Está en la página 1de 2

INICIACIÓN CALDEA

Victor H. Izurieta 29 junio 2004

Antiguamente, ser iniciado era objeto de ciertos privilegios tanto entre los componentes del pueblo, como dentro del estrecho círculo de la clase gobernantes, como así también de la sacerdotal. En la antigua Caldea, se fundieron los misterios mágicos de asirios y caldeos en la poderosa Babilonia, muy influenciada por los acadios y sus cultos fetichistas, que, según algunos autores, fueron la base de la magia caldea. Los Caldeos fueron herederos directos de lis mitos, ritos y formas espirituales de los sumerios y su amplia y fuerte tradición de los dios Annunaki. Esta “mitología” es una de las más completas y desarrolladas en la Tradición antigua y fuente de referencia para muchos de los mitos actuales. Paralela a la mitología egipcia, heredera de la tradición atlante, se puede decir que la tradición sumeria y egipcia forman la base de la tradición mistérica de Occidente. La religión oficial unificó los diversos fetichismos, los organizó y reglamentó, haciendo de la magia su culto y religión oficial. Así, en la época en que Babilonia presenta una religión sabiamente organizada, encontramos dos especies de magia; una superior o teúrgica, por la cual el mago tendía buscaba el conocimiento, conexión e identificación con lo divino, y otra popular, buena o malvada, según servía para librar de los maleficios de los demonios o para desencadenarlos. Se dice que Caldea es donde se originó la confección y el uso de talismanes y la demonología. Ya en la tradición caldea como tal, y como derivados de los dioses sumerios, el dios principal parece ser Baal o Bel, que es similar al Jehová hebreo y al Adón fenicio (Adonai???) que significa Señor y estaba relacionado con el principio masculino identificado con el Sol o Júpiter. Otra forma de Baal era Moloch a quien se sacrificaban los recién nacidos. La contraparte femenina de Baal era Baaltis o Beltis, que personificaba el principio femenino de la naturaleza, que residía en la luna o en Venus. Otra forma de Baaltis era Astarté o Astaroth quien, se decía, habiendo querido recorrer la tierra, se puso una cabeza de toro, en alusión a la luna. En los ritos mistéricos de estos dioses se dice que habían eunucos sagrados y tenían lugar orgías sagradas, en las que los devotos se entregaban a danzas salvajes al son de la flauta y al compás del tambor, y se azotaban mutuamente hasta derramar sangre, y en el transporte del frenesí, ante la vista de la muchedumbre, se desposeían de la virilidad. Las mujeres fanáticas a su vez, ardiendo en pasión por aquellos voluntariosos eunucos, se entregaban a un monstruoso comercio. El colegio de los sacerdotes iniciados era tan numeroso que a veces eran trescientos los que tomaban parte en un sacrificio; llevaban vestiduras blancas y la cabeza cubierta con un gorro, y estaban presididos por un pontífice o sumo sacerdote, cuyas señales distintivas eran la tiara y una túnica púrpura. Al parecer y al igual que la mayoría de misterios antiguos, las iniciaciones se hacían a través de ceremonias tántricas que producían estados alterados de conciencia, muy similares a los ocasionados con alucinógenos, danzas sagradas, meditación cabalística o rituales vudú. Muy posteriormente, conservando ciertos vestigios de los misterios caldeos, en Persia se unieron algunos sabios hebreos, caldeos y persas para formar una sociedad mística bajo el nombre de Magos. Dicha institución tenía por objeto, no sólo conservar como depósito secreto las artes y ciencias de tiempos primitivos; sino también formar un dogma religioso, que sin alarmar a los timoratos, pudiesen frenar los deseos impulsivos de los primeros hombres, de ahí nacieron los primeros símbolos para la transmisión sin peligro de sus conocimientos entre ellos mismos. Estos magos reconocían en Dios un ser inconocible, incomprensible e inefable, lo proponían a la adoración del vulgo bajo los emblemas del sol y de la naturaleza con sus manifestaciones. El candidato pasaba por numerosas purificaciones con fuego, agua y miel y un ayuno de 50 días. Las pruebas las sufría en cuevas subterráneas en perpetuo silencio y completa soledad. Luego de esta etapa de probacionista, se procedía al ingreso en la cueva de los

donde se le sometía a un enfrentamiento contra el monstruoso grifo Simorgh y otros monstruos.C. en el Sancta Sanctorum y luego de terribles votos se le investía como Mago. una serpiente viva arrojada a su pecho junto con visiones del Averno. es aquí donde se establece el gran centro religioso y de iniciación de los magos.iniciados. Zoroastro fue el reformador de la iniciación Persa más no así su fundador. la cual data su inicio aproximadamente en el año de 2160 A. Al final. Luego venía la prueba aire en el abismo. el rayo y el trueno. y Zoroastro fue posiblemente contemporáneo de algunos ilustres magos y místicos como Buda. Pitágoras y Daniel el hebreo. situada en los confines de Persia y de la India. y contra varios animales salvajes. y finalmente. . Existieron en esa época centros iniciáticos del que destaca de manera sobresaliente BAAL BECK. ayudado solo con sus talismanes.