ULTRASONIDO TERAPEUTICO ¿Qué es el ultrasonido? Es una forma de energía que proviene de las vibraciones mecánicas.

Esta energía se propaga en forma de ondas de compresión longitudinal y necesita de un medio elástico para ser transmitido. Se entiende por tratamiento ultrasónico el empleo de vibraciones sonoras en el espectro no audible, con fines terapéuticos. Se documenta su empleo a partir de los años treinta. En los años cincuenta se generaliza su uso como una nueva forma de diatermia. A partir de los años sesenta, se introduce la forma pulsante. Se emplea como agente de diatermia selectiva, antiinflamatorio y analgésico. Al ultrasonido como terapia, también se le conoce como una terapia de las superficies límites. Esto debido a que los efectos del ultrasonido ocurrirán de manera más pronunciada entre los límites de los tejidos. FRECUENCIA DEL ULTRASONIDO TERAPÉUTICO  Frecuencia Alta: Es de 3 Mhz. Es poca penetración. Indicado en tratamientos superficiales.  Frecuencia baja: Es de 1 Mhz. Mayor penetración. Utilizado en tratamientos profundos. EL EFECTO PIEZOELÉCTRICO DEL ULTRASONIDO La piezoelectricidad es la propiedad que tienen algunos cuerpos o materiales de presentar cargas eléctricas en su superficie producidas por compresiones y dilataciones mecánicas, cuando se aplica una presión. Es un efecto reversible ya que el cristal se comprime y dilata con la frecuencia con que se invierten los polos. El efecto se presenta en el tejido óseo, fibras del colágeno y proteínas corporales. TIPOS DE ULTRASONIDO  Ultrasonido continuo: Se utiliza como termoterapia profunda y selectiva en estructuras tendinosas y periarticulares.. Se controla su dosificación mediante la aparición del dolor perióstico si hay sobrecarga térmica local. Puede aplicarse en presencia de osteosíntesis metálicas. Contraindicado en procesos inflamatorios agudos, traumatismos recientes, zonas isquémicas o con alteraciones de la sensibilidad.  Ultrasonido Pulsado: La emisión pulsante es la utilizada actualmente por sus efectos positivos sobre la inflamación, el dolor y el edema. Está indicada en procesos agudos e inflamatorios ya que con parámetros adecuados carece de efectos térmicos. Al no producir dolor perióstico, se carece del aviso de sobredosis y hay que ser prudentes en intensidades medias y altas. EFECTOS DEL ULTRASONIDO  Efecto mecánico: Micromasaje celular o cavitación: Efecto mecánico en los tejidos vivos. Se trata de una rápida formación y colapso de burbujas de gas disuelto o de vapor que pueden converger y al aumentar de tamaño provocar la destrucción de estructuras subcelulares.Se produce con dosis de más de 1 W/cm2. Se da por aplicaciones estáticas o por fallos de calibración.  Efectos biológicos: Se deben al coeficiente de absorción.  Favorece la relajación muscular.  Aumenta la permeabilidad de la membrana.  Aumenta la capacidad regenerativa de los tejidos.  Efecto sobre los nervios periféricos.  Reducción del dolor.  Disminución o aumento de los reflejos medulares según la dosis aplicada.

5W/cm2 y aumento de la actividad enzimática en el cabo distal de un axón en regeneración  A dosis de 2 w/cm2 se retrasa el proceso de regeneración. que se adapte a la zona. alrededor de los 6°C en la zona cercana al transductor y 3°C en zonas más alejadas. la energía mecánica adquirida por las moléculas se transforma en calor. . Se trabaja en el campo cercano del haz. Emplear una cubeta grande de plástico porque produce pocas reflexiones en la pared. Se coloca gel de contacto entre el cabezal y el globo y entre este y la piel para completar el acoplamiento. a lo que contribuye también la vasodilatación inducida por el calor. epitrocleítis o periartritis escapulohumeral. exceptuando los fenómenos de cavitación y seudocavitación. Casi cualquier problema inflamatorio crónico puede mejorarse con un correcto tratamiento por medio de ultrasonidos. Se debe aplicar en el área a tratar una capa fina de gel de contacto.  Acoplamiento Mixto: Para el tratamiento de regiones cóncavas o que no puedan ser tratadas mediante el método subacuático. que producen una especie de micromasaje celular. espasmos musculares o puntos dolorosos de las epiconditis. mialgias. como consecuencia del rozamiento. la temperatura puede elevarse a los pocos segundos. Las moléculas de los tejidos se someten a vibraciones de elevada frecuencia y. tenopatías. El agua debe ser previamente desgasificada o hervida. El cabezal se sitúa a 3 cm de distancia de la zona a tratar. Es el flujo sanguíneo el que evita que la zona se recaliente demasiado al sustraer calor de la misma. siendo sometidos a movimientos rítmicos de presión y tracción. Los cambios biológicos observados son: ➢ Acción térmica: la energía de los ultrasonidos absorbida por los tejidos atravesados por el haz termina transformándose en calor y aumentando la temperatura de la zona tratada. INDICACIONES Las indicaciones de los ultrasonidos son muy numerosas y están basadas en sus efectos circulatorios. ➢ Acción mecánica: los ultrasonidos pueden asimilarse a una vibración que produce ondas de presión en los tejidos. MECANISMOS DE ACCIÓN El efecto terapéutico de los ultrasonidos es complejo y está determinado por diferentes efectos. Los efectos mecánicos sobre los líquidos son mucho menos importantes. ➢ Acción coloidoquímica: facilitan la difusión de sustancias. Se emplean dosis semejantes a las de acoplamiento directo. La temperatura adecuada es de 36 – 37 °C. antiálgicos y fibrinolíticos. distensiones. Dolores artrósicos. hacen penetrar agua en coloides y pueden transformar geles en soles. en esta modalidad se usan dosis algo superiores a las normales.  Acoplamiento Subacuatico: Esta modalidad se utiliza para el tratamiento de superficies irregulares y áreas dolorosas. También están indicados en tratamientos antiálgicos de los puntos gatillo del síndrome miofacial. además del riesgo de un accidente eléctrico. Las indicaciones clásicas incluyen: Aparato Locomotor. son útiles en los síndromes de sobrecarga. manteniéndolo en movimiento. El metabolismo celular está aumentado. MÉTODOS DE APLICACIÓN DEL ULTRASONIDO  Acoplamiento Directo: El cabezal se aplica sobre la piel limpiándola previamente con jabón o alcohol al 70%. que se entremezclan. El terapeuta no debe introducir la mano en el agua y si es inevitable debe emplear un guante de goma para evadir el efecto difuso por dispersión. Se interpone un globo de látex o plástico lleno de agua desgasificada. con modificaciones de la permeabilidad y mejora de los procesos de difusión. En lesiones deportivas. En una aplicación fija. Como en la transmisión se pierde energía. Nunca emplearlo en los tanques terapéuticos metálicos ya que producen reflexiones. Aceleración del proceso de regeneración axónica a dosis de 0.

que con frecuencia sufren sobrecarga traumática. Su capacidad para aumentar el flujo vascular hace que los ultrasonidos pulsátiles sean adecuados para el tratamiento de zonas con riego disminuido y de úlceras cutáneas relacionadas con problemas circulatorios. lo que expone la médula a la energía de los ultrasonidos. tibia y peroné. los ultrasonidos pueden utilizarse en la distrofia ósea refleja. para provocar un bloqueo mecánico y. Las más importantes coinciden con las del calor y el aumento de temperatura. También son útiles en el tratamiento de la enfermedad de Raynaud. Una de las complicaciones músculo tendinosas de las fracturas es la miositis osificante. ya que pueden provocar una exacerbación de los síntomas (dolor. los ultrasonidos pueden utilizarse en las cicatrices retráctiles y en los primeros estadios de la retracción palmar de Dupuytren. los ultrasonidos también están contraindicados. antes de la consolidación de la fractura. una posible apendicitis aguda. contribuye a aumentar el riesgo de aparicición de esta complicación. en relación con movilizaciones pasivas forzadas e intempestivas. Los ultrasonidos continuos no deben utilizarse en el período agudo de los traumatismos musculosqueléticos. consistente en la aparición de una masa calcificada en las proximidades de una articulación. Por su acción circulatoria y simpático lítica. y pueden alterar las propiedades contráctiles del miocardio. porque el tejido óseo que protege la medula se ha extirpado. bastante calor tienen por sí mismas). aumentar el flujo sanguíneo de la extremidad superior. sobre inflamaciones agudas de cavidades cerradas.especialmente en tendones como el aquíleo y el rotuliano. de este modo. en relación con la demanda metabólica. debido a que pueden interferir con el ritmo cardíaco y con la conducción nerviosa. se aplican sobre el ganglio estelar. y menos en modo continuo. Por su acción fibrinolítica. por la proximidad del platillo de crecimiento del fémur. no se remiendan los ultrasonidos terapéuticos sobre el útero durante el embarazo. La aplicación precoz de ultrasonidos. a los 18 o 20 años. Deben utilizarse con precaución cuando se aplican en la rodilla lesionada de niños o adolescentes. Algunos autores recomiendan que no se utilicen hasta que el crecimiento sea ya completo. Si la miositis osificante se encuentra todavía en fase de desarrollo. Dado que la sensación de quemazón o dolor indica una sobre dosificación o técnica incorrecta. El lugar más frecuente de aparición es el codo. También se utilizan para liberar adherencias y para disminuir los síntomas de una plica sinovial inflamada en la rodilla. una artritis aguda supurada o una sinusitis aguda nunca deben tratarse con ultrasonidos ni con cualquier otra forma de calor (en realidad. Sistema circulatorio y nervioso. Tampoco deben utilizarse sobre zonas tumorales. edema). debe evitarse la aplicación de ultrasonidos terapéuticos sobre el área cardiaca. por el riesgo de que el incremento de vascularización favorezca la extensión del tumor y la aparición de metástasis. los ultrasonidos pulsados con un ciclo de funcionamiento bajo pueden emplearse para obtener analgesia. debe examinarse la sensibilidad de la zona. Bajo ningún concepto pueden aplicarse ultrasonidos terapéuticos. En presencia de marcapasos. ya que la irrigación sanguínea puede ser insuficiente. Así pues. PRECAUCIONES Y CONTRAINDICACIONES Los ultrasonidos tienen pocas contraindicaciones específicas. Sin embargo. Los ultrasonidos continuos no deben aplicarse sobre áreas de insuficiencia vascular. . Aunque la exografía fetal es un procedimiento diagnóstico muy extendido y sin riesgo. que puede provocar una importante limitación funcional. pues la percepción del paciente sirve como mecanismo de retroalimentación. También está contraindicada la aplicación de ultrasonidos sobre la columna vertebral cuando existe una laminectomía.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful