Está en la página 1de 3

SOBRE ALGUNOS ASPECTOS FUNDAMENTALES DE LA

INTERPRETACIÓN CONSTITUCIONAL: ENFOQUES O MÉTODOS


INTERPRETATIVOS."
Ronald Chacin Fuenmayor.
Profesor de la Universidad del Zulia.
RESUMEN

La actividad interpretativa es de vital importancia para el desenvolvimiento del Derecho


y dentro de ésta destaca la interpretación constitucional, en virtud de la fuerza normativa
de la Constitución, cuya aplicación se constituye en eje fundamental para la
preservación del Estado de Derecho, especialmente en Venezuela, cuya Constitución es
de reciente vigencia, por lo cual urgen pautas teóricas para su interpretación adecuada,
por consiguiente; se hace un análisis crítico sobre los principales enfoques considerados
por la doctrina en el proceso de interpretación constitucional.
La metodología utilizada consistió en una investigación descriptiva, empleando como
técnica una amplia indagación documental sobre la doctrina de interpretación
constitucional en el área anglosajona, de Europa continental, e Ibero América, para el
logro del siguiente objetivo: Explicar los fundamentos utilizados por los enfoques de
interpretación constitucional. Se discute sobre las dos principales tesis de los enfoques
para el manejo de los aspectos propios de la interpretación Constitucional: la formalista,
que reduce la interpretación de la Constitución al análisis de categorías lógico formales
(normas positivas), y la material, que se centra en los valores éticos presentes en el texto
constitucional. Concluimos sobre una posición intermedia entre las dos posturas,
concretamente en la necesidad de un enfoque axiológico en el proceso de interpretación
constitucional, del cual dependan el tratamiento de los aspectos constitucionales
(principios, fundamentos y problemas de la interpretación constitucional), para una
aplicación adecuada de la Constitución, es decir, más acorde con los valores jurídicos,
siempre y cuando estos elementos axiológicos se desprendan del contenido de la
Constitución analizada, a los efectos de evitar la arbitrariedad o subjetivismo
denunciado por la postura formalista.

Como lo afirma García de Enterría (1991), la importancia de la Constitución radica en


que configura y ordena los poderes del Estado por ella construidos; por otra, establece
los límites del ejercicio del poder y el ámbito de libertades y derechos fundamentales,
así como los objetivos positivos y las prestaciones que el poder debe cumplir en
beneficio de la comunidad.
La Constitución posee "fuerza normativa" (Vigo, 1993), en virtud de lo cual todas y
cada una de sus partes cumplen una función directiva y preceptiva, estableciendo como
ha de obrarse y que efectivamente esa operación se realice.
Así mismo la Constitución además de ser una norma, es la principal norma, la norma
fundamental o ley superior, que tiene Supremacía sobre las demás normas, por varias
razones según (García de Enterría,1991):
a. Porque define el sistema de fuentes formales del Derecho, de ella dependerán la
validez de las demás normas.
b. Porque es la expresión fundacional de un sistema entero, el cual tiene una pretensión
de permanencia, por lo cual ésta se constituye también en una ley con pretensión de
permanencia, lo que la hace superior a las leyes ordinarias, carentes de una intención
total relevante y limitada a objetivos mucho más concretos y singulares, claro está,
dentro del marco que la Constitución ha establecido.
c.- En virtud de la super legalidad formal que tiene la Constitución según las normas
ordinarias, en virtud de provenir aquella de un poder constituyente y éstas de poderes
constituidos, lo que implica formas reforzadas de cambios constitucionales sobre los
cambios sencillos de las leyes ordinarias, estableciéndose lo que se conoce como
"rigidez constitucional". Como consecuencia de esta super legalidad formal de la
Constitución, las normas ordinarias sólo serán válidas sino contradicen el sistema
formal de producción de las mismas establecido por la Constitución.
d.- Por la super legalidad material de la Constitución, en virtud de la cual las demás
normas sólo serán válidas sino contradicen el cuadro de valores y limitaciones del
poder, establecidos en la Constitución.
Se tiene entonces que la Constitución es la norma jurídica de mayor rango e
importancia, por lo tanto, su comprensión e interpretación marca la pauta en el
desenvolvimiento de todo ordenamiento jurídico a los fines de la preservación del
Estado de Derecho.
La actividad interpretativa constituye un proceso de vital importancia en el
desenvolvimiento del derecho que permite la realización práctica del mismo, es decir, la
aplicación de la norma jurídica general a la experiencia real y concreta.
Considerando a la Constitución como el soporte principal del ordenamiento jurídico de
un país, la interpretación de ésta se constituye en una actividad de gran relevancia en el
desenvolvimiento del ordenamiento jurídico como un todo y así mismo en la aplicación
del Derecho, en virtud de la fuerza normativa de la constitución a los fines de la
preservación del Estado de Derecho en la sociedad actual.