Está en la página 1de 10

La existencia del mundo.

Una introducción a la ontología Reinhardt Grossmann

EXTRANJERO – Parecería que hay entre ellos un combate de gigantes a causa de sus disputas mutuas sobre la realidad. TEETETO - ¿Cómo? EXTRANJERO – Unos arrastran todo desde el cielo y lo invisible hacia la tierra, abrazando toscamente con las manos piedras y árboles. Aferrándose a estas cosas, sostienen que sólo existe lo que ofrece resistencia y cierto contacto; definen como idénticos la realidad y el cuerpo, y si alguien afirma que algo no tiene cuerpo, existe, ellos lo desprecian por completo y no quieren escuchar ninguna otra cosa. TEETETO – Has hablado de gente terrible; también yo, en efecto, los he podido encontrar. EXTRANJERO – Es por ello por lo que quienes se les oponen se defienden muy discretamente desde cierto lugar elevado e invisible, sosteniendo vehementemente que la verdadera realidad consiste en ciertas formas inteligibles e incorpóreas. Desmenuzando en pequeños fragmentos sus razonamientos tanto los cuerpos de aquéllos como la verdad de que ellos hablan, sostienen que eso no es la realidad, sino apenas un cierto devenir fluctuante. Entre unos y otros se lleva a cabo un combate interminable sobre estas cosas, Teeteto. (Platón, Sofista, 246a-c)

Capítulo I El descubrimiento del mundo: el ser atemporal La naturaleza de la clasificación La ontología formula y trata de responder dos preguntas relacionadas. ¿Cuáles son las categorías del mundo? Y ¿cuáles son las leyes que gobiernan esas categorías? En química -por comparar- buscamos los elementos químicos y las leyes químicas; en física, las partículas elementales y sus leyes. Las categorías son para la ontología lo que esos bloques de construcción básicos del universo son para las ciencias naturales. Pero la ontología no es una ciencia entre las ciencias. Su ámbito es más amplio que el de cualquiera de las ciencias. Y su punto de vista es totalmente distinto al de éstas. Para ver cómo difiere la ontología de la ciencia, primero tenemos que comprender la noción de una categoría. Nuestra primera pregunta es, por lo tanto, ¿qué es una categoría?

son categorizadas. Algunas cosas individuales –¡algunas muy pequeñas!. cosas individuales y propiedades de cosas individuales. por ejemplo. sino cosas en general –lo que he llamado “existentes” o “entidades”. el aire. sino por propiedades bastante diferentes. Los casos del aire y la tierra no son intuitivamente tan claros. la respuesta aceptada era que el aire. por el otro. reptiles. Estas son. Todo aquello que sea caliente. entonces. claro está. es fría. hidrógeno. por ser húmeda. por ser fría. positrones.Capítulo I – El descubrimiento del mundo: el ser atemporal Filósofos griegos. La última vez que ojeé un libro de química había 106 elementos. el fuego es caliente. tierra. dos tipos de entidad (existente). a saber. y el Sol que veo brillar a través de la ventana. por el otro. Las ballenas. hablaremos de “categorización”. por un lado. por ejemplo. propusieron la teoría de que todo está hecho a partir de los cuatro elementos. El principio de clasificación de los elementos. Y así pueden seguir los ejemplos. animales. el agua. es un gas a temperaturas normales. simplista como pueda parecernos hoy en día. Otras como hierro. no se clasifican como peces. estamos lidiando de hecho con una teoría química. oxígeno. como recién hemos señalado. y sus propiedades. o lo que sea. o trozos individuales de oro o hierro. El hidrógeno. etc. Sabemos que hay al menos dos categorías. pero se licua con temperaturas más bajas. por un lado. En vista de distinguir esta clasificación de todas las otras. etc. “categorías”. Alguien debe de haberse dado cuenta de que el fundamento de todas las clasificaciones de cosas individuales.son clasificadas como electrones. etc. la silla en la que estoy sentado. y la tierra. Este principio tampoco está restringido a la química. y sus propiedades. Cualquier clasificación de cosas individuales. y tiene una cierta densidad para una temperatura y presión dadas. es el mismo que aquel de los tiempos de Empédocles: Las cosas se distinguen unas de otras por medio de las propiedades que tienen. neutrones. Para distinguir esta clasificación fundamental de aquellas que se construyen sobre ella hablo de categorización. todavía. esto es. un pelo en mi cabeza. ya sean elementos químicos.en los dos grupos de cosas individuales y propiedades de cosas individuales. descansa en una distinción entre estas cosas individuales. Estos cuatro tipos básicos de cosa se combinan en diferentes proporciones para hacer. plantas. Primero. y todo lo que es húmedo es una cantidad de agua. Los tipos de cosa que distingue la categorización son llamados. en razón de la propiedad de dar a luz bebes ballena vivos. a saber. Pero también podemos clasificar no ya cosas individuales. Otras. es seco. personas. diremos. los cuatro elementos son distinguidos por las propiedades características que se dice que tienen: el fuego. como mamíferos. Pero dado que estos filósofos también pensaban que esos cuatro elementos formaban opuestos. la distinción entre estas cosas y sus propiedades. Toda clasificación “ordinaria” descansa sobre esta clasificación más fundamental de las cosas en individuos y sus propiedades. aves. por ser caliente. Es una clasificación de cualquier tipo de existente. por ser seco. sino como mamíferos. Y segundo. es también una clasificación. y que la tierra. partículas elementales. clasificaciones de cosas individuales por medio de sus propiedades. Llamémoslo “el principio de clasificación”. fuego y aire. ¿Cómo se distinguen estos elementos unos de otros? Bueno. como Empédocles (siglo quinto AC). todo aquello que tenga esta propiedad. por ejemplo. agua. en tanto opuesto al agua. Estos elementos no se distinguían unos de otros por propiedades como calor o humedad. en tanto opuesta al fuego. Pero no es una clasificación de cosas individuales – cantidades individuales de agua o tierra. a saber. y el agua húmeda. en cosas individuales. Al margen de lo que hoy podamos pensar de esta pieza rudimentaria de especulación química.sino de entidades en general. La química ha recorrido un largo camino desde los tiempos de Empédocles. dos cosas saltan a la vista. Las entidades. empero. es fuego. Divide todo lo que hay en dos grandes grupos de existentes. Pero esta 2 .

para adquirir la propiedad de ser una forma. el matiz en cuestión podría dejar de ser un color. a diferencia de las cosas individuales. Tiene la propiedad de ser un color. cuando todavía no estaba madura. de las cosas que ahora mismo mencionábamos. que habla por Platón. o nada? -Lo decimos. ahora es roja. ahora es roja. Tan pronto como lo ponemos de este modo vemos que el color no puede cambiar. lo igual en sí mismo. Consideremos una manzana comprada ayer y guardada en mi heladera. por descontado. Permítanme citar dos pasajes del Fedón de Platón. No utilizó estos términos. el color de la manzana puede cambiar: primero la manzana era verde. no un cambio en el color rojo mismo. No me refiero a un madero igual a otro madero ni a una piedra con otra piedra ni a ninguna cosa de esa clase. Un mes atrás. hemos obtenido ese conocimiento? ¿No. Por ejemplo. de ser un color a ser una forma. Pero consideremos ahora un cierto tono de color. afirma que el alma es inmortal y conoce las cosas antes de nuestro nacimiento. podría dejar de tener esta propiedad. que las cosas individuales se distinguen de las propiedades por el hecho de que las primeras -pero no las segundaspueden cambiar. en los que él hace la distinción entre cosas individuales y sus propiedades. de las propiedades de cosas individuales? Es a esta pregunta a la que otro filósofo griego dio la respuesta más increíble. ¿Acaso cambia alguna vez este matiz de rojo? No veo de que manera lo hace o siquiera le fuera posible hacerlo. Para cambiar podría reemplazar esta propiedad de ser un color por otra. pero su concepción viene a ser lo mismo.Capítulo I – El descubrimiento del mundo: el ser atemporal categorización invita inmediatamente a formular una pregunta importante: puesto que toda clasificación descansa sobre el principio de clasificación. -¿De dónde. de ser verde a ser roja. Distinguió entre dos reinos: el de las cosas individuales cambiantes y el de las propiedades inalterables. Sócrates compara a las cosas iguales con la propiedad de la igualdad. ¿Decimos que eso es algo. Este matiz de rojo no podría cambiar. que subsiste al margen de todos esos objetos. sino a algo distinto. y tenemos que preguntar. ¡por Zeus! -dijo Simmias-. Su tamaño ha cambiado desde entonces. de haber visto 3 . ¿Cómo sería cambiar para un matiz de rojo? Bueno. además. y de manera rotunda. También ha cambiado su color: hace un tiempo. ¿qué propiedad (o propiedades) distinguen a las dos categorías de cosa individual y propiedad de cosa individual? ¿En qué modo difieren las cosas individuales. Los dos reinos de Platón Platón (alrededor del 427-347 AC) hizo de la distinción entra cosas individuales y sus propiedades la piedra angular de su filosofía.si esto es de este modo. un cierto matiz de rojo que la manzana tiene justamente ahora. Para sostener su caso. nuestra categorización debe reposar sobre este principio. y procede a afirmar que el alma conoce la propiedad antes del nacimiento: -Examina ya -dijo él. tal como la manzana cambió. -¿Es que. Decimos que existe algo igual. El contexto del primer pasaje es este: Sócrates. Aquí tenemos una cosa individual cambiante. Pero este es un cambio en el color de la manzana. a saber. era verde. poco más o menos. era mucho más pequeña de lo que es ahora. en general. y en los que afirma que las propiedades. este matiz particular de rojo es un color. sabemos lo que es? -Desde luego que sí -repuso él. Por supuesto. no cambian. entonces.

y a otro no? -En efecto. 74a-c) Aquí el ejemplo de Platón es la “propiedad” de la igualdad. o. lo que cada cosa es en realidad. Esto significa que en un tiempo es verde. Parece que no sólo sostuvo que las cosas individuales son temporales. o de todas aquellas que son homónimas con las de antes? ¿Acaso se mantienen idénticas. mientras que todas las propiedades son atemporales. En la próxima cita. ¿debe sufrir el cambio? Platón parece haber pensado de ese modo. la propiedad de la igualdad. debemos considerar la naturaleza del cambio. o la igualdad aparecerá como desigualdad? -Nunca jamás. así pasa. El cambio presupone. a su vez -dijo Cebes-. o a partir de ésas cosas lo hemos intuido. en una palabra. lo bello en sí. sino también que las propiedades deben ser atemporales. Sócrates. -Por lo tanto. no es lo mismo -dijo él. no están en el tiempo. -De ningún modo a mí me lo parece. Deben ser. temporales. que exista en el tiempo. y claramente distingue entre cosas iguales e “igualdad abstracta”.Capítulo I – El descubrimiento del mundo: el ser atemporal maderos o piedras o algunos otros objetos iguales. La manzana de nuestro anterior ejemplo cambió su color. ¿Acaso piedras que son iguales y leños que son los mismos no le parecen algunas veces a uno iguales. Se sigue que todas las cosas individuales deben existir en el tiempo. ni son iguales a sí mismas.esas cosas iguales y lo igual en si. que una cosa perdure en el tiempo. Sócrates. se mantiene idéntico y en las mismas condiciones. Sólo es posible el cambio para las cosas que existen en el tiempo. de ser verde a ser roja. (Fedón. ni unas a otras nunca ni. y nunca en ninguna parte y de ningún modo acepta variación alguna? -Es necesario -dijo Cebes. pues. Asumiré que Platón está en lo correcto: Todas las cosas individuales son temporales. Sócrates. lo ente. 4 . no existen en el tiempo. como diré para abreviar. mientras que en otro tiempo (posterior) es roja. 78d-e) Para alcanzar la diferencia más fundamental entre las cosas individuales cambiantes y las propiedades inalterables. Si es así entonces se sigue que todas las propiedades deben ser atemporales. no tiene duración. como por ejemplo personas o caballos o vestidos o cualquier otro género de cosas semejantes. siendo diferente a ellas? ¿O no te parece que es algo diferente? Examínalo con este enfoque. estas cosas: jamás se presentan de igual modo. (Fedón. -¿Qué pasa con la multitud de cosas bellas. Para que una cosa individual cambie debe tener diferentes propiedades en momentos diferentes de su existencia. que tenga una duración. que es de aspecto único en sí mismo. Si una cosa es temporal. esto es. Platón afirma que las propiedades abstractas son inalterables.que se mantengan idénticos y en las mismas condiciones. ¿admite alguna vez un cambio y de cualquier tipo? ¿O lo que es siempre cada uno de los mismos entes. de ningún modo son idénticas? -Así son. mientras que las cosas individuales cambian: -[…] Lo igual en sí. todo lo contrarío a aquéllas. -¿Qué? ¿Las cosas iguales en sí mismas es posible que se te muestren como desiguales. o de cosas iguales.

han sostenido que todas las propiedades son no espaciales. Naturalmente surge la pregunta de si también es el caso que todas las cosas individuales están en el espacio. También tiene una cierta forma ahora. El color no es redondo ni cuadrado. las cosas que existen en el tiempo. obviamente existe en el espacio: está localizada en distintos lugares en distintos tiempos. Está localizado en el tiempo. Mientras que es obvio –creo. no son espaciales. mientras que según los últimos éste se localiza “donde está la manzana”. todos los procesos químicos y de otros tipos. que es nuestro ejemplo de un individuo. esta coincidencia existe únicamente si suponemos también que ninguna cosa atemporal es espacial. Por ejemplo. Otros han sostenido que todas las cosas temporales son también espaciales. Consideremos el color de la manzana en mi refrigerador. De acuerdo a la primera 5 . como mi pensamiento. en un cierto momento la manzana está localizada en el espacio y tiene una cierta forma y un tamaño. en este aspecto? ¿Están todas en el espacio y tienen una forma y un tamaño? Hay muchos filósofos. era pequeña cuando era verde y crecía aún en el árbol. Creo que esta suposición es de hecho correcta: Todas las cosas atemporales son no espaciales. está localizado en el tiempo. de modo que lo que es temporal coincide con lo que es espacial. Este pensamiento tampoco está “en mi cabeza”. Se puede concluir que el pensamiento mismo está localizado “en mi cabeza” si se asume que mi pensamiento es idéntico a algo que ocurre en mi cerebro. No podemos discutir el asunto ahora. y el reino de las cosas atemporales. las cosas que no existen en el tiempo. Es uno de los temas más importantes en ontología. pero no está en el espacio. En otras palabras. Al primer reino pertenecen las cosas individuales a nuestro alrededor. Según los primeros. ¿Son todas las cosas individuales como la manzana. mientras que ahora es más grande.que el color no tiene forma o tamaño. También tiene ciertas propiedades espaciales. Lo que hay “en mi cabeza”. de acuerdo con algunos filósofos. Por supuesto. por ejemplo. cerca de doscientas millas al sudeste de Chicago. ¿coincide la distinción entre cosas temporales y atemporales con aquella entre cosas espaciales y cosas no espaciales? La manzana. Está claro que no tiene ni forma ni tamaño. Ahora. y yo soy uno de ellos. un cierto matiz de rojo. Un ejemplo podría ser un pensamiento. ¿Está localizado en el espacio? No lo creo. y ahora en mi heladera. ¿No está “donde está la manzana”. Tampoco tiene una cierta longitud o un diámetro. mientras que las propiedades no existen en el espacio. son espaciales. a aclarar esta distinción. justo allí. este pensamiento se me ocurre en un cierto momento. las cosas temporales son de dos tipos: algunas cosas. ni varias millas al sur de Chicago. primero en el árbol. Ocurre cinco minutos antes de las doce. no es mi pensamiento. sino mi cerebro y todo lo que pasa en él. tampoco tiene una cierta longitud o circunferencia. De aquí parte una larga y enrevesada historia filosófica. nuevamente. al segundo. Dicho brevemente. es aproximadamente esférica. no son espaciales. tres millas al sur de mi casa. El pensamiento de que he olvidado mi almuerzo no es redondo ni cuadrado. en el refrigerador? La pregunta de si las propiedades están localizadas en el espacio nos ocupará por muchas páginas. pero la manzana no es el color que tiene la manzana.Capítulo I – El descubrimiento del mundo: el ser atemporal Según Platón. Por el momento meramente señalaré que algunos filósofos. justo cuando estoy listo para almorzar. como hemos visto. el pensamiento de que he olvidado traer mi almuerzo conmigo a la oficina. ¿Tiene este matiz una forma o un tamaño? Obviamente no. Un ejemplo nos ayudará. como la manzana. hablando con propiedad. y en especial Platón. no es tan obvio que no esté localizado en el espacio. que opinan que hay cosas individuales que no son espaciales. son espaciales. la manzana tiene una forma y un tamaño. mientras que otras. Por supuesto. sus propiedades. el color de la manzana no está localizado en lugar alguno en el espacio. mientras que otros han sostenido que son espaciales. hay dos reinos: el reino de las cosas temporales. Sólo quiero señalar que. como señalamos con anterioridad.

Una cosa concreta. enanas blancas. Permítanme diagramar estas dos concepciones: Ontólogo: Entidad Naturalista: Entidad Individuo (temporal) (espacial) Propiedad (atemporal) (no espacial) Individuo (temporal y espacial) Recapitulemos. Nuestro sistema solar. creo. Los filósofos. Luego consideramos el rol del espacio. existentes) en general. Pero el universo no sólo contiene a la Tierra y lo que hay sobre ella. Hemos visto que cada clasificación presupone una distinción entre las dos categorías de cosa individual y propiedad de cosa individual. las propiedades son espaciales. las plantas y animales sobre la Tierra. es un miembro de la Vía Láctea. pues se trata de una entidad espacio-temporal. el Sol. También está claro que todo lo que pertenece al universo. Consiste en todas las partículas elementales que hay. Entre las estrellas hay gigantes rojas. por ejemplo. que forman galaxias de estrellas. Hay muchos otros soles y sistemas planetarios. Brevemente. por otro lado. Se estima que tiene un diámetro de alrededor de diez billones de años luz y que ha existido por unos ocho a trece billones de años. a su vez. también deben ser temporales. no son espaciales. Una cosa abstracta es una cosa que no es ni temporal ni espacial. difieren en este punto. y estrellas de neutrones. todavía. todas las propiedades son tanto atemporales como no espaciales. que el universo pertenece al reino platónico de las cosas concretas. Y las galaxias forman. y estas moléculas componen las cosas a nuestro alrededor: la manzana de nuestro ejemplo. conglomerados más grandes de galaxias. Platón piensa que estas dos categorías difieren en que las cosas individuales cambian. El universo (o cosmos) es la totalidad de la materia y la energía en existencia. Dado que son espaciales. se combinan en moléculas. mientras que las propiedades no son temporales. Los átomos. Algunos creen que la distinción entre cosas temporales y cosas atemporales coincide con la distinción entre cosas espaciales y cosas no espaciales. mientras que las propiedades no lo hacen. sino también a la Luna. que consiste en partículas elementales y todas sus configuraciones. Ha llegado el momento de introducir nuestra distinción terminológica más importante. Estas partículas forman todos los átomos existentes. mientras es verdadero que todas las cosas atemporales son también no espaciales. las montañas y ríos. y los otros planetas del sistema solar. Pero esto significa que las cosas individuales son temporales. la pregunta más importante de la ontología es la pregunta: ¿hay cosas abstractas? El mundo versus el universo Pasamos ahora del mundo de los dos reinos de Platón al universo físico. El “y/o” es necesario en razón de la posibilidad de que haya cosas temporales. el universo es un gigantesco todo espacio-temporal. como es usual. es una cosa temporal y/o espacial. como los pensamientos. Está claro. De acuerdo a la segunda. 6 . nuestros cuerpos. Vimos que Platón habla de “igualdad abstracta”. cosas tales como pensamientos. algunas cosas temporales. Otros creen que. novas. Hablaré de cosas abstractas (entidades. que no sean espaciales.Capítulo I – El descubrimiento del mundo: el ser atemporal concepción. En los términos de esta distinción.

entre. y en el mejor como sirvienta de la ciencia. claro está. Por otro lado. La estructura del mundo. “ontólogos”. mientras que el universo es el tema de estudio propio del científico . La llamaré “ejemplificación”. decimos que la propiedad está relacionada a la cosa individual por la 7 . Más importante. pertenecen al mundo. Los temas en juego son demasiado complejos como para arribar a una resolución decisiva. es una cosa concreta. Las propiedades. son cosas abstractas. Llamaré a estos filósofos. Hay relaciones entre personas: padre de. no es una parte (espacio-temporal) del universo. Y tampoco es de esperar que tal victoria haya de ocurrir en el futuro. Ninguno bando ha obtenido jamás una victoria decisiva. Se sigue que no pertenecen al universo. El universo es una cosa concreta. Es una relación entre cosas. Estos son. Recordemos el ejemplo de Platón de la igualdad abstracta. según el cual a la ontología corresponde una perspectiva completamente diferente a la de las ciencias y permite vislumbrar verdades con las que los científicos nunca han soñado. Por más de dos mil años se ha librado una batalla intelectual sin igual en la historia del espíritu humano entre naturalista y ontólogos. por sorprendente que esto parezca. Hay relaciones espaciales: a la izquierda de. todo lo que no es científico sabe a misticismo. Describo la batalla en estos términos emocionales porque es una batalla emocional. es el tema de estudio propio del filósofo. antes de. El descubrimiento del mundo inmediatamente invita a preguntar si hay o no otras cosas abstractas. el mundo es mucho más rico que el universo. Pero siempre que atribuimos una propiedad a una cosa individual. Y lo que vale para esta propiedad particular vale para toda otra: ninguna de estas cosas es parte del universo. etc. Estos han afirmado que el universo es sólo una parte del mundo. Por un lado está el temperamento científico que. Pero esto significa que hay cosas que no son parte del universo. pertenezca o no al universo. Al descubrir que las propiedades son abstractas. la batalla entre naturalistas y ontólogos es en gran parte una batalla entre dos temperamentos. Pero las propiedades. cónyuge de. Hay muchas tales relaciones. La ontología no puede ser otra cosa que poesía disfrazada. Según su opinión. Esta relación es representada por la cópula en la oración: “Esta manzana es roja”. como asumimos en la sección previa. Han sostenido que no hay cosas abstractas. por una oscuridad sin luz. En nuestra lengua tenemos tiempos verbales: “Esta manzana era roja un mes atrás”. y también lo es toda parte suya. Llamaré a estos filósofos “naturalistas”. por lo tanto. por supuesto. Han argumentado que no hoy tal cosa como el mundo. no son espacio-temporales. Desde los tiempos de Platón siempre ha habido filósofos que han afirmado que no hay más que el universo. pero no lo es. pertenece al mundo. En todas las batallas de este tipo nunca se trata de elegir meramente entre dos posiciones racionales. El matiz de rojo del que hablamos. Traté a la igualdad como si fuera una propiedad.Capítulo I – El descubrimiento del mundo: el ser atemporal todo lo que es parte del universo. etc. Acordemos en decir que todo lo que hay. simultaneo con. Abandonar la ciencia es viajar en una noche sin estrellas. dentro de. Según el ontólogo. Y así podemos continuar. Por otro lado está el espíritu ontológico. existe la relación que conecta las cosas individuales con sus propiedades. todo existente. Más importante. pues es una parte espaciotemporal del universo y por ello es espacio-temporal ella misma. No son partes del universo. por ejemplo. abandonar la ontología es darle la espalda a un campo en el que florecen las más fascinantes flores de verdad. los gigantes de la cita de Platón. afirman. siempre ha habido filósofos que defendieron la existencia de entidades abstractas. en el peor de los casos favorece una concepción de la filosofía como hermana de la poesía. Descubrió que hay un mundo y no sólo un universo. También hay relaciones temporales: después de. tío de. pero no al universo. sin sorpresa. los dioses de Platón. Platón descubrió que hay cosas que no pertenecen al universo. etc. Según el naturalista. Estos son.

Pero la relación no está en ningún lugar. el hecho de que Tomás es más alto que Enrique es en realidad la conjunción de dos hechos. y acabamos de ver que hay al menos tres de tales tipos: propiedades. entonces también vale entre b y a. No sería más que el acuerdo arbitrario de localizar el hecho donde está ubicada la cosa individual del hecho. por lo tanto. Tendrá que intentar “reducir” las relaciones a propiedades. hay hechos sobre cosas que no son cosas individuales. Yo creo que lo son. las cosas individuales del universo tienen esas propiedades. El universo. y dos. sino al mundo. Más aún. clases. entonces no pertenecen al universo. Concluimos. los reinos de Platón se separan en un universo y un reino de propiedades. Pero. por supuesto. es un hecho que el azul marino es más oscuro que el amarillo canario. Lo que nos interesa en este momento es si las relaciones son abstractas o no. a saber. dos. (La relación de ser padre de alguien. como veremos luego. puede observarse. Sin ella. como brevemente he argumentado. el hecho de que la relación de ser cónyuge de alguien es simétrica: si vale entre a y b. es asimétrica). Pero debemos evitar la digresión. ¿Cuál es la naturaleza de la ejemplificación? Platón no pudo aclararse este asunto. que es abstracta. por otra parte. ¿qué hay del hecho de que dos más dos son cuatro? Seguramente. Por ejemplo. a. no es simétrica. este hecho no depende de los seres humanos. Consideremos la relación entre tal como se da entre tres puntos hechos con un lápiz. Luego veremos que esta estrategia es inconducente. Sin ejemplificación. y c. Tampoco es esto todo. y luego mostrar que las propiedades no son abstractas. Pero. vio la importancia de la ejemplificación. Platón. ¿Dónde está la relación de ser cónyuge de? ¿Veinte millas al sur de Chicago? ¿En la luna? El naturalista tendrá que afirmar que está por algún lugar alrededor de donde están los seres humanos. En este caso. No sólo contiene propiedades. ¿Son los hechos concretos o abstractos? Bien. Tampoco lo logró nadie sino hasta hace muy poco. claro está. y la ciencia se interesa por todos ellos. pero esto no sería honrado. Intentó argumentar que los enunciados relacionales son realmente acerca de las propiedades de las cosas. Ahora bien. el naturalista debe buscar una localización para los dos matices antes de poder invocar la regla recién mencionada. es el dominio de los tipos de existente. sobre una línea. hay todo tipo de hechos. Tampoco en el tiempo: es atemporal. La relación de suma se da entre cuatro. están localizados en el espacio (y el tiempo). Además hay números. desde partículas elementales a galaxias. los puntos son cosas individuales. b. digamos. relaciones. 8 . y entonces éste resulta ser incluso “más grande” de lo que habíamos pensado en un principio. Ciertamente. Lo que quiero señalar aquí es que el naturalista tiene buenas razones para seguir los pasos de Platón respecto de las relaciones. No está localizada en el espacio. Incluso hay hechos sobre relaciones.Capítulo I – El descubrimiento del mundo: el ser atemporal relación de ejemplificación. Por ejemplo. ¿Dónde está este hecho? Un naturalista desearía decir que el hecho está donde la manzana. Si las relaciones y los hechos son abstractos. Debería agregar que Platón intentó mostrar que no hay relaciones. y hechos. no está en el lugar de ninguno de los tres puntos. sus dos reinos no forman un único mundo unificado. tanto “en la Luna” como “en la Tierra”. El mundo. y estructuras (todos). del hecho de que Tomás tiene una cierta altura y el hecho de que Enrique tiene una cierta altura. (Véase su Parménides). contiene muchos tipos de individuo diferentes. Acabo de mencionar el hecho de que Tomás tiene cierta altura. Consideremos el hecho de que la manzana de nuestro ejemplo es roja en cierto momento t. en comparación. por ejemplo. a y b. sino también relaciones y hechos. sino que quedan escindidos. Tampoco está entre.

aquellos que sólo pueden existir en un lugar a la vez y aquellos que pueden tener múltiples localizaciones a un mismo tiempo. los tipos son los universales. Según esta concepción. este matiz de blanco. por el otro lado. En este caso. y las instancias son particulares del mismo tipo. donde está B. no es que sean atemporales. Según esta alternativa. las propiedades también son contrastadas con las cosas individuales. Estas son dos cosas individuales. puede parecer que al naturalista no le queda otra que ser nominalista. Algunas veces la distinción entre universales y particulares es introducida en términos de tipos e instancias. la pregunta crucial es esta: ¿es la forma de la primera inscripción de “rojo” la misma que la forma de la otra? Los filósofos que creen que el color de la bolla de billar A es exactamente el mismo que el de la bola de billar B son llamados realistas. Podemos y debemos distinguir entre estas dos preguntas bien diferentes aunque íntimamente relacionadas: (i) ¿son abstractas las propiedades?. blanco1 se localiza en el lugar donde está A. dos tipos de individuos. sin embargo. está localizada en el espacio: existe simultáneamente allí donde está A y donde está B (y también donde haya otros individuos del mismo color). Para nuestro ejemplo de la palabra “rojo”. y blanco2 en otro. las propiedades están localizadas en el espacio y el tiempo. Pero esta apariencia es ilusoria: un naturalista puede ser un realista. también. Llamémoslas A y B. cierta forma complicada. La bola A tiene el color blanco1 y la bola B blanco2. rojo. las segundas son propiedades. En pocas palabras. es el mismo: comparten un color. No existe más que el universo. Las primeras son las “cosas individuales” de nuestro sentido común. pues puede sostener que hay cosas que. a pesar de estar localizadas en el espacio. a saber. Pero esta y la misma blancura. y cualquier inscripción particular con esta forma es una instancia del tipo “rojo”. hay. A tiene la misma blancura que B. la primera pregunta inquiere lo siguiente: ¿están las propiedades localizadas en el espacio y el tiempo? La segunda pregunta por algo distinto: ¿puede una y la misma propiedad ser la propiedad de varias cosas? Ahora. Pensemos en dos bolas de billar. y (ii) ¿son las propiedades universales? Como he explicado. Cada bola tiene que tener su propia blancura. Son concretas. por ejemplo. la forma es la propiedad que todas las instancias del tipo “rojo” comparten. pero su color. respectivamente. Aquellos que niegan esto son llamados nominalistas. digo. pueden existir en varios lugares simultáneamente. entonces no puede ser el mismo para las dos bolas de billar. sino el que puedan pertenecer a muchas cosas individuales. de la palabra “rojo”. Esta última expresión puede traducirse. se llaman particulares. ¿Es la blancura de las dos bolas de billar literalmente la misma? ¿Hay justamente una entidad que es ejemplificada por ambas bolas? ¿O acaso cada bola tiene su propia blancura? Este es el así llamado problema de los universales. Aquí tenemos dos instancias del mismo tipo. La pauta se ha roto. Y puesto que las bolas tiene la misma forma. Lo que las hace especiales. porque admitir que hay cosas que  (NdT) Uso los términos “tipo” e “instancia” para traducir “type” y “token”. Pero la pauta monolítica del naturalismo puro ha sido rota: si bien todo lo que hay son cosas individuales en el sentido por nosotros definido. Aquí. por “espécimen”. como se puede ver. Las bolas de billar individuales. Varios individuos pueden compartir la misma propiedad. 9 . Pues si el color blanco está localizado en el espacio. a saber. La propiedad de la blancura es el uno sobre los muchos. No existen dos blancuras.Capítulo I – El descubrimiento del mundo: el ser atemporal El uno sobre los muchos Hay otro modo de ver el descubrimiento platónico del mundo. La palabra es. también hay una sola forma: ambas bolas son esféricas. sin embargo.∗ Echemos un vistazo a las siguientes palabras: rojo. Es un universal. no obstante.

Sea como sea. por el otro: una refutación del nominalismo conduce o bien a un colapso del naturalismo o a un abandono del axioma de localización. He aquí los diagramas de estas dos concepciones: Naturalismo puro: Entidad Naturalismo impuro: Entidad Individuo (en el espacio y el tiempo) `Individuo` Individuo (localización singular) Propiedad (localización múltiple) Lo que separa al naturalismo puro del impuro es una suposición fundamental. Por tratarse de una suposición tan importante le daré un nombre y la llamaré “el axioma de localización”: Ninguna entidad en absoluto puede existir en lugares diferentes en un mismo tiempo o en intervalos interrumpidos de tiempo. al notar la íntima conexión entre los dos asuntos. a saber. no atacará la posición naturalista directamente sino su punto más débil: el nominalismo. hemos aprendido que hay al menos dos tipos de naturalismo. Esto muestra cuan importante es el debate entre nominalismo y realismo. El primero es una combinación de naturalismo con nominalismo. por un lado. el naturalismo puro y el impuro. por otro lado. El naturalismo impuro se le impone al naturalista a causa del debate nominalismorealismo. y la disputa entre naturalismo y ontologismo. Un naturalista bien puede creer que renunciar al axioma de localización es renunciar a su concepción del universo. 10 . mientras que el segundo consiste en la conjunción del naturalismo con el realismo. Un naturalista que se da cuenta de que el nominalismo es insostenible no tiene otra alternativa que abrazar el naturalismo impuro.Capítulo I – El descubrimiento del mundo: el ser atemporal pueden existir en muchos lugares diferentes al mismo tiempo es admitir una categoría de cosa bastante diferente a los individuos comunes de nuestra experiencia ordinaria. El ontólogo. Esta es la conexión esencial entre el debate nominalismo-realismo. Por ello intentará defender el nominalismo con todas sus fuerzas. tanto para el naturalista como para el ontólogo.

Intereses relacionados