Está en la página 1de 20

Como ser más inteligente

Editado por Juan Melero

Su cerebro se beneficia del ejercicio al igual que un músculo. Si lo usa con frecuencia y de la manera correcta, podrá ser un pensador más calificado y aumentar su capacidad de concentración. Por otro lado, si no usa lo suficiente su cerebro, o abusa de productos químicos nocivos, su capacidad para pensar y aprender se deteriorará. Aquí hay 5 maneras simples que cualquiera puede poner en práctica para mejorar su inteligencia.

Otros están leyendo

Consejos para ser más inteligente

1. Ver poca televisión. La gente ama vegetar delante de la televisión, incluido yo

mismo. El problema de esto es que ver la televisión no implica usar su capacidad mental. Es como agotar la energía de un músculo sin los beneficios saludables del ejercicio. No se siente agotado después de un par de horas de televisión? Sus ojos están adoloridos y cansados de estar enfocados en la TV tanto tiempo. Después ni siquiera tienen la energía para leer un libro. Cuando sienta ganas de relajarse, trate de leer un libro en su lugar. Si está demasiado cansado, escuchar algo de música.

lugar. Si está demasiado cansado, escuchar algo de música. 2. Ejercicio. Solía pensar que iba a

2. Ejercicio. Solía pensar que iba a aprender más por no hacer ejercicio y usar el

tiempo para leer un libro. Pero con el tiempo me di cuenta de que el ejercicio físico siempre conduce a un mayor aprendizaje, ya que permite mejorar la productividad después. Te sientes lleno de energía y es posible concentrarse con mayor facilidad.

3. Leer Libros que sean un desafío . Mucha gente gusta de leer ficción o

3. Leer Libros que sean un desafío. Mucha gente gusta de leer ficción o suspenso,

pero en general, estos libros no son estimulantes. Si desea mejorar su capacidad de pensar y escribir debe leer libros para los que deba concentrarse. Leer una novela clásica puede cambiar su visión del mundo. No tenga miedo de buscar una palabra en el diccionario si no la sabe, y no debe tener miedo de pasajes densos. Tómese su tiempo, vuelva a leer cuando sea necesario, y pronto se acostumbrará a el estilo del autor. El reto de aprender nuevas cosas es más emocionante que cualquier thriller de suspenso.

es más emocionante que cualquier thriller de suspenso. 4. Acostarse y levantarse temprano. Nada hace más

4. Acostarse y levantarse temprano. Nada hace más difícil concentrarse que la

privación del sueño. Se sentirá rejuvenecido si va a la cama temprano y duerme más de 8 horas. Si se queda hasta tarde trate de dormir hasta tarde para compensar. En mi experiencia, las horas de la mañana son las más tranquilas y productivas. Despertarse temprano te proporciona horas de mayor productividad y maximiza la agudeza mental durante todo el día.

5. Tómese un tiempo para reflexionar. A menudo nuestra vida es tan agitada que nos

5. Tómese un tiempo para reflexionar. A menudo nuestra vida es tan agitada que nos sentimos abrumados, sin siquiera darnos cuenta. Se hace difícil concentrarse porque los pensamientos causan interrupción. Pasar algún tiempo a solas reflexionando da la oportunidad de organizar los pensamientos y dar prioridad a las responsabilidades importante. Después, podrá tener una mejor comprensión de lo que es importante y qué no es. Las cosas sin importancia, no le molestaran más y su mente se sentirá más libre. Cualquier cosa que permita un poco de soledad puede servir.

Cualquier cosa que permita un poco de soledad puede servir. Conclusión Espero que no estén decepcionados

Conclusión

Espero que no estén decepcionados de ninguna de las técnicas que propuestas, ya que no son revolucionarias. Pero las respuestas simples y poco divertidas suelen ser las más valiosas. El reto es tener la voluntad de seguirlas. Si tiene éxito en el seguimiento

será recompensado con la agudeza mental y el aumento de la

retención del conocimiento.

Otros están leyendo

de estos consejos,

Comentarios

Cómo aumentar tu capacidad pulmonar

Editado por Martin Gonzalez

La capacidad pulmonar es un cálculo inferido a partir del volumen pulmonar obtenido por espirometría, y se refiere al volumen de aire asociado a las diferentes fases del ciclo respiratorio. La capacidad pulmonar promedio en los adultos es de unos seis litros, aunque durante la respiración se emplea solo una fracción de dicho número.

Otros están leyendo

Aunque la información hereditaria establece los límites potenciales de la capacidad pulmonar, un número de factores ambientales controlables pudieran modificarla a favor o en contra. Veamos algunas de ellos.

Altitud. Las personas que desarrollan su vida en las altas montañas tienen mayor capacidad pulmonar que el resto de los individuos, pues necesitan aspirar más aire para obtener el oxígeno necesario. Esta capacidad no es solo innata, sino también puede adquirirse, por lo que residir en lugares notablemente elevados pudiera redundar en una mayor capacidad pulmonar.

Salud. Varios factores redundan aquí a favor o en contra de la capacidad pulmonar. Las

disminuyen

enfermedades

obstructivas

como

el

asma,

enfisemas

y

tumores

la

notablemente, al tiempo que una buena salud general la facilita y amplía.

Ejercicio físico. La práctica sistemática de ejercicios físicos incide favorablemente en la

capacidad

oxigenación. El efecto estimulante del ejercicio físico sobre el sistema cardiorrespiratorio es muy notable, redundando en beneficios permanentes.

mayor

pulmonar,

pues

durante

su

ejecución

las

células

demandan

Hábitos de vida. El consumo de cigarrillos, alcohol, drogas, estimulantes del sistema nervioso y medicamentos mal administrados o en exceso disminuyen la capacidad pulmonar. En cambio, un estilo de vida balanceado, con una nutrición suficiente tanto en calidad como en cantidad, favorecen desde la infancia al desarrollo óptimo de las capacidades pulmonares genéticas.

Otros están leyendo

Cómo aumentar el rendimiento del combustible en tu carro

Editado por Martin Gonzalez

En tiempos de crisis económica y elevado precio de los combustibles, su ahorro se convierte en una necesidad para casi todos.

Otros están leyendo

Para lograr el menor consumo posible por kilómetro recorrido, deberás recordar que el funcionamiento del automóvil es el resultado de la integración de un grupo de sistemas independientes pero coordinados.

Por lo tanto, para comenzar deberías revisar a fondo todo el auto con algún experto de confianza, haciendo hincapié en el sistema de encendido y el funcionamiento del motor.

Un encendido con dificultades eléctricas o mecánicas por cualquier causa, afectará la eficiencia energética del auto. Aún más importante será tener un motor sin desgastes, suciedades, salideros o sobrecalentamiento. El subsistema de escape de gases también deberá encontrarse en perfecto estado y dentro de los parámetros de diseño.

Por su parte, el sistema de frenado también incide en los índices de consumo, así como la suspensión, el estado de los neumáticos, la dirección y la trasmisión, incluyendo el estado del diferencial. La puesta a punto de todos ellos será el mejor punto de partida de un plan serio para reducir el consumo.

Quizá la inversión inicial sea relativamente grande, sobre todo si hubiera que reparar el motor del vehículo. Por lo general, un cambio de aros y camisas aumenta lo suficiente la compresión del motor como para repercutir favorablemente en una disminución del consumo.

No obstante, los retornos de dicha inversión comenzarán en cuanto retomes carretera, pues tu auto estará trabajando de manera muy cercana a la de diseño y empleando el menor combustible posible.

Toda vez logrado este paso cardinal, podrás aplicar un segundo grupo de medidas menos drásticas pero que también coadyuvan a un consumo eficiente de combustible, como evitar los acelerones bruscos, emplear combustible de calidad, preferir carreteras a caminos vecinales y no sobrecargar el vehículo.

Cómo ahorrar gasolina

Editado por Mike Burton

Son múltiples las maneras de ahorrar gasolina en un vehículo, pero entre las más socorridas están las siguientes.

Otros están leyendo

1. Evita aceleraciones bruscas. Más que una elevada velocidad de

desplazamiento, los estilos agresivos basados en aceleraciones bruscas provocan mayor sobreconsumo de combustible. Evítalos.

2. Usa gasolina de alto octanaje. Aquí cabe muy bien el refrán de que “lo

barato sale caro”. A pesar de su precio mayor, el empleo de gasolina de calidad a la larga deja sus dividendos en las áreas de la eficiencia de la combustión, vida útil del motor, estado de las bujías y funcionamiento del carburador.

3. Mantén ajustado el sistema de encendido. Cualquier desajuste en esta

área repercute en la eficiencia de la combustión. Desde falsos contactos hasta platinos demasiado cerrados, pasando por bujías sucias y distribuidores defectuosos o mugrientos, este sistema es vital si de reducir el consumo se trata.

4. Emplea la trasmisión correctamente. La relación fuerza-velocidad

repercute en la eficacia energética del auto. A mayor fuerza, mayor consumo de gasolina y viceversa. Es por ello que en carretera la eficiencia es mayor, pues una buena parte del tiempo llevamos la trasmisión a su máxima capacidad.

5. No sobrecargues el vehículo. Con el aumento de peso bruto, el motor y la

trasmisión necesitan un mayor esfuerzo para desplazar el vehículo, por lo que consumirán más gasolina.

6. No cambies camino por vereda. Aunque según la geometría la distancia

más corta entre dos puntos es la diagonal, nunca abandones una buena carretera por un camino vecinal, aun cuando la distancia a recorrer por este sea menor. Consumirás menos gasolina, además de ahorrar en llantas, frenos, suspensión, embrague y estrés físico y mental.

Otros están leyendo

Consejos para tener una buena salud

Editado por Juan Melero

Lo dice el refrán: más vale prevenir que tener que lamentar. Y, aunque no todas las enfermedades se evitan con medidas preventivas, ciertas normas de vida sí ayudan a conservar la salud ya impedir que un mal menor se convierta en otro mayor.

Otros están leyendo

1. Evite el exceso de fatiga. La fatiga es una señal que envía el organismo

cuando el exceso de trabajo o de preocupaciones comienza a afectarlo. Cuando sienta los primeros síntomas de fatiga física o mental, trate de tomarse un descanso, aunque sea de unos minutos, para que el organismo se reponga.

2. Aliméntese correctamente. Sirva las comidas a intervalos regulares, y

nunca coma en exceso. Seleccione alimentos que llenen sus necesidades nutritivas y, si se siente muy cansada o deprimida, tómese un descanso antes de comer.

3. Vístase del modo apropiado. Mediante la ropa se puede realzar la figura y

ocultar los defectos, cierto, pero nunca olvide su función principal desde el punto de vista de la salud: proteger al cuerpo de las temperaturas extremas y la intemperie.

4. “Acondicione” su casa. Limpieza, comodidad, luz adecuada, buena

ventilación y suficiente calor durante el invierno en los climas fríos son detalles importantes desde el punto de vista de la salud… ¡Cuide de que su casa los posea!

5. Evite accidentes caseros. Al menos en lo posible. Cumpla las reglas de

seguridad en su casa para que las probabilidades de sufrirlos se reduzcan al mínimo.

6. Aprenda lo que debe hacer en cada momento. Tome cursos de primeros

auxilios, de nutrición, de prevención de accidentes caseros, etc., y mantenga siempre el botiquín bien provisto. De este modo estará preparada no sólo para cuidar bien de su hogar y de su familia, sino también para hacerse cargo de cualquier emergencia si ésta llegara a presentarse.

7. Haga más fácil la labor del médico. Haga más fácil la labor del médico.

Sométase a exámenes médicos regulares, aunque se sienta bien, especialmente a partir de los 40 años. Vaya al oculista al menos una vez al año, y al dentista al menos cada seis meses. Siga siempre las indicaciones del médico.

Otros están leyendo

Consejos para una buena conservación del papel

Editado por Lily Macri

Manipular las obras sobre papel con las manos limpias.

Para levantar obras de papel con o sin paspartú, emplear ambas manos para evitar que se doblen o se arruguen.

Jamás utilizar cintas adhesivas en obras sobre papel.

No almacenarlas en sótanos o bodegas donde la humedad relativa sea superior al 50%.

Evitar colgar obras en papel en las paredes exteriores de la casa, especialmente si éstas se encuentran heladas o húmedas.

Nunca poner en contacto directo las obras con el vidrio, porque esto favorece la condensación de la humedad y la formación de hongos, cuyaS esporas vienen del polvo transportado por el aire.

Promover una buena circulación de aire para reducir riesgos de formación de hongos. Una medida práctica consiste en adherir pequeños trozos de corcho o de madera a los dos extremos inferiores del marco para que éste quede separado de la pared.

Las obras no enmarcadas deben transportarse extendidas, entre dos cartones gruesos y firmes, y en ningún caso enrolladas.

Las obras sin paspartú nunca deben apilarse y deben separarse mediante un papel protector con poco ácido.

Enmarcar las obras más valiosas. Las menos valiosas se pueden guardaren carpetas o en sobres hechos de material con poco ácido.

Es malo enmarcar una obra entre dos trozos de vidrio, tenga o no paspartú, porque aumenta el riesgo de hongos. Y si se rompe un vidrio, se arriesga a perforar la obra causando un daño enorme. Si ocurre que ambas caras tengan que estar visibles, es mejor usar plástico acrílico.

Revisar el enmarcado con cierta frecuencia para verificar que se encuentre en buenas condiciones.

No rozar o raspar la superficie de una obra con algún elemento, por ejemplo el extremo de otro paspartú. Los grabados a media tinta, las pinturas al pastel y las serigrafías son particularmente vulnerables a daños en la superficie.

Al limpiar una obra enmarcada nunca vacíe la solución de limpieza directa-mente sobre la superficie del vidrio, pues el líquido podría introducirse dentro del enmarcado manchando el paspartú o provocar un peligroso aumento de la humedad del marco. Hay que ayudarse con un paño para aplicar la solución de limpieza. Una limpieza exhaustiva debe considerar el aseo de la parte interna del vidrio, especialmente en el caso de los grabados, con la finalidad de eliminar los componentes volátiles de la tinta que pueden transferirse al vidrio generando una «imagen fantasma».

Las obras realizadas con pigmentos sueltos tipo pastel, carboncillo, tiza y otros similares deben guardarse enmarcadas y colgadas como si fuesen pinturas de caballete, en armazones especiales y apoyadas verticalmente en estanterías ad- hoc.

Otros están leyendo

Cómo hacer una caja de conservación para libros

Editado por Lily Macri

Instrucciones

1. Tomar las medidas del libro. Colocar un trozo de cartón un poco más grande que el libro encima de un género (pieza A del dibujo 1). Luego se deja medio centímetro para ubicar un cartón del ancho de la solapa, se deja otro medio

centímetro y se pone el cartón B del mismo tamaño del libro recortado al tamaño exacto del libro. Este medio centímetro se deja para dar flexibilidad

a la caja al cerrarla.

2. Después doblar el género hacia los cartones, pegándoselo con cola fría. Para no formar bultos en los ángulos, corte con la tijera en V en estos

lugares. El resultado será una tira larga compuesta por el cartón A, la solapa

y el cartón B.

3. De cartón se hace la caja A, es un poco superior al ancho real del libro. Los ángulos se pegan con cola fría que se deja secar. Después se hace la caja B, que es del tamaño y altura exactos del libro. Se pega igual que la caja A. Una vez bien secas ambas cajas se forran con un género adecuado como el lino, recomendándose colores que no cansen la vista, como beige. gris, negro, etc. Al pegar el género es bueno usar una regla o una espátula de madera para que no quede un hueco entre la esquina que forman la cartulina y el género.

4. Una vez secas las cajas forradas, se pegan con cola fría en la tira larga de género donde están la bases A y B. Obviamente se pega la caja A a la base A. y la caja B en la base B. Para hacer más estética la caja, se coloca un género que va desde el comienzo de la parte baja de la caja A hasta el otro extremo, o sea el final de la caja B. cubriendo de este modo el trozo de la solapa.

5. Cuando esté bien seca la caja, coloque su libro en el lugar B, idéntico al tamaño de su libro, y use el lado A como tapa. Cuando uno explica cómo fabricar la caja parece difícil, pero no lo es.

Pruébelo usted mismo. La primera tampoco me salió perfecta, pero con la práctica se logra dejarlas como una verdadera obra de arte.

Otros están leyendo

Como conservar y cuidar de los libros

Editado por Lily Macri

Los libros son fácilmente atacados por insectos que gustan de la humedad alta y se alimentan del pegamento antiguo. Algunos de estos insectos también necesitan calor para vivir. Los más peligrosos son las termitas, que comen todos los componenles do un libro. Por esto hay que mantener los libros limpios y revisar frecuentemente su estado. A las estanterías puede aplicárseles una laca que no deja pasar a los insectos de la madera hacia el libro. Para cada tipo de libros, se debe tener especial cuidado.

Otros están leyendo

Lo que no debe hacer con su libro

Al guardarlo en una estantería, no apretarlos demasiado entre sí.

No apilarlos unos sobre otros porque se aplastan las tapas.

No abrirlo demasiado durante la lectura porque se puede desarmar.

Si algo le interesa especialmente no lo anote en los bordes o subraye la línea, y

menos aún arranque la página del libro.

No tirarlo al suelo.

Cuidados básicos para los libros

Los libros grandes deben ser acostados sobre la repisa de modo que no sobresalgan. Evite colocarlos apilados en demasía, porque el peso daña. Especial cuidado se debe tener con el primer y el último libro de la estantería. Es conveniente colocar allí un trozo de madera, de forma que sea fácil sacarlos, deslizándose con facilidad, sin soportar todo el peso de los otros libros. Si es posible hay que ordenarlos según su altura, para no exigir demasiado a los más chicos. Al trasladar libros evite cargarlos en cantidades poco manipulables. pues al caer se dañan muy fácilmente.

Por muy rico y agradable que sea leer un libro con un trago y algo para picar al lado, saque los restos antes de abandonar la biblioteca, porque éstos pueden atraer a los ratones. Ojo con los gatos que gustan afilarse las uñas en los libros. Revise los libros de vez en cuando para desempolvarlos y verificar posibles daños causados por insectos. No ponga libros a ras del suelo, ni apoye estanterías contra muros que den al exterior, que son húmedos: los libros, si están expuestos a una humedad superior al 65%. crían hongos.

No se debe exponer un libro al sol ni al calor producido por una estufa, puesto que aumenta el riesgo de ataque de ácidos (contenidos en el papel) que pueden reaccionar

en este ambiente. En la celulosa, los pergaminos y los adhesivos, la humedad está

retenida por efecto de enlaces semi-químicos, que mantienen un equilibrio que depende de la humedad del aire que los rodea. Si variamos la humedad produciendo sequedad, habrá deformaciones. Lo anterior explica por qué se doblan las tapas de los libros

los

cuando

se

leen junto

a

una chimenea.

También

explica

la contracción de

pergaminos y vitelas. De modo que no ubique su estantería cerca de una chimenea o de una ventana donde pueda llegar el sol. y mantenga la estufa lejos de los libros. Es malo guardar libros en bodegas, porque éstas son muy húmedas.

Tipos de libros

Libros de Cuero

Los libros de cuero son muy sensibles y se pueden descomponer por absorción de ácido sulfúrico del ambiente, fenómeno que se evidencia por la aparición de grietas en la lapa, y desemboca en una descomposición que produce un polvo café (marrón) rojizo. Se puede hacer limpieza con agua y un detergente suave, con abundante espuma que se aplica sobre el libro abierto, de pie sobre una mesa, dejando secar al aire. Luego la lapa puede tratarse con una emulsión para conservar cuero. La más común es la emulsión del British Museum Leather Dressing (BMLD), que explico detalladamcnic en el capíiulo del cuero. Se aplica por dos días y después con un paño se le saca brillo. En los libros de cuero actuales hay que tenercuidado al emplear agua, porque algunos tienen un tratamiento basado en

Libros con Cubiertas de Pergamino

El nombre viene de la ciudad de Pergamum. El pergamino y la vitela se fabrican de piel de animales. La vitela se hacía de piel de ternero, mientras que el pergamino se fabrica con piel de cordero. Por su origen animal, el principal elemento constituyente del pergamino y la vitela es el colágeno, proteína formada por unidades de aminoácidos unidas entre sí generando una gran cadena.

Estos libros también se pueden limpiar con agua destilada y detergente suave, mediante una esponja que produzca bastante espuma. Luego se aplica el tratamiento de BMLD, pero en una capa muy fina, pues el pergamino no absorbe bien la solución-, después de unas horas podrá sacarle brillo. Para recuperar la belleza original del pergamino se agrega leche a un trapo limpio y suave que se pasa sobre la superficie.

Libros con Tapas de Lino

Los libros con tapas de 1 ino se tratan con cualquier producto de limpieza disponible en el mercado, el cual se pone sobre un trapo limpio que se aplica a la tapa. Nunca debe colocarse el líquido directamente sobre la tapa del libro para allí distribuirlo, porque esta

forma de operación deja manchas en la tapa. Estos libros son menos sensibles a la humedad, pero pueden ser atacados por insectos.

Libros con Tapas de Cartón

Muy usados actualmente para abaratar los costos de los libros. La tapa se puede limpiar del polvo con un trapito suave. Si la suciedad es mayor puede utilizarse una goma de borrar suave. Los libros con tapas de cartón son sensibles a los hongos si se les expone a humedades relativas altas. Tampoco conviene exponerlos a la luz. No se les debe doblar al leer, ya que en un libro de este tipo la costura se suelta fácilmente, de modo que es posible quedarse con las hojas sueltas en la mano. Las páginas interiores son de papel, cuyo moderno origen es la celulosa vegetal, obtenida antes de algodón o trapos, y hoy día de la madera. Las fibras largas y fuertes de la celulosa permiten una fabricación de altacalidad, pero debe tenerse en cuenta que este material es atacado con facilidad por hongos o insectos.

Para todo tipo de libro antiguo y valioso se recomienda hacer una caja de conservación que explicaré en detalle más adelante.

Otros están leyendo

Que elementos y remedios debe tener un botiquin

En todas las casas debe haber un botiquín con medicamentos por si se presenta una emergencia menor (para las mayores hay que acudir al médico). Pero para que estos medicamentos sean efectivos, es necesario renovarlos cada cierto tiempo. Aquí tiene unos “tips” para mantener al día su botiquín, y una lista de las cosas básicas que no pueden faltar para considerarse bien equipado.

Consejos e implementos

No conserve el antibiótico sobrante, a no ser que el médico le indique que puede

hacerlo. En general, los antibióticos pierden efectividad en muy poco tiempo (a veces sólo dentro de dos semanas), y su composición química puede cambiar con el tiempo.

Busque en los envases de medicina la fecha de expiración, para saber el tiempo que

le durará en buenas condiciones. Si no encuentra la fecha, pregúntele al farmacéutico al comprarla y haga la anotación para que no se le olvide.

Elimine cualquier medicamento que tenga alterado (aunque sea ligeramente) el

color, el olor o la consistencia. Por ejemplo, si nota cierto olor a vinagre en un frasco de aspirinas, debe descartarlo, ya que es señal de un proceso de descomposición. Igual pasa con los ungüentos o pomadas que presentan una capa o película en la superficie, y con las medicinas efervescentes que pierden las burbujas.

En cuanto a los jarabes para la tos, se condensan y espesan demasiado si el alcohol

que contienen se evapora.

También deben deshecharse las cápsulas o tabletas que cambian de textura o de

color, que se desintegran o que se ven parcialmente derretidas.

Es aconsejable que tire las medicinas que requieren prescripción médica una vez

que ya no las necesite (a no ser que el médico le haya dicho que las conserve). Aun en el caso de que sufriera síntomas iguales o similares a los de la primera vez, es preferible que vea nuevamente al médico, ya que pudiera tratarse de un problema diferente.

Para prolongar la efectividad de las medicinas, cerciórese de que cierra bien la tapa

luego de usarlas. Manténgalas siempre en sus envases originales, aunque puedeeliminarel algodón que tienen casi siempre debajo de la tapa. Si se trata de medicinas muy delicadas, es preferí-ble que las guarde en un sitio donde no haya humedad, pero no las refrigere a no ser que el fabricante así lo indique.

Si un frasco contiene pequeños discos o capsulitas para absorber la humedad, no

vaya a sacarlos. Esta es una manera perfecta de que el medicamento se conserve seco,

Reponga los antisépticos con frecuencia. El agua oxigenada, el alcohol, el agua de

hamamelis, etc. se deterioran fácilmente, sobre todo si el envase no ha quedado bien cerrado. Y como son además productos muy económicos y fáciles de obtener, pueden renovarse periódicamente sin mayores problemas.

Mantenga una relación de las fechas en que compra la medicina. Si el envase no la

tiene, anótela usted misma en una etiqueta adhesiva, y pegúela en un sitio visible del envase o frasco. De este modo, cuando haga la limpieza general del botiquín, le será fácil revisar las fechas y deshacerse de las medicinas que tienen más de un año.

Abasteciendo el gabinete

Aquí tiene una lista básica de los medicamentos que no deben faltar en su botiquín o gabinete de primeros auxilios. Claro que esta lista puede ampliarse, o modificarse, de acuerdo con las necesidades específicas de su familia.

La primera indicación no se refiere en sí a las medicinas, sino a un detalle que no

debe faltar en el botiquín. Coloque en el interior de la puerta, fijado con precinta transparente, un pedazo del papel con los números telefónicos de emergencia (médico de la familia, hospital más cercano, servicio de ambulancias, etc.). Así tendrá los números a mano en caso de que ocurriera un accidente.

Asegúrese de que tiene en el gabinete gasas o vendas esterilizadas y cinta adhesiva

o esparadrapo para cubrir heridas.

También es conveniente que tenga un envase con bandas de distintos tamaños para

cubrir arañazos o cortaduras leves.

Trate de que no falte en su gabinete tintura de yodo, mercurocromo o mertío-late, ni

tampoco un frasquito de agua oxigenada para usarcomo desinfectante.

No está de más que tenga también un tubo de pomada antibiótica, de las que se

compran en la farmacia sin necesidad de receta médica.

Algo muy necesario en el gabinete es un ungüento antiséptico para aliviar las

quemaduras ligeras.

También incluya un vomitivo, sobre todo si tiene niños, para casos de ingestión

accidental de un producto tóxico.

Algo que no puede faltar son los analgésicos menores, como las aspirinas, así como

los antiácidos en forma de tableta.

Otras cosas necesarias en un gabinete de medicinas son las siguientes:

Bicarbonato de soda.

Un frasquito de sales de amonio para una fatiga o desmayo.

Loción para aliviar la irritación de la piel, producida por picadas de insectos,

quemaduras de sol, etc.

Vendaje elástico, muy útil para torce-duras de muñecas o tobillos.

Un termómetro para conocer exactamente la temperatura en casos de fiebre.

Una bolsa de agua caliente, o una bolsa eléctrica, para aliviar dolores.

Una bolsa de hielo para desinflamar y aliviar dolores.

Para finalizar, no olvide que tener un gabinete bien provisto no significa que las

medicinas puedan tomarse indiscri-midamente. La combinación de algunos medicamentos, o de éstos con ciertas comidas o bebidas, puede resultar perjudicial para el organismo. Todo el mundo sabe, por ejemplo, que las pildoras para dormir no deben combinarse con el alcohol, o que las aspirinas suelen irritar un estómago vacío. En otros casos, aunque no se produzca una reacción dañina, el medicamento puede disminuir o perder por completo su efectividad. Por lo tanto, es importante que lea con mucho cuidado las indicaciones del envase de la medicinas y, si tiene alguna duda, que consulte con su médico acerca del modo más conveniente de tomarlas, y los alimentos o productos que debe evitar.