Está en la página 1de 16

FACULTAD LATINOAMERICANA DE ESTUDIOS TEOLÓGICOS

FLET

ENSAYO DEL CURSO DE PSICOLOGÍA.

TEMA:

LA NECESIDAD DE LA RE-INGENIERÍA PERSONAL


PARA VIVIR BASADOS EN PRINCIPIOS

ESTUDIANTE: RUBÉN DARÍO GONZÁLEZ SOLANO

PROF.: RICARDO CRANE


INDICE

I. INTRODUCCIÓN. 2

II. LO QUE ENTENDEMOS POR RE-INGENIERÍA PERSONAL. 3

III. LO QUE ENTENDEMOS POR VALORES, REGLAS Y PRINCIPIOS. 3

Definición de valores
Definición de reglas
Definición de principios
Definición de legalismo

IV. LA RE-INGENIERÍA PERSONAL EN LA REGENERACIÓN


DEL ESPÍRITU Y DEL ALMA. 7

La crisis espiritual, mal nacidos para el fracaso.


La crisis familiar, mal educados para el éxito.
La crisis personal, convencidos del pecado y la condenación.
El nuevo nacimiento. Una necesidad en la Re-ingeniería personal.
Nacidos de nuevo, pero aun esclavos.

V. LA RE-INGENIERÍA PERSONAL HACIA UNA VIDA MADURA


BASADA EN PRINCIPIOS. 10

La necesidad de una ética cristiana basada en principios.


La necesidad de entender la gracia, la fe y la salvación.
La necesidad de madurez espiritual y psicológica.

VI. LA RE-INGENIERÍA POR PRINCIPIOS Y LA LIBERTAD PERSONAL. 11

Una vida basada en la relación personal con Dios y el prójimo.


Una vida basada en el estudio personal de las Escrituras.
Una vida basada en la madurez personal para no ser manipulados.
Libres sin llegar a ser libertinos, liberales y tampoco legalistas.

VII. LA RE-INGENIERÍA POR PRINCIPIOS EN EL MINISTERIO


Y LA RESPONSABILIDAD PERSONAL. 13

La responsabilidad y la aplicación de los principios de sumisión.


La responsabilidad y la aplicación de los principios de autoridad.

VIII. CONCLUSIÓN. 14

IX. BIBLIOGRAFÍA. 15

LA RE-INGENIERÍA PERSONAL BASADA EN PRINCIPIOS – ENSAYO DE PSICOLOGÍA POR: RUBÉN DARÍO GONZÁLEZ SOLANO. 1
INTRODUCCIÓN

Tuve la satisfacción de crecer dentro de una familia sana emocional y psicológicamente, aun cuando no era
cristiano nacido de nuevo fui educado en la religión, pues estudiaba en un colegio católico; todo esto influyó en mi
formación personal.

En la escuela aprendí a someterme a un sistema de reglas que tenía que respetar para poder convivir con los
demás compañeros y satisfacer a los profesores. Dentro del sistema religioso en que fui formado desde pequeño
hasta mi adolescencia, todo era basado en rituales, leyes, reglas y mandamientos; absolutamente todo estaba
regido así. Se nos enseñaba que la vida cristiana era la sumisión a dichas reglas y valores, religiosas y morales;
las cuales debíamos guardar o padecer las consecuencias, sometiéndonos al castigo de aquellos que nos
supervisaban, que nos evaluaban y juzgaban basados en estos estándares religiosos y morales, “verdaderos e
infalibles”. La imagen de Dios era el de uno al cual era imposible satisfacer y del cual no podíamos escondernos,
que estaba en busca de sorprendernos en alguna falta. Para vivir y disfrutar la vida a nuestra manera de verla,
debíamos de procurar, sin traicionar nuestra fe, escondernos de Dios y burlar a nuestros inquisidores, padres o
maestros; nuestra vida consistía en aprender el arte de la hipocresía religiosa y moral.

Cuando me convertí, a los 19 años, tuve la bendición de crecer espiritualmente dentro una muy buena iglesia
bautista, y pasar por un agradable proceso de discipulado, estudiar en el seminario bíblico y pastoral y servir dentro
del liderazgo de jóvenes. Luego fui enviado como misionero nacional a establecer una iglesia, donde serví como
pastor por nueve años. Hasta aquí me consideraba sano desde el punto de vista espiritual y maduro tanto
emocional, psicológico y espiritual; creía vivir en un contexto cristiano no legalista y tampoco basado en reglas ni
sujeto a rituales. Era muy critico con aquellas confesiones cristianas a las cuales identificaba como legalistas
declarados, por supuesto excluyéndome totalmente de serlo también yo.

Pasados muchos años, ya en mis cuarenta, siendo misionero en Rumania por varios años, había estado realizando
estudios sobre el liderazgo basado en principios. Estos estudios me despertaron el interés por estudiar sobre la
diferencia entre reglas, valores y principios relacionados con la vida de uno como persona, en la iglesia y fuera de
ella.
Así fue como comencé a estudiar la Biblia desde la perspectiva de los principios y a descubrir verdaderamente que
aun cuando yo y aquellos que eran mis maestros decíamos que éramos libres y no legalistas, de hecho éramos tan
legalistas como los otros, tanto o peor que ellos, estando tan cerca o ya dentro del contexto sectario. La suspicacia
y la deslealtad de unos con otros, la hipocresía y maldad religiosa eran algo normal, pero que lográbamos cubrirlas
bien detrás de nuestra arrogancia de superioridad bíblica y espiritual. Fui victima de este legalismo bíblico, lo sufrí
en carne propia de mis más cercanos maestros y colegas, pero descubrí inmediatamente que yo mismo había sido
victimario de otros y ahora aplicándoseme la misma medida.

Inicie un periodo de búsqueda, estudio, meditación y aplicación de una vida basada en los principios bíblicos. En el
año 2000 comencé una iglesia basada en estos principios, enseñando a diferentes personas, jóvenes, casados en
su mayoría, un grupo donde hemos estado aplicando este estilo de vivir. Después de cinco años comenzamos una
serie de seminarios abiertos a otros, cristianos y no cristianos, los cuales titulamos con un nombre que fuera
atractivo no solo para los cristianos sino para cualquiera, “Seminarios de Re-Ingeniería Personal”; en los cuales
enseñamos los principios bíblicos para la formación del carácter maduro y una vida a plenitud. Todo este ministerio
lo estamos realizando en Rumania, con la cobertura de la Asociación “MENTOR”, de la cual soy presidente.

El presente ensayo para la Universidad FLET, me ha dado la oportunidad de presentar por escrito mis reflexiones,
para discusión y confrontación, lo que personalmente creo y sobre lo que baso mi estilo de vida y la de mi familia,
mi esposa y mis tres hijos adolescentes, el vivir una vida en la libertad de Cristo basada totalmente en principios.

Concluyo esta introducción con un fragmento del testimonio de la vida de Debby, mi hija mayor de 17 años, que me
llenó de satisfacción cuando lo leí:

„He aprendido a asumir la responsabilidad de mis decisiones, pues he sido enseñada a vivir no por reglas, sino por
principios. Es difícil que se te otorgue tal libertad, pero considero que solo así aprendes a ser verdaderamente
maduro. A pesar del hecho que cometo errores, no dudo que llegaré a ser una persona llena de vida, la cual sabe
lo que quiere de ella y de la cual tanto yo como mis padres estemos orgullosos.”

LA RE-INGENIERÍA PERSONAL BASADA EN PRINCIPIOS – ENSAYO DE PSICOLOGÍA POR: RUBÉN DARÍO GONZÁLEZ SOLANO. 2
I. LO QUE ENTENDEMOS POR RE-INGENIERÍA PERSONAL

A. El termino lo he prestado de ciertas organizaciones que se ocupan con el desarrollo personal, ellos a
1
su vez lo han prestado de la re-ingeniería empresarial, administrativa.

B. Por re-ingeniería personal defino el esfuerzo para la transformación del carácter, la personalidad y la
conducta, buscando alcanzar la madurez espiritual y psicológica a través de la renovación del
entendimiento de las personas sin importar su edad, condición social, religiosa o cultural, a través de la
enseñanza y aplicación sistemática de los principios bíblicos y universales.

C. Re-ingeniería personal por principios busca la renovación de paradigmas2 mentales y espirituales que
impiden a las personas el vivir su vida a plenitud, enseñándoles a vivir en libertad basados en principios
bíblicos y universales en una relación personal con Cristo.

D. Con la re-ingeniería personal basada en principios nos ocuparemos en esencia del proceso psicológico
y bíblico para ayudarnos a cambiar nuestros paradigmas tradicionales por otros nuevos, por medio de los
cuales percibamos la vida basados en principios y no en reglas y valores, procediendo a vivir de acuerdo a
dichos principios.

II. LO QUE ENTENDEMOS POR VALORES, REGLAS Y PRINCIPIOS.

A. DEFINICIÓN DE VALORES.

Cuando hablamos de valores la verdad es que tenemos un problema en definir lo que son, después de
leer mucho sobre ellos he llegado a la conclusión que ellos no existen en sí mismos, sino que dependen de
la percepción de cada quién, persona, cultura o religión. Que los valores no pueden ser absolutos en sí
mismos si no fuera por la valoración dada por quienes así lo creen. Una vida basada en valores es una
vida basada en la apreciación o valoración que una persona da a ciertas cosas, enseñanzas, virtudes o
disciplinas. Son mapas3 personales que describen la realidad, a la cual llamaremos territorios4,
atribuyéndoles su propia valoración o prioridad, o de acuerdo a la valoración dada por su grupo de
influencia, sea este religioso o laico. Podemos hablar de valores bíblicos, pero aun ellos van a depender de
la valoración atribuida por el grupo confesional de pertenencia. Nos preguntamos entonces ¿Hay valores
bíblicos? Yo respondo, según mi entendimiento de las Escrituras, que sí, pero ninguno puede atribuirse el
patrimonio del conocimiento de todos ellos, ni la justa valoración en la aplicación de ellos, por lo que
apreciando y aplicando ciertos valores bíblicos, desconocerán y aun menospreciarán otros de igual
estima. De hecho encontramos grupos cristianos que profesan la misma fe en verdades fundamentales
pero que difieren en la aplicación de los valores cristianos, por ejemplo: el aborto, la planificación familiar,
el uso de pantalones y el maquillaje en la mujer, el uso de joyas o el largo del cabello o de la falda, etc.
¿Qué dice la Biblia al respecto?

Una vida basada en valores será bastante subjetiva y dependiente, pues dependerá de su madurez o de la
de aquellos a quienes esta sometido para apreciar, valorar y atribuirle importancia a ciertos valores
cristianos más que a otros.

“Los valores son producto de cambios y transformaciones a lo largo de la historia. Surgen con un especial
significado y cambian o desaparecen en las distintas épocas. Por ejemplo, la virtud y la felicidad son valores; pero no
podríamos enseñar a las personas del mundo actual a ser virtuosas según la concepción que tuvieron los griegos de la
antigüedad. Es precisamente el significado social que se atribuye a los valores uno de los factores que influye para
diferenciar los valores tradicionales, aquellos que guiaron a la sociedad en el pasado, generalmente referidos a
costumbres culturales o principios religiosos, y los valores modernos, los que comparten las personas de la sociedad
actual.”5

1 SELF DEVELOPMENT and PERSONAL REENGINEERING: “Self Development and Personal Re-engineering of Women Workers” is a project designed to
achieve the active participation of woman workers into the society. NURMARK EDUCATION AND CONSULTING CO. LTD. Turkey. En alianza con la
Asociación MENTOR en Rumania. Proyecto en licitación subsidiado por la Unión Europea.
2 Paradigma: Se emplea actualmente con el sentido de modelo, teoría, percepción, supuesto o marco de referencia; Modo en que vemos el mundo.

S.R. Covey, Los siete hábitos de la gente altamente efectiva (Barcelona: Ediciones Paidós Ibérica, S.A., 1998), p.32
3 Mapas: Nuestra descripción de la realidad. Descripción personal de los territorios. Bis, p.45
4Territorio: Realidad misma. Los principios son parte de la realidad misma, ellos existen. Bis, p.45
5Articulo sobre valores encontrado en un sitio de Internet: www.encuentra.com/includes/seccion.php?IdSec=88

LA RE-INGENIERÍA PERSONAL BASADA EN PRINCIPIOS – ENSAYO DE PSICOLOGÍA POR: RUBÉN DARÍO GONZÁLEZ SOLANO. 3
B. DEFINICIÓN DE REGLAS.

Esto resulta más fácil de explicar, pues lo voy a definir como la imposición de mis valores a otros sin
importarme la individualidad, personalidad y voluntad de ellos. Otra manera de decirlo sería la aceptación
de los valores, juicios o paradigmas de otros sin el entendimiento debido y sin asumir mi responsabilidad.
Pablo lo dice en Colosenses capítulo 2:20 - 22 de esta forma:
20
Pues si habéis muerto con Cristo en cuanto a los rudimentos del mundo, por qué, como si vivieseis en el
mundo, os sometéis a preceptos 21 tales como: No manejes, ni gustes, ni aun toques 22 (en conformidad a
mandamientos y doctrinas de hombres), cosas que todas se destruyen con el uso?

1. Las reglas por tanto son temporales, culturales, limitadas, estrictas, especificas y carentes de
toda aplicación universal.

2. Las reglas son por tanto acuerdos establecidos y aceptados voluntaria y comunitariamente en
su más feliz caso, pudiendo tener aplicación legal pero sin poder aun ser aplicadas
universalmente, ejemplo: Las reglas de los deportes, las leyes de transito, las reglas de cortesía,
las leyes religiosas, Etc.

3. Las reglas son cotas y medidas establecidas por cada uno en sus respectivos mapas o
descripciones de su realidad. Criterios que cada cual utiliza en la elaboración de sus propios estilos
de vida, limites morales o religiosos establecidos con mucha rigidez e inflexibilidad.

4. Las reglas son controles establecidos para delimitar nuestras fronteras y vivir sin correr los
riesgos de traspasar los limites de nuestra libertad, librándonos de nuestra responsabilidad
personal y evitando así el ejercicio de nuestro juicio en cada oportunidad. La aplicación de reglas
manifiesta y estimula la desconfianza.

5. Una vida basada en reglas es una vida sin madurez, sin crecimiento personal, sin formación de
carácter y sin poder disfrutar de la libertad de vivir en Cristo en la dirección del Espíritu Santo,
aplicando la verdad a cada situación, tiempo, cultura y generación.

C. DEFINICIÓN DE PRINCIPIOS.

Los principios no son valores, ni reglas, son verdades fundamentales que no se pueden quebrantar sin
sufrir las consecuencias inherentes a ellas. Los principios son nuestros verdaderos territorios, los cuales
existen y solo tienen que descubrirse, siendo universales y no perteneciendo a ninguna geografía, cultura,
religión o generación en particular.

S. Covey los define como: “Leyes naturales entretejidas en la trama de todas las sociedades civilizadas a
lo largo de la historia, y que incluyen las raíces de toda familia e institución que haya perdurado y
prosperado”6.
Los principios son territorios, nuestro entendimiento o percepción de ellos son solo nuestros mapas que
describen dichos territorios los más apegado a dicha realidad, lo suficiente como para ayudarnos a caminar
por dichos territorios sin alterar lo más mínimo su existencia. La experiencia de una vida de acuerdo a
principios nos ayuda a definir nuestros mapas cada vez con mayor grado de certeza, otorgándonos la
libertad para vivir. Son de hecho los principios los que determinaran los valores de nuestra vida.

Para aplicarlos a la vida, estos territorios o principios tienen que ser entendidos, descritos y aplicados.
Elaboraremos nuestros propios mapas basados en estos principios y utilizaremos nuestra brújula personal
para su aplicación; serán el marco de referencia que guiará nuestra vida, serán nuestros ojos (Mat. 6:22;
Luc. 11:36; Prov. 20:27)

Ver diagrama ilustrativo en la siguiente pagina.

6 S.R. Covey, Los siete hábitos de la gente altamente efectiva (Barcelona: Ediciones Paidós Ibérica, S.A., 1998), p.44

LA RE-INGENIERÍA PERSONAL BASADA EN PRINCIPIOS – ENSAYO DE PSICOLOGÍA POR: RUBÉN DARÍO GONZÁLEZ SOLANO. 4
Ciencia y
Entendimiento
T T
E E
R R
R R
I I
T Inteligencia Inteligencia T
ESCRITURAS
O espiritual emocional* O
R R
I I
O PRINCIPIOS O
S BÍBLICOS S
Sabiduría

Ciencia y Entendimiento: Es nuestra capacidad de pensar, percibir, describir, entender y comprender.


Nuestra capacidad mental e intelectual; nuestro conocimiento, formación educativa y cultural. Roma. 12:2;
1Cor. 1:19; Dan. 1:4,17; Sal.32:9; 2Cron. 1:10,12
Sabiduría: Nuestra capacidad de discernir lo entendido procesándolo a través de los principios bíblicos y
universales, y aplicándolo a la vida practica y personal. Pr.2:6; 10:23; Ecl.8:1; 10:10; 1Cor.2:6; Col. 1:28;
Sant. 3:17
Inteligencia Emocional 7: Nuestra capacidad emocional, poder interior, paciencia, madurez, carácter.
Madurez psicológica y emocional que nos permite hacer frente a las circunstancias de la vida. Nos
capacita para la toma de decisiones y para la acción necesaria basada en el debido entendimiento y
discernimiento. Josué 1:6-7; Efes. 6:10; 2Ped.1:5-7; Sant. 1:4; Apoc. 2:3,19
Inteligencia Espiritual: Capacidad latente en el espíritu de todo hombre pero sin ser explotada (Prov.
20:27). Llega ha ser eficaz totalmente en el momento de la conversión a Cristo. Nuestro espíritu humano
en comunión con el Espiritual Santo nos brinda una capacidad de percepción superior de la vida presente y
futura. Seguridad interior, esa paz que sobrepasa todo entendimiento basada en esta inteligencia
espiritual. Col. 1:9; 1Cor. 2:9-14; 2Tim. 2:7

Vivir la vida basada en principios demanda la afinación de nuestros “ojos” para el entendimiento y
aplicación de estos en nuestra vida. Los principios son luz, son la lámpara que alumbra nuestro camino,
son los testimonios de Dios, nuestros consejeros: “Pues tus testimonios son mis delicias Y mis consejeros”.
Sal. 119:24; 119:99; “... el precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos”. Sal.19:8

“Lámpara de Jehová es el espíritu del hombre, la cual escudriña lo más profundo del corazón” Prov. 20:27;
“La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz” Mat. 6:22;
“Así que, si todo tu cuerpo está lleno de luz, no teniendo parte alguna de tinieblas, será todo luminoso, como cuando
una lámpara te alumbra con su resplandor”. Luc. 11:36;
“Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino”. Sal. 119:105

7 Concepto tomado del libro de Daniel Goleman, Inteligencia Emocional. Daniel Goleman, Inteligenta Emotionala (Bucarest: Curtea Veche Publishing, 2001)

LA RE-INGENIERÍA PERSONAL BASADA EN PRINCIPIOS – ENSAYO DE PSICOLOGÍA POR: RUBÉN DARÍO GONZÁLEZ SOLANO. 5
La aceptación de una vida basada en principios necesita un cambio de paradigma,

“Si son paradigmas, serán principios regulativos de carácter perfectivo sin imperio sobre la voluntad pero
sí, con un cierto imperio político sobre la inteligencia que los presenta como modelos, que no significa
como esencias separadas ni construidas a priori, sino destellos de la perfección del ser que-por serlo-se
8
manifiestan en su valía universales por lo que resultan atractivos, apetecibles.

Los principios nos guían pero no son impositivos, son sugestivos pero no directivos. Los principios nos
desafían a crecer y nos obligan al uso de nuestro juicio en la aplicación oportuna delegándonos a nosotros
totalmente la responsabilidad de decidir en su aplicación, obediencia y practica.

Vivir basados en principios, sean estos reconocidos o no universalmente, estos siempre serán bíblicos y en
ningún momento nos traicionaran ni limitaran nuestra libertad, sino por el contrario ampliaran nuestras
fronteras dándonos la libertad de definirlas de acuerdo a nuestra propia madurez, entendimiento y por que
no decirlo de acuerdo a nuestra propia descripción territorial.

Vivir basado en principios nos motiva a cada uno a aprender a crear nuestros propios mapas, a aprender a
describir nuestra propia realidad y a vivir lo más apegado a dicha realidad. Aprendemos a buscar, leer,
interpretar y aplicar dichos principios a nuestra realidad personal. El principio no cambia, su aplicación se
personalizará, cada uno será responsable de su aplicación y desafiado a continuar viviendo en la
búsqueda de su desarrollo personal para poder hacer el mejor uso de su libertad sin temer equivocarse o
errar el camino, pues los principios son “lámpara a su camino”.

Vivir basado en principios rompe la rigidez de una vida basada en reglas. Una persona de principios es
tolerante pero no consentidora, es segura y firme en sus convicciones pero no inflexible ni excluyente.

Ejemplos de principios bíblicos:

1. Pablo no se ocupo de definir lo que es lícito y lo que no convenía o lo que edifica, eso
corresponde a cada uno. “Todo me es Lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo
edifica”. 1Cor.10:23.

2. El principio es claro, “yo no me dejaré dominar de ninguna”, este principio rige la libertad de
todo cristiano. Cada uno determinará lo que esta ejerciendo control en su vida y de qué esta
siendo dependiente. “Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son
lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna”.1Cor. 6:12.

3. ¿Cuánto es la suma de lo que tenemos que ofrendar? Lo deja al criterio de cada uno, creer y
aplicar el principio, poro no hay una regla o ley sobre el asunto. “Pero esto digo: El que siembra
escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también
segará”. “Cada uno dé como propuso en su Corazón”. 2Cor. 9:6,7

4. El saber ser prudente al juzgar correctamente las cosas en su debido momento y contexto:
“No seas demasiado justo, ni seas sabio con exceso; ¿por qué habrás de destruirte?” Ecles. 7:16

5. El principio de la humildad al tratar con los demás: “Nada Hagáis por contienda o por vanagloria;
antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo” Filip. 2:3

6. El principio de otorgarle carácter moral a alguna cosa o actividad: “Yo sé, y Confío en el Señor
Jesús, que nada es inmundo en sí mismo; mas para el que piensa que algo es inmundo, para él lo es”.
Rom. 14:14; “Pero el que duda sobre lo que come, es condenado, porque no lo hace con fe; y todo lo
que no proviene de fe, es pecado”. Rom. 14:23

8 Tomado de un sitio de Internet sobre el tema de los valores. www.encuentra.com/includes/documento.php?IdDoc=578&IdSec=88

LA RE-INGENIERÍA PERSONAL BASADA EN PRINCIPIOS – ENSAYO DE PSICOLOGÍA POR: RUBÉN DARÍO GONZÁLEZ SOLANO. 6
7. El principio de juzgar nuestra libertad de conciencia: “La conciencia, digo, no la tuya, sino la del
otro. Pues ¿por qué se ha de juzgar mi libertad por la conciencia de otro?” 1Cor.10:29, 31

8. Sobre el amor: “Seguid el amor...” 1Cor.14:1; “El amor todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera,
todo lo soporta” 1Cor. 13:7; “...el amor cubrirá multitud de pecados” 1Ped. 4:8; Prov. 10:12

9. Sobre la lealtad: “El que cubre la falta busca amistad; Mas el que la divulga, aparta al amigo” Prov.
17:9; “Trata tu causa con tu compañero, y no descubras el secreto a otro” Prov.25:9; 20:19; “el de
espíritu fiel lo guarda todo” Prov.11:13

D. DEFINICIÓN DE LEGALISMO.

Imposición o aceptación de un estilo de vida basado en paradigmas o mapas rígidos discutibles y


cuestionables presentados como valores verdaderos a través de los cuales nos juzgamos y juzgamos a
otros.
“y esto a pesar de los falsos hermanos introducidos a escondidas, que entraban para
espiar nuestra libertad que tenemos en Cristo Jesús, para reducirnos a esclavitud”. Gal.2:4

El legalismo puede ser laico, moral, artístico, económico, político, filosófico o religioso. Un estilo de vida
basada en reglas rígidas, sin tolerancia y sin flexibilidad, negando la voluntad, individualidad, libertad e
identidad personal.

El Legalismo lo encontramos entre los fundamentalista, los carismáticos, los conservadores y lo así
mismos llamados bíblicos. Tanto legalismo y con más sutileza tienen aquellos que excluyen a otros por no
ser “bíblicos”, como estos otros excluyendo a aquellos por no ser tan espirituales. Unos se atribuyen el
patrimonio de la Biblia y los otros el del Espíritu Santo. “Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de
Cristo...” 1Corintios 1:12; 3:4

Legalistas son tanto los de una ideología institucionalita y los de una ideología espiritualista9. Aquellos que
pretenden que todo debe hacerse así o que presumen de poder saberlo todo. Aquellos que se dejan
conducir por la rigidez de sus instituciones como los que se dejan llevar por la seguridad de sus
premoniciones. Aquellos que presumen de tenerlo todo controlado y calculado como aquellos que
dependen de su espontaneidad.

III. LA RE-INGENIERÍA PERSONAL EN LA REGENERACIÓN DEL ESPÍRITU Y DEL ALMA

A. LA CRISIS ESPIRITUAL, MAL NACIDOS PARA EL FRACASO.

1. La Biblia nos enseña que todos hemos nacido en pecado, condenados por esa naturaleza
pecaminosa a vivir en esclavitud separados eternamente de Dios. Efes. 2:3; Rom. 5:18,19

2. Todo hombre es pecador por herencia, heredando esa naturaleza a sus descendientes,
degenerado totalmente y degenerándose continuamente, moral y físicamente, como resultado de
la condenación de la muerte. Rom. 3:10-12; 5:12

3. Todo hombre sin Cristo vive separadamente de Dios sin poder experimentar la plenitud de la
vida. Rom. 6:23; Col. 1:13, 21; 1Ped. 2:10, 25

4. Todo hombre sin Cristo, vive sin poder librarse de la esclavitud del pecado y sujeto a todas las
manifestaciones de una vida dependiente, condenado al fracaso. Tito 3:3; 2Ped. 2:19

5. El pecado a afectado a todo hombre en toda su personalidad, espíritu, alma y cuerpo, por lo
que necesita de una completa regeneración del espíritu y posterior santificación del alma para
finalmente participar de la redención del cuerpo. 1 Tes. 5:23

9 Unexcelente estudio sobre el institucionalismo y el espiritualismo lo encontramos en el libro de Christian A. Schwarz, Cambio de paradigma en la Iglesia,
(España: Editorial CLIE, 2001).

LA RE-INGENIERÍA PERSONAL BASADA EN PRINCIPIOS – ENSAYO DE PSICOLOGÍA POR: RUBÉN DARÍO GONZÁLEZ SOLANO. 7
B. LA CRISIS FAMILIAR, MAL EDUCADOS PARA EL ÉXITO.

1. MALFORMACIÓN DEL CARÁCTER: La mayoría de nosotros no hemos sido preparados para


el matrimonio y mucho menos para ser padres. Tampoco hemos sido preparados para vivir y
menos para superar los fracasos seguros de la vida. Muchos tienen la desventaja de haber nacido
en una familia desarticulada, afectados por el abandono, el divorcio o el maltrato. Y aun cuando
alguno tenga la suerte de crecer en una familia normal, muy unida, son pocos aquellos padres que
se ocupan de la formación del carácter de sus hijos, quedando dicho aspecto de la personalidad
sujeto a ser formado por las circunstancias de la vida.

2. TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD: El maltrato físico y el maltrato psicológico de los


padres son ahora y han sido siempre la causa mayor de los trastornos de la personalidad de
muchos. Dentro de estos aspectos causales encontramos también estilos psicópatas de ejercer la
10
autoridad paternal: la manipulación , la imposición, el autoritarismo y el permisivismo.

Estos son seguramente en si mismo trastornos de personalidad que convierten a padres


victimarios en victimas ellos mismos de dichos trastornos que impiden a unos y otros disfrutar a
plenitud de la vida.

3. EVALUADOS MATEMÁTICAMENTE: Generaciones hemos crecido bajo un sistema de


evaluación basado en notas obtenidas por el rendimiento académico, por no decir del índice del
coeficiente intelectual. Un sistema que permite evaluar matemáticamente y concretamente al
individuo en sus habilidades intelectuales y físicas pero dejando de lado la evaluación espiritual,
moral y emocional, así como también olvidándose de la formación del carácter del niño y del
individuo en general.11

Dicha evaluación matemática a demostrado no ser la más eficiente ni adecuada para enseñarnos a
vivir a plenitud la vida.

4. MOTIVADOS ECONÓMICAMENTE: Pasando a través de los diferentes cambios


generacionales de la sociedad en la historia humana, de la época agrícola pasando por la industrial
y luego más recientemente a la época capitalista, donde la motivación básica consiste en la
retribución económica o material a obtener por servicios prestados o actividad realizada. Todo se
resume al dinero, básicamente “el amor al dinero” siendo esta la “raíz de todo mal” (1Tim. 6:10),
convirtiendo al hombre, en palabras del filosofo Thomas Hobbes, “en lobo del hombre”.
Actualmente hemos entrado en la “Sociedad Post Capitalista” 12, la era del amor al conocimiento,
donde el conocimiento tiene valor económico, el hombre es apreciado y valorado por lo que sabe.

5. INMADUROS EMOCIONAL Y ESPIRITUALMENTE: Por años se hizo énfasis en el coeficiente


intelectual de las personas, “IQ” en Ingles. Exámenes de Coeficiente Intelectual se hacen para
poder acceder a puestos de trabajo o a plazas de estudiantes en colegios y universidades.
Recientemente estudios científicos de psicología han demostrado que la madurez emocional
determina de hecho el éxito de una persona, llamado “Coeficiente Emocional”, “EQ” en Ingles.
Dios nos enseña en las Santas Escrituras, que el éxito de todo hombre esta determinado por su
madurez, consiguiéndose esta no tan solo por sus habilidades intelectuales sino también como
resultado de una combinación de potenciales, emocionales y espirituales, llamada por el apóstol
Pablo “Inteligencia Espiritual”.

C. LA CRISIS PERSONAL, CONVENCIDOS DEL PECADO Y LA CONDENACIÓN.

El reconocimiento del pecado y la aceptación del hecho que somos pecadores, condenados a una
eternidad separados de la gloria de Dios en el lugar real llamado infierno, se vuelve indispensable para
comenzar o entrar en esta crisis personal que nos puede llevar hacia la madurez total. No basta con
saberse perdido o sentirse insatisfecho, es necesaria la convicción de pecado y de la necesidad de un
salvador, de un redentor, la necesidad de nacer de nuevo. Juan 3:7; 16:8; 2Cro. 5:17

10 Mayor información sobre este tema puede encontrarse en el capítulo ¿Cómo llegamos a ser lo que somos?: Personalidad, por Jorge Sobarso, Psicología,
Conceptos psicológicos prácticos para el obrero cristiano (Colombia: Logoi, 2002), p.215-240
11 Un estudio más profundo sobre este tema podemos encontrarlo en los diferentes libros que tratan de la inteligencia Emocional.
12 Peter F. Drucker, La sociedad POST CAPITALISTA, (Bogotá: Grupo Editorial Norma, S.A., 1994) P.21-53

LA RE-INGENIERÍA PERSONAL BASADA EN PRINCIPIOS – ENSAYO DE PSICOLOGÍA POR: RUBÉN DARÍO GONZÁLEZ SOLANO. 8
D. EL NUEVO NACIMIENTO, UNA NECESIDAD EN LA RE-INGENIERÍA PERSONAL.

La conversión de cada uno de nosotros es de hecho la crisis más importante, pues resuelve no solamente
el problema espiritual de nuestra reconciliación con Dios y la esperanza de la vida eterna, sino también la
crisis de lidiar con nuestra vida pasada y futura. El nuevo nacimiento a través de la regeneración del
Espíritu Santo nos concede la oportunidad de una nueva vida, convirtiéndonos en una nueva criatura con
el potencial de corregir esos trastornos de nuestra personalidad afectados por el pecado, una verdadera
re-ingeniería personal explicada claramente en toda su complejidad por el apóstol Pablo en Tito 3:3-5 y
2Cor. 5:17.

E. NACIDOS DE NUEVO, PERO AUN ESCLAVOS.

1. Cristianos carnales: La Biblia nos habla de los cristianos carnales como aquellos que viven aun
sujetos a las pasiones de la carne, a los adultos que siguen los pecados juveniles, a aquellos que
no han abandonado sus viejas costumbres y que no viven en la obediencia de las Escrituras y
menos guiados por el Espíritu Santo. Aquellos que no andan en el fruto del Espíritu. Gal. 5; Rom 6

2. Cristianos inmaduros: La Biblia llama a sí a aquellos que debiendo ser ya maestros todavía
tienen necesidad de leche espiritual, como niños en Cristo, que tienen necesidad aun de conocer
los rudimentos de la fe. Se considera inmaduro también a aquel que acaba de comenzar su vida
en Cristo, como también a aquellos que están aun en proceso de madurez pero no la han
alcanzado. 1Cor. 14:20; 3:1-3; Efes. 4:14; Heb. 5:12

3. Cristianos falsos: La Biblia llama así a cualquiera que dice ser cristiano pero no vive conforme
a la fe. A aquel que espía la libertad en Cristo de los demás, a los que buscan someter y ejercer
autoridad sobre la voluntad de los demás, suprimiendo la responsabilidad personal y la identidad
que cada uno tiene en Cristo. 2Ped. 2:1; Gal.2:4; 2Cor. 11:13, 26

4. Gente carnal: Aquellos que son esclavos de sus pecados carnales, debilidades como:
Masturbación, fornicación, adulterio, homosexualidad, etc. También pecados como: pereza, vicios
y otras dependencias psicológicas y conductuales. Ejemplo: El rey David victima de sus pasiones
carnales pero con un corazón conforme al corazón de Dios. (2Samuel 11; Hechos 13:22)

5. Gente mala: Aquellos que son esclavos de sus pecados espirituales, pecados del alma, como:
Envidia, malicia, codicia, maltrato físico y psicológico. También pecados como la manipulación,
autoritarismo, engaño y practicas de dependencias religiosas, espiritismo, etc. Ejemplo: El rey Saúl
usurpó el sacerdocio, se reveló contra Dios y practicó la adivinación; Dios lo tuvo como su
enemigo. (1Samuel 13:7-13; 15:23; 28:16)

6. Dependientes: Muchos de los cristianos viven aun vidas sujetas a muchos trastornos de
personalidad, vicios, complejos o a falsos conceptos de la realidad y de la vida. No son gente mala
ni carnal pero viven muy mal, sin libertad y sin hacer uso de la totalidad de sus atributos como
personas, voluntad, juicio y razón. Muchos de ellos han crecido con un sentido de falta de
autoestima o han sido formados en la escuela del asesinato del “Yo”. Han perdido el valor por si
mismos y se han dejado manipular por líderes inescrupulosos y mal intencionados quienes les han
impuesto sus propios valores, a quienes le han delegado toda su responsabilidad y voluntad
personal. Una vida dependiente es una vida de esclavitud.

Mucha de esta lamentable consecuencia en la vida de muchos cristianos es precisamente el sectarismo de


muchas denominaciones cristianas, las cuales como instituciones manifiestan inmadurez, trastornos
sicópatas y dependencias que dañan la vida misma de aquellos que la integran o llegan a integrarse en
ellas.

Todo cristiano nace sano, pues es la obra del Espíritu Santo, pero su crecimiento y su formación esta en
manos de la comunidad que elige voluntariamente, a menos que aun este sujeto a la decisión de sus
padres; dicha elección será para bien o para mal, sin importar la denominación que elija, más bien a las
persona que elija, pues son aquellos que la conforman y dirigen los que definen la institución. Ser cristiano
o iglesia cristiana no habla de su estado de salud espiritual, emocional ni psicológico.

LA RE-INGENIERÍA PERSONAL BASADA EN PRINCIPIOS – ENSAYO DE PSICOLOGÍA POR: RUBÉN DARÍO GONZÁLEZ SOLANO. 9
Es así como muchos, pero muchos cristianos aun son esclavos debiendo ser libres; muchos esclavos de
sus iglesias, de sus actividades religiosas, de sus dogmas, de sus tradiciones, de su liderazgo, de sus
programas, etc. Aquí se aplica lo dicho por Jesús a los fariseos en Mateo 23:15 “¡Ay de vosotros, escribas y
fariseos, Hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más
hijo del infierno que vosotros”

IV. LA RE-INGENIERÍA PERSONAL HACIA UNA VIDA MADURA BASADA EN PRINCIPIOS

A. LA NECESIDAD DE UNA ÉTICA CRISTIANA BASADA EN PRINCIPIOS.

Cuando hablamos de ética hablamos de un marco moral de referencia que guíe nuestra conducta a través
de nuestra vida privada y social. Cuando nos referimos o sugerimos una ética cristiana basada en
principios, lo hacemos en contraste con una ética cristiana basada en reglas y valores morales o religiosos.

La Biblia esta llena de principios, de hecho es también un manual de principios aplicados a la vida,
ejemplificados a través de las vivencias de los hombres y de los pueblos, así como de la iglesia en el
Nuevo Testamento.

El desafío de cada cristiano no es salir en busca de un libro que contenga una lista completa de principios
bíblicos con su debida aplicación, si así fuera, dejarían de ser principios; Corresponderá a él tener el
discernimiento para aplicarlos.

Aprender a vivir basados en principios bíblicos es un placer del vivir en Cristo y del estudio personal de la
Escritura. No es estudiar la doctrina, ni conocer la teología, es el ¿Qué me dice la Biblia? Y aplicar los
principios a cada situación particular sin necesidad de ser dogmático.

De hecho no es la definición de una ética, sino mas bien de un estilo de vida, de un estilo de relación con
Dios y su Palabra, de un estilo de relacionarse con los demás y el mundo. Cuál sería entonces la pregunta:
¿Los principios de una vida ética o la ética de una vida basada en principios? Yo creo que la segunda. La
Biblia es clara en su enseñanza, contiene mandamientos morales específicos como “No adulteraras”, pero
si adulteras ¿Qué dice la Biblia? Jesús dijo a la mujer sorprendida en adulterio: “vete y no peques más”Jn.
8:1; Aquí Jesús aplico sus principios, el amor y la gracia, pero ¿Qué haríamos nosotros con nuestras
reglas?

B. LA NECESIDAD DE ENTENDER LA GRACIA, LA FE Y LA SALVACIÓN.

Algunos ven solo la dualidad entre ley y la gracia, pero no pueden ver también la gracia en la aplicación de
la ley. La gracia es un principio, jamás sería ley en el sentido de regla, de imposición, de rigidez, de
intolerancia; la gracia es la fuente misma de la Biblia, la cual nos fue donada por gracia y en ningún caso
merecida o ganada.

La salvación nos es concedida por la gracia y no por meritos, y luego vivimos nuestra vida por gracia y en
la gracia, por fe y para fe. Pablo regaña a los gálatas:

“¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne? Gal.3:3

Pues es contradictorio vivir basado en una ética legalista cuando vivimos guiados por el Espíritu, pues el
fruto del Espíritu hace innecesaria e impertinente la ley. Gal. 5:23

C. LA NECESIDAD DE MADUREZ ESPIRITUAL Y PSICOLÓGICA.

La madurez del creyente tiene que ver con su mente, con su transformación a través de la renovación de
su entendimiento. Efes. 4:23; Rom. 12:2

La madurez no tiene que ver primordialmente con la conducta, sino con el entendimiento, pensamientos y
paradigmas mentales.

LA RE-INGENIERÍA PERSONAL BASADA EN PRINCIPIOS – ENSAYO DE PSICOLOGÍA POR: RUBÉN DARÍO GONZÁLEZ SOLANO. 10
La madurez de hecho tiene más que ver con lo psicológico y emocional que con lo espiritual. “Hermanos, no
Seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar”. 1Co 14:20

El creyente maduro no puede serlo sin madurez emocional y psicológica.

Pablo oraba por la madurez completa:

“Por lo cual también nosotros, desde el Día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis
llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual, para que andéis como es digno del
Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios” Col.2.9-10

1. Madurez tiene que ver con discernimiento: “Pero el alimento sólido es para los que han alcanzado
madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal”. Heb
5:14

2. Madurez tiene que ver con la paciencia, el carácter: “Mas tenga la paciencia su obra completa,
para que Seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.” Sant. 1:4

V. LA RE-INGENIERÍA POR PRINCIPIOS Y LA LIBERTAD PERSONAL.

A. UNA VIDA BASADA EN LA RELACIÓN PERSONAL CON DIOS Y EL PRÓJIMO.

Enseñamos sobre la relación personal con Dios pero en la practica hacemos de la gente esclavos de
nuestra relación, dependientes de la religión.

1. Es una relación y no una religión, una relación basada en la confianza y en el amor a Dios, un
amor responsable y sufrido pero voluntario y agradable como Su voluntad. Rom. 12:2; Mar. 12:30

2. El amor a Dios y al prójimo es uno también racional, espiritual y físico: “Amarás al Señor tu
Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu
prójimo como a ti mismo. Lu 10:27

3. El amor al prójimo tiene en su base una buena autoestima. No podemos amar a otros si antes
no aprendemos a amamos a nosotros mismos. Rom. 13:9; Gal.5:14; Stg. 2.8

4. Una baja autoestima produce relaciones dependientes, por ello el amor a Dios y al prójimo
para poder ser un amor sano, demanda la implicación de todo nuestro ser: Espíritu, alma y cuerpo.
1Tes. 5.23

B. UNA VIDA BASADA EN EL ESTUDIO PERSONAL DE LAS ESCRITURAS.

1. EL ESTUDIO INDUCTIVO DE LA BIBLIA: Partimos de las Escrituras para la interpretación de


la realidad. Juzgamos a la luz de la Biblia, sin prejuicios.

2. LA APLICACIÓN HISTÓRICA: ¿Qué dijo Dios entonces y cómo entendieron entonces lo que
Dios dijo?

3. LA APLICACIÓN PROFÉTICA: ¿Qué quiere decirnos para el futuro? El entendimiento de las


edades bíblicas y el plan de Dios.

4. LA APLICACIÓN DOCTRINAL: ¿Qué dice la Biblia? Un estudio sobre los grandes temas de la
Biblia.

5. LA APLICACIÓN PERSONAL: La aplicación de dichas enseñazas a mi vida particular, a mi


tiempo, en mi contexto, a mi situación particular. Búsqueda y aplicación de los principios bíblicos.

LA RE-INGENIERÍA PERSONAL BASADA EN PRINCIPIOS – ENSAYO DE PSICOLOGÍA POR: RUBÉN DARÍO GONZÁLEZ SOLANO. 11
C. UNA VIDA BASADA EN LA MADUREZ PERSONAL PARA NO SER MANIPULADOS.

1. NO PERMITIR EL AUTORITARISMO: Vivir sin permitir que otros ejerzan una autoridad ciega
sobre la voluntad individual. Col 2:20-22
“...a los cuales ni por un momento accedimos a someternos, para que la verdad del evangelio permaneciese
con vosotros”. Gal. 2:5

2. NO DEJARME OPRIMIR POR LA CULPABILIDAD: Vivir sin poder perdonarme y sin poder
amar a los demás.
“...pues si nuestro corazón nos reprende, mayor que nuestro corazón es Dios, y él sabe todas las cosas.
Amados, si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios” 1Jn. 3:20-21
“derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo
todo pensamiento a la obediencia a Cristo” 2Co 10:5

3. NO DEJARME DOMINAR POR COMPLEJOS: Viviendo sin poder aceptarnos y ser realistas.
“Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, Espíritu,
fe y pureza”. 1Tim. 4:12
“Pero de los que tenían reputación de ser algo (lo que hayan sido en otro tiempo nada me importa; Dios no
hace acepción de personas), a mí, pues, los de reputación nada nuevo me comunicaron”. Gal. 2:6

4. NO DEJARME SOMETER A DEPENDENCIAS: Viviendo sin responsabilidad, sujetos a otros,


vicios y cosas.
“Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré
dominar de ninguna”. 1Cor. 6:12
“Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas
de vuestra boca”. Col. 3:8

5. NO PERMITIENDO SER INFLUENCIADO POR EL NARCISISMO: Viviendo para satisfacernos


a nosotros mismos, sin amar a los demás.
“no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros”. Filp. 2:4; “Porque
todos buscan lo suyo propio, no lo que es de Cristo Jesús”. Filp. 2:21
“Porque Habrá hombres amadores de Sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios,
blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos”. 2Tim 3:2

6. NO DEJARME SEDUCIR POR EL SNOBISMO: Viviendo para satisfacer a los demás, sin
identidad propia. Rom. 12:2; 1Tim. 6:17; Gal. 1:10
“traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios” 2Tim 3:4

D. LIBRES SIN LLEGAR A SER LIBERTINOS, LIBERALES Y TAMPOCO LEGALISTAS.

1. EL LIBERTINAJE: Una vida sin respeto a Dios. Sin consideración de los valores morales.
Judas 1-19
“Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para
esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios
el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo”. Jud.4

2. EL LIBERALISMO: Una vida sin respeto a lo demás. Sin aplicación de principios.


“Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis
la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros”.
Gal. 5:13

3. EL LEGALISMO: Una vida sin respeto por uno mismo ni por los demás. Ignorancia de los
principios y su aplicación, inmadurez espiritual y psicológica. Lo mismo sería imponerse una vida
basada en principios y pretender una libertad espiritual sin entenderla verdaderamente y sin creer
sinceramente, dudando y sin convicción. “Pero el que duda sobre lo que come, es condenado, porque no
lo hace con fe; y todo lo que no proviene de fe, es pecado”. Rom. 14:23

LA RE-INGENIERÍA PERSONAL BASADA EN PRINCIPIOS – ENSAYO DE PSICOLOGÍA POR: RUBÉN DARÍO GONZÁLEZ SOLANO. 12
VI. LA RE-INGENIERÍA POR PRINCIPIOS EN EL MINISTERIO Y LA RESPONSABILIDAD PERSONAL.

A. LA RESPONSABILIDAD Y LA APLICACIÓN DE LOS PRINCIPIOS DE SUMISIÓN.

Hay una gran satisfacción cuando cada uno es responsable de buscar, descubrir, entender y aplicar dichos
principios. La satisfacción de no tener que someterse a reglas y leyes rígidas o valores ajenos, los cuales
no toman en cuenta la personalidad e identidad de cada uno, provoca en nosotros una libertad y al mismo
tiempo una inmensa responsabilidad que le da gusto a nuestra vida.

Escoger a quien someterse en relación de principios tampoco incita a la rebelión, pues los mismos
principios te guían a la sumisión responsable y oportuna, temporal o perenne, cada uno es libre de elegir la
acción o sumisión asumiendo al mismo tiempo las consecuencias inherentes a sus decisiones o
elecciones. Heb. 13:7; Jos. 24:15

La Biblia es clara respecto a los dichos principios sobre la sumisión y sujeción, no es necesario estudiar a
Spinoza o a Hobbes13 para reconocer la igualdad de dignidad y diferenciación de roles en el hombre y la
mujer. 1Cor. 11: 11; Efe.5:22.

También en relación con la autoridad política nos enseña sobre la sumisión: “Sométase toda persona a las
autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido
establecidas” ( Rom.13:1) Jesús nos enseñó el principio cuando dijo: “Dad a César lo que es de César, y a Dios
lo que es de Dios” Luc. 20:25

Sin embargo los Apóstoles se confrontaron con una situación peculiar, donde la aplicación de principios y
no las reglas se impusieron: “Mas Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios
obedecer a vosotros antes que a Dios” Hech. 4:19

David mismo tuvo que hacer lo suyo en su oportunidad cuando huyó del Rey Saúl. Daniel también tubo
que aplicar los principios pero no imitó a David. 1Sam. 19:10; Dan. 1:8,10; 6:10

En la iglesia se nos llama a obedecer y sujetarnos a nuestros pastores, pero al mismo tiempo se ordena a
los pastores a no imponer su autoridad sino a ser ejemplos de la grey. Heb. 13.17; 1Ped. 5.3

Quiero dejar clara la gran responsabilidad individual que tenemos para elegir a quién queremos y debemos
someternos, de quién vamos a dejarnos influenciar. 2Cor. 11:19-20

B. LA RESPONSABILIDAD Y LA APLICACIÓN DE LOS PRINCIPIOS DE AUTORIDAD.

El ejercicio de la autoridad demanda mucha madurez y sanidad, tanta espiritual, emocional y psicológica.

Los principios de autoridad y del ejercicio del poder, demandan no solo conocimiento de los tales, pero
mucho más, sabiduría y madurez en su aplicación. Como lideres espirituales debemos entender que
debemos ganarnos el respeto de la gente, ser ejemplos, no jefes ni directores. Una autoridad moral y
espiritual, no jerárquica, no por posición.

La gente tiene que amarnos y respetarnos, somos seguidos voluntariamente por ellos. Aquí se aplica la
jerarquía piramidal en el plano horizontal, el líder va al frente, seguido por los demás, él es su ejemplo,
pero es uno como ellos en dignidad y respeto; no esta sobre ellos, no se impone, esta delante de ellos.

Es así como se nos presenta el modelo, el paradigma bíblico basado en principios, tanto en la Primera
Epístola de Pedro 5:3, como en la Epístola de Pablo a la iglesia de Tesalónica. En esta última (1Tes. 2:5-
12) Pablo nos enseña a comportarnos como madres, como nodrizas (vs.7) y así mismo como padres
(vs.11). Tanto la madre como el padre son modelos a seguir por los hijos. Pablo los trataba a unos como a
hermanos, a otros como a Padres, a otros como a hijos. A cada cual según la necesidad y oportunidad,
pero en ningún caso desde la misma posición de autoridad jerárquica. 1Tim. 5:1-2

13 “En
sus obras Elements of Law y De Cive, Thomas Hobbes va a cuestionar la autoridad patriarcal y la desigualdad entre hombres y mujeres”. “Spinoza
combatió el punto de partida hobbesiano de que la desigualdad existente entre hombres y mujeres es producto de una convención o acuerdo”.
Rosalba Durán Forero, Mujer, e igualdad en Hobbes y Spinoza, Universidad de Antioquia.

LA RE-INGENIERÍA PERSONAL BASADA EN PRINCIPIOS – ENSAYO DE PSICOLOGÍA POR: RUBÉN DARÍO GONZÁLEZ SOLANO. 13
El ejercicio de la autoridad por principios demanda un entendimiento claro del modelo o paradigma bíblico,
debiendo purificar los modelos administrativos empresariales donde el trato es con empleados y no con
voluntarios. Así mismo, debemos distinguirnos del modelo antiguo testamentario de caudillos, de reyes, de
jueces, etc. En la iglesia el pastor es seguido por la ovejas, voluntariamente, en ningún caso por obligación
o manipulación.

Otro cuidado delicado, el cual necesita examinarse con mucha atención es el concepto de unción divina
abogada por muchos para ejercer dominio sobre otros. Aquellos que pretenden una autoridad divina que
no puede ser cuestionada y mucho menos confrontada; demandando una sumisión ciega sin discusión ni
contradicción, solicitando obediencia ciega sin lugar a dudas y ni a desacuerdos.

Pablo mismo nos deja el ejemplo en Gálatas 2:11-14, cuando confrontó a Pedro y a Bernabé por la
hipocresía de ambos, por su simulación, pues era de condenar, nos dice. Me pregunto cuál sería la
reacción de los muchos Pedros y Bernabes, de hoy en día, ante la confrontación de los Pablos. Pablo era
un líder sin complejos, asimismo creo que también él esperaría lo mismo de otros si fuera necesario, de
otra manera sería falto de integridad y él también un hipócrita. Gál. 2:6

No pretendo dar todas las respuestas, ni mucho menos tenerlas, sino más bien, traer estos temas a
discusión y buscar juntos las repuestas para el ejercicio de una autoridad por principios: de un pastor
basado en principios, de un líder basado en principios, de un mentor basado en principios; en fin, del
ministerio basado en principios. Sí, es evidente la gran falta de hombres en puestos de autoridad con la
madurez suficiente para ejercer la autoridad basados en principios, en la iglesia y fuera de ella.

CONCLUSIÓN:

Vivir por principios no es normal para nadie, especialmente cuando no hemos sido enseñados a vivir así. Sin
embargo llegamos a la conclusión que se puede y que es un proceso al cual nos sometemos consciente y
voluntariamente, pero que demanda mayor madurez que el simplemente vivir por reglas fijas.

La persona que descubre una nueva forma de vivir, un nuevo estilo de vida y decide seguir ese modelo, ese nuevo
paradigma; deberá asimismo someterse a un proceso de maduración, a través de la renovación de su
entendimiento, cambiando los patrones tradicionales de pensamiento y los paradigmas mentales que forman su
carácter y que le impiden gozar a plenitud de su diario vivir.

La buena nueva es tener la certeza que sí se puede cambiar, a cualquier edad, cualquier persona, pero que este
cambio no es espontáneo, que tiene que desearse y buscarse. Es un proceso que demanda esfuerzo, quizá
sufrimiento interior, pero que esta al alcance de cada uno de nosotros.

Lo que hemos dado en llamar Re-ingeniería Personal Para Una Vida Basada en Principios, es el sometimiento a la
influencia de otras vidas que ya están experimentando este estilo de vivir.
El aprendizaje de estos principios es nuevamente un esfuerzo personal, va a depender de cada uno buscarlos,
aprenderlos y aplicarlos. Ellos están a nuestra disposición en: la Biblia, libros escritos por otros, biografías y
autobiografías; como también a través de la interacción personal con personas con experiencia en este estilo de
vida y conocimientos de muchos principios aplicados en el transcurso de sus vidas.
También menciono que en lo personal encuentro verdades divinas aun en libros escritos por hombres y mujeres no
cristianas, son principios que aun cuando ellos no le atribuyen el carácter de bíblicos, quienes conocemos las
Escrituras los reconocemos inmediatamente.

He querido entonces poner en la mesa de discusión un tema que despierte nuestro interés para desarrollarlo en el
contexto de nuestras iglesias locales, en nuestras comunidades cristianas, la necesidad de una re-ingeniería
personal para enseñar a cada uno a vivir su vida cristiana basada en principios bíblicos y no por reglas, las cuales
son “en conformidad a mandamientos y doctrinas de hombres, cosas que todas se destruyen con el uso”.

Los principios son aplicables universalmente porque respetan la unicidad y diversidad de cada persona:
Genéticamente, por su ADN; Psicológicamente, por su personalidad; por sus Aptitudes: Talentos naturales y dones
espirituales; por sus Atributos: Voluntad y elección; Y teleológicamente por su misión particular en la vida.

LA RE-INGENIERÍA PERSONAL BASADA EN PRINCIPIOS – ENSAYO DE PSICOLOGÍA POR: RUBÉN DARÍO GONZÁLEZ SOLANO. 14
Quienes viven basados en principios saben respetar la identidad individual y la libertad individual de cada persona.
Una persona que vive así, sabe juzgar correctamente la madurez de otros, en su vida personal e intima, como en
el servicio cristiano, en la iglesia como fuera de ella.
Los cristianos que viven por principios, respetan la vida espiritual y social de los demás: reconociendo las
particularidades en las relaciones personales, respetando la intimidad individual: En la confesión, en la adoración y
en la comunión con Dios; Estimulando la responsabilidad individual en el servicio cristiano voluntario, aceptando la
identidad propia y los estilo propios de cada uno, y manteniendo buenas relaciones personales basadas en el
respeto mutuo.

Concluyo desafiando a aquellos que ya están disfrutando de este estilo de vida, a influenciar no solamente a sus
familias sino también a toda la sociedad en general. También a continuar en el desarrollo de este interesante tema
de cómo disfrutar la vida cristiana basada en principios.

BIBLIOGRAFÍA:

1. Reina y Valera, Biblia, Revisión de 1960.


2. Cortés, Felipe/ Crane, Ricardo / Rodríguez, Vladimir / Sobarzo, Jorge. Psicología, Conceptos psicológicos
prácticos para el obrero cristiano. Colombia: LOGOI, 2002.
3. Schwarz, Christian A. Cambio de Paradigma en la Iglesia, España: Edotorial CLIE, 2001.
4. Mawell, John C. Developing The Leader Within You. Nashville: Thomas Nelson Publishers. 1993.
5. Mawell, John C. The 21 Irrefutable Laws of Leadership. Nashville: Thomas Nelson Publishers. 1998.
6. Hemfelt, Robert; Minirth, Frank; Meier, Paul. LOVE IS A CHOICE. Thomas Nelson Publishers. 1989
7. Oates. Wayne E. Tras Las Mascaras, Desordenes de la Personalidad en el comportamiento religioso. El Paso,
Tx.: Casa Bautista De Publicaciones. 1989
8. Covey, Stephen R. Los siete hábitos de la gente altamente efectiva. Barcelona: Litografía Rosés, S.A. 1998.
10. Drucker Peter F. La Sociedad POST CAPITALISTA. Bogotá: Grupo editorial NORMA. 1995.
11. Lee, Blain. The Power Principle, Influence With Honor. US: By Covey Leadership Center, Inc. 1997
12. Peck, Scott. M.D. PEOPLE OF THE LIE, The hope for Healing Human Evil. US: Published by arrangement with
Simon & Schuster, Inc. 1983.
13. Peck, Scott. M.D. The Road Less Traveled. A New Psychology of Love, Traditional Values and Spiritual
Growth. US: Bantam Books. 1984.
14. Covey, Stephen R. Principle Centered Leadership. US: By Covey Leadership Center.1991.
15. Goleman, Daniel. Inteligenta Emotionala. Bucarest: Curtea Veche. 2001.
16. Stein Steven J. Forta inteligentei emotionale, Inteligentei emotionale si Succesul vostru. Timisoara: Editura
ALFA.2003.
17. Maurice, J. Elias; Steven E. Tobias; Brian S. Friedlander. Inteligenta Emotionala in educatia copiilor. Bucarest:
Curtea Veche. 2002.
18. Goleman, Daniel. Inteligenta Emotionala, cheia succesului in viata. Timisoara: Editura ALFA. 2004.
19. Dupont, Marc. Walking out of spiritual abuse. England: Sovereing World LTD. 1997.
20. Lowen, Alexander. El Narcisismo, La enfermedad de nuestro tiempo. Barcelona: Ediciones Paidós. 2000.

LA RE-INGENIERÍA PERSONAL BASADA EN PRINCIPIOS – ENSAYO DE PSICOLOGÍA POR: RUBÉN DARÍO GONZÁLEZ SOLANO. 15