». la EPA (vista anteriormente) dependiente de las autoridades económicas. también. y se debe a una política de salarios inadecuada. que tiene su reflejo en el funcionamiento del mercado de trabajo –produciendo a su vez un desajuste o disfunción entre la oferta y demanda de mano de obra por motivos de desaceleración o estancamiento de la actividad económica internacional–. y se considera una persona desempleada de larga duración cuando lleva un año o más tiempo en paro –las concepciones coinciden con las recogidas por los países desarrollados– (Véanse. aparecerá un cierto número de trabajadores que no encontrarán un puesto de trabajo). En España existen dos instrumentos estadísticos que cuantifican el paro. 1991 y MTAS. el gasto público o las exportaciones. De un lado. y se debe a que el nivel de la demanda agregada es insuficiente. 2000). REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 35 125 . Es decir. se puede decir que es el gasto total de la economía en su conjunto). Es decir. Esta actitud de los trabajadores se ve motivada por la legislación que introduce normativas como los salarios mínimos y por las presiones de los sindicatos para conseguir unas retri- ricamente como una consecuencia negativa y como un fracaso (en mayor o menor medida) de las políticas económicas y de empleo de los países industrializados. LAYARD. por lo tanto. en el insuficiente crecimiento económico nacional. Desde esta postura keynesiana se defiende la tesis de que el fenómeno del desempleo. que cada país tiene. los gastos de inversión de las empresas.FÉLIX M. en general) postulan que el fenómeno del desempleo está originado. HERRADOR BUENDÍA Paralelamente. buciones más elevadas. por una parte.

esto constituye una exigencia para que se haga posible la mayor cobertura del derecho legítimo de todas las personas al empleo y al mantenimiento estable del mismo. Como se ha señalado anteriormente. 2001). en orden a asegurar el ejercicio efectivo de este derecho. ya en 1948. Sin embargo. y la garantía de la cobertura económica y social del mismo). 2001). aún con la reserva existente de trabajadores desocupados que roten en situaciones de ocupación y paro. políticos. Con ello. el objetivo de cualquier política pública estatal económica y social es la consecución a medio plazo del «pleno empleo» u «ocupación plena» 12. para poder realizar el pleno empleo y a proteger de manera eficaz el derecho del trabajador de ga- 126 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 35 . los poderes públicos de los países desarrollados han de esforzarse por salvaguardar y mejorar el pilar fundamental de cualquier estructura del bienestar. prolongada (el fenómeno del desempleo de larga duración). no solamente primarias sino también las relacionadas con su promoción y progreso económico. Se considera como «nivel de paro normal o técnico» el límite del 3% (que implica la existencia de lo que se conoce como «tasa de desempleo del pleno empleo») y que. la doctrina social europea comunitaria también se pronuncia acerca de este fin deseable de los Estados desarrollados a través del artículo nº 1 de la «Carta Social Europea» de 1961. o se mantengan las expectativas de reempleo de los parados a corto plazo. que es el de la protección del empleo (el fomento. 2001). su ausencia y. la generación. aunque esto es relativo. 11 12 La existencia de «pleno empleo» u «ocupación plena» no significa que no se dé. En este caso se alcanzarían niveles óptimos de empleo. el artículo nº 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece una definición de principios donde toda persona tiene derecho al trabajo. si estos desean seguir manteniendo un modelo de Estado de Bienestar (Welfare State) caracterizado por la posibilidad de que el individuo pueda aspirar a satisfacer sus necesidades. sociales y culturales) que reclaman un tratamiento pluridisciplinar puesto que del mismo se podrán extraer consecuencias que expliquen. y ello solo será posible si se defiende y garantiza el derecho que tienen las personas a tener un empleo digno 11. Con ello. Se habla de «ocupación plena» cuando la oferta global de empleo iguala o se acerca al volumen de mano de obra disponible. niveles de desocupación en la población activa.2 del Convenio nº122 de la OIT de 1964.ESTUDIOS que afecta directa e irreversiblemente al bienestar del individuo y del colectivo social. en un tiempo determinado. también en el ámbito de la doctrina social internacional es indispensable mencionar el artículo nº 6 del «Pacto Internacional de los Derechos económicos. 1993). comprometiendo a las Partes Contratantes. al reconocimiento (como uno de sus principales objetivos y responsabilidades) de la realización y mantenimiento del nivel más elevado y más estable posible del empleo. a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo (OIT. cuando destaca que el «pleno empleo» es un derecho capital de los individuos que se consigue mediante el derecho al trabajo de los mismos. cuando prescribe la formulación y aplicación del mismo como un objetivo de la mayor importancia para una política activa destinada a fomentar el pleno empleo y que la misma debería tender a garantizar que habrá trabajo para todas las personas disponibles y que busquen trabajo (OIT. social y cultural. a la libre elección de su trabajo. supone una situación de «pleno empleo» del conjunto de la población activa y. sociales y culturales» de 1966 en el que los Estados partes en el presente pacto reconocen el derecho a trabajar. Por otro lado. resulta difícil registrar estadísticamente una definición o noción de «pleno empleo» 13 en razón de la existencia de En esta línea.1. Además. en determinados momentos. el término «empleo» presenta una pluralidad de aspectos (económicos. que comprende el derecho de toda persona de tener la oportunidad de ganarse la vida mediante un trabajo libremente escogido o aceptado y tomar las medidas adecuadas para garantizar este derecho (OIT. y la estrecha interrelación. resulta indicativo y depende de las circunstancias de las economías de los Estados (SAMUELSON y NORDHAUS. 13 La doctrina social internacional refleja la importancia del fenómeno del «pleno empleo» u «ocupación plena» en el artículo nº 1. Si bien es cierto. en muchos casos. conexión y coordinación entre las medidas generales de política económica y política social (con acciones propias de la política de fomento y protección empleo). técnicamente. y la promoción del empleo.

destacar lo que la Constitución española de 1978 dispone acerca del fenómeno del «pleno empleo». sobre todo.1 que expresa que: «Los poderes públicos promoverán las condiciones favorables para el progreso social y económico y para una distribución de la renta regional y personal más equitativa en el marco de una política de estabilidad económica. puesto que los desempleados o parados en una situación estructural son aquellos trabajadores que. Se diferencian entre «ocupados en sentido estricto». 1993). Para ello. como sucede a causa de la insuficiencia de cuadros. averías y huelgas). desempleo estacional (es el que surge sistemáticamente en determinadas épocas del año y es causado por los cambios en la demanda de trabajo en momentos diferentes del año: ejemplo sector servicios y turismo). que realizan un trabajo remunerado pero durante un tiempo inferior a lo normal. Finalmente. que tienen un trabajo remunerado aunque se hallen de baja por enfermedad. los que tienen un empleo estacional. Los activos (son los que intervienen en el proceso productivo. REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 35 127 . 14 Se hace conveniente establecer una relación inequívoca entre los conceptos de trabajo y población. es necesario diferenciar los distintos tipos de desempleo que se pueden generar. mercancías. los tipos de desempleo pueden ser: desempleo friccional (originado porque algunos trabajadores dejan sus puestos de trabajo antiguos para buscar uno mejor. Se puede definir el trabajo como el factor productivo que se configura como aquella parte de la población que desarrolla las tareas productivas y la población como el conjunto de seres humanos que viven en un área determinada. este tipo de desempleo resulta de una movilidad insuficiente de los trabajadores. Los inactivos (son los que realizan solo las funciones de consumo. HERRADOR BUENDÍA ciertos colectivos cuya situación bascula entre la inactividad y la actividad que se configura. el fenómeno del desempleo y/o paro no es unívoco en su concepción puesto que la «disfuncionalidad» (desde el punto de vista técnico) que supone la falta de empleo o de puestos de trabajo afecta de forma diferente a los individuos y al conjunto de activos porque para unas categorías de trabajadores el tiempo de estancia en una situación de inactividad será más prolongada que para otros. El caso del desempleo de larga duración se asocia a lo que se conoce como «desempleo estructural» 16. De manera especial realizarán una política orientada al pleno empleo». de esta manera su origen hay que buscarlo en las continuas redistribuciones de recursos resultantes de los cambios que se producen en la demanda de productos. Entre dos empleos. Se puede decir. y que pueden derivar en el fenómeno del desempleo y/o paro de larga duración 15. MOCHÓN. porque algunas empresas puedan estar atravesando una crisis o porque los nuevos miembros de la fuerza laboral emplean un cierto tiempo buscando empleo. 16 Y es así. «escolares y estudiantes». bienes y servicios que tienen lugar en todo proceso de crecimiento económico. «personas que no trabajan y aunque puedan hacerlo no buscan empleo». y lo mismo ocurre con las personas que se incorporan por primera vez al mercado de trabajo. al artículo 40. una persona puede encontrarse algunas semanas sin empleo. que la existencia de un cierto nivel de «desempleo friccional» es normal pues la movilidad de la mano de obra de unos puestos de trabajo a otros requiere un cierto tiempo. En fases de recesión económica. narse su vida mediante un trabajo libremente emprendido (OIT. no se corresponden con las necesidades reveladas por la demanda. que son los que reúnen las condiciones de edad y capacidad física y mental para realizar un trabajo remunerado y no lo encuentran). Entre los mismos se encuentran los colectivos de «jubilados retirados». Lo lógico es que la mayor parte de estos desempleados no tarden mucho tiempo en volver a ser empleados. 1992). desempleo técnico (es de naturaleza temporal y se debe a una interrupción técnica de la producción. en el conjunto de las economías desarrolladas. en función de sus características. Es decir. en definitiva. Dicha población se divide entre activos e inactivos. 2001). «amas de casa». como una inactividad relativa 14. Como se puede constatar.FÉLIX M. la tasa de desempleo aumenta y en fases de recuperación y expansión. e «incapacitados para trabajar») (Véase. «activos marginales». y. sin que esta situación suponga necesariamente que no haya trabajo en el mercado. Para ello es necesario acudir. el desempleo cíclico (es el que está ligado a las alteraciones del ritmo de la actividad económica durante las fluctuaciones de la economía. por último. 15 Además del desempleo estructural (y del desempleo de larga duración). disminuye) (STIGLITZ. por razones de cualificación. y «parados».

el desempleo de larga duración continua siendo un grave problema en muchos países miembros. 1988. especialmente en Europa. la estrecha relación entre el desempleo estructural y el desempleo de larga duración reside en el hecho de que. De esta manera. Con lo que. 1988. el problema del desempleo es un fenómeno que viene persistiendo en el conjunto de estos países y. de exclusión laboral). se observa que la definición sobre el fenómeno del desempleo de larga duración. volatilidad y composición del mismo: Dentro de la composición del desempleo se esconde un mal aún más preocupante que puede llegar a convertirse en crónico y de difícil solución en muchos países desarrollados: es el desempleo de larga duración «el que se prolonga más de 12 meses» (Alba. la probabilidad de que una persona en paro entre en las filas de los parados de larga duración es mayor en el caso de los varones de edad avanzada y los adultos (OCDE.. la capacitación y la experiencia de ciertos trabajadores. el «desempleo estructural» (desempleo de larga duración) y el «desempleo friccional» configuran lo que. los factores de renovación tecnológica y automatización hacen que. 27).. en los de la Unión Europea (UE) desde la década de los años 80 y 90 del siglo pasado. el fenómeno del desempleo de larga duración se convierte así en el tipo de paro que identifica. y en capas sociales muy definidas: (. se conoce como «desempleo o paro involuntario» 17. en aquellos colectivos que después de un año de paro no poseen el grado de cualificación o recualificación necesario para reinsertarse en la vida activa y que pueden caer en una situación. no encuentran un empleo o puesto de trabajo. el fenómeno del «desempleo estructural» se debe a desajustes producidos entre la cualificación o la localización de la fuerza de trabajo y la cualificación o localización requerida por el empleador. 197). 128 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 35 . a diferencia del «desempleo friccional».). cuando menos. en cuanto al nivel. no sean estas ya las deseadas (es en estas circunstancias –en este «caldo de cultivo»– donde encuentra su máximo exponente y plasmación el fenómeno del desempleo de larga duración. sobre todo. se asegura que dado que la probabilidad media de encontrar trabajo diminuye con la duración del periodo de desempleo. drásticamente. especialmente.). incluidos los países en los que los periodos prolongados de desempleo tienen una escasa incidencia (. se encuentra sistematizada y consensuada. no obstante. Lo que es evidente es que el desempleo de larga duración se constituye en una situación que penaliza los efectos perniciosos que conlleva el paro en los individuos y sus circunstancias y entornos. dadas las nuevas condiciones de producción. En este sentido. ó cambia. 169). Además. y varía entre los distintos Estados industrializados.. Por otro lado.. no se considera que un trabajador se encuentre en situación transitoria entre dos empleos porque éste solo va a disponer de dos opciones de elección: o se enfrenta a un periodo de desempleo de un año o más duración. caracteriza y sobrestima. el «desempleo estructural». Aunque ha afectado a todos los grupos demográficos. y es: «La situación de las personas que no tienen trabajo y llevan un año o más buscando empleo» (OCDE. Álvarez y Pagán.ESTUDIOS Realmente. en el conjunto de los países occidentales industrializados y desarrollados. es básico saber si esa relación se debe a las características personales de los tra- 17 En cuanto representan un conjunto de trabajadores que desean emplearse al salario real vigente y que. Consecuentemente. 1999. de ocupación. genéricamente. parece que el desempleo está bastante concentrado en una minoría de la población activa. Además.

el conjunto de los desempleados de un año o más. debido en parte a su bajo nivel de cualificación y a sus pocos incentivos para buscar trabajo a causa de ciertos aspectos del sistema de prestaciones por desempleo que genera dependencia» (OCDE. las diferencias entre los países (…). por parte de los colectivos que se encuentren en mejor situación dentro de la precariedad que caracteriza a los desempleados de larga duración. 280). es que es difícil detectar a los grupos con mayor riesgo de paro.FÉLIX M. Con lo que. se comprueba que este fenómeno del desempleo de larga duración está muy concentrado en una minoría de activos desocupados que sufren periodos repetidos de inactividad y varía en la manera en que se manifiesta de un país a otro con lo que con pautas tan diferentes en la manifestación de este fenómeno. agrava el problema de las acciones que debieran implementarse. por ende. Es decir: «Las soluciones que den al problema del paro de larga duración han de reflejar la naturaleza de este problema y sus causas (…). HERRADOR BUENDÍA bajadores o a la experiencia misma del desempleo. tal vez se deban en parte a algunos factores que afectan tanto a las ofertas de trabajo a que tienen acceso los parados de larga duración como a su disposición y capacidad para aceptar estos puestos. Si se demuestra que son importantes las características personales. 1988). pudiéndose producir en un momento concreto que este tipo de empleo se convierta en una vía para acceder a un trabajo más permanente. cuando la tasa global de paro es elevada. y la pérdida de motivación y estigmatización de los desempleados de larga duración. Aún así. tienen muchas menos posibilidades que otros «parados no estructurales» de conseguir un puesto de trabajo. el volumen de los flujos de entrada y salida de la población activa. el sistema de prestaciones económicas por desempleo prolongado estructural. por ejemplo. lo que se conoce como desempleo y/o paro de larga duración. Lo que ocurre. pueden verse reducidas por la legislación referente a la seguridad de empleo y por una baja demanda agregada. no resulta fácil elaborar un orden sistematizado de cuáles pueden ser. con lo que en esta situación es factible que la duración del desempleo sea una variable clave de las diferencias existentes entre las personas (OCDE. En una primera aproximación general a las causas del fenómeno del desempleo de larga duración. conocer: la cantidad de tiempo que estas personas pasan en inactividad. 1988). como: las leyes de protección del empleo. y el tipo de puesto de trabajo que pueda encontrar (-aunque en la mayor parte de los casos suele ser de naturaleza temporal precaria o a tiempo parcial–). en el caso de los parados de un año o más tiempo en paro. parece que sería viable identificar a los individuos más amenazados en una fase temprana de su periodo de paro. exigen la adopción de medidas heterogéneas (OCDE. a la hora de generar a medio y largo plazo en los Estados industrializados occidentales 18. es en este contexto del desempleo estructural de larga duración donde el binomio conceptual «exclusión laboral-exclusión social» se convierte en un serio problema para el conjunto de los países desarrollados ya que estos necesitan de todos los recursos productivos para generar más riqueza y. 1993. se observa que las mismas tienen que ver en un primer momento con cuestiones. Las ofertas de trabajo a que pueden acceder (…). CAUSAS Y EFECTOS DEL DESEMPLEO DE LARGA DURACIÓN En cuanto a la relación con las causas y efectos. sobre todo. Paralelamente. resulta indispensable para diagnosticar y actuar en consecuencia. Por otra parte. fortalecer así las estructuras del bienestar por la vía del «pleno empleo». También. los parados de larga duración pueden no encontrarse en condiciones para competir eficazmente por los puestos de trabajo. el grado de concentración o de dispersión del paro. Concretando. 18 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 35 129 .

y de los sistemas productivos de las empresas. y a un aumento del beneficio con la incorporación de las nuevas tecnologías.1991). una capacidad de adaptación de las economías desarrolladas y de sus mercados de trabajo. este trabajo se va a centrar. el factor migratorio 20. no se ha favorecido la empleabilidad de los desempleados (sobre todo. Sin embargo. En definitiva. especialmente. el factor demográfico. dentro de este. 1991. 1990). se incrementará la producción y el empleo –obligándose a la ampliación y modificación del campo de la contratación hacia nuevos contratos indefinidos incentivados y temporales de fomento del empleo-). y. Actualmente: «La flexibilidad se transforma (…). se incide. De manera que: «(…). 265). en las dos primeras causas y factores que de forma más directa influyen en este fenómeno. varían de un país a otro) (OCDE. a una reducción de los costes laborales (salariales). ha generado el diseño de unos mercados de mano de obra crecientemente regulados. del predominio de los mer- cados de trabajo rígidos o poco flexibles. por parte de los poderes públicos de los países desarrollados (aunque los grados de mayor o menor existencia de rigidez y de incentivaciones a la contratación en los mercados laborales. la existencia de mercados de trabajo rígidos o poco flexibles (que han venido La necesidad de flexibilizar y/o adaptabilizar los mercados de trabajo se encamina a romper con la rigidez en la estructuración y funcionamiento de los mismos. debido –en un contexto de rigidez normativa laboral–. a la inexistencia de incentivo económico alguno hacia nuevas contrataciones. 261). en un concepto cosificado que se mueve entre los salarios. se esfuerzan por flexibilizar la utilización de la fuerza de trabajo» (OCDE. los factores demográfico y migratorio en el devenir del fenómeno del desempleo (desempleo de larga duración). específicamente. y en el plano microeconómico –de empresa–. y entre los mismos). los sistemas de producción.ESTUDIOS Sin embargo. la aparición e implantación de las nuevas tecnologías y sus influencias sobre los sistemas productivos. en mayor o menor medida 19. De esta forma. al acortamiento del ciclo de negocios y a la internacionalización de los mercados» (OCDE. los gerentes de empresa ven en la flexibilidad una respuesta indispensable a la incertidumbre. en lo que se conoce como formas internas de flexibilidad: «(…). con los movimientos físicos y/o de circulación de los mismos de un puesto de trabajo a otro (dentro de los segmentos internos y externos. en general. siempre y cuando se dé un contexto de estabilidad y crecimiento. tecnológicos y sociológicos de los años ochenta. de la existencia de mercados de trabajo nacionales rígidos o poco flexibles en los niveles macro y microeconómico. a las nuevas exigencias productivas marcadas con la incorporación de las nuevas tecnologías. consecuentemente. Ello. al elevado coste empresarial del despido y de la contratación del factor trabajo y. Estudios efectuados sobre la flexibilidad del mercado de trabajo venían privilegiando las modalidades externas de flexibilidad relacionadas con la evolución del propio mercado y las relaciones entre las unidades de producción y el mercado de trabajo (OCDE. en el sentido de que el concepto de flexibilidadadaptabilidad reclama (en el nivel macroeconómico). en particular (en el nivel microeconómico). aquellas a través de las cuales las empresas. 19 Aún siendo importantes. 20 130 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 35 . actualmente. se aumentará y se diversificará el consumo. en el plano macroeconómico. al encarecimiento del capital. 265). 1988. La primera causa o factor. la búsqueda de la flexibilidad responde entre otras preocupaciones a la consecución de una mayor competitividad de las unidades económicas de producción en el mercado. de los que mayores dificultades pueden tener «desempleados estructurales de larga duración». se ha venido produciendo rigidez e inflexibilidad en los aspectos normativos contractuales relacionados con los requisitos de las entradas y salidas de los trabajadores del mercado laboral y. enfrentadas a los cambios económicos. Es decir. nítidamente diferenciados que influyen sobremanera en la aparición de dicho fenómeno. alterará la producción (en relación a qué producir. a la hora de una posible inserción o reinserción en el mercado de trabajo). lógicamente. y que son: la tradicional existencia. la competencia del mercado y una “transformación general de todas las formas de organización –y no sólo las relaciones salariales/laborales”» (BOYER. por último. 1991. se aprecia que existen de entrada cuatro causas o factores básicos. cómo y cuánto: así.

En las ordenaciones de trabajo se muestran ciertas contradicciones puesto que los Estados necesitan la desregulación para que el trabajo pueda realizarse según imperativos del mercado (ello aumentará la flexibilidad potencial de mano de obra y reforzará los medios discrecionales de que disponen los empresarios para adaptar su plantilla a la evolución de las condiciones del mercado. en última instancia. un cambio o modificación que. la legislación relativa a empleo ha influido notablemente de forma negativa limitando. 43). más o menos. Sin embargo. "España y Portugal se cuentan entre los países que más han hecho para aumentar las posibilidades de contratación por un plazo determinado ya que (. Respecto a la legislación en materia de empleo y despido. y ello es clave para la recuperación y la promoción del parado de larga duración). la legislación en materia de despidos colectivos ha limitado la libertad de los empresarios en el contexto de los países desarrollados para poder despedir a los trabajadores a su antojo. que estipula que las horas trabajadas por encima de determinados límites deben ser remuneradas a tasas superiores a lo normal.). permitiera recuperar la mano de obra potencialmente desaprovechada. también la legislación sobre las vacaciones remuneradas. sexo. también. esto constituye un medio rentable de reaccionar ante las fluctuaciones de la demanda de productos» (OCDE. y ordenación del tiempo de trabajo. a los países industrializados desde los años sesenta del siglo pasado). HERRADOR BUENDÍA caracterizando. la libertad de los empresarios para contratar mano de obra. el permiso remunerado para formación y la edad a la que se permite el acceso al trabajo remunerado (OCDE. Otro tipo de legislación general 21 prohibe cualquier práctica discriminatoria en contratación o en el empleo por motivo de raza. e indirectamente con la política de ajuste de la mano de obra. es en el ámbito de los Estados industrializados donde. resulta importante la influencia que va a tener sobre el fenómeno del desempleo de larga duración todo lo que se relaciona con la evolución de los mecanismos de fijación de los salarios (ya que. legislación sobre el empleo y despidos. Es decir. Igualmente. color o religión (algunos países prohiben asimismo la discriminación basada en las convicciones políticas o en el origen social)» (OCDE. directa o indirectamente. en el aspecto de la ordenación de trabajo se ha necesitado.. Por otro lado. se necesitaba modificar la centralización de las negociaciones salariales hacia una descentralización junto con la relación entre salarios y aumentos de productividad. Finalmente. este campo se encuentra relacionado directamente con la política de salarios y rentas.FÉLIX M. igualmente. y no ha incentivando la recuperación de los recursos ociosos más desprotegidos.). 1988. con lo que se ha perjudicado claramente a los desempleados de larga duración. la legislación sobre la jornada laboral.. particularmente. conlleva una necesaria modificación de las reglas y regulaciones a través de mecanismos de fijación de salarios. a la vez que esta tendencia puede mejorar con frecuencia la igualdad de acceso al empleo o producir cambios estructurales que dejen su validez a las restricciones anteriormente vigentes).. limitándose el número anual de horas extraordinarias (.). 1988.. 1988. REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 35 131 . 42-43).. «Hay ejemplos de efectos directos en la legislación todavía vigente en ciertos países que excluyen de ciertos empleos categorías de trabajadores como los jóvenes o las mujeres. 47). En cuanto a las modificaciones que se producen en este campo.. estas se encaminan en la dirección de mejorar la evolución de los salarios relativos de manera que se pueda crear un mecanismo de fijación de los salarios. De manera que 21 sus efectos sólo han sido indirectos: (.

del empleo y del beneficio no está en función sólo del cambio tecnológico. Aunque es cierto. que el cambio técnico o tecnológico 22 influye. desde el punto de vista de la formación de primera mano. depende fundamentalmente de una serie de parámetros y de su poder relativo (. el grado en que este potencial se plasma en un crecimiento real de la producción en su conjunto. les pueden ofrecer una formación adecuada a los códigos de funcionamiento de sus empresas. o de aquellas otras personas que no han accedido todavía por primera vez al mercado de trabajo. se modifica continuamente y se adapta a un número creciente de aplicaciones en productos y procesos afectando a diversidad de campos profesionales respecto al fenómeno del cambio técnico o tecnológico (postura determinista). que no poseen. Se puede concluir. ya que tienen muy difícil volver a ser contratados porque han de competir con activos jóvenes crecientemente cualifica- dos y apetecibles para los empresarios que... 439). 1988. parece que no existe una relación única y predeterminada entre cambio tecnológico y el comportamiento del empleo (OCDE. como muchas de las que han precedido. las nuevas tecnologías exigirán de aquellos trabajadores que llevan un año o más de inactividad. que viene dada con la irrupción e implantación de las nuevas tecnologías (tecnologías de la información) en el mercado de trabajo.. apreciablemente. en la 22 La heterogeneidad del cambio técnico o tecnológico deriva del carácter de la nueva tecnología (microelectrónica) a medida que se desarrolla y difunde. la adquisición de conocimientos tecnológicos como base es incoherente porque 132 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 35 .). con que la ordenación del trabajo ha venido adoptándose en el marco de las legislaciones nacionales aunque las principales iniciativas se han adoptado en el marco de las negociaciones colectivas (OCDE.). el análisis de los principales mecanismos de transmisión induce a pensar que la oleada actual de tecnologías. los trabajadores y sus representantes aspiran siempre a una reducción del tiempo de trabajo individual. elevará el potencial productivo de las economías y sentará así las bases para un crecimiento duradero de la producción.ESTUDIOS De igual manera. Con lo que estos trabajadores se convierten en un colectivo susceptible. sobre todo de larga duración. unos crecientes niveles de cualificación profesional y una adaptación y puesta al día para su incorporación o reinserción al mundo laboral. de caer en situación de desempleo de larga duración.. es lógico que desplacen a ciertas categorías de trabajadores de sus puestos hacia una situación de desempleo o inactividad. vía salarial) y aumentando su beneficio mediante unos sistemas productivos computerizados que van a producir con más velocidad y calidad mayores cantidades de productos y mercancías.. por lo que el resultado neto. ya que este pone en marcha un conjunto de reacciones contradictorias: (. sino se toman las medidas necesarias por parte de los poderes públicos.). en este proceso actual de cambio tecnológico (cambio técnico iniciado en los años sesenta).. 1988). En cuanto a la segunda causa o factor de desempleo (desempleo de larga duración). 442). ahorrando al empresario coste laboral (sobre todo. De todas formas. el empleo y las ganancias reales (OCDE. A pesar de todo: (. especialmente para el empleo. No obstante. Consecuentemente. Por ejemplo. se observa como el mismo ha influido e influye de manera especialmente negativa en los trabajadores con un tramo de edad de más de 45 años que son despedidos. sin que la remuneración disminuya proporcionalmente): se piensa que así podrán ofrecer salidas a los desempleados. 1988.

23 Según SCHUMPETER. el «cambio técnico» es un proceso de «destrucción creativa» que consiste en un proceso de destrucción neta de puestos de trabajo en algunas antiguas ocupaciones. son las personas que se sitúan fuera del mercado laboral en una situación de prolongada inactividad (12 meses o más) que necesitan un puesto de trabajo pero que no lo encuentran sino se regeneran formativamente pero en unas circunstancias de precariedad económica o física y psicológica. y en un proceso paralelo de «creación neta» de puestos de trabajo en los nuevos sectores y ocupaciones (STIGLITZ. Aunque. ha existido y existe un temor evidente a que las nuevas tecnologías puedan provocar pérdidas potenciales de puestos de trabajo en todos los sectores productivos de las economías de los países desarrollados 23. y su influencia determinante en el mantenimiento o generación del fenómeno del desempleo de larga duración. empresas y sectores. y que para regresar a un puesto de trabajo tienen que competir duramente (como se apuntó anteriormente). las tecnologías de la información tienen algunas consecuencias determinantes para la distribución sectorial del empleo ya que algunos de los sectores de alta tecnología son los que están obteniendo mejores resultados en cuanto a la empleabilidad de trabajadores en paro (aunque no en relación a los desempleados de larga duración) (OCDE. por ende. quienes sufren sus consecuencias perniciosas (tanto para entrar como para salir del mercado de trabajo).FÉLIX M. e implica la ampliación y extensión de los mercados (la sociedad de la información. y de las capacidades de los países industrializados para generar empleo. HERRADOR BUENDÍA asignación del empleo entre los individuos. Concretando: ante un cambio técnico o tecnológico. de que se trate de intensidad tecnológica media o alta). y que el crecimiento es lento. Dicha relación es uno de los aspectos básicos dentro del debate actual que se produce acerca de los niveles de desempleo (que afecta. se está estableciendo es una relación directa y clara entre empleo y tecnología. en acontecimientos posteriores. se apunta con frecuencia hacia la tecnología como la causa de la generación de altas tasas de desempleo ya que. y aquellos activos empleados mayores de 45 años que son despedidos por razones tecnológicas (paro tecnológico). Con la aparición e implantación de las nuevas tecnologías en los sistemas productivos. Con lo que. Es obvio. Concretamente. Para los demás. en la «piedra angular» que permite que aumenten la productividad. 1992). la tecnología se incorpora en complejos sistemas pluritecnológicos donde el problema reside en dominarlos. a pesar de ello. REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 35 133 . que la introducción de las nuevas tecnologías en los procesos productivos generan un proceso de reasignación de los puestos de trabajo en cada sector de la economía (en función. se contempla que el factor técnico o tecnológico (nuevas tecnologías) supone un cambio de carácter técnico unido a la idea de innovación de productos y de procesos. a los colectivos ubicados en lo que se conoce como el «desempleo estructural»). transportes e infraestructuras). se ha demostrado. Pero. la nueva economía. es decir. las rentas reales y las posibilidades de empleabilidad de los desempleados de larga duración. 1990). y una alteración de las necesidades formativas de los empleados de las unidades de producción (OCDE. lo que. la variable tecnológica es la clave para el proceso continuado de crecimiento y de creación de empleo. sobremanera. hoy en día. se convierte así. que. 1988). realmente. las ocupaciones y los sectores productivos. que la aparición de un la nueva tecnología influye en determinados campos profesionales (postura no determinista). es decir. en que se considera que el cambio tecnológico es particularmente rápido y global. conlleva (competitividad. A pesar de ello.1996). en cierto sentido. empleo y demanda-consumo) (OCDE.

puede atribuirse al carácter de las mismas. Por otro parte. hoy en día. sobre todo. no sólo para sustituir a los que se han perdido sino. han resultado ser insuficientes. nacionales e internacionales. sin entrar a analizar las circunstancias de los mismos. las nuevas tecnologías del transporte y de las comunicaciones han redefinido constantemente las fronteras efectivas de los mercados de trabajo locales. alterando la pauta de oferta local y global del trabajo ya que es factible que entren en el mercado de trabajo nuevas categorías de trabajadores. es que tanto la naturaleza de la competencia internacional como su ritmo se invocan como argumentos en el debate sobre el nivel y estructura del paro en su relación con la variable tecnológica. el potencial de creación de empleo que tienen las nuevas tecnologías se traducirá realmente en puestos de trabajo que ayude a los desempleados de larga duración a volver al mercado laboral. lo que aumentaría a la vez. entre otros. la dimensión tecnológica del comercio internacional y la necesidad que tienen las empresas de adoptar los mejores métodos internacionales. de una forma duradera. pero aún así. la literatura teórica sobre tecnología y empleo sugiere que el acontecimiento del cambio técnico o tecnológico (al reducir cantidad necesaria de recursos por unidad de producción o al crear nuevos productos) permite producir más con una cantidad menor de recursos o elevar la demanda. a pesar de que los puestos de trabajo adicionales creados. la preocupación internacional actual por la influencia de las nuevas tecnologías reside en salvaguardar las posibilidades potenciales del empleo (y su afectación en los colectivos activos más desprotegidos). Signifíquense colectivos como: los jóvenes que todavía no han accedido por primera vez al trabajo. las mujeres que quieren acceder al empleo que nunca han 134 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 35 . en qué medida este proceso se autorregula. directa o indirectamente.ESTUDIOS elevado nivel de «paro tecnológico» no ha sido tal y. cuando se haya producido el ajuste a un determinado cambio tecnológico 24. La incertidumbre o el malestar. La actual situación de «globalización industrial» pone de relieve. y a largo plazo. nada más que unos cuantos nuevos empleos y provocar. para elevar la empleabilidad de forma sustancial. su rápida utilización podría generar –a diferencia de lo ocurrido hasta ahora–. De hecho. La contestación no es sencilla ya que habría que observar el efecto de las nuevas tecnologías en un periodo de transición. las nuevas tecnologías exigirán la cualificación a todos los recursos por igual. además. las ganancias y el empleo. igualmente. y si va a aumentar la demanda en la misma medida que la capacidad productiva. con ello no se hará más que seguir perjudicando al «desempleo estructural» (desempleados de larga duración). las diferencias internacionales existentes en la pauta de empleo y desempleo van a depender en gran medida de la capacidad de las economías nacionales para innovar y asimilar la nueva tecnología por medio de cambios estructurales. sin embargo. que por sus especiales circunstancias carecen de medios económicos para adecuarse a todo este contexto. y tienen numerosas aplicaciones. ha sido cierto que la aplicación de una nueva tecnología siempre ha ido acompañada de un apreciable nivel de paro. La tecnología de la información y de la comunicación hacen del teletrabajo una alternativa cada vez más viable a las modalidades más tradicionales del trabajo. cada vez de forma más nítida. a los desempleados de un año o más tiempo). elevados niveles de «desempleo estructural» (dentro del cual se perjudicaría notoriamente. entre los activos respecto al factor tecnológico radica en la «creencia científico-técnica divulgativa» de que dado que las tecnologías pueden ahorrar trabajo y coste empresarial. Con lo que dada la importancia de la formación y de la cualificación en general. ya que en este marco de producción. De esta manera se desemboca en el planteamiento apuntado: cabe preguntarse si. 24 Por ejemplo. Lo evidente. a corto y medio plazo.

En cuanto a la primera causa de desempleo de larga duración. son: En primer lugar. las personas sin ningún tipo de cualificación de hecho. por último. ello supone. de larga duración) ya que presentan mayores dificultades de acceso a la actividad y siempre representan una mayor tasa de paro (se les unen parados mayores de 45 años y parados de larga duración sin cualificación). el más grave recae en los individuos que se encuentran en dicha situación de desprotección. muy superior a la de hace 20 años. el dato de que en la mayoría de las economías buena parte del producto nacional –Producto Interior Bruto (PIB)– y de la actividad económica real general en los países desarrollados escapa a las cifras oficiales porque la aparición de una economía oculta o sumergida supone la existencia de unos empleos cuya importancia es difícil de cuantificar. es evidente que el mayor coste. con una proporción de jóvenes y mujeres.. solamente. que a la vez. como tampoco lo tienen fácil los jóvenes y mujeres que un día estuvieron en activo y que salieron del mercado laboral por diferentes causas y que ahora desean reincorporarse al mismo (OCDE. sobre todo. no lo esté buscando). pero que debe ser.FÉLIX M. 1997). que conforman lo que se denomina «desempleo estructural» (también.. En tercer lugar. desde la década de los años noventa del siglo pasado–. como se ha señalado anteriormente. el desaprovechamiento del potencial productivo. la composición de la fuerza laboral (a raíz del cambio drástico del perfil del desempleo desde 1960 en adelante). desde la perspectiva social. Aquí se observa el primer coste económico para la sociedad: recursos (incomes) no utilizados y bienes y productos (outcomes) no producidos u obtenidos por tener mano de obra sin ocupar y en situación de inactividad prolongada. En segundo lugar. los Estados han venido combatiendo el mismo con diversas acciones de fomento de empleo que tienen como misión general la de intentar frenar o atenuar los efectos perniciosos económicos y sociales que conlleva. que una persona se encuentra buscando activamente empleo (aunque. En este sentido. los trabajadores de más de 45 años desplazados por la innovación tecnológica lo tienen más asequible para volver a la vida activa. REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 35 135 .. tampoco. Y. pero no necesariamente carente de cualificación alguna (OCDE. puede significar para las empresas un crecimiento altísimo de la oferta de trabajo y de la mano de obra barata. el hecho de que el interés por buscar empleo puede haberse reducido por la generalización del seguro de desempleo en los últimos veinte años. Los seguros de desempleo no son suficientes ni en cantidad económica (su cuantía suele ser inferior al salario normal en el conjunto de es- tenido. aproximadamente el 20% PIB en el conjunto de los países industrializados occidentales (OCDE. 1996). y que tiene que ver con los efectos negativos para el empleo que han tenido y tienen los mercados de trabajo rígidos o poco flexibles –en el contexto de países industrializados. La consecuencia negativa que tiene dicha situación para la economía de estos países es que se pierden para siempre estos recursos ociosos y. personas con minusvalías físicas y psíquicas. HERRADOR BUENDÍA Las relaciones tecnología-empleo y las influencias tecnológicas vía desempleo de larga duración son complejas y heterogéneas. este fenómeno del paro de naturaleza estructural. y uno de los efectos más espectaculares de la tecnología en el empleo de los países industrializados puede ser indirecto y tener su causa en las consecuencias del proceso de globalización y de apertura de mercados. realmente. 1990). Además. el hecho de que para figurar como desempleado basta manifestar. De esta manera se puede deducir que las causas o factores que sobreestiman el fenómeno del desempleo de larga duración.

También es una realidad. Los más afectados por el desempleo prolongado son los colectivos que se vienen señalando (OCDE. en el conjunto de las economías desarrolladas. 1994). en parte. el porcentaje de desempleo de larga duración es mayor que en los países con mayor flexibilidad y menor rigidez en su mercado laboral (Véase. el de un año o más) se configura como el primer elemento determinante del grado de pobreza o de falta de bienestar de una sociedad. en parados (de un año o más en esta situación) como consecuencia de periodos de recesión de las economías occidentales industrializadas donde el porcentaje de personas en esta situación aumenta significativamente 25. 27 Hoy en día. 1996). Se considera que el desempleo (específicamente. y menos algunos colectivos de larga duración que no han trabajado anteriormente). cibernética) están logrando conseguir que el tipo de cualificaciones requeridas sea de un nivel de instrucción de base cada vez más amplio. de las contribuciones del sector público. de manera que resulta imprescindible destacar la desigual distribución que tiene entre la población activa. La razón reside en que son ciertas características personales y ocupacionales las que determinan que la probabilidad de algunos grupos de encontrarse en paro sea muy superior a la media de la población activa. no les evita todos los perjuicios ocasionados por su inactividad. 25 En los países con menor grado de flexibilidad en su mercado de trabajo y con mayor rigidez en las plantillas de sus empresas. Como contrapartida. no sirven como sustitución de renta.ESTUDIOS tos países) ni en cobertura (y no toda la población laboral está acogida a dicho seguro de desempleo. En relación con la segunda causa del desempleo de larga duración. constatando que determinados colectivos sociales padecen con mayor intensidad este fenómeno del paro de carácter estructural 26. cuando el nivel de desocupación prolongada aumenta. polivalente y elevado (de cultura técnica generalizada) que va a hacer cada vez más difícil la recuperación para el mercado de trabajo de aquellos recursos activos desocupados y abandonados en el tiempo (sobre todo. los efectos de este fenómeno recaen sobre los activos ocupados que tienen que pagar un alto precio por la falta de trabajo o por su defectuosa gestión y se ven obligados a abonar parte de los costes del desempleo. es decir. a través de cotizaciones sociales o impuestos más elevados. Con lo que el seguro de desempleo queda configurado con las cotizaciones al sistema de la seguridad social de trabajadores y empresas y. los desempleados de larga duración sin cualificación y con un desfase formativo evidente respecto a dichos conocimientos que se requieren y que les hacen no encontrar un empleo) 27. con la incorporación de las nuevas tecnologías se evoluciona hacia un sistema de organización del trabajo en el que el modelo de organizar la producción requiere una mayor cooperación técnica de todos los recursos humanos que van a utilizar el sistema técnico (propio del contexto tecnológico influyen26 136 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 35 . Ni que decir tiene que los costes sociales del desempleo prolongado sobre los activos ocupados son muy elevados. LAYARD. NICKELL y JACKMAN. Consecuentemente. el hecho de que la aparición y difusión de las nuevas tecnologías (electrónica. telemática. los tra- bajadores empleados tendrán que contribuir a financiar los mayores costes derivados del abono del seguro de desempleo vía cotizaciones o impuestos. en general. con mayor frecuencia. donde la exclusión laboral puede encaminar a un individuo a la marginalidad empujado por circunstancias de desesperanza y de acuciante necesidad. hay que destacar que los efectos de las nuevas tecnologías sobre el empleo han producido cambios considerables en las relaciones industriales tradicionales. Estos problemas suelen localizarse en colectivos de «desempleo estructural» y.

que vienen alterando negativamente los mercados laborales. de la política del mercado laboral que conduzca a la posibilidad de obtener un tipo de empleo estable para los mismos (OCDE. en el ámbito de los Estados desarrollados occidentales. es unívoco. la aparición de fenómenos como la pobreza. junto con la política económica. la dependencia económica de los individuos y la exclusión laboral y social. Además. 1991. en la medida de los posible. sobre todo. Para ello: Debe concederse prioridad a medidas activas como la formación. y las presiones crecientes. simultánea. ya que: «Una política de mercado de trabajo bien diseñada tiene con frecuencia la ventaja de responder simultáneamente a los objetivos de eficiencia y de equidad» (OCDE. ante todo de aquellos colectivos en una situación de inactividad prolongada (desempleados de larga duración). de ese «desempleo estructural» (de activos desocupados de larga duración) para devolverlo al grupo de población de los activos ocupados. 1991). Sin embargo. y que son: la evolución demográfica. y/o «de mano de obra» cabe decir que se trata de actuaciones públicas en el ámbito de la política social (como una de las dos políticas públicas básicas. 18). las acciones de toda política de mercado que esté bien diseñada destacan por su ventaja y facilidad de dar respuesta. Este concepto. Actualmente. utilizado en otro tiempo por la OCDE. los Estados industrializados y desarrollados occidentales han venido adoptando un conjunto de políticas de mercado de trabajo basadas en una serie de medidas de carácter estructural para lograr reducir las altas tasas de desempleo en los mismos. el de larga duración que demandaba de profundas reformas de los mercados de trabajo. tiene un carácter híbrido. La palabra “activa” proviene del concepto sueco de “política activa de mercado de trabajo”. aunque con diferentes voces. los inactivos y los beneficiarios de la ayuda social. ya que la «sociedad activa» se distingue por el favorecimiento del desarrollo de los mercados y la actividad de todos los colectivos sociales para evitar. sobre los puestos de trabajo y su diversificación según las condiciones del trabajo y la cualificación exigida. 1991. «políticas activas de mercado de trabajo». originadas por el cambio estructural. de forma que te) y que exige una creciente y puesta al día de cualificación profesional que los desempleados estructurales no poseen. las nuevas tecnologí- as. las medidas especiales a favor de las demandas dirigidas a los desempleados de larga duración deberán actuar de acuerdo con los objetivos sociales de toda política social y. y es utilizado por las políticas gubernamentales de estos países desarrollados para el fomento de la contratación entre los empresarios. incluso en el caso de los trabajadores mayores de 45 años (OCDE. que se forjó en los primeros años de la década de los cincuenta a causa de la insatisfacción motivada por la política de moderación salarial (OCDE. concretamente. las políticas activas de mercado de trabajo 28 han venido diseñando y aplicando medidas de choque contra tres de los fenómenos. los programas de colocación y de reinserción destinados a los desempleados. REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 35 137 . entre las que destacan. ante todo. para que dichas políticas sean efectivas se siguen una serie de tareas. a los objetivos de eficiencia y de equidad. Si se desea que la acción gubernamental de estos países incida realmente en el conjunto de la oferta de la mano de obra. 29). Es un concepto: «(…). que diseñan la acción de gobierno en cualquier Estado). 1993). sobre todo: la movilización de los recursos humanos. HERRADOR BUENDÍA ACTUACIONES: LAS POLÍTICAS ACTIVAS DE FOMENTO DEL EMPLEO A lo largo de la década de los años noventa del siglo pasado. 28 Respecto a las «políticas activas de fomento de empleo» y/o «de la contratación» o denominadas. que ya se han apuntado anteriormente.FÉLIX M. Las políticas activas de fomento del empleo y/o de la contratación se basan en acciones o actuaciones dirigidas a la recuperación. también.

1993. es de esperar que algunos parados de corta duración se sumen a las filas de los parados de larga duración (el aspecto flujo). 20). Con lo cual. 23). 31 «Los desempleados de larga duración constituyen actualmente el principal objetivo de medidas intensivas. hay que subrayar la tarea de la promoción de un espíritu de búsqueda activa de empleo. En este sentido: Será conveniente aumentar la eficiencia del mercado de trabajo prestando una amplia gama de servicios a los diversos participantes en el mercado de trabajo. estas políticas activas de fomento del empleo y/o de la contratación desarrollan unas formaciones profesionales más elevadas y adaptables para que los individuos con mayores dificultades para volver al mercado de trabajo puedan acceder al nuevo tipo de empleo: Para evitar la aparición o el agravamiento del «déficit de personal cualificado». tanto si se trata de demandantes de empleo como si se trata de empresas que buscan personal con determinadas cualificaciones. especialmente. se reduzcan las desigualdades en el acceso al empleo y. los asalariados y los grupos desfavorecidos» (OCDE. 19). que para fomentar la formación se cree una estructura adaptada y estimulante en la que participen los empleadores. El problema del stock surge cuando el flujo de salida de este grupo es pequeño. Por otro lado. en esta tarea de cambio de la tradicional y excesiva dependencia del individuo respecto del Estado-paternal hacia el fortalecimiento de la cultura laboral de búsqueda activa de empleo. incluso aunque mejore la situación económica» (OCDE. sino contribuir a largo plazo al desarrollo profesional de los trabajadores y a la gestión con vistas al futuro de los recursos humanos de las empresas (OCDE. donde estos países han venido aunando sus esfuerzos para conseguir reducir las elevadas tasas de «desempleo estructural» 31. prioridad a los servicios orientados al mercado y rápidamente eficaces. a corto plazo. el aspecto stock 30. y: «(. 1991. 1991. 1991. hay que desarrollar lazos nuevos con el sistema de enseñanza y reforzar el papel primordial desempeñado por el sector privado en la formación de los trabajadores y en la mejora de las cualificaciones de los mismos (OCDE. habrá que pensar en formas de intervención más intensivas por parte de los poderes públicos. por otro lado. como la orientación profesional. Es precisamente. en general. 22). que tendría graves repercusiones en los resultados económicos. 280). el aspecto flujo que tiene que ver con las variaciones marginales a lo largo del tiempo y. y de formación profesional ocupacional 29. conviene conceder 138 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 35 . Las soluciones que ofrecen los poderes públicos de los Estados desarrollados para combatir el desempleo de larga duración deben tener en cuenta dos aspectos distintos de este tipo de paro: por un lado. 1991.. Finalmente.).. se necesita que la política activa de mercado de trabajo se encuentre correctamente coordinada con las políticas de enseñanza y de formación. 29 Ya que: «Para evitar que las personas desempleadas que desean acceder nuevamente a un puesto de trabajo se deslicen paulatinamente hacia una situación de desempleo de larga duración. 1991. 21). Si esos servicios fracasan. 30 Es decir: «Cuando empeoran las condiciones económicas.ESTUDIOS se rompa el círculo de dependencia. como las subvenciones a la formación y al empleo» (OCDE. Esas prioridades debieran reflejarse en la asignación de los recursos (OCDE. estimular los esfuerzos de búsqueda de empleo y mejorar la aptitud para el trabajo. y a los servicios apropiados para aumentar la motivación para el trabajo. esos servicios no debieran responder solamente a objetivos inmediatos. se introduzca a los trabajadores en la gran corriente de las actividades productivas. entre los desempleados de larga duración favoreciendo dicha tarea a través de la potenciación de los Servicios Públicos de Empleo (SPEs) en sus funciones de orientación y asesoramiento individual y colectivo.

los sistemas de Protección Social. en el caso español. cuando menos a medio plazo (OCDE. como son los inmigrantes. b) Desarrollo de la Estabilidad en el Empleo. En cuanto a la atención de los colectivos desfavorecidos. se dice La cohesión social a través del empleo exige. Además. c) Optimización de los Recursos Humanos. y para Empleo. y de contratación de desempleados para sustituir temporalmente a trabajadores en excedencia por cuidado de familiares (Véase. 99). los Tratados Internacionales en materia laboral y. desempleados de larga duración que: 33 . estos SPEs promocionan la idea de movilidad geográfica para encontrar un puesto de trabajo entre las personas inmersas en este tipo de desempleo prolongado. “entrevista del decimotercer mes“ (Francia). a su vez. titulado: «La Política de Empleo en España. y de formación mediante el acercamiento entre sistema formativo y la práctica en la empresa. la formación profesional no es una solución. En este caso véanse que: «Los artículos 40. 1991. REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 35 139 . el empleo y/o la contratación para la categoría del desempleo estructural. A MODO DE CONCLUSIÓN Para terminar. de programas de formación ocupacional. estas entrevistas son obligatorias al término de determinado periodo de desempleo» (OCDE. la limitación de la jornada laboral y los derechos de los trabajadores españoles en el extranjero». 97). En la mayoría de los casos.. 100-101). sean convocados a una entrevista y se les estimule vivamente a hacer frente a sus propios problemas. 2001. 2001). 2001. es imprescindible hacer mención al actual diseño. 1991). cabe decir que es necesario establecer cuáles pueden ser las grandes orientaciones de las políticas activas de mercado de trabajo en su objetivo de fomentar. los amenazados de exclusión. un eje director de las medidas emprendidas. 41. los parados de larga duración y aquellos otros colectivos con dificultades en el proceso de inserción en el mercado de trabajo (MTAS. el desarrollo de las Políticas Activas para una optimización de los recursos humanos y un proceso de adaptación y modernización del sistema productivo» (MTAS. 97). 32 «La orientación general de las medidas de la política de empleo en España se fundamenta en el desarrollo de la Constitución. sucintamente. acciones de incentivación de los contratos de duración indefinida para desempleados de larga duración. entre los que se recoge a los En numerosos países el SPE ha establecido procedimientos especiales para asegurar que todos (…). procedimientos y medidas de política de empleo». el proceso de Convergencia con la Unión Europea. la atención prioritaria sobre los colectivos más vulnerables del mercado de trabajo. al hilo de lo argumentado. 65-66). el Derecho a la Formación Profesional o a la Seguridad e Higiene en el Trabajo. que se utilizan en el caso español. acciones a través del Nuevo Programa de Formación Profesional. HERRADOR BUENDÍA Y. También. a corto plazo. de los problemas que tiene el desempleado de larga duración. de las que se derivan objetivos operativos entre los que se pueden destacar los siguientes: a) Potenciación de la transparencia del mercado de trabajo. los discapacitados. En este sentido. sino que se considera más bien como una inversión en capital humano para el futuro. ahondar en la posibilidad de promoción de unos recursos humanos crecientemente cualificados que consigan au- 33 Las medidas activas de fomento del empleo para el colectivo de los desempleados de larga duración. que se constituyen en : (. se aboga por profundizar e insistir en las siguientes pautas de conducta para progresar: En primer lugar. d) Adaptabilidad y Flexibilidad para la creación del empleo y e) Atención a los Colectivos Desfavorecidos (MTAS. Esos procedimientos reciben asimismo nombres diversos (…). el Informe Técnico del MTAS. la Concertación Social entre Agentes y de estos y el Gobierno. de la siguiente manera: para Formación. finalmente. 2001. se resumen.FÉLIX M. 2001. de las políticas activas de fomento del empleo 32. sobre todo. Informe de base sobre instituciones..). (MTAS. y en relación con un fenómeno tan complejo como es el del desempleo de larga duración. y 42 contemplan los Principios Rectores de la Política Social y Económica. la orientación de las políticas hacia el Pleno Empleo.

Madrid.ESTUDIOS mentar el crecimiento económico. procedimientos y medidas de política de empleo. Proceso histórico del Bienestar Social: La consolidación del «Estado de Bienestar». crear riqueza. siempre. Teoría y Política. MOCHÓN. Madrid. R. DORNBUSCH. Informe de base sobre instituciones. KERR. L. LAYARD. R. Ginebra. OIT. (1983): Origen y Desarrollo del Estado de Bienestar.. los colectivos de desempleados de larga duración. (1993): Economía. los Servicios Públicos de Empleo (SPEs) o. Los resultados macroeconómicos y el mercado de trabajo. la intermediación laboral pública de estos países desarrollados mejoren. la gestión de estos servicios sociales prestando más atención y dedicación a los desempleados de carácter estructural. que. R. sobre todo. (1988): The Search for Labour Market Flexibility: The European Economies in Transition. para permitir conocer la casuística de cada uno de ellos. La «Balacanización de los mercados de trabajo y otros ensayos». Madrid. BIBLIOGRAFÍA ALBA. a través del ofrecimiento de ayuda para la búsqueda activa de empleo con el fortalecimiento de la orientación y el asesoramiento individual de los demandantes de empleo. MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES (MTAS) (1999): Parados de Larga Duración. que por su situación tienen. (1996): Economía Laboral. R. y FUNDACIÓN TOMILLO (1999): Nuevos Yacimientos de Empleo en España. BOYER. Potencial de crecimiento y desarrollo futuro. –ya que. R. En tercer lugar. con la mayor protección y garantía del especial derecho. (1985): Mercado de Trabajo y Determinación de los Salarios. la inflación y el desempleo de tal manera que se estabilice el empleo en periodos de coyunturas económicas menos favorables para el crecimiento y evitando los «cuellos de botella» que se producen en los mercados laborales cuando existen periodos de expansión de la actividad. R. lo que es lo mismo. 140 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 35 . McGraw Hill. consecuentemente. MTAS. MTSS. McCONELL. mujeres y minusválidos). C. a un bajo crecimiento de la producción en los últimos treinta años-. en función de sus capacidades y posibilidades profesionales. Y. McGraw Hill. Madrid. NICKELL. ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DEL TRABAJO (OIT) (2001): Reducir el déficit del trabajo decente. conjugar eficiencia y flexibilidad de los mercados de trabajo (conjuntamente. ÁLVAREZ y PAGÁN (1999): Parados de Larga Duración. Clarendon Press. F. MTAS. ante todo. y JACKMAN. MTAS. – (1986): La Flexibilidad del Trabajo en Europa. Madrid. En segundo lugar. (1990): Economía. McGraw Hill. Madrid. en mayor o menor medida. S. Madrid. equilibrar. y con la potenciación de la inversión en capital humano para responder adecuadamente a la evolución demográfica y tecnológica. – (2001): La Política de Empleo en España. en cuarto lugar. MTAS. S. y SCHMALENSEE. el paro de larga duración ha ido unido. Madrid. Revista Sistema. MTSS. y generar el empleo más estable posible. y BRUE. (1994): El Paro. Oxford. y. FISCHER. los menos cualificados y los que aún no han podido acceder por primera vez al empleo: jóvenes. indefectiblemente. S.. CACHÓN. GARCÍA COTARELO. tradicionalmente. MTSS. C.

– (1993): Perspectivas del Empleo. PARTE I. J. – (1990): Las Nuevas Tecnologías en la década de los Noventa. – (1991): Políticas de Mercado de Trabajo en los Noventa. – (1996): Estudio de la OCDE sobre el Empleo. Madrid. (1992): Economía. Madrid.A. El potencial de ajuste del mercado de trabajo. PARTE II. W. Madrid. STIGLITZ. – (1997): Estudio de la OCDE sobre el Empleo. MTSS. SAMUELSON. Madrid. MTSS. Evidencia y explicaciones. MTAS. McGraw Hill. MTSS.FÉLIX M. McGraw Hill. MTAS. (1993): Economía. HERRADOR BUENDÍA ORGANIZACIÓN PARA LA COOPERACIÓN Y DESARROLLO ECONÓMICO (OCDE) (1988): Perspectivas del Empleo. MTSS. Una estrategia socioeconómica. REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 35 141 . P. Madrid. Tendencias del mercado de trabajo y fuerzas subyacentes de cambio. Madrid.E.D. y NORDHAUS.

ESTUDIOS RESUMEN: En un contexto económico de globalización –de apertura de mercados y de creciente competitividad– se hace indispensable seguir manteniendo y potenciando las estructuras de bienestar en los países industrializados y desarrollados para poder dar respuesta a las necesidades y bienestar de los individuos y del conjunto del colectivo social. 142 REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 35 . el desempleo de tipo estructural. que el primer planteamiento para salvaguardar las estructuras del bienestar en estos Estados tiene que ver con el hecho de garantizar el empleo y su protección. sobre todo. y que tiene que ver directamente con el fenómeno del desempleo de larga duración. sino en un entorno de necesaria reforma flexibilizadora de los mismos que combata. Es evidente. escasamente flexibles y poco adaptados a las nuevas necesidades productivas–. pero no como hasta ahora –dentro de unos mercados de trabajo rígidos.