Está en la página 1de 2

1) Un controlador de dispositivo, llamado normalmente controlador (en inglés, device driver) es un

programa informático que permite al sistema operativo interactuar con un periférico, haciendo una
abstracción del hardware y proporcionando una interfaz -posiblemente estandarizada- para usarlo. Se
puede esquematizar como un manual de instrucciones que le indica cómo debe controlar y comunicarse
con un dispositivo en particular. Por tanto, es una pieza esencial, sin la cual no se podría usar el
hardware.

2) EL HD-DVD permitirá ver películas en alta definición. Se espera que su competencia, el formato
Blu-ray, debute unos meses mas tarde.

3) La competencia por el sucesor del DVD toma cada vez más fuerza para los consumidores, y en la
feria de consumo electrónico (CES) que comenzó ayer en Las Vegas fueron presentados reproductores
Blu-ray y HD-DVD, así como un cronograma para el lanzamiento de películas de alta definición.

Toshiba, defensor de la tecnología HD-DVD, comercializará este tipo de reproductores en marzo en el


mercado estadounidense por US$ 499 y US$ 799.

Antes de mayo estarán disponibles unas 50 películas y en todo 2006 alrededor de 200 cintas, entre ellas
las de la saga de Harry Potter, Million Dollar Baby, o films más antiguos como Nacido para Matar o
Corazón Valiente.

El grupo Blu-ray, en torno a Sony, anunció los primeros reproductores para el verano (boreal). No se
comunicó cuánto costarán estos aparatos, pero en el rubro se especula con que el Blu-ray será un poco
más caro.

En principio se indicó que habrá 20 películas en discos Blu-ray, como por ejemplo Hitch, La Caída del
Halcón Negro o XXX. Algunos estudios de Hollywood quieren lanzar discos en ambos formatos, que no
son compatibles.

Un papel importante en la lucha por satisfacer a los consumidores recaerá también en las consolas de
video juego.

Sony equipará a la próxima PlayStation 3 con un dispositivo Blu-ray, mientras Microsoft anunció que
adosará un reproductor HD-DVD a su Xbox 360. Los formatos ofrecen una mejor imagen a raíz de un
mayor número de píxeles. Para poder disfrutar de estas nuevas tecnologías como se debe, será
necesario invertir en televisores de LCD con soporte para alta definición.

4) Unidad lectora BR: U$S 33000. Reproductor de BR: U$S 1.40000. disco BD: $ 12000.

7) High-Definition Multi-media Interface (HDMI) -Interfaz multimedia de alta definición- es una norma
de audio y vídeo digital cifrado sin compresión apoyada por la industria para que sea el sustituto DRM
del euroconector. HDMI provee un interfaz entre cualquier fuente DRM de audio y vídeo digital como
podría ser un sintonizador TDT, un reproductor de Blu-ray, un ordenador (con Windows, Linux, etc.) o un
receptor A/V, y monitor de audio/vídeo digital compatible, como un televisor digital (DTV).

HDMI permite el uso de vídeo estándar, mejorado o de alta definición, así como audio digital multicanal
en un único cable. Es independiente de los varios estándares DTV como ATSC, DVB (-T,-S,-C), que no
son más que encapsulaciones de datos MPEG. Tras ser enviados a un decodificador, se obtienen los
datos de vídeo sin comprimir, pudiendo ser de alta definición. Estos datos se codifican en TMDS para
ser transmitidos digitalmente por medio de HDMI. HDMI incluye también 8 canales de audio digital sin
compresión. A partir de la versión 1.2, HDMI puede utilizar hasta 8 canales de audio de un bit. El audio
de un bit es el usado en los Super audio CDs.

8) Windows XP puede codificar archivos y carpetas mediante EFS, para ello la partición en donde se
encuentre el archivo o carpeta debe estar en formato NTFS.
Si utilizas el sistema de permisos de XP con particiones NTFS, podrás poner permisos a las carpetas
para que la puedan ver los usuarios que elijas.

Aparte del cifrado EFS de Windows XP, podemos encontrar muchos programas de cifrado de archivos
uno muy sencillo es filecode (104 K).

Cuando instalas el programa sale una ventana pulsa: Si (Yes)


Luego te pide una contraseña, escribe una y no la pierdas.
Esta contraseña te vale para que en el caso que pierdas la Clave de un archivo, la puedas recuperar
mediante el botón Anotaciones.

Para cifrar un archivo marca Para Codificar , escribe un código (Clave secreta), elige un archivo (Uno -o
varios- archivos), el sitio donde lo vas a guardar cifrado:
"Lugar donde se van a guardar" y pulsa Codificar-Descodificar.
(Para varios archivos pulsa sin soltar la tecla <Ctrl> y cada archivo)

Para descifrarlo marca Para Descodificar, escribe el código (Clave secreta), elige el archivo (Uno -o
varios- archivos), el "Lugar donde lo vas a guardar" descifrado y pulsa Codificar-Descodificar.

9) Plug-and-play (conocida también por su abreviatura PnP) es la tecnología que permite a un


dispositivo informático ser conectado a un ordenador sin tener que configurar (mediante jumpers o
software específico (no controladores) proporcionado por el fabricante) ni proporcionar parámetros a sus
controladores. Para que sea posible, el sistema operativo con el que funciona el ordenador debe tener
soporte para dicho dispositivo.

La frase plug-and-play se traduce como enchufar y usar. No obstante, esta tecnología en la mayoría de
los casos se describe mejor por la frase apagar, enchufar, encender y listo.

No se debe confundir con Hot plug, que es la capacidad de un periférico para ser conectado o
desconectado cuando el ordenador está encendido.

Plug and Play tampoco indica que no sea necesario instalar controladores adicionales para el correcto
funcionamiento del dispositivo. Plug and Play no debería entenderse como sinónimo de "no necesita
controladores".

10) Se trata de unidades que combinan a la perfección rapidez de acceso, un precio bastante ajustado
y una considerable capacidad de almacenamiento.

Pueden usar la tecnología magnética tradicional o la magneto-óptica; en ésta última se combinan, como
su nombre indica, las dos técnicas, siendo un sistema más seguro en cuanto a la integridad y fiabilidad
de la información almacenada (ventajas del láser), aunque la velocidad de grabación se resiente
bastante. La capacidad más básica de este tipo de discos suele estar en 100 Megas, pasando por 230,
540, y 640, hasta llegar al gigabyte de capacidad (por supuesto, según marcas y modelos). Uno de los
mayores atractivos de estas unidades estriba en su velocidad de acceso, hasta el punto de que pueden
utilizarse en la mayoría de los casos para ejecutar programas desde los mismos discos. La ventaja es,
por tanto, muy evidente.