Está en la página 1de 132

1

RESUMEN:

El Ecuador nace como país a partir del triunfo de las guerras libradas en contra de España en los primeros años del siglo XIX.

La creación artística en la joven nación significa al igual que la forma de gobierno el cambio y la búsqueda de una representación artística propia, que permita de esta manera dar el paso entre la etapa Colonial a la nueva República; esta incursión de nuevas formas representativas son parte de la expresión pictórica en la que se manifiesta el sentido de pertenencia de los habitantes del nuevo país.

El naciente país con su sociedad, economía y manifestaciones artísticas lleva a la búsqueda de la expresión artística propia que manifieste la idea de lo que somos como sociedad.

En los primeros años del siglo XIX, no solamente la vida social, política y económica del país sufre cambios, la representación artística en el Ecuador trata de reformularse, aunque esto sea muy difícil, puesto que su pasado colonial todavía sigue presente en la mentalidad de sus habitantes.

De esta forma, la concepción de la unidad de país se establece entre lo colonial y los nuevos modelos republicanos. A esto se suma la influencia de países y personas extranjeras sobre la sociedad de este entonces.

Esto dio lugar a la necesidad de replantear la realidad que se estaba viviendo a partir de la Independencia.

2

A partir de la mitad del siglo XIX, tanto la forma de representación artística como la sociedad en general comienzan a plantear la idea de expresión cultural, a esto se suma el desarrollo de nuevos estilos artísticos aportados por extranjeros, que reconocieron la riqueza cultural de nuestra sociedad lo que más tarde dentro de la representación artística se conocería como costumbrismo.

A partir de la segunda mitad del siglo XIX, tanto los nuevos estilos como el desarrollo de la identidad de país, dieron paso a la visión de artistas que tenían muy presente esta forma de pensamiento. En la mitad de este siglo nace el artista Joaquín Pinto, que forma parte de esta reformulación y nueva búsqueda de lo que se refiere a la identidad en país.

Este artista es el más grande exponente en lo que a costumbres se refiere, siendo este estilo de representación, la forma con la cual se vuelve visible a todos los estratos y pobladores que componen la sociedad de este tiempo.

Esto, sumado a la evolución de la sociedad, da como resultado la creación del género costumbrista, el mismo que es parte de esta investigación.

Si bien es cierto que Joaquín Pinto es parte de esta renovación de la expresión artística del Ecuador, también es parte de la folklorización de los representados en su obra, esto lleva a ver lo maravilloso, pero salvaje, haciendo que los actores de cada una de sus obras sean personajes del curioso paisaje que tiene el Ecuador.

3

Lo que se contrapone con la sociedad de este tiempo, haciendo del costumbrismo una forma de expresión válida para las curiosidades que existieron y existen en el país.

De esta manera se mantiene una forma de manifestar un pensamiento y acciones coloniales además de reivindicar el colonialismo que perdura en las expresiones culturales del Ecuador del siglo XIX.

Actualmente, vemos a la expresión artística como una forma de representar a la sociedad dentro y fuera del país, manifestando en las diferentes formas de arte, la mixtura entre nuestro pasado colonial y el presente que busca resaltar nuestra identidad como pueblo.

Lo que en realidad representaba el Costumbrismo era la imagen que resultaba curiosa a los ojos de los extranjeros o los mismos habitantes de la sociedad ecuatoriana. Esto en el arte moderno se manifiesta como parte de la expresión artística contemporánea, enfocado a los nuevos agentes extraños y fuera de lo común que forman parte de la sociedad.

El Costumbrismo fue y seguirá el estilo que utilizan los artistas para reconocer y representar lo curioso, haciendo de cada individuo que forma la sociedad una pieza de museo.

Lo que se debe cambiar con la manifestación de una idea que rompa la base de lo curioso a la esencia del verdadero arte, expresivo y más que nada innovador.

4

1. INTRODUCCIÓN:

EL ARTE COMO ESPEJO DE LA SOCIEDAD.

El arte como forma de expresión

de la sociedad aparece desde su misma

creación, con el surgimiento del pensamiento, y en permanente búsqueda de formas de expresión que luego se constituyen en el legado para las sucesivas

generaciones.

Las diversas formas de comunicación como expresión cultural de una sociedad también se encuentran en una evolución continua, siempre relacionadas íntimamente con las diferentes etapas del desarrollo humano.

Hay una permanente búsqueda en materializar los ideales, es así como históricamente se van explorando formas e imágenes para la creación de grandes obras artísticas, que constituyen para los pueblos una muestra del desarrollo alcanzado, sus hazañas y desarrollo social.

La búsqueda de trascender en el tiempo, perpetuarse en la memoria, o la búsqueda de la inmortalidad - sueño irrealizable del ser humano - que lo acompaña desde las pinturas destinadas a invocar la caza, hasta las imponentes construcciones pensadas para la eternidad, en las que subyace el saber y por tanto la aplicación y enseñanza de cada uno de los descubrimientos realizados en miles de años, ahora aparecen como imágenes y hasta ruinas, que en realidad

5

son evidencias del avance y la evolución que cada una de las civilizaciones ha tenido a lo largo de la historia de la humanidad.

En el pensamiento de unos pocos al inicio y de un numero progresivamente creciente luego, en cada época se va moldeando y comienza a encarnarse en formas para admirar y entender la complejidad de la creación del humano, así, de esa forma de expresarse que comenzó en cuevas con los primitivos seres humanos, va complejizándose hasta llegar a la creación de Acrópolis, Templos, Imperios, Tumbas para enterrar a sus gobernantes, emulando o al menos intentando emular la grandeza del Cosmos y o la obra de Dios u dioses, con arte que impregna los desiertos o los lugares más recónditos.

Pero además, el Hombre inspirado en la naturaleza, o mirando las estrellas busca el significado de la existencia del Ser, en su interior o en la interacción con sus semejantes, con lo que trasciende de sí mismo como ser individual y empieza una etapa social de búsqueda del significado de la vida a través de la Razón y la Lógica, lo cual explicita y comparte en discursos orales o en textos donde reflexiona sobre su existencia más allá inclusive de su actual forma de vida

Un día se lanza a la conquista de pueblos, llevando consigo la difusión de su pensamiento, de la conformación de aldeas pasa al establecimiento de Imperios luego de muchas batallas libradas conforma un nuevo orden social que le faculta a contar la historia de sus éxitos y derrotas a través de imágenes, héroes propios cuyas hazañas se preservan en el tiempo, plasmados en la piedra o en el lienzo.

6

Los imperios con el paso del tiempo entran en decadencia y colapsan, se ve forzada la división artificial del mundo en Oriente y Occidente, creándose entonces dos formas distintas de ver el Mundo, la vida, la religión, el Arte.

Bajo la influencia de la religión y con las diferentes representaciones de la divinidad según las culturas, aparecen nuevas ideas, el arte pasa de ser representativo a ser didáctico. Es así como, las Escrituras que describen la historia del pueblo de Dios, narrando la vida de los Santos, son representadas por los artistas, quienes crean sus obras de acuerdo a las concepciones religiosas impuestas en el momento de realizar sus obras estando muchas veces sujetos al temor a una existencia Sobrenatural que crea y destruye a su antojo, castiga y premia a quien vive de acuerdo a su mandato, o en otros casos, plasman los artistas en sus obras, la compasión, la piedad, difundida en los Monasterios, la sumisión de los pueblos exhibida en las iglesias, La Edad del Miedo está en la mitad de su reinado.

Mientras en el Occidente, el saber es castigado y pocos son lo que se atreven a formar parte del grupo de Sabios, el Oriente desarrolla las ciencias, el arte se

beneficia de ellas y surge la visión

del artista que conoce, crea e investiga, le

interesa lo Natural y concibe al arte como el todo de lo que se ve y por ello hay

que estudiarlo.

Siglos más tarde se producen cambios, el miedo sigue, pero se enfrenta el temor con la luz, el Espíritu de Dios se dice habita en la luz, por lo que su casa y todo lo

7

que sea su imagen debe tener luz. Esta luz apaga las sombras, y por tanto se da comienzo a la evolución de Occidente, siendo el arte el iniciador y motor, a su vez que produjo de esta nueva evolución, la misma que estaba designada a perdurar.

Esta forma de pensar, cambia a su vez la forma de ver el mundo, asistimos por tanto al Renacer del ser humano con otra visión del ser mismo. El pensamiento cambia, Dios es quien ayuda al hombre a su propia realización, el miedo y la oscuridad desaparecen para pasar a la luz y el pensamiento sobre lo humano y el Arte está gobernado por todas estas acciones. El artista es quien renueva la sociedad, quien da la pauta para desarrollar el saber y conformar un nuevo camino en la evolución; la ciencia y el arte para este momento uno solo forma al Mundo, lo que da paso a que el Artista y el Mundo sean uno solo. Se pasa de lo plano a lo dimensionable, la belleza se instaura como forma básica de representación, Renace el ideal de lo bello el mismo que es permanentemente estudiado, y que adquiere una forma más estructurada en su ejecución.

Pero el saber sigue inquieto, sigue repensando a la imagen como parte de un todo. El pensamiento cuestiona y pide explicaciones de lo que está pasando, cuestiona lo que se representa, lo que se retrata y hasta lo que se observa, busca, el porqué de las cosas. Como si se tratara de un escaparate de muestra en el cual la verdad, la imagen y el pensamiento se unieran en un solo instrumento para dar paso a una nueva concepción de lo que se debe ver, o de lo que se está dispuesto a ver.

8

La imaginación es necesaria pero no suficiente, ya que se debe primero entender que llevó a que ya no sea protagonista y más bien sea compañera de viaje, un viaje en el cual la vigencia de lo observado está marcada por lo que se quiere ver y se está dispuesto a imaginar siendo importante por tanto el cómo se ve y para qué se ve, matizado por la personal forma de percibir el contexto que se da con esta interacción que marca su significado

De esto se deriva una premisa fundamental: La creación que esta retratada en un papel o un lienzo sin el pensamiento seria una imagen vacía, de la cual nada se dictaminaría y poco se podría saber.

Es así como en el momento en que nos dejamos a nosotros mismos, comenzamos a ver alrededor nuestro, descubriendo lo obvio para unos y lo más maravilloso para otros, creando nuestra idea de la realidad y estudiándola para que tenga sentido. De esta manera cada una de las ideas será parte de nuestra esencia y parte del pensamiento.

Mientras en Europa las guerras por el control de la tierra estaban en pleno apogeo y la cultura de oriente era la que comenzaba a tomar el continente, en América la guerra para expandir el Imperio del Sol estaba llegando a su fin. Los pueblos conquistados serian ahora parte de la nación más poderosa de América del Sur.

La conquista del Oriente llega su fin y los reyes deciden que es hora de buscar

rutas para poder traer y llevar los tesoros de Oriente a Occidente; un error es el

que

marca el comienzo

de

la conquista y erradicación

al

Imperio del Sol.

9

Viracocha es quien comanda a los ejércitos que acabarían con los conquistadores de la milenaria ciudad de Quito. Las batallas por el control total del Imperio son duros enfrentamientos en donde vencen los dueños de las serpientes que bota fuego y quienes fueron gobernantes pasan a ser esclavos.

Comienza la Colonia, la conquista es una realidad y el rey está más allá de los mares, se impone la esclavitud y con ella la exterminación de los primeros habitantes y conquistadores, la llegada de un nuevo gobierno y nuevos amos crea una realidad nefasta que se asume como la única vía para poder ser parte de este mundo. La iglesia y la religión son parte de esta conquista, los pastores de Dios corresponden a otra monarquía a la que se le debe servir y rendir tributo para poder alcanzar la salvación y llegar a estar en gracia con el nuevo dios.

La manifestación para poder agradar a este nuevo dios es mostrar cómo era y quienes lo acompañaban, es así como uno de los pastores de la religión enseña a los esclavos a pintar y tallar la madera, para adornar los templos con imágenes que sean del agrado de Dios, para que su casa no esté vacía y tenga misericordia de todos los impuros habitantes que fueron rescatados de la condena eterna por los blancos.

Quienes aprenden la manera de agradar a Dios llegan a una maestría y una técnica única dentro de estas tierras, lo que hace que lo que es creado por ellos llega a ser considerado Obra de Arte, las mismas que fueron ejecutadas por

10

hombres hijos de estas tierra, que trascienden el tiempo. Todo lo que había en los nuevos territorios debía ser mostrado al rey.

Como ejemplo se puede citar a Andrés Sánchez Gallque, quien en su retrato de los Negros de Esmeraldas, manifiesta la forma de ver a estos personajes s que forman parte de una población propia de estas tierras, la misma que manifiesta sus costumbres por medio de la imagen.

Pasado el período de la Colonia viene la creación del país llamado Ecuador, en donde se desarrolla esta historia. La nación y la cultura de este país surge y con ella la representación pictórica de quienes son parte de la población del país. De esta manera se comienza a escribir la historia propia de esta nación, representada por varios hombres, pero en mayor medida por Joaquín Pinto, quien deja un legado pictórico de costumbres propias a la posteridad en las cuales se basa esta investigación.

CAPÍTULO I

  • 1. UNA BREVE MIRADA AL PASADO:

El aparecimiento del Costumbrismo se remonta a otro estilo, es necesario saber cuáles fueron los factores preliminares que produjeron el principio de esta forma de expresión artística. La misma que dentro del Ecuador y en las manifestaciones artísticas del siglo XIX, se puede identificar sus inicios, pero no delimitar en años o un periodo de tiempo específico el aparecimiento de los estilos o temática que cada uno de ellos trata.

11

El Arte como espejo de la sociedad es una forma de ver los acontecimientos manifestados en el desarrollo de los diferentes estilos y formas expresivas, que hacen de la creación artística una dinámica constante, en la cual el pensamiento conjuntamente con la imagen van juntas de la mano. Previamente al aparecimiento del Costumbrismo existieron dos estilos artísticos, muy marcados en Europa los cuales fueron, el Neoclasicismo y el Romántico, ambos exportados a América después de varios años de su culminación y creación.

El periodo Neoclásico (siglo XVIII) se desarrolla en Europa con la Ilustración francesa y los ideales de la Revolución, en la cual el planteamiento de los derechos de las personas se convierte en una visión del Mundo, equilibrado, justo y más que nada Racional; aunque esto solo haya sido una forma Idealizada, el Arte se hace eco y crea el estilo influenciado por la Razón, manejado en la academia con maestros, bajo las reglas de composición en donde la forma debía ser clara y estudiada antes de desarrollar la imagen, todo lo hecho se debía sujetar a la norma de Belleza aceptada, establecida en las academias de enseñanza y centros de estudio, encargados de impartir no solamente materias relacionadas al Arte sino ciencias que fueran parte de la formación del nuevo artista investigador y científico

El periodo Neoclásico retomó los Ideales en la Ética y Costumbres de Grecia y Roma antigua, lo que marco el pensamiento de las sociedades europeas del siglo XVIII. Se buscó la finalización de la opresión impuesta en Europa por los antiguos regímenes que estaban en el poder hasta la Revolución del Pueblo. La

12

consecuencia de esta forma de pensamiento llevó al surgimiento de investigación científica, el desarrollar la ciencia e iniciar la búsqueda del Otro, la Naturaleza, sus componentes, conocer, entender y estudiar al Buen Salvaje, su entorno, utilizando la observación científica a través del Mundo, llegando a los lugares más recónditos e inexplorados que debían ser vistos, estudiados y analizados por los científicos.

A finales del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX, la crisis que produjo la Revolución Francesa, por la idealización de sus propuestas y no su ejecución, las terribles guerras Napoleónicas y el derrocamiento del Imperio creado en Francia, sumado al enfrentamiento intelectual entre los principales países europeos, dio paso a la duda de lo Racional y Neoclásico.

Esto introdujo una nueva visión que deje atrás

a

la Razón

pura

y

lleve

al

pensamiento tras la búsqueda de una expresión sin el mecanicismo y las ideas del Mundo máquina, para que los sentidos y el Mundo sensible surjan. Tomando

como

Ejemplo a Wiliam Blake quien manifestaba del pensamiento Ilustrado lo siguiente:

Líbrenos Dios de la Visión Simplista y el pensamiento de Newton1

La exaltación de las pasiones, la intuición, la libertad imaginativa y el individuo

único, la observación

de

las costumbres y tradiciones de

los pueblos

y

el

Ser

Identitario, fueron la forma de pensamiento que se tuvo en el Romanticismo. Plasmado desde el Arte y extrapolado a la ciencia a través de la Observación

13

Biológica de los sujetos de estudio y su Morfología, además de entender el desarrollo de cada individuo como único y parte de un todo, encaminó a la ciencia a esta nueva forma de pensar.

El Romanticismo desde el Arte se manifiesta en una manera de sentir que va en contra de la pintura académica y rompe los esquemas de esta, manejando la libertad de acción y el reconocimiento del Artista como un individuo único que es parte de todo un Mundo, el mismo que parte desde la visión individual que enriquece a esta unidad.

La diferencia entre el Romántico y el Neoclásico radica en la búsqueda de una visión Universal del artista, siendo lo Sensorial más importante que lo Racional.

En Europa la creación de estilos forma una nueva visión del arte y como este representa a la sociedad, el florecimiento de las ciencias en todas sus expresiones comienzan a descubrir la totalidad del Universo y afianzan la visión del Mundo Occidental con la exploración de lo desconocido, se contrapone con la necesidad que crea la misma ciencia para descubrir nuevas formas que no se expresan en la razón pura, sino en los sentidos y las formas que rodean al hombre, observando y analizando por medio de los sentidos la Naturaleza, su comportamiento y el crecimiento que cada uno de los seres vivos tiene lo que no se podía descifrar matemática y mecánicamente aplicando los modelos Racionales, Ilustrados y la representación Neoclásica.

14

Mientras esto pasaba Europa a finales del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX, en el Ecuador la visión propia de los pobladores se manifestaba a través de los ojos del Barroco, modelo con el cual la población indígena y mestiza, al igual que los pocos españoles que habían venido a estas tierras tenían constituida su visión social y cultural ya que para España la visión barroca del Mundo era la el avance de su sociedad, mientras que otras sociedades europeas, estaban ya tomando los modelos racionalistas en este mismo periodo.

Esta forma de pensamiento que se crea en la sociedad colonial es el sentimiento impuesto desde España manifestado en América, el arte en la Colonia es el mirar desde la técnica y cosmovisión de España a los productos y manifestaciones artísticas que se dan en la sociedad de este entonces. La visión dentro de la Colonia se basa en la enseñanza a través del arte de la nueva religión y costumbres impuestas, siendo también una forma de colonización las representaciones artísticas y las manifestaciones culturales.

La pobreza en la economía colonial y la manifestación del pensamiento de control que se expresó en el arte contribuyeron a que la producción artística en este periodo de tiempo sea solamente enfocada en la temática religiosa dando como resultado obras de altísimo valor estético, con técnica propia de los talleres de Quito. Su producción tuvo como resultado imágenes religiosas en actitudes piadosas o martirizados hasta la agonía, lo que significó una tematización del arte, lo que no permitió un amplio escrutinio dentro de las posibilidades que los artistas

15

habrían tenido si se hubiese tratado otros temas y otras realidades distintas a la de la religión.

Aunque el desarrollo religioso en el Arte Colonial tiene como fruto la magnificencia del arte barroco en América Latina, esto restringió en parte la concepción de nuevos géneros que se hubiesen podido desarrollar en este periodo de tiempo, lo que sucedió en Europa en el siglo XVIII.

Algunos artistas tuvieron una escrupulosa intención de reconocer su propia realidad al pintar La Ultima Cena de Miguel de Santiago que tiene un cuy en lugar de pan y una Jarra de Chicha en lugar del vino o al igualar al Dios de los blancos con el Dios de los indios, haciéndolos ver como uno solo, ambos dadores de vida y misericordes con sus hijos lo que manifiesta este reconocimiento pero al mismo tiempo siendo el medio de enseñanza y sumisión a los pobladores que estaba dirigido, en este caso, los Indios, Mestizos pobres, Negros y la clase baja de la Colonia.

El pensamiento de la sociedad quiteña de estos siglos está intrínsecamente relacionado con el arte y su forma de expresión, puesto que las costumbres socio- culturales estaban basadas en las representaciones religiosas desarrolladas por los artistas de la Escuela Quiteña, esto llevaba a que el arte como componente social y la sociedad en si tuvieran una estrecha relación en la forma y el desarrollo del pensamiento en cuanto a la cercanía con la religión y sus manifestaciones, ideología que fue instituida en esta época.

16

Por este motivo la expresión artística barroca y el pensamiento formulado en este periodo están tan ligados a la concepción e ideas de los habitantes de la Colonia del siglo XVIII y principios del siglo XIX que fueron transmitidos a las siguientes generaciones, creando un legado en el pensamiento de los habitantes de Quito, el mismo que es parte de nuestra sociedad e influenció en el aparecimiento del Costumbrismo siendo este el fruto de la concepción Barroca con el pensamiento Neoclásico y la expresión desarrollada en el Romántico, lo que dio como fruto la acogida de este género.

El Barroco está intrínsecamente asociado a lo mestizo y después a lo ecuatoriano en sus manifestaciones, siendo estas religiosas o tradiciones populares las cuales se trata de eliminar en los primeros años de la República.

Esta manifestación social se pone en evidencia en las apreciaciones que los primeros viajeros hacen sobre las casas de las familias influyentes, en las cuales señalan (la mezcla de estilos y formas en un solo espacio, sin gusto y estética, de lo cual solo se puede ver un abarrotamiento de muebles y enceres de las más variada épocas, estilo y colores, formando una confusa e inigualable decoración).

Las corrientes europeas del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX, traídas al Ecuador por los viajeros que realizan sus investigaciones, además de las publicaciones enviadas desde Europa, crean la inquietud en nuevos géneros y temas tratados. La remodelación de la sociedad que hubo en el Ecuador por la llegada de dichos viajeros representó la inclusión del país en una nueva forma de

17

ver el Mundo reemplazando a la Fe, el Mito y la Superstición por los nuevos conceptos que se manejaban en este periodo temporal, la Razón y la Observación, siendo esta forma de pensar el medio de inclusión de América Latina al Mundo moderno y al mismo tiempo en el arte Ecuatoriano el retomar artístico que fue descontinuado por las guerras de Independencia y la creación de la República, siendo unos pocos artistas los que continuaron con sus obras, pero en menor medida que en el anterior siglo.

En el nacimiento de la Republica el idealismo y lo heroico en las acciones y los personajes de esta época, al igual que otras formas de pintar como el paisaje y el retrato toman más protagonismo en el arte ecuatoriano a inicios del siglo XIX, lo que hace que cuando los primeros científicos comienzan sus expediciones contratan artistas oriundos de Quito para dibujar las imágenes necesarias sobre sus investigaciones en diferentes ciencias como botánica y geología, en las que las descripciones precisas eran necesarias.

La colaboración entre artistas y científicos marca el desarrollo de otros géneros que son atribuidos a las corrientes aportadas por los extranjeros, pero lo más importante es el reconocimiento de lo Nuestro que lamentablemente no fue hecho o visto por los mismos artistas sino por quienes vinieron a investigar y relatar sobre los paisajes y personajes que había en esta parte del Mundo. Dando lugar al reconocimiento de nosotros mismo por medio de la mirada del otro, en este caso por la investigación y la ciencia que otros muy diferentes a los habitantes del Ecuador desarrollaron.

18

La influencia de los estilos barroco, neoclásico y romántico en el Ecuador forman parte de una visión amplia del artista del siglo XIX, en nuestro país la influencia del pensamiento Neoclásico y Romántico hace que los artistas de la mitad del siglo XIX en adelante tengan una visión más amplia de su papel dentro del arte y la sociedad. Estos artistas al tener tres formas de representación en la segunda mitad del siglo XIX, crean una visión de la Libertad alcanzada en los primeros años del país como Republica manifestando de esta manera el personalismo y la forma de expresión propia dentro del arte ecuatoriano.

La ciencia y la sensibilidad son los componentes de los artistas en su forma de ver el Mundo en el siglo XIX. Las costumbres y lo Pintoresco está muy ligado a lo observado, estudiado y además es parte del pensamiento Romántico, muy vigente en 1850, esto hace que el observado sea reconocido y a partir del reconocimiento nazca el Costumbrismo, compartido con la literatura pero más desarrollado en la expresión pictórica.

La pintura costumbrista y Paint de Generé, son dos movimientos distintos, puesto que la Paint de Generé, corresponde a la manifestación de la vida cotidiana, además que su aparecimiento está ligado a la pintura flamenca del siglo XVIII, mientras que el costumbrismo se describe como la manifestación de las Costumbres, Tradiciones, Modos de Vida y más que nada los componentes de una sociedad que se manifiestan por medio de las escenas o personajes que la componen e interactúan dentro de las obras con las observaciones y visión del artista que retrata o crea esta forma de arte. El costumbrismo tiene un gran

19

apogeo en España y América entre los siglos XVIII, en España y XIX, en América, siendo en el último continente donde más producción de este tipo se puede encontrar, por sus estampas de la sociedad y el manejo de la imagen que en este tipo de pinturas se ve.

La visión neoclásica tuvo una gran acogida en su forma de pensamiento, su accionar artístico no fue muy prolongado, al contrario del romántico que tendría una serie de variantes y nuevas visiones propias de Latinoamérica, que desencadenaría en el Costumbrismo, siendo el Ecuador y Quito los escenarios para uno de los mayores representantes de este nuevo estilo, siendo Joaquín Pinto y su obra la mejor forma de comprensión social y cultural de esta época.

La formación de los artistas, su visión y creación, nutrieron la cultura de nuestro país, lo que en la pintura de Joaquín Pinto es su estilo, que si bien es cierto forma parte de la observación del otro y su aproximación manifiesta en la Observación y el acercamiento del artista de lo que está pasando con los integrantes visibles de la sociedad de ese entonces y como su pintura recoge a los más visibles y los lleva, de ser visibles, en calles, o ferias a ser admirados en colecciones o muestras, donde este otro no es quien participa de este tipo de círculos, pero es quien se manifiesta creando un testimonio de la base que la sociedad tiene, con tradiciones y costumbres propias del pueblo que se muestran exóticas para los mismos integrantes de la sociedad a la que los retratados pertenecen.

20

Es fundamental el tener una

visión del

Costumbrismo y cuáles fueron sus

influencias, para poder entender cómo se desarrollo en el país la obra de Joaquín Pinto y porque su temática y relación que esta tuvo con la sociedad de ese

entonces.

1.1. El artista con el tiempo a cuestas:

¡Pinto, pensó! Dio su explicación del porqué de la forma de vida y la retrató, manifestó y creó la base en la cual parte de este retrato son quienes vivieron así. No se puede tomar un espacio de tiempo específico y señalar el surgimiento de un etilo en una sola forma y de una sola manera

Joaquín Pinto nace el 18 de Agosto de 1842 en Quito, hijo de Don José Pinto Valdemoro y Doña Encarnación Ortiz Cevallos. Su padre de ascendencia portuguesa, que era miembro del servicio de tesorería pública, denunció una estafa al Fisco, en la que participaban el contador de la diócesis de Quito, Bartolomé Donoso, y un familiar directo del Obispo de Quito, el mismo que declaró una cifra por concepto de diezmos que nunca fue asentada en las actas de la

tesorería.

Más tarde, el propio Presidente

de

la

ya

entonces República del

Ecuador, Juan José Flores, compra la deuda y hace efectivo el fraude, lo que

21

permitió la ulterior repartición de dinero entre los implicados en el ilícito. Este crimen fue constatado por el padre de Joaquín Pinto y denunciado en el Congreso de la República celebrado en la ciudad de Cuenca en el año de 1845, sin embargo este delito quedó en la impunidad, aún después del derrocamiento como Presidente del General Flores.

A los 11 años su padre muere y comienza a trabajar siendo el sustento económico de su familia, la misma que estaba constituida por cinco personas, desde los 11 años comienza a trabajar y a estudiar, teniendo una vida pobre sin dejar sus estudios que eran su prioridad.

Su formación autodidacta en varios idiomas como inglés, francés, alemán, griego y latín, completó con Historia Universal y otras ciencias que estaban directamente aplicadas al campo artístico, como la Geometría, Anatomía Plástica, Perspectiva y Mitología. Esta sería aplicada años después en su serie mitológica realizada desde 1895 a 1902, lo que le permitió un estudio más exhaustivo dentro de la pintura, innovando en su época y desarrollando temas que no habían sido explorados por otros artistas anteriormente

Joaquín Pinto creció en un hogar de buenos y nobles principios, con el apoyo de su padre para el estudio de pintura y el dibujo, que eran las dos pasiones que Pinto tenía desde muy pequeño ya que se cuenta que en la escuela sus cuadernos se llenaban de caprichosos dibujos en lugar de letras o números. Su acercamiento formal a la pintura lo realiza desde los ocho años, contando entre los

22

personajes de la época que influyeron en su obra, Ramón Vargas, pintor aficionado y amigo de la familia al parecer fue su primer maestro2

Otros pintores vinculados con el aprendizaje del arte de Joaquín Pinto fueron:

Rafael Venegas, Andrés Acosta, Tomas Camacho, Santos Cevallos y al final de su etapa de formación Nicolás Cabrera. Se atribuye a Cabrera la influencia decisiva en el estilo que acompañaría al pintor en toda su vida.

En el año de 1849. Se crea un centro de enseñanza de arte llamado Liceo de Pintura Miguel de Santiago, dirigido por Ernesto Charton, pintor francés que llegó al país pocos años antes. Este Liceo fue el centro de iniciación de una nueva generación de jóvenes pintores entre los que se contaba a Cabrera, profesor de Joaquín Pinto, ya mencionado.

En el año 1845 se funda en la ciudad de Quito la Sociedad de Pintores llamada Escuela Democrática Miguel de Santiago, cuya creación fue incentivada por el entonces Presidente Vicente Rocafuerte, quien ve la necesidad de un espacio en donde el arte del Ecuador sea admirado y sobre todo conservado, naciendo como una entidad de interés social en la enseñanza del arte, teniendo su primera exposición en la ciudad en el año de 1852.

Los principios con los cuales fue creada esta Sociedad eran los contenidos en el Acta de Declaración de la Revolución Francesa, Libertad, Igualdad y Fraternidad,

23

A lo que se añade una propuesta propia que era la que proclamaba el cultivar el arte del dibujo, la Constitución de la República y los principales elementos del derecho público). 3 Como se puede colegir, la declaración política con la que nace esta Sociedad marcará sus actividades académicas o al menos esa parece ser la intención, haciendo explícito además un discurso antigubernamental, esto es, en contra de la Presidencia del General Flores, mandatario que detentaba el poder en esos años, y que es derrocado por la denominada Revolución Marcista, en contra de un gobierno acusado de deshonestidad y en general de altos niveles de corrupción.

El recién nombrado Presidente de la Sociedad, Francisco Gómez de la Torre, en el discurso que pronuncia en la ceremonia de inauguración de este centro académico lo define como:

“Una propuesta de renovación del arte conocido ya que hasta ese momento el arte ecuatoriano estaba representado por melancólicas y meditabundas imágenes hechas para el sombrío claustro las mismas que no reconocen las posibilidades que el pincel y el artista pueden llegar a tener dentro de la naturaleza y su función de representarlas4 .

Y prosigue diciendo:

3 VARGAS, José María. Historia de la cultura del Ecuador. Ed. Ariel. Tomo III. Pág. 64 4 Óp. Cit. Pág. 65

24

La pintura entre nosotros se ha mantenido en el teatro servil de la imitación. Pero ahora se lanza de la originalidad y la invención para poder tomar su carácter nacional5

Esto podría pensarse coincide con la opinión de un viajero (ALEMAN) Hausarek quien recoge el relato de un viajero que visita una de las iglesias de Quito y señala:

Todas las paredes estaban adornadas con magnificas pinturas; pero todas ellas incitaban a la piedad y el cilicio” 6 ,

En la Escuela Democrática, (nombrada de esta manera por su apertura a todos los estudiantes que estuviesen interesados en el aprendizaje de las bellas artes) es en donde perfeccionan los alumnos lo aprendido en técnica y desarrollo artístico. Esta Escuela sirvió también para que diferentes profesionistas como arquitectos o artistas pongan en consideración de los maestros que impartían en ella clases, sus trabajos.

En el año 1854, el Congreso Nacional otorga una beca a los jóvenes pintores que enseñaban en esta Escuela: Antonio Salas y Luis Cadena para que puedan perfeccionarse en la Escuela Italiana de Arte, concretamente en la ciudad de Roma, lo que de alguna manera sentó las bases del apoyo estatal para el arte.

5 Óp. Cit. Pág. 66 6 Óp. Cit. Pág. 66

25

En el año 1861, se crea una Academia de Dibujo, también en la ciudad de Quito, la misma que sería dirigida por Luis Cadena a su regreso. En el año 1872 y por Decreto del Presidente Gabriel García Moreno se funda la Escuela de Bellas Artes, que tendría como Director al pintor Luis Cadena y al parecer contaba con apoyo gubernamental con profesores de planta de primer nivel reconocidos por su obra y calidad artística.

De lo anterior se puede resumir que el Arte en la ciudad de Quito y toda la influencia nacional que pudo tener, se va perfilando como producto de la interacción entre el vasto legado, artístico tradicional Colonial y el aporte de quienes accedieron a otras formas de concepción del mismo a través de sus estudios, quienes para ese momento recibían aprendices a quienes instruían con miras a una formación profesional.

La forma de aprendizaje de todos estos jóvenes artistas de la época, a lo cual Joaquín Pinto seguramente no fue la excepción, fue el comenzar con la copia de las obras de la Escuela Quiteña o de replicas de los cuadros que venían de Europa.

Actuó como profesor de varios jóvenes, sobre todo con aquellos que demostraran vocación por el arte, tarea que además le permitía sustentar los gastos de su familia. A los treinta y cuatro años contrae matrimonio con una de sus alumnas María Eugenia Berrío. En ese mismo año (1876) ocurre el asesinato, de Monseñor Checa y Barba, quien fue envenenado por un opositor a su política

26

clerical. El principal acusado fue el doctor Manuel Andrade Coronel, Canónigo de Quito y persona que Joaquín Pinto conocía (relatado en el libro sobre Quito de Marieta de Vintimilla). Joaquín Pinto es llamado a declarar en el juicio afirmando la inocencia del acusado, lo que desencadena un intento de asesinato en su contra por parte de quienes consideraban a Manuel Andrade como autor del delito.

Las crónicas de la época indican que el intento de asesinato, estuvo también posiblemente relacionado con la cercanía de la esposa de Joaquín Pinto al clero, que parece fue protegida del doctor Andrade Coronel, lo que mantuvo al artista cercano a la iglesia, por lo tanto de esta manera podía también mantenerse como artista al momento de desarrollar obras para el Clero.

Este episodio, al parecer marcó un momento importante en su obra, ya que en esta época surge una de sus más interesantes producciones llamada la Inquisición, en la que figuran Pinto y su esposa como acusados y junto a ellos un tumulto de gente señalando en contra de quienes están ante las autoridades, apareciendo además en el lienzo el doctor Andrade Coronel junto con otros de los implicados en el intento de asesinato. A la muerte de Andrade Coronel, Joaquín Pinto le dedica un retrato en acuarela, como homenaje póstumo.

El trabajo conjunto que Joaquín Pinto tuvo con su esposa fue de gran benéfico para ambos en el aspecto laboral, puesto que cuando ella era su alumna, era aficionada al grabado, lo que le permitió colaborar con Monseñor Federico

27

González Suárez, en la ilustración del estudio de los indios Cañarís, que fue una de las primeras investigaciones que González Suárez había comenzado dentro de la en ese entonces llamada provincia de Cuenca.

Mientras Joaquín Pinto dibujaba, su esposa procesaba los dibujos por la técnica del grabado para poder ser impresos y publicados. Se dice que estas ilustraciones que contiene el libro son exactas y de una factura inigualable lo que permitió dentro de su época la mejor comprensión de los hallazgos arqueológicos hechos por Gonzales Suarez. Después del trabajo desempeñado, Pinto junto a su esposa se dedican a realizar temas variados con esta técnica, que bien podrían ser considerados los inicios del costumbrismo y motivos de identidad social basándose en el rescate de las tradiciones del Ecuador.

Es importante señalar que además y con gran fidelidad, Joaquín Pinto en sus cuadernos de investigaciones, detallaba cada una de las técnicas utilizadas y los procesos realizados en cada técnica. Un ejemplo de esto es el cuadro llamado de La Virgen María en su Advocación, que sería uno de sus temas preferidos. En la década de 1880 a 1890 se ejercitó dentro del grabado litográfico con la representación de temas populares.

1.2. Otras influencias en la obra de Joaquín Pinto:

Si bien tuvo una educación artística, el desarrollo posterior de su método puede ser considerado como el de un autodidacta. Sin embargo, aspectos relacionados con la cromática por ejemplo, al parecer, podrían devenir de la influencia del pintor

28

Nicolás Cabrera, pero Joaquín Pinto le dio agregado a sus obras al dotarles de un mayor colorido. Si bien es cierto que no existe un estilo único dentro de la cromática de los pintores del siglo XIX, la obra que Joaquín Pinto realza lo vívido en el tratamiento de los colores. Posiblemente como parte de su autoformación ve necesario el tratamiento diferente de la luz, ya que ésta en el Ecuador y sobre todo en Quito y sus alrededores, por las condiciones de altura y la relación que esta tiene con la dispersión de las ondas de luz que llegan a la tierra, (2.830 metros sobre el nivel del mar, con solsticios en los que cae verticalmente) forman una apreciación de los colores distinta a la que se puede aprender bajo influencias del aprendizaje de la pintura y el arte en general en el extranjero que posiblemente contribuyó a marcar la diferencia entre la obra de Joaquín Pinto y otros pintores contemporáneos

Lo anterior se ve reforzado con comentarios de personas que si bien estaban cercanas a Joaquín Pinto, eran sujetos de credibilidad y porque no de objetividad a la hora de emitir comentarios, este es el caso del escritor Honorato Vásquez, con quien Joaquín Pinto compuso la Transverberación de Santa Teresita, la misma que fue admirada por todos los que la pudieron observar. Vásquez comenta respecto de la obra de su amigo:

29

Con lo que se llama el instinto del Arte, que no es instinto, sino la conciencia de lo que el Arte significa, tuvo la buena suerte de aislarse de las corrientes de la moda e inspirarse en los buenos modelos” 7

Lo anterior fue en alusión a otros artistas como Troya y Cadena, quienes habían ya regresado de su beca de Roma y traían dentro de sus conocimientos los cimientos de una nueva forma de pintura y otra relación entre el arte y lo natural, el arte y lo social y hasta el arte y lo comercial, constituyéndose en algo novedoso para la población, pero al mismo tiempo era una fuerte influencia como corriente artística, que incidiría en la gran mayoría de artistas de esta época.

Sin embargo, Joaquín Pinto, de ninguna manera desechó, la oportunidad de aprender y también de incorporar aquellos conocimientos que le fueron compartidos por parte de pintores formados fuera del país. Un ejemplo de esto lo tenemos en la Influencia sobre él ejercida por Juan Manosalvas quien le enseña a Pinto la técnica de la Acuarela.

Cuando la escuela de Bellas Artes se funda, bajo el Gobierno de García Moreno en 1872, Pinto tenía 30 años de edad, y conocía a Juan Manosalvas, quien había sido becado en este Gobierno para poder perfeccionar su arte en la Escuela de Bellas Artes de Roma. En su estancia en Roma, Manosalvas conoce a Pedro Fortuny, pintor catalán con quien entabla una estrecha relación de amistad y de quien aprendería la técnica de la acuarela y sus secretos. Pinto con la cercanía

30

que tenía con Manosalvas, se transforma en aprendiz de este en la acuarela, Pinto supera al maestro por su genial ejecución dentro de esta técnica.

Joaquín Pinto basa la ejecución de sus obras en los personajes de la sociedad de ese entonces, que en su mayoría eran indígenas, quienes cumplían las más variadas funciones dentro de la sociedad y conformaban la base social objeto de su inspiración (anexo 2.1)

La dedicación que Pinto tuvo a esta técnica, perfeccionada de lo aprendido de Juan Manosalvas, le dio reconocimiento nacional e internacional, lo que llevo su arte más allá de las fronteras del país. Anecdóticamente se cuenta que, los extranjeros que se encontraban en el Ecuador eran los primeros interesados en poder adquirir este tipo de obras que correspondían al costumbrismo del país y reflejaban la realidad nacional de ese entonces.

Tanto embajadores, como investigadores fueron quienes adquirieron estas acuarelas cuya técnica consistía en la utilización de lápiz, con el cual dibujaba al personaje que iba a retratar, después con estos diseños, imprimía en hojas de dibujo cada uno de los personajes antes dibujados, y con la acuarela daba la iluminación a cada uno de los dibujos, teniendo sumo cuidado en la utilización del color.

Con la técnica de la acuarela se destacan sus primeras obras como la visión de

Inga Pirca con su entorno en el mismo que representa las chozas indígenas

y

todo el conjunto arquitectónico de piedra.

Algunas escenas de la vida cotidiana

31

del artista son también recreadas en acuarela como; “Quesadillas, Un Loro, Vaso con Vino, que son fechados por el propio artista desde 1903 hasta 1904” 8

En otras obras, representa la cotidianeidad de la vida de los habitantes de Quito, así como sus costumbres manifestadas en las fiestas populares. De este estilo se cuenta con la Entrada de Nuestra Señora del Quinche por la esquina de San Blas,

El humor en la obra de Pinto también estuvo muy marcado, denotando una vez más la tradición popular; un ejemplo de esto es su obra ¡CARAJO! (anexo 2.2), en la cual no solamente se alude a la expresión idiomática, sino también a la representación de una cara con corona de ajos, que en realidad retrata al habitante de la ciudad de Quito, o la representación que hace del Presidente García Moreno llevando a un Dominico embriagado, a Sancho Panza tomando vino sentado a la vera del camino en un paisaje típico de la sierra ecuatoriana. Esta imagen es creada por Pinto en acuarela, firmando con un pseudónimo y en representación de los sucesos que años atrás se habían vivido, tras la restauración de la iglesia y la firma de Concordatos entre Roma y Quito en el gobierno de García Moreno. Este cuadro fue anotado por Honorato de Vázquez, en El capítulo que se le olvidó a Cervantes (anexo 2.3)

Una influencia más sobre Joaquín Pinto, si cabe el término influencia fue la que se desarrolló a partir de su amistad con Juan León Mera, estudiante del Pintor Salas en su juventud y de familia de activistas políticos, posiblemente alineado con la denominada ala conservadora del país.

32

Mera reconocido escritor del período Romántico de la literatura Ecuatoriana, saca a relucir cada una de las variedades de coplas que en el país existen, enfrentando así la extinción de las mismas y marcando la identidad del país dentro de sus propias festividades y personajes que en el caso de Mera, seria la descripción que se hace de cada uno de ellos. Joaquín Pinto por su parte realiza sus pinturas sobre el hombre común y su relación entre este y su forma de vida, las duras condiciones que enfrenta y todos los componentes sociales, lo que se traduce en la obra de Mera, Cantares del Pueblo Ecuatoriano. Entre estos cantares se anotan varias figuras que son ilustradas por Pinto, dentro del periodo de 1900 a 1903,

Es en ésta época en que Joaquín Pinto desarrolla su obra costumbrista la cual basa en la denuncia social. Si bien es cierto los Cantares no fue una obra simultánea o al menos conjunta entre los dos personajes, fue ilustrada por Pinto por un acuerdo con Mera, el mismo que envía desde Nueva York a Pinto el libro del que sacaría las pinturas.

A manera de ejemplo se cita una copla, con su respectivo cuadro:

CASADO

“Todos tienen su mala hora;

Yo me case y me Amolé, Ay calle nomas, señora;

33

Señora no sabe usted” 9

Para Joaquín Pinto, la pintura es una experiencia sustancial, pensamiento que se recoge en un manuscrito recopilado en el libro de FR, JOSE MARIA VARGAS. O.P. ANALISIS DE LOS ARTISTAS DE QUITO, SIGLO XIX. ¿Qué es una buena pintura?

El asunto debe ser bien imaginado, y si fuere posible, mejorado en la mano del pintor, en el momento de la ejecución. El pintor debe pensar tan bien como un historiador, con tanto sentimiento como un poeta, con tanta profundidad como un filósofo; pero, sobre todo como un pintor, haciendo sabio uso de las ventajas de su arte y empleando aquellos recursos con los cuales sepa ocultar hábilmente sus propios defectos.

La expresión debe ser propia del asunto y del carácter de los personajes; debe ser robusta, de suerte que el mundo espectáculo pueda ser perfecta y prontamente comprendido. Cada parte de la obra debe contribuir eficazmente a su fin: colores, animales, vestidos y especialmente las diversas actitudes de las figuras.

Debe haber una luz principal a la cual estén subordinadas todas las partes, lo mismo que las sombras y reposos, haciendo del todo un completo y armonioso conjunto; al propio tiempo que los detalles deben estar perfectamente conectados y contrastados. El resultado, en suma, debe agradar a la vista, de igual manera que agrada al oído una excelente pieza de música.

9 Exposición antológica. Joaquín Pinto. Museo Banco Central del Ecuador. Diciembre 83 marzo 84. Pág.

203.

34

El dibujo debe ser fiel: nada debe estar fuera del lugar o desproporcionado, y las proporciones podrán variar de conformidad con los caracteres y situaciones de los personajes dibujados. El colorido, ya sea alegre o triste, debe ser natural, y de tal manera que agrade a la vista tanto en las sombras como en la luz y en las medias tintas. Los colores, ora sean claros, espesos o suavemente hermoseados, deben manifestar que han sido aplicados por una mano ligera y segura.

La naturaleza debe ser el general fundamento de la pintura; pero esta misma naturaleza debe estar enaltecida y aun mejorada, no solo bajo el punto de vista que comúnmente se nos presenta, sino de aquella manera que rara vez la descubrimos, según una juiciosa y bella concepción del pintor10

En este texto de Joaquín Pinto, se recoge y explicita la forma de conocer y entender a la pintura como un todo atravesado por diferentes condicionantes que hacen que la pintura sea bella y el artista como gestor de la obra tenga una experiencia al momento de pintar, utilizando la pericia y técnica como parte de la experimentación que cada artista dentro de su obra debe tener. El texto constituye además una recomendación de cómo se debe pintar o se debe manejar un pincel; este escrito plantea a la pintura desde una perspectiva intelectual ya que relaciona el cómo se debe crear partiendo desde el pensamiento, teniendo una posición de espectador y creador al mismo tiempo, lo que convierte la obra en una manifestación inmersa en pensamiento del arte, que da finalmente sentido a la obra, con lo que trasciende de lo puramente estético a un plano más bien

35

conceptual. Estas ideas dan la impresión de ser innovadoras en esa época o al menos hasta ese momento no habían sido formalmente explicitadas.

Se podría entonces resumir que Joaquín Pinto, maneja su interés por la pintura desde una base abstracta del pensamiento, la misma que da sentido a su espíritu creador, a la diversidad de temas y a las herramientas que recurrió. Pinto, para poder desarrollar sus obras habla de la acción creadora, del sentimiento poético, de objetividad al desarrollar la pintura utilizando la estética como recurso, procurando tener un mensaje claro, el mismo que este visible en la obra con los recursos propios de la pintura y cada una de las exploraciones que se puede desarrollar manteniendo la idea de la experiencia estética intacta y dando valores artísticos en la calidad técnica a la obra.

¿La obra de Joaquín Pinto se la podría considerar como un antecedente del realismo social y base para la denuncia social? Dada la forma el artista expresa el discurso entre su arte y el otro retratado, pero también está la forma en la forma de retratar al otro y como este es visto por el artista, el concepto que maneja Joaquín Pinto del otro y el acercamiento que tuvo con los componentes de la sociedad del siglo XIX, en la cual su obra costumbrista se basa.

Joaquín Pinto fundamenta en parte el dolor del indio y las difíciles condiciones en las que este vivía. Esto lo matiza con una pintura de gran fortaleza expresiva y de una técnica bien marcada con la cual dio a conocer la forma de vida del pueblo sin entrar al campo de los pintores indigenistas, los cuales manejaban en su técnica la

36

dureza en su estética, la misma que estaba acompañada del discurso social de sus retratados. Joaquín Pinto por la sutileza en su pintura y simpatía hacia los personajes hizo más humana la figura del indio que vivía en una precariedad terrible a finales del siglo XIX y siglo XX, lo que fue demostrado por el artista con su mayor fuerza, esta forma del manejo de la imagen lo caracterizó en sus acuarelas las mismas que compuso a partir de dibujos los personajes.

1.3. El aparecimiento de la fotografía influencia en la obra de Joaquín Pinto.

en el Ecuador tuvo alguna

Hacia 1856 aparecen las primeras impresiones fotográficas, en el año de 1860 esta técnica es introducida en el Ecuador, con lo que aparecen las primeras fotografías en el país11

Como es de suponer, esto constituía una gran novedad que permitía la fácil y rápida obtención de imágenes, como retratos, registro de acontecimientos u objetos. Para los pintores de esta época, la fotografía no fue un enemigo o una competencia que desecho el trabajo manual, sino más bien fue un aliado para poder inspirarse o pintar lugares que antes fueron retratados en fotografías, las mismas que de ser en blanco y negro, se transformaron en cuadros a color. La experiencia en el uso de fotografía fue de mucha utilidad no solamente desarrollando esta técnica en el país, con ella se manifestó la inmediatez de composición que ayudo mucho a los artistas dentro de la resolución de las obras. Joaquín Pinto presenta en el lienzo de UNA CARAVANA EN EL CHIMBORAZO,

37

la reproducción de una fotografía aparecida en las Memorias de Viaje del Padre José Kolberg, NACH ECUADOR” (anexo 2.4)

1.4. Joaquín Pinto como ciudadano:

Desde su nacimiento Joaquín Pinto se encuentra inmerso en un periodo social, económico y político bastante convulsionado; son 64 años de vida (1842 1906), en los que desarrolla su arte y tradición siendo testigo de una permanente inestabilidad y de obligados cambios en el país.

El arte en el Ecuador sufre cambios importantes ya que venía de una tradición heredada de la Escuela Quiteña, la misma que refiere al Barroco, tanto en la ejecución de las obras como en el pensamiento artístico que se tenía en esta época. Los sucesos que se desarrollan en la vida de Pinto y al mismo tiempo en la vida del Ecuador forman parte de la nueva concepción de la sociedad que se crea a partir de la Independencia de los pueblos de América.

La particular forma de pensamiento y concepción del arte y carente de apoyo en muchos aspectos, cuyo quehacer se reflejaba en el accionar de talleres en donde se enseñaba la técnica básica de la pintura y las escuelas de pintura o arte que estaban enfocadas a la crítica política el desarrollo del arte en el Ecuador fue muy prolífico, mas aun si tomamos en cuenta todo los hechos que se dan en esta época, los pocos centros de enseñanza y la casi nula información llegada desde el exterior.

38

Joaquín Pinto comparte sus conocimientos al ser creada la escuela de Bellas Artes reorganizada por Luis Martínez. El pintor quiteño fue un maestro en la técnica y el uso del colorido, sumamente ilustrado y culto, pudo desarrollar su enseñanza en la teoría y en la práctica de la pintura al igual que en su conceptualización de ideas dentro de la producción del arte, sin descuidar la estética y la relación que esta tiene con una buena obra, lo que Pinto menciona en su escrito sobre pintura.

Es por eso que a continuación se resaltarán los acontecimientos más importantes dentro de la vida cotidiana del pintor que pudieron influir en su vida y por tanto en su obra.

CAPÍTULO II

  • 2. LA VIDA DE UN CIUDADANO EN LA REPUBLICA.

Joaquín Pinto nace en 1842, más específicamente el 18 de Agosto, pero es fundamental saber qué pasó antes, durante y un año después de la muerte de Pinto para comprender cómo fue su vida y más importante que eso, ¿Cómo fue el desarrollo de su obra y que fue lo que le pudo haber llevado a desarrollar lo que él hizo?, por esto en este capítulo el desarrollo del Ecuador se vuelve parte de este estudio para poder comprender mejor el contexto en que Joaquín Pinto se desenvolvía.

39

2.1 Contexto de América Latina en el siglo XIX, de los Departamentos Coloniales a las Naciones libres:

A partir de 1800, en todo el continente americano, la crisis del dominio colonial estaba en aumento. La incapacidad de los reinos de ultramar en poder tener una política de desarrollo clara para sus colonias, el interés de los nativos dueños de parte de los aparatos productivos del Continente y las luchas entre los reinos de ultramar por el control del comercio entre las diferentes colonias fue el escenario propicio para el desencadenamiento de las guerras de Independencia libradas en todo el continente desde 1810.

Esto fue el comienzo del fraccionamiento del antiguo bloque colonial dominado por España dando paso al surgimiento de naciones libres, las mismas que al igual que el Ecuador entran en terrenos desconocidos por todas estas naciones en esta época. Después de los combates de la Independencia de los pueblos el bloque del norte de Latinoamérica se unifica en un estado mientras que el bloque sur conformado por naciones libres forma rápidamente los límites entre cada nación.

A partir de 1840, se forman las primeras constituciones que serían la forma de regir a cada una de las naciones creadas, la creación de instituciones públicas y la formalización de constituciones en cada uno de los países, aunque estas sean la forma de los criollos para tener el control de los aparatos productivos, dejados por los españoles lleva al nuevo Neocolonial, que está en manos de los poderosos de esta época que al mismo tiempo son parte de la Libertad de cada una de estos

40

países. Con esto la explotación agraria es parte de este control establecido en los países de Latinoamérica.

A partir de 1850 en adelante, la estatización de cada una de las repúblicas forma estados centrales, haciendo más estable a cada uno de los países, aparecen las pugnas entre los bandos de liberales que buscan la reformulación del estado basado en los derechos de la población y los conservadores que buscan el poder controlar a las clases bajas con un estado puramente colonial. En esta misma época algunos de los países del continente como Estados Unidos, México, Brasil, Argentina, son parte del mercado mundial, lo que dinamiza en parte la economía, pero al mismo tiempo en Ecuador se manifiesta la poca actividad comercial con el exterior.

La llegada de maquinas industriales a mediados del siglo en los países más desarrollados vincula el progreso que a partir de 1850, se trata de alcanzar, imitando al Norte del continente que era parte de la influencia económica mundial de este siglo. A partir de 1980, se viven las revoluciones liberales, la iglesia dentro de Latinoamérica deja de tener un protagonismo tan marcado como lo tuve en las anteriores décadas, las reformas liberales y la mayor participación de las clases bajas en la vida social de los diferentes países, da como resultado la creación de estados mas sólidos, pero que al mismo tiempo buscan su expansión, lo que lleva a enfrentamientos armados entre cada uno de los países vecinos.

41

En el Ecuador la primera mitad del siglo XIX, las luchas por la Independencia dentro del continente Americano comienzan, ejércitos al mando de Notables Americanos son apoyados por la gran mayoría de la población, las revoluciones en los cascos urbanos hacen que la lucha en los campos de batalla sea difícil, las ciudades con las guerrillas coordinadas por los habitantes son quienes hacen frente al ejercito realista, la Revolución es una lucha de las colonias contra la metrópoli” 12 , con esto el debilitamiento de los ejércitos realistas es cada vez mayor. Se crean Asambleas en las que se decretan las bases de los primeros gobiernos, las batallas por la Independencia en toda América crean alianzas entre los dirigentes militares unidos para poder conseguir la libertad.

La lucha se dio en circunstancias muy desiguales, así la historia recoge cómo en el caso particular de Quito:

Los quiteños no tenían armas de ninguna clase. En sus primeros enfrentamientos con los ejércitos realistas de los años 1809 y 1810, pudieron arrebatar un poco de sables, fusiles, pistolas y lanzas, pero ningún cañón, porque en Quito no había ninguno hasta el año 1809.

Unos once años antes, cuando Inglaterra declara la guerra España, con sus evoluciones navales en América, los españoles acumularon en el Callao un inmenso arsenal para poder defender a Lima y distribuirlo por las costas del Pacifico. Necesariamente entonces, remitieron a Guayaquil una fuerte cantidad de armas, consistentes en número y variada artillería, para poder fortificar ese puerto,

12 Enciclopedia del estudiante. Historia universal. Ed. Santillana. Pág. 210

42

e igual forma en armas cortas, como sables, puntas de lanzas y pistolas. De todas estas armas, un mil de cada una fue remitida a Quito, a fin de organizar cuerpos armados, que en un momento dado puedan acudir a Guayaquil en su defensa y a Esmeraldas, para poder defender la costa de los ataques de los ingleses cuyos buques de guerra piráticos rondaban las costas del Pacifico.

La falta de fusiles había que suplirla con artillería y con cuanto se le parezca. Se comienza a fundir coñones de bronce, fabricados del bronce que había en las cúpulas de las iglesias, en los trapiches y menajes de las cocinas, los estribos de cabalgar. Solo un hombre dentro de Quito sabía construir estas armas, un inglés apto en este tipo de trabajos produjo el armamento, e igualmente dicen que el modelo que sirvió para la construcción de los cañones fue un modelo a miniatura de uno de los cañones de campaña traído desde Europa por uno de los notables quiteños, el Marqués de Selva Alegre. Se acopia todo el bronce que se puede, bajando unas cuantas campanas de la ciudad y se forjan los cañones que servirán para este propósito, pero las armas creadas para estas batallas fueron reforzadas por el proyectil cohete, la novedad del siglo XX, que asombro a los españoles en la batalla de Quito, esta arma constaba de un cohete volador que tenia garfios de hierro envenenados que disparaba cada hombre como pieza de artillería, simplemente con su mano, o con un artificio portátil. En la batalla del panecillo, los realistas se vieron sorprendidos por un arma diabólica que jamás habían enfrentado. Ancianos, mujeres y niños, todos se ocupaban del día a día de la

43

batalla, y la construcción y toma de municiones y armas, es así como la batalla se libró13

Se consigue la libertad dentro de las antiguas colonias, cada uno de los territorios liberados proclama juntas de gobierno en las cuales se da paso a la re estructuración de los estados y su funcionamiento, tanto político como social. El nuevo estado está regentado por el clero y juntas de participación ciudadana, la iglesia también estaba dentro de esta guerra, el clero libraba una batalla en los dos bandos contendientes, buscando el apoyo ideológico y económico desde la jerarquía eclesiástica que apoyaba a la causa realista.

Para la primera mitad del Siglo XIX, el continente Americano está ya en sus últimas etapas de independencia, se crean estados fragmentados y Bolívar propone la conformación de un solo bloque bajo el mismo régimen político, económico y religioso, la Gran Colombia conformado por: Nueva Granda, Quito y Venezuela.

Esta nace en 1819, por una promulgación del Congreso de Cúcuta en el cual se reconoce a la Gran Colombia como nación, se afianza su formación al ganar las batallas de Carabobo, Maracaibo y Ayacucho y se decreta como capital a Bogotá, la misma que se establece como poder económico de la región. Bolívar trata de hacer surgir a los estados del norte y crear un estado lo suficientemente sólido para enfrentar ataques de los españoles y desarrollar un sistema de comercio que

44

esté relacionado con otros países, frenar las expectativas de Estados Unidos y Gran Bretaña por el control de las antiguas zonas productivas españolas14

En 1822 la Gran Colombia es reconocida como país por Estados Unidos y en 1825 por Gran Bretaña, pero en 1830 Venezuela y Quito se separan para formar estados independientes; la lucha por el dominio de cada uno de los territorios que fueron parte del reino de España son fuertes y se crea una inestabilidad bélica en toda la región.

La

economía

de

los estados está

en

la

quiebra y se

debe a

los países que

ayudaron a la libertad, acreedores de la deuda libertaria, que fue atendida por las

tres naciones, pero la repartición de la deuda no fue justa, haciendo que el Ecuador (antes Quito) sea el país más endeudado de los tres.

Con la consecución de la libertad, los criollos, quienes conformaban el poder económico dentro de las colonias y que tuvieron gran interés y protagonismo en la Independencia, comienzan a conformar juntas de gobierno, mucho antes de la conformación misma de la Gran Colombia. Estas juntas de gobierno se afianzaron como entes de regulación de impuestos y cobranza que solo beneficiaron a los terratenientes y a quienes eran parte de sus familias. Al momento de la disolución de la Gran Colombia el Ecuador nace como una república manejaba por intereses personales.

La convulsión social es evidente, la elite marca ahora una nueva opresión, los impuestos de los españoles a los indios no son eliminados, pero se eliminan los

14 Enciclopedia del estudiante. Historia universal. Ed. Santillana. Pág. 211

45

impuestos a las tierras de los criollos. En cada región del país una nueva forma de burguesía controla la tierra y todo lo que está en ella, la nobleza dada por la tierra o el comercio es la que marca la vida dentro de la República, que estaba conformada por los “Ddepartamentos de Azuay, Guayas y Quito los mismos que, quedan reunidos en un solo cuerpo independiente con el nombre de Ecuador” 15 , según la Primera Asamblea Nacional Constituyente, reunida en la ciudad de Riobamba que proclama el 23 de septiembre de 1830 la Primera Constitución del Ecuador, constando además que: “El Estado ecuatoriano a su nacimiento es un Estado popular, representativo alternativo y responsable16

Con esto el Ecuador nace como un país endeudado, con una la población sin derechos, con una economía transada sobre las clases pobres, pero asegurando un sistema de ingresos que ayude a los terratenientes a mantenerlos y controlar el poder económico. En esta situación, la explotación de los indios es criminal. Dentro de las haciendas nacen endeudados con el patrón, quien es el que se encarga que su deuda se salde, haciendo trabajar a sus padres hasta que el niño tenga una noble edad para poder comenzar sus faenas.

En la región costa la conformación de oligarquías está impulsado por la dinámica economía que en Guayaquil como polo de comercio se daba; el intercambio comercial estaba dado por el cacao y el café, la apertura de los mercados de los

15 ESPINOSA, Simón. Presidentes del Ecuador. Ed. Nacionales S.A. 2da. Edición mayo 1.998. pág.7 16 Óp. Cit. Pág. 7

46

nuevos países y la dinamización de la economía americana, hace que Guayaquil sea el polo de desarrollo del siglo XIX, maneja una política económica y fiscal propia, haciendo posible la creación de bancos, cuyos dueños son los mismos hacendados.

La República se crea con una sola fuente de ingresos, la agricultura, la desaparición de los obrajes en la sierra y el colapso de los astilleros en la costa que fueron fuentes de ingreso para la Real Audiencia crean una nueva forma de subsistencia para el naciente país. Hamerly, describe esta situación en su libro Ecuador visto por los extranjeros de esta manera, en 1832 la gran mayoría de los habitantes del distrito de Guayaquil, vivía de la producción de la tierra y del mar17

En la región sierra las Guerras de Independencia dejan muy pocos trabajadores, la región se sume en una gran depresión económica y social, no hay suficientes trabajadores y esto hace que el trabajo en las haciendas sea más duro Es así, como la Sierra, comienza a perder toda su jerarquía, las migraciones de los trabajadores libres de la sierra a la costa y la apertura de Guayaquil como puerto con su sistema de comunicación fluvial por los afluentes del Guayas y los salarios que eran pagados en la costa muy superiores a los de la sierra, fueron las causas de la reducción grave de su población y en especial en el llamado Departamento de Quito.

Guayaquil se consolida como primer exportador mundial de cacao además de madera, tabaco, cueros, sombreros de paja toquilla, brea, cáñamo y cascarilla,

47

productos

de

gran

consumo

que

llegaron

a

sumar

más

dinero

para

los

exportadores.

 

Se proclama como mandatario a un general venezolano, comandante de los ejércitos del sur de la Gran Colombia, quien preside el Ecuador desde 1801 a 1843. Su primera presidencia está marcada por la gran corrupción, las luchas internas de poder, su enemistad política con la oligarquía de la costa y las relaciones de interés que este tenía dentro de todos los sistemas productivos que había en la sierra, marcaron una gran tendencia dentro de la nueva sociedad. La primera administración floreana, estuvo marcada por la convulsión dentro del país recién formado. Aunque esto no sea nuevo en el primer Ecuador, las revoluciones populares por la permanencia o separación de la Gran Colombia y los pactos entre la nueva Oligarquía de la costa y los Notables de la Sierra dieron paso a la formación de enemistades y uniones de todos los nuevos dueños del territorio nacional.

El país desde 1830 hasta 1834, el año en que Flores deja la presidencia, estaba en sus inicios. Nada meritorio tiene Flores con respecto a la administración pública, ya que esta no se caracterizó por ser honesta y confiable, más bien dentro de ella esta inmiscuido, el Presidente del Ecuador, Juan José Flores que hace efectivo el fraude con la repartición de dinero entre los implicados en el ilícito al Fisco. Este crimen fue constatado por el padre de Joaquín Pinto y denunciado en el Congreso celebrado en Cuenca en el año de 1845 tras el derrocamiento de Flores y su anulación en la vida política del país, pero nunca después de la

48

denuncia del padre de Pinto y el posterior seguimiento que este hizo a la misma se consiguió alguna reprimenda y peor aún, el castigo para quienes estuvieron implicados en este delito.

Vicente Rocafuerte, uno de los más acérrimos enemigos de Flores es el segundo Presidente del Ecuador recién formado. Si Flores es quien en parte crea al país, Rocafuerte es quien lo unifica y concreta como uno solo, pero en su gobierno, la inestabilidad, los pactos de adhesión a otros países y las conspiraciones separatistas fueron la tónica (1834 a 1839). Rocafuerte comienza su lid política

desde la Jefatura Suprema de Guayaquil, hasta llegar a ser Jefe Supremo del Ecuador tras un pacto de respeto y no agresión firmado con Flores. La obra de Rocafuerte en sus inicios como Jefe Supremo del Guayas, organiza el ordenamiento económico y político, reforma el principio social y la educación,

además del principio de autoridad18

La forma de gobierno de Rocafuerte tuvo un espacio en el cual estaba constituido el ordenamiento de la autoridad con un sistema de represión para poder mantener al gobierno como uno solo y más que nada para poder mantener al país estable. Con esto termina el periodo en el cual se asientan las bases políticas de gobernabilidad y se evita la desaparición del Ecuador que estaba muy presente en cada uno de los levantamientos que se daban.

49

Al culminar el gobierno de Vicente Rocafuerte, Juan José Flores nuevamente es presidente, siendo desterrado cuatro años más tarde, después de una feroz lucha del presidente depuesto por perpetuarse en el poder.

En la sociedad primaba un estado de incertidumbre y desasosiego, es decir no se podía tener una visión de lo que podía llagar a pasar el día siguiente y sumado a esto la iglesia católica tenía una gran responsabilidad en el adormecimiento de lo que estaba pasando, se glorificaba solo a quien estaba dentro de los parámetros establecidos por la iglesia, solamente Dios era quien permitía el progreso económico, se mantenía la idea de la intervención divina para poder surgir social y económicamente, se elogiaba la pobreza y la ignorancia, lo libros tenían que pasar por una censura de la iglesia para que puedan llegar a las manos de los posibles lectores, que en esa época no eran muchos, se consideraba artificios malignos y de brujería a los adelantos de la ciencia, la falta de escuelas y de universidades favorecía esta situación ya que solo había una Universidad y muy pocas escuelas en Quito y la formación universitaria en Guayaquil era nula, el desconocimiento total de casi todos los aváncense que se registraban dentro de este siglo y además las grandes debacles que el país había tenido, las guerras que no estaban prontas a acabarse y la poca o nula acción del estado para poder remediar lo que estaba pasando era la causa de los males de la nación.

Las guerras dentro de este periodo, no solamente fueron por la intervención extranjera o pugna de poder entre bandos y pensamiento o formación distinta, estas pugnas de poder nacen de factores reconocidos dentro del propio

50

pensamiento del país, al anexar el país por regiones se evidencia el interés de cada una de estas por la ambición política lo que lleva al regionalismo motivado por el aislamiento que cada una de las provincias y en este caso los centros económicos vivían.

La Primera Constitución del país estaba proyectada a evitar todos los conflictos regionales e intentaba dar un equilibrio en los intereses de cada región, dándoles también representación parlamentaria. En 1859, nuevamente una Guerra Civil estalla, con tres gobiernos al mando de las diferentes regiones del Ecuador. En la sierra preside Gabriel García Moreno, en la costa y específicamente en Guayaquil Guillermo Franco y en Loja, provincia desprovista de todos los recursos Manuel Carrión, quienes pedían la conformación de estados federales dentro del Ecuador.

Es así como en la república el regionalismo crea un régimen de gobiernos que pertenecen a su respectiva región. Este sistema político dio paso a que en el Ecuador en el siglo XIX se produjeran cinco guerras civiles y en muchas de ellas la permanencia de las jerarquías económicas y sociales, dueñas y regidoras de la economía en la costa y en la sierra y protagonistas de las luchas de poder. En este siglo, la hacienda era la institución alrededor de la cual la economía del país giraba.

Al mismo tiempo que había este tipo de problemática económica dentro de los grupos de poder que regían la vida política del país, en la clase social alta se manifestaba una especie de nobleza, quienes rehuían al trabajo, las obligaciones

51

y consideraban vergonzoso vivir de un oficio, de esta manera muchos de ellos preferían morir de hambre, antes que tener que trabajar. Ningún hombre blanco debía trabajar para poder vivir.

Llega un momento con el derrocamiento de Juan José Flores 1845 que no se sabía en el país quien estaba al mando, llegando a un grado tan grande de incertidumbre que la economía del país estaba en sus niveles más bajos. Las guerras entre la costa y la sierra por el poder político habían acabado los fondos del gobierno, una incipiente junta de gobierno que se autoproclamo en este periodo trataba de regir dentro del territorio. Las exportaciones eran la única posibilidad de supervivencia del país, el mercado interno e intercambio de productos estaba en muy malas condiciones, por lo que el costo de la vida era terriblemente alto. Se llega a extremos en los que por ejemplo la salud y demás servicios básicos, estaban a cargo de las congregaciones religiosas que se encontraban dentro de Quito.

En los siguientes años, la situación no varía, se suceden gobiernos que deben administrar un Ecuador con cuatro naciones pequeñas. Aparecen los partidos políticos, con dos ideologías, los liberales y los conservadores, dentro de los cuales aparecen caudillos con ambición política y en muchas ocasiones monetaria y quienes para alcanzar el poder creaban sus propias organizaciones políticas. Estos hombres se definían con la tendencia que ellos compartían más que con el partido político que representaban, En el Ecuador gobierna en el siglo XIX Flores, Rocafuerte, Urbina, García Moreno, Eloy Alfaro mas no sus partidos políticos.

52

Las abismales diferencias salariales dadas por sus diferencias de desarrollo comercial marcaban el modo de vida de los habitantes. Como describe Hassaurek a los serranos,

Una parte importante de los serranos es la gran desconfianza que tiene con sus

paisanos,

lo

cual

excluye

la

posibilidad

de

un

espíritu

de

asociación, el

compañerismo desconocidas19

es

poco

frecuente

y

las

grandes

empresas

son

casi

De esta manera, los gobiernos que se conforman desde los años 1845 a 1906, mantienen las luchas de poderes y las relaciones entre los polos de poder. La pobreza era una de las condicionantes para el desarrollo dando un amplio margen, para que dentro de la misma sociedad no haya confianza en quienes les representaban.

La oligarquía guayaquileña, que vivía de la exportación del cacao, estratégicamente crea bancos que ayudaban a la consecución de créditos para los productores de esta fruta, siendo muy común que mientras en Guayaquil existían tres bancos de comercio agropecuario, en Quito, la desconfianza estaba una vez más marcada dentro de los habitantes de la ciudad20

Después del gobierno de Roca, le sucede Manuel Ascasubi, sustituido por Diego Noboa. En el gobierno de estos dos presidentes, las manifestaciones del regionalismo se evidenciaron en su derrocamiento.

19 HURTADO, Oswaldo. Las Costumbres de los Ecuatorianos. 7ma. Edición Ed. Planeta pág. 94 20 Óp. Cit. Pág. 102

53

Tras el derrocamiento de Noboa, el general José María Urbina es electo como presidente por el congreso nacional, considerado el mandatario más popular del siglo XIX, con lo que el liberalismo en el país comienza a manifestarse, Urbina, desarrollo leyes para la educación y decretó la liberación de los esclavos, basándose en la libertad y los derechos del bien común, lo que le hizo crear una gran antipatía entre los terratenientes tanto en la costa como en la sierra.

Tras la abolición de la esclavitud, Urbina tuvo un gran aporte para los ejércitos que le servía de protección en contra de cualquiera que quisiera desafiar su poder, los TAURAS, nombre con el cual se les llamo a los negros libertos que servían en la guardia presidencial, fueron de gran ayuda para el combate de las invasiones peruanas y las sublevaciones golpistas.

Como sucesor de Urbina y bajo la ley de las armas se elige a Francisco Robles, quien es derrocado por García Moreno. Comienza entonces el periodo Garciano. El presidente García Moreno propone;

Lanzar al Ecuador con mano vigorosa por la senda de la prosperidad, restableciendo el imperio de la moral por medio de la represión enérgica y eficaz del crimen21

García Moreno, detenta el poder por 17 años, desde su periodo provisorio de 1859, a su mandato constitucional de 1861, con los cuales crea, impulsa y desarrolla innovaciones de diferentes ámbitos, tanto económicos, como políticos,

54

sociales, educativos, culturales y más que nada en el desarrollo del Ecuador como una nueva patria, reformada y vanguardista.

Dentro del primer periodo de García Moreno, ocurren dos circunstancias que son el principio de la crisis que tuvo el Ecuador en 1859, la primera circunstancia tiene que ver con la parte económica y el regionalismo, puesto que dentro de la costa, las exportaciones de cacao y de cascarilla estaban en su punto más alto, con esto la costa y sierra sur eran las beneficiarias de la producción y comercio de los productos, en tanto que la sierra norte estaba en desventaja, puesto que como dice Holinski,

“Para mediados del siglo XIX, Quito y las provincias de la sierra, estaban sumergidas en un laberinto de montañas que les aíslan del mundo, que hacían de la capital del país una ciudad de poco avance en la industria tan necesaria para este país” 22

Quito y su nobleza, es decir sus terratenientes, quienes siempre estuvieron interesados en el poder político, pugnaron siempre por qué Quito sea la capital administrativa del país, puesto que el 80% del poder económico estaba dentro de Guayaquil y sus alrededores, lo que llevaba a la pugna entre la costa y la sierra, por el poder que a la larga era el control de los bienes del estado para el favorecimiento de quienes tenían los negocios en la sierra o en la costa,

Con toda esta situación eral lógico prever que el país no progrese:

55

A mediados del siglo XIX, en Quito había doce escuelas primarias, dos colegios, una universidad una escuela de dibujo y pintura, otra de escultura, en Guayaquil, habían tres escuelas primarias y ningún colegio, los hijos de los campesino no se educaban por la falta de las instituciones y en las aéreas rurales, eran inexistentes escuelas para la formación de sus habitantes” 23

Luego de este período en que casi desaparece el país se dan unos pocos avances como a creación de provincias y la retirada del sistema departamental, el mismo que unificaba a Loja con Cuenca, lo que mantenía a la primera ciudad bajo la política de cobros de impuestos por el gobernador de la segunda.

Otro hecho importante que marca la vida del Ecuador, fue denominado el terremoto más grande registrado en la historia del Ecuador24 , ocurrido en agosto de 1868, el cual tiene como epicentro la sierra norte, el epicentro desaparece por completo la ciudad de Ibarra y Otavalo

Toda la población que quedo sin nada, fue remitida a Quito, en calidad de exiliados, se les dio lo que buenamente se pudo, porque las finanzas del gobierno no estaban en capacidad de atender a la población como se debía tratar, cuatro años después, retorna el pueblo de Ibarra a su nueva ciudad, construida enteramente con la planificación del arquitecto, lo que para Gracia Moreno significa un gran triunfo de popularidad, puesto que los pobladores lo aclaman como el redentor de este abatido pueblo.

23 Óp. Cit. Pág. 113 24 ESPINOSA, Simón. Presidentes del Ecuador. Ed. Nacionales S.A. 2da Ed. Mayo 1.998 pág. 51

56

En esta época se emite la llamada Carta Negra, que corresponde a la Octava Constitución del Ecuador, en la que a mas de los máximos poderes conferidos al presidente, se da como una sola y única religión a la Católica, Apostólica y Romana, la misma que debía ser respetada y defendida por todos los ecuatorianos, excluyendo de toda posibilidad la práctica de otros cultos que no sean el legalmente constituido dentro de la Constitución.

Un pastor protestante que había regalado unas Biblias en Quito relata que el clérigo de la catedral amenazó con sacarlos y destruirlos, si no se convertían a la religión oficial, lo que hizo que una turba entrara a la casa donde él y otros compañeros suyos estaban y sean atacados en la calle y en otra ocasión sean utilizados como pelotas para patear.” 25

En ésta época, la iglesia estaba encomendada a poder censurar todos los libros que atenten a las buenas costumbres y tradiciones del la sociedad de ese entonces, además de mantener una tutela dentro de la educación pública y privada, lo que sería mediante los sacerdotes que el Papa enviara para esta misión.

Al clero se le encarga oficialmente la educación, para lo cual se necesitaban profesionales de todos los ámbitos, maestros que puedan enseñar a los niños de escuela y colegios sin ninguna dificultad, cosa que se dificultaba con los sacerdotes que estaban dentro del Ecuador antes de la llegada de esta reforma, puesto que según Van Aken,

57

Con esta reforma impuesta en el gobierno del “El clero era pobremente entrenado en la enseñanza, ya que ni los mismos maestros tenían el suficiente entrenamiento ni conocimientos para poder dictar las materias que se ofertaban, lo que al contrario pasaba con la Compañía de Jesús, que a su salida del Ecuador dejo una gran secuelas de ignorancia a manos de las otras congregaciones religiosas. Lo que para MacFarlane, la Compañía de Jesús, representaba a Hombres sinceros y honestos, inclinados a salvar al país y reformar la sociedad y la Iglesia” 26

Presidente Gabriel García Moreno, diversos extranjeros vinieron al país, franceses, alemanes, españoles, ingleses italianos y belgas, todos o su gran mayoría integrantes de las diversas congregaciones que estaban encargadas de la educación o de una tarea específica dentro de la sociedad, en 1873, sella definitivamente su alianza con la Iglesia Católica al consagrar al país al Sagrado Corazón de Jesús, este hecho marca al Ecuador porque.

El más grande cambio que se da fue el pensar en la obligación del Estado en el desarrollo de escuelas y universidades que estén a la altura de los centro de enseñanza de las potencias europeas, el vacio de información que todos los ecuatorianos en general tenían sería sustituido por escuelas y universidades con profesores y técnicos bien dotados en todos los conocimientos que generen progreso, la búsqueda de una mano de obra calificada para los proyectos que

58

estaba impulsando, la venida de extranjeros que sean profesores de la academia de ciencias y de las escuelas y colegios, hizo que se diera un giro dentro de la educación en general.

Se trabaja en diversos campos del saber, es así como, las escuelas de arte son nuevamente creadas teniendo programas de becas para los maestros de ese entonces, los mismos que van a Roma y después regresan a la Escuela de Bellas Artes, se traen replicas de las figuras del arte antiguo más relevantes para el estudio de la figura humana y la enseñanza de la técnica, Rafael Salas junto a Juan Manosalvas, son enviados con esta beca del Gobierno Nacional, mientras que Luis Cadena y Joaquín Pinto son nombrados como profesores siendo el primero Director de la Academia y el segundo, profesor de Honor dentro en este centro de enseñanza. Para 1872, la enseñanza del arte estaba conformada con una escuela de enseñanza de alto nivel, la misma que se fundamentaba en la pintura y la escultura de aquel entonces, además de contar con una relación entre la escuela italiana y la antigua escuela quiteña, lo que hacía de la enseñanza tenga un reconocido nivel dentro de América del Sur.

El arte, siempre estuvo presente en la herencia ecuatoriana, es así como Teodoro Wolf, (padre jesuita encargado de la enseñanza dentro de la Escuela Politécnica) escribe:

Los ecuatorianos son adictos a las bellas letras que a los estudios serios; la República ha producido algunos poetas y literatos notables, pero ningún físico,

59

químico, geógrafo, naturalista, en fin, ninguno que sobresalga dentro de las ciencias exactas, que necesitan largos estudios y mucha paciencia. Por la misma razón, de trabajar más con la fantasía y el corazón, que con el entendimiento y la cabeza, son muy aficionados a la música, la pintura, la escultura, y para estas artes manifiestan mucho talento.” 27

Esta apreciación se relaciona con el aparecimiento de las antiguas escuelas de arte que existían dentro del país y que estaban regentadas por las congregaciones franciscanas y dominicas, lo que hacía que el desarrollo de las ciencias sea algo irrelevante dentro de la época de la colonia,

Otro ejemplo lo tenemos con la fundación del conservatorio de música a cargo de Antonio Neumane, quien después de su muerte fue sucedido por Francisco Rossa, el mismo que era parte del conservatorio de Milán, lo que impulso dentro del Ecuador el estudio de música y su profesionalización.

Lo anterior se vio favorecido por la política exterior implementada que aumentó la afluencia de extranjeros y más que nada de europeos en el Ecuador; ésta política de desarrollo propuesta buscaba que la afluencia de los extranjeros para beneficio de los habitantes del país, los mismos que vinieron a trabajar y reforzar los recientemente creados centros de enseñanza.

La llegada de muchos de los extranjeros va marcando algunos hechos importantes en el país en ese entonces. Si bien no todos los que arribaron al Ecuador

60

contribuyeron en algo al menos al despertar de una conciencia de lo que teníamos o somos, algunos personajes se destacan como: en 1831, con Bausgault, quien en compañía del coronel Hall, ascendieron al Cotopaxi, Antisana, Chimborazo y Tungurahua, para realizar diferentes investigaciones dentro de la cordillera de los Andes en cuanto a geología y botánica; para 1835, en el buque Beagle, arriba a las islas Galápagos el investigador Charles Darwin , quien realiza investigaciones sobre la evolución de las especies; en 1847, Osculati un investigador italiano investiga las costumbres y tradiciones de Quito y Guayaquil; Holinski, viajero que estaba en compañía de expedicionarios ingleses los mismos que llegaron al Ecuador en 1840. Según el conteo de Holinski, en sus observaciones en la ciudad de Guayaquil, vivían a mediados de 1859, cien europeos, entre los cuales estaban ingleses, franceses e italianos, los mismos que se habían radicado en esta ciudad por la capacidad de comercio que había, lo contrario de Quito que aunque era la capital del Ecuador no llegaba a la veintena de extranjeros residentes en la ciudad.

Con la influencia europea en el Ecuador, se comienza a realizar estudios para poder proponer a los gobiernos de Francia e Inglaterra el establecimiento de oficinas dentro de sus capitales para el reclutamiento de profesionales que vinieran a este país, con el fin de poder manejar las nuevas maquinas e industrias que se habían creado o tecnificado, para brindar los conocimientos de todos los que vinieran en las diferentes áreas de estudio que se estaban desarrollando en el país y así enriquecer a la cultura de la población que estaba en franco proceso de desarrollo.

61

A pesar de estos avances importantes, el interior del país seguía convulsionado, es así que en la segunda mitad del siglo XIX, se producen levantamientos indígenas en la sierra sur del país. El más grave levantamiento ocurre en 1871, liderado por el dirigente indígena Fernando Daquilema, jefe de las comunidades de Chimborazo y descendiente de la dinastía de los Duchicelas y de la nobleza Puruha, 28 quien se opone al gobierno al mando de diez mil indios, todos ellos de las comunidades cercanas a Riobamba, quien una vez capturado es fusilado por el ejército nacional.

La situación política del Ecuador no cambia, en los siguientes años es la corriente política liberal la que domina el panorama político en el país, para muchos marcada por los engaños y las corruptelas de militares sedientos de poder y por las luchas intestinas entre el capital de la costa y los terratenientes serranos.

En esta etapa a nivel mundial se evidencia cada vez con más fuerza una corriente de ya décadas de implementación que desarrolla la división social del trabajo a nivel mundial consistente en la asignación de una especifica producción a cada zona del mundo de diferentes productos agrícolas, ganaderos, textiles o industriales. Es así como al Ecuador por estar dentro de la zona agrícola tenía que exportar toda su producción dentro de este campo e importar lo concerniente a la industria, con esto la demanda del cacao ecuatoriano creció dentro de los ámbitos mundiales haciendo que sea muy rentable la producción y desarrollo de este producto como materia prima.

62

En nuestro país, se afianza más la concentración del poder en unos pocos, ya que los banqueros ahora tienen la hegemonía de la producción de materias primas, en un mercado liberal que hace culto a la oferta y demanda.

En el periodo del Presidente Veintimilla se elimina o se trata de eliminar toda la influencia de la iglesia que se había dado dentro del gobierno de García Moreno, esta misma influencia que se había desarrollado dentro de la utilización de la iglesia como medio de control que ahora estaba desarticulándose en todos los ámbitos, desde las parroquias más pequeñas hasta el asesinato si era necesario de los Obispos que opusieran resistencia a la nueva era del gobierno liberal.

Con el asesinato del arzobispo de Quito, José Ignacio Checa y Barba, se reconoce ya de una manera más directa el gran rechazo que el nuevo gobierno tenía a la clase dominante de la iglesia y que haría lo necesario para poder mantener a la iglesia fuera de la política nacional, algunos de los obispos, como Gonzales Suarez se escondieron ante el acoso que recibían dentro del gobierno, los bienes de la iglesia fueron confiscados y el Concordato con la Santa Sede fue roto, con lo que se terminó definitivamente con la influencia de la iglesia en la política, lo que llevo a Veintimilla a poder desarrollar una nueva constitución hecha a su medida.

La educación en el periodo de este presidente decayó gravemente, al igual que los servicios públicos, porque la corrupción era muy grande y palpable dentro de todo el gobierno, lo que hizo que se dieran una serie de manejos y estafas dentro del gobierno que disminuyeron considerablemente los fondos públicos.

63

El derroche de los fondos públicos, los banqueros, vieron afectados sus intereses de poder manejar la política económica y cambiaria dentro del Ecuador, el gran desfalco a los fondos públicos hicieron que algunos de sus aliados vean con malos ojos al presidente en sus últimos días de mandato.

Con el apoyo de la burguesía y los Montoneros (fuerza de choque del gobierno), Eloy Alfaro comienza su primer periodo presidencial el 5 de Junio de 1895, más que nada este periodo presidencial es la conquista del liberalismo en la política ecuatoriana que comienza desde Alfaro y termina en Zaldumbide,

Eloy Alfaro dentro de su gestión en el poder tiene varios meritos, pero el más grande y meritorio de todo reconocimiento es la liberación entre estado e iglesia, la unión que hizo mucho daño a lo largo de la historia al progreso y la evolución del país, por el pensamiento y la poca visión que en la iglesia y más que nada en la iglesia conservadora de la sierra estaba muy arraigado. La sociedad ecuatoriana en la mitad del siglo XIX, estaba influenciada por el pensamiento conservador y ultraconservador que en la Colonia se tenía, los avances en tecnología y otras áreas eran vistas como magia o invenciones diabólicas.

La Revolución Alfarista como ya es sabido crea una nueva visión de estado en la política, sociedad y economía del Ecuador en el siglo XIX que sería proyectada al Ecuador del siglo XX, al igual que la Revolución Garciana, en la que el progreso y la incursión de nuevos ideales dentro de la sociedad cambiaron el pensamiento de la misma, aunque en los diferentes grupos que la componen haya tenido una

64

repercusión distinta, por ejemplo, dentro de la oligarquía de la costa, las reformas a la producción y a la exportación que Alfaro dio a los productos agrícolas, les significó una gran ventaja para poder competir con los agroexportadores de toda América, mientras que en la sierra los terratenientes veían cada vez más amenazada su forma ingresos, al tener por ley el pago de las cosechas que en sus haciendas se producían y comenzar a diferenciar el Estado de la Iglesia, lo que era necesario para el desarrollo del país y que por otro lado atentaba con los intereses de los conservadores en poder controlar a la población desde los frentes del gobierno e iglesia que trabajaban como uno solo.

La prensa conservadora en su mayoría fue también la encargada de enfrentarse a este gobierno, por lo que se determino el cierre de periódicos y el ajusticiamiento de varios periodistas que inventaban noticias en contra de lo que estaba aconteciendo en la política. Mientras la guerra entre el gobierno y el clero estaba en su auge más grande al igual que el enfrentamiento regionalista, que tenia aliados de los dos bandos con distintas formas de pensar, la obras para la población eran visibles por lo que el apoyo de las clases desposeídas fue tan grande para el gobierno y para su forma de gobernar. Las obras para los pobres y la renovación de ideales fue lo que le dio el apoyo a toda la revolución.

En

1901, año

en

el

cual

Alfaro

deja

la presidencia del Ecuador y se

llama a

elecciones en el país, la Revolución Liberal estaba muy afianzada y se había organizado una nueva era de producción y restauración del país, la economía era pujante y el ideal de nación se veía en todos los rincones del país, por lo que

65

Alfaro dentro de su partido trata de continuar con este modelo de política, elige a varios de los integrantes del partido para seguir con los avances hechos sin necesidad de el ser quien este en el poder.

“No podemos perder con papelitos lo que ganamos con fusiles29

Este era el pensamiento de Alfaro con respecto a las elecciones y el cambio que se estaba viviendo, de los escogidos por el General, estaban Lizardo García y Leonidas Plaza, quienes serian presidentes después de Alfaro, primero Plaza, un liberal moderado que creía en el avance y la consolidación de la revolución, dentro de los parámetros que el manejarían en su presidencia. Aunque fue tildado por Alfaro como una persona que no serviría para dicho cometido, su función dentro del gobierno fue oportuna y más que nada prolífica en el campo de las obras para el país, en su administración el ferrocarril, la obra más insigne de esta Revolución, no por su creación sino por la continuación sostenida de la misma, llego hasta Riobamba, las comunicaciones telefónicas y el tendido eléctrico para las ciudades fueron puestos en funcionamiento, las facultades de medicina y en si la educación veían nuevamente el nacimiento de colegios y escuelas que servían para la preparación de los profesionales, el dinamismo en el gobierno y la obra pública que sería muy útil para el país y sacaría al Ecuador del terrible atraso en el que estaba sumido.

La presidencia de Plaza llega a su fin en 1905, sucediéndole Lizardo García, quien tampoco era del agrado de Alfaro.

66

El golpe de estado que Alfaro planea en contra de García comienza en Enero de 1906, año en el cual el presidente constitucional no había ejercido por completo la magistratura, el golpe de estado que da Alfaro se desarrolla en la sierra central, con la sublevación de los cuarteles que le eran fieles al General, se libran sangrientas batallas en contra de los soldados que estaban a favor de la constitución. En enero de 1906, las fuerzas comandadas por Alfaro rompen las fuerzas de gobierno y entran a Quito, en donde se sucede a García y Alfaro se declara jefe supremo del Ecuador. Para el 10 de enero de 1906, se conforma una Junta Cívica en la ciudad de Quito, la misma que se encargo de poder ratificar el nombramiento de Alfaro y posteriormente la abolición del gobierno y las obras que García había comenzado.

Lamentablemente en la Revolución Alfarista el poder político se vio manejado por el poder económico, más concretamente la forma de financiamiento de esta revuelta fue de parte de la Oligarquía costeña, la misma que pasa de agroexportadora a banquera comercial. El enfrentamiento entre conservadores y liberales, fue el enfrentamiento entre poderes económicos traducidos a la política, es decir que al haber ganado Alfaro la Revolución ganó el control comercial y por ende económico del país, dando mayor importancia a la costa y concretamente a la provincia exportadora que era Guayas el control económico, público y privado del Ecuador.

67

CAPÍTULO III:

3. ¡PINTO!

De alguna manera, la breve revisión de la historia realizada en líneas precedentes, permite ubicar los acontecimientos que día a día se iban sucediendo, impregnando de zozobra, angustia y alguna que otra alegría a los ciudadanos del país. Se parte del supuesto que construimos nuestra singularidad desde las influencias que recibimos, en las que participamos y que conscientemente o no moldean nuestro ser.

  • 3.1. Inicios de la Nueva República e Identidad Nacional (1809-1845) Análisis de antecedentes y causas del Costumbrismo:

El siglo XIX, comienza con la convulsión de todo el Mundo, Europa y América viven la transición de pensamiento y sociedad, la relación entre estado y pueblo cambia y el antiguo régimen en países como Francia y Alemania desaparece. España está devastada y perdiendo rápidamente el control de todo lo que alguna vez fue parte de su Imperio.

Para el Ecuador desde 1830, comienza el periodo de unificación, la Identidad Nacional es una ideología nueva que restablece los parámetros en la forma de sentir como propia a las naciones creadas a partir de los limites que cada uno de los estados marcan en el territorio de América del Sur, siendo esta forma de pensamiento el vehículo para desarrollar las ideas de Nacionalidad, Nación y Estado, que deben ser manejados teniendo en cuenta todos las formas de

68

pensamiento que fueron planteados en la Independencia. La influencia que viene desde Europa y más concretamente desde Francia, forma parte de la unidad de ideales que se manejan en esta época donde además de la Revolución e Ilustración de este país, se suma el Neoclásico, como forma de expresión artística que manifiesta este nuevo estatus, lo que marca una gran influencia para esta forma de pensamiento presente en los primeros treinta años del siglo XIX en el país.

La visita de los primeros científicos extranjeros relaciona el pensamiento Ilustrado al país, da a conocer la nueva visión que se maneja en Europa en cuanto a la ciencia y el arte con la representaciones de lo natural, la visita de Humboldt, Bonpland marcó la visión dentro de la sociedad quiteña, la nueva forma que el siglo XIX traía a través de los ojos de la lógica y el conocimiento. Aunque esta nueva forma de pensamiento haya sido solamente lo que acerco a la sociedad post Colonial y pre Republicana a las ideas de Europa, es el responsable de dar vida a la ideología que se aplica en la creación de los estados y la sociedad ecuatoriana, en la que evoluciona, del pensamiento Colonial a la renovación de valores y acciones de esta sociedad reformulada.

El desarrollo del arte sería inspirado en estos ideales que formaban parte de la

sociedad de este entonces y de la cual poco a poco estaba tomando forma en la representación e imágenes que se manifestaban con la expresión artística desarrollada en este periodo. En el pensamiento del filósofo Shaftesbury estableció una íntima dependencia entre los ideales políticos de libertad y el

69

desarrollo y florecimiento de la cultura. (Sólo en un estado libre puede asegurarse

una alta cultura espiritual, en donde florezcan las Bellas Artes30 . El aparecimiento del Neoclásico fue una forma de insertar al Ecuador y a Latino América al Mundo Occidental, desarrolla nuevos modelos europeos y abre la sociedad a todos los cambios que se dan en este siglo, que al mismo tiempo mantiene la relación con el pensamiento barroco Colonial que está muy marcado

en las sociedades Americanas31

El arribo de la nueva temática artística viene con los primeros científicos y viajeros que llegan a la Real Audiencia, llamada después Ecuador, los cuales son recibidos por Autócratas quiteños que en muchas ocasiones prestaron su ayuda para la realización de los estudios, este rose llevo a que las clases altas tengan el primer acercamiento a la forma de pensamiento Ilustrado que a su vez fue captado por los hijos de las familias Criollas en sus viajes de estudio por Europa, más tarde, en las guerras de Independencia los jóvenes Criollos serian los generales y pensadores de las guerras de Independencia, que actuarían de acuerdo a esta forma de pensar. En esta misma época, la influencia entre la clase dominante y el arte se podría ver en que considera este pequeño grupo como aceptable, bello o estéticamente correcto, el ideal europeo y la inclusión de este ideal en el desarrollo artístico del país marcado por la tendencia Ilustrada, Neoclásica que se propaga rápidamente en todos los ámbitos sociales marca la generación del arte en el país recientemente creado.

30 VARGAS, José María. María. Historia de la Cultura del Ecuador. Ed. Ariel. 31 KENNEDY, Alexandra. El pintor de los Andes: Rafael Troya. Banco Central del Ecuador. Pág. 13.

70

De Real Audiencia, a parte de un bloque unificado de naciones y después a Republica Independiente, crea en la sociedad un estado de incertidumbre en lo que a lo propio se refiere, la influencia extranjera comienza una aproximación de lo que pasa fuera del Ecuador, esto es acogido como respuesta para la creación de la Identidad ecuatoriana. El pensamiento europeo es parte fundamental al momento de entendernos como una sociedad, la formación de la sociedad ecuatoriana en los primeros años del siglo XIX es parte importante dentro de lo que se manifiesta en el arte al ser Reflejo de la Sociedad, siendo esta época la búsqueda de la Identidad manifestada en la plástica con el desarrollo de imágenes que correspondan a lo propio.

El proceso para la formación del país llamado Ecuador manifiesta en el ámbito Artístico poca creación, la gran mayoría de esta es Religiosa y mantiene el ideal de la Colonia sin su factura y riqueza artística. En la época de la Gran Colombia por decreto de Simón Bolívar se crea una escuela de pintura y escultura en Cuenca, dirigida por Manuel de Samaniego en donde la creación artística es parte de la nueva visión del pueblo libre que es apoyada por el libertador y aceptada por los mestizos.

Al morir el Libertador deja de funcionar y el poco tiempo que tuvo este centro de formación no alcanzó las metas con las que fue creado. A partir de esto la creación artística en el país y en Quito principalmente pasa a ser imitativa y poco creativa, las imágenes creadas son a partir de grabados, miniaturas, pinturas y postales traídas por los extranjeros o por los Criollos que venían desde Europa al

71

mismo tiempo las imágenes de la Escuela Quiteña de Pintura eran también los modelos de aprendizaje para los discípulos y modo de perfeccionamiento para los artistas que al mismo tiempo partían para la creación de sus obras de estas imágenes, siendo la mala copia del pasado y de lo extranjero una forma de aminorar la calidad y temática dentro de la creación artística.

De esta manera, mas tarde a partir de 1830 con el aparecimiento de la Nueva Republica la creación artística está influenciada por Europa. En los inicios de la República los retratos de héroes de la Independencia y de Patriotas que dieron al pueblo la tan ansiada y manipulada libertad son el referente de la visión nacional que los ecuatorianos tienen.

El desarrollo del retrato como imagen viene de la llegada del estilo Neoclásico pero al mismo tiempo forma parte de la manifestación en la idea de lo nacional formulada desde las familias Criollas y Terratenientes de la Sierra que controlaban la economía y política del país.

Este grupo de poder al mismo tiempo era el encargado de ratificar lo que es estéticamente aceptable y esté acorde al ideal del canon europeo que se tenía como referencia para considerar arte a lo hecho en los talleres de los maestros que remitían la creación artística de los primeros cuarenta años de este siglo a la imitación de las imágenes europeas.

La obra de Antonio Salas (el patriarca) es propicia para entender la primera mitad del siglo y más que nada los inicios de creación artística dentro del país. Juan

72

José Flores (héroe de la Independencia) delega honrar a los generales que participaron en las batallas retratándolos de cuerpo entero con sus medallas y condecoraciones, sin que ellos estén presentes al momento de ser retratados y más bien sean en parte idealizados acorde a la estética Neoclásica.

Estos retratos marcan el puente entre la Colonia y la Republica, aunque antes se ha mencionado que la creación artística del Ecuador a inicios del siglo XIX estaba formándose dentro del temario Neoclásico, la ejecución de estos retratos forma parte de la unión entre el Barroco y el nuevo estilo pero al mismo tiempo es la puerta de entrada de la nueva concepción artística.

En el pensamiento de la sociedad y en el arte esto significa la búsqueda del estilo que permita manifestar este momento de transición dentro de la expresión artística que al mismo tiempo, reconozca los valores estéticos propios, enmarcados dentro del estilo Neoclásico pero que forme parte de la Identidad artística propia.

Los Héroes de las batallas, Notables y Pensadores de la Independencia son los retratados e idealizados en este nuevo temario alegórico. La iconografía republicana toma los nuevos templos; mansiones, haciendas y edificios destinados a los gobernantes son quienes consumen de cierta manera este tipo de expresiones artísticas. La creación artística a partir de Los Generales de Bolívar que Juan José Flores encarga a Salas en 1835, da un nuevo rumbo a la creación artística, el retrato pasa a ser parte de la nueva forma de representación que identifica a la sociedad, las imágenes de claustro cada vez van perdiendo su

73

espacio, aunque están muy presentes, no son parte fundamental de la creación artística, lo que permite que no solamente prospere el retrato sino otras representaciones artísticas como el paisaje y los primeros indicios de diversificación de temas enfocados a las representaciones científicas y etnográficas que describían el país hechas con los científicos y aprendido de exploradores y visitantes extranjeros.

De esta forma el arte toma como manifestación a la iconografía militar, parte de la creación artística con imágenes y posteriores relatos llenos de magia y valentía, protagonizadas por Héroes y Libertadores, idealizados por la visión europea de cada una de estas anécdotas contadas como grandiosas luchas hasta la muerte sin nada más que un fusil o el asta de bandera.

Esta forma de manifestar las hazañas es parte de la forma en cómo se comenzaba a reconocer lo que identificaba a nuestro país a partir de su creación, más que nada como la influencia europea, sumada a las manifestaciones culturales propias de la sociedad sumada la visión ancestral indígena son los componentes para el aparecimiento de esta forma de pensar.

El imaginar a los héroes estuvo muy cercano a la representación de los mismos y con esto el primer rompimiento de la idea Colonial de representación pictórica, la misma que se enfoca como se ha mencionado anteriormente en el tema religioso y en muy pocas ocasiones en retratos. La obra de Salas pone de manifiesto este

74

rompimiento por lo que es tan necesario identificar esta obra para poder entender el posterior desarrollo estilístico y temático del arte de este siglo.

Si bien es cierto existe un rompimiento, pero al mismo tiempo el rezago de la Colonia que es el pensamiento Barroco está muy arraigado en nuestra sociedad, está presente y no desaparece lo que hace es aceptar al pensamiento Ilustrado y al género Neoclásico y condicionando a la creación artística y las leyes que la pintura Neoclásica tiene hacia la forma Barroca de esta manera existe una hibridación de los dos géneros lo que impide en cierta manera este desarrollo completo de la corriente neoclásica por sus reglas de composición y forma, pero al mismo tiempo abre la puerta de entrada al Romántico y del cual comienza a explorar en función a paisajes y temas mitológicos desarrollados desde la forma Neoclásica, con parte del pensamiento Barroco de los artistas y manejando la libre expresión Romántica.

Aunque el Romántico como forma de expresión artística no ha arribado formalmente al Ecuador y no es conocido dentro del circuito artístico, con la venida de los extranjeros implica el primer acercamiento dentro de este género, aunque este también el Neoclásico dentro de la visión artística/cultural en el Ecuador y más que nada en la ciudad de Quito.

Juan José Flores es el primer presidente del Ecuador, encarga la ejecución de los retratos a Salas como antes se menciona, lo que refiere a la idea de la creación y reconocimiento de la Nación que se está formando. Si bien es cierto que dentro

75

del imaginario social de todos los habitantes del Ecuador de este entonces, los retratos de los próceres de la Independencia son alegorías de esta gesta, este hecho de retratar a quienes participaron de las guerras aunque sea extranjeros, es la forma de entender que el país es uno y ya se entiende como tal, lo que reconoce con este tipo de obras.

Asimismo la cultura e Identidad está siendo creada a partir del pensamiento de los grupos de poder quienes proyectan de Europa el reconocimiento de lo que somos. Esto suena contradictorio con lo antes dicho, pero la realidad esta es la forma que a partir del pensamiento y estilos de representación europea comienza la búsqueda de los valores propios del Ecuador. La necesidad de reconocimiento ante Europa deriva en un gran problema para ya que el Ecuador ya no es Colonia, es un país libre y por esta razón hay esta búsqueda de identidad.

En los primeros treinta años del siglo XIX, el Ecuador está siendo forjado como país, lo que hace que los habitantes busquen la creación de la Identidad ecuatoriana. Existen dos formas posibles para poder llegar a esta meta, auques esta realidad sea una necesidad de los anteriores Criollo y hoy gobernantes, son dos posibilidades marcadas.

La primera es aceptar el pasado Indígena que todos sus pobladores tienen, es decir aceptar que el Ecuador fue Indio y de esta raza, inferior surgen todos los que hacen el país; O aceptar la forma Colonial y Española como legado, desconociendo el pasado Indio y reconociendo únicamente lo Colonial que dejaría

76

a un lado todos los conceptos, ideas de la Libertad y la búsqueda de la Identidad propia, autóctona y construida desde nosotros mismos.

La primera noción no puede ser aceptada por los Criollos que reniegan del pasado Indio y reniegan esta tradición ancestral que al mismo tiempo es parte propia del Ecuador por su riqueza y fortísima presencia en el país que también es parte de las familias que estaban en el poder. La segunda noción es aceptada en parte, porque se manifiesta desde lo europeo, pero teniendo muy en cuenta la Independencia y el hecho que el Ecuador es un país totalmente libre, que tiene un pasado Colonial que fue roto después de la guerra librada.

Esta forma de búsqueda viene desde Europa que plantea que la forma de reconocernos como país se demostraría al aceptarnos como somos, un país liberto de un Imperio, con pensamiento y accionar propio, que maneje bajo su política el territorio y la sociedad en donde se asienta. Lo que da como hecho que Europa sea la que valida la forma de pensar de América ya que esto pasa en América del Sur en donde Europa sigue siendo el ejemplo a seguir.

La representación artística de este siglo está marcada por lo que la Elite acepta como Arte, los estilos europeos con componentes ecuatorianos representan la hibridación entre el pasado europeo/colonial y las imágenes de Ecuador con su fauna, flora y habitantes representados.

La llegada del Romántico al país viene al igual que todo los géneros, por medio de

la

llegada

de

visitantes

europeos

y

sus

imágenes.

Como se menciona

77

anteriormente los géneros pictóricos europeos no tuvieron periodos de tiempo específicos, pero si se manifestaron de a poco. No se pude llegar a precisar el espacio temporal en el que apareció exactamente el Neoclásico y el Romántico o el Costumbrismo, por la visión Barroca de la sociedad, pero si se puede hablar de la creación y como fue la misma durante estos años.

A comienzos de la Republica la creación artística estaba dada por los talleres de artistas, los mismos que eran parte de la formación de los jóvenes y además servían como centro de creación y distribución de las obras que se desarrollaban en estos. Dentro del arte, su enseñanza y desarrollo profesional, la visión de taller es muy semejante a la que se tenía en la Colonia, con sus Abadías, Gremios y organizaciones artesanales relacionadas a las diversas formas de creación artística. Esta forma de se mantiene e incluso de esta manera se retransmiten los conocimientos y las nuevas técnicas.

Tras la primera incursión del Romántico en la escena del arte del siglo XIX, en los artistas comienza a tomar forma la curiosidad por los paisajes que componen al país uno de los intereses que el estilo Romántico tiene, con la visión del otro enfocado Esta curiosidad que se despierta una vez más por la influencia europea, responde al cambio de mirada en lo que se debe enfocar un artista. El arte demuestra que está a su alrededor, conjuga la curiosidad por un lado y la admiración y sentimientos por el otro el reconocer lo propio.

78

Los primeros 30 años el Ecuador la Identidad y Cultura siguen teniendo cambios,

los héroes, retratos y paisajes son

parte de

la creación

artística, sumada a

representaciones religiosas y una que otra mirada a los pobladores o su

vestimenta.

Este periodo de tiempo también es el espacio en donde existe un Gobierno corrupto, presidido por Flores que si bien es cierto toma parte dentro de todo lo que refiere a la creación del Ecuador es el que preside la inoperancia y el desmedido deseo de control que da como resultado el desinterés por promover o apoyar las expresiones artísticas, culturales y científicas del país.

El Ecuador está sumido por completo en la miseria de la post guerra libertaria y no encuentra cuáles son las políticas para el progreso, tanto económico como social. Esto afecta a la creación artística que si bien es cierto no se detiene en ningún momento y más bien es influida por diferentes factores que enriquecen a la misma, la situación económica impide que la creación artística llegue a tener los mismos niveles que tuvo en la época de la Colonia, siendo la calidad de esta, porque la cantidad es mucho mayor a la producida en este periodo de tiempo ya que a partir de 1840, Quito exporta obra de sus talleres a diferentes destinos, siendo la cantidad más importante que la calidad.

Muchos son los factores que merman el desarrollo del arte pero el mal gobierno estancado en la lucha por perpetuarse en el poder y mantenerlo sumido bajo su completo dominio, sin que la población interese. Como antes se menciona, las

79

familias poderosas controlan todo, deciden qué se debe apreciar en el Arte que se debe enseñar en las poquísimas instituciones educativas estatales y en el caso de las Universidades que materias se deben dictar.

El desarrollo económico en el país pasa a tener una conformación distinta a la Colonia, en la época de los treinta del siglo XIX Guayaquil era la entrada de productos y se estaba convirtiendo en el polo económico de toda la nación, dejando a un lado las zonas productivas de la Sierra Norte sumidas en el retraso y la falta de mano de obra indígena, utilizada anteriormente en los ejércitos libertarios o llevada a Guayaquil para trabajar en las haciendas cacaoteras.

El cacao comienza a ser cultivado en la Cuenca del Rio Guayas, la exportación del cacao da una nueva formación a esta zona del Ecuador. En la Sierra los terratenientes son pocos y quieren retomar el poder económico de la nación, al igual que Flores, quiere tomar el poder completo para sí y sus aliados militares.

Esto para el Arte representa la el mercantilismo del Retrato dado en los grupos de poder que quieren ser retratados, ellos o sus familias, lo que hace que se extienda la moda de álbumes familiares creados por los artistas de esta época.

Lo religioso también es parte de este mercantilismo, esta pintura se mantiene lo que contribuye a la imitación. Los terratenientes crearon una especie de comercio artístico en la Sierra Norte que constituyo el sustento por el cual trabajaban los artistas. Los Conventos repletos de obras de Santos y sus vidas establecen una mirada oscura del legado colonial que abunda en Quito, a lo que se suman

80

retratos y paisajes poco originales, de mala calidad y más que nada parte del negocio como objetos comerciales, mercancía para exportación, uno de los pocos productos que la Sierra Norte producía. El modo de vida de unos pocos pobladores está a merced de la pobrísima y caótica economía de este país.

El legado Colonial deja la técnica pictórica desarrollada en esta época, la maestría técnica de la escuela quiteña queda en algunos artistas de la Republica, pero la poca iniciativa en temas y en la resolución de nuevos géneros hace que esta maestría poco a poco se vaya degenerando.

Los retratos y paisajes son creados a partir de los rezagos de la técnica antigua, la necesidad de producción con la aplicación de esta técnica única en el arte, solamente conocida en el país impide que llegue mas allá su estudio y depuración, rica en detalle y colorido, quedando este conocimiento en pocos artistas y artesanos, los cuales seguirían enseñando en sus talleres la cromática y la forma de aplicación de los colores, pero no con la misma intensidad que tuvo antes.

Todos los cambios que se hacen en la formación de la sociedad, el aparecimiento de las clases potentadas en Guayaquil da como resultado la necesidad de cambio que es instaurado por un ecuatoriano con su pensamiento Liberal y Progresista, formula un Estado sólido que debe reconocer el pasado propio, Indio y Milenario pero al mismo tiempo no dejar a un lado el avance y transformación necesarias en la sociedad y su estructura.

81

El gobierno de Rocafuerte es el encargado de impulsar este modelo, tanto económico como social e incluso cultural ya que reunifica al estado ecuatoriano después de la tan agresiva corrupción que fue víctima y comienza a crear centros de enseñanza autónoma que formen a la gran mayoría de los pobladores sin importar su condición social. Este modelo permite a todos los ciudadanos adoptar el sentimiento más fuerte de pertenencia al Ecuador y en el arte se manifiesta la necesidad de rescatar las Majestuosas obras de la Escuela Quiteña en un espacio que proteja y forme a los jóvenes interesados en las expresiones artísticas, dejando a un lado la intromisión de la clase dominante de la sierra en la educación y en lo que es aceptable o no como arte.

La visión de este gobernante cambia de manera sustancial al país, aunque muy pobre y con significativo retraso, comienza a tener una formación solida y manifiesta la importancia de esta para poder progresar. Lamentablemente la pobreza económica del Gobierno no permite la creación del centro de enseñanza que Rocafuerte propone, pero crea la base para el establecimiento de un centro de enseñanza para el arte.

Su accionar como presidente es muy importante por lo que piensa en el desarrollo de la cultura y formas de expresión propias que comiencen a manifestarse. Tras el mandato de Rocafuerte la convulsión vuelve, Flores retoma el mandato presidencial en 1840, meses después varias voces de protesta se levantan pidiendo la renovación y creación de un gobierno nacional que sirva a los ecuatorianos y vele por sus intereses y no sea lo que el gobierno de Flores es.

82

En el arte aparecen asociaciones de pensamiento formadas por artistas, La Filarmónica en música y La Escuela Democrática Miguel de Santiago formadas en los años previos a la caída de Flores, reivindican la visión de los artistas ante la gran inoperancia del gobierno.

Las sociedades artísticas forman una especie de resistencia contra las desigualdades fruto de la unificación entre el gobierno y los terratenientes de la sierra que manejaban la política del Ecuador, esta resistencia Intelectual comienza a formar la Idea de renovación en los aspectos de la cultura, tomando como parte fundamental las expresiones culturales propias del país. Esto marca el aparecimiento formal del periodo Romántico en el Arte ecuatoriano, que estaba presente pero en este momento irrumpe en la búsqueda de renovación.

Joaquín Pinto nace en el año de 1842, en plena guerra civil, la misma que está siendo ganada por los combatientes que están en contra de Flores, quien pide ayuda a diversos países, entre ellos Perú, España y Colombia con diversos ofrecimientos, para poder seguir en el poder.

Para 1845 la revolución comienza a gestarse, el gobierno de Flores se encuentra en su última etapa, lo que hace los enfrentamientos entre los ejércitos civiles y militares dejen grandes daños en la sociedad, en el arte corresponde a un periodo de inactividad absoluta en la producción, pero en la forma de pensamiento y la necesidad de renovación que viene proclamada desde las Sociedades Ilustradas forma el ideal de lo que se debe entender por creación artística propia.

83

  • 3.2. Las Revoluciones gubernamentales y culturales (1845-1875):

Esta inactividad en el Arte se da durante los enfrentamientos armados, las condiciones de vida son difíciles y el Ecuador está en una crisis catastrófica. Con el derrocamiento de Flores el Ecuador pasa a ser gobernado por civiles, el Nacionalismo era el sentimiento que impulsa esta revuelta además de terminar con la brutal represión de Flores para poder perpetuarse en el poder. Los daños que dejo este enfrentamiento fueron terribles, la economía del Ecuador estaba en la bancarrota absoluta por la guerra civil, plantaciones de la Sierra eran escazas y poco productivas, la Costa se mantenía con la producción de cacao que de a poco estaba creciendo, pero no era suficiente y además se necesitaba dinero para poder instaurar nuevamente los cuerpos legales que se deshicieron en la guerra.

En el arte el panorama seguía siendo el mismo, desde 1845 las asociaciones artístico culturales creadas después de este suceso tienen la tarea de retomar el quehacer artístico, lo que no fue nada fácil, se comienza a concretar esta restauración con las sociedades de músicos y pintores la Ilustración y la Filarmónica, principalmente seria la Escuela Democrática Miguel de Santiago participe de esta renovación. Para 1849 la llegada de Ernesto Charton y la creación del Liceo de Pintura inicia con los precedentes de las instituciones de formación artística impulsado primero en el gobierno de Rocafuerte.

La importancia que tiene Charton es significativa al igual que la influencia de los primeros científicos y viajeros que visitaron el Ecuador a inicios del siglo XIX. Este

84

artista y viajero francés no solamente crea una institución de instrucción pública dedicada íntegramente al arte, sino que con el interés que tiene en retratar las diferentes costumbres del país, da a conocer a los artistas esta manera de ver las costumbres de los pueblos y representarlos, lo que a su vez en el arte ecuatoriano de mediados del siglo XIX se manifiesta como la renovación de temas pictóricos, renovando al paisaje y retrato, fortaleciendo esta renovación del arte que se muestra mucho más fuerte en los siguientes años de este siglo.

El Liceo de pintura que crea y dirige Charton fue un aporte fundamental a esta renovación, semienta las bases para otras escuelas, este centro de formación comienza a preparar a los siguientes maestros de la renovación del arte ecuatoriano. Además de Charton, Gaetano Osculati viajero investigador italiano que con sus relatos y dibujos de las costumbres de los pobladores del Ecuador dio a conocer al Mundo por medio de sus dibujos el país. Esto fue visto por los artistas de quiteños, muy cercanos a la temática romántica e interesados en esta nueva forma de expresión, lo que ayudó a que la representación e costumbres se arraiguen en la representación pictórica de los artistas de Quito.

Como se puede ver la influencia europea sigue siendo fundamental en el desarrollo del arte ecuatoriano, por su acercamiento que tiene con las distintas posibilidades que la representación pictórica está alcanzando. Una nueva temática arriba con los visitantes extranjeros que encuentran una realidad muy ajena a la que ellos viven, no solamente por ser europeos, sino por la misma esencia que el desarrollo del arte tiene en el país.

85

Un factor clave que se debe mencionar dentro de la acogida que tuvo el género de las costumbres en el arte ecuatoriano fue la posibilidad que los dos viajeros

tuvieron para entrar en contacto con todos los

estratos sociales y no solamente

con la clase dominante como paso con el primer grupo de visitantes, lo que

benefició a los artistas para poder aproximarse a esta nueva forma de representación.

La creación de la Escuela de Charton ayudaría a la Sociedad Ilustrada Miguel de Santiago para desarrollar el modelo de enseñanza partiendo de los métodos utilizados en el Liceo de Charton. Esta evolución en la educación artística formal, fue de gran importancia en el desarrollo del arte ecuatoriano del siglo XIX, porque marcó el aparecimiento de más artistas formados académicamente con maestros y técnicas de estudio enfocadas en el arte.

Para Pinto los métodos de enseñanza académicos fueron ajenos ya que su formación estuvo siempre ligada a la forma tradicional Barroca, en talleres, con maestro, que impartía sus conocimientos y le indicaba bajo la copia de otras obras, cuales debían ser los diferentes trazos, colores, mezclas y estructuras que se manejaban en la ejecución de las diversas obras.

Es así como Joaquín Pinto aprender a pintar como antes se ha mencionado con diversos maestros en sus estudios, pero del mismo modo que prendieron los maestros suyos a pintar, es decir copiando obras extranjeras o de la escuela quiteña. Esto se pude ver en su formación al momento de copiar la obra de

86

Nicolás de Goribar y los profetas que este artista realiza para la Iglesia de la Compañía de Jesús, esta obra corresponde a la mejor demostración de la plástica ecuatoriana dentro de la Escuela Quiteña.

La forma en la que Joaquín Pinto aprende a pintar corresponde a la práctica entre maestro y alumno, lo que significa que el alumno más dotado, que presenta mayor facilidad para poder desarrollar una técnica es quien pasa a formar parte del taller del pintor principal. La búsqueda de la renovación que impulsa la sociedad Ilustrada con la escuela de formación Artística Miguel de Santiago manifiesta la necesidad de cambio de estas antiguas formas de enseñanza lo que significa la renovación de los ideales y de las formas de desarrollo artístico dentro del Arte Ecuatoriano, la búsqueda de la Identidad Nacional y la renovación como país.

Cuando la Escuela Democrática Miguel de Santiago es fundada, la renovación del arte se menciona como su razón de existencia, dicho por Gómez de la Torre, en su discurso inaugural de la muestra de los trabajos de los participantes del primer concurso artístico realizado en Quito y auspiciado por este centro de enseñanza. Es imperioso el paso del claustro y la imitación a nuevas propuestas y géneros en donde se tenga una visión diferente de lo antes hecho, se manifieste la belleza de lo propio y haya una mayor creatividad en temas. Las imágenes (melancólicas y meditabundas parte del aspecto sombrío en un claustro deben ser cambiadas por el estudio de formas y colores, propios de los artistas de esta época. Con estas palabras la búsqueda de lo original parte y se evoca desde lo propio, siendo la sociedad ecuatoriana el centro de atención artística.

87

Varios son los temas que se destacan por su nueva temática y excelente resolución, al igual que la obra de Salas y sus Generales, la exposición de esta escuela artística que desarrolla la imagen propia es parte fundamental de la evolución artística y más que nada la capacidad de entender el costumbrismo que en poco tiempo comenzaría a ser desarrollado.

Como parte de los artistas que conformaron el grupo docente del centro de enseñanza Ilustrado se encontraba uno de los iniciadores del costumbrismo en el Ecuador. Juan Agustín Guerrero desempeñaba el cargo de Vicepresidente de la Escuela Democrática, en este periodo Juan Agustín Guerrero comienza a manejar el tema de costumbres teniendo más cercanía a la caricatura humorística, escenas de la vida diaria de Quito y sus gobernantes.

Además de Guerrero uno de los descendientes de Antonio Salas, Ramón Salas da vida a las costumbres de los pobladores de la ciudad, sin el tinte satírico o caricaturesco de Guerrero pero con un estilo muy marcado, manifestado en la línea de lo etnográfico y descriptivo, sus acuarelas que forman parte de las colecciones de imágenes Folclóricas que el artista comenzó a pintar en la misma época que Guerrero. Ambos con la influencia de Charton, al mismo tiempo tomaron caminos diferentes en la resolución y temática de su obra costumbrista siendo el soporte para estas obras el oleo, la acuarela Pinto desarrollaría mas tarde.

88

Salas y Guerrero son los primeros ecuatorianos que crean este tipo de obras, Salas marcado por la corriente del Folklor ingles, traído por los viajeros y agregados de negocios como Hurley y Hucksley y la influencia que la Wolkskunde alemana, traída por los científicos Reiss y Stubbel, llegados al Ecuador dos años más tarde crean en los dos artistas que ven inmerso su trabajo de representación pictórica de costumbres en estas dos escuelas de pensamiento, aunque no tengan los artistas esta intención, se diferencia en su forma de representación de los pobladores y costumbres. Agustín Guerrero comienza a tomar parte de la crítica social hecha por este género desde sus inicios en el Ecuador, lo que remite al inicio de la pintura Costumbrista y su evolución en el campo artístico ecuatoriano, perfeccionado por Joaquín Pinto.

En 1852 Joaquín Pinto tenía 10 años, había comenzado su formación como artista hace dos años y vivía muy de cerca el dinamismo creado en la Renovación del arte, al tener como maestros a algunos de los artistas que eran participes del centro de enseñanza y estaban inmersos en la nueva creación artística, Joaquín Pinto estuvo muy ligado a estas ideas y su forma de ejecución.

La revolución Marcista había dado importantes aportes en todos los ámbitos sociales y políticos, pero lamentablemente los enfrentamientos por el poder político eran constantes y mermaban de a poco la consecución de los objetivos planteados, lo que dejo muy mal parado al arte y los artistas que vivían una nueva etapa de surgimiento en sus ideales y sus obras.

89

En este punto del quehacer artístico en Quito se desarrollan cuatro formas de expresión distintas, el Paisajismo, el Retrato, las Costumbres y los temas Religiosos parte de las expresiones en el arte del siglo XIX, que en este momento se reconocen como parte de la creación artística propia del Ecuador. Esto forma parte de la expresión social de este entonces, pero al mismo tiempo responden al planteamiento de la Originalidad y lo Nacional en el Arte, el paso de la Copia a la Innovación.

Para el Arte de esta época las obras todavía deben ajustarse a la norma vigente en la sociedad consumidora, se sigue con el camuflaje europeo para ser comercializadas por la alta sociedad ecuatoriana y el clero, la necesidad de afirmar la Identidad Nacional basada en los modelos extranjeros que ya no eran reconocidos como molde para la creación pictórica; pero formaban parte de la resolución básica para las obras de este siglo. Si bien es cierto se busca la renovación y lo original a partir de la estética propia, se mantiene lo europeo en cuanto al desarrollo plástico de las obras y los temas que son incluidos como propio de la visión ecuatoriana, pero que manifiestan esta hibridación.

Joaquín Pinto también está dentro de esto porque no puede ser la acepción en los artistas de este siglo. Pinto en sus primeras obras mantiene la idea básica de la representación, aunque tenga el legado cromático y el manejo de paleta de la Escuela Quiteña con diferentes temas, las mismas que lleva hacia la forma considerada correcta, semejante a la representación europea.

90

A partir de la Independencia y la creación de la Republica han pasado veinticuatro años, las revoluciones y proclamas que nace de estas son impulsadas, pero al mismo tiempo el hambre de poder merma los alcances de los intentos de transformación. El gobierno en el país da un giro nuevamente, las guerras tienen un nuevo vencedor, esta vez el gobierno civil pasa a los gobiernos militares que a su vez tienen como proclama ser nacionalistas y liberales rompiendo así el periodo civil del poder político en el Ecuador. Esta política se puede ver con la abolición de la esclavitud que José María Urvina el vencedor de esta revuelta proclama como política de igualdad.

En 1854, la Escuela Democrática Miguel de Santiago se inmiscuye en la vida política del país, este mismo año dos jóvenes son enviados a Roma para estudiar en la escuela de esta ciudad con el apoyo total del estado gobernado por militares, quienes vieron en el apoyo al arte la oportunidad de manifestar su obra como gobernantes y preparar a los jóvenes artistas como un objetivo de gobierno, además de seguir con la formación de los artistas que estaban en el Ecuador, lo que significo también la utilización del Arte como forma de control y al control como parte del apoyo del Arte, beneficio para los dos bandos.

La forma de gobierno en este periodo se puede manifestar como los inicios del Liberalismo, su interés en las clases bajas y el dinamismo que platean para que estas sean beneficiadas como ciudadanos marca, el aparecimiento de esta forma de política tan repudiada por los dueños de las tierras y las personas. Para esta época la creación artística en Quito era pujante y continua, relacionada muy de

91

cerca con la política y la sociedad. Joaquín Pinto desarrollaba su técnica única como pintor, aunque haya tenido la influencia de Cabrera, su último maestro, la enseñanza dio a Joaquín Pinto la suficiente maestría en su técnica y creación artística para ser reconocido dentro y fuera de la Academia lo que sería impedido por las guerras que se viven nuevamente por el control del país.

Los gobiernos militares dejan un legado de equidad con intereses, las guerras en su contra abren paso a la peor crisis en la historia del Ecuador. En 1859 cuatro presidentes son quienes controlan el país, uno en cada región, en el Arte ocurre el establecimiento de La Escuela de Artes y Oficios, el fin de la escuela Democrática y su fomento al Arte. La gran crisis creada en este periodo de tiempo acaba con la posibilidad de seguir teniendo un modelo de enseñanza artística, los talleres de los artistas todavía eran centros de enseñanza de tipo colonial que no pudieron suplir la enseñanza formal, la terrible crisis de esta época acabo con un centro formal y pujante que disgrego a los artistas que lo componían.

Tras la crisis que deja secuelas profundas en el arte se crea un nuevo vacio, los estilos Romántico y Neoclásico, parte del la creación artística comienzan a unificarse, la idealización de los temas a retratar y el reforzamiento del Costumbrismo como género artístico.

La política trae nuevos gobiernos, García Moreno en su política da el apoyo total del estado para el desarrollo artístico y la culminación de la Identidad como parte de la gran nación. Este periodo es de vital importancia porque no solamente la

92

política en el campo social da frutos positivos el Arte es el mayor beneficiario de esta política y su aplicación con el respaldo de un estado sólido y una fuerte economía que ayuda a la consecución de los objetivos planteados.

En este periodo la expresión artística forma parte del testimonio nacionalista y progresista que el Ecuador tuvo. Aunque la iglesia católica en este periodo tuvo un papel predominante, la política del presidente para poder controlar y establecer los límites entre estado y religión fueron claras y más que nada beneficiosas para que no solamente haya una mayor afluencia de religiosos al país, sino que ellos sean los encargados de dar a conocer los avances tecnológicos tan necesarios

para el

Ecuador y los logros que alcanzaron los habitantes del país por sus

propios medios.

El desarrollo del Ecuador en la época de los setenta fue acelerado, la llegada del Ferrocarril (anexos 2.6) la luz eléctrica y otros inventos mecánicos. Joaquín Pinto llega a su etapa de adulto en un estado desarrollado y casi sin problemas económicos, es testigo del cambio de paisaje en Quito, de la obscuridad a la vela de sebo y después a la luz eléctrica, lo que cambio por completo la forma de vida de los habitantes. Las comunicaciones se agilizaron y se puede comunicar entre provincias el telégrafo, la creación de academias y becas para la preparación de los artistas es política de estado, el Gobierno y el Arte son componentes fundamentales para el progreso.

93

La inauguración de edificios públicos que sean para estudios científicos y técnicos se manifestó en el surgimiento de exposiciones de la Escuela de Bellas Artes, en donde eran premiados los mejores trabajos. Se buscaba la excelencia todos sus géneros.

Esto comenzó a crear un mercado artístico serio, en el cual todos los artistas de esta época estaban inmersos, Joaquín Pinto era uno de los artistas de mayor éxito comercial por sus obras y la relación que estas tenían con la Mirada entre lo propio y las costumbres manifestadas en ellas, al igual que sus motivos religiosos de gran valor técnico. Los mecenas del arte en la del siglo XIX no eran las diócesis y obispos, el arte abrió su temática y como consecuencia de esto los mecenas cambiaron, esto fue preponderante en la creación artística y el comercio artístico en la ciudad.

La década de 1860 hasta 1875, fue un periodo en el cual el apoyo al Arte como se ha descrito anteriormente es completamente estatal, Luis Cadena, Juan Manosalvas y Rafael Salas son quienes parten a Roma para especializarse en su escuela de pintura y después con sus conocimientos adquiridos regresan al Ecuador en donde desarrollan todo lo que aprendido, esto en parte enriquece a la creación artística ecuatoriana, pero al mismo tiempo es la pérdida del conocimiento en el uso de la técnica que se tenía como legado de la Escuela Quiteña, Joaquín Pinto es uno de los últimos artistas renombrados que siguen con la tradición propia de la expresión artística ecuatoriana vigente desde la Escuela

94

Quiteña. Esto hace que la obra de Joaquín Pinto tome diferentes temáticas dentro de su desarrollo.

La primera fase en creación artística de Joaquín Pinto se basa en temas románticos, mitológicos y paisajes. Los artistas de este siglo buscaban que sus creaciones sean o inviten a una admiración placentera para el espectador que persigue la visión del paraíso terrenal, aunque esta búsqueda signifique la europeización de las obras ya que todos los artistas utilizan esta europeización como recurso en la representación pictórica ecuatoriana del siglo XIX, el resultado de esto inclusión de ciertos elementos que son ajenos o idealizados dentro de la visión del entorno natural que propone el Romanticismo en su visión del Mundo y la búsqueda de cada uno de los artistas por la libre representación.

La libre expresión de la obra de Joaquín Pinto responde a la misma concepción romántica en la primera fase de su creación, esta forma de expresión fue manejada de una manera completamente abierta, lo que significo que aunque el Ecuador haya sido ofrendado al Sagrado Corazón de Jesús los artistas no necesariamente desarrollaron temática religiosa a menos que haya sido un encargo específico, esto fue por el cambio que hubo en el comercio del arte y en cierta manera el mecenazgo apartado de la iglesia, lo que dio lugar a la variedad de temas creados a partir de la mitad del siglo XIX.

Los géneros

que Pinto desarrolla

en

su

obra

antes de

su acercamiento al

costumbrismo recoge el paso generacional desde los talleres de los pintores de

95

inicios del siglo hasta la creación de escuelas de orden artístico, en donde la enseñanza del arte era formal y ciertamente practica, el retrato al igual que el paisajismo, los temas mitológicos, religiosos, interpretados desde otro punto de vista permiten tener una aproximación a esta apertura en el arte de este periodo, mas tarde el costumbrismo y las representaciones de la vida de los habitantes del Ecuador responden a una nueva incursión de las corrientes europeas traídas por los visitantes extranjeros y reconocidas en el país por los artistas de mediados de siglo, esto condicionado por el afán del ser nacional y el reconocimiento de lo propio, hizo que la obra de Joaquín Pinto cree la idealización de las temáticas tratadas, además de la formación de ideales representados en su obra pictórica y en cómo la sociedad se ve en este periodo de tiempo.

Desgraciadamente este estilo todavía estaba sujeto al reconocimiento de Europa y su aceptación, los artistas ecuatorianos enviados a Roma responden a esta relación entre América y Europa, la búsqueda del reconocimiento de lo propio a través de los ojos extranjeros. Esto no solamente se pude ver en el arte, sino en el mismo gobierno de García Moreno, en su política el Progresismo haya sido la función para la venida de los científicos y profesionales europeos, la base del reconocimiento del Ecuador en Europa fue también una parte del pensamiento del mandatario al enviar o recibir, artistas y hombres de ciencia que dinamizo aun más la forma de representación y desarrollo de la sociedad.

Esto nos lleva

nuevamente al inicio de la venida

de

los extranjeros

y

la

alta

sociedad

quiteña

de

inicios del siglo,

su

necesidad de crear las costumbres

96

propias basadas en el desconocimiento del pasado Colonial al cual se trataba de ocultar y si era posible desaparecer, dejando lo propio a los pobres mientras que la cultura y la apreciación estética fue establecida por esta minoría.

Esta concepción como vemos no fue solamente en los primeros años de la Republica, sino que se mantiene en la sociedad ecuatoriana, teniendo el enfrentamiento entre el pasado y su reconocimiento, lo que lleva a la formación de la identidad entre lo que es parte de nuestra cultura y lo que queremos que sea parte de nuestra cultura.

Esto se marca en como pensamos lo que es propio y lo reconocemos como tal, en este caso seria las tradiciones y personajes populares que son pintados por Joaquín Pinto que son reconocidos como parte de nuestra cultura, pero al mismo tiempo es folklor izado y reconocido como lo decorativo de la expresado en las costumbres de la sociedad y en el siglo XIX.

  • 3.3. La Revolución Alfarista y el Costumbrismo social (1875-1906):

Esta manifestación cultural aunque en el pasado haya sido combatida por los gobernantes y los artistas que manifestaron la imperiosa necesidad de reconocer nuestra identidad y ser Nacional propio, fue una de las condiciones para el aparecimiento de la Revolución Liberal y para que las clases populares del Ecuador tomen partido en la política con los enfrentamientos armados y la búsqueda de la equidad planteada en el pensamiento revolucionario.

97

Los siguientes gobernantes que le siguen a García Moreno manejan la política conservadora y progresista, esto desencadena el ideal del Liberalismo manifestado desde los gobiernos militares de mediados de este siglo en el poder. Los inicios del liberalismo estuvieron relacionados a un liberalismo populista, la supresión de la esclavitud y del pago de impuestos de los indios a sus patrones fue una maniobra económica y en cierto modo de interés por estas clases marginadas, esto fue contractual con los intereses de los poderosos dueños de la tierra serranos y beneficioso para la naciente oligarquía guayaquileña, esto dividió el poder del país entre la sierra y la costa siendo la costa el motor económico del Ecuador en el siglo XIX.

Después del asesinato de Gracia Moreno las instituciones que había fundado y la gran obra nacional, se comienza a desarmar de apoco, lamentablemente las luchas por el poder es otra vez la condicionante para que el Arte sea nuevamente testigo de los enfrentamientos armados y el derrumbe de los avances y la prosperidad que se estaba viviendo.

El arte es el que sufre primero las consecuencias de las guerras internas, la escuela fundada por García Moreno cierra sus puertas, lo que finaliza el ciclo de enseñanza comenzado en este centro, apoyado íntegramente por el gobierno y parte importante en el desarrollo artístico para el Ecuador.

Maestros como Pinto, Manosalvas, Troya y Cadena, comienzan a enseñar nuevamente en sus talleres y las exposiciones de las obras de este periodo se

98

vuelven parte de las colecciones de personajes que estaban en los círculos de la alta sociedad quiteña. Una vez más el arte no es de dominio público pasa a ser parte de la elite y su gusto europeizado.

La creación de Joaquín Pinto manifiesta la culminación de algunas de las temáticas que el artista había desarrollado. Su exploración artística le llevo a realizar diferentes géneros y temáticas, temas populares abordado por diferentes formas de resolución como el óleo y grabado, llegando a la acuarela, aprendida por Pinto de Manosalvas, quien también desarrollo esta temática, de la cual se desprendieron algunas obras costumbristas, además de ensayos en cromática y color.

La diferencia entre Pinto y Manosalvas radica en la ejecución de las obras que cada uno de ellos tuvo, mientras Manosalvas tenía la técnica de la escuela europea Pinto desarrollo su obra costumbrista con la tradición técnica Colonial. Esta diferencia entre los dos artistas se puede ver por la resolución en el tratamiento de la figura de las imágenes y la cromática utilizada. La diferencia entre los dos pintores es vital para poder entender cómo se desarrollo el costumbrismo dentro del arte ecuatoriano.

El costumbrismo en el Ecuador está presente desde mediados del siglo XIX, con Agustín Guerrero y Ramón Salas, cada uno de ellos maneja una visión diferente sobre las costumbres y la representación de las costumbres que existen en la sociedad quiteña de esta época. Más tarde a finales de siglo Pinto y Manosalvas

99

comienzan nuevamente el desarrollo formal de este tema accediendo no solamente a una forma de representación de los habitantes de la ciudad, además crean un nuevo mercado dentro del arte ecuatoriano desarrollado en torno a esta temática adquirida como testimonio de la visita o estancia en el Ecuador de los extranjeros que estuvieron en el país y que querían demostrar lo que vieron en estas tierras.

La creación de la obra costumbrista en el Ecuador tomo dos formas, mientras que los pintores reconocidos con formación y un salario rentable desarrollaban la temática costumbrista para un público determinado, los artesanos y personajes que estaban fuera de la concepción y aceptación estética de la clase alta, comenzó a desarrollar el género de costumbres aplicándola a festejos o reconocimiento de la ayuda o favores recibidos por vírgenes y santos a quienes se demuestra su agradecimiento con pinturas en donde se explica cual fue la situación en la que se encontraban y de la cual fueron milagrosamente salvados.

Lo mismo se puede decir sobre la caricatura, otra variante del costumbrismo social, que fue manejado por Salas en un principio y que Pinto también desarrollo. Pinto en la representación de García Moreno como Quijote, con un dominico emborrachado en su espalda, demuestra la campaña que este presidente tuvo en contra de los festejos y reuniones que cada una de las congregaciones tenia y público y miembro a fuerza de este gobierno, lo que demostró años después con esta obra desarrollada en los parajes de la serranía del ecuador como parte del paisaje y con la temática romántica de Don Quijote de la Mancha. Esto también se

100

puede ver en el costumbrismo popular, con la caricatura de los personajes públicos y la creación de mascaras mismas que son utilizadas en las comparsas y los desfiles tradicionales y en los festejos de fin de año en donde existe por tradición popular el emplear esta forma de caricatura creada a partir de los personajes que son parte importante de la sociedad de ese momento.

En el arte ecuatoriano la temática costumbrista refleja la identidad cultural de la sociedad que se ha venido construyendo desde los principios de siglo y de la cual nadie, sin excepción puede escapar aunque esto sea el principal objetivo de burgueses y terratenientes, creados o afianzados a lo largo de este siglo.

El desarrollo del arte en este momento tan tenso de la historia nacional se

manifiesta en la sociedad de este periodo con la visión de lo propio,

desde la

Independencia hasta la creación de la Republica

con

sus

héroes

y

el

reconocimiento de estos. La creación de la identidad y el reconocimiento de los valores sociales que se deben tener al momento de actuar como una sola nación siendo estos impulsados por el pensamiento extranjero forman parte del Ser

Nacional lo que se desprende la búsqueda de la Identidad Nacional y su expresión

en el arte

creada a partir de la visión del artista sobre los componentes de la

sociedad y cuál es su papel dentro de ella.

El mestizaje de los indios y la

aceptación de los mestizos como lo que son fue una parte importante dentro de la

representación costumbrista.

101

Los blancos rara vez son representados y forman parte de las acuarelas y su forma de ser representados no es acorde a la posición socio cultural.

Lo que lleva a la consecución del costumbrismo como el medio para este reconocimiento se basa en los personajes de la ciudad sus costumbres y tradiciones propias manifestadas en el diario vivir. El desarrollo del costumbrismo en este último periodo del siglo XIX, se manifiesta en la mirada de los campesinos pobres, los indios marginados sus oficios y ocupaciones existentes en Quito.

La pintura costumbrista de Joaquín Pinto se manifiesta la demostración de la existencia del marginal y la importancia de este dentro de la vida de la sociedad, es el testimonio del cambio perceptivo en los representados en su forma mental y espiritual, por la concepción individualista progresista en la que el Liberalismo se ve reflejado, lo que da como resultado en la representación más humana y amplia marcada por la necesidad del individuo y sus problemas como individuo y miembro de la sociedad.

Esto comienza con la revolución de Alfaro, la educación fue nuevamente impulsada, la creación de colegios y escuelas, la apertura al Laicismo estatal y la obligatoriedad de la educación primaria dieron nuevamente el impulso necesario para que la población sea educada y más que nada sea participe del cambio. En el Arte la reinauguración de la escuela de Bellas Artes (anexo 2.6) después de veinticinco años de su cierre dinamizó aun más el pensamiento artístico no solamente en Quito sino a nivel nacional. Las becas nuevamente funcionaban y

102

los profesores extranjeros vinieron a formar a los niños, jóvenes y adultos en diferentes campos.

La comunicación se vuelve política de estado y se comienza la construcción del ferrocarril Trans Andino( anexo 2.8), que uniría a la sierra norte y sierra sur, lo que significo progreso en todo el territorio. De esto los artistas y principalmente Pinto se benefician por poder recorrer algunas provincias del país y representar en paisajes o dibujos algunos temas que son parte de los nuevos paisajes creados por el hombre.

La luz eléctrica, el tranvía, la fotografía, las maquinas cambia en parte el aspecto de la ciudad y del país. Los bancos son creados y la clase dominante de los terratenientes de la sierra y agroexportadores de la costa se transforma por los comerciantes y banqueros.

Lo que lleva a la muerte de Alfaro en 1912, meses después seria Pinto quien muera y con él la revolución del arte ecuatoriano del siglo XIX.

Sus últimas obras, fueron las realizadas a base del costumbrismo social de las cuales se observa la evolución del artista en su técnica como parte fundamental de su obra. En 1915, los Ismos son introducidos en el arte del Ecuador, la identidad de la sociedad ecuatoriana esta afianzada y de esta se desprenden los primeros trazos del arte moderno, la nueva búsqueda en la expresión dentro de la plástica contemporánea. El siglo XX, comienza con una nueva revolución

103

gubernamental pero basada en la concepción de la sociedad y los planteamientos del anterior siglo.

El gobierno de Alfaro trata de estar nuevamente en el poder pero es eliminado en una revuelta popular, en Quito, la Revolución de Alfaro llega a su fin y con esto el siglo XIX, para abrir paso a la nueva forma de expresión dentro del arte. La sociedad ecuatoriana al igual que el arte evoluciona a una nueva forma de vida, en la que otros factores más complejos, la maquina y la tecnificación del país serán parte de la nueva problemática, la inequidad e injusticia prevalecen.

CAPÍTULO IV:

  • 4. Conclusiones: El pasado, el presente ¿es lo mismo, pero en diferente época?

    • 4.1. El pasado:

Joaquín Pinto fue un artista de gran calidad técnica, con una valía extraordinaria dentro del arte ecuatoriano, desarrolló el costumbrismo en el Ecuador como la forma de ver al otro, no como una forma de denunciar las condiciones de vida del marginado, sino mas bien basado en la idealización de los diferentes actores sociales de alta y baja clase, que formaban parte de la sociedad de este tiempo.

La idealización de estos sujetos es parte de la época y el modelo que Pinto como los otros artistas de este mismo siglo manejaron y del cual tuvieron influencias. Esta forma de ver al “otro” no fue desarrollada a partir de poner en evidencia la manera en que los pobres vivían o la inequidad social existente en la sociedad,

104

más bien esta forma de representación plástica fue la forma de ver al pobre y demostrar cómo vive, que hace, de que vive y cuál es su aspecto.

Joaquín Pinto fue un pensador en su propio mundo, trataba de entender la cromática y forma de una buena pintura, dejando a un lado la problemática social tan evidente en esta época, es decir Joaquín Pinto fue un artista que manifestó su genio artístico en la creación de obras y no en por qué pintaba, o que pasaba con los retratados por su pincel. En este sentido se podría decir que Joaquín Pinto no hizo pensó en representar a los actores sociales como parte de un costumbrismo social.

Influenciado por los estilos y formas artísticas extranjeras, respondió a una realidad acomodándola y proyectándola a la forma tradicional de representación, folclorizando y llevando a lo ingenuo y bonitamente admirable lo que el artista pintó, sin demostrar lo que en realidad pasaba con quienes eran parte de sus escenas, es decir sin poner en evidencia los abusos de cada una de sus imágenes.

Aunque es el ultimo artista que conserva y pinta con la Tradición Cromática de la Escuela Quiteña, sus obras son el reflejo de la sociedad en la que vivió, la realidad de la influencia extranjera para crear el ser nacional, de las guerras y revueltas, la forma en cómo lo aceptable por quienes eran sus clientes debía sujetarse a una norma establecida, la realidad de mostrar lo noble y bueno de los grupos humanos

105

que forman parte de nuestra sociedad y que todavía están presentes dentro de nuestra realidad nacional actual.

Su gran obra por temática, número y calidad hizo que sea reconocido, pero a su vez esta vasta creación, a mi modo de ver no fue pensada para demostrar o vivencia la evolución social y cultural que el Ecuador tuvo en este siglo

El Costumbrismo de Joaquín Pinto fue la autoctonización del modelo etnográfico de representación europea creado en el siglo XIX. Esta forma de ver al indio como El Buen Salvaje, noble e inocente, señalado en la constitución Ecuatoriana de 1900 como Menor de Edad, es la forma de sustentar los abusos que fueron víctimas. Esto es parte de la gran contradicción que es planteada desde el momento en que el Ecuador como país es creado, ya que al mismo tiempo de formar un país libre, se esclaviza de una manera más solapada a las clases menos favorecidas de la Republica recién formada.

Esta contradicción parte desde los mismos ecuatorianos que lucharon en contra del modelo monárquico anterior al modelo republicano tildado de injusto y opresor. La forma de gobierno impuesta, además de tener la representación plástica enfocada a una forma igual de contradictoria con la que se buscaba manifestar lo que forma parte de nuestra identidad, pero manifestada por modelos, comportamientos y formas extranjeras aceptadas desde nuestra visión.

106

De esta manera la pintura de Joaquín Pinto al igual la gran mayoría de artistas del siglo XIX tienen para dar a conocer lo que los indios libertos, mestizos, los negros y en general la sociedad quiteña hacen en su diario vivir.

Esta forma de representación fue un registro etnográfico que ponía en escaparate de papel y acuarela la realidad nacional, hecha para extranjeros en donde se mostraba lo exótico del pequeño y de a poco civilizado país llamado Ecuador. El comercio de las acuarelas costumbristas fue la postal o el suvenir de imágenes curiosas tomadas de la sociedad ecuatoriana que al mismo tiempo fue la base que permitió a Joaquín Pinto la venta de su obra a extranjeros, es decir la forma en la que el artista se ganaba la vida y al mismo tiempo se daba a conocer cada uno de los aspectos más curiosos del país.

Es así como en la época en que Joaquín Pinto comienza el Costumbrismo como temática formal de su quehacer artístico, 1895, este es el periodo en el cual se da la Revolución de Alfaro.

Lo curioso en estas dos formas de expresión social con sus considerables diferencias, el protagonismo del indio, que fue al mismo tiempo el gran ausente, quien lucho en la Revolución y fue retratado con sus Costumbres, pero al mismo tiempo marginado de los cambios e idealizado en su entorno noble y sin sufrimiento, en el cual habitaba feliz.

Joaquín Pinto, el artista no tuvo pensado ver al indio, Pobre o Negro como el marginado, sino como parte de la conjunción de diferentes formas silvestres con

107

las cuales se pueden representar al país. Fue quien abrió la puerta a los ismos, con su Escuela de Motivos Populares e Indigenistas, lo que más tarde sería la evolución de la representación pictórica del Indio víctima, pobre y menoscabado en su Amor propio, la tónica de reconocimiento social del Ecuador a partir de la primera mitad del siglo XX.

De esta manera al entender el desarrollo social y económico del siglo XIX, saber cuáles eran las necesidades sociales y culturales de esta época puedo llegar a esta conclusión sobre la obra de Joaquín Pinto.

La investigación de los componentes de la sociedad ecuatoriana me permite entender cómo fue el desarrollo su obra y el pensamiento que le llevo a realizar el Costumbrismo, pináculo de la forma de vernos a nosotros los ecuatorianos como una sociedad que se identifica dentro de su propio territorio y es parte de un espacio concreto llamado Ecuador.

De esta manera descubro como el Costumbrismo y Joaquín Pinto fueron el artista y su estilo desarrollados en un espacio de tiempo en el cual el maestro y su creación formaron la realidad simple, sin ser parte de un discurso o una preocupación de lo que estaba pasando con quienes eran representados lo que fue en parte el arte ecuatoriano del siglo XIX.

4.1. El presente:

Es muy difícil entender la creación artística contemporánea del Ecuador a partir de la creación artística del siglo XIX en el Ecuador, pero al entender como fue el

108

desarrollo del arte ecuatoriano en setenta años, se puede tener una idea del desarrollo artístico del Ecuador en diez años, tomando como protagonista principal a la sociedad.

A partir del año 2000, la grave crisis financiera, política y social que el Ecuador vive da una nueva visión dentro de lo que se refiere a la creación artística, el replanteamiento de la nueva estructura económica y los grandes cambios sociales que en el Ecuador se dan a partir de dicha crisis formula la necesidad de renovación en unos casos y en otros el surgir de nuevas ideas que planteen una nueva forma de reconocimiento dentro de lo que se refiere al arte moderno en el país.

No solamente esta crisis económica es la que lleva parte de esta renovación, a la par de lo que está pasando en el país en este momento, los nuevos actores del cambio, que son los Indígenas, es decir los actores idealizados de Pinto, fueron lo que se encargaron de manifestar el sentimiento nacional e irrumpir dentro de la escena política, social y posteriormente en la escena artística, a partir de la renovación propuesta y en parte alcanzada por la VI Bienal de Cuenca en la que se trata de reformular la expresión plástica y en la que se pone en evidencia los nuevos medios que forman parte de las prácticas artísticas contemporáneas dentro del Ecuador.

Al mismo tiempo que esto pasa en el país, la incursión de los indígenas dentro de la vida política del Ecuador nuevamente crea la Idealización de los Indios. De

109

pobres a luchadores y rebeldes, buenos, justos, siendo los renovadores de la identidad nacional que se ve afectada por la pérdida de aspectos que forman parte de la cultura del país.

Una vez más la contradicción está presente en nosotros, lo extranjero en la sociedad, economía y política del país, es acogido con desconfianza pero al mismo tiempo como parte del progreso necesario para que el país surja.

En el arte esta renovación también está presente. La necesidad de renovación de los viejos maestros de la escuela Indigenista crea el espacio propicio para la incursión de estilos y formas de expresión, como el performance y las acciones o el video arte que son parte de la demanda planteada desde los artistas en respuesta a la perdida de referentes propios que sean parte de esta renovación propuesta.

Las temáticas y técnicas extranjeras llegan como faros salvadores de esta recalcitrante realidad, aunque en el país los medios de comunicación son rápidos y eficientes estas nuevas propuestas llegan con cierto retraso a cuando fueron pensadas y aplicadas como novedad en sus centros de origen.

Al mismo tiempo el polo de desarrollo artístico cambia, Europa es en parte el modelo que se debe imitar pero ahora el Norte de nuestro continente es el que lleva la batuta en la forma de pensar lo que debe ser considerado como arte o entender como arte. En el Ecuador, poder económico y político se mezcla en una

110

sola forma. Los banqueros y comerciantes de la Sierra y la Costa dictaminan lo que se debe entender como arte.

Las instituciones públicas responsables en demostrar lo que pasaba con el arte de esta época, son auspiciadas de una manera u otra por estos grupos de poder, lo que lleva a las instituciones privadas a ser parte de las empresas manejadas por los quienes forman parte de este grupo.

Los concursos y salones son la nueva forma de presentación para entender que es lo que en realidad es arte, es decir son los nuevos medios de apreciar al arte, que se asemeja a las propuestas extranjeras y del cual se toma partes para aplicarlo a nuestra Realidad Nacional.

Se maneja viejos y nuevos escenarios que a la final parecería la misma realidad

del siglo XIX, época.

siendo la realidad del país la misma que se vivió pero en nuestra

Esto NO es así, el Arte por su dinamismo y desarrollo social es cambiante, lo que deja a un lado a las instituciones o a los nombres, las modas y los estilos, deja atrás a la idea de lo que en realidad debe ser o no Arte.

Por este motivo el arte emergente irrumpe en la escena artística contemporánea, nuevas generaciones de artistas conformadas por expresiones variadas necesitan la demostración de una nueva Imagen del Ecuatoriano.

111

La educación en las escuelas establecidas recrea espacios de discusión para el desarrollo del Arte no solamente joven, sino coherente con una realidad palpable y no inmersa en discursos de reconocimiento vacios y formulados desde las mismas entidades que son parte de la necesidad de reconocimiento. Mientras esto sigue el apoyo a las entidades culturales, las pocas que todavía quedan es nulo por decir un término.

Pasada la crisis política desde el año 2000 al 2004, el personalismo en la política vuelve a tomar el control del Ecuador, la idea de renovación nuevamente surge y lo Nacional es visto como una necesidad expresada en todos los ámbitos de la sociedad. En el Arte se ven nuevas propuestas, parte de la realidad nacional, aunque todavía se toman medios de expresión extranjeros se aproxima cada vez más a la realidad propia.

Al mismo tiempo el concepto de lo Global y lo Local aparecen siendo el soporte para los artistas que buscan sustentar su obra con un término lo suficientemente blando para poder cubrir lo que hacen.

La Nueva Disculpa del arte ecuatoriano es formulada por quienes estaban encargados de la renovación del arte manifestada a principios de la década. Es decir se puede decir que el Neo Costumbrismo entra a formar parte de la escena artística contemporánea que ahora se ocupa de las costumbres de los grupos marginados y la búsqueda de una identidad que nunca ha estado perdida.

112

Contrario al pasado se

busca,

pero

no

se encuentra tener presencia y

reconocimiento del Faro artístico, se logra romper con el pasado Indigenista sin

dar un nuevo aporte a la escena internacional.

A la par nacen ideas de jóvenes que formulan el arte desde lo social y la creación cultural como una forma de ver que es lo que pasa en nuestro entrono o con planeamientos vistos desde la estética, sin ser manchados por el discurso. Lo que en si es una renovación de la renovación, el buscar nuevos espacios que estén fuera del Neo Costumbrismo.

De esta manera el arte dentro del Ecuador esta manifestado de diferentes formas, lo que lo hace más rico y diverso. Lamentablemente hay grupos que todavía se mantienen en la lucha entre lo que se debe hacer y lo que es bueno para ellos que se haga.

La dinámica social y cultural son los cimientos en donde las prácticas artísticas sea cual sea su planteamiento o resolución se establecen, no son parte de la gran disculpa que permite establecer como arte a cualquier etnografía o planteamiento repetido hasta el vaciamiento.

En el siglo XIX la búsqueda de la Identidad Nacional, la relación entre el estado nación, la sociedad, el poder económico, político y social, con lo que se debe entender o apreciar como parte de un planteamiento estético ha quedado atrás, haciendo que la dinámica actual del arte dependa de otros factores que ahora

113

parten de la misma creación artística y de los artistas que deben ser capaces de justificar por sus obras y no por sus discursos.

En el siglo XIX la actividad artística era de taller, centro de formación y exposición, además del mecenazgo, en este siglo en el siglo XXI, la practica dentro del arte es versátil, comunicativa participativa y más que nada innovadora, que busque un espacio dentro de los mismo planteamientos que la sociedad a la que se debe esta buscando.

Es por este motivo que puedo llegar a decir que afortunadamente la apreciación entre el siglo XIX y el siglo XXI existen semejanza pero no es lo mismo en diferente época. Lo preocupante son las semejanzas que se manifiestan, porque demuestra que nuestra forma de pensar ha cambiado muy poco y se mantiene algunos rezagos coloniales y algunas formas de pensamiento de inicios de la República.

Es así como el pasado puede llegar a demostrar lo que se puede imitar y lo que nunca se debe volver a repetir. De esta manera en el presente, en mi presente demuestro con el estudio del pasado, de historia antigua como ha sido la evolución para llegar a estos momentos y poder tener una visión más clara de lo que está pasando dentro de la escena artística contemporánea, poder entender cuál ha sido la evolución de esta.

114

Una vez más el arte dentro del Ecuador debe ser honesto y no caer en lo vacio del Costumbrismo ni de ningún otro estilo o forma que sea parte de un estilo que manifieste la rareza o el discurso antes que la imagen o un concepto claro.

CAPÍTULO V:

  • 5. JOAQUIN PINTO:

Video Documental:

La mejor forma para poder desarrollar la idea base con la que comencé mi tesis, fue la ejecución de un documental.

El desarrollar un video en el cual se demuestre como fue la economía, política, sociedad y el arte dentro del Ecuador desde su nacimiento como República da la posibilidad para entender la dinámica dentro de la creación artística en este siglo, cuáles fueron las causales para que los artistas, la sociedad, los políticos y la económica del país hayan tomado los diferentes rumbos y cuáles fueron sus consecuencias.

  • 5.1. Capítulo 1: Independencia:

Es así como desde el primer momento del video la pregunta con la que se inicia, ¿Qué pasó en la Independencia? , indaga en el Ecuador después de ser país libre, formula lo que en realidad paso con el nuevo país y como las consecuencias de esta libertad dieron paso a la formación de un estado que más tarde estaría

115

marcado por otros factores que serían parte de la dinámica tan ecléctica que tuvo el siglo XIX.

Al momento de entender como fue el desarrollo de las ideas libertarias, el rompimiento que significó desde el arte la Independencia y el cambio tan radical de la imagen de los santos a la imagen de los héroes da a conocer como pudo haber sido la idea de país que en ese momento se estaba gestando.

  • 5.2. Capítulo II: República del Ecuador:

Para entender los primeros años de la República, los intereses que cada grupo de poder tenía y las circunstancias en las cuales tanto la sociedad como el desarrollo del arte en este tiempo se formaron y dieron paso a la conformación la idea de patria, sumada a la imperiosa necesidad de un cambio radical en todos los componentes de la sociedad hacen que se replantee la necesaria formación de nuevos espacios y conceptos que rompan definitivamente el arte copista e ingenuo y se renueve la creación artística del país, por lo propio e imaginativo.

Entender esta dinámica social y como influyó en el arte de esta época abre paso a la incursión de factores externo e interno, siendo los factores internos la dinámica social y política, hasta las revueltas que son parte de este siglo y al mismo tiempo la influencia que el país tuvo de los diferentes extranjeros que llegaron a estas tierras.

Al entender como la influencia extranjera marca de una manera particular el desarrollo del arte y más que nada la forma en cómo a partir de esta influencia el

116

Costumbrismo que es desarrollado por Joaquín Pinto comienza a tomar fuerza como forma de representación artística en el país.

  • 5.3. Capítulo III: Joaquín Pinto, sus inicios:

Al momento de entender la dinámica en la que se desarrolla los diferentes componentes sociales y artísticos del siglo XIX, se puede llegar a establecer el objeto de este documental. Joaquín Pinto es parte de la evolución que esta precedida por cada una de las explicaciones, lo que hace más fácil entender el desarrollo artístico del pintor además de saber la renovación que el arte ecuatoriano tiene a partir de la segunda mitad del siglo XIX.

Con esto se amplía el panorama con lo cual el arte dentro de este siglo se vuelve una muestra de lo que pasa en el país y cada una de las formas de expresión que este desarrolla con la conformación de su propio estilo.

La incursión de diferentes actores hace que al tener una mayor variedad de obras y temáticas dentro del arte del Ecuador, se dé también en Joaquín Pinto, la idea de esta amplitud de temas, lo que hizo que su obra artística sea tan basta.

A su vez entender algunos aspectos de su vida que hablan sobre la tenacidad y las metas que el artista tuvo, no permiten saber cómo y que hizo que este artista sea uno de los principales exponentes artísticos de este siglo.

117

  • 5.4. Capítulo IV: La Revolución en el Arte, Eloy Alfaro, García Moreno y Joaquín Pinto.

Si entendemos la dinámica del siglo XIX, es preciso entender a las principales figuras que formaron parte de la nueva forma de expresión que se desarrollo en este siglo.

Las figuras como García Moreno y Eloy Alfaro, son indispensables para saber cómo la conjunción entre estado y arte pudieron llegar a dignificar y más que nada desarrollar una mejor forma de vida para los pobladores y todos lo actores sociales de este siglo.

Saber el aporte de estas dos figuras a la educación y desarrollo artístico forma parte de una mirada que se hace indispensable a la vida del arte y su desarrollo.

Pero al mismo tiempo plantea la necesidad de entender si Joaquín Pinto tuvo o alguna vez desarrollo su obra costumbrista basado en los ideales o forma de pensamiento que en esta época el General Eloy Alfaro tenía.

Es decir si Joaquín Pinto fue parte de esta renovación de la sociedad que Eloy Alfaro trato de implantar o simplemente pintó lo que estaba frente a sus ojos y desarrolló el costumbrismo a partir de lo que era parte de su cotidiano.

A mi modo de ver Joaquín Pinto no tuvo intenciones de formular el costumbrismo como parte de la denuncia y los cambios que se manejan dentro de la idea de la

118

Revolución de Alfaro que en la misma época se estaba dando. Más bien Joaquín Pinto pinta lo que formaba parte del paisaje en la ciudad.

5.5.

Conclusiones:

Es lo mismo pero en diferente Época:

Con la entrevista a uno de los actores del arte moderno dentro del Ecuador busco entender como el desarrollo artístico y la formación de la Identidad ha sido parte de nuestra evolución y posterior conformación dentro del arte en el Ecuador.

Al entender como fue la creación del país, la evolución artística y el aporte de Pinto al arte ecuatoriano, me pregunto si lo que paso en el siglo XIX, es parte de nuestra vida en el siglo XXI.

Para resolver esta inquietud busco en el desarrollo artístico de los últimos diez años en el país, como al pasar las crisis y los replanteamientos se ha tenido una nueva visión de lo que se puede llamar arte o si es una forma expresiva que copia y se apropia de sustento o ideas ajenas a nuestro contexto y formas de expresión.

Afortunadamente me doy cuenta al igual que en las conclusiones, que el arte dentro de nuestro país es tan dinámico y cambiante que aunque este sujeto a la formulación de ideas ajenas a nuestro medio y sea una forma de expresión en uso de pocos sabios que creen saber las repuestas, la idea del dinamismo que es parte dentro del arte contemporáneo en el Ecuador hace que nadie absolutamente nadie pueda llagar a decir lo que es o no arte.

119

BIBLIOGRAFIA

  • 1. ANDRADE MARIN, Luciano. LA BATALLA DEL PANECILLO. 7 de noviembre de 1812. Antecedentes de la Batalla del Pichincha. Imprenta Municipal, 1954.

  • 2. ARTE. Centro de Investigaciones y Cultura del Banco Central del Ecuador. Separata de la revista Cultura Volumen 19, mayo agosto 1984. Quito,

1984

  • 3. ARTES ACADÉMICAS Y POPULARES DEL ECUADOR. Ier Simposio de Historia del Arte Ecuatoriano. Editorial ABYA YALA. Fundación Paul Rivet. Quito, 1995

  • 4. AYALA Mora, Enrique. NUEVA HISTORIA DEL ECUADOR. Época Republicana II. Volumen 8. Corporación Editora Nacional. Quito, 1996

  • 5. BARTHES, Roland & col. LO VEROSIMIL. Editorial Tiempo Contemporáneo. 2dadición. Buenos Aires Argentina, 1972

  • 6. BENITES, Lilyan. GARCES, Alicia. CULTURAS ECUATORIANA ayer y hoy. ABYA YALA, Quito, 1998.

  • 7. BUITRÓN Andrade, René. MORTALIDAD INFANTIL EN EL ECUADOR DESDE EL SIGLO XVI AL SIGLO XXI. Tesis Doctoral en Epidemiología. Quito,2009

  • 8. CAPRA, Fritjof. LA TRAMA DE LA VIDA. Una nueva perspectiva de los sistemas vivos. Editorial Anagrama. Barcelona España, 1998

120

  • 9. CASTRO Y VELÁZQUEZ, Juan. PINTURA COSTUMBRISTA

ECUATORIANA DEL SIGLO XIX (de la Colección Castro y Velázquez). Cuaderno de Cultura Popular N° 16, Centro de Artesanías y Artes Populares CIDAP, Quito 1990 10. CEVALLOS García, Gabriel & col. HISTORIA DEL ARTE ECUATORIANO. Volumen I fascículo 13. Salvat Editores Ecuatoriana S.A. Quito, 1985 11. CHIRIBOGA, Manuel. JORNALEROS Y GRAN PROPIETARIOS EN 135 AÑOS DE EXPORTACION CACAOTERA (1790-1925). CIESE. Quito, 1980. 12. CUEVA, Agustín. FALACIAS Y COARTADAS DEL QUINTO CENTENARIO. Centro de Investigaciones Sociales y Ediciones. Quito, 1993. 13. CULTURA. Revista del Banco Central del Ecuador. Volumen IX, N° 26. Quito, 1986 14. DE LOS ECUATORIANOS. Editorial Ecuador F.B.T. Cía. Ltda. Séptima edición. Quito, 2008 15. ESPINOSA Cordero, Simón. PRESIDENTES DEL ECUADOR. Editores Nacionales S.A. segunda edición, mayo 1998 16. ESPINOSA, Manuel. LOS MESTIZOS ECUATORIANOS y las señas de la identidad cultural. Editorial Trama Social. Quito, 2000.

17. FIGUEROA Pérez, José Antonio. DEL NACIONALISMO AL EXILIO INTERIOR. Convenio Andrés Bello 2001. Editorial Panamericana, Formas e Impresos. Bogotá Colombia, 2001 18. GALLEGOS, Magdalena & col. PINTORES ECUATORIANOS: JOAQUIN PINTO. Editorial Andina. Quito, 1984

121

19. GUERRERO, Andrés. DE LA ECONOMÍA A LAS MENTALIDADES Cambio social y conflicto agrario en el Ecuador. Editorial El Conejo. Quito, 1991. 20. HURTADO Larrea, Oswaldo. LAS COSTUMBRES DE LOS ECUATORIANOS. Séptima edición, editorial Planeta. Quito, 2008 21. IBARRA, Hernán. LA OTRA CULTURA. Imaginarios, mestizaje y modernización. ABYA YALA, Quito, 1998. 22. II ARTE Y CULTURA. Ecuador 1830 1980. Volumen 2. Corporación Editora Nacional. Quito,1980 23. KEEDING, Ekkehart. SURGE LA NACIÓN. La Ilustración en la Audiencia de Quito, 1725 1812. Banco Central del Ecuador. Quito, 2005. 24. KENNEDY Troya, Alexandra. EL PINTOR DE LOS ANDES ECUATORIANOS. Rafael Troya (1845 1920). Ediciones del Banco Central del Ecuador, Quito 1999 25. KIGMAN GARCES, Eduardo. LA CIUDAD Y LOS OTROS QUITO 1860 - 1940. Higienismo, ornato y policía. FLACSO, Quito Ecuador 2006. 26. MEJIA, Leonardo. VELASCO, Fernando. MONCADA, José. MOREANO, Alejandro. CUEVA. Agustín. BAEZ, René. ECUADOR PASADO Y PRESENTE. Editorial El Duende. Quito, 1991. 27. MOYA, Ruth. MOYA, Alba. DERIVAS DE LA INTERCULTURALIDAD. Procesos y desafíos en América Latina. CAFOLIS-FUNADES. Quito, 2004. 28. MUÑOZ, Alberto. ORIGENES DE LA NACIONALIDAD ECUATORIANA. Corporación Editora Nacional. Vol. 8, Quito, 1984.

122

29. MURATORIO, Blanca. IMÁGENES E IMAGENEROS. Representaciones de los indígenas ecuatorianos, Siglos XIX y XX. Serie de estudios Antropología. FLACSO , Quito Ecuador, 1994 30. NARANJO, Marcelo. PERERIRA, José. WHITTEN Norma. TEMAS SOBRE LA CONTINUIDAD. Y ADAPTACIÓN CULTURAL ECUATORIANA. Ediciones Universidad Católica. Quito, 1984. 31. PAREJA Diezcanseco, Alfredo. ECUADOR: HISTORIA DE LA REPÚBLICA. Tomo I. Editorial Impresos Andinos. Quito, 2009 32. PAREJA Diezcanseco, Alfredo. ECUADOR: HISTORIA DE LA REPÚBLICA. Tomo IV. Editorial Impresos Andinos. Quito, 2009 33. PRIETO, Mercedes. LIBERALISMO Y TEMOR: Imaginando los sujetos indígenas en el Ecuador postcolonial, 1895 1950. Editorial ABYA YALA. 1° EDICIÓN. Quito, 2004 34. QUINTERO, Rafael. EL MITO DEL POPULISMO EN EL ECUADOR. FLACSO, Quito, 1983. 35. ROBALINO, Luis. ORIGENES DEL ECUADOR DE HOY. Vol., V. Tomo I. Editorial Casa de la Cultura. 1966. 36. ROBLES, Humberto. EL MONTUBIO: una mitología sobre la cual se funda la nacionalidad ecuatoriana. Editorial Centro Gráfico del Ministerio de Educación, 2da edición. Quito, 2009 37. RODRIGUEZ, Linda. LA POLÍTICA EN EL ECUADOR 1830 1925. Cultura. Revista del Banco Central del Ecuador. Volumen IX, N° 26. Quito, 1986

123

38. STORNAIOLO, Hugo. ANATOMÍA DE UN PAÍS LATINOAMERICANO: El Ecuador. Ediciones Culturales, Quito Ecuador, 1988. 39. ULLOA, Armando. NUEVOS RUMBOS PARA EL ECUADOR. Tomo I, Fondo Editorial de la Casa de la Cultura. Quito, 1999. 40. VALDANO, Juan. IDENTIDAD Y FORMAS DE LO ECUATORIANO. Eskeletra Editorial. Quito, 2005. 41. VARGAS, José María. HISTORIA DE LA CULTURA ECUATORIANA. Tomo II, editorial ARIEL. Clásicos Ariel N° 83, Guayaquil - Ecuador. 42. VARGAS, José María. JOAQUÍN PINTO: LA VIDA DE PINTO. Análisis de los Pintores del Siglo IX. Tomo III. Editorial ARIEL. Guayaquil Ecuador 43. YCAZA, Patricio. HISTORIA DEL MOVIMIENTO OBRERO ECUATORIANO. Editorial Casa de la Cultura Ecuatoriana. Quito, 1983. 44. EL QUITO QUE SE FUE 1850-1912. VOL.1. Colección fotográfica de Ernesto Chiriboga Ordoñez. Edición FONSAL. 2003.

124

ANEXOS

125

  • 1. Centros de formación artística en la ciudad de Quito. Escuelas de Bellas Artes en Quito.

126

  • 2. Fotografías de las obras de Joaquín Pinto, siglo XIX:

    • 2.1. Indio con cohetes:

126 2. Fotografías de las obras de Joaquín Pinto, siglo XIX: 2.1. Indio con cohetes:

127

2.2. !Carajo¡
2.2.
!Carajo¡

128

  • 2.3. Los capítulos que se le olvidaron a Cervantes:

128 2.3. Los capítulos que se le olvidaron a Cervantes:

129

  • 2.4. Una caravana en el Chimborazo (de la fotografía José Kolberg, NACH ECUADOR)

129 2.4. Una caravana en el Chimborazo (de la fotografía José Kolberg, NACH ECUADOR)

130

  • 2.5. Juan Manosalvas

130 2.5. Juan Manosalvas

131

  • 2.6. Escuela de Bellas Artes (fotografía)

131 2.6. Escuela de Bellas Artes (fotografía)

132

  • 2.7. Ferrocarril en Quito

132 2.7. Ferrocarril en Quito