Está en la página 1de 17

Movimientos y construcción alternativa en Venezuela1 Dario Azzellini El proceso de transformación social en Venezuela ha sido caracterizado fuertemente por la modalidad

de ser un proceso "a dos bandas", con una confluencia de enfoques estadocéntricos y antisistémicos. El papel de los movimientos populares autónomos ha sido y sigue siendo fundamental en la construcción del nuevo modelo social. El Estado no es considerado el agente de cambio si no garante de las condiciones materiales para que los movimientos puedan crear lo nuevo. No obstante esta orientación normativa la relación entre poder constituyente y poder constituido es de por sí contradictoria y conflictiva. El presente trabajo cuestiona el término “movimientos sociales” y analiza en respecto a su conformación, orientación, autonomía y relación con el poder constituido a varios movimientos populares e iniciativas de auto-organización y construcción de democracia directa, promovidas por el Estado (Consejos Comunales, Comunas).2 En el proceso bolivariano confluyen diferentes izquierdas socialistas y revolucionarias con sus experiencias. Ellas contribuyen a delinear caminos nuevos más allá de las estrategias de transformación social definidas por esas mismas corrientes y su orientación ideológica anteriormente. Desde el 1999 han sido experimentados una gran variedad de mecanismos de participación. La búsqueda por un marco para la democracia participativa y protagónica, definida como meta en la constitución del 1999, ha llegado al poder popular y el socialismo. Ambos se conectan con la línea histórica de la comuna y no con la del Estado. Según la orientación normativa del proceso de transformación, el Estado no se concibe como un instrumento neutral (matriz leninista) o entidad autónoma (como en la tradición burguesa o socialdemócrata), sino como producto integral del capitalismo, que como tal, debe ser superado. Siendo parte de lo viejo, el Estado no es visto como el agente de cambio, sino que el papel central le corresponde a los movimientos, al pueblo organizado. El Estado se supone debe acompañarlos, ser facilitador de los procesos desde abajo, para que desde el poder constituyente, vayan surgiendo mecanismos y soluciones para transformar la sociedad. Al Estado le compete garantizar los contenidos materiales que requiere la realización del bien común (Azzellini 2010a). Este concepto ha sido repetido en varias ocasiones por Chávez, es compartido por una parte de los funcionarios y los movimientos organizados más fuertes, como los Comités de Tierra Urbana (CTU), el Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora (FNCEZ), el movimiento por el control obrero y muchos Consejos Comunales (CC). La estrategia de transformación está caracterizada por la construcción de estructuras paralelas a las instituciones y los mecanismos existentes. De parte de un sector del gobierno y la base del proceso bolivariano hay una declarada voluntad de redefinir Estado y sociedad a partir de la interrelación entre arriba y abajo y, así, abrir una perspectiva rumbo a la superación de las relaciones capitalistas. No obstante, la práctica de muchas instituciones difiere mucho de esa orientación. El proceso de construcción de dos lados, desde arriba y desde abajo, está lleno de contradicciones y conflictos. La estrategia desde arriba, la cual está más ligada al Estado y a la institucionalidad, puede convivir con la democracia representativa y ve el Estado como el actor central de transformación. La estrategia desde abajo se enfoca más en la autonomía y el
1

Publicado en: "Movimentos Sociais, Trabalho Associado e Educação para além do capital", Rodrigues, Fabiana C.; Novaes, Henrique T.; Batista, Eraldo L. (editores). Sao Paolo: Outras Expressões, pp. 375-410. 2 La investigación está basada en un intenso trabajo de campo en Venezuela durante seis a ocho meses al año desde el 2003, dando talleres metodológicos para voceros y voceras de consejos comunales entre septiembre 2007 y abril 2008, talleres en fábricas y en más de 100 entrevistas con activistas y empleados institucionales. Los resultados han sido presentados en dos tésis de doctorado, tres documentales, dos libros y un gran número de artículos publicado internacionalmente.

el futuro Estado Comunal debe estar subordinado al poder popular (AN-DGIDL 2007). Aunque la definición del papel y la forma del Estado han cambiado constantemente durante los últimos 12 años. y rechaza la representación y la democracia representativa. aunque en transformación. Como se planteaba en la reforma constitucional rechazada en el referéndum del 2007. Comunas y Ciudades Comunales) que irán sustituyendo gradualmente al Estado burgués. el sistema político de Venezuela sigue siendo una democracia representativa con varios elementos de democracia participativa. acompañe y fortalezca el “desde abajo” sin cooptarlo o limitarlo. .2007. en la cual el primero sigue dando los impulsos y es fuerza creadora de lo nuevo. sin perder la iniciativa al Estado o reproducir sus formas y estructuras.3 El gran desafío está en desarrollar una practica desde arriba que apoye. Con esa propuesta Chávez retoma un debate que viene de las corrientes antisistémicas y lo generaliza. entre otras. Este aspecto es refinado cada vez más con el tiempo. Y. todavía representativo y liberal en su mayoría. de promover intereses partidarios y de fomentar una burocratización con efectos desmovilizadores (APPP 2005. a los cuales acusan de monopolizar decisiones. Así se plantea la superación de la escisión entre lo económico. puedan llegar a superar el Estado burgués a través de la construcción del Estado Comunal. el cual suplanta la vieja sociedad civil burguesa. Unas de las preguntas evidentes es: sí es posible y hasta qué punto el Estado y sus instituciones pueden lograr la superación de sus propios vicios interrelacionándose con los movimientos de abajo. son entendidas como el fundamento del socialismo venezolano en desarrollo: deben cooperar y coordinarse a nivel superior. Con el comienzo del periodo presidencial en enero del 2007 se ampliaron y se reforzaron las posibilidades de participación y la estructura de consejos creándose nuevos. en diferentes sectores de la sociedad. La idea principal es que se formen estructuras de consejos de todo tipo (Consejos de Trabajadores. base del Estado burgués y del capitalismo. en: Chávez 2008: 67. Qué tan importante es la autonomía de los movimientos se ha demostrado varias veces. ¿Movimientos sociales o populares? 3 Aló Presidente 290. lo cuál es una condición para que puedan transformar al Estado. para que. que los movimientos puedan mantener su autonomía y tener una influencia fundamental en el proceso de transformación. y sí los mecanismos de organización de base iniciados o fomentados por el Estado pueden en realidad desarrollar una autonomía relativa (de organización.autogobierno. Los que apoyan una estrategia desde abajo critican la burocracia en las instituciones y los partidos. Ellner 2008). debate y decisión) del mismo. de esa manera. CC. lo social y lo político. Hay que aclarar que todo esto se da en un entorno que es aún capitalista y con un sistema político. El foco del desarrollo y de la organización socio-política y económica se pone en el ámbito local. de una relación entre poder constituyente y poder constituido. Mientras al mismo tiempo se supone evitar la centralidad y su condición absoluta como en los países del “socialismo real”.8. de ignorar la corrupción. La idea de ciclos de producción y consumo comunal proviene de Istvan Mészáros. ya que también existe una asimetría de poder a favor del poder constituido. La idea de una autoadministración local también se conecta con las experiencias históricas de los indígenas y de los afro-venezolanos. como por ejemplo del peruano José Carlos Mariátegui. en las movilizaciones durante el golpe en abril de 2002 y durante la huelga petrolera. como también con corrientes de pensamiento marxista latinoamericano. entre la sociedad civil y la sociedad política. en cambio. Se trata entonces. Las “estructuras consejistas”. quien plantea algunas ideas básicas sobre la transición al socialismo en su libro “Más allá del Capital” proponiendo un “sistema comunal” (Mészáros 2001: 851-885). 19. Sólo así se da la posibilidad de superar la forma conocida de Estado y crear algo completamente nuevo.

En las ciencias sociales tradicionales los movimientos sociales son considerados indicadores del mal funcionamiento de sistemas políticos (Rucht/Koopmans/Neidhardt. A partir de su manera de organización y función se adjudica a los NMS cierto efecto democratizador: crean atención pública para temáticas que son marginadas o ignoradas por parte de la política institucionalizada y la sociedad mayoritaria. Más allá de que varias características de los nuevos movimientos son captadas correctamente y su papel democratizador es evidente. Los NMS tendrían en común un funcionamiento interno más horizontal y democrático que el movimiento obrero y su estructura jerárquica. En las luchas sociales en América Latina. basadas en (2) convicciones compartidas y solidaridad. El fuerte surgimiento de movimientos sociales. 2007: 56): Lo que Walter Benjamin llamó “una flaca fuerza mesiánica . que expresan protesta con acciones colectivas. 1991). Los movimientos sociales son considerados grupos de protesta constituidos de manera más o menos duradera. llevó a la investigación de protesta y movimientos a hablar de Nuevos Movimientos Sociales (NMS).Antes de poder definir el papel de los movimientos da base en el proceso de transformación venezolano es fundamental una redefinición del concepto movimientos partiendo de la crítica al entendimiento difundido a partir de los años 1970s. 1997). la autonomía de los individuos. formulan intereses colectivos de ciertos grupos y desarrollan prácticas colectivas. no es legítimo deducir su carácter a partir de la apariencia. 1973) o como indicadores de las crecientes diferenciaciones en sociedades modernas (Luhmann. 2001: 540). o sea que un papel como en Venezuela o Bolivia. más allá del movimiento obrero tradicional a partir de los sesentas. el horizonte claro de una sociedad socialista. 2001: 541. grupos y organizaciones en red. Actúan en ámbitos sociales específicos y no tienen. Justo en el contexto venezolano es más útil un enfoque que parte de que los movimientos han sido formados por la condiciones y relaciones sociales en las cuales nacieron como también forman a estas (Tarrow. En Venezuela los movimientos son el portador fundamental del proceso de cambio y de la construcción de dos lados. Y frente a las posibilidades de construcción social gran parte de ellos se constituyó en organizaciones de base. 2004). En el debate en las ciencias sociales eso llevó a la clasificación de los NMS como basados en identidades construidas (Castells. Thompson. y no dispondrían de una estructura organizativa vinculante. Las ciencias sociales críticas veían en los NMS un “núcleo de una democracia más participativa” debido a eso (Müller-Plantenberg. el problema fundamental de estos enfoques está en que no cuestionan la escisión de la esfera política y la social y reducen los movimientos a la esfera social. portador de lo nuevo. Así que los movimientos son inmanentes al sistema. 1994). para cambiar la realidad social o política y oponerse a cambios que se dan” (Rucht/Neidhardt. que fueron definidos en oposición al “viejo” movimiento obrero (Rucht. En otra definición son “estructuras sociales de personas. son construidos generalmente en oposición a lo existente. Movimientos sociales son entonces “(1) redes informales. Della Porta/Diani 1999: 14). como el movimiento obrero anteriormente. la tradición y el mito tienen una función permanente (Mazzeo. a través (4) del uso constante de diferentes formas de protesta” (Della Porta/Diani. que (3) movilizan alrededor de cuestiones conflictivas. no tiene lugar en esta definición. Eso puede ser el caso para algunos movimientos y respecto a la apariencia. 2002. Además. 1998. sin embargo. grupos y organizaciones que forman parte de ellos es mayor. que actúan más allá de la política partidista y se dirigen en contra de malas situaciones consideradas una amenaza. de ser parte activa de la construcción de algo nuevo. 1998). Kaltmeier/Kastner/Tuider. 2001: 26). 1999: 16). los activistas son informados y se practican formas políticas alternativas (Nolte. 1991). pero la planificación estratégica es más difícil (Rucht/Neidhardt. Eran vistos o como indicio de problemas de legitimación de los sistemas en los cuales se desarrollaron (Habermas.

reivindicando la utopía como necesaria: “Luego será evidente que el mundo ha estado soñando por mucho tiempo con la posesión de una cosa de la cual. por ejemplo. Farabundo Martí. 6 Traducción de: Marxists Internet Archive. Es la „cita secreta entre las generaciones que fueron y la nuestra” (1973: 178).178. conectada con el tema general de la participación. p. 1961)6 Bonilla-Molina y El Troudi definen a las fuerzas del proceso de transformación como corriente histórica por el cambio (2004: 104). y requiere cada vez de una actualización. Pancho Villa. de este modo. 2007: 57). Movimientos y organizaciones populares en un nuevo ambiente El marco de condiciones para los movimientos en América Latina ha cambiado profundamente durante los últimos años. Pues ambos se nutren de la imagen de los antepasados esclavizados y no del ideal de los descendientes liberados. elementos de luchas y movimientos pasados en contra del orden social establecido se volvieron banderas de las lucha actuales. cuando combate. hermética o definitiva. La victoria electoral de Chávez se fundamentó en la promesa de la ruptura y de posibilitar la participación de las bases en la formulación de lo venidero. Madrid. sino de materializar los pensamientos del pasado. Como indica Benjamin la consciencia sobre las generaciones pasadas es fundamental: “El sujeto del conocimiento histórico es la clase oprimida misma. el Caracazo. será evidente que la humanidad no está comenzando una nueva tarea. sino la participación en la reformulación de todas las políticas y la refundación de la república.4 Durante siglos.” (Benjamin. Emiliano Zapata. versión en Internet 29/12/2010: http://www. como. José Martí. Finalmente. En Marx aparece como la última esclavizada. Una praxis crítica de liberación tiene la esperanza de un futuro alcanzable como fundamento necesario.htm . Esta consciencia […] Se ha contentado con asignar a la clase trabajadora el papel de redentora de las generaciones futuras.sobre la que el pasado exige derechos” (1973: 79). El término ‘movimientos populares’ es así el más adecuado para analizar la realidad de los movimientos sociales en Venezuela. abril de 2008. sino que está llevando a cabo de manera consciente su vieja tarea ” (Marx. 4 5 Benjamin. los levantamientos cívico-militares del 1992 y la victoria electoral de Chávez. la clase desaprendió lo mismo el odio que la voluntad de sacrificio. 2007: 33) A parte del recurso al pasado es también la esperanza y la imaginación de futuro distinto posible que constituye el “todavía-no” de Bloch. Será evidente que no se trata de trazar una línea mental entre el pasado y el presente. La corriente histórica por el cambio no es caracterización cerrada. como la clase vengadora. Para que se haya constituido como tal necesitó algunos acontecimientos históricos y “rupturas del continuo”. debe tener consciencia. cortando así el nervio de su mejor fuerza. En esta escuela.org/espanol/m-e/cartas/m09-43.marxists. para poseerla realmente. Los movimientos ya no pedían respuesta a demandas puntuales. Walter (1973): Tesis de la filosofía de la historia“. Para sólo nombrar algunos ejemplos: Tupac Amaru. el levantamiento popular de 1989. En: Discursos interrumpidos I. que lleva a su fin la obra de la liberación en nombre de tantas generaciones de vencidos.5 Eso no hay que confundirlo con nostalgia o folclor. Y “Cada actualización contribuye a una composición colectiva e histórica de la utopía que. presenta pliegues y estratos superpuestos” (Mazzeo. Su lucha ha sido una lucha política desde los años ochentas. en 1843. Augusto César Sandino. etc. O como escribe Marx en una carta a Arnold Ruge.

la experiencia en organización popular y local independiente es más bien limitada (Parker. Debe conformarse desde la población misma. aunque el Estado la apoye y acompañe. Andrés Antillano de los CTU describe el dilema: “en La Vega. Las políticas.7 La “construcción a dos bandas” (Zibechi. 2008). 2006: 227) no es fácil y los movimientos y organizaciones populares en Venezuela tienen una relación compleja de apoyo. Además. 2006: 92). los movimientos sociales no podrán seguir operando como hasta ahora. las prácticas paternalistas y asistencialistas. afrovenezolanos e indígenas. miran a fortalecer la construcción de redes sociales y organización comunitaria. El Estado ha jugado un papel importante en el cambio de consciencia que. no puede ser decretada desde arriba. y no sólo son de carácter político sino también teóricos o conceptuales. muy en particular en el conjunto de países donde la presencia de gobiernos de izquierda y progresistas les impone afinar tácticas y discutir estrategias para enfrentar situaciones inéditas. igual que las relaciones políticas personalizadas. 2008). Los desafíos que suponen estos cambios vienen siendo debatidos desde hace algún tiempo. “representantes” (Azzellini/Ressler. El papel del Estado es profundamente ambivalente. conflicto y cooperación con el Estado y sus instituciones. en mi calle. No había organización formal. salud y producción. Sin embargo para el proceso de transformación planteado es fundamental una amplia autoorganización popular. Así el gobierno direccionó a varias políticas públicas a la ampliación. 2003: 20). Pero aunque en Venezuela exista una amplia experiencia de luchas sociales. Prevalía una actitud de expectación frente a la solución de problemas personales por medio de. Un problema en la activación de la autoorganización está en la estructura clientelar. Teníamos organización que no moviliza y una movilización que no se organiza” (E-AA. 150 personas y deliberábamos los distintos problemas. ya que las anteriores formas de analizar y comprender la realidad se están mostrando. La estructura institucional sigue siendo burguesa y no es apta para el proceso de transformación planteado. Muchos venezolanos durante mucho tiempo no se vieron como actores de un cambio. en comparación a muchos otros países latinoamericanos. . Seguramente debíamos haber resuelto esa tensión adentro de una organización que es un mecanismo de administración. donde los movimientos populares y organizaciones encuentran una gran apertura por parte del gobierno. Aunque de hecho los diferentes movimientos y organizaciones populares hacen referencia a Chávez sin ser controlados por él o por el gobierno (Ellner. ya que por otro lado el discurso chavista también fortaleció la autoconfianza de las organizaciones populares y en especial de los movimientos de mujeres. 2006: 226). asistencialista y paternalista fomentada por el modelo económico rentista y dominante durante décadas. Centenares de miles de voluntarios (en parte con una pequeña indemnización) se organizaron alrededor de las misiones o en las organizaciones populares que las llevan a cabo localmente. contribuye a un cambio cultural y al alcance de autonomía organizativa (Ellner. las misiones (programas sociales) desplegaron una enorme fuerza organizadora. hacíamos asambleas cada 15 días donde llegaban 100. Esta. siguen siendo comunes. especialmente en los sectores educación. el fomento y el fortalecimiento de la organización popular. El programa de salud Misión Barrio Adentro lo demostró de manera ejemplar: el doctor y la población organizada se complementan y la misión no habría funcionado sin uno de los dos elementos. la centralidad del Estado y sus enormes recursos financieros favorecen un proceso de autolimitación de movimientos. pero. incapaces de dar cuenta de las nuevas situaciones” (Zibechi. 2004). Varios movimientos han tenido dificultades de moverse con estos parámetros nuevos y no dejarse cooptar. a largo plazo. A partir del 2004.“A partir de los cambios registrados. a menudo. Aquí está también la 7 Con la creciente institucionalización de las misiones (y de la transformación parcial del activismo indemnizado en relaciones laborales asalariadas) el papel de las misiones como mecanismo de autoorganización y emancipación disminuyó. Eso es válido especialmente en el caso de Venezuela.

2007: 99). Fernandes descarta esa crítica haciendo notar que hay diferencias entre las mujeres politizadas hace mucho tiempo y las recién politizadas. Sin embargo. 2004: 63). aunque de manera menos específica (Ellner. Gran parte del viejo movimiento de mujeres está hoy integrado institucionalmente. . fortaleciéndose. ya que ve en el nuevo marco político-social las mejores posibilidades de avanzar hacia sus metas. Aunque la falta de una estructura organizativa y de discusión autónoma lleva a que ciertos aspectos más conflictos sean relegados a segundo plano y sometidos a coyunturas nacionales. Las mujeres recién politizadas de los barrios “no tienen entendimiento de la historia de la lucha de mujeres en Venezuela” (Rakowski. complejos y contradictorios (Zibechi. llevó a que algunas autoras afirmen que no hay conexión entre las mujeres de los movimientos populares bolivarianos de mujeres y el feminismo “auténtico”. Los movimientos preexistentes no siempre lograron captar el alcance de las transformaciones en acto y ubicarse en los escenarios nuevos. que no pueden ser reducidas a la historia del feminismo en Venezuela” (Fernandes. Con el proceso bolivariano se dio inevitablemente una ruptura de la colaboración inter-partidaria siguiendo sólo supuestos intereses específicos de mujeres. Una legalización del aborto no es rechazada solamente por la iglesia y la oposición. sea con instituciones específicas de mujeres o en otras. Muchas de las metas del movimiento feminista se reflejan además en el proceso de transformación. junto con la falta de metas feministas claramente definidas. Con el gobierno bolivariano numerosos activistas de los movimientos han entrado a trabajar en instituciones. son las instituciones fundamentales que apoyan a más de 300. El trabajo feminista del viejo movimiento de mujeres estaba más orientado hacia trabajo de lobby y sus iniciativas raras veces movilizaban a más de algunos centenares de mujeres. 2006: 82). Los procesos de autoorganización fomentados son semiinstitucionales o conectados a instituciones. Los actores populares desde abajo y su autonomía9 8 Eso es por ejemplo el caso respecto a la cuestión de la legalización del aborto. dedicada a madres solteras. lo que ha debilitado en parte a algunos movimientos (Ellner.8 Eso. la literatura no indica en qué luchas con orientación de género hayan sido activas mujeres de barrio. 2002: 43). ha sido aprovechado menos de lo que hubiese sido posible. El movimiento de mujeres pudo lograr también la inclusión de muchas de sus demandas a la constitución. la explotación de carbón en la región del Zulia y casos de políticas locales y regionales que contradicen a los planteamientos del gobierno central. sino también por una parte de las fuerzas bolivarianas. Pero también hay conflictos alrededor de la lentitud de la demarcación de territorios indígenas. durante los primeros años. Otros. 2006: 222).1% de la población (Van Cott. en cambio. las organizan y las forman laboral y políticamente (Kron. Así que el trabajo también ha cambiado. algunas diputadas y también representantes de instituciones estatales de la mujer.000 mujeres de manera financiera. ni ponerla de otra manera en la agenda política actual. aunque en Venezuela son sólo alrededor del 2. El movimiento indígena ha podido integrar muchas de sus demandas a la constitución del 2000. Esa demanda es expresada de parte de sectores de la base. En parte eso es debido a visiones desarrollistas en el seno del mismo proyecto bolivariano y en parte a la persistencia de viejos poderes e influencias. sus luchas y trayectorias. el Banco de la Mujer y la Misión Madres del Barrio. y que “la organización popular de mujeres tiene su propia historia única. 2003: 400). han sido fortalecidos considerablemente a través de la actuación de las instituciones. Los indígenas pudieron lograr más que en cualquier otro país latinoamericano en esa época. sin embargo hasta ahora no se logró ni movilizar para la demanda. principalmente de clase media. 2008).razón por la que el marco jurídico de participación. Hoy se trata de un trabajo de masas con mujeres de los estratos más pobres. El Instituto Nacional de la Mujer.

El movimiento sindical. regionales e institucionales. 10 Para más información véase: http://www. a pesar de su relativa debilidad. Así por ejemplo en el pasado organizó ocupaciones de tierra o instituciones que trabajan mal. 2006: 82). con su orientación de clase preexistente. maquinaria y financiamiento. y no asociada al partido o al Estado como en muchos otros procesos revolucionarios. lo siguiente se concentra en los movimientos populares autónomos más grandes. política y formativa con su propia escuela de formación. organización campesina más grande y activa. pero pide una profundización de la transformación revolucionaria. mantiene una clara autonomía frente a los partidos de gobierno y el Estado. Trabaja de manera estrecha con el Ministerio de Agricultura y el Instituto Nacional de Tierras (INTI). el ciudadano sueco Joaquín Pérez Becerra. 9 Frente a la imposibilidad de analizar a todos los movimientos populares autónomos (que abarcan movimientos y organizaciones indígenas. el Centro de Formación y Estudios Sociales Simon Rodríguez (CEFES) y el Movimiento Poder Popular Obrero (MPPO). cuando fue expropiada la hacienda La Marqueseña y transformada en una empresa del Estado. Por razones de espacio el movimiento por el control obrero es presentado de manera muy reducida. ha desarrollado una estrategia exitosa. La Unión Nacional de Trabajadores (UNT) fue fundada como central sindical independiente. de medios alternativos.org/ 11 Para dar dos ejemplos: La CRBZ condenó duramente la entrega ilegal del director de la agencia ANNCOL. el FNCEZ consiguió recibir adjudicado 500 hectáreas. La CRBZ es parte integral del proceso de transformación y colabora plenamente con las instituciones del gobierno.crbz. Además desde que la propuesta de control obrero fue lanzada como iniciativa desde el gobierno y apoyada por pequeños grupos de trabajadores en 2006. hoy en día existe un movimiento obrero a favor del control obrero ya más amplio y políticamente claro. pero critica abiertamente al régimen de Gadafi como anti-revolucionario desde hace varias décadas. ocupando varios cargos institucionales a nivel regional y desde el 2010 hasta tiene dos diputados en la Asamblea Nacional a través del mayor partido oficialista. la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora (CRBZ)10. El FNCEZ ha defendido y ampliado su autonomía organizativa trabajando en la construcción de una propia corriente revolucionaria al interior del movimiento bolivariano. apoya a Chávez y el proceso a vida y muerte (literalmente y que desde que se pasó la ley de tierra en el 2003 más de 230 campesinos han sido asesinados por terratenientes). El FNCEZ se define como marxista. de género. El movimiento campesino. el Frente Nacional Comunal Simón Bolívar (FNCSB). El FNCEZ tiene una autonomía organizativa. En 2005. Eso aunque el gobierno mismo haya lanzado la propuesta organizativa de los Consejos Socialistas de Trabajadores (CST). Después de que los militares intentaron al principio intimidar a los campesinos. que reagrupa Consejos Comunales y Comunas. independientes y comunitarios. el FNCEZ ocupó una parte y pidió tierra para campesinos de la región. Marea Socialista. a las autoridades colombianas el 25 de abril de 2011 y la CRBZ condena la guerra en contra de Libia. Y también se enfrenta a poderes oficialistas locales. Especialmente el FNCEZ. “El hecho de que esos sindicalistas se auto percibieran como una vanguardia dentro del chavismo refuerza la noción de autonomía del movimiento social que es piedra angular del «enfoque desde abajo»” (Ellner. La UNT asumió en muchas cuestiones posiciones más radicales que el gobierno. . el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). no siempre conforme con las del gobierno 11 y avanza en la construcción de alianzas con otros sectores revolucionarios adentro del proceso. Ese se ha visto enfrentado también en las empresas nacionalizadas por el Estado y otras empresas e instituciones del Estado a una fuerte resistencia institucional a que los obreros asuman de verdad el control de la producción. El Ejército fue el encargado de apoyar y salvaguardar a los campesinos. Al mismo tiempo también fija posturas propias. afro-venezolanas. Esta queda conformada por el FNCEZ. Para más detalle ver Azzellini/Ressler 2006 y Azzellini 2011 y 2012). de GLBT y muchas más). corriente de izquierda en la UNT forma una corriente propia dentro del PSUV. ha crecido mucho en el nuevo marco.

Las formulaciones de los CTU para políticas habitacionales nacionales y los lineamientos colectivos entraron en conflicto con las políticas habitacionales. el trabajo de los CTU abarcó mucho más que la legalización de terrenos. destinatario de la titularidad de la misma. que implica el derecho a la ciudad. Con los años el enfoque central de los CTU se ha movido hacia la lucha por una “ciudad socialista”. no es primordial para el funcionamiento de los CTU: 12 En 2001 Antillano fue. basados en un decreto presidencial del 4 de febrero de 2002.principalmente con las dos otras grandes fuerzas autónomas. MDP. el manejo del hábitat para la construcción de nuevas urbanizaciones y una política urbana participativa.] En tal escenario la única fuente para establecer la posesión legítima (que condiciona el derecho de propiedad) es el conocimiento histórico. El enfoque de la política del ministerio está en la simple búsqueda de soluciones habitacionales. fueron entregados más de 500. del barrio y sus habitantes. siendo en gran parte conflictiva. Antillano y Martínez venían del movimiento para la legalización de las tierras urbanas. EAA. A diferencia de los programas neoliberales de legalización de tierras urbanas. Que los marginados sean protagonistas de las medidas emprendidas es central. ya que “El alto grado de informalidad en la posesión en los barrios. calidad de vida y participación de las comunidades.332 CTU. uno de los autores del decreto. donde se reconocía a los barrios oficialmente como parte de la ciudad y se empezó su proceso de regularización y legalización. Ellner. el enfoque venezolano está en la dimensión colectiva y social. que incluyó las propuestas de los CTU y fue sancionada por la Asamblea Nacional en 2009. la lucha en contra de la especulación. La relación de los CTU con el ministerio de vivienda ha tenido altas y bajas. la superación del espacio habitacional y la tierra como mercancía. entregar títulos de tierra y modelar espacios públicos. que siguen teniendo una orientación tradicional. Desde el 2004 hasta el 2011. ‘social’..000 títulos individuales y colectivos (MDP 2011). Con el tiempo. Desarrollaron propuestas y proyectos para la democratización de la propiedad de tierra. discutida y ampliada de manera extensa por los CTU en las comunidades (Antillano. en contra de centros comerciales y en contra del latifundio urbano. . Cada CTU corresponde a un territorio definido y organiza máximo a 200 familias. [.. el movimiento por el control obrero y los CTU / movimiento de pobladores. 2006: 86. mientras cuestiones de hábitat. 2008). Los CTU se transformaron en una forma central de organización popular y según la Oficina Técnica Nacional para la Regularización de las Tierras Urbanas (OTNRTTU) en 2009 existían 7. han sido dejadas de lado (E-AA. El ministerio tiene toda la disposición de financiar proyectos de los CTU. La ley fue aprobada en 2006. 2006: 91). Además. impide contar con ningún mecanismo confiable para determinar el poseedor de una parcela ocupada. pero les da a las comunidades la facultad de aprobar o negar la venta o renta. 2006: 202. […] el CTU permite un proceso transparente y equitativo en la regularización de la propiedad” (Antillano. 2006: 204)12. junto a María Cristina Iglesias y Iván Martínez. Los CTU recibieron estatus jurídico y fueron empoderados legalmente para cartografiar territorios. en seguida se discutió sobre una reforma. Los CTU son un ejemplo interesante ya que nacieron originalmente fomentados desde el gobierno. que buscan hacer posible la obtención de créditos e hipotecas para dinamizar el mercado inmobiliario (Parker. Un instrumento para salvaguardar los intereses colectivos de la comunidad en contra de la presión de los mercados inmobiliarios. Algunos CTU incluso han empezado a introducir formas específicas de tenencia de la tierra urbana para asegurar a los habitantes sus casas. se propuso también la elaboración de una ley sobre tierra urbana. La lucha por la legalización de las tierras urbanas en los barrios tiene una larga trayectoria. sin embargo. 2007). 2008.

Cuando se hizo la primera ley correspondiente en abril del 2006 ya existían unos 5. las redes de inquilinos. que se movilizan en contra de desalojos. aunque sea contradictorio. como las comunas 13 Lo siguiente se basa en la tesis de doctorado Azzellini 2010b. Esto. sino que los CTU fueron “penetrados políticamente y movilizados temporalmente como Unidades de Batalla Electoral. Son una forma democrática no representativa. que tiene niveles de coordinación más altos. Chávez retomó en enero del 2006 a los Consejos Comunales (CC). No hay ninguna necesidad de estar “infiltrados” para concentrarse en la defensa del marco legal del proceso en ciertas coyunturas. Entre estas están los campamentos de pioneros. En el encuentro Chávez acepto casi todas las propuestas del MDP y anunció decretos correspondientes: la inclusión de títulos colectivos a la ley de regularización de la propiedad de tierra. La organización de derechos humanos PROVEA argumenta de manera parecida con respecto al FNCEZ (Provea. creados desde abajo. los Consejos Locales de Planificación Pública (CLPP). Para un análisis detallado de los antecedentes de los CC. sin embargo. Críticos liberales interpretaron el activismo de muchos CTU en el referendo del 2004 a favor de la continuación del mandato de Chávez. regresaron a sus espacios organizativos” (García-Guadilla. que luchan por el derecho a la tierra urbana y se organizan para la construcción de nuevos asentamientos de manera colectiva. En Julio de 2011 el MDP firmó 11 convenios para la gestión de complejos habitacionales en Caracas. los movimientos organizados y el gobierno actúan mucho más como un bloque.“Nosotros le hemos dicho al ministerio de vivienda que nuestro problema fundamental no es que nos den recursos y que nos financien proyectos. formado por familias.000 CC. una vez que terminaron estos procesos. Después del fracaso de la primera iniciativa de participación local a nivel nacional.000 familias que están alquilando. 2008: 55). de familias sin casa. dado que estos – más allá de toda crítica y problemas – saben que el proceso de transformación sólo puede seguir con el actual gobierno y porque además se ven como parte de un proceso y no observando desde afuera. En enero del 2011 unos 100 voceros y voceras del MDP sostuvieron un encuentro con Chávez y varios ministros presentando sus planteamientos. La relación con el Estado no la definimos nosotros sino la define la disposición del Estado de subordinarse a los intereses del pueblo” (E-AA. son más críticos frente al gobierno y lo presionan con acciones. Todavía es demasiado temprano para decir como se materializarán esas decisiones. Los CC son conformados en zonas urbanas por 150-400 familias y en zonas rurales por unas 20 familias. Así. y el movimiento de conserjes. Pero Chávez decretó una prohibición de desalojos forzados hasta que haya las nuevas leyes que regulen la propiedad de tierra urbana y los alquileres. una reforma de la Ley Orgánica del Trabajo para mejorar los derechos de los conserjes y una nueva ley que regule los alquileres. Autogobierno local . la constitución de los CC y su desenvolvimiento véase Azzellini 2010b. mientras que fuera de las coyunturas electorales los movimientos formulan más posiciones propias. De los CTU surgieron otras organizaciones en el ámbito urbano. es necesario y en el interés general de los movimientos populares. que trabajan junto a los CTU en el Movimiento de Pobladores (MDP). los propagó y les dió un importante empuje. que trabajan como conserjes y ven ligado el derecho del trabajo al de la vivienda. Durante los procesos electorales. diferentes instituciones. sin el Estado y contra el Estado. sino que queremos definir las políticas de vivienda […]. organizaciones políticas y las comunidades desarrollaron desde el año 2000 diferentes iniciativas de autogobierno. Siempre hemos dicho que debemos avanzar en la construcción de una nueva sociedad con el Estado. 2008). que benefician a 2.Concejos Comunales y Comunas13 El Estado. no como interés propio. 2008: 135). créditos colectivos para la construcción de nuevas comunidades. se le está negando cualquier racionalidad a los movimientos populares. .

Los CC se entienden a si mismos como autoorganización autónoma de las comunidades y rechazan con vehemencia cualquier intento de cooptación. dependiendo de la experiencia histórica local de organización. forman comunas y las llaman así. Las Comunas no son decretadas. La acusación que se conformaran solo por el dinero. La dinámica social desatada por los CC es enorme. la educación. ni un contrapeso a este. Aquí se indica más bien la responsabilidad de la comunidad. en un espacio suburbano: La Comuna Socialista Ataroa. que supera la división entre lo político. un puesto de trabajo u otras identificaciones. si no se construyen en un proceso colectivo. de las cuales varias ya funcionan como tales. Los CC tienen una amplia repercusión en el modelo de Estado. En todas las comunidades analizadas se pudo observar un manejo transparente y conciente con las finanzas y un gran empeño en llevar a cabo los proyectos. Sin embargo que en 2011 existan unos 40. un sector. La dimensión de la comunidad corresponde a una auto identificación existente con un barrio. Sin embargo la autonomía local no es ni un aislamiento frente al poder del Estado. A finales de 2010.000 CC muestra que con la comunidad ha sido encontrada la dimensión apropiada para fomentar la participación. Los CC han sido definidos como instancia del poder popular. Es conformada por unos 30 CC y un gran numero de estructuras de organización popular. Aunque la mayoría sepa de casos CC en los cuales financiamientos hayan sido desviados a bolsillos privados. En otras regiones en cambio ya has surgido comunas. sea partidista o institucional. Ubicar la iniciativa de los CC a nivel de la comunidad ha mostrado ser un paso correcto. El FNCSB acompaña más de 80 comunas y ocho ciudades comunales. oficialmente. Las evaluaciones en respecto a si pueden realmente llegar a serlo difieren. Eso lleva automáticamente a un desarrollo muy desigual. si no transfiriendo los recursos financieros y técnicos públicos a las comunidades (FCG 2008: 6). el activismo. Su construcción se ha mostrado más sencilla en zonas rurales. aunque el Ministerio siga clasificándolas “en construcción”. El acceso a los recursos y la decisión sobre su uso es visto como un derecho. el acceso a informaciones y la orientación política. plural y local de organización para la autogestión y la tendencia de ser entendidos como un tipo de organización de base chavista o brazo prolongado de las instituciones. eso no cuestiona la entrega de recursos. .y ciudades comunales. Prácticas colectivas y solidarias necesitan tiempo para desplegarse. La información masiva pública y el debate contribuyen sin duda a la difusión y la conformación exitosa de CC. compuesta por 39 CC y 10 comunas. si no una auto-administración y puesta en red. En aproximadamente la mitad de las comunidades del país no hay ni CC. ya que el abuso de los financiamientos solo es posible si esta lo permite. lo social y lo económico. y como núcleo. Los CC son también muy diferentes entre si. requiere ser aprendida y ejercida. Participación es un proceso. Entre estas está la Ciudad Comunal Campesina Simón Bolívar en el Estado de Apure. Eso es reforzado por la experiencia que el trabajo de los CC en locus es más eficiente que él de las instituciones. Ellos puedes ser lo que la comunidad hace de ellos. Por esta razón el asesoramiento y el apoyo a los CC es de gran importancia. que dispone de una alta densidad de organización popular y capacidad de autogobierno. es rechazada por los mismos. especialmente la cultura asistencialista. Los CC oscilan entre ser una forma autónoma. a una comunidad. También es necesario superar viejos hábitos culturales. y que vuelve tendencialmente superfluo al Estado en su forma conocida. La función providencialista del Estado ya no es asumida por una burocracia especializada. Sin embargo las comunidades se han apropiado el concepto. la cual suele ser el centro de la construcción de relaciones sociales y el centro de vida. según el Ministerio de las Comunas todavía no existían comunas y mucho menos ciudades comunales. La fortaleza de los CC está en su flexibilidad. En las comunidades pero hacen falta cuadros y formación. Una de las primeras comunas surgió al sureste de Barquisimeto. La identificación con la comunidad suele ser más fuerte que con un oficio.

En diferentes actividades de los CCs. Es la variedad de tareas del CC que hace posible que los iniciadores puedan abordar otras personas. y en especial los CC. Las estructuras de comunicación y los contactos sociales son más intensos en los barrios. Aquí es importante que la participación lleve a mejorías visibles en la comunidad. En este contexto la experiencia de ser actor de la superación de la propia marginalización. . Los CC son pensados como instrumento de auto-administración de toda la comunidad. Casi todos los CCs tienen grandes dificultades en integrar adolescente a su trabajo. En primer plano está la creación de una estructura operativa efectiva para las comunidades. La clase se constituye cómo comunidad. Se trata de un acto de construcción social. “Necesidades que hasta hace poco tiempo eran resueltas en el ámbito doméstico. La clase media es también mucho más perceptible para la propaganda opositora en contra de los CC. encuentros con instituciones. la del espacio vital y la del espacio institucional” (Lacabana/Cariola 2005: 37). y que estas lo hagan. de asumir tareas para la comunidad. En casi todas las comunidades urbanas de bajos recursos un 70% de los activistas son mujeres. Conflictos internos por lo general suelen ser resuelto por las mismas comunidades y sin necesidad de las instituciones. Su construcción es un proceso activo. Por lo general las comunidades pudieron resolver sus problemas más urgentes. Hasta en las comunidades que no muestran alta participación. Las formas de participación rompen con la segregación socio-territorial de la ciudad. la comunidad cambia profundamente. La auto-confianza de las comunidades ha crecido enormemente y se enfrentan a las instituciones con más decisión.Las posibilidades de participación de los CC logran movilizar a muchas personas. A partir de la comunidad los habitantes de los barrios se proyectan hacia la ciudad y empiezan por primera vez ser parte de ella. Con el CC se da un salto cualitativo y cuantitativo en la participación en las comunidades. Las comunidades cambian y la colectividad y la solidaridad asumen una importancia creciente. lleva a una dignificación. en los comités ejecutivos la participación por género es parecida. de cada hogar. como alimentación. Se basan en la ley. Ser tomados en cuenta por el gobierno. ni en relación a otras comunidades. que las instituciones deberían explícitamente estar al servicio de ellos. la cual para muchos que no tienen experiencias organizativas anteriores representa una orientación importante. 14 Al contrario. En los barrios los CC funcionan mejor que en zonas de clase media o clase media empobrecida. A través de los mecanismos de participación. asambleas en la comunidad y también en el trabajo concreto de los CCs. es grande. Un cuarto de los CC estudiados llegan a dimensiones colectivas que tienen características claras de una sociedad solidaria y orientada en las necesidades. valorizando así el espacio del colectivo” (Lacabana/Cariola 2005: 37). El espacio público es conquistado en tres dimensiones: “la del espacio colectivo. que la propia opinión sea escuchada y cuente. ahora pasan a tener un carácter colectivo y se consideran como problemas de toda la comunidad que debe participar activamente para resolverlos. La participación hace posible que las comunidades y sus habitantes puedan desarrollar perspectivas y una planificación de vida con más autodeterminación y que no se limita como anteriormente a la sobrevivencia. Casos relevantes de competencia o egoísmo. la solidaridad con los con menos recursos. educación y atención sanitaria. talleres. que puedan perjudicar el funcionamiento del CC no se pudieron encontrar en los CC estudiados. Las comunidades se apropian de los CC y los adaptan en forma y contenido a sus exigencias y capacidades. se pudo notar una gran solidaridad y la disponibilidad de ayudar a los más pobres y más débiles. La comunidad como tal existe anteriormente. ya que saben el derecho y la orientación normativa del proceso de transformación de su lado. hasta en casos en los cuales la participación en las asambleas es menor. Sin embargo nadie entiende la ley como regla inmovible. pero también es construida en un proceso de trabajo con los CC. aunque muchas experiencias con instituciones sean negativas. es 14 Hay solo reportes de casos singulares. Competencia y egoísmo no se pudo encontrar ni en las mismas comunidades. ha sido de suma importancia. Las mujeres participan mucho más que hombres.

hace más fácil procesos de toma de influencia e instrumentalización institucional y ha llevado también a abusos financieros. La ineficiencia institucional lleva a que algunos que empezaron a participar hace poco. Las quejas más frecuentes conciernen los tiempos muy largos de trámites. En las comunidades hay una fuerte expectativa de representación hacía los activistas de los CC. las instituciones suelen tener un papel de frenar y obstaculizar los procesos. El proceso personal es descrito muchas veces como “humanización” o sensibilización. Casi todos los activistas relatan que han crecido personalmente con la participación. retrasos a causa de informaciones incompletas. acompañamiento insuficiente e intentos de cooptación. se retiran decepcionados. Muchas veces desde la misma institución se da un apoyo en forma de acompañamiento y talleres para avanzar a una autodeterminación de los procesos y se bloquea e impide su puesta en practica. En zonas de clase media los CC se ven a si mismos con frecuencia como estructura técnica que solo se ocupa de ejecutar a proyectos para mejorar la calidad de vida de la comunidad. nada más que lo hacen menos en la comunidad. Pero también se dan casos de financiamiento rápido sin suficiente . No obstante la participación sea alta. Eso no significa que los jóvenes no participan en general. Buena parte e la población organizada tiene propuestas propias para solucionar sus problemas. Eso indica por un lado como la lucha de clases se ha movido hacia adentro las instituciones y como por el otro las mismas instituciones son estructuralmente incapaces de crear lo nuevo. como por ejemplo en los ámbitos de medios y comunicación. de otra manera cualquier discurso de poder popular sería una mera farsa. la solicitud y la ejecución de proyectos es en su mayoría positiva. mala accesibilidad. La tendencia de entenderse como instancia administrativa ejecutiva es más fuerte en las zonas de clase media. aunque –especialmente del lado institucional. El financiamiento estatal es sin embargo ambivalente. promesas incumplidas. La experiencia con la planificación. los proyectos son obstaculizados y rechazados en otro nivel institucional. pero no dispone de los recursos. Sin la iniciativa continua de los actores centrales la participación de la mayoría de los demás probablemente bajaría considerablemente. sin embargo. falta de coordinación y competencia entre diferentes instituciones. Especialmente el retrazo y la retención de financiamientos representan. Aunque también muestran como el conflicto entre poder constituyente y constituido ha migrado en parte hacia adentro de las instituciones mismas. Y aunque los recursos económicos de por si no generen poder popular.se pueden constatar graves problemas. por eso los pide.raro ver personas menores de 25. La mayoría ve su trabajo en el contexto de un socialismo en construcción. La relación entre las comunidades y las instituciones es controvertida. que en los barrios o las zonas rurales. La perspectiva de financiamiento sin embargo es también un factor dinamizador para la constitución y el desarrollo de los CC. Conlleva el peligro de transformar a los CC en una instancia administrativa. no se puede renunciar a decentralizarlos y socializarlos. La iniciativa del Estado ha probado ser fundamental para la difusión de los CC. No obstante algunos reveses casi todos destacan que se sienten realizados por el trabajo en los CC. un desacato gravísimo y pueden conducir a frustración y una disminución de la participación. Mientras promotores institucionales apoyan la elaboración de proyectos y solicitud de financiamientos. Otro problema es la cultura de representación. si no más en otro lugar. Allí la tendencia a la representación de parte de los voceros al igual que la expectativa de representación de parte de la comunidad es más grande. La mayoría de los CC ha tenido malas experiencias con las instituciones. desarrollando un efecto desmoralizante. las cuales de otra manera no hubieran tenido otras redes o experiencias para encaminar una autoorganización hacia la auto-administración. no se puede consolidada y depende en la mayoría de los casos de la iniciativa de individuos que actúan como fuerza incitadora y coordinadora. Se le atribuye un significado importante a las relaciones sociales transformadas en la comunidad. cual sea su motivo. llegar a muchas comunidades. profundamente enraizada en la sociedad venezolana. Ella hizo posible. En el trabajo concreto.

pero los CC en su mayoría también han aprendido a mantener su independencia. acompañados. Esa no es una política generalizada o declarada. Las comunidades desarrollan estrategias para imponer su voluntad. Aunque diferentes CC hicieron experiencias positivas y negativas con las mismas instituciones y todos mencionan también de numerosas experiencias positivas. no van a querer desprenderse de sus beneficios. Es como una empresita ¿entiendes?” (E-TE 2008). si no son viejas prácticas en conexión con relaciones clientelares personalizadas. gobernadores. Sin embargo mientras las comunidades ven las prestaciones como un derecho. Conclusiones Después de 12 años el obstáculo más grande para el proceso de transformación en Venezuela es la contradicción entre el poder constituyente y el poder constituido. financiados. que se adjudican más CC constituidos. etc. En las comunidades suele haber ideas relativamente claras sobre lo que se quiere. Casi todos los entrevistados indican de una u otra manera a la contradicción fundamental entre poder constituyente y constituido: “Estos señores que ya están acomodados en sus cargos. a causa del cambio continuo. alcaldes. Una de estas es la unión con otros CC. si no en una nueva institucionalidad que vaya aboliendo la separación entre institución y “objeto” de la medida. Para el ulterior desarrollo de los CC como poder popular es de central importancia. si no también en respecto a los métodos. Eso dificulta la planificación de las comunidades y con eso su desarrollo como instancias de autoadministración. Así que proyectos muy parecidos entregados a la misma institución hasta ser trabajados y financiados por la institución pueden tardar entre tres y 18 meses. Más allá que por las viejas prácticas ese manejo es potenciado por el hecho que las instituciones. muchas veces hay también debilidades propias. De parte de las instituciones es necesario que acepten y respeten las decisiones de las comunidades y apuren los tiempos de trámites.preparación. Mas comunes son los intentos de cooptación institucional como capital político. Eso lleva también a competencia interinstitucional. Así que la solución no está simplemente en emplear trabajadores mejores. Así que no obstante todos los problemas y las contradicciones se le pide de las instituciones de prestarle a las comunidades el apoyo requerido y de someterse a las instancias autónomas de los CC.e. El reto de la transformación en Venezuela significa que muchas de las instituciones tienen que trabajar para tendencialmente superar la propia existencia (p. se ven expuestas a fuertes presiones de producir resultados. En los CC se cruzan variados intentos de control político y burocrático. las comunidades tienen que desarrollar más presión. pero faltan los recursos. como la falta de una cultura organizativa y participativa. cuando cualquier institución está cuestionada y tiende a intentar demostrar constantemente su importancia. ya que estas últimas son antidemocráticas y un obstáculo para la participación. ellos viven de las necesidades del pueblo. ganan peso político. el Ministerio de las Comunas) o por lo menos cambiar completamente sus . Las administraciones locales y municipales tienen el número más alto de nombramientos negativos. menor suele ser el reconocimiento y especialmente la confianza. en las instituciones se topan con frecuencia con actitudes de menosprecio y la expectativa de subordinación y agradecimiento. Esa contradicción es estructural y no depende de la buena voluntad o integridad de individuos. no solo financieros. o sea debido a que instituciones. Al igual la mayoría de los cargos representativos no gozan de un reconocimiento muy alto en las comunidades y se da el caso contrario de lo que es común en otros países: Más cercano sea el nivel de representación. ministros. Dado que es muy improbable que eso pase desde las instituciones mismas. La contradicción reside en las lógicas contrarias entre institucionalidad y sociedad y se fortalece en tiempos de cambio. Y en los casos en los cuales no lo logran. que en el trato con las instituciones se impongan las estrategias colectivas frente a las prácticas personalizadas.

In: Azzellini. Esa contradicción fundamental impide que el doble poder se vaya prolongando eternamente.html. en: Ramírez Ribes. la construcción de dos lados y los Consejos Comunales como mecanismo de autogobierno local. Ness. cogestión. 199-212. Dario. 20/8/2005. 382399. La búsqueda de una nueva democracia. Tesis de doctorado en sociología. ya que los intereses económicos en juego son mayores. Consolidación del Nuevo Estado.funciones y reducirlas a favor de la participación protagónica del pueblo organizado. lo nuestro… Visiones sobre la propiedad. 8-30. versión en Internet 8/4/2008: http://www. Lo mío. Así se explica por ejemplo que en muchas instituciones mientras una parte de la misma forma y prepara a trabajadores de empresas intervenidas o empresas nuevas del Estado en políticas socialistas. necesitan la existencia la institución correspondiente. La creciente organización desde abajo y el desarrollo del Poder Popular chocan automáticamente con el poder constituido y lo limitan o lo desbordan. Vol. Eso por lógica inherente no lo hace ninguna institución por si misma. Caracas: Asamblea Nacional Dirección General de Investigación y Desarrollo Legislativo. Andrés (2006). las Comunas y las demás instancias de auto-administración en el sector que sea. Eso significaría una transformación profunda del poder constituido. Aunque aquí no abordaremos la cuestión del control obrero. Democracia participativa y protagónica en Venezuela. y control obrero. pp. Las estrategias desde arriba y desde abajo se han mantenido en el mismo proceso de transformación durante 12 años. “Comités de Tierra Urbana”. Dario (2010a). la parte de la misma institución.org. entonces el interés en que estos se vuelvan independientes será mínimo. APPP (Asamblea de Promotores del Poder Popular) (2005). Sólo es imaginable un alargamiento en el tiempo si la relación entre poder constituido y poder constituyente cambia a favor del poder constituyente y éste logra controlar el poder constituido. Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. si el Consejos Comunal sigue dependiendo de las mismas. Documento Power Point. págs. La lógica desde arriba entiende el Estado como el agente de la transformación y ve al Poder Popular como anexo integrado de la administración. encargada de instalar una participación de los trabajadores. Immanuel: Ours to Master and to Own. al Estado ocupado por un gobierno progresista como un marco conveniente para la construcción de Poder Popular en miras de superar el Estado en su forma actual. María (2006) (Ed. ______ (2011). In: Socialism and Democracy. “Síntesis del 1er Encuentro Ideológico de Promotores del Poder Popular”. como lo hace la lógica desde abajo. si este no limita al poder constituyente. 24. Azzellini. Issue 2. Muy distinto es considerar. en: Aporrea.org/actualidad/a16140. Más bien el esfuerzo será de demostrar que los Consejos Comunales. Antillano. Ejes fundamentales del proyecto de reforma constitucional. Si el trabajo del promotor como la existencia de la institución solo están aseguradas. lo tuyo. y hasta más marcada. . estando en constante tensión. Constituent Power in Motion: Ten Years of Transformation in Venezuela.aporrea. Bibliografía AN-DGIDL (Asamblea Nacional Dirección General de Investigación y Desarrollo Legislativo) (2007). No obstante resulta difícil que sean compatibles a largo plazo. les niega a estos de ser parte de las juntas de transición de las empresas intervenidas y casi siempre obstaculiza la participación de trabajadores en las empresas. Workers’ Control under Venezuela’s Bolivarian Revolution. Caracas: Informe del Capítulo Venezolano del Club de Roma. se puede afirmar que los problemas y contradicciones son similares. Chicago: Haymarket. ______ (2010b).).

Dario.org. “Barrio Women and Popular Politics in Chávez’s Venezuela”. en: Cuadernos del Cendes. Walter (1973). Nº 1. Vol. Populismo radical y globalización”. 337-346. en: Latin American Politics and Society. Engels. Widerstand und Autonomie Sozialer Bewegungen in Lateinamerika”. 23. Marx. 21-41. Webber. An Introduction. págs. Jens. 11. en: Nueva Sociedad. Niklas (1991). Mario (1999). Protest: Systemtheorie und soziale Bewegungen. DVD/documental. Venezuela’s social transformation and class struggle. Azzellini. 56-67. págs. 107-124. Friedrich. Fernandes. versión en internet 24/5/2009: http://gumilla. Caracas/Berlín/Wien. 14.): Crisis and Contradiction: Marxist Perspectives on Latin America in the Global Economy. El Poder Popular. 94 min. Nº 62. Jens. Lacabana. págs. Vol. Nº 183. págs. Vol. en: Revista Venezolana de Economía y Ciencias Sociales. Kai-Uwe (Ed.) (1996). págs. Caracas: Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información Della Porta. Caracas/Berlín/Viena. “Briefe aus den Deutsch-Französischen Jahrbüchern”. Social Movements. Nº 3. Madrid: Taurus. 49-64 FCG (Fundación Centro Gumilla) (2008). DVD/documental. “Los bordes de la esperanza: nuevas formas de participación popular y gobiernos locales en la periferia de Caracas”. Chávez Frías. págs. Estudio de los Consejos Comunales en Venezuela . Caracas: Gobierno Bolivariano/Ministerio de Comunicación e Información. en: Femina politica. Hugo (2008). DVD/documental. Luhmann. Tuider. Benjamin. García-Guadilla. 1. 49. 11-26. Tuider. 1948-2004. Vol. Ressler. Elisabeth (Ed. 14. Susan. Stefanie (2004). Münster: Verlag Westfälisches Dampfboot. Haiman (2004).) (2004). Caracas: UCV. en: Marx. 5 Fábricas. ______ (2006). Sujatha (2007). (Traducción de Jesús Aguirre). Marx-Engels Werke (MEW). Luis. Kaltmeier. Nº 1. Comuna en construcción. Caracas. El Troudi. Cariola. 1.pdf. Vol. págs. In: Spronk. Historia de la Revolución Bolivariana: Pequeña crónica. Soziale Bewegungen in Lateinamerika . Jeffrey (comp. 201-215. ______ (2006). No. Cecilia (2005). Olaf. Habermas. Leiden/Boston: Brill/Historical Materialism Book Series. Caracas: UCV. 97-127. María Pilar (2008). Diani. págs. Karl (1961). Control Obrero en Venezuela. Kastner. Caracas/Berlín/Viena. Septiembre 2007. 73-93. Frankfurt am Main: Suhrkamp. ______ (2010). “Tesis de filosofía de la historia” en: Discursos interrumpidos. Steve (2003). Kastner. Miguel. en: Hellmann. Bonilla-Molina. Caracas: UCV. “La praxis de los consejos comunales en Venezuela: ‘¿Poder popular o instancia clientelar?’”. págs. Enero-Abril. Vol. Jürgen (1973). “Las estrategias ‘desde arriba’ y ‘desde abajo’ del movimiento de Hugo Chávez”. Neoliberalismus—Autonomie—Widerstand. Caracas. en: Kaltmeier. Ellner. Elisabeth (2004). “Cultural Politics im Neoliberalismus. 81 min. Kron. Frankfurt am Main: Suhrkamp. Legitimationsprobleme im Spätkapitalismus.______ (2012).7-30. Berlin/DDR: Dietz Verlag. 67 min. . “Venezuela imprevisible. “Protestbewegungen”. 1. en: Revista Venezolana de Economía y Ciencias Sociales . “Venezuela: Verfassung und staatliche Frauenpolitik”. Oliver (2004). Karl. Vol. Leverkusen: Budrich. “Las tensiones entre la base y la dirigencia en las filas del chavismo”. ______ (2008). Olaf. Donatella.ve/files/documents/Estudio. en: Revista Venezolana de Economía y Ciencias Sociales. Nº 13. Oxford: Blackwell Publishers. págs. Venezuela desde abajo.

Modernisierung und neue soziale Bewegungen: Deutschland. Beharren auf Demokratie. migración y movimientos sociales. Vol. Informe Anual octubre 2007 . Caracas. Acts of Dissent: New Developments in the Study of Protest. Friedhelm (2001). planificación democrática. Movimiento de Pobladores (2011). “Movimientos indígenas y transformación constitucional en los Andes. 31/3/2008 Antillano.Mazzeo. 2011) sobre control obrero. Vol. movimientos. págs. “Movimientos sociales: nuevos escenarios y desafíos inéditos”. Münster: Verlag Westfälisches Dampfboot. Romero Pirela. Los consejos comunales más allá de la utopía. in: Joas. Ruud. Cathy (2003). Ediciones del Vice Rectorado Académico. Ruud. Análisis sobre su naturaleza jurídica en Venezuela. Thamara. págs. Nº 21. 89-99. “Soziale Bewegungen und kollektive Aktionen”. Harmondsworth: Penguin. 387-405. Müller-Plantenberg. págs. Nº 3. Dieter (1994). “¿De qué democracia estamos hablando?”. Collective Action and Politics. Berlin: Edition Sigma. Rucht. “Demokratie kann man nicht essen. Caracas: Provea. 12. Venezuela. págs. Nº 1. Friedhelm (Ed. Hamburgo. Rucht. Mészáros. “Women’s Coalitions as a Strategy at the Intersection of Economic and Political Change in Venezuela”. Parker. Detlef (2002). (1963/1991). privatización de servicios militares. Van Cott. Social Movements. en: Revista Venezolana de Economía y Ciencias Sociales. Octubre. Zur politischen Lage” en Lateinamerika. Caracas: UCV. en: OSAL (Observatorio Social de América Latina). Sydney (1998). The Making of the English Working Class. 41-60. Entrevistas citadas E-TE 2008 E-AA 2008 Esis. Istvan (2001). Dieter. Frankreich und USA im Vergleich. Rafael (2007). 533-556. Neidhardt. CC en la parroquia Santa Rosalía. democracia participativa y co. en: Rucht. Venezuela en perspectica comparativa”. 221-230. Kritische Deutsche Sozialwissenschaft und Lateinamerika”. Nolte. Dick (2006). Dario Azzellini. Raúl (2006). Vol. Rakowski. autor y documentalista. Realizó varios documentales sobre . Koopmans. Cambridge.septiembre 2008. Donna Lee (2002).y autogestión obrera. 7-30. Dr. Culture. Hans (Ed. págs. 16. Caracas: Vadell Hermanos Editores. Nº 3. Recién publicó con Immanuel Ness “Ours to master and to own” (Haymarket. págs. El sueño de una cosa (Introducción al Poder Popular). Caracas: UCV. 25. EEUU. Frankfurt am Main: Campus Verlag. Maracaibo: Universidad del Zulia. Provea (Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos) (2008). and Society. en: Jahrbuch Lateinamerika. Nº 3. Frankfurt am Main: Campus Verlag. Dieter. en: Revista Venezolana de Economía y Ciencias Sociales. Ha publicado varios libros traducidos a diferentes idiomas sobre Italia. Andrés Sociólogo y Activista de los CTU. Koopmans. Zibechi. Rucht. Neidhardt. P. Urs (2001) “Engagement und Ausdauer. Lehrbuch der Soziologie. investigador y docente del Instituto de Sociología de la Universidad Johannes Kepler en Linz (Austria). págs. Power in Movement. Friedhelm (1998). Thompson. Neidhardt. Reunión Política con el Presidente Chávez. Dr. “Introduction: Protest as a Subject of Social Research”. Miguel (2007a). Analysen.) (1998). Trabaja sobre procesos de transformación social. México. págs. 13-34. Tarrow. Analysen und Berichte. en: International Journal of Politics. 20/4/2008. Colombia. Unidad del Pueblo por la ciudad socialista y la revolución urbana. Dieter. Más allá del Capital. 149-172.) (2001). E.

contacto: dario@azzellini.azzellini. Nicaragua. como último –con Oliver Ressler– el documental “Comuna en construcción” (2010) sobre Consejos Comunales y autogobierno en Venezuela. México y Venezuela.net. Más información: www.movimientos. .net.