Está en la página 1de 123

UCV

Universidad César Vallejo


Piura

TEORIA DE SISTEMAS

Problema no estructurado social: “Las


Mentiras”

Aplicar la metodología de
sistemas suaves para plantear
soluciones viables
sistemáticamente al problema no
estructurado social “Las
Mentiras”.

Chávez Monzón Carlos

Piura, 28 de Abril 2009


1
Esta monografía esta dedicada para todas
aquellas personas que estén interesadas
en este tema de gran controversia.
Así mismo doy gracias a mi padre y
amigos por apoyarme…

2
Portada ……………………………………………………. Pág. 1
Dedicatoria………………………………………………… Pág. 2
Índice……………………………………………………… Pág. 3
Introducción………………………………………………. Pág. 5
Capitulo I:
Realidad problemática del problema no
Estructurado “Las Mentiras”………………………. Pág. 6
Capitulo II:
Marco Teórico y Conceptual………………………. Pág. 19
Capitulo III:Aplicación de la Metodologíade Sistemas Suaves
para plantear soluciones viables
sistemáticamente al problema no estructurado “Las Mentiras”
3.1 Estadio I:
Problema no definido……………………………… Pág.
32
3.2 Estadio II
Causas y Efectos…………………………………… Pág.
33
3.3 Estadio III
Definición Raíz…………………………………… Pág. 35
3.4 Estadio IV
Modelo conceptual………………………………. Pág. 37

3
3.5 Estadio V
……………………………………….. Pág.
40
3.6 Estadio VI
……………………………………… Pág.
41
3.7 Estadio VII
…………………………………… Pág. 50
Conclusiones………………………………………………………… Pág.
77
Anexos…………………………………………………………………
Pág.78
Bibliografía………………………………………………………….
Pág.107

4
Hoy en día la gran mayoría de personas
cuando nos vemos en situaciones
agobiantes, en las cuales no le podemos dar
soluciones, optamos por decir MENTIRAS.
Las mentiras nos conllevan a otras mentiras,
ciertamente ocultando la verdad para salir
de esa situación crítica.
Mayormente las personas que recogen estas
mentiras suelen pensar que es cierto y
pueden transmitirla a otras, así mismo
engañando a los demás y engañándose así
mismo. Por lo tanto se dice que mas vale
decir la verdad, aunque sea perjudicante.
La mentira no nos lleva a nada, por eso es
recomendable ser veraces

5
CAPÍTUL
OI
6
LAS MENTIRAS
Una mentira es una declaración
realizada por alguien que cree o
sospecha que es falsa o parcial,
esperando que los oyentes le crean,
ocultando siempre la realidad en
forma parcial o total. Una cierta
oración puede ser una mentira si el
interlocutor piensa que es falsa o que
oculta parcialmente la verdad. En función de la definición, una
mentira puede ser una falsedad genuina, exagerar una verdad
o incluso la verdad, si la intención es engañar o causar una
acción en contra de los intereses del oyente. Las ficciones,
aunque falsas, no se consideran mentiras. Mentir implica un
engaño intencionado, consciente, y estudios demuestran que
el ser humano tarda más mintiendo que diciendo la verdad.
Desde la niñez, el deseo de mentir se hace evidente. Los
niños mienten imaginándose cosas, mienten imitando a sus
padres, mienten al exagerar las cosas, mienten para ser
aceptados en su núcleo social, mienten para evitar el castigo,
mienten para ser recompensados, mienten con el fin de
desquitarse. A medida que el niño crece, el hábito de mentir
es algo que se va quedando atrás. Pero en muchos casos, el
7
hábito de mentir se convierte en una costumbre a medida que
el niño llega a joven y luego a adulto. Toda persona en algún
momento de su vida miente, aunque luego se resienta.
Recuerdo haber oído una anécdota de George Washington
donde se declaraba que él nunca había mentido. Creo que la
gran mentira sobre Washington fue negar que nunca
hubieramentido. Un complejo de inferioridad en el joven o
adulto, le puede hacer víctima de la mentira con el fin de
impresionar a otros. Aquellos que viven en una falsa relación
con Dios, constantemente recurren a la mentira para obtener
lo que desean y franquearse falsamente el favor de otros. La
persona adicta a las mentiras o el mentiroso crónico, llega al
extremo de creer sus propias mentiras. Las mentiras son
madres de mentiras, es decir, una mentira lleva a otra
mentira, con el fin de ocultar la primera. El mentiroso es un
individuo que experimenta un desajuste de personalidad y un
desorden de carácter que lo motiva a sentirse inseguro de sí
mismo y a refugiarse detrás de las apariencias.
También es mentira el acto de la simulación o el fingir. Por
ejemplo: si alguien atropella a una persona y huye del lugar
sin ser identificado y, después de un tiempo, regresa y se
mezcla con los curiosos y finge indignación por lo ocurrido,
está mintiendo a todos aquellos ante quienes simula o finge
inocencia. En otras palabras, para mentir no se necesita decir
palabra alguna.

8
Otra forma de mentira no verbal la constituye el hecho de
hacerse pasar por discapacitado físico con el fin de obtener
algún "favor" en provecho propio (limosnas, por ejemplo). Esta
conducta es típica generalmente en personas
extremadamente perezosas que no les gusta trabajar.
Desde la niñez, el deseo de mentir se hace evidente. Los
niños mienten imaginándose cosas, mienten imitando a sus
padres, mienten al exagerar las cosas, mienten para ser
aceptados en su núcleo social, mienten para evitar el
castigo, mienten para ser recompensados, mienten con el fin
de desquitarse.
A medida que el niño crece, el hábito de mentir es algo que
se va quedando atrás. Pero en muchos casos, el hábito de
mentir se convierte en una costumbre a medida que el niño
llega a joven y luego a adulto. Toda persona en algún
momento de su vida miente, aunque luego se resienta.
Recuerdo haber oído una anécdota de George Washington
donde se declaraba que él nunca había mentido. Creo que la
gran mentira sobre Washington fue negar que nunca hubiera
mentido.
Un complejo de inferioridad en el joven o adulto, le puede
hacer víctima de la mentira con el fin de impresionar a otros.
Aquellos que viven en una falsa relación con Dios,
constantemente recurren a la mentira para obtener lo que
desean y franquearse falsamente el favor de otros.
La persona adicta a las mentiras o el mentiroso crónico, llega
al extremo de creer sus propias mentiras. Las mentiras son
9
madres de mentiras, es decir, una mentira lleva a otra
mentira, con el fin de ocultar la primera.
El mentiroso es un individuo que experimenta un desajuste
de personalidad y un desorden de carácter que lo motiva a
sentirse inseguro de sí mismo y a refugiarse detrás de las
apariencias.
La Biblia aconseja: "Por lo cual, desechando la mentira,
hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos
miembros los unos de los otros" (Efesios 4:25). La
exhortación divina es un llamado a divorciarnos de la mentira
y a decir siempre la verdad.
El mentiroso se identifica como hijo del Diablo, citamos:
"Ustedes son hijos del Diablo y les encanta actuar como él...
para él la verdad no existe. En él mentir es algo
completamente normal, porque es el padre de la mentira"
(Juan 8:44, Nuevo Testamento Viviente).
Querido amigo, no permitas que la mentira te aleje de las
promesas divinas. Deja que Jesucristo tome control de tu
carácter. No dejes que la mentira se enseñoreé sobre ti.
Cuando el deseo de mentir se quiera apoderar de ti,
recházalo en el nombre de Jesús y tendrás victoria.

¿Qué es la mentira?
La mentira es una forma de eludir la realidad y por tanto la
responsabilidad que tendría el afrontar la verdad de alguna
cosa. Muchos trastornos psicológicos llevan asociada la

10
mentira como forma de evitación de circunstancias. Sin
embargo a la larga si llega a convertirse en hábito, puede
suponer un trastorno psicológico considerable.

¿A quién hace daño la mentira?


La mentira puede hacer daño al destinatario pero en última
instancia a quien más perjudica es al mentiroso, ya que le
convierte en una persona poco fiable, indigna de confianza y
carente de crédito.

Origen de la Mentira:
Parece que desde que nacemos y nos comenzamos a
relacionar con los demás comenzamos a ser conscientes de
las repercusiones que tiene en los demás nuestra conducta. Y

11
hay dos formas de afrontar esa conducta de relacionarnos con
los demás:
• Afrontando estos comportamientos tanto si se prevé
agradable como desagradable. Ejemplo, reconocer que
hemos cometido un error en una suma después de
decirle al cajero de un supermercado que se ha
equivocado. Dar la cara supone generalmente la mejor
opción, ya que aún suponiendo que nos vayan a castigar,
demostramos que somos responsables de nuestros actos
y por tanto los demás nos toman en serio.
• Evitando o huyendo de dicho acontecimiento. Siempre
cuando huimos de nuestros actos, estos nos persiguen
de uno u otro modo. Por ejemplo, tiramos un jersey al
suelo en una tienda y nos hacemos los despistados.
Caben dos alternativas, que los dependientes o los
clientes no lo vean y entonces nadie me regañará, pero
yo sí sé que lo he hecho y es un golpe bajo para nuestra
autoestima (pues sabemos que no lo hemos hecho bien),
o que nos llamen la atención y nos pongan la cara
colorada. (pinche aquí para poner música de mentiras).

12
Cuatro Tipos de Mentiras:
1. La hecha en forma esporádica
(todos alguna vez mentimos) y
espontánea (¿Hay mentiras
piadosas? Esa es la pregunta que todos nos hacemos, y
quien justifica la mentira hace suya la frase de que "el fin
justifica los medios")
2. La evolutiva, que comienza en la niñez y es reforzada por
los padres/madres (de niño)
3. La que se dice como producto de un padecimiento
sintomático (para obtener atención gracias a la creación
de un falso personaje que nos da brillo y es para mejorar
nuestra propia autoestima, inventando logros y
consecuciones personales)
4. La efectuada como conducta repetitiva. Esta es la
mitomanía, en la que se vive para y por la mentira. es la
complicada y la quien lleva a la mentira compulsiva.
Pero... ¿Por qué mentimos?
1. Determinadas personas, en algún
momento, aprenden a eludir sus
responsabilidades mintiendo. Si lo
realizan durante mucho tiempo, la
mentira termina convirtiéndose en
13
hábito, apareciendo de este modo un trastorno
psicológico serio que le impide controlar su
comportamiento, donde la mentira acaba dominando al
individuo.

2. La mentira se da también porque el sujeto obtiene cierto


placer, se siente de alguna forma más lista que los
demás. El hecho de correr cierto riesgo favorece la
aparición de una elevación de adrenalina y cierto placer
asociado al riesgo. Recibe el beneficio secundario que
supone el no afrontar el acto realizado. Sin embargo
cada mentira, además puede llevar asociada que la
persona se vea obligada a unirla con otras nuevas. Por
ejemplo, una persona dice a su doctor que le duele el
estómago para evitar acudir a su trabajo. El médico le
remite al especialista y éste le realiza una prueba muy
dolorosa que consiste en introducir un tubo por la
garganta hasta el intestino. Finalmente la conducta
ficticia inicial lleva al paciente a un dolor real de
garganta y a lo mejor a la pérdida de su trabajo si su jefe
descubre el invento.

3. También otra causa está relacionada con la autoestima.


Llevados por la inseguridad y desconfianza en nuestra
capacidad de ser aceptados tal como somos, podemos
caer en la tentación de adornar aquí y allá nuestra

14
historia y nuestras habilidades de forma que causemos
una impresión favorable en las demás personas. Esta es
quizás el origen de la mentira que más se está
generalizando en nuestro tiempo en la que la imagen
superficial y la búsqueda de estereotipos y cliches
socialmente aceptados se está imponiendo.

Mentir es un recurso fácil de valer sin


tener que pasar por esfuerzos ni
penurias, aunque el precio que se corre es la posibilidad de
ser descubierto. En esto sucede algo similar a la persona que
lanza rumores falsos para disminuir a las personas que
envidia: puede ser descubierto y la conducta desvelada, ir en
su contra desprestigiándolo ante a los que quería influir.
La mentira que busca impresionar para mejorar la autoestima
(siguiendo a José Luis Catalán, COP, 2005) se puede
transformar en un trastorno de la personalidad que podríamos
llamar pseudología fantástica' que es una compulsión a
imaginar una vida, unos acontecimientos y una historia en
base a causar una impresión de admiración en los
espectadores o en las personas que nos escuchan.

15
Este afán por impresionar esta basado en la imperiosa
necesidad de resultar valiosos e geniales por medios
tramposos ya que por los medios naturales y habituales de la
simpatía y de la espontaneidad se duda de poder
conseguirlos.
Refleja, por un lado, la ambición de ser dignos de amor, de
admiración y "ojito derecho" de los demás como antes de ser
destronamos por el proceso de maduración lo éramos de los
padres; por otro lado, se pone de manifiesto nuestra profunda
duda de no ser dignos de ser admirados o queridos en base a
la distancia, la dureza, el aislamiento y la falta de adaptación
que sufrimos, que asemejan pruebas de algún tipo de
discapacidad.
El mentiroso fantasioso coge el atajo de robar atención y
aprecio de los demás por la vía del fácil engaño (las palabras
son cómodos sustitutos de los hechos) en vez de por su Ser-
sincero, tal vez mucho mas modesto de lo que su ambición
soporta.
A veces la propia conducta del individuo genera un
comportamiento que tiende a confirmar la mentira: Se
imagina un gran literato o poeta, lo dice y además busca
poemas, los copia, los parafrasea y los da a conocer diciendo
que son suyos. Copia un cuadro diciendo que tiene dotes de
pintor/a y lo que ha hecho es una sofisticada técnica de
copiado. La historia está llena de grandes farsantes que han
sido descubiertos tarde o temprano.

16
No se conforma con ser una persona cualquiera -tal vez se
vería a sí misma con excesivo desarraigo-, sino que desea ser
siempre una personalidad de primera magnitud, de esas que
los demás admiramos embelesados y envidiosos.
Lo que nos gustaría hacer, lo que en ensueños nos
prometemos, lo que según nuestros cálculos inflados
seguramente nos pasará puede hacernos correr tanto en el
tiempo que disfrutemos precipitadamente de lo que todavía
no somos, y ello nos prepara mal para el naufragio de
nuestros ilusiones durante el transcurso despiadado de la
vida. Este tropiezo no le sucede a quien su mirada alcanza al
escalón de arriba sólo cuando ha mirado bien que ha subido el
actual.

Quien miente de forma continua trata de ser más atractivo


hacia los demás o de suplir carencias en distintas áreas de su
vida, pero con el paso del tiempo sufrirá aislamiento por

17
despertar desconfianza entre sus semejantes. ¿Hay solución a
esto?
Hablar con la verdad es una cualidad muy valorada en
nuestras relaciones afectivas, laborales, de estudio y hasta
deportivas, ya que nos permite tener certidumbre y seguridad
al compartir ideas, emociones, objetivos o recursos
materiales. Por ello, no es extraño que la mentira sea mal
vista socialmente, al igual que la tendencia de algunas
personas a cambiar la realidad, llamada mitomanía.
Al respecto, el Dr. Sergio Arturo Escobedo Návar, especialista
en salud mental adscrito al Hospital Psiquiátrico con Unidad
Médica Familiar no. 10 del Instituto Mexicano del Seguro
Social (IMSS), ubicado al sur de la Ciudad de México, explica a
saludymedicinas.com.mx que “la palabra mitomanía tiene dos
componentes: manía, que es la preocupación caprichosa por
un tema o situación determinada, y mito, que es un relato
donde hay partes de una realidad histórica y otras de
leyenda”.
De forma específica, detalla que “hablamos de mitomanía
cuando hay una conducta o comportamiento morboso en que
se desfigura o cambia la realidad, ya sea engrandeciéndola o
sustituyéndola por completo; se falsea la información de lo
que se sabe o se cree, de forma reiterativa o crónica, a largo
tiempo”.
En opinión del experto, que cuenta con estudios de Psicología
y Psiquiatría, esta conducta surge por la incapacidad de lograr
una madurez emocional, incluso neurológica, que impide a un
individuo ubicarse en un marco de realidad.
Durante la infancia, indica, “hay etapas en que la fantasía es
un elemento necesario, con el que se imagina o piensa, y que
forma parte de la creación de la personalidad. Se puede jugar
a ser superhéroe, a la casita o a cualquier cosa, y el pequeño
busca ser protagonista, incluso se disfraza; empero, hay
adultos cerca que dan sentido de realidad y le dicen: ‘no
18
hagas esto’, ‘no toques ahí’, ‘no te avientes del ropero’. El
mitómano podría ser como un niño que no logró esta
madurez”.
No es que la fantasía se deseche por completo; al contrario,
se conserva y es la que nos ayuda a crear, producir, imaginar
qué vamos a estudiar o en qué trabajaremos. El problema del
mitómano es que no hay un freno a esta actividad mental, y
esto terminará por generarle alteraciones sociales por mentir
a menudo.
Del griego mitos, mentira, y mania, modismo. Se define
mitomanía como el trastorno psicológico consistente en
mentir patológica y continuamente falseando la realidad y
haciéndola más soportable; el mitómano sublima su impulso
transformándolo en arte. El dramaturgo mexicano Juan Ruiz
de Alarcón expuso un modelo de esta patología en su obra La
verdad sospechosa.
Tendencia morbosa a desfigurar, engrandeciendo la realidad
de lo que se dice.
Con frecuencia, el enfermo, de carácter más bien paranoide,
desfigura mentirosamente la propia idea que tiene de sí
mismo, magnificándola (delirio de grandeza) o simplemente
disfrazando unos humildes orígenes con mentiras de todo
tipo, de forma que llega realmente a creerse su propia historia
y se establece una gran distancia entre la imagen que tiene la
persona de sí mismo y la imagen real. Muchos famosos
(cantantes de rock, celebridades de diez minutos, etc.) han
padecido esta dicotomía.
Si bien la mentira puede ser útil y es un comportamiento
social frecuente, el mitómano se caracteriza por recurrir a
esta conducta continuamente sin valorar las consecuencias,
con tal de maquillar una realidad que considera inaceptable
urdiendo todo tipo de sistemas delirantes. Esta característica
está asociada a trastornos de personalidad graves y se puede
relacionar con dos tipos de caracteres: por un lado, los
necesitados de estimación, y por otro, los que sufren un
trastorno de personalidad hipertímica, es decir, las personas

19
que tienen un ánimo muy elevado (superficiales, frívolos,
impacientes).
Dice la definición: Mitomanía palabra que viene de mito y
manía: mito (griego mitos: mite que es mentira) y manía
(modismo, costumbre) entonces es la costumbre de decir
mentiras.
“tendencia morbosa a desfigurar, engrandeciéndola, la
realidad de lo que se dice” y tendencia a mitificar o a admirar
exageradamente a personas o cosas” Podemos definir así a la
MITOMANIA como el trastorno de conducta que consiste en
mentir, mentir en forma patológica y continuamente.

Pero qué es la Mitomanía y ya desde la definición psicológica:


es un trastorno de conducta por el cual la persona necesita
mentir en forma reiterada, continua y desdibujando la
realidad, pues de eso se trata precisamente, de que el
mitómano no acepta su realidad y con ésta mentira lo que
busca es transformarla, hacerla más soportable para sí.

En la personalidad del enfermo, en sus orígenes, en su falta


de autoestima encontramos el motivo que lo lleva a mentir, a
mostrar delirios de grandeza, a inventar sobre su origen
generalmente humilde y cubrir esto de una forma novelada,
ocultando su verdadera historia, e inventando otra que
responda a sus deseos y llegando a creerse él mismo ésta
novela inventada por el. En ésta nueva historia sobre su
origen lo que logra es distanciarse de la imagen que tiene de
sí mismo y la imagen real.

20
21
CAPÍTUL
O II

BIBLIOGRAFÍA DE PETER CHECKLAND


Nació en 1930 en Birmingham, donde asistió a George Dixon's
Grammar School. En 1954 recibió un M.A. grado en química en
el St John's College de Oxford, donde se graduó con honores
con la 1ª categoría. Trabajó en la industria de 15 años como
administrador de los productos químicos en la empresa ICI. A
finales de la década de 1960 se incorporó al departamento
pionero de Ingeniería de Sistemas en la Universidad de
22
Lancaster, donde se convirtió en profesor de Sistemas. En
Lancaster, estuvo al frente de un programa de acción de
investigación. La MSB enfoque que en la actualidad se utiliza
en todo el mundo. Desde 1990 es Profesor Emérito de la
Universidad de Lancaster en la escuela de Sistemas. Peter
Checkland trabajó en la junta editorial de revistas, tales como
Revista Europea de Sistemas de Información; La Revista
Internacional de Gestión de la Información; En el International
Journal of General Systems; Sistemas de la práctica; Sistemas
de Investigación y de la revista. En 2004 le fue concedido el
doctorado Honoris Causa por la Universidad de Economía
Checa. En 2007 le fue concedido el prestigioso Beale Medalla
por el OR Society, en reconocimiento a su sostenida y
significativa filosofía, la teoría y la práctica de la investigación
operativa
Checkland se interesó en la aplicación de los sistemas de
ideas a los problemas de gestión y desordenado en su trabajo
como gerente en la industria. Sus ideas para La Metodología
de los sistemas Blandos surgido de la incapacidad de la
aplicación de lo que él llamó, "duros" en el diseño de los
sistemas de gestión de los problemas desordenado.
MSB desarrollado a partir de este ciclo continúo de la
intervención en los malos estructurado de gestión de los
problemas y aprender de los resultados. Sistemas Blandos es
una rama de la teoría de sistemas diseñados específicamente

23
para su uso y aplicación en una variedad de contextos del
mundo real.
David Brown declaró que un factor clave en su desarrollo es el
reconocimiento de que la actividad humana deliberada puede
ser el modelo sistémico. "En vez de tratar de modelos de la
MSB mapa de la realidad - imposible porque hay múltiples
candidatos para lo que cuenta como el mundo real en
situaciones complejas de los modelos de dispositivos para
aprender sobre el mundo real.
En resumen, la MSB se convierte en un proceso de
investigación, Un sistema de aprendizaje". Peter Checkland la
labor ha influido en el desarrollo de "suave" Operaciones de la
investigación, que se suma a la optimización, programación
matemática y la simulación como parte de la O topografía

EL PENSAMIENTO SISTÉMICO:
Al igual que R.J. Boland
(1985) brough fenomenología en el ámbito de los sistemas de
información, para examinar críticamente este campo de
actividades, elevar la conciencia, y aclarar su camino, por lo
24
que ha Checkland (1981) realizado en el campo de la teoría
de sistemas.
Al hacerlo, el sentido de decisiones y la construcción social de
la realidad se han convertido en conceptos centrales en sus
respectivos ámbitos. En lo que respecta a los sistemas de
pensamiento, la fenomenología ha allowd sistemas de
pensadores a entender que la teoría de sistemas no tiene que
ver con una realidad considerada independiente del
observador y por los procesos de interconexión cibernética o
elementos, o acerca de los procesos emergentes. Por el
contrario, la teoría de sistemas es sobre cómo atribuir sentido
al mundo y construir la unidad de nuestra realidad. Ésta es
una lección importante de los sistemas del pensamiento que
Checkland nos enseña.
La Metodología de sistemas blandos (SSM por sus siglas en
inglés) de Peter Checkland es una técnica cualitativa que se
puede utilizar para aplicar los sistemas estructurados a las
situaciones asistémicas. Es una manera de ocuparse de
problemas situacionales en los cuales hay una actividad con
un alto componente social, político y humano. Esto distingue
el SSM de otras metodologías que se ocupan de los problemas
DUROS que están a menudo más orientados a la tecnología.
El SSM aplica los sistemas estructurados al mundo actual de
las organizaciones humanas. Pero crucialmente sin asumir
que el tema de la investigación es en sí mismo es un sistema
simple. El SSM por lo tanto es una manera útil de acercarse a

25
situaciones complejas y a las preguntas desordenadas
correspondientes.

LA METODOLOGÍA DE SISTEMAS
SUAVES
La Metodología de sistemas blandos (SSM por sus siglas en
inglés) de Peter Checkland es una técnica cualitativa que se
puede utilizar para aplicar los sistemas estructurados a las
situaciones asistémicas. Es una manera de ocuparse de
problemas situacionales en los cuales hay una actividad con
un alto componente social, político y humano. Esto distingue
el SSM de otras metodologías que se ocupan de los problemas
DUROS que están a menudo más orientados a la tecnología.
El SSM aplica los sistemas estructurados al mundo actual de
las organizaciones humanas. Pero crucialmente sin asumir
que el tema de la investigación es en sí mismo es un sistema
simple. El SSM por lo tanto es una manera útil de acercarse a
situaciones complejas y a las preguntas desordenadas
correspondientes.

26
Origen de la

Metodología de Sistemas Suaves


El SSM se originó de la comprensión que los sistemas “duros”
estructurados, por ejemplo, la Investigación de operaciones
técnicas, son inadecuados para investigar temas de grandes y
complejas organizaciones. La Metodología de sistemas
blandos fue desarrollada por Peter Checkland con el propósito
expreso de ocuparse de problemas de este tipo. Él había
estado trabajando en la industria por un número de años y
había trabajado con un cierto número de metodologías para
sistemas.
Él vio cómo éstos eran inadecuados para ocuparse de los
problemas extremadamente complejos que tenían un
componente social grande. Por lo tanto, en los años 60 va a la
universidad de Lancaster en un intento por investigar esta
área, y lidear con estos problemas.
Él concibe su “Soft Systems Methodology (Metodología de
sistemas blandos)” a través del desarrollo de un número de
proyectos de investigación en la industria y logró su aplicación
y refinamiento luego de un número de años. La metodología,

27
que más o menos la que conocemos hoy, fue publicada en
1981. A este punto Checkland estaba firmemente
atrincherado en la vida universitaria y había dejado la
industria para perseguir una carrera como profesor e
investigador en la ingeniería de software.

Uso de
la

Metodología de Sistemas Suaves


• En cualquier situación organizacional compleja donde
hay una actividad componente de alto contenido social,
político y humano.

Proceso de la Metodología de Sistemas


Suaves
Se deben tomar las siguientes medidas (a menudo se
requieren varias repeticiones):
1. Investigue el problema no estructurado.

28
2. Exprese la situación del problema a través de
“gráficas enriquecidas”. Las gráficas enriquecidas son los
medios para capturar tanta información como sea
posible referente a la situación problemática. Una gráfica
enriquecida puede mostrar límites, la estructura, flujos
de información, y los canales de comunicación. Pero
particularmente muestra el sistema humano detrás de la
actividad. Éste es el elemento que no está incluido en
modelos como: diagramas de flujo o modelos de clase.
3. Definiciones de fondo de los sistemas relevantes. ¿De
qué diversas perspectivas podemos observar esta
situación problemática?
1. Las definiciones de fondo se escriben como
oraciones que elaboren una transformación. Hay
seis elementos que definen como bien formulada
a una definición de fondo. Se resumen en las siglas
CATWOE
 Customers (clientes): Todos los que pueden
ganar algún beneficio del sistema son
considerados clientes del sistema. Si el
sistema implica sacrificios tales como
despidos, entonces esas víctimas deben
también ser contadas como clientes.
 Actors (actores): Los agentes transforman
las entradas en salidas y realizan las
actividades definidas en el sistema.

29
 Transformación: Este se muestra como la
conversión de las entradas en salidas.
 Weltanschauung: La expresión alemana para
la visión del mundo. Esta visión del mundo
hace el proceso de transformación significativo
en el contexto.
 Owner (dueño): Cada sistema tiene algún
propietario, que tiene el poder de comenzar y
de cerrar el sistema (poder de veto).
 Environment (Restricciones ambientales):
Éstos son los elementos externos que deben
ser considerados. Estas restricciones incluyen
políticas organizacionales así como temas
legales y éticos.
4. Modelos conceptuales: consiste en la creación de
modelos conceptuales de los sistemas de actividad
humana nombrados y definidos en las definiciones raíz.
El lenguaje de construcción del modelo es simple:
ensamble de un grupo estructurado de verbos, que
describen las actividades mínimas necesarias requeridas
en el sistema que describieron en el punto 3.
a. Concepto formal del sistema.
b. El otro sistema estructurado.

5. Comparación de 4 con 2.
30
El objetivo de esta etapa es comparar los modelos
conceptuales elaborados en la etapa 4 con la situación
problema analizada en la etapa 2 de Percepción
Estructurada, esto se debe hacer junto con los
participantes interesados en la situación problema, con el
objeto de generar un debate acerca de posibles cambios
que se podrían introducir para así aliviar la condición del
problema. Además es necesario comparar para
determinar si el modelo requiere ser mejorado su
conceptualización, elaborado en la etapa anterior,
[RUR94] aclara este punto considerando "los modelos
conceptuales son consecuencia de las definiciones
básicas y elaboraciones mentales de proceso de
transformación que puedan existirá o no en la realidad,
se requiere de un proceso de constatación entre los
Modelos Conceptuales propuestos y la realidad social que
describen", es muy claro al describir al Modelo
Conceptual como una estructura mental de un proceso
de transformación, el cual debe ser comparado con la
porción de la realidad problemática de la cual el analista
se valió para su elaboración.
La comparación a realizarse entre los modelos
conceptuales y la situación problemática estructurada se
puede llevar acabo de 4 maneras:
a) Utilizando los modelos de sistemas para abrir un
debate o cuestionamiento ordenado acerca del cambio,

31
b) Esta modalidad de comparación reafirma la
característica de la MSB de ser independiente en el
tiempo, convirtiéndose la metodología en un método de
hacer investigación histórica.
C) Planteando preguntas estratégicas muy importantes
acerca de las actividades presentes más que de las
indagaciones detalladas acerca del procedimiento,
d) Para realizar la comparación y después que se elaboró
la conceptualización basada en la definición elegida, se
hace un segundo Modelo Conceptual de "lo que existe
realmente" en la porción de la realidad afectada para de
este modo determinar las diferencias existentes entre un
modelo y otro.
Al superponer ambos modelos se revelan claramente sus
diferencias, cambiando únicamente donde la realidad
difiere del modelo conceptual.
6. Cambios factibles, deseables.
Una vez concluida la comparación de los Modelos
Conceptuales con la situación de la realidad problemática
estructurada y determinando las diferencias, se procede
a ejecutar aquellas medidas propuestas en la etapa
anterior que lleva a mejorar la situación problema. A
propósito de la etapa anterior de comparación, esta
consistía en usar la comparación entre los Modelos
Conceptuales y "lo que es", para generar la discusión de

32
los cambios de cualquiera de las tres formas descritas
anteriormente.
Cambios estructurales:
Son aquellos cambios que se efectúan en aquellas partes
de la realidad que a corto plazo no cambian, su proceso
de adoptar nuevos comportamientos es lento, es por
este motivo que los efectos de los cambios a efectuarse
se producen lentamente, las variables que interactúan en
este contexto tienen una dinámica muy lenta, lo cual
hace también que los resultados sean lentos.
Cambios de procedimiento:
Estos cambios se efectúan en elementos o realidades
dinámicas, por lo tanto están continuamente fluyendo en
la realidad modificándose para mejorar o empeorar la
situación.
Cambios de actitudes:
En el caso de los cambios de actitud las cosas son más
cruciales ya que son intangibles y su realización depende
de la conciencia individual y colectiva de los seres
humanos.
Los cambios incluyen cambios en influencia y en cambios
en las esperanzas que la gente tiene acerca del
comportamiento adecuado o distintos roles, así como
cambios en la disposición para calificar ciertos tipos de
comportamiento como "bueno" o "malo" en relación con

33
otros, sucesos de hecho inmersos en los Sistemas
Apreciativos.
Los cambios que se van a realizar en la porción de la
realidad problemática, según [CHK93], debe satisfacer
dos requisitos. Ellos debe ser Sistémicamente Deseables
(cosa argumentadle) como resultado del discernimiento
obtenido a partir de la selección de definiciones básicas y
de la construcción del Modelo Conceptual.
7. Acción para mejorar la situación problemática.
Una vez que se han acordado los cambios, la habilitación
en el mundo real quizás sea inmediata. O su introducción
quizá cambie la situación, de forma que aunque el
problema generalmente percibido ha sido eliminado,
emergen nuevos problemas y quizás a estos nuevos
problemas se enfrenten con la ayuda de la MSS.

Fortalezas de la Metodología de
Sistemas Suaves
• El SSM da la estructura a las situaciones problemáticas
de temas organizacionales y políticos complejos, y puede
permitir que ellos tratados de una manera organizada.
Fuerza al usuario a buscar una solución que no sea sólo
técnica.
• Herramienta rigurosa a utilizar en problemas “sucios”.
• Técnicas específicas.

34
Limitaciones de la Metodología de
Sistemas Suaves
• El SSM requiere que los participantes se adapten al
concepto completo.
• Tenga cuidado de no angostar el alcance de la
investigación demasiado pronto.
• Es difícil montar el gráfico enriquecido, sin la imposición
de una estructura y de una solución particular ante la
situación problemática.
• La gente tiene dificultades para interpretar el mundo de
una manera distendida. Ello a menudo muestra un deseo
compulsivo para la acción.

Condiciones de la Metodología de Sistemas


Suaves
• Asume que la mayoría de los problemas de gestión y
organizacionales no pueden ser considerados como
puros “problemas de sistemas” pues el sistema es
también muy complejo de analizar.
• Sin embargo la aplicación de un acercamiento
sistemático en una situación asistémica es valioso.

35
CAPÍTUL
O III

ESTADIO 1
PROBLEMA NO DEFINIDO:

La mentira es una forma de eludir la realidad y por tanto la


responsabilidad que tendría el afrontar la verdad de alguna
cosa. Muchos trastornos psicológicos llevan asociada la
mentira como forma de evitación de circunstancias. Sin

36
embargo a la larga si llega a convertirse en hábito, puede
suponer un trastorno psicológico considerable.

ESTADIO 2

CAUSAS:

37
38
CONSECUENCIAS:
E2.1 La pérdida de credibilidad.

E2.2 Existe demasiada desconfianza con las personas

que suelen mentir


E2.3 Evitar relacionarse con la persona mentirosa.

E2.4 Problemas que nos pueden conllevar a realizar actos

de los cuales nos podamos arrepentir.


E2.5 Una mentira nos conllevas a muchas más mentiras.

E2.6 Una Mentira conlleva a otra mentira.

ESTADIO 3
C= Customers= clientes = familiares, personas que le crean

A= Actors= Personas Mitómanas

(mentirosos o mentirosas)

T=
39
DAÑOS RECAPACITACI
CAUSA
ON DE LO
S PSICOLOGI DICHO
COS

RETROALIMENTACION

RETROALIMENTACION

W= Weltanshauung.= ¿Qué piensan los clientes? ¿Cuáles son sus


holones?
1. Actors: Solo digo mentiras para salir de mis problemas

2. Customers: La mentira es una forma de eludir la realidad y


por tanto la responsabilidad que tendría el afrontar la verdad
de alguna cosa.

3. Owner:

O= Owner:= No se conforma con ser una p


ersona cualquiera -tal vez se vería a sí misma con excesivo desarraigo-,
sino que desea ser siempre una personalidad de primera magnitud, de
esas que los demás admiramos embelesados y envidiosos.

E= Environment:= Lo que nos gustaría hacer, lo que en ensueños


nos prometemos, lo que según nuestros cálculos inflados seguramente
nos pasará puede hacernos correr tanto en el tiempo que disfrutemos
40
precipitadamente de lo que todavía no somos, y ello nos prepara mal
para el naufragio de nuestros ilusiones durante el transcurso despiadado
de la vida.

DEFINICION RAIZ:

Es mentira el acto de la simulación o el


fingir.
Otra forma de mentira no verbal la
constituye el hecho de hacerse pasar por
discapacitado físico con el fin de obtener
algún "favor" en provecho propio (limosnas,
por ejemplo). Esta conducta es típica generalmente en
personas extremadamente perezosas que no les gusta
trabajar.

ESTADIO 4

Paginas
http://www.saludmental.info/Secciones/clinica/2007/mentiras_septi07.ht
m

http://www.vocacion.org/content-aleq.htm

41
42
INDICADORES

43
ESTADIO 5

Nro. Holones E2 Holones E4


1 E2.1 Mienten para manipular a los E4.1 No quieren
demás y sí conseguir sus objetivos manipular a nadie y
mucho menos obtener
ningún objetivo.
E2.2 Mienten para ser aceptados
2
en los grupos sociales. E4.2 No quieren
pertenecer a ningún
E2.3 Mienten por temor al grupo social.
3
rechazo de las personas que lo
rodean.
4
E2.4 Mienten para ser más E4.3 No hay rechazo a las
valorados, admirados y personas.
conseguir así la aprobación de
los demás. E4.4 No son valorados, ni

5 admirados y mucho
conseguir la aprobación de
E2.5 Miente para ocultar faltas los demás.
6 propias y ajenas.
7 E2.6 Mienten para evitar el E4.5 No ocultan faltas
castigo. propias y ni ajenas.

8 E2.7 Mienten con el fin de E4.6 No hay castigo


desquitarse.
E4.7 No tienen ni buscas
44
problemas con nadie.

9 E2.8 Mienten al exagerar las


cosas. E4.8 No exageran ni
hablan demás.

10
E4.9 No reciben ninguna
E2.9 Mienten para ser recompensados.
recompensados.

E4.10 No mienten para


quedar bien con los

E2.10 Mienten para quedar demás.


bien con los demás.

ESTADIO 6
E6.1 No quieren manipular a nadie y mucho menos
obtener ningún objetivo.

E6.1.1 Decir siempre la verdad.

E6.1.2 Actúa con transparencia.

45
E6.1.3 Personas que saben lo que es la libertad.

E6.2 No quieren pertenecer a ningún grupo social.


E6.2.1 Personas que les gusta desarrollarse en forma
individual

E6.2.2 Tienen enfoques diferentes.

E6.3 No hay rechazo a las personas.


E6.3.1 Aprender a convivir con los demás.

46
E6.3.2 Mayor comunicación con los que le rodean.

E6.3.3 Acogimiento.

47
E6.4 No son valorados, ni admirados y mucho menos
consiguen la aprobación de los demás.
E6.4.1 No se esfuerzan por tener una mejor apariencia e
intelecto.

E6.5 No ocultan faltas propias y ni ajenas.


E6.5.1 Son personas veraces.

E6.6 No hay castigo


E6.6.1 Personas más centradas

48
E6.6.2 No hacen nada malo para no ser castigados

E6.6.3 Tratan de ser más obedientes

49
E6.7 No tienen ni buscan problemas con nadie.
E6.7.1 Personas pacificas

E6.7.2 Personas que no buscan problemas con los demás

50
E6.7.3 Se basan en la paz y tranquilidad

E6.8 No exageran ni hablan demás.


E6.8.1 Personas que solo se basan en la confianza en
ellas mismas.

51
E6.8.2 No hablan de los demás.

E6.8.3 Tienen una perspectiva diferente de vida.

52
E6.9 No reciben ninguna recompensados.
E6.9.1 Personas que hacen el bien porque es necesario
hacerlo bien.

E6.9.2 Hacen lo que tienen que hacer porque les nace.

53
E6.10 No mienten para quedar bien con los demás.
E6.10.1 Sinceridad ante todo.

E6.10.2 Confianza con las personas con las que se


relaciona.

54
E6.10.3 La honestidad es lo primordial.

ESTADIO 7

E7.1.1 Decir siempre la verdad:

E7.1.1.1 Manteniendo valores en nuestra persona.

55
E7.1.1.2Ser una persona de confianza en si mismo
para poder afrontar todas las
circunstancias actuando siempre con veracidad.

E7.1.1.3 Ser prudentes.

E67.1.2 Actúa con transparencia:

E7.1.2.1 Honestidad en todos sus actos.


56
E7.1.2.2 Son libres de expresarse, teniendo en
cuenta no lastimar a nadie.

E7.1.3 Personas que saben lo que es la libertad:

E7.1.3.1 Actúan con transparencia

57
E7.1.3.2 Tienden a manifestar actos responsables.

E7.2.1 Son personas individualistas:

E7.2.1.1 No se someten a tener un riesgo de


intentar hacer proyectos en grupo o equipo.

58
E7.2.1.2 Les gusta dar a conocer sus ideas desde
un punto de vista unitario.

E7.2.1.3 No se hace responsable de los problemas


de los demás, solo toman conciencia de sus propios
riesgos.

E7.2.2 Tienen enfoques diferentes.

E7.2.2.1 Pensamientos que solo abarcan a su


persona.
59
E7.2.2.2 Ideas en las cuales solo ve un futuro para
el mismo.

E7.2.2.3 No le gusta manifestar en sociedad.

60
E7.3.1 Aprender a convivir con los demás.

E7.3.1.1 Unión entre las personas que lo rodean


para poder formar un equipo.

E7.3.1.2 Manifiestan sus ideas y así poder llegar a


un acuerdo.

E7.3.1.3 Hay una constante comunicación.

61
E7.3.2 Mayor comunicación con los que lo rodean.

E7.3.2.1 Solución de problemas de manera


satisfactoria con ayuda de todos.

E7.3.2.2 Mutua confianza entre todos.

62
E7.3.3 Acogimiento.

E7.3.3.1 Mostrarse como un verdadero equipo.

E7.3.3.2 Afrontar los problemas, sin culpar a nadie.

63
E7.3.3.3 Dar afecto a todas las personas que
conforman el equipo.

E7.4.1 No se esfuerzan por tener una mejor apariencia e


intelecto.

E7.4.1.1 Nutrirse de conocimientos básicos para la


persona

E7.4.1.2 Mostrar un cambio en la actitud

64
E7.4.1.3 Mostrar perseverancia en querer tener un
mejor aspecto tanto en la apariencia como un mejor
intelecto.

E7.5.1 Son personas veraces:

E7.5.1.1 Muestran actos puros en los cuales no hay


falsedad.

65
E7.5.1.2 Mayor tendencia a confiar y ser
respetados en la sociedad.

E7.5.1.3 Hay una mejor seguridad de la persona.

66
E7.5.2 La confianza es su mejor arma:

E7.5.2.1 Pueden decirle cosas importantes sin


temor a que las divulgue.

E7.5.2.2 Respeto para la persona.

67
E7.5.2.3 Muestra de afecto hacia la persona
confiable.

E7.6.1 Personas más centradas

E7.6.1.1 No buscan problemas con las personas


que lo rodean.

68
E7.6.1.2 Son tranquilos.

E7.6.1.3 Se enfocan mas a hacer actividades para


un mejor desarrollo

69
E7..6.2 No hacen nada incorrecto para no ser castigados
E7.6.2.1 Se centrar en ser responsables.

E7.6.2.2 Son mas obedientes.

E7.6.2.3 Manifiestan las inquietudes que tienen


para poder ser resueltas con mas prudencia.

70
E7.6.3 Tratan de ser más obedientes

E7.6.3.1 Prestan atención a lo que se les dice y así


no poder cometer imprudencias.

E7.7.1 Personas pacificas

E7.7.1.1 No se meten en problemas

71
E7.7.1.2 Resuelven sus situaciones forzosas
hablando.

E7.7.1.3 Tienen una buena comunicación con todas


las personas

72
E7.7.2 Personas que no buscan problemas con los demás

E7.7.2.1 Personas tranquilas las cuales no buscan


tener enfrentamientos con nadie.

73
E7.7.2.2 Mantienen cierta distancia con las
personas problemáticas.

E7.7.3 Se basan en la paz y tranquilidad

E7.7.3.1 Personas en las cuales solo tienden estar


en tranquilidad.

74
E7.7.3.2 Afrontan los problemas con las personas
que tienen alguna dificultad, siempre mostrándose
tranquilos ante cualquier circunstancia.

E7.8.1 Personas que solo se basan en la confianza de


ellas mismas.

E7.8.1.1 No suelen brindar mucha atención a los


que lo rodean.

75
E7.8.1.2 Son personas algo desconfiadas.

E7.8.1.3 Prefieren realizar sus actividades por


cuenta propia.

E7.8.2 No hablan de los demás.

76
E7.8.2.1 No tienen la necesidad de estar metidos
en problemas que no les incumbe

E7.8.2.2 Son personas centradas.

E7.8.2.3 Son discretas con los problemas que les


cuentan

77
E7.8.3 Tienen una perspectiva diferente de vida.

E7.8.3.1 Se basan en la madurez de cómo ver la


vida

E7.8.3.2 Personas mas actas para afrontar


circunstancias mas difíciles

78
E7.8.3.3 Se enfocan a aprender del día a día.

E7.9.1 Personas que hacen el bien porque es necesario


hacerlo bien.

79
E7.9.1.1 Son personas que hacen sus actividades
dejando mucho que aprender de ellos.

E7.9.1.2 Hacen las cosas bien cueste lo que


cueste.

E7.9.1.3 Son tolerantes.

80
E7.9.2 Hacen lo que tienen que hacer porque les nace.

E7.9.2.1 No se quejan de lo que hacen, por el


mismo hecho de que lo hacen de corazón.

81
E7.9.2.2 Son mas prudentes con las cosas que
hacen

E7.9.2.3 No tienden a renegar con lo que les toca


hacer.

82
E7.10.1 Sinceridad ante todo.

E7.10.1.1 Personas que solo brindan su confianza a


gente que lo requiere.

E7.10.1.2 Son honestas.

83
E7.10.1.3 No tienen la necesidad de mentir a
nadie.

E7.10.2 Confianza con las personas con las que se


relaciona.

E7.10.2.1 Muestra sinceridad ante todos.

84
E7.10.2.2 Es libre de actos y pensamientos ya que
es una persona basa en valores.

E7.10.3 La honestidad es lo primordial.

E7.10.3.1 Decir la verdad es un acto primordial


para la mejor relación con todos.

85
E7.10.3.2 La confianza entre todos hace un mejor
núcleo de amistad.

E7.10.3.3 Mejor Comunicación con los demás.

Una mentira es una declaración realizada por


alguien que cree o sospecha que es falsa o parcial,

86
esperando que los oyentes le crean, ocultando
siempre la realidad en forma parcial o total.

Mentir implica un engaño intencionado, consciente,


y estudios demuestran que el ser humano tarda
más mintiendo que diciendo la verdad.

El mentiroso es un individuo que experimenta un


desajuste de personalidad y un desorden de
carácter que lo motiva a sentirse inseguro de sí
mismo y a refugiarse detrás de las apariencias.

La mentira puede hacer daño al destinatario pero


en última instancia a quien más perjudica es al
mentiroso, ya que le convierte en una persona poco
fiable, indigna de confianza y carente de crédito.

http://www.adorador.com/mensajes/las_mentiras.htm

Las Mentiras
Por Kittim Silva
Desde la niñez, el deseo de mentir se hace evidente. Los
niños mienten imaginándose cosas, mienten imitando a sus
87
padres, mienten al exagerar las cosas, mienten para ser
aceptados en su nucleo social, mienten para evitar el
castigo, mienten para ser recompensados, mienten con el fin
de desquitarse.
A medida que el niño crece, el habito de mentir es algo que
se va quedando atrás. Pero en muchos casos, el hábito de
mentir se convierte en una costubre a medida que el niño
llega a joven y luego a adulto. Toda persona en algún
momento de su vida miente, aunque luego se resienta.
Recuerdo haber oído una anécdota de George Washinton
donde se declaraba que él nunca había mentido. Creo que la
gran mentira sobre Washinton fue negar que nunca había
mentido.
Un complejo de inferioridad en el joven o adulto, le puede
hacer víctima de la mentira con el fin de impresionar a otros.
Aquellos que viven en una falsa relación con Dios,
constantemente recurren a la mentira para obtener lo que
desean y franquearse falsamente el favor de otros.
La persona adicta a las mentiras o el mentiroso crónico,
llega al extremo de creer sus propias mentiras. Las mentiras
son madres de mentiras, es decir, una mentira lleva a otra
mentira, con el fin de ocultar la primera.
El mentiroso es un individuo que experimenta un desajuste
de personalidad y un desorden de carácter que lo motiva a
sentirse inseguro de sí mismo y a refugiarse detrás de las
apariencias.
La Biblia aconseja: "Por lo cual, desechando la mentira,
hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos
miembros los unos de los otros" (Efesios 4:25). La
exhortación divina es un llamado a divorciarnos de la mentira
y a decir siempre la verdad.

88
El mentiroso se identifica como hijo del Diablo, citamos:
"Ustedes son hijos del Diablo y les encanta actuar como él...
para él la verdad no existe. En él mentir es algo
completamente normal, porque es el padre de la mentira"
(Juan 8:44, Nuevo Testamento Viviente).
Los mentirosos estarán excluidos de la ciudad eterna: "No
entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que se hace
abominación y mentira..." (Apoc. 2l:27).
Querido amigo, no permitas que la mentira te aleje de las
promesas divinas. Deja que Jesucristo tome control de tu
carácter. No dejes que la mentira se enseñorée sobre ti.
Cuando el deseo de mentir se quiera apoderar de ti,
recházalo en el nombre de Jesús y tendrás victoria.

http://www.ayuda-psicologica.info/2006/12/las-mentiras.html

¿Que es la mentira? La mentira es una forma de eludir la


realidad y por tanto la responsabilidad que tendría el afrontar
la verdad de alguna cosa. Muchos trastornos psicológicos
llevan asociada la mentira como forma de evitación de
circunstancias. Sin embargo a la larga si llega a convertirse en
hábito, puede suponer un trastorno psicologico considerable.

¿A quien hace daño la mentira? La mentira puede hacer


daño al destinatario pero en última instancia a quien más
perjudica es al mentiroso, ya que le convierte en una persona
poco fiable, indigna de confianza y carente de crédito.

89
Origen de la mentira:

Parece que desde que nacemos y nos comenzamos a


relacionar con los demás comenzamos a ser conscientes de
las repercusionesque tiene en los demás nuestra conducta. Y
hay dos formas de afrontar esa conducta de relacionarnso con
los demás:

• Afrontándo estos comportamientos tanto si se prevé


agradable como desagradable. Ejemplo, reconocer que
hemos cometido un error en una suma después de
decirle al cajero de un supermercado que se ha
equivocado. Dar la cara supone generalmente la mejor
opción, ya que aún suponiendo que nos vayan a castigar,
demostramos que somos responsables de nuestros actos
y por tanto los demás nos toman en serio.
• Evitando o huyendo de dicho acontecimiento.
Siempre cuado huimos de nuestros actos, estos nos
persiguen de uno u otro modo. Por ejemplo, tiramos un
jersey al suelo en una tienda y nos hacemos los
despistados. Caben dos alternativas, que los
dependientes o los clientes no lo vean y entonces nadie
me regañará, pero yo sí sé que lo he hecho y es un golpe
bajo para nuestra autoestima (pues sabemos que no lo
hemos hecho bien), o que nos llamen la atención y nos
pongan la cara colorada. (pinche aqui para poner música
de mentiras...

http://www.pequenet.com/canciones/mentira.asp ).

Cuatro Tipos de mentiras:

90
1. La hecha en forma esporádica (todos alguna vez
mentimos) y espontánea (¿Hay mentiras piadosas?
Esa es la pregunta que todos nos hacemos, y quien
justifica la mentira hace suya la frase de que "el fin
justifica los medios")
2. La evolutiva, que comienza en la niñez y es reforzada
por los padres/madres (de niño)
3. La que se dice como producto de un padecimiento
sintomático (para obtener atención gracias a la
creación de un falso personaje que nos dá brillo y es
para mejorar nuestra propia autoestima, inventando
logros y consecuciones personales )
4. La efectuada como conducta repetitiva. Esta es la
mitomanía, en la que se vive para y por la mentira. es la
complicada y la quie lleva a la mentira compulsiva.

Pero...¿Porqué mentimos?
1. Determinadas personas, en algún momento, aprenden a
eludir sus responsabilidades mintiendo. Si lo realizan
durante mucho tiempo, la mentira termina
convirtiéndose en hábito, apareciendo de este modo un
trastorno psicologico serio que le impide controlar su
comportamiento , donde la mentira acaba dominando al
individuo.

91
2. La mentira se da también porque el sujeto obtiene cierto
placer, se siente de alguna forma más listo que los
demás. El hecho de correr cierto riesgo favorece la
aparición de una elevación de adrenalina y cierto placer
asociado al riesgo. Recibe el beneficio secundario que
supone el no afrontar el acto realizado. Sin embargo
cada mentira, además puede llevar asociada que la
persona se vea obligada a unirla con otras nuevas. Por
ejemplo, una persona dice a su doctor que le duele el
estómago para evitar acudir a su trabajo. El médico le
remite al especialista y éste le realiza una prueba muy
dolorosa que consiste en introducir un tubo por la
garganta hasta el intestino. Finalmente la conducta
ficticia inicial lleva al paciente a un dolor real de
garganta y a lo mejor a la pérdida de su trabajo si su jefe
descubre el invento.
3. Tambien otra causa está relacionada con la autoestima.
Llevados por la inseguridad y desconfianza en nuestra
capacidad de ser aceptados tal como somos, podemos
caer en la tentación de adornar aquí y allá nuestra
historia y nuestras habilidades de forma que causemos
una impresión favorable en las demás personas. Esta es
quizás el origen de la mentira que más se está
generalizando en nuestro tiempo en la que la imagen
superficial y la búsqueda de estereotipos y cliches
socialmente aceptados se está imponiendo.
Mentir es un recurso fácil de valer sin tener que pasar por
esfuerzos ni penurias, aunque el precio que se corre es la
posibilidad de ser descubierto. En esto sucede algo similar
a la persona que lanza rumores falsos para disminuir a
las personas que envidia: puede ser descubierto y la
conducta desvelada, ir en su contra desprestigiándolo ante a
los que quería influir.

92
La mentira que busca impresionar para mejorar la
autoestima (siguiendo a Jose Luis Catalán, COP,2005) se
puede transformar en un trastorno de la personalidad que
podríamos llamar 'seudologia fantástica' que es una
compulsión a imaginar una vida, unos acontecimientos y una
historia en base a causar una impresión de admiración en los
espectadores o en las personas que nos escuchan.
Este afán por impresionar esta basado en la imperiosa
necesidad de resultar valiosos e geniales por medios
tramposos ya que por los medios naturales y habituales de la
simpatía y de la espontaneidad se duda de poder
conseguirlos.

Refleja, por un lado, la ambición de ser dignos de amor, de


admiración y "ojito derecho" de los demás como antes de ser
destronamos por el proceso de maduración lo éramos de los
padres; por otro lado, se pone de manifiesto nuestra profunda
duda de no ser dignos de ser admirados o queridos en base a
la distancia, la dureza, el aislamiento y la falta de adaptación
que sufrimos, que asemejan pruebas de algún tipo de
discapacidada.

El mentiroso fantasioso coge el atajo de robar atención y


aprecio de los demás por la vía del fácil engaño (las palabras
son cómodos sustitutos de los hechos) en vez de por su Ser-
sincero, tal vez mucho mas modesto de lo que su ambición
soporta.

A veces la propia conducta del individuo genera un


comportamiento que tiende a confirmar la mentira: Se
imagina un gran literato o poeta, lo dice y además busca
poemas, los copia, los parafrasea y los da a conocer diciendo
que son suyos. Copia un cuadro diciendo que tiene dotes de
pintor/a y lo que ha hecho es una sofisticada tecnica de
93
copiado. La historia está llena de grandes farsantes que han
sido descubiertos tarde o temprano.

No se conforma con ser una persona cualquiera -tal vez se


vería a sí misma con excesivo desarraigo-, sino que desea ser
siempre una personalidad de primera magnitud, de esas que
los demás admiramos embelesados y envidiosos.

Lo que nos gustaría hacer, lo que en ensueños nos


prometemos, lo que según nuestros cálculos inflados
seguramente nos pasará puede hacernos correr tanto en el
tiempo que disfrutemos precipitadamente de lo que todavía
no somos, y ello nos prepara mal para el naufragio de
nuestros ilusiones durante el transcurso despiadado de la
vida. Este tropiezo no le sucede a quien su mirada alcanza al
escalón de arriba sólo cuando ha mirado bien que ha subido el
actual.

El problema del llamado "pseudólogo" (JL Catalán) es que


para mentir tanto y que no se note ha de hacer lo mismo que
un actor que representa un personaje y quiere resultar creíble:
esforzarse tanto, como si uno fuera esa persona inventada,
que realmente uno se confunda y olvide de quien es
realmente.

Lo que debe plantearse el mentiroso es su misterioso


desánimo, la progresiva languidez que simular produce en él.
Cada vez se dá cuenta que algo no prendeen los demás. Su
afán de caer bien produce el efecto contrario de que los
demás se decepcionen, se sientan despreciados y se
disgusten, generando una profunda desconfianza muy difícil
94
de superar (piénsese por ejemplo lo difícil que es olvidar que
tu pareja te ha engañado, o te miente sistemáticamente -otro
día hablaremos de ello, porque es un tema muy interesante-).

¿Cual es la cura del mentiroso...?


La cura del mentiroso es sustituir la mentira por la búsqueda
de la excelencia. Reconociendo su necesidad de brillo y
atracción dedicarse con firmeza a mejorar sus méritos
verdaderos y su curriculum (profesionales, de cultura,
relaciones interesantes, etc.) con suficiente persistencia
(porque si ha caído en la mentira es por impaciencia), con
paciencia -y a veces como una hormiguit-a y seguridad
(garantizando con pruebas evidentes las suposiciones).
Jugar limpio, ser naturales, es el mejor camino para ser
aceptados por los demás. Lo primero es que nos acepten aun
siendo humildes y mediocres. Una vez conseguida esta
aceptación básica entonces se pueden intentar el asalto al
mérito, que ya no será un mérito agresivo (de esos que
aunque la persona valga mucho nos da igual porque nos cae
antipática) sino un afán de darnos más, de buscar una mayor
cualidad, de jugar más fuerte, una activa entrega para
participar, colaborar, sugerir y animar la vida familiar, los
equipos de trabajo, los grupos de amigos o la excelencia
profesional.

¿Se puede prevenir la mentira?

Una forma de evitar que la mentira se transforme en una


obsesión en la edad adulta es "no castigar a los chicos cuando
dicen una mentira menor, ya que es propio de la imaginación
infantil y forma parte de su maduración". Los padres deben
explicar las diferencias entre fantasía y realidad a los niños/as.
95
El desarrollo de una fantasia muy grande puede llevar a los
niños/as a cultivar "otra realidad" inventada que es la puerta a
la mentira. Hay que hacerles saber distinguir entre
imaginación (estimulandosela también) y realidad.

Y además la principal fuente para la prevención es la


detección de las mentiras. Varias Universidades americanas
ya han detectado cambios sustanciales en el cerebro y en la
actividad cerebral en las personas que mienten y eso puede
ayudar a detectarlas y a tratarlas.

HTTP://WWW.PRENS A.COM/ACTUALIDAD/PSICOLOGIA/2
006/05/18/INDEX.HTM

Acerca de las mentiras

Por Lizette González

LA PRENSA /
ARCHIVO

Este es un tema difícil de manejar. Definitivamente que


todos hemos mentido por una u otra razón. Aunque de
todas formas encontraremos siempre una excusa que
justifique esa mentirita blanca.
96
La verdad es que debemos tener mucho cuidado cuando en
frente de nuestros hijos decimos cosas que resultan ser
mentiras. La típica es aquella que cuando nos llaman, que
digan que no estamos. "Hijo, si llama fulanito, dile que no
he llegado aún del trabajo".

¿Cuántos de nosotros no hemos dicho esto antes? ¿Le


suena conocido?
Siempre importante recordar que somos ejemplo para
nuestros hijos y para nuestra familia por ende. Entonces
debemos ser responsables de las cosas que decimos igual
que debemos ser responsables de las cosas que hacemos
ya que predicamos con el ejemplo.

Adicional a todo, una mentira conduce a otra y luego,


cuando esta secuencia de información se nos escapa de la
mano, el conocimiento de la verdad por parte de los
involucrados resulta en una situación peor que si
hubiéramos dicho la verdad desde el principio. Y
usualmente siempre nos arrepentimos después.

Las consecuencias de las mentiras pueden ser nefastas en


nuestra vida familiar; si pensamos en el hecho de que le
estamos dando carta suelta a nuestros hijos para
mentirnos, perdemos autoridad y valor no sólo como
personas, sino como creadores de valores en nuestras
familias.

Lo más importante es cuando estas mentiras pueden poner


en juego la vida de otras personas o incluso la nuestra. A
veces no consideramos la consecuencia de una mentira
hasta que el problema lo tenemos encima.

97
No puedo pensar que no diremos una sola mentira; a veces
decimos lo primero que se nos viene a la mente para salir
de una situación que nos puede comprometer. Pero en la
medida de lo posible tratemos de ser honestos, sin temor a
herir los sentimientos de otras personas. Así estamos
mostrando a los demás lo que en realidad sentimos y
pensamos y somos auténticos.

HTTP://ES.WIKIPEDIA.ORG/WIKI/MENTIRA

Mentira

De Wikipedia, la enciclopedia libre


Saltar a navegación, búsqueda
Pinocho, figura literaria ligada culturalmente a la mentira.
Una mentira es una declaración realizada por alguien que
cree o sospecha que es falsa o parcial, esperando que los
oyentes le crean, ocultando siempre la realidad en forma
parcial o total. Una cierta oración puede ser una mentira si el
98
interlocutor piensa que es falsa o que oculta parcialmente la
verdad. En función de la definición, una mentira puede ser
una falsedad genuina o una verdad selectiva, exagerar una
verdad o incluso la verdad, si la intención es engañar o
causar una acción en contra de los intereses del oyente. Las
ficciones, aunque falsas, no se consideran mentiras. Mentir es
decir una mentira. A las personas que dicen una mentira,
especialmente a aquellas que las dicen frecuentemente, se
les califica de mentirosos/mentirosas. Mentir implica un
engaño intencionado, consciente, y estudios demuestran que
el ser humano tarda más mintiendo que diciendo la verdad1
Tiene como sinónimos: embuste, bola,
coba o falacia.

Concepto
También es mentira el acto de la simulación o el fingir. Por
ejemplo: si alguien atropella a una persona y huye del lugar
sin ser identificado y, después de un tiempo, regresa y se
mezcla con los curiosos y finge indignación por lo ocurrido,
está mintiendo a todos aquellos ante quienes simula o finge
inocencia. En otras palabras, para mentir no se necesita decir
palabra alguna.
Otra forma de mentira no verbal la constituye el hecho de
hacerse pasar por discapacitado físico con el fin de obtener
algún "favor" en provecho propio (limosnas, por ejemplo). Esta
conducta es típica generalmente en personas
extremadamente perezosas que no les gusta trabajar.

Moralidad de mentir
Artículo principal: Mentira piadosa
Mentir está en contra de los cánones morales de muchas
personas y está específicamente prohibido como pecado en
muchas religiones. La tradición ética y los filósofos están
divididos sobre si se puede permitir a veces una mentira (pero
99
generalmente se posicionan en contra): Platón decía que sí,
mientras que Aristóteles, san Agustín y Kant decían que nunca
se puede permitir.
En función de las circunstancias, se entiende que mentir para
proteger a personas de un opresor inmoral suele ser
permisible. Es el caso, por ejemplo, de las víctimas de una
guerra.
Mentir de una forma que intensifica un conflicto, en vez de
atenuarlo, generalmente se considera el peor pecado.
Un mentiroso es una persona que tiene cierta tendencia a
decir mentiras. La tolerancia de la gente con los mentirosos
habitualmente es muy pequeña, y a menudo sólo se necesita
que se sorprenda a alguien en una mentira para que se le
asigne la etiqueta de mentiroso y se le pierda para siempre la
confianza. Esto, por supuesto, es moderado por la importancia
del hecho al que se refiera la mentira.
Una mentira graciosa, más comúnmente como bromear,
engaño con propósito humorístico, cuando la falsedad se
entiende, no se considera inmoral y es una práctica utilizada
ampliamente por comediantes y humoristas.
El filósofo Leo Strauss acentuó la necesidad de mentir para
ocultar una posición estratégica, o para ayudar a la
diplomacia. Así lo hicieron también los representantes de la
filosofía política, desde Maquiavelo hasta la "mentira noble"
de Platón. [1]
Que las mentiras desaparezcan completamente del ámbito de
la política, de la justicia, de la diplomacia, del periodismo y de
otros muchos ámbitos de la vida social es algo virtualmente
imposible, tal y como no pueden ser excluidas de las guerras
que éstas mismas actividades, supuestamente, deberían
prevenir.

100
La diferencia entre mentir y bullshitting
En su libro On Bullshit (2005), el filósofo de Princeton Harry
Frankfurt sugiere que mentir y bullshitting no es lo mismo. Un
mentiroso se diferencia de una persona que dice la verdad en
el hecho de que el mentiroso quiere esconder la verdad,
mientras que el otro la quiere revelar. Un mentiroso debe
tener siempre en cuenta la verdad para que al menos no se le
vaya a escapar por accidente. Sin embargo, el bullshitter se
muestra indiferente ante la verdad. A él no le importaría si,
por casualidad, sus declaraciones llegaran a ser verdad.
Por ejemplo, un ladrón de bancos que niega el haber hecho un
asalto es un mentiroso; en cambio, un vendedor de coches
que, sin averiguarlo primero, le asegura a su cliente que el
coche en venta tiene sólo 20.000 kilómetros de recorrido es
considerado un bullshitter. Al vendedor no le importaría si lo
que está diciendo llegase a ser verdad: a él simplemente no le
importa para nada la veracidad de sus palabras.
El shamuer de SHAMUING… es una persona que dice mentiras
absolutas sobre cada sola cosa en la vida. Un shamuer es más
un falsificador, un prejurero, y un prevaricatorio. Es un
mentiroso habitual, casi rayando en lo patológico. Un ejemplo
sería cuando un shamuer dice a gente que el/ella tiene 3
niños y que sabe claramente que él está falsificando lo que
dijo, y dice después que eres un salvaje y terminas como el
malo en todo el asunto, con el agravante de que eres
maltratado por él.

La diferencia entre mentir y paparruchear


(humbugging)
Se diferencia de la mentira en que el emisor de la paparrucha
da una versión tergiversada de sí mismo, mientras que la
mentira tergiversa la realidad y también su estado de ánimo.
“ (…) su intención principal es dar al oyente una falsa
impresión de lo que pasa por la mente del hablante.”
101
“(…) la creación de esa impresión es su principal objetivo y lo
que le da sentido”
“El orador intenta que sus palabras transmitan una
determinada impresión de sí mismo. (…) Lo que importa es lo
que el público piense de él.”

Tipos de mentiras
Pese a que las mentiras estén mal vistas, se ve como algo
normal considerar que hay mentiras peores que otras.
San Agustín distingue ocho tipos de mentiras: las mentiras en
la enseñanza religiosa; las mentiras que hacen daño y no
ayudan a nadie; las que hacen daño y sí ayudan a alguien; las
mentiras que surgen por el mero placer de mentir; las
mentiras dichas para complacer a los demás en un discurso;
las mentiras que no hacen daño y ayudan a alguien; las
mentiras que no hacen daño y pueden salvar la vida de
alguien, y las mentiras que no hacen daño y protegen la
"pureza" de alguien. Por otra parte, San Agustín aclara que las
"mentirijillas" no son en realidad mentiras.
Tomás de Aquino, por su parte, distingue tres tipos de
mentiras: la útil, la humorística y la maliciosa. Según Tomás
de Aquino, los tres tipos de mentira son pecado. Las mentiras
útiles y humorísticas son pecados veniales, mientras que la
mentira maliciosa es pecado mortal.
El tipo más grave de mentira es la calumnia, ya que con esto
se imputa siempre a algún inocente una falta no cometida en
provecho malicioso.

Paradojas relacionadas con la mentira


Dentro de cualquier situación en la que se dan siempre
respuestas duales (por ejemplo, sí/no, blanco/negro), una
persona de la que sabemos que está mintiendo
consistentemente sería, de forma paradójica, una fuente de
verdad. Hay muchas paradojas de esta clase, siendo la más
famosa la que se conoce como la paradoja del mentiroso,
102
comúnmente expresada como «esta proposición es mentira»
o «esta proposición es falsa». La denominada paradoja de
Epiménides —«todos los cretenses mienten», declara
Epiménides el cretense— fue una precursora de la paradoja
del mentiroso, aunque el hecho de que sea o no una paradoja
también está a discusión. Hay una clase de acertijos lógicos
relacionados con este asunto que, en inglés, se conocen con
el nombre de «knights and knaves» ("caballeros y sirvientes",
en español), en los que el objetivo es determinar, de un grupo
de personas, quién miente y quién dice la verdad.

HTTP://WWW.COP.ES/COLEGIADOS/A-
00512/MENTIRA.HTML

Mentira y autoestima
Por: José Luis Catalán Bitrián
Llevados por la inseguridad y desconfianza en nuestra
capacidad de ser aceptados tal como somos, podemos caer
en la tentación de adornar aquí y allá nuestra historia y
nuestras habilidades de forma que causemos una impresión
favorable en las demás personas. Un ladrón podrá aseverar
más robos de los que realmente ha hecho si tiene que
presumir delante de los compañeros carcelarios, o se pueden
haber realizado más proezas sexuales de las habidas entre un
grupo de hombres que se retan en su capacidad viril, o una
madre puede hacer que su hijo mejore las las notas y apruebe
cursos con fin de que aparezca como una madre exitosa con
un hijo bien educado.
Mentir es un recurso fácil de valer sin tener que pasar por
esfuerzos ni penurias, aunque el precio que se corre es la
posibilidad de ser descubierto. En esto sucede algo similar a la
persona que lanza rumores falsos para disminuir a las
personas que envidia: puede ser descubierto y la conducta

103
desvelada, ir en su contra desprestigiándolo ante a los que
quería influir.
Mientras que la persona sincera no tiene que vigilar la versión
que da de sus anécdotas y los episodios vividos, porque los
transcribe al dictado de su memoria, en cambio el mentiroso
debe controlar qué versión da de su historia, para que resulte
coherente con la escuchada por cada persona ante la que ha
presumido.
Cuanto más se cae en la tentación de mentir más difícil es
controlar la abundante base de datos de las versiones dadas y
más imposible resulta comentar, repetir o seguir con
coherencia lo novelado, de forma que los detalles chirrían y de
pronto un personaje famoso es novio de una prima mientras
que antes lo era de una hermana, estuvimos dos años
estudiando en el extranjero mientras que esos mismos años
estudiamos un Master de prestigio en la localidad donde
vivimos, conocemos a quien luego resulta que no nos conoce,
etc. .
El hábito se mentir se puede transformar en un trastorno de la
personalidad que podríamos llamar 'seudologia fantástica' que
es una compulsión a imaginar una vida, unos acontecimientos
y una historia en base a causar una impresión de admiración
en los espectadores.
Este afán por impresionar esta basado en la imperiosa
necesidad de resultar valiosos e geniales por medios
tramposos ya que por los naturales de la simpatía y ser
espontáneos dudamos el poder conseguirlos.
Refleja, por un lado, la ambición de ser dignos de amor y
"ojito derecho" de los demás como antes de ser destronamos
por el proceso de maduración lo éramos de los padres; por
otro lado, se pone de manifiesto nuestra profunda duda de no
ser dignos en base a la distancia, la dureza, el aislamiento y la
falta de adaptación que sufrimos, que asemejan pruebas de
algún tipo de minusvalía.
104
El mentiroso fantasioso coge el atajo de robar atención y
aprecio por la vía del fácil engaño (las palabras son cómodos
sustitutos de los hechos) en vez de por su Ser-sincero, tal vez
mucho mas modesto de lo que su ambición soporta.
No se conforma con ser una persona cualquiera -tal vez se
vería a sí misma con excesivo desarraigo-, sino que desea ser
siempre una personalidad de primera magnitud, de esas que
los demás admiramos embelesados y envidiosos.
También mintiendo sobre lo que hacemos llevamos a cabo
algo que proporciona un pequeño resto de placer que nos da
una migaja de lo que nos gustaría. Imaginando que somos
ricos, que seducimos a las personas más bellas, sentimos un
gusto que el disgusto de ser sólo fantasías no acaba de
eliminar y que puede convertirse en deleitoso manjar para
satisfacer necesidades que esta forma engañosa nunca
realmente será completa, pero que a base de engaño tras
engaño, fantasía tras fantasía nos hace sentir el sueño tan
real que casi lo podemos creer.
Lo que nos gustaría hacer, lo que en ensueños nos
prometemos, lo que según nuestros cálculos inflados
seguramente nos pasará puede hacernos correr tanto en el
tiempo que disfrutemos precipitadamente de lo que todavía
no somos, y ello nos prepara mal para el naufragio de
nuestros ilusiones durante el transcurso despiadado de la
vida. Este tropiezo no le sucede a quien su mirada alcanza al
escalón de arriba sólo cuando ha mirado bien que ha subido el
actual.
El problema del pseudólogo es que para mentir tanto y que no
se note ha de hacer lo mismo que un actor que representa un
personaje y quiere resultar creíble: esforzarse tanto, como si
uno fuera esa persona inventada, que realmente uno se
confunda y olvide de quien es realmente.
El personaje suplanta al yo, con lo que su personalidad se
instala en una base inauténtica muy peligrosa, porque los
105
halagos, impresiones y valoraciones que arranque a los
demás con sus tretas, en realidad nunca los podrá saborear,
porque sabe que no están dirigidos al Yo autentico, sino al
falso, con lo cual no logra sentir lo que le gustaría sentir: sus
dobles vínculos impiden que los placeres le lleguen.
Como la sed de mérito nunca se sacia por este procedimiento
cada vez está la persona más descarriada e insatisfecha y
más encuentra motivos para curarse con la medicina que le
agrava.
Lo que debe plantearse el mentiroso es su misterioso
desánimo, la progresiva languidez que simular produce en él.
Su afán de caer bien produce el efecto contrario de que los
demás se decepcionen, se sientan despreciados y se
disgusten, generando una profunda desconfianza muy difícil
de superar (piénsese por ejemplo lo difícil que es olvidar que
tu pareja te ha engañado, o te miente sistemáticamente).
La cura del mentiroso es sustituir la mentira por la búsqueda
de la excelencia. Reconociendo su necesidad de brillo y
atracción dedicarse con firmeza a mejorar sus méritos
verdaderos (profesionales, de cultura, relaciones interesantes,
etc.) con suficiente persistencia (porque si ha caído en la
mentira es por impaciencia) y seguridad (garantizando con
pruebas evidentes las suposiciones).
Jugar limpio, ser naturales, es el mejor camino para ser
aceptados por los demás. Lo primero es que nos acepten aun
siendo humildes y mediocres. Una vez conseguida esta
aceptación básica entonces se pueden intentar el asalto al
mérito, que ya no será un mérito agresivo (de esos que
aunque la persona valga mucho nos da igual porque nos cae
antipática) sino un afán de darnos más, de buscar una mayor
cualidad, de jugar más fuerte, una activa entrega para
participar, colaborar, sugerir y animar la vida familiar, los
equipos de trabajo, los grupos de amigos o la excelencia
profesional.
106
HTTP://WWW.ANGELFIRE.COM/IA/FRANCO/MENTIRA.HT
ML

La Mentira En Nuestras Vidas

Según el investigador de mentiras


de la ciudad de Heidelberg,
Alemania, Klaus Fiedler ni la
mitad de lo que decimos es
verdad y la misma cantidad de
veces nos mentimos a nosotros
mismos.
Muy amenudo nos apartamos de
la verdad sin darnos cuenta. Lo
hacemos por cortesía, por
ejemplo si alguien nos pregunta si
nos gusta su peinado, nos da no
sé que decir que le queda mal,
para no hacer sentir mal a la
persona, también puede mentir
por temor, para no causar dolor,
por ejemplo un doctor no le dice a
su paciente que le quedan pocos
días de vida, hay personas que
mienten acerca de su edad, para
hacer creer que son más jóvenes,
los políticos mienten para captar
votos, un vendedor de autos
usados va a mentir acerca del
real estado en que se encuentra
el vehículo, etc, etc.

107
En este tiempo en que nos ha
tocado vivir, la mentira es tomada
a la ligera o es considerada
aceptable, las personas hablan de
mentiras blancas o mentiras
piadosas, para distinguir las
mentiras dichas con el sólo
propósito de dañar a una persona.
Pensemos que ni siquiera
podemos actuar como testigos
falsos, aunque nos lo pidan con la
intención de “ayudar” a otra
persona, en el libro de Proverbios
cap. 19: 5 dice: ” El testigo falso
no quedará sin castigo y el que
habla mentiras no escapará”.
Puede ser que a los seres
humanos, no les importe lo que
otros piensen de las mentiras,
pero sí nos debe importar cómo
ve Dios la mentira.
No olvide que cada persona algún
día deberá presentarse ante Dios
a rendir cuentas esto nos lo
aclara el libro de Apocalipsis 20:
11 – 12. “ Y vi un trono blanco y
al que estaba sentado en él, de
delante del cual huyeron la tierra
y el cielo, y ningún lugar se
encontró para ellos. Y vi a los
muertos, grandes y pequeños, de

108
pie ante Dios; y los libros fueron
abiertos, y otro libro fue abierto,
el cual es el libro de la vida, y
fueron juzgados los muertos por
las cosas que habían escritas en
los libros, según sus obras”.
En el mismo libro de Apocalipsis
21:8 leemos: “ Pero los cobardes
e incrédulos, los abominables y
homicidas, los fornicarios y
hechiceros, los idolatras y todos
los mentirosos tendrán su parte
en el lago que arde con fuego y
azufre, que es la muerte
segunda”.
La mentira terminará allí donde
comenzó, es decir con el diablo
Apocalipsis20: 10 “ Y el diablo
que los engañaba fue lanzado en
el lago de fuego y azufre, donde
estaban la bestia y el falso
profeta; y serán atormentados día
y noche por los siglos de los
siglos”
El libro de Juan 8:44 nos dice que
Satanás es ” el padre de la
mentira”.
En el libro de Apocalipsis 21:27
hablando el profeta acerca de la
Jerusalén Celestial dice que en
ella “ No entrará ninguna cosa

109
inmunda o que hace abominación
y mentira, sino solamente los que
están inscritos en el libro de la
vida del Cordero”. ¿ Se da cuenta
que la mentira es un asunto muy
serio delante de Dios?
Tiene el mismo valor negativo
que la abominación, el asesinato
la hechicería, etc. La mentira es
tan seria porque tiene el mismo
autor que tiene el asesinato y
toda otra atrocidad, su autor es
Satanás. Él engañó a Adán y Eva
al convertir la verdad en mentira
y al poner en tela de juicio la
Palabra de Dios.
Recordemos que en el libro de
Génesis 2:16 –17 Dios le dice a
Adán: “ De todo árbol del Huerto
podrás comer; más del árbol de la
ciencia del bien y del mal no
comerás; porque el día que de él
comieres, ciertamente morirás”
Dios se estaba refiriendo a la
muerte espiritual.
Satanás le habla a la mujer y le
dice “ ¿conque Dios os ha dicho
no comáis de todo árbol del
Huerto?” Génesis 3:1
El Apóstol Pablo en el Nuevo
Testamento También nos dice: “

110
No mintáis los unos a los otros;
porque os habéis despojado del
viejo hombre con sus prácticas”
Colosenses 3:9
En el libro de Efesios 4:25 dice: “
Por lo tanto habiendo dejado la
mentira, hablad la verdad cada
uno con su prójimo, porque
somos miembros los unos de los
otros.”
Esto hablando con aquellos que
se habían convertido en
discípulos de nuestro Señor
Jesucristo.
Analicemos ¿qué es la mentira?
1. Un engaño:
Recordemos que Abraham tuvo
miedo delante del rey de Egipto, y
le dijo que su esposa Sara era su
hermana, esto en parte era
verdad porque era su medio
hermana.
2. Es exageración:
cuando se trata de hacer una
presentación de sí mismo, o de un
producto que suene mejor de lo
que es en realidad. El Apóstol
Pablo en Romanos 12:3 dice:
“ Digo pues, a cada uno de
vosotros, por la gracia que me ha
sido dada, que nadie tenga más

111
alto concepto de sí del que debe
tener; o más bien que piense con
sensatez conforme a la medida
de la fe que Dios repartió a cada
uno”
3. Es falso testimonio
En Exodo 20: 16 dice “ no
hablarás contra tu prójimo falso
testimonio”
Si uno dice alguna cosa que daña
la reputación de otro, cuando le
hace quedar mal por medio de
insinuaciones negativas para
quedar mejor uno mismo,
entonces eso es “ dar falso
testimonio” contra su prójimo.
4. Es adulación Por delante se
dicen cosas lindas, por detrás se
piensa totalmente diferente. En el
libro de Salmos 12:2 leemos:
“Cada uno habla falsedad con su
prójimo, con labios lisonjeros;
hablan con doblez de corazón”
5. Es chisme
Los chismosos tienen mucho
tiempo para hablar de otros,
siempre están al tanto de todo y
no pueden guardarse nada. En el
libro de 1°Timoteo5: 13 leemos: “
Y a la vez aprenden a ser ociosas,
andando de casa en casa. No sólo

112
aprenden a ser ociosas sino
también chismosas y
entremetidas, hablando lo que no
conviene”
En el libro de los Proverbios 3: 3-4
encuentra el siguiente consejo: “
Nunca se aparten de ti la
misericordia y la verdad; átalas a
tu cuello, escríbelas en la tabla de
tu corazón; y hallarás gracia y
buen opinión ante los ojos de
Dios y de los hombres”
Continuando la lectura en el libro
de Proverbios 6: 16-17 y 19
encontramos:
“ Seis cosa aborrece Jehová y aún
7 abomina su alma:
Los ojos altivos♦
La lengua mentirosa
Las manos derramadoras de♦
sangre inocente
El corazón que maquina
pensamientos inicuos♦
Los pies♦ presurosos para correr
al mal
El testigo falso que habla
mentiras♦
Y el♦ que siembra discordia entre
hermanos
Si Dios aborrece la mentira, ¿ se

113
da cuenta que no podemos
considerarla como algo que no
tiene importancia? ¿ Se da cuenta
de lo grave que es para nuestra
alma si mentimos? Cuando Dios
le da las leyes de santidad a su
pueblo de Israel les dice: “ No
hurtaréis y no engañaréis ni
mentirá el uno al otro” Levíticos
19: 11
Esperamos que este mensaje
contribuya a mejorar su relación
con Dios, no olvide que si
queremos recibir algo de Dios
debemos guardar sus
mandamientos y hacer las cosas
que son agradables delante de él
(como por ejemplo no mentir)
Juan 3:22

HTTP://ES.WIKIPEDIA.ORG/WIKI/MITOMAN%C3%ADA

Mitomanía

De Wikipedia, la enciclopedia libre


Saltar a navegación, búsqueda
Este artículo o sección necesita fuentes o referencias que
aparezcan en una publicación acreditada, como libros de
texto u otras publicaciones especializadas en el tema.
Puedes dar aviso al autor principal del artículo pegando el
siguiente código en su página de discusión: {{subst:Aviso

114
referencias|Mitomanía}} ~~~~
Del griego mitos, mentira, y mania, modismo. Se define
mitomanía como el trastorno psicológico consistente en
mentir patológica y continuamente falseando la realidad y
haciéndola más soportable; el mitómano sublima su impulso
transformándolo en arte. El dramaturgo mexicano Juan Ruiz
de Alarcón expuso un modelo de esta patología en su obra La
verdad sospechosa.
Tendencia morbosa a desfigurar, engrandeciendo la realidad
de lo que se dice.
Con frecuencia, el enfermo, de carácter más bien paranoide,
desfigura mentirosamente la propia idea que tiene de sí
mismo, magnificándola (delirio de grandeza) o simplemente
disfrazando unos humildes orígenes con mentiras de todo
tipo, de forma que llega realmente a creerse su propia historia
y se establece una gran distancia entre la imagen que tiene la
persona de sí mismo y la imagen real. Muchos famosos
(cantantes de rock, celebridades de diez minutos, etc.) han
padecido esta dicotomía.
Si bien la mentira puede ser útil y es un comportamiento
social frecuente, el mitómano se caracteriza por recurrir a
esta conducta continuamente sin valorar las consecuencias,
con tal de maquillar una realidad que considera inaceptable
urdiendo todo tipo de sistemas delirantes. Esta característica
está asociada a trastornos de personalidad graves y se puede
relacionar con dos tipos de caracteres: por un lado, los
necesitados de estimación, y por otro, los que sufren un
trastorno de personalidad hipertímica, es decir, las personas
que tienen un ánimo muy elevado (superficiales, frívolos,
impacientes).
HTTP://WWW.S ALUDYMEDICINAS.COM.MX/NOTA.ASP?ID
=2304

115
MITOMANÍA, MAQUILLAR LA REALIDAD
Rafael Mejía
Quien miente de forma continua trata de ser más atractivo
hacia los demás o de suplir carencias en distintas áreas de su
vida, pero con el paso del tiempo sufrirá aislamiento por
despertar desconfianza entre sus semejantes. ¿Hay solución a
esto?
Hablar con la verdad es una cualidad muy valorada en
nuestras relaciones afectivas, laborales, de estudio y hasta
deportivas, ya que nos permite tener certidumbre y seguridad
al compartir ideas, emociones, objetivos o recursos
materiales. Por ello, no es extraño que la mentira sea mal
vista socialmente, al igual que la tendencia de algunas
personas a cambiar la realidad, llamada mitomanía.
Al respecto, el Dr. Sergio Arturo Escobedo Návar, especialista
en salud mental adscrito al Hospital Psiquiátrico con Unidad
Médica Familiar no. 10 del Instituto Mexicano del Seguro
Social (IMSS), ubicado al sur de la Ciudad de México, explica a
saludymedicinas.com.mx que “la palabra mitomanía tiene
dos componentes: manía, que es la preocupación caprichosa
por un tema o situación determinada, y mito, que es un relato
donde hay partes de una realidad histórica y otras de
leyenda”.
De forma específica, detalla que “hablamos de mitomanía
cuando hay una conducta o comportamiento morboso en que
se desfigura o cambia la realidad, ya sea engrandeciéndola o
sustituyéndola por completo; se falsea la información de lo
que se sabe o se cree, de forma reiterativa o crónica, a largo
tiempo”.
En opinión del experto, que cuenta con estudios de Psicología
y Psiquiatría, esta conducta surge por la incapacidad de lograr
una madurez emocional, incluso neurológica, que impide a un
individuo ubicarse en un marco de realidad.

116
Durante la infancia, indica, “hay etapas en que la fantasía es
un elemento necesario, con el que se imagina o piensa, y que
forma parte de la creación de la personalidad. Se puede jugar
a ser superhéroe, a la casita o a cualquier cosa, y el pequeño
busca ser protagonista, incluso se disfraza; empero, hay
adultos cerca que dan sentido de realidad y le dicen: ‘no
hagas esto’, ‘no toques ahí’, ‘no te avientes del ropero’. El
mitómano podría ser como un niño que no logró esta
madurez”.
No es que la fantasía se deseche por completo; al contrario,
se conserva y es la que nos ayuda a crear, producir, imaginar
qué vamos a estudiar o en qué trabajaremos. El problema del
mitómano es que no hay un freno a esta actividad mental, y
esto terminará por generarle alteraciones sociales por mentir
a menudo.
“El ejemplo clásico es el de quien siempre habla de cosas
materiales y apoyos que no tiene, exagerando elementos que
a la gente le parecen incongruentes; un día da una versión de
algo que le pasó, y otro día da otra. Entonces su capacidad de
vinculación se deteriora, mete a la gente en problemas, y
pierde credibilidad y confianza”.
Autorreconocimiento ausente
A lo anterior puede añadirse que la mitomanía tiene la
peculiaridad de presentarse en personas autodevaluadas, con
bajo nivel de estima o muy pretenciosas, y ello tiene una
razón de ser, ligada al proceso de evolución individual.
Todo ser humano nace con cualidades que empieza a
desarrollar desde el momento del alumbramiento; de hecho,
refiere el Dr. Escobedo, el paso de la vida intrauterina al
mundo externo supone importante inversión de energía y una
lucha por adaptarse al nuevo medio.
Conforme se tiene mayor conciencia de la realidad externa
“nos vamos dando cuenta de que no somos tan poderosos
como creíamos ni somos de acero, y eso lleva a un cambio de
117
dinámica, que es ya la búsqueda de la fortaleza en vez del
manejo del poder. Esto duele porque se requiere sacrificio y
abrir los ojos a muchas cosas desagradables, pero a cambio
se tiene mayor contacto con el mundo”.
Desde este ángulo, la autodevaluación surge por la
incapacidad de llevar a cabo este proceso de cambiar el poder
por la fortaleza; es quedarse en medio, “en el limbo", no
sentir seguridad en los recursos de uno mismo para afrontar
la vida ni en las enseñanzas de padres y maestros.
La mitomanía, expresa el psicólogo y psiquiatra, “sería una
entre muchas formas de enfrentar la autodevaluación. Ante la
incapacidad de reconocer cualidades o recursos reales, se
inventan, se hace una ficción para amedrentar al mundo y así
reducir el temor que se siente por la realidad. El mitómano
tiene una tendencia muy encubierta de una sensación de
impotencia, de carencia”.
Más que enfermedad, manifestación
Escobedo Návar aclara que la mitomanía no se define
propiamente como un padecimiento, sino que puede formar
parte de varios trastornos, por ejemplo, los de la personalidad
(en los que se dificulta la interacción social y hay problemas
de adaptación a la realidad). También señala que aunque es
probable observar niños y adolescentes con tendencia a decir
mentiras, sólo es posible establecer el diagnóstico de estos
problemas hasta los 18 años, cuando se consolida la madurez.
Así, refiere que “dentro de la gama de diagnósticos
psiquiátricos en que se da la mitomanía existen los trastornos
ficticios, que es donde encontramos fundamentalmente al
mentiroso crónico. Son cuadros en los que, por ejemplo, se
inventa alguna enfermedad y se trata de obtener algo a favor
de esta situación. No es como en la somatización, donde hay
síntomas físicos que son producto de una dinámica interna,
sino que se busca una ganancia externa de forma conciente,
como lograr incapacidades médicas”.
118
En otras personas la ganancia es interna. “Ocurre cuando hay
una búsqueda de protagonismo o de igualar o suplir la imagen
de una persona importante en su vida, a la que no se pudo
sobrepasar, como una figura paterna con éxito que, al ser
inalcanzable, el hijo la ‘empareja’ con ayuda de la mitomanía
y siente alivio”.
Por su parte, “en el trastorno limítrofe de la personalidad, en
el cual hay inestabilidad en la percepción de la propia imagen
y una inconsistencia en varias áreas de la vida, decir mentiras
puede ser parte de una búsqueda de equilibrio para disminuir
la angustia”. De igual forma, puede presentarse en un
paciente con tendencia paranoide, es decir, que tiene elevado
grado de desconfianza hacia los demás, y por ello desfigura la
idea de sí mismo, magnificándola y disfrazando su verdadera
raíz cultural, de raza o económica.
En el trastorno narcisista, que se distingue por la percepción
de que “todo lo bueno está dentro y lo malo fuera”, hay
dificultad para vincularse de forma madura con los
semejantes, por lo que el paciente piensa que todos los
demás están a su servicio. La mitomanía también puede
ocurrir en la esquizofrenia (dificultad para diferenciar entre
experiencias reales e irreales, pensar de manera lógica y
socializar), aunque no es su principal síntoma.
Con base en su experiencia, el experto refiere que “es común
que traigan a consulta a niños por disminución de la atención
o inquietud, y a veces los padres se quejan de que tienen
tendencia a ser muy mentirosos. Ahí es parte de un cuadro,
un dato más del que hay que ver la causa: problemas en el
proceso de maduración, conflicto en el cambio de búsqueda
del poder por la fortaleza o, incluso, una forma de tratar de
bajar la ira de los padres”.
Solución ante el sufrimiento
El especialista en salud mental refiere que, salvo en el caso de
infantes y adolescentes, que son llevados por sus padres, las
119
personas con mitomanía acuden al psicólogo o psiquiatra
porque su conducta les genera demasiados problemas.
“Muchas veces el paciente está convencido de sus mentiras, y
así es muy difícil que acuda al tratamiento; lo hace hasta que
hay un ‘momento de quiebre’, cuando el choque constante
con la realidad le hace sufrir por perder vínculos, una relación
afectiva, y ya nadie quiere estar cerca de ellos”.
Abunda al respecto: “el mitómano tiene primero una fase de
omnipotencia, en que dice muchas mentiras y piensa que
todos le van a creer; posteriormente, llega una etapa de
deterioro o caída del narcisismo mentiroso en que se
presentan constantes contradicciones y ya nadie le creé;
habla de su vida y no le hacen caso, no lo toman en cuenta
para cosas importantes, no le dan responsabilidades, lo corren
del trabajo y, en la familia, ya no puede hablar de ciertas
cosas, le restringen el acceso a objetos o información. Se va
cercando o acorralando, hasta que se relaciona con gente con
grados de madurez y evolución muy bajos, inmiscuyéndose en
situaciones de riesgo”.
En cuanto al tratamiento, explica que primero debe realizarse
una fase de exploración del paciente, realizar algunas
entrevistas antes del diagnóstico definitivo, de modo que la
principal herramienta para revisar conductas y la vida del
paciente es la palabra.
Al avanzar en la terapia, refiere, “lo que se hace, de acuerdo a
mi sentir, es establecer una alianza de trabajo en la que se
demuestra al paciente el costo que le está trayendo su
enfermedad; se le debe hacer entender que hay cosas que ve
muy normales, pero en realidad son expresiones del
problema. Así continuamos, todavía sin profundizar
demasiado, para que haya adherencia al tratamiento”.
Esto se debe a que “si se confronta al paciente en las
primeras sesiones, sólo voy a lograr que se vaya. Los
terapeutas necesitamos conversar e ir ‘tejiendo’ o enlazando
120
cosas sobre su vida o que ha dicho, y ya que hay mayor
alianza de trabajo, entonces se le puede hacer que aborde
hechos más profundos, decirle cuándo ha mentido e
interpretar la razón de esa conducta. El proceso es largo, pues
se debe construir un nuevo aprendizaje en el paciente y un
pensamiento analítico”.
También es importante ayudarle a percibir cuáles son sus
herramientas y recursos para enfrentar la vida. “El paciente
fluctúa entre las ambiciones que tiene y su talento; a veces
tienen muchas aptitudes, pero sus metas son mínimas, o al
revés. Devalúan sus capacidades, sobrevalúan las de otros, y
por eso inventan o se atribuyen las ‘armas’ que ven en otros”.
Por último, el Dr. Sergio Arturo Escobedo acentúa: “Me parece
fundamental que en estos casos o cualquier otro que genere
sufrimiento y alteración de la vida social, familiar o escolar de
una persona, pensemos que hay muchos recursos con qué
enfrentarlos y ayudarnos a descubrir capacidades propias. En
este sentido, siempre es muy útil acudir a un proceso
psicoterapéutico”.
HTTP://WWW.NOS ABIASQUE.COM/MITOMANIA.HTM

Mitomania: tendencia a desfigurar la realidad


engrandeciéndola.

En primer lugar habria que entender que la mitomanía suele


estar presente en personas que no se encuentran satisfechas
con su vida y necesitan fantasear, tal vez directamente
mentir, para hacerla más atractiva ante los demás.
Para identificar a un mitómano tenemos que localizar un rasgo
que resulta inconfundible: en determinadas letras el rasgo
final se prolonga por debajo de la siguiente letra de una
manera notoria.
Cuando la mitomanía forma parte del carácter es posible
también encontrar en cartas escritas por estas personas
121
dibujos tanto en el cuerpo de la carta como en la firma. Las
letras pueden ser además de un tamaño algo superior al
normal, aunque en cualquier caso el primer rasgo indicado es
el más definitorio del mitómano.

http://www.nosabiasque.com/mitomania.htm

http://www.saludymedicinas.com.mx/nota.asp?id
=2304

http://es.wikipedia.org/wiki/mitoman%c3%ada

http://www.angelfire.com/ia/franco/mentira.html

http://www.cop.es/colegiados/a-
00512/mentira.html

http://es.wikipedia.org/wiki/mentira

http://www.pequenet.com/canciones/mentira.asp ).

http://www.ayuda-psicologica.info/2006/12/las-
mentiras.html

http://www.adorador.com/mensajes/las_mentiras.htm

122
123