Está en la página 1de 9

61

De Familias y Terapias 20:30 / Agosto 2011
R
e
v
i
s
t
a

d
e
l

I
n
s
t
i
t
u
t
o

C
h
i
l
e
n
o

d
e

T
e
r
a
p
i
a

F
a
m
i
l
i
a
r
Una intervención Multifamiliar Grupal para el
tratamiento del Déñcit Atencional:
Adaptación, aplicación y evaluación de un programa para el
tratamiento familiar grupal de niños con déñcit atencional,
Unique Minds Program, en el contexto sociocultural chileno
$PXOWLIDPLO\LQWJHUYHQWLRQIRUWKH$QWHQFLRQDO'H¿FLW'HVRUGHU
treatment: adaption, application and evaluation Program
for the Family Group of Children with ADD (Unique Mind
Program) in the chilean social cultural context
Ps. Mariarita Bertuzzi
*
mbertuzzi@uandes.cl
Ps. Loreto Castro
**
psicologaloretocastro@gmail.com
Ps. María José Sazie
***
mjsazie@miuandes.cl
Ps. Verónica Araneda
****
veroaraneda@gmail.com
RESUMEN. El TDAH es actualmente uno ae los trastornos mas prevalentes en
la eaaa escolar, afectanao entre un 3 y un 7º ae los niños. Un niño con este tras-
torno, presenta una serie ae aihcultaaes tanto en el ambito escolar como familiar,
que entorpecen su aesarrollo emocional, psicosocial y acaaemico. En este sentiao,
resulta fundamental poder ofrecer al niño y su familia un tipo de intervención que
no solo permita meforas en el ambito acaaemico, sino tambien en la esfera afectiva,
psicosocial y familiar. El modelo sistémico propone que el funcionamiento familiar
inciae en el aesarrollo inaiviaual, bafo esta perspectiva el trabafo con el niño y
la familia en el tratamiento para el TDAH facilitaria un clima ae colaboracion
creciente en la familia, tenaiente a favorecer el aesarrollo ae los talentos y habili-
aaaes ael niño, intervinienao en los patrones familiares aesaaaptativos. Estos, son
*
Mariarita Bertuzzi: Psicóloga Clínica, Universidad «La Sapienza Roma»; Acreditada como Especialista
en Psicoterapia y Supervisora Clinica, Sociedad Chilena de Psicologia Clinica; Magister (c) en Psicologia,
mención en investigación, Universidad de los Andes; Directora de Estudios, Escuela de Psicología Univer-
sidad de los Andes.
**
Loreto Castro: Psicóloga Clínica, Terapeuta Familiar y de Parejas. Docente Escuela de Psicología, Uni-
versidad de los Andes.
***
María José Sazié: Psicóloga, Universidad de los Andes.
****
Verónica Araneda: Psicóloga, Terapeuta Familiar.
62
De Familias y Terapias 20:30 / Agosto 2011
R
e
v
i
s
t
a

d
e
l

I
n
s
t
i
t
u
t
o

C
h
i
l
e
n
o

d
e

T
e
r
a
p
i
a

F
a
m
i
l
i
a
r
algunos ae los obfetivos ael Unique Mina Program, intervencion ae 8 sesiones para
niños con TDH y sus familias. Este programa se aaapto y se aplico en el contexto
sociocultural ae la ciuaaa ae Santiago en Chile. Obfetivo. Comparar la efectiviaaa,
en caso ae TDAH, ae un tratamiento multiaisciplinario formato por el «Unique
Minas Program» (en su version aaaptaaa a Chile) y por Metilfeniaato, con una
intervencion puramente farmacologica (Metilfeniaato). Metoaos y materiales. En
esta investigacion se utili:o una muestra pareaaa (aos grupos. activo y control),
que fue evaluaaa en tres momentos. antes ae la intervencion, ocho semanas aespues
ae la primera evaluacion (aespues ae la intervencion) y ocho meses aespues ae la
segunaa evaluacion (seguimiento). Los grupos fueron evaluaaos con las siguientes
escalas. a plos paares se les aplico CPRS-R «Conners Rating Scales-Revisea», SDQ-
Cas-Pa Cuestionario ae Capaciaaaes y Dihcultaaes para paares, SU/TU «Como
es SU familia/Como es TU familia» aplicaao la hgura parental, y a los niños se les
aplico. CDI, Inventario ae Depresion para Niños, RCMAS y la Escala ae Ansieaaa
Manihesta para Niños-Revisaaa. Los resultaaos fueron corregiaos manualmente,
posteriormente fueron trabafaaos con el programa estaaistico SPSS for Winaows.
Palabras clave: 1.Grupos ae tratamiento multifamiliar, 2.TDAH, 3.Unique Mina
Program, 4.Terapia Familiar, 5. Terapia Sistemica, 6. Tratamiento Combinaao,
ABSTRACT. Backgrouna. ADHD is at present one of the most prevalent ai-
soraers in school age, affecting between a 3 ana 7º of chilaren. A chila with this
aisoraer presents various aifhculties in his social or acaaemic sphere, which hinaer
his emotional, psychosocial ana acaaemic aevelopment. In this sense, it is essential
to offer the child and his family an intervention that not only allows improvements
in the acaaemic area, but also in the emotional, psychosocial ana family areas.
The systemic model proposes that family functioning has an impact in individual
aevelopment, unaer this perspective, working with the chila ana his family in the
treatment of ADHD woula proviae a climate of increasing collaboration in the
family, which tenas to facilitate the chilas aevelopment of his skills ana abilities,
modifying dysfunctional family patterns. These are some of the aims of the Unique
Mina Program, an 8-session intervention for chilaren ana their families. This pro-
gram was aaaptea ana was appliea in the socio-cultural context of Santiago, Chile.
Obfectives. comparing the effectiveness, in cases with ADHD, of a multiaisciplinary
treatment composea by the Unique Mina Program (in its version aaaptea to Chile)
ana Metilfeniaate, with a purely pharmacological intervention that consistea only
of Metilfeniaate. Methoas ana Materials. A matchea pairea sample was usea in this
investigation (two groups, active ana control) which was assessea in three moments.
before the intervention, eight weeks after the hrst assessment session (after the in-
tervention), ana eight months after the secona assessment (followup). The groups
were assessea with the following scales. for parents. CPRS-R «Conners Rating
Scales-Revisea», SDQs Strengths ana Difhculties Questionnaires for parents, SU/
TU Questionnaire «How is Your Family» ana appliea to chilaren, CDI Chilarens
Depression Inventory, Revisea Chilaren's Manifest Anxiety Scale. RCMAS. Results
were checkea manually, ana afterwaras analy:ea with SPSS for Winaows.
Keywords, 1.Multifamily therapy aiscussion group, 2.ADHD, 3.Unique Mina
Program, 4.Family Therapy, 5.Systemic Therapy, 6.Combinea Treatment
63
De Familias y Terapias 20:30 / Agosto 2011
R
e
v
i
s
t
a

d
e
l

I
n
s
t
i
t
u
t
o

C
h
i
l
e
n
o

d
e

T
e
r
a
p
i
a

F
a
m
i
l
i
a
r
INTRODUCCIÓN
El modelo sistémico asume que el
Iuncionamiento Iamiliar tiene infuencia
en el desarrollo individual y, a su vez, que
la familia tiene un profundo impacto en
los resultados a largo plazo, amplitud y
severidad de los problemas que los hijos
pueden presentar en su inIancia (Bailey,
2000 citado en Stern, 1999). Segun la vision
ecológica del desarrollo humano, propuesta
por BronIenbrenner (1975), en la Iamilia
se encuentran los recursos para resolver o
aliviar el sufrimiento individual. Asimismo,
el ambiente familiar puede ser entendido
como un elemento importante para el éxito
del tratamiento de un hijo.
En la terapia familiar, se han desarro-
llado algunos tipos de intervenciones, tales
como los Grupos de Discusión Multifami-
liar. Los objetivos de este tipo de terapia
Iamiliar, conjunta y multiple (Asen, 2002)
son el compartir información, favorecer un
proceso de educación -lo que ocurre simul-
táneamente entre las familias asistentes- y
generar un proceso de expresión emocional
y catarsis - lo que forma parte del proceso
interaccional entre las familias-. A través del
logro de dichos objetivos, la terapia multi-
familiar logra reducir la tensión familiar y
las disputas, junto con crear una atmósfera
de cooperación, apoyo y trabajo para los
niños y sus Iamilias (Asen, 2002). Los
«grupos de discusión multifamiliar» se han
utilizado en el tratamiento de distintos tipos
de trastornos, tales como la esquizofrenia
(Lacqueur et al, 1964, 1973; Anderson,
1983 & Mc Iarlane, 1982 citado en Asen,
2002) y trastornos de alimentacion (Scholz
& Asen, 2001; Dare and Eisler, 2000 citado
en Asen, 2002).
El diagnostico de trastorno por défcit
atencional, con o sin hiperactividad, es en
la actualidad uno de los más usuales en la
etapa escolar (Roizblatt; Bustamante & Ba-
cigalupo, 2003). Sus sintomas centrales son
la desatención, hiperactividad e impulsivi-
dad (APA, 2002). Su prevalencia en niños
de edad escolar se estima entre un 3 a 7 %,
si bien los datos varían dependiendo de la
naturaleza de la población estudiada y los
instrumentos de medicion utilizados (APA,
2002). En un estudio de campo realizado en
Chile con niños de primer año de enseñanza
básica del área Occidente de Santiago, se
concluyó una prevalencia de 6.2% para el
TDAH en esa poblacion especifca (Toledo
et al, 1997 citado en Roizblatt y otros, 2003,
Sandoval, 2009). Las distintas prevalencias
halladas en las culturas occidentales se
explican, segun el DSM-IV-TR (2002),
por prácticas diagnósticas diferentes en
cada pais y no porque el cuadro difera en
su presentacion clinica (APA, 2002). Res-
pecto a la presencia por género sexual, es
más frecuente en hombres que en mujeres,
en proporción que varía entre 2:1 y 9:1,
dependiendo de si se trata de población
general o clinica (APA, 2002).
En cuanto a los tratamientos, Carr (2000ª
citado en Bjornstad & Montgomery, 2005)
hizo una revisión no sistemática sobre la
terapia familiar y su efectividad para el tra-
tamiento del TDAH, concluyendo que esta
es efectiva al momento de ayudar a los pa-
dres a entender y enIrentar las difcultades
de sus hijos, disminuir el estrés familiar y
mejorar los aspectos estructurales, como la
jerarquía intergeneracional, reglas, rutinas
y comunicacion. Horn,1991 (en Bjornstad
& Montgomery, 2005) plantea que la tera-
pia familiar, unida al uso del placebo, es
signifcativamente mas eIectiva en reducir
los síntomas del TDAH, en el contexto de
la sala de clase, que la exclusiva administra-
ción de medicación placebo. Por otra parte,
Roizblatt y otros (2003) afrman que las
técnicas cognitivo-conductuales y la tera-
pia sistémica tendrían efectos sobre la baja
autoestima y el control de la impulsividad,
favoreciendo el aprendizaje de destrezas
resolutorias de problemas y la disponibi-
lidad de nuevos repertorios para enfrentar
confictos en las relaciones, lo que mejora
64
De Familias y Terapias 20:30 / Agosto 2011
R
e
v
i
s
t
a

d
e
l

I
n
s
t
i
t
u
t
o

C
h
i
l
e
n
o

d
e

T
e
r
a
p
i
a

F
a
m
i
l
i
a
r
la calidad de vida del paciente tanto a nivel
familiar como laboral.
Por lo anteriormente descrito, se cree
importante explorar cómo la familia puede
contribuir a la mejoría del niño con sínto-
mas de TDAH a través del Unique Minds
Program, una Intervención Multifamiliar
Grupal dirigida a un grupo de niños diag-
nosticados con TDAH y sus respectivas
familias.
El Unique Minas Programfue elaborado
por Marcia Stern y el Ackerman Institute for
The Family de Nueva York (1999). Se trata
de un programa de tratamiento sistémico
grupal destinado a familias con un miem-
bro (menor de edad) que padezca TDAH o
problemas de aprendizaje. Su aplicación se
realiza en conjunto con tratamiento médico
Iarmacologico (MetilIenidato) y es llevado
a cabo por psicólogos u otros profesionales
de la salud, educadores y orientadores ca-
pacitados para este fn. Su caracter fexible
permite llevarlo a cabo en el ambiente esco-
lar, en centros de salud mental y consultas
particulares.
Se procede formando un «Grupo de Dis-
cusion MultiIamiliar» (GDMF), compuesto
entre cuatro a seis familias completas, cada
una con un miembro con TDAH, conside-
rando que todos los niños afectados por el
trastorno deben encontrarse en un mismo
rango etario. De esta manera, se pretende
fomentar la ayuda mutua entre familias y la
posibilidad de compartir experiencias posi-
tivas y negativas. La duración del programa
es de 8 sesiones, con frecuencia semanal
de una hora y media cada una. Cada sesión
es estructurada y se trabaja por medio del
empleo de estrategias psicoeducativas,
actividades que incluyen uso de material
didáctico, ejercicios vivenciales, discusión
de grupos grandes y pequeños, juegos, acti-
vidades artísticas, presentaciones en video,
entrega de Iolletos - al fnalizar cada sesion
- y tareas - al término de algunas sesiones
- que consisten en pedir a los integrantes
pensar u observar algún aspecto de su pro-
pio funcionamiento y/o del funcionamiento
de sus hijos (Stern, 1999). Los objetivos
centrales de este programa son:
· Ayudar a que los niños y sus fa-
milias entiendan las dificultades
(diIerencias) de aprendizaje;
· Informar los padres acerca de cómo
construir la autoestima de sus hijos
y motivarlos a enfrentarse al difícil
desafío que la escuela representa
para ellos;
· Motivar a los niños (con la ayuda de
sus Iamilias) a asumir la responsa-
bilidad de entender sus diferencias
en el aprendizaje y buscar la ayuda
apropiada en la escuela;
· Ayudar a los niños a que identif-
quen y celebren sus fortalezas y su
singularidad.
En otras palabras, se busca facilitar un
clima de colaboración creciente y ayuda
mutua entre niños con dificultades de
aprendizaje, sus familias y el personal de la
escuela; mostrar y resaltar ante los grupos
familiares las habilidades, talentos y forta-
lezas únicas de cada niño que contribuyen
a una vida exitosa; incentivar a descubrir
los distintos modos de aprender que ca-
racterizan a esos menores; intervenir sobre
los patrones relacionales desadaptativos y
desarrollar nuevas habilidades individuales
y Iamiliares para la resolucion de confic-
tos. Se hipotetiza que este programa pueda
constituir una intervención psicosocial ade-
cuada para potenciar la resiliencia familiar
(Walsh, 1998) minimizando el impacto
disociador del TDAH en su dinámica. Este
proveería a las familias de un marco de ayu-
da externa para enIrentar sus difcultades,
trabajando sobre los sistemas de creencias
erroneos en torno a los niños y su difcultad
y, fnalmente, guiando el grupo Iamiliar a
buscar una nueva forma de estructurarse
ante el problema.
Debido a la escasez de programas in-
65
De Familias y Terapias 20:30 / Agosto 2011
R
e
v
i
s
t
a

d
e
l

I
n
s
t
i
t
u
t
o

C
h
i
l
e
n
o

d
e

T
e
r
a
p
i
a

F
a
m
i
l
i
a
r
terdisciplinarios para el tratamiento del
TDAH, su alta prevalencia y continuidad
a lo largo de las distintas etapas del desa-
rrollo, alta comorbilidad, gran importancia
de los sintomas asociados y signifcativo
deterioro que su mal manejo ocasiona en
los distintos ámbitos del desempeño del
niño, incluido el contexto familiar y social
en general, se estima muy relevante contar
con resultados respecto a la efectividad de
tratamientos para este tipo de intervencio-
nes. A partir de esto cabe preguntarse por la
efectividad de la adaptación al contexto cul-
tural chileno de una intervención diseñada
en el Ackerman Institute por Marcia Stern
en el año 1999, el «Unique Mind Program».
El objetivo de esta investigación es com-
parar la efectividad de dos tratamientos para
el TDAH. El primero, que tiene como carac-
terística ser multidisciplinario formado por
el «Unique Minds Program» (en su version
adaptada a Chile) y que se emplea combina-
do con la administración de Metilfenidato;
con el segundo, una intervención puramente
Iarmacologica (MetilIenidato). La hipotesis
planteada para esta investigación es que la
aplicación del Unique Minds Program en
niños medicados para el TDAH benefciara
el funcionamiento familiar y disminuirá
los síntomas centrales y síntomas asocia-
dos tales como los ansiosos, depresivos
y conductuales, de Iorma signifcativa en
comparación con quienes solo recibieron
un tratamiento farmacológico.
Por último, esta investigación pretende
derivar en un manual adaptado y validado
del programa que sea un aporte al ejercicio
de los psicólogos clínicos infanto-juveniles
de orientación sistémica en Chile.
MATERIAL Y MÉTODO
Se empleó una muestra pareada, grupo
activo y grupo control, cada una conforma-
da por 14 niños/as entre 6 y 12 años con
diagnóstico de TDAH, con o sin hiperac-
tividad, en tratamiento con Metilfenidato
y sus familias. La muestra fue obtenida a
partir de la población clínica atendida en el
Cosam de Recoleta y en el Centro de Salud
Policlínico «El Salto» entre mayo 2007 y
mayo 2009.
Los 14 casos del grupo activo partici-
paron en dos grupos de discusión multi-
familiar. Los 14 casos del grupo control
se obtuvieron pareando a cada sujeto en
tratamiento por TDAH con Metilfenidato,
1 a 1 con las caracteristicas sociodemograf-
cas equivalentes (tipo de diagnostico, edad,
condiciones socioeconomicas y sexo), con
aquellos del grupo activo entre la pobla-
ción consultante de los mismos centros. Se
obtuvo consentimiento informado de todos
los participantes.
INSTRUMENTOS Y ANÁLISIS DE DATOS
Se realizó evaluación diagnóstica psi-
quiatrica (entrevista DSM IV) y Iamiliar.
Los participantes fueron evaluados en tres
oportunidades; antes de la aplicación de la
intervencion (Momento 1), al fnalizar la
intervencion (Momento 2) y en un segui-
miento luego de 8 meses de fnalizada la in-
tervencion (Momento 3). Los instrumentos
de medición usados fueron; CPRS-R «Con-
ners Rating Scales-Revised», SDQ-Cas-Pa
Cuestionario de Capacidades y Difcultades
para padres, SU/TU «Cómo es SU familia/
Como es TU Iamilia» aplicado a la fgura
parental, CDI Inventario de Depresión para
Niños, RCMAS Escala de Ansiedad Mani-
festa para Niños-Revisada.
A la muestra pareada se le aplicaron
las mismas escalas en los mismos tiem-
pos (M1, M2, M3). Los resultados Iueron
corregidos manualmente y analizados con
SPSS 15.0. Se compararon las puntuaciones
entre muestras independientes mediante los
siguientes estadísticos, U Mann Whitney
66
De Familias y Terapias 20:30 / Agosto 2011
R
e
v
i
s
t
a

d
e
l

I
n
s
t
i
t
u
t
o

C
h
i
l
e
n
o

d
e

T
e
r
a
p
i
a

F
a
m
i
l
i
a
r
con un p 0,05. Se usó Wilcoxon para mues-
tras relacionadas para ver las diferencias
intragrupo en los momentos 1 y 2.
RESULTADOS
En la Tabla 1 se presentan las caracterís-
ticas sociodemografcas de ambos grupos,
activo y control. No se observaron diferen-
cias signifcativas.
Tabla 1: Comparación de muestras parea-
das, datos sociodemográñcos
PROME-
DIOS GRU-
PO ACTIVO
PROME-
DIOS GRU-
PO CON-
TROL
EDAD 9,1 9,2
Peso en kgs 35,0 33,8
Nº Hermanos 1,9 2,3
Nº Personas que
viven en lacasa
5,4 5,3
Edad Madre 35,5 33,8
Edad Padre 37,1 36,5
En la tabla 2 se destaca que el TDAH
Mixto fue el diagnóstico con mayor pre-
valencia.
Tabla 2: Diagnósticos Grupo activo
y control.
Diagnóstico
Grupo
activo
Grupo con-
trol
TDAH D 29% 29%
TDAH H/I 14% 14%
TDAH Mixto 57% 57%
Total N (14) 100% 100%
Al realizar comparaciones entre grupos
activo y control, a partir de los resultados
se observa que no hay diIerencias signif-
cativas entre el Momento 1 de los grupo
activo y control. Al comparar las diferencias
entre el grupo activo y control se observa
que en las variables de Búsqueda de apo-
yo proIesional (TUSU), Preocupacion e
Hipersensibilidad y Puntuación Total RC-
MAS y Ansiedad y Timidez del Conners
se obtienen diIerencias signifcativas en el
Momento 2, las cuales no estaban presentes
en el Momento 1 (Tabla 3).
Tabla 3:Diferencias signiñcativas en la
Comparación Grupo Activo y Control tra-
vés de U Mann Whitney
Variable M1 M2
TUSU Búsque-
da de apoyo
Profesional
0,308
Media GA
6,6
Media GC
5,6
0,022*
Media GA 7
Media GC
4,7
RCMAS – Pre-
ocupación/
Hipersensibi-
lidad
0,099
Media GA5,9
Media GC
7,6
0,013*
Media GA
5,1
Media GC
7,6
RCMAS – Total
0,134
Media GA
13,4
Media GC
16,8
0,027*
Media GA
13,2
Media GC
18,5
CRS - Ansie-
dad/timidez
0,298
Media GA
5,9
Media GC
7,5
0,010*
Media GA
5,6
Media GC
8,9
Al comparar a cada grupo consigo mis-
mo, se encontraron diIerencias signifcati-
vas en la variable Anhedonia en el grupo
Activo entre el momento 1 y 2 (Tabla 4). En
la Tabla 5 se aprecia que en el grupo activo
se obtuvieron mejorías en el momento 2
en las variables Iamiliares Redefnicion de
Problemas y Rutinas Familiares, aún cuan-
do ellas no resultaron signifcativas. No se
evidenciaron diIerencias signifcativas al
realizar comparaciones entre el momento
1 y 2 del grupo control.
67
De Familias y Terapias 20:30 / Agosto 2011
R
e
v
i
s
t
a

d
e
l

I
n
s
t
i
t
u
t
o

C
h
i
l
e
n
o

d
e

T
e
r
a
p
i
a

F
a
m
i
l
i
a
r
Tabla 4 Diferencias Signiñcativa Compara-
ción Intragrupo activo M1 y M2
Comparación Variables Intragru-
po activo con diferencia signif-
cativa entre M1 y M2
Signifcancia
Prueba de
Wilcoxon
CDI - Anhedonia 0,46
Tabla 5 Diferencias Casi Signiñcativa Va-
riables Familiares Comparación Intragru-
po activo M1 y M2
Lista de variables familia-
res que mejoraron entre
M1 y M2
TUSU - Redefnición de
problemas
* casi signifcativa
TUSU - Rutinas Fami-
liares
* casi signifcativa
DISCUSIÓN
Los niños y sus familias fueron evalua-
dos a través de las escalas TUSU, Escala
de Conners, Escala RCMAS; Cuestionarios
CDI y SDQ Padres. En el grupo activo y
control en el momento 2 (después de la
intervencion), se observaron diIerencias
signifcativas en las siguientes variables:
1. TUSU - Búsqueda apoyo profesio-
nal, el que aumentó en el Grupo Activo y
disminuyo en el grupo control (p. 0, 022);
2. RCMAS - Preocupación/hipersensibi-
lidad, la cual disminuyó en el grupo activo
y control en el momento 2 (p 0,013);
3. RCMAS – Total disminuyó en grupo
activo (p 0,027);
4. CRS - Ansiedad/timidez disminuyó
en grupo activo y aumentó en grupo control
(p 0,010*);
En las variables del Funcionamiento Fa-
miliar se observó una ausencia de diferencia
entre GA y GC en el momento 1. No se ob-
servaron diIerencias signifcativas respecto
del funcionamiento familiar evaluado en el
momento 2, pero se observa una tendencia
a mejorar en sus puntuaciones.
En la comparación intragrupo se observa
que en el Grupo Activo existe un efecto
Iavorable casi signifcativo en las variables
«Redefnicion de Problemas» y «Rutinas
Familiares».
En relación a los síntomas centrales del
défcit atencional no se encontraron diIeren-
cias signifcativas en el momento 1 y 2 al
realizar comparaciones intra o intergrupo.
Las prevalencias del trastorno en nuestra
muestras son similares a las encontradas
en estudios en poblacion general (De la
Barra, 2005).
En los síntomas ansiosos, depresivos
y conductuales se observaron diferencias
signifcativas en las variables evaluadas
por la escala de Conners, en Ansiedad y
Timidez, y en el RCMAS, en Preocupación
e Hipersensibilidad, en el sentido de una
disminución de la sintomatología en el gru-
po activo y un mantenimiento o empeora-
miento del grupo control. Un resultado que
se muestra aparentemente contradictorio a
la hipótesis alternativa es que la variable del
CDI Anhedonia presenta un aumento en el
grupo activo en el momento 2.
El programa de discusión grupal multi-
familiar ha permitido mejorar en la variable
de Búsqueda de apoyo profesional, en Ruti-
nas Familiares y Redefnicion de problemas,
e integra, a lo largo de sus ochos sesiones,
intervenciones que permiten mejorar las
dimensiones del funcionamiento familiar,
conforme con lo descrito en estudios sobre
la efectividad de la terapia familiar para
el tratamiento del TDAH (Carr, 2002).
Las intervenciones sobre los componentes
conductuales cobran mayor importancia al
tener un impacto sobre las Rutinas familia-
res, dado que se aplica sobre una muestra
de alto riesgo, con niños y familias de es-
casos recursos intelectuales y emocionales
para armar estrategias compensatorias, y el
taller cumple la función de dirigir y guiar el
proceso de armar y aplicar estas estrategias
68
De Familias y Terapias 20:30 / Agosto 2011
R
e
v
i
s
t
a

d
e
l

I
n
s
t
i
t
u
t
o

C
h
i
l
e
n
o

d
e

T
e
r
a
p
i
a

F
a
m
i
l
i
a
r
(Boestch, 2003, Stern, 1999, 2002). La me-
joria en la variable del TUSU Redefnicion
de Problemas se relaciona con los objetivos
del taller Unique Mind, donde se reformu-
lan las difcultades de aprendizajes como
diferencias en el aprendizaje, se rescatan
las fortalezas del menor y su familia, se
entregan herramientas para desarrollar es-
trategias de enfrentamiento y resolución de
problemas, fomenta la relación cooperativa
con otros sistemas y empodera a la familia
entre otros (Stern, 1999, 2002). Dentro de
los resultados que llaman la atención, se
observa que la Anhedonia aumentó en el
grupo activo lo que se puede relacionar
con el hecho que al redefnir problemas
se observan o aparecen otros aspectos que
antes estaban invisibles.
A pesar de los logros obtenidos, se
piensa que la infuencia sobre las variables
familiares fue modesta, dado el contexto
de vulnerabilidad y multiproblema que
envuelve a las familias de la muestra. Esta
caracteristica de multiproblema difculta
que esta intervención de tan solo una hora y
media semanal produzca cambios mayores
en sistemas tan complejos (Gomez, 2007).
Las investigaciones sobre este tipo de fami-
lias requieren de una intervención de mayor
complejidad a nivel sistémico abarcando
distintos niveles, y con mayor coordinación
entre los proIesionales (Gomez, 2007).
Dentro de las consideraciones meto-
dológicas del estudio cabe destacar que el
tamaño de la muestra es muy pequeño, por
lo que creemos que es importante seguir
haciendo más aplicaciones del taller en
diferentes contextos, escuelas, práctica
privada, y consultorios. De los instru-
mentos de recogida de datos creemos que
se podría integrar otros cuestionarios de
funcionamiento familiar como el FACES
IV o integrar metodologías cualitativas, es
decir entrevistas en profundidad después de
fnalizado el taller, para poder compensar
la deseabilidad social que se observa en los
resultados de las escalas individuales.
Además sería interesante evaluar el ta-
maño del impacto en una muestra de tamaño
mayor, considerando la adherencia y asis-
tencia al tratamiento, y el cumplimiento de
tareas o directivas para realizar en el hogar
(Gomez, 2007).
Una de las modifcaciones que pudiese
realizarse al diseño de investigación es
comparar muestras relacionadas (intra
grupo activo) con un tamaño mayor, dado
la difcultad que implica contar con mues-
tras control. Además pensamos que se
pudiese poner en práctica en grupos menos
vulnerables, donde se excluya la variable
multiproblema que poseen estas familias.
También es posible pensar que el contexto
donde estemos, consultorio, universidad,
sistema de salud, coactivo o no coactivo
puede infuir en la eIectividad de nuestros
resultados (Bertrando, 2010). Desde mira-
das constructivistas seria interesante poder
acercarse a responder qué fue lo más signi-
fcativo para nuestros consultantes.
Pensamos que este modelo de interven-
ción puede agregar la intensidad de la ex-
periencia que es producida al estar delante
de los miembros de la misma familia y de la
infuencia producida por la interaccion con
las otras Iamilias en los grupos (Ponciano,
2009, 2010). En este tipo de intervencion
los terapeutas ocupan un rol mucho menos
central que en otro tipo de terapias familia-
res. Los terapeutas se pueden permitir ser
móviles, moviéndose desde una familia a
otra, pensando mientras se mueven, con
el conocimiento de que ellos son co- tera-
peutas con las Iamilias (Stevens et al, 1983
citado en Asen, 2002). Las Iamilias son
consultantes de otras familias, están ahí para
ayudarse unas a otras. Los terapeutas actúan
como catalizadores, generando interaccio-
nes entre las familias quienes hacen mucho
del trabajo por si mismas (Asen, 2002).
69
De Familias y Terapias 20:30 / Agosto 2011
R
e
v
i
s
t
a

d
e
l

I
n
s
t
i
t
u
t
o

C
h
i
l
e
n
o

d
e

T
e
r
a
p
i
a

F
a
m
i
l
i
a
r
REFERENCIAS
APA. (2002). DSM-IV-TR: Manual diag-
nóstico y estadístico de los trastornos
mentales. Barcelona: Masson S.A.
Asen, E. (2002), Multiple Iamily thera-
py: an overview. Journal of Family
Therapy, 24, 3–16. doi: 10.1111/1467-
6427.00197
Bertrando, P. (2010), Seminario «Interven-
ciones Sistémicas en casos complejos»
en Escuela de Psicología Pontificia
Universidad Católica de Valparaíso, 7
y 8 Octubre.
Bjornstad, GJ; Montgomery, P. Family
therapy for attention-deficit disorder
or attention defcit/hyperactivity dis-
order in children and adolescents. Co-
chrane Database of Systematic Reviews
2005; 2. Art. No.. CD005042. DOI.
10.1002/14651858. CD005042.pub2.
Boestch, T., Decálogo para saber qué hacer,
como terapeutas, cuando estamos frente
a un niño (Iamilia) con un trastorno de
aprendizaje. (2003). De Familias y Te-
rapias, 17, 21-22.
BronIenbrenner, U. (1975). Reality and
research in the ecology of the human
development». Proceeaings of the
American Philosophical Society, 119,
439-469.
Carr, A. (2009) The eIIectiveness oI Iamily
therapy and systemic interventions for
child-focused problems, Journal of Fam-
ily Therapy (2009) 31: 345, 0163-4445
(print); 1467-6427 (online)
De la Barra, F; (2005), Actualizacion en el
diagnóstico y tratamiento del trastorno
de défcit atencional / hiperactividad,
Rev. Med. Clin. Condes; 16(4): 242
50,
Gomez, E. (2007), Familias Multiproble-
máticas y en Riesgo Social: Caracterís-
ticas e Intervención, PSYKHE, Vol.16,
Nº 2, 43-54
Lemmens, G. M., Wauters, S., Heireman,
M., Eisler, I., Lietaer, G. and Sabbe,
B. (2003), Benefcial Iactors in Iamily
discussion groups of a psychiatric day
clinic: perceptions by the therapeutic
team and the families of the therapeutic
process. Journal of Family Therapy, 25:
41–63. doi: 10.1111/1467-6427.00234
Lemmens, G. M. D., Eisler, I., Dierick,
P., Lietaer, G. and Demyttenaere, K.
(2009). Therapeutic Iactors in a systemic
multi-family group treatment for major
depression: patients’ and partners’ per-
spectives. Journal of Family Therapy,
31: 250–269. doi: 10.1111/j.1467-
6427.2009.00465.x
Ponciano, ELT; Cavalcanti, MT; Feres-Car-
neiro, T. (2010). Observing multiIamily
groups in a psychiatric institution. Rev
Psiq Clin, 37 (2), 43-7.
Ponciano, ELT; Cavalcanti, MT; Feres-Car-
neiro, T. (2009). Cuidando das Iamilias:
uma tarefa de psicologos e psiquiatras
no IPUB/UFRJ. Rev Psiquiatr Rio Ga.
Sul, 31(1), 32-9.
Roizblatt, A; Bustamante, F; Bacigalupo, F.
(2003). Trastorno por défcit atencional
con hiperactividad en adultos [Versión
electrónica]. Rev. Mea. Chile, 131 (10),
1195-1201.
Sandoval, A; Acosta, N.; (2009) EnIrenta-
miento terapéutico del trastorno por
déficit atencional en una población
infantil escolar perteneciente a la Re-
gión Metropolitana de Chile, Rev. Chil.
Neuro-Psiquiat; 47 (1): 34-42
Stern, M. (1999), Unique Mind Program,
Manual and Video, Ackerman Institute,
Norton Co.
Stern, M. (2002), Child-Friendly Therapy:
Biopsychosocial Innovations for Chil-
dren and Families. Norton and Co, ISBN
978-0-393-70355-9
Walsh, F. (1998). El concepto de resiliencia
familiar: crisis y desafío. Sistemas Fa-
miliares, 14 (1), 11-29.