Está en la página 1de 7

Sin fe, llegamos a extremos de corrupción y de violencia

V Congreso Eucarístico Nacional en El Salvador
13.08.2013

© DR

158
Compartir

Una semana muy intensa, cargada de fe y expresiones de religiosidad popular, se vivió en San Salvador, capital de El Salvador, con motivo del cierre del Año Jubilar por el I centenario de esta provincia eclesiástica. En la recta final de las

La Conferencia del Episcopado de El Salvador había invitado a los católicos del país a unirse de manera activa a las actividades del V Congreso: «Queremos vivir y testimoniar nuestra comunión eclesial confesando una misma fe. A los presbíteros los exhortó recordándoles que «han sido llamados. hizo notar su alegría respecto a que a pesar que se habla de una falta de vocaciones. dio Inicio el V Congreso Eucarístico Nacional de El Salvador. presidida por Monseñor León Kalenga Badkibele. así como de sacerdotes y seminaristas de la Provincia Eclesiástica. Subrayó de . Monseñor Kalenga se refirió a El Salvador como «un país pequeño de territorio pero grande de corazón y en fe». tuvieron la oportunidad de tener un encuentro con Jesucristo a través de las actividades que comprendió el Congreso. acompañado del arzobispo José Luis Escobar Alas y los demás obispos del país. en la ciudad de San Salvador. Nuncio Apostólico en El Salvador. Sin Eucaristía no hay Iglesia El 8 de agosto del 2013. Del 8 al 11 de agosto los fieles católicos. y expresó la importancia de la presencia del sacerdote en las comunidades. bajo el lema «Caminando siempre Cristo» y el tema: «Fe. la parroquia San José de la Montaña. no sólo de la capital sino de los 14 departamentos que comprende este pequeño país centroamericano. elegidos y enviados por Dios para servir a su pueblo». ya que por medio de él Jesús se hace presente en la vida de las personas. con una Misa solemne en la Parroquia San José de la Montaña.celebraciones. El Nuncio de Su Santidad insistió en la necesidad de vivir en paz en la sociedad. que fueron las palabras que el mismo le dijo al Papa Francisco en el encuentro con los nuncios apostólicos de todo el mundo en el Vaticano. celebrando juntos la Eucaristía y abriendo caminos de nueva Evangelización». el V Congreso Eucarístico Nacional fue el foco de atracción de la Iglesia que peregrina en estas tierras. Eucaristía y Nueva Evangelización». Además. se encontraba en esa Eucaristía abarrotada de sacerdotes y seminaristas.

Vicario general de la arquidiócesis de San Salvador. porque el hombre es cada vez más dominado por el producto de la ciencia. como un llamado a vivir en el amor y compartir a Cristo vivo y resucitado. no puede menos que ir al encuentro del hombre». Fe. y en la vida del pueblo de Dios: «Sin la Eucaristía No hay Iglesia». el obispo de Zacatecoluca.manera especial la indiscutible importancia de la Eucaristía en la vida del sacerdote. que se debe dar a las sociedades. Eucaristía y Nueva Evangelización». En el día dedicado a los sacerdotes y seminaristas. se trata de ayudar al hombre a no naufragar en el mar de la Secularización». se llevó a cabo un encuentro nacional con ellos. Eucaristía y Nueva Evangelización Todas las jornadas del Congreso Eucarístico Nacional estuvieron dirigidas a algún sector de la vida de la Iglesia y sus protagonistas en particular: jóvenes. El obispo Bolaños exhortó con vehemencia a «todos los miembros de la sociedad». El vicario general de la arquidiócesis subrayó la importancia de la Eucaristía en la vida del hombre. En esa ocasión. niños. religiosos y religiosas y sacerdotes y seminaristas. Dijo. enfermos. sino que debe estar al servicio de la Misión. desde la fe. Monseñor Jesús Delgado Acevedo. dijo que «el mundo de hoy necesita de que se le hable de Dios». «Este es un servicio. En la ponencia «Fe. de ahí que los pastores deben salir al encuentro de estos hombres y mujeres que se dejan dominar y se apartan de Dios. a reconvertirse en fe para evitar acciones de violencia y corrupción: . familia. Sin fe se pierde el sentido de humanidad Otra jornada por demás interesante fue la que protagonizaron los religiosos y las religiosas de las distintas congregaciones que tienen presencia en el país. escuelas. clínicas y atención a los más necesitados». resaltó el papel que los religiosos y religiosas tienen en la Iglesia y la sociedad salvadoreña: «Hemos agradecido al Señor la presencia de la vida religiosa y el bien que hace por medio de hospitales. además que la adoración eucarística no debe estar solo un acto piadoso. Recordó que «la Iglesia. monseñor Elías Samuel Bolaños.

de llevar la Palabra. El primero de ellos fue en 1942. se llevó a cabo en 1992. recién celebrado en El Salvador. de celebrar. encargado de comunicaciones del V Congreso Eucarístico Nacional (CEN). en el marco de los 500 años de evangelización de América. el caminar con Cristo. explicó en qué ha consistido este acontecimiento. El cuarto Congreso se efectuó durante el Jubileo del Año 2000. entonces se desatan todos los impulsos y ambiciones que hay en el corazón del hombre. y en este caso es un congreso nacional.«Cuando no hay fe. de acompañar a la comunidad eclesial a través de tres diócesis bien específicas. porque ésta lleva siglos de presencia en esta tierra. este fue el lema del Congreso: Caminando siempre con Cristo». «pero en su organización reciente hemos de notar estos acontecimientos que marcan la vida del país. dijo. de reunirse . En El Salvador se han celebrado anteriormente cuatro Congresos Eucarísticos Nacionales. por eso llegamos a extremos de corrupción y de violencia». en tanto el tercero. Todo esto es el trabajo de la Iglesia. Sin Eucaristía la fe se desvanece El padre Simeón Reyes. cuál ha sido la historia y los contextos de los anteriores Congresos y cuáles son las implicaciones y retos que representa para la Iglesia en el país centroamericano. la configuración de tres nuevas diócesis: ese es el acontecimiento que nos reúne para celebrar el V CEN». Cien años de evangelización. Los Congresos y sus contextos El padre Reyes señaló que un congreso Eucarístico «es la oportunidad que tiene una Iglesia local. el segundo se realizó en 1964. Especificó que ciertamente no son cien años de que ha comenzado la Iglesia en el Salvador. Señaló el sacerdote que el motivo central de este nuevo CEN fue el centenario de la arquidiócesis de San Salvador y las diócesis de Santa Ana y San Miguel: «Es una ocasión que no puede pasar desapercibida. Enfatizó la importancia de la fe para una sociedad. diciendo que si la fe se pierde también «se pierde el rumbo de la vida y el sentido de humanidad».

pero «aquí se aprovecho para celebrar el acontecimiento de la reconciliación que se daba en nuestro país en aquel entonces». acompañaron al Cardenal Jaime Lucas Ortega y Alamino. . y otras actividades con el fin de motivar a los jóvenes. enviado especial del Papa Francisco para estos acontecimientos. de alegría de compartir estos hechos en un clima de fe. «En muchos queda todavía el recuerdo de ese gran acontecimiento. El cuarto se celebró con motivo del jubileo que la Iglesia tuvo en el año 2000. que estuvo recorriendo las distintas parroquias. a los adultos. Nuestra Señora de la Paz. Después vino otro congreso. a los niños. En santa Ana se han tenido encuentros vicariales. muchas personas tienen el vivo recuerdo de las actividades que se desarrollaron en él». En el Salvador se han tenido distintas celebraciones de Congresos eucarísticos y congresos eucarísticos marianos». otros obispos centroamericanos como signos de comunión fraternidad. convocado por monseñor Luis Chávez y González. En comunión de una misma fe El padre Reyes comentó que cada diócesis tuvo la oportunidad de desarrollar distintas actividades encaminadas a la realización del V CEN: «Por ejemplo la diócesis de San Miguel ha tenido la peregrinación de la Patrona.para dar una veneración y una adoración especial a Jesús sacramentado. en la profesión y en la comunión de una misma fe». pero el Congreso se celebra con motivos especiales. si uno lo quiere situar en un contexto eclesial. en 1992. El encargado de las comunicaciones del V CEN. «esto fue. en la celebración de los 500 años de la llegada del Evangelio a América. recordó que en la Eucaristía de clausura. La eucaristía de conclusión es el culmen de todo el Congreso Eucarístico. El sacerdote explicó que el primer gran Congreso Eucarístico Nacional se celebró en 1942. Comentó que en 1964 se celebró otro CEN dedicado a la Eucaristía y a la familia. en el tiempo del Concilio Vaticano II».

ha sido la ocasión para que pastores. La Iglesia no quiso realizar el encuentro como para decir “qué bien hacemos las cosas”. El sacerdote refirió que si bien el Congreso ha sido «una fiesta. Así lo decía Juan Pablo II: “la eucaristía construye la Iglesia”. Testimonio de vida cristiana El V CEN. no debe quedarse en el sentimiento. para responder a la llamada del Señor. Además de esto se tuvo la peregrinación de la imagen del Divino Salvador del mundo. ¿Qué queda de un acontecimiento así? El padre señala que debe haber «un compromiso mayor por seguir evangelizando. a las familias. porque «él es el que edifica a la Iglesia. El Congreso ha sido la oportunidad «para renovar una vez más el compromiso de seguir a Cristo. de celebración y de encuentro comunitario para darse cuenta cómo la eucaristía construye la Iglesia. de adoración. servir a la iglesia. cada parroquia ha tenido momentos de reflexión. Aseveró que debe quedar una conciencia más viva de la fe que se edifica desde Cristo Jesús. qué compromiso tienen los sacerdotes. ha sido la ocasión de testimoniar lo que nosotros creemos: que Jesucristo está verdadera. de modo que sin la Eucaristía no podríamos ser la Iglesia que somos. nos queda el compromiso de seguir llegando a los jóvenes. y ante todo de dar el testimonio de vida cristiana». sacerdotes. sino para plantearnos cuánto nos falta todavía para seguir evangelizando. una alegría que se vive en torno a Jesús sacramentado». El V CEN. que fue recorriendo las parroquias hasta volver a la catedral». religioso y religiosas y laicos pudieran reafirmar la fe: «dado que nos encontramos dentro del año de la fe.Relató que en la arquidiócesis de San Salvador se tuvieron congresos eucarísticos parroquiales: «esto significa que se han organizado en distintos momentos de este año para tener una celebración muy específica. los religiosos en este momento que vivimos». a los enfermos. no podríamos tener la fuerza para dar el testimonio que estamos llamados a dar. y sin eucaristía nuestra fe se desvanece». real y sustancialmente presente . a decir del padre Reyes. ha sido el culmen del año jubilar de la provincia eclesiástica.

Y junto con el testimonio de fe. .en este sacramento. expresar cómo este encuentro transforma la vida. nos lleva al encuentro con los demás y nos encamina al servicio fraterno».