Está en la página 1de 6

El Adjetivo

El adjetivo o nombre adjetivo (del latín adjectīvus, "que


se agrega") es la palabra que acompaña al sustantivo o
nombre para determinarlo o calificarlo; expresa
características o propiedades atribuidas a un sustantivo.

Accidentes gramaticales:

Género:

Los adjetivos pueden ser femeninos o masculinos y


deben concordar con el sustantivo que acompañan: Si el
sustantivo es masculino, el adjetivo también debe ser
masculino; si el sustantivo es femenino, el adjetivo también
debe serlo.

Por ejemplo: Niño-bonito Niña-bonita

Algunos adjetivos no presentan variación genérica,


como:

-Los terminados en –a y en –e, Como analfabeta,


amable, hipócrita y verde

-La mayoría de los adjetivos que terminan en


consonante, como: audaz, sutil, feliz, cortés y joven.

Número:

Los adjetivos solo pueden estar en singular o plural.


Siempre concuerdan en número con el sustantivo al que
acompaña.

Por ejemplo: Árbol-seco Árboles-secos


Grados:

Los adjetivos pueden admitir sufijos para expresar


grados de tamaño, intensidad, dimensión, aprecio o
desprecio, del nombre al que acompañan. Existen tres
grados: positivo, comparativo y superlativo.

-El Grado positivo es el que anuncia la cualidad.

Por ejemplo: nube blanca, buena cosecha y ojos


grandes.

-El grado comparativo expresa una relacion de igualdad,


inferioridad o superioridad.

Por ejemplo: Igualdad: El muchacho es tan diferente


como su padre.
Inferioridad: El muchacho es menos
diferente que su padre.
Superioridad: El muchacho es más diferente
que su padre.

-El grado superlativo expresa el grado máximo de la


cualidad; la desistencia más común es –ísimo.

Por ejemplo: altísimo, grandísimo, negrísimo y


rapidísimo.

Aumentativos, diminutivos y despectivos:

Los adjetivos pueden flexionarse para formar


aumentativos, diminutivos y despectivos.

Por ejemplo: Flaco, aumentativo: flacote, diminutivo:


flaquito, despectivo: flacucho.
Derivación y composición:

Los adjetivos pueden formarse por derivación,


agregando un sufijo a un verbo o a un sustantivo; algunas
de las desinencias mas usuales son:

-ico: Carismático.

-al: Estomacal.

-ble: Inolvidable.

-ivo, iva: Caritativo, reflexiva.

-il: Infantil.

-oso, osa: Tramposo, filosa.

-ado, ada, ido, ida: Golpeado, lavada, partido, vestida.

Los adjetivos compuestos están formados por dos o


más palabras:

Por ejemplo: Pelirrojo, ojiverde y boquiabierto.

Clasificación de los adjetivos:

Calificativos:

Los adjetivos calificativos añaden algo cualitativo al


nombre.
Por ejemplo: bueno, grande, cursi, rubia y gordo.

El grupo de los adjetivos calificativos es muy grande;


entre ellos se encuentran los adjetivos:

-De color: Blanco, negro, verde, morado.

-Derivados de verbos: Soñado, mordido, roto, esperado.

-Derivados de sustantivos: Escolar, mental, salado,


febril.

-Gentilicios: Africano, egipcio, venezolano, madrileño.

Determinativos:

Los adjetivos determinativos son los que limitan o


precisan el sustantivo al que acompañan. Se clasifican en
demostrativos, posesivos, indefinidos, numerales,
interrogativos.

Demostrativos:

Los adjetivos demostrativos marcan la distancia


espacial o temporal entre la persona que habla y la persona
u objeto del que se habla.

Ellos son: este, esta, estos, estas, ese, esa, esos, esas,
aquel, aquella, aquellos, aquellas.

Posesivos:

Establecen que un ser o una cosa pertenece a alguien o


a algo.

Ellos son: mío, mía, míos, mías, tuyo, tuya, tuyos, tuyas,
suyo, suya, suyos, suyas, nuestro, nuestra, nuestros,
nuestras, vuestro, vuestra, vuestros, vuestras, mi, mis, tu,
tus, su, sus.
Indefinidos:

Acompañan al sustantivo para distinguirlo de otro y le


dan un sentido de imprecisión, de inexactitud.

Algunos de ellos son: todos, ciertos, varios, tantas,


cada, algunos, ninguna, pocas, demasiados, entre otros.

Numerales:

Los adjetivos numerales añaden, al sustantivo al que


acompañan, un sentido preciso de cantidad o de orden. Se
clasifican en cardinales, ordinales, múltiplos y partitivos.

-Cardinales: Expresan cantidad exacta. Como: Ha


ganado cinco veces.

-Ordinales: Expresan un determinado orden el las cosas


o personas nombradas. Como: Vivo en el quinto piso.

-Múltiplos: Expresan la idea de multiplicación del


nombre. Como: Quiero doble ración de helado.

-Partitivos: Expresan la división de una cantidad en


partes. Como: Compró media patilla.

Interrogativos:

Estos adjetivos se emplean en oraciones interrogativas


o exclamativas; siempre se anteponen al sustantivo y se
acentúan.

Por Ejemplo: ¿Cuál tren tiene dormitorios?, ¿Cuánto


dinero ganaste?, ¡Qué pena sienten los desvalidos!

También se emplean en oraciones interrogativas


indirectas, como: No sé cuántos puntos obtuvo el
participante.

Apocope:
En posición antepuesta a un sustantivo algunos
adjetivos se apocopan, es decir, pierden algunos de sus
elementos finales. Por ejemplo:

a) en masculino y femenino, plural y singular:

1) adjetivos posesivos:
- mío > mi,
- tuyo > tu,
- suyo > su;

2) adjetivo indefinido cualquiera:


- cualquiera > cualquier hombre / mujer,
- cualesquiera > cualesquier hombres / mujeres;

b) en masculino y femenino singular:


- grande > gran hombre / mujer;

c) en masculino singular solamente:

1) adjetivos determinativos:
- alguno > algún hombre,
- ninguno > ningún hombre,
- primero > primer hombre,
- tercero > tercer hombre,
- postrero > postrer hombre;

2) adjetivos calificativos:
- santo > san Francisco,
- bueno > buen chico,
- malo > mal chico.

También se apocopa el numeral ciento/cien. Algunos


adjetivos como tercero, grande o ciento también son
usados sin su forma apocopada antes de un sustantivo,
aunque generalmente el apócope es el uso más común.