Adopción de parejas homosexuales En contra: La adopción de niños por parte de uniones homosexuales no es un tema de religión, de filosofía o de sociología.

Es algo que refiere esencialmente al respeto de la misma naturaleza humana. Aceptar la adopción de niños por parejas homosexuales es ir contra la misma naturaleza humana, y consiguientemente es ir contra los derechos fundamentales del ser humano en cuanto persona. A propósito de esta problemática, se expidió la Congregación para la Doctrina de la Fe, presidida por el entonces Cardenal Joseph Ratzinger, en el año 2003, afirmando: “La Iglesia enseña que el respeto hacia las personas homosexuales no puede en modo alguno llevar a la aprobación del comportamiento homosexual ni a la legalización de las uniones homosexuales. El bien común exige que las leyes reconozcan, favorezcan y protejan la unión matrimonial como base de la familia, célula primaria de la sociedad. Reconocer legalmente las uniones homosexuales o equipararlas al matrimonio, significaría no solamente aprobar un comportamiento desviado y convertirlo en un modelo para la sociedad actual, sino también ofuscar valores fundamentales que pertenecen al patrimonio común de la humanidad. La Iglesia no puede dejar de defender tales valores, para el bien de los hombres y de toda la sociedad. Los intentos de posibilitar legalmente la adopción de niños en el contexto de las relaciones homosexuales añade un elemento de gran peligrosidad. No puede constituir una verdadera familia el vínculo de dos hombres o de dos mujeres, y mucho menos se puede a esa unión atribuir el derecho de adoptar niños privados de familia». 2. La Convención sobre los Derechos del Niño (ley 16137) dispuso que “en todas las medidas concernientes a los niños que tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar social, se atenderá el interés superior del niño” (art 3). En otra norma se dice que incumbirá a los padres o en su caso a los representantes legales la responsabilidad de la crianza y el desarrollo del niño. Su preocupación fundamental será el interés superior del niño” (Art. 18). No se respeta el interés superior del niño cuando lo que se prioriza es el interés del que adopta, pues en estos casos se “instrumentaliza” o “cosifica” al niño en función del deseo o el querer de otros y no se atiende realmente lo que éste necesita. En definitiva, los niños no pueden ser utilizados como instrumento para la

Se evitará. En el Catecismo de la Iglesia Católica se ha dispuesto (Art. ni la adopción es una institución que pueda regirse por criterios de conveniencia política. respecto de ellos. otorgaría a quienes decidieron por su estilo de vida no ser padres el derecho de serlo. No obstante. ya que pueden ser adoptados por padres naturales. Deberíamos más bien ocuparnos y preocuparnos por una ley de adopción que agilice los trámites de adopción por padres naturales. Los niños no necesitan sólo alimento y cariño. formación y proyección como personas en una familia natural. por donde debe y puede venir la solución. aceptar la adopción de niños por parejas homosexuales. existen muchas parejas naturales que estarían en condiciones de adoptar y es por este lado. Con no menor claridad se ha afirmado que ello no obstante. Si no conformo una relación natural de hombre y mujer no puedo pretender engendrar. compasión y delicadeza. Aquí hay plena justificación para denegar la función de padres a quienes naturalmente lo han desestimado por su opción y estilo de vida. sino y especialmente. Corresponde aclarar que este cuestionamiento no está referido a los homosexuales como personas. Quien desecha la causa no puede pretender el efecto natural de la misma. . “reconocerles los derechos como persona no supone legitimarlos o asimilarlos a que constituyan una familia” o q ue se atribuyan la función de padres. No permitir la adopción a los homosexuales no supone ninguna forma de discriminación. entre otros. Los niños naturalmente necesitan del referente como padre y como madre y no se tiene el derecho de suplirle esta necesidad natural. todo signo de discriminación injusta”. realmente se les discrimina causándoles serios daños. quienes – como tales . pero si existe justificación no hay discriminación. La discriminación es trato desigual no justificado. 3. educar y formar a un hijo. de un grupo. Nadie puede ser injustamente discriminado. En efecto.reivindicación de derechos de unas personas. Y esto no es discriminación. pero sí diferenciado en atención a su situación real. Además. Y esto no es admisible desde ningún punto de vista. 2358) que los homosexuales “deben ser recibidos con respeto. Quienes libremente optaron por una vida de relación homosexual asumieron tener un estilo de vida ajeno a la procreación y al poder ser padres. La naturaleza humana exige para un correcto desarrollo de su personalidad que los niños cuenten con modelos de identidad masculina y femenina.merecen el máximo respeto. priorizando así sus intereses a los de los niños. pues no se trata desigual a los iguales sino que se marcan diferencias entre desiguales.

no ser mayores de cierta edad. por lo que este proceso está sujeto a una serie de exigencias ideadas para que se seleccionen las parejas con las condiciones más favorables para los niños que los necesitan. comprobar ingresos suficientes para el sustento del hijo y no tener ninguna condición física o mental que pueda inhabilitarlos para la paternidad. Es deber de la familia humana y de la misma sociedad. Pero la homosexualidad es una condición muy difícil y que supone . entre otros. Es injusto tachar a los homosexuales de promiscuos o depravados porque no lo son más que los heterosexuales.Los niños son las personas más vulnerables. Esto significa que también se discrimina a aquellos que su edad. y si de inmoralidad se trata hay heterosexuales que también lo son. ingresos limitados o estado de salud los hacen candidatos inadecuados para adoptar. defenderlos y promoverlos en sintonía con sus derechos fundamentales y en armonía con las exigencias propias de la naturaleza humana Noticia el tiempo: Y por qué no la adopción para parejas homosexuales? Creo que un motivo por el cual es difícil resolver si es o no apropiado que se apruebe la adopción para parejas homosexuales es que las razones en pro y en contra no se sustentan. son las más pobres y necesitadas de nuestra sociedades. Así. Considerar los pros y contras en torno a este tema exige partir de la base de que el fin último de la adopción es brindarle un hogar a un menor que lo necesita. dignos de cuidados y protecciones especiales. la sociedad establece ciertas condiciones a los candidatos a adoptar. adoptarlo tampoco es un derecho sino un privilegio que se les otorga a algunas de las muchas parejas que quieren hacerlo (hay muchos más solicitantes que menores para adopción). afirmar que los homosexuales tienen derecho a ser padres adoptivos y no debe discriminárseles tampoco es un argumento válido porque tener hijos no es un derecho sino una capacidad con que nos privilegia la naturaleza. A la vez. no darle un hijo a unos padres que lo quieren. Los requisitos para los aspirantes incluyen. Los gays como seres humanos gozan de cualidades tan maravillosas como los demás y merecen el mismo respeto y consideración. En cumplimiento del deber de velar por los intereses de los menores. Prohibir la adopción alegando que los homosexuales son inmorales no es valedero porque no lo son.

Dentro de las muchas razones por las que esta condición es desventajosa para un hijo.ciertas limitaciones. Sus rasgos físicos y fisiológicos no coinciden con lo que ellos sienten que son. sino el bienestar de menores que no tienen la posibilidad de hacerlo por sí mismos. sino que el rechazo y el estigma de que son víctimas serán extensivos a su prole en un mundo que todavía tiene grandes prejuicios en torno a la homosexualidad. Como sociedad nos corresponde a todos velar por defender. Ellos merecen unas condiciones familiares que contribuyan a su bienestar y no que los hagan partícipes del dolor y de las difíciles condiciones de la homosexualidad. a pesar de que las series de TV muestran a las parejas homosexuales como ideales. sienten y se expresan distinto. no los derechos de los adultos. para cualquier menor será muy doloroso ser hijo de una pareja gay porque no sólo sufrirá viendo cómo se menosprecia a sus padres adoptantes. pero que esto sea peor no quiere decir que lo menos peor sea ideal para una criatura que ya ha tenido que sufrir la separación de sus padres biológicos. lo cual no pueden hacer los homosexuales. basta tener en cuenta que los hombres y mujeres piensan. Además. . por lo que como papás y mamás son diferentes pero complementarios y cumplen papeles distintos. porque no son ni lo uno ni lo otro. Es cierto que hay parejas tradicionales que pueden hacerles tanto o más daño a sus hijos. me pregunto si esa armonía es posible en familias conformadas por quienes han tenido que padecer el repudio de la sociedad y a menudo de sus propios padres. siendo la primera de ellas que la naturaleza no les permite gestar un hijo con su pareja. Por otra parte. además de que son modelos que les confirman su masculinidad a los hijos y su femineidad a las hijas. los homosexuales tienen la limitación de no poder ofrecerle al hijo una imagen definida del género masculino ni del femenino. Así como una persona invidente no tiene el privilegio de conducir un auto o un diabético tampoco lo tiene de comer lo que comen todos. Noticia el espectador Impugnan primer casamiento civil registrado entre parejas de homosexuales La fundación Marido y Mujer presentó la solicitud argumentando que se violó el debido proceso.

Oposición rotunda La fundación Marido y Mujer anunció que va a actuar para evitar a toda costa que en Colombia exista la denominación de matrimonio o la posibilidad de adopción de menores por parte de las parejas del mismo sexo. entre ellos. “como en efecto terminó haciendo la juez en la parte resolutiva”. el abogado sostuvo que nunca esta pareja de homosexuales expresó su consentimiento de quererse unir civilmente. “Cualquier juez que se atreva a utilizar la denominación de matrimonio o use analogías al matrimonio heterosexual con base en el Código Civil. a juicio de Suárez. El alegato de los opositores al matrimonio igualitario es que en Colombia a los homosexuales solo les puede ser aplicado jurídicamente el contrato civil con los derechos que les quiso conferir el fallo de la Corte Constitucional. Además. Igualmente. Afiliación en salud Derecho sucesoral Derecho a heredar la pensión Noticia revista semana Iglesia llamó a desconocer uniones gays    . el que la fundación presentó un recurso de oposición que la juez negó sin haberse permitido sustentar la misma oposición. creador de la fundación. señaló Suárez. lo que la pareja de homosexuales hizo fue hacer una solicitud de matrimonio civil y lo que les confirió fue un casamiento civil. se violaron los debidos procesos que la diligencia implicaba. le vamos a interponer las denuncias penales y disciplinarias que correspondan ”. indicó que el matrimonio queimplícitamente la juez 67 civil de Bogotá realizó el pasado 24 de julio en el en el cual usó esa denominación “hasta la fecha no existe” al haber sido impugnado.La fundación Marido y Mujer impugnó el primer casamiento civil registrado en Colombia entre una pareja de homosexuales. Según él. Javier Suárez.

La Iglesia Católica quiere que notarios y jueces se abstengan de celebrar uniones entre parejas del mismo sexo. . añadió la Conferencia en su pronunciamiento. la carta magna" que sigue indicando que la familia la constituyen un hombre y una mujer. luego de que el Congreso fracasara en abril en su intento de aprobar un proyecto de ley que legalizara el matrimonio entre parejas del mismo sexo.. incluyendo la adopción. ha dicho que celebrará esos contratos porque no puede negarse a obedecer lo que ordenó la Corte Constitucional. El gremio de los notarios. sino también en el caso colombiana. las uniones homosexuales resultantes se equipararían a la familia y gozarían de los derechos a ésta reconocidos" por las leyes en el país. sin mencionar la palabra matrimonio. "La indebida equiparación de las uniones homosexuales a la familia no sólo contradice la voluntad del Creador. a partir del 20 de junio las parejas gays podrán formalizar su unión en un "contrato solemne". Es "deber ineludible de la Iglesia Católica manifestar.. Pero por decisión de una alta corte. que no existe otra familia que la constituida en su origen por la unión del hombre y de la mujer". "Según lo expuesto en algunos apartes de la citada sentencia (de la Corte Constitucional de julio del 2011). ante sus fieles y el pueblo colombiano. La Iglesia Católica pidió el martes oponerse de forma categórica a las uniones de parejas del mismo sexo que a partir del próximo 20 de junio podrán formalizar sus lazos en un contrato ante notarios y jueces. Actualmente las parejas gays en el país pueden registrar ante un notario las llamadas "uniones de hecho" o "uniones civiles" sin que ello constituya un matrimonio y disfruten de todos los derechos.. dijo la Conferencia Episcopal en un comunicado de dos páginas. al menos 750 en todo el país. Llamó a la vez a que notarios y jueces católicos abstenerse de actuar a partir de esta semana. mientras grupos de activistas de las comunidades gays se quejan porque aspiraban a que su unión se considerara un matrimonio y mantienen que el contrato solemne restringe derechos ya existentes como declarar en contra de la pareja.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful