Está en la página 1de 221

HIDROQUÍMICA DEL KARST

Parte 1 QUÍMICA DEL AGUA KÁRSTICA
J.R. FAGUNDO CASTILLO Centro Nacional de Investigaciones Científicas Ministerio de Educación Superior La Habana, Cuba

Parte 2 HIDROQUÍMICA DEL KARST EN CLIMAS EXTREMOS
J.R. FAGUNDO CASTILLO Centro Nacional de Investigaciones Científicas Ministerio de Educación Superior La Habana, Cuba J.J. VALDÉS RAMOS Instituto de Geofísica y Astronomía Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente La Habana, Cuba J.E. RODRÍGUEZ RUBIO Instituto de Geografía Ministerio de Ciencia,Tecnología y Medio Ambiente La Habana, Cuba
Edición: Vivian Ferrera León Ofelia Flores Valdés Imprime: Servicio de Reprografía de la Facultad de Ciencias de Granada

PRÓLOGO
Entre las más profundas satisfacciones de mi vida es ver cómo después de la fundación de la Sociedad Espeleológica de Cuba -15 de enero de 1940- se fue formando toda una legión de jóvenes exploradores y amantes de la naturaleza y como al calor de aquella institución juvenil se fueron nucleando grupos aficionados que con el decursar del tiempo se fueron convirtiendo en magníficos profesionales, de valía tanto en su Patria como en el extranjero. Tal es el caso de los espeleólogos Juan Reynerio Fagundo Castillo, Doctor en Ciencias, especialista del Centro Nacional de Investigaciones Científicas , Julio Valdés Ramos, Ingeniero Geofísico, Doctor en Ciencias Matemáticas y especialista del Instituto de Geofísica y Astronomía del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente y Javier Rodríguez Rubio, Doctor en Ciencias Geográficas, especialista del Instituto de Geografía también perteneciente al mismo Ministerio . Graduados de la Universidad de La Habana, se destacaron en el ámbito de la espeleología y la carsología, sobre todo en las investigaciones de la acción de la corrosión de los paisajes cársicos de distintos climas, tarea que sistematizaron magistralmente en el proyecto PIGEK (Programa Internacional sobre la Génesis y Evolución del Karst) de la Comisión Físico-Química e Hidrogeología del Karst de la Unión Internacional de Espeleología. El proyecto PIGEK hizo posible que el Pan de Guajaibón, en la Cordillera de Guaniguanico, provincia de Pinar del Río, fuera seleccionado para instalar allí el polígono experimental representativo de las condiciones tropicales, en colaboración con espeleólogos polacos de la Universidad de Silesia, dirigidos por el científico Marian Pulina. No pocas veces tuve el privilegio de visitar el polígono del Guajaibón, unas veces descendiendo allí desde helicóptero o bien en incursiones por tierra para ver y aprender de los compañeros cubanos y polacos que al mismo tiempo que arrancaban secretos arcanos a la naturaleza, forjaban la invariable amistad internacionalista. Para el desarrollo de dicho proyecto fueron seleccionados también como polígonos representativos de fenómenos cársicos en condiciones polares, el carso en hielo del glaciar Werenskiold y las regiones cercanas al fiordo Hornsund, en la isla de Spitsbergen en el océano Glacial Ártico, a donde Fagundo y Valdés acudieron con el mismo entusiasmo tropical que los hizo permanecer largas temporadas en el Pan de Guajaibón de su amada Cuba. Otras regiones estudiadas fueron el carso hidrotermal de los Rodopes, Bulgaria, y el paleocarso de Silesia, Polonia, paisajes donde fueron madurando esta obra. Durante cinco años, cubanos, polacos y búlgaros unidos en la investigación, obtuvieron resultados, los cuales sirvieron a Fagundo Castillo, Valdés Ramos y a Rodríguez Rubio para escribir la segunda parte de este libro titulada Hidroquímica del Karst en Climas Extremos, tarea difícil por su carácter pioneril, puesto que excepto los estudios iniciales del profesor alemán Herbert Lehman, con quien tuve el honor de colaborar en sus andanzas carsológicas por la Sierra de los Órganos, los problemas de la disolución cársica apenas se habían desarrollado en Cuba y, se puede decir, en el mundo. Es justo reconocer aquí el aporte a estos estudios de los carsólogos polacos, búlgaros y soviéticos, con los cuales colaboraron Fagundo, Valdés y Rodríguez. En la primera parte del libro, Química del Agua Kárstica, Fagundo aborda los aspectos teóricos relacionados con la hidroquímica del carso y presenta ejemplos de Cuba y otras regiones del

mundo. Por la unidad que presentan ambos trabajos, la Editorial, consideró acertadamente que debían integrarse en un mismo libro que recibió el título de Hidroquímica del Karst. Los resultados obtenidos y presentados en este libro por los investigadores cubanos servirán de gran ayuda a los futuros estudios relacionados con la hidroquímica de las rocas cársicas, tanto en los países tropicales como templados o polares, y en el caso de Cuba esta obra será de obligada consulta a todos aquellos investigadores que se dedican al estudio de las aguas subterráneas, a la denudación química de nuestras amplísimas y bellas zonas calcáreas. Esta obra de Juan Reynerio Fagundo, Julio Valdés Ramos y Javier Rodríguez es otra prueba más del alto desarrollo científico alcanzado por Cuba en la esfera nacional e internacional bajo la Sociedad Socialista. La Habana, 28 de septiembre de 1994 Antonio Núñez Jiménez

AGRADECIMIENTOS Al Dr. Antonio Pulido Bosch, Profesor Titular de Hidrogeología, por la revisión del trabajo y su recomendación para que fuera editado en la Universidad de Granada. Al Profesor Dr. Francisco González Lodeiro, Vicerector de Investigación y Relaciones Internacionales de la Universidad de Granada, por conceder la financiación que ha permitido la edición. Al Dr. Carlos Gutiérrez Calzado, Director del Centro Nacional de Investigaciones Científicas por el valioso apoyo que ha brindado a la actividad. A los colegas del GTICEK (Grupo de Trabajo Internacional sobre Cuencas Experimentales en el Karst), quienes dieron su aliento y facilidades para su elaboración. Al Profesor Dr. Marian Pulina y el colectivo polaco con los cuales llevamos a cabo el Programa PIGEK (Programa Internacional sobre la Génesis y Evolución del Karst), parte de cuyos resultados se reflejan en el libro. Al Dr. Antonio Núñez Jiménez y otros pioneros de los estudios karstológicos en Cuba. Al Lic. Carlos Andino, quien revisó la primera versión que no pudo ser publicada por la Editorial Científico-Técnica de Cuba, por las dificultades impuestas por el período especial. A Vivian Ferrera, Ofelia Flores, María Victoria Sánchez y Leonardo Flores, quienes contribuyeron de manera determinante en el trabajo de edición y diseño de la obra. A tantos compañeros de la Sociedad Espeleológica de Cuba, del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (Ministerio de Educación Superior), del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente, así como del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, con quienes hemos compartido buenos ratos de labor científica y recreativa en relación al karst a lo largo de estos años. Por último, los autores desean expresar su gratitud a todos aquellos que de alguna manera u otra han contribuido a la publicación de esta obra.

Fagundo. Introducción Capítulo 1. Proceso de disolución y precipitación de los minerales de las rocas karstificables Medición de la agresividad de las aguas kársticas Intensidad de la denudación química Factibilidad de las rocas al proceso de disolución Difusión del CO2 en el agua Generación de CO2 en el suelo Otras fuentes generadoras de CO2 Disolución y reparto de los carbonatos en las aguas naturales Disolución de los carbonatos en presencia de otros iones Cinética y velocidad de disolución de los carbonatos Corrosión mediante procesos microbiológicos y bioquímicos . J. QUÍMICA DEL AGUA KÁRSTICA.R.ÍNDICE PARTE 1. Fundamentos químico-físicos de la disolución de los minerales por las aguas naturales Propiedades disolventes del agua pura Agua natural Ley de acción de masas Algunas consideraciones termodinámicas acerca de los sistemas acuosos Relación entre la energía libre y la constante de equilibrio Constante de equilibrio y solubilidad Disolución incongruente de los minerales El pH del agua Equilibrio de los carbonatos Formación de iones complejos o pares iónicos Variación de la constante de equilibrio con la temperatura Sistemas abierto y cerrado respecto al CO2 Efecto de ion común Efecto salino o de fuerza iónica Potencial de oxidación-reducción Intercambio iónico y adsorción Capítulo 2.

Corrosión por efecto de mezcla de agua Procesos de mezcla de agua por intrusión marina en acuíferos kársticos Cambios en la concentración de la calcita disuelta por las aguas naturales Deposición de la calcita a partir de aguas sobresaturadas Deposición de calcita en manantiales y cursos superficiales Deposición de calcita y aragonito en cavidades subterráneas Proceso de karstificación en yeso Capitulo 3. Caracterización y evolución químico-física de las aguas kársticas Análisis químico y calidad de las aguas Estudio del comportamiento hidrodinámico de los acuíferos kársticos a partir de las respuestas naturales en las surgencias Empleo de relaciones iónicas Representación gráfica de la composición química de las aguas Clasificación de las aguas desde el punto de vista geológico y karstológico Clasificación de las aguas por su uso Clasificación hidroquímica Método de clasificación de Alekine Método de clasificación de Shchoukarev Método de clasificación de Kurlov Método de clasificación de Palmer Método de clasificación de Shoeller Empleo de métodos numéricos Factores que determinan la composición y evolución de las aguas kársticas Patrones hidrogeoquímicos y control de la composición química de las aguas Kársticas Variación espacial y temporal de la composición química de las aguas kársticas Variación de la composición química del agua kárstica a causa del impacto antropogénico Zonas de protección y control sistemático de la calidad de las aguas kársticas .

J. Rodríguez. Comportamiento hidroquímico del karst tropical de Cuba Breve descripción de los casos de estudio Cuenca del río Cuyaguateje Cuenca del río San Marcos Meseta del Guaso Llanura kárstica meridional del occidente de Cuba Región de San Antonio de los Baños Llanura meridional de Pinar del Río Karst litoral del sur de Matanzas Intensidad de la denudación química Capítulo 3. Expedición Spitsbergen'85 Breve recuento Materiales y métodos Resultados de la caracterización hidroquímica Área del Grondfjord Área del fiordo Hornsund Grado de agresividad de las aguas y denudación química Variación temporal de las propiedades químico-físicas de las aguas Patrones hidrogeoquímicos y relaciones empíricas entre las concentraciones iónicas y la conductividad eléctrica Capítulo 2.R. HIDROQUÍMICA DEL KARST EN CLIMAS EXTREMOS.PARTE 2.J. J. J. Comparación entre las regiones de clima polar y tropical Clasificación numérica Consideraciones finales Bibliografía .E. Valdés. Capítulo 1. Fagundo.

HIDROQUÍMICA DEL KARST Parte 1 QUÍMICA DEL AGUA KÁRSTICA J. FAGUNDO CASTILLO Centro Nacional de Investigaciones Científicas Ministerio de Educación Superior La Habana. Cuba .R.

Las regiones kársticas suelen presentar en mayor proporción. cuevas. minerales del tipo soluble como calcita. La disolución de estos minerales por las aguas naturales esta sujeta a leyes termodinámicas y controlada por la presencia de gases en las aguas. por la descomposición bacteriana de las plantas y pasan al seno de la solución acuosa durante el escurrimiento de las precipitaciones por la zona del suelo. nombrada Carso. Los términos carso o karst provienen del nombre de una región calcárea en la meseta del Jura (en los Alpes Dináricos). etcétera. dolinas. es ofrecer al lector los fundamentos químicofísicos de la disolución de los minerales constitutivos de las rocas karstificables y exponerle los efectos que determinan la composición y evolución química de las agua kársticas. En las zonas llanas litorales de los terrenos kársticos del trópico son comunes los tipos de dolinas conocidas como cenotes o casimbas. El mayor énfasis se hace en las aguas que drenan los macizos kársticos carbonatados. mientras que la otra parte. al igual que carso en lugar de karst. ponores (sumideros). donde una parte del macizo carbonatado denominado Karst o Crasu.Parte 1 QUÍMICA DEL AGUA KÁRSTICA INTRODUCCIÓN El objetivo de la primera parte de este libro. donde son más abundantes las formas del relieve originadas por la erosión química que las debidas a la erosión mecánica. yeso o halita. ya que en Cuba más del 65 porciento del territorio está constituido por este medio geológico. Entre las formas de erosión química se distinguen: lapiaz (o diente de perro). uvalas. se ubica en Italia. mientras que en otros países de habla hispana como México o España se emplean los términos homólogos derivados del Karst. Esta región se caracteriza por el predominio del escurrimiento subterráneo sobre el superficial y por presentar un paisaje típico. La ciencia que estudia este tipo de geomorfología se denomina carsología o karstología. especialmente en áreas tropicales donde es típico el denominado tower karst o mogote. poljes. En Cuba se prefiere usar el primer término por ser más fonético. resurgencias. surgencias. Por todo ello el proceso de adquisición de la composición química de las aguas kársticas es complejo y en él intervienen una . dolomita. se encuentra en territorio Yugoslavo. En las zonas montañosas los escarpes suelen ser pronunciados. los cuales son generados fundamentalmente.

se añadieron al concepto los fenómenos relacionados con la disolución de los minerales y el tipo de drenaje. como ha señalado el profesor Eraso. Este especialista ha indicado que constituye un desenfoque dialéctico el desarrollo de los estudios kársticos desde la óptica de algunas de las disciplinas particulares que se relacionan con éste (Geomorfología. geológico. Hoy día cualquier investigación en el campo de las geociencias. El karst también ha sido considerado el resultado de un proceso de interacción de las aguas meteóricas con ese medio. En las regiones donde predominan minerales menos solubles en que se presentan rocas de origen volcánico o metamórficos. microbiológico y antrópico. El karst fue definido originalmente sobre la base de las formas típicas presentes en la región de la meseta del Jura. una vez creadas estas formas. Hidrogeología. No obstante.serie de factores de tipo quimicofísico. Ingeniería Sanitaria. así como con los cambios en la calidad del agua debidos a la actividad del hombre en el karst. relacionados con la dinámica y evolución del karst en diferentes condiciones climáticas. sedimentos de tipo arenoso. hidrogeológico. Los mismos serán objeto de análisis en este libro. arcilloso o margoso constituidos por aluminosilicatos. Química. que durante muchos años han llevado a cabo estudios sistemáticos en cuencas kársticas experimentales en Cuba. . climático. Se denominan paleocársicas y glaciocársicas respectivamente o por los términos homólogos paleokársticas y glaciokársticas. Con ese estilo ha trabajado precisamente el colectivo del que forman parte los autores de este libro. con la participación de diferentes especialistas de distintos países. Este libro pretende servir como herramienta de trabajo a aquellos investigadores que en forma teórica o aplicada se relacionan con la Hidroquímica de las regiones kársticas. también pueden formarse algunas formas de disolución denominadas pseudocársicas o pseudokársticas. requiere un enfoque multidisciplinario. Hidrología. etcétera). las mismas juegan un importante papel en el desarrollo ulterior de los procesos kársticos. Geología. Además existen formas que fueron originadas en épocas pretéritas o se han formado en el presente por acción de los glaciares. A partir de la década del 50. insistiendo en la necesidad de abordar los aspectos del karst de manera polidisciplinaria. Ingeniería Geológica.

Capítulo 1. Fundamentos químico-físicos de la disolución de los minerales por las aguas naturales .

Esa propiedad está relacionada con las características de la molécula de agua. Cuando un mineral se introduce en . Figura 1. b) proceso de disolución de un cristal de NaCl por los dipolos de agua. separados entre sí 105° (Figura 1. donde dos átomos de hidrógeno se encuentran unidos a uno de oxígeno (H2O).1a). lo que le confiere propiedades de dipolo. El agua pura está constituida por moléculas.Propiedades disolventes del agua pura El agua es un disolvente universal de las sustancias inorgánicas. las cuales son muy diferentes a las de otra molécula con un peso atómico semejante. Esta distribución hace que parte de la molécula posea una carga parcial positiva y la otra una carga parcial negativa.1 Representación de: a) la molécula de agua.

se entiende por agua natural un sistema de cierta complejidad. puede formularse a partir de la expresión siguiente: a A + b B . 1980) y se diferencia del denominado químico. el océano posee cuencas profundas y prácticamente aisladas con composición química definidas. Agua natural Antes de abordar las teorías que sustentan los procesos de disolución de los minerales. En general. que puede estar constituido por una fase acuosa. una gaseosa y una o más fases sólidas. al cabo de un determinado tiempo. los dipolos de ésta tienden a separar los iones de carga contraria. Estos equilibrios dependen de la temperatura y de la presión del sistema y cualquier cambio en esas condiciones produce una variación en la composición química. Las bases teóricas que fundamentan el proceso de disolución de los minerales por las aguas naturales.1) . como es el caso del cristal de calcita. Este proceso de disolución. Ley de acción de masas La disolución de un mineral o la precipitación a partir de una solución saturada está regida por la ley de acción de masas. 1965. = c C + d D . En general. puesto que intervienen otros factores. 1970). El sistema agua natural puede ser no homogéneo.b... 1957. Roques.c.. Roques. por lo que para un conocimiento más amplio remitimos al lector a las obras citadas. La composición química de las aguas subterráneas. donde primeramente las aguas procedentes de las precipitaciones (lluvia o nieve) adquieren los gases que se originan en la zona del suelo en el proceso de descomposición y respiración de la materia orgánica y luego. en la superficie la temperatura puede ser más elevada y la densidad menor que en la profundidad. como en los lagos y las presas. no homogéneo. de ahí su pobre solubilidad en agua pura. que las cargas de signo contrario son capaces de atraerse cada vez menos. 1962 a. De esta manera. en que este último es más complejo. (1. En las aguas subterráneas que se encuentran en contacto con el mar. dando lugar a una mayor disolución de los minerales o a la precipitación de estos por recombinación iónica. cuando es llevado a cabo por las aguas naturales sólo con la participación de éstas. además para otros procesos de interacción químico físicos. se encuentran en equilibrio químico-físico con el contenido de gases y de fases sólidas disueltos.el agua. En algunos casos. aunque puede estar constituido por subsistemas homogéneos. Langmuir. 1964. Garrels y Christ.. 1964. 1970). En este texto se presentan algunos aspectos de esta teoría. las aguas pueden estar estratificadas. la cual se aplica. En el caso del cristal de cloruro de sodio (NaCl). este proceso es más lento. Los dipolos se intercalan de tal forma. por ejemplo. se han desarrollado por diferentes investigadores (Hutchinson. disminuyendo las fuerzas electrostáticas que tienden a unirlas en virtud de las propiedades del enlace iónico. reaccionan con los minerales que subyacen en el medio rocoso.1b. las aguas subterráneas poseen una composición química que es el resultado de un proceso complejo de interacciones. Según plantean algunos especialistas (Stumm y Morgan. se denomina físico (Bögli. En el caso de otros iones más débilmente unidos. se pueden presentar también apreciables diferencias de acuerdo con la profundidad. Stumm y Morgan. se debe discutir el concepto de agua natural. este proceso puede representarse como se indica en la figura 1. mediante enlaces de tipo iónico.

Las concentraciones. en g. Zi: Valencia del ion i. ( ): Actividad química. A y B: Parámetros que dependen de la temperatura (Tabla 1. a. µ: Fuerza iónica. se suele utilizar la ecuación de DebyeHückel: AZ2 µ i (1. Las molalidad se puede calcular a partir de: ppmx 10−3 mx = PFx donde : ppm: Concentración de x.3) (1. c y d: Número de moles. suelen ser iguales a las actividades cuando las soluciones son diluidas. γx : Coeficiente de actividad de la sustancia x. en partes por millón (mg/L).2). b. PF: Peso fórmula de x. C y D: Productos de la reacción. Para el cálculo del coeficiente de actividad de un ion.5) − logγ x = 0 1 + ai B µ donde: γx: Coeficiente de actividad.2) donde: K: Constante termodinámica de equilibrio. En otros textos las actividades se expresan por ai.1).4) . La actividad de una sustancia x se define como: (x) = γx mx donde: mx: Molalidad de la sustancia x. prefiriendo utilizar los paréntesis (x) para las concentraciones en lugar de las actividades. también denominada como constante de estabilidad. A y B: Compuestos reaccionantes. {i} e incluso [x].como: K= (C) c (D) d (A) a (B) b (1. que serán representadas en este libro por corchetes [x]. así como constante del producto de solubilidad (reacciones de disolución) y constante de disociación (reacciones de disociación química). (1. ai°: Diámetro eficaz del ion (Tabla 1.

S22+ Ca .5425 Parámetro B (10-8) 0.0 9. Fe2+ . existe una diferencia apreciable entre sistemas aislados. HCO3-.. HSSO42.5085 0.0 4. Ba2+ . aquel que no puede intercambiar calor.5130 0.1 Valores de los parámetros A y B de la ecuación de Debye-Hückel aiº 2.5 3.5 se recomienda el uso de la variante de Davis: Logγ i = − AZ2 i ( µ 1+ µ − 0. Mn2+ .6) La ecuación de Debye-Hückel se cumple satisfactoriamente cuando la fuerza iónica es menor de 0.0 Iones y pares iónicos NH4+ K .0 6.5319 0.3281 0.3338 Tabla 1.21) (1. aunque no en forma lineal.3321 0.3258 0.2 Valores del diámetro eficaz aiº de la ecuación de Debye-Hückel para diferentes patrones y pares iónicos La fuerza iónica se puede determinar por la ecuación de Lewis y Randall (1923): µ = 1 2 ∑ Z2 i mx i =1 n (1.5 4. PO43Na+. CaHCO3+. NaCO3Sr2+ .3290 0. Cl-. NO3OH-.0 3. MgHCO3 + H+.0 Temperatura (0 C) 0 10 20 25 30 40 50 60 Parámetro A 0. NaSO4-. cerrados y abiertos.4960 0. KSO4CO32.4883 0. Al3+ .5 5.3273 0. Se considera un sistema aislado. .1.5042 0. Fe3+ + Tabla 1. Cuando µ es mayor de 0.. al incrementarse la fuerza iónica. Algunas consideraciones termodinámicas acerca de los sistemas acuosos Desde el punto de vista termodinámico.5221 0.3240 0. lo que corresponde a un agua natural con mineralización alrededor de 5 000 y 8 000 ppm.3305 0.0-4.5 4.1 y menor de 0.7) Los coeficientes de actividad de las principales especies constitutivas de las aguas naturales tienden a disminuir. HSO4-.

por ejemplo. se pueden utilizar en la interpretación de modelos reales más complejos. no intercambia materia con los alrededores. Este es el caso.8) CO2 (g) + H2O (l) = CO2 (ac) + (1. energía libre) obtenidos en estos experimentos. cuando puede intercambiar tanto energía como materia. la cual no está sujeta a reacciones químico-físicas con ninguna fase gaseosa o sólida. El sistema se considera cerrado.trabajo o materia con el medio circundante. cuando puede intercambiar energía.2) representa un sistema cerrado constituido por una fase gaseosa y una líquida. Tanto las moléculas de H2O como de CO2 pueden producir reacciones de intercambio entre las dos fases: (1. de la disolución de anhidrita en agua: . un ejemplo de este sistema puede considerarse una solución acuosa de electrólitos en un recipiente de laboratorio mantenido a temperatura y presión atmosféricas. el cual se reproduce en la figura 1.2. Ambas fases pueden intercambiar materia entre sí. entalpía. se utilizará el diagrama presentado por Stumm y Morgan (1970). de un sistema formado por agua (H2O) y dióxido de carbono (CO2). esta última parcialmente disuelta en agua. por ejemplo. donde las masas de sus constituyentes son fijas. es decir. representa un sistema idealizado. es decir.2) representa un sistema cerrado que comprende una fase acuosa y otra sólida.9) CO2 (ac) +H2O(l) = HCO3 (ac) + H (ac) El diagrama c (Figura 1. Este sistema está constituido por una fase (solución acuosa). pero no materia con el medio. Para ejemplarizar tales sistemas termodinámicos en el ámbito de las aguas naturales. El diagrama b (Figura 1. La figura 1. Este es el caso. y abierto. Los datos termodinámicos (calor de reacción. utilizada para el estudio de los equilibrios químicos. representa un sistema cerrado desde el punto de vista termodinámico.2a.

y es una medida de la capacidad de una reacción para donar trabajo no mecánico. conocida como energía libre de Gibbs. La ocurrencia de uno u otro evento dependerá de la presión parcial del gas y de la temperatura. donde interviene más de una fase sólida. el estado de equilibrio es un estado de máxima estabilidad. El diagrama d (Figura 1. así como entre caolinita y Gibbsita: KAl3 SiO10 (OH) (s) + H+ (ac) = 3 2 H2O (l) + 3 2 Al 2 Si2 O5 (OH)4 (s) + K+ (ac) (1.Σ ###energía libre de = 0 (1. En general.(ac) Dolomita (1. La fuerza directriz en las reacciones químicas es comúnmente representada por la energía libre de Gibbs (Gr).11) tienden a ir hacia la derecha se produce la disolución de la calcita.10) Anhidrita El diagrama ch (Figura 1. los cambios en este caso tienden a un decremento en la función de la energía. Como ejemplo de este caso puede considerarse las reacciones entre los minerales moscovita y caolinita.13) El diagrama e (Figura 1.15) .H2 O 2− CaS4 (s) ⎯ ⎯ ⎯→ Ca 2 + (ac) + SO4 (ac) (1. Tal es el caso de las reacciones que intervienen en el sistema CO2-H2O-CaCO3 : CO2(g) + H2O (l) + CaCO3 Calcita (S) = Ca2+ (ac) + 2 HCO3.12) Moscovita Caolinita Al2 Si2 O5 (OH)4 (s) + 5 H2O (l) = 2 H4SiO4 (ac) + Al4 O3 . hacia el cual un sistema químico-físico cerrado se dirige mediante procesos irreversibles.2) representa un sistema cerrado similar a d. para un sistema a temperatura y presión constantes. ésta precipita. gaseosas y sólidas que interactúan entre sí. En estas condiciones de mínima energía se obtiene una máxima entropía en el sistema.(ac) (1.11) Cuando las reacciones químicas en este sistema (reacción 1. la cual representa los cambios en la energía interna por unidad de masa.2) representa un sistema cerrado constituido por fases liquidas.14) Relación entre la energía libre y la constante de equilibrio Desde el punto de vista termodinámico. Como ejemplo de este sistema se puede tomar la disolución simultánea de los minerales calcita (reacción 1. 3 H2 O (s) Caolinita Gibbsita (1.2) representa un sistema cerrado similar a c. La condición de equilibrio químico puede definirse como: Σ energía libre de . mientras que cuando tienden a ir hacia la izquierda. donde interviene más de una fase sólida.11) y dolomita por un agua natural que posee un cierto contenido de CO2: CO2(g) + H2O (l) + CaMg(CO3 )2 (s) = Ca2+ (ac) + Mg 2+ (ac) + 4 HCO3.

Gfº Reaccionantes donde: Gf°: Energía libre estándar. mediante la expresión: (C) c (D) d Gr = Gr o + RTln = Gr o + RTlnQ (1. aparecen los valores de Gf° de las diferentes especies químicas. la energía estándar del agua pura a la temperatura y presión de la reacción. en estas últimas condiciones. En general. y como 1.18) El cociente de reacción Q (ecuación 1. lo que equivale a la condición de equilibrio. así como de los productos sometidos a las mismas condiciones de temperatura y presión.17) a b (A) (B) donde: R: Constante de los gases ideales. Los cambios de energía libre estándar de una reacción pueden ser explicados como la suma de las energías libres de formación de los productos en sus estados estándares. por ejemplo la del hidrógeno. en °K. sustituyendo en 1. Gf° = Σ Gf Productos . Gr°: Energía estándar de reacción. A partir de esta definición se pueden relacionar los cambios de energía libre con la constante de equilibrio.RT ln K (1. en el Handboock de Química Física (Robert. Para una reacción que procede espontáneamente Gr < 0.19) . Melvin y Williams. Para ello es necesario previamente.los productos los reaccionantes Los reaccionantes y los productos en la ecuación 1.1). no procede en ninguna dirección. los cambios de energía libre de la reacción están relacionados con los cambios en la energía libre estándar y las actividades de cada uno de los reaccionantes. Para una reacción general (1. definir la energía libre estándar Gf° (en algunos textos aparece como Ff°). La energía libre estándar de formación de un elemento estable es tomada como cero por convención. Por tanto.2: Gr° = . Esta magnitud se puede considerar como la energía libre de la reacción que es capaz de producir 1 mol de sustancia a partir de los elementos estables bajo las condiciones definidas para los estados estándares.17) se relaciona con las velocidades de reacción directa e inversa (entre los reaccionantes y los productos respectivamente) mediante la expresión: (1.16) γ d Kd 1 K = = γ i Ki Q Q (1. Q: Constante de reacción. Gr: Energía de reacción. T: Temperatura. 1983) y libros especializados. Si Gr > > 0 la reacción sólo puede ocurrir en dirección inversa y si Gr = 0.15 se consideran a temperatura y presión definidas en las condiciones de equilibrio. menos las energías de formación de los reaccionantes también en estos estados.

El logaritmo inverso de esta constante de equilibrio se denomina pK y tiene una gran significación geoquímica: pK = . el pH. Gr ≠ 0: Gr = Gr o + RT ln∏ {i} i i (1.. la solubilidad será: x = (3. el estado de división de las partículas.3 se presenta la solubilidad en agua a 25 °C de varios minerales constitutivos de las rocas karsificables. 10-5 )1/2 = 5. El cociente de reacción también se expresa como: Q = ∏ {i} i = i (C) c (D) d . la cual puede representarse mediante la ecuación química de disociación (1. (A) a (B) b . por ejemplo. En este caso.. x = 590 g/L. La misma está determinada por la temperatura. (1..10). En el medio natural estos elementos están relacionados de tal manera que no puede predecirse exactamente la forma en que ocurrirá el proceso.9 . ki: Constante de velocidad de los productos. 10-3 moles. Al sustituir en 1. γi: Coeficiente de actividad de los productos.22) La solubilidad de un mineral en agua pura se puede calcular a partir de la constante del producto de solubilidad..donde: γd: Coeficiente de actividad de los reaccionantes...4 .23. la presión parcial de los gases disueltos.. puesto que x moles de CaSO4 se disuelven para producir x ion gramos de Ca2+ y x ion gramos de SO42-.23) Si x es la solubilidad del CaSO4 en moles por litro. las concentraciones de los iones Ca2+ y SO42. la concentración relativa de otros iones. de modo que K = Q.. Su . Si existe el equilibrio.log K (1. el potencial redox.20) En condiciones diferentes del equilibrio (condiciones de desequilibrio). la disolución de la anhidrita. Como 1 mol de CaSO4 = 100 g/L.también serán x. La solubilidad de un mineral en las aguas naturales es mucho más compleja de lo que se deduce de las expresiones termodinámicas para el agua pura.21) Constante de equilibrio y solubilidad En las reacciones de disolución de minerales.. la constante de equilibrio se conoce comúnmente como constante del producto de solubilidad (KPS). así como las reacciones químicas correspondientes. 10-5 (1.4 . En la tabla 1.. kd: Constante de velocidad de los reaccionantes. el valor del pK. la constante del producto de solubilidad de la anhidrita (Kanh) es: Kanh = (Ca2+) (SO42-) = 3.. sin considerar los aspectos de tipo no químico-físicos....

6 8.4 17. En ocasiones desempeñan un papel importante en los procesos de karstificación de tipo intersticial. que se disuelven congruentemente y pueden originar formas kársticas o pseudokársticas. En relación al efecto de la solubilidad de los minerales sobre el paisaje kárstico se puede indicar que a causa de la alta solubilidad de las rocas salinas. La similar solubilidad se debe a que.3 Reacción química. como consecuencia de la intensa corrosión química. Por ejemplo. la solubilidad de la calcita en agua pura a pCO2 1 bar (1 atm) es de 500 mg/L. constitutivos respectivamente de estas rocas. Las calizas y dolomías constituyen los afloramientos más comunes de las rocas kársticas. Sin embargo. Mineral Reacción química pK Solubilidad Concentración (mg/L) 5-10 000 0-10 000 Halita Silvita Anhidrita Yeso Calcita Dolomita Sílice amorfa Cuarzo Gibbsita * multiplicado por 10-3 bar ** multiplicado por 10-1 bar NaCl = Na++ ClKCl = K++ ClCaSO4 = Ca2+ + SO42CaSO4 . a pesar de que las constantes de equilibrio difieren en un orden de 8. en este caso. 500** 120 12 0.5 4. aunque en ocasiones existe algún solapamiento en los rangos de concentración.6 -0.001 0-1 500 10-300 10-300 CaCO3 1-65 1-12 Trazas 37. En ocasiones se forman cavernas de grandes magnitudes y depresiones kársticas en terrenos donde abunda el yeso. los procesos de karstificación son muy intensos en las rocas ricas en estos minerales.0 360 000 244 000 2400 100*. En virtud de la relativa poca solubilidad no predominan las formas kársticas en el paisaje de estos terrenos. Las areniscas silíceas y las cuarcitas son frecuentes en los afloramientos. en estos casos sólo se pueden apreciar algunos afloramientos poco voluminosos de halita o silvita. lo cual se debe a que en las reacciones de equilibrio las actividades de los iones o moléculas se encuentran elevados a una potencia igual al número de moles en la reacción de disolución balanceada. sólo se destacan algunas formas pseudokársticas a pesar de que la distribución de este .9 4. el término (CO32-) se encuentra elevado a la segunda potencia en la dolomita y a la primera potencia en la calcita. Los afloramientos de anhidrita y yeso son algo más comunes en la naturaleza. 2H2O + H2O = 2Al3+ + 6 OH- -1. pK. mientras que la solubilidad de la dolomita bajo las mismas condiciones es cercana a este valor (480 mg/L).0 Tabla 1. algunas cuevas en yeso no alcanzan mayores dimensiones a causa de la destrucción de las galerías. La solubilidad y contenido en las aguas es muy similar en los minerales calcita y dolomita. solubilidad y concentración en las aguas meteóricas de algunos minerales constitutivos de las rocas. los depósitos de estos minerales son rápidamente destruidos por la acción disolvente de las aguas meteóricas.análisis pone de manifiesto que el pK es un pobre indicador de la solubilidad relativa de los minerales.+ 2H2O CaCO3 = Ca2+ + CO32CaMg(CO3)2 = Ca2++ Mg2+ + 2CO32SiO2 + 2H2O = H4SiO4 SiO2 + 2H2O = H4SiO4 Al2O3 . El contenido de SiO2 en las aguas procedentes de estas rocas suelen ser mayores que los encontrados en las aguas que se originan en las rocas carbonatadas. 2H2O = Ca2+ + SO42.480** 90*.

Kd 1/2 > Kc. se obtiene: (Na + )(HCO3− )(H 4SiO4 ) 2 Kalb = (1. siendo la dolomita más soluble que la calcita. liberando sodio.26) (1.24) En presencia de CO2 el agua disuelve el mineral albita. Cuando por el contrario. siendo superior a la de la calcita a 100 ºC.28) Por tanto. Al aplicar la ley de acción de masas en condiciones de equilibrio químico. 1972. si T < 10°C.tipo de roca es muy abundante en la naturaleza. bicarbonato y ácido silícico en el seno de la solución. 1973 b).25) pCO2 donde: Kalb: Constante del producto de solubilidad del mineral albita. respectivamente: xc = (Kc)1/2 y xd = (Kd)1/4 y la relación de solubilidades de ambos será: xd k d 2 = xc kc 1 (1. En el proceso de disolución de los carbonatos se suelen producir disoluciones incongruentes cuando están presentes calcita y dolomita (Picknett. se dice que la disolución es congruente. Lo expuesto en el párrafo anterior implica que donde coexistan ambos minerales a bajas temperaturas. ya que la solubilidad de la cuarcita se incrementa rápidamente con la temperatura. un aluminosilicato de sodio: NaAlSi3O8 (s) + CO2 (g) + 112 H2O (l) = Na+ (ac) + HCO3. la calcita es más soluble que la dolomita. la ecuación química correspondiente a la disolución incongruente de la albita. Las formas de disolución más significativas están asociadas a las aguas termales.(ac) + 2H4SiO4 (l) + Albita 1 2 Al2Si2O5(OH)4 (s) Caolinita (1. cuando el agua se encuentre saturada respecto a la dolomita. Disolución incongruente de los minerales Cuando los productos de una reacción de disolución son todos especies iónicas. la disolución de un mineral da lugar a especies iónicas y moléculas no solubles. la disolución de la calcita y la dolomita se pueden expresar por: Kc = (Ca2+) (CO32-) Kd = (Ca2+) (Mg2+) (CO32-)2 (1. será sobresasaturada . mientras deposita el mineral arcilloso caolinita. Este proceso ocurre corrientemente como resultado del intemperismo de las rocas graníticas. Si por el contrario T > 10 °C y Kd 1/2 < Kc. de acuerdo con los valores de Kd y Kc .27) Las solubilidades de la calcita y la dolomita serán entonces. Wigley. por ejemplo. En términos de constantes de equilibrio y actividades. 1973 a) o calcita y yeso (Wigley. Este último es el caso de muchos aluminosilicatos. se dice que la disolución es incongruente. Las aguas en estos casos pueden disolver secuencial o sucesivamente estos minerales.

en un litro de agua a 25 °C. la solubilidad aumenta de 25 000 a 30 000 veces.(ac) la cual para una temperatura dada se encuentra en equilibrio dinámico. donde el proceso es de tipo físico. precipitando este último mineral a medida que se disuelve el primero. sin embargo. mientras que en presencia de un ácido fuerte. a causa de que ésta se encuentra en contacto con la atmósfera es capaz de disolver CO2. por lo que teóricamente su pH debe ser 7.31) . se expresa en moles por litro. la solubilidad de un mineral se incrementa considerablemente en presencia de ácidos. sólo se disuelven 12 mg de calcita. ésta se calcula de la manera siguiente: pH = -log (H+) (1.y CO3 2-. la acidez se expresa en unidades de pH. en este caso el agua disuelve incongruentemente a la dolomita.30) H2 O (l) = H+ (ac) + OH. que resulta de la ionización de un ácido cualquiera. Si el proceso de disolución de ambos minerales tiene lugar secuencialmente. este proceso ocurre a una temperatura superior a 10 °C. aunque al medirse en equipos electrónicos con electrodos de referencia. con independencia de la temperatura del agua. (1. Si por el contrario. En la mayoría de los casos. el cual se define como el logaritmo inverso de la actividad del ion hidrógeno o hidronio (H+ ó H3O+ ). En la realidad. La constante de equilibrio correspondiente. La medida del grado de acidez del agua es el pH.respecto a la calcita. se denomina constante de disociación del agua y se puede expresar por: Kw = (H+)(OH-) donde: Kw: Constante de disociación del agua a 25 °C (Kw = 10-14) En el agua pura (H+) = (OH-) = (Kw1/2 ) = 10-7. por lo general entre 6 y 9. por lo general entre 0 y 14. entonces puede ocurrir la disolución incongruente. El valor del pH de muchas aguas naturales que interactúan con los minerales varía en un estrecho intervalo. lo cual entre otras causas. se producirá la disolución de la dolomita en forma incongruente.29) Aunque el agua pura está constituida fundamentalmente por moléculas de H2O una pequeña porción de la misma se compone de H+ y OH-. El pH del agua Un agua pura disuelve con facilidad sólo aquellos minerales como los de tipo salino o los sulfatos. se debe a la gran distribución de las rocas carbonatadas y al carácter ácido-básico de las mismas. Esta proporción está controlada por la reacción de disolución: (1. a través del sistema de equilibrios químicos que se establecen entre CO2. adquiriendo un pH inferior a ese valor. por ejemplo. HCO3 .

adquiere un pH relativamente bajo.33) . mientras que en las regiones kársticas húmedas este valor suele estar comprendido entre 7 y 8. 2. por la presencia de HCl y SO2 . Cuando esta interacción se produce durante un tiempo prolongado el agua incrementa su contenido de iones HCO3-. Equilibrio de los carbonatos Las leyes termodinámicas han encontrado una elegante aplicación en la disolución de las calizas y dolomías. El agua de las precipitaciones al pasar por la zona del suelo. líquidos y sólidos a través de interfases aire-agua-roca y un sistema de equilibrios químicos. donde tienen lugar los sistemas de equilibrios CO2-H2O-CaCO3 y CO2 -H2OCaMg(CO3)2 respectivamente.34) (1. Para el caso de la calcita. Por lo general. donde es abundante el CO2. Luego por interacción con las rocas carbonatadas éste tiende a elevarse hasta cerca de 7.Algunos manantiales calientes de origen volcánico poseen una elevada acidez. Las aguas marinas tienden a poseer un pH cercano a 8. adquiriendo además iones CO32. constante para una temperatura dada.35) (1. en los arroyos y ríos de las regiones húmedas no kársticas el pH varía entre 5 y 6.5. Ácidos libres también pueden pasar al agua como resultado del vertimiento de aguas residuales.5. En esas condiciones el pH puede alcanzar un valor cercano a 8. Formación de ácido carbónico (durante las lluvias o en la atmósfera del suelo): CO2 (ac) + H2 O (l) = H2CO3 (l) disuelto CO2 químicamente físicamente disuelto La constante de equilibrio correspondiente (Kb) es: Kb = (H 2 CO 3 ) pCO2 (1. La disolución de los minerales constitutivos de las rocas carbonatadas comprende una serie de procesos físicos y químicos donde intervienen estados gaseosos. Difusión del CO2 en agua durante las precipitaciones: CO2 (g) = CO2 (ac) aire disuelto físicamente (1. estos se pueden resumir de la manera siguiente: 1.4. pCO2 = D (H2 CO3) donde: D: Coeficiente de difusión. del orden de 4.32) La concentración del CO2 en el agua es función de la presión parcial del gas (pCO2) en la atmósfera en contacto con la solución acuosa y se determina por la ley de Henry.

40) En condiciones de equilibrio: Kc = (Ca2+)(CO32-) (1. 1.31) (1. En términos de concentraciones esto se puede expresar por: 2 [Ca2+] + [H+] = [HCO3-] + 2 [CO32-]+ [OH-] (1.(ac) Calcita (1.37 y 1.39) 4.30): H2O (l) = H+ (ac) + OH.36.41) El ion CO32.42) .3.38) (1.(ac) donde la constante de disociación de ésta se puede observar en la ecuación 1. según el equilibrio 1. se obtiene la ecuación que representa la disolución de la calcita (ecuación 1.30) Al integrar las ecuaciones químicas 1. es necesario que la suma de las cargas de los cationes sea igual a la de los aniones.(ac) = H+ (ac) + CO32.(ac) (1. 5.34.40. Disolución de los cristales de CaCO3 CaCO3 (s) = Ca2+(ac) + CO32.11) Para satisfacer la condición de neutralidad eléctrica de la solución.creado en este paso se combina con el H+.36) (1. Disociación del ácido carbónico: H2CO3 (ac) = H+ (ac) + HCO3.(ac) Calcita (1. 1. Disociación de la molécula de agua (reacción 1.11): CO2 (g) + H2O (l) + CaCO3 (s) = Ca2+ (ac) + 2HCO3.(ac) HCO3.31: Kw = (H+)(OH-) (1.37) y las constantes de equilibrio son: (H + )(HCO3− ) K1 = H 2 CO3 K2 = (H + )(CO32 − ) HCO3− (1.41 para dar HCO3-.

La expresión 1.43 y se sustituye el valor de [HCO3-] en función de [CO32-].Como las concentraciones de CO32-. 1. respecto a las de Ca2+ y HCO3-.2 log [Ca2+ ] + B donde: B: Magnitud que es función de K2 y Kc.44) K [CO ] = [Ca ] 2− 3 c 2+ (1. usados para el cálculo de la agresividad de las aguas kársticas (Figura 1.38. de manera que las actividades son iguales a las concentraciones.39. 1952) y Roques (1969). la ecuación 1. La concentración del ion HCO3 .46. esto es [CO2]. [CO32-] y [OH-] es necesario resolver el sistema constituido por las ecuaciones de equilibrios químicos (1.se puede calcular al despejar ésta de la ecuación 1.son despreciables en condiciones habituales (para un pH menor de 8. [HCO3-].48 corresponde a las ecuaciones teóricas que fundamentan los diagramas de Tillman-Trombe (Trombe.48 corresponde a una función logarítmica.41 − 3 CO ][ H ] [ = ] 2− + 3 K2 (1.47) si se aplica logaritmos y se toma en cuenta la ecuación 1. [ ] 1 Kc = + H 2K2 Ca 2 + [ ] 2 (1. (1. H+ y OH. 1.46) K2 Ca 2 + [ ] [ [ ] ] al despejar [H+] en la ecuación 1.39: [HCO y la de CO32. 1.42 se puede reducir a: 2 [Ca2+] = [HCO3-] (1. [H2CO3].43) Si se desea conocer las concentraciones de las especies químicas involucradas en el sistema de equilibrios químicos.41) y la de balance de carga (1.29.3).48) . [Ca2+]. Como se puede apreciar. 1. queda: pH = .35. según la ecuación 1.31. la ecuación 1.43. Para facilitar el tratamiento se debe adoptar que la solución es diluida. la expresión 1.a partir de 1. [H+].4).44 se obtiene: Kc H + 2+ 2 Ca = (1.42) o su aproximada.45) Si se toma en cuenta la ecuación 1.

Los valores experimentales de B (ecuación 1. según: log B = .49) .Figura 1. mediante gráficos semilogarítmicos representó estos diagramas (Figura 1.4) como líneas rectas. Muxart (1972).065 (1.028 6 log T + 1.0.48) fueron hallados en función de la temperatura.3 Diagrama de Tillman-Trombe.

47.53 se obtiene: log pCO2 = 3 log[Ca2+]+ C donde: C: Magnitud que es función de D. K1.38 y 1.50) El valor de [H+] puede expresarse en función de [Ca2+] quedando: .51) Si se despeja [H2CO3] en la ecuación 1.53) .52) y expresando la concentración de ácido carbónico en función de pCO2 de la atmósfera en contacto con la solución.51: [ H 2 CO3 ] = K K2 1 4K [Ca ] c 2+ 3 (1. quedando: 2 Ca 2 + = [ ] K1[ H 2 CO3 ] [H ] + (1. se obtiene: pCO2 = donde: D: Coeficiente de difusión del CO2.Para determinar la concentración de H2CO3 en función de Ca2+.50 y se sustituye el valor de [H+ ]en la expresión 1. Si se aplica logaritmos a la ecuación 1. K2 y Kc. se toman en cuenta las ecuaciones 1.54) 4DK2 Ca 2 + K1K2 [ ] 3 (1. (1.2[ Ca ] [H ] = K K + 2 c 2+ 2 mediante la ecuación 1. (1.43.

54 corresponde a la ecuación teórica que sirvió de base para la confección de otros diagramas para la medición de la agresividad de las aguas kársticas (Figura 1.Figura 1. encontró mediante experimentos de laboratorio.55 (1.55) .9.4 Diagrama de Muxart pH en función de CaCO3. que: log C = 0. Esta última investigadora. elaborados por Roques (1969 a) y Muxart (1972).695 log T . La expresión 1.5).

Figura 1.5 Diagrama de Muxart p CO2 en función de CaCO3. .

yeso y halita.(ac) Dolomita (1. HCO3.6) sólo se tomó en cuenta la disolución de la calcita por el agua natural en ausencia de otros minerales.) Kh = (Na+)(Cl-) (1. lo más común en la naturaleza es que este proceso ocurra en presencia de otros minerales. también puede deducirse en función del pH a partir de estas ecuaciones y representarse en forma gráfica (Figura 1. las ecuaciones que permiten hallar todas las incógnitas del sistema CO2-H2 O-CaCO3 son: 1. por ejemplo el pH.47.50 y 1. El contenido relativo de CO2.45.44. 1. Para resolver el sistema de ecuaciones expuesto en el párrafo anterior es necesario fijar una de las variables.2 H2O (s) = Ca2+ (ac) + SO42.58) . 1.6).57) Ky = (Ca2+) (SO42.31.A manera de resumen en relación a las deducciones anteriores.(ac) + 2 H2O (l) Yeso (1. Sin embargo.y CO32-. 1.53. En este tratamiento (Figura 1.56) Kd = (Ca2+)(Mg2+)(CO32-)2 CaSO4. En esas condiciones se debe tener en cuenta en los cálculos las reacciones de disociación y los equilibrios químicos correspondientes: CaMg(CO3)2 (s) = Ca2+ (ac) + Mg2+ (ac) + 2 CO32.59) (1. principalmente dolomita. 1.

en función del pH.6 Concentraciones relativas de CO2 .Figura 1. . HCO3 .y CO32..

MgHCO3+. Muxart (1972). la relación entre iones libres y pares iones era más o menos semejante.y otros.Formación de iones complejos o pares iónicos En el proceso de disolución de los minerales por las aguas naturales.7 % como HCO3. El cálculo de las concentraciones de los iones complejos y pares iónicos involucrados en los sistemas CO2-H2O-CaCO3 y CO2-H2O-CaMg(CO3)2.65) (NaHCO3o ) . Cl-. Mg2+. SO42-. 1. se originan en cantidades muy pequeñas los denominados iones complejos y pares iónicos: CaHCO3+. Se ha demostrado que la adición de pequeñas cantidades de MgCl2. se puede realizar mediante métodos numéricos (Fagundo et al.. En el caso del ion Mg2+. Ca2+. MgSO4º. Na+ y K+).62) (MgHCO3+ ) (Mg2 + )(CO32 − ) (1.63) (MgCO3o ) (1. A pesar de su pequeña concentración.61) K5 = (Mg2 + )(HCO3− ) (1. al estudiar las aguas procedentes de manantiales en cuencas desarrolladas en los yesos y carbonatos de la Columbia Británica con un contenido de sólidos solubles del orden de 1 700 mg/L. CaSO4º. además de los iones libres comúnmente conocidos (HCO3. CO3 2-. 1964. encontró que 70. como SO42-. NaSO4-. MgCO3º. NaCO3-. los cuales tienden a perturbar el equilibrio eléctrico entre Mg2+ y Cl-. Wigley (1973 b). 1986). incrementa considerablemente la solubilidad de la calcita como consecuencia de la formación de MgHCO3+ y MgCO3º.64) K6 = (Na + )(CO32 − ) K7 = (NaCO3− ) K8 = (Na + )(HCO3− ) (1. estos últimos se relacionan a continuación: (Ca 2 + )(HCO 3− ) K3 = (1. HSO4. NaHCO3º.6 % de los iones de Ca2+ aparecían como iones libres. provocando un aumento en la disolución de la calcita (Roques.y 1 % como CO32-.60) (CaHCO 3+ ) K4 = (Ca 2 + )(CO32 − ) (CaCO3o ) (1. cuando no se consideran en los cálculos cuantitativos de la agresividad de las aguas kársticas se pueden cometer errores. mientras que 26.7 % se encontraban en forma de pares iónicos. NO3-. que contemple tanto los iones libres como los iones complejos o pares iónicos. CaCO3º. Para ello es necesario tomar en consideración un sistema de ecuaciones de equilibrio químico.

72) (1.(Ca 2 + )(SO4 2 − ) K9 = (1.(1.76) Variación de la constante de equilibrio con la temperatura La constante K varía con la temperatura.69) (H + )(SO4 2 − ) K13 = (HSO4 − ) (1.total = m HCO3. habrá que considerar. R : Constante de los gases ideales.70) Por último. además las ecuaciones de balance de masas siguientes: m Ca2+ total = m Ca2+ + m CaHCO3+ m CaCO3º + m CaSO4 m Mg2+ total = m Mg2+ (1.68) (Na + )(SO4 2 − ) K11 = (NaSO4 − ) (K+ )(SO4 2 − ) (KSO4 − ) K12 = (1. T : Temperatura.+ m CaHCO3+ + m MgHCO3+ + m CaCO3º + m MgCO3º + m CO32.66) (CaSO4 o ) K10 = (Mg2 + )(SO4 2 − ) (1.+ m NaHCO3º + m NaSO4+ + total = m K + m KSO4 (1.71) + m MgHCO3+ + m MgCO3º + m MgSO42.67) (MgSO4 o ) (1.(1.77) dT RT2 donde: ∆H°: Entalpía de reacción. .+ m KSO4+ m HSO4. para conocer su valor a la temperatura del agua se puede utilizar la expresión de Vant Hoff: dlnK ∆H o = (1.75) m HCO3.74) mK 22º m SO4 total = m SO4 + m CaSO4 + m MgSO4º + m NaSO4.+ m NaCO3.+ m NaHCO3º (1.73) m Na+ total = m Na+ + m NaCO3.

92 pk1 6. .27 pkHSO4-0.52 1.40).41 8.8a).42 6.4 Variación de las constantes de equilibrio de los sistemas del carbonato.(1. que puede considerarse constante durante la reacción.37) y de la disolución del yeso en agua (1.42 8. éste procede rápidamente hasta la saturación.41 1.63 10.31 pkMgSO4º 2.12 1.00 17.32 6.90 pky 4.75 16.57 8.58 pkCaCO3 1. Del análisis de la misma se infiere que las ecuaciones correspondientes a la disociación del H2 CO3 en HCO3.37 8.21 1.38 6.1 pkMgCO3º 3.En la tabla 1. las aguas adquieren una concentración de CaSO4 superior a 2 000 mg/L.en CO32.29 6.28 pk2 10.56 16.40 pkMgHCO3+ 0.36). En los terrenos kársticos carbonatado.56 10.54 8.58 6. dolomita (1. por lo general.46 6.4 se presentan las constantes de equilibrio para el sistema de disolución de los minerales carbonatados. del HCO3. que luego no se repone en el transcurso de la reacción. En muchas regiones kársticas desarrolladas en yeso.26 8.34) y las de disolución de los minerales de calcita (1.02 pkd 16.4 pkCaSO4º 2.34 8.19 1.22 8.31 8.35 6.52 6.66 8.52 -1. la concentración de CaCO3 mayores de 350 mg/L se deben a la influencia de sulfatos o cloruros.96 pkKSO41.49 10.58) son más solubles a altas temperaturas.17 10.85 1.15 10.65 4.14 pkc 8.36 pkarg 8.25 pkNaCO32.(1.85 9. Sistemas abierto y cerrado respecto al CO2 Si en el proceso de disolución de los minerales carbonatados por las aguas naturales existe un suministro abundante de CO2.29 10.89 17.59) son favorables a bajas temperaturas. sulfato y cloruro con la temperatura En la figura 1.28 8.45 8.43 10. mientras que las de disociación del CO2 en agua (1.61 pkh -1. Constante de equilibrio Temperatura (°C) pki 0 5 10 15 20 25 30 50 70 90 pkb 1. la disolución de los carbonatos por las aguas naturales se produce en virtud del suministro inicial de CO2.00 pkNaHCO3 0.38 8.7 se ilustra la variación de la solubilidad del yeso y la calcita con la temperatura.95 pkCaCO3º 3.47 1.38 10.24 8. Este comportamiento demuestra la complejidad de los procesos kársticos en condiciones naturales. En este caso la reacción tiene lugar en condiciones de sistema abierto respecto al CO2 (Figura 1. el yeso y la halita.49 8.71 16.72 1.73 9.5 pkNaSO40.33 10.33 6.56) y halita (1. Si por el contrario.72 Tabla 1. ésta se produce en condiciones de sistema cerrado respecto al CO2.39 8.34 1.

.7 Solubilidad de la calcita y el yeso en agua entre 2 y 25 °C y 1 bar (1 atm) de presión.Figura 1.

los cuales tienden a semejar las condiciones de sistema abierto se pueden citar: 1. También esto se logra. Si en esas condiciones el agua interactúa con rocas carbonatadas subyacentes. Cuando el agua procedente de las precipitaciones se infiltra lentamente en un suelo kárstico con buen drenaje y abundantes oquedades aireadas. aislándolo del CO2 atmosférico. las condiciones de disolución de los carbonatos en sistema abierto o más bien de tipo intermedio entre sistema abierto y cerrado. como resultado del aporte en forma irregular de diferentes fuentes y su evolución en el karst. También. dejando el reactor abierto en contacto con la pCO2 de la atmósfera. Como ejemplos de disolución de carbonatos en la naturaleza. adquiere una elevada pCO2 y la difusión del gas en el agua se produce como si el suministro del mismo fuera constante.Figura 1. Las características del proceso natural difieren significativamente del simulado en el laboratorio. por lo general. evoluciona adquiriendo un . al poner la atmósfera del reactor en contacto con otro gas como nitrógeno.8b). En la naturaleza tienden a primar. b) en condiciones de sistemas cerrado con respecto al CO2 (Freeze y Cherry.1980) En el laboratorio la condición de disolución en sistema abierto se consigue aplicando al reactor una presión de CO2 constante con la ayuda de un manómetro. la cantidad de carbonatos disueltos al alcanzar el equilibrio es menor. donde se efectúa el experimento y luego se cierra el reactor. mientras el pH se eleva más que en las condiciones de sistema abierto (Figura 1.8 Disolución de la calcita: a) en condiciones de sistema abierto respecto al CO2. lo cual se debe a que en el medio natural existe una gran variabilidad en el contenido de CO2. En estas circunstancias. En los experimentos de laboratorio la condición de disolución en sistema cerrado se logra inyectando una cantidad de gas al reactor.

se tendrán las reacciones 1.elevado contenido de Ca2+. consumiendo el CO2 que originalmente adquirió en la zona del suelo. La adición de 100 mg/L de Ca2+ procedente del yeso a 10 °C. En general.40 y 1. que un contenido pequeño de . sin recibir apenas aportes nuevos de este gas. el producto de las concentraciones [Ca2+][CO32-] se incrementa. En esas condiciones el pH se va incrementando a medida que avanza la disolución de los carbonatos hasta alcanzar un valor cercano a 8. Por tanto. con otro contenido de CO2. depositándose CaCO3. porque en el curso transfluente la corriente también recibe aportes autóctonos no despreciables. En esas condiciones. tenderán a llevar la primera reacción química (1. pero por la contribución de Ca2+ procedente del yeso. 3. los iones Ca2+ adicionales procedentes del equilibrio de la disolución del yeso. las aguas continúan disolviendo los carbonatos sin el aporte de nuevos suministros de gas. En términos de molalidades y coeficientes de actividades. Cuando un agua superficial procedente de una región no kárstica intercepta un macizo carbonatado. disminuye su capacidad para disolver esos minerales. por ejemplo: si un agua natural se encuentra saturada en calcita y en su movimiento pasa por un terreno rico en yeso. la solubilidad en relación a la calcita y la dolomita se reduce considerablemente si la misma se pone en contacto con un afloramiento de yeso. conteniendo aún una elevada pCO2.[ Ca2+] [CO32. mediante experimentos de laboratorio. La disolución en lagos. 2.57. Como ejemplos de disolución de carbonatos en la naturaleza. los cuales tienden a producirse en condiciones de sistema cerrado respecto al CO2 se pueden considerar los siguientes: 1. La disolución de las calizas en la zona freática profunda (zona de circulación y saturación profunda del karst). por último alcanza las secuencias carbonatadas. la constante de equilibrio toma el valor siguiente: Kc = γ Ca2+ γ CO32. Gerstenhauer y Pfeiffer (1966) demostraron. En su recorrido hipogeo disuelve los carbonatos a expensas de la pCO2 inicial de la fuente epigea. Cuando un agua procedente de las precipitaciones se pone en contacto con una determinada pCO2 en la zona del suelo. esto ocurre en condiciones intermedias entre sistemas abierto y cerrado. En concordancia con el principio químico-físico del efecto de ion común. Efecto de ion común Cuando un agua natural pasa por un terreno donde existen minerales con iones comunes a los que ésta lleva disuelto en su seno. para que la solución se mantenga en equilibrio con respecto a la calcita. Mg2+ y HCO3-. El agua en esas condiciones disuelve la roca. luego se infiltra a través de una cobertura no kárstica (por ejemplo: depósitos de tipo fluvial o fluvioglaciar) y.40) hacia la izquierda. En la práctica sin embargo. cuando la fuerza iónica del agua es menor de 0.78) La disolución del yeso da lugar a que el producto de las actividades γCa γCO3 decrezca.1. De acuerdo con el principio de Lechatelier.] (1. donde el CO2 se toma directamente de la atmósfera y se utiliza por las aguas para disolver las paredes rocosas. debe producirse la precipitación de CaCO3. A esta región pueden llegar las aguas kársticas. reduce el contenido de CaCO3 del agua kárstica desde 100 mg/L a 66 mg/L. presas y estanques. 2.

Figura 1. como consecuencia del incremento de la concentración.5 de Debye-Hückel. Efecto salino o de fuerza iónica Si se compara la solubilidad de los minerales en agua pura con la de un agua que contiene iones no comunes al proceso de disolución de ese mineral. a causa de que disminuye el producto de los coeficientes de las actividades de los iones calcio y sulfato γCa2+ γ SO42.9 Incremento de la solubilidad del yeso por efecto salino o de fuerza iónica (Freeze y Cherry.6 y se produce una disminución del coeficiente de actividad. como se deduce de la ecuación 1. como se demuestra en la ecuación 1. Esto se debe a que. A medida que aumenta la concentración de NaCl en la solución.al incrementarse µ. aumenta la fuerza iónica (µ).1980) Potencial de oxidación-reducción . 6 ppm en presencia de 2 % de este mineral y sólo 3 ppm cuando la calcita contenía 5 % de impureza. aumenta la solubilidad del mineral. Ellos encontraron que en 28 h se disolvían 17 ppm de calcita en ausencia de MgCO3. Este fenómeno se denomina efecto salino o de fuerza iónica. En la figura 1.9 se ilustra este efecto para el caso de la disolución del yeso en aguas con diferente contenido de NaCl disuelto. se demuestra que la salinidad incrementa la solubilidad del mismo.MgCO3 en las calizas reducía significativamente la cantidad de CaCO3 disuelto.

23log o (Oxidante) (1.84) (Reductor) El potencial de oxidación-reducción se mide en voltios. La proporción de iones presentes en solución en forma de uno u otro de los estados de oxidación-reducción se puede deducir a partir de la fórmula 1. gases o sólidos. implican trasferencia de electrones entre constituyentes disueltos. por ejemplo. la cual se oxida.80) b Reductor 2 + ne = b Oxidante 2 (1. Como resultados de estas transferencias se producen cambios en los estados de oxidación-reducción de los reaccionantes y los productos. La reacción también es capaz de proceder en dirección contraria. Para el caso de los equilibrios de los sulfatos.82) La fortaleza del par redox se mide por el potencial de oxidación-reducción o potencial redox.79) donde ambas moléculas (oxidante-reductor) constituyen un par redox. para que se pueda producir el intercambio de electrones.81) ------------------------------------------------------------a Oxidante + b Reductor = a Reductor + b Oxidante (1. La reacción es más representativa mediante la interacción de dos sistemas redox: a Oxidante 1 + ne = a Reductor 1 (1. se obtienen las expresiones siguientes: .Muchas reacciones químicas que tienen lugar en el medio acuático y en especial en el sistema de las aguas subterráneas. Los elementos de valencia múltiples son susceptibles de intervenir en las reacciones de oxidación-reducción.82. a través de milivoltímetros de campo es posible obtener este valor en las aguas naturales. de modo que este proceso se puede representar mediante la ecuación de equilibrio siguiente: Oxidante + ne = Reductor (1. mediante las cuales una molécula se reduce (oxidante) al tomar los electrones que le cede la otra (reductora).83) nF (Reductor) donde: Eh : Potencial de oxidación-reducción o potencial redox Ehº: Constante que depende de la naturaleza del oxidante y del reductor y se refiere a las condiciones estándares F : Constante de Faraday n : Número de electrones intercambiados Si se expresa el logaritmo en forma decimal. se obtiene: E h = E h + 0. una oxidante y otra reductora. El proceso ocurre con la intervención de ambos tipos de moléculas. mediante la ecuación de Nernst: RT (Oxidante) o Eh = Eh + ln (1.

utilizada para describir la actividad del protón o ion hidrógeno.03log 2+ (1.94) (1. El pE de una solución mide su tendencia oxidante o reductora. por ejemplo. el cambio de energía libre para la reducción de H a H2 (H+ e = 1/2 H2 (g)) es también cero.2 e = S (s) + 2 H (ac) (1. Aunque las soluciones acuosas no contienen electrones libres.13 − 0.85) (H + ) (HS− ) E h = −0.28 − 0.95) .(S2 − ) (1.89) + H2S (g) . también es conveniente expresar el proceso de oxidación-reducción mediante un par redox. se puede tomar.90) Mediante las ecuaciones 1. Además.90 se puede calcular la concentración de los compuestos del azufre en sus diferentes formas en función del pH.03log (1.88) HS.e = S (s) + H+ (ac) (1.03log correspondientes respectivamente a los pares redox: S2.(ac) . Al igual que se asigna arbitrariamente el valor G° = 0 para la reacción de hidratación (H+ + H2O = H3O+).51 − 0. En forma general. Por definición: pE = .93) Para ilustrar la aplicación de la ley de acción de masas a las reacciones redox en condiciones de equilibrio químico. se suele utilizar la magnitud pE para describir la actividad relativa de los electrones.92) (1. 1.86) (H + ) (H S) E h = 0.88. una ecuación de tipo redox se puede formular mediante la expresión: aA+bB+ne = cC+dD y de acuerdo con la ley de acción de masas: K= (C) c (D) d e n (A) a (B) b (1.87) (H ) E h = 0.91) El pE es una magnitud adimensional análoga a la expresión pH. como si estas reacciones se produjeran por separado. pE y pH son funciones de energía libre involucradas en la transferencia de un electrón y un protón respectivamente.(ac) .e = S (s) (1.89 y 1.log (e) (1. la oxidación del ion ferroso a férrico por el oxígeno libre disuelto en una solución acuosa: 1/2 O2 (g) + 2 H+ (ac) + 2 e = H2O (l) (reducción) 2 Fe2+ (ac) = 2 Fe3+ (ac) + 2 e (oxidación) (1.

-------------------------------------------------------------------------------------1/2 O2(g) + 2 Fe2+ (ac) + 2 H+ (ac) = 2 Fe3+ (ac)+ H2O (l) (1. Al aplicar la ley de acción de masas a las ecuaciones anteriores (1.97) K= (Fe2 + ) = 1012. .35 + 2 2 (pO2 ) (H )(e) 1 (1.80 y 1.96) Para la determinación de la constante de equilibrio en las reacciones redox. el pE obtenido experimentalmente es el mismo en ambos casos. desarrollados por Pourbaix (1963). porque en muchos procesos donde intervienen especies disueltas se producen transferencias de protones o electrones. las reacciones asociadas al pH pueden ser expresadas en forma gráfica mediante los denominados diagramas Ep vs pH. En los sistemas acuáticos. existe una interdependencia entre el pH y el pE. tal como se ilustra en la figura 1. se toma como convenio expresar las ecuaciones de cada par redox en la forma reducida. Las formas oxidadas y los electrones se colocan a la izquierda y las formas reducidas a la derecha. para la condición de equilibrio a 25 °C. se obtienen: K= 1 = 1041.53 3+ (Fe )(e) (1.98) Si las reacciones redox (1. el pO2. En condiciones de equilibrio.81) se encuentran en equilibrio y se conoce la concentración de hierro.10. así como pH.95).94 y 1.

montmorillonita.Figura 1. 1980). clorita y vermiculita. Estos minerales se subdividen en cinco grupos: caolinita. Como resultado del proceso de intemperismo de las rocas por los agentes exógenos se originan los suelos. constituidos por minerales de tipo arcilloso. ilita.10 Diagrama pE vs pH (Freeze y Cherry. Intercambio iónico y adsorción Los materiales geológicos porosos están compuestos de un porcentaje apreciable de partículas de tamaño coloidal que tienen la capacidad de intercambiar iones adsorbidos en su superficie. los cuales se caracterizan por .

Para balancear las cargas negativas causadas por la sustitución de Mg2+.5meq / 100g 734 Para aplicar la ley de acción de masas a un proceso de intercambio iónico en condiciones de equilibrio. se asume que el sistema de intercambio consta de dos fases discretas. estableciéndose una carga neta que puede ser positiva o negativa. El ensayo para la determinación de la CIC consiste en saturar los sitios intercambiables por tratamiento con una solución concentrada de acetato de amónio. se determina el contenido de Na+ de la solución de lavado después de alcanzado el equilibrio.99) .presentar tamaños de partículas del orden de los coloides. se requiere en este caso de 0.67 moles de cationes de Na+ por 734 g de arcilla. En su interacción con el agua los sitios cargados adquieren grupos OH. Se puede asumir que los CI están constituidos sólo por Na+ y tomar el peso fórmula de la montmorillonita que es 734. originando procesos de intercambio iónico entre las arcillas de la zona del suelo y las aguas que discurren a través de las mismas. El concepto de CIC puede ilustrarse en el mineral montmorillonita. a y b: Moles de los reaccionantes. En la superficie de estos minerales se originan cargas eléctricas. donde CI representa los cationes intercambiables.67 x103 x100 = 91. lavando con una solución concentrada de NaCl (el Na+ reemplaza al NH4+en los sitios intercambiables) y finalmente. En términos de las unidades empleadas para expresar el valor de la CIC se obtiene: CIC = 0. Si el pH es bajo. constituyendo esta última todo o parte del medio poroso. se expresa por el número de miliequivalentes de cationes que pueden ser intercambiados en una muestra con una masa seca de 100 g. B(ad) y A(ad): Iones adsorbidos.que quedan adsorbidos en la superficie del mineral y otras capas de cationes. El proceso de intercambio iónico se representa por: aA + bB(ad) = aA(ad) + bB donde: A y B: Iones intercambiables. 1967).67 moles de 2+ Mg sustituyen isomórficamente al Al3+. la fase en solución y la fase intercambiable. así como aniones que tienden a ser también adsorbidos en la zona adyacente a la capa hidroxilada. eliminación del ion NH4+ adsorbido. prevalece una carga superficial positiva. por tanto. esto puede expresarse como: CI (Si8)(Al3.33 Mg0. en dependencia de las condiciones ácido-básicas presentes en el medio (Parks. ajuste del pH a 7. Al aplicar la ley de acción de masas se obtiene: (1. los minerales arcillosos tenderán a adsorber cationes o aniones en dependencia del pH.67)O20 (OH)4. mientras que a pH elevados se desarrolla una carga superficial negativa. La capacidad de intercambio catiónico (CIC) de un material geológico coloidal. en el cual 0.

en forma experimental.104) (1. en forma análoga al coeficiente de actividad del soluto. y se le ha denominado coeficiente de selectividad. los cuales se expresan en moles de ion adsorbidos.100) se transforma entonces en: k (A − B) = γA a [ A ] N B b (ad) a γBb [ B] N A a (ad) b (1. el cual es muy importante en muchos sistemas de aguas naturales.101) (1. que en muchos procesos de intercambio iónico con minerales arcillosos k(A-B) es constante. La ecuación de equilibrio químico (1.102) La relación de las actividades iónicas en solución se puede expresarse en términos de molalidades y coeficientes de actividades: [ B]b [ A ]a = γA a [ A ] γBb [ B] b a (1. Además.105) donde: NA y NB : Fracción molar de los iones A y B respectivamente. (A (ad) ) γA (ad) = (1. se ha extendido el uso del coeficiente de actividad de los iones adsorbidos.100) En el caso del intercambio entre Na+ y Ca2+. En el caso de la ecuación 1.KA − B = (A (ad) ) a (B) b (A) a (B(ad) ) b (1.106) Vanselow y otros investigadores han encontrado.03.107) N A(ad) . la ecuación de intercambio es: 2 Na+ + Ca(ad) = Ca2+ + 2 Na(ad) y la de equilibrio químico correspondiente: KNa − Ca = (Ca 2 + )(Na (ad) ) 2 (Na + )(Ca (ad) ) (1. 1980).103) Vanselow propuso que las actividades de los iones adsorbidos se consideraran iguales a las fracciones molales (Freeze y Cherry. éstas serían: [ A] [ A] + [ B] [ B] NB = [ A] + [ B] NA = (1.

08. quedan relacionadas la constante kA-B con el coeficiente de selectividad: K(A − B) = γA a (ad) k (A − B) γBb (ad) (1.γB(ad) = (B(ad) ) N B(ad) (1.109) .107 y 1.108) Al aplicar la ley de acción de masas en las ecuaciones 1.

Capítulo 2. Procesos de disolución y precipitación de los minerales de las rocas karstificables. .

Popov y Pulina. así como crearon las bases para la interpretación de los procesos de la disolución de los carbonatos. dentro de recipientes (en los mismos sitios de estudio) a la temperatura de esas aguas. El proceso de disolución en sistema abierto o intermedio entre sistema abierto y cerrado respecto al CO2 . Tillman (1932) determinó la saturación límite de una solución de CaCO3. como se demuestra en los resultados efectuados en el período 1969-1970 en los Tatras Occidentales por Pulina (1974). Como resultado de este trabajo se creó un diagrama de estabilidad de los compuestos del carbono posteriormente popularizado por Trombe (1952). 1971). Roques y Ek. 1979). Las observaciones realizadas por Pulina en Siberia y los experimentos llevados a cabo en la Universidad de Irkucku (Pulina. similares a los efectuados por Tillman. el pH y la temperatura. Los experimentos se efectuaron en condiciones de sistema cerrado. que ocurren en la naturaleza en relación a la disolución de los carbonatos. 1964). para disolver una cierta cantidad de carbonato. 1974). Para la determinación cuantitativa de la agresividad potencial de las aguas kársticas. donde se tomó en cuenta. tal como ocurre en la naturaleza es menos conocido. Swysen (entre 1939 y 1971. por la variabilidad de los elementos químico-físicos que intervienen en el camino que sigue un agua kárstica durante su trayectoria. 1973). la cual consiste en determinar la posibilidad que tiene un agua en un momento dado. que son menos típicos en condiciones naturales. b. Wlasova y colaboradores. Un método de medición de la agresividad del agua se basa en la denominada agresividad potencial. en Pulina. se ha utilizado tradicionalmente el denominado diagrama de Tillman-Trombe o la versión modificada por Roques (1972). Sin embargo. en Bulgaria (Markowicz. así como los aspectos relacionados con la cinética del proceso de disolución. Sztieriny y Florove. 1973. En trabajos posteriores se han abordado estos aspectos (Roques. También se midió la agresividad potencial según establece el método de Hayers (Markowicz y Pulina. se ha empleado el diagrama de Tillman-Trombe modificado por Schmit. CO2 y pH. pusieron de manifiesto que esta magnitud era prácticamente . así como Roques (1962 a. cierta cantidad de mármol o roca carbonatada de la región objeto de estudio es dejada en contacto con las aguas de los arroyos de esa zona. no ofrecieron la posibilidad de medir la velocidad de estos procesos. basados en mediciones de la cantidad de CaCO3 disuelto por las aguas en su infiltración vertical. realizaron experimentos. A principios de la década del treinta. En el mismo. Al cabo de cierto tiempo se mide la cantidad de CaCO3 disuelto. Para la determinación cuantitativa de la agresividad en condiciones de sistema cerrado. Los experimentos de Tillman se basan en la relación que existe entre dureza (CaCO3). sobre la disolución de los carbonatos. Miller. Este método gráfico se utilizó para clasificar la región de Piryny. Trombe. los diferentes tipos petrográficos. en laboratorio. Otros investigadores como Laptiew.Medición de la agresividad de las aguas kársticas. en relación con el contenido de dióxido de carbono (CO2). A pesar de que estos trabajos permitieron obtener el límite teórico de saturación de CO2 para diferentes temperaturas. Johnston y Williamson (1916) desarrollaron un trabajo teórico bastante completo sobre el sistema CO2-H2O-CaCO3. 1969 a. Los estudios teóricos y experimentales mencionados en el párrafo anterior no llegaron a resolver los problemas. en condiciones naturales estas relaciones no resultan muy satisfactorias. b. además de las relaciones del CaCO3 con el CO2 y la temperatura. 1972). quien lo utilizó para medir la agresividad de las aguas kársticas.

1972) trabajó en las condiciones experimentales. se propuso el desarrollo de experimentos de laboratorio en condiciones de sistema abierto. ha sido el empleo de los denominados índices de saturación. Roques (1964) y Markowicz (1968) realizaron los cálculos teóricos en estas condiciones y posteriormente Muxart (1969. Al aplicar el sistema de equilibrio de los carbonatos. los cuales son los siguientes: RSC = log RSD = log (Ca2 + )(CO32 − ) Kc (Ca 2 + )(Mg 2 + )(CO32 − ) 2 Kd (2. Roques (1972) propuso: ∆pH = pHm .3) (2.5 y 1.6). Otra vía alternativa para evaluar la capacidad de disolución de los carbonatos por las aguas naturales. Resultados similares fueron encontrados en los Sudetes. pHm < pHe la solución se encuentra insaturada. Si pH > 0.2) donde: C: Magnitud que expresa la influencia de los pares iónicos MgHCO3 +. MgCO3 0. observado en un gran número de mediciones en diferentes regiones. Si pH < 0.pHe donde : ∆pH: Diferencia entre el pH medido en el agua (pHm) y el pH en el equilibrio (pHe). proponiendo un nuevo método gráfico para determinar la agresividad del agua.4) . los resultados obtenidos no reflejan con toda precisión el proceso de disolución de los carbonatos. Roques llegó a la expresión: (1 − K5 ) (SO 4 2 − ) (2. 1971). la solución se encuentra saturada. mediante papel semilogarítmico entre el pH y el CaCO3 y mediante papel doble logarítmico entre CO2 y el CaCO3 (ver figuras 1. A pesar de las ventajas que presenta este método. La magnitud ∆pH tiene la misma significación que los índices de saturación definidos por Back y colaboradores (1966). K1 y K5: Constantes de equilibrio.505 662 Kc. CaHCO3 + y CaCO3 0. tendiendo a disolver más carbonato. Roques encontró que C = 0. Tatras y Vercour (Pulina. pHm > pHe. El mismo se basa en relaciones de tipo lineal.perpendicular a la curva de saturación en el diagrama de Tillman-Trombe. Sobre la base de este comportamiento.1) ∆pH = pHm − logKc + logK 2 + log(Ca 2 + ) + log(HCO 3 ) + log − (2.051 526 (M Mg2+ ) 0.

Kempe. Esta ventaja sobre los métodos basados en los índices de saturación de Back.5) se suelen expresar mediante la expresión: K (2. 1975 a. Ford ha destacado que los métodos gráficos son desconocidos o no empleados por los científicos de los países occidentales. 1991) que existe buena correlación matemática y no son apreciables las diferencias entre los índices RSC y ∆pH. Wigley.RSY = log (Ca2 + )(SO4 ) Ky 2− (2.2 y 2. 1975.6) SI = log IAP Keq donde: SI: Índice de solubilidad. Kd y Ky Constantes del producto de solubilidad de la dolomita y el yeso respectivamente. Keq : Constante termodinámica de equilibrio del mineral. RSY: Relación de saturación del yeso. Con el objetivo de facilitar los cálculos. 1982). Fagundo y Spassov. Se ha demostrado (Rodríguez. 1975. Los resultados de este tratamiento se han expresado gráficamente en función de la dureza y de la conductividad eléctrica (Fagundo. Según Ford (1985). así como las incógnitas del sistema de equilibrios químicos se han resuelto mediante la implementación de métodos de computación (Jacobson y Langmuir. así como para estimar la evolución del pH de las aguas. En forma general. Alvarez et al.4 y 2. Fagundo et al. A partir de las ecuaciones teóricas del sistema de equilibrios de los carbonatos. a pesar de las ventajas que ofrecen los mismos para evaluar en forma rápida la cantidad de CaCO3 que se disuelve o deposita a lo largo de la trayectoria de una corriente kárstica. 1982). en Estados Unidos y Canadá los investigadores han hecho sus cálculos sobre la base del algoritmo elaborado por Wigley (1977). Fagundo y Valdés. 2. también se ha resaltado por Bakalowicz (1979). los índices de Back. estos índices (ecuaciones 2. La mayoría de los especialistas de los países occidentales han utilizado el método de Back para medir la capacidad de las aguas para disolver los carbonatos.3). RSD: Relación de saturación de la dolomita. 1977. KIAP: Producto de actividad iónica. tal como se ilustra en la figura 2. . 1986.1. 1993).3.5) donde: RSC: Relación de saturación de la calcita. las cuales permiten controlar el contenido de CO2 disuelto y el valor del pH mediante mediciones con conductímetros de campo (Figuras 2. fueron deducidas expresiones numéricas de pH y log pCO2 en función de la conductividad eléctrica de las aguas kársticas (Fagundo.

en función de la .1 Representación de los índices de saturación de las aguas (RSC.Figura 2. RSD y RSY) conductividad eléctrica: cuenca del río Cuyaguateje (Pinar del Río).

2 Diagrama de pH en función de la conductividad eléctrica. .Figura 2.

la dolomita. Estos trabajos han hecho posible una corrección más precisa de los diagramas de saturación. el yeso. A pesar de las facilidades que ofrecen los métodos actuales basados en índices calculados por computación. De los trabajos efectuados en los laboratorios para simular el proceso de disolución de los carbonatos.3 Diagrama de pCO2 en función de la conductividad eléctrica. los mismos sólo reportan cifras abstractas que tienen valor relativo. 2. ni el proceso a lo largo de la trayectoria del agua. El cálculo de la agresividad en los restantes tres métodos se basan en el diagrama de Tillman-Trombe modificado. En relación a los distintos métodos propuestos para medir el grado de agresividad de un agua. los llevados a cabo por Muxart se acercan más a las condiciones en que estos ocurren en la naturaleza. pero que no reflejan la cantidad exacta de CaCO3 disuelto o precipitado.Figura 2. En Europa la mayoría de los karstólogos prefieren emplear los métodos gráficos. los cuales calculan los índices de saturación de la calcita. así como de otros minerales. . se puede señalar lo siguiente: 1. así como a algunos aspectos relacionados con la misma. aunque también se han empleado los métodos computarizados.

en m3/km2 ó mm/ 1 000 años.Ta T : Mineralización de las aguas en las emergencias. Los resultados obtenidos empíricamente. Las mayores diferencias entre los distintos métodos se obtienen en aguas muy agresivas (con poca mineralización y bajo pH) y las mínimas se obtienen en aguas altamente mineralizadas.6. actualmente uno de los más utilizados por los especialistas. es el siguiente: Dm = a . desempeñan en esta región un importante papel. Cuando las aguas son tomadas en las emergencias kársticas en esta región. 6. en mg/L. dT: Mineralización de las aguas producida por la interacción agua-roca. demuestran que las aguas en su camino de evolución. son muy difíciles a causa de la complejidad de los mismos.3. Los estudios llevados a cabo en el laboratorio. q (2. primero en el momento en que el agua hace contacto con el macizo carbonatado. La determinación cualitativa de la agresividad no ofrece dificultades apreciables. 5. se conoce como denudación química. es necesario que los análisis químicos se realicen en el campo y las muestras se tomen secuencialmente. en L/s. Ta: Mineralización de las aguas de las precipitaciones. a: Coeficiente que para rocas carbonatadas toma el valor 12. así como el efecto de mezcla de agua. si es posible en el interior de los macizos y por último en las emergencias. como son: Corbel (1959) y Pulina (1974. que ocurre por acción de las aguas sobre los macizos carbonatadas y que da como resultado la formación del karst. La intensidad con que ésta ocurre ha sido objeto de estudio de muchos investigadores. comúnmente empleados en Europa.7) donde: Dm: Denudación química. 4. se encuentran saturadas o sobresaturadas. La evolución química que sufre un agua kárstica ha sido poco estudiada en los países tropicales mediante los métodos gráficos de Tillman-Trombe o sus análogos modificados. las muestras se deberán tomar a diferentes niveles. siendo: dT = T . tanto mediante los métodos gráficos como los computarizados. es la rapidez con que el agua evoluciona hacia la saturación. El método consiste en calcular la cantidad de CaCO3 eliminado del macizo kárstico por las aguas en un determinado período de tiempo. 1992). La materia orgánica. El método propuesto por Pulina. 7. tienden a seguir una dirección perpendicular a las curvas de saturación. por lo general. La principal dificultad que presenta la medición de la agresividad de las aguas kársticas tropicales. Intensidad de la denudación química El proceso de tipo exógeno o de intemperismo. Si el estudio se hace a lo largo de un perfil vertical. mediante un número elevado de mediciones en diferentes regiones de clima templado. dT . Para que la determinación de la agresividad de un agua kárstica refleje el verdadero camino seguido por ésta en su evolución. tendientes a simular estos procesos naturales. siendo: . q : Módulo de escurrimiento. los procesos microbiológicos.

la actividad del hombre y otros factores. aunque en menor grado que las fracturas. deteniéndose este proceso al alcanzar el agua su condición de saturación. El empleo de este método (ecuación 2. 1986. ha permitido medir en forma cuantitativa la intensidad de los procesos de denudación química en diferentes regiones kársticas (Pulina. lo cual se puede deber al resultado de procesos de recristalización. el estado de división de la partícula. su estado de agrietamiento. Pulina et al.7) u otros similares. Fagundo et al. 1992. 2. ha sido implementado recientemente para calcular la intensidad de la denudación química y el balance hídrico en cuencas experimentales kársticas (Vinardell. 1991. Es bien conocido que mientras más superficie de exposición presenten los cristales al ataque del agua. Factibilidad de las rocas al proceso de disolución Un factor determinante en todo proceso de disolución de minerales. porosidad y textura. viene dada por la composición de las calizas. 1989. Rodríguez et al. Fisuras y fracturas: Facilitan el desarrollo de la porosidad secundaria por la acción disolvente del agua circulante a través de éstas. Poros intersticiales: Porosidad primaria que se reduce frecuentemente por disposición de calcita durante la diagénesis o subsecuentemente. S: Área de la cuenca de captación. 1993). los primeros se originaron durante el proceso de formación de las rocas. está determinada por el carácter espacial de los cristales o elementos componentes. la factibilidad de un macizo carbonatado a la disolución química o karstificación. así como otros aspectos relacionados con la tectónica. 1986. presentándose como una textura de tipo cristalina. Sauro y Meneghel. el karstólogo español Fernández Rubio (1975). en m3/s. en km2. 1984. por ejemplo. Se han definido dos tipos de huecos: primarios y secundarios. En la naturaleza. 1991). Un sistema computarizado denominado SAPHID (Sistema Automatizado para el Procesamiento de Datos Hidrogeológicos). La porosidad de la roca está relacionada con la textura y depende de la relación entre el volumen de huecos respecto al volumen total de la misma.q = 1000 Q S Q: Caudal o gasto de la emergencia. Rodríguez y Fagundo. El proceso de karstificación se hará más o menos factible de acuerdo con la naturaleza. el contenido de materia orgánica en el suelo y sus condiciones pedoclimáticas. 1974. el tiempo de contacto de las aguas con las rocas. . ha postulado lo siguiente: 1. dimensiones. la presencia o no de suelos y sus tipos. es sin duda. La textura de las calizas al igual que la de otras rocas. La porosidad se mide en tanto porciento de espacios vacíos o poros en relación al volumen total de masa de roca. mientras que los segundos. más rápidamente se producirá su disolución. el estado de yacencia de las secuencias carbonatadas y no carbonatadas. son el resultado de los cambios sufridos por las mismas con posterioridad a su formación. granular o microcristalina. Algunos especialistas han considerado la existencia en el karst de varios tipos de oquedades. La estratigrafía también facilita la anisotropía primaria favorable para la circulación. repartición y relaciones mutuas de oquedades.

3. 1978). Las aguas que drenan las biomicritas alcanzan una dureza del orden de 160 a 180 ppm de CaCO3.5 cm2/s (0 °C) Esto significa que la velocidad de difusión del CO2 es 10 000 veces menor en el agua que en el aire. 1968. El contenido del CO2 del aire de las cuevas en distintos países ha sido objeto de estudio de muchos karstólogos (Renault.95 . las características de circulación del aire. así como condiciones de disolución similares. según Hutchinson (1957). Estas últimas calizas son alrededor de dos veces más solubles que las espartitas y las micritas para un tiempo de contacto. 1974). cuyas porosidades varían entre 2 y 25 %. al nivel del mar adquiere 10-4. La disolución de CO2 en el agua es un fenómeno físico. En las zonas montañosas esta magnitud es menor. en las micritas la porosidad media es de 2 % o menos. Estas cavidades adoptan formas diferentes en las distintas zonas hidrogeológicas. Este valor varía en relación a la altitud y latitud.964 g y que 44 es el peso molecular se obtendrá: . 1979). la altura. está controlado por la ley de Henry: pCO2 = D (H2 CO3 ) donde: D: Coeficiente de difusión que depende de la temperatura. mientras las que se escurren a través de las espartitas alcanzan sólo 80 ppm. 10-4 atm (Renault.33) de este libro. Miotke.33 se deduce la expresión formulada por Trombe (1952): (2. 1979. El coeficiente D determina la transición del CO2 del aire al agua.6 mg de CO2/L de aire. el clima de la región y otros factores. 1980. Difusión del CO2 en el agua El contenido medio de CO2 en el aire atmosférico es. Dupessy y Lambert. ha señalado que existen más de 500 tipos de calizas del Carbonífero en el norte de Inglaterra. 1979. pudiendo alcanzar 0. en las espartitas ésta varía entre 5 y 8 %. Ek et al. en similares condiciones de tiempo y precipitaciones. mientras que en las zonas urbanas se eleva a 7 . que como se indicó en el capítulo 1 (ecuación 1. (H2 CO3 ): Actividad del CO2 disuelto en agua.1 atm (Bögli. 1969. En general. 1969. así como su variación estacional. A partir de la ecuación 1. del orden de 2 .3 . 1968. 10-4 (Bögli. Bachelier. 1969. de 3. Cavidades: La circulación del agua en las calizas agranda las oquedades originales y crea cavidades que tienden a integrarse direccionalmente. 10-4 atm (bar). En el suelo la cantidad de CO2 es mucho mayor. La geomorfóloga inglesa Sweeting (1965). Ek. 1971. 104. 1981). la morfología de la cueva. De acuerdo a sus estudios. la cantidad de este gas en las cavidades kársticas depende de la distancia de la fuente generadora (el suelo). siendo su valor: Daire = 1 cm2/s (25 °C) Dagua = 0. 1971.8) CO2 (g/L) = M pCO2 donde: M: Coeficiente de difusión Si se considera que un litro de CO2 pesa 1. así como en las biomicritas. que de acuerdo con Bakalowicz (1979) corresponde a 0. las cuales alcanzan entre 15 y 25 %.

1 1.964 0. M= .04636 = (2. en contacto con el agua.8 se han podido crear nomogramas que permiten calcular la presión de CO2 en la atmósfera.9) D 44 D Los valores de M reportados por Roques (1964) difieren relativamente muy poco de los calculados por Trombe (1952) para temperaturas entre 0 y 25 °C. en función de la concentración del gas disuelto (Figura 2. Mediante la expresión 2.4).

en función del contenido del gas disuelto en la misma (Bögli.Figura 2.4 Nomograma para el cálculo de del contenido de CO2 de la atmósfera en contacto con el agua. 1980). Generación de CO2 en el suelo .

los cuales a su vez. 1941. b. textura. Relacionados con estos factores se encuentran además. a través de la determinación del contenido de carbonatos disueltos en las aguas. que comparado con el de la atmósfera del aire (0. drenaje. se descomponen produciendo CO2 y agua. Otro elemento del clima que ejerce un papel importante en el proceso de generación de CO2 es la humedad. el contenido de CO2 del suelo es muy variable. lo cual se puede representar de la forma siguiente: fotosíntesis n CO2+ n H2O ↔ n CH2O respiración descomposición Durante el proceso de descomposición de las plantas. Los factores determinantes en este proceso son. cobertura vegetal. que la máxima cantidad de gas se produce en verano y la mínima en invierno a temperaturas inferiores a 0 °C. la respiración de las plantas y la ulterior descomposición de éstas. hasta 700 veces el del aire atmosférico. El efecto del clima sobre la producción de CO2 en el suelo. Los experimentos llevados a cabo por Bachelier (1971) ponen de manifiesto. En general. profundidad. 1950). Las mediciones efectuadas por Bögli (1969) arrojaron un contenido de CO2 en el suelo de 10. según Roques (1962 a) hasta 300 veces y según Trombe (1952). horizonte.La fuente esencial generadora de CO2. Este proceso se conoce como humificación. entre otros.2 %. 1971). flora y fauna presentes. influyendo además el tipo de suelo. Currie (1961) ha señalado que los factores pedológicos que tienden a facilitar la difusión del CO2 y el drenaje de las aguas. es sin duda alguna el suelo (Schoeller. El CO2 de la atmósfera del suelo puede exceder teóricamente. . 1979).035 %). humedad). los relacionados con el efecto del clima (temperatura. De ahí la importancia que tienen los factores ecológicos en la formación del karst (Bárány-Kevei. granulometría) y los dependientes de la composición química (presencia de minerales solubles. se determinó cuantitativamente de manera directa. da una información precisa y cuantitativa sobre el mecanismo de producción de CO2 en el suelo. 1992). cuyo valor óptimo según Bachelier es de 20 a 40 %. proceso que se lleva a cabo en virtud de la acción de las bacterias y otros microorganismos. la presencia de abundante materia orgánica y de microorganismos (Bakalowicz. Bachelier (1968 a. los que dependen de la naturaleza física del suelo (aeración. así como la duración de los períodos alternativos de las estaciones climáticas. El mecanismo mediante el cual este gas se produce en la biósfera comprende la fotosíntesis de la materia orgánica. la actividad enzimática de las bacterias y otros microorganismos transforma la materia orgánica producida por la fotosíntesis en sustancias húmicas: ácidos húmicos y fúlvicos. Un exceso por encima de este valor limita la actividad biológica. a través del estudio de la variación estacional del contenido de CO2 del suelo a lo largo de un año y en forma indirecta. de elementos como el calcio y el hierro que facilitan la estabilidad estructural del suelo). La respiración de las raíces de la macroflora y la actividad de los microbios descomponiendo la materia orgánica son procesos productores de CO2. representa unas 291 veces más. favorecen la producción de este gas en el suelo. que el agua adquiere en su recorrido subterráneo.

4 19. con un valor extremo de 17.1 Contenidos de CO2 y CaCO3 en manantiales de regiones tropicales (Cuba) y polares (Spitsbergen) Los relativamente altos contenidos de dureza observado en algunas aguas de Spitsbergen están asociados al origen profundo de las mismas (en este caso las aguas de tipo termomineral). polar y tropical. puesto que permite la respiración homogénea de los complejos orgánicos en los distintos perfiles del suelo (Vedy et al.2 y 11.1. mientras que en las zonas de clima templado reporta valores entre 0. Las mediciones del contenido de CO2 en suelos de regiones kársticas situados en climas extremos. demuestran que el proceso de generación de este gas es mucho más intenso en condiciones tropicales que en condiciones polares.10-2 atm). En las regiones árticas se han observado valores de pCO2 entre 0.9 3.1 y 3. en las mediciones de Ca2+ y Mg2+ efectuadas en aguas kársticas. Schoeller (1941.1 y 0. 1979).10-2 atm). al estado de trituración mecánica de las rocas por la acción de los glaciares (lagos en las morrenas) o al efecto crioquímico que se produce al acercarse el invierno polar (fenómeno observado en las aguas del río Brattegg. alcanzando un máximo en las regiones mediterráneas. mientras que en la tundra alpina éstos han alcanzado entre 0.6 a 6.2 %.5. así como contenidos ocasionalmente extremos de 10 %.5 %.5 % (Miotke.El efecto del pH y la composición química del suelo sobre la generación de CO2 se ha evaluado por Miotke (1974).8 2.05. La opinión de este investigador es que el comportamiento del CO2 en esas aguas está relacionado con la cobertura vegetal del suelo y las reacciones cinéticas asociadas con el tiempo de residencia del agua en el acuífero. la actividad biológica es más eficiente que cuando el pH es ácido. 1987.0 % en regiones tropicales. en los ejemplos de Spitsbergen y Cuba.6 5. así como Alaska (de 0.7 CaCO3 (mg/L) 174 230 175 32 45 40 Cuenca del río Cuyaguateje Cuenca del río San Marcos Cuenca del río Guaso Región de Gandpassed Región de Gandpassed Región de Gandpassed 12-8-70 10-9-86 10-2-88 8-9-85 10-9-85 24-9-85 Cuba Cuba Cuba Spitsbergen Spitsbergen Spitsbergen Tabla 2.04 a 0. 1974).04 a 0. El mayor contenido de CO2 fue observado en las aguas procedentes de la tundra (vegetación enana . quien encontró que cuando el pH del suelo se encuentra cercano a la neutralidad o es ligeramente básico.10-2 atm). Smith y Atkinson (1976) han reportado rangos medios de pCO2 entre 0. De la misma forma el contenido medio de CaCO3 medido en las aguas cubanas en superior al de las aguas de esa región polar. La presencia de calcio en cantidades apreciables tiende también a facilitar la producción de CO2 en el suelo. Situación Fecha País CO2 (mg/L) 17.8 19. las aguas que drenan de la cueva Kvisla y en otras aguas de las regiones estudiadas). encontró valores máximos de CO2 en los suelos tropicales de Puerto Rico y Jamaica (0. En contraste con estos resultados. comparando distintos suelos de regiones kársticas. Valdés y Pulina. y mínimos en la región fría de las montañas Rocosas del Canadá (de 0. no encontró diferencias significativas entre clima tropical y templado. 1990). efectuados en forma indirecta a través de las mediciones de CO2 en el agua (Fagundo. 1950) encontró que la cantidad de CO2 de las aguas subterráneas decrece con la altura y hacia las zonas desérticas.01 y 0.5 %. tal como se puede observar en la tabla 2. Miotke (1974).

La abundancia de materia orgánica como factor de generación de CO2 también se ha evaluado de forma cuantitativa. cuyos suelos poseen una pCO2 inferior al de las regiones tropicales. prefieren utilizar los términos sistemas coincidente y subsecuente en lugar de abierto y cerrado respectivamente.11) Sin embargo. es significativa en los mismos la actividad microbiológica. así como la mayor cantidad de detritos de calcita en el suelo (Drake. la cual está relacionada con la duración de la estación de cultivo y donde es más favorable la generación del CO2 en el suelo: log p CO2 = .12) donde: P: Precipitaciones. en °C. Sin embargo.del círculo polar). su porosidad. tomando como base los carbonatos disponibles en el cuerpo rocoso para la disolución. log pCO2 = 2. Algunos investigadores han reportado relaciones matemáticas empíricas que expresan la pCO2 en función de la temperatura o de la evapotranspiración. Este investigador realizó mediciones desde el ártico hasta el trópico. (2. 1984).0. En esos casos influyen factores tales como las condiciones de circulación de las aguas en condiciones de sistema abierto o cerrado.12 cuando las precipitaciones medias eran pobres. Según Paterson (1972) de 2 a 10 L/m2 de CO2 por día se produce en un suelo donde las plantas crecen vigorosamente.09 (1 . lo cual demuestra que a pesar de encontrarse congelados los suelos polares (permafrost). incrementa menos el contenido de CaCO3 disuelto que la que lo hace en condiciones de sistema abierto. los resultados reales fueron más concordantes que los calculados mediante la expresión 2. independientemente de la latitud en que se encuentre.2 + 0. Ford y Williams (1989). por la amplia variación que sufre aquel parámetro durante las distintas estaciones del año.e .3. También se obtuvo buena correlación con la evapotranspiración.47 + 2. en ocasiones se han reportado mayores contenidos de CaCO3 en algunas aguas kársticas de regiones templadas. (2.04 T donde: T: Temperatura anual. la capa de cobertura del karst y la pCO2.004 P (2.13) .001 72AET) donde: AET: Evapotranspiración media anual. Drake y Wigley (1975) encontraron que en las aguas kársticas procedentes de manantiales en calizas y dolomías de Estados Unidos y Canadá se cumple la relación matemática: log pCO2 = . Un agua que disuelve los minerales en condiciones de sistema cerrado respecto al CO2. Drake (1983) encontró que la ecuación 2.55 + 0.11 da buenos resultados si los valores de la pCO2 son tomados de mediciones en el suelo. Bakalowicz (1976) plantea que la temperatura media anual no ofrece una estimación adecuada de la pCO2. en lugar del CO2 de las aguas carbonatadas. en mm.

mediante los movimientos epirogénicos que tienen lugar en la corteza terrestre. donde la pCO2 de las aguas alcanzan de 0. Las principales fuentes de esta acidez la constituyen el H2SO4 .1 atm.14) Otro proceso en el cual se puede obtener CO2 de origen no pedológico. Las mediciones efectuadas en las aguas que llegan a las cavidades kársticas en regiones sujetas a lluvias ácidas resultan neutralizadas por el medio carbonatado durante el recorrido . Legrand. mientras que las aguas más superficiales de la misma región poseen una pCO2 inferior a 0. Encontró que existía una correlación entre la demanda química de oxígeno y la agresividad de las aguas. se puede crear CO2 capaz de disolver carbonatos a grandes profundidades. Según Liskowski (1975). es por medio de la acción directa de ácidos fuerte sobre los carbonatos: 2 HCl (l) + CaCO3 (s) = Ca2+ (ac) + 2 Cl. 1990) y evaluar la capacidad autodepuradora de los cursos receptores de residuales urbanos e industriales. éste es el caso de las emergencias kársticas de Lez y Lerón en la región de Montpelier. 1985. no obstante. La ecuación química es la siguiente: CaCO3 (s) + Energía de = CaO (s)+ CO2 (s) + Calor frotamiento Por esta vía se obtuvo 2 cm3 de CO2 a partir de 5 g de calcita pura a 25 °C. Hemmel.15) (2. como consecuencia de la contaminación ambiental. Un proceso de tipo triboquímico similar fue realizado mediante experimentos de laboratorio (Peters. 1984. dando lugar a una corrosión acelerada. 1962). Este tipo de mediciones ha sido más ampliamente utilizado para medir el efecto del impacto ambiental en el karst (Veccholli et al.16) (2. 1984. con un pH entre 3.01 atm.5 y 6. Según Bakalowicz (1979).5 a 0. en los desplazamientos tectónicos de tipo isostáticos y en los movimientos exógenos de las masas rocosas. en los procesos de combustión industrial.(ac) + H 2 O (l) + CO2(g) 2 HNO3 (l)+ CaCO3 (s) = Ca2+ (ac) + NO3.(ac) + H2 O (l) + CO2 (g) (2. cambios apreciables en la calidad del agua por vertimiento de residuales industriales ácidos en el karst. determinando la demanda química de oxígeno en las aguas kársticas (por oxidación con permanganato). en virtud de su fisuración. (2. Con gran frecuencia se produce en Europa y Estados Unidos lluvias ácidas. el CO2 disuelto en fluidos hidrotermales puede ascender desde niveles muy profundos y combinarse con las aguas meteóricas. 1977). En el karst. son pequeñas. CO2 y el HNO3 obtenidos por la oxidación en la atmósfera del SO2 y el nitrógeno respectivamente. Laurent.4. Otras fuentes generadoras de CO2 El CO2 de las fuentes magmáticas puede penetrar en los acuíferos que se encuentran en áreas de reciente actividad volcánica (White.Bray (1977 a) ha estudiado en forma indirecta este efecto.17) Este tipo de reacción ha provocado en algunas ocasiones. Las cantidades de ácidos fuertes que atacan las rocas carbonatadas por esta vía.(ac) + H2 O (l) + CO2 (g) H2SO4+CO2(l) + CaCO3 (s) = Ca2+ (ac) + SO4 2.

disuelto. En este proceso.hipogeo (Kogovsek y Kempe. La reacción correspondiente se puede expresar esquemáticamente por: 4 FeS2 (s)+ 15 2 O2 (g) + 23 H2 O (l) + 28 Fe2+ (ac) = 2 Fe(OH)3 (s) + 30 Fe2+ (ac)+ 8 SO42. Las mayores afectaciones por lluvias ácidas se producen sobre los bosques.18) Mediante este proceso (ecuación 2. 1989). este gas se oxida parcialmente a H2SO4. H2SO4 e ion H+ libre.(ac)+34 H+(ac) (2. Una vía más frecuente mediante la cual se generan ácidos fuertes en las aguas naturales es por oxidación de las piritas y otros minerales sulfurosos. según: . se ha relacionado con el intemperismo de la siderita contenida en el macizo carbonatado (Kempe. generando cantidades apreciables de H2S.18) se pueden formar aproximadamente 8 ion gramos de H por cada mol de FeS2 oxidado. como resultado de una producción adicional de CO2 originado por la acción de los ácidos fuertes. a veces. de la forma siguiente: H2S (g)+ 2 O2 (g) = H2SO4 (l) y en parte se disocia según: H2S (g) = H+ (ac) + HS. Hill (1987) explica el desarrollo de grandes y exóticas cavernas como las de Carlsbad en Nuevo México. la cual es parcialmente reemplazada por el yeso de la manera siguiente: CaCO3 (s)+ H2SO4 (l) + 2 H2 O (l) = CaSO4 2 H2 O (s) + H+ (ac) + HCO3.21) (2. Por ejemplo. Muchas aguas kársticas con elevados contenidos de ion SO42poseen además elevadas concentraciones de CaCO3. En el seno del agua.(ac) (2. que ascienden a la superficie y se disuelven en las aguas meteóricas.22) La presencia de una elevada densidad de cavernamiento en las montañas de Harz (Alemania). En la literatura karstológica se reportan.1975 a).19) Según este investigador. algunos procesos espeleogenéticos que se deben a la presencia de gases y fluidos ricos en CO2 y H2S. en la zona profunda de la cuenca se ponen en contacto los fluidos petrolíferos con las rocas ricas en sulfato. creados en el proceso de oxidación de las piritas sobre los carbonatos. por cada mol de siderita oxidada se debe formar un mol de CO2.20) De esta forma se genera CO2. proceso que es acelerado por los microorganismos.(ac) (2. creando en ocasiones verdaderas catástrofes ecológicas. capaces de disolver considerable cantidad de calcita. mediante la ocurrencia de la reacción de reducción siguiente: + CnHm (l) + SO42-(ac) = H2S (g) + CO2 (g)+ H2 O (l) Petróleo (2..

a pesar de los muchos trabajos teóricos y experimentales desarrollados. 1962).5 g/L.4). Como el contenido de CO2 disminuye con la temperatura. la solubilidad se incrementa.1 g/L de CaSO4 (Sokolow. En aguas altamente mineralizadas hay que considerar además otros factores. . donde la correspondencia es satisfactoria. otras fuentes generadoras de CO2 y ácidos fuertes. el suministro de ácidos orgánicos e inorgánicos ajenos al sistema de los carbonatos. de ahí que. en semejantes condiciones es posible la disolución de 320 g/L de NaCl y 2. En las aguas kársticas con mineralización inferior a 0. la pCO2 y la temperatura son los dos factores determinantes en la disolución de los carbonatos. El CO2eq (en equilibrio) se ha asociado al CaCO3 disuelto. En un agua destilada desprovista de CO2 se disuelven 14.1 atm (ver figura 2.4 FeCO3 (s) + O2 (g)+ n H2 O (l) = 2 Fe2 O3 n H2 O (s) + CO2(g) Siderita (2.2. Cuando se eleva la temperatura del agua excenta de CO2.10-4 atm) es capaz de disolver 60 mg de CaCO3 a 20 °C según la ecuación 1. mientras que la pCO2 remanente se ha relacionado con el CO2 agresivo. por ejemplo. Para alcanzar la máxima disolución de la calcita en las aguas.23) Disolución y reparto de los carbonatos en las aguas naturales La disolución de los carbonatos por las aguas naturales es un proceso complejo donde intervienen muchos factores. a menos que este efecto sea compensado con un contenido mayor de CO2 en el agua o una presión más elevada en la atmósfera que se encuentra en contacto con el agua. En contraste con esto. la presencia de iones foráneos (cuya influencia es despreciable en las aguas de baja mineralización). así como el efecto de mezcla de aguas. en virtud del sistema CO2-H2O. El agua destilada en equilibrio con el CO2 atmosférico (3.02 a 0. Esto no sucede así con la disolución de los cloruros y los sulfatos. los resultados no son totalmente concordantes con los que se obtienen en la naturaleza. capaz de seguir disolviendo los carbonatos.CaCO3.11. El esquema siguiente resume la repartición del CO2 en el sistema CO2 -H2 O-CaCO3. la cantidad de CaCO3 también será menor a temperaturas más elevadas. lo cual corresponde a un contenido de CaCO3 del orden de 350 a 400 mg/L. tales como la actividad iónica. La disolución de los carbonatos está controlada cinéticamente por el contenido de CO2. es necesaria una pCO2 de 0.3 mg/L de CaCO3.

se produce un anómalo aumento de la solubilidad de la calcita que tiene mucha importancia en los procesos kársticos. como se pudo observar en el capítulo 1. CO2 eq en forma de ion HCO3CO2 . b) encontró que el efecto de ion común se cumple para relaciones CaCO3:MgCO3 mayores de 0. . reduce la solubilidad de la calcita y este efecto de inhibición se incrementa con el contenido de esas trazas. CO2 libre . 1961). tiende a aumentar la solubilidad de los carbonatos por efecto salino o de fuerza iónica.1 % de NaCl. capaz de seguir disolviendo calizas . Este especialista resaltó el hecho de que trazas de sales extrañas. . Muxart (1969.04. Mediante experimentos de laboratorio. era capaz de precipitar CaCO3 en una zona dolomítica como resultado de la disolución incongruente de esta última. .1973 a). HCO3. A similares conclusiones había llegado Roques (1964). en la cual tienen gran significación los procesos naturales. el cual se .en muy pequeña cantidad como ion a pH cercano a la neutralidad Disolución de los carbonatos en presencia de otros iones La presencia de iones ajenos a los sistemas CO2-H2O-CaCO3 y CO2-H2O-MgCO3. Si el proceso de disolución de la calcita tiene lugar en presencia de dolomita.en forma de ion bicarbonato . .1. 1979) también obtuvo en el laboratorio. La presencia de elementos minoritarios o trazas en las aguas naturales. Cigna y colaboradores (1963) demostraron que la solubilidad de la calcita puede elevarse desde 10 hasta 25 % mediante la adición de 0. . elevan apreciablemente la solubilidad del CaCO3. Sin embargo. 1977 a. encontrando que la solubilidad de la calcita disminuye sensiblemente en presencia de CaMg(CO3)2. Muxart (1975) estudió la mezcla de calcita y dolomita en proporciones similares a las que se encuentran en las dolomías. se debe esperar por efecto de ion común. Picknet (1972. Este comportamiento se ha denominado efecto de los elementos trazas (Terjesen et al. que se produzca precipitación de CaCO3 (Wigley. sugiriendo una modificación de la curva de solubilidad de Tillman-Trombe utilizada para medir la agresividad de las aguas. CO32. . presentes en el sistema de los carbonatos. NaHCO30. . CO2 combinado . A esas bajas proporciones. .. En este último caso.03 a 0. CO2 agresivo. También se encontró que un agua en equilibrio con la calcita pura. el incremento fue aún mayor como consecuencia de la formación de los pares iónicos NaCO3-. no así cuando estas relaciones son del orden de 0. MgCO30 y MgHCO3+. incrementos en la solubilidad de CaCO3 en presencia de NaCl y MgCl. .

24) . el tiempo de reacción junto a la temperatura y el contenido de CO2. En la segunda cadena sólo interviene la fase líquida. plomo. 1977. en un momento dado. 1991). 1984. puesto que intervienen fases gaseosa y líquida en la primera. 1973. sin considerar la influencia de los elementos externos relacionados con el sistema de equilibrio de los carbonatos. 1990. mientras que en la segunda los equilibrios se alcanzan prácticamente de manera instantánea. Curl. la variación en el tiempo de la concentración de los iones involucrados en el equilibrio de los carbonatos y la conductividad eléctrica puede seguir una cinética de primer orden. Dreybrodt y Buhmann. El fundamento del trabajo de Bögli es de tipo teórico. así como líquida y sólida en la tercera. El proceso de disolución de los carbonatos por un agua que contiene un cierto contenido de CO2 ha sido estudiado además. el contenido de CO2 libre y de CO2 combinado es el resultado de la acción del tiempo. Dreybrodt (1992) propuso un modelo de desarrollo de los canales kársticos a partir de las fisuras primarias de las calizas. Plumer y Wigley. así como de las condiciones geológicas anteriores. 1978. manganeso. 1965. Walling y Bjerle. o calcularse mediante la expresión: [C] = [C]eq (1 .debe a la absorción de los iones metálicos en la superficie del cristal. Los primeros trabajos realizados en los laboratorios. Asimismo. Berner y Morse. en él se plantean cuatro fases de disolución. Sjoberg et al. En las condiciones naturales. reduce 2 veces la solubilidad de la calcita a 1 atm de pCO2. En orden decreciente de su efectividad se encuentran los metales escandio. el tiempo en que se establecen los equilibrios es un poco más lento que en la segunda. Los resultados más relevantes de estos estudios han sido presentados por Bögli (1960) y Roques (1969). desde el punto de vista cinético. líquido y sólido. Roques y Ek.ejerce un efecto inhibidor en la solubilidad de la calcita. El trabajo de Roques es más complejo. Este proceso se puede acelerar aumentando la presión del gas o la agitación del medio (Caro. con el objetivo de estudiar la cinética de los procesos de disolución de los carbonatos se hicieron en condiciones "ideales". en la primera y tercera la cinética es de tipo heterogénea. 1992). Rauch y White. Ca2+. En el mismo se plantean tres cadenas de reacción. 1965). 1989. Compton y Unwin. Por ejemplo. En la primera cadena se efectúa la difusión del CO2 gaseoso en el agua. 6 mg/L de Cu2+o 1 mg/L de Pb2+. puesto que se requieren varios minutos. Se ha encontrado también que el ion PO43. 1974. así como un sistema computarizado para simular el proceso de ensanchamiento de una fractura por un agua agresiva a la calcita. Cinética y velocidad de disolución de los carbonatos En los aspectos tratados en este libro en relación al sistema de equilibrios de los carbonatos. lo fundamentó teóricamente y lo complementó mediante estudios en condiciones naturales. 1958. Mg2+) o CE en el tiempo t [C]eq: la concentración de los mismos iones o la CE en condiciones de equilibrio n (2. En determinadas condiciones experimentales (Fagundo et al. Sin embargo. níquel. éste realizó los experimentos en el laboratorio. bario y magnesio. son los tres principales elementos que determinan el proceso a través de las distintas fases presentes: gas. por diferentes autores (Weyl. no se ha considerado el papel del factor tiempo en el proceso de disolución de los mismos.e -kt ) donde: k : constante de velocidad [C] : concentraciones iónica (HCO3-.

Producción de CO2: CH2 O (l) + O2 (g) = CO2 (g) + H2 O (l) 2. Algunas rocas como las areniscas o las de tipo arcillosas. Poseen un tamaño medio entre 0.24) y comparar la velocidad de disolución de las calizas y dolomías en diferentes condiciones experimentales. la actividad microbiológica es importante. como por ejemplo. condiciones de pH entre 1 y 10. temperaturas entre 0 y 75 °C y salinidades del orden del agua de mar. en las aguas subterráneas muchas bacterias se encuentran en cantidades despreciables. En determinadas ocasiones las bacterias son capaces de adaptarse a condiciones bastante adversas y variables. pueden estar presente en este medio algas. La capacidad catalítica de las bacterias se debe a sus enzimas. siendo menor. Estas moléculas alto-energéticas liberan la energía necesaria para la síntesis de las células bacterianas al ser hidrolizadas.n: un exponente empírico (si n = 1. por lo cual en muchas ocasiones se pueden mover a través del karst. hongos.3 µm. no muy pequeño en comparación con las dimensiones de los poros y oquedades de muchas rocas. actúan como verdaderos filtros que retienen el paso de las bacterias. a causa de su agrietamiento permiten la libre circulación de bacterias aún a grandes profundidades. Denitrificación: (2. así como en la zona del suelo. por no disponer de algunos de los elementos básicos para su desarrollo. levaduras y protozoos. y las que pueden vivir tanto en presencia como en ausencia de este gas se les llaman facultativas. elevados flujos. tales como materia orgánica consumible y nutrientes adecuados. Además de las bacterias. El contenido de oxígeno para la supervivencia de las bacterias aeróbicas es del orden de 0. las cuales requieren de nutrientes para la síntesis y restablecimiento de las células bacterianas. viven en ausencia de oxígeno disuelto se nombran anaeróbicas.05 mg/L. en la zona de las aguas subterráneas. calcular las expresiones cinéticas (2.25) . Corrosión mediante procesos microbiológicos y bioquímicos Los microorganismos catalizan las reacciones de oxidación-reducción más importantes que tienen lugar en el medio acuático. En los ríos y presas expuestos a la contaminación. la cinética es de primer orden) Recientemente Alvarez y Fagundo (1994) han implementado un sistema de computación (SIMUCIN). Las bacterias constituyen los microorganismos más importantes en las aguas subterráneas. Algunas de las reacciones químicas de oxidación-reducción catalizadas por las bacterias se presentan a continuación: 1. Las calizas por el contrario. que permite simular el proceso de interacción agua-roca carbonatada. aunque algunas pueden vivir en concentraciones menores. aunque no despreciable. o sufren cambios de temperatura que afectan los proceso bioquímicos. las que por el contrario. las sustancias capaces de almacenar y suministrar energía como la adenosina trifosfato (ATP). de ahí la fragilidad del medio kástico al impacto ambiental. especialmente las karstificables.5 y 0. Sin embargo. Las bacterias que necesitan oxígeno libre para su desarrollo se denominan aeróbicas. En este proceso desempeña un papel importante.

cítrico. se conoce la existencia de bacterias autótrofas que pueden fijar el nitrógeno del suelo. son capaces de disolver las rocas carbonatadas según las ecuaciones siguientes: 2 HNO2(l)+ CaCO3 (s) = Ca(NO3)2 (s) + H2 (g)+ CO2 (g) (2. polisacáridos.29) 6.30.(ac) + HCO3.25 constituye la principal fuente de suministro de CO2 por vía bacteriana y requiere de la presencia de oxígeno disuelto en el agua. El CO2 se combina con el agua para formar H2CO3 que es un ácido suficientemente fuerte para disolver los carbonatos. Este proceso se conoce como nitrificación de las aguas: NH3 (g)+ 3 2 O2 (g) = HNO2 (l) + H2 (g) 1 2 (2. fenoles. capaces de atacar las calizas con una intensidad de hasta 10 veces mayor que la ecuación 1. son no obstante. pasando previamente por amoniaco y nitrito.CH2 O (l)+ 4 5 NO3 - (ac) = 2 5 N2 (g) + HCO3. algunos ácidos débiles como el acético. ácidos grasos. originando una cadena de reacciones en que se forma ácido nítrico.33) . Por otro lado. Reducción de Fe (III): CH2 O(l) + 4 Fe(OH)3 (s) + 7 H+ (ac) = 4 Fe2+ (ac) + HCO3.26) 3.30) La ecuación 2. etcétera.31) (2. 1981).11 para el CO2 (Eraso. El CH2O en estas ecuaciones representa un simple carbohidrato. se forman por acción de las bacterias heterótrofas. Reducción de Mn (III): CH2 O(l) + 2 MnO2 (s) + 3 H+ (ac) = 2 Mn2+ (ac) + HCO3.28) SO42-(ac) = 1 2 HS. que aunque son poco estables y se conservan poco tiempo en el seno del agua subterránea.(ac) + 1 2 H+ (ac) (2.(ac) + 2 H2 O (l) 4.(ac) + 1 2 H+ (ac) (2. En el proceso de descomposición de la materia orgánica en el suelo además de CO2 y los productos que se presentaron en las reacciones expresadas por 2. oxálico.(ac) + 15 H+ (ac) + 2 5 H2 O (l) (2. Reducción de SO42-: CH2 O (l) + 1 2 (2.25-2.27) (2. aminoácidos y otros compuestos orgánicos.(ac) + 10 H2 O (l) 5.32) HNO2 (l) + O2 (g) = HNO3 (l) Los ácidos nítricos y otros compuestos nitrogenados relacionados. aunque las reacciones también pueden ocurrir con la participación de sacáridos. Formación de CH4: CH2 O(l) + 1 2 H2O (l) = 1 2 CH4 (g) + 1 2 HCO3.

1941). En general. Según Bögli. demuestran que la temperatura y el pH varían según ritmos diurnos. aunque no fue relacionado con la corrosión kárstica. (Pulina et al.CH3 NH2 (l)+ 3 2 O2 (g) = CO2(g)+ (OH).(ac) Aunque el CO2 es más soluble a bajas temperaturas. Este fenómeno en el karst. por tanto. la conductividad eléctrica y la temperatura. así como se hicieron análisis químicos de campo de manera sistemática. recientemente. aunque no en forma regular por las variaciones del pH. donde se estudió la evolución de las aguas depositadas en las tinajitas y otras formas de corrosión kárstica. que desde el punto de vista de la teoría de los equilibrios de los carbonatos. se puede observar el comportamiento de la corrosión kárstica por efecto de la mezcla de agua. la actividad microbiológica es superior a temperaturas elevadas.34) (2. Algunos investigadores han llevado a cabo. al mezclarse se pueden hacer agresivas y. Dos aguas kársticas procedentes de fuentes diferentes. desde el 1939 se había observado por Buneyew (en Laptiev. las cuales actuando por separado son incapaces de disolver más calcita. se puede afirmar que la formación de lapiaz. con la finalidad de evaluar en forma cuantitativa la acción de los procesos microbiológicos y bioquímicos en la disolución de los carbonatos. el agua resultante es capaz de disolver una cantidad adicional del mineral carbonatado. fue descubierto por Bögli (1963. se encuentran saturadas.(ac) + NH4+ (ac) 3 2 O2 (2. tinajitas y otras formas de corrosión de los macizos kársticos. 1965) y explicado teóricamente por Ernst (1964). lo cual trae como consecuencia que el proceso de generación de CO2 en el suelo.36) C5 H4 N4 O3 (s)+ 2 H2O (l) + (g) = 2 CO(NH)2 (s)+ 3 CO2 (g) CO2 (g) + H2 O (l) + CaCO3 (s) = Ca2+ (ac) + 2 HCO3. La mineralización experimenta un incremento progresivo. un agua que ha alcanzado la saturación puede hacerse de nuevo agresiva si se mezcla con otra que se encuentra también saturada y posee un contenido de Ca2+o pCO2 distintos. está condicionada por la acción de las lluvias. la presencia de materia orgánica y los procesos microbiológicos.5). 1964. alcanzando valores máximos cuando es más intensa la actividad solar. Sin embargo.35) (2. así como otras rocas karstificables. explicado en el párrafo anterior. En las regiones de clima tropical no se han hecho prácticamente experimentos en el campo. un experimento de este tipo en el Pan de Guajaibón. En una curva de equilibrio de CO2 vs CaCO3 (Figura 2. Según este principio. 1984. sea más intenso en los países tropicales (Schoeller. 1939). después de la lluvia. 1992) donde se registró en forma continua las variaciones del pH. Corrosión por efecto de mezcla de agua El término corrosión por efecto de mezcla de agua se ha utilizado ampliamente por geomorfólogos y karstólogos (Bögli. Sierra del Rosario. . 1971) para explicar algunos fenómenos de disolución en las rocas por aguas naturales. se pueden encontrar saturadas en calcita. Los resultados.

Si en la curva de Tillman-Trombe modificada por Roques (1962 a. y se mezclan en partes iguales. Como para esta cantidad de calcita el agua sólo requiere 27 ppm de CO2 en condiciones de equilibrio (AC). 1964). se obtendrá un agua A con un contenido de 180 ppm de CaCO3 y 87 ppm de CO2. con 350 ppm de CaCO3 y 174 ppm de CO2 . 1964).Figura 2. (Figura 2. la porción AB se . W2.5) se toman dos aguas saturadas sobre la isoterma de 15 °C: W1 con 10 ppm de CaCO3 y 0.1 ppm de CO2.5 Curva de equilibrio de CO2 en función de CaCO3 que ilustra la corrosión por efecto de mezcla de agua (Bögli.

una saturada y otra insaturada (W1 y W3).6. así como en distintas proporciones. En el experimento de Muxart sobre la disolución de los carbonatos en presencia de otros iones. BD será la cantidad de CaCO3 disuelto adicionalmente. Por tanto. una saturada y otra sobresaturada (W1 y W4). tal como se ilustra en la figura 2. Picknet (1977 b) observó que cuando se mezclan aguas kársticas con diferente contenido de Mg2+ el agua resultante se hace más agresiva. El gráfico (Figura 2. aunque mediante la mezcla de aguas de elevado contenido de CaCO3 no era posible la disolución de una cantidad adicional de calcita. Traikill (1968) encontró que. equivalente a 65 ppm.requerirá para disolver el CaCO3 adicional. mientras que BC será utilizada para incrementar el valor de CO2 en equilibrio. se obtuvo un agua agresiva por efecto de mezcla de agua. . De acuerdo con el sistema de ecuaciones de equilibrio de los carbonatos 1 mol de CaCO3 requiere 1 mol de CO2 para disolverse. por ejemplo.5) también permite calcular la cantidad de calcita disuelta si se mezclan aguas con diferente estado de agresividad. si AB es a BD como 1:1 (44 ppm de CO2 a 100 ppm de CaCO3). se obtenía una menor sobresaturación.

alcanzando la solubilidad mínima. Como se puede apreciar (Figura 2. que fue la máxima cantidad utilizada en el experimento (Muxart. 1975).6 Experimento de Muxart (1975) donde se ilustra la variación de la calcita por efecto de mezcla con una solución que contiene Mg2+. Luego va disminuyendo a medida que sigue aumentando la cantidad de Mg2+. . cuando la cantidad de éste llega a 30 %. la solubilidad del CaCO3 crece con la adición de Mg2+ hasta alcanzar un valor máximo cuando la cantidad de iones es del orden de 7 %.6).Figura 2.

por lo general. Las aguas saturadas pueden también hacerse agresivas por disminución de la temperatura. por lo general. Otros investigadores también han ejemplarizado los fenómenos de mezclas de aguas. es menos intensa que la corrosión por mezcla de agua. en los cuales la presión hidrostática se deprime. comparando su comportamiento en condiciones de sistema abierto y cerrado respecto al CO2 (Drake. Si se mezclan dos aguas en equilibrio con concentraciones diferentes de Mg2+. las cuales aunque puedan encontrarse por separado saturadas. Plummer (1975 a) ha objetado el término corrosión por mezcla de agua. como por ejemplo G y H. tanto en la zona no saturada (conocida también como vadosa o de aeración). Julia James (1992) ha demostrado la importancia del efecto de mezcla en el desarrollo del karst. La primera zona es la más activa en el proceso de disolución kárstica. muy comunes en el karst. tomando como caso de estudio una cueva en Australia donde ocurren tres zonas de mezcla: una en la interfase entre el agua de escurrimiento y la zona freática salinizada. por ejemplo Ch y D. Las características propias del karst. En los períodos lluviosos y de menor explotación la presión hidrostática es mayor y se limita la entrada del agua marina. obtenidos mediante mezclas de aguas que contienen diferentes especies disueltas. Ford y Williams. en la segunda zona dominan también los procesos corrosivos. para determinadas proporciones de CO2-CaCO3. especialmente por mezcla de aguas son. así como de mayor explotación del acuífero para el abasto a la población o la agricultura. porque en este caso se hace menor el CO2 disponible para la disolución de los carbonatos. otra en la interfase vadoso-freática y una tercera en la zona más profunda inundada. prevalecen los procesos de cristalización y precipitación de calcita.Un agua en equilibrio con la calcita pura A (Figura 2. Si se mezclan dos aguas en equilibrio. . se obtendrá un agua I que se encontrará también en equilibrio. mientras que en la tercera zona. al mezclarse pueden hacerse de nuevo agresivas y seguir disolviendo rocas carbonatadas aún a grandes profundidades. Bögli (1964). 1984. calculó la cantidad adicional de CaCO3 que un agua puede disolver. donde la circulación del agua ocurre a través de conductos más o menos independientes que tienden a integrarse. cuando el contenido de Mg2+ es mayor de 7 %. En ese caso el agua será capaz de disolver una cantidad suplementaria de CaCO3 equivalente a EF. Sin embargo. con mayor extensión en los períodos secos. La corrosión es significativa en aquellas regiones donde se producen marcadas variaciones estacionales o grandes cambios diurnos de temperatura aunque. la cual incrementa su contenido de Mg en forma progresiva. 1981). facilita la mezcla de diferentes aguas. se puede entonces obtener un agua agresiva por efecto de mezcla de agua. al disminuir la temperatura de 4 a 9 °C en el intervalo de 0 a 44 °C.6). como en la freática o de saturación. Los fenómenos de corrosión. 2+ Procesos de mezcla de agua por intrusión marina en acuíferos kársticos En los acuíferos carbonatados litorales. donde ese incremento está asociado al efecto de iones foráneos. Mediante estudios cinéticos se ha demostrado la importancia de este efecto de mezcla en los procesos de corrosión de las aguas carbonatadas (Dreybrodt. puede primero disolver (entre A y B) y luego precipitar CaCO3 (entre B y C). 1989). Esta podría disolver o precipitar carbonato sólo si varían la presión o la temperatura. puesto que éste no incluye los incrementos en concentración. existe un equilibrio dinámico entre el agua dulce que drena al mar a través de los conductos kársticos y el agua marina que penetra en el acuífero por los mismos conductos. denominó a este fenómeno corrosión por enfriamiento.

Figura 2. . en ocasiones se origina un agua de tipo agresiva que es capaz de disolver los carbonatos. en un acuífero kástico costero se pueden distinguir tres zonas geoquímicas (Figura 2. donde las aguas son de los tipos HCO3.7 Zonación hidrogeológica e hidrogeoquímica de un acuífero kárstico litoral afectado por la intrusión salina. así como en la geomorfología de la región.Ca2+ > Na+.En la zona de mezcla agua dulce-agua de mar se ponen en contacto dos fases químicofísicas muy diferentes en cuanto a su composición química. las cuales se encuentran sobresaturadas en relación con la calcita.Ca2+ en equilibrio con la calcita. Zona en que prevalecen las aguas del tipo HCO3-. temperatura y contenido de gases disueltos. y las cuales se suelen encontrar insaturadas respecto a la calcita.Na+ > Ca2+ o de facies intermedias. pH. Zona en que prevalecen las aguas del tipo Cl--Na+. ampliando los conductos kársticos. 2. Cl. 3. la litología del acuífero y otras condiciones específicas.7) con las características siguientes: 1. se producirán interacciones más o menos intensas y complejas. Como resultado de la mezcla de agua procedente del medio subterráneo y del mar.. Zona de mezcla o dispersión.> Cl-. En dependencia del grado de mezcla. las cuales producen cambios en la permeabilidad de las rocas. mineralización. densidad. En general.> HCO3.

De acuerdo con la información reportada en la literatura especializada en relación con la geoquímica de las aguas kársticas afectadas por la intrusión marina. . 1980) observaron que la mezcla de dos aguas saturadas en calcita da lugar a un agua insaturada. aguas saturadas o aguas insaturadas respecto a la calcita o la dolomita (Custodio. 1986). También estos investigadores (Hanshaw y Back. en muchas regiones se han obtenido aguas con un determinado grado de saturación. Por ejemplo. Back y Hanshaw (1971) encontraron altos valores de sobresaturación en aguas de pozos en las penínsulas de Yucatán y Florida que atribuyeron a este tipo de mezcla de aguas.

Figura 2.8 Efecto de la mezcla agua dulce-agua de mar sobre la solubilidad de la calcita a 25 °C y una pCO2 determinada (Plummer. 1975 a). .

demostrando que algunas de estas mezclas originaban aguas agresivas (Figura 2. 1960). sólo 13 estaban insaturadas respecto a la calcita. 1988) encontraron que de un total de 38 muestras analizadas. desde 20 a 10 °C (Tab. Estos trabajos de simulación química sirven de base para explicar el intenso desarrollo de cavidades kársticas observado por algunos investigadores en áreas kársticas costeras (Cotecchia et al. de acuerdo con la ley de Henry. 1985. Se ha reportado un incremento de 77. correspondientes a acuíferos kársticos litorales de Cuba sometidos a condiciones de sobreexplotación. Cambios en la concentración de la calcita disuelta por las aguas naturales En este libro. Plummer. tendencia a un incremento de la mineralización a pesar de mantenerse las aguas insaturadas en relación a la calcita. 1986. estos investigadores estudiaron el papel que desempeñan los procesos microbiológicos de reducción de los sulfatos. 1976. En las aguas procedentes de pozos de cuatro acuíferos kársticos desarrollados en el litoral de la región de Valencia. se ha encontrado en ocasiones. por lo general. 1975. las aguas se van haciendo cada vez más saturadas hasta alcanzar un máximo.Algunos especialistas (Plummer. Los estudios más completos sobre este tipo de proceso de mezcla se han realizado en las regiones kársticas costeras de Yucatán y La Florida (Back y Hanshaw. 1980. 2. se puede establecer que de acuerdo con los principios que establece la químicafísica sobre la teoría del equilibrio de los carbonatos. el cual en forma esquemática se muestra en la tabla 2. especialmente en la península ibérica. el agua puede incrementar su solubilidad en calcita hasta 75 mg/L. Un resumen de los mismos se presentó por Ford y Williamsom (1989). Wigley et al.2. Analizando series cronólogicas de más de diez años. especialmente cuando están presentes iones Mg2+ y SO42+ .Aguirre. 1975. Si se disminuye a 0 °C su temperatura. . Calvache y Pulido Bosch. España. Si bien ciertas proporciones pueden originar insaturación. Plummer et al. a medida que aumenta la profundidad del pozo. Además del mecanismo de disolución y precipitación de los carbonatos.8). Hanshaw y Back. Pulido Bosch. 1975) estudiaron el comportamiento de mezclas en distintas proporciones de agua dulce con agua de mar. se han discutido los diferentes efectos y mecanismos mediante los cuales las aguas adquieren un determinado contenido de CaCO3. donde se analiza además el efecto que ejerce en estos procesos el problema de la sobreexplotación (Pulido Bosch. Custodio. se reportan también algunos trabajos recientes sobre los procesos de mezcla agua dulce-agua de mar en el karst (Herman et al.2). 1980). En años más recientes en estos lugares se han llevado a cabo algunos estudios geoquímicos en relación con los mecanismos de interacción de las aguas subterráneas con las calizas en condiciones de mezcla (Back et al. 1976. En general. Algunos de estos procesos se han hecho irreversibles como consecuencia de una mayor permeabilidad en el acuífero debido a la disolución acelerada por vertimiento de residuales y efecto de fuerza iónica (Fagundo. 1989. Arellano et al. 14 mg/L de calcita se pueden disolver en agua pura y hasta 55 mg/L en un agua natural en equilibrio con una pCO2 atmosférica a 25 °C. 1991. otras por el contrario dan lugar a aguas sobresaturadas. Hem. 1993). 1986). 1989. 1989). 1989). el intercambio iónico y los compuestos minoritarios.7 mg/L de CaCO3 al enfriarse un agua que poseía 240 mg/L de calcita disuelta. Arellano y otros. En las zonas costeras europeas. 1991. 1989).1971. Morell y colaboradores (1986. 1993. Los estudios con muestras tomadas por batometría en el acuífero kárstico litoral de la llanura meridional de Pinar del Río. a partir del cual evolucionan hacia la insaturación o una menor saturación (Arellano y Fagundo. demostraron que.

En condiciones de sistema abierto con abundante y renovable contenido de CO2. Sin embargo.3 mg/L por cada 100 m de profundidad.3 % de pCO2 o alcanzar sólo 120 mg/L a 3 % de pCO2. a causa de los procesos competitivos de oxidación de la materia orgánica (ver tabla 2.3%) 50 (0. a causa del régimen de circulación. el CO2 aumenta su solubilidad en agua en 0.2. reduce hasta 40 % la solubilidad de la calcita en las aguas kársticas. Sin embargo. Como aún presentan un elevado contenido de CO2 en el momento que afloran a la superficie. Los mayores incrementos reportados (Trailkill. ejerce efectos poco apreciables en la disolución de minerales e incluso gases. en condiciones de sistema cerrado (Bögli. La adición de iones comunes al equilibrio de los carbonatos y sulfatos. 1980).1989). H2O (l). parte de los minerales son depositados como CaCO3 en los bordes del manantial. mientras que la cantidad de CaCO3 puede decrecer hasta 50 mg/L a 0. la cantidad de calcita disuelta en el agua puede alcanzar 150. se debe tomar en cuenta el modo en que este proceso tiene lugar. mientras que la adición de iones foráneos a este equilibrio incrementa sensiblemente la solubilidad de este mineral. (ver tabla 2. A mayor profundidad.03%) Tabla 2. 300 ó 450 mg/L.2). CaCO3 (s) Complejos Presión de la atmósfera del Corrosión por mezcla orgánicos suelo de agua Sistema teórica abierto cerrado 500 PCO2 (6%) Incremento ↑ 450 de 10 mg/L por 1/2% de poco (3%) 300 CO2 probable ÄÄÄÄÄÄÄÄÄ debido a la oxidación Disminución (0.03% Sistema abierto ideal ³ CaCO3 (en mg/L) ³ ³ ³ ³ ³ ³ 75 00 C ³ 55 ³ ³ ↑ 1000 en agua de mar (efecto de fuerza iónica) Tres fases CO2 (g). en la práctica éste es menor. La variación en la presión hidrostática de las aguas. Este efecto es responsable del elevado contenido de iones disueltos que presentan las aguas procedentes del drenaje profundo cuando emergen en los manantiales kársticos. 1968) se deben al resultado de la mezcla entre el . 3 ó 46 % respectivamente. la solubilidad de este gas se incrementa en 6 mg/L por cada 100 m de profundidad hasta alcanzar los 400 m.03%) 66 ↑ Efecto de ion común en agua pura 66 ↑ Disminución ón en un 40 % ↓ 30 14 (0. Un incremento notable del contenido de CaCO3 en las aguas también puede alcanzarse en presencia de compuestos orgánicos tales como los ácidos húmicos y fúlvicos. Efecto de diferentes factores en la concentración de CaCO3 (en mg/L) disuelto en aguas carbonatadas (Ford y Williams. cuando la pCO2 del suelo es de 0.3. si se hace burbujear CO2 en un agua kárstica sometida a presión.3%) 150 ↓ ↑ ↑ (3%) 120 ↓ (0. tal como se ilustra en la tabla 2. Aunque teóricamente se ha calculado la posibilidad de un incremento de hasta 500 mg/L por esta vía. El incremento de la solubilidad de la calcita por el efecto de los procesos microbiológicos y bioquímicos.Dos fases a 250 C ³ Efecto de ³ Temperatura ³ Atmósfera estándar PCO 2 = 0. fue tratado en este capítulo.2.2).

3. 2. el agua va incrementando su mineralización y el hielo formado al inicio posee muy pocos minerales en su red cristalina. 1960). pCO2. El proceso de disolución de los carbonatos de calcio en condiciones normales ocurre rápidamente. El cambio de estado en el agua por variaciones en la temperatura o presión de vapor da lugar. propia de los suelos kársticos. producto de solubilidad. la cual se ha formado mediante un proceso que comprende tres etapas: 1.agua acuífera con el agua de mar. mencionados en el párrafo anterior. Mg2+ y HCO3. Al pasar un agua líquida a la fase vapor. presión atmosférica. también influyen las características cinéticas y termodinámicas de los equilibrios involucrados. Thompson y Sievers. Según esta especialista. Transporte de iones a una determinada distancia. las capas de hielo siguientes contendrán una cantidad mayor de soluto cristalizado. En sentido inverso. la naturaleza de los solutos presentes y las condiciones en que se produce la congelación influyen en las características químico-físicas del hielo. provocará que la solución se congele bruscamente y los hielos formados no presentan una estructura similar a cuando el proceso ocurre en forma gradual. A 25 °C y una pCO2 elevada. Si también hay magnesio presente. cualquier movimiento que altere la estabilidad del proceso.de las rocas por las aguas meteóricas y juveniles. el CO2 disponible se consume y se eleva el pH. La composición química de la solución determina la estructura y las dimensiones de los cristales. fuerza iónica. 1958). etcétera). su precipitación como dolomita o magnesita es más lenta aún (Langmuir. Los procesos crioquímicos. 1964. así como una sobresaturación de la solución. al descongelarse este hielo parte de los minerales atrapados no pasan a la solución acuosa en forma disuelta y esto trae como consecuencia la precipitación de minerales exógenos. Precipitación de carbonato de calcio o magnesio como resultado de cambios de tipo químico físicos. mediante un proceso gradual de enfriamiento. se consume energía térmica y se produce la evaporación del solvente. El papel de los factores químico-físicos en la precipitación de los carbonatos fue estudiado por Muxart (1981). la germinación provocada por la adición de cristales o partículas ajenas y el estado de agitación o . Un cambio en las condiciones químico-físicas en este caso favorece la precipitación (temperatura. Deposición de la calcita a partir de aguas sobresaturadas En la superficie terrestre existe una abundante cantidad de carbonatos de origen continental. como la precipitación de los mismos a partir de una solución acuosa sobresaturada. líquido (agua) o gaseoso (vapor). la solubilidad de la calcita se puede incrementar en estas condiciones hasta 1 000 mg/L. A la temperatura y presión normales de la atmósfera terrestre. El proceso contrario es más lento. biológicos o bioquímicos ocurridos en el medio acuoso. Con el descenso progresivo de la temperatura. Garrels. Disolución de los iones Ca2+. Al pasar el agua de líquido a sólido (formación de hielo o nieve). crean a su vez grandes cambios en las propiedades químico-físicas de las aguas originadas por descongelación de los glaciares y del permafrost (suelo permanentemente congelado) de las regiones polares. los sistemas de equilibrio CO2-H2O-CaCO3 y CO2H2O-CaMg(CO3)2 controlan tanto la disolución de los carbonatos. El agua puede permanecer sobresaturada mucho tiempo antes de que se produzca la precipitación de la calcita o el aragonito (Weyl. Si la solución está sobresaturada y en estado de quietud. por lo general. el agua se puede presentar en uno de los tres estados de la materia: sólido (nieve o hielo). a la deposición de la materia disuelta.

La acumulación de formaciones de travertina fue estudiada por Nicod (1986 a) sobre la base de los factores químico-físicos a nivel local. porque no está saturada . La precipitación de CaCO3 de una solución sobresaturada se puede producir de dos maneras: a temperatura constante.1 (Langmuir. por elevación de la temperatura. en las regiones dolomíticas de los países fríos. la presencia de aragonito se ha utilizado como un indicador de paleotemperatura (Moore. en dependencia de las proporciones de la mezcla. al mezclarse con otra rica en iones ajenos al sistema CO2-H2O-CaCO3 puede adquirir un grado de saturación menor o incluso hacerse agresiva. la disolución de uno de los minerales originaba la precipitación del otro. 1981). 1971). tales como Mg2+. las aguas en su curso pueden alcanzar el equilibrio respecto al mineral constitutivo más abundante en estas rocas en un tramo dado (calcita o dolomita). siendo la verterita la más inestable. Como resultado del proceso de disolución incongruente. luego verterita y finalmente aragonito. mientras que en los países tropicales esta es del orden de 1. 1956). Mediante experimentos de laboratorio se ha demostrado que una solución de CaCO3 expuesta a la atmósfera deposita primero calcita. En el caso de iones comunes a este sistema se producirá un aumento de solubilidad a bajas concentraciones y precipitación a concentraciones más elevadas. Los experimentos llevados a cabo a 25 y 30 °C concuerdan también con estos resultados (Garrels. También se analizó que cuando en la disolución de los carbonatos están presentes la calcita y la dolomita. al nivel de geosistema o hidrosistema kárstico y en relación a la variación de las condiciones durante el Holoceno como resultado de la actividad antrópica. 1971 a. Estos valores están bastante cercanos a los calculados teóricamente para la disolución incongruente a temperaturas entre 10 y 25 °C. 1969 b). 1954). las aguas naturales poseen una relación iónica Ca2+/ Mg2+ del orden de 0. 1960. seguida del aragonito. a partir de verterita (Roques. 1964). A temperaturas elevadas se produce el fenómeno contrario. La formación de aragonito también se ha asociado a la presencia de ciertos iones. Por el contrario. a temperatura superior ocurre la disolución incongruente de la calcita. Un agua que se encuentra saturada en relación a la calcita. Los tres minerales constituyen formas alotrópicas del CaCO3. la adición de iones no comunes al sistema de equilibrio de los carbonatos incrementa su solubilidad. En experimentos de laboratorio. Sr2+ ó Pb2+ (Murray. en un sistema CO2-H2O-CaCO3CaMg(CO3)2 la disolución incongruente de la dolomita origina una dolomita cuarcífera de fórmula: Ca1+x Mg1+x (CO3)2 que es más soluble que la dolomita ideal CaMg(CO3)2. al llegara la zona de las dolomías podrá disolver dolomita. se ha demostrado que la adición de Mg2+como MgCl2 incrementaba la deposición de aragonito en relación a la calcita (Roques. En las regiones donde se alternan secuencias de calizas y dolomías. por disminución de la pCO2 o a pCO2 constante. 1973 a).quietud de la solución. Por esa razón. b. Muxart. A temperaturas del orden de 10 °C.59. el agua que se mueve por esta región. Thompson y Siever. aunque en este caso el proceso de precipitación es muy lento (Wigley. Al elevarse la temperatura se incrementa la cantidad de aragonito depositado. Si por ejemplo es más abundante la calcita. de igual forma. tal como ha quedado demostrado en los estudios cinéticos y experimentales (Giroy y Roques. A bajas temperaturas la dolomita es más soluble que la calcita y en el proceso de disolución del primer mineral se deposita el segundo. 1972).

el agua adquirirá una mayor insaturación respecto a la dolomita y es capaz de disolver más cantidad de ésta. tales como grado de humedad.con respecto a ese mineral. existen otros que influyen en el proceso de deposición de minerales carbonatados. 1977). el agua tenderá a sobresaturarse respecto a la calcita. Entre estos microorganismos. así como de la duración diurna de los rayos solares. por las reacciones con las piritas o en virtud del aporte de otras fuentes de tipo hidrotermal. las aguas kársticas en su infiltración vertical hacia la zona freática. hongos e incluso. para esto es necesario un flujo hídrico suficiente para asegurar la supervivencia de los microorganismos. estas aguas son capaces de depositar . luminosidad y gravedad específica (Adolphe. En otros casos. de la temperatura y la humedad del lugar. Si en esas condiciones se produce la precipitación de este mineral. Esta investigadora destaca el papel de estos organismos en la destrucción de compuestos hidrosolubles que participan en la disolución de CaCO3 del suelo y su influencia en la generación de depósitos carbonatados. demuestran que en las rocas ricas en mineral dolomita. 1967). Como resultado del efecto de los iones comunes Ca2+ y CO3 2procedentes de la dolomita. además se encontró que en este proceso influyen condiciones ambientales similares a las que afectan las variaciones morfológicas de los depósitos. bacilos. Sobre la base de estudios experimentales de biocristalogénesis. al encontrar una falla o zona de contacto tectónico favorable. pueden encontrar estratos impermeables y condiciones tectónicas favorables que les permitan salir al exterior conservando aún una pCO2 elevada. Muxart (1981) ha señalado que la precipitación de origen biológico depende de una serie de factores climáticos y pedoclimáticos. En esas condiciones al salir a la superficie liberan parte del CO2 disuelto hasta alcanzar la pCO2 en equilibrio a las nuevas condiciones de presión y temperatura. Deposición de la calcita en manantiales y cursos superficiales En muchas ocasiones las aguas kársticas adquieren un elevado contenido de CO2 en la zona del suelo y al infiltrarse a través de canales y fisuras. También pueden elevar su temperatura a causa del calor geotérmico. utilizando microscopio electrónico. Esta actividad es función a su vez de los elementos nutritivos disponibles. muy superior a la del aire atmósférico. Además de los factores químico-físicos. Muchos organismos vivos por ejemplo. Como consecuencia del cambio de la pCO2 y la temperatura. desempeñan un papel importante algunas pseudomonas. La presencia de clorofila en los vegetales está ligada a la fotosíntesis y la misma depende de la actividad. Estudios realizados. Este proceso de disolución incongruente de la dolomita puede originar abundantes depósitos de calcita. utilizan en su metabolismo elementos de los sistemas CO2-H2O-CaCO3 y CO2-H2O-CaMg(CO3)2. se observó con la ayuda de un microscopio la formación de agujas y rombohedros de calcita por la acción de microorganismos. cuyas aguas portaban una elevada dureza de Mg2+ (Gams. son capaces de alcanzar grandes profundidades y luego. precipitando travertina en forma de calcita o aragonito en los bordes del manantial y especialmente en los rápidos y cascadas. 1981). algunos moluscos. ascender hasta el exterior. el intemperismo químico y el ataque biológico son más activos sobre CaCO3 que sobre CaMg(CO3)2 (Muxart y Girot. En muchos casos incrementan su contenido de CO2 y el de otros gases como el H2S. abundantes depósitos de tufa calcárea en la confluencia de dos ríos que drenan de una cuenca desarrollada en dolomías del Triásico. produciendo la precipitación de sales de calcio y magnesio. algas azules y verdes. Se ha encontrado en el karst Dinárico.

abundante cantidad de carbonato; por ejemplo, 2 t de travertina son depositadas diariamente en el manantial hidrotermal Meskountine, en Argelia (Urbain, 1953). En un evento celebrado recientemente sobre las travertinas y la evolución del paisaje holocénico del Mediterráneo, se presentaron muchos trabajos relacionados con el origen, distribución y morfología de grandes depósitos de calcita que han tenido lugar durante el Holoceno. Adolphe (1986) relacionó el origen de los depósitos de tufa y travertina con la presencia de algas, bacteria y hongos en esos depósitos. Nicod (1986 b), atribuyó la formación de depósitos de travertina del valle de Argens a factores antrópicos y naturales, estos últimos caracterizados por la acción antagónica del proceso de creación por las algas, por un lado, y por la acción hidromecánica por el otro. La presencia de conchas y caracoles, así como de otros organismos en los sedimentos ha permitido su datación y disposición geocronoestratigráfica por métodos palentológicos (Geovine, 1986) o por datación con C14 (Reffay et al, 1986). Esto ha permitido conocer en qué parte del Holoceno ocurrieron las máximas deposiciones. En general, estos estudios han puesto de manifiesto que durante el Holoceno, específicamente entre el Boreal y el Atlántico (9 000-5 000 a.n.e.), en Europa primó un clima seco y caliente, en esas condiciones fue más favorable el proceso de deposición de los sedimentos carbonatados (Weisrock, 1986). En los períodos Histórico y Actual se ha producido una disminución de la intensidad de este proceso, a causa de cambios climáticos y a la actividad humana que ha modificado el medio ambiente. En la cuenca del río Cuyaguateje, en Cuba, se estudió el contenido relativo de cuarzo y caolinita de los depósitos originados durante el Cuaternario en terrazas fluviales, así como los de origen epigeo que abundan en las cuevas (Fagundo, Valdés y Pajón, 1984). También se encontró que existía una buena correlación entre los sedimentos que aparecen a los distintos niveles de terrazas y niveles de cavernamiento, lo cual fue atribuido a los cambios en el nivel de base ocurridos durante este período, como consecuencia de las fluctuaciones del nivel del mar, por los alternativos procesos de ablación y congelación ocurridos en el casquete polar.
Deposición de calcita y aragonito en cavidades subterráneas Cuando las aguas que se infiltran a través de las grietas y fisuras de un macizo kástico interceptan una cavidad, liberan parte del CO2 disuelto hasta alcanzar la pCO2 de la atmósfera de la cueva. En muchos casos, las cuevas se encuentran aireadas y su atmósfera está en contacto con la del exterior, en esas condiciones, el agua deposita el exceso de calcita que posee en relación a la pCO2 del recinto cavernario. El CaCO3 depositado se reparte, quedando una porción en el extremo del conducto o estalactita y la otra cae al piso de la cavidad originado una estalagmita. Además de estos tipos de espeleotemas, existen otros de las más diversas formas, cuyo origen depende de condiciones específicas de la cueva: temperatura, humedad, circulación del aire, composición litológica, cobertura pedológica y otros factores. El clima, por ejemplo, desempeña un papel determinante en el desarrollo de las denominadas anemolitas y algunos espeleotemas deformados (Choppy, 1981). En la literatura espeleológica y karstológica en general, abundan los trabajos relacionados con la clasificación y origen de los diferentes depósitos que abundan en las cuevas (Núñez Jiménez et al, 1984, Hill y Forti, 1986). El proceso de transferencia de masa que se produce al depositarse CaCO3 por el agua kárstica que se infiltra a través de una concresión tubular, se ha estudiado por Roques (1969a). La composición química de las aguas de degoteo y de gours, muestreadas en las cavernas presentan más bajo contenido de CO2, Ca2+ y HCO3- que las aguas de las emergencias que se encuentran en la misma región kárstica. El pH por el contrario es más elevado en las aguas de cueva

que en las de manantiales o surgencias kársticas. Por lo general, las aguas en cuevas se encuentran saturadas o sobresaturadas en relación a la calcita y sólo se hacen agresivas en los períodos lluviosos, cuando los conductos por donde se infiltra el agua son lo suficiente grandes y capaces de responder con rapidez al efecto de las precipitaciones. En esas condiciones las aguas exteriores arrastran la materia orgánica y alcanzan la cavidad con suficiente contenido de CO2 disuelto. Aunque la calcita y el aragonito suelen ser los minerales más abundantes en las cuevas, otros en menos proporción se han encontrado tanto en depósitos hipogeos como epigeos (Hill y Forti, 1986; Shopov, 1988). En Cuba además de calcita y aragonito (Valdés y Fagundo, 1975), se ha reportado la presencia de minerales menos comunes (Pajón, Fagundo y Valdés, 1985).
Proceso de karstificación en yeso A pesar de que las rocas evaporíticas están ampliamente distribuidas en la superficie de la Tierra, muchas de éstas se encuentran en profundidad debido a que en el proceso de meteorización, la rápida disolución destruye los afloramientos superficiales. Las formas kársticas superficiales en este medio son más frecuentes en las regiones áridas (White, 1988). Morfológicamente las regiones kársticas yesíferas presentan paisajes similares a los desarrollados en rocas carbonatadas. Las cuevas en yeso son algo diferentes a las cuevas en calizas. La química, sin embargo, es mucho más simple, no hay dependencia del pH y de la presión de CO2. El mecanismo de disolución es también diferente, la velocidad de disolución del yeso depende fuertemente de la agitación (White, 1988). Los trabajos relacionados con la geomorfología, la hidrología y la hidroquímica de los karst en yeso son más escasos que los realizados en relación a terrenos carbonatados, incluso en España, que junto a la antigua URSS, EEUU e Italia, constituye uno de los países del mundo donde la extensión y desarrollo del karst yesífero es más importante (Calaforra y Pulido Bosch, 1989). Como se indicó en el Capítulo 1, la disolución de los minerales evaporíticos ricos en SO42-, yeso y anhídrita, tiene lugar mediante un proceso de disolución física donde sólo intervienen las moléculas del mineral y de H2O. De acuerdo a las leyes termodinámicas, es posible la disolución de 2,41 g/L de CaSO4 a 25 °C, siendo mayor la solubilidad a temperaturas más altas. A 58 °C y 1 atm., el yeso pierde su agua de cristalización y se transforma en anhidrita. En muchas regiones kársticas desarrolladas en yeso, las aguas adquieren una concentración superior a 2,0 g/L, mientras que en los terrenos kársticos carbonatados, por lo general, concentraciones de CaCO3 mayores de 0,35 g/L se deben a la influencia de sulfatos o cloruros (Ford y Williams, 1989). Las aguas naturales presentan, por lo general, un contenido de SO42- que depende del tipo de mineral presente o de fuentes contaminantes. Perchokin (1986) reporta concentraciones de CaSO4 en aguas kársticas de fractura en macizos de yeso-anhidrita que varían entre 0.06 g/L en las depresiones rellenas con depósitos kársticos, hasta 2,4 g/L en la cima de los macizos. Forti (1988) encontró contenidos de SO42- entre 37 y 40 meq/L (2,58 - 2,7 g/L de CaSO4) en las aguas de la fuente de Poino, en la provincia de Reggio Emilia, las cuales variaron su concentración de Cl- de 51 a 64 meq/L (2,7 a 2,27 g/L) en el año hidrológico 1984, y según datos históricos, el contenido de NaCl de esta fuente ha sufrido una disminución desde 15 g/L en 1862 hasta 3,1 g/L en 1984. En Cuba, donde el karst en yeso sólo ocupa una superficie ínfima del territorio, los estudios de tipo hidrológicos e hidroquímico son aún mas escasos. Sólo aparece reportado un trabajo de este

tipo, realizado en el marco de una expedición espeleológica italo-cubana al macizo yesífero de Punta Alegre en la provincia de Sancti Spíritus (Fagundo et al, 1994). En ese sitio, la cobertura carbonatada ha sido erosionada y fragmentada, permitiendo el afloramiento de los yesos en la superficie. De ese modo la alimentación del acuífero es directa a partir de las precipitaciones, con descarga al mar a través de manantiales, algunos de los cuales afloran en el propio lecho marino. El nivel piezométrico se encuentra en contacto dinámico con las aguas marinas, las cuales invaden el acuífero yesífero a través de las grietas y conductos. Mediante un muestreo realizado en pozos y manantiales, fueron detectadas cuatro facies hidrogeoquímicas: SO42-- Ca2+; SO42-> Cl- - Ca2+> Na+; Cl- > SO42-- Na+ > Ca2+ y Cl- - Na+. La primera facies (sulfatadas cálcicas) es la más abundantes. Estas aguas se originan por infiltración directa de las precipitaciones a través del macizo de yeso desnudo. Se caracterizan por presentar bajos contenidos de Cl- (0,06 y 0,10 g/L), CaSO4 (2,20 y 2,02 g/L) y poca mineralización (2,55 g/L de sólidos solubles totales, SST). Debido a los fenómenos de intrusión marina en el acuífero en forma difusa o a través de conductos; así como mediante interacción con halitas subyacentes, las aguas en su trayectoria vertical se mezclan en diferentes proporciones con otras aguas que poseen un elevado contenido de NaCl disuelto. Como resultado del efecto de los iones Cly Na+ no comunes al equilibrio involucrado en la disolución del yeso (efecto de fuerza iónica), las aguas del acuífero saturadas en yeso pueden seguir incrementando su contenido de CaSO4. En las aguas del tipo sulfatadas cálcicas, se alcanzó valores de Cl-, CaSO4 y SST de 0,49, 2,53 y 3,82 g/L, respectivamente. Las aguas del tipo sulfato-cloruradas cálcico-sódicas presentan contenidos de Cl- entre 0,58 y 0,87 g/ L; de CaSO4 ,entre 2,40 y 2,25 g/L., y SST del orden de 3,90 g/L. Las aguas del tipo cloruro-sulfatadas sódico-cálcicas muestreadas presentaron un contenido de Cl-, CaSO4 y SST de 4,26; 4,66 y 12,11 g/L respectivamente. Las aguas del tipo cloruradas sódicas mostraron niveles de Cl- entre 9,05 y 13,15 g/L; de CaSO4 entre 1,50 y 2,46 g/L, y de SST entre 16,87 y 24,81 g/L, respectivamente. Mediante experimentos de laboratorio se ha demostrado que, mientras un agua destilada en condiciones de saturación a una temperatura dada, puede disolver 2,0 g/L de CaSO4.2 H2O puro, la cantidad de yeso disuelto aumenta progresivamente hasta alcanzar 7,5 g/L con la adición de hasta 100 g/L de NaCl (Ford y Willams, 1989). Luego la solubilidad experimenta una disminución a medida que se sigue añadiendo NaCl, lo cual concuerda aproximadamente con los resultados obtenidos en el laboratorio al disolver hasta saturación un mineral puro del yacimiento de Punta Alegre con aguas con diferente concentración de NaCl disuelto (Fagundo et al, 1994).

Capítulo 3. Caracterización y evolución químico-física de las aguas kárstica

Ek. lo cual favorece el escape del CO2 disuelto en el agua hacia la fase gaseosa. La composición química de las aguas kársticas está controlada por los equilibrios químicos de los carbonatos y varía al cabo del tiempo. El empleo de ecuaciones de correlación matemática entre la conductividad eléctrica y algunos parámetros químico-físicos como la mineralización (Bakalowicz. donde este gas es más soluble. lamentablemente se acostumbra a hacer los análisis y mediciones en el laboratorio. Bray (1977 b) y Fagundo (1982) han sugerido el uso de la conductividad eléctrica para medir la agresividad de un agua. los análisis químicos y las mediciones de pH. Esto da lugar a la recombinación de los iones HCO3. así como la conductividad eléctrica deben hacerse "in situ". constituye una herramienta imprescindible para los hidrólogos. los caudales y el quimismo de las aguas. Para la aplicación de los métodos hidrogeoquímicos en el estudio de la disolución kárstica. la dolomita y la p CO2 en equilibrio. 1965). hidrogeólogos. 1959. Ca2+ y Mg2+ por análisis volumétrico (Corbel. Con ese objetivo. Otra práctica inadecuada consiste en tomar la muestra dejando una cámara de aire. 1974). se han continuado empleando por especialistas de diferentes países (Gams. Ca2+ y Mg2+. Garay y Morell. karstólogos. Los primeros métodos hechos en el campo para la caracterización de las aguas kársticas consistían en el uso de tabletas. en la segunda fase del trabajo se seleccionan los puntos o estaciones de observación sistemática y se instalan los equipos de registro o medición necesarios para el control de las precipitaciones. La primera fase de todo trabajo hidrogeoquímico. 1979. cuando éstas en la práctica. geomorfólogos. el pH y la conductividad eléctrica. comprende el estudio bibliográfico y visitas de reconocimiento en el área objeto de estudio. las cuales se analizan con fines de orientación. 1977). Los cálculos del grado de agresividad del agua se han realizado por medio de computación (Wigley. así como mediciones de HCO3-. carecen de valor para interpretar la naturaleza de los fenómenos kársticos. 1973). es necesario tomar en cuenta el balance hídrico y parámetros geoquímicos que caractericen a cada sistema. la dureza o las concentraciones de HCO3-. Algunas variantes de este método. ha permitido calcular la cantidad de calcita disuelta en las aguas que emergen de un macizo carbonatado. ingenieros sanitarios y otros especialistas relacionados con el agua. . 1989). En muchos países. relacionando el volumen de infiltración y circulación del agua con la composición química de la misma en el área de descarga del acuífero (Garay y Morell. muchas veces hasta semanas después de tomada la muestra. La mayoría de los karstólogos norteamericanos y algunos europeos han utilizado hasta años recientes algunas mediciones de campo. Por esta razón. Estas fueron empleadas por los geomorfólogos ingleses en sus primeros estudios para la determinación de la denudación química en regiones kársticas.Análisis químico y calidad de las aguas La determinación de las propiedades químico-físicas de un agua kárstica.y Ca2+. 1989). En esta etapa también se toman muestras. a la precipitación de CaCO3 (con disminución en la conductividad eléctrica) y al aumento del pH. las cuales añadidas al agua cambiaban el color (Smith. empleando los índices de saturación de la calcita. Estos últimos métodos se basan en la determinación previa de correlaciones lineales entre la conductividad eléctrica. principalmente la temperatura.

en %. se lleva a cabo desde hace muchos años por investigadores polacos y de otras nacionalidades (Markowicz y Pulina. 1989). Rodríguez et al. 1974.4 73. 1992). 1972). Ci: Concentración de cada ion i.. Otro método útil para calcular el error del análisis consiste en la comparación entre la conductividad eléctrica real y la teórica (Dudley. 1986. el pH. Ion HCO3ClSO42NO3- Csi (µS/cm) 42.7 50. HCO3-. mediante la diferencia de aniones y cationes. en meq/L.5 69. En la actualidad se usan también los métodos de cromatografía iónica para el análisis tanto de los aniones como de los cationes en muestras de aguas y suelos. En aquellos casos en que el error calculado por la ecuación 3.1 sea superior a 10 %. También se suele emplear la ecuación de balance: e= ∑ cat − ∑ an 200 ∑ cat + ∑ an (3. La precisión de los análisis químicos se controla mediante diferentes métodos.5 75. así como los microcomponentes y elementos trazas. Ca2+ y Mg2+ . 1984. Las mediciones que se hacen más comúnmente en condiciones de campo son: la temperatura. en meq/L. fluorescencia de rayos X u otra técnica analítica.0 Ion Ca2+ Mg2+ Na+ K+ CSi (µS/cm) 57. Cl-.6 49. Fagundo et al.1) donde: e: Error. mediante absorción atómica. SO42. donde se determina Na+ y K+ por fotometría de llama. una réplica de la misma muestra se suele preservar en el campo por adición de un ácido mineral fuerte y luego se lleva al laboratorio. se debe repetir el análisis o desechar la muestra.El empleo de marchas analíticas de campo. calculada mediante la ecuación: LogCET = log ∑ n CiCSi − 0 . Krawczyk. Además. Σ cat: Suma de cationes. la conductividad eléctrica. 1981. en meq/L.2 72.9 Tabla 3. Aminot. Conductividad eléctrica específica equivalente de cada ion a dilución infinita (CSi) a la concentración de 1 meq/L y a 25 °C . CSi: Conductividad específica equivalente de cada ion i a dilución infinita y 25 °C (Tabla 3.. así como los análisis químicos de CO2 disuelto. CO32.2) donde: CE T: Conductividad eléctrica teórica a 25 °C.1). 03 log i =1 ∑ Ci i =1 n (3. Σ an: Suma de aniones. 1979. entre estos la diferencia entre aniones y cationes que no debe exceder de un cierto valor. incluyendo a los de Cuba (Pulina et al.1. Los elementos alcalinos se suelen reportar como Na+ + K+.

. Estudios similares.Revisión del balance de aniones y cationes. igualmente cuando el TSS sea mayor de 1 000. en la Sierra del Rosario (Rodríguez et al. pero se puede tomar Na+ + K+ = Na+. 1988).. aunque con una frecuencia de observación menos sistemáticas y con menos recursos se habían hecho con anterioridad en la cuenca del río Cuyaguateje (Fagundo et al. si ambos tienen > 5 mg/L.El TSS debería variar entre 0. Para la determinación de la calidad de los datos hidroquímicos correspondientes a aguas termales. 1977. oxígeno disuelto (Llorent. . 1991): .55 y 0. La diferencia entre ambas sumas no debería sobrepasar el 6 %. -(Suma de aniones/Suma de cationes en meq/L) x 100 debe ser aproximadamente igual a la conductividad. teniendo en cuenta que en las aguas naturales Na+ > K+. Hoy día. Morell et al. no se conocen los contenidos de los iones Na+ y K+. NO3. la demanda química de oxígeno (DQO) y otras técnicas empleadas en la caracterización de aguas residuales. Matia. 1972). 1987). 1979. En Cuba. humedad relativa y precipitación) se ha abordado en diferentes bases experimentales (Pulina. c) K+ > Na+.3) donde: CER: Conductividad eléctrica real a 25 °C.77 x Conductividad. Paterson. En el caso de los análisis de campo. NO2-) y el fósforo (ortofosfato y fosfato total). 1971.Comparación del TSS determinado y el calculado. potencial redox.Para calcular el error del análisis se puede emplear la fórmula: e= CET − CE R 100 CE R (3. también se incluyen en las marchas analíticas aquellos indicadores de la actividad del hombre en el karst. con registro continuo de los caudales en diferentes emergencias de una cuenca kárstica. se han propuesto los siguientes criterios (Urbani. así como algunos iones mediante sensores y electrodos selectivos (García et al. El estudio del comportamiento químico-físico de las aguas kársticas mediante análisis químico completo de campo. b) Ca2+ = 0 y Mg2+ > 2 mg/L. las primeras experiencias de este tipo se llevaron a cabo en el macizo del Pan de Guajaibón. donde se realizaron estudios relacionados con la dinámica y evolución del karst en condiciones tropicales y fue necesario hacer mediciones cuantitativas de la intensidad de la denudación química. Esto no es aplicable cuando la suma de los meq/l de aniones o cationes sea menor o igual a 5. 1988. especialmente los componentes del ciclo de nitrógeno (NH4+. . disponiendo de la información de los elementos del clima (temperatura. conductividad eléctrica. Bakalowicz. 1981). 1989). . Las determinaciones se consideran precisas cuando el porcentaje de error es menor de 5. Otros métodos de medición empleados en los estudios del karst son los llevados a cabo con equipos electrónicos portátiles o sistemas automatizados de registro o adquisición de datos.Sospechar del análisis si: a) Na+ = 0. pH. que miden uno o varios indicadores como: temperatura.

Así por ejemplo. si el agua está sobresaturada. Así es posible estudiar la estructura y grado de organización del karst a partir de las respuestas naturales de los acuíferos en las surgencias.. y sólo en ocasiones a algunas cantidades de CO32.y SiO2) requiere un análisis particular y complementa la información sobre el comportamiento del sistema. la mineralización y el grado de saturación de los minerales presentes (calcita y dolomita). el modo de tránsito del agua por el macizo y el tiempo de residencia de ésta en el sistema. NO3. hidrotérmicas e hidrobiológicas). la pérdida de CO2 en cantidades más o menos grandes provoca la recombinación iónica y precipitación de minerales. SO42. cuyo análisis puede brindar un mayor conocimiento del sistema drenado (Schoeller. Miserez. En este proceso el CO2 originado por la descomposición microbiana de la materia orgánica en el suelo. Freixes. 1962. donde el karst es tomado como una caja negra al cual se tiene acceso a través de las funciones de entrada (las precipitaciones) y las funciones de salida (variables hidrogeológicas. en contacto con el agua y los materiales del karst. las condiciones estructurales del suelo y del grado de desarrollo de la actividad microbiológica del mismo). indica que la misma ha permanecido suficiente tiempo en el interior del karst. 1991. se hidrata. fundamentalmente. posee elevados contenidos de iones disueltos. Na+. Durante las precipitaciones. K+. El proceso de disolución de los carbonatos por las aguas meteóricas da lugar. forma iones complejos y controla además la disociación de los carbonatos. 1975). el sistema kárstico está constituido por las siguientes partes: impluvium no kárstico. y a partir de la atmósfera directamente. alcanzándose la saturación con menor contenido de iones disueltos. 1973.Estudio del comportamiento hidrodinámico de los acuíferos kársticos a partir de las respuestas naturales en las surgencias. adquiere una composición que es característica de la naturaleza del mismo. el agua de infiltración conteniendo una cierta cantidad de CO2 (que depende de la materia orgánica disponible. disolverá más o menos calizas hasta alcanzar el equilibrio. 1991). Bakalowicz. Por tanto.. Antiguedad. debe tenerse en cuenta que en ocasiones un alto contenido de iones disueltos pudiera estar asociado a la presencia de rocas con un alto grado de trituración o porosidad. brindan una valiosa información sobre las características de la zona de infiltración. a iones HCO3-. donde es mayor la superficie de contacto agua-roca. La investigación de la dinámica o funcionamiento del karst ha sido abordada mediante un enfoque sistémico. En ocasiones. El comportamiento de los macroconstituyentes del agua no relacionados con los equilibrios de los carbonatos (Cl-. . Ca2+ y Mg2+ . el pH. un agua insaturada con poco contenido de iones disueltos indica que el tránsito del agua a través del sistema kárstico no ha sido suficientemente largo para que se hayan establecido los equilibrios de los carbonatos. El agua en contacto con los distintos minerales constitutivos del medio rocoso por donde transita. 1986. el contenido de los iones que participan en el equilibrio de los carbonatos. hidroquímicas. lo cual complica la interpretación del régimen de circulación hídrica y el tiempo de tránsito del agua en el sistema. 1979. La cinética de las reacciones H2O-CO2-MeCO3 (Me = Ca2+ o Mg2+) está determinada por la velocidad de reacción más lenta que corresponde a la interacción de la interfase líquido-sólido. Por el contrario. Según este modelo conceptual. poco CO2 y altos valores de pH. la dureza. No obstante. La investigación hidrogeológica actual tiende a considerar el medio kárstico compartimentado en sistemas en el cual el flujo subterráneo se organiza para constituir una unidad de drenaje (Manguin. la zona de infiltración o zona no saturada y la zona saturada. Morales. el contenido de CO2.

una variación grande de la mineralización (conductividad) es consecuencia de la mezcla de aguas donde es importante el aporte de las aguas de infiltración rápida. también puede enriquecer el contenido de SO42. un alto contenido de Cl. El contenido de ion SO42.está asociado. aunque debido a la capacidad de intercambio iónico de las arcillas. 1991). es función además del tiempo de residencia y las condiciones del movimiento del agua. .en el agua. representativos de las diferentes fases hidrodinámicas (crecida. De acuerdo a la metodología propuesta por Antiguedad (1988). su evolución temporal en las surgencias permite obtener información sobre las modalidades de infiltración del agua en el mismo y la existencia o no de elementos que favorezcan la homogeneización del quimismo del agua que entra al sistema. la existencia de homogeneidades o heterogeneidades hidroquímicas está relacionada con la organización del drenaje del sistema. una variable hidroquímica tiene validez limitada para fines de caracterización. así como establecer o delimitar zonas de alimentación del sistema (Morales. y en ocasiones por la propia industria. comúnmente asociadas a los carbonatos. 1979. De esta forma. fundamentalmente.puede estar asociado a la intrusión salina o los aportes de fuentes contaminantes. fundamentalmente. la información hidroquímica obtenida en puntos de control. Mediante muestreos sistemáticos con frecuencia al menos quincenal o mensual. 1993. En la zona del suelo. 1993). de la actividad antrópica. 1979. Fagundo. 1979). fundamentalmente las emergencias. El contenido de NO3. algunos investigadores han podido determinar las fluctuaciones diurnas o estacionales del quimismo de las aguas kársticas (Febre. así como del tipo del evento lluvioso. 1986. Freixes et al. o debido a una crecida ocasional (Bakalowicz. 1988. estableciéndose una metodología para diferenciar el grado de organización y funcionamiento hidrodinámico de los sistemas kársticos a partir de sus respuestas naturales. más abundante en las regiones no carbonatadas.El ion Cl. éstas pueden provocar diferencias significativas en las aguas respecto al contenido de aquel. Tal como ha señalado Aminot (1974). Debido a que el Cl. 1995). por su parte está asociado a la presencia del silicio. a las precipitaciones y su contenido depende de la altura y la distancia del punto muestreado al mar. En los procesos de evapotranspiración el contenido de este ion puede sufrir una reconcentración. Bakalowicz. especialmente en la zona epikárstica (Bakalowicz. El ion Na+ puede tener un mismo origen que el Cl-. decrecida y agotamiento).en las aguas depende. 1983. El SiO2. las aguas pueden adquirir considerables contenidos de este ion por disolución de sales solubles como yeso o anhidrita. Rodríguez y Vega. La oxidación de las piritas. Como la composición química del agua evoluciona en su movimiento a través de los sistemas carbonatados.en las aguas también pudiera ser aportado por la actividad agrícola. En los pozos ubicados en las llanuras litorales. El ion K+ puede sufrir grandes variaciones como resultado de las labores agrícolas a partir de los fertilizantes y de la capacidad de las raíces de las plantas en absorber este ion. deben tenerse en cuenta dos aspectos: la magnitud del descenso y el tiempo de recuperación de la conductividad. Además su correlación con otros elementos pueden ofrecer información sobre el origen del mismo.y los iones asociados al ciclo del nitrógeno son aportados desde el exterior del sistema.y una mayor información se obtiene del estudio de la evolución temporal del quimismo de las aguas en las surgencias. El descenso de la CE es función de la dilución. Morales y Antiguedad. Antiguedad.

es una expresión del grado de acidez de estas rocas. si éste es corto. el cual relaciona los iones cambiados en una reacción de intercambio iónico y los iones previamente existentes en el medio. con las aguas meteóricas. r Na + Cl − Cl − Cl − . indica el predominio de las aguas de infiltración rápida sobre las aguas de infiltración retardada. mas mineralizadas. r r SO42 − Cl − : Relación entre el yeso y la halita u otros agentes ajenos al karst. sucede lo contrario. con las arcillas y otros tipos de rocas. r : esta magnitud es muy superior a 1. 1975) y para interpretar el drenaje en diferentes regiones kársticas (Christopher. Si el tiempo de recuperación es largo. Esta relación se utiliza para determinar el denominado índice de cambio Cl − − ( Na + + K+ ) : Cl − de base. r K+ Na + : Está relacionada con el intercambio iónico que experimentan las aguas subterráneas. r HCO3− Cl − : Explica la relación entre los minerales calcita y halita disueltos en el agua. en la zona del suelo. las cuales reflejan las diferentes propiedades de interacción con el medio. r . El tiempo de recuperación de la CE es función de la modalidad de infiltración. 1977). también se suelen emplear otras relaciones iónicas tales como: r Li + Fe 2 + Br − I− . En las aguas kársticas mueven por silicatos. que significa relación. Con el objetivo de caracterizar las aguas naturales con fines geológicos. En esos casos pueden tomar valores muy inferiores a la unidad. excepto en aquellas que alcanzan grandes profundidades o participan en el proceso de mezcla con el agua de mar. Entre las principales relaciones empleadas se destacan las siguientes: r Mg2 + Ca 2 + Ca 2 + Na + : Refleja la relación entre la calcita y la dolomita en las aguas naturales que se Relación entre la calcita y la halita u otras fuentes de Na+. Estas relaciones se expresan en miliequivalente por litro (meq/L) y van precedidas de la letra r. es decir. falta de mezcla importante de las aguas del manto. r Cl − − ( Na + + K + ) : SO42 − + HCO3− + NO3− Esta relación se denomina índice de desequilibrio y se ha utilizado también por los hidrogeólogos. Se ha empleado para distinguir diferencias entre aguas superficiales (Christopher.Una variación pequeña de CE indica falta de dilución. Empleo de relaciones iónicas El uso de relaciones iónicas en la caracterización de las aguas naturales. así como el grado de intrusión de las aguas marinas en los karsts litorales. r . también aparece reportado con frecuencia en las revistas y libros sobre el karst.

Constituye uno de los métodos más útiles para expresar la composición química en el mapa de una zona. 1986. La composición química se puede expresar en mg/L.1 se ilustra este método en la representación de algunos datos hidroquímicos.de arriba hacia abajo y en la columna de a izquierda. diagrama circular. En la figura 3. algunos elementos minoritarios y otros parámetros químico-físicos e hidrológicos. así como para hacer comparaciones. rNa+. CO2. cuando se superponen en el mismo. 1993). rCa2+. así como físicogeográficas. la suma de los aniones y de los cationes es igual a 180°. diagrama de Stiff. así como otras adicionales: r Cl − − Na + Ca 2 + + Mg2 + Ca 2 + + Na + . Representación gráfica de la composición química de las aguas La representación gráfica de los datos hidroquímicos constituye una herramienta de trabajo muy eficiente en la interpretación de las propiedades de un agua. Castillo y Eraso. diagrama triangular. diagrama vertical. 1991). Cl − Na + Na + + K + El estudio de las modificaciones producidas por las aguas marinas en los karst costeros. rMg2+. 1975). 1988). 1986). También permite ver con facilidad el comportamiento y evolución de un agua en un territorio determinado y a través del tiempo. meq/L o % meq/L. Algunas de estas relaciones y otras similares son utilizadas también con el objetivo de caracterizar sistemas geotérmicos (Urbani. rSO42-. la red de drenaje y los diagramas circulares con la composición química de las aguas. así como en el sistema computarizado SAPHIQ (Alvarez et al. El diagrama circular expresa la composición mediante un círculo.Además se emplean en la caracterización hidrogeoquímica. Entre los métodos gráficos más utilizados se destacan los siguientes: diagrama de barra. Todas estas expresiones de relación iónica se han implementado en el algoritmo denominado Agmar (Fagundo et al. La forma más común consiste en presentar en la columna de la derecha los tantos porciento de los miliequivalentes de aniones en el orden rCl-. Los mapas hidrogeoquímicos ofrecen una valiosa información sobre las relaciones existentes entre el quimismo de las aguas y las condiciones geológicas. la litología presente. . los contenidos de SiO2. 1975. cuyos ángulos son proporcionales a las concentraciones y sus radios o diámetros al total de sólidos disueltos. Algunos kárstologos españoles han empleado las relaciones iónicas señaladas anteriormente para describir las propiedades de las aguas kársticas de una cuenca determinada (Fernández Rubio y Eraso. se ha abordado mediante la utilización de algunas relaciones iónicas (Morell et al. . Los diagramas de barras o de columna se han empleado ampliamente por su sencillez. rHCO3.

donde cada vértice representa 100 % de un ion particular. La intersección de . los triángulos de aniones y cationes ocupan los ángulos inferiores izquierdo y derecho con sus bases alineadas. Los diagramas triangulares de Hill y Piper tienen como ventaja en relación a los anteriores. Representación mediante diagramas de barras de la composición química de las aguas kársticas de de la cuenca del río Cuyaguateje (Pinar del Río) a lo largo del perfil NE-SO.+ CO32. así como SO42. En España se suele tomar como segundo eje el constituido por los iones Mg2+ (izquierda) y SO42. en el cual sobre los ejes se representa la concentración (% meq/L) de rCl..1. uno para los aniones y otro para los cationes. HCO3. hidrogeológicas o efectos antrópicos (Figura 3. en los ejes de la derecha. que permiten representar un gran número de muestras en un sólo gráfico. Es especialmente útil cuando se quieren apreciar cambios en el comportamiento de un agua en determinado tiempo.+ rCO32.3).Figura 3.y rNa-. La parte central del diagrama posee forma de rombo y sobre éste se proyectan los puntos de cada uno de los triángulos por medio de una recta paralela al borde superior del rombo. rHCO3. Este método permite apreciar y comparar en forma rápida los diferentes tipos de aguas (Figura 3. por características climáticas. El diagrama de Stiff (1951) emplea un sistema de ejes horizontales paralelos y un eje vertical. En éstos. en el mismo orden.y rMg2+. cuando éstas se encuentran en cantidades limitadas. Otro método gráfico utilizado para la representación de la composición química de un agua es el de tipo triangular. El agua queda definida por el eje que une ambos puntos.2).y rCa2+. los iones Cl-.rSO42.. Las concentraciones aniónicas determinan un punto y las catiónicas otro. El más sencillo consiste en el empleo de dos triángulos equiláteros. Schoeller (1962) ha propuesto el uso de un triángulo único. Ca2+ y Mg2+ de arriba hacia abajo y. Una forma adecuada consiste en colocar en los ejes de la izquierda las concentraciones (meq/L) de los iones Na+ + K+.(derecha). En cada uno de estos se coloca un ion determinado.

4). Por último. Representación mediante diagramas de Stiff de la composición química de un agua kárstica estratificada por el efecto de mezcla: Pozo B-15. Figura 3. se debe destacar las posibilidades que ofrecen los diagramas de tipo vertical en la representación gráfica de la composición química de un grupo numeroso de muestras.2.estas dos rectas representa la composición del agua con respecto a una determinada agrupación de aniones y cationes (Figura 3.5). El más usado de estos es la variante propuesta por Schoeller. meq/L o % meq/L) y en el eje de las abscisas los distintos iones presentes. En estos diagramas se coloca en el eje de ordenadas la concentración (en mg/L. en la zona salina del plan citrícola Victoria de Girón (Bolondrón) . en la cual la composición química se expresa en unidades logarítmicas (Figura 3.

.4.Figura 3. Representación de la composición química de las aguas de una región kárstica mediante el diagrama triangular de Hill y Piper.

5. .Figura 3. Representación de la composición química de aguas de una región kárstica mediante el diagrama vertical de Shoeller.

Clasificación de las aguas desde el punto de vista geológico y karstológico En forma general. se han clasificado de forma diferente por distintos investigadores. constituidos por minerales insolubles. aunque por lo general.De origen marino. uso y otras propiedades. Sobre la base de su génesis. c) Aguas fósiles o connatas: . . los sedimentos de origen vulcanógeno. En muchos casos la composición química de estas aguas difiere poco de las precipitaciones en cuanto a su grado de mineralización y tipo de agua. agresividad.Aguas subterráneas cercanas a la superficie (subsuperficiales). en virtud de los procesos de intemperismo y condiciones de flujo que tienen lugar en el medio (Figura 3. . se pueden considerar de dos tipos: alóctonas y autóctonas en relación al macizo. . En la tabla 3. Aguas surgentes o reciclables (involucradas en la circulación atmosférica). las arcillas y otros medios poco permeables. . han primado los criterios relacionados con las zonas hidrogeológicas del karst. así como su agresividad y propiedades químico-físicas. tipo de roca asociada. Se consideran aguas alóctonas al karst. 2. Aguas magmáticas No se incluyen en esta clasificación las aguas que forman parte constituyente de los minerales.6). las aguas naturales se han clasificado de formas distintas sobre la base de su génesis. Aguas juveniles (no involucradas en la circulación atmosférica). ch) Aguas metamórficas. b) Otras aguas juveniles. presentan rasgos que las distinguen de las aguas kársticas carbonatadas. la composición química de estas aguas es muy diferente de la típica que debe ofrecer esa litología. En otras ocasiones. aquellas que se originan en una litología tal como los granitos. sus características químico-físicas. .Aguas de precipitación (lluvia o nieve). a) Aguas meteóricas: . En relación a la clasificación de las aguas kársticas en particular. b) Aguas oceánicas que penetran en los acuíferos. éstas pueden agruparse de la manera siguiente (White.2 se muestran las propiedades químico-físicas de algunas aguas naturales de estos dos tipos.Aguas de suelo.Aguas con alto contenido de CO2 y boro.De origen no marino. principalmente aluminosilicatos. las areniscas. 1963): 1. 3. Las aguas que se mueven en forma superficial o subterránea por una región kárstica. .Otros tipos de aguas. sin embargo. a) Magmáticas.

0 19.00 0.09 0.8 30.4 21.68 0.78 2.32 13.26 0.98 6. ríos superficiales kársticos (25-26): pozos en cuencas cerradas en una llanura kárstica (27-28).66 3.37 0.00 Cl (meq/L) 0.30 3.22 7.06 0.48 0. pozos en serpentinitas asociados al drenaje profundo (8-9).73 0.58 7.72 0.06 0.79 2.8 22.67 2.11 1.50 6.25 5.06 6.0 27.00 1.80 13.66 0. aguas de cueva (11-12).12 0. .28 0.14 1.00 5.39 0.00 0.20 0. casimbas y lagunas en una llanura kárstica litoral (29-32).Nº 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 T(°C) 22.90 1.83 7.31 0.8 25.02 0.32 0.73 2.79 1.5 3. serpentinitas (6).75 5.6 23.28 2.70 7.00 0.80 Tabla 3.065 0.7 4.29 0.55 3.32 0.70 2.00 3.90 7. por ser representativas de diferentes condiciones hidrogeológicas.0 1.0 23. Propiedades químico-físicas de algunas aguas naturales tomadas como ejemplos.80 + + Na +K (meq/L) 0.37 0.0 22.9 3.59 0.85 3.21 4.11 0.0 25.1 30.80 2+ Ca (meq/L) 0.62 6.15 3.84 3.72 0.27 1.11 0.3 2. manantiales kársticos asociados al drenaje profundo (20-24).6 75.81 6.27 0.20 1.10 0.66 0.58 0.0 24.52 28.8 23.58 0.20 4.9 1.12 6.82 0.76 1.72 6. dolinas.04 35.0 38.95 7.15 77.32 1.20 0.00 0.69 1.1 22.30 7.60 7.2 23.35 5.60 4.15 5.10 0.40 1.00 7.50 7.0 15.10 0. sedimentos terrígeno-carbonatados (7).6 31. Nota: Aguas de lluvia (1-2).50 0.0 18.2 22.90 2.59 4.5 23.17 0.74 0.38 2.15 4.01 0.8 24.25 8.24 0.0 30.39 0.8 59.75 0.5 22.90 4.49 0.42 0.75 0.0 28.08 1.07 0.49 0.90 7.0 25.90 0.39 0.02 2.10 4.30 7.0 13.8 28. manantiales kársticos someros (16-19).8 HCO3 (meq/L) 0.2 26. esquistos y pizarras (3).85 6.2.61 4.0 25.20 2+ Mg (meq/L) 0.30 7.8 17.55 8.72 0.89 0.50 4.20 0.25 4.60 0.80 3.18 1.1 18.35 0.36 4.2 22.8 209.10 0.0 23.80 7.0 25.10 8.26 0.34 0.60 CE (µS/cm) 41 38 150 200 490 400 575 1290 1100 500 230 243 140 350 375 414 377 505 700 650 560 900 610 4505 400 380 610 522 1100 1000 9950 30000 CO2 (mg/L) 2.99 3.46 0. curso superficial en la zona de alimentación de un macizo kárstico (10).47 7.50 1.0 pH 6.6 22.52 6.0 23.40 0.15 7.30 92.45 2.00 271.98 6.39 7.21 0.00 0.08 0.60 1.25 0.01 2.42 0.20 7.45 6.7 30.00 4.4 14.60 0.00 2.40 7.00 3.64 6.20 3.15 8.67 4.53 0.10 3.25 0.25 3.08 52.50 1.04 20.86 4.00 0. resurgencias y surgencias kársticas (13-15).99 230.4 19.40 0.0 25.68 0.30 3.40 0.17 0.0 1.37 4.59 0.6 1.67 1. arroyos superficiales que discurren por: areniscas. sedimentos efusivo -sedimentarios (4-5).40 7.4 27.0 23.69 7.50 1.40 2.3 0.12 0.30 6.88 7.00 2SO4 (meq/L) 0.73 4.08 2.68 0.31 7.4 50.08 0.06 0.93 4.8 16.24 8.64 1.90 4.48 0.31 0.60 2.75 3.35 7.40 4.91 0.72 0.14 1.0 22.39 3.34 0.60 6.39 0.88 16.78 1.8 49.20 1.8 19.90 1.3 8.

6. medianamente ácidas (6 y 7) y ultrabásicas(8-12). que se mueven por aluminosilicatos con diferente grado de acidez: rocas ácidas (1-5). Representación mediante diagramas de Stiff de la composición química de aguas del drenaje alóctono al karst.Figura 3. .

depende de la presencia de yeso o rocas salinas respectivamente.y Cl. Ca2+ y Mg2+ y una mineralización no muy elevada. se caracterizan por reflejar aquellos iones que son disueltos en el proceso de erosión química. aguas de la zona de aeración (vadosas).Las aguas autóctonas de los macizos kársticos calcáreos. a partir de cierto nivel de mezcla. HCO3-. En el segundo caso. en dependencia del grado de intrusión marina. Además. . esta zonación hidrogeológica se ha definido de forma diferente por distintos investigadores. el contenido de Mg2+ es superior al del Ca2+. El contenido de SO42. tal como se ilustra en la figura 3. Desde el punto de vista karstológico.y Na+. En el primer caso se distinguen las aguas: de la zona de alimentación.7). como resultado de la mayor abundancia de aquel ion en el mar. Las aguas kársticas también se pueden clasificar en relación con su movimiento horizontal y vertical a través del macizo. conducción y emisión. En los terrenos carbonatados litorales existe una mayor o menor cantidad de iones Cl. o de procesos producidos por la actividad del hombre (Figura 3. Desde el punto de vista químico-físico el rasgo más distintivo lo ofrece el contenido de CO2 y CaCO3. de la zona de saturación (mixtas) y de la zona de saturación y circulación profunda (freáticas).8.

.

8. 2. Además de la calidad químico-física de las aguas es necesario controlar la calidad bacteriológica. Regadío para la producción agraria. desde el punto de vista de su uso. Producción de energía mecánica y eléctrica. 1982). que representa la suma de diferentes indicadores del deterioro de la misma. Existe una clasificación que además de las diez consideraciones anteriores. relaciona los principales parámetros químico-físicos y bacteriológicos utilizados en el control de la calidad de las aguas (Gutiérrez. bacterias que subsisten normalmente en el tracto digestivo humano. En general. Agua para fines recreativos y culturales. a los cuales se les da un peso diferente en dependencia de los objetivos del control.Clasificación del agua kárstica por su uso La composición química de un agua natural. en función del uso que a la misma se le dé. La contaminación del agua kárstica por organismos patógenos se debe principalmente al vertimiento o percolación de residuales urbanos. descarga y transportación. se utilizan como índice las bacterias pertenecientes al grupo coliforme. no se controla mediante la determinación de microorganismos patógenos. Por ejemplo. Conservación de la flora y fauna silvestre. o agroindustriales. 10. sino a través de la identificación de bacterias fecales. Suministro rural y urbano. es decir. Relacionadas con la calidad del agua. organismos encargados de velar por la preservación de la calidad del agua. 5. Agua para fines terapeúticos. 1982): 1. 6. 4. Existe una relación aproximada entre la cantidad de estas bacterias y las de tipo patógenas. para el riego las aguas deben poseer un alto contenido de los mismos. Otro método de determinar la calidad de las aguas. y el Ministerio de Salud Pública (MINSAP). García y Beato (1979) han propuesto un grupo de recomendaciones para el muestreo de aguas y el control de su contaminación. La calidad bacteriológica en ríos. Carga. Consumo mediante embotellamiento. Para la mayoría de los usos que se le da al agua. consiste en evaluar un determinado índice de calidad (García. se encuentran las medidas a tomar en la colección de la muestra. 9. puesto que este tipo de microorganismo no se origina en las condiciones naturales. Las aguas superficiales y subterráneas de las regiones kársticas. las normas establecidas para que un agua se pueda utilizar para el abasto exigen un contenido despreciable de los componentes de los ciclos del nitrógeno y el fósforo. Reproducción y consumo de plantas y animales acuáticos. si se atiende al carácter de su utilización. y existen una serie de normas que regulan las concentraciones permisibles que debe poseer cada elemento o indicador de calidad según los diferentes usos. Sin embargo. Abastecimiento para los procesos industriales. se clasifican de la misma forma que las restantes aguas naturales. Los usos que se hacen del agua kárstica como recurso hídrico son numerosos. 3. 7. se pueden clasificar en diez grupos (Ferro. 1988). existen normas establecidas por el Instituto Nacional de los Recursos Hidráulicos (INRH). Clasificación hidroquímica . lagos y aguas subterráneas. se denomina calidad del agua.

De esta forma. Aguas bicarbonatadas (predominio de HCO3-). A su vez cada clase se divide en tres grupos. 3.y SO42. II. c) Aguas sódicas (predominio del Na+). Clases: a) Aguas cálcicas (predominio del Ca2+ ).+ r SO423. 1995)). Método de clasificación de Alekine Este método toma en cuenta los tres aniones más importantes: HCO3. Clasificación de Kurlov 4. por ejemplo bicarbonatada cálcica. 1988. 2. b) Aguas magnésicas (predominio del Mg2+ ). r HCO3. las aguas se clasifican en: Tipo: I. 5. Se basan en el contenido de los iones más abundantes. En la literatura aparecen numerosas clasificaciones que responden a diferentes objetivos (García. Aguas sulfatadas (predominio del SO42. Este grupo no existe en el tipo I. por ejemplo bicarbonatada cálcico-magnesiana. Aguas cloruradas (predominio del Cl-). Cl. mediante el cual se comparan los pesos equivalentes (en % meq/L) de un agua dada. r Cl. según el catión que predomine (Ca2+. Giménez et al. Cuando un catión o anión no alcanza 50 %. Clasificación de Alekine.. . Clasificación de Schoeller. r HCO3.< r Ca2+ + r Mg2+ < r HCO3.+ r SO42. Clasificación de Palmer. Método de clasificación de Shchoukarev Emplea como índice de clasificación los iones que se encuentran en un porcentaje superior a 25 % del total de miliequivalentes de aniones o de cationes: 1.> r Ca2+ + r Mg2+ 2. el tipo de agua corresponde a un nombre combinado. pero su contenido es mayor de 33 % meq/L.+ CO32. Clasificación de Shchoukarev.>r Na+ 4.). Catalán.< r Ca2+ + r Mg2+ .. Gutiérrez (1982) presenta una modificación del método de Alekine. r HCO3. Mg2+ o Na+). el tipo de agua recibe el nombre del ion. r HCO3. Cuando un catión o anión presenta más de 50 % meq/L. Grupos: 1. 1988.= 0.Los criterios químico-físicos de la clasificación de las aguas kársticas no se distinguen de los utilizados para las aguas naturales en general. En relación a los aniones: a) Aguas bicarbonatadas. De su análisis se puede considerar como más ventajosas las siguientes: 1. es decir. III.

En relación a los cationes: a) Aguas cálcicas. .3. a través de 28 X 28 = 784 combinaciones numéricas o tipos de aguas. las que se desarrollan en los acuíferos kársticos constituyen un número más limitado. Una variante de los métodos de Kurlov se ha propuesto por Fagundo y Rodríguez (1992) sobre la base de las relaciones estequiométricas Na++K+:Ca2+:Mg2+:Cl-:HCO3-:SO42-. b) Aguas magnésicas. De ese total de tipos de aguas naturales. e) Aguas magnesicosódicas. y corresponden a patrones hidrogeoquímicos determinados por factores geológicos. e) Aguas sulfatocloruradas. pero toma en cuenta para la clasificación los iones que se encuentran en un porcentaje superior al 20 % en lugar del 25 %. tal como se relaciona en la tabla 3.b) Aguas sulfatadas. todas las aguas naturales se pueden caracterizar mediante este método. Método de clasificación de Kurlov Este método es similar al anterior. c) Aguas sódicas. ch) Aguas bicarbonatadas sulfatadas. Por ejemplo. d) Aguas calcicosódicas. ch) Aguas calcicomagnesianas. d) Aguas bicarbonatadas cloruradas. f) Aguas sulfatocloruradas bicarbonatadas. c) Aguas cloruradas. Estos tipos de aguas se pueden representar gráficamente mediante diagramas de Stiff para facilitar su comprensión. un agua del tipo bicarbonatada cálcica (HCO3--Ca2+) posee una relación estequeométrica 1:8:1:1:8:1. del total de miliequivalentes de aniones o cationes. En total. 2. f) Aguas cálcico-magnésico-sódicas. hidrogeológicos y ambientales.

Relación estequiométrica de cationes Tipo de agua Ca2+ Mg2+ Na++K+ Ca2+ > (Na+ + K+) (Na+ + K+) > Mg2+ Ca2+ > Mg2+ (Na+ + K+) > Ca2+ Mg2+ > (Na+ + K+) (Na+ + K+) > Ca2+ Ca2+ = Mg2+ Ca2+ = (Na+ + K+) Mg2+ = (Na++K+) Ca2+ = Mg2+ = (Na+ + K+) Tabla 3.> SO42Cl.3:3.> HCO3HCO3. Relación estequiométrica de aniones Tipo de agua HCO3ClSO42HCO3.3 patrones Método de clasificación de Palmer Este método se fundamenta en que las características de las aguas naturales dependen de la salinidad. Considera que las sales de ácidos fuerte originan salinidad. de acuerdo con este método las aguas se caracterizan por las propiedades siguientes: S1: Salinidad primaria (por álcali).= ClHCO3. .3:3. mientras que las de los ácidos débiles dan alcalinidad.> ClSO42.1.3:3.= SO42Cl. Relación estequiométrica entre aniones y cationes correspondientes a los 28 x 28 =784 hidrogeoquímicos de las aguas naturales Relación Na+: Ca2+: Mg2+ 1:8:1 2:7:1 1:7:2 2:6:2 1:1:8 1:2:7 2:1:7 2:2:6 8:1:1 7:2:1 7:1:2 6:2:2 3:6:1 4:5:1 6:1:3 5:1:4 1:6:3 1:5:4 6:3:1 4:5:1 3:6:1 4:1:5 1:3:6 1:4:5 2:4:4 4:4:2 4:2:4 3.> HCO3SO42.3:3.3 Relación Cl-:HCO3-:SO421:8:1 2:7:1 1:7:2 2:6:2 8:1:1 7:2:1 7:1:2 6:2:2 1:1:8 1:2:7 2:1:7 2:2:6 3:6:1 4:5:1 6:1:3 5:1:4 1:6:3 1:5:4 6:3:1 5:4:1 3:1:6 4:1:5 1:3:6 1:4:5 4:4:2 2:4:4 4:2:4 3.> SO42HCO3.= SO422.> ClCl.= SO42Cl.3. S2: Salinidad secundaria (dureza permanente).= HCO3.

dando el orden de importancia siguiente: cloruros > sulfatos > bicarbonatos más carbonatos > índice de intercambio de base (IIB) > relaciones entre aniones y cationes. Método de clasificación de Schoeller Este método toma en consideración el contenido (en meq/L) de los compuestos disueltos. ch) Aguas cloruradas medias (40-140).S3: Salinidad terciaria (acidez). A1: Alcalinidad primaria (alcalinidad permanente). las características de un acuífero. 3. En base al SO42. Los métodos de la Estadística Clásica o Descriptiva han sido los más empleados por los investigadores. b) Aguas clorohalásicas (420-700). concentración de macrocomponentes. dan la posibilidad de expresar en forma compacta el objeto en relación con sus atributos. En relación a la concentración de bicarbonato más carbonatos (r HCO3. conductividad eléctrica. b) Aguas carbonatadas normales (2-7). etcétera. d) Aguas oligocloruradas (15-40). indicadores de calidad. 2. En relación al cloruro (r Cl-): a) Aguas hipercloruradas (> 700 hasta saturación). caudal. a través de los atributos o parámetros químico y físicos: temperatura. c) Aguas oligosulfatadas (6-24). tanto en el campo de las geociencias como en otras ciencias.+ r CO32. Mediante este método se establecen los tipos de aguas siguientes: 1. microcomponentes. c) Aguas hipocarbonatadas (< 2). c) Aguas cloruradas fuerte (140-420). la evolución química de un agua kárstica por la actividad del hombre. Por último. Los métodos matemáticos y estadístico-matemáticos. en particular. Empleo de métodos numéricos El tratamiento numérico de los datos hidroquímicos es imprescindible para poder interpretar el objeto karstológico: el proceso de interacción de las aguas naturales con el medio geológico local. ch) Aguas sulfatadas normales (< 6). e) Aguas cloruradas normales (< 10).): a) Aguas hipercarbonatadas (> 7). cantidad de CO2 disuelto.(r SO42. el relieve de un paisaje kárstico (como resultado de la acción de los agentes de intemperismo y otros factores). etcétera. b) Aguas sulfatadas (24-58). pH. Su uso ha sido especialmente adecuado en el tratamiento de las . A2: Alcalinidad secundaria (alcalinidad temporal). el IIB se utiliza para indicar la relación entre los iones que se intercambian respecto a los inicialmente presentes en el agua.): a) Aguas hipersulfatadas (> 58).

1971) y aguas subterráneas en general (Dimitrov et al. En muchos países existen redes de control de la calidad de las aguas. El análisis factorial es otro método de Estadística Multivariada que ha encontrado uso en las investigaciones relacionadas con el karst. los métodos de la Estadística Multivariada desarrollados a finales de la década del setenta. se forman las primeras parejas que denotan una mayor similitud entre las mismas. intervalos de confianza. 1984). Así por ejemplo. que en forma sencilla. Mediante este tratamiento se han estudiado los factores que controlan el comportamiento químico-físico de las aguas en las regiones carbonatadas (Jacobson et al. De esta manera. las cuales generan un gran volumen de datos hidroquímicos. El procesamiento en el análisis factorial parte de la obtención de n autovalores y autovectores (componentes principales) de la matriz de n X n correlaciones y de la estimación de la fracción de la varianza total de los datos explicados por cada uno de tales componentes (Pulido Bosch. 1989). Estos se pueden interpretar a su vez. el cual permite la creación de diagramas de ensayo de bombeo. ofrecen a los especialistas la posibilidad de procesar grandes volúmenes de datos de medición obtenidos en las redes de observación y control sistemático. varianza. prueba de hipótesis. es posible encontrar algunas relaciones simples. al menos para determinados intervalos. como nuevas "variables" no correlacionadas. cuyo procesamiento estadístico puede brindar una valiosa información acerca de las regularidades matemáticas entre las diferentes variables. Entre las estimaciones estadísticas más empleadas para caracterizar los fenómenos naturales se encuentran: las medias aritmética y geométrica.grandes bases de datos originadas en los programas de monitoreo de la calidad del agua (Ponce. 1980. gráficos logarítmicos de Schoeller. se emplean cada vez. dependencia matemática entre atributos cualitativos (regresión y correlación matemática). 1993). moda. tanto superficiales como subterráneas. Además de los métodos clásicos. Los análisis de enjambres constituyen herramientas útiles para la descripción de datos cualitativos y cuantitativos. con mayor frecuencia. diagramas de Stiff y mapas hidrogeoquímicos. El desarrollo de la electrónica ha permitido la fabricación de computadoras personales y esto ha estimulado la creación y uso de software. series cronológicas y otras. Alvarez et al. 1993). las . el gráfico que resulta (dendograma) permite visualizar en forma rápida los grupos de variables afines y distinguirlos de aquellos que apenas guarden relación con el resto. A continuación se genera una nueva matriz de similitud que ya incluye a las agrupaciones previas. modelo de distribución de datos. diagramas de Piper-Hill. valores máximos y mínimos. 1989). Entre estos se encuentran el denominado análisis de "cluster " (enjambres) y el análisis factorial. se han empleado paquetes de programas comerciales con los cuales se pueden obtener matrices de correlación y estudiar el efecto recíproco de cada variable con respecto a las otras (Drake y Ford. que se aproximen a las funciones reales y permitan estimar unas variables en función de otras de más fácil medición (Guerón et al. 1993). Este método consiste en seleccionar las mayores similitudes (correlaciones) entre parejas de variables (Pulido Bosch. Muchos de estos métodos fueron aplicados en otras disciplinas de la ciencia antes que en las ciencias de la Tierra. mapa de inventario de puntos de agua. Un sistema computarizado para la realización de mapas y diagramas hidrogeológicos ha sido reportado por Yelmos (1993). Con el objetivo de caracterizar el comportamiento químico-físico de las aguas kársticas. 1974. hidrológicos y climáticos. Una vez agrupadas todas las variables. así como correlaciones múltiples cuando una variable depende del comportamiento simultáneo de otras (Paterson. como si se tratase de una sola variable (Callejón et al. desviación estándar. 1972). 1993). Machkova et al.

Figura 3. 1980. 1982. 1988). Esta operación no modifica la varianza explicada por los factores antes de la rotación. Bakalowicz y Manguin. Para interpretar mejor los factores se ejecuta en estos una rotación varimax. Valdés y De la Cruz. 1984. y ecosistemas acuáticos en general (Montes et al. Manguin et Pulido Bosch.9. Manguin. lo cual conduce a una reducción de la dimensionalidad del espacio en que se trabaja. . 1993). Aguayo et al. sin pérdidas significativas de la varianza del conjunto de datos. b). Los métodos de análisis de cluster y análisis factorial fueron aplicados en Cuba por primera vez por Valdés y colaboradores para caracterizar aguas de diferente naturaleza hidrogeológica (Valdés y Fagundo.10 se ilustra el empleo de estos métodos en la interpretación del comportamiento de las aguas de la sierra del Pan de Guajaibón y sus inmediaciones. Este enfoque ha sido seguido por otros especialistas en hidrología kárstica (Callejón et al. 1977.9 y 3. mediante la cual las variables originales son proyectadas sobre los ejes.1981. Dendograma que muestra los grupos numéricos determinados por el método de análisis de "cluster" (enjambres) al tratar datos hidroquímicos de la sierra del Pan de Guajaibón y sus inmediaciones. 1985). De la Cruz y Valdés. y luego han sido generalizados a otros estudios relacionados con el karst (Abelló et al.cuales son combinaciones lineales de las variables originales. a. hidrológicos y climáticos con el objetivo de interpretar cómo se encuentran organizados los acuíferos kársticos (Bakalowicz. 1982. 1983). En las figuras 3. Algunos investigadores han empleado los métodos de análisis factorial y de correlación multivariada de datos hidroquímicos. 1981.

Figura 3. 1983. 1988. Padilla y Pulido Bosch. Factores que determinan la composición y evolución química de las aguas kársticas Las aguas kársticas adquieren su composición química mediante un proceso complejo. Representación del resultado del tratamiento por análisis factorial de datos hidroquímicos de la sierra del Pan de Guajaibón y sus inmediaciones. la . geomorfológico. 1990 a). el agrietamiento. Manguin et Pulido Bosch.10. antrópico y otros (Fagundo. 1990. climático. el pH. las condiciones del sistema (abierto o cerrado) en que la disolución tiene lugar. En las últimas décadas los análisis de correlación y espectral han constituido una de las técnicas que mejor acogida han tenido para la caracterización y cuantificación de series cronológicas de precipitaciones y caudales (Padilla y Pulido Bosch. pedológico. el contenido de gases disueltos. 1975). donde intervienen factores de tipo químico-físico. estos factores desempeñan un papel importante en la forma en que las aguas kársticas adquieren su composición química y en el proceso de karstificación (Eraso. el potencial redox. Los factores geológicos se relacionan con la litología (composición de los minerales de las rocas). 1993). 1981. 1993). el efecto salino o de fuerza iónica. geológico. Los factores químico-físicos están regidos por las leyes termodinámicas que controlan la disolución de los minerales. hidrogeológico. Estos métodos han sido utilizado por muchos investigadores para describir e identificar la estructura y componentes de los acuíferos kársticos (Manguin. el estado de yacencia de las secuencias estratigráficas. Antiguedad. Entre estos se destacan: la solubilidad de los minerales. el efecto de ion común y otros que se han discutido en el capítulo 1 de este libro. la tectónica. Padilla.

el tipo de flujo. Todos estos aspectos inciden en el tiempo de contacto entre el agua y el mineral. así como la zona por donde se mueve el agua (ver tabla 3. mientras más pequeña sea ésta. la dureza y otras propiedades químico-física de las aguas kársticas difieren de acuerdo a la forma en que se mueve el agua y la zona hidrogeológica que ocupa (Figura 3. el tiempo de interacción del agua con los minerales es más lento y. las facies hidroquímicas dominantes en una región determinada. Los factores hidrogeológicos están relacionados con la permeabilidad del acuífero. el tipo de agua. es discutida por Fagundo y colaboradores (1987). Las aguas que drenan a través de rocas calcáreas. si el flujo tiene lugar en condiciones difusas a través de las rocas. así como la naturaleza de los procesos de disolución de los minerales más comunes en el karst tropical de Cuba. etcétera. adquieren un contenido mayor de calcita disuelta que aquellas que drenan a través de calizas más compactas. Los aspectos vinculados al agrietamiento y porosidad de las rocas influyen de manera determinante en el estado de división de las partículas.11).textura y porosidad de las rocas. poseerá mayor superficie. En los terrenos kársticos carbonatados las aguas suelen ser del tipo HCO3--Ca2+ . dolomita y yeso. La litología determina. es decir. El contenido de CO2. . facilitando la disolución del mineral. Estas propiedades.2). muy trituradas por los procesos tectónicos. por tanto. su velocidad. por lo general. la cantidad de minerales disueltos es mayor que si las condiciones de flujo son de tipo turbulentas a través de grietas más o menos amplias. por ejemplo. calcita.

saturadas respecto a la calcita. En dependencia de los minerales presentes en las capas intersticiales o secuencias impermeables. con las cuales hacen contacto los estratos calcáreos. predominará en las aguas uno u otro ion. una temperatura más elevada y estable que las de tipo meteóricas. en las cuevas. En ocasiones aún poseen cantidades elevadas de CO2 y en los manantiales por donde emergen precipita el exceso de calcita.En la zona de alimentación del acuífero (visto el movimiento en sentido horizontal) o en la zona de aeración o vadosa del karst (visto en sentido vertical). Estas aguas se tienden a encontrar sobresaturadas respecto a la calcita. las aguas se caracterizan por presentar elevados contenidos de CaCO3 disuelto. En la zona de conducción del acuífero el nivel de CO2 suele ser menor. las aguas se encuentran casi siempre saturadas respecto a la calcita. Además las aguas del drenaje profundo poseen. la circulación de las primeras es más lenta y su caudal menor. En estas condiciones pueden cambiar su típico patrón hidrogeoquímico o facie (agua de tipo bicarbonatada cálcica). el tiempo de interacción con los minerales es mayor. así como el contenido de calcita disuelta. Los valores de la relación de saturación de la calcita y la dolomita (RSC y RSD) tienden a ser negativos. éstas pueden hacerse agresivas nuevamente y continuar disolviendo minerales. El pH en esta zona suele no ser elevado y la dureza pequeña. puesto que en estos lugares ocurren intensos procesos de descomposición bacteriana de la materia orgánica. por ejemplo. A medida que el agua se aleja de la zona de alimentación decrece el CO2 y aumentan el pH. tanto del CO2 como de CaCO3. Sin embargo. . En la zona de saturación y circulación profunda. el contenido de CO2 de las aguas es relativamente elevado. es decir. las aguas se encuentran insaturadas respecto a los minerales calcita y dolomita. por la evaporación del gas y precipitación del CaCO3. por lo general. como resultado de los procesos de mezcla de aguas. como consecuencia de la interacción del agua con los minerales del medio rocoso. por lo general. El agua en esta zona adquiere una mayor mineralización y un pH más elevado. las aguas que se infiltran (de degoteos y gours) poseen un contenido relativamente bajo. Esta evolución se hace más evidente si. se muestrea un perfil de pozos desde la zona de alimentación hasta la de emisión del acuífero. porque una parte del gas es consumido. Sin embargo. Las aguas en la zona de conducción se encuentran. En la zona de saturación o mixta.

En la tabla 3.50 6.Geología e Hidrogeología Aguas no kársticas T (°C) pH Lluvia Efusivos Serpentinita 22. generándose una cantidad adicional de CO2.2+ HCO3 -Ca . .0 31.2+ 2+ HCO3 -Ca >Mg .0 24.8 25.8 27. Na+ y otros componentes.0 38.8 75.2+ HCO3 -Ca 2HCO3 >SO4 2+ + Ca >Na . a medida que en su movimiento se alejan de la zona de alimentación del acuífero.0 CE (µs/cm) 41 200 490 400 CaCO3 (mg/L) 5 70 195 200 Tipo de agua Aguas kársticas Zona Alimentación Cuevas Zona aeración Zona circulación profunda 21. Evolución química de las aguas kársticas de montaña.4 30.30 7.0 23. se disuelve N2. Estos procesos pueden resumirse de la manera siguiente: a) El viento al soplar desde la tierra hacia el océano traslada Cl.4 se presentan las características químico-físicas de las aguas kársticas de algunas regiones montañosas de Cuba. f) El SO42.+ 2+ HCO3 -Na >Ca 2+ >Mg 2+ HCO3 -Mg Aguas no kársticas 26.2+ + HCO3 -Ca >Na .6 30.2 22. gases que llegan al ecosistema acuático durante las precipitaciones en forma de lluvia o nieve.. En la misma se puede apreciar la evolución que sufren estas aguas en cuanto a su composición química.2+ HCO3 -Ca .0 8.0 27.0 14. b) En el proceso de condensación del agua en la atmósfera.4.90 209.3 2.2+ HCO3 -Ca .25 7.15 8. c) Una cantidad adicional de CO2 se incorpora en el proceso de percolación del agua a través del suelo rico en materia orgánica. ch) Los minerales se disuelven y liberan aniones y cationes en el seno del agua.50 7. d) Los minerales sulfurosos (piritas). e) Los cationes en solución son intercambiados con otros presentes en el suelo y las rocas.5 1 290 1 110 470 477 Tabla 3.4 6.96 7.55 8. se oxidan suministrando al agua SO42.30 7.20 22.30 CO2 (mg/L) 2.y otros constituyentes.10 8.+ HCO3 -Na .7 3. Back y Hanshaw (1965) han sugerido que los principales procesos de interacción de las aguas naturales con el medio se pueden interpretar sobre la base de lo que se ha denominado el ciclo hidroquímico o ciclo geoquímico de las aguas.en solución es reducido por las bacterias.0 500 230 375 650 610 900 4 507 244 100 186 254 274 434 1 706 .0 7. O2 y CO2.70 7.2+ + HCO3 -Ca >Na .8 23.6 1. las cuales se han ordenado según su ubicación en las distintas zonas hidrogeológicas del karst.8 6.1 22.2+ HCO3 -Ca 22+ SO4 -Ca .9 1.7 49.

El observó que esta evolución química (en la dirección del flujo y el incremento de la edad geológica).→ Cl. hasta zonas donde los flujos son escasos y el agua es vieja desde el punto de vista geológico.5.5 se presentan las características químico-físicas de algunas aguas kársticas litorales. lo cual se refleja en la composición química de las aguas. a medida que las mismas se acercan al mar presentan una mayor mineralización y dureza. En un trabajo desarrollado en Australia por Chebotarev (en Frezze y Cherry. el tipo de vegetación. También en algunos pozos artesianos.se suelen encontrar en regiones llanas que presentan gran agrietamiento o fallas.35 7. sigue aproximadamente las regularidades siguientes: HCO3→ HCO3.60 7.→ SO42. por lo general. Esta tendencia hidrogeoquímica se ha denominado.> SO42-→ Cl-. la evolución química de las aguas sigue una tendencia similar a la observada por esos investigadores. más insaturadas respecto a la calcita. se llegó a la conclusión de que en la naturaleza. .> HCO3. desechando los productos químicos. las facies ricas en SO42. transportando materia disuelta y en suspensión. así como en las zonas litorales donde las aguas del acuífero kárstico se mezclan con las de mar y como resultado de este proceso se incrementa la solubilidad de los minerales carbonatados (efecto de mezcla de agua y efecto salino o de fuerza iónica).> Cl. h) El agua retorna a la atmósfera por evaporación o evapotranspiración. alcanzando. una vez creadas esas formas. a través de zonas intermedias. Evolución química de las aguas kársticas de llanura Los factores de tipo geomorfológico también influyen en la composición química de las aguas.0 30.8 23. en especial. se pueden considerar el resultado de los procesos kársticos. Las aguas kársticas con elevados contenidos de Cl. en el cual fueron muestreadas más de 10 000 aguas de pozos. en cuanto a los aniones dominantes. que se han abierto a grandes profundidades durante los trabajos de prospección geológica o de búsqueda petrolífera. A pesar de que las formas de adsorción (dolinas. Geología e Hidrogeología Cuenca cerrada Cuenca litoral T (°C) 23 25 25 pH 7. Estos cambios ocurren en la medida que el agua se mueve desde zonas de grandes caudales. 1980). sumideros. Como se puede apreciar.> SO42..30 CO2 (mg/L) 18. donde los horizontes acuíferos someros se ponen en contacto con otros más profundos. éstas facilitan o limitan la ulterior acción de corrosión química sobre el karst. secuencia de Ignatovich y Souline en reconocimiento a estos hidrogeólogos soviéticos que llegaron a una generalización similar a la de Chebotarev. por lo general. o el agua retorna al océano a través de cursos superficiales o descargas subterráneas.g) En la medida que se exceden sus productos de solubilidad se produce la precipitación de los minerales. un menor contenido de CO2 disuelto y se hacen. las aguas subterráneas tienden a evolucionar hacia la composición del agua de mar.→ SO42.1 CE (µs/cm) 610 1 100 9 950 CaCO3 (mg/L) 276 365 1 170 Tipo de agua HCO3--Ca2+ HCO3->Cl--Ca2+ >Na+ Cl--Na+ Tabla 3. En las regiones kársticas montañosas de Cuba. por Schoeller. el escarpe de los macizos. el grado de erosión de los terrenos y la naturaleza de las propias formas del relieve kárstico. En la tabla 3. etcétera).

el agua de las precipitaciones puede adquirir el CO2 directamente de la atmósfera. pero en una proporción menor que la que se produce en el suelo. pluvial o glaciar. La cobertura de nieve y hielo impide allí el desarrollo de la vegetación y la actividad microbiológica. las aguas en estos lugares adquieren un alto contenido de iones disueltos por el proceso de meteorización mecánica. la disolución de los minerales de las rocas. humedad relativa. así como de la producción de gases y ácidos disponibles. más facilitará al agua su acción corrosiva. Los elementos del clima más determinantes en el modo en que las aguas adquieren su composición química son: la temperatura. que a bajas temperaturas disuelven el CO2 del aire atmosférico en mayor proporción que en los países de clima más caliente. los cuales están asociados al tipo de suelo que yace sobre las secuencias karstificables. en virtud del movimiento de los glaciares sobre el macizo. En el caso de un karst desnudo. . lo ofrecen los lagos morrénicos en las tierras árticas.Otros factores que también influyen sobre la composición química de las aguas kársticas son los de tipo pedológicos. velocidad del aire. De sus características y condiciones pedoclimáticas depende la actividad microbiológica asociada. entre otros. Los factores climáticos intervienen de forma activa en la dinámica de la meteorización mecánica y química de los macizos. Sin embargo.6 se presentan las principales características químicofisicas de las aguas kársticas de las tierras polares. intensidad y duración de las radiaciones. En la tabla 3. Mientras más intensa sea la acción mecánica. El suelo puede ser el resultado del intemperismo de la roca o tratarse de una cobertura alóctona de origen fluvial. así como facilitando en el segundo caso. permitiendo en el primer caso la fragmentación. que luego son arrastrados por las lluvias o las nieves al fundirse. traslado y acarreo de los minerales lejos del lugar de origen. En esas condiciones las rocas son intensamente fracturadas. facilitando la acción del agua. haciendo posible la disolución de los minerales que forman parte del paquete de rocas kársticas subyacentes. intensidad y duración de las precipitaciones. su espesor puede variar desde un grosor apreciable hasta llegar a ser muy escaso o ausente como ocurre en los karst desnudos. Un caso curioso de alta mineralización en las aguas.

86 7.2 1.70 0 2.4 7.60 7.0 8.8 282 300 144 125 820 860 3 000 95 70 89 55 310 141 1 220 HCO3--Ca2+ HCO3--Ca2+ >Na+ HCO3--Ca2+ HCO3--Ca2+ SO42.2 7. así como el Programa Internacional Geosfera-Biosfera (IGBP).-Ca2+ En la actualidad. Clima.7 0 1.8 0 2.0 0. así como otras comisiones y grupos de estudio de la Unión Internacional de Espeleología (UIS).Na+ >Ca2+ HCO3--Na+ Cl->SO42.7 3.6.60 CO2 (mg/L) 2.40 no kársticas Subglaciar Río (cuarcita) Tundra 1. y comisiones sobre el karst de la Asociación Internacional de Hidrogeólogos (IAH) (Finlayson y Sauro.9 5.>HCO3-Ca2+ Cl--Na+ SO42.25 7.0 0 1.Ca2+ >Ca2+ HCO3->SO42. Entre los proyectos y programas que desarrollan estos organismos relacionados con el impacto del hombre sobre el karst se deben destacar: el Proyecto 299 (Geología.8 3.-Ca2+ >Na+ Aguas kársticas Subglaciar Río Vimsa Río Rasstupet Lago Lago en morrena Man.8 1.Tabla 3.20 8. Rasstupet Termomineral (intrusión marina) 0 1.0 3. En este sentido se destaca el papel de la Comisión de Físico-Química e Hidrología del Karst.50 7.90 Aguas Supraglaciar 0.1 5.9 CE (µs/cm) 55 45 65 76 233 CaCO3 (mg/L) 3 20 20 17 4 Tipo de agua HCO3--Na+ HCO3->SO42.5 3.90 6. 1991).8 0.00 7. .10 6. Evolucón química de las aguas kársticas polares T (°C) pH Geología e Hidrogeología Nieve 0 6. Hidrogeología y Formaciones Kársticas) del Programa Internacional de Correlación Geológica (IGCP). diferentes comisiones internacionales y grupos de estudio de la UNESCO realizan investigaciones relacionadas con el impacto humano en el medio kárstico. la Comisión sobre Cambios Ambientales y Conservación de Áreas Kársticas de la Unión Internacional de Geografía (IGU).

donde se relacionan en el mismo gráfico las precipitaciones.12.12. la conductividad eléctrica y la composición química de un agua procedente de una emergencia kárstica durante un año hidrológico. similar al que ocurre en un reactor de laboratorio donde se hace pasar una corriente de . en un sitio determinado o área con cierta homogeneidad. en particular. como consecuencia del régimen de lluvia: en los períodos lluviosos la mineralización es más pequeña que en los períodos secos. las aguas en todo momento mantienen su tipo y poseen por. Efecto de las precipitaciones sobre el caudal. tal como se ilustra en la figura 3. las aguas kársticas. la mineralización (en términos de conductividad eléctrica) y la composición química de las aguas de la resurgencia Canilla durante un año hidrológico (1984). la composición química relativa varía poco. el caudal. donde intervienen diferentes factores. se ha propuesto sobre la base de un modelo de adquisición de la composición química. un mismo patrón hidrogeoquímico. Sin embargo. El uso de relaciones matemáticas entre la concentración iónica y la conductividad eléctrica de las aguas kársticas. lo general.Patrones hidrogeoquímicos y control de la composición química de las aguas kársticas A pesar de que las aguas naturales y. Figura 3. adquieren su composición química mediante un proceso complejo como el que se acaba de analizar en el epígrafe anterior. muchos de éstos se hacen constantes y en esas condiciones la composición química absoluta del agua varía dentro de cierto rango.

1985. Fagundo y Pajón. 1992). 1990 b.CO2 a un agua y se coloca un mineral carbonatado (Fagundo. Fagundo et al. 1991. Pajón y Valdés. 1987. .

relación entre la . en el laboratorio. del proceso de disolución de una caliza pura (a).13. Variación de la concentración iónica y la conductividad eléctrica durante el tiempo transcurrido en un experimento de simulación química.Figura 3.

concentración iónica y la conductividad eléctrica en el experimento de simulación química de la disolución de una caliza pura. del proceso de disolución de una dolomita (a). Variación de la concentración iónica y la conductividad eléctrica durante el tiempo transcurrido en un experimento de simulación química. .14. en el laboratorio. relación entre la concentración iónica y la conductividad eléctrica en el experimento de simulación química de la disolución de una dolomita (b). (b) Figura 3.

En este proceso cinético, la velocidad de disolución del mineral depende de su composición en la roca (litología). La concentración de los principales iones que resultan de este proceso se incrementa en el tiempo, siguiendo una función exponencial. Una función matemática similar presenta la conductividad eléctrica (Figuras 3.13a y 3.14a) Si se grafica la relación entre la concentración de cada ion y la conductividad eléctrica se obtiene una línea recta que pasa por el origen de coordenadas, cuya pendiente depende de la litología (Fagundo, 1990 b). Por ejemplo, en el caso de una caliza pura constituida prácticamente por mineral calcita, las pendientes correspondientes a los iones HCO3- y Ca2+ son similares entre sí y sus magnitudes son mucho más grandes que las del ion Mg2+. En una dolomía constituida por cantidades más o menos similares de calcita y dolomita, la pendiente correspondiente al ion HCO3- es del mismo orden que en el caso anterior, sin embargo, las pendientes correspondientes a los iones Ca2+ y Mg2+ son en este caso similares entre sí y mucho menor que la del HCO3-, tal como se ilustra en las figuras 3.13b y 3.14b. Si se determinan las concentraciones iónicas multiplicando las conductividades eléctricas, en cada momento en que se hizo el experimento, por las correspondientes relaciones matemáticas obtenidas, se encuentra que no existen grandes diferencias entre la composición química real y la obtenida por estos modelos matemáticos, tal como se aprecia en las figuras 3.15 y 3.16.

Figura 3.16. Variación, durante el tiempo transcurrido en el experimento de simulación química de la disolución de una dolomita, de la composición del agua del reactor, obtenida por análisis químico (izquierda) y modelación (derecha).

Basado en estos principios se elaboró un sistema automatizado (Alvarez et al, 1990) capaz de determinar en forma rápida las ecuaciones de correlación matemática entre la concentración iónica y la conductividad eléctrica, con el objetivo del ulterior control de la composición química de las aguas mediante mediciones en el campo con conductímetros portátiles. En general, cuando uno de los factores es dominante en el modo de adquisición de la composición química de las aguas, las relaciones entre las concentraciones iónicas y la conductividad eléctrica son de tipo lineal (Fagundo

et al, 1991; 1993). Si más de un factor posee un peso semejante en este proceso, las ecuaciones de segundo grado ajustan mejor. En este último caso se observa, por lo general, más de un patrón hidrogeoquímico (Fagundo y Rodríguez, 1991). En el caso de aguas subterráneas que se encuentran estratificadas como resultado de mezcla con el mar, como sucede en los acuíferos kársticos litorales, la evolución ocurre según una serie de patrones hidrogeoquímicos en el que se va incrementando, de manera progresiva, el contenido de los iones Cl-, Na+ + K+ y en menor medida Mg2+ y SO42- , así como decreciendo el de los iones HCO3- y Ca2+ (Figura 3.17). La actividad del hombre, especialmente la sobreexplotación de los acuíferos para el abasto o el regadío altera los patrones hidrogeoquímicos naturales (Fagundo et al, 1993; Ferrera, Fagundo y Benítez, 1995).

Figura 3.17 Patrones hidrogeoquímicos de las aguas del acuífero kárstico de la llanura meridional de Pinar del Río, afectado por la intrusión marina. Las concentraciones se expresan en forma relativa (suma de aniones = suma de cationes = 10 % meq/L) mediante diagramas de Stiff.

Para controlar la composición química de estas aguas mediante mediciones de conductividad eléctrica y el empleo de ecuaciones de correlación matemática, es necesario procesar los datos por tipos de patrones hidrogeoquímicos, sobre la base de los cambios en sus relaciones iónicas:
r Cl − HCO3− ,r Na + + K + Ca 2 +

Además. las concentraciones de los iones HCO3. Los cambios abruptos en la composición química de las aguas naturales son causados. facies hidroquímicas donde predomine el contenido de HCO3. Los cambios estacionales de la composición de un agua están determinados por las variaciones en la temperatura y el régimen de precipitación en las diferentes estaciones del año. En realidad los cambios de la composición química de las aguas a corto plazo son más estudiados. causando una variación en el equilibrio de los carbonatos.y Ca2+ . es mediante un sistema de reconocimiento de patrones. se obtienen expresiones que no tienen sentido físico y que dependen de los datos disponibles. 1980). El empleo de relaciones empíricas entre la concentración iónica y la conductividad eléctrica por medio de las ecuaciones clásicas de regresión de tipo lineal o polinómica se han ensayado por algunos investigadores (Drake y Ford.que otro pozo más alejado del mar o situado en una zona de menor agrietamiento. En Cuba se distinguen en la práctica dos períodos: el seco o menos húmedo. Los cambios seculares se refieren a la evolución del agua oceánica en el orden del tiempo geológico. Sin embargo. cuyas propiedades químicofísicas y biológicas son muy diferentes. Algunos especialistas han objetado el valor de este tipo de correlaciones matemáticas entre la concentración iónica y la conductividad eléctrica. abrupto y sistemático. 1981). por esta vía se obtienen coeficientes de correlación significativos sólo para los iones mayoritarios. Estos cambios son inducidos por los organismos fotosintéticos cuya respiración durante la noche incrementan la p CO2. A cada una de estas categorías le corresponden a su vez. así como la salinidad en muestras de aguas que actualmente son tomadas con hidromuestreadores verticales o batómetros (Gutíerrez et al. 1991. por su posible medición. mientras que por el día esta actividad disminuye. este tipo de tratamiento estadístico ofrece buenas perspectivas en el control del contenido de iones Cl. Los cambios periódicos se observan a menudo como respuesta a la radiación solar y pueden ser de tipo diurno o estacional. un pozo situado más cerca del mar o en un área de mayor agrietamiento. es necesario tener en cuenta los rangos de conductividad eléctrica en que cada pozo refleja los diferentes patrones. Variación espacial y temporal de la composición química de las aguas kársticas Los cambios temporales en la composición química de las aguas naturales se han clasificado en función de la escala de tiempo como: cambios seculares (producidos en el orden del tiempo geológico) y cambios a corto plazo (Paces.y Na+. 1974). de mayo a octubre. por lo general.La mejor forma de hacer lo expuesto en el párrafo anterior. Esto se debe a que para un mismo rango de conductividad. . por la transición de un agua de un medio ambiente a otro.(Fagundo y Rodríguez. experimentada en los sedimentos carbonatados durante los últimos 2 000 millones de años. donde los datos originales se agrupan sobre la base de las diferentes facies hidroquímicas.sobre el de Cl. Además mediante estos métodos estadísticos.que en HCO3. el cual reflejará para el mismo rango de conductividad. que se extiende desde noviembre a abril y el lluvioso. reflejará facies hidroquímicas más ricas en Cl. cambios de tipo periódico. 1992). Como ejemplo de este tipo de cambio se puede considerar la variación de la relación iónica Mg2+ : Ca2+. así como en el grado de saturación respecto a la calcita. como ejemplo del primer caso se puede considerar las variaciones que se producen en el intervalo de 24 h en las magnitudes de la presión de CO2. No obstante.

presentaron coeficientes de variación de la dureza inferiores a otras. 1993. Hernández. Valdés y De la Cruz. No obstante. ofrece mucho más información. puesto que en esas condiciones se produce un mayor efecto del clima en la fluctuación de la dureza. Este método fue aplicado en Cuba. porque éstas reciben aportes con diferentes respuestas a las precipitaciones. 1986. lo cual permite conocer cómo está organizado interiormente el sistema kárstico. 1981. porque las aguas tomadas en pozos que cortan cavidades subterráneas aireadas. En Cuba. ofrece la oportunidad de correlacionar las respuestas hídrica y química en relación a las precipitaciones. además del coeficiente de variación de la dureza se han empleado los de temperatura y la conductividad eléctrica. este método se ha seguido utilizando. para distinguir la forma en que tiene lugar el escurrimiento del agua a través de los macizos kársticos (Fagundo et al. Bakalowicz (1976) llamó la atención sobre la validez de este método en el caso que la distribución de frecuencia de la dureza sea de tipo plurimodal. La variación estacional de la dureza se ha utilizado por muchos investigadores para interpretar la forma en que se mueven las aguas en el karst. como un índice para determinar si las aguas se mueven en forma difusa o a través de conductos. 1988). La variación a lo largo de uno o más años hidrológicos. lo cual es muy común en las aguas kársticas. al ser analizado el papel de la actividad microbiológica en la generación de CO2.Por ultimo. El movimiento del agua a través del medio rocoso se ha simulado por los hidrogeólogos con el objetivo de determinar las reservas de aguas subterráneas y la variación sistemática de su composición química (Paces. 1968. tomando en consideración las observaciones de Bakalowicz en cuanto a la distribución de frecuencia de esas variables (Aguayo et al. que se manifiestan en la variación de la masa disuelta desde un estado inicial hasta otro final. tomando en cuenta el coeficiente de variación de otras variables. los cambios sistemáticos son de tipo continuo y no periódico. se han propuesto modelos. Gams. los resultados obtenidos no se corresponden con las evidencias hidrogeológicas. 1972. sin embargo. Las determinaciones conjuntas a lo largo del tiempo de la composición química de las aguas y el caudal en las surgencias kársticas. Las aguas que discurren por fisuras y conductos abiertos poseen un mayor coeficiente de variación. 1980). que se basan en ecuaciones diferenciales parciales. los coeficientes de variación de los iones mayoritarios y la conductividad eléctrica para interpretar la organización interior de tres surgencias kársticas. han sido aplicados al karst. 1974. Shuster y White (1971) propusieron el empleo del coeficiente de variación de la dureza en lugar de la dureza misma. 1982. 1976). Otros investigadores también estudiaron la variación estacional de la dureza en diferentes regiones kársticas (Pitty. La composición química espacial de las aguas en una región kárstica determinada. así como la corrosión mediante procesos microbiológicos y . Variación de la composición química del agua kárstica a consecuencia del impacto antropogénico Aunque algunos aspectos relacionados con el efecto negativo de la actividad del hombre en el karst se ha abordado en el capítulo 2 de este libro. mediante una aproximación que considera lineal el movimiento de los flujos en el medio kárstico fisurado (Pérez Franco et al. Estos modelos. tomadas en pozos donde el movimiento del agua es aparentemente más difuso. Llanusa y González. 1995). 1975). así como durante los períodos de intensas lluvias. sólo da una información parcial del funcionamiento de ese karst. así como el registro simultáneo de los elementos del clima. Ternan. por ejemplo. En acuíferos desarrollados en areniscas y otros medios isótropos. a aguas de pozos de la región de San Antonio de los Baños (Fagundo y Valdés.

Algunos trabajos. que dan lugar a la contaminación del agua kárstica se pueden considerar los siguientes: 1. a causa del tratamiento químico en la agricultura. a causa de la actividad del hombre. En la literatura especializada de los años más recientes aparecen muchas citas bibliográficas. 3. 1985). Entre los efectos producidos por el vertimiento o percolación en el karst de los residuales orgánicos y urbanos se pueden considerar los siguientes: 1. La disminución de los niveles naturales de oxígeno disuelto y aumento del contenido de materia orgánica biodegradable en las aguas superficiales y subterráneas. el efecto antropogénico en el karst será objeto de un análisis complementario en este capítulo. Derrame de hidrocarburos. a causa de la actividad minera. 2. 2. 1991). La contaminación es un proceso natural o artificial. 3.bioquímicos. 8. 5. Incremento de sólidos orgánicos suspendidos y sedimentables en corrientes superficiales. muy similares a las superficiales y en las mismas son factibles los procesos microbiológicos aeróbicos. 1991. Eutroficación en lagos y embalses con producción de mal olor. Deforestación del paisaje kárstico. 4. dando lugar a la aparición de enfermedades de origen hídrico. A pesar de que en el karst el movimiento del agua es preferentemente subterráneo. 7. 5. 4. Contaminación. 6. En cierta medida el agua natural sufre un constante proceso de contaminación. por su importancia. Vertimiento de residuales orgánicos agroindustriales y urbanos. este escurrimiento se realiza con preferencia a través de grietas. donde se presentan los principales problemas relacionados con el efecto del impacto humano sobre el karst (Chen. especialmente el turismo en el karst. mediante el cual se agrega al agua normal o beneficiosa elementos. Como colorario de estos estudios. fisuras. Contaminación. en el cual parte es compensado por los procesos de autodepuración. que la convierte en perjudicial para todos o algunos de los diferentes usos (Ferro. Aumento del contenido de sales disueltas provocado por aportes salinos de residuales industriales. Vertimiento de residuales inorgánicos. La contaminación de los recursos hídricos en el karst es objeto de interés particular. así como cavidades más o menos amplias y aireadas. a causa de la vulnerabilidad de este medio (Santo. Aumento de la población microbiológica patógena. ponen de manifiesto la buena capacidad autodepuradora del medio kárstico para aquellos residuales industriales ácidos procedentes de la industria del petróleo . los karstólogos coinciden en señalar que el karst es poco propicio para la disposición de este tipo de residual. El agua constituye un recurso valioso que el hombre utiliza. Por lo general. conductos. sustancias o materia viva. Salinización de los acuíferos costeros por sobreexplotación. 1982). sin embargo. Entre los efectos negativos de la actividad del hombre. pesticidas y otras sustancias. donde prevalecen condiciones de flujo de tipo turbulento. 1991). Incremento de nitratos (nitrificación). James. así como con la disposición de residuales en regiones kársticas de diferentes partes del mundo (Legrant. las aguas superficiales se suelen afectar con más facilidad que las subterráneas.

Según estos investigadores. 1984). El contenido de NO3. 1976. 1993). trae como consecuencia que disminuya la presión hidrostática y se produzca una penetración mayor del agua de mar. 1986). . 1987). así como de la materia orgánica durante las lluvias o la fusión de las nieves. Esto es común. Kranje y Kogovsek. así como para corrientes subterráneas contaminadas por la actividad del hombre (Hemmel. la urbanización. Waterhouse. Sin embargo.(Krawcyk 1990. La disposición o infiltración de residuales urbanos y. no debe exceder los 60 mg/L. en algunas aguas kársticas se han encontrado concentraciones del orden de 500 mg/L (Smith. 1984). México (Back et al. algunos investigadores han evaluado el grado de autodepuración del karst y otros medios no kársticos en función de la remoción bacteriana (Quesada y Gutiérrez. La sobreexplotación de los acuíferos kársticos litorales con vistas al abasto o el regadío. 1991).y NO2. Estados Unidos (Strengfield y Rapp. también se ha evaluado con vistas a eliminar los efectos negativos potenciales de la contaminación bacteriológica (Kaplen. dan lugar a un incremento de los componentes del ciclo del nitrógeno en las aguas. Gutiérrez y colaboradores (1982) han estudiado la vulnerabilidad de los acuíferos kársticos a los procesos de nitrificación. Quesada. fundamentalmente NO3. En Cuba. 1982. Pulido Bosch et al. 1989. así como fertilizantes. como vía complementaria de tratamiento de los residuales antes de su vertimiento (Gutiérrez. los volúmenes de nitrógeno que aportan las diferentes fuentes en las áreas agrícolas son las siguientes: Fuente Fijación atmosférica Aporte por precipitación Aporte por riego Aporte por residuales animales Fertilizantes nitrogenados Concentración (kg/ha) 20-30 3-5 3-40 10-30 60-120 El riego con las propias aguas subterráneas de la cuenca. 1987. 1988). en muchas aguas procedentes de minas. En Cuba muchas áreas agrícolas se irrigan con residuales azucareros y hasta el presente los resultados son satisfactorios. 1987). pesticidas y otras sustancias químicas (Pekny et al. Mijatovic. de éstos los más tóxicos son: plomo. en general. 1984). ríos y cuevas. 1984). La deforestación también produce efectos indeseables en el karst (Griolet. Muler y Eingold. las cuales se caracterizan por poseer valores de pH muy bajos. 1990. zinc y cadmio. 1987). 1987. 1986) y Cuba (Fagundo y Arellano. también se incorpora al karst una buena cantidad de sustancias nitrogenadas. Los problemas relacionados con la explotación de los acuíferos kársticos costeros son objeto de estudios en muchas áreas kársticas de Europa (Pulido Bosch. capaces de disolver en esas condiciones muchos microcomponentes (Reed y Singh. provocando cambios en la calidad del agua y sedimentación en lagos. constituye un elemento importante en el balance de nitrógeno.(Lin Hua. así como el turismo en regiones kársticas. En el caso de corrientes superficiales. El vertimiento de residuales inorgánicos se refleja en las aguas mediante un incremento en el contenido de compuestos metálicos (Rorsh y Llard. 1982). El efecto de la irrigación con efluentes sobre la calidad de las aguas kársticas subterráneas. por ejemplo.en las aguas potables. Mediante la actividad de fertilización agrícola. la cual es objeto de contaminación. según establecen las normas. 1990). En las áreas montañosas la tala de bosques favorece el arrastre de sólidos disueltos y en suspensión. mercurio.

también se han elaborado políticas y sistemas de vigilancia. de forma tal que se pueda utilizar racionalmente en beneficio de la economía. 1982. Barros. se construyan letrinas en la misma área en que se encuentra el pozo que se utiliza para el consumo de las personas. Laphin y Luege. que facilita el desprendimiento de la cobertura. Esta forma de contaminación era muy frecuente en muchos pueblos de Cuba hace algunos años e incidía de manera significativa en un alto índice de parasitismo en la población infantil. . Zonas de protección y control sistemático de la calidad de las aguas kársticas La actividad del hombre causa un deterioro progresivo de la calidad de las aguas superficiales y subterráneas. A pesar de que estas últimas son menos susceptibles a la contaminación. una vez contaminadas. Fagundo et al. 1987. se han llevado a cabo muchas investigaciones aplicadas en el campo de la hidrogeología. 1987. 1991). al quedar evacuado un horizonte acuífero. Shayakubov y Morales. Relacionado con la excesiva extracción de aguas en las regiones kársticas. 1980. se encuentran los fenómenos de creación de dolinas y producción de derrumbes. mediante el registro sistemático de algunos indicadores de tipo químico-físico y bacteriológico. con el objetivo de establecer las zonas de protección sanitarias alrededor de las fuentes de captación de interés económico social (Daoxian. Kullman. se hace muy difícil restablecer su calidad original (González y Jiménez. 1993. La falta de cultura en relación con lo que debe ser la zona de protección de una fuente kárstica. Con vistas al control de la calidad de las aguas kársticas. lo cual da lugar a que por percolación pasen a la fuente gérmenes patógenos y se requiera instalar un sistema costoso de tratamiento del agua. 1988 a). se han establecido zonas de protección sanitaria. Fritz y Pavicic.1991. 1988 b). En los últimos años. González y Feitó. hace que con frecuencia. 1969. 1987. Con vistas a preservar la calidad de las aguas kársticas. donde se establecen diferentes tipos de regulaciones con el objetivo de evitar la contaminación y hacer mínimo el riesgo de su degradación (González y Jiménez. Tulipano y Fidelibus. como tal se denomina el área alrededor de la toma de agua. 1988).

Cuba .J. Tecnología y Medio Ambiente La Habana.E. Cuba J.Tecnología y Medio Ambiente La Habana.HIDROQUÍMICA DEL KARST Parte 2 HIDROQUÍMICA DEL KARST EN CLIMAS EXTREMOS J. FAGUNDO CASTILLO Centro Nacional de Investigaciones Científicas Ministerio de Educación Superior La Habana. VALDÉS RAMOS Instituto de Geofísica y Astronomía Ministerio de Ciencia. Cuba J.R. RODRÍGUEZ RUBIO Instituto de Geografía Ministerio de Ciencia.

Expedición Spitsbergen' 85 .Parte 2 HIDROQUÍMICA DEL KARST EN CLIMAS EXTREMOS Capítulo 1.

Limita al norte con el océano Glacial Ártico.1). llegando a ser inferiores a -40 °C en el invierno. situada a 80° de latitud norte. Figura 1. denominados fohen. A pesar de encontrarse en esa latitud su clima no es tan riguroso por el efecto de la Corriente del Golfo procedente del océano Atlántico.5 °C y raras veces sobrepasan los +10 °C.5 °C. Entre los meses de junio y marzo las temperaturas medias son del orden de -11. que se extienden desde agosto hasta octubre. Localización geográfica del archipiélago de Svalbard.1. Durante el verano las temperaturas máximas medias alcanzan +4. al oeste con el mar de Barents y al sur con el mar de Noruega (Figura 1. con temperaturas que suelen ser superiores a +1 °C. . donde se encuentra la isla de Spitsbergen. pertenece al archipiélago de Svalbard y es una de las tierras más cercanas al Polo Norte.Breve recuento La isla de Spitsbergen. al este con el mar de Groenlandia. En los meses de otoño. son frecuentes los huracanes.

La expedición conformada por un grupo de científicos polacos. uno noruego y dos rusos que se dedican a la pesca y a la explotación de yacimientos de carbón. En la misma existen tres poblados. 1. También se han instalado en la isla varias estaciones científicas polares por parte de distintas nacionalidades con el objetivo de efectuar estudios. fundamentalmente glaciológicos y meteorológicos. rusos. realizaron estudios en el área denominada Grondfjord (perteneciente a la región de Nordenskiold) en la parte central de la isla y en la región aledaña al fiordo Hornsund. dos checos. .3 y 1.2.Spitsbergen y todo el archipiélago constituye un territorio internacional administrado por Noruega. en la parte meridional (Figuras 1. un español y dos cubanos.4).

auspiciada por la Universidad de Silesia: área de Grondfjord.2. situada a los 78° de latitud norte y el área del fiordo Hornsund.Figura 1. correspondientes a los polígonos experimentales ruso y polaco respectivamente. . Ubicación de las áreas estudiadas en la isla de Spitsbergen durante la expedición polar de 1985. a los 77° de latitud norte.

Figura 1.3. . Área de experimentación rusa en Grondfjord.

de hielos y aguas subsuperficiales procedentes de los glaciares. endoglaciar y supraglaciar. de nieve. puesto que la habitación era una rústica cabaña de madera a unos 30 km de la estación científica polaca del Hornsund. Área de experimentación polaca en el fiordo Hornsund. Los cubanos realizaron las mediciones químico-físicas "in situ". impuestas por el clima en esa región: bajas temperaturas. nieve.Figura 1. radio ni medios de transporte. así como del permafrost. de arroyos y manantiales procedentes de la tundra. botes y barcos. Las condiciones de vida fueron también muy duras. sin electricidad. en estos últimos fue necesario abrirse paso a través de icebergs.4. témpanos y costras de agua marina congeladas. huracanes polares. desplazamiento a través de los glaciares (cuyas grietas se suelen cubrir superficialmente por finas capas de nieve). También de lagos situados en las morrenas frontales de los glaciares. sólo con los mínimos . Todo este trabajo se efectuó en condiciones muy difíciles. movimiento en la isla a través de helicópteros. de aguas de diferente naturaleza hidrogeológica: aguas de las zonas subglaciar.

Fagundo. con calefacción (de carbón de piedra y leña). químico. El segundo es un geógrafo especializado en la geomorfología y dinámica de los glaciares de Spitsbergen. 1985) y Suecia (Fagundo. donde radica la administración noruega del archipiélago. glaciólogo y el licenciado Eugenio Germanov. nombrado así en honor al descubridor de la isla. De Moscú partió el colectivo en avión hacia Longyearbyen. De ese colectivo participaron en la expedición el doctor Igor Postonov. 1985. el licenciado Alexander Tebenkov. situada en la lengua del glaciar del mismo nombre. capital de la isla. quien desde hace muchos años se dedica al estudio de los glaciares de Svalbard.recursos para la supervivencia y la seguridad contra las usuales inclemencias del tiempo y de los osos polares. Ese mismo día el grupo hizo una excursión a la cueva de hielo de Aldegonda. junto al químico ruso les correspondió realizar la cartografía de la cueva abierta en los hielos del glaciar Aldegonda (Figura 1. . A los restantes miembros de la expedición correspondieron otros trabajos de tipo geomorfológico. jefe de la expedición y el doctor Jacek Jania. con el objetivo de lograr la necesaria aclimatación. por aquella época del año. donde radica el polígono experimental de los científicos rusos. pH. glaciólogo. Los primeros días la representación cubana aprovechó el tiempo para hacer excursiones a las montañas aledañas al poblado. Un cuarto trabajo ya se ha publicado en una revista cubana (Fagundo. El día 27 de agosto los cubanos. La temperatura reinante era agradable. En Barentsburg. el danés Wilhem Barents. hidrológo y jefe del grupo operativo. se pudieron apreciar los cambios de color en las valoraciones químicas hasta altas horas de "la noche". Valdés y Pulina. los licenciados Alexander Volkov y Vladimir Starizin. al día siguiente comenzaron los trabajos de exploración y toma de muestras. Ese mismo día se trasladaron en helicóptero hacia el poblado ruso de Baretsburg. Fagundo y Pulina. los cubanos y polacos convivieron con el colectivo de geólogos rusos dirigido por el doctor Eugenio Zinger. 1987). Durante un mes participaron en los preparativos de la expedición y en ese tiempo viajaron a las regiones montañosas de los Sudetes y Bielsko Biala. Como el Sol alumbraba en el firmamento las 24 h del día. El primero dirige el programa polar polaco y es el coordinador principal (por Polonia) de la colaboración bilateral establecida entre la Universidad de Silesia y los organismos cubanos representados por el CNIC. Valdés y Pulina. Los resultados preliminares fueron elaborados y publicados en Polonia (Valdés. Luego se instalaron en una rústica cabaña de madera. geólogos. A los cubanos. tomar muestras de agua dentro de la misma. cercana a 0 °C. 5). polacos y un grupo de rusos partieron en helicóptero hacia la base. donde radica la Facultad de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Silesia. El 21 de julio de 1985 viajaron hacia Varsovia los expedicionarios cubanos y de allí se trasladaron para la ciudad de Sosnowiec. al otro lado del fiordo. 1990). con el objetivo de adiestrarse en las condiciones rigurosas de trabajo de campo que debían realizar en la isla polar. Valdés y Pulina. El 19 de agosto partieron hacia Moscú en compañía del profesor Marian Pulina. conductividad eléctrica y análisis químico de los macrocomponentes). así como las determinaciones químico-físicas correspondientes (temperatura.

Durante el amanecer. situada en la lengua del glaciar Aldegonda. Sus vientos alcanzan una intensidad similar a la de los ciclones tropicales y las temperaturas suelen ser relativamente elevadas. Al día siguiente el colectivo de científicos emprendió la marcha hacia el Cabo Starostin. los manantiales termales. El regreso al poblado ruso se hizo en barco el día 31 de agosto. que es conocido en esas latitudes como fohen. Barentsburg fue azotado por el primer huracán del otoño polar. cartografía. Cueva en hielo Aldegonda. En . Arrastran mucho polvo morrénico y producen gran descongelación de nieve y hielos.5. El día 29 partieron hacia el lago Congreso y tomaron muestras en éste. en la región de Grondfjord. poseían una temperatura de 4 °C. Al día siguiente el colectivo cubano-polaco partiría en compañía de Eugenio Zinger a la base polaca en un helicóptero ruso. Se continuaron los trabajos de exploración geomorfológica. situado a unos 30 km del lago Congreso. A diferencia de las aguas superficiales cuyas temperaturas están cercanas a 0 °C. muestreo y análisis químico en la región del lago Linneo. con una composición química similar al del balneario cubano de San Diego de los Baños. muy elevada para las aguas de esa latitud ártica. oscilando entre 0 y 10 °C sobre cero. en arroyos y en manantiales termominerales. dolomías y yesos. una zona típicamente kárstica constituida fundamentalmente por calizas.Figura 1.

Al otro día. Marian Pulina y los dos cubanos.ocasiones pueden soplar hasta una semana. cuyos hielos son descargados directamente al mar por ese "río" congelado. los polacos siguieron camino hasta otra casa utilizada como base. Los sitios de muestreo diario serían los ríos Glaciar y Brattegg. Aquel primero. partieron los cubanos junto a Marian y Jacek hasta la playa de Hyttevika. En tanto. previamente seleccionadas. El día 5 de septiembre. Adolfo Eraso. permitiendo al mediodía que pudieran volar los helicópteros. el cual murió en la Antártida a consecuencia de un lamentable accidente. en la cual radicarían ellos junto a otros expedicionarios: el español Adolfo Eraso (presidente de la Unión Internacional de Espeleología). donde se establecerían los cubanos en una antigua casa de noruegos cazadores de osos polares. de la Academia de Ciencias de Polonia. Los sitios de muestreo semanal serían varias fuentes de tipo sub y supraglaciar. los polacos Piotor Glowacki. así como también indicó los cuidados que se debían tomar durante la marcha por aquellos parajes. estos últimos de la Universidad de Wroclaw. Durante la excursión el jefe de la expedición señaló aquellos lugares que se debían muestrear de manera sistemática con frecuencia diaria. Aquí aprovecharon la oportunidad para cartografiar otra cueva en hielo que se abría en su zona de ablación (Figura 1. a 5 h de camino de la base principal. sin embargo. por descongelación de las nieves y el permafrost en una cuenca aledaña. el primero en el proceso de ablación del glaciar Werenskiold y el segundo. y los restantes quedaban a la iniciativa de los investigadores cubanos. . del colectivo de Pulina. ingeniero Szymanski. así como dos checos y dos polacos más.6). originados. fue breve. situada a cerca de 1 h de camino de la anterior. Este glaciar. viajaron hasta la zona de acumulación de los hielos del glaciar Werenskiold. pionero de este tipo de investigación en la isla. junto a otros sitios aledaños constituirían el objetivo del trabajo de los científicos cubanos. Stanislaw Misztal. semanal y en forma esporádica. convertida en estación polar lleva el nombre de Baranowski en homenaje al glaciólogo polaco. Boleslaw Kapuscinski y Jerzy Wach. Esta rústica vivienda. Durante el día siguiente los cubanos hicieron una excursión hasta el glaciar Hans. llegando a la base polaca en horas de la tarde y fueron recibidos por el jefe de la misma.

Cueva en hielo Hans. .Figura 1.6. cercana al fiordo Hornsund.

lagos morrénicos. quienes durante ese tiempo tomaron muestras.8) e hicieron determinaciones químico-físicas diarias y semanales en los puntos de muestreo.7.7 y 1. Iskantelva. así como en manantiales y arroyos de la tundra. Vimsa. Cueva en los hielos de la morrena frontal del glaciar Vimsa. cartografiaron otras cavernas en hielo (Figuras 1. en las cuencas de los ríos Gandpasset. Figura 1. a unos 30 km de distancia de la vivienda que ocupaban los cubanos. etcétera. . hielo. nieve. Nambreen y en el glaciar Torell.El día 12 de septiembre Jania y Pulina marcharon a trabajar a la región de Treskelen.

Se destacó además que era la primera ocasión en que científicos cubanos trabajaban en aquella isla. Durante la madrugada azotó un nuevo huracán. que los miembros de la expedición sintieron sobrevolar por el cielo del Hornsund cubierto de nubes. ésta era la primera expedición científica en el Ártico. aunque realmente el pionero en las excursiones al Ártico y a la Antártida había sido el profesor Antonio Núñez Jiménez. un acto solemne donde fue izada la bandera cubana. especialmente diseñada para abrirse paso entre los témpanos. Por esa época azotó el segundo huracán polar de la temporada. al cumplirse el primer mes de trabajo conjunto en la isla. No quedaba otra alternativa que esperar una embarcación. con motor fuera de borda. que procedente de Polonia llegaría dentro de unos días para abastecer la base para el invierno. Duró prácticamente dos días. El día 20 regresaron los polacos de Treskelen con muestras de agua tomadas por ellos en esa región. a la base principal. Los helicópteros no pudieron volar. con ráfagas del orden de 30 m/s (106 km/h) y temperaturas cercanas a +3 °C. prolongándose esta vez más tiempo que en las ocasiones anteriores (cuatro días). El cambio de tiempo se manifestó de inmediato. El invierno hidrológico polar comenzó ese año el día 29 de septiembre y el acontecimiento fue celebrado en la base principal polaca. El día 22. destruyendo la chimenea de la casa de Hyttevika donde se guarecían los cubanos. así como la más larga permanencia en la región. La . éstas más las colectadas por los cubanos fueron analizadas por estos últimos. El día 26 se efectuó el regreso en bote. Se esperó una segunda ocasión. situada en la lengua frontal del glaciar Nannbreen. quienes quedaron sin calefacción. con el objetivo de viajar en helicóptero al día siguiente a Barentsburg y de allí a la capital de la isla. Durante la cena se hicieron brindis en homenaje al trabajo científico desplegado tanto en Cuba como en Spitsbergen por el colectivo cubano-polaco. la polaca y la noruega. perdiéndose el avión ruso. Pero la naturaleza no quiso que esto sucediera así. pero tampoco fue posible por las mismas circunstancias. se efectuó en la estación polar más distante (Baranowski).8.Figura 1. desde donde partirían los expedicionarios de regreso. Cueva en hielo. vía Moscú.

Estos fueron interrumpidos por una invitación del profesor Pulina. con el objetivo de romper la gruesa capa de hielo superficial de los ríos. así como acumulación de los glaciares. un mar tormentoso a causa del encuentro de las aguas polares procedentes del océano Glaciar Ártico con las cálidas del océano Atlántico. se acercaba la noche polar y por esa razón. de lagos existentes en las morrenas y de depresiones kársticas. la visibilidad diurna disminuía. de aguas de descongelación procedentes de la zona de ablación y de fuentes. de aquellas muestras que en sus excursiones a tierra hacían los polacos. A partir de entonces los polacos comenzaron a realizar estudios sobre el espesor de los hielos que se encuentran por debajo del mar en el fiordo. lagos y fuentes del glaciar. porque la misma se había prácticamente congelado. Materiales y métodos Las muestras fueron tomadas en frascos plásticos con cierre hermético y llenadas hasta el tope para evitar el escape de los gases disueltos. La toma de muestras requería. En tierra la temperatura era por debajo de 30°C. en el propio barco. Amanecía muy tarde y oscurecía muy temprano. ahora. abriéndose paso con los arpones entre los icebergs y costras de agua de mar congeladas. Las mismas eran representativas de aguas de distinta naturaleza hidrogeológica y glaciológica: de precipitaciones (lluvia y nieve) y hielo en la zona de alimentación. los cuales contenían los resultados de los análisis químicos efectuados en la isla de Spitsbergen con una interpretación preliminar. El día 14 de noviembre concluyó la estancia en Polonia de los dos cubanos que participaron en la expedición a la isla polar de Spitsbergen. El día 16 de octubre se realizó una visita a Barentsburg y a Longyerbyen. de la tundra y de manantiales termominerales. pero en compensación durante las noches la aurora boreal se exhibía en el firmamento. el uso frecuente del piolet. Sin embargo. En esas condiciones el jefe de la expedición organizó un nuevo programa de investigación. viajando a los Altos Tatras donde aquel debía impartir un curso de postgrado sobre Hidrología y Geomorfología. de cuevas en hielo. Las temperaturas eran muy frías. donde los cubanos comenzaron a elaborar los reportes de los trabajos realizados. menos que el anterior. Cada día duraba 20 min. se desplazaron e hicieron mediciones en muchos parajes. el regreso se hizo antes de que se hiciera de noche. el último en que permanecieron los expedicionarios en la isla. El barco recaló en Gdynia el día 29 y el colectivo se trasladó a Sosnowiec. La marcha por la tundra se facilitaba. . del permafrost. en condiciones invernales y el colectivo se trasladó para la estación Baranowski. Luego dominaba la penumbra y la oscuridad. el trabajo de análisis químico había que realizarlo con mucha rapidez para poder aprovechar la luz solar. aprovechando la movilidad y los equipos de la nave. El día 11 de octubre los expedicionarios se trasladaron para la estación principal y de ésta al barco que había venido a abastecer la base. Al día siguiente la embarcación zarpó hacia Polonia a través del denominado Mar de Groenlandia. Al regreso terminaron de escribir los reportes del trabajo científico. Los cubanos en ese tiempo permanecían como espectadores y realizaban los análisis químicos. de corrientes superficiales y subsuperficiales. En aquellos poblados ya la nieve cubría más de 1 m las aceras y la tundra. El día 20.disminución de la intensidad de los vientos coincidió con el descenso de la temperatura por debajo de -10 °C y el aumento de las nevadas. se dirigieron en bote hasta la otra margen del fiordo Hornsund.

Mediante las técnicas analíticas de campo (Markowicz y Pulina, 1979), se determinó en las aguas el contenido de CO2, HCO3-, CO3 2-, Cl-, SO4 2- , Ca 2+ y dureza, esta última expresada como la suma de Ca2+ + Mg2+ . Los iones Mg2+ y la suma de Na+ y K+ se determinaron por diferencia entre la dureza y el Ca2+, en el primer caso, y aniones y cationes en el segundo caso. Además se efectuaron mediciones “in situ” de temperatura, pH y conductividad eléctrica. La mineralización (en miligramos por litro), se expresa en función de la conductividad eléctrica mediante una ecuación matemática, la cual relaciona esta magnitud con el residuo seco obtenido, por los citados investigadores polacos al llevar a sequedad las muestras de agua natural. Los datos se procesaron en programas de computación de tipo estadístico y mediante el paquete de programas del Sistema Automatizado para el Procesamiento de Datos Hidroquímicos (SAPHIQ) y el Sistema de Monitoreo de las Aguas (SAMA), reelaborado recientemente (Alvarez et al, 1990; 1993; Fagundo et al, 1992). Entre los programas de este sistema se encuentra: el algoritmo denominado AGMAR (Fagundo et al, 1986), basado en un modelo químico-físico de interacción agua-roca, en el cual se determinaron los valores de las relaciones de saturación de la calcita (RSC), la dolomita (RSD) y el yeso (RSY), los cuales son indicadores geoquímicos que miden la capacidad de las aguas para disolver los citados minerales; usando el Sistema Automatizado para el Monitoreo de las Aguas (SAMA), de ese paquete de programas, se determinaron además las relaciones matemáticas entre la concentración iónica y la conductividad eléctrica. Para el caso de aguas cuya composición varía de acuerdo a la profundidad del pozo, por encontrarse en un acuífero afectado por la intrusión marina, se empleó el sistema BATOMET basado en un sistema de reconocimiento de patrones. Este sistema ha sido recientemente implementado en su versión final (Vinardell et al, 1994). La intensidad de denudación química y el balance hídrico fueron calculados mediante el sistema computarizado SAPHID, también remozado recientemente (Vinardell et al, 1993). Se debe señalar que la numeración de las muestras en las figuras y tabla es la misma. La mineralización en las tablas 1.3; 2.1; 2.2; 2.3; 2.4 y 2.5 se expresa en dos formas diferentes: 1. Σm: Determinada al llevar a sequedad una muestra, la cual también puede calcularse mediante una correlación con la conductividad eléctrica, en mg/L. 2. SST: Determinada a partir de los sólidos solubles totales, la cual se calcula mediante la suma de todos los iones presentes en la muestra, en mg/L. El polinomio ajustado con los datos que aparecen en las tablas 1.4 y 2.6 es del tipo: CEi = b1 . CE25 °C + b2 (CE25 °C)2 donde: CEi: Concentración iónica, en meq/L. CE25 °C: Conductividad eléctrica a 25°C, en µS/cm. b1 y b2: Coeficientes de la ecuación polinómica (el valor en las tablas 1.4 y 2.6 aparece multiplicado por el factor que se indica en ésta).
Resultados de la caracterización hidroquímica Los resultados de los análisis mencionados en el epígrafe anterior, para una mejor interpretación se representaron mediante diagramas de Stiff (1951), en el orden siguiente:

1. Área del Grondfjord. a) Glaciar Aldegonda. b) Lago Congreso. c) Lago Linneo. 2. Área del fiordo Hornsund. a) Glaciar Werenskiold. b) Región de Gandpasset-Iskantelva. c) Región de Treskelen.
Área del Grondfjord (fiordo Grande) Se encuentra situada en la región de Nordenskiold (Figura 1.3) a 70° de latitud norte. Los estudios fueron realizados en el glaciar Aldegonda y en los alrededores de los lagos Congreso y Linneo. En esta región afloran principalmente cuarcitas, anfíboles, mármoles, dolomías y esquistos, estos últimos, por lo general, ricos en carbón. Las secuencias se encuentran compactadas a lo largo de 25 km, con edades que van desde el Precámbrico hasta el Jurásico. En la figura 1.9 se pueden observar los resultados, mediante diagramas de Stiff, de los análisis químicos correspondientes a esta región.

Figura 1.9. Comportamiento químico-físico de las aguas muestreadas en Grondfjord.

Glaciar Aldegonda Aldegonda es un glaciar pequeño, de unos 8 km2 de superficie, el cual termina en una lengua situada a unos 700 m detrás del fiordo. Allí se originan las aguas que drenan desde cuevas y canales superficiales abiertos en el hielo. La mayor emergencia ocurre en la denominada cueva Aldegonda. Las aguas se abren paso a través de abundantes depósitos morrénicos que indican que

unos años atrás, los hielos del glaciar descargaban directamente al mar. En su corto recorrido desde la zona de alimentación, pasa sobre estratos rocosos constituidos por mármoles y rocas silícicas del intervalo Carbonífero-Jurásico. Las aguas del glaciar Aldegonda fueron usadas a partir de 1936 para el abasto al poblado ruso de Barentsburg, cuyos habitantes se dedican fundamentalmente a la explotación de las minas de carbón y a la pesca. Luego dejaron de usarse. En el año 1983 una expedición conjunta ruso-polaca realizó investigaciones espeleológicas (Mysztal y Pulina, 1983), hidrológicas y glaciológicas (Pulina, 1983). En las dos últimas se realizó un análisis completo en el arroyo que integra las aguas de descongelación del glaciar. Las muestra 1-6 (ver figura 1.9) son representativas de las denominadas aguas endo y subglaciar. Ambas se diferencian entre sí desde el punto de vista químico-físico. Las primeras son del tipo bicarbonatadas sódicas con valores de conductividad eléctrica entre 40 y 45 µS/cm, los cuales reflejan el comportamiento de las precipitaciones (lluvia y nieve) con un incremento de la mineralización, por el contacto con los bloques y sedimentos que el glaciar arrastra en su movimiento. Las segundas son del tipo sulfato-bicarbonatadas cálcicas, con una conductividad que varía entre 261 y 275 µS/cm. Los valores medios de mineralización correspondientes son del orden de 26 y 166 mg/L respectivamente. La cueva Aldegonda fue cartografiada (Figura 1.5), posee unos 500 m de galerías accesibles, desarrolladas en hielo. En comparación con el mapa previamente reportado, se evidencian cambios apreciables en la geomorfología de la cavidad desde el año 1983, lo cual demuestra la activa evolución de estos sistemas termokársticos.
Lago Congreso La cuenca del lago Congreso se encuentra situada en un antiguo circo glaciar, en la parte superior del valle no glaciado, cuyo lecho está constituido por rocas carbonatadas del Carbonífero. Durante el verano y el otoño el lago se alimenta de aguas procedentes de la descongelación de la nieve y la fusión de parte del permafrost, así como de aguas de precipitación. Las investigaciones en esta área se llevaron a cabo con el objetivo de complementar los estudios previamente efectuados por el colectivo polaco (Pulina, 1983). Se realizó un análisis completo a la muestra 8 (ver figura 1.9). En los restantes sitios, para su control, sólo se midió temperatura, pH, conductividad eléctrica y se determinó CO2 disuelto, así como algunas especies iónicas. Esta muestra corresponde a una emergencia que drena hacia el lago Linneo. Su composición química (sulfatada cálcica), alta mineralización (990 mg/cm) y relativamente elevada temperatura (3,8 °C), ponen de manifiesto un origen similar a las que ocurren en el lago Congreso, que son del tipo termomineral. En otros climas estas aguas tendrían una temperatura más elevada. Las conductividades de todas las muestras fueron del mismo orden a las ya reportadas en el trabajo citado en el párrafo anterior. La del lago Congreso fue de 486 µS/cm y las restantes, tomadas en manantiales, así como en arroyos cercanos al lago, promediaron 1 400 µS/cm. Las temperaturas variaron entre 1 y 3,9 °C, relativamente elevadas respecto a las aguas muestreadas en Aldegonda, cuyo valor medio fue de 0,5 °C. Lago Linneo Este lago se encuentra situado entre el lago Congreso y el cabo Starostin, el mismo está orientado en dirección oeste, a lo largo de un cañón de origen tectónico. Sus aguas, al igual que en el caso del lago Congreso, se originan de la descongelación de las nieves y el permafrost, así como de

las precipitaciones. En el área predominan estratos calcáreos y silícicos del Precámbrico, en su superficie abundan depósitos morrénicos con detritus de diferente origen y constitución litológica. Además del lago Linneo, existe una serie de depresiones kársticas alineadas en dirección a la costa en terrazas marinas. En esta área se observan tres tipos diferentes de aguas: bicarbonatadas cálcicas, con conductividad eléctrica entre 125 µS/cm y 205 µS/cm, características de los lagos de las depresiones kársticas (muestras 15, 17, 18 y 19 en la figura 1.9), bicarbonatadas sódicas con conductividad de 110 µS/cm (muestra 19 de la misma figura) correspondientes a las aguas muestreadas en la zona de contacto entre las montañas y las terrazas marinas, donde la influencia de la fusión de las nieves es apreciable; y aguas del tipo sulfato-bicarbonatadas cálcicas (muestras 16 y 21), con conductividades eléctricas entre 248 y 428 µS/cm, características del lago Linneo y sus alrededores. La composición química de las aguas de esta región está influenciada por una serie de factores: la geología local, la mezcla de aguas kársticas y termominerales que proceden de un drenaje más profundo, con nieve y hielo fundidos, así como por procesos crioquímicos, mediante los cuales la fase líquida se va enriqueciendo en componentes disueltos a medida que se congela la superficie del lago. La fase sólida, por el contrario, queda muy empobrecida en iones (Pulina, 1984). Las evidencias de campo encontradas en las márgenes de algunos lagos de las depresiones kársticas, tales como la presencia de depósitos exógenos de anhidrita y yeso, apoyan la hipótesis del aumento de concentración por efecto crioquímico.
Area del fiordo Hornsund La segunda área estudiada en la isla corresponde a la zona de experimentación de los investigadores polacos. Se encuentra situada en los alrededores del fiordo Hornsund, a los 77° de latitud. Pertenece a la Tierra de Wedel Jarlsberg, al suroeste de Spitsbergen (Figura 1.4). Glaciar Werenskiold La cuenca del glaciar Werenskiold, y en particular el glaciar, se ha estudiado ampliamente a lo largo de muchos años desde el punto de vista glaciológico (Baranowski, 1977; Jania y Kolondra, 1982); climatológico (Peryema y Piasecki, 1983) e hidroquímico (Krawcyck y Pulina, 1982; 1983; Pulina et al, 1984). Sin embargo, la información sobre las regiones aledañas es escasa en la literatura. El objetivo de este trabajo, en la zona de experimentación polaca, consistía en continuar los estudios llevados a cabo por ese colectivo en la cuenca del glaciar Werenskiold; caracterizar las aguas de ríos, arroyos, lagos y manantiales de los alrededores; estudiar el comportamiento local de las aguas de la tundra y usar esta información para comparar con otra, la cual se ha obtenido por métodos semejantes de trabajo, pero en áreas de condiciones climáticas extremas, como es el caso de la cuenca experimental del Pan de Guajaibón en Cuba, representativa de condiciones tropicales (Pulina et al, 1984; Fagundo et al, 1986; Rodríguez et al, 1989; Pulina y Fagundo, 1992). En el área del glaciar se realizaron diferentes tipos de investigaciones como son: análisis temporal de la fluctuación de la temperatura del agua, el pH, la conductividad eléctrica, el contenido de CO2 y la dureza; el estudio, mediante análisis completo, del comportamiento químico-físico de las corrientes procedentes de la parte glaciada y no glaciada de la cuenca (ríos Glaciar y Brattegg respectivamente); así como del perfil que va desde la zona de acumulación del glaciar hasta la morrena frontal.

en el período que domina la congelación. en el período comprendido entre septiembre y octubre de 1985. Variación de la conductividad eléctrica de los ríos Brattegg y Glaciar. El incremento al comienzo del invierno está asociado al efecto crioquímico. Figura 1. 148 y 236 mg/L (que en términos de conductividad eléctrica corresponde a 130.11) fueron: 81. 51 y 100 mg/L (equivalentes en términos de conductividad eléctrica a 50. .10. En ambos se observa. comportándose como bicarbonatadas-sulfatadas cálcicas. asociado a la disminución de los caudales. el incremento de la conductividad eléctrica a medida que se aproxima el invierno. a causa de la ablación como consecuencia de los vientos fohen. Esta tendencia es ocasionalmente interrumpida por drásticas caídas. 82 y 162 µS/cm respectivamente) y cambiaron su tipo de bicarbonatadas sódicas.La variación de la conductividad eléctrica en los ríos Glaciar y Brattegg se ilustra en la figura 1. a bicarbonatadas sulfatadas-cálcicas. 239 y 380 µS/cm respectivamente). en los períodos en que predomina la ablación. como tendencia. medios. En el río Brattegg estos valores fueron 31.10. En el período estudiado los valores más bajos. y más altos de mineralización de las aguas del río Glaciar (Figura 1.

. Variación de la composición química de las aguas de los ríos Brattegg y Glaciar.11. en el período comprendido entre septiembre y octubre de 1985.Figura 1.

Las aguas subglaciares presentaron menor variación de su mineralización y composición química relativa. En la figura 1.Figura 1. tanto en el nivel de mineralización como en el tipo químico. la cual incrementó su mineralización de 62 a 1 097 mg/L (100 y 1 770 µS/cm) y cambió de bicarbonatada cálcico-sódica a bicarbonatada cálcica. Las aguas de las precipitaciones.13. el fïrn y el hielo se caracterizaron por su baja mineralización. así como de aguas tomadas en los lagos situados en las morrenas. Las aguas supra y subglaciares se diferencian entre sí. En las aguas de tipo supraglaciar la mineralización varió entre 16 y 167 mg/L (26 y 270 µS/cm respectivamente). en todo momento permanecieron como aguas del tipo bicarbonatadas cálcicas.12. la nieve. representativos de los tipos de aguas supra y subglaciar. nieve y fïrn (hielo compacto de la zona de alimentación y acumulación del glaciar).15. La mineralización varió entre 112 y 171 mg/L (180 y 275 µS/cm respectivamente). Un comportamiento excepcional experimentó la fuente de la cueva Kvisla. por lo general del tipo . entre 7 y 130 mg/L (12 y 210 µS/cm respectivamente). 1. Ubicación de los puntos de muestreo en el glaciar Werenskiold. aguas de lluvia.12 se muestra la distribución de los puntos de muestreo correspondientes a las principales descargas procedentes del glaciar. donde las menos mineralizadas fueron del tipo bicarbonatadas sódicas y las más mineralizadas bicarbonatadas cálcicas.14 y 1. Su composición química en forma de diagramas de Stiff se presenta en las figuras 1.

.bicarbonatadas sódicas. por lo general.13). Figura 1. del tipo sulfato-bicarbonatadas cálcicas y poseen los mayores niveles de mineralización de las aguas estudiadas en esta área (entre 233 y 508 mg/L. Las aguas de los lagos morrénicos son. a excepción de la muestra tomada de agua de mar (muestra 134 en la figura 1. equivalente a una conductividad eléctrica entre 375 y 820 µS/cm respectivamente).13. Las de mayor mineralización se encontraban contaminadas con polvo arrastrado desde las morrenas por los huracanes. Comportamiento químico-físico de las aguas muestreadas a lo largo del perfil que va desde la zona de acumulación del glaciar Werenskiold hasta el mar.

. Variación de la composición química de las aguas del tipo: a) supraglaciar y b) subglacdiar en la cuenca Werenskiold durante el período septiembre-octubre de 1985.Figura 1.14.

Comportamiento químico-físico de las aguas muestreadas en los lagos situados en la morrena frontal del glaciar Werenskiold. Región de Gangpasset-Iskantelva .15.Figura 1.

la influencia de los procesos biológicos es importante en la tundra.16. Las aguas procedentes de lagos costeros son del tipo bicarbonatado-cloruradas cálcicas y tienen una mineralización entre 61 y 99 mg/L (99 y 160 µS/cm respectivamente). sódico-cálcicas y cálcico-magnesianas. En la figura 1. Estos resultados demuestran que a pesar de las rigurosas condiciones del medio ambiente ártico. . procedentes del glaciar Naambreen se comportan en forma similar a las aguas homólogas del glaciar Werenskiold. así como sulfato-bicarbonatadas magnésico-cálcicas.Los resultados gráficos del comportamiento químico-físico de las aguas de esta región. con una mineralización media de 128 mg/L (conductividad eléctrica de 206 µS/cm). Comportamiento químico-físico de las aguas muestreadas en la región Gandpasset-Iskantelva. no existe un tipo predominante de agua. Este comportamiento refleja las diferencias litológicas de estas regiones. los mármoles y esquistos.16. Las aguas de los tipos sub y supraglaciares de la figura 1. excluyendo las aguas de la tundra. procedentes de los arroyos superficiales fueron reconocidas: bicarbonato-sulfatadas cálcico-sódicas.17 se presentan los resultados correspondientes a las aguas procedentes de la tundra en el área cercana a Hyttevika. puesto que todos los iones contribuyen de manera similar y la mineralización media es de 108 mg/L correspondiente a una conductividad eléctrica de 174 µS/cm.1). Estas aguas están muy influenciadas por los aerosoles marinos y la geología local. En unos casos predominan las cuarcitas.1 y 6.3 y 5. mientras que en otros casos.16 (muestras 130 y 131 respectivamente). se observan en al figura 1. en comparación con otras aguas donde este valor es nulo (Tabla 1. tanto en el nivel de mineralización como en el tipo químico.9 mg/L). Figura 1. Varios tipos de aguas. Como se puede observar. Estas aguas se caracterizan por poseer un bajo pH (entre 5.6 unidades) y relativamente alto contenido de CO2 (entre 1.

.Figura 1.17 Comportamiento químico-físico de las aguas procedentes de la tundra en la región de Hyttevika.

En la figura 1.18 Comportamiento químico-físico de las aguas muestreadas en la región de Treskelen. Figura 1. altas concentraciones de iones sulfato. Presentan gran variación. Corresponden a arroyos.5 136 6.20 1. tanto en tipo químico como en fue del del la mineralización.1.CO2 (mg/L) 135 6.35 5.3 142 6. relativamente.6 137 5. Las de .40 2.40 4.2 Tabla 1.9 139 6.0 143 6. Muestra pH Región de Treskelen Esta región había sido estudiada previamente desde el punto de vista hidroquímico y muestreada por el colectivo polaco.6 138 5.físicas de las aguas muestreadas en la tundra. ríos.40 4.50 1. bicarbonato y sodio.0 144 6.10 5. Las de menor mineralización (con conductividades eléctricas entre 32 y 110 µS/cm) poseen. Propiedades químico. lagos y fuentes procedentes área glaciada y la tundra.55 4.18 se muestran los resultados gráficos comportamiento de estas aguas.

1975. por lo general. el agua se encuentra insaturada respecto a la calcita. 1952. Fagundo. 1975. Ky: Constante del producto de solubilidad del yeso.mediana mineralización (con conductividades eléctricas entre 143 y 260 µS/cm). Sólo una muestra. 1977. 1916). ( ): Actividad iónica. se basan en comparar los productos . varían entre bicarbonato-sulfatadas cálcico-magnésicas. Johnston y Williamson. Tillman.3) requiere de métodos numéricos complejos que actualmente. se ha determinado teórica y experimentalmente.1) (1. se facilitan con el uso de la computación (Jacobson y Langmuir. con mineralización superior a 500 mg/L (conductividad eléctrica entre 814 y 1 373 µS/cm). el punto correspondiente queda por debajo de la isoterma de saturación. de mediana mineralización. Cuba y otros países. sulfatadas cálcicas y sulfato-cloruradas cálcico-magnésicas. Si queda situado sobre la isoterma.2 y 1. el grado de agresividad de un agua. El más comúnmente aplicado. RSY: Relación de saturación del yeso. sobresaturada. 1964. Grado de agresividad de las aguas y denudacion química La capacidad que posee un agua natural para disolver en un momento dado un mineral carbonatado.2) (1. son por lo general del tipo bicarbonato-sulfatadas cálcico-magnesianas. Valdés y otros. El resto. 1993). En Estados Unidos. Wigley. RSD: Relación de saturación de la dolomita. 1. la saturación límite que se alcanza al ser disuelto el mineral calcita (CaCO3) por un agua natural que posee un cierto contenido de CO2 (Roques.1965. Kc: Constante del producto de solubilidad de la calcita. mediante los cuales se puede expresar.1. el pH y el CO2 disuelto. como CaCO3). en forma gráfica. se han creado una serie de diagramas de estabilidad. se puede expresar en forma cuantitativa mediante la relación entre el contenido de los cationes Ca2+ y Mg2+ (expresado. 1932). Sobre la base de la teoría de los equilibrios químicos en el sistema CO2-H2O-CaCO3 (Garrels y Christ. El cálculo de estos índices (ecuaciones 1. Kd: Constante del producto de solubilidad de la dolomita. la dolomita y el yeso. 1986. Las relaciones de saturación de la calcita. se ha popularizado por Trombe (1952) y se le conoce como diagrama de Tillman-Trombe. fue del tipo clorurada sódica.3) ( Ca 2 + )( Mg2 + )( CO32 − )2 Kd ( Ca 2 + )( SO42 − ) Ky donde : RSC: Relación de saturación de la calcita. Al representar gráficamente los datos de CaCO3 y pH de una muestra de agua. Muxart. Este diagrama se ha utilizado ampliamente en la literatura europea. 1972). Como resultado de estos trabajos (Trombe. se encuentra saturada y si queda por encima de ésta. se han empleado más los índices de saturación definidos por Back y colaboradores (1966): RSC = log RSD = log RSY = log ( Ca 2 + )( CO32 − ) Kc (1. Fagundo y Valdés. Alvarez et al.

. Estas aguas son representativas de los distintos tipos descritos en este capítulo. se basan en la denominada capacidad potencial. 1986) del sistema SAPHIQ. la dolomita y el yeso (Fagundo et al.19 se muestran las propiedades de las aguas con relación al grado de saturación de la calcita. el agua se encuentra insaturada. donde las menos insaturadas son las de los lagos morrénicos. arroyos. En la figura 1. la cual consiste en colocar una cierta cantidad de roca en una muestra de agua natural. y si es mayor que cero (positivo). la dolomita (RSD) y el yeso (RSY). al cabo de varios días.de actividad real y teórico de los respectivos minerales. Valdés y otros. todas las aguas se encuentran insaturadas respecto al yeso.19 Comportamiento de las aguas de la isla de Spitsbergen respecto a las relaciones de saturación de la calcita (RSC). como son los lagos de las morrenas. el agua se encuentra sobresaturada. si es cero. 1987. 1979). corrientes superficiales y una parte de las fuentes subglaciares. Otros métodos para determinar la agresividad del agua (para disolver los minerales carbonatados). la diferencia del contenido de dureza (Markowicz y Pulina. Otra parte de estas aguas. Respecto a la calcita y a la dolomita se presentan insaturadas las aguas de hielo. los cuales se han calculado mediante el programa AGMAR (Fagundo. Como se puede apreciar en la figura 20. Figura 1. a la temperatura en que se encuentra la misma en un momento dado y determinar. nieve. se encuentra saturada. Si el valor de estas magnitudes es menor que cero (negativo).

en mg/L Ta: Mineralización de las aguas de las precipitaciones. la cual viene definida por la expresión siguiente: Dm = a . las aguas incrementan su agresividad y en su trayectoria. 1974. mientras más agresiva se encuentre el agua. mayor es su capacidad para disolver los minerales. Tm. a: Coeficiente.Ta ). en L/s . en km2 Q: Caudal o gasto. se presentan en la tabla 1. 1992). cuyas magnitudes se denominan denudación química y mecánica respectivamente. En ese lapso. 1959. Pulina. Los mismos corresponden al año hidrológico 1979-1980. en mg/L q: Módulo de escurrimiento (q = 1 000 . Hellden. km2 . El grado de agresividad o saturación de un agua está relacionado con la cantidad de minerales que las mismas son capaces de disolver en un momento dado.62 . en m3/s. en la cual: Tm: Mineralización de las aguas en las emergencias. el método propuesto por Pulina es actualmente el más utilizado por los especialistas. después de la ocurrencia de precipitaciones (lluvia o nieve) en un área determinada. en m3/km2 ó min. disuelven los minerales hasta alcanzar la saturación con respecto a éstos./1 000 años. . En general. 1984.tienden a la saturación de estos minerales. Q / S ). 1971.2. que para las rocas carbonatadas toma el valor de 12. La magnitud de la denudación química (Dm) en Spitsbergen ha sido determinada por varios investigadores (Corbel. q (1. arrastran un cierto contenido de iones disueltos y sedimentos en suspensión.6. 1973. No se observan aguas con alto grado de sobresaturación como las que se aprecian en las zonas kársticas de Cuba. en la cual: S: Area de la cuenca de captación.4) donde: Dm: Denudación química. Los resultados más recientes de la magnitud de la denudación química determinada por los investigadores polacos en la cuenca del glaciar Werenskiold. es decir. La mineralización (Tm y Ta) se determinan a partir de su conductividad eléctrica a 25°C (Tm = 0. Tm: Mineralización de las aguas producida por la interacción agua roca ( Tm = Tm . CE 25 °C).

5 Primavera 1980 21/05-22/07 63 61. . se seleccionaron algunos indicadores geoquímicos (temperatura del agua. confeccionándose diagramas de correlación gráfica de estos indicadores.9 2. en que el proceso de ablación se hizo más agudo.6 Verano 1980 23/07-03/09 43 47. durante ese año (1979-1980).Estación hidrológica Intervalo de tiempo Número de días Otoño 1979 28/08-25/11 91 106. Variación temporal de las propiedades químico-físicas de las aguas Con el objetivo de apreciar mejor cómo varían las propiedades químico-físicas de las aguas al cabo del tiempo. pH. la magnitud de la denudación química alcanzó el valor mínimo. dureza y las relaciones de saturación de la calcita.30 T (mg/L) dT (mg/L) 89.05 5. contenido de CO2.70 0. 2. Durante el otoño y el verano polar la intensidad de la denudación química fue de alrededor de 10.9 y 12. al (1984) en el año La intensidad de la denudación química. En la figura 1.0 35. Durante el invierno cesó la actividad hídrica.3 m3/km2 respectivamente. la dolomita y el yeso).9 Invierno 79/80 26/11-20/05 176 175. Magnitud de la denudación química en el glaciar Werenskiold determinada por hidrológico polar comprendido entre el otoño de 1987 y el verano de 1980 Q (m3/s) 1.3 m3/km2. alcanzó su valor máximo en la primavera.0 12.0 m3/km2.8 Año hidrológico polar 1989-1980 28/08-03/09 373 2.1 D (m3/km2/ año) 10.3 10.50 Tabla 1.4 157.8 Pulina et.5 44. 12. El valor correspondiente al año hidrológico completo fue de 35.2.60 10. como resultado de los cambios de las condiciones meteorológicas.20 se presentan los resultados correspondientes al río Glaciar para el período comprendido entre el 6 de septiembre y el 6 de octubre de 1985.1 30.8 m3/km2.

20 Variación de la temperatura. En virtud de este proceso. presentándose la forma de una de estas figuras como la imagen especular de la otra. las cuales poseen un cierto contenido de CO2. se puede observar. . las aguas evolucionaron hasta una menor insaturación. en el período comprendido entre el 6 de septiembre y el 6 de octubre de 1985. se incrementó el contenido de CO2 disuelto. el pH. Un comportamiento similar al explicado en el párrafo anterior se puede obtener al procesar datos hidroquímicos reportados por los investigadores polacos en otras cuencas de Spitsbergen tales como Fugleberget. las cuales son directamente proporcionales entre sí. las aguas evolucionaron haciéndose menos agresivas hasta alcanzar la saturación respecto a la calcita y la dolomita. la dureza y las relaciones de saturación de la calcita (RSC). Este comportamiento es consecuencia del proceso cinético de disolución de los minerales por las aguas naturales. la dolomita (RSD) y el yeso (RSY) de las aguas del río Glaciar. El comportamiento de los elementos hidrometeorológicos registrados por los científicos polacos en los años 1979 y 1980 en la cuenca del río Fugleberget. En el caso del río Brattegg. a comportarse en forma inversa al contenido de CO2 disuelto. con menor contenido de sales disueltas que las del río Glaciar. La variación del pH tiende. la conductividad eléctrica. la mineralización (en términos de conductividad eléctrica) y la dureza. a partir de los resultados presentados en forma gráfica en una publicación de Krawcyk y Pulina (1982).20. el CO2 . por lo general. Como se puede apreciar en las figura 1.Figura 1. a medida que la temperatura del agua disminuye (la cual varió de 3 a 0 °C aproximadamente).

Las precipitaciones más abundantes se produjeron entre el 4 y el 18 de junio y entre el 20 de julio y el 5 de septiembre . fluctuando los valores de RSC y RSD como consecuencia de los cambios recíprocos experimentados por el CO2. . también experimentó una tendencia descendente. En forma semejante se comportó el pH. donde tuvieron lugar las estaciones hidrológicas de la primavera. el verano y el otoño. En relación a los indicadores de agresividad. fluctuando en ese intervalo con un valor medio de 3. la mineralización y la dureza tendieron a ascender. que varió entre 7. El pH. constituido por mármoles del Precámbrico. y parte del invierno hidrológico polar (este último se extendió hasta el 30 de octubre) se realizó un muestreo hidroquímico sistemático por el colectivo polaco en 1979. En el período estudiado en 1979. correspondió al comprendido entre el 11 de julio y el 11 de septiembre de 1978. en cuanto a sus fluctuaciones y tendencia ascendente. una menor mineralización y dureza se correspondió con una menor insaturación respecto a la calcita y la dolomita.0 unidades. En la cuenca de Rasstupet.En el período del 1 de agosto al 31 de octubre. La temperatura mantuvo una tendencia decreciente en el período comprendido entre el 1 de agosto y el 20 de octubre de 1979. hacia el final del período. las precipitaciones (en forma de lluvia o nieve) fueron más abundantes entre el 7 y el 18 de agosto y entre el 6 de septiembre y el 5 de octubre de ese año. el período de experimentaciones sistemáticas llevadas a cabo por el colectivo polaco. tuvieron una tendencia ascendente. En ambos intervalos se produjo un incremento de los caudales de los arroyos. el pH y la dureza. Por lo general. el cual abarcó las estaciones: verano.3 y 3. y manantiales que emergen de ese mismo medio.7 °C. Las temperaturas de las aguas en el período del 4 de junio el 1 de septiembre de 1980.6 y 7. cuyas aguas están en contacto con el mar a través de conductos kársticos (Leszkiewicz. Lo mismo sucedió con los valores de RSC y RSD. las aguas permanecieron insaturadas respecto a los minerales calcita. Los datos procesados en Rasstupet corresponden a dos tipos de aguas: ríos que se escurren por la superficie del macizo. La conductividad eléctrica y la dureza siguieron un comportamiento similar al de la mineralización. lo cual provocó un aumento en los caudales de los arroyos. mientras que el pH.2 y 0 °C. la mineralización de las aguas presentó una tendencia ascendente en la medida que se aproximaba el invierno polar. El contenido de CO2. se extendió desde el 4 de junio hasta el 1 de septiembre. variando entre 6.3 mg/L. dolomita y yeso. En general. con un pico anómalo en el intermedio del intervalo. otoño. El contenido de CO2 fluctuó en ese tiempo entre 5. para acercarse a los valores de saturación en el caso de la calcita y a un grado de menor insaturación en el de la dolomita. la dureza y las relaciones de saturación de las calcita y la dolomita crecieron. En el primer caso (ríos). 1982). la temperatura del agua presentó una tendencia descendente a medida que se acercaba el período invernal. El contenido de CO2 disminuyó con el aumento de la temperatura. llegaron a alcanzar hasta 8 °C. Leszkiewicz et al. sólo con algunas interrupciones de la misma. El período de muestreo hidroquímico sistemático llevado a cabo por los científicos polacos en 1980. mientras que la mineralización de las aguas creció en el primer intervalo y luego presentó una tendencia ascendente. 1982. cercana a 0 °C en su inicio. sin presentar una tendencia dominante determinada. mientras que la mineralización no presentó una respuesta sensible tendiente a su disminución. El RSY presentó también una tendencia parecida a los restantes índices de agresividad. por el contrario a lo que se observó en la región de Werenskiold. se pudo apreciar que en todos los casos.

Sin embargo. hace que el patrón de fluctuación de los indicadores geoquímicos seleccionados en este estudio sea más atenuado ante los cambios hidrometeorológicos externos. por el sistema de programas SAMA. 1974) y se han utilizado menos en la práctica. Las mismas se han aplicado con distintos objetivos hidrogeológicos. 1974). Dudley (1972) ha propuesto para el cálculo de esta magnitud a 25 °C la relación siguiente: n n log CE o = log( ∑ Ci . 1979. Si: Conductividad eléctrica específica de cada ion a dilución infinita . es decir: n CE o = ∑ Ci . en comparación con el observado en otras áreas. L log ∑ Ci 25 C i =1 i =1 (1. b) y Fagundo y Pajón (1987). lo cual se pone de manifiesto al observar los valores relativamente bajos del coeficiente de variación de la temperatura en este sitio. en forma altamente significativa. Si 25 C i = 1 (1. el efecto de concentración. para los iones más abundantes (Drake y Ford. Sólo la mineralización y la dureza tendieron a ascender a medida que se acercaba el invierno polar. cuando se quiere obtener el valor de la conductividad eléctrica teórica. se han utilizado por Fagundo (1985. Patrones hidrogeoquímicos y relaciones empíricas entre las concentraciones iónicas y la conductividad eléctrica La conductividad eléctrica de un agua natural se puede expresar. 03. comprobar la calidad de las aguas. 1990 a. el pH y los índices de agresividad de las aguas. Bakalowicz. más bien. como la sumatoria del producto de la concentración de cada ion por su conductividad eléctrica específica. las cuales son calculadas y almacenadas para su empleo. la dureza (Bray. En la práctica es necesario tener en cuenta además.05) donde: CE 25 °C: Conductividad eléctrica a 25 °C. De esta manera. De igual forma se comportaron el contenido de CO2. un comportamiento fluctuante. Ci: Concentración iónica. 1977) y otros parámetros químico-físicos. Este sistema puede operar mediante dos modalidades: . correlaciones entre la conductividad eléctrica y la composición iónica sólo se han encontrado. aproximadamente. con el objetivo de caracterizar acuíferos y posteriormente.mientras que la RSY experimentó. sin una tendencia particular. Si ) − 0 .6) Muchos investigadores han encontrado relaciones matemáticas entre la conductividad eléctrica y la mineralización (Markowicz y Pulina. En los manantiales kársticos afectados por la intrusión marina. la variación estacional de la temperatura fue despreciable. mediante mediciones en el campo de la conductividad eléctrica y el uso de juegos de ecuaciones matemáticas. Correlaciones matemáticas entre la composición química y la conductividad eléctrica de las aguas. El hecho de que la alimentación de estos manantiales esté parcialmente controlada por la mezcla de éstos con el agua de mar. presentándose las aguas unas veces más insaturadas que otras respecto a este mineral en el intervalo estudiado.

tanto durante la expedición Spitsbergen'85. 2. donde el usuario escoge el polinomio deseado. a partir de polinomios desde uno a quinto grado. Por esa razón. preferentemente aquellos obtenidos mediante muestreos sistemáticos a través de uno o más años hidrológicos. como durante otras expediciones científicas llevadas a cabo por el colectivo polaco (Tabla 1. Los datos se procesan de forma automatizada y las ecuaciones seleccionadas (por mejor ajuste). Como criterio de semejanza entre los valores reales y los determinados por modelación matemática se utiliza un índice de similitud. Estas ecuaciones se han condicionado a pasar por el origen de coordenadas. teniendo en cuenta que la conductividad eléctrica de las aguas antes de tener contacto con los minerales es despreciable.1. mediante un criterio estadístico (Prueba de Fisher). sufren cambios muy drásticos en sus propiedades químico-físicas como resultado de las variaciones meteorológicas. Como se ha indicado anteriormente (epígrafe variación temporal de las propiedades químicofísicas de las aguas). ofrecen una valiosa oportunidad para estudiar la naturaleza de las correlaciones matemáticas entre la concentración iónica y la conductividad eléctrica en condiciones de cambios extremos. o en un período de tiempo en el cual se pongan de manifiesto variaciones en el quimismo como consecuencia de los cambios hidroclimáticos. Para el procesamiento se deben utilizar datos hidroquímicos que reflejen el efecto del ciclo hidrológico. Por tanteo.3). los datos hidroquímicos tomados en forma secuencial. . el cual toma en cuenta el conjunto de datos hidroquímicos en lugar del coeficiente de correlación de cada ion por separado. las aguas de la isla de Spitsbergen.

208 9.860 BRATEG2 10-3 5.535 0.986 0.423 0.877 RAS79Z3 10-3 0.571 1. 130 130 300 50 51 120 110 40 40 74 139 106 179 181 Med. su composición relativa cambió de HCO3.864 RASTUPZ3 10-3 1.610 3. Al ajustar los datos hidroquímicos correspondientes.3 20.3 8.298 1.896 RASTUPZ1 10-3 10. durante el período estudiado por el colectivo cubano-polaco.095 8. así como en otras llevadas a cabo por el colectivo polaco.027 8.042 8.281 7.860 2.784 3.275 2.582 1.528 6.Ca2+ > Mg2+.> SO42.276 1.204 0.2 40.4).Ca2+ > Na+ a HCO3.906 GLACIER2 10-3 5.228 -4.218 -7.844 10-5 -6.259 1.307 2.664 5.927 2.541 2.2 20.117 8. 229 198 330 82 67 141 135 93 54 114 176 149 690 717 Máx.925 12.714 1.851 FUGLE3 10-3 7.313 0.871 BRATTEGG 10-3 5.322 1.9 17.9 13.016 8.528 3..086 10.731 3.483 1.820 3.920 1.221 1.412 2.916 0.822 FUGLE4 10-3 10.873 RASTUPZ2 10-3 10.635 0.664 6.201 8.060 2.9 39.378 1.557 3.209 0. 370 250 370 162 82 162 192 140 81 140 231 106 1 203 1 119 CV 29.438 2.488 . Resultados del ajuste mediante polinomios de hasta quinto grado (pasan por el origen de coordenadas) de los datos hidroquímicos correspondientes a las muestras tomadas durante la expedición Spitsbergen'85 y otras efectuadas por el colectivo polaco en los alrededores del fiordo Hornsund.889 0.9 17.609 4. Propiedades químico-físicas de las aguas muestreadas sistemáticamente Spitsbergen'85.270 2.165 1.360 3.120 0. por el sistema SAMA se obtuvo como resultado.426 0.901 10-6 GLACIER1 10-3 4.957 Tabla 1.784 3.342 1.784 IS 10-3 0.555 0. en que varió la conductividad eléctrica de las aguas del río Glaciar.915 1.026 6.616 1.412 3. Ficheros de datos.543 2.8 35.847 8.3 14.087 0.243 9.8 13. GLACIER Factor HCO3 4.871 10-5 10-7 BRATEG1 10-3 5..255 5.535 2.457 0.847 FUGLE1 10-3 9.973 2. durante la expedición En el intervalo de 130 a 370 µS/cm.869 RASTUPZ4 10-3 1.720 1.Ficheros de datos.011 6.8 15. Valores de los coeficientes de la ecuación polinómica ClSO42Ca2+ Mg2+ Na+ K+ 0. Nº de datos Composición química relativa GLACIER GLACIER1 GLACIER2 BRATTEGG BRATEG1 BRATEG2 FUGLE1 FUGLE2 FUGLE3 FUGLE4 RASTUPZ1 RASTUPZ2 RASTUPZ3 RASTUPZ4 13 10 3 10 8 2 36 20 7 13 10 9 10 11 HCO353 53 51 48 48 51 74 68 53 76 75 74 14 10 Cl8 9 8 23 24 15 16 24 38 17 11 12 74 84 SO4239 38 41 29 28 34 10 8 9 7 14 14 12 6 Ca2+ 52 52 49 39 26 38 67 53 36 61 60 60 15 11 Mg2+ Na+ K+ 22 26 20 28 31 20 13 58 10 64 26 36 9 24 6 41 6 58 7 32 20 20 25 15 21 64 17 72 Mineralización Σm TSS 81 155 123 137 205 213 51 69 42 60 87 106 109 131 58 99 33 60 71 120 109 196 92 157 428 837 445 511 Conductividad Eléctrica Mín.348 3.218 6.958 3.3.0 33.359 1. que las ecuaciones de mejor ajuste fueron de segundo grado para el ion Ca2+ y de primer grado para el resto de los iones (Tabla 1.913 4.520 2.520 2.663 8.> SO42.058 1.781 3.863 2.771 0.9 Tabla 1.123 3.983 10.4.412 3.887 FUGLE2 10-3 9.353 1.531 0.989 0.086 10.193 -5.

algo mayor que la obtenida por las ecuaciones anteriores.Na+ > Mg2+ y los rangos de conductividad entre 50 y 82 µS/cm y 120 y 162 µS/cm respectivamente.901. multiplicando el juego de los coeficientes correspondientes por la conductividad eléctrica es de 0. utilizando todos los datos (N = 10) son de tercer grado para el ion Cl-.El índice de similitud medio entre los datos reales y los obtenidos (Tabla 1.> SO42. cuyos rangos de conductividad varían entre 130 y 250 µS/cm y entre 300 y 370 µS/cm respectivamente. En estos casos la conductividad eléctrica no es directamente proporcional a la concentración de cada uno de los iones.. Mediante la modalidad automatizada de SAMA. En el caso del río Brattegg. es decir. Si los datos se ajustan según su composición química relativa. a medida que se producen los cambios hidrometeorológicos y el efecto crioquímico (Pulina.> Cl-. existe aproximadamente 90 % de semejanza entre los datos reales y los hallados por modelación matemática (Figura 1.Ca2+ a HCO3.21).> SO42. Las ecuaciones de mejor ajuste. es decir. se obtienen ecuaciones de primer grado para todos los iones. de segundo grado para el Na+ + K+ y de primer grado para el resto de los . porque el incremento de la conductividad puede estar asociado al aumento de algunas de las especies iónicas en particular y no a todas. La causa de la no linealidad de todas las correlaciones se debe a la variación en el tipo de agua. se obtienen dos grupos de aguas. con una similitud entre los valores reales y los hallados por modelación. 1984). las aguas varían entre HCO3.4).

se obtienen ecuaciones de primer grado para todos los iones.22).871 (Figura 1. con una semejanza media de 0.860 y 0.847 entre ambos. con un índice de similitud de 0.iones. algo menor que la obtenida usando todos los datos. . Al ajustar los datos por tipos de agua.

presentaron una composición química relativa estable.. son de dos tipos: las que se originan por escurrimiento superficial por los carbonatos metamorfizados del macizo son del tipo HCO3. no sufren cambios apreciables en su composición química relativa por la acción de los agentes de intemperismo.Ca2+ > Na+ y sus rangos de conductividad oscilaron entre 40 y 81 µS/cm y entre 74 y 140 µS/cm respectivamente. En las figuras 1. se obtienen ecuaciones de segundo grado para Na+ + K+ y de primer grado para el resto de los iones..827 y 0. lo cual se corresponde con la naturaleza hidrogeológica de los dos tipos de aguas. La conductividad eléctrica varió en ese período entre 110 y 192 µS/cm.896 entre ambas. cuyas pendientes son muy diferentes. con índices de similitud medios de 0.Na+ > Ca2+ a HCO3.23 y 1.22 Composición química de las aguas del río Brattegg.> Cl. Si los datos se ajustan atendiendo a los tipos de aguas presentes.24 se pueden apreciar estos resultados. obtenida modelos matemáticos (derecha).Na+. donde 2+ predominaron las del tipo HCO3 . . En el período de experimentos sistemáticos correspondientes al año 1980 (cuenca de Fugleberget). sin embargo. La semejanza media entre los datos reales y los obtenidos por modelación fue de 87 % en ambos casos. variaron su tipo de HCO3. mientras que las que emergen de los manantiales.Figura 1. por análisis químico (izquierda) y Las aguas originadas por la descongelación de la nieve y el permafrost en la cuenca no glaciada de Fugleberget.844 entre los datos reales y los obtenidos por modelación matemática.Ca2+ . desde el punto de vista hidroquímico. son del tipo Cl.. conectados al mar a través de los conductos kársticos. Las aguas estudiadas por los hidrólogos y glaciólogos polacos en la cuenca de Rasstupet. Al ajustar todos los datos hidroquímicos. Ambos tipos de aguas. El ajuste matemático de los datos hidroquímicos correspondientes da por resultado. la obtención de ecuaciones de primer grado para todos los iones. las ecuaciones de mejor ajuste que se obtienen son de tipo lineal..Ca . en el período de estudios sistemáticos llevado a cabo por los polacos desde agosto a octubre de 1979. con un índice de similitud medio de 0.

.

en las cuales la población de datos resulta muy pequeña. se procesaron los datos correspondientes a otros tipos de aguas de las áreas experimentales de Grondfjord y Hornsund. no es posible incluir en este estudio de correlaciones los datos correspondientes a otras áreas. y de esta manera obtener.Por no disponer de más series cronológicas de datos hidroquímicos de la región de Spitsbergen. No obstante. a partir de las concentraciones relativas . con el objetivo de tener una visión más completa del comportamiento químico-físico de las aguas de esta región polar.

3 y 1. Los resultados correspondientes a la expedición Spitsbergen'85 se resumen en la figura 1.25 por diagramas de Stiff. Patrones hidrogeoquímicos de las aguas de la región de Grondfjord muestreadas durante la expedición Spitsbergen'85.medias en porcentaje de miliequivalente por litro.y donde la suma de aniones o de cationes es de 10. por los complejos procesos hidrogeológicos y glaciológicos que allí tienen lugar. Esta cifra se ha escogido para facilitar su representación gráfica y aprovechar la posibilidad que ofrece el programa de computación de dar los resultados correspondientes en porcentaje de miliequivalente por litro. representada en la figura 1. donde los patrones hidrogeoquímicos se presentan con una notación. para lo cual sólo debe dividir estos valores entre 10. se infiere que en la isla polar de Spisbergen existe una amplia variedad de tipos de aguas. 1. que corresponde a la relación estequiométrica Na+ + K+: Ca2+ : Mg2+ : Cl-: HCO3. . Del análisis de la composición química relativa. Figura 1. los patrones hidrogeoquímicos correspondientes.26. como resultado de las condiciones meteorológicas existentes.25. (mencionada en el párrafo anterior) sirve para inferir la evolución química de las aguas. El exámen de las tablas a las que se ha hecho referencia en este capítulo (Tablas.: SO42. La información procesada.4) indica además la amplitud con que varían los diferentes parámetros que caracterizan las propiedades químico-físicas de estas aguas.

Comportamiento hidroquímico del karst tropical de Cuba .Capítulo 2.

las cuales se relacionan a continuación: . Pajón y Rodríguez (1981. en la región cercana al fiordo Hornsund. Un primer intento con estos objetivos fue realizado por Fagundo. tanto de Spitsbergen como de Cuba con el objetivo de ampliar la representatividad de las aguas kársticas correspondientes. así como métodos de análisis químicos y físicos de las aguas. 3. mediante técnicas semejantes a las empleadas en algunas regiones de Cuba. Las regiones y tipos de aguas de Cuba. 1982). en Cuba (Pan de Guajaibón). Llanura kárstica meridional del occidente de Cuba. 4. Cuenca del río San Marcos. En esta ocasión. tomando como regiones de referencia la cuenca del glaciar Werenskiold. brinda la oportunidad de hacer estudios comparativos sobre el comportamiento químico-físico de las aguas kársticas en dos regiones con climas extremos. fueron las siguientes: 1. en Spitsbergen y la cuenca del río San Marcos. Cuenca del río Cuyaguateje. a) Región de San Antonio de los Baños. Cuenca del río Cuyaguateje. que desde el punto de vista científico es novedosa. desde donde drenan distintas corrientes superficiales hacia áreas kársticas. b) Llanura meridional de Pinar del Río. En este estudio además.Breve descripción de los casos de estudio El hecho de que durante la expedición Spitsbergen'85 se hayan utilizado mediciones. Meseta del Guaso. Valdés y Pulina (1990). se aborda de nuevo esta temática. c) Karst litoral del sur de Matanzas. 2. se incluyen algunas aguas no kársticas que corresponden a los parteaguas. donde se encuentran ubicados los polígonos experimentales en los cuales se han llevado a cabo los estudios acerca de la dinámica y evolución del Karst en condiciones polar y tropical respectivamente. Valdés. Las propiedades químico-físicas y el modo en que evolucionan las aguas de la cuenca del río Cuyaguateje se han estudiado por Fagundo. polar y tropical. seleccionados. abundando en aspectos no analizados con anterioridad e incluyendo otras regiones kársticas.

Med. Aguas de los ríos Cuyaguateje y Portales. que discurren en forma superficial por los sedimentos impermeables de las Alturas de Pizarras. tanto de las aguas alóctonas como de las autóctonas 4. 4) RESK. N Nº HCO3- Composición química relativa ClSO42Ca2+ Mg2+ Na++K+ Mineralización Σm TSS Conductividad eléctrica Mín.. Propiedades químico-físicas de las aguas muestreadas sistemáticamente en las regiones kársticas montañosas de Cuba (cuenca del río Cuyaguateje). antes de atravesar los macizos kársticos.0 31. 2) SUMRES. Ficheros de datos: 1) PIZARRA. 8) BANITOS. Aguas tomadas en las resurgencias de los macizos carbonatados. constituidos fundamentalmente por esquistos y areniscas de la Formación San Cayetano. Aguas no kársticas que discurren superficialmente por esquistos y pizarras.0 16. 5) PALMERO.3 23.1.1 se presentan los valores medios.6 Tabla 2.7 36. se caracterizan por presentar una . 3) CUEVAS. en la cual se muestran los tipos hidroquímicos presentes en la cuenca. En la tabla 2.Características hidrogeológicas 1.8 29. 7.8 8. 5. que reflejan las propiedades. que sólo reflejan las propiedades de las aguas autóctonas. 10) PORTALES Las aguas no kársticas. Número de datos 15 33 Nombre del fichero PIZARRA CUEVAS 19 16 5 5 19 21 8 11 SUMRES RESK PALMERO PICAPICA MANANTIA BANITOS GUAYABO PORTALES 6. Corrientes superficiales y aguas de pozos en sedimentos de la Formación Pica Pica 8. Manantiales y pozos de la zona de saturación y circulación profunda del karst. así como del coeficiente de variación de los principales indicadores geoquímicos de estas aguas. Manantiales y aguas de pozos en la zona de saturación de los macizos kársticos. de edad Jurásico.2 14. Aguas de infiltración tomadas en el interior de las cavidades kársticas. 6) PICAPICA.1 5. CV 1) 2) 3) 4) 5) 6) 7) 8) 9) 10) 15 19 33 16 5 5 19 21 8 11 66 76 86 87 89 73 84 68 91 73 24 20 12 10 9 7 8 8 6 9 10 4 2 3 2 20 8 24 3 18 25 51 85 68 85 75 71 60 50 66 12 14 6 13 6 22 14 21 36 19 63 25 9 19 9 3 15 19 14 15 55 101 164 208 192 329 252 318 318 233 99 137 223 289 275 418 350 485 429 210 41 89 221 185 269 453 138 473 399 78 89 163 265 337 310 531 406 513 513 375 158 323 361 534 397 536 540 575 625 556 36. 7) MANANTIA. Los resultados que aparecen reportados en los trabajos publicados por ese colectivo se representan en la figura 2. 9) GUAYABO.6 13. Máx. Aguas tomadas en las resurgencias de los macizos carbonatados. mínimos. máximos.1. 2. 3.

Na > Ca y se encuentran insaturadas respecto a los minerales calcita. esas aguas experimentan una disminución en su contenido de CO2. las aguas de cueva se distinguen por presentar poco contenido de iones y de CO2 disueltos. por ejemplo. cuando el grosor de los macizos no es muy grande. Entre los diferentes tipos de aguas kársticas se observan algunas propiedades que las distinguen entre sí. respecto los minerales calcita y dolomita (con respecto al yeso se mantienen insaturadas).Ca2+ > Mg2+. fundamentalmente. Variación de la composición química de las aguas del río Cuyaguateje a lo largo de la cuenca. Estas aguas alcanzan la saturación respecto a la calcita en condiciones de sistema cerrado con respecto al CO2. del tipo HCO3. incrementan su pH y dureza. .Ca2+ . dolomita y yeso. desde las alturas de Pizarras del Sur hasta la desembocadura.baja mineralización.. Se comportan en realidad como aguas de mezcla. Pasan a ser.1. así como un elevado pH. poco contenido iónico y moderado contenido de dióxido de + 2+ carbono (CO2) disuelto. pueden presentar el tipo hidroquímico característico de las aguas que proceden de las Pizarras. bajo pH. aunque en el caso de las aguas tomadas en las resurgencias kársticas. Figura 2. En la medida en que las aguas no kársticas se mueven a través de los macizos carbonatados. se hacen más mineralizadas y menos insaturadas en unos casos. así como más saturadas en otros. constituidos por calizas de edad Jurásico inferior y Cretácico (Formaciones Jagua y Guasasa). las cuales son del tipo HCO3. adquieren una elevada mineralización por el estado de agrietamiento y condiciones de flujo en estas rocas.. Las aguas que discurren superficial y subsuperficialmente por las secuencias terrígenas de la Formación Pica Pica del Paleógeno. Son del tipo HCO3 .

1992. 1981). la humedad relativa y se hicieron mediciones frecuentes de caudales. pero sí presentan diferencias con las que proceden de la zona de saturación y circulación profunda. también se caracterizan por presentar una menor fluctuación estacional de la temperatura y la dureza. en la cual es arrastrada la materia orgánica de la zona del suelo. Parte de los resultados ya se han publicado (Pulina et al. 1992. Para realizar las investigaciones expuestas en el párrafo anterior. en la llanura que se extiende al sur de la cuenca. En el caso de los ríos superficiales y aguas de cuevas. 1987. han ofrecido la oportunidad para que. 1986. con el objetivo de determinar cuantitativamente la intensidad de denudación química de los macizos kársticos. se hayan podido caracterizar mediante el uso de métodos de clasificación numérica (Valdés. 1992). así como una temperatura más elevada. 1991. 1989. Fagundo y Pajón. Las aguas de los pozos ubicados en el acuífero desarrollado en las calizas del Mioceno. Pulina y Fagundo. equipos para la medición y registro de las precipitaciones. a causa de la intrusión marina en el acuífero. Cuenca del río San Marcos En esta región se llevaron a cabo. así como los niveles de los ríos respectivamente. 1992. desde enero de 1984 hasta diciembre de 1989. Se realizaron registros sistemáticos de la temperatura. investigaciones hidrológicas e hidroquímicas por un colectivo conformado por cubanos y polacos. Tys. Estas últimas poseen una mineralización más alta. un mayor contenido de ion SO42. éstas se hacen insaturadas respecto a los minerales carbonatados en el período de lluvia.y de CO2 disuelto. 1991. 1993. Las aguas estudiadas se relacionan a continuación: . además de las determinaciones químico-físicas de las aguas.Las aguas procedentes de los manantiales de la zona de saturación de los macizos kársticos no difieren mucho de las aguas que emergen de las resurgencias. Fagundo et al. Franco et al. se caracterizan por su alto contenido de iones Cl. se instalaron en los alrededores del macizo del Pan de Guajaibón. en condiciones de clima tropical. cerca de la desembocadura del río Cuyaguateje. 1984. de una manera no subjetiva. 1993. Rodríguez et al. Estas diferencias en las propiedades químico-físicas de las aguas de la cuenca del río Cuyaguateje.y Na+.

Características hidrogeológicas 1. 4. Número de datos Aguas procedentes de sedimentos efusivo-sedimentario que 6 drenan hacia los macizos kársticos. 28 23 8 Manantiales kársticos 9 24 9 Aguas del río San Marcos 8 Aguas procedentes del drenaje profundo 12 Nombre del fichero EFUSIVO MAMEY CAJALBAN ALIMENTA CUEVAGUA RIOCUEVA CANILLA ANCON ANCONII FERNANDO MILCUMBRES MANGUAJA SANMARCO SANDIEGO . 5. 8. 6. 3. 2. 7. Aguas kársticas de la zona de alimentación de los macizos carbonatados 18 Aguas de cuevas 25 9 Aguas que emergen de surgencias kársticas. 24 Aguas que discurren superficialmente por rocas ultrabásicas serpentinizadas antes de integrarse al principal colector de la 6 cuenca.

Figura 2. Variación de la composición química de las aguas de la cuenca del río San Marcos y sus alrededores en la Sierra del Rosario. .2.

las corrientes superficiales que se mueven por estos sedimentos. aparecen con menor grado de dureza y mineralización. En forma similar se comportan las .5 14) 12 9 3 88 70 13 17 2820 2772 4391 4549 4233 2. 13) SANMARCO.7 2) 24 86 11 3 50 17 33 272 401 125 429 565 26. un contenido alto de CO2 y bajos valores de pH. incrementan sensiblemente su mineralización y dureza. alcanzan valores de sobresaturación respecto a los dos primeros minerales.6 8) 23 84 10 6 74 10 16 206 300 260 232 400 12. constituidos por secuencias de origen efusivo sedimentarias. 9) FERNANDO.2. la dolomita y el yeso.Ca2+ Mg2+ Na++K+ MineralizaConductividad Eléctrica ción Mín. N Nº Composición química relativa HCO3. pero con un mayor caudal y con una composición química relativa típica de un agua bicarbonatada cálcica.1 13) 6 81 9 10 66 16 18 255 371 380 411 445 6.2 7) 28 83 12 5 70 12 18 82 265 1210 293 360 11. 8) ANCON. excepto en los períodos de lluvias intensas.9 4) 18 89 9 2 74 11 5 245 360 230 395 530 21.3 11) 14 78 8 14 76 7 17 300 434 430 483 560 7. por lo general. 6) RIOCUEVA. se encuentran insaturadas respecto a la calcita. penetran en los macizos carbonatados a través de ponores. son del tipo bicarbonatadas cálcico-sódicas con baja mineralización. CV Σm TSS 1) 6 85 10 5 52 16 32 195 304 123 314 540 57. 2) MAMEY. se encuentran sobresaturadas respecto a la calcita y la dolomita.En virtud de la complejidad geológica e hidrogeológica de esta región.2. También son del tipo bicarbonatadas cálcico-sódicas y. Med.2 6) 9 83 12 5 75 8 16 231 326 340 372 486 13. Sin embargo. aunque en épocas de seca. 10) ANCONII. en su interior se mezclan con aguas autóctonas que se infiltran por el macizo y. En las condiciones expuestas en el párrafo anterior. Estas aguas son del tipo bicarbonatadas cálcicas.0 9) 9 86 8 6 76 7 17 270 378 365 435 520 12.8 3) 6 86 9 5 3 83 14 231 324 320 374 400 7. Propiedades químico-físicas de las aguas muestreadas sistemáticamente en las regiones kársticas montañosas de Cuba (cuenca del río San Marcos) Ficheros de datos: 1) EFUSIVO. dureza y contenido de CO2.9 5) 21 82 14 4 73 10 17 171 240 185 276 375 11. Las aguas de la zona de alimentación de los macizos carbonatados. constituidos por calizas de edad Cretácico. Las aguas que proceden de los acuíferos no kársticos. 11) MILCUMBR. en la surgencia. se encuentran sobresaturadas respecto a la calcita y la dolomita. Máx.ClSO42.2 y se presenta en la tabla 2. 4) ALIMENTA. dolomita y yeso. 12) MANGUAJA. como resultado de su interacción con rocas carbonatado-terrígenas que afloran a través de su curso.9 12) 9 84 7 9 71 8 21 361 530 472 582 735 14. poseen por lo general. las mismas se encuentran insaturadas respecto a los minerales calcita. Al salir de los macizos.2 Tabla 2. se originan aguas de diversos tipos y propiedades químico-físicas.7 10) 7 76 9 15 68 12 20 258 354 370 417 480 8. 3) CAJALBAN. como se ilustra en la figura 2. 5) CUEVAGUA. 7) CANILLA. 14) SANDIEGO.

tienen un comportamiento similar a los que lo hacen por litologías semejantes hacia la vertiente norte.3 se ilustra el comportamiento de las aguas en relación a su capacidad para disolver los minerales calcita. La dureza y mineralización son relativamente altas. elevado contenido de CO2 disuelto. estas aguas se presentan. refleja en sus propiedades químicofísicas el aporte de las distintas aguas que drenan la cuenca. Las mismas son del tipo bicarbonatadas sódicomagnesianas y se encuentran insaturadas respecto a los minerales calcita. así como una mineralización y dureza relativamente altas. las emergencias poseen un elevado contenido de CO2. son semejantes a las restantes aguas kársticas. Las aguas superficiales asociadas a las serpentinitas de las Alturas de Cajalbana. Las aguas de cueva. por lo general. perforado en estas secuencias.aguas de las exsurgencias. dolomita y yeso. al igual que en la cuenca del río Cuyaguateje. resultó ser de tipo artesiano. donde las aguas de las precipitaciones se infiltran a través de secuencias carbonatado-terrígenas. En relación a su comportamiento frente a los minerales carbonatados y los sulfatos. precipitando CaCO3 en los rápidos y cascadas. principal colector de esta región. Los ríos y arroyos que corren hacia el sur sobre secuencias carbonatadas y terrígenocarbonatadas de la Sierra del Rosario. sobresaturadas respecto a la calcita y a la dolomita e insaturadas con respecto al yeso. En cuanto a su tipo. Un pozo profundo. En la figura 2. contenido de CO2. En la región de Mil Cumbres. Estas aguas permanecen insaturadas respecto a la calcita. En su recorrido subaéreo liberan parte del gas disuelto. poseen poco contenido de CO2. cuya alimentación es sólo de tipo autóctona.es superior a las de la zona del Pan de Guajaibón. dureza y mineralización. . elevado pH y valores relativamente moderados de mineralización y dureza. El río San Marcos. El contenido de SO42. Estas aguas son del tipo sulfatadas cálcicas o cálcico-sódicas y algunas poseen reconocidas propiedades mineromedicinales. bajo pH y elevadas mineralización y durezas. Las aguas que emergen en la zona de la falla Pinar desde profundidades relativamente grandes ofrecen rasgos distintivos con elevados valores de temperatura. sus aguas poseen una temperatura más alta. son del tipo bicarbonatadas magnesianas y muestran elevados valores de pH. dolomita y yeso. la dolomita y el yeso.

al igual que en la Sierra de los Órganos.3 Comportamiento químico-físico de las aguas del sector de la sierra del Rosario comprendido entre las alturas de Cajalbana y la sierra de la Güira. la dolomita (RSD) y el yeso (RSY). se hacen insaturadas. muchas aguas que permanecen por lo general sobresaturadas. principalmente las superficiales.Figura 2. en relación a los índices de saturación de la calcita (RSC). . Como consecuencia de las lluvias.

que acopiaron en forma sistemática la información de las lluvias y los niveles de los ríos en la base experimental. en el período comprendido entre el 18 y el 28 de septiembre de 1984. se pudo medir en forma cuantitativa. la conductividad eléctrica (CE) y la composición química de las aguas de la resurgencia Canilla. El efecto de las precipitaciones sobre los caudales y el quimismo de las aguas.4. . Efecto de las precipitaciones (P) sobre el caudal (Q).Figura 2. en virtud de la colaboración prestada por los guardabosques del Plan Mil Cumbres. cuenca del río San Marcos.

1991)..4.4. originando una serie de manantiales. . En el macizo del Guaso se determinaron cuatro tipos de aguas. 17 Nombre del fichero LLUVIA LISÍMETRO GUASO1 GUASO2 GUASO3 GUASO4 En la meseta del Guaso. correspondientes a las aguas de lluvia. Los resultados de la caracterización hidrológica e hidroquímica han sido publicados en una revista especializada (Rodríguez. En ese instante las aguas tienen una gran capacidad para disolver los minerales. con el objetivo de realizar estudios polidisciplinarios relacionados con los recursos hídricos de esa región. por efecto de las precipitaciones. Como se puede apreciar en la figura 2. La concentración de todos sus iones. adquieren un alto contenido de iones disueltos alcanzando la saturación. una de las emergencias en las que se instaló uno de los limnígrafos. se muestra una correlación gráfica entre los parámetros hidroclimáticos y químico-físicos de las aguas de la resurgencia Canilla. tiene lugar uno de esos contactos tectónicos. 4. 3. Esto se puso de manifiesto en los experimentos efectuados con lisímetros. aunque este efecto sólo se observa en los primeros momentos transcurridos después de caídas las lluvias.Ca2+ .Na . además. del tipo HCO3. y del tipo HCO3..> SO42. intercalados con los carbonatos. las aguas se mantuvieron en todo momento. en que tuvieron lugar fuertes aguaceros. también disminuyó en valor absoluto. 5 Ríos superficiales kársticos 13 Resurgencias y aguas de cueva 27 Manantiales de la zona de alimentación del macizo kárstico 5 Manantiales de la zona de emisión del macizo kárstico. ambas del Paleógeno. sin embargo. a través de grietas y conductos kársticos. el contenido de CO2 y los valores de RSC. Estas aguas se relacionan a continuación: Características hidrogeológicas 1. Meseta del Guaso Durante el período comprendido entre el 12 de enero y el 12 de febrero de 1988. Las aguas superficiales experimentan variaciones más apreciables en el tipo de agua. aparecen sedimentos de tipo impermeables. Número de datos Aguas de lluvia y de lisímetros instalados con fines 5 experimentales. El efecto de las lluvias es más sensible sobre el pH. atendiendo a la + clasificación hidroquímica de Schoukarev: del tipo HCO3 > Cl . como bicarbonatas cálcicas. pero este proceso es rápido y al cabo de un breve tiempo. Fagundo y Spassov. fundamentalmente en la zona de contacto entre las formaciones carbonatadas de Charco Redondo y Yateras. de cuyas aguas nacen los ríos Bano y Guaso. Guantánamo. se incrementó el caudal de las aguas y disminuyó la conductividad eléctrica.> Cl. correspondientes a las aguas de escurrimiento superficial (tomadas en los lisímetros). aguas HCO3. unas horas después de producirse las lluvias.3). 5. la composición relativa no experimentó cambios apreciables. Al pie de las elevaciones kársticas.. propias de los manantiales no kársticos (ver tabla 2. 2. se llevó a cabo una expedición científica cubano-búlgara a la meseta del Guaso. las aguas se discurren en forma superficial o subterránea. correspondientes a las aguas kársticas en su conjunto. RSD y RSY. durante el período comprendido entre el 18 y el 28 de septiembre de 1984.Ca2+ > Na+.Na+ > Ca2+ .En la figura 2.

2 511 8. durante los aguaceros se incrementan los caudales y disminuye el contenido de iones disueltos (Figura 2. En general. Propiedades químico-físicas de las aguas muestreadas sistemáticamente en las montañosas de Cuba (meseta del Guaso).3 65 21. Máx.1 regiones kársticas Durante la expedición se pudo determinar.6). hasta alcanzar la saturación respecto a la calcita (Figura 2. 2) LISIMETR. el efecto de las lluvias sobre el quimismo de las aguas y la evolución de éstas a partir de las lluvias. Ficheros de datos: 1) LLUVIA. CV 1) 5 51 49 0 17 13 70 20 25 23 32 2) 5 63 37 0 40 9 51 31 35 34 49 3) 13 89 11 0 76 17 7 171 249 255 276 4) 27 90 10 0 84 12 4 206 270 245 333 5) 5 91 9 0 81 8 11 256 358 357 413 6) 17 92 9 0 82 8 10 234 316 255 378 Tabla 2. 4) GUASO2. los cuales son . 5) GUASO3. Estas aguas agresivas disuelven rápidamente los minerales carbonatados (calcita y dolomita). elevando su dureza y mineralización. Las aguas arrastran la materia orgánica y enriquecen el contenido de CO2 original extraído de la atmósfera.N Nº HCO3- Composición química relativa ClSO42Ca2+ Mg2+ Na++K+ Mineralización Σm TSS Conductividad eléctrica Mín.3 356 11. en forma cuantitativa. 6) GUASO4 44 21. 3) GUASO1.5).3.4 485 16. Med.9 419 9.

directamente proporcionales entre sí. . No obstante.7). Los cambios explicados en el párrafo anterior producen una disminución del valor del pH (Figura 2. su composición relativa experimenta poca variación. Entre la ocurrencia de las lluvias y el incremento de la dureza de las aguas. que es el que necesita el agua para disolver los minerales con el contenido adicional de CO2. es decir. la mineralización. así como en la conductividad eléctrica se experimenta un ligero desplazamiento de tiempo. se mantiene en todo momento su mismo tipo hidroquímico.

El macizo está integrado por series carbonatadas y carbonatado-terrígenas que yacen concordantes entre sí. la cual se encuentra situada entre las cuencas de Ariguanabo y Sur. Región de San Antonio de los Baños El comportamiento químico-físico de las aguas de esta región fue estudiado por Fagundo y Valdés (1975). La Habana y Matanzas. limitadas por secuencias más o menos impermeables. conocidos como karst de mogotes o tower karst y karst cónico o cockpit karst. Los otros sitios seleccionados. un sector de la llanura meridional de Pinar del Río y otro. Esto se debe. principalmente las que se encuentran en la parte meridional del occidente de Cuba. a que la generación de CO2 en los suelos de las llanuras es más abundante y la disolución de los minerales tiene lugar allí en condiciones de sistema abierto respecto al CO2.4. en la provincia La Habana. Sin embargo. las cuales se relacionan a continuación: Número de datos Río San Antonio de los Baños. comúnmente se hace referencia al karst tropical. puesto que las calizas del Mioceno. La zona constituye uno de los sectores septentrionales limítrofes de la región hidrogeológica Llanura Meridional Habana-Matanzas (Molerio. se han seleccionado algunas zonas representativas de este territorio. los cuales se encuentran afectados por la intrusión marina. la región de San Antonio de los Baños. los acuíferos kársticos más ricos en nuestro país. 1974). En la tabla 2. ocupando la porción carbonatada la parte superior del corte. Al primer tipo geomorfológico. quienes realizaron muestreos mensuales durante el año hidrológico 1974. Valdés y Fagundo (1980). tomando como tipo aquellos paisajes kársticos desarrollados en las regiones montañosas. están asociados los macizos karstificados de la cuenca del río Cuyaguateje y el Pan de Guajaibón y al segundo. posiblemente. por ejemplo. son representativos del karst litoral con descarga libre al mar. Con el objetivo de ilustrar el comportamiento hidroquímico de estas regiones. en cuanto a su potencial hídrico. la zona de Mil Cumbres. no son precisamente los de montaña. en la zona . La mayor parte de los recursos hídricos subterráneos y más valiosos. Las mismas se caracterizan por presentar más alto contenido de CO2 y de minerales disueltos que las aguas kársticas de las regiones montañosas.Llanura kárstica meridional del occidente de Cuba En la literatura geomorfológica. cerca del Sumidero 10 10 Pozos ubicados en la zona limítrofe entre las cuencas 10 10 Ariguanabo y Sur 10 Características hidrogeológicas Nombre del fichero SANANTON PADIRAC TALLER CASCARRA LACEIBA El área donde se efectuaron los estudios. situado al sur de la provincia de Matanzas. El primer sitio tipifica el comportamiento de los karst llanos de cuencas cerradas. se muestran las propiedades químico-físicas de estas aguas. es la inmediata al poblado de San Antonio de los Baños en la provincia La Habana. en la cuenca del río San Marcos y la meseta del Guaso. así como en otras áreas kársticas del centro del país. que abarca las provincias de Pinar del Río. se encuentran en los acuíferos desarrollados en las calizas miocénicas de las llanuras.

del suelo poseen muchas oquedades que son ocupadas por el aire y el CO2. Las lluvias al infiltrarse en estas circunstancias se ponen en contacto con una elevada presión de CO2.
N Nº HCO3Composición química relativa ClSO42Ca2+ Mg2+ Na++K+ Mineraliz ación Σm TSS Conductividad eléctrica Mín. Med. Máx. CV

1) 10 74 19 7 76 10 14 368 477 509 593 703 9,7 2) 19 76 20 4 51 14 25 101 137 89 163 323 36,6 3) 33 86 12 2 85 6 9 162 223 221 265 361 13,8 4) 16 87 10 3 68 13 19 208 289 185 337 534 29,2 5) 5 89 9 2 85 6 9 192 275 269 310 397 14,8 Tabla 2.4. Propiedades químico-físicas de las aguas muestreadas sistemáticamente en las llanuras kársticas de Cuba (región de San Antonio de los Baños) Fichero de datos: 1) SANANTON; 2) PADIRAC; 3) TALLER; 4) CASCARRA;5) LACEIBA

Si se comparan las aguas, correspondientes a un perfil de pozos ubicados de norte a sur, se observa que la relación iónica Ca2+/ Mg2+ va decreciendo con la distancia, lo cual está acorde con las condiciones geológicas del corte; por ejemplo, el pozo La Ceiba, situado en el extremo meridional, donde el grosor de la serie carbonatado-terrígena (algo dolomitizada) es mayor, presenta el más bajo valor medio de esta relación, mientras que el pozo El Padirac y el propio río San Antonio, situados cerca del extremo norte del perfil, presentan los valores medios más elevados, donde precisamente las calizas se encuentran menos dolomitizadas.
Llanura meridional de Pinar del Río El comportamiento químico-físico de las aguas de este territorio, que comprende unos 4 600 km2 se ha discutido ampliamente en la literatura (Arellano, 1986; Arellano y Fagundo, 1991; Fagundo et al, 1991; 1992; 1993), con el objetivo de obtener criterios acerca de la zonación geoquímica de estos acuíferos. Estas aguas se relacionan a continuación:

Características hidrogeológicas Pozos de observación, utilizados para el control de la salinidad, ubicados en un acuífero kárstico afectado por la intrusión salina (muestras tomadas por batometría)

Número Nombre del de datos fichero 75 27 BATPRI BATPRII

En esos trabajos se emplearon diferentes parámetros hidroquímicos, relaciones iónicas y los índices de saturación de las aguas respecto a los minerales calcita, dolomita y yeso, tomando como base los sistemas de equilibrios químicos que se establecen en el proceso de disolución de los minerales, como resultado de la interacción de las aguas naturales con las rocas kársticas. Desde el punto de vista hidrológico, se reconocen tres cuencas, ubicadas en las porciones occidental, central y oriental de ese territorio. El horizonte acuífero principal en la llanura es del Mioceno, compuesto por una secuencia carbonatada y terrígeno-carbonatada, en la que predomina la karstificación, sobre todo en la porción oriental. El karst se encuentra confinado por una cobertura de sedimentos del Cuaternario, de baja permeabilidad y de constitución areno-arcillosa, cuyo espesor medio es de 40 m, pudiendo alcanzar hasta 80 m. La zona de alimentación del acuífero se encuentra ubicada en las regiones montañosas, así como premontañosas y la descarga de éstas es libre al mar. Las

propiedades químico-físicas de las aguas de estos acuíferos dependen de las características del drenaje en la región. De esta manera, en la red de pozos establecida para la observación sistemática de la calidad y el régimen de las aguas subterráneas, se aprecia que las mismas se encuentran estratificadas y reflejan la composición química de los diferentes horizontes del acuífero. Los horizontes más someros presentan aguas del tipo bicarbonatadas cálcicas, mientras que los más profundos, reflejan la composición del agua de mar (del tipo cloruradas sódicas). En las zonas intermedias las aguas suelen ser de los tipos HCO3- > Cl--Ca2+ > Na+ o Cl- > HCO3- - Na+ > Ca2+, en dependencia del grado de mezcla (Figura 2.8).

Figura 2.8 Composición química de las aguas de pozos en el acuífero kárstico de la llanura meridional de Pinar del Río.

Durante el año la composición química relativa varía en dependencia de la presión hidrostática en los acuíferos: en los meses más lluviosos se recargan, mientras que en los períodos más secos y cuando es más intensa la explotación éstos se abaten, aumentando el contenido de + Cl y Na en las aguas (Fagundo y Arellano, 1991; Fagundo et al, 1993). Estas características obligan a mantener una política de vigilancia en cuanto a la explotación de dichos acuíferos, con el objetivo de preservar la calidad de sus aguas. En los últimos 10 años, se ha detectado en algunos pozos del territorio, una tendencia a la salinización de las aguas, variando su composición química de HCO3- > Cl--Ca2+ > Na+ a Cl- > HCO3- - Na+ > Ca2+ . De seguir esta tendencia, la calidad de las aguas empeorará, tranformándose su tipo en clorurada sódica.

La disolución de los minerales en todo estos acuíferos confinados, tiene lugar en condiciones de sistema cerrado respecto al CO2, puesto que en esas condiciones las aguas subterráneas en su movimiento no reciben nuevos aportes de CO2. Un aumento en la disolución de los carbonatos, con respecto a lo previsto en el proceso de interacción agua-roca, tiene lugar en esta región, como consecuencia del denominado efecto salino. En virtud del mismo, se produce un aumento en la capacidad de disolución de los minerales, por la presencia en las aguas, de iones no comunes al equilibrio de los carbonatos, tales como el Cl- y el Na+ aportados por el mar. Las aguas de los pozos en esta región se encuentran, por lo general, saturadas respecto a los minerales calcita y dolomita e insaturadas respecto al yeso (Figura 2.9). Un hecho curioso observado en algunos pozos es que a medida que aumenta su profundidad y, por ende, su grado de mezcla con el agua de mar, los valores de RSC y RSD indican que las aguas se van haciendo saturadas hasta alcanzar un límite de sobresaturación, después del cual se van haciendo de nuevo menos saturadas o insaturadas (Figura 2.10 ). Este comportamiento (Figura 2.10) puede estar relacionado con los resultados obtenidos por Wigley y Plummer (1976) en experimentos a nivel de laboratorio con mezclas de aguas kársticas con agua de mar. Estos investigadores encontraron, que cuando disoluciones de minerales de diferente composición se mezclan con agua marina, las molalidades y actividades de los iones individuales en la mezcla, a menudo, son funciones no lineales de sus valores. Esta no linealidad es significativa en la determinación de los niveles de saturación.

Figura 2.9 Comportamiento químico-físico de las aguas de la llanura meridional de Pinar del Río en relación a las relaciones de saturación de la calcita (RSC), la dolomita (RSD) y el yeso (RSY).

Figura 2.10 Efecto de la mezcla agua dulce-agua de mar en la variación de la agresividad a): respecto a la calcita (RSC); b) respecto a la dolomita (RSD), en la llanura meridional de Pinar del Río.

Aguas tomadas por batometría en pozos de observación para el control de la salinidad. . así como del coeficiente de variación de los principales indicadores geoquímicos de estas aguas. en el plan citrícola " Victoria de Girón".6 57. al igual que en el resto de la llanura litoral del occidente de Cuba.ClNa++K+ 5 73 7 19 84 8 21 68 8 8 91 6 11 73 9 6 85 10 Tabla 2.1 5.5.5 se presentan los valores medios. se llevaron a cabo estudios sistemáticos. Las aguas de esta región se relacionan a continuación: Características hidrogeológicas Aguas utilizadas para el regadío en las plantaciones citrícolas. máximos. en que en este último los acuíferos se encuentran confinados. 531 406 513 513 375 314 Máx. 1993).7 1) 2) 3) 4) 5) 6) HCO3. con frecuencia de muestreo mensual. 5) AUSTRALI. 3)INFIERNO. Propiedades químico-físicas de las aguas muestreadas sistemáticamente en las llanuras kársticas de Cuba (sur de Matanzas) Fichero de datos: 1) TRINCHER. En general se encontró que las ecuaciones de mejor ajuste eran de segundo grado para el HCO3. con vistas al posterior monitoreo y control de su calidad.Karst litoral del sur de Matanzas Esta región es representativa también del karst litoral.y el Ca2+ y de primer grado para el resto de los iones. las secuencias carbonatadas afloran en la superficie. 536 450 575 625 556 540 CV 8. 453 138 473 399 78 123 Med. con descarga al mar. Número de datos 9 9 9 8 7 47 14 Nombre del fichero TRINCHER COCODRIL INFIERNO CUELLES AUSTRALI BATOMMI BATOMMII En la tabla 2. Matanzas. mediante simples mediciones de conductividad eléctrica y el uso de las correlaciones. 6) BOLONDRO Durante el período comprendido entre enero de 1986 y enero de 1987.3 23. si los datos son separados por tipos hidroquímicos y procesados por separado. Sin embargo. El suelo es relativamente escaso y el drenaje. 4) CUELLES. cuando se procesaban todos los datos (Fagundo et al. en Bolondrón. con el objetivo de estudiar el comportamiento químico-físico de las aguas y encontrar modelos de correlación matemática entre la concentración iónica y la conductividad eléctrica de las mismas.0 31.0 16. las ecuaciones de mejor ajuste correspondientes para cada ion son de primer grado. 2) COCODRIL. pero se diferencia de la llanura meridional de Pinar del Río. es libre. mínimos. N Nº Composición química relativa SO4220 8 24 3 18 5 Ca2+ 75 71 60 50 66 52 Mg2+ 22 14 21 36 19 16 3 15 19 14 15 32 Mineraliza ción Σm TSS 329 252 318 318 233 195 418 350 485 429 210 304 Conductividad eléctrica Mín. mientras que en el sur de Matanzas.

al someterse a explotación continua un pozo en la región. al igual que en la región litoral homóloga en Pinar del Río. como al comienzo del bombeo en las aguas se cumple Ca2+ > Mg2+. que se caracteriza por poseer un contenido mayor de Mg2+ que de Ca2+. La mineralización media y la dureza son elevadas (ver tabla 2. en condiciones de sistema abierto respecto al CO2 . se observó un elevado contenido de este gas disuelto en las aguas. . mientras que a partir de las 24 h se invierte esta relación (Mg2+ > Ca2+ ).En el marco de estos estudios. lo cual refleja el mayor aporte del agua marina.5) y su composición relativa. se puso de manifiesto que la disolución de los minerales carbonatados tiene lugar aquí. Observe en la figura 2.11. La estratificación de las aguas se hace más evidente en las muestras tomadas en condiciones estáticas por batometría. pero el efecto de la intrusión marina también se acusa en régimen dinámico. refleja la mezcla del acuífero y del mar.

Figura 2.11 Variación de la composición química de las aguas de un plan citrícola "Victoria de Girón". en Bolondrón (Matanzas). pozo sometido a explotación continua en el .

se obtienen ecuaciones de mejor ajuste de tipo lineal para todos los iones. mediante mediciones de conductividad eléctrica y el uso de dos juegos de ecuaciones de correlación matemáticas (Tabla 2.Se ha observado en nuestro país que al procesar los datos hidroquímicos (Fagundo. Los datos correspondientes al fichero denominado Trinchera y a las dolinas Cocodrilo. donde la composición química está más controlada por la intrusión salina. al ajustarse dieron ecuaciones similares a las obtenidas al ajustar los datos por separado. . así como de otros pozos (2. Infierno y Cuelles. En estos casos la composición iónica absoluta suele variar. mediante el sistema SAMA.6). Estos resultados permiten establecer un régimen de control de la calidad de las aguas en esta región. b). ajustaron mejor a ecuaciones de primer grado para todos los iones. Los coeficientes de las ecuaciones correspondientes eran muy similares entre sí. cuando la litología es el factor dominante en el modo de adquisición de la composición química de las aguas (ver tabla 2. por lo que las aguas en todo momento. pero no la composición química relativa.6).6). tienden a mantener un mismo patrón hidrogeoquímico. Sólo los datos hidroquímicos correspondientes al canal Australia. 1990 a. lo cual permitió agrupar todos los datos (en un nuevo fichero que se denominó BOLONDRON). muestreados de manera sistemática en un mismo sitio. ajustaron mejor a ecuaciones de segundo grado para los iones bicarbonato y calcio y de primero para el resto de los iones.

266 3.863 8.862 0.902 0.684 0.000 8.108 1.797 1. tanto en las llanuras kársticas litorales de Pinar del Río.485 1.914 9.412 1.636 1.943 -3.171 0.493 5.733 0.214 2.529 1.331 0.326 10.897 7.180 0.000 8.949 IS CUEVAS RESK PALMERO PICAPICA MANANTIA BANITOS GUAYABO CUYAPOR EFUSIVO MAMEY CAJALBAN ALIMENTA CUEVAGUA RIOCUEVA CANILLA ANCON FERNANDO ANCONII MILCUMBR MANGUAJ SANMARCO SANDIEGO LISIMETR GUASO1 GUASO2 GUASO3 GUASO4 SANANTON PADIRAC TALLER CASCARRA LACEIBA TRINCHER COCODRIL CUELLES AUSTRALI BOLONDRO El mismo procesamiento utilizado en el párrafo anterior se puede realizar con los datos hidroquímicos de las muestras tomadas usando batómetros (hidromuestreadores verticales).197 0.589 3.138 3.039 7.021 0.000 8.625 1.884 1.124 0.724 7.523 0. es necesario tener en cuenta el modo en que evolucionan la aguas de acuerdo al grado de dolomitización inicial del acuífero y cómo cada pozo reconoce los .939 -4.906 2.491 0.676 1.274 0.615 8.690 0.522 3.826 7.911 0.596 1.039 0.531 1.651 1.447 8.909 2.018 0.776 8.058 0.867 6.408 1.679 0.978 6.907 9.721 1.876 2.320 5.901 2.585 3.002 1.585 1.857 9.435 0.992 0.081 3.241 0.484 0.573 8.966 2.885 4.686 7.092 0.538 8.039 0.550 0.910 2.819 1.889 1.133 1.996 0.489 2.769 3.009 1.992 1.680 0.976 0.289 0.518 0.375 2.284 0.937 0.527 2.919 9.856 0.548 3.670 1.660 -1.990 0.6.249 2.857 8.739 2.958 1.156 1.905 10.862 9.104 7.637 8.204 2.582 0.894 9.322 1.986 0.401 1.804 1.608 9.927 1.573 1.949 10.884 -1.951 3.109 1.747 0.963 1.132 0.264 3. sin embargo.716 8.083 1.027 0.906 -3.782 1.071 0.957 1.902 9.365 3.451 2.322 8.877 8.663 1.383 0.319 0.610 1.849 1.854 9.570 1. Matanzas y otras regiones de Cuba.200 0.212 1.504 0.564 0.118 8.755 7.304 0.350 5.038 0.414 3.Tabla 2.251 9.683 0. La Habana.250 1.788 0.880 0.932 0.887 9.316 0.122 -3.715 9.285 5.781 2.805 9.721 1.034 9.479 0.559 7.214 1.716 0.643 0.361 7.961 4.084 0.204 0.477 5.341 2.913 10.901 11.838 10.547 0.997 0.929 -5.204 0.450 3.869 7.774 0.756 14.166 2.936 1.734 0.508 1.844 4.132 0.867 1.036 7.499 3.585 3.839 9.821 -7.696 4.574 0.896 8.122 2.371 11.865 9.838 10.889 -1.456 0.835 7.746 4.639 0.079 0.639 1.654 0.296 1.559 0.185 0.367 1.140 0.827 0.812 0.000 4.370 0.821 0.529 0.379 0.718 0.619 8.634 8.514 1.862 -5.667 0.949 9.529 0.917 9.552 2.694 1.371 2.620 2.585 1.574 7.091 4.980 0.396 2. En estos casos.774 2.662 6.532 0.649 0.828 2.884 0.868 0.796 10.935 7.890 9.974 1.167 0.897 10.430 1.886 4.831 0.082 9.673 0. Resultados del ajuste mediante polinomios de hasta quinto grado (pasan por el origen de coordenadas) de los datos hidroquímicos correspondientes a las aguas kársticas de Cuba tomadas como ejemplo en este trabajo Fichero de datos PIZARRAS SUMRES Factor 10-3 10-3 10-6 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-3 10-5 10-3 10-5 10-3 10-6 10-3 10-3 10-6 10-3 10-6 10-3 10-6 10-3 10-3 10-6 Valores de los coeficientes de la ecuación polinómica HCO3ClSO42Ca2+ Mg2+ Na++K+ 9.085 0.926 1.245 -4.202 8.952 0.092 4.826 1.946 1.000 8.276 7.404 0.965 -3.154 2.796 0.

lo que representa un cubo de un volumen aproximado de 60 m3 por cada lado. se destacan los resultados obtenidos en la región de San Antonio de los Baños por Valdés y Fagundo (1980). Cuando existe mezcla de aguas o cambio del quimismo. 1981). similar al existente durante los dos días del mes de agosto de 1979. 24. 1991). Otras determinaciones similares. así como suponiendo un régimen de lluvias estable en el año. En esa ocasión se determinó que la intensidad de denudación química de las aguas en esta región kárstica. Intensidad de la denudación química Los estudios relacionados con la medición cuantitativa del proceso de karstificación son escasos en la literatura cubana relacionada con los recursos hídricos. en los meses más lluviosos. la cantidad de CaCO3 eliminado de la cuenca. mg/cm2 por año. se calculó una intensidad de denudación química anual correspondiente a 41. con un valor medio de 31. Estudios cuantitativos sobre la denudación química. encontradas por Barner y Morse (1974). la cifra anterior correspondería a un equivalente en disolución anual de 10 525 m3 de roca. Estos investigadores. Durante las investigaciones sistemáticas llevadas a cabo en la cuenca del río Cuyaguateje en el período 1978-1980 (Fagundo et al.0 m3/km2 por año para los sistemas Ancón. 1984). corresponden a las mediciones realizadas en el Pan de Guajaibón en el . Los resultados más confiables.3 kg/s y teniendo en cuenta la densidad de las calizas. 1993). en los cuales se realizaron los experimentos. Se instalaron equipos que permitieron cuantificar las lluvias y el nivel de los ríos. el pH del agua y el correspondiente a la saturación. acerca de la magnitud de la denudación química en el karst tropical de Cuba. se han efectuado con mayor sistematicidad y precisión a partir de 1984. para distintos valores de presión de CO2. Esto sucede.5. en el polígono experimental del Pan de Guajaibón (Pulina et al. además de una similar composición química de las aguas. en las aguas utilizadas para el abasto y el regadío (Fagundo et al. tanto en valor absoluto como relativo. Los cálculos arrojaron. la velocidad de disolución varió entre 0 mg/cm2 por año. Canilla y el Pan de Guajaibón en su conjunto. mediciones de caudales y del quimismo de las aguas. en la zona kárstica litoral afectada por la intrusión marina. en un rango de conductividad eléctrica determinado (Fagundo y Rodríguez. calcularon la intensidad de disolución de los carbonatos para las aguas de esta región en el período estudiado. las ecuaciones de mejor ajuste pueden ser de tipo no lineal (por lo general de segundo grado). en los meses de menos lluvia y 220 mg/cm2 por año. se realizaron en el marco de una expedición científica cubano-búlgara a la meseta del Guaso.7 y 48. Durante la expedición científica cubano-polaca de 1984. además de realizar de manera sistemática. para al menos algunos de los iones.6. que tomando como cierre de la cuenca la estación de aforo Portales II y el río Portales. es del orden de 62 y 28 m3/km2 por año para los ríos Bano y Guaso respectivamente. entre la velocidad de disolución del carbonato de calcio. por ejemplo. también se pudo calcular cuantitativamente la intensidad conque se disuelven los macizos kársticos.diferentes patrones hidrogeológicos. Entre los primeros intentos. Según estos cálculos. en este sentido. es del orden de 16. utilizando las relaciones empíricas de dependencia matemática.

Magnitud de la denudación química en el macizo Pan de Guajaibón.06 2. Pulina y Fagundo.1 Ancón 4.175 0.06 2.307 0. los cuales se presentan en la tabla 2.244 0.35 Macizo Pan de Guajaibón 9.248 187 191 194 186 174 181 2.período 1984-1989 (Rodríguez y Fagundo.123 0.45 Seco Lluvioso Anual 0.100 0.079 0. Rodríguez et al. 1993). 1989.7.260 0.: (1). 1992. (2)Rodríguez.año 16 24 48 49 63 112 Canilla 5. Fagundo y Pulina (1993). Período de observaciones Sistema S (km2) Período Seco Lluvioso Año Seco Lluvioso Año Q (m3/s) 0.45 Seco Lluvioso Año Seco Lluvioso Anual Seco Lluvioso Anual 0. Ref.181 0.071 0.322 0.121 0.Rodríguez et al.371 197 191 194 177 171 174 28 57 85 Tabla 2.7.35 Macizo Pan de Guajaibón Enero 1984-abril 1989 (2) 9. .207 T (mg/L) 186 174 181 206 206 206 dT (mg/L) 166 154 161 186 186 186 D 3 m /km2.353 0. 1992.497 0. 1991.232 0.1 Año hidrológico noviembre 1984octubre 1985 (1) Ancón 4.06 177 117 174 166 154 161 186 186 186 31 41 72 15 34 49 46 87 133 Canilla 5.173 0.

Comparación entre las regiones de clima polar y tropical .Capítulo 3.

Cuba. fueron procesadas respecto a las variables mencionadas en el párrafo anterior.1). Se empleó el método de Ward (1963). CO2. . Cl-. mayormente sulfurosas. HCO3-. SO4-2. específicamente de clasificación numérica no supervizada. Mg+2 y Na+ + K+. reflejando la presencia de 3 grupos generales bien diferenciados. manantial de Bermejales. y por 4 aguas polares: Treskelen (2 muestras. las cuales fueron estandarizadas a fin de que tuviesen todas el mismo peso. emergencia Kvisla y manantial Linneo). en algunos casos de aguas provenientes de zonas afectadas por la intrusión salina. se emplearon métodos de análisis exploratorio de datos. Con esta finalidad.Clasificación numérica Uno de los aspectos más importantes en este trabajo es el análisis comparativo entre las aguas polares y tropicales desde el punto de vista de su comportamiento químico-físico. 468 muestras de agua de Spitsbergen y Cuba. así como las muestras polares de la zona de Treskelen. La característica hidrogeológica de las aguas de este grupo es la de tratarse de manantiales termales (es de destacar que la temperatura no fue incluida en el análisis). Desde el punto de vista químico-físico poseen una elevada mineralización total (reflejada por la conductividad eléctrica) con un contenido predominante de sulfatos y cloruros. El resultado de la aplicación de estos métodos consiste en un dendrograma que muestra los sucesivos pasos de función del algoritmo y los niveles del mínimo. En una primera aproximación. está compuesto por 6 aguas cubanas: pozo El Sitio (3 muestras). tomando como medida de disimilaridad el cuadrado de la distancia euclideana. pero desproporcionados respecto al número de sus componentes y a su homogeneidad interna (Figura 3. el incremento de la función de suma de cuadrados de error dentro del grupo. Ca+2. tratándose de aguas de los tipos sulfatada-cálcica y clorurada-sódica. Con el objetivo de destacar los grupos naturales de aguas y su interrelación. manantial de San Diego y manantial de la Cueva de los Portales. las aguas polares de Spitsbergen fueron comparadas con las aguas tropicales de la región del Pan de Guajaibón y sus inmediaciones en la Sierra del Rosario. desde el punto de vista de las variables siguientes: conductividad eléctrica. El primero minoritario (sólo 10 elementos) y muy heterogéneo.

2) se evidencia la presencia de dos grupos: uno compuesto por aguas cubanas en mayor proporción que las polares y otro con una composición inversa. reflejados por la heterogeneidad interna del mismo. La desproporcional disimilaridad entre las aguas del primer. En el dendrograma obtenido (Figura 3.14). ver figura 1. la cual no responde a ninguno de los tipos anteriores. . donde se analizaron 410 muestras eliminando del conjunto aquellas muestras del primer grupo causantes de la deformación del dendrograma. cuya composición es eminentemente clorurada-sódica. a fin de estudiar el componente mayoritario de la información.Figura 3. contiene a nivel menor dos subgrupos. Estas aguas son de una mineralización que varía en margen amplio. Un caso interesante es el de la emergencia Kvisla (muestra 104. provenientes de manantiales afectados por la intrusión salina en zonas de descarga próximas al fiordo Hornsund.1. enmascaran la estructura interna de este último. compuesto por 35 elementos corresponde sólo a aguas de la zona polar de Rasstupet. segundo y tercer grupo. En cualquier caso. lo cual se puede explicar por el efecto crioquímico causante de la elevada concentración iónica en la muestra. El tercer grupo. Dendograma que muestra los grupos numéricos determinados por análisis de "cluster" (enjambres) al tratar 468 datos hidroquímicos de Spitsbergen y Cuba. es decir. mayor cantidad de aguas polares que cubanas. El agua más similar a ella es la muestra cubana del manantial de la Cueva de los Portales. Por ello se realizó un segundo paso de análisis. El segundo grupo. el común denominador de este grupo es la muy alta mineralización a causa de diversos factores hidrogeológicos y químico-físicos. reflejando el patrón del agua de mar. con algunas interdigitaciones. tomada en los días cercanos a la congelación total de la emergencia. integrado por 423 muestras. en cada uno de los cuales predominan las aguas de Cuba y Spitsbergen respectivamente.

por ejemplo. sino también el que lo hagan con un muy elevado nivel de similitud respecto a aguas del medio ambiente ártico. en esta comparación no se consideran la zona de intrusión marina de Rasstupet. Las muestras que presentan este comportamiento son: las de la zona del glaciar Aldegonda. expresándose como una clara unidad. a pesar de la existencia de un común denominador climático. El dendrograma refleja la diferenciación de las aguas cubanas (mayormente bicarbonatadascálcicas) con respecto a las polares (sulfatada-cálcica). poseen diferente naturaleza hidrogeológica (sumideros provenientes de rocas no kársticas. En este segundo grupo. así como arroyos superficiales en zonas de rocas efusivas). con su alta mineralización. ni las de los manantiales termales. el lago Linneo y las provenientes de los lagos morrénicos. Todas tienen como común denominador una relativamente baja mineralización y carga iónica. así como con el claro reflejo de las particularidades geológicas e hidrogeológicas de las distintas regiones. A pesar de que éstas presentan ese comportamiento. a partir de flujos rápidos en la zona de aeración del macizo kárstico. . las aguas polares reflejan las particularidades de los diferentes medios ambientes glaciológicos e hidrogeológicos estudiados en Spitsbergen. ambas aparecen diferenciadas respecto a las de Brattegg. las cuales presentan una mineralización relativamente mayor que el resto de las aguas de Spitsbergen. las cuencas de Rasstupet (sus aguas superficiales) y Flugleberget. depósitos subterráneos y gours en cavernas. su tipo predominante bicarbonatada-cálcica. Ello indica que el ártico es un medio lejos de ser homogéneo respecto a la dinámica del proceso de interacción agua-roca.El primer grupo corresponde básicamente a las aguas de Cuba. nieve y firn. los cuales se encuentran muy mineralizados. Las aguas polares que aparecen aquí se diferencian netamente de las aguas cubanas y no se "interdigitan" con éstas. al igual que en primero. En el segundo grupo resulta interesante no sólo el que varias aguas cubanas manifiesten comportamiento "polar". el glaciar Werenskiold y el conjunto de muestras de hielo.

Desde el punto de vista químico-físico. se facilita con la presencia en el seno del agua de cierto contenido de dióxido de carbono (CO2) adquirido del aire atmosférico y de la atmósfera del suelo. así como de las litologías locales presentes. 2 H2O (ac) = Ca2+ (ac) + SO42. su evolución y la intensidad de la denudación química. a formas del relieve denominadas termokársticas por su semejanza a las del karst desarrollado en calizas. su contenido en las aguas sea mayor en las regiones polares que en las tropicales. los gases son más solubles en agua a temperaturas más bajas.1) 2 CO2 (g)+ 2 H2O (ac)+ CaMg(CO3)2 (s) = Ca2+ (ac)+ Mg2+ (ac) + 4 HCO3. La disolución de los minerales constitutivos de las rocas solubles. por ejemplo. polar y tropical (Spitsbergen y Cuba) se pueden derivar algunas consideraciones de tipo general. mientras que en el caso de los sulfatos y rocas salinas. Este hecho llevó a algunos geomorfólogos. en .5) De acuerdo a la ley de Henry. Corbel (1959) a considerar que en los países de clima frío sería más intensa la denudación química.(ac) halita (3. su fusión por efecto del calor da lugar en los países de clima polar y templado. las aguas en una y otra latitud actúan sobre los minerales solubles (carbonatos y sulfatos principalmente).3) (3. En el caso del hielo.2) (3. a causa de las diferencias del clima en ambas latitudes. relacionadas con el proceso de adquisición de la composición química. Por esta razón se debe esperar que por el proceso de adquisición directa del CO2 de la atmósfera. se puede presentar esquemáticamente mediante las ecuaciones siguientes: CO2 (g)+ H2O (ac)+ CaCO3 (s) = Ca2+ (ac) + 2 HCO3. esta hipótesis se fue desechando con el tiempo.4) Calor H2O (s) = H2O (l) hielo (3. el proceso de disolución de los minerales es de tipo físico (sólo interviene el agua).(ac) calcita (3. porque el proceso microbiológico de generación de CO2 en el suelo es más activo.(ac) yeso H2O NaCl (ac) = Na+ (ac) + Cl. Sin embargo.Consideraciones finales Del análisis del comportamiento químico-físico de las aguas kársticas en las regiones de climas extremos. La disolución de los minerales presentes en las rocas carbonatadas (calizas y dolomías).(ac) dolomita H2O CaSO4 .

por lo general. a que ha sido sometido el macizo. abunda poco la materia orgánica disponible y la actividad de los microorganismos es pobre. que es más elevado que el de las restantes aguas de esas regiones. por acción de los glaciares. estas aguas poseen una mineralización muy baja y reflejan. que imponen. por lo general. Durante la primavera y el verano. en que la materia orgánica es extraída del suelo. durante las precipitaciones. parte del . Las aguas que presentan mayor grado de mineralización son las de los lagos de las morrenas. en el primer caso. lo que indica. situaciones éstas. En uno u otro caso. en dependencia de que el sistema kárstico posea suelos aireados con suficientes oquedades. La causa de este comportamiento está relacionada con el efecto crioquímico. Además. reflejando las propiedades del medio rocoso por donde se mueven estas aguas. En virtud del poco contenido de este gas en las aguas polares. a medida que transcurre el otoño y se acerca el invierno hidrológico polar. adquieren el mayor contenido de CO2 disuelto. un consumo también continuo de CO2. el pH adquiere al final. y el resto se enriquece en minerales disueltos. esto es. las propiedades de la nieve y el hielo. se mantienen saturadas o sobresaturadas una gran parte del año. o por el contrario. Las aguas kársticas subterráneas pueden mantener un cierto contenido de CO2 en equilibrio con los minerales disueltos a una temperatura determinada. se encuentre cubierto por depósitos poco permeables. como se ha visto en este trabajo. Sin embargo. dolomita y yeso. en la mayoría de los casos. El proceso de disolución de los minerales carbonatados tiene lugar. Las aguas superficiales en Cuba. en las regiones polares los suelos se encuentran prácticamente congelados (permafrost). los cuales se disuelven hasta su consumo. un régimen de generación prácticamente continua del CO2 y en el segundo caso. donde existan relativamente altas temperatura y humedad relativa. en condiciones de sistema abierto respecto al CO2. los minerales son disueltos en un tiempo breve hasta alcanzar la saturación. sin el aporte de nuevos suministros. En el primer proceso. No obstante. En esas condiciones reinician el proceso de disolución de los minerales hasta que de nuevo se saturan. Las aguas en las regiones tropicales. se encuentran comúnmente insaturadas en relación a los minerales calcita. Cuando emergen por un manantial o exsurgencia. un valor más elevado que en el segundo. que la actividad biológica está presente aún en esas condiciones climáticas tan rigurosas. las cuales se hacen de nuevo agresivas en los períodos lluviosos. en su composición química. Un hecho interesante. resulta también pequeña. lo ofrece la variación temporal de la composición química de las aguas correspondientes a las corrientes superficiales originadas por la fusión de los hielos del glaciar y el permafrost. Este mecanismo de disolución. su mineralización se incrementa y su composición relativa varía. las aguas procedentes de la tundra. pudiendo alcanzar un elevado grado de mineralización. en virtud del cual una parte de la masa acuosa se congela en forma de cristales de hielo relativamente puros. Luego. la vegetación enana de las tierras polares. la cantidad de minerales disueltos que. en un período relativamente corto este gas actúa sobre los minerales que se encuentran en contacto con el agua. Este proceso puede ocurrir en condiciones de sistema abierto o cerrado respecto al CO2. se caracterizan por presentar un contenido de CO2. tal como ocurre en los suelos tropicales. las termominerales de origen profundo y las que se mezclan con el agua de mar como consecuencia de la intrusión marina de los acuíferos kársticos.condiciones pedoclimáticas favorables para este proceso. también se favorece por el grado de trituración mecánica.

n H2O (s) + 2 H2SiO3 (ac)+ 2 Mg2+ (ac) + 2 HCO3.7) (Mg. así como el cambio de pH y del potencial redox del medio.9) La intensidad de la denudación química en ambas regiones de climas extremos. el agua debe adquirir la presión de CO2 de la atmósfera. En forma similar se producen las precipitaciones de travertina en las cavernas y conductos kársticos. transformando la valencia de los iones.gas se escapa y para alcanzar de nuevo el equilibrio de los carbonatos.(ac) (3. así como la de las aguas subterráneas que se encuentran en los acuíferos litorales conectados al mar a través de conductos kársticos. como es el caso de la fricción a que se someten las rocas por los glaciares. La disolución de los minerales en las rocas no solubles es por lo general de tipo incongruente. en las aguas que proceden de la zona de saturación y circulación profunda (drenaje profundo). que en ese proceso una parte pasa al agua en forma de iones mientras otra. del régimen de precipitaciones. precipitando en el cauce el exceso de CaCO3 en relación con las nuevas condiciones de los equilibrios. Muchos elementos son movilizados por las aguas porque en el proceso de oxidación-reducción los minerales que se originan son más solubles o fáciles de arrastrar por las aguas. Fe)Si2O6 (s) + CO2 (g) + n H2O (ac) = Fe2Si4O10(OH)2.(ac) pirita hematita (3. La mineralización de las aguas kársticas en Cuba. Este último factor esta relacionado con el estado de agrietamiento de los macizos y depende del tectonismo local o de procesos de intemperismo mecánico. Fe)2SiO4 (s)+ 2 CO2 (g)+ H2 (g) + 1/2 O2 (g)+ n H2O (l) = olivino Fe2O3. También en estos casos la producción de CO2 por los microorganismos facilita la disolución de los minerales.(ac) (3. es decir. se transforma en otro mineral no soluble que queda como residuo.8) limonita 2 (Mg. n H2O (s) + piroxeno ferronontronita 2 Mg2+ (ac) + 2 HCO3. es más elevada en las regiones llanas que en las montañas. en especial. . El proceso de disolución de algunos minerales constitutivos de las rocas no solubles se representa a continuación: 4 FeS2 (s)+ 15 O2 (g)+ 8 H2O (l) = 2 FeO3 (s) + 16 H+ (ac) + 4 SO42. depende fundamentalmente. lo cual se favorece con las bacterias del suelo.6) 2 NaAlSi3O8 (s)+ 2CO2 (g) + 11 H2O (l) = Al2Si2O5(OH)4 + 2 Na+ + 2 HCO3albita caolinita + 4 H4SiO4 (ac) (3. de la temperatura y de la factibilidad de las aguas para disolver los minerales de las rocas.

las experiencias llevadas a cabo en la cuenca del glaciar Werenskiold y en el Pan de Guajaibón. indican que en esta última región es más intenso este proceso. En las regiones tropicales. durante los años hidrológicos 19791980 y 1984-1985 respectivamente. al paso de los huracanes que suelen venir acompañados de intensas lluvias y en ocasiones durante los frentes fríos. desde el verano hasta el otoño. especialmente el otoño. parte de las nieves y los hielos se funden y aumenta el caudal de las corrientes superficiales y subsuperficiales. Aunque no existen muchas áreas experimentales. de acuerdo a la temperatura del aire. en las que se hayan hecho estudios cuantitativos sobre la magnitud de la denudación química. En tales circunstancias es más intensa la denudación química de esos parajes. En los períodos menos fríos. lo más importante en el proceso de karstificación en las condiciones tropicales de Cuba es la cantidad y distribución de las precipitaciones anuales.Las precipitaciones en las regiones polares ocurren en forma de lluvia o nieve. también es más intensa la denudación durante los períodos en que tienen lugar las mayores precipitaciones: durante la primavera y el verano en que ocurren con frecuencia grandes aguaceros. Como ha señalado Tys (1992). Las intensas lluvias tanto en los períodos seco como lluvioso juegan un factor importante en el desarrollo de los procesos de colapso en las depresiones kársticas poligonales. que ocurren en el invierno. donde además tienen lugar los huracanes polares relativamente calientes. . como en el verano y. los cuales vienen precedidos también de lluvia.

Matanzas (Cuba) 1992. y Guerón. Aguirre. Vol.R. P.R.R. Fagundo. Biocristallogeneses et ecomorphologie des tufs.. Univ. Contribución a la investigación de los sistemas acuíferos kársticos..P. Speleol. (1988). E. Fagundo. Ed. s. 29 (4): 462-486. Arellano. Tesis Doctoral. Implicación sobre la organización del drenaje kárstico. Cuba. Geochimie des eaux d' aquiferes karstiques...Les analyses chimiques en Hidrologie Karstique. Carolina. Castellón (España). Exemples de contribution microorganiques dans les contructions carbonate continentales. Eraso. A. travertins. J. (1981). Univ. M. Respuesta hidroquímica en el tránsito de aguas bajas-aguas altas en las principales surgencias de la unidad hidrogeológica Gatzume Zestoa (Gepasova). J. Jaume I. Aminot. Ed. Antiguedad. (1980). 1 (1-2): 211227. En: El Karst y los Acuíferos Kársticos. Praga. y Rodríguez. J. de la Soc. J. Luaces. D. Adolphe. Univ. Aplicación de principios geoquímicos en la hidrología kárstica de la península de Yucatán. II.. Paris. Vinardell. y Cardoso. 1(3): 21-29. Adolphe. J. (1993). Sierra del Rosario. I. 1/2: 11-17.Sistema automatizado para el monitoreo de la aguas. I. Voluntad Hidráulica. (1995). 3: 38-49. 15-30. (1986).. I Taller sobre Cuencas Experimentales en el Karst. J. I. I. 189-194. Provence 1985. Antiguedad. (1985). Estudio hidrogeológico de la cuenca del Nervión-Ibaizabal. Libro de Comunicaciones. Ann. (1974). Voluntad Hidráulica. Aplicación a los sistemas del País Vasco.. Matanzas (Cuba) 1992. A.. A study of karstic groundwater circulation using natural isotopes.. et Evolution des Paysages Holocenes dans le domaine Mediterraneen.. Álvarez. Álvarez. Reguera. Fagundo. y Fagundo. Aguayo. J.V. Granada: 209-213. (1986). J. Criterio acerca de la zonación geoquímica de un acuífero cársico mediante índices químico-físicos. Antiguedad. Univ. Cuba..R. GEOQUIM. Jaume I. SIMUCIN: Sistema para el estudio cinético y la modelación de las reacciones de disolución de minerales. 178. I. 83: 15-25. del País Vasco. (1993). Table Ronde sur Travertins l. y Fagundo. (1986). L. Estudio estadístico multivariado sobre datos de las diferentes litologías de la cuenca del Río San Marcos. Estudio de acuíferos kársticos a partir de sus respuestas naturales.R. 2. Tesis de Dr. Hidrogeología (Granada). Ed. Evolución química y relaciones empíricas en aguas naturales.M. BATOMETER. I. (1990). E.P. Univ. en Ciencias Geológicas. Arellano. Sistemas automatizados para el procesamiento de datos hidroquímicos: SAPHIQ. pp. Pinar del Río. . Tufs et Travertins. E. E. I Taller sobre Cuencas Experimentales en el Karst. J. Ingeniería Hidráulica en México. 338 pp. J. y García de Cortazar. Case history: Pinar del Rio Province. Ejemplos y Métodos de Estudio. Enseignements tires d' exemples naturales et experimentaux.BIBLIOGRAFÍA Abelló. Actes du Coll. Vinardell.E. de l' AGF Formation Carboniques Externes. Rev. 66: 2-13. D. Castellón (España). Álvarez. E. (1988). A. pp.Libro de Comunicaciones.M. 205-214. Geológica de España. SAMA. parámetros hidroquímicos y relaciones iónicas. Mediterranee.

B. Barros. Acta Universitatis Carolinae-Geologica. ORSTOM. B.. pp. 274: 108-131. A. fur Geomorph. W. and Van Driel. Bárány-Kevei. pp. Casos históricos. (1992).R. B. Herman. Geochimie des eaux d' aquiferes karstiques. J.. D. Maire. Montpellier 1978. R. I. RCP du C. J. Etude du degre d' organisation des ecoulements souterrains dans les aquiferes carbonates pour une methode hydrogeochimique nouvelle. (1992). L'approche objective du role du climat dans la karstogenese. Katowice. 29 (2): 167-173. In: Karst et evolutions climatiques. Sc. 111. (1982). Bull. Hydrol. Dissolution kinetics of calcium carbonate. Contribution a l' etude de la mineralisation du carbone des sols.. (1971). 6 (1): 95-104. J. Mem. Bögli.B. Speleol. 1: 61-70. J. (1989). Zft. La Habana. Bögli. 28 (3): 119-126.B. Geochimie des eaux karstiques. Bachelier. Am. R. (1966). Bakalowicz. Ed. (1971).. (1986). Problemes relatifs a l'atmosphere du sol et utilisation posible d' un detector de gaz pour la mesure de su teneur en gaz carbonique. Soc. Bachelier. A (1964). Spelol. Cah. M. Contribution de la Geochimie des eaux a la connaissance de l'aquifere karstique et de la karstification. Chemical Hydrology.S.W. In: Karst et évolutions climatiques. Chemical equilibrium between the water and minerals of a carbonate aquifer.Arellano. Geol.N. La corrosion par melange des eaux. M. G. M. 440-473. Bakalowicz. 269.Ac. Bakalowicz. (1963). La intrusión salina y sus efectos en la explotación de acuíferos cársicos. and Hanshaw. (1976). (1974). L' aquiferes karstiques. Coll. Speleol. 10: 330. Universite de Besucon. J. Pierre et Marie Curie. M.. These D. J. 1.R. 49-58. Suppl. . G. (1974). Cherry.A. A. Salomon. B.. Baranowski. Bakalowicz. A.N. pp. Relation entre mineralisation et conductivite. Ed. Presses Universitaires de Bordeaux. pp.M. Fagundo. Coloquio Int. Dynamique saisonniere de deux sols en climat tempere.N. R. Ed. P. France. sobre Hidrología de la región del Caribe. Wien. 2. O. Hanshaw. Back. 11: 71-79. 2: 4-21. R. J. 14: 137-140. Ed. Ecologie du sol. Hohlenkarren. and Hanshaw. Univ. C. Geochimie des eaux et flux de matieres dissoutes. Sci. Nat. Differential dissolution of a Pleistocene reef in the ground-water mixing zone of coastal Yucatan.B. Karlova (Praga) 3: 367-387. J. J.. Speleol. Berner. M. Pedologie. Kalklossung und karrenbildung.N. W. W..B. Manguin (1980). 3 th Int. M. (1977). (1977). Bachelier. Soc.S 40.R. Jilek.. and Silar. Mexico. Une methode d' etude de l' organisation des ecoulements souterrains. Ann. 1961: 25-27. et A. 2: 49-109. Advances in Hydroscience. (1965). G.N. In: Bull. Salomon. C.P. pp. Bögli.R. (1960). ORSTOM. pp. Les facteurs écologiques dans la formation du karst.. Bakalowicz. (1968 b). (1968 a). The subpolar glaciers of Spitsbergen seen against the climate of this regions. (1979). Universitatis Wratislaviensis. Geology. 51-59. 30:145.S. 2 463-2 466.187-253.N and Hanshaw. Fasc. Int. 2 College Hydrologie in Pays Calcaire.. Radiocarbon dating in a karstified coastal aquifer in Cuba.T. Sa definition. Comparison of Chemical Hydrology of the Carbonate Peninsula of Florida and Yucatan. Back. 3 ieme Serie. B.. Paris. and Morse. ses caracteristiques et son identification. Univ. Back. Maire. J. Kongr. W. Back. Hydrogeol. Bakalowicz. 61-74. Presses Universitaires de Bordeaux.

Ed. . Soc. New York.. Corrosion by mixing karst waters. (1984). 4th Intern. 30 (4): 591-608. BRGM.A. Calvache. Monografía de la Soc. S. In: Problems of Speleological Research. A. Principales sistemas kársticos en yeso en España. Bögli. Corbel. kinetics and mechanism. Karst Hydrology and Physical Speleology. (1965). R. L. A. A. V. Proceeding of the 7 th Int. R. and Unwin. Speleological Congress Sheffield. Geogr. 330: 1-45. Calaforra. Cigna. Aplicación de los análisis cluster al estudio de características físico-químicas de aguas subterráneas. (1980). pp. Int. Bögli.. pp. Inst.A. Ed. 3: 61-66. Speleol. Cave Res. Ed. Univ. Brno. 13 (2):109-114. Almeria: 21-34. Tomo 2. (1965).A. Cigna . Berlin. (1977a). Solution Kinetics of Calcite.L. Brit. A. 28: 1-9.. La Habana. (18): 185-191. pp. London A. Proc. En: El karst en España. Cotecchia. The influence on sea-water intrusion process of a karstic massif in a detrital system. and Pulido Bosch. P. Donostia-San Sebastián (España).S. Proceeding of the 7 th International Speleological Congress. Química del Agua. (1971). J. Soil’s Science. 65-68. En: La Sobreexplotación de Acuíferos. J. Gaseous diffusion in the aeration of aggregated soils.. Tecnológico Geo Minero de España. Bray. J.. Pulido Bosch. Geol. Congr. Geochimica delle acques della Peninsola Salentins in relatione al rapparti tra le acque di falda. Ed. 9: 277 ..G. 10: 1-9. CNIC. (1988). Curl. P. Proceeding Int. A. CSSR.294. Custodio.254.L. 125-131.R. y Pulido Bosch. The role of corrosion by mixed water in cave forming. Rapid aggressiveness assessment using conductimetry. E. E. L. (1993). A. Vitesse d'erosion et morphologiea. Ed. En: La Sobreexplotación de Acuíferos. 5 th. L. Granada). Catalán. y Valenzuela.. A. Congress Speleolol.M. The role of organic matter in limestone solution in the Ogob Feynnon DDQ Streamway. J. Hidroquímica del karst. 68: 97-120.. López Martínez. J. M. Castillo. (1989). Caro. (1989).G. Group G. Phil Trans. Stuttgart. 127-142. Ed. Inst. Ann. J. (1990). relación entre litofacies y el contenido salino del agua. Currie. (1961). L. pp. Estudios Geol. (1959). (1975). le acque marine sotterranee e il mare. pp. Erosion en terrain calcaire. Comton. Almería: 43-64. (1969). Heidelberg. (1965).Bögli. Speleol. 40: 193-200. de Granada. La chimie du gaz carbonique et des carbonates et les phenomenes hydrogeologiques karstiques. England. A.G. y Eraso. G.A.M. CO2 . Custodio. (1963). (1975). Estudio geoquímico del karst del río Duraton. Callejón. R. Consideraciones sobre la sobreexplotación de acuíferos en España. M. Ann. Tazioli. Quelques considerations sur l' effect sel dans la solubilite des calcaires. e Idrogeol. Estado de la sobreexplotación estacional mediante un modelo de flujo en el acuífero del río Verde (Almuñecar.. Speleol. et Tittozzi. Bray. Chron. Conf. Scheffield. 1964. Appl. Ann. P. (1989). Hydrogeol. R.In: Some Spanish Karstic Aquifers. y Pulido Bosch. 92: 40-45. Tecnológico Geo Minero de España. Bögli. Trans.. de Geomorfología.7: 51-77. 61-71. Ljubijana 1965. P. (1977 b). Springer-Verlag. 422. et Vido. (1986). The dissolution of calcite in aqueous solution at pH < 4. 131-179.J. En: Jornadas sobre el karst en Euskadi Karstari Buruszko Ihardunaldiak Euskadin Journées sur le karst en Euskadi.Gehalte der Lift in Alpine Karstboden und Hohlen. Duran . Calvache.

Dupessy. and D.The use of saturation index and potassium to sodium ratio as indicators of speleological potential. (1975).J. Padova (Italy) 1991. Ek.. TDR No 09271. (1987). W. Dreybrodt. Stuttgart. La Grotte d' Italia. Buhmann (1991). Conference on Environmental Changes in Karst Areas. Choppy. London. 45-51. pp. Techniques et Resultates. In: Groundwater as a Geomorphic Agent. J. Nat. 90: 107-122. Sheffield. 61 (1/3): 223-226. Some characteristic of groundwater protection in karst area. Velikov.. Univ.108:57-63. Chemical Geology. and G. Y. with special reference to Derbyshire. and D. 19 (2) 135-142. W. Cog.R. Quaderni del Dipartimento di Geografia (13): 173-175. Dudley.J.. Processing of ground water hydrochemical data by means of cluster and discriminant analysis. D. Cave Res. D. R. Drake J. 27. The relative concentration of sodium to potassium in karst and allogenic waters.S. Hydrochemistry of the Athabasca and North Saskatchewan River in the Rocky Mountains of Canada. Actes 5 th. Dimitrov. Geologique de Belgique. . (1972). Dreybrodt.. (1983).S. Naturaliste Can. Le gaz carbonique: polluant majeur de l'atmosphere. Theory and model for global carbonate solution by groundwater. J. (1969). J. (1984). Dreybrodt.J. and Wigley. Christopher. and Machkova. Ek. Brit. Reability of Water Analysis.L. J. (1991). (1985). The effect of climate on chemistry of carbonate groundwater flow in jointed limestone. 4 (10). Proc. B. Assoc. J. 28: 111.. La Fleur. Applied Hydrogeology. Chem. Speleol.M. N. Speleol. 110113. (1973). (1981). Geol. (1981). 19 th Congress of Int. Drake. C. Proceeding of the 7 th International Speleological Congress. Bull. M. Kinetics of the dissolution of calcite and its applications to karstification. (1981). W. C.. A . 210-226. J. Analysis d' eaux des calcaires Paleozoiques de la Belgique. General Technical Department Report. A mass transfer model for dissolution and precipitation of calcite from solutions in turbulent motion. 9 (91): 699-698. Ann. (1993).Chen. (1979).J. Water Resources Research. J. (1975). 68: 25-34. Proffessional Paper. Drake.J. J.Caron et J. De la Cruz. 102: 71-75.. 18: 33. Soc. (1977). 2 (1): 29-34. La Recherche. Voluntad Hidráulica. Estudio de las aguas kársticas de la Sierra del Pan de Guajaibón y sus inmediaciones mediante métodos matemáticos exploratorios de datos. T. Hyman. Int. Montreal. Metodes. 10 (6): 1 192-1 198. Abondance du gaz carbonique dans les fissures de grottes. pp. Trans.C. A proposal: study of sinkholes as a point-source contamination in karst terrain. Association of Hydrologists. 14: 1-3. Dynamics of karstification: A model applied to hydraulic structures in karst terraines. of the Int. N. Ford (1974). C. y Valdés.261.G. 31: 245. Societ. Variations saisonnieres des teneur in CO2 d' une Grotte Belge: Le Trou Joney a Comblain-Au-Pont. 3(92): 20-32.C. Drake. J. Ek. Hidrogeología (Granada) 8: 2539. Univ. Ed. Lambert (1878). Ek. J. Roberge: La forte teneur en gaz carbonique de l' air d' une cavite du Quebec: La Grotte de Saint Leonard.J. Hydrol. C. (1992). The effect of geomorphology and seasonality on the chemistry of carbonate groundwaters. Daoxian. Christopher. Role du climat dans le developpment des concretions.

Ann.. 98-103.. Fagundo.. y M. J.R. G. Contribución al estudio de las relaciones lineales entre contenidos iónicos y parámetros químico-físicos. J. L.. Valdés. Morera. Efecto de los factores geológicos. Surí.. Conference on Anthropogenic Impact and Environmental Changes in Karst.. (1982). Voluntad Hidráulica. 5: 37-47. La Habana 1992.. J. Proc. 13 (3): 226-286. Fagundo.. Some analyses of the CO2 content of the air in five caves. Proc. B. C.. (1992): Newsletters 1992. Ingeniería Hidráulica. Zur Frage der Mischungskorrosion. Evolución química y relaciones empíricas en aguas naturales. 6 (1): 12-29. Jaume I. Determinación de índices para la caracterización de aguas cársicas mediante fórmulas semi empíricas. Ek. 30 (4): 567-580. J. hidrogeológicos y ambientales. La Habana 1992. 16 (2): 321-236.. 1. J.R.E.J. Benítez. Fagundo. dolomita y yeso en aguas naturales del occidente de Cuba. C. Rodríguez. J. Brno 1990. Ernest. J.R. W. (1987). I Taller sobre Cuencas Experimentales en el Karst. Padova (Italy) 1991. C. Efecto de la litología. Benítez. J.M. J.. Hydrogeochemical and mathematical correlations in karst at the examples of the Pinar del Río Province. Hidrogeología (Granada). 76: 30-42. (1964). La Habana.R. Le role des factores physico-chemiques dans le processes de karstification. 82: 28-37. Fagundo. Introducción al estudio del karst. Fagundo. Vinardell. Cuba.R. (1991). D. and J. Matanzas (Cuba) 1992. Fagundo. Eraso. Benítez. Caracterización hidroquímica y control de la calidad de las aguas del karst de la cuenca Zapata. Caracterización de acuíferos mediante relaciones entre contenidos iónicos y parámetros quimico físicos. A.Ek. J.. Ferrera . and Rodríguez. IGCP-299. J.R. and Arellano.R. Voluntad Hidráulica. et F. Geomorphol.E.. y Vega. D.. y Pajón. Ann. Rodríguez. J. Fagundo.M. (1981). Fernández. Cambios hidrogeoquímicos por sobreexplotación de acuíferos cársicos. Alvarez.R. J. G. J. Studia Carsologica.. V. V. Speleol. Coloquio Int. Kobylecki.Estudio mediante simulación química del efecto de la litología. 63-91. (1990 b). (1992).J. Avilé. . G. (1992). 4: 29-34.. pp. Fagundo. (1993). Gilewska S. (1992). Evolución química y relaciones empíricas en aguas naturales. C. E. E. 5: 33-46. A. Eraso. (1975). Speleol.M. y Vega. 23 (1): 243-257. Castellón (España). 152-157...R. J. (1985). Fagundo. Fagundo. J. del XXIII Congreso Interamericano de Ingeniería Sanitaria y Ambiental. Die Hohle 15: 71-75. del XXIII Congreso Interamericano de Ingeniería Sanitaria y Ambiental. (1990 a). Naturaleza de los procesos de disolución de los minerales calcita. Proc. Revista CENIC Ciencias Químicas. Guillin (China): 41-45. J. K... Simulación química y matemática de la disolución de rocas carbonatadas por las aguas naturales. Quaderni del Dipartimento di Geografia (13): 361-369. I y Vega. Delecour F. J. 141-148. Pajón. Hydrogeochemical impacts of coastal karst aquifer overdrafts. (1987).R. Fagundo. Arellano. A. D. y Arellano.E. pp.. Teneur en CO2 d l'air de quelques Grottes Belges. Weissen (1968). J. and Oleksynowa. J. Torres (1993). Rodríguez (1991). Oleksynowa.R. Techique eployei et premiers resultats.R. J. 496-509. J..R. Z.. of the Int. Control automatizado de la calidad de las aguas. En: Lapiaces.M. (1969). Kaszowski L. sobre Hidrología Cársica de la Región del Caribe.E. Fagundo. Univ. A. Libro de Comunicaciones. Conference on Environmental Changes in Karst Areas. Fagundo. Alvarez. Ed. Studia Carsologica (Brno). Hydrogeochemical pattern and mathematical correlations in karst at the examples of Cuba. Ferrera.. Univ.

Rodríguez. Voluntad Hidráulica. J. (1994). pp. I Taller sobre Cuencas Experimentales en el Karst.J. Hydrology and Karst Formation. (1991). In: Water Resources Management and Protection in Tropical Climates.E. J. M.. pp.P (1983)... 12 (1/2): : 72-76. Valdés.R. Franco. International Symposium.Libro de Comunicaciones. (1986). and Forti... Etude hydrogeologique de la partle sud-ouest du Causse de Martel (Quercy). J.. Rodríguez... e Abelló.R. J. Matanzas (Cuba) 1992.J. Stockholm. Univ. 342 pp. Castellón (España). Febre. Coloquio Internacional sobre Hidrología de la Región del Caribe.R. Ejemplos y Métodos de Estudio.C. Univ. Sierra del Rosario.. J.. 3. Estudio preliminar sobre el proceso de denudación cársica en el polígono cubano-polaco del Pan de Guajaibón. Hydrochemical investigations in extreme climatic areas.E. 73-82. (1995). . 85: 8-18. Vega. (1990).R. 30 (4). Congress of International Union of Hydrologist. Silaski. Revista CENIC Ciencias Químicas. A. J. Pinar del Río. E. J. (1993).. 8 (3): 217-237. Estudio químico físico de las aguas kársticas de la región de San Antonio de los Baños (La Habana) mediante el uso de modelos matemáticos. J. J. (1982). J. A. Fagundo. Estudio hidroquímico de las aguas cársicas de la cuenca del río Cuyaguateje. 375-401. Fagundo.J. 70/71: 11-15. P. Jaume I. M. J.M. Thése 3 Cycle Laboratoire de Geologie-Petrologie. J.R. Fagundo. J. Valdés. y Vega. J.M. M. Alvarez. Fagundo. y Valdés.. J. 643-653. J. J. Guiling (China): 95-105 Fagundo. J. de la Torre. Pajón. J. J... Pajón. J. J. J. Univ. Caracterización hidroquímica de las aguas del Pan de Guajaibón y otras áreas cársicas cercanas en la Sierra del Rosario.. J. G..J . J. Estudio de los sedimentos Cuaternarios de la cuenca del río Cuyaguateje mediante Espectroscopía IR y Difracción de rayos X. Univ. (1986).M. Ed. 117. Rodríguez. Resultados de las investigaciones en Spitsbergen.R. Fagundo. E. Jaume I.E.. I. Cardoso. I. Hydrochemical investigations in the Werenskiold Glacier basin and its surroundings.E (1981).J and Pulina.. J.J y Pajón. J.. Irán 1993. En : El Karst y los Acuíferos Kársticos. J. Voluntad Hidráulica. Rodríguez. de la Cruz. Fagundo. y de La Cruz. Pajón.R. Havana. E. Benítez. Voluntad Hidráulica. Ingeniería Hidráulica. Fagundo.. 43-54. Valdés.J. Cuba and Spitsbergen. Research report. J.R.R.R. M. (1984). Vinardell. Franco. Matanzas (Cuba) 1992. Newsletter Geology. (1987). J. A. Pajón.R. J.J y Pulina.E..M.. Valdés. A. Arencibia. J. Ciudad de la Habana 1988.Cuenca del río San Marcos.. J. 45-54. Climate. G. Valdés. J. J. Comportamiento químicofísico de las aguas de la cuenca del río Cuyaguateje. Rodríguez. Fagundo. Rodríguez. J. Paul Sabatler Toulouse. Valdés.A. y Pajón.M.M. Ed. 63: 53-61. Hydrologic and hydrochemical characterization of Punta Alegre gypsum karst (Cuba). Libro de Comunicaciones. La Habana. García. Granada: 119-135. Katowice. Valdés. Univ. Ingeniería Hidráulica.J. J. Fagundo. Speleol.R. y Rodríguez.E.. Fagundo. I Taller sobre Cuencas Experimentales en el Karst. Ann. (1975). Valdés. Fagundo.J and Pulina. y Pulina.E. Evolución química y relaciones empíricas en aguas naturales.. Castellón (España).. 2(3): 251-274.. Guerón. y Benítez.. Contribución al conocimiento hidrodinámico de los sistemas cársicos del Pan de Guajaibón y la Meseta del Guaso a partir de datos hidroquímicos durante las crecidas.. Ed. J. Algoritmo para el cálculo de parámetros e índices químico-físicos y geoquímicos en aguas naturales altamente mineralizadas. M. Fagundo. Cuba.R. pp. J... (1985).

41-58. pp. . Recomendaciones Técnicas Generales. Fritz. Karst Geomorphology and Hydrology.E. Ed. Hydrol. Inst.167.I. Ljubljana 1975.M. García. and Cherry. (1979). Chesi.L. Karst Denudation.49. Gams. New York. Garay P. Tasas de disolución en regiones kársticas españolas. Finlayson. Dubrovnik. pp. J. (1987). 406. Freixes. Fagundo. Hidrología de los sistemas kársticos del Valle de Arán (Pirineos. Ferro. pp. Tramo Guira-Quivicán (Provincia Habana). Hyman. 25. García. Ed. des Roches Fissurees.J. Voluntad Hidráulica. 97-141. y Ramoneda. (1988). D.A. Conference on Environmental Changes in Karst Areas. Ciudad de La Habana. R. Granada: 227-238. Ciudad de La Habana. Prentice-Hall. Stability of some carbonates at 25 °C and one atmosphere total pressure. (1967). (1977). and Siever. Duran y L. (1988). J. Garrels. P. Resultados de los estudios hidroquímicos realizados en el Pan de Guajaibón en el período Enero 28 a Febrero 17 de 1986. A. F. Padova (Italy) 1991. Solutions. Ciudad de la Habana. (1993). London. Castellón (España). Ford. U. y Pajón. Científico-Técnica. Hidrogeología Subterránea y Migración de Contaminantes. Thomposon. Actes du Symposium International sur l' erosion karstique U. A. J. (1985). Marcelle. Jaume I. Ed. E. y Beato..M. D. I.M. (1982). of the Int. Proc. Española de Geomorfología. Ed. M. El control de la contaminación de las aguas: monitoreo y estudios intensivos. 19 th Congress of Int. Sci. Correig. García. Gams.. Ejemplos y Métodos de Estudio. y Eraso. pp. On the types of tufa depositing waters and on the corrosion intensity in north western dinaric karst. Hydrogeological aspect of protection of the karst spring Jadro in Croatia. Gams. En: Guida Alla Speleologia nel Reggiano. I Taller sobre Cuencas Experimentales en el Karst. Ford. Determinación de sodio en aguas naturales mediante electrodos selectivos. Ed. B. V. Ed. R. 604. 116. and Pavicic. Provence. pp. Freixes. Morell (1989). R. Univ. (1976). O.Ferrera.R. Muestreo de las Aguas. 258: 402-418.. C. (1995). Groundwater. Jour. pp. Speleol. G. Soc. Annals de la Societe Geologique de Belgique. F. 450. Variation of total hardness of karst waters in relation to discharge (case studied in Slovenia. Ed. Fernández-Rubio. M. Revista Reporte de Investigación ACC. Gutiérrez. Actes Coll. Univ. 11: 1-17. 257-264.. 19 (2):161. I. Yugoslavia). Ciencias Técnicas. 131-140. J. Matanzas (Cuba) 1992.. Williams (1989).R. J. International comparative study of limestone solution by means of standard tablets (fist preliminary report). España). J. pp. Tesis Dr. Quaderni del Dipartimento di Geografia (13): 231-239.M.C. R. Int. Dynamics of the karst system: a review of some recent work in North America. R. Ann. Garrels. Hidroeconomía. and Christ. En: El Karst y los Acuíferos Kársticos. International cooperation in research on karst environments. (1960). (1987). I. Nimes. Franco.S. J. (1980). Caracterización hidrogeoquímica de las aguas del la cuenca cársica costera Sur. New York.. El medio kárstico: de la investigación observacional y experimental a la modelación. Minerals and Equilibria. A. Univ. Univ. Cliffs.C. 601. Gruppo Speleologico Palitnologico Gaetano Chiereci: 41 . La Fonti di Poino. M. (1991). 71-73. Hidrología General. Monografía editada por J. (1979). Ed. pp.e I. Am. La Habana. (1991). (1975). En: El Karst en España. J. Catalunya) Libro de Comunicaciones. and P. Association of Hydrologists. A.A. López. Freeze.M. Forti. M. Ed. pp. y Benítez. Symp. Nuevas formas kársticas de erosión-precipitación en la cueva del agua (Granada. 2: 684689. 43: 20-25. Monterde. A. and Sauro. J.. Ch. y Fernández. (1965).. 108: 283-291. Fagundo. Englewood. Harper and Row. Proc. 70 (4): 655-663.

(1966). Internat. 27 (2): 273-316. Proceedings of the Int. Matanzas (Cuba) 1992. Voluntad Hidráulica. A. 77: 3-18. Brno 1990. et Roques. Sci. J. und Pfeiffer. Bull. (1988). M. H. (1960). S. 57: 43-55. Libro de Comunicaciones. (1972).M. 27.. Voluntad Hidráulica.P. 2.. H. A.. Brit. Vulnerabilidad de los acuíferos kárticos a los procesos de nitrificación. La protección sanitaria a los acuíferos cársicos cubanos: un problema actual. N 389-390: 227-233. Castellón (España). pp. Karst-Hohlenked. A. Hellden U. J. Voluntad Hidráulica. A. y Beato. Guerón. J. (1980). R. et Evolution des Paysages Holocene dans le domine Mediterraneen. pp. sobre Hidrología Cársica de la región del Caribe. Cave Research Group of G. 524-536.E. J. 19 (1): 109-117. J.R. Table Ronde sur Travertins l. Coloquio Int. Griolet. (1982). 26 (2): 332-366. I. Thomson. Some calculations of the denudation rate in a dolomitic limestone area at Isfjord-radio. Hem.. pp. J. and Back. II Parte. A. Francais.Algunas experiencias obtenidas en el estudio de la calidad de las aguas subterráneas empleando hidromuestreadores verticales. Instituto de Hidroeconomía. Ed. sobre Hidrología Cársica de la región del Caribe. y Jiménez. (1988 b). Hydrology Bull. González. (1982). Girou. 19 th Congress of the Int. Scientific. Effect of a deforestation on karstic groundwater quality. Gutiérrez. H. Girou. y García. Ed. 1/2: 81-91. R. Gutiérrez. West Spitsbergen. A.: Spontaneous clarification of anthropogenically polluted subterranean streams in the moravian karst. 259: 24. (1986). Gutiérrez. Estudio mediante isótopos ambientales y datos hidroquímicos de los cambios cualitativos y el origen de las aguas subterráneas de la parte central de la cuenca Sur de Matanzas. A. A. Trans. 195-204. B. González. (1961). Control of carbonate solubility by carbonate complexes. Fagundo. Clasificación y representación gráfica de las aguas naturales. Coloquio Int. Hanshaw. González. Gutiérrez. Mediterrane. 8: 222-224. .Garrels. Molerio. Etude theorique de la cinetique de precipitation de carbonates de calcium.. Association of the Hydrologist. (1971 a). (1988 a). O. de l'Association de Geograph.H. J. Protección de aguas subterráneas en acuíferos cársicos contra la contaminación producida por efluentes de lagunas de estabilización. J. Ann. (1993). W.. Provence 1985. Conference on Anthropogenic Impact and Environmental Change in Karst. Utilización de las técnicas de regresión en el procesamiento de diferente naturaleza hidrogeoquímica. Les travertine holocene de Vauvenargues (Bouches-du-Rhone). Abelló. L. Etude experimentale de la cinetique de precipitation des carbonates de calcium. 2 (3): 33-42. La Habana. 78: 3-25. Ann. 588-610. and Siever.M. Abh. Speleol. J. 15 (2). Geovine.. Univ. Hemmel. R. I Taller sobre Cuencas Experimentales en el Karst. et Roques. García. 19: 45-53.J. R. Am. E. A. y Ontivero. La Habana.s. Gerstenhauer. C. Chemical mass-wasting of the northern Yucatan Peninsula by groundwater dissolution.M. La Habana. Chemical equilibrium diagrams for ground water system. (1982). Speleol. (1982). y Feitó. I Parte. (1981).. J. Etude des cinetiques des precipitation des carbonates de calcium. y Jiménez. Beitrage zur Frage der Losungsfreudigkeit von kalkgesteinen. Jaume I. Girou. S. y García.La protección sanitaria a los acuíferos cársicos cubanos: un problema actual. 80: 57-66.. Studia Carsologica. González. A. Geology. J (1990). et Roques. (1973). Voluntad Hidráulica.B.D. (1971 b).

Ann. Ed. Soc. 30 (4): 703-704. 38: 5. 238.I. V. An accurate method for calculating saturation level of ground waters with respect to calcite and dolomite.S. E. Presses Universitaires de Bordeaux. Conference on Environmental Changes in Karst Areas. Speleol. Univ. In: Speleology. and O'Brien.E. (1986). A. Cave Res. (1982). Corrosion par melange des eaux dans les grottes de la plaine de Nullarbor. A.L. Universitety Slaskiewo 1977-1980. (1992). C. J. Kranje. 2:65-73. and Kempe. and Forti. 13 (5): 42. J. Alabama. . Willey and Sons. The coastal carbonate aquifers of Mallorca and Menorca. 65-83. Posibilidad y necesidad de la modelación regional de acuíferos cársicos como un medio poroso equivalente.M. and Pomar. Preliminary results of hydrogeological and hydrogeochemical investigation in Fugleberget basin (SW Spitsbergen). James. Geography. Katowice. Proceeding of the Conference on Anthropogenic Impact and Environmental Changes in Karst. W. J. P. Krawczyk. En: El Karst y los Acuíferos Kársticos. National Speleological Society. 1 015. Ed. and Kolondra. (1991). Maire. Salomon. Ed. Methods of field analytics of karst water. (1975).J. J.The complete solubility curve of calcium carbonate. L. J. C. (1987). Quaderni del Dipartimento di Geografia (13): 205-214. 333-348. (1987). and Pulina. 19 th Congress of the Int. (1990). Ejemplos y Métodos de Estudio. Johnston. L. 14: 104-108. Kempe. Am. Kogovsek. a non biogenic source of CO2. Physics and Chemistry. Jacobson. Kempe. 167-180. S. Factor analysis of carbonate groundwater chemistry. J.. The influence of acid precipitations to processes in Postojnska Vama. Kaplen. I. Brit. Hutchinson. Huntsville. D. Interim Report.Herman. James.. pp. Trans.M. (1982).. Studia Carsologica. Australie. M. 18: 221-232. (1975 a). (1957). Chem. Proc. G.. Cave Minerals of the World.D (1916). and Kogovsek. WM Bureau Mines and Mines Resources Bull. Ed. Slaski. Langmuir. J. W. Acta Carsologica.. 30 (4): 699-702. Field Investigations performed during the Glaciological Spitsbergen Expedition in Summer of 1982. Granada: 1967-1973.32. (1971).pp. Hernández. Scientific Works of Silesian University in Katowice.. G. Ed. Krawczyk. J. Hill. Univ. (1975 b). W. R. R. (1992). R.A. P. (1254). Ann. Speleol. Siderite-weathering. Speleogenesis in groundwater mixing zone. (1989). G. 1: 13-15.. Karst water pollution through vertical percolation in Slovene Dinaric Karst. Univ. In: Wyprawy Polarine. and Williamson. of the Int. 9 th Congreso Internacional de Espeleología. and Shandybin. Jania. Ed. Cave and Karst Research. Spain. Padova (Italy) 1991. t. Katowice. A computer program for hydrochemical problems in karst water. In: Hydrochemical methods in dynamic geomorphology. The Nullarbor carbonate aquifer. D.J.N. New York. A treatise on Limnology. Back. pp.O. In: Karst et évolutions climatiques. The effect of irrigation with effluents on quality of groundwater.L. 117: 150-187. (1995). Australia: the impact of man and suggestions for future management. pp. Barcelona.E. (1986). and Langmuir. A. S. Geology of Carlsbad Caverns and other caves on the Guadalupe Mountains. Association of Hydrologist. Jacobson. New Mexico and Texas. Brno 1990. Group. Hill. 19 (1): 119-124.

73-92. Slaski. (1984). D. Lewis. Univ. Hydrochemical investigations in the Werensheld Glacier basin. J. Laphin. M. In: Field Investigations Performed During the Glaciological Spitsbergen Expedition in 1983. E. Universytety Slaskiewo 1977 -1980. I. and Randall. Spetsgeo. pp.77-86.D. Hydrology of Karstic Terrains Case History. B. Padova (Italy) 1991. Harvard Univ. E. Univ. Instrumentación. Langmuir. H. Mc Graw Hill. Proceeding of the Conference on Anthropogenic Impact and Environmental Changes in Karst. Tzankov. Krawczyk. Llanusa. Libro de Comunicaciones. Jaume I. In: Wyprawy Polarine. Aggressive wirkungen der wasser auf karbonat-gesteine. 63-71. J. Hidrogeología.. 6 th Int. (1971). In: Wyprawy Polarine. Protection of groundwaters in fissure karst rock environments. t. Univ.. Proc. Studia Carsologica. Les examples du Tournaises et de Geleppe. Geol. Solving an ecological problem related to the surface and groundwater quality in the Upperthacian Lowland. N. Wach and J. (1964). y González. pp. Olomouc 1973. Interim Report. Universytety Slaskiewo 1977-1980. Ed. Katowice. M. J. 108: 125-135. (1990).D.A. pp. (1993). Salinización de las llanuras costeras. Acta.R. (1985). Association of Hydrologists. Conference on Environmental Changes in Karst Areas.Krawczyk. (1991).E. (1983). (1939). Quantitative and qualitative degradation of upper Jurassic aquifer in Olkuss-Zawiercie karst region (South Poland). 19 (2) 234-239. I Taller sobre Cuencas Experimentales en el Karst. 381. Ed. Matanzas (Cuba) 1992. Ist die Mischungskorrosion die einzige im pheatischen Bereich der Karstgrundwaserleiter wirksame korrosionform. (1988). Thermodinamics. J. pp. Proc. (1987). 8: 1-11. 181-189. Geologie. Brno 1990. S. Lloret. and Dimitrov. (1993). Voluntad Hidráulica. 2: 75-86. Lin Hua. The function of karst aquifer to clean polluted waters in South suburb of Beijing. Ann. 17: 21-31. 143. Mandadjiev. Soc. Karst spring of the foot of Rasstupet wall in the South Spitsbergen in the investigations from 1978. 193-198. t. Reflexions sur la protection des aquiferes karstiques et sur des activites humaines generatrices de karsts acceleres. Ed. Cosmochim. K. Laptiev. Machkova. 1: 189-194. pp. pp.. 35: 1023. Tr. H. (1975). Ed. W. New York. 15-18. Leszkiewicz J. M. y Luege. Laurent. Stability of carbonates in the system CaO-MgO-CO2-H2O.N. Liszkowski J. Karst spring at the foot of Rasstupet wall. Prensa XXI S. Bulgaria. W. Quaderni del Dipartimento di Geografia (13): 185-193. Kullman. M. En: Aguas Subterráneas. Specification of 1978-1979... (1982). (1923). 1. Aplicación del modelo hidrogeológico determinístico a la cuenca M-I de Matanzas.. III. of the Int. Enviromental Problems in karst terrains. Geochim. I.. Pulina. Legrand. G. A. Ed. Medida y Toma de Muestras. The Geochemistry of Some Carbonate Ground Water in Central Pennsylvania. Congr. These pH. and Pulina. A. and Tys. Velikovand. Ed. .. Waga (1982). Castellón (España). Speleol. (1969). Langmuir. D. D.F. 19th Congress of Int. Leszkiewicz. Gips und Beton.N. Sistemas automáticos de medida. F.

J..D. M. Ontario. L. et A. Katowice.. Markowicz. M. Abh. Aragonite speleothems as indicators of paleotemperatures.. Giménez. Matia. J. Markowicz.. Ecosistemas acuáticos del Bajo Guadalquivir (SW España). Manguin. J. 254: 746-753. Ll. Speleologia. M. Ac. Geológicas.W. Ejemplo de utilización de registros verticales de conductividad. Nat 313.D. Hydrology of Dinaric Karst. (1956). and Pulina. Thése Doc. y Ramírez-Díaz. Variación estacional de los componentes físico-químicos y biológicos de la aguas. Miotke. I. (1982 b). Silesian Universitet. (1974). Tecniterral. F. (1972). M. I. Contribution phisico-chimique a l'etude des altérations. Miserez. Carbon dioxide and the soil atmosphere. (1991). Markowicz. oxígeno disuelto.A. 145-204. . M. Aplicación a los acuíferos de Oropesa-Torreblanca y Moncofar (Castellón). Karst Hohlenkunde. Sc. Castellón (España). Esquema geoespelelógico de Cuba. Montes. A. L. País Vasco. 4: 115-140. (1981). Ed. (1975). C. Morales .I y Antiguedad. 293: 401-409. B. Géochimie des eaux du karst Jurassien. 1975. Manguin. Pulido Bosch: (1983). Am. Montes. Ilosciowa pomikroanaliza chemiczna wod w obszarach krasu welanowego.A.. Thése Doctorat és Sciences Naturalles. C.de Hidrogeología. Hamilton. Libro de Comunicaciones. Aplication de los análisis de correlación y espectral en el estudio de acuíferos kársticos. E. Morell. Tesis Doc. Studia Oecológica. C. Dijon. En: Aguas Subterráneas. Estudio hidrogeológico de la zona norte de Vizcaya. físico-químicas y biológicas de las aguas. Prensa XXI S. 215-231. Studia Oecológica.V. (1984). Procesy wspolczesnej korozji krasowej masywu wapiennego Jury Czestochowskiej. Polonica. J. and Pulina. pp. 3: 2. (1982a). pH y oxígeno disuelto. (1988). (1979). Ed. G. Molerio. 51: 53-55. (1974). Annales Spéléologie. Popov. y Ramírez-Díaz. pH y potencial redox en el campo. Sci. Ed. Dpto. (1968). 67. Cave Research Meeting. I Taller sobre Cuencas Experimentales en el Karst.R. Amat. 13 (5): 42-43. A. temperatura. Neuchatel.Manguin.A. A. Sci.F. La Habana. 55. Utilisation des analyses correlatoire et spectrale dans l' approche des systemes hidrologiques. W. Jaumne I. Diferenciación de tres sistemas kársticos de Bizkaia (País Vasco) a partir del análisis de sus respuestas naturales. Medida y Toma de Muestras. 29 (3): 283-332. (1971). Geogr. y Esteller. Ecosistemas acuáticos del Bajo Guadalquivir (SW España) I. 11: 171-182. Abstract in: Cave and Research in Speleology. 2 (1): 159-180. A. pp. Sci. Grupo Hidráulico Nacional de Cuba. F. Contribution á l'étude hydrodinamique des aquiféres karstiques.. (1987). Univ. 23. Amat. L. Univ. 3 (1): 129-158. Measurement of CO2 in soil atmospheres: Procedure Results and Significance in Karst Studies. Técnicas instrumentales para el análisis de conductividad. Hidrogeología. I (1993). Moore. M. Ed. Morales.. 30 (1): 21-124. 9: 1-49. Características generales. Comments on karst denudation in Bulgaria. Problems of sea water intrusion into aquifers of coastal Dinaric Karst. Miotke. pp. (4): 495-601. The importance of CO2 for karst processes.J (1973). Instrumentación. 503 pp. Matanzas (Cuba) 1992. Mijatovic.

Hidrogeología. y Esteller. I Taller sobre Cuencas Experimentales en el Karst. Lapiaz Monografía III (Valencia): 25-37. N. In: Field Investigations Performed During the Glaciological Spitsbergen Expedition in 1983. (1985). 85-108. Mateo. T. 431. Mediterranee. Granada. Katowice. Muxart. Ocurrencia de Goethita y limonita en la cueva superior del arroyo Majaguas. Tufs et Travertins. Geol. T.J. 1/2: 161-165. Contribution a l'etude de la dissolution des calcaires dans les eaux naturalles. R. Castellón (España). Muxart. Viña. Paris-Sorbonne.. A. J. Morell. Pajón. pp. J. 4: 31-37. Note sur la solubilite de la dolomite et des melanges calcite + dolomite dans l' eau. L' alteration meteorique des roches. M. 149-160. and Pulina. Ass. Hidrogeología. Militar. (1986).Morell.. Muxart. Interlaken. Suisse de Speleol. V. (1980). Libro de Comunicaciones. J. Rappel des principaux facteurs conditionnant la precipitation des carbonates in milieu continental. Muxart. y Pulido Bosch. Ed. Muler. de Karstologie. Les cascades des barrages de travertin de l' Argens superieur (Var). Kinetics of water systems. Pinar del Río. Speleol. (1975). Castellón y Granada (Com. T. Mediterranee. pp. T. y Valdés. pp. Consideraciones sobre la aplicación de los análisis de correlación y espectral al estudio de los acuíferos kársticos. et P. 27 (3): 465-478. J.W. A. M. M. Paris. 62: 481-492. Cuba. 4: 279. Padilla.C.. Interim Report. 145-154. T. I. and Eingold. Univ. pp. T. (1981). Trav.. Actes Veme Cog. A.C.. Muxart. Padilla. Acevedo.. 19 (2): 240-253. 68: 40-45. J. pp. Vulnerability of a karst terrain to groundwater contamination by the agricultural chemical ethylene dibromide Northwest Florida (USA). Dep. Simulación química de la disolución de rocas carbonatadas del macizo kárstico de Pan de Guajaibón. Nicod. Núñez Jiménez. Pub. de Castellón) en base al estudio de relaciones iónicas. Speleol. 119-129. Ed. pp. Association of Hydrologist. J. Girot (1977). Iniv. Iturralde.R. J..J. J. Univ. 19 th Congress of the Int. Table franco-suisse sur le karst 1978. Murray. Caracterización de la intrusión marina en el acuífero costero de Oropesa-Torreblanca (Prov. S. (1969). y Valdés. Pajón.. 1:15-31. J.. Contribution a l' etude des courbes de solubilite de la calcite dans l' eau en presence d' anhydride carbonique. Comportamiento iónico y proceso físicoquímico en acuíferos detríticos costeros de las Planas de Oropesa. y Graña. I. 267. J.M. (1972). Fr. (1984). M. (1979). Medina. Geologica Survey of Praga. Matanzas (Cuba) 1992. 3: 21-33. J. 1/2: 71-80. Acte du Colloque de l' AGF Formation Carbonates Externes. y Fernández-Rubio. Investigations of Glacier Caves. Valenciana). Ann. Tesis Doc. . et Muxart. Sierra del Rosario. (1988). Jaume I. Geogr. J.. Los modelos matemáticos aplicados al análisis de los acuíferos kársticos. Mysztal. R. M..E. (1983). La Habana. Bull. A. (1990). A. 1974. (1987). Sistema Cavernario Majaguas-Canteras. (1991). (1986). Voluntad Hidráulica. 24 (4): 639-650. Facteurs physico-chemiques de l' accumulation des formations travertineuses. Giménez. A. Muxart. The deposition of calcite and aragonite in cave. Fagundo. (1954). Univ. Nicod... Paces. (1986). Dissolution experimentale de la calcite et d' une dolomite dans les solutions aqueuses d' acides organiques simples. Pulido Bosch. T. Ann. Ed. 26-33. Cuevas y Carsos.M. Slaski. (1993).

Picknett. Rejuvenation of aggressiveness in calcium carbonate solutions by means of magnesium carbonate. Frankfurt A/M Weinheim: Chemie. Pulina. Proceeding of the 7 th Int. Prace Geogra. 6: 202-208. (1962). In: Field Investigations Performed During the Glaciological Spitsbergen Expedition in 1983. Responses in the chemistry of springwater in the Oxford regions to some climatic variables. IG Pan 70. pp. 142: 219-236.Group G.A. J.G. Series No 67. CO2. 14: 141-149.346-348. Andaluz de Reforma Agraria. Am. Soc. Statistical methods commonly used in water quality data analysis. and Urba. Some features of calcium hardness fluctuation in two karst stream and their possible value in geohydrological studies. Shiffield. 75-61. D. The pH of calcite solutions with and without magnesium present. D.N. (1978). pp. Inst. (1980). Studia Geomorphol. Speleological Congr. Res. Paris. Meteorological Conditions in Werenskiold Glacier basin. M.N. pp. Ed. Ed. (1986).0 to 1.. Simposio Nacional de Hidrología. L. 136. K.L. Perchorkin. Picknett. Salinización y recarga artificial en el acuífero de Javer (Alicante). The kinetics of calcite dissolution in CO2-water system at 5 °C to 60 °C and 0. J. Gauthiers-Villars. Watershed System Development Group. L. Cave. J. Speleological Congr. España. 12 -14. Univ. Shiffield. Trans. 6: 47-58. L. Chemical composition of fracture-karst water of sulphate karsted massifs. 19 (2): 291-301.M. Mixing of seawater with CaCO3 groundwaters. R.L. (1971). pp. J. 349-361.. .R. Flujo no lineal a través de rocas fisuradas y a través de rocas con canales de disolución de gran diámetro. Hydrology. Washington. and Wigley. (1967). Caracterización Hidroquímica del campo de Dalías (Almería). Atlas d' Equilibres Electrochemiques.. (1968).A. Geol. and Kosiur. Aqueous Surface Chemistry of Oxides and Complex Oxide Minerals.G.S. (1977 a). A (1991). Algunas reflexiones relativas a la sobreexplotación de acuíferos kársticos. Hidrogeología (Granada). Colorado. Barcelona 1986: 79 . 19 th Congress of the Int. Interim Report.N.I and Perchorkin. 265. (1987). M. pp. Plummer. Association of Hydrologist. Cave Res.82. Ed. 278: 179-216. (1976). (1977 b). Am.. (1968). U. (1972). Plummer. Valencia. Advances in Chemistry.A. (1974). Pulido Bosch. In: Equilibrium Concepts in Natural Waters Systems.G. (1963). Pulido Bosch. Peters. Ponce. Geol. J. Ed. Am. England. pp. Voluntad Hidráulica. WSDG Technical Paper WSDG-TP-00001. Paterson. Parkhurst. 78-98. A. Brit. Plummer. (1975). Pulina. and Piasecki. A.L.68. Observations of the chemical denudation of some karst areas of Europe and Asia. 5: 79-92. Pérez Franco. F. D. England. Trans. I Symp. J. Mechanochemische Reaktionen. Group G. (1975 b) MIX2: A computer program for modeling chemical reactions in natural waters. pp. 30: 1-3. (1983). Brit. T. Mem. Foreign substances and calcite solubility in carbonate waters. 14 (2): 132-140.R.. Proceeding of the 7 th Int.C. Sci. Zjawiska krasowe w Wschedniej Syberiri. Ed. Skoreoa. IV Congreso Int. and the implications with regards to rejuvenated aggressiveness. S. Carpatho-Balcanica. A. Soc. J.I. Pourbaix. G. J. Slaski. M.. Pitty. USDA Forest Service. Pulido Bosch. Rep. Ed. D. Peryema. Pekny. R. 121. 2: 772-787. Chem. R. (1972).Parks. (1989). Katowice. Zerkleinern 1962. Groundwater Protection zones and agriculture activity. K. Survey W. de Espeleología.0 atm. Picknett.. pp.

La teneur en anhydride carboniques des atmospheres des grottes. (1982). M.. Slaski.. and Fagundo. Actes du Symposium International sur l' Erosion Karstique. (1992).UU. M. Llanes. pp. pp.. J. pp. W. P. J. J.B. 16-39.. A. (1971). A. Pulina. The effect of cryochemical processes in the glaciers and the permafrost in Spitsbergen. Valdés. 3 (2): 381-394. Cruz. 5 (3/3): 137-163. Caso de estudio: arroyo de los Pioneros. Dissolution kinetics of carbonate rocks. Chong Li. (1984).Pulina. D43-D92. S.. (1984). Les formations carbonatees du Dort N (Ain). Interim Report. Geographia Polonica.W.s. Fr. J. (1977). J. (1983).. y Fagundo. Univ. Fagundo.R. and García. Univ. Voluntad Hidráulica. Water Research. 64 th Edition. M. Karst denudation. 389/390: 241-245. D.. Newsletters 1992. H. In: Field Investigations Performed During the Glaciological Spitsbergen Expedition in 1983. (1992). M. A.M. Tasa de remoción bacteriana en arroyos cársicos. Pajon. J. Tasa de remoción bacteriana en el río Almendares. Pulina. 42. Provence 1985. M. EE. Katowice. J. Ed. y Fagundo. The Dynamics of Contemporary Karst Processes in the Tropical Area of Cuba. Mediterranee. R. Reed. La Habana. Ed.. 1333. pp. Coloquio Int. Warszawa. sobre Hidrología Cársica de la región del Caribe. (1254). J..J. M. 1. et Rousseau. Cuellar. J. 550-563. M. Glowacki. Warsawa.D. Ed.. V. J. H.B. Effects of lithology on dissolution rate. W. Preliminary report of the field investigations performed by the Expedition GUAJAIBON'84 in the winter season 1984. pp.. (1984).. Reffay. Kozik. Table Ronde sur Travertins l. (1986). Quesada. (1974). and Krawcyk. (1979). UIS. 70/71: 4-7. P.. et evolutions des Paysages Holocenes dans le domaine Mediterraneen. (1991).. Characteristic of the polar hydrological year 1979/1980 in the basin of the Werenskiold Glacier SW Spitsbergen. P. 5(3/4): 165-1982. Polar Research. Polar Reseach. Hydrology and dynamics of tropical karst processes in Cuba. C.R. Sosnowice. Richard. Geogr. Kida. J. Leszkiewicz. Robert. Slaski. Symp. IG PAN.. 147-153. Proceeding of the Hydrology of Coal Basin Int.W. Rodríguez. Studia Carsologica (Brno) 4: 59-55. Renault. Guillin (China): 46-51. M. Pulina.R. (1993). A. . 59-72. Scientific Works of Silesian University in Katowice. Tropical karst and chemical denudation of Western Cuba. A geochemical survey of opencast mine in the United Kingston. Denudacja Chemiczna Obszarach Krasu Weglanowego. Mesures periodiques de la pCO2 dans les Grottes Francaises du Cours de les DIX Dernieres Anneis. (1987). and White.E. (1992). (1986). A. Katowice. H. Remarques sur les phenomenes karstiques dans le partie meridionale du Spitsbergen. A. 10 (1). (1977).N. J. J. Prace Geogr. and Singh. J. IGCP-299. Pulina. Quesada. and Williams. CRC Handbook of Chemistry and Physics. Assoc. Campy. 159.E. premieres observations. Katowice. M.. y Gutiérrez. Peryema. 39-50. 1/2: 105-112. Pulina. Rauch.E. Rodríguez. Bull. Rodríguez.R. In: Hydrochemical methods in dynamic geomorphology. Hidrología de la Ciénaga de Zapata. Ed. V. A.. Melvin. Kras i Speleologia. Hydrological and Glaciological Investigations on Bertil Glacier and the Grondfjord Region. pp. Renault. CRC Press Inc. (60): 195-216. Pulina. En: Estudio Geográfico Integral Ciénaga de Zapata. Pulina..M. (1983). pp.. J.

H. Rodríguez. Quaderni del Dipartimento di Geografia (13): 95-107. Ed. E. Ann. J. Lapiaz Monografía III (Valencia): 3-21. (1941). H. (1964).. Roques. Res. Seasonal fluctuation in chemistry of limestone spring: a possible mean for characterizing carbonate aquifers. of the Int.T. (1969 a). J. Padova (Italy) 1991. 1: 35-35. and Rickard. (1962 c). Karst processes and potential vulnerability of the Campanian carbonatic aquifers: the state of knowledge. and Meneghel. Consideration theorique sur la chimie des carbonates (2° memoire). Cutié. Fagundo. J. D.. F. 17 (3):463-467. (1973). 230: 560-561.. Schoeller. M. Roques. Speleol. Ann. Ann. 27 (1): 79-92. (1993). Cruz. Fr. Univ. Y. . Matanzas (Cuba) 1992. Speleol. (1986). (1984). Ann. Roques. In: Hydrogeology of karstic terrain Case History.R. Shayakubov. 14: 93 -128. (1971). E. La Habana. Roques.. H. Pinar del Río. Trans.R. J. Group G. pp.. and White. Caracterización hidrológica e hidroquímica del carso de la meseta del Guaso (Guantánamo. Hidrología y dinámica de los procesos cársicos tropicales contemporáneos de Cuba.. I Taller sobre Cuencas Experimentales en el Karst. 17 (2): 241-284. Bull. Les variations de teneurs en gaz carbonique des eaux subterraines en function de l' altitude. Shopov. M. Problemes de transfert de masse poses par l' evolution des eaux souterraines. (1991). The NSS Bulletin.L. Soc. K. y Spassov. (1991). 48: 485-493. Contribution a l' etude statique et cinetique des systemes gaz carboniqueeau-carbonate. et C. Sauro.E. y Franco.B. Sur une nouvelle methode graphique de etude des eaux naturelles.M. J. J. (1962 b). H. Schoeller. W.R.7 to 8. Rodríguez.T. Speleol. Etude experimentale de la dissolution de calcaires par une eau chargee de CO2.W. Rorsh. 24 (4): 549-563. Roques. y Morales. Fagundo. Aspects of Karst erosion in the Venetian Pearl.4 in aqueous solution. (1989). Ed. Conference on Environmental Changes in Karst Areas. Barcelona 1986. (1969 b). 1: 206-210. C. H. 160. Roques. (1972).As... Ann. Roques. J. Ed. (1988). Cosmochim. Brit. 11: 267-289. Shuster. A. (1962 a). Hydrology. Paris. H. Roques. Cave. Libro de Comunicaciones. H. 9th Congress Int. U. Consideration theoriques sur la chimie des carbonates (1° memoire). Speleol. 139-163. H. Academia. 17(1):11-41. Santo. Ann. Hidrología cársica del macizo del Pan de Guajaibón. (1984). 24 (3): 455-494. Sjoberg. Les eaux souterraines. Acta.. H.E.. C. 19 (2): 255-484. Speleol. Jaume I. Proc. B. Trace elements behaviour in a limestone aquifers. Ann. J. Sierra del Rosario.Y. Consideraciones para la explotación de acuíferos costeros en presencia de intrusión marina. Speleol. 50: 21-24. (1980).. A review of present day problems in physical chemistry of carbonates in solutions. Ek. C. H. Castellón (España). Consideration theorique sur la chimie des carbonates (3° memoire). 54: 10-15. J. 105-114. Univ. Masson. (1950). pp.Rodríguez.. Speleol. Voluntad Hidráulica. and Llard. H. Schoeller. Temperature dependence of calcite dissolution kinetics between 1 and 62 °C at pH 2. Fagundo. Año hidrológico noviembre de 1984-octubre de 1985. Geochim. de Espeleología. (1962). Cuba). L' influence du climat sur la composition chimique des eaux souterraines vadoses. E. Bulgarian Cave minerals. y Pulina.E. Geol...R. Sc.

Payot. (1932). Jour. Derbyshire. G. (1992). J. 2 (3): 215-286. y Fagundo. of the Int. H.A.M. 3(10): 15-17. Trailkill. Smith. Salt-water encroachment in the Miami area. and Rapp. Hydrology of Karstic Terrains.. Ocurrencia de estalactitas excéntricas de aragonito en la cueva de Perfecto (Sierra de los Órganos. Modern orientation on the karstic hydrogeology: impact on problems of groundwater protection into carbonate aquifers experience from the Apulia region. Speleol. Florida. A review. et al. 1 (3):34-36. Paris. Padova (Italy) 1991. Ed. 369-409. Stumm. Contribution de l' hydrogeologie thermale a' la tectonique: l' aire d' emergence d' Hammam Meskoutine (Departament de Constantine). England. Trombe. Eng. and Morgan. Sweeting. Cuba). Stiff.R.R. J.S. In: Geomorphic and Climate. Gillieson and D. Conference on Environmental Changes in Karst Areas. 583.C. D. Urbani. J. Sci. G. Hydrology 16: 317-321. J. Traite de Speleologie. pp. Univ. Grown.C.. Process. 15-41. Die Chemische Untersuchung von Wasser und Abwasser. P. 3: 247-251. Urbain..347. (1965). J. Ed. Sokolow. Geotieoltechizdat. (1952).. Ed. Sydney. and Fidelibus. Salomon. Some aspects of limestone solution in Bristol Region. and T. J. (1962). Tulipano. J. O. F.V. Caracas (Venezuela). In: Karst et évolutions climatiques. Ed. Chemical and Hydrologic factors in excavations of Limestone Caves. The Geographical J..T. Bull. and Ve. France. Soc. Tillman. E. W. (1965). M. NW Cuba).S. A. D. J. Petroleum Technology.J. Valdés. (1975). (1991).. 131 (1): 44-49. 74: 277-288. (1981). y Fagundo. Quaderni del Dipartimento di Geografia (13): 383-398. (1972). Smith. R. (1953). Smith. 3 (4): 761-766. (1988). F. 1(2): 61-77. pp. M. Wiley-Interscience.(1980).J. L.D. D. 376. Bull. Aquatic Chemistry. (1968). Aplicación de métodos numéricos al estudio hidrogeoquímico de las aguas de la cuenca del río Cuyaguateje. J. pp. Ed. A.Smith. (1961). In: Resource Management in limestone landscapes: international perspectives. In: Denudation in Limestone Regions: a Symposium. Fagundo. Tys. Halle. Valdés J.. Ingeniería Hidráulica.Osnownyje uslowija razwitija karsta. Comments on the use of calcium hardness variability index in the study of carbonate aquifers with reference to the Central Pennines. (1984). D. (1991). Soc. Proc.S.N. 79: 19. Geotermia en Venezuela. J. y Pajón. Erga.R. Carbonate aquifers in Australia.I. Geol.. 1: 160-163. Fundación GEOS. Sydney. Determinación de la capacidad de disolución de las aguas kársticas durante un año hidrológico. Terjesen. Geol. Soc.J. M. S. (1951). Toronto.I. D. (1970). The interpretation of chemical water analysis by means of pattern.R. Chem. Phase boundary processes as rate determining steps in reaction between solids and liquids.E. London. Strengfield. W. J.I. An Introduction Emphasizing Chemical Equilibrium in natural water.L. J. Pinar del Río. landforms and climate in limestone regions. pp. The Geographical J. Dade Country. Maire. Ed. Ed. Am.J. Ann. Current karst processes in the polygonal karst in the Pan de Guajaibón Massif (Sierra del Rosario. Knapp. New York. Presses Universitaires de Bordeaux. Ternan. Denudation in Limestone Region: A Symposium. Valdés. pp.I. 135-144. J. Atkinson (1976). Ingeniería Hidráulica. .

Hydrology of Karstic Terrains Case History. (1973 b). Hydrology of Karstic Terrains Case History.D. Univ. Weisrock. pp. Investigation of Pollution of the karstic aquifer of the Mount Gambeer area in South Australia. T. 1:202-205.. J. (1979). 20: pp. A. and Pascale. Granada: 251-256. J. G. SAPHID. WATSPEC.L. Acta. Godsy. Provence 1985. Katowice.. Alterations in the chemistry of an industrial waste liquid injected into limestone near Pensacola. 58(301):236-244. S. 6 th Ed. White. T. Memory 12. Hemm. 10 (2): 306-315. y Fagundo. Revista CNIC Ciencias Biológicas. Sc. F. 277-287. Duchaufour. 53: 1 171. EE. Can. Role of solution kinetics in the development of karst aquifers.A. Assoc. Vinardell. Hydrochemical investigations in the Grondfjord region. A computer program for determining the equilibrium of aqueous solutions. sobre Hidrología de la región del Caribe.C. (1985). 46. La Habana. J. Variations climatiques et periodes de sedimentation carbonatees l' holocene-l' age des depots.N. Valdés.. Ed. In: Data Geochemistry.M. (1963). C. (1982). Cosmochim. y De la Cruz. Coloquio Int.R. Chemical composition of subsurface waters. Chemical evolution of the system calcite-gypsum-water. Statist. G. BATOMET. Geological Survey Professional Paper 400-F. J. Ed. Acta. I.(1973 a). Doyle. y Pulina. Weyl. Sistema automatizado para el control de las aguas cársicas afectadas por la intrusión marina mediante reconocimiento de patrones. 1: 217-221. (1977). Research report. D..M. pp. 1-4.Valdés J. The solution kinetics of calcite. E. The incongruent solution of dolomite. Geol. (1995). Cosmochim. 67. Wigley. 66: 163-176. In: Karst Hydrology. 22 (3): 7-8. British Geomorphological Research Group Technical Bulletin. (1989). (1991). J. Ward. J.R.. I.s. J. W. Vinardell. Alvarez. Vedy. A..UU.M. T. (1986). J.R. J. Veccholli. P.H. Waterhouse. Mediterranee. As. Relation entre le cycle du calcium el l' humification. E.A. and Waring. Mixing of carbonate waters.L.J. Rodríguez. Sistema automatizado para el procesamiento de datos hidrológicos. et Jacquin.G. (1958).K. Hierarchical grouping to optimize an objetive function. Geochim. Tolsen and F.H (1963). C. Geochim. Florida. Acta. Fagundo. Univ.M. En: El Karst y los Acuíferos Kársticos. 276: 1 665-1 668..L. Wallin.R.L. Realización de mapas hidrogeológicos con un programa general para gráficos en dos dimensiones. pp. White. T. Caracterización geomatemática de las aguas de la cuenca del río Cuyaguateje. J. (1977). 73: 1 397-1 402. (1984)... Amer. Yelamos. and Bjerle.E. y Fagundo. Cosmochim. 503-517.. et evolution des Paysages Holocene dans le domine Mediterraneen. pp.1 176. Plummer (1976). 1/2: 165-167. and L. Ejemplos y Métodos de Estudio. Hidrogeología (Granada) 9: 1-18. Wigley. M.J. Geochim.M. (1994). Slaski. Ehrlich. Wigley.L. J. Table Ronde sur Travertins l. E. J. . P. Rate models of limestone dissolution: A comparison. 40: 489-995. Earth Sci.G. Wigley. J. M.. J. J. (1984).

Edita: Grupo de Investigación Recursos Hídricos y Geología Ambiental ISBN: 84-921345-8-x .