Está en la página 1de 31

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIDAD EDUCATIVA COLEGIO LOS ARCOS


II AÑO DE MEDIA DIVERSIFICADA

¿CUÁL ES EL EFECTO DEL CIGARRILLO SOBRE LOS ADOLESCENTES Y


CÓMO LOS AFECTA?

Integrantes:

Tomás Arocha
Fernando De Barros
Juan Delgado
Leonardo González
Francisco Infante

15 - 05 – 2009
ÍNDICE

DEDICATORIA…………………………………………………………………………………...3

¿CUÁL ES EL EFECTO DEL CIGARRILLO SOBRE LOS ADOLESCENTES Y CÓMO LOS


AFECTA?..................................................................................................................................... 5

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA Y OBJETIVOS……………………………………....6

MARCO REFERENCIAL……………………………………………………………………….9

MARCO METODOLÓGICO…………………………………………………………………..20

ANÁLISIS DE RESULTADOS…………………………………………………………………21

INTERPRETACIÓN DE RESULTADOS………………………………………………………28

FUENTES CONSULTADAS…………………………………………………………………..30

2
DEDICATORIA

Dedicamos este trabajo a nuestros compañeros fumadores, con la idea de que el


mismo pueda ayudarlos a que eliminen de sus vidas este vicio tan dañino.

3
LISTA DE GRÁFICAS

Gráfica 1: Fumadores y No Fumadores…………………………………………………21


Gráfica 2: Primer Consumo del Cigarrillo por Edad…………………………………....22
Gráfica 3: ¿Por qué han comenzado a Fumar?.................................................................23
Gráfica 4: ¿Son tus Padres Fumadores?...........................................................................24
Gráfica 5: ¿Son tus Hermanos Fumadores?.....................................................................25
Gráfica 6: ¿Tiene usted conocimiento de los daños del cigarrillo y si es posible mencione
3 al menos? ……………………………………………………………………………...26
Gráfica 7: ¿De las personas entrevistadas cuántas practican algún deporte? ¿Es
conveniente el consumo del cigarrillo para la práctica del deporte?.................................27

4
¿CUÁL ES EL EFECTO DEL CIGARRILLO SOBRE LOS ADOLESCENTES Y
CÓMO LOS AFECTA?

El cigarrillo es una de las principales causas de muerte en la sociedad, es un


problema a gran escala por ser vicio, una vez que la persona está enviciada, dejarlo, se
hace prácticamente imposible.
Al plantearnos este problema que empieza a surgir en muchos casos desde la
adolescencia podemos darnos cuenta de cuales serían las causas que inducen a la
juventud a probar el cigarrillo. Se comienza con este vicio bien sea, para lograr sentirse
bien aunque sea momentáneamente o para lograr una aceptación social de los fumadores,
Ahora bien, una de las incertidumbres que tenemos con respecto a el vicio del cigarrillo
es ¿por qué las personas a las cuales se trata de imitar comenzaron a fumar?. También
puede existir que el adolescente que empieza simplemente a fumar para bajar el stress,
¿Será verdad que el cigarrillo ayuda a calmarlos?; la simple curiosidad de probarlo puede
ser una causa, ya que todos así no hayamos probado nunca un cigarrillo siempre nos
preguntamos que sabor tendrá esa cosa.
En este mismo orden de ideas, podemos señalar que la adolescencia es una de las
etapas más importantes para luchar contra este mal hábito o para hacerlo parte de nuestras
vidas porque es en esta etapa donde probamos el cigarrillo, el cual en la mayoría de los
casos se convertirá en un vicio o por el contrario no dejamos que el fumar nos acompañe
por el resto de nuestras vidas, porque seguramente lo ejercíamos por razones estúpidas
literalmente y al no tener mucho tiempo practicándolo nos parece la etapa de la vida más
adecuada para escapar de él.
Ahora bien, el grupo ha considerado adecuado y necesario el estudio de dicho
tema pues cree que al conocer cuáles son todos los factores y causas que estimulan a las
personas y en especial a la juventud a la práctica de dicha actividad será más difícil para
éstas encaminarse en este vicio tan nocivo para la salud, así como demostrar a nuestros
lectores que no sólo se perjudican las personas que lo practican, sino también a las
personas que se encuentran alrededor de ellas, lo que comúnmente se conoce con el
nombre de fumadores pasivos.
De esta forma al haber realizado todos los estudios que se tienen pendientes, se
podrá pasar a realizar una especie de lista de soluciones a dicho problema tales como:

5
maneras de prevenir y regular el consumo de cigarrillos a los adolescentes, formas de
estimular a los consumidores para que eviten o eliminen esta actividad que con la práctica
no sólo podría perjudicar nuestra salud sino conllevar a la realización de otras actividades
más nocivas y peligrosas.

6
PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA Y OBJETIVOS

El problema que planteamos en este trabajo se refiere a la gran gama de


enfermedades que ocasiona el vicio del cigarrillo, siendo mucho más alarmante este vicio
si se empieza a practicar a una temprana edad como lo es la etapa de la adolescencia, por
ello hemos trabajado, realizado y desarrollado algunos métodos e ideas para dejar de
fumar, pero sobre todo enfocándonos hacia los adolescentes que pueden ser salvados de
este vicio con mayor facilidad que aquellos fumadores que ya son casos perdidos; es
mucho más fácil hacer que un adolescente, que sólo tiene poco tiempo practicando este
vicio, deje de fumar, que hacer que un adulto que ya tiene años fumando deje de fumar
pues ya el cigarro forma parte de su vida.
Entre los consejos que podríamos darle a las personas en general pero en especial
a los a los adolescentes y jóvenes encontramos como prioritario que las personas no
fumadoras se alejen del humo secundario (gente que fuma a su alrededor) ya que este
humo aunque no se fume es nocivo para la salud. También podemos aconsejarles que
compren los productos que puedan ayudar a dejar el cigarrillo, así como también tratar de
cambiar el vicio del cigarrillo por algo más sano como el mascar chicle o comer
caramelos y así sucesivamente hasta lograr dejarlo. Igualmente, se puede ir reduciendo la
cantidad de cigarrillos que se fuman, es decir, de cantidades grandes a cantidades
menores, por ejemplo: si el adolescente promedio fuma 1 caja de cigarrillos por semana,
este debe intentar ir reduciendo cantidades, digamos por ejemplo 1 caja por cada 2
semanas y así sucesivamente hasta dejarlo por completo. Cualquiera de las medidas que
tome la persona para dejar este vicio, tiene que hacerlo con mucha fuerza de voluntad ya
que siempre le va a costar dejarlo pues al comienzo siempre tendrá la necesidad de fumar
por lo tanto debe luchar contra esta necesidad.
En este mismo orden de ideas, se les puede sugerir a los jóvenes que no fuman,
solicitarle a aquellos que fuman no fumar en frente de ellos ya que al convertirse de este
modo en fumadores pasivos tienen un similar riesgo de enfermedades que las personas
que fuman, y ayudándose a sí mismo a no sentir la necesidad o la tentación de probar el
cigarrillo, lo cual podría ser el error más grande de sus vidas. Así como también; no
dejarse manipular por estas otras personas que fuman, ya que la mayoría de estas ofrecen

7
el cigarrillo porque dicen que es la moda o mencionan que al fumar se siente bien, que te
relaja y cosas similares a estas, ante esta situación las personas que no fuman deben ser
fuertes y no verse tentadas a probarlo, ya que al probar el cigarrillo hay una gran
posibilidad de que queden enviciadas y luego tengan la necesidad de seguir practicando
este vicio u otros mas como las drogas o el alcoholismo que como ya sabemos es nocivo
para la salud.
Ahora bien, para ayudar al control o conseguir su eliminación total, nuestras
investigaciones nos han llevado a concluir que los métodos más satisfactorios serían:

1- Terapia de reemplazo de nicotina


Como se indicó anteriormente, la nicotina que contienen los cigarrillos hace que
surja una dependencia física. Esto puede causar síntomas desagradables cuando una
persona trata de abandonar el hábito. La terapia de reemplazo de nicotina proporciona la
nicotina, en forma de gomas de mascar o chicles, parches, aerosol, inhaladores o pastillas
de nicotina para chupar (grageas o losanges de nicotina), sin los otros químicos dañinos
del tabaco. Esta terapia puede aliviar algunos de los síntomas de tal forma que usted
pueda concentrarse en los aspectos psicológicos (emocionales) que causa abandonar el
cigarrillo. De no tener éxito la causa la hallamos relacionada con los síntomas de
abstinencia, mencionados en el marco referencial. Y se divide en varios tipos:

• Parches de nicotina
• Goma de mascar (polacrilex de nicotina)
• Aerosol nasal de nicotina
• Inhaladores de nicotina
• Pastillas de nicotina para chupar

2- Hipnosis
Los métodos de hipnosis varían mucho, lo que hace difícil estudiarla como una
manera para dejar de fumar. En general, las revisiones que analizan los estudios de la
hipnosis para ayudar a las personas a dejar de fumar no la han apoyado como un método

8
de cesación que funciona. Aun así, algunas personas encuentran que la hipnosis es útil. Si
le interesa probar este método, pregúntele a su médico si le puede recomendar un buen
hipnoterapeuta.

3- Acupuntura
Este método ha sido usado como método para abandonar el hábito, pero existen
poca evidencia que muestre su eficacia. Cuando se hace la acupuntura para dejar de
fumar, usualmente se emplea en ciertas partes de las orejas. Aunque existen indicios de
que la acupuntura pudiese reducir el deseo de fumar, aún no existe una evidencia sólida
de que éste sea un método realmente eficaz para dejar de fumar.

4- Terapia por láser de nivel bajo


Esta técnica, también conocida como rayos fríos láser, se relaciona con la
acupuntura. Los rayos fríos láser a veces son usados en la acupuntura, con rayos láser que
estimulan los puntos de acupuntura del cuerpo en lugar de usar agujas. El tratamiento se
supone que relaja al fumador y libera endorfinas (sustancias para aliviar el dolor que son
producidas naturalmente por el organismo) para imitar los efectos de la nicotina en el
cerebro, o equilibrar la energía del cuerpo para aliviar la adicción. No obstante las
declaraciones de éxito de algunos proveedores de esta terapia de rayos fríos láser, no
existe evidencia científica que demuestre que este sea un método efectivo para ayudar a
que las personas dejen de fumar (consulte el documento disponible en inglés de la ACS
sobre terapia de rayos fríos láser).

9
MARCO REFERENCIAL

¿Qué necesito saber sobre dejar de fumar?


De acuerdo con el Director General de Salud Pública de los Estados Unidos,
"dejar de fumar representa el paso más importante que los fumadores pueden dar para
vivir más tiempo y mejorar la calidad de sus vidas".
Dejar de fumar no es fácil, pero usted puede lograrlo. Para que haya la mejor
probabilidad de abandonar el hábito con éxito, usted necesita saber las cosas que están en
su contra, cuáles son sus opciones, y a dónde acudir para solicitar ayuda.

¿Cómo sé si soy un fumador leve, habitual o excesivo?


Algunos productos de NRT hacen sus recomendaciones según la clase de fumador
que usted sea. Sin embargo, no existe formalmente una clasificación de libro de texto ni
de algún grupo que defina a un fumador leve, habitual o excesivo. En general, un
fumador leve es alguien que fuma menos de 10 cigarrillos al día. Alguien que fuma una
cajetilla o más al día es un fumador excesivo. Un fumador habitual se encuentra entre el
fumador leve y el fumador excesivo.
Algunas veces un médico usará el término un año cajetilla para describir por
cuánto tiempo y cuánto una persona ha fumado. Un año cajetilla se define como el
número de cajetillas de cigarrillos que una persona ha fumado cada día multiplicada por
el número de años que él o ella ha fumado. Debido a que una cajetilla contiene 20
cigarrillos, una persona que ha fumado 20 cigarrillos al día por un año se considera que
ha fumado un año cajetilla. Alguien que haya fumado 30 cigarrillos al día (1½ cajetillas)
por tres años, ha fumado 4.5 años cajetilla (1½ x 3), y así sucesivamente. Ésta es solo otra
manera de determinar cuán elevado pudiera ser su riesgo de una enfermedad relacionada
con el hábito de fumar.

¿Cuál es la composición química del humo del tabaco?


En el aerosol formado por el humo del cigarrillo hay cerca de 4 mil compuestos
químicos diferentes, de los cuales se han identificados más de un mil doscientos. Estos
compuestos están agrupados tanto en la fase gaseosa como en la fase particulada. Por

10
término medio se obtienen unos 200 mg de materia total al fumar un cigarrillo, de los
cuales el 85% es de nitrógeno (N2), oxígeno (O2) y dióxido de carbono (CO2); un 8% de
materia húmeda particulada, sobre un alquitrán o brea, que es la sustancia aceitosa
marrón-amarillenta que mancha los dientes y manos de los fumadores, así como la que
impregna las ropas y cabellos de los fumadores activos(el que fuma) y fumadores
pasivos(el que inhala el humo de los fumadores activos) produciendo el fuerte y
desagradable olor conocido y padecido por todos(lamentablemente). El 7% restante es
monóxido de carbono CO(gas sumamente tóxico que compite con el oxígeno por la
hemoglobina formando la carboxihemoglobina e impidiendo el transporte de oxígeno a
nuestras células), hidrógeno(H2), argón(Ar), cianuro de hidrógeno HCN( gas venenoso) y
oros gases.

¿Por qué es tan difícil dejar de fumar?


Mark Twain dijo: "Dejar de fumar es fácil; yo lo he hecho mil veces". Quizá usted
lo ha intentado también. ¿Por qué dejar de fumar, y mantenerse sin fumar, es tan difícil
para tantas personas? La respuesta es: por la nicotina.

La nicotina es una droga que se encuentra de forma natural en el tabaco. Es altamente


adictiva, tanto como la heroína o la cocaína. Con el paso del tiempo, una persona se
vuelve adicto física y emocionalmente (dependiente) de la nicotina. En algunos estudios
se ha demostrado que los fumadores tienen que lidiar tanto con la dependencia física
como la psicológica (mental) para dejar el hábito y mantenerse sin fumar.

¿Cómo se adquiere la nicotina, a dónde va y por cuánto tiempo permanece?


Cuando usted inhala el humo, la nicotina penetra profundamente en sus pulmones,
de donde pasa rápidamente al torrente sanguíneo, y es transportada a todo su cuerpo. La
nicotina afecta muchas partes del cuerpo, incluyendo el corazón y los vasos sanguíneos,
sus hormonas, el metabolismo del cuerpo y el cerebro. La nicotina se puede encontrar en
la leche materna y hasta en la mucosidad del cuello uterino de las fumadoras. Durante el
embarazo, la nicotina atraviesa libremente la placenta y se ha detectado en el líquido
amniótico y en la sangre del cordón umbilical de los recién nacidos. Varios factores

11
diferentes afectan cuánto tiempo le toma al cuerpo remover la nicotina y sus derivados.
En la mayoría de los casos, los fumadores habituales seguirán teniendo nicotina o sus
derivados, tal como cotinina, en sus cuerpos por alrededor de tres a cuatro días después
de dejar de fumar.

¿Cómo los fumadores se hacen adictos a la nicotina?


La nicotina produce una sensación placentera que hace que la persona quiera
fumar más. También produce un efecto depresivo al interferir con el flujo de información
entre las células nerviosas. A medida que el sistema nervioso se adapta a la nicotina, los
fumadores tienden a aumentar el número de cigarrillos que fuman y, por lo tanto,
aumenta la cantidad de nicotina en la sangre del fumador. Después de un tiempo, el
fumador desarrolla una tolerancia a la droga. La tolerancia significa que se requiere de
más nicotina para obtener el mismo efecto que el fumador acostumbraba a obtener de
cantidades más pequeñas. Esto causa un aumento en el hábito de fumar con el pasar del
tiempo. Finalmente, el fumador alcanza cierto nivel de nicotina y entonces fuma para
mantener ese nivel. De hecho, al inhalarse el humo del cigarrillo, la nicotina llega más
rápido al cerebro que los fármacos que se administran de forma intravenosa.

Los síntomas de abstinencia de nicotina pueden conducir a que los ex fumadores a


fumar nuevamente
Cuando los fumadores tratan de disminuir la cantidad de cigarrillos o dejar de
fumar, la ausencia de nicotina origina síntomas de abstinencia, tanto físicos como
mentales. Físicamente, el cuerpo reacciona a la ausencia de la nicotina. Mentalmente, el
fumador se enfrenta a tener que dejar el hábito, lo cual requiere de un cambio importante
en el comportamiento. Tanto los síntomas físicos como los mentales tienen que ser
atendidos para que dé buenos resultados el proceso de dejar de fumar.
Las personas que han fumado habitualmente durante unas semanas o más, y
repentinamente deja de usar el tabaco y reduce significativamente la cantidad de
cigarrillos, se le presentarán síntomas de abstinencia. Por lo general, estos síntomas
comienzan dentro de algunas horas después del último cigarrillo y alcanzan su mayor
intensidad aproximadamente de dos a tres días más tarde cuando la mayor parte de la

12
nicotina y sus derivados ya no están en el organismo. Los síntomas de abstinencia pueden
durar por algunos días hasta varias semanas.
Los síntomas de abstinencia pueden incluir cualquiera de los siguientes:
 Mareos (pueden durar de uno a dos días después de dejar de fumar).
 Depresión.
 Sentir frustración, impaciente e ira.
 Ansiedad.
 Irritabilidad.
 Trastornos del sueño, incluyendo dificultades para dormir, para mantener el sueño
y soñar cosas desagradables o hasta pesadillas.
 Dificultades para concentrarse.
 Inquietud.
 Dolores de cabeza.
 Cansancio.
 Aumento del apetito.
Estos síntomas hacen que la persona empiece a fumar de nuevo una cantidad de
cigarrillos suficiente como para elevar los niveles de nicotina en la sangre al que se
encontraba anteriormente, cuando aún no tenía los síntomas.
También fumar hace que su cuerpo elimine ciertos medicamentos con más rapidez
de lo usual. Cuando usted deja de fumar, cambia la manera que su cuerpo procesa
algunos medicamentos.

¿Por qué debo dejar de fumar?


Todo el mundo sabe que el fumar puede causar cáncer cuando estés viejo, ¿pero
sabías que también tiene efectos negativos en tu cuerpo desde ahora? Un cigarro contiene
cerca de 4000 químicos, y por lo menos 43 de los químicos causan cáncer en humanos.
Algunos de los otros químicos se encuentran en productos venenosos. Algunos de los
peores son:
• Nicotina: un veneno mortal
• Arsénico: utilizado en veneno para ratas
• Metanol: un componente de la gasolina de los cohetes

13
• Amonio: encontrada en la solución limpiadora de pisos
• Cadmio: utilizado en las baterías
• Monóxido de Carbono: parte de los desechos tóxicos del carro
• Formaldehido: utilizado para preservar (conservar en perfectas condiciones) los
tejidos del cuerpo
• Butano: líquido de los encendedores
• Cianuro de Hidrógeno: veneno utilizado en las cámaras de gas

Cada vez que tu inhalas humo de un cigarro, pequeñas cantidades de estos


químicos se van a tu sangre a través de tus pulmones. Viajan a todas las partes de tu
cuerpo, donde pueden causar daño.

Su salud
Los motivos de salud por lo general son las primeros en la lista de razones que las
personas dan para abandonar el hábito de fumar. Ésta es una inquietud muy genuina.
Aproximadamente la mitad de todos los fumadores que continúan fumando terminan
muriendo de enfermedades relacionadas con el hábito de fumar.

Cáncer
Casi todos sabemos que fumar puede causar cáncer del pulmón; sin embargo,
pocas personas se dan cuenta de que también es un factor de riesgo para muchos otros
tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de la boca, la laringe, la garganta (faringe), el
esófago, la vejiga, el riñón, el páncreas, el hígado, el cuello uterino, el estómago, el colon
y recto, así como algunas leucemias.

Enfermedades pulmonares
Desde 2004, la pulmonía ha sido incluida en la lista de enfermedades que se sabe
son causadas por el hábito de fumar. Fumar también aumenta el riesgo de padecer
enfermedades del pulmón, tales como enfisema y bronquitis crónica. Estas enfermedades
se agrupan bajo el término COPD (enfermedad pulmonar obstructiva crónica). COPD
causa enfermedades crónicas, incapacidad y con el tiempo empeora – algunas veces

14
resulta fatal. El enfisema y la bronquitis crónica se pueden presentar en personas tan
jóvenes como de 40 años, aunque usualmente se encuentran más tarde en la vida, cuando
los síntomas son más graves. Las personas que fuman por mucho tiempo tienen el mayor
riesgo de COPD grave.

Ataques al corazón, derrames cerebrales y enfermedades de vasos sanguíneos


Los fumadores tienen el doble de probabilidades de morir a causa de ataques
cardiacos, en comparación con los no fumadores. Además, fumar representa un factor de
riesgo importante de contraer la enfermedad vascular periférica, un estrechamiento de los
vasos sanguíneos que llevan sangre a los músculos de las piernas y de los brazos. Fumar
también afecta las paredes de los vasos que llevan sangre al cerebro (arterias de la
carótida), lo que puede causar derrames cerebrales. Los hombres que fuman tienen una
probabilidad mayor de disfunción eréctil (impotencia) debido a la enfermedad de vasos
sanguíneos.

Ceguera y otros problemas


El hábito de fumar causa un aumento en el riesgo de degeneración macular, una
de las causas más comunes de ceguera en la vejez. También causa arrugas prematuras de
la piel, mal aliento, olor desagradable en la ropa y el cabello, y hace que las uñas se
tornen amarillentas.

Riesgos especiales para las mujeres y los bebés


Las mujeres tienen algunos riesgos únicos asociados con el hábito de fumar. Las
mujeres mayores de 35 años de edad que fuman y usan píldoras para evitar el embarazo
(pastillas anticonceptivas) tienen un riesgo mayor de padecer ataques cardíacos, derrames
cerebrales y coágulos de sangre en las piernas. Además, estas mujeres están propensas a
tener un aborto natural o dar a luz a un bebé de bajo peso. Los bebés de bajo peso tienen
una probabilidad mayor de morir o de tener problemas físicos y de aprendizaje.

Años de vida perdidos debido al hábito de fumar


Según los datos recopilados a finales de la década de los años noventa, los

15
Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de
los Estados Unidos, calcularon que los hombres que fuman perdieron un promedio de
13.2 años de vida, mientras que las mujeres que fuman perdieron 14.5 años de vida
debido al hábito. Además, debido a las enfermedades que el fumar puede causar, este
hábito puede robarle su calidad de vida mucho antes de que usted muera. Las
enfermedades relacionadas con el fumar pueden limitar sus actividades, ya que puede ser
más difícil respirar, desplazarse, trabajar o jugar.

¿Por qué debe dejar de fumar ahora?


Sin importar los años que tenga o el tiempo que haya fumando, el dejar de fumar
le ayudará a vivir más tiempo con más salud. La gente que deja de fumar antes de los 50
años, reduce a la mitad su riesgo de morir en los próximos quince años en comparación
con aquellas personas que continúan fumando. Los ex fumadores disfrutan una mejor
calidad de vida con menos enfermedades relacionadas con resfriados y los virus de la
gripe, reportan tener una mejor salud, así como una reducción de las tasas de bronquitis y
pulmonía. Por ello en este proyecto nos enfocamos a evitar este vicio desde una temprana
edad.
“El Director General de Salud Pública de los Estados Unidos” ha reportado durante
décadas los riesgos a la salud asociados con el hábito de fumar. Además, en 1990 el
Director General de Salud concluyó lo siguiente:
 Dejar de fumar ofrece beneficios importantes e inmediatos para la salud de
hombres y mujeres de todas las edades. Estos beneficios aplican a las personas
que ya padecen de una enfermedad asociada con el hábito de fumar, así como
aquéllas que no la padecen.
 Los ex fumadores viven más tiempo que las personas que continúan en el hábito.
 Abandonar el hábito reduce el riesgo de padecer cáncer del pulmón, ataques al
corazón, derrame cerebral y enfermedades crónicas del pulmón.
 Las mujeres que dejan de fumar antes de quedar embarazadas, o durante los
primeros tres a cuatro meses de embarazo, reducen el riesgo de tener un bebé de
bajo peso al mismo nivel de las mujeres que nunca han fumado.
 Los beneficios a la salud superan por mucho cualquier riesgo de un pequeño

16
aumento de peso (usualmente menos de 5 kilos o 10 libras) o cualquier problema
psicológico o emocional que pudiera ocurrir después de dejar de fumar.

Cuando se abandona el hábito: ¿cuáles son los beneficios conforme pasa el tiempo?
20 minutos después de abandonar el hábito: su frecuencia cardiaca, así como su
presión arterial, baja.
("Effect of Smoking on Arterial Stiffness and Pulse Pressure Amplification", Mahmud, A,
Feely, J. 2003. Hypertension: 41:183.)
12 horas después de abandonar el hábito: el nivel de monóxido de carbono en la
sangre se reduce hasta el valor normal.
(US Surgeon General's Report,1988, p. 202).
De 2 semanas a 3 meses después de abandonar el hábito: su circulación mejora y su
función pulmonar aumenta.
(US Surgeon General's Report, 1990, pp.193, 194,196, 285, 323)
De 1 a 9 meses después de abandonar el hábito: disminuyen la tos, la congestión nasal,
el cansancio y la dificultad para respirar; los cilios (estructuras parecidas a vellos
pequeños que eliminan el moco de los pulmones) recuperan su función normal en los
pulmones, lo que aumenta su capacidad para controlar las mucosidades, limpiar los
pulmones y reducir el riesgo de las infecciones.
(US Surgeon General's Report, 1990, pp. 285-287, 304)
1 año después de abandonar el hábito: el riesgo excesivo de presentar una insuficiencia
coronaria se reduce a la mitad del que tienen los fumadores.
(US Surgeon General's Report, 1990, p.vi).
5 años después de abandonar el hábito: de 5 a 15 años después de haber dejado el
cigarrillo, el riesgo de sufrir un derrame cerebral se reduce al nivel de una persona que no
fuma.
(US Surgeon General's Report, 1990, p.vi).
10 años después de abandonar el hábito: la tasa de mortalidad debido al cáncer del
pulmón se reduce a casi la mitad del que afronta una persona que sigue fumando.
También disminuye el riesgo de cáncer de la boca, la garganta, el esófago, la
vejiga, el cuello uterino y el páncreas.

17
(US Surgeon General's Report, 1990, pp. vi, 131, 148, 152, 155, 164,166)
15 años después de abandonar el hábito: el riesgo de padecer de insuficiencia
coronaria es el mismo que el de una persona que no fuma.
(US Surgeon General's Report, 1990, p.vi).

Recompensas inmediatas al dejar de fumar


Dejar de fumar ofrece algunos beneficios que usted notará inmediatamente y
algunos que se desarrollarán con el paso del tiempo. Estas recompensas pueden mejorar
bastante su vida diaria:
 Mejor aliento.
 Dientes más blancos.
 El olor desagradable en la ropa y el cabello desaparece.
 El color amarillento de los dedos y las uñas desaparece.
 Puede saborear mejor los alimentos.
 Su sentido del olfato se normaliza.
 Las actividades que usualmente realiza no le dejarán sin aire (por ejemplo, subir
escaleras, quehacer doméstico, etc.).

Costo
La posibilidad de tener una mejor salud es una razón valiosa para dejar de fumar,
pero también existen otras razones.
Fumar es un hábito costoso. No es difícil descubrir cuánto dinero usted gasta en fumar:
multiplique la cantidad de dinero que usted gasta cada día en tabaco por 365 (días del
año). La cantidad pudiera sorprenderle. Ahora multiplique eso por el número de años que
usted ha estado usando tabaco y esa cantidad probablemente le dejará atónito.
Multiplique el costo anual por 10 (los próximos 10 años) y pregúntese así mismo qué otra
cosa usted podría hacer con esa cantidad de dinero.
Además, esto no incluye otros posibles gastos, como el costo más alto de los
seguros de vida y salud, así como los costos médicos potenciales debido a problemas
relacionados al tabaco.

18
Aceptación social
Actualmente, fumar es socialmente menos aceptable que en el pasado.
Casi todos los lugares de trabajo ahora tienen algún tipo de reglas, y algunos empleadores
o compañías incluso prefieren contratar a personas que no fumen. Algunos estudios han
demostrado que a las compañías les cuesta más emplear fumadores porque se ausentan
más por enfermedad. Los empleados que se enferman más frecuentemente que los demás
aumentan la necesidad del empleador de conseguir trabajadores a corto plazo que le
sustituyan, lo que resulta costoso. Estos empleados ocasionan que aumenten los costos de
los seguros tanto para otros empleados como para el empleador, quien a menudo paga
parte de las primas de los seguros de los empleados. Además, los fumadores también
pueden aumentar los costos de mantenimiento asociados con preservar los olores, pues
los residuos del humo del cigarrillo se pegan a las alfombras, cortinas y otras telas.
Los arrendadores pueden optar por no alquilarles viviendas a los fumadores, puesto que
los costos de mantenimiento y de los seguros pueden aumentar cuando los fumadores
viven en los edificios.
Sus amigos pueden pedirle que no fume en sus casas o automóviles. En la mayoría de los
edificios públicos, en los conciertos, e incluso en los eventos deportivos, no se permite
fumar. Actualmente, siguen en aumento las comunidades que restringen fumar en lugares
públicos, incluyendo restaurantes y bares. Ya sea que nos resulte conveniente o
inconveniente, encontrar un lugar para fumar puede ser muy complicado.
Los fumadores también pueden encontrarse con que sus posibilidades de salir o
involucrarse románticamente con otra persona, incluyendo el matrimonio, se limitan en
gran medida a otros fumadores, quienes comprenden menos del 20% de la población
adulta.

La salud de los demás


Fumar no sólo le hace daño a su salud, sino también afecta la salud de las personas que
están a su alrededor. La exposición al humo de segunda mano (también conocido como
humo de tabaco ambiental o inhalación pasiva) incluye el humo que se exhala, así como
el que generan los cigarrillos cuando se están quemando.
Los estudios han demostrado que el humo de segunda mano causa miles de muertes cada

19
año debido a cáncer del pulmón y enfermedades cardíacas en las personas saludables que
no fuman.
Si una madre fuma, existe un riesgo mayor de que su bebé padezca de asma
durante la niñez, especialmente si ella fumó mientras estaba embarazada. Además, el
humo de segunda mano está asociado al síndrome de muerte infantil súbita (SIDS, por
sus siglas en inglés) y al nacimiento de bebés con bajo peso. Los bebés y los niños
criados en un hogar donde se fuma padecen de más infecciones del oído, resfriados,
bronquitis y otros problemas pulmonares y respiratorios, en comparación con los niños de
familias en las que no hay fumadores. El humo de segunda mano puede causar también
irritación en los ojos, dolores de cabeza, náuseas y mareos.

Dar el ejemplo
Si tiene hijos, usted probablemente querrá darles un buen ejemplo. Cuando se les
pregunta, casi todos los fumadores expresan que no quieren que sus hijos fumen. Sin
embargo, los niños cuyos padres fuman tienen más probabilidades de comenzar a fumar.
Si deja de fumar ahora mismo, puede convertirse en un buen modelo para ellos.

20
MARCO METODOLÓGICO

Como método de investigación hemos realizado:

Encuestas: para sacar nuestras estadísticas sobre el consumo del cigarrillo en los
adolescentes, para saber las razones por las cuales estos han dado inicio a la práctica de
este vicio, para ayudarnos a ver cuales serían las posibles soluciones a este problema.

Investigación a través de libros viendo estadísticas sobre fumadores y cuáles han sido
sus problemas en la vida, las enfermedades que experiencia el fumador, las desventajas,
como el cigarrillo afecta a la persona a lo largo de la vida.

Entrevistas a personas, más que todo adolescentes, para conocer cuáles son sus deseos
hacia el cigarrillo, y de fumarlo, preguntar sobre este dañino hábito, para así conocer por
qué ha empezado la práctica del mismo.

21
ANÁLISIS DE RESULTADOS
Tras nuestras encuestas y entrevistas ha sido posible la realización de los siguientes
gráficos (Todos en base a 100 encuestados):

FUMADORES Y NO FUMADORES

350
306
300
250
194
200
150
100
50
0
Fumadores NoFumadores

Númerode
consumidores

22
En base a 100 de los fumadores previamente encontrados hemos realizado
los siguientes gráficos:

PRIMER CONSUMO DE CIGARRILLO POR


EDAD

40 37
35
30
25
20
20 18
15 12
10 7 6
5
0
14 15 16 17 18 19

Númerode
consumidores

23
¿POR QUÉ HAN COMENZADO A FUMAR?

¿POR QUÉ HAN COMENZADO A FUMAR?

45 43
40
35
30
25 22
20 17 18
15
10
5
0
MODA ESTRÉS OCIO CURIOSIDAD

Númerode
consumidores

24
¿SON TUS PADRES FUMADORES?

70
62
60
52
50 48

40 38

30

20

10

0
SI NO

PADRE

MADRE

25
¿SON TUS HERMANOS FUMADORES?
DE LOS ENTREVISTADOS NADA MAS 62 TENÍAN HERMANOS
POR TANTO ESTA GRÁFICA SERÁ HECHA EN BASE A 62 PERSONAS

40 36
35
30 26
25
20
15
10
5
0
HERMANOS

FUMADORES

NOFUMADORES

26
¿TIENE USTED CONOCIMIENTO DE LOS DAÑOS DEL
CIGARRILLO Y SI ES POSIBLE MENCIONE 3 AL
MENOS?

60 57

43
40

20

0
CONSUMIDORES

CONOCEDORES

NOCONOCEDORES

27
¿DE LAS PERSONAS ENTREVISTADAS CUÁNTAS
PRACTICAN ALGÚN DEPORTE?
¿ES CONVENIENTE EL CONSUMO DE CIGARRILLO
PARA LA PRÁCTICA DEL DEPORTE?

90 87
80
70 DEPORTISTASVS.
60 53 NODEPORTISTAS
50 47
40
30
20 ESCONVENIENTE
13
FUMARPARA
10 SERDEPORTISTA
0
DEPORTES SI NO

28
INTERPRETACIÓN DE RESULTADOS

Nota: “Los entrevistados y encuestados prefirieron mantenerse anónimos”


Luego de estas gráficas se puede interpretar que:

Gráfica 1: Fumadores y No Fumadores


Se presentan en mayor cantidad los no fumadores aunque no por mucha diferencia; de
500 una diferencia de 112 no es una cifra para calmarse, bien claro está que este vicio ha
arrastrado a muchos hacia él de manera adictiva.

Gráfica 2: Primer Consumo del Cigarrillo por Edad


De nuestros entrevistados la mayoría de ellos probó el cigarrillo hacia la mitad de la etapa
de adolescencia, puesto que a esta edad es cuando el cigarrillo despierta curiosidad en
cada uno de estos adolescentes, así como también queda demostrado que es en esta edad
cuando los jóvenes buscan imitar a aquellos que fuman para simplemente sentirse en la
moda o sentirse aceptados socialmente.

Gráfica 3: ¿Por qué han comenzado a Fumar?


Entre los encuestados se ve la balanza inclinada hacia el lado de la moda, ya que
simplemente por aceptación social estos empiezan a fumar. También se encuentran
agentes como lo son el estrés, con el cual utilizan al cigarrillo como una forma de
relajarse, el ocio ya que por no tener nada que hacer lo prueban, y por la simple
curiosidad de saber que se siente la experiencia de fumar.

Gráfica 4: ¿Son tus Padres Fumadores?


Los padres son de gran influencia sobres los jóvenes que se encuentran en presencia de
practicantes de este vicio, ya que estos por simple imitación son llevados a probarlo por
impulso, por tanto tener padres no fumadores es de gran ayuda para no comenzar a fumar,
ya hemos visto con la ayuda de las gráficas que la mayoría de los fumadores
entrevistados comparten este vicio con sus padres.

29
Gráfica 5: ¿Son tus Hermanos Fumadores?
Esta gráfica viene íntimamente relacionada con la anterior, al tener padres fumadores y
un hermano que fume la tendencia se inclina a que tus hermanos también fumen, aquí se
demuestra que este es un vicio contagioso.

Gráfica 6: ¿Tiene usted conocimiento de los daños del cigarrillo y si es posible


mencione 3 al menos?
De nuestros entrevistados, un poco más de la mitad de los fumadores conocen acerca de
los daños causados por este vicio, lo alarmante son 2 cosas, casi la mitad practican este
vicio de manera inconsciente y la mitad conocedora de los daños a pesar de conocer los
daños siguen consumiéndolo, imagínense lo poderoso que tiene que ser este vicio para
que sabiendo que nos hace daño lo sigamos practicando.

Gráfica 7: ¿De las personas entrevistadas cuántas practican algún deporte? ¿Es
conveniente el consumo del cigarrillo para la práctica del deporte?
Un poco más de la mitad de los fumadores entrevistados practican algún deportes, y sin
importar cual sea el deporte una gran mayoría de ellos están conscientes de que el
cigarrillo no es propicio para practicar algún deporte, una ignorante minoría cree que el
cigarrillo si es beneficioso para practicar deportes, lo cual científicamente se ha
comprobado que es incierto.

30
FUENTES CONSULTADAS

• http://www.cancer.org/docroot/ESP/content/ESP_2_1x_Pasos_para_dejar_de_fumar.asp
• http://es.wikipedia.org/wiki/Cigarro
• http://www.lukor.com/ciencia/humo_cigarrillo.htm
• http://www.susalud.com.co/index.php?option=com_content&task=view&id=343&Itemid=2
• http://www.cancer.gov/espanol/cancer/hojas-informativas/fumar-cigarrillos-respuestas

31