MANUEL VICENTE VILLARÁN (Lima, 1873 – 1958

)

Se graduó en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos como Doctor en Jurisprudencia. En la misma universidad desempeñó los siguientes cargos académicos: catedrático de Derecho Natural (1895), Decano de la Facultad de Jurisprudencia y Ciencias Políticas (1900 y 1918), catedrático de Derecho Constitucional (1908) y Rector (1922). Fue Ministro de Justicia, Culto e Instrucción (1908); Decano del Colegio de Abogados (1914); Senador por el departamento de Junín (1917); miembro de la Academia de la Lengua.

Principales obras. Las profesiones liberales en el Perú (1900), Condición legal de las comunidades indígenas (1907), El factor económico en la educación nacional (1908), Estudios sobre la educación nacional (1922), El arbitraje de Washington en la cuestión peruano-chilena (1925), Exposición de motivos del anteproyecto de Constitución del Estado (1931), Cuestiones generales sobre el Estado y el gobierno (1936), La Universidad de San Marcos. Los orígenes, 15481577 (1938), Apuntes sobre la realidad social de los indígenas del Perú ante las Leyes de Indias (1964). 1

En los pueblos de Europa, casi todos de raza homogénea, el organismo nacional se halla, por lo común, plenamente consolidado. Son colectividades unificadas con un alma popular, forjada por la obra mi¬lenaria de la historia. ¿En cambio, qué es aún el Perú? Debemos decirlo sin rubor. Es un mosaico de razas, lenguas y culturas. Es un territorio geológicamente partido en retazos por las cordilleras, los desiertos y las selvas. Es un pueblo todavía en marcha hacia la unidad y la cohesión. Dirijamos la mirada sinceramente al cuadro de la realidad y recibire¬mos esta severa advertencia: todo lo que nos acerque y enlace es un aporte a la realización de nuestro destino como pueblo; todo lo que nos divida, aleje y enemiste, más de lo que nos separan la naturaleza y la historia, es una segura contribución a la anarquía, a la impotencia, al suicidio de la nacionalidad.

(Mensaje radial, como candidato a la presidencia de la República; 12 mayo de 1936. En Páginas Escogidas. Lima, 1962, p. 273)

Vías prácticas y seguras deberán unir el mar. que es la cultura. sea como nivelado por los artificios modernos de comunicación y transporte. Cit. el patrimonio espiritual. p. p. Ob. En el Perú. los ríos del Oriente. con las tierras andinas y amazónicas. deberán ser habilitados para la navegación. venciendo su tenaz hostilidad. 278) 4 "Escuelas y Caminos". Cit. suelo rebelde e intransitable. (Mensaje radial. por medio de la educación común. (Mensaje radial. y como guiados por un vital instinto. 1936. reconocidas por acuerdo unánime.2 Los peruanos debemos demostrar que somos capaces de los esfuerzos y sacrificios necesarios para conquistar nuestro propio territorio. vehículo de progreso. En ella se aúnan procedimientos concurrentes para fortalecer e integrar la nacionalidad. no es traer nuevos pobladores sino acercar y unir a los que ya tenemos. Este es el hondo y halagador significado del clamor que parte de todas las poblaciones grandes y pequeñas de la República. lo más urgente. El ferrocarril. el automóvil. breve fórmula que sintetiza dos de nues¬tras más esenciales necesidades. aspiran a fortalecer y acrecentar el patrimonio material y espiritual de la nación: el patrimonio material. que es el territorio. para que el vasto suelo quebrado y caótico que nos dio la naturaleza. con unanimidad reveladora. por medio de las vías de comunicación. lo primero de todo. y el avión deberán cruzar en todos los sentidos el territorio patrio. 1936. los puertos marítimos y fluviales mejorados y los Andes hostiles al fin dominados. 273) 3 Los pueblos del Perú. En . Ob. pidiendo con creciente exigencia caminos y escuelas.

la facilidad de abusar estimula el abuso y los egoísmos se exacer¬ban con la tentación de fáciles explotaciones. Cit. ahonda la sepa¬ración entre las clases y favorecen la injusticia. Ob. Allí donde conviven una minoría de instruidos y una muchedumbre de extremos ignoran¬tes. 1936.efecto -como lo expresé alguna vez. Tamañas desigualdades rompen la unidad moral entre los hombres y empobrecen la fibra de la nacionalidad. (Mensaje radial. P 279) .el exceso de educación en lo alto y la carencia de ella en lo bajo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful