Está en la página 1de 6

LUCIFER

En el mito, Lucifer ofrece al hombre el conocimiento de la dualidad: el bien y el mal; positivo y negativo, masculino femenino; blanco y negro

El TABLERO DE AJEDREZ es la malla, la red, el "Matrix" y también la matriz del universo sobre la

que TODO lo visible es creado. La DOBLE hélice o cadena de ADN, es la genética que sostiene el principio dual de la Creación. El ser humano es una criatura fundamentada en la DUALIDAD.

El poder mundial se apoderó del TABLERO DE AJEDREZ, el Campo de Batalla DUAL (blanco y negro), el escenario del conflicto entre los opuestos.

Y mediante este tablero, desarrollando sus estrategias, Él progresa y decide el Destino de la

tierra. En la cúspide del poder mundial hay experimentados jugadores en esta estrategia. Su divisa es "divide y vencerás". Todo aquello susceptible de ser dividido está condenado a la destrucción. Ellos son los señores de la tierra.

En definitiva, los arcontes dominan la tierra por el juego de los contrarios pero su creación es falsa y degenerada por lo que sus días están contados.

Lucifer enseña el juego del Ajedrez: verdadero y falso, conflicto, choque entre contrarios. Este mundo se sustenta sobre el conflicto.

Lucifer hace visible la realidad:

es el conocimiento del BIEN y del MAL, el conocimiento de las leyes del Universo que vivimos. Por esto Lucifer es el Señor de la Guerra, porque muestra el sentido de la Lucha, la guerra de los mundos. Él es Odín-Wotan que se auto-crucifica en el Árbol del Espanto para alcanzar el conocimiento de las runas, las fuerzas que marcan el destino.

Es el Cristo o Kristos que trae la espada para dividir y destruir aquello que ha caído en la decadencia y en la depravación. Él vendrá al final de los tiempos para destruir el mundo degenerado.

Cristo en el cielo, Lucifer sobre la tierra, es Kristo-Lucifer. Un solo principio aplicado sobre 2 planos diferentes.

Lucifer es el ángel caído, es decir, reflejado sobre la tierra del BIEN y del MAL, nuestro mundo caído: "tú eres Lucifer".

En este mundo de degradación, conflicto, guerra y depredación de unos sobre otros, Cristo es Lucifer, la chispa divina que salta en el corazón de algunos hombres cuando su espíritu forja la materia.

No es un "dios de paz" sino de espada. Trae consigo el conflicto, no la paz. Es el ángel del Apocalipsis. No hay paz para el degenerado:

todo lo que reniega de LA LUCHA está condenado a perecer.

La utopía bucólica y feliz, el "Paraíso" de los lerdos y de los degradados es un imposible. La TIERRA exige su parte: los débiles, los degenerados tienen que morir. Es la Ley Natural.

En el Final del ciclo que ya se cierne sobre nuestra civilización y sobre todo el mundo, el corazón Negro de la Bestia colapsará desastrosamente en una sola noche. De este mundo sólo quedará un vago recuerdo, como un confuso reflejo arrastrado por los océanos del tiempo:

UN SUEÑO, LA PESADILLA DE UN DEMONIO DEMENTE Y DEGENERADO

Lucifer no es un "dios" al que adorar y el "luciferismo" no es una religión por lo que "luciferista" me resulta una palabra chocante y contradictoria.

La VISIÓN LUCIFÉRICA te permite ver la realidad tal cual es. Puedes tardar mucho en alcanzarla. Puede que no la alcances nunca. Depende de ti mismo, de tu naturaleza y de tu

estado físico-mental, de tu condición racial, de tu herencia biológica

IGUALES. De todas formas hay pasos, hay niveles y hay gente más o menos capaz. Depende de ti para qué la utilizas este poder. Puede ser para el "bien" o para el "mal". Competir en la "verdad" con otras religiones no tiene sentido. Mejor es dejar que cada uno crea lo que quiera creer.

NO TODOS SOMOS

MATRIX.

CONVERSACIÓN CON EL ARQUITECTO

De la película MATRIX, diálogo de la conversación entre NEO y EL ARQUITECTO. Podéis verla en este link:

ARQUITECTO:

-Hola Neo

NEO:

- ¿Quién eres?.

ARQUITECTO:

- Yo soy el arquitecto. Yo creé la matriz. He estado esperándote. Tienes

muchas preguntas, y aunque el proceso ha alterado tu estado consciente eres irrevocablemente humano, ergo entenderás algunas de mis respuestas y algunas no. En concordancia, mientras tu primera pregunta puede ser la más pertinente puedes o no darte cuenta que es la más irrelevante.

NEO:

- ¿Por qué estoy aquí?.

ARQUITECTO:

- Tu vida es la suma del remanente de una ecuación desbalanceada inherente a

la programación de la matriz. Eres la eventualidad de una anomalía que a pesar de grandes esfuerzos no he podido eliminar de lo que por otra parte es una armonía de precisión matemática. Aunque es una carga constantemente evadida no es inesperada así que está dentro de los parámetros de control, lo cual te ha atraído inexorablemente aquí.

NEO:

- No has respondido a mi pregunta.

ARQUITECTO:

- Así es. Interesante. Más rápido que los otros (las variadas personalidades de Neo responden excitadamente en las múltiples pantallas que cubren las paredes de la sala pero él se mantiene impasible). Tienes más años de los que crees. Prefiero contar desde el surgimiento de una anomalía integral al de la siguiente en cuyo caso esta es la sexta versión.

NEO:

- Nadie me lo dijo. O nadie lo sabe.

ARQUITECTO:

- Exacto. Como sin duda has concluido, la anomalía es del Sistema. Crea fluctuaciones aún en las ecuaciones más simples.

NEO:

- Elección, el problema es la solución.

ARQUITECTO:

- La primera matriz que diseñé era perfecta, una obra de arte, sin fallas,

sublime. Un triunfo igualado sólo por su falla monumental. Su inevitable imprecisión me resulta aparente, como consecuencia de la imperfección inherente a todo ser humano porque la rediseñé basada en tu historia para que reflejara más fielmente las variables grotescas tu naturaleza. Sin embargo de nuevo me frustró el fracaso. Desde entonces entendí que la respuesta me eludía porque requería de una mente menos inteligente o una menos ansiosa de alcanzar los parámetros de la perfección. Así que una respuesta descubrió otra. Un programa intuitivo. Inicialmente creado para investigar ciertos aspectos de la psique humana. Si yo soy el padre de la matriz, ella sin duda sería su madre.

NEO:

- El oráculo.

ARQUITECTO:

- Por favor. Ella se topó con una solución cuyo programa aceptó casi el 99%

de los sujetos de prueba si podían decidir aunque la conciencia de elección fuera a un nivel casi inconsciente. Aunque la respuesta funcionó fue obvia y fundamentalmente un fracaso creando una contradictoria anomalía de Sistema que de no corregirse amenazaría el Sistema, ergo los que rechazaron el programa, una minoría, si no se corregían constituirían una creciente posibilidad de desastre.

NEO:

- Todo esto es sobre Zion.

ARQUITECTO:

- Estás aquí porque Zion está a punto de ser destruida. Cada uno de sus habitantes desaparecerá. Su existencia se erradicará.

NEO:

- ¡Mentira!

ARQUITECTO:

- Negación. La más predecible de las emociones humanas. Pero te aseguro que

esta será la sexta vez que la destruimos. Y nos hemos vuelto verdaderos expertos en ello. La función del elegido es regresar a la Fuente permitiendo una temporal diseminación del código que llevas reinsertando el programa principal. Y después se te pedirá seleccionar de la matriz a 23 individuos, 16 mujeres y 7 hombres para reconstruir Zion. No realizar este proceso provocará una falla de Sistema catastrófica matando a los que estén conectados a la matriz que junto con la exterminación de Zion resultará la extinción de toda la raza humana.

NEO:

- No permitirás que suceda eso. Necesitas a los humanos para vivir.

ARQUITECTO:

- Hay niveles de supervivencia que podemos aceptar. Sin embargo lo

importante es si estás listo para aceptar la responsabilidad por la muerte de

cada ser humano de este mundo. (

cinco predecesores estuvieron programados basados en un predicamento similar. Un atributo para crear una profunda adhesión al resto de las especies facilitando la función del Elegido. Los otros experimentaron esto en una forma general. Tu experiencia es mucho más específica, bis a bis, amor.

)

Es interesarte leer tus secciones. Tus

NEO:

- Tríniti

ARQUITECTO:

- A propósito entró a la Matriz para salvar tu vida a costa de la suya

NEO:

- No

ARQUITECTO:

- Lo que al fin nos trae al momento de la verdad donde la falla fundamental es

por fin expresada y se revela la anomalía como principio y fin. Hay dos puertas. La de la derecha conduce a la Fuente y la salvación de Zión. La de la

izquierda conduce a la Matriz. A ella y al final de tu especie. Atinadamente dijiste, “el problema es elección”. Pero ambos sabemos lo que vas a hacer. Ya puedo ver la reacción en cadena. Los precursores químicos que anuncian la expresión de una emoción diseñada específicamente para sobrecoger a la lógica y la razón. Una emoción que ya está cegándote ante la simple y obvia

verdad: ella va a morir y no hay nada que puedas hacer para evitarlo. (

fffm

fortaleza más grande y mayor debilidad.

)

Esperanza, es la desastrosa ilusión humana y fuente simultánea de tu

NEO:

- Si fuera tú esperaría no volver a vernos.

ARQUITECTO:

- Así será.