EL METODO CIENTÍFICO

Sabino, Carlos A. (1979). El Proceso de Investigación. Ed. Panamericana. México.

2.1.

Sujeto y objeto

En el proceso de conocimiento es posible encontrar siempre estos dos elementos, sujeto y objeto, entre los cuales se dan relaciones de singular complejidad. Por sujeto entendemos a la persona o grupo de personas que elabora el conocimiento: el conocimiento es siempre conocimiento para alguien, pensado por alguien, en la conciencia de alguien. Es por eso que no podemos imaginar un conocimiento sin sujeto, sin que sea percibido por una determinada conciencia. Pero de la misma manera, podemos decir que el conocimiento es siempre conocimiento de algo, de alguna cosa, ya se trate de un ente abstracto-ideal como un número o una proposición lógica, de un fenómeno material o aun de la misma conciencia: en todos los casos a aquello que es conocido lo denominamos el objeto del conocimiento. La relación que se articula entre ambos términos arriba señalados es dinámica v constante. Por una parte podemos decir que el sujeto debe situarse frente al objeto como algo externo a él, colocado fuera de sí para poder examinarlo. Hasta en el caso de que quisiéramos analizar nuestras propias sensaciones y pensamientos deberíamos hacer esa operación, es decir deberíamos objetivamente ("desdoblarnos" en una actitud reflexiva) para poder entonces situarnos ante nosotros mismos como si fuéramos un objeto más de conocimiento. Este problema, la necesidad de objetivar elementos propios del sujeto para poder conocerlos, es uno de los que hacen más compleja toda investigación que se desenvuelve dentro de las ciencias sociales y de la conducta. Esta delimitación o separación no es más que el comienzo del proceso pues, una vez producida, el sujeto debe ir hacia el objeto, acercarse al mismo, para tratar de captar y asimilar su realidad. Es decir que el sujeto investigador debe “salir de sí”, abandonar su subjetividad, para poder realizar su intención de comprender cómo es el objeto, de aprehenderlo. De otro modo permanecerá encerrado en el límite de sus conceptos previos, de sus anteriores conocimientos y no tendrá la posibilidad de alcanzar la objetividad, pues sólo podrá desarrollar su pensamiento pero fuera del contacto con la realidad externa. Este acercamiento del investigador hacia su objeto puede considerarse como la operación fundamental, la esencia misma de la investigación, pues es el que lo vincula con la realidad, el que le permite conocerla. Para que tenga un sentido completo el investigador debe, en todo caso, volver otra vez hacia sí mismo a fin de elaborar los datos que ha recogido, reinterpretando al objeto a la luz de su contacto con él. Sujeto y objeto quedan así como dos términos que sucesivamente se oponen y se compenetran, se separan y se acercan, en un movimiento que se inicia por la voluntad del investigador que desea el conocimiento, y que, en realidad continúa repetidamente, porque el sujeto debe acercarse una y otra vez hacia lo que está investigando, para ir adquiriendo un conocimiento cada vez más profundo y completo sobre ello. Es desde este punto de vista que debemos enfocar entonces el problema de la objetividad, que tratábamos en el capítulo anterior (véase el punto 1.4). Para que nuestro conocimiento fuera en realidad objetivo debería suceder que el sujeto de la investigación se despojara a sí mismo completamente de toda su carga de valores, deseos e intereses, que se convirtiera en una especie de espíritu puro, liberado de toda preocupación psicológica por la naturaleza del conocimiento que irá a obtener. Como el lector puede comprender fácilmente, esto no es posible. El sujeto de la investigación es siempre un sujeto

los objetos exteriores o exteriorizados (véase supra. bajo una forma que en un sentido amplio podemos llamar teórica. para querer saber algo se necesita una voluntad. por supuesto. 1975. Véase Kosik. nos vamos aproximando a ella. sino que es además indispensable. que entre teoría y práctica se presenta una interacción del mismo tipo que la que observábamos entre sujeto y objeto. es siempre un conjunto de hechos (entendiendo 1 2 Cf. pero aquí es preciso advertir sobre otro problema: -opuesto al anterior. es decir. Puede establecerse de algún modo. Rechazar de plano todo conocimiento por falaz es lo mismo. De otro modo estaríamos negando el propio carácter falible del conocimiento. Nuestra posición implica entonces recusar ambos términos extremos. Por esta misma razón es que no concebimos la existencia de un conocimiento lisa y llanamente objetivo y es que afirmamos que todo conocimiento no deja de ser un producto también social y. Se puede llegar. De allí que resulte algo pedante afirmar que el conocimiento científico es objetivo. máquinas y otros dispositivos como complementos tecnológicos en la investigación: tales elementos serán capaces de recoger datos. en el mejor de los casos. como tal. Buenos Aires. seleccionar el tipo de datos capaces de resolverlo. sin que se pueda plantear nunca que haya arribado a la objetividad. Ed. . I y N. pero sin por eso negar que a través de estas afirmaciones falibles es que precisamente se va llegando a la verdad. Y es más. Cit. Losada. como una formulación intelectual. podríamos decir que cierta dosis de subjetividad no sólo es inevitable en un trabajo de investigación. que ningún conocimiento puede obtenerse por cuanto en todos aparece jugando un cierto papel la subjetividad y el error. aceptando la falibilidad de toda afirmación.2.que es necesario abordar para no caer en una posición completamente escéptica1. y que resulte más adecuado sostener que la ciencia se preocupa constantemente por ser objetiva. por tratar de llegar a serlo. de una época y de hombres concretos. de ordenarlos y procesarlos. Si dijésemos que todo es subjetivo. con lo cual nos alejaríamos del pensamiento científico. aunque de signo inverso. sin duda. e interpretar el valor y el sentido de los datos recogidos por las máquinas. Porque para plantearse un problema de este tipo. admitimos entonces que en dicho sujeto el conocimiento se presenta bajo la forma de pensamiento. J. que aferrarse a todo conocimiento obtenido y revestirlo con el atributo de verdad suprema. Hessen. Cap. 2. que ninguna de nuestras proposiciones pueda comprobarse o demostrarse. producto de una cultura. El pensamiento sólo se concibe como pensamiento de alguien y la teoría no es otra cosa que el pensamiento organizado y sistemático respecto de algo.humano y no puede dejar de serlo. estaríamos cayendo también en una posición dogmática. Teoría del Conocimiento. El papel de la teoría El conocimiento puede ser definido como una reproducción conceptual de la realidad 2. en el fondo. Su contraparte son los fenómenos de la realidad. una preocupación por conocer la verdad y esclarecer la duda que no puede ser sino subjetiva. Si decimos que todo conocimiento es conocimiento para un sujeto. completamente cierto y válido hasta el fin de los tiempos. 2. 1) sobre los cuales se detiene el pensamiento. op. por ello. Porque si bien rechazamos que la verdad definitiva pueda hallarse eso no significa afirmar. Este carácter procesal implica evidentemente que ningún conocimiento puede concebirse como definitivo. su posibilidad de caer en el error y estaríamos entonces pretendiendo tener un conocimiento absoluto. Pero lo que no serán capaces de efectuar son las operaciones propiamente epistemológicas de plantearse un problema. a utilizar instrumentos. El objeto por otra parte. Insistimos en lo anterior no sólo porque creemos necesario remarcar el carácter no dogmático del conocimiento científico sino porque además esto es necesario para comprender plenamente la naturaleza dinámica y procesal de la actividad misma cognoscitiva. y como tal como una elaboración que se produce en el cerebro de los hombres.

como veremos más adelante. que incluye los mismos pensamientos). a la que debe ser reincorporado y relacionado para poder ser explicado y recobrar su sentido. podremos obtener una variada gama de conocimientos sobre dicho mineral. y a él le corresponde no solamente orientar la selección de los instrumentos y técnicas específicos de cada estudio sino también. de objetos que se sitúan en el exterior de la conciencia. si queremos alcanzar su comprensión. fijar los criterios de verificación o demostración de cada caso. que se caracteriza por buscar ciertas características (objetividad. un hecho sólo se configura como tal a la luz de algún tipo de conceptualización previa. y en segundo lugar. Hay ciertas vertientes epistemológicas . Pero no debe pensarse que la relación entre ambos términos es de tipo mecánico o simple. El camino que permite acceder a esto es lo que se llama el método científico. en otro plano diferente.que sostiene que los hechos se reflejan directamente en la conciencia y que por lo tanto todo el trabajo intelectual se reduce a organizar y sistematizar tales percepciones para poder elaborar la teoría correspondiente. La ciencia y su método Siendo la ciencia un tipo peculiar y específico de conocimiento. Sin embargo. es preciso ver ahora cuál es el modo en que un conocimiento de este tipo puede alcanzarse. de una totalidad.). Antes de entrar a detallar algo más este problema. precisión. Como se ve teoría y práctica están unidas entre sí no solamente por un lazo directo. Por este motivo la relación entre teoría y hechos va a ser la expresión. una especie de pauta o matriz que es muy abstracta y amplia.3. etc. capaz de aislarlo de la infinita masa de impresiones y fenómenos que lo rodean. Parece evidente. Se refiere a decidir si existe un método científico. Esta operación de aislamiento. fundamentalmente. Por cuanto es preciso comprender que esa operación de abstracción tiene un carácter instrumental: el hecho aislado es un hecho neto y definido para nuestra conciencia para nuestro análisis pero.4. en la medida en que el proceso de conocimiento no es una simple y pasiva contemplación de la realidad: esta misma realidad sólo se revela como tal en la medida en que poseemos un instrumental teórico para aprehenderla que –en otras palabras poseemos los conceptos capaces de abordarla. por ejemplo.intervenido sobre tales objetos ya sea manipulándolos físicamente o comparándolos con otros. o que si estudiamos la historia de las instituciones de un país construiremos también una comprensión de su evolución política y social. o emparentados con el positivismo. El método. en este sentido. se vincula directamente con la lógica interior del proceso de descubrimiento científico. Pero lo que no hay que perder de vista aquí es que hemos podido efectuar tales investigaciones en primer lugar porque ya tenemos un concepto de “hierro” y de “instituciones políticas” sin el cual sería imposible detenerse en su estudio.positivistas. resulta imprescindible. de acuerdo con lo que apreciábamos en el punto 1. de diversas épocas y lugares. de la misma relación que examinábamos anteriormente. un método que sea la pauta general que guía todas las investigaciones . de separación de un objeto respecto al conjunto que lo rodea. debemos reconocer de todos modos que en la realidad ese hecho se presenta como parte de un conjunto. porque hemos -directa o indirectamente. es preciso abordar una pregunta que desafía a todos quienes trabajamos en esta problemática. como si la teoría fuese la simple representación ideal de los hechos: por el contrario. esto no es así.esta palabra en un sentido amplio. que si tomamos un trozo de hierro y lo manipulamos de diferentes maneras. 2. que puede concebirse como un modelo general de acercamiento a la realidad. Pero así como es de necesaria para comenzar el análisis puede convertirse en peligrosa si se detiene en ese punto. y dentro de la cual caben los procedimientos más específicos que se emplean en las investigaciones.

de algún modo. plagado de dificultades imprevistas y de acechanzas paradójicas. Pero aquí podemos comprender en seguida que conceptualizar implica ya tomar una posición frente a la realidad que estamos analizando. el científico. previamente delimitados.6 veces mayor que el del agua estamos en presencia de una proposición verificable. que no es así. atenderá principalmente a la búsqueda de las razones de ese equilibrio. El método. Como forma general. y concebimos a la sociedad como un todo armónico de diferentes conglomerados y estratos. y obtener el resultado.científicas y que garantiza. entonces que todo problema de investigación debe ser explicativo en tales términos que permitan su verificación. era imposible formular con precisión hasta la más simple observación que pudiera ser base para cualquier desarrollo teórico elaborado. que sean capaces de determinar si es o no verdadera. La investigación es un proceso creativo. su comprobación o rechazo mediante la prueba de la práctica. de prejuicios invisibles y de obstáculos de todo tipo. como camino que construye el pensamiento científico. indisolublemente unido. la relación teoría-método queda sucintamente presentada como una unidad compleja. Formulada en estos términos la pregunta. por cuando es perfectamente factible. Decíamos que. permite formular. y donde las relaciones entre ambos resultan complejas y dinámicas. Y eso porque aceptar la existencia de un método con tales atributos implicaría entonces que hacer ciencia sería un proceso mecánico: sólo bastaría formular un problema de investigación. nuestra respuesta no puede ser otra que un no cateqórico. si concebimos la realidad social como el escenario de clases sociales en pugna tendremos que -forzosamente. Ello supone. Por contraparte. Así pues. Es falsa la imagen que nos presenta el método como un todo acabado y cerrado. Uno de los elementos más significativos en todo el pensar científico (aunque no exclusivo de él) es el esfuerzo por la rigurosidad en la conceptualización. un método que pone de relieve las tensiones dinámicas o el equilibrio tendrá por consecuencia la elaboración de proposiciones teóricas que destaquen precisamente tales facetas de lo social. hayan podido ser verificadas en la práctica. Así. Si examinamos más detenidamente algunas de sus características. toda investigación parte de un conjunto de ideas y proposiciones que versan sobre la realidad (sobre hechos o fenómenos y sus descripciones y explicaciones). por medio de una sencilla experiencia. de algún modo. Inferir significa . tal como lo veíamos en el anterior capítulo. determinar que la afirmación se cumple. si pensamos que lo fundamental es encontrar las raíces del equilibrio social. del proceder científico. junto con ese mismo pensamiento. se va constituyendo. una proposición es verificable cuando es posible encontrar un conjunto de hechos. por cuanto es imposible refutar o corroborar lo dicho mediante datos de la experiencia. sin un trabajo riguroso en este sentido. por cuanto él está indisolublemente unido a la misma elaboración teórica. de la que depende pero a la cual. en cuanto a método científico en sí. Sabemos por supuesto. donde no hay en verdad un término que pueda ser situado con entera independencia del otro. Después de esta somera observación podrá apreciarse que escoger un tipo u otro de conceptualización implica ya de partida asumir una cierta perspectiva teórica y que ello tiene indudables repercusiones en cuanto a la tarea de un método a desarrollar. en realidad. tendremos la posibilidad de comprender más adecuadamente lo arriba expuesto. Dicho de un modo más concreto. o razonamiento deductivo. Un tercer elemento que creemos preciso incluir como integrante. aplicar el método correcto. Otro aspecto inseparable de toda labor de creación científica es el que se refiere a la verificación. si sostenemos que el peso específico del mercurio es 13. no las podrá sostener hasta que. en todos los casos. es decir. En cambio al decir "Dios creó al mundo” no estamos frente a una afirmación científica. a su vez. por más que esté persuadido de la verdad de estas proposiciones.utilizar un método tal que sea capaz de aprehender la naturaleza y las proporciones de ese conflicto. el carácter del conocimiento obtenido. es el uso sistemático de la inferencia. nuestro método. del mismo modo.

al objeto. Pero en cambio es preciso delimitar otro campo del trabajo investigador. sometidas a verificación. haciéndose ociosa toda discusión acerca de su carácter y de su validez cosa que. y el mismo constituirá el eje central de nuestra obra. y el Objeto de estudio. con otros dos elementos de los que ya hemos hablado: el Método en un sentido amplio. otras características que pudiesen considerarse universalmente como integrantes del método que la ciencia usa para ir construyéndose. si se conocen algunas características generales de la disposición ósea de los vertebrados es posible reconstruir totalmente el esqueleto de un ictiosaurio a partir de algunas pocas piezas. errores de consideración. Así. como indicábamos. en otros términos. adaptarse a esto. en un trabajo introductorio como éste. 4) se deducen de ella posibles consecuencias prácticas que son luego. Por otra parte. . por ejemplo. Si definimos a la metodología como el terreno específicamente instrumental de la investigación. del modo más directo. o es factible deducir la hipótesis de la expansión del universo por el corrimiento de las franjas espectrales de la luz de las galaxias hacia el rojo. como recurso instrumental destinada a rescatar los datos de lo fenoménico debe. Método y Metodología deben mantener siempre la más estrecha colaboración y la correspondencia más estricta. en verdad. que se entrelaza con la misma lógica del pensar científico y con las notas distintivas de éste. A este aspecto es el que denominaremos metodología de la investigación. provocando no pocas confusiones. Pero el lector comprenderá fácilmente que -además de los argumentos que ya señalamos. a su vez. Si por método entendemos. La inferencia opera generalmente durante la investigación de la siguiente manera: una vez formulada una hipótesis (véase cap. no corresponde a la realidad. sino las consecuencias deducibles de ella. En primer lugar. indudablemente. Existen. un campo mucho más concreto y limitado.tal cosa no puede ser cierta por cuanto un método así nos garantizaría la resolución casi automática de todos los problemas: no habría entonces ninguna dificultad metódica y el conocimiento progresaría en línea recta. es decir. para poder luego pasar a desarrollar sus problemas desde un ángulo coherente y crítico. No nos atreveríamos a señalar. que se refiere específicamente a la operatoria de este proceso a las técnicas. tal como lo decíamos más arriba. evidentemente. entre los dos conceptos del título por cuanto ellos se suelen utilizar indistintamente.Método y Teoría deban irse construyendo paralelamente. 2. veremos que sus relaciones se dan. llegado a este punto. no se confirma. etcétera.las orientaciones generales que define el método: de otro modo éste quedaría desvirtuado y la relación entre teo ría y práctica se deformaría completamente. A este tipo de razonamiento operacional se le llama "modelo hipotético deductivo3”. una aproximación de orden necesariamente epistemológico. La hipótesis misma no prueba. la metodología. La Lógica del Descubrimiento Científico. De allí que creemos preciso situar con cierta nitidez el ámbito en que se mueve la metodología.4. y el hecho mismo de que -de algún modo. según analogía con otros cuerpos observados en la Tierra. se comprenderán fácilmente sus estrechas relaciones con la Teoría. Karl R. de modo tal que dichas conclusiones deban ser asumidas como válidas si el principio también lo es. Tales relaciones básicas quedan esbozadas en el esquema que ofrecemos enseguida a la consideración del lector: TEORIA 3 METODO Véase Popper. por cuanto la metodología debe traducir –en el plano operativo y concreto.sacar consecuencias de un principio o supuesto. Método y metodologías Conviene distinguir. procedimientos y herramientas de todo tipo que intervienen en la marcha de la investigación. muchos autores que pretenden conceptualizar al método como a una especie de cambio seguro y cerrado.

que asume en general la forma de teoría. cada una de ellas con mayor detenimiento. y el carácter contradictorio y dinámico de todo el conjunto social. A ello nos referimos bajo la denominación de método. no puede encarar por sí mismo toda la tarea práctica del investigador. Algunos ejemplos nos ilustrarán mejor sobre lo anterior. y así sucesivamente. Pero este método. Para ello es que habrá de diseñar instrumentos y técnicas de trabajo que sean a la vez la continuación o "traducción” del método en un plano más concreto. o el contacto intercultural entre los europeos y los habitantes de la Gran Sabana. y que por lo tanto debe tomarse más por su valor pedagógico que como una verdad en sí) observamos que el proceso de investigación se produce como un movimiento que enlaza teoría y práctica pero que presenta. es que pasaremos a abordar en el próximo capítulo una visión general de este proceso. Si el conocimiento.METODOLOGIA OBJET'O En este esquema (que. para luego ir desarrollando sucesivamente. la mediación de una doble instancia: método y metodología. las tribus teutónicas del siglo VI. su necesario enfrentamiento. éste precisa de orientaciones mucho más especificas que sean capaces de abordar la realidad que estudia en toda su multifacética complejidad. como perspectiva general. si queremos confirmar alguna de las proposiciones de nuestra teoría. es siempre una forma de aprisionar la fluida realidad en formas rígidas. Del mismo modo podríamos hablar de las diferencias de técnicas que se requieren para analizar las consecuencias de la Teoría de la Relatividad bien se trate de sus manifestaciones en los procesos nucleares o de los fenómenos cósmicos. el método podría ser idéntico para cualquier sociedad en estudio pero. y que tengan además la virtud de adaptarse a las particularidades del objeto en estudio. de mayor o menor complejidad de los objetos en estudio. tratando de delimitar sus etapas o fases principales. . de toda investigación. Situado así el terreno particular que ocupa la metodología. será evidente que la metodología a implementar será diferente si queremos estudiar la sociedad brasileña contemporánea. La metodología tendrá entonces que adaptarse a consideraciones de tiempo y de espacio. Hasta aquí. es decir. entre ambos términos. como epistemología en fin. como todo esquema. como punto central el conflicto de intereses la consiguiente lucha entre las diversas clases en que se divide la sociedad: de allí podremos elaborar una formulación de método que sea capaz de destacar la formación de intereses antagónicos en el cuerpo social. como elemento capaz de orientar la formación de los conceptos y de la teoría misma. y teniendo en cuenta el carácter dinámico de toda búsqueda de conocimiento. aunque siempre determinado también e influido por aquélla. se encamina hacia la práctica para constituirse y para confirmarse. este proceso no se produce de una manera espontánea y simple sino que debe regirse por determinadas pautas para que adquiera un carácter científico. Supongamos que poseemos una teoría de lo social que pone de relieve.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful