Está en la página 1de 6

Pintura El primer periodo de la pintura corresponde de la conquista española a la fundación de las principales ciudades, es decir, hasta el año 1535

-1540. Uno de los primeros pintores de esta época es Diego de Mora, español, que establecido en Cajamarca, pintó un retrato de Atahualpa prisionero en 1533-34. A los pocos años, se inicio un periodo donde se importaban pinturas de España (principalmente, de Castilla) y Flandes al Virreinato del Perú, mediante el puerto del Callao. Al Virreinato del Perú se enviaron pinturas con características renacentistas primarias; mientras que las enviadas a las Penínsulas, todavía pertenecían al periodo del renacimiento. Su principal función era evangelizar y promover la devoción. El uno de los primeros talleres abiertos en Lima fue fundado por Juan de Illescas, nacido en La Rambla (Córdoba), aproximadamente en el año 1550. Uno de los primero artistas indios fue Huarochirí Francisco Juárez, en el que su técnica pertenecía a la del siglo XV de Castilla. Marienismo Todo el siglo XVI, en el Perú, el índole de la pintura es casi completamente europea. Esto se debe a que a que en los primeros años el llamado “arte oficial” servía al imperio y las labores de evangelización, y que está bajo sus normas. Con el hermano jesuita Bernardo Bitti (toscano), que llegó en 1575 al Perú, se comienza la etapa del marienismo. En esta etapa, otros nombres importantes serán: Alesio, Medoro y Morón; con los cuáles se hará hincapié en la influencia italiana en la pintura. “Por espacio de 40 años después de la Conquista, el arte desarrollado en el Perú virreinal es de carácter hispanoflamenco con matices provinciales (…)” (Varios Autores, 1989).

Coronación de la Virgen. Bernardo Bitti. Siglo XVII. La temática general en Bitti fue la religión y buscaba evangelizar mediante las imágenes, tratando de sobrepasar las barreras del idioma, la cultura diferente y los dogmas abstractos del cristianismo. Bernardo era el decorador principal de todos las casas jesuitas, en los departamentos de Lima, Arequipa, Cusco, Puno, Huamanga y ciudades de Bolivia (La Paz, Potosí y Chuquisaca). A pesar de ser famoso, no firmaba sus obras, pero si estilo tan característico hacen posible identificar a los historiadores cuáles son sus obras.

Crucifixiones. las formas artificiosas. Sevilla y Malta. Los colores que utiliza son los pasteles. Los temas tratados son todos iconográficos de fácil entendimiento (Vírgenes con niño. Bernardo Bitti.Su estilo se caracteriza por dibujos son alargados. dibujante y grabador. 1603. Virgen de la Candelaria. Cristo Resucitado. Bernardo Bitti. por influencia del marienismo miguelangelesco. Piedades. etc. que dan una sensación de inestabilidad y casi no tienen volumen. donde se desempeña como pintor en óleo y fresco. azules y ocres. sus colores siempre reflejan luz. Mateo Pérez de Alesio llega al Perú. poniendo hincapié en que sean agradables a la vista del espectador. Se caracteriza por la monumentalidad de sus figuras. Oración en el huerto.). En 1589. . quedando muchas veces sostenido en el aire. El color de piel de sus personajes siempre es claro. con poses sofisticadas y antinaturales. con cabellos rubios y castaños. predominando los rosas. Los paños que cubren los personajes siempre son angulosos. sin importar que esto sea natural. Siglo XVII. a pesar de ya ser famoso en Roma. Bernardo Bitti.

Mateo Pérez de Alesio. Virgen de la Leche. San Cristóbal. que portan los elementos simbólicos de la pasión. En la penichas. entre otro personajes ilustres de ese momento. Por la fama que lo precede desde España.las tonalidades contrapuestas. Alesio era laico. Mateo Pérez de Alesio. pero esta se perdió en el sismo de 1687. Alesio se vuelve rápidamente el pintor del Virrey y del general Picado. y las características de este arte oficial en esta época era la capacidad de hacer representaciones alegóricas y simbólicas. Una de sus pinturas más importantes es el lienzo sobre San Agustín con los ocho doctores de la Iglesia. en el que tuvo muchos discípulos. Muchos de los ángeles están inspirados o se han tomado como referencia los de la capilla Sixtina. Frente al convento de La Merced construye su taller. los contrastes entre las luces y las sombras y las actitudes dramáticas pero energéticas de sus personajes. 1989). Mateo Pérez de Alesio. Santiago en la Batalla de Chavijo. Su obra más conocida en Lima es “La Virgen de la Leche”. en la bóveda. Alesio pintó ocho ángeles. . En la Capilla de Capitán Villegas. en la Merced de Lima. Con los años se convirtiendo “en el eje de la pintura limeña de entonces” (Varios Autores. Alesio ha pintado escenas del Génesis. entre los cuales se encontraba Pedro Pablo Morón.

.

tanto cálidos como fríos. A diferencia de Alesio. Entre estos estaban Adrián Alesio. Angelino Medoro llegó a Lima (antes ya había pasado por Colombia y Ecuador). la mayoría de obras que se conoce que le pertenecen son de Lima. A mediados del siglo XVI. Domingo Gil. La mayoría de sus pinturas limeñas son monocromas o dominadas por el gris. es así. y que retoma los modelos clásicos. . En su estilo va dejando de lado las formas curvilíneas. utiliza colores claro y brillantes. El motivo iconográfico preferido de Medoro es “Nuestra Señora de los Ángeles”. mientras que las primeras que realizó. que lo llevaron a que se lo reconociera por el Marqués de Lozoya como el “Patriarca de la Pintura Peruana”. mientras que de los agustinos. Francisco García y Francisco Bejarano. “La Inmaculada”. como se datan dos cuadros realizados que ha realizado sobre este tema. el motivos iconográfico preferido de los mercedarios era “La Virgen María”.Del taller de Alesio salieron grandes pintores. con Medoro. Por otro lado. Sagrada Familia con san Juan Bautista y santo dominico. a diferencia de los anteriores marienistas.

. Bibliografía Varios Autores 1989 Pintura en el Virreinato del Perú. Banco de Crédito.Virgen con el Niño entre San Francisco y Santa Clara.