La Academia Colombiana de Jurisprudencia celebró en esta fecha los ciento trece años de su fundación.

Como se hace todos los años, en este acto solemne se recordó a sus fundadores, con la lectura del acta constitutiva de la Institución. El discurso de orden estuvo a cargo del Académico de Número Aurelio Tobón Mejía, quien disertó sobre la Noción del bien común en la Filosofía Escolástica del medio evo. Noción del bien común en la Filosofía Escolástica del medioevo Aurelio Tobón Mejía “Quod omnes tangit, ab omnibus (Cuanto atañe a todos, debe ser aprobado por todos) probari debet”

La noción del bien común está íntima e indisolublemente ligada al principio de la felicidad natural, que todos los filósofos entienden como el fin último al que se ordena el acto humano. Su estudio pertenece a la Filosofía Moral, en su parte social o política, que es la tercera de aquellas en que tradicionalmente se divide: Monástica, referente al individuo ( de Μŏνος, uno, la conducta de cada individuo), Económica, ( de Οικος, casa, que expone la ley doméstica) referida a la sociedad doméstica, y Пολύς, que dice relación al conjunto social, a la muchedumbre ( de donde nace el vocablo Пολίς, ciudad, referente al gobierno de la ciudad o del Estado). Tal felicidad natural ha de ser el bien perfecto, porque este constituye el último término al cual tiende el deseo racional, es decir, que no es un movimiento hacia medios, sino hacia un fin, bueno por sí y en sí mismo. Y siendo el término último de la tendencia natural de un deseo, ha de existir como bien íntegro, suficiente en sí mismo, completo según la exigencia de la naturaleza, porque esta,“no falla en las cosas necesarias” (1), sin deficiencias, que no ha menester de recibir un aumento de bondad procedente de otro bien añadido: hablamos de la felicidad humana, cuya noción abarca cuanto es necesario a todo hombre como ser racional para su plena realización. Tal felicidad sacia plenamente el deseo o tendencia natural de todo hombre, porque esa apetencia, regulada por la razón, no es perturbada por aquellas cosas que no son necesarias, aunque puedan ser posibles. Atendiendo al probado principio universalmente aceptado, según el cual el hombre es un animal racional(2), es dado predicar que la felicidad es un bien suficiente en sí mismo, no porque lo es para un solo hombre que lleva una vida solitaria, sino que convive con ascendientes, descendientes, hermanos, amigos y ciudadanos en general. Porque efectivamente, no basta para atender al deseo del hombre, en cuanto que es animal social,

que provea de modo suficiente a sus propias necesidades, sino que la naturaleza le impone que pueda proveer a las de los demás. Consecuente con lo expresado, la filosofía enseña que la felicidad es bien común, por dos razones: el hombre no alcanza su bienestar, sino a través de los medios que le proporciona su convivencia social, bien en servicios, consejos, instrucción y comunicación. De allí se sigue la segunda consecuencia: que el hombre desea y tiende de modo natural a dicha felicidad no solo para sí como individuo, sino de consuno con los demás, es a saber, de aquellos conciudadanos suyos a quienes debe atender y con quienes ha de compartir sus cuidados. Aristóteles define la felicidad como la operación propia del hombre conforme a sus hábitos operativos buenos, dentro de una vida perfecta o, según su concepto, “ la felicidad es una operación conforme a la virtud perfecta” (3). Esta clásica definición conlleva a un acto segundo de la potencia operativa racional, idéntica a cualquier raciocinio, como operación intelectiva, por ejemplo, a la tendencia innata de justicia. Esa virtud de la cual procede la operación humana es intelectual, como la sabiduría, la ciencia, la facultad intelectiva; o moral, como la justicia, la templanza: todo lo dicho, ha de extenderse a toda la vida del hombre, en cuanto sujeto actuante en su vida presente(4). Frente a esta sentencia tradicional, resulta inocua la exposición de todas las opiniones y sentencias sobre la noción de la felicidad(5), muchas de las cuales son irracionales, como las de quienes sustentan su existencia en el dinero(6). El Estagirita refuta el sentir de quienes buscan el sustento de la noción de felicidad en el deleite de los sentidos, llamado voluptuosidad(7), porque estos apetitos son comunes al hombre en sus vidas vegetativa y sensitiva y a los vegetales y animales en general, mientras que la felicidad es propia del ser racional. Otros sustentan el principio de la felicidad en el poder(8), que aunque también tiene razón de principio, no conlleva la razón de fin último, además de que el poder en concreto puede dirigirse hacia el bien o hacia el mal, mientras que la felicidad es el bien perfecto del hombre (9) y no puede tender hacia el segundo: toda potestad tiene razón de principio y la felicidad lo tiene de fin ultimo. (10) No faltan quienes han supuesto como principio de la felicidad la fama, honor o gloria humanas(11). La fama, como la gloria (“gloria est clara cum laude notitia”)(12),”se constituye a través de la opinión o comentario acerca de la perfección de otro y el honor es señal o testimonio que se exhibe ante los demás acerca de una persona, por sus notas de excelencia: ni la una ni el otro, ni ambos reunidos, pueden constituirse en fundamento de la felicidad, porque esta atañe al hombre perfecto entendido universalmente, mientras que la fama y el honor se atribuyen a hombres singulares y concretos(13). Tampoco la muerte es sustento de felicidad, como sostienen algunas doctrinas, toda vez que ella es el fin último del deseo natural, teniéndose claro que la extinción de la vida repugna al instinto humano de conservación, tanto en general como en particular. Ni se halla dicha beatitud en algún bien creado, porque la felicidad es un bien perfecto, capaz de calmar totalmente el deseo y por ende, no sería fin último; el objeto de la voluntad, que es el bien a través del apetito o deseo humano, es el bien universal, del mismo modo que el objeto del entendimiento del hombre es lo verdadero como universal(14).

Luego la felicidad es el ejercicio y la práctica de la virtud(15). qué es la felicidad. que degenera así en tirano o dictador. con notorio perjuicio del bienestar común(19). quienes no la apliquen al beneficio común. las personas actúen siempre en función del bien común. cuando evita o trata de evitar para los demás. que la ley natural manda que sean privados de autoridad dentro de la sociedad. Toda persona. de la misma manera como lo desea para sí mismo.Entonces. vale decir. El hombre actúa en función del bien común cuando procura el bien para los demás. la de que el hombre siempre tenderá a mayores y más amplias satisfacciones. no es dado hablar de la vigencia o búsqueda del bien común. cargas. a contrario sensu. ya que el logro de la felicidad completa es imposible para la inmensa mayoría de los individuos. De allí que la felicidad según el Estagirita. como un mandato que el legislador ha de respetar. Ello. aunque de manera diversa y con diversidad de instrumentos. Cuando ocurren desequilibrios. base de esta disertación. según su estado social y según la cultura que haya adquirido. . La Escolástica. constitutiva del bien común? La felicidad humana consiste en una tendencia o inclinación que busca la perfección de hombre como persona racional. aquellos que obtienen cierto nivel de bienestar. globalmente considerado(17) . De allí la imposibilidad de que el bien común esté vigente en la sociedad y que simultáneamente la vida de los ciudadanos empeore. sino en actuar teniendo como fin dicho bien. cuya iteración constituye la virtud. como anterior y superior a la ley positiva. a la vez que prohíbe cuanto atenta contra él. esa felicidad se logra a través de una operación buena. aunque de diversas formas y a través de varios medios. Hasta tal punto es válido este aserto. Tal felicidad. comunidad o sociedad humana. porque toda la humanidad aspira a vivir bien y feliz. La perfección de una cosa se entiende cuando su operación logra el acto último del sujeto operante y por ende. sentencia esta de amplia acogida en los siglos posteriores por todos los pueblos. con sustento en la doctrina de Aristóteles. persigue la felicidad como fin. que consiste en el cumplimiento de un mandato natural de realizar una acción: propiciar el logro del bien común. honores y beneficios y con aplicación igualmente de la justicia conmutativa para dar a cada cual lo que le pertenece: “ius suum cuique tribuendi”(18). que se alcanza a través de la energía y la práctica de la virtud. es el ejercicio y perfecta práctica de la virtud(16). La felicidad es el logro del más elevado y supremo bien. con aplicación de la justicia distributiva en cuanto a sacrificios. nunca están del todo plenos. a menudo resulta contrario a la experiencia. se cae en ruinoso individualismo. porque la noción del bien común no consiste en hacer todo cuanto sea provechoso. es perseguida como fin: todos aspiramos a vivir bien y felices. El bien común exige el bien y felicidad de los individuos en la medida de lo posible. sino que se está abusando de él y lo que se intenta es el logro del bien particular del gobernante.Cuando estos postulados son transgredidos. Lo que la Filosofía enseña de modo racional. aquellos males que no quiere para sí mismo. sostiene el principio del bien común. La naturaleza impone que en cualquier conglomerado. es más. porque esa es norma de la humana naturaleza.

conlleva una doble acepción. teniendo en cuenta que los principios jurídicos como el de la Justicia son nociones morales. Acorde a esta consideración. la de filósofo o la del sociólogo. nos llevan a enunciar este otro: que la sociedad civil o política. es decir. sin que anteceda la interacción intelectivo volitiva. favorables y armoniosos para todos los individuos que la conforman. o sea. Como la misión del jurista no es neutra como lo es. Ese fin impuesto intrínsecamente a la sociedad humana y que se ha constituido en objeto intelectivo. se predica como tal. al logro de una racional suficiencia en la vida. conforme al principio escolástico según el cual. siguiendo el trazado de esta exposición. porque los halló amparados por los principios intelectivos y de bondad. lo pondera como “útil” y emite su acto de adhesión(27). entre todos los otros bienes(23). los bienes materiales indispensables a todo hombre y “común” ó al bien moral. por ejemplo. convenientes. cuando es apreciado como tal en su valor intelectivo abstracto y cuando la voluntad. o sea. de la seguridad. que no es otro que la garantía a través de la justicia. el bien de todos. Procede en este momento de la disertación manifestar cuál es la definición del bien común. El bien común. De allí . de aquellos fines por los cuales se ha decidido la sociedad. el vocablo “bien”. Esa noción del bien común constituye la unión de dos campos de ideas en un término muy bien logrado: en efecto. Podemos entonces definir el bien común como la realización de todos los elementos materiales y espirituales que satisfacen a una comunidad humana en cuanto son justos. el fin del Derecho. es lo que muchos denominan “ idea directriz”. que al mismo tiempo evoca al principio de los legítimos intereses. todo sistema verdaderamente jurídico se ha de inspirar en la norma del bien común. Una parte del Derecho que tiende a la creación y sostenimiento del bien común. que tomará la denominación de “bien”. que es la esencia de la felicidad natural. se determina conforme al fin que ella busca(22) y habiendo sido instituida por el hombre conforme a su natural instinto y racionalidad.Los anteriores principios. vale decir. es decir. a los principios que son impuestos por el deber y el honor que han de gobernar esos bienes y encaminarlos a su destino común(26). al menos. y se alcanza de manera racional dentro de la sociedad(25). De ahí que no es posible entenderlo ni ponderarlo para que pueda adquirir su ingreso en la noción de bien común. del orden. “voluntas sequitur intellectus”. emana del consenso universal o. santo Tomás define la sociedad civil como la “comunitas perfectísima inter omnes societates humanas”(21) y como tal. lo que implica el sostenimiento de una justa medida entre lo logrado desde antaño y lo que ha de venir como progreso futuro(24). en cuanto que se ordena al bien natural perfecto. se ordena a la consecución y mantenimiento de la felicidad temporal humana en esta vida y por ello es dado predicar que es el bien más importante. se constituye en provecho de los individuos tomados en su conjunto. vale decir. del bien común. que en su operación sigue al entendimiento. que es natural y perfecta(20) por cuanto que a ella inclina la naturaleza y por cuanto que en ella operan los seres racionales por impulso natural. de conocimiento y de representación. mayoritario. que se sobrepone como fin al bien propio. como presupuestos indispensables para que los miembros de un grupo puedan alcanzar y realizar su felicidad y obtener el bien. es consuetudinario y en tal sentido.

tiene como fin primario el logro de la prosperidad de los ciudadanos.y de manera simultánea. como en la familiar y en lo particular. recibe el nombre de paz(29).que esos postulados de fin y de bien común en la sociedad contengan lo que es objetivo. Todo gobernante prudente se ha de comprometer con diligentes cuidados en el ejercicio de sus funciones. no siempre al alcance. vale decir. metafísica por naturaleza. Cabe aquí señalar que el Uno y el Bien. en orden al bien de sus gobernados. En la citada obra del Estagirita(32) se nos presenta un resumen muy bien logrado acerca de la relación entre felicidad – como bien común diferente del individual – y organización de la ciudad. Empero. La sociedad civil. la recta y ordenada connivencia social. el “ deber ser” es el fin apetecible. Recuérdese además que el fin de la sociedad es el bien común. Retomando el de Aquino el principio de los principios del Imperio Romano “ Salus Populi suprema lex esto”. El origen y el fin de nuestra naturaleza no sacian plenamente todos los apetitos racionales y sensitivos de cada hombre. es la felicidad. la igualdad debe llevar a la libertad dentro de la sociedad(33). desaparece el bienestar de la vida en sociedad. ni del individuo. filosóficamente son una e idéntica noción. con sus propios fines. o sea. ni de la colectividad. que es tema político. pero tampoco está dentro de esta disertación el profundizar en esta unidad. Siendo todo hombre libre. Siendo toda sociedad civil de heterogénea constitución. considerada como consecuencia necesaria de la naturaleza humana.la felicidad . no solo en atención a satisfacer las necesidades vitales. para determinar el género de autoridad que rige en un conglomerado. En la doctrina de Aristóteles. al logro del bien dentro de su mandato.para vivir bien y lograr la felicidad . al bien común no se llega por la suma aritmética o agregación de los bienes individuales. . que a menudo suelen tener diferencias. depende del concepto de vida que dicha sociedad haya escogido: la mutabilidad de la ley natural tiene aquí un abierto un inmenso campo(28) . enseña que el máximo compromiso del gobernante es el bienestar o felicidad del pueblo y que este radica en la conservación de su unidad. en cuanto que “ens et bonum convertuntur”. que es su primer aliado para la consecución de tal fin. como sustancia individua racional(31). que cuando tiene fundamento en la justicia. sino que nos basta con indicar que el bien. Parece oportuna una consideración acerca del sistema político más idóneo para alcanzar ese bien común o felicidad social. el logro del bien común. el ideal. mientras que el fin del hombre. sino en prosecución del bien general” (30). malograda esta. al que todo ser racional tiende. aquello que es apetecido como bueno para una sociedad. Luego el bien común es el conjunto ordenado de todas las condiciones sociales mediante las cuales le es dado a toda persona el cumplimiento de su fin natural . y allí hallamos el nexo inevitable entre el derecho positivo y la moral.entre ellas la convivencia pacífica . Aristóteles dice que”(34) además se ha de atender al concepto de igualdad. jurídico. goza de una universalidad que se predica y aplica tanto en lo general. dentro de la tutela del orden. hallamos el señalamiento de las condiciones requeridas .

ya en la Edad Media.nacido en el Derecho Romano Clásico vino a convertirse en la Edad Media y en los siglos posteriores. Deliberadamente hemos dejado para esta parte de nuestra disertación. que cada cual viva como le guste(35). El sistema democrático está cosido igualmente a la existencia del bien común. que es “auriga virtutum” y sin cuya vigencia no puede haber sociedad ni logro del bien común.Autarquía en la enseñanza aristotélica es una manera de vida en la que cada individuo tiene todo lo humanamente necesario. situación esta que ningún hombre solitario podrá lograr. Es enseñanza de santo Tomás que el príncipe o gobernante con cualquier título que asuma el mando sobre una sociedad. tendiente al logro del bien común dentro de un abierto concepto democrático. es decir. es verdadera y propia autarquía. señala los varios elementos a los que conlleva una recta intelección de la democracia: a la base de todo. a cargo de quien gobierna una comunidad(38). que tiende a conservarlo. base sobre el que se sustentan. La enunciación de dicho principio “Quod autem omnes. la defensa y conservación de las libertades ciudadanas dentro de los límites racionales. en una manifestación clara y abierta de participación ciudadana. el respeto y obediencia a la autoridad legítimamente establecida: todo ello mantiene plena vigencia como fundamento del bien común en las sociedades organizadas. porque este es el mejor instrumento para mantener la paz en el conjunto social y a todos agrada este tipo de acuerdo. que la determinación de la mayoría es soberana. no logrará el bien común a través de la legislación sin el apoyo de sus súbditos. por lo que le es preciso vivir en la ciudad. conjuntamente con las enseñanzas universitarias de los doctores. mantiene en toda su vigencia un texto original de Justiniano(39). Esa suficiencia no se restringe a la posesión de bienes materiales que hagan confortable el vivir individual. Son estas. y como consecuencia de lo anterior. sino que cobija toda una gama de instituciones que hacen posible la vida social. se fue reforzando la necesidad de centralizar la Autoridad con poder amplio para que pudiera garantizar el orden público. como es también doctrina del Peripatético(37). uti síngulos tangit. Aristóteles. que esta figura se ha de entender como el complemento total de las condiciones materiales de vida. nacerá en el diario vivir. también la justicia. en el libro VI de su Politeia. a través de la ley natural. como ordenación de la razón tendiente al bien común. El régimen político constituído según la ley de Dios. la libertad. habida cuenta que su origen fue una justificación oficial de un precepto imperial. entre otras instituciones. ya que el individuo no es en sí y de por sí autárquico. La promulgación de la ley. Cuando las bases populares fueron tomando conciencia. que en su aplicación política quiere decir que el gobernar y el ser gobernados se han de alternar. por lo cual esa capacidad de autodeterminación política. ab omnibus probari debet”. el bien común. obliga a su acatamiento por parte del conglomerado y de esa predicación de directiva a los súbditos. la máxima se ha . sino que es parte del todo político o social. es preciso que los ciudadanos participen al menos parcialmente en el ejercicio de la autoridad. el recuento histórico jurídico y también político de un principio que . es indudablemente el mejor(36). las instituciones políticas. para cuyo efecto.

entre muchos ejemplos. (que . Otro ejemplo de la búsqueda del bien común. del campo teológico propiamente dicho. Múltiples son los temas allí consagrados. “ quod omnes tangit” fue la convocatoria de una Curia General. hecha por el mismo Emperador Federico II de Suabia. en el que aún no se había dado la independencia del Derecho. si así pudiéramos llamar a los jurídicos. la convocatoria del famoso Parlamento de 1205. es decir. por concorde decisión de Federico II.“ni era sacro. Este mismo principio consagratorio del bien común ha pasado al actual ordenamiento canónico a través del canon 101. 2 de 1919 y al canon 119. en el año de 1122. referente en este caso. a la aplicación y salvaguarda del bien común. para dar nacimiento al Derecho Canónico como ciencia autónoma. a los predios del Derecho. que no vienen al caso en nuestro . La denominada Carta Magna o Gran Constitución. Allí radica el compromiso real de no imponer ningún impuesto a sus súbditos. fue otorgada bajo no poca presión por el rey Juan sin Tierra a sus súbitos ingleses el 9 de junio de 1215 y ha sido considerada el fundamento de las libertades en ese reino. cuando Graciano (siglo XII) -. Así.se otorgó vigencia al mismo postulado . de su diaria enseñanza(42). adquiere una extensión del campo filosófico moral a su aplicación en la democracia. sin el consentimiento del conglomerado social. Emperador del llamado Sacro Imperio Romano. Es de considerar.al decir de muchos. sino los profesores y maestros. en el medioevo. El “quod omnes tangit”. No fueron los solos principios los que abrieron este camino. en las varias ramas de la normativa(43). que en buen romance castellano se entiende como “aquello que a todos atañe”. que él no nace ni se aleja mucho de aquel período de la Edad Media. ni era imperio ni era romano”) y el Papa Honorio III.3(46) del actual Codex de 1985: toda decisión ha de someterse a la deliberación y a un consenso de todos en aquello que a ellos incumbe de modo directo y personal (uti singuli).mantenido a través de los siglos. y tras una Decretal del Papa Inocencio III ( 1198-1216) incluida en el “Liber Extra” de Gregorio IX (1227-1241) (cuyo autor fue el catalán Raimundo de Peñafort) en el año de 1234)(45). num. cabían todos los principios jurídicos y así se mantuvo la doctrina hasta el año de 1119 aproximadamente. de su valor como máxima jurídica.necesidad en ese entonces .de acometer una Cruzada(40). par. en ella. se determinó la conveniencia . Un conocido autor señala en el estudio de este postulado que consagra el bien común. sino también político. no solo desde el punto de vista filosófico y jurídico. además. llamado “ Rey de los Romanos” y Rodolfo de Habsburgo en el año de 1274(41). El principio “quod omnes tangit”. llamado hasta entonces “Theologia Externa”. Tras la denominada “Glossa Ordinaria” al “Decretum” de Graciano(44). con algunas restricciones. profesor de la Universidad de Bolonia . y no como miembros de una persona moral o colectividad organizada ( ut universi) (47). por parte de Eduardo I de Inglaterra(48). quienes moviéndose doctrinalmente en la Academia y en las aulas o “Scholae”. buscaron y lograron los significados y los axiomas morales y científicos. es una forma magistral de entender la noción del bien común.la deslindó y hasta cierto punto la independizó.

aplica su vivencia personal a la figura ideal de la organización política y religiosa. El “Venerabilis Inceptor”. Tras muchas dificultades. es decir. tanto del ordenamiento como de la constitución del reino de Inglaterra(52). Con la vigencia del principio. Suplica en su enseñanza por la institución de un concilio o parlamento que sea expresión directa o indirecta de los miembros de la Cristiandad. le estaría encomendada la suprema potestad en el ámbito de la doctrina cristiana y de la disciplina eclesiástica(49). o de la por él llamada “valentior pars quae totam universitatem repraesentat (50)” Parece de mucho valor académico tener a la vista el texto íntegro de su doctrina sobre el tema que nos ocupa. de laicos y eclesiásticos porque todos están igualmente interesados y por ende. Ricardo II. que apenas vino a tener acabado cumplimiento ochenta años luego de extendida la Carta Magna. s través de la doctrina Escolástica y del consenso universal(51). o interés de todos. (fines del siglo XIII y comienzos del XIV) en su tratado “ De Modo generalis Concilii tenendi et de corruptelis in Ecclesia reformandis”. ya en su época. Entre las referencias mas autorizadas y con respaldo académico acerca de la validez del principio que comentamos. bellamente así apodado como autor de su obra clásica. a las decisiones reales contrarias a las leyes. Guillermo de Ockam (nacido a finales del siglo XIII y muerto en 1347) . el principio “quod omnes tangit” adquiere toda la importancia. lo desenvuelve y lo presenta con una literatura liberal. y que a la postre. se refiere al bien común. el célebre “Defensor Pacis”. no obstante que el de Padua se mantuvo siempre dentro de las tesis de Aristóteles. Enrique IV y Enrique V. Muchas personalidades debían ser convocadas por el Soberano para ser escuchadas antes de tomar decisiones tributarias. superior al Papa. como manifestación del bien común. sin ahorro de vehemencia en sus palabras y llegó a calificar el “quod omnes tangit” como una preciosa y estilizada flor. Importante garantía consagrada en dicho documento era aquella que concedía a los súbitos el derecho de resistir mediante la fuerza. en donde denuncia con fortaleza digna de imitarse. reconoció la importancia del “quod omnes tangit”. hallamos un texto del Maestro Durandus (Guillermo) el Joven. Eduardo I. Eduardo III. porque a través de él encuentra su felicidad personal dentro del contexto social. El Patavino reconoce la vigencia. conoció el “ quod omnes tangit”. Conforme a su tesis. la Carta Magna fue ratificada por Enrique III. ratificaron en sus reinados la vigencia de este instrumento constitucional. célebre profesor de Oxford. Una de sus proposiciones sobre el tema es que la ley ha de tomar vida de la voluntad popular. En 1272 se ordenó que no fuera impuesto ningún tributo sin el previo voto del Gran Consejo o del Parlamento. como valor jurídico y fundamento de la teoría a favor de la superioridad Conciliar sobre el Papado en el más amplio sentido. En su exposición. al Concilio Ecuménico. a los reyes y príncipes. “quod omnes tangit ab omnibus tractari et approbari debet”(53): es el bien común como fin racional al que tiende todo hombre. toda asamblea o reunión podrá cumplir con su misión. de la “civium universitas”. “Doctor Subtilis”. en las fechas anteriores a 1324. quien revistió con carácter de norma constitucional el principio “quod omnes tangit . utilidad y conveniencia del postulado . la disoluta moral del clero. obtener el fin propuesto por ella como ente moral en beneficio de . Marsilio de Padua o Marsilius Patavinus (1270-1342).estudio.

vale decir. no solo norma de procedimiento. teniendo en cuenta por sobre toda consideración. Además. y que el rey debe gobernar en los temas esenciales. se podría lograr aquello que él denomina “principatus ministrativus”. Nicolás de Cusa . . Ockam pone el principio “quod omnes tangit” entre los que resultan fundamentales para la convivencia social. denominado “principatus dominativus” o también.los asociados y defender frente a los titulares de elevados poderes. la monarquía constitucional. es en la doctrina de este Autor. es algo esencial al Derecho(60). en el caso de resultar un papa hereje (55)“. Estas sentencias acaloraron la discusión por la polémica que proclamaba la preeminencia conciliar sobre el Papa y de la lucha del papado en Avignon contra Luis el Bávaro. puede exigir a sus ciudadanos todo aquello que es estrictamente indispensable para el fiel cumplimiento de sus fines institucionales. según su enseñanza. sino de los ideales democráticos. con el consentimiento y la cooperación de todo el conglomerado(59). También para este jurista. los intereses de los miembros de la colectividad. sea individualmente y proveer a eventuales reformas en la fundación y aplicación de las leyes. “principatus bestiarum”. Afirma dos cosas a saber: primera: que cada pueblo que carezca de rey. como es conocido en la literatura jurídica y filosófica . al decir que la aprobación que ha de impartir la comunidad a cuanto se legisle. sino ante todo. Este mismo principio “quod omnes tangit”. hoy denominado internacional(58).El Cusano. forma de gobierno que él contrapone y prefiere a la del monarca absoluto. como. en donde se proclama. porque manda y prescribe que los jefes de una comunidad sean elegidos de entre ellos mismos(56). ni de sus derechos.(14011464) proclamó la vigencia de este principio. sea en conjunto. es de derecho natural y divino. que el principio “quod omnes tangit” es el fundamento y norma de toda sociedad o colectividad mejor organizada. También en el mismo lapso . el “quod omnes tangit” es un principio tanto de derecho natural como del derecho de gentes. en todo aquello que a todos atañe. ni de sus bienes. sino de vida. sin privarles de su libertad. aquella en la que el soberano y el poder público en general. como fundamento sostenedor del principio del bien común. auto coronado como rey de Roma. más allá de una precepto de derecho humano positivo. por ejemplo. no solo desde un punto de vista estructural. pese al título de su obra. un tanto irreverente en su época.antes en todo caso del año 1340 y en la misma mentalidad político eclesiástica de la Edad Media – aflora el mismo principio “quod omnes tangit” en la pluma del alemán Leopoldo von Bebenburg y en su obra “De iuribus regni et imperii Romanorum”(57). es decir. No basta para este Maestro. Consecuencia. En su obra “Dialogus de Potestate Imperiali et Papali”. vale decir. el bien común como norma suprema. No es fácil hallar en toda la doctrina política y filosófica una expresión mas clara de democracia. puede elegirlo conforme al derecho de gentes. cuanto ha enseñado: agrega que el principio de la democracia y el del consenso se confunden con aquel de la representación(54). por cuanto se refiere al valor moral y político del mismo. no defensor de los derechos del Imperio.

el consentimiento de la multitud. sustenta su doctrina y la aplica primordialmente al campo legislativo. que a través de la comunidad. libro IX. en los graves y delicados asuntos del reino. afirma que para conducir con éxito una guerra justa. Corre el año de 1370 y hallamos a Nicolás Orense. quien tiene el mérito de haber incluido en su traducción de la Política del Filósofo. no ya a la función legislativa o gubernativa o tributaria como solía aplicarse antes. mas el que interesa a nuestro fin es el intitulado “Speculum Regum”.341 y el 1344. el principio “quod omnes tangit”. meta y fin de todo conglomerado social. mas que nada. quien estaba por viajar a la isla para asumir el poder. según aparece en una . en su carta de 1392 al infante don Martín. como también en lengua vulgar.XV” . ab omnibus approbari debet”(64). alumno de la universidad de Bolonia fue quizás el mayor exponente del principio remembrado. retomó la enseñanza del infante don Pedro. don Pedro ( siglo XIV). es preciso el consenso general. Insiste en su afirmación al decir que toda decisión ha de ser tomada conjuntamente con la mayoría del país(61). se legisle para el logro del bien común. quince años después del anterior. en particular. Fundamenta su aserto en referencias bíblicas y culturales y culmina su doctrina con el principio “quod omnes tangit ab omnibus tractari debet”. obispo y consejero de Carlos I rey de Francia. su fundamentación es variada y clásica ( bíblica. hijo de Jaime II de Aragón y tío del rey Pedro IV el Ceremonioso.Por lo que respecta a la vigencia del principio “quod omnes tangit” en la Península Ibérica. joven aún. que se puede expresar libremente fuera de la forma clásica. Enseña que no es deseo de nadie que el soberano se atreva a tomar determinaciones él mismo (sensu proprio). o solamente tras un pequeño consejo (cum paucis assesoribus). Sostiene que san Isidoro en sus Etimologías. particularmente de los más autorizados y poderosos(63). es menester el consejo de muchísimos. Otro autor español. romana. en donde fue ampliamente estudiado y cultivado con grandes adelantos como tema autónomo. Francisco Eximenis (1349-1412) en quien el enciclopedista Ferra VallsTabernet reconoce como “la figura de més relleu que aparaix en la historia de les doctrines del Dret public a Catalunya en la transició dels segles XIV . por cuanto que “quod omnes tangit. Preseptúa este maestro que lo que atañe a todos no puede ser decidido sino con la participación de todos. al parodiar y parafrasear el texto del Aristóteles a las situaciones de su época. Alvaro Pelayo (siglo XIV). futuro rey de Sicilia. le llevó a escribir su célebre obra “De Planctu Ecclesiae”. En el año de 1392. cuando se ocupa ” de malis regibus et principibus” y analiza el origen y naturaleza de sus errores y abusos ( in quibus peccant). escribió un tratado intitulado “ De vita et moribus et Regimine Principum”. Recomendaba al príncipe. Fue además funcionario de relieve en la curia pontificia de Avignon. toda vez que tanto las derrotas como las victorias atañen tanto al rey como a los súbitos. dice que en cuanto a la constitución o modificación de la ley. Toda su experiencia en tan triste etapa eclesial. entre muchas otras cosas. escrito entre el 1. el no entrar en guerra sin el consentimiento de los gobernados: ahí está implícita la aplicación del “quod omnes tangit”. griega y contemporánea para su momento). se muestra inclinado a reconocer una participación del pueblo en el manejo de la res publica. o lo que es lo mismo. (62) en el que aplica el conocido principio. sino a una eventual declaración de guerra justa.

de la asamblea a la que se debe dirigir el Rey para ser ilustrado por ella(66). es decir. la latina. de colaboración. no les incumbía aplicarlo con validez concreta en sus medios sociales. Su romano e imperial origen y su vigencia está presente en las teorías generales de la política. (“Do ha muchas cabecas ha mas entendimiento”). ha pasado a una situación más alta y deslumbrante en todo el aparato social. No hemos pretendido en esta ya larga exposición agotar toda la temática relativa al “quod omnes tangit” . bien sea como monarca o como gobernante democrático. Su comprensión y vigencia tiene aplicación en el Derecho Público y en el Privado por estar cosida a la noción del bien común. como norma de conducta empírica conforme a tiempos y lugares. su intervención acorde con la mayoría en la consolidación e incremento de la economía conforme a la justicia. atiende además al grado de concordancia de la autoridad dentro de los supremos poderes del Estado. compuesta por el aventurero don Pedro López de Ayala(65). Vemos aquí la gradual ordenación del individuo a la sociedad jurídicamente perfecta. tras el paso de los años.poesía didascálica de este mismo tiempo en el intitulado “Rimado de Palacio”. hay simultáneamente mucha sabiduría”. por lo cual. conforme a la doctrina aristotélico tomista. no eran legisladores. dice este letrado que el rey no debe obrar. a guisa de esbozo. siendo norma respetuosa y a la vez impositiva moral del bien común. en temas de particular importancia. señalamos que tras el nacimiento de las naciones que reemplazaron paulatinamente a los estados feudales. El valor reconocido en la ciencia ético filosófica y política al principio “quod omnes tangit”. a través de las formas democráticas que han gobernado y gobiernan los pueblos. le diera aplicación y vigencia concretas: vale decir. sus normativas fueron base para que el segundo. se mantiene como típica expresión de la democracia. sin antes haber escuchado consejo. perduran. Solamente. de concordia y de sabiduría. es incumbencia del Estado la promoción de leyes justas ordenadas a la consecución del bien común(67). como aquellos según los cuales. más que una norma abstracta. vino la creación del Estado. Es de recabar que los Autores citados y muchos otros que no lo fueron. que en su momento y hoy. como ente con capacidad suficiente para centrar todo el poder y autoridad en manos del Rey o Gobernante y en provecho de la defensa de las libertades de cada súbdito: así con lenta evolución. fue preciosa regla de vida que constituyó un freno poderoso a la noción de “ plena potestas” de los soberanos. sino juristas privados. frente a los varios estamentos de la estructura de cada sociedad. Cabría aquí extendernos sobre las varias especies de organización política. De una norma puramente técnica de derecho formal. En el campo de la realidad política. influyó e influye notoria y provechosamente en instituciones que aún hoy. y simultáneamente a la reagrupación política y económica. al uso de una misma lengua. “porque donde hay muchas cabezas. nacieron los hoy conocidos países de Europa. y como sustancia de su doctrina. porque esta era función del legislador. nuestro fundado propósito fue el de crear una inquietud sobre un texto que a lo largo de la literatura jurídica y filosófica del Medio Evo. su deber de brindar protección al . Es llamativo lo que dice del Consejo. . pero ello escapa al fin que se nos ha propuesto. colma muchas inquietudes filosóficas y jurídicas: conservan actualidad otros postulados. En un título de la obra “ Del Governamiento de la República”.

su deber de intervención en la búsqueda y encuentro de todos los medios que conducen al fin denominado bienestar general material de sus ciudadanos. se dio aplicación al axioma según el cual la soberanía se encuentra únicamente en el consenso del pueblo. para la obtención de los fines supremos del Estado. a imponer. en orden a garantizar a todos la libertad. artística y las nuevas ideas que salieron de la mente de Nicolás Maquiavelo (1469-1527) principalmente expuestas en su tratado “ El Príncipe” uno de cuyos postulados se refiere al bien común: “ante todo es necesario la obra de un hombre sagaz y genial. significativa del bien común. Vinieron luego varias doctrinas como reacción a los Estados Absolutistas. entre ellos. el respeto a la libertad de conciencia y de cultos el derecho y el deber del gobernante de imponer penas y castigos a los delincuentes y violadores de las normas de paz y convivencia social: la ordenada concordia entre los ciudadanos constituye también un fin intrínseco de la sociedad civil mientras que la beatitud o felicidad individual es fin extrínseco a la misma. se busca la ordenación hacia el bien común por quien tiene a su cargo la comunidad(68). ha de propender por el logro del bien común. Es mérito de este Pensador el haber expuesto la imposibilidad de la fijación tributaria por parte del Estado. siempre dentro de los estrictos límites de la unidad nacional. el incremento de la cultura en todas sus manifestaciones. siempre encuadrado dentro de los rigurosos contornos de la equidad y de la justicia.desprotegido o débil. la rebelión popular cuando de manera grave son pisoteados los intereses superiores de la comunidad. es decir. de Montesquieu ( 1689-1755) a quien cabe la honra de haber analizado con mucha mayor claridad que Locke. sin que previamente esté apoyado por la sociedad con facultad manifesta para tal propósito. como sea. A través de la ley que es ordenación de la razón promulgada por la legítima Autoridad. Al sobrevenir la así llamada “revolución industrial” como secuencia del Estado democrático burgués. privado de escrúpulos excesivos y dispuesto. el respeto a la voluntad general. con el movimiento de los denominados “Iluministas” o “Racionalistas”. teniendo en cuenta que el primordial deber de cada ciudadano consiste en la facultad de impedir que la operación estatal pueda causarle daño. propender. Un Estado democrático ha de estar al servicio de todos. John Locke ( 1632-1704) que en cuanto a nuestro fin concierne. de conformidad con la voluntad de todos. todo lo dicho. vale decir al bien común. cimentar y mantener la seguridad ciudadana. aunque ajenos a la Edad Media. entiende la ley de la mayoría dentro de un Estado como acorde con el querer del pueblo. No puede dejar de señalarse la influencia política. la aún hoy vigente separación de poderes. . con el señalamiento de una continuación de la doctrina del bien común expuesta por Autores de mucha ponderación y consagrada validez. hay una norma superior a la misma voluntad del Estado que permite aún. expuesto a través de esa epifanía. el imperio del bien general”(69). la igualdad. al suprimir sus libertades individuales: fue Francia la cuna de esta tendencia. con la indispensable mutua cooperación entre los mismos. Séanos lícito transgredir tangencialmente el fin de nuestra exposición. la felicidad. con exponentes de la talla de Voltaire (1694-1778).

y el reconocimiento manifiesto y claro. el Estado ha de promover. Federico Hegel (1770-1831). Cómo no mencionar. de Soto. Don Antonio Nariño tradujo la Declaración de los Derechos del Hombre a lengua castellana y es de todos conocida la influencia de dicha divulgación en nuestro medio. llegó a constituirse en uno de los elementos formativos del Estado. justamente llamado Precursor de nuestra independencia. en contra de los abusos tristemente célebres de muchos conquistadores? Tales enseñanzas. el bien . Para J. por su misma constitución. es el equivalente de la autarquía peripatética. “sustancia ética”. junto con los de nación. la protección a la familia y orienta a la sociedad civil hacia aquel anhelo vital participante de la sustancia de la historia universal. que en cierto modo. cuya vigencia aún perdura. territorio y gobierno. Resulta esencial a nuestro propósito recordar la Declaración de Derechos de Virginia (aprobada el 12 de junio de 1776)(71). de la soberanía popular: estos postulados. base del bien común. en la que se impone la doctrina según la cual solo al pueblo incumbe la institución del poder y el aseguramiento de su propio destino. consagró la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley. el Estado es según este Autor. casi inmediatamente. Ese concepto tuvo su mayor expresión en la clásica obra de J. como parte del cuerpo político y por ende. que como ente moral ha de lograr su plenitud en cuanto que promueve con éxito el bien individual. o “conciencia colectiva”. en otras palabras. tienen al bien común como común denominador de sus doctrinas. en el que se declara soberano al pueblo y al ciudadano.La ciencia jurídica moderna habla de soberanía. base y sustento del bien común. sino que nacen directamente de la individualidad misma del Estado. como consecuencia del descubrimiento de América. según el parecer de la mayoría de los constitucionalistas(70). Mención aparte. Luego. de Suárez y de tantos otros acerca de la dignidad y derechos de los aborígenes. las enseñanzas de salmantinos de la talla de Francisco de Vitoria.Tras la Revolución Francesa. con sesudos fundamentos. Del mismo año es la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre. la Asamblea Nacional aprobó en 1789 la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano(72). Siendo así. en 1781). en el año de 1781. legislador. Rousseau ( 1712-1778). aunque parezca un poco contrario al orden cronológico. que ha de realizar el “querer universal”. el “Contrato Social” (publicado post mortem. habiendo proclamado así de modo abierto y manifiesto la soberanía popular. mantenidos contemporáneamente. la soberanía. síntesis de las experiencias de cada uno y del conglomerado social. son clara manifestación del fundamento del bien común . de Bartolomé de las Casas.adoptada y proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su Resolución 217 A. aprobada como recomendación por la Novena Conferencia Interamericana reunida en Bogotá el 30 de marzo al 2 de mayo de 1948(74) que entre otros principios. por su importancia. así como las aulagas en que se vio envuelto el gran prócer. la autoridad y el poder político no son derivación de algún contrato social según enseñanza de Rousseau. expresado a través del consenso general. el 10 de diciembre de 1948(73). J. merece el documento denominado “Declaración Universal de los Derechos Humanos”.

Contraria a esta teoria. dentro de una organización eminentemente teocrática y por ende religiosa. Las gentes del Medio Evo. como ente contrario a la arbitrariedad de quienes detentaron el poder durante la etapa del denominado “absolutismo”.común de los asociados. la validez del principio objeto de nuestra disertación: así. los romanos. sostiene que las naciones todas y en particular la suya.Q. a su turno de recia estirpe liberal.P. puede verse fiel y bellamente expuesta en el escudo de la Urbe en los días que corren: “S. el hombre tiende al encuentro de las libertades individuales y a la igualdad de todos ante la Ley. podemos decir que si removemos la historia de la Humanidad. buscaron el bien común a través del estudio de lo trascendental y religioso primordialmente. siempre aplicó el principio del bien común. vemos cómo los pueblos de Oriente en sus distintos momentos histórico geográficos mantuvieron incólume y aplicaron la noción filosófica del bien común.ni a un orden constitucional y legal que fuera prenda de garantía de todos los derechos subjetivos para todos los ciudadanos. es decir. como las llamadas “iglesias propias” y la corrupción de las costumbres. los pueblos árabes mantuvieron a través de sus autoridades legítimamente constituidas la validez del postulado del bien común conforme a sus principios.manejado por un gobierno no ceñido a normativa . configuró regímenes y sistemas políticos despóticos. esa expresión de búsqueda del bien común a través de la consulta y aprobación del pueblo. ducados. fundamento y razón de ser del Derecho Positivo de Occidente(77) gracias a sus sólidos principios jurídicos. hallaremos siempre y por doquier. con gobiernos elegidos democráticamente. los griegos. regímenes eclesiásticos con instituciones perjudiciales para la sociedad. cuyas doctrinas culminaron con la filosofía peripatética con sus postulados y principios que continúan vigentes en la actualidad. con los fines comunes. La concepción actual de un Estado Social de Derecho(75). nacida a través del individualismo. la realización de todo aquello que tienda a la obtención del bienestar de todos o bien común. la defensa de la propiedad. a través de su vocación conquistadora y guerrera(76) y la vigencia de su normativa legal. señalamos en esta recapitulación que el pueblo judío buscó el bien común para sus comunidades. la preservación de la paz. buscaron el bien común a través de la filosofía. es la que prevalece actualmente en muchos lugares. buscan “por necesidad suprema” antes que todo. en los tiempos que corren. que aún hoy en día utilizamos con reconocido aprovechamiento. en el Renacimiento. dentro de una determinada sociedad. También el filósofo alemán Fichte (1762-1814) en su obra “ Discursos a la Nación Alemana”. . aquellos que están intrínsecamente cosidos a la misma naturaleza del hombre y a su participación y determinación común. el arte. de cómo su logro es el fin de todo gobierno democrático.R”(78). La libertad del hombre existe en cuanto que su actividad se identifique con el Estado. la democracia. respetuosos del orden constitucional y legal. no obstante la caída del Imperio en el año 476 y la secuencia de feudos. particularmente. sin coartar al individuo el goce y disfrute de las libertades que por naturaleza le pertenecen. el individuo fue nacionalista y libre en su pensar y en su expresión. Para la aplicación práctica de tales derechos. las bellas letras el buen decir con la lengua más hermosa que ha hablado el hombre. como principio rector de la sociedad. Tras este muy somero y muy breve recorrido por las Filosofía del Derecho en lo que atañe a la noción filosófica del bien común. son precisos los medios ordenados a su ejercicio.

cualquiera que sea la forma de gobierno que se imponga o establezca en un momento dado y en un sitio concreto. historiador. basada en la escuela peripatética ha sido y persiste hoy en su validez e influye en la vida cuotidiana de nuestra cultura occidental. nacido este en Salamina en el entonces sur del Estado de Antioquia ( hoy norte del departamento de Caldas). que quien habla recibe con marcada honra y complacencia. Llegaremos siempre a la conclusión de que todos ellos. Los principios del Derecho Natural son variantes que ha expuesto la escuela así denominada jusnaturalista cuyas influencias pueden verse. Antes de proseguir con nuestro intento. está retornando a los principios fundamentales. describe en amena y didáctica exposición cuanto realizó su padre a lo largo de su meritorio ciclo vital. con cuya aplicación enerva múltiples perniciosas divulgaciones y promulgaciones de ordenamientos positivos o leyes humanas. por ejemplo. han tenido como fin de su existencia el bien común de sus habitantes. lo transcribo ahora como fiel trasunto de una herencia noble y respetable. Su brillante existencia y la extensa enumeración de sus escritos está reseñada en la Historia de Salamina(81). ha de buscar como fin primario y propio. La misma actuación de los cuerpos legislativos y de los estamentos judiciales por doquier. como consecuencia indispensable del respeto a la persona humana(80). el bien común de sus ciudadanos. debo antes de terminar. con su rechazo a los crímenes de lesa humanidad. cuya innegable influencia también se manifesta en la laudable defensa de los derechos humanos. para bien o para mal según criterios políticos temporales. en la Revolución Francesa y en las de los siglos XVIII y XIX.En síntesis. Emilio Robledo Correa.recalcando lo ya expuesto . el 22 de agosto de 1875 y fallecido en Medellín el 11 de octubre de 1962. al enfrentársele como principio fundamental de la ley natural. Lo que el hijo escribió del padre.el valor que en la doctrina tomista del de Aquino ( 1224-1274) se da a la ley natural y al principio del bien común: su exposición. porque el consenso unánime en la sociedad advierte que muchas normas positivas se constituyeron en una valla para el logro del bien común. Restrepo. hijo del ciudadano ejemplar. gobernador de Caldas bajo el gobierno del presidente Carlos E. en el prólogo a la biografía de su padre escrita por el Miembro de Número de la Academia Colombiana de la Lengua doctor Jaime Sanín Echeverri (82). como él escribió del segundo: “Cuando la moda de muchos intelectuales de su tiempo . aplicado al primero. referirme a la persona. Nuestro homenajeado. cuyo reconocimiento y acatamiento termina por imponerse. dos veces Rector de la Universidad de Antioquia. ********* Habiendo finalizado nuestra andadura por los vericuetos de la filosófica noción del bien común en la Filosofía Escolástica. vida y obra de un eminente Académico Honorario de la Corporación que el dos de noviembre de este año completa un siglo de meritoria existencia: hablo del profesor doctor don Emilio Robledo Uribe. y obedeciendo a una muy oportuna y grata instrucción del Señor Presidente de esta Academia Colombiana de Jurisprudencia. médico. unos con más acierto y constancia que otros. Miembro de Número de la Academia Colombiana de Historia. no podemos pasar por alto . a la postre. Por gracia de ejemplo. Presidente del Congreso de Colombia y espejo de todas las virtudes cristianas. nuestra Constitución Política(79) prescribe a los legisladores que ejerzan sus funciones “consultando la justicia y el bien común”.

acata las jerarquías eclesiásticas. tengan un sentido teocéntrico.oscilaba entre el indiferentismo religioso. I. Nic. José Domingo Arias Bernal y José Luis Chavarriaga Meyer. más exactamente corresponde a “hombre nacido para asociarse políticamente” ( Arist. don de consejo y su recia personalidad son algunos de sus grandes y múltiples atributos. sentimental y melosa al “Rubio y dulce Rabí de Galilea”. ARISTOTELES. Ética Nicomaquea..1169b) tener todos los bienes del mundo en la soledad: el hombre es un ser destinado a la sociedad política. Son muchas y muy brillantes las generaciones de juristas que fueron alumnas del profesor Robledo Uribe. la que propiamente es poseedora de la razón y que piensa.” y prosigue la nota: “Extraño sería. que toma en serio su religión. se traduce animal político. vale traducir: dichosísima es la conciencia de una bien conducida existencia. ocupa la silla instaurada cuando la fundación de la Academia. otra. ama al Papa. Gredos.. I. de rosario.6) “ser atado a la vida de la polis”. Ethic. a la letra. comenta en otro lugar el Estagirita ( Ethic..pag. 9 edit. Es Caballero Comendador con escudo de plata de la Orden Ecuestre de san Gregorio Magno. Rafael Escallón. (2) ( . Su persona y su palabra han merecido el respeto de cuantos hemos tenido el privilegio de tratarle y escucharle. estudia y medita las escrituras. melosa. ilustra su fe y la confiesa ante los hombres porque estos y los acontecimientos y las estructuras sociales en que pueda influir. su obra sobre este tema del Derecho Comercial sigue teniendo vigencia y es consultada a diario. VII. por acertado. 7. y su naturaleza es vivir con otros”. Hernando Holguín y Caro. Lib.la que puede llamarse vida activa de la parte racional del hombre. y ocupada luego por los juristas Antonio José Cadavid.. “ a la comunidad tanto urbana como política. a machamartillo. edición Instituto Caro y Cuervo.9. su ejemplo trasciende los ámbitos de los claustros. No obstante. que. en otro . 1253 a. Politeia. El profesor Robledo Uribe es miembro correspondiente de esta Corporación desde el 13 de abril de 1967. Catedrático de varias universidades bogotanas. particularmente en su cátedra de Instrumentos Negociables como era llamada la que hoy conocemos con el nombre de Títulos Valores. vaga.) y a la vez social ( cf. Su generosa dedicación a los más menesterosos y su profunda convicción democrática. respeta al sacerdote. la cual a su vez tiene dos partes: la que obedece a la razón. de número desde 1984 y es Académico Honorario desde 1996. el desprecio a la religión o la adhesión. 1989 . Por encima de toda consideración. por el doctor Enrique Gamboa..De todo esto resulta ser una actividad del alma según su perfección y si hay varias perfecciones. Bogotá. su reconocido. de ángelus. de misa. _______________________________________ (1) “ In necessariis Natura non fallit”. porque su vida iluminada e iluminadora. ARISTÓTELES. es patrimonio de Colombia(84). merece a cabalidad el título de gran señor y de acabado jurisconsulto.. pag. según la mejor y más completa” cf. Emilio Robledo Correa conserva y transmite la vigorosa tradición de cristiano viejo. México. practica los sacramentos. 9. una orientación sagrada”(83). Bien puede hoy proclamarse de la meritoria vida del profesor Emilio Robledo Uribe la sentencia de Cicerón cuando afirma que “conscientia bene actae vitae iucundissma est” ... 135 en cuya nota 11 leemos: “ La expresión Zωώv πολιτικόν.

2. ibidem. 2.6. 7. 1. q. 3: “Respondeo dicendum quod. III. Manifestum est autem quod operatio es ultimus actus operantis. secundum quod beatitudo hominis est aliquid creatum in ipso existens. q. ARISTOTELES. pues por medio de ellas alcanzamos a ser felices” cf. vel saltem apparens.Necesse est ergo beatitudinem hominis operationem esse ». cit. I-IIae. op. Véase además un texto clásico en este tema: “Tristis exitus esse voluptatum. Politeia. (3) cf. puesto que la familia es anterior y más necesaria que la polis). 1253. cf. pero también las preferimos por amor a la felicidad. Quae si beatos efficere possent. q..a. II-IIae. St. a. I-IIae. (11) “dicendum quod bonum alicuius hominis quod per famam vel gloriam est in cognitione multorum. 4 (9) cf.Respondeo” . in II de Anima….. si quidem sit perfectum. intelliget. vel propinqua. a. vel remota. ibidem. sicut per se accidens”. 64. (6) cf. (5) En otro lugar dice el Filósofo: “Porque preferimos la felicidad por sí misma y nunca más con miras a otra cosa.I-IIae. Si autem cognitio falsa sit. oportet quod derivetur a bono existente in ipso homine et sic praesupponit beatitudinem perfectam vel inchoatam. a. Unde manifestum est quod nec ipsa delectatio quae consequitur bonum perfectum. ita pessimum est si male utatur. Est enim beatitudo ultima hominis perfectio. unde et actus secundus a Philosopho nominatur. THOM. ad primum . inquantum est actu: nam potentia sine actu imperfecta est. St.necesse est dicere quod beatitudo hominis est operatio. BOETIUS. col. al placer.1162 a) agrega que “ por su naturaleza el hombre está más destinado aún al matrimonio que a la asociación política. non concordat rei: et sic bonum non invenitur in eo cuius fama celebris habetur”. 1989 (7) “Bonum autem conveniens. q. Et ita potestas se habet et ad bonum et ad malum”. I. q.1. cf. 597 Bogotá.. 3. ARISTÓTELES. est ipsa essentia beatitudinis.. Lib. Ética..2. 2 cf. I. si autem sit imperfectum. VII. I-IIae. 2. cf. si cognitio quidem vera sit. nihil causae est quin pecudes quoque beatae esse dicantur”. (10) cf. quisquis reminisci libidinum suarum volet. q. la inteligencia y todas las virtudes. Thom.. los preferimos por sí mismos (porque aunque nada obtuviéramos de ellas también las escogeríamos). Unumquodque autem intantum perfectum est. 2.14. sed quoddam consequens ad ipsam. pag. lib. de Consolatione. a. Thom. est quaedam beatitudinis participatio. St. 749) (8) “sicut quod optimum est quod aliquis utatur bene potestate in Regimine multorum.pasaje de la misma Ética (8. al paso de los honores. lib. Instituto Caro y Cuervo. . edic. ML.. est ipsa hominis beatitudo. (4) cf. Oportet ergo beatitudinem in ultimo actu hominis consistere.

1. PEÑA. q. opus citatum. Haeret. pag. 1985. I-IIae. principio básico de la ley natural. 1960.(12) cf. “societates sunt ut fines”. In Politic. THOM. 2. lib.1. 156. (23) “Pues bien. (27) cf. 42. Gredos México.. op. 1. (16) cf ARISTÓTELES Politeia. (13) cf. DABIN. LE FUR. cit. “Respondeo dicendum quod.2. (21) cf. a. 17 (1977) pag.. Resp. (24) Le FUR. es evidente que el régimen mejor es esa organización bajo la cual cualquier ciudadano pueda prosperar y vivir felizmente”. THOM. inquantum est in actu: nam potentia sine actu imperfecta est. ibidem. pag. Oportet ergo beatitudinem hominis in ultimo actu consistere ». Tit. FOULQUIC. . Diccionario del Lenguaje Filosófico . 64. pag.Cf. 2. Unumquodque autem intantum perfectum est. Labor. lib. 578. Respondeo. en desmedro del bien colectivo”. 154: (18) Cf. q.. necesse est dicere quod beatitudo hominis sit operatio. ARISTOTELES. a. México. q. Los Fines del Derecho.. Instituto Caro y Cuervo. pag.4 . I. cit. (15) cf. De Daniel Kuri. a. ML. (14) cf. 8. pag.. I pas. Respondeo. ed. a. 5.. México 1967.PEÑA. 3 edición UNAM. pag.. cf.1). cf. en ISEGORIN. cf. contra Maxim. cap. q. in Politic. DELOS y otro. 94. 82. 1989. 21.Est enim beatitudo ultima hominis perfectio. St. Lib.I. L. AUGUSTINUS. St. I. 770. CARLYLE... . trad. Bogotá. ARISTÓTELES. I. Thomae.. ibidem. I-IIae. 1045. L. edit. VII. pag.4 (28) De Mutabilitate Legis Naturalis. (19) “en realidad se está usando engañosamente la etiqueta del bien común y lo que se promueve es el bien de ciertos particulares. Inst. a. pag. (26) cf. 578) (17) cf .1). LE FUR. op. 404. I pas.. I-IIae. cf. REDBRUCK. Politeia.3. secundum quod beatitudo hominis est aliquid creatum in ipso existens. 82. ARISTOTELES. I. (22) cf. Prologus S. col. in Politic. (20) cf. 65. Philosophie de l’ordre juridique positif. El Bien Común. q. (25) cf. Madrid. 13..

de mérito otra. BOETIUS. a un tiempo. ML.. Por consiguiente. edición del Instituto Caro y Cuervo. Summa Theol. cf. podrá sed de utilidad. rey o con cualquier otro título como se le designe. feliz y procede bien. I. 578.. de acuerdo con el valor ético que domine. remanet pacatus.95. aquellos. c. vol. no puede asegurar el bien común del pueblo más que apoyándose en él. 82. edición Instituto Caro y Cuervo. col. op. Consequenter vero. q. I. El Tomismo. 1989: “La polis es.. La mejor politeia no se puede determinar sino en función de la vida más deseable. cf. es un concepto formal que no responde sino a una aspiración irreal del pueblo y de sus dirigentes.. pero no que el régimen mejor sea el gobierno del Estado por sí solo. edición del Instituto Caro y Cuervo. sed quia antecedenter et consequenter se habet ad ipsam.. pag. opus citatum.ut Isydorus dicit. a nuestro parecer. (32) cfr. Politeia.. como decíamos antes.” cf. feliz y virtuosa. . hay discrepancia: unos piensan que si son iguales en todo aspecto.3. non quasi essentialiter sit ipsa beatitudo. quod est optimum et secundum hoc sumitur lex “quam mayores natu simul cum plebibus sanxerunt”.. debe apelar a la colaboración de todas las fuerzas .578:”El mejor de los regímenes políticos es aquel que somete el cuerpo social al gobierno de uno solo.. 1989.(29) “. E. suo desiderio quietato”. (31) cf.por cuanto que fundado en la ley natural.. Bogotá. (36) “Est enim aliquod regimen ex istis commixtum. La polis mejor es.. estando de acuerdo en la igualdad según el mérito.. (34) cf. I-IIae... 64. sin llenar las necesidades más elementales para darle al pueblo la posibilidad de una “buena vida”.1343 : « Persona est rationalis naturae individua substantia ». conjuntamente.5. pues “lo contrario sería antinatural y nada contra natura es bueno””. pag. de número en tamaño y cantidad una. De duabus naturis. inquantum iam homo.. sin embargo. op cit. Véase además GILSON.. De ahí que debamos considerar a Aristóteles como el genial precursor de los análisis que aún son válidos en la política”. (35) “Pero. 4. ibidem. col. La polis es una comunidad de individuos semejantes con miras a la mejor vida posible. cuando se da en proporción .Hay dos clases de igualdad.. Coinciden la felicidad de un individuo particular y la de la polis? Todo el mundo confesaría que son idénticas.IIae. St. EUNSA. THOM. pag. que si en algún aspecto son desiguales. ni la estructuración básica que requiere el orden. El príncipe. 3 ML. ed. lo son en absoluto. St. Antededenter quidem.. ibidem. 590. Bogotá. Bogotá.. se constituye según la ley divina. (33) “.. a. Siendo los ciudadanos iguales. adepto ultimo fine. Resp. cit. ARISTÓTELES. Etymol.. 1989. 4 (30) cf ARISTOTELES. han de tener igual participación en gobierno y en los bienes. De donde resultan dos politeias principales: democracia y oligarquía”. Aristóteles. solo enriqueciendo de contenido el actual concepto de soberanía y casi reconduciéndolo al aristotélico de autarquía. THOM. inquantum iam sunt remota omnia perturbantia et impedientia ab ultimo fine. organización sana y política. 200.quod pax pertinet ad ultimum hominis finem. Porque una soberanía que solo signifique autodeterminación política. merecen ser en todo desiguales.

a. sed forsitan ignorante eo qui tutior fuerit ordinatus . BRANCTON. 1852. Histoire Droit Français. (41) cf. II. communiter est eligendus. opus citatum. para dirigirlas y unirlas. ibidem. I. quia est ordinatio rationis. Necesse est omnes suam auctoritatem praestare : ut quod omnes similiter tangit. THOM. 2. CONGAR.J. 105. III. (44) cf. (46) cf. I.Canonical Maxim “quod omnes tangit”). pag. 59. n . (42) cf.4) (45) cf. maxime respicit ordinem ad felicitatem. dist.. I-IIae.. J . (43) cf. pag. et quum commune eorum decanus (ruralis scilicet) officium exerceat. Historia Diplomática Friderici II Romanorum Imperatoris et Siciliae Regis. Lib. París. cf. St. GRENIER. Rev. Y. canon 119.sociales útiles para el bien común. Quod omnes tangit.1946: A Romano. et ad felicitatem communem: quia bonum communitatis est potius quam bonum unius hominis. Cursus Philosophiae. vel etiam amovendus ». 5:”Etenim absurdum est solvi tutelam non consentiente. J. 90. q. (39) Cf. cuando el Derecho Canónico ya tenia entidad y fuerza propias. II. Unde lex.36. (40) “ Ut prosecutio dicti negotii quod christianos tangit communiter universos cum deliberatione in tanto negotio necesaria ordinetur et universi et singuli eo magis proprium ipsum negotium quo cum ipsorum consilio et deliberatione ordinatum fuerit. Dec. Gregorii IX. ab omnibus comprobetur ». 241. ordinando actus humanos. Ad Decr.6:” Quum iuxta imperialis sanctionis auctoritatem ab omnibus quod omnes tangit aprobari debeat. HUILLARD B. ad illum prosequendum animetur” cf. IV s. Gossa . Nótese en este texto el recurso pontificio al Derecho Romano. c .. XCVI.A. por ejemplo. M . l. en Traditio.. qui non est nisi pars communitatis” . 3 edición Québec. 1958: “Nam ratio. De ahí nace lo que santo Tomás denominó “un régimen bien dosificado”. cf. ab omnibus tractari et approbari debet. aún en avanzados lapsos de la Edad Media. 23. 1958. num. recurso que estaba incluido en el principio según el cual “Ecclesia vivit lege Romana”. (38) “ Lex est ordinatio rationis ad bonum commune ab eo qui curam habet communitatis promulgata”. attendit ad finem ultimum seu felicitatem quae est primum principium in agendis.894.1. 3: “quod autem omnes ut síngulos tangit.7. V. ARISTÓTELES Politeia. (37) Cf. al que considera como el mejor”... vol. ab omnibus approbari debet” . C.

VI. pag. 584). (59) “quilibet populus carens rege potest sibi regem eligere de iure gentium” . XI. Dialogus inter magistrum et discipulum de imperatorum et pontificum potestate. quare aliquis debeat ad huiusmodi regula tractatu repelli”. O. cap. (49) “Contra . 2. Omnium possunt tangere commodum et incommodum ab omnibus sciri debent et audiri ut commodum assequi et appositum reppellere possint . en donde leemos: “. 974. 1614. I.85. igitur per omnes tractari debet” .. (52) cf.(47) cf.. Oxford. en Studi in onore di G. 70. cit. 11 edit. II. XII. (55) quod omnes tangit ab omnibus tractari debet: sed causa papae haeretici omnes tangit Christianos. ibidem. G. 1913. Pacis. quando per aliquod factum praeiudicatur pluribus. DAVIS. temas esenciales son los que a todos atañen. vol. W. y G. pag. debet tractari per omnes.101. Pars. Frankfurt. c. quum illud quod omnes tangit secundum iuris utriusque regulam.. Def. BLIEMETZRIEDER. 60 (54) cf. OCKAM.. 1953. citatum.. 5 y II. (58) “Equitas et ratio naturalis dictat apud omnes.. LEONE. Dialogus de potestate imperiali et papali ( es decir. (57) MEYER L. cuiusmodi est Concilium generale. Illius veritas certius iudicatur. ad quod tota intendit civium universitas intellectu et affectu »... 1909. Ia. 47). Venetiis. del Vecchio. De Bebenburg Friburgo.ibidem. 1933).pag.(ed. . H. La regola “quod omnes tangit” nel Diritto Canonico ( c.2)... 603 y siguientes. quod autem aliquis praefici aliis omnes tangit. n... et sic illud videtur esse de iure gentium. op. tractari debet”. GOLKDAST. 84. en Ephemerides Iuris Canonici. concilia et iura deliberata in Concilio. (56) “universitas mortalium nullus praefici debet nisi per electionem et consensum eorum. si ab omnibus potest et non appareat ratio manifesta. 1955). quod id per omnes illos comprobari debebit. cf. ed. (51) « 1. Weimar. vel concedere. Ed. . con el consentimiento y la colaboración general . Cartas Selectas y otras ilustraciones de la Historia Constitucional Inglesa. De GOLDAST. ab omnibus debeat communiter approbari” cf. 4. Milano. Ergo per omnes Christianos vel Congregationem.. pag.haec regula ‘quod omnes tangit ab omnibus tractari debet’ intelligenda est... p. nisi generali concilio convocato. nihil possunt dominus papa et reges et principes de novo statuere.cf. quod omnes tangit. Dialogus de Potestat. (53) cf. GIACCHI. ibidem. 1561) (50) cf. (48) cf. et ipsius communis utilitas diligentius iudicatur. op. XIX 2. GOLDSTAT. ed.. pag. quod.

17. podrá ser de utilidad.. cap. vol. col. (66) cf. cum tamen maiorem partem regni super hoc eorum interest et quod omnes tangit ab omnibus debet approbari”. 1988). 9. (68) “ Unde oportet quod. quodcumque aliud praeceptum de particulari opere non habeat rationem legis nisi secundum ordinationem ad bonum commune ». edic. (67) Cf. Instituto Caro y Cuervo. (61) “quia maiora negocia regni expediunt sensu proprio vel cum paucis suis assesoribus. Le Livre Politique libro d’Aristote. pag. XI. (63) cf. sin llenar las necesidades más elementales para darle al pueblo la posibilidad de una “buena vida”.. cum lex maxime dicatur secundum ordinem ad bonum commune. 1989). Bogotá. ARISTÓTELES. NICOLAS ORENSE. I-IIae. ISIDORUS. Studia Francescana. III. 1864. año 1926. a nuestro parecer. todos sean llamados”. es ingrediente esencial del Derecho”. J.. (69) citado por OLANO. (62) cf. F. versos 286 y siguientes. Derecho Constitucional pag. doctores e Letrados/ Buenos omes de villas. ibidem. texto en SCHOLZ. THOM. 37. De P.(60) cf. proporciona una admirable síntesis de la Filosofía Medieval. ni la estructuración básica que requiere el orden. cf. (65) cf. Bogotá. edit. a. . pag. solo enriqueciendo de contenido el actual concepto de soberanía y casi reconduciéndolo al aristotélico de autarquía. organización sana y política. obra citada:” E sean con el rey al concejo llegados/ Perlados. Paris.. XXI. Ariel. es un concepto formal que no responde sino a una aspiración irreal del pueblo y de sus dirigentes. pag. VALLS-TARRENS. 26: “La aprobación o aceptación por la comunidad. 593. 1482. Augusto. Lib. 103:” Lex est nullo privato cómodo. cf. 32. 3. II. ed. Vidal. cap. pag. Madrid. Ethym. 116. Este distinguido Académico. 2001.2. 1. El Estado y el Derecho. PL. Biblioteca de Autores Españoles. Respondeo. ISIDORUS. Carlos A. páginas 71 y siguientes. De ahí que debamos considerar a Aristóteles como el genial precursor de los análisis que aún son válidos en la política”. que hay mucho onrados/ E pues a todos atane.. (64) cf. caballeros. TRUJILLO M. cf. sed pro communi utilitate civium conscripta”. cf. 82. Ethymol. St. (70) “Pero. vol. Cap. 24. q. Comentario Introductorio Politeia. 517). Porque una soberanía que solo signifique autodeterminación política. edición de la Academia Colombiana de Jurisprudencia. Rimado de Palacio: “este libro fico el honrrado caballero Pedro López de Ayala estando preso e llámase El Libro de Palagio”. Poetas Castellanos anteriores al siglo XV ed.

cuyo texto puede consultarse en la citada obra de HERVADA Javier y ZUMAQUERO José.. (77) Declaración Universal de Derechos Humanos (adoptada y proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su Resolución 217 A. parcere subiectis et debellare superbos” (Ocúpate. Bogotá. citado por OLANO GARCIA Hernán A.. Una placa conmemorativa puesta en Salamina en la casa en donde nació el profesor Robledo Correa y redactada por el Profesor . 24 y siguientes de la obra de HERVADA Javier y ZUMAQUERO José M. pag.. cit. promover la prosperidad general y garantizar la efectividad de los derechos y deberes consagrados en la Constitución. Bogotá.. 102 y siguientes. (74) Ibidem. el 10 de diciembre de 1948. Constitución Política de Colombia. nn. pag. 1962. pacique imponere morem.. 135 y siguientes. Pamplona. a perdonar a los vencidos y a debelar a los soberbios.1981). participativa y pluralista. a imponer normas para la paz. VI.” cf. 1976 páginas 289 a 298. op. editorial Kelly. en el trabajo y la solidaridad de las personas que la integran y en la primacía del interés general” . (79) cf .. (81) cf. facilitar la participación de todos en las decisiones que los afectan. pag. art. edit. Vida Cultural tomo II. EUNSA. Pescara. Título I. Italica. Vladimiro. Elementos de Teoría Constitucional e Instituciones Políticas. art. Romane. 850. De los Derechos Fundamentales..”.(71) Véase el texto en la pag. (72) ibidem. 14 y siguientes.. en Revista de la Academia Colombiana de Jurisprudencia. Javier y ZUMAQUERO. Pamplona. (78) Senatvs PopvlvsQve Romanvs”. (80) cf. fundada en el respetó de la libertad humana. (El Senado y el Pueblo Romano).. Leopoldo. oh Romano. “estas características básicas del Estado. cf VIRGILIO. ed. DUQUE BOTERO Guillermo. (75) Nuestra Carta Magna así lo consagra: “ Colombia es un Estado social de derecho organizado en forma de República unitaria. de regir con autoridad a los pueblos.. cf. Jose ´pag. democrática. 1978. encuentran en los principios de dignidad humana y de solidaridad social. 1°. NARANJO M. memento hae tibi erunt artes. Lib. 1978. La Dignidad de la Persona Humana en el Derecho Público Contemporáneo. Eneida. intitulada “Textos Internacionales de Derechos Humanos.. (76) “tu regere imperio populos. el fin esencial de promover la prosperidad general. 2: ”Son fines esenciales del Estado: servir a la comunidad.185-186. pag. EUNSA. Historia de Salamina.30). descentralizada. Edit. 39 y siguientes. 135 y siguientes. con autonomía de sus entidades territoriales.Constitución Política de Colombia. UPRIMNY. pag. (73) Su texto puede consultase en la obra de HERVADA.

pag.SANIN ECHEVERRI Jaime. 17 y 18. cit. SANIN ECHEVERRI Jaime. 2004. Ediciones de la Academia Colombiana de Jurisprudencia. Mil Juristas.782. . (84) cf. pag. VI y VII). (83) cf . OLANO Hernán Alejandro. consagra: “Emilio Robledo – 1875-1962 -.. Bogotá 1976) pags. (82) cf. Editorial Pax. En esta ciudad vio la luz del mundo y a ella iluminó la lumbre de su espíritu”. Bogotá. n. 208. Emilio Robledo.Don Luis Lopez de Mesa. op.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful