Está en la página 1de 4

Universidad Nacional de Salta Facultad de Humanidades Especialidad en Derechos Humanos 2012

Cátedra: Derechos Fundamentales Profesora Dra. Mariela Puga

La crisis del Discurso de los Derechos Humanos Lic. Candelaria Ramallo

El presente trabajo desarrollará la hipótesis sobre la crisis del discurso de los Derechos Humanos desde los textos de Ignatieff, “Los Derechos Humanos como Política” y “Los Derechos Humanos como Idolatría”, analizando un caso de conflicto por el reconocimiento de derechos de comunidades indígenas y el papel de las organizaciones no gubernamentales en el Municipio de Santa Victoria Este, departamento Rivadavia, provincia de Salta, Argentina. En el año 1998 la Asociación Comunidades Aborígenes Lhaka Honhat, patrocinados por el Centro de Estudios Legales y Sociales y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional presentaron una petición ante la Comisión Interamericana de derechos Humanos de la OEA por violación de los derechos humanos1 en contra de Argentina. Esta denuncia se realizó luego de haber agotado los recursos internos para la solución del conflicto. A partir de esta presentación se inició un proceso de negociación que aún sigue sin resolverse. A medida que pasó el tiempo, la realidad fue complejizándose, con la intervención de diversos actores, vinculados directa o indirectamente al conflicto. Uno de estos es la Organización de Familias Criollas (OFC), compuesta por pobladores que residen en las tierras que reclaman las comunidades desde principios de 1900. A estas organizaciones de base (indígena y criolla) además las asesoran ONG externas, Asociana (Acompañamiento Social de la Iglesia Anglicana del Norte

1

Ver Informe N° 78/06 en http://www.cidh.oas.org/annualrep/2006sp/Argentina12094sp.htm

no permitía que se firmaran acuerdos parciales para evitar que el caso en la CIDH perdiera fuerza. ya que la organización asesora de Lhaka Honhat. las ong asesoras comienzan a tener perspectivas distintas sobre la solución del conflicto. propiciando que realicen una presentación a la CIDH para que sean considerados a la hora de las resoluciones. y frente a la dificultad de llegar a acuerdos entre los pobladores. demandando el traslados de los criollos asentados dentro de la zona identificada como de uso tradicional. Como consecuencia de estas intervenciones. Estas organizaciones. la ong asesora de la OFC.Argentino) y Fundapaz (Fundación para el Desarrollo en Justicia y Paz). con el argumento de que se avasallaban los derechos humanos de los criollos. como una estrategia para lograr presionar al gobierno provincial. para defender el pedido de los criollos de no abandonar sus tierras. comenzaron a trabajar en la educación en derechos humanos a los pobladores indígenas y criollos. Esta situación complejiza más el escenario. comenzó a utilizar como estrategia política el discurso de los derechos humanos. por otra parte. provocando a su vez enfrentamientos entre los pobladores criollos y aborígenes. ya que además la organización de comunidades indígenas exige la titularización de sus tierras con un título único y en un solo territorio. en el transcurso del proceso de negociación. postulando que lo único que resolvería el problema sería la presión ejercida por la denuncia por violación de los derechos humanos. con el objetivo de arribar a una solución conjunta del problema. Pero. como se puede . llevando a un enfrentamiento entre las organizaciones en la idea de que la defensa de los derechos de un grupo iría en perjuicio de los derechos del otro. siguiendo lineamientos de los financiadores. que comparten un proyecto en común financiado por agencias de cooperación europeas. En este marco podemos pensar que desde la lectura de los textos de Ignatieff las organizaciones no gubernamentales que asesoran a la organización de comunidades indígenas y pobladores criollos realizan una apuesta al discurso de los derechos humanos. aconsejada por el Cels. asumiendo que son una herramienta política que podría servir de presión al estado para la resolución del conflicto y para el establecimiento real de políticas públicas que mejoren la situación de los pueblos originarios y campesinos. Fundapaz.

note. Los derechos humanos como política.com. el estado también interviene complejizando más la situación. con el objetivo de influir en la opinión pública a favor del estado3. 2 Igantieff.gob.eltribuno. situación que perjudica la utilización de los derechos humanos como un discurso legítimo.info/salta/175713-Criollosde-Santa-Maria-enfrentan-la-dificil-decision-de-mudarse. http://www. por lo que a partir de la intervención de punteros políticos que generan rupturas al interior de las organizaciones de base. desde la mirada idólatra.info/salta/179499-Criollos-y-aborigenes-disputan-los-lotes14-y-55-en-Santa-Victoria-Este-. Las dificultades y trabas que las comunidades indígenas viven a partir de las acciones que el propio estado interpone para la resolución del caso 4. argumentando que no podrían otorgarles el título único en territorio único ya que pondría en peligro la soberanía territorial permitiendo a las comunidades indígenas la posibilidad de pensar en su autodeterminación desde una postura secesionista.eltribuno.ar/noticia-gobierno-salta/17785/reunion-con-autoridades-nacionales-por-los-lotes-55-y-14. sean indígenas o criollos. también hace entrar en crisis su confianza en el discurso político de los derechos humanos. oficiales y privados. que no resuelve la problemática como las ong sostienen.salta.html .salta. consideran que es lo único que logrará resolver la situación de acuerdo a las necesidades de la población perjudicada.aspx 4 http://www. http://www.identificar en Ignatieff2.gov.eltribuno. http://www.note. con el objetivo de debilitarlas y generar acuerdos de partes que demuestren a la CIDH que se avanza en la solución del proceso. ya que responde a intereses económicos específicos.note. Estas acciones se ven reflejadas en los medios de comunicación locales.info/salta/208833-Previsible-volvieron-a-quemar-alambrados. lo que dejaría sin efecto la denuncia internacional. tanto a nivel local como nacional e internacional y como idolatría. a los que no beneficiaría la titularización de las tierras a sus habitantes. 35 3 http://www. http://www.aspx. Paidós Ibperica 2003.ar/noticia-gobierno-salta/16579/promueven-acuerdos-entre-partes-en-los-lotes-55-y-14. en Los derechos humanos como política e idolatría. ya que como veremos. Michael. En este sentido se puede entender que las ong toman a los derechos humanos como un discurso político que puede influir en la opinión pública y en las decisiones de los estados.aspx.copenoa. dando visibilidad a su situación. A su vez. ya que es calificado como un discurso de poder sin precedentes y que no puede ser desechado.ar/Aborigenes-desconocen-convenio. Pág.

Pág. Paidós Ibperica 2003 .org/annualrep/2006sp/Argentina12094sp. ya que está siendo utilizado por las organizaciones “como si fueran cartas ganadoras”5. Michael.cidh.htm 5 Igantieff.oas. Los derechos humanos como política. podemos distinguir la crisis del discurso de los derechos humanos. y no como nos propone el autor. en el caso analizado. Paidós Ibperica 2003.Igantieff.112 . Michael.Como conclusión.Informe N° 78/06 http://www. que nos permita discutir en pie de igualdad. en Los derechos humanos como política e idolatría. en Los derechos humanos como política e idolatría. Los derechos humanos como idolatría. pensar a los derechos humanos como un lenguaje en común. BIBLIOGRAFÍA .