Está en la página 1de 10

Búnkeres y Casamatas en Totana

Arquitectura militar de la Guerra Civil en Totana.
Francisco José Fernández Guirao Rebecca Antonie Tombergs.

Presentación En la efeméride del 75º aniversario de la Guerra Civil Española muchos son las nuevas aportaciones que se han efectuado al respecto. La aparición de nueva documentación o la revisión de la existente ha permitido el reorientar o dar nuevos enfoques y aportaciones a viejas historias. Este modesto artículo quiere sumarse a todos ellos dando su particular visión, desde un punto de vista técnico, neutral y apolítico, a un tema poco conocido, como es la arquitectura militar de la Guerra Civil Española. Queríamos abordar, en particular lo que se conocía como el Núcleo de Resistencia de Totana, un punto fuerte dentro de la estrategia general de defensa de la Base Naval Principal de Cartagena durante la contienda. Dicha estrategia proponía un sistema de líneas defensivas que abarcaría por la costa desde el puerto de Águilas hasta el de Guardamar del Segura (ya en la provincia de Alicante) y que por el interior se apoyaría en los accidentes naturales que conforman el Valle del Guadalentín y en la línea formada por las Sierras de Carrascoy, Almenara y Escalona, así como por el propio cauce de los ríos Guadalentín,

215

por las principales vías de comunicación que conducían hacia Cartagena. correspondiendo el 81 a Totana. tanto desde el punto de vista logístico. Murcia 2004. Figura 1: Plano de la Línea Defensiva Terrestre de la Base Naval Principal de Cartagena. [GÓMEZ VIZCAINO. página 307] Totana durante la guerra civil Totana al igual que el resto de pueblos y villas 216 . Aureliano Y MUNUERA NAVARRO. al desplazarse a nuestra región progresivamente las principales fábricas de armas de la Republica y ganar peso militar la ya de por si importantísima plaza de Cartagena. Sí fue importante en el sostenimiento del esfuerzo de guerra. campos   Estas líneas fortificadas serían la base de los planes para la defensa terrestre de Cartagena. Dichos Centros de Resistencia giraban en torno a unas fuertes posiciones fijas (nidos permanentes de ametralladoras o casamatas) acompañadas de líneas de trinchera. con la salvedad del estratégico puerto militar de Cartagena. de alambrada y otros trabajos complementarios de defensa como obstáculos y destrucciones. con los códigos del 80 al 86. Comunidad Autónoma de la Región de Murcia. refugios o búnkeres. En Estudio y Catalogación de las Defensas de Cartagena y Bahía. en la cartografía posterior de los años 40. durante toda la contienda disfrutó la región y que. se ha estudiado el fenómeno histórico de la Guerra Civil. Dicho sistema defensivo operaba a base de “ Núcleos o Centros de Resistencia ” sobre las principales carreteras que llevaban desde la costa de Águilas hacia el interior. y una vez traspasado el valle del Guadalentín. en donde con menor intensidad. Importancia que fue creciendo conforme avanzaba la contienda. Fuente: Croquis de los autores. adoptando un papel secundario en el planteamiento táctico de la defensa del territorio gubernamental.Cuadernos de La Santa nº 12. creados posteriormente con vistas a una posible entrada de España en la II Guerra Mundial. David. no dispuso de puntos vitales o significativos. Se dispusieron siete Centros de Resistencia numerados. que desde el punto de vista estratégico militar centraran cierto interés. La Defensa de la Base Naval en época contemporánea. como centro de aprovisionamiento y distribución de productos alimenticios y de consumo o como zona de movilización e instrucción de los distintos cuerpos y armas. 2010 Sangonera y Segura (Figura 1). Planteamiento: La Región de Murcia durante la Guerra Civil La Región de Murcia es una de las Comunidades Autónomas españolas. CARM. Una de las posibles causas de este vacío documental es la posición de provincia de retaguardia que.

Fundación la Santa. 3ª Personal. La   Se puede estudiar dicho aspecto en los artículos de Domingo Espinosa Cayuela: “La escuela de Polimotores de Totana” y de Alfonso Cayuela Martínez: “El campo de Aviación de Totana y la escuela de Polimotores 1936-1939”. aunque no todos ellos eran destinados a unidades del frente sino que ocupaban todo tipo de destinos y en el caso que nos compete a Batallones de Obras y Fortificaciones B. Este tenía como finalidad la de posibilitar las prácticas de la Escuela de Polimotores. 307.   AMT. 309. (23-27/05/1938). que al resultar en número insuficiente. en la revista Cuadernos de la Santa nº 12.F . El absentismo militar en estos momentos era tan extremo que se presentaron tan   Ídem. Correspondencia. En la correspondencia municipal se insertan repetidas referencias al respecto. La villa contaba en este período con diversas instalaciones militares en su término municipal. la necesidad de proteger a la ciudad frente a los ataques aéreos. Para las obras se llamó a los parados de la saca de obreros. 311. comenzándose la construcción de los búnkeres o refugios en marzo de 1938. Legajo 252. Su creación llevó consigo la ocupación de terrenos agrícolas para la pista y las instalaciones y de algunas viviendas abandonadas para residencia del personal del campo de aviación. Estas obras se interrumpieron poco después al marcharse la Guardia de Asalto de Totana encargada de su vigilancia. Legajo 252. La aparición de los primeros vuelos de la aviación nacional sobre la ciudad y a raíz de la bomba que estalló a las afueras de la misma. A principios de 1937 se creó un aeródromo en la pedanía de Lébor. pág. suspensión de los trabajos llevó a ordenar el vallado de las obras y “sin embargo y paradójicamente.”  Las necesidades de la guerra obligaron al Gobierno de la República a decretar la movilización de sucesivos contingentes de soldados agrupados en reemplazos. en los límites de su término municipal con el de Lorca. como en otras localidades. empezaron a utilizarse en abril a obreros del Campo de Trabajo.Fundación La Santa murcianas pronto se vio inmersa en la dinámica de producción bélica. 217 . Totana 2010. Correspondencia. 3ª Personal. o al no acudir el número necesario a la convocatoria del alcalde del 7 del mismo mes. Sección 2. 1923 y 1924. 3ª Personal.   GUERAO (2001). Correspondencia. Así el 4 de mayo de 1938 los guardias rurales Antonio Cánovas Martínez y Agustín Valenzuela Pérez así como el carrero Eugenio Gómez Martínez dejan de prestar servicio al Ayuntamiento al incorporarse a filas para dedicarse a los trabajos de fortificación. (4/05/1938). uno en Alhama y el segundo en Totana.   AMT.O. pág. Por orden del Delegado Jefe del Batallón de Obras y Fortificaciones de Lorca se ordena el 2 de junio de 1938 la inmediata incorporación de los individuos movilizados para fortificaciones de los reemplazos de 1922. Sección 2. Junkers 57 volvían de realizar el 2º bombardeo a la Base de Cartagena descargando 2 proyectiles sobrantes.   Los aviones. A tal efecto ya se había constituido el Comité de Defensa Pasiva Local el 22 de septiembre de 1937. Año 1938. pág. (3/06/1938). Surgiendo. con lo cual se puede afirmar que en Totana los refugios causaron más víctimas que los bombardeos. A la junta ordinaria del Comité Ejecutivo de la Mancomunidad de los Canales de Taibilla del 27 de mayo no puede asistir el representante del Ayuntamiento totanero por estar incorporado a un Batallón de Obras y Fortificaciones. Sección 2. una mujer murió al caer al agujero del refugio que se estaba construyendo en la esquina de la Calle de la Fuente por la Plaza de Pablo Iglesias. Legajo 252. Año 1938. Año 1938. antes de que se ejecutara esta medida de seguridad. planteó a sus autoridades la posibilidad de que la villa fuese bombardeada.   GUERAO (2001).   AMT. señalándose como sitios idóneos la Plaza de Pablo Iglesias y en la Plaza del Ramblar.. el 20 de octubre de 1937.

A modo de ejemplo son varios los comunicados de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla sobre la imposibilidad de asistir el representante del Ayuntamiento a la Junta por haberse incorporado el mismo a un Batallón de Obras y Fortificaciones13.”14 Al igual que en el resto de localidades murcianas. el 9 de junio. Sección 2ª. 11  AMT. 1923 y 1924 son destinados a trabajar en el desarrollo de las Obras y Fortificaciones desde la propia Comandancia de Ingenieros de Cartagena en junio de 1938. comunicándose a la autoridad “que conforme se vayan presentando iré ordenando la remisión de los restantes”12. que sin darles explicaciones anteriores ordene a los guardas a sus ordenes no pongan obstáculos a la construcción de las trincheras que se están haciendo en el término de Totana. la necesidad de hacerlo por ser indispensable en su día fuesen aprovechadas por el enemigo. Valga como ejemplo el oficio que el Tte. 12  AMT. Sección 2. se transmite al Sargento Jefe del Destacamento de Asalto de la Villa un listado con 29 nombres para que sea dicho cuerpo el encargado de presentar dichos mozos ante ella. De dicho listado. La alcaldía toma buena nota y dos días más tarde. por un bando de Bartolomé Acosta Poveda el 24 de enero de 1939. casi como se había iniciado: con una caótica sublevación de los oficiales de Artillería y de Infantería de Marina de Cartagena. le ruego a V. Las comunicaciones entre el Ayuntamiento y la Comandancia de Ingenieros son continuas.S. Correspondencia. mientras que. fueron con el mismo objeto.Cuadernos de La Santa nº 12. y conforme la guerra va avanzando y se vuelve más crítica la situación de la República. que 5 días más tarde. los reemplazos de 1915 y 1916. “Para las obras de atrincheramiento que está ejecutando esta Comandancia es necesario aprovechar en algunos sitios las tierras sobrantes de la excavación del canal construido por esa entidad de si digna dirección. El final de la contienda La guerra concluyó. o de las trabas jurisdiccionales entre distintas organizaciones.S. sin que sufra el menor perjuicio el canal. ni se vierta tierra alguna en las cunetas laterales y como no necesito encarecer a V. las ordenes de incorporación de los distintos reemplazos se suceden con tiempos más cortos. Correspondencia. a la que se sumaron elementos falangistas. Legajo 252. Legajo 252. pág. y desde la Delegación de Obras y Fortificaciones por parte de su Teniente Delegado Jefe en Lorca se insiste en que se proceda con la mayor rapidez posible a su presentación ante dicha delegación11 facilitándose un listado con 56 nombres de mozos aptos para el servicio. Año 1938. Los reemplazos de 1922. y con ciertos matices fascistas. Coronel Ing. Sección 2. 3ª Personal. el 10 de junio de 1938. que si bien no aportan datos interesantes. a tenor de la documentación que se ha encontrado. 10  GUERAO (2001). desencantados y que contó con muy poco apoyo popular. 2010 sólo 11 mozos del reemplazo de 1924 y 26 del de 192310. Año 1938. Año 1938. oportunistas. y acompañados de una pareja de la Guardia Municipal. (7/06/1938). Comandante de la Base Naval de Cartagena remite al Ingeniero Director de la Mancomunidad del Taibilla el 3 de agosto de 1937. 314. 3ª Personal. sí que nos informan de las penurias y penalidades del día a día. Legajo 252. (10/06/1938). Este levantamiento fue motivado por los cambios producidos en la orientación política y militar de 14  BMMC 604. 218 . el 7 de junio. se remiten desde Totana 11 mozos destinados a dichos fines. en nuestra provincia. 13  AMT. Correspondencia.

Dichas hojas de devengos van desde el 8 de mayo hasta el 16 de julio de 1939 y recogen las peonadas de 15  Para orientarse en este corto pero confuso período nos remitimos a los libros de Ricardo de la Cierva. De igual manera diversos particulares se interesan por la “devolución de alambre de espino arrebatado”18. palos y espino”16 en “varios sitios (trincheras)” (sic) dada la escasez de material que había una vez finalizada la contienda. Entre sus legajos se destacan toda una serie de haberes de pagos y devengos para las labores de recoger y “recuperar enseres de las trincheras. Terminada la contienda. año de la Victoria. Caja 34. año de la Victoria. 18  Dª Consuelo Gómez Castaño realiza instancia al efecto el 18 de septiembre (AMHM. pagándose a los peones por hora de trabajo 62. el Archivo Municipal de Totana. más por la reutilización del material allí abandonado. 2. Libro de entrada de documento. La composición de las cuadrillas es cambiante. Caja 34. Si mantuvo cierto interés fue inicialmente. 19  AMHM. devolución que tuvo que ser parcial ya que el 18 de octubre el Ayuntamiento recibe. del 12 al 18 de junio. Devengo de obras públicas municipales de las semanas del 8 al 14 de mayo. Libro de entrada de documento. 40) y al Ayuntamiento se remite por parte de la Comandancia de Ingenieros de Cartagena el 22 de septiembre la instancia de Don Antonio Gómez Gómez (AMHM. que por su posible y futura utilidad en el conflicto bélico que se avecinaba. convertida en rendición sin condiciones. año de la Victoria. la política nacional marchó por otros derroteros con el golpe de Casado y la constitución del Comité Nacional de Defensa.042. pág. El montante total supuso para el Ayuntamiento de Totana la cantidad de 3. las tropas de la IV División Navarra tomaban efectivamente la base militar dándose por concluida efectivamente la guerra. 11. a los pinches 37. pinche. del 15 al 21 de mayo. pág. Otro tanto debió ocurrir en el municipio cercano de Alhama de Murcia al cual la Comandancia de Ingenieros de Cartagena envía el 14 de julio de 1939 misiva “interesando comunique el material de recuperación aproximado que tiene recogido”17. carta “devolviéndose las instancias de solicitud de alambre al no poder ser atendidas por prohibirlo órdenes recibidas de suspender la entrega de material de Guerra”19. 1 junio 1939.Fundación La Santa la presidencia de la República15 y que fue sofocado por la intervención de la 206 Brigada Mixta apoyada por los blindados del centro de entrenamiento de Archena y la aviación de San José de la Rivera. En este sentido. 1 junio 1939. arriero. del 19 al 24 de junio. a los aguadores 1.25 pesetas. Caja 34.5 céntimos y al encargado 75 céntimos la hora. Al anochecer del día 29 de marzo. 49). Del 14 de octubre de 1939 al 1 de septiembre de 1941. todo el complejo defensivo quedó fuera de servicio. las diversas cuadrillas que recogerían el material de guerra de las fortificaciones. el de la reutilización de los materiales.50 pesetas. y encargado). Caja 34. Libro de entrada de documento. expuestos en el anexo bibliográfico. año de la Victoria. 17  AMHM. Caja 34. Libro de entrada de documento. pág. 1 junio 1939. pág.5 céntimos de peseta. en Murcia. tanto en el número de operarios que las componen (que van desde una cuadrilla de 4 a 14 obreros) como en su composición por oficios (peón. 1 junio 1939. Libro de registro de entrada de documentos.188 horas. 42) y el 16 de octubre de Don Sixto Martínez Vicento (sic) al mismo respecto (AMHM. escasos y valiosos en un momento de carestía. El volumen de trabajo alcanzó las 3. mientras el petrolero Campillo salía del arsenal de Cartagena cargado de republicanos hacia el exilio. con Franco. Ángel Bahamonde Magro y Javier Cervera Gil. Así mientras que la ciudad se dedicaba en resolver su conflicto interno. nos ofrece una abundante documentación. nuevamente de parte de la Comandancia de Ingenieros de Cartagena. Secretaria 164. 16  AMT. 219 . aguador. Comité que tuvo como misión negociar una paz imposible. pág. del 3 al 9 de julio y de 10 al 16 de julio.

son de construcción tardía. frente al desarrollo que adquiere el arma acorazada. incorporan accesos protegidos a las mismas. y anclado con estacas de madera. pero de muchísima más modestia (Figura 2). Datos. A diferencia del resto de construcciones de otras regiones. y de las erigidas durante los primeros años de la contienda. y a los datos que disponemos. Se biselaron los ángulos rectos para disminuir el efecto de los disparos directos sobre ellas. Si asimilamos el tiempo de trabajo en su colocación con el de su retirada. abandonándose.25 metros lineales de campo de alambrada de 8 metros de ancho con lo que el campo de Totana podría haber dispuesto perfectamente de 800-1. Según los mismos manuales de fortificación el rendimiento de trabajo oscila entre 16/20 m2 de alambrada por hombre. Distancia que podría doblarse con la reducción de la profundidad del campo de alambrada pudiendo llegar a distancias en el entorno de los 2. tras el final de la contienda mundial. dicho campo de alambradas podría tener un ancho de 8 metros. Y en 220 . realizadas con materiales más resistentes resaltando el uso casi exclusivo del hormigón en su construcción. pudiendo datarse entre mediados de junio de 1937 y septiembre de 1938. Si nos atenemos a los manuales de época. y sobre todo con las modernas tácticas de combate.200 metros de campo de alambrada de 8 metros. Unas notas sobre fortificación El tipo de construcción que se observa en la región de Murcia abandona la línea seguida en las edificaciones de defensa de costa de principios de 1920. Adoptaron avanzadas disposiciones defensivas: disposición a media ladera y en situaciones topográficas aventajadas. lineales. El volumen de trabajo de recogida de material en el centro de resistencia de Totana. nos induce a pensar que dicho centro de Resistencia contaría con un amplio campo atrincherado protegido con alambre de espino.000 metros. Fueron diseñadas con troneras rectangulares con laterales achaflanados para un mayor ángulo de tiro. insertas en el terreno en profundidad de forma escaqueada. Figura 2: Fotografía de la casamata 8142C (El Paretón) Fuente: Fotografía de los autores. hablamos que por hombre y día se colocaría una distancia aproximada de 2. replanteándose nuevamente la utilidad táctica de estas construcciones pero quedando demostrado. disponiéndose todos en recodo. que se extendió por tres meses. todo el posible interés militar que tuvieran. siendo en cierta medida deudoras. de las que se estaban desarrollando en otros países europeos.Cuadernos de La Santa nº 12. 2010 Desconocemos su exacto contenido pero que presumimos debía estar motivada por el inicio de la Segunda Guerra Mundial el 1 de septiembre al invadir el ejército alemán la vecina Polonia. la aviación. ya a partir del año 1940. la inoperancia de la fortificación existente. que insistimos son hipótesis de trabajo ya que desconocemos el efectivo alcance del campo atrincherado. que no pasaría de considerarse ligera.

todas resalta el tratamiento de enmascaramiento exterior a base de capas de tierra. Se baraja incluso la posibilidad de que dispusiera de emplazamientos para artillería o morteros. a la altura de los km 85 a km 86. sino el cierre físico de las principales vías de comunicación con Cartagena intentando sacar el máximo aprovechamiento a los condicionantes físicos. Su ubicación le permitía no sólo el control visual del entorno. que a modo de visera recorre el perímetro visible y que se cubre con fábrica de mampostería. El propio Canal del Taibilla. y el camino vecinal de Totana a la Carretera del Palmar de Cieza a Mazarrón. En lo que respecta a sus características técnicas y constructivas. disponiendo de campos de alambrada y de líneas de trinchera que partiendo de la propia casamata la defendían de posibles operaciones de flanqueo. naturales o artificiales. Por los datos de archivo figuraban cuatro como construidas y una última en fase de ejecución. mas hacia el norte. Figura 4: Plano de situación de las casamatas en Totana Fuente: Tratamiento digital de los autores.Fundación La Santa Figura 3: Fotografía de la casamata 8152E (Cantareros) Fuente: Fotografía de los autores. En Totana se conservan cuatro de las cinco casamatas que se construyeron en concreto entre las poblaciones de Cantareros y el Paretón. ocultas y semienterradas en donde en la parte visible no 221 . destacando su protección mediante un voladizo de hormigón armado. les servía de barrera natural situándose entre la aldea de los Cantareros y la citada Venta de Paretones. junto con el cauce del río Guadalentín. diferenciándose tan solo en la forma de la protección de la entrada y en algunas de las soluciones adoptadas en los detalles constructivos. de los que se disponía. Dichas construcciones cerraban el paso de la antigua carretera de Cieza a Mazarrón. estas adoptan idéntico patrón. En todos los casos el espesor de los muros interiores es de 50 cm y las dimensiones de los habitáculos interiores muy similares entre sí. tras su paso por el Canal del Taibilla. Son robustas casamatas de hormigón de forma prismática. en la conocida “Venta de los Paretones”. vegetación y piedra del entorno (Figura 3). sin poder aseverar totalmente dicho aspecto (Figura 4). Igualmente las troneras de salida son de idénticas características. ajustándose a un mismo modelo o patrón de diseño.

y ante distintos organismos. Denominación 8112C 8122C 8132C 8142C 8152E Localización Lomas de abajo Lomas de arriba Tras canal Lado caseta Cantareros Figura 5: Esquemas de entradas a las casamatas tipo 2C (2 troneras). De las cuatro casamatas en pie (8112C.175. Fuente: Croquis de los autores. y protección superior con losa de hormigón armado de 1.033 641. 2010 se ofrecen ángulos rectos. con almacén depósito de municiones intermedio. Dicha propuesta viene acompañada de unas reflexiones y propuestas para su recuperación. circundadas de otras edificaciones (8112C.130-4. Disponen de dos troneras rectangulares (en el caso de Totana). y al contrario del resto de posiciones que conformaban la línea de defensa de la Base Naval de Cartagena. 8122C y 8152E) situándose la cuarta (8142C) en su extrarradio. De arriba abajo casamatas 8122C.227 222 . 8142C.671 639. 8152E. 8152E) tres de ellas se encuentran dentro de la pedanía del Paretón.175.175. para su protección administrativa en virtud de la Ley 4/2007 de 16 de marzo de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia.175. 8122C. doble salida en recodo. rehabilitación formal y de su entorno más inmediato. envueltas y protegidas perimetralmente por el propio terreno o por muros de mampostería ordinaria dispuesta a seco.498 639. Para el caso de Totana.795 640.533-4. es el único en el que sus casamatas se encuentran en un entorno plenamente urbano.282-4.235-4. Una propuesta de rehabilitación Con el fin de preservar tan importante legado se ha presentado instancia formal. Estado en 1940 Construida Construida Construida Construida En construcción Estado en 2009 Construida Construida Derruida Construida Construida Coordenada UTM 640. hoy casi perdidas y que estimamos que en su momento alcanzarían el medio metro de espesor (Figura 5).50 metros de espesor y capas de tierra.414-4. que en algunos puntos alcanzan más de 2 metros de profundidad.Cuadernos de La Santa nº 12.175. 8112C.

y ciertamente agresivo. La casamata 8142C se encuentra dentro de suelo urbanizable no sectorizado de uso residencial de Figura 6: Fotografía de la casamata 8122C. El hecho de estar en espacios libres. Para su protección se debería incluir dicha casamata dentro del terreno dotacional adyacente. Se daría pie así. espacio libre (SUCO-EL-PA). Queremos reseñar que en el caso de la casamata 8152C se plantea el problema de la instalación de telefonía móvil en sus proximidades. Dicha antena se sitúa en el frente de troneras. la prolongación de sus entradas con líneas de trinchera y el tratamiento de los bordes y la capa de vegetación final con especies autóctonas de poco o nulo mantenimiento. de los que carece este núcleo. El cambio de ubicación de dicho repetidor de señales sería inestimable para poder actuar de manera coherente con el resto de propuestas y no dejar un elemento discordante. Consideramos por tanto prioritario definir su área de afección y que esta figure como zona verde dentro del futuro planeamiento de desarrollo. realizar los tratamientos de acondicionamiento del terreno y de ajardinamiento y dotación de instalaciones. dentro de las posibilidades que el PGMO en trámite nos permite. según el PGMO en trámite. Mientras tanto la casamata 8152C está situada en suelo clasificado como sistema general de espacios libres (SG-AD-EL-PP). sino a la posibilidad de una fácil y clara inserción en espacios públicos y de esparcimiento. mínima densidad (UR-NS-Rm-RA). no solo a una más sencilla interpretación didáctica y educativa. En ambos casos el planeamiento facilita un tratamiento favorable para su conservación. la casamata 8122C se encuentra. donde se pueda facilitar su restauración (Figura 7). Fuente: Fotografía de los autores. En cambio la casamata 8112C estaría lindando con suelo urbanizable sectorizado de equipamiento colectivo público (UR-SE-EC-P7) pero se encuentra dentro de los terrenos previstos para vial. al mismo tiempo que dota al área urbana circundante de la dotación de espacios de recreo y esparcimiento que necesita (Figura 6). dentro del contento que pretendemos ofrecer. Particularizando en cada caso. 223 .Fundación La Santa Creemos conveniente el restaurar y poner en valor. sin mayores problemas. permite. ya en un espacio libre. lo que debería ser la imagen formal que las casamatas ofrecerían a su teórico oponente: la recuperación de su enmascaramiento de piedra y tierra. como jardines o zonas verdes. en un radio de apenas 50 metros de distancia. en suelo urbano consolidado.

Colegio Oficial de Arquitectos de Murcia. Bibliografía BAHAMONDE MAGRO. Valencia. páginas 155-177. Desde los orígenes al Plan Vickers de 1926. ESPINOSA CAYUELA. F. Grupo de estudios del Frente de Madrid. Barcelona. Ediciones de Historia S. 2004. Por tanto y a la vista de la reciente aprobación del PGMO. FERNANDEZ GUIRAO. y TOMBERGS. Fundación la Santa. y la actualización del catálogo de bienes protegidos. son las siguientes: AMHM. SANTAELLA PASCUAL. Consejero de Obras Públicas y Ordenación del Territorio de 19 de abril de 2011 de aprobación definitiva parcial. 2009. Sus casamatas constituyen el último y más avanzado eslabón de la aplicación. Excelentísimo Ayuntamiento de Totana.Cuadernos de La Santa nº 12. Asociación de amigos del museo arqueológico de Lorca. Fundación la Santa. Planeta. 2009. 2008. con unas especificaciones claras y sencillas para su real salvaguarda. y TOMBERGS. Madrid. páginas 12-15. Murcia. 2001.106. A y MUNUERA NAVARRO. Lorca. Repercusiones de la Guerra Civil en un municipio de la retaguardia. 2008. Domingo: “La escuela de Polimotores de Totana” en la revista Cuadernos de la Santa nº 12. actualmente con un único registro DGC: 00. siendo en suma un símbolo más del progreso técnico y económico en dicho campo. Editorial Marcial Pons. 1989. y TOMBERGS.J. F. páginas 213-228. aprobado mediante Orden del Excmo. 224 . R: “La última línea de defensa. F. de las nuevas técnicas y materiales aportadas por la revolución industrial: el hormigón y el acero. R: “La última línea de defensa. Arquitectura militar de la Guerra Civil en Murcia” en la revista Frente de Madrid. José Antonio: Totana. Ángel y CERVERA GIL. F. Fondos documentales del Museo Militar de Cartagena.J. Cartagena. en el campo militar durante nuestra contienda civil. FERNANDEZ GUIRAO. FERNANDEZ GUIRAO. Estudio y catálogo de la Arquitectura militar de la Guerra Civil en Murcia”. FERNANDEZ GUIRAO. Archivo Municipal de Totana. 1936-1939. agonía y victoria (El protocolo 277). Editorial Aglaya. Javier: Así terminó la guerra de España. R: “Arquitectura militar de la Guerra Civil en Murcia. Ricardo: 1939. Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.J. Murcia.: La artillería en la Defensa de Cartagena y su Base Naval. en Estudio y Catalogación de las Defensas de Cartagena y Bahía. Sr. Alfonso: “El campo de Aviación de Totana y la escuela de Polimotores 1936-1939”. Madrid 2000CAYUELA MARTÍNEZ. en la revista Cuadernos de la Santa nº 12. a reserva de subsanación de deficiencias. R: Arquitectura militar de la Guerra Civil en Murcia. Actas del Congreso Internacional de Proyecto Europeo: Paisajes de Guerra. 2006 Las claves utilizadas en los textos para referirnos a los distintos archivos y fondos documentales consultados. Una fortificación olvidada: las casamatas de la venta de Purias” en la revista Alberca. GOMEZ VIZCAINO.A. GUERAO NAVARRO. y TOMBERGS. del Plan General Municipal de ordenación de Totana publicada en el BORM de fecha 24/05/2011 y dado que dicha aprobación se refiere únicamente al Suelo Urbano Consolidado del Núcleo de Totana se pretende instar al Ayuntamiento de Totana a la modificación de la clasificación del terreno para el caso de la casamata 8112C. DE LA CIERA. aprovechando la necesidad de revisión del PGMO que ahora se debe efectuar. GEFREMA. BMMC. Archivo Municipal de Alhama de Murcia AMT. 2010 Conclusiones Totana dispone de unos más que interesantes ejemplos de arquitectura militar contemporáneos. Con todo ello pretendemos dejar a las futuras generaciones unos elementos físicos tangibles sobre los que reflexionar acerca de un momento dramático de nuestra reciente historia. Totana 2010. D: “La defensa de la Base Naval en época contemporánea”. Totana 2010. páginas 205-211. Lorca. Nuestro objetivo es que cada uno de los nidos de ametralladoras disponga de su propia ficha de catálogo. F.J. Inédito.