OCTAVAS DESDOBLADAS

(Material suplementario al post http://detrasdeloaparente.blogspot.com.es/2013/08/octavas-desdobladas.html) Aproximación tridimensional al movimiento de las octavas (también movimiento de la “información” o movimiento de las energías...)

Los puntos de inflexión, puntos claves, o dicho en palabras sencillas: los puntos en los que se puede influir sobre una octava están directamente relacionados con unos números “especiales” llamados números primos. (Secuencia de los primeros números primos =

2,3,5,7,11,13...)

La secuencia de progresión espacio/tiempo(*) de una octava está dada por la serie: 1,4,2,8,5,7...(se repite hasta ∞). Esta secuencia proviene de los decimales de la división de 1÷7 (no se crea nada, tome una calculadora y compruébelo Ud. mismo...).
(*) Dicho en palabras sencillas, la complicada frase “secuencia de progresión espacio/tiempo” puede ser vista como los “pasos de baile” que sigue la octava en su transitar por el espacio y el tiempo (recuerde que el tiempo y el espacio son equivalentes, de manera análoga a lo que son la materia y la energía)

El número 7 es el primer número primo que dividido entre 1 da una secuencia recurrente que “oscila”, o en otras palabras, “que tiene sentido”, comprobémoslo a continuación: 1÷2 = 0,50000000..... (no sirve) 1÷3 = 0,33333333..... (no sirve) 1÷5 = 0,20000000..... (no sirve) 1÷7 = 0,142857142857142857142857....√ Quizás el 7 tenga también que ver con el “diseño” mismo de la vida consciente en el universo: “...Cuando se crea la vida consciente en el universo, también se crea un entramado o matriz por donde ésta se desplaza. Ese entramado es el Espacio-consciencia del Do, formado por una matriz de 7x7 octavas entrelazadas como formando una tela...” (Tomado del artículo: “Cosmogénesis, Parte 1”) Si asumimos la analogía de una octava de energía con una octava musical básica de 7 notas (DO,RE,MI,etc...) entonces, cada nota aporta 0,142857 partes del total. Dicho en otras palabras 7 notas * 0,142857 = 1 (o dicho de otra forma: 7 * 14,2857% = 100%) Pero si tomamos la escala completa de notas (DO,DO sostenido,RE, RE sostenido,MI,FA, FA sostenido, etc...) que son 12 notas, la cuenta sería la siguiente: 12 notas * 0,142857 = 1,714285...<= Este número es la secuencia de progresión espacio temporal pero de una octava de 12 niveles energéticos o 12 notas,
observe como en los decimales se mantiene la secuencia 1 4 2 8 5 7 pero “corrida” un dígito, es decir el 7 aparece de primero y continúa el resto de la serie.

Entonces podríamos ver la secuencia 1,4,2,8,5,7 como un paquete de datos básico que se mantiene a pesar de la pérdida de notas que sufre la octava a su paso por los distintos espacios matriciales.

Volvamos a la analogía de una octava energética con una octava musical. Como se ha visto en repetidas oportunidades, los puntos donde en teoría hay que “inyectar” la energía necesaria para que la octava siga su curso y no se desvíe o caiga en recurrencia son los puntos entre DO-SI y FA-MI, tal como se muestra en la siguiente figura.

Se han resaltado las palabras en teoría puesto que en el devenir diario (que como se sabe está lleno de octavas de todo tipo) los choques energéticos rara vez se producen en el punto necesario, por lo que las octavas quedan sujetas a la “causalidad” (ley de causa y efecto) Si tuviéramos total control sobre la intensidad precisa de los choques conscientes que habría que inyectar entre DO y SI (y también entre FA y MI), veríamos que estos choques tendrían que mantener la forma o información inicial del número primo 7, en otras palabras, energéticamente hablando tendría que aparecer la famosa secuencia 142857 por algún lado. Pintemos la secuencia 142857 separándola en dos colores: 142857. Observe que forman 2 grupos de tríadas, los números rojos son primos mientras que los verdes no lo son. El equilibrio de estas dos tríadas, define la correcta dirección vectorial de la octava. Este es, como se ha dicho, el comportamiento ideal. Ahora veamos el comportamiento habitual de una octava. En este caso, la energía de los choques conscientes, que llamaremos mejor choques inconscientes por causalidad (es decir, por causa y efecto), es tomada de cualquier otro número primo, por ejemplo del 5 (que es el anterior al 7) o del 11 (que es el posterior al 7).
Nota: en el caso del ‘5’ ya vimos antes que no sirve porque no “oscila”, entonces nos queda el 11.

En el caso de este famoso número (11), tenemos la siguiente cuenta: 1÷11 = 0,09090909090909... (Oscila entre 0 y 9 hasta ∞) Aplicar esta energía en el choque DO-SI (luego veremos el caso FA-MI) tiene el efecto de crear una octava desdoblada o fantasma, que transcurre digamos que paralela a la original, pero con una “calidad energética” sustancialmente menor. ¿Y que significado tienen el 0 y el 9 en la secuencia anterior?

Son los “extremos” que acotan la octava desdoblada. Cada dígito del 0 al 9 representa un semitono. Lo verá mas claramente en la siguiente imagen:

AHORA UN EJEMPLO PRÁCTICO: La conocida octava del Demiurgo, nombrada en múltiples ocasiones en referencia al perdón y al “error que no lo fue” es el caso más emblemático de una octava desdoblada.
“...(El Demiurgo) comete el error en el segundo choque (FA-MI) atrapando al ser en la materia en vez de crear una nueva vida consciente, el homosapiens, que luego fue creado por los demiurgos que desde ahora llamaré “dioses” para identificarlos. Como el Demiurgo no se perdonó el error cometido, que es el primer acto consciente de todo Ser, intenta solucionarlo creando otra vida consciente, los “daimon” (inspiración espiritual o pensamiento creador) pero ya era demasiado tarde porque la clave de DO se había interrumpido dando comienzo a una nueva “clave de Do” llamada “clave de Fa” ...” (Sacado del artículo “Los hijos de las sombras”)

Para entender esto y aunque no es exactamente así, digamos que nuestra escala musical tiene 7 notas básicas (DO,RE...SI) pero la “escala musical” del Demiurgo tienen 12 notas básicas, por pertenecer él a un espacio matricial más complejo (12 x 12) Entonces, así como nosotros echamos mano del número primo 7 que era el primer número primo “útil”, el Demiurgo (tratando de corregir el error) hizo lo mismo cuando le tocó inyectar la energía en el choque FA-MI y vió que los números primos que tenía más a la mano eran el 11 y el 13, y debió sacar la siguiente cuenta: 1÷13 = 0,076923076923076923..... (crearía un ciclo completamente diferente que se alejaría cada vez más de la octava del DO, por tanto no le servía) 1÷11 = 0,090909090909090909..... (crearía una octava desdoblada paralela a la original que al menos no se alejaría del DO y optó por esta) √ Gráficamente, lo que sucedió fue más o menos lo siguiente: (pasar a la página siguiente)

En resumen, cuando se inyecta energía (consciente o inconscientemente) en un punto de inflexión de una octava se pueden dar dos casos: la creación de una octava paralela que se aleje continuamente de la original o la creación de una octava desdoblada paralela que se mueve de forma parecida a la original pero con una energía completamente diferente. Podría verse como que “entre dos males, el segundo es el menor” Ahora observe en la siguiente figura un detalle del gráfico anterior:

Esto quiere decir que el Demiurgo está solo a un semitono (el formado por SOL# y SOL) de montarse de nuevo en la octava original del DO, pero para que esto suceda debe llegarse a la masa crítica de consciencia planetaria, de donde el Demiurgo tomará la energía precisa para dar el “salto”. Dicho “salto” no es otra cosa que un choque consciente inyectado en un punto de inflexión de una octava, solo que esta octava es a muy alto nivel, y como vimos antes en estos choques hay números primos de por medio.

Si el 7 y el 11 tuvieron que ver con el desvío de la octava del Demiurgo, estos mismos números tienen que ver con la reinserción en la octava del DO a través de la nota SOL. si dividimos 11÷7 nos da 1,571428 y si corremos el decimal un punto a la derecha nos dará.... La matrix 15,64 5D es la octava del Demiurgo que será reinsertada de nuevo en la línea descendente de creación del DO. === 0 ===

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful