Está en la página 1de 34

LA RELACIÓN COMUNIDAD-MUNICIPIO: LAS RACIONALIDADES EN EL ESPACIO LOCAL, UN ESTUDIO DE CASO EN LA COMUNA DE CERRO NAVIA

Hugo Cuevas R.1

INTRODUCCIÓN

MUNICIPIO: LAS RACIONALIDADES EN EL ESPACIO LOCAL, UN ESTUDIO DE CASO EN LA COMUNA DE CERRO NAVIA”, estudio presentado en el examen de

El presente artículo es una síntesis de la investigación realizada durante el año 2001 denominada “LA RELACIÓN COMUNIDAD-

título del Magíster en Política Social y Gestión Local de la Universidad de Arte y Ciencias Sociales (ARCIS). Dicha investigación pretendió aportar al conocimiento sobre la relación que en el plano local se desarrolla entre la Comunidad y el Municipio. Así, se desarrolló un estudio de caso el cual a partir de un enfoque epistemológico interpretativo permitió revisar las actuales características que asume hoy en día la relación entre el tejido organizacional y la institucionalidad, relevando en el análisis la existencia de diversas racionalidades de acción que configuran finalmente el cuadro en el cual el vínculo Sociedad Civil y Estado logra su más concreta expresión. A partir de este marco y en función de los datos recogidos mediante la aplicación de la técnica de “Entrevista en Profundidad” a dirigentes de organizaciones sociales y funcionarios municipales se revisaron los significados e implicancias de dos lógicas presentes en el actuar comunitario: lo autogestionario y lo clientelista. De la misma manera, la información recopilada hizo posible el análisis de las racionalidades presentes al interior de la institucionalidad, las cuales fueron caracterizadas en tres dimensiones: lo burocrático, lo técnico y político. Para cumplir con lo anterior, se desarrollaron una serie de pasos metodológicos, desplegando diversas fases, componentes que en virtud del espacio con el que se cuenta para la presentación de la investigación se analizarán en forma resumida, tratando en todo caso de resguardar la integralidad a partir de la

Asistente Social, Magíster en Políticas Sociales y Gestión Local, Universidad Arcis. El autor del estudio se desempeña profesionalmente en la Secretaría de Planificación Comunal de la I. Municipalidad de Cerro Navia,

1

cual se debe “leer” un ejercicio teórico y metodológico como este.
I. LA PREGUNTA DE INVESTIGACIÓN

Es menester señalar que la pregunta de investigación surgió desde el análisis de la propia realidad desde el espacio local2. En este sentido, es posible identificar que el discurso consensuado que releva como pilares fundamentales del contexto sociopolítico actual a la Democracia y a la Participación Social se enfrenta diariamente en un plano concreto en el cual se advierte que el ejercicio de relaciones democráticas (léase democracia representativa restringida) se debe supeditar al fortalecimiento de las condiciones de gobernabilidad especialmente al interior de cada territorio comunal, surgiendo finalmente múltiples mecanismos que tienden a acotar los espacios de participación social de la comunidad y a fortalecer las estrategias de tipo clientelista, disminuyendo paulatinamente la prioridad por impulsar acciones autogestionarias de parte de la denominada sociedad civil, ya que muchas veces esto es asumido como un potencial factor de “desequilibrio” especialmente en comunas que presentan una identidad ligada a la fuerte presencia de movimiento social y a la conquista de derechos por parte de sus propios habitantes. Este escenario, coloca en el tapete de la discusión la tensión entre la existencia de indicadores de origen gubernamental que dan cuenta de importantes logros en el plano económico y social y por otro lado la tensión entre un país cuyas autoridades paradójicamente amarran hasta límites irracionales las posibilidades de conquistar una democracia sustantiva (entiéndase sistema político verdaderamente representativo de los intereses populares) en el ámbito nacional y local. Derivado de este cuadro es posible identificar dos tensiones a través de las cuales es posible acercarse a comprender el marco en el cual se inserta la incógnita que se desea responder:
A. LA TENSIÓN ENTRE EL DESARROLLO Y LA INCERTIDUMBRE

Esta primera tensión, analizada por múltiples estudios, encuentra una importante dimensión de análisis en el denominado Informe sobre Desarrollo Humano realizado y editado por el PNUD en el año 1998. Este, demostró que si
A la fecha, el autor del estudio se desempeña profesionalmente en la Secretaría de Planificación Comunal de la I. Municipalidad de Cerro Navia.
2

bien nuestro país ha logrado históricas tasas de crecimiento económico y ha visto disminuir el porcentaje de población en condiciones de pobreza e indigencia, sigue presentando grados significativos de desconfianza entre sus propios habitantes, situación que pasa a permear fuertemente las relaciones humanas a todo nivel, dando cuenta que “.aunque el país avanza, la Seguridad Humana en Chile no tiene un nivel satisfactorio y, además, se encuentra distribuida de manera desigual” 3. Conceptualmente el Desarrollo Humano se entiende como el proceso de ampliación de la gama de oportunidades de que dispone la gente, mientras que la Seguridad Humana significa que la gente puede ejercer esas opciones en forma segura y libre y que puede tener relativa confianza en que las oportunidades que tiene hoy no desaparecerán totalmente mañana. En este escenario la población de menores recursos entiende que los esfuerzos por conseguir logros personales se hacen muy difíciles, quedando consecuentemente los logros colectivos fuera de sus posibilidades como parte a la frustración que produce lo primero. El malestar de estos segmentos se proyecta a una supuesta “ineficacia y pérdida de sentido de lo social”, lo cual lleva a profundizar la segmentación existente y a adquirir una lectura instrumental de la realidad, especialmente en las relaciones con la clase política. Producto de ello, muchos de los criterios utilizados en la lógica medios-fines en los amplios campos de la vida social se llevan al extremo de los fines absolutos, alejándose consecuentemente de la dimensión subjetiva que podría facilitar la construcción de un proyecto políticosocial de carácter popular en el plano local. Por ello resulta particularmente importante la revisión de dichos fenómenos desde el prisma de las subjetividades, ya que ello permite captar entre otras cosas el llamado “imaginario político” de los diferentes actores del plano local, es decir, “las imágenes que nos formamos de la sociedad en tanto producción colectiva–conflictiva del orden”4. Especial importancia asume esta perspectiva, toda vez que se hace necesario asumir que la construcción de un orden sociopolítico colectivo tanto en su definición teórica como en el plano de la praxis que la haga realidad - no puede sintetizarse en una visión única, requiriendo ser vista desde un plano global.
3 PNUD: Desarrollo Humano en Chile 1998, Las Paradojas de la Modernización, Marzo de 1998, Pág. 17. 4 Lechner, Norbert: “Los Patios interiores de la Democracia, Subjetividad y Política”. Fondo de Cultura Económica, 1990, página 13.

configurando un país en el cual “la política se ve enfrentada a una doble restricción que la asfixia y que conspira contra ella.. Para las autoridades políticas en general la transformación no es pertinente en el actual período ya que haría peligrar la mantención de los vínculos con el poder. Pág.” . La segunda es la voluntad tecnificadora que emana del neoliberalismo hegemónico y que aleja lo político tanto de los 5 representantes como del ciudadano común. a partir de la cual el Municipio no aparece como el eje del desarrollo comunal sino más bien como un elemento coercitivo que trata de imponer sus criterios.B. Serie Punto de Fuga. De esta forma los criterios políticos implantados a nivel nacional también aparecen en el plano local. llevando en estos 11 años a comprender que la democratización requerida a nivel micro y macro es resistida por los grupos en el poder. sean generalmente “invisibilizadas” por el poder político local. agudizándose el conflicto al abordar la realidad de una comuna que es señalada dentro de las más pobres de la Región Moulian Tomás: Chile Actual. todo lo cual aconseja entonces el resguardar tal contexto a partir de la validación social de mecanismos de corte clientelista que permiten reproducir las condiciones de gobernabilidad requeridas. no dio cuenta sólo de un nuevo escenario donde cambiaron las autoridades. La primera restricción es la ausencia de espacio cultural para ideologías transformadoras.. 60. ya que unos y otros se encargan de dar la impresión de que los procesos de cambios paulatinos están en marcha y que las necesidades de la comunidad son consideradas y tratadas participativamente. Arcis – LOM. Colección Sin Norte. Ello lleva a que las experiencias comunitarias que se podrían definir como de origen autogestionante. sino más bien implícito. sino también porque las características de su ejercicio socializante dan cuenta de una realidad diferente. marginándolas no sólo por su carácter informal. LA TENSIÓN ENTRE DEMOCRACIA Y CONDICIONES DE GOBERNABILIDAD La asunción de las fuerzas civiles al poder en nuestro país en la década de los ‘90. sino que particularmente marcó el inicio de una forma de ver la política. 5 . este cuadro no es explícito. Surgen así las relaciones instrumentales con la comunidad que finalmente provocan un “status quo” que paraliza cualquier tipo de cambio sustantivo. Julio de 1997. Anatomía de un Mito. sometidas a la estigmatización de lo irracional que han sido incapaces de sobrepasar. No obstante.

es que se entiende la necesidad de asumir una de ellas.0% de población indigente según los resultados de la Encuesta Casen del año 2000. la cual además no sólo presenta desde su origen algunas fortalezas y debilidades ligadas a los territorios de mayor marginación social producto de factores de orden geopolítico. tendiendo a fundar una nueva relación comunidad – municipio. Especial relevancia posee el proceso a través del cual se constituyó como núcleo urbano. Presente sistemáticamente en el catastro de comunas más pobres de la Región y del país. da cuenta de múltiples características derivadas especialmente del criterio geopolítico que le dio origen. Se complementa esta dimensión con la visión cortoplacista de un segmento de representantes comunitarios. toma de Ubicada en la periferia de la Región Metropolitana y alejada del Gran Santiago. segmento al interior del cual existe un 23. aspecto que la condiciona hasta la actualidad6. En este marco de innumerables incógnitas.Metropolitana. pasando de ser un territorio fundamentalmente agrícola a un espacio construido a partir de la movilización popular que reivindicaba fundamentalmente el derecho a la vivienda.9% de población pobre. del cual se desprende un 8. que permita abrir espacios de mayor integración social.171. limitando la posibilidad de generar un proyecto democrático de desarrollo y profundizando al mismo tiempo la construcción de un escenario donde las diferentes apuestas de tipo social y político sean aceptadas bajo el alero de la diversidad y el pluralismo bajo formas nuevas de organización social. LA COMUNA DE CERRO NAVIA COMO EJE TERRITORIAL DEL ESTUDIO La comuna de Cerro Navia (perteneciente a la antigua comuna de Barrancas) fue creada el año 1981. constituyéndose como eje del cuestionamiento la siguiente pregunta: ¿Son las lógicas clientelista y autogestionaria las que actualmente predominan en la relación Sociedad Civil – Estado en el espacio local y que sentido y orientación presentan en la comuna de Cerro Navia? II. sino que en ella también se manifiesta la necesidad de lograr un cambio de paradigma. los cuales en la trama clientelista de relación con la autoridad mantienen los vínculos con el poder comunal. 6 . la comuna posee actualmente – según proyección INE . sin embargo comenzó su funcionamiento durante el mes de Diciembre de 1984.901 habitantes. La comuna absorbió parte importante del crecimiento de su población mediante formas de asentamiento espontáneo (operaciones sitio.

vivido con la particular impronta de la participación social y política de los ‘60 como imperativo ético . sector donde se ubica la comuna de Cerro Navia – dan cuenta de una capacidad de movilización y organización sin precedentes.500 familias. situación que tuvo como secuela el allegamiento y la densificación espontánea. dando paso al mayor protagonismo de los sectores de izquierda en general y del Partido Comunista en particular. Las tomas de terreno – especialmente las del sector poniente de la capital.terrenos). el cual finalmente se vio sobrepasado por la demanda presentada. El caso de la toma más emblemática del sector Poniente de Santiago y de la comuna de Cerro Navia en particular. estrategia finalmente dejó entrever a poco andar la magnitud del drama de los sin casa. Es el período de la erradicación definitiva de “poblaciones callampas” hacia otras localidades. dando paso rápidamente a la aplicación durante el Gobierno Democratacristiano de las denominadas “operaciones sitio”. presentando por ello una ocupación urbana densa.aparecen con fuerza las llamadas “Tomas de Terrenos”. aprovechando un espacio de participación y una oferta social que provenía desde el propio Estado. con restringida capacidad de extensión por la falta de superficies libres. De esta forma. De la misma . movilizaciones amplias y coordinadas que reflejaban la lucha por una de las reivindicaciones características del movimiento popular en nuestro país: La vivienda propia. Algunas orgánicas políticas se transformaron en ejes de esta reivindicación. La escasa respuesta de la institucionalidad . como asimismo una falta de recursos para la construcción de viviendas permanentes. el proceso da cuenta de la politización que comienzan a presentar estas organizaciones permeando todo el proceso en el cual la confianza por el actor político. en tanto garantía de resolución de problemas era fundamental.que en muchos aspectos motivaba la organización para salir de las condiciones de marginalidad – motivó a buscar otros interlocutores. En este período . En el caso de la comuna de Cerro Navia la organización popular cobra especial importancia. En esta movilización en la cual participaron cerca de 1. se dio una particular articulación entre los sectores organizados y los actores político institucionales. especialmente por las consecuencias de tipo político que tendieron a cambiar notoriamente el escenario en el cual se movían las fuerzas progresistas de la época. conocida como “Herminda de la Victoria” (16 de Marzo de 1967) resulta particularmente ejemplificador.

pequeñas muestra de barniz democratizador y con un estamento funcionario cuyo accionar sigue siendo guiado por una matriz de orientación autoritaria burocrática. LOS OBJETIVOS DEL ESTUDIO Consecuentemente con el marco global en el cual se insertó la investigación.forma. lógica nutrida por lo demás a través de la percepción electoral de las autoridades políticas. con escasa capacidad técnica instalada y consolidando un núcleo duro que conservaría y reproduciría las relaciones de poder y subordinación propias de este período de autoritarismo. con obstaculizadores derivados de los criterios geopolíticos que se aplicaron en la creación de nuevos municipios. constituyendo este aspecto una de las principales características de esta toma de terrenos. En el período post ’90. este conflicto se convirtió en la práctica en la muestra de un mecanismo tolerado por los cauces institucionales. transformándose las antiguas instancias de participación en el ámbito comunitario en ejercicios instrumentales que buscaban el control social de la población. el Municipio de Cerro Navia a través de las autoridades de la época constituyó su propia planta funcionaria a partir de los programas de generación de empleos de origen central. Esta situación fue acompañada por una de las reformas administrativas más cruciales en nuestro país. realizando una labor de contención en los períodos de mayor resistencia de la población al régimen imperante. se encontró inevitablemente con una combinación de profunda hibridez. debido a que este sería la constante de las movilizaciones gatilladas por el derecho a la vivienda que ocurrirían en los años subsiguientes. se definió como Objetivo General lo siguiente: . legitimándose como práctica comunitaria a partir de la cual se concibe al municipio como obligado a responder en forma inmediata a las demandas de la propia comunidad. aquella comunidad que esperaba concretar sus anhelos de participación directa en la gestión local. Producto del Golpe Militar de 1973 el proceso de participación se atomiza fuertemente. Esta lógica se fue arraigando en el tiempo. ligada esencialmente a transformaciones en la estructura del Gobierno Interior y Administración del Estado. III. la vieja práctica clientelista sigue estando vigente. constituida por una administración pública arraigada en el centralismo. En el plano de la institucionalidad.

2. se exponen sucintamente los principales ejes teóricos y metodológicos que enmarcaron la investigación y a partir de los cuales se desarrolló el ejercicio que aquí se presenta: ¿A QUÉ MUNICIPIO NOS REFERIMOS? El concepto de Municipio señalado en el estudio se liga más bien con la dimensión de la administración del poder que con la tradicional estructura administrativa y las tareas asignada por la Ley (funciones privativas y compartidas). Por ello. se alude a las particulares características del Municipio post ’90. por la débil satisfacción de . también creciente. IV. aquella instancia corporativa que se debate entre la exigencia de eficacia y eficiencia del Gobierno Central y el requerimiento de apertura de verdaderos espacios de participación por parte de la comunidad. que marcha paralelo a un proceso de frustración. es decir. Por ello.“Conocer y describir el sentido y la orientación que presentan las racionalidades predominantes en la relación Organizaciones Sociales – Municipio de la comuna de Cerro Navia” y como Objetivos Específicos: 1. Conocer y describir la percepción de dirigentes y participantes de las organizaciones caracterizadas como Autogestionarias y Clientelistas en lo relativo a su vinculación con el Municipio de Cerro Navia. ¿DESDE QUE ENFOQUE SE REALIZÓ EL ESTUDIO? Todo estudio que pretenda penetrar en el terreno las lógicas y la compleja trama de relaciones que enmarcan un fenómeno social. Así. respecto de sus potencialidades. tal como señala Díaz. aspecto que en general es asumido en el común de los análisis respecto del tema. “se asiste a una situación que combina un proceso de acumulación creciente de expectativas en el Municipio. Conocer y describir la percepción de los funcionarios del Municipio de Cerro Navia con relación a la vinculación que poseen con las organizaciones sociales caracterizadas como Autogestionarias y Clientelistas 3. Conocer y describir las tensiones institucionales y sociales que se generan entre el Municipio (Aparato del Estado) y la Comunidad (Sociedad Civil) con relación a la existencia y proyección de estas lógicas de construcción social. debe cumplir con el requisito de declarar el punto de vista a partir del cual comprende y operacionaliza tanto los conceptos como las definiciones que empleará en el desarrollo de la labor investigativa.

7 Díaz Alejandro: Condiciones políticas y técnicas para producir procesos de innovación en la gestión pública municipal”. Colección Sin Norte.a partir de sus potencialidades . la cual define. La condición aludida permea fuertemente la actual realidad del Municipio chileno. Serie Punto de Fuga. perfila y proyecta el desarrollo de las relaciones que se generan entre la comunidad y su estructura.Jorge Benitez (compiladores). Este último punto resulta fundamental para comprender que el análisis anterior no tiene sentido si no se considera el componente societal que le da vida. deben ser consideradas en virtud de conseguir nuevas luces que permitan aportar a la definición de algunas nuevas líneas de trabajo. en el cual tanto el Gobierno Central. Este proceso. Julio de 1998. sino como parte de un proceso de maduración social. debiéndose considerar como parte y representación de dicho aparato.los objetivos asignados. sino por el contrario como una manifestación de una racionalidad de mayor envergadura. Pág. 110. en una relación de poder que se analiza precedentemente a la luz de la revisión del concepto de Sociedad Civil. que vincula fuertemente ambos niveles tiene en el caso a describir una serie de consecuencias que sin caer en el análisis catastrofista. se entiende a esta figura no como una abstracción. pero particularmente el Gobierno Local pueda sacudirse de su ropaje tradicionalista y burocratizante y entrar en una lógica de democratización de relaciones. Tanto la sociedad civil como la institucionalidad estatal de nivel central. Arcis – LOM. En este plano es importante considerar que la figura del Municipio con sus falencias y potencialidades se vincula directamente con la lógica del aparato del Estado. es decir. abriéndose los espacios para que la ciudadanía no sólo exprese sus requerimientos sino que tome parte activa .en la solución de sus necesidades más sentidas. Gabriel Salazar . impidiendo en gran forma que la tan bullada relación Estado y Sociedad Civil. puesta como uno de los principales elementos en el tapete de la discusión ciudadana post ’90. se pueda afianzar no en términos funcionales. Espacio y Gestión”. la trama social que surge como parte o contraparte de dicho Estado y que se vincula directamente a esta estructura. . es decir. reaccionan críticamente a la calidad y cantidad de operaciones municipales para implementar Políticas Públicas Nacionales”7. en “Autonomía.

sino que se asume como un momento en el proceso de formación de éste. tanto así que se podría llamar el Estado interno o interior”. El concepto de Sociedad Civil ha visto delimitada su extensión y su interpretación casi únicamente al concepto de Estado. es decir. dándole además una connotación social. enfoque que en el siglo XVIII se relacionaba además con la idea de progreso humano. Por una teoría general de la política”. 9 Ibid. Colombia. Gobierno y Sociedad. señalando que la sociedad civil representa un momento negativo en el desarrollo histórico a pesar de su connotación de sociedad civilizada. resulta necesario realizar una pequeña revisión que permita acercarnos con mayor claridad a este importante eje conceptual del presente estudio.¿QUE ENTENDEREMOS POR SOCIEDAD CIVIL? El concepto de Sociedad Civil corresponde a uno de los términos de mayor disputa en el ámbito teórico. Rousseau derriba esta lógica. Con la obra de Hegel. Pág. estando ligado principalmente al desarrollo del pensamiento político contemporáneo. Bobbio Norberto: “Estado. y por primera vez no se considera a la sociedad civil ligada a la figura del Estado en su globalidad. sociedad natural o la sociedad religiosa. civil. mientras que el Estado propiamente dicho es el momento éticopolítico. constituyéndose por un conjunto de aparatos que en un sistema social organizado ejercen poder coactivo. 1997. 8 . siendo considerado desde su perspectiva negativa.9 b. el Estado Jurídico – administrativo. cuya misión es la de realizar la adhesión íntima del ciudadano a la totalidad de la que forma parte. Bajo este antecedente. Se verá relacionada con el concepto de Sociedad Política o Estado. 53. contextualizando tal utilización en función de la diferenciación con la llamada sociedad doméstica. al ámbito de las relaciones sociales que no está regulada por este. Para Bobbio “la sociedad civil hegeliana representa el primer momento de la formación del Estado. identificándose varios sentidos del término los cuales identificaremos a través del análisis de Norberto Bobbio8: a. bárbara. específicamente en el ámbito de la dicotomía entre este concepto y la figura del Estado. cuya tarea es la de regular las relaciones externas. Fondo de Cultura Económica. Dichas consideraciones han sido fruto de un interesante desarrollo en el tiempo. Se vinculará a la acepción de sociedad salvaje. c.

Bobbio. es posible pensar entonces en dos planos superestructurales que a juicio del pensador italiano son los siguientes: “uno que podríamos llamar de la sociedad civil formado por el conjunto de los organismos vulgarmente llamados privados y otro de la sociedad política o estado. Con Marx y específicamente con el Prefacio de la “Contribución a la Crítica de la Economía Política”. Funda a partir de este análisis la mirada antitética respecto de la relación sociedad civil y Estado. La convertirá entonces en la sede de las relaciones económicas. Pág. pero a diferencia de Marx asume que la sociedad civil no se encuentra relacionada con la base material de las relaciones (contrapuesta a la superestructura). Finalmente la obra militante del teórico italiano Antonio Gramsci (1891-1937) da cuenta de la diferenciación entre sociedad civil y Estado. A partir de ello. 77. A Marx (luego de la lectura de Hegel) le queda la convicción que las instituciones jurídicas y políticas tienen sus raíces en las relaciones materiales de existencia. que corresponde a la función de hegemonía que el grupo dominante ejerce en toda la sociedad y a la de dominio directo o de comando que se expresa en el estado y en el gobierno jurídico”10. Gramsci concebirá a la Sociedad Civil como la esfera en la que actúan los aparatos ideológicos cuya tarea es la ejercer hegemonía y mediante la hegemonía obtener el consenso (para reproducir la dominación). sino también logra obtener el consenso activo de los gobernados. 1972. Cuadernos del pasado y presente. P y P Nº 19. Gramsci: “Gramsci y las ciencias sociales”. de las relaciones que conforman la base real sobre la cual se erige una superestructura jurídica y política. Edición ampliada. e. interpretación que para Bobbio será parcial respecto de la sociedad civil. se abre el período de utilización del concepto de sociedad civil que actualmente se encuentra en consenso teórico. Gallino. De esta forma. es decir. Debray.d. el Estado es concebido como todo el complejo de actividades prácticas y teóricas con las cuales la clase dirigente no sólo justifica y mantiene su dominio. anidando de esta forma al poder de carácter ideológico que a su vez resulta diferente del poder político. sino que por el contrario posee un carácter superestructural. Córdoba. la clase dominante ejerce su supremacía tanto sobre la Sociedad Pizzorno. Para este autor. 10 . escrita en 1859. En este cuadro.

se abre una bifurcación por donde el intento de reforzar una instancia no estatal sino que ciudadana se transforma en consolidación de la dominación de clase. es decir. ya que depende del carácter hegemónico del Estado y en segundo lugar es necesario reconocer la contradicción implícita de buscar esta autonomía de la sociedad civil desde los espacios estatales en tanto constituye una dimensión que siempre la limitará debido a la propia naturaleza que lo constituye. para lo primero utiliza el aparato hegemónico. lo cual lleva a considerar a la sociedad civil como condición sine qua non .Civil como sobre la Sociedad Política. etc. Esto llevará a Gramsci a señalar: Estado = dictadura + hegemonía. Sin embargo. El análisis anterior. consolidando de esta forma la hegemonía de la cual habla el pensador italiano. Desde su mirada teórica y de sustento de la praxis militante. el aparato jurídico estatal. para lo segundo utiliza la legislación. poniendo en custionamiento dos elementos que se consideran centrales: en primer lugar. sino más bien el resultado de un cierto carácter de lo que se podría llamar “Estado extenso o Estado ampliado”. aplicado a nuestra realidad nos lleva a asumir la diferencia de opinión con la visión compartida por autores en muchos estudios. de iniciativa individual. la coerción. la sociedad civil no puede ser concebida como un espacio autónomo. la Sociedad Civil no sería entonces una dimensión opuesta del Estado. a partir del cual se transita contrariamente hacia un ejercicio de funcionalización de esa sociedad civil. consensual. tiene directa relación con la orientación con la cual se ha asumido este concepto en múltiples estudios y análisis políticos realizados en nuestro país. Lo anterior. la cual señala la importancia de fortalecer a la sociedad civil con el fin de que ésta cumpla su papel al contrapesar la acción del Estado o del Mercado. tarea en la cual sería el propio Estado a través de las políticas públicas el llamado a cumplir con este objetivo. lo que vemos en la realidad es que este proceso de transferencia de atribuciones y responsabilidades desde el Estado a este espacio intermedio vuelve en algún momento a un punto inicial.

imágenes y discursos públicos. ciudadanos o habitantes. Octubre de 1998. del Estado y del propio ejercicio Político Social. grupos formales e informales. diferentes del Estado. Pág. los cuales sí se mueven en la arena política. quien señala: “El concepto de sociedad civil se refiere a un espacio intermedio que no está ocupado ni por el Mercado ni por el Estado o por los Partidos Políticos. Claudia: “Participación Social y Ciudadanía. agrupaciones intermedias. provocando esta generalidad un vacío en la interpretación. Gobierno de Chile.del logro de una democracia sólida11. 11 . 4. intereses. nos encontramos con trabajos en los cuales no se explicita suficientemente el concepto. Un primer ejemplo lo encontramos en un texto sobre participación social y ciudadanía desarrollado por Claudia Serrano. En segundo lugar. Se trata de asociaciones. productivas. los que juegan papeles diversos en lo que concierne a su aporte a la política pública. División de Organizaciones Sociales: “Plan para el Fortalecimiento de las Organizaciones de la Sociedad Civil”. Pág. es decir. se desprende en tercer lugar un dato interesante: la sociedad civil por un lado es concebida en el margen de la política activa. se le otorga una posición bastante y difícilmente . territoriales o funcionales donde participan directamente los vecinos.neutra a la llamada sociedad civil. Mayo del 2001. interesa destacar que en primer lugar que no sólo se considera la dualidad Estado – Sociedad Civil en los análisis. sino que existe la intención de hacer sinónimo la Sociedad Civil de la Sociedad en general. Lo anterior. organizaciones sociales. A partir de ello. sin embargo esta misma sociedad civil es concebida en otro plano como un eje que facilita el desarrollo de los derechos ciudadanos. lo cual dificulta la realización de una revisión más profunda. Junto a ello. un debate del Chile contemporáneo”. 12 Serrano. lo que da cuenta de la vitalidad y autonomía de la sociedad civil. con sentido de identidad. en tanto se asume como un espacio distante del Mercado. la protección social de la población y la integración social”12. actor/a en la creación de espacios. incluso se ve plasmado en forma muy clara en opiniones de este plano: “un aspecto fundamental de la vigencia actual de la democracia es el desarrollo de espacios públicos. Por ello la ciudadanía activa tiene relación con ser sujeto de derechos y sujeto de la construcción pública común. movimientos sociales. pertenencia y membresía a una determinada comunidad política. 19. De lo anterior.

Es por ello. Fundación Nacional para la Superación de la Pobreza. “que la participación. 5. Enero del 2000. 15 Palma Diego: La Participación y la Construcción Ciudadana.entre cuyos miembros hay relaciones de responsabilidad. Por ello. 14 Un análisis interesante en este plano es el que provee Martín Hopenhayn en su artículo “La participación y sus motivos” en Acción Crítica. que lo que interesó rescatar fue el sentido innovador de algunas de las experiencias sociales estudiadas. las cuales por sus características pueden ser consideradas como prácticas de tipo Autogestionario o bien como prácticas Clientelistas. que el hecho de asumir una “entrada“ diferente a esta problemática. es decir. se entendió la Participación ampliando su radio de acción. 1988. 20. generando una cierta ambigüedad conceptual que muchas veces dificulta identificar con claridad hacia donde se dirigen tales esfuerzos teóricos14. entendemos que la Participación resulta de un proceso. Es importante destacar. especialmente porque ha sido y es utilizado indistintamente desde diferentes posiciones. Programa Ciudadanía y Gestión Local. Documento de Trabajo Nº 27. Centro de Análisis de Políticas Públicas. Universidad de Chile. es considerada como un complemento y no una anulación de los aportes debidamente señalados en las notas a pie de página. plasmada en la visión de Antonio Gramsci. Universidad ARCIS. En este marco. sea de personas en organizaciones comunitarias de cualquier tipo o sea de grupos en políticas nacionales o locales es una relación. De allí que estas situaciones se recogen y se entienden mal cuando el poder se “cosifica” 15 conceptualmente”” . Lima. No podemos concebir el logro de Participación Provoste Patricia y Valdés Alejandra: “Democratización de la gestión municipal y ciudadanía de las mujeres: Sistematización de experiencias innovadoras”. Celats. incorporando también al análisis aquellas iniciativas diversas en forma y fondo. aludiendo a conceptos que se explicitan más adelante. Pag. solidaridad y lealtad”13. Centro de Investigaciones Sociales. interdependencia. ¿CÓMO SE CONCIBE LA PARTICIPACION SOCIAL? El concepto aludido resulta complejo. se mueven y transforman dinámicamente. Pág. una variable continua que se puede concretar en múltiples formas que. asumiendo así. además. 13 . resulta necesario clarificar que para efectos del estudio. tal como señala Diego Palma.

Universidade Federal do Ceará. el profesor Palma propone entonces que el proceso de Participación se desarrollaría al confluir ambos componentes. el primer componente se vuelve de enorme importancia. Pedro: “Partipacao é CONQUISTA. Brasil . La Participación como tal no puede ser concebida como un regalo. sin entenderse como un fenómeno concebido a plenitud. A partir de la confluencia señalada. 17 Palma Diego: Ibid. En este plano. sería posible entonces llegar a la Participación Sustantiva. toda vez que aquellos sectores que poseen habilidades y herramientas de conocimiento básicas respecto de lo que sucede a su alrededor tienen una fortaleza que indudablemente facilita el proceso de incorporación y desarrollo de una práctica social colectiva. tiene relación directa con los espacios que son visualizados en el marco de la formulación de la política social. siguiendo al profesor Palma a partir de la confluencia de dos elementos: la capacidad de participar y la posibilidad de participar17. se va creando dicha práctica. es decir es un proceso en el cual se va haciendo. aquellos espacios a partir de los cuales los diferentes grupos pueden incorporarse a una acción colectiva. 1986. como tampoco puede ser considerada como una concesión. Nocoes de Política Social Participativa”.a partir de acciones coyunturales y momentos delimitados especialmente por la oferta del Estado. es decir. 16 . Es por ello. como una prerrogativa entregada por la clase dominante. que la Participación es entendida. ya que de otra forma el intento se queda “ a medio camino” transformándose en una práctica asistencialista debido a la carencia de elementos para la integración de la propia comunidad o bien se transforma en una práctica funcional debido a que las capacidades existentes en la comunidad deben terminar ajustándose irremediablemente a la oferta que se realiza generalmente desde el aparato del Estado o desde otros sectores de la Sociedad Civil. acercándose a la concreción nunca acabada de la constitución de sujeto social. El segundo componente. Dicha apuesta asumida por el teórico brasileño Pedro Demo16. ¿QUÉ SÉ ENTENDERÁ POR PRACTICA AUTOGESTIONARIA Y CLIENTELISTA? En el marco de la necesidad de explicitar los ejes conceptuales que le otorgan sustento al presente estudio y en función de la carencia de definiciones teóricas que Demo. Siguiendo dicha reflexión. ya que no se podría conquistar en el proceso de la promoción. demuestran fielmente esta posición al señalar que la “participación es conquista”.

recrean y transforman en . posee básicamente las siguientes características en el escenario local: La práctica comunitaria no depende significativamente de una relación directa con el Estado (a modo de aparato central o local) en lo relativo al aporte de recursos financieros y materiales desde estos niveles. dando cuenta hitos importantes que ayudan a entender lo que fue el movimiento popular del Chile de los ‘60. Dicha capacidad nos ayuda a penetrar en el contexto filosófico que rodea el plano de la realidad social y de la cotidianeidad de quienes la crean. Por su parte. Es así como se entenderá por Práctica Autogestionaria aquel referente ideológico de acción comunitaria que sustentado por las percepciones de los sujetos que desarrollan la práctica colectiva (organizada formalmente o no). como un referente ideológico. centrado básicamente en las siguientes características: La práctica se desarrolla a partir una vinculación importante con el aparato del Estado. EL CONCEPTO DE LA PRAXIS SOCIAL Y SU RELACIÓN CON LA TEMÁTICA DE ESTUDIO Una de las características identificadas en muchos análisis realizadas sobre la comuna de Cerro Navia tiene estrecha relación con la capacidad demostrada por sus habitantes para transformar la realidad social y política que enmarcó el proceso de asentamiento urbano en dicho territorio. sino que sólo se espera contar con puntos de orientación para el análisis posterior.explicitaran suficientemente los principales tópicos aquí reseñados. En la generalidad es la propia práctica comunitaria la que permite conseguir los recursos para desarrollar iniciativas. La relación de este tipo de organizaciones con el aparato del Estado les permite contar con una provisión permanente de insumos que facilita el desarrollo de su práctica cotidiana. debiéndose dejar establecido que en ningún caso se pretende con ello establecer máximas estáticas e inflexibles. se entiende a la Práctica Clientelista. se decidió la formulación de una serie de características que actuaran como referentes.

quien a los ojos del autor citado logró integrar su aporte en términos de la ideología y de la propia ciencia. en una relación en donde la praxis funda la teoría. ni la actividad subjetiva (separada de la objetividad).su diario vivir. no es transformación objetiva (separada de la subjetividad). En este cuadro resulta pertinente señalar el aporte de algunos teóricos como Adolfo Sánchez Vásquez. Adolfo: “Escritos de política y Filosofía”. resulta necesario recordar que las bases de esta distinción se encuentran en la obra de Marx. Por ello. el cual aunque no esté conciente en la cotidianeidad de quienes son parte de esa particular realidad. Este proceso de construcción de realidad es el que también interesa captar en el diálogo concreto con los sujetos que conforman comuna. se prioriza por información proveniente de los propios sujetos con el fin de llegar a un acercamiento del significado que se le otorga a la relación entre la trama social y la institucionalidad. qué elementos la componen y de que forma permite avanzar en el proceso de constante movimiento y transformación. se presenta inevitablemente día a día. a la vez que esas circunstancias son transformadas por los propios hombres. V. En este plano. otorgando importantes insumos que remiten al concepto de Praxis Social. lo consignado al comenzar el párrafo logra el nexo de relación justo al reconocer que para Marx la acción está determinada por las circunstancias. la nutre y la impulsa a la vez que la teoría se integra como un momento de la praxis18. . tratando de dilucidar cómo se desarrolla la praxis en un escenario local. sino la unidad de ambos momentos. LOS ASPECTOS METODOLÓGICOS Una premisa básica en todo estudio está dada por la existencia de un soporte metodológico que permita al lector comprender el punto desde el cual el investigador “se para” a 18 Sánchez Vásquez. Es este cuadro. especialmente cuando esta dimensión de la realidad nos remite a categorías como “sujeto histórico” o “productor de espacio urbano”. ideales y esperanzas de clase y logrando lo segundo a partir del riguroso análisis del sistema económico social que aspiraba transformar. para quien la praxis no es simple práctica. constituyendo una dimensión del análisis aplicable a la construcción de la realidad de ese movimiento popular. transformando en categoría de insuficiente significado el concepto de “actor social”. desarrollando el primer aspecto en tanto contenido emancipatorio de su propio pensamiento. 1987.

toda vez que el conocer desde la mirada de los sujetos nos acerca a la dimensión de la llamada realidad de la vida cotidiana20. para señalar luego que a su juicio “En la sociología coexisten en la actualidad tres paradigmas: el materialista histórico. Centro Editor de América Latina. Serie Los Fundamentos de las Ciencias del Hombre. Bajo esta concepción. cada uno de ellos suscita una distinta reflexión epistemológica cuyos resultados no pueden aplicarse a los restantes”19. Buenos Aires. el positivista y el interpretativo. los problemas teórico-epistemológicos”. se optó por el Paradigma Interpretativo. En este contexto. Siguiendo lo anterior y condicionado por los objetivos definidos para la investigación. Para el caso de esta investigación. 19 . 1993. entregada por el paso de una perspectiva cognitiva centrada en un mundo objetivo (positivista por cierto) y una mirada centrada en el contexto del llamado “mundo de la vida” que indica que la forma de conocer esta ventana abierta a la realidad no puede ser la observación exterior a los fenómenos estudiados. lo cual permite recuperar la perspectiva de los propios sujetos y comprender a la vez el sentido de la acción en un marco donde las relaciones sociales son subjetivas. Dicha orientación nos permite al mismo tiempo pasar de la observación a la comprensión de la realidad estudiada. con su vivencia. Irene: “Métodos Cualitativos I. toda vez que la necesidad de captar el sentido de las prácticas sociales remite a la vinculación directa con los sujetos. sino más bien la comprensión de las estructuras significativas de este mundo. enfoque desde el cual se asume que existe la necesidad de comprender el sentido de la acción social en el contexto del mundo de la vida y desde la perspectiva de los propios sujetos. con aquellos elementos que generalmente la institucionalidad invisibiliza y que al mismo tiempo Vasilachis de Gialdino. 20 Berger y Luckmann: “La construcción social de la realidad”. Surge así la importancia de los conceptos de “realidad” y “conocimiento”. Amorrortu Editores. el concepto de Paradigma cobra especial relevancia. existe una premisa fundamental.realizar esta labor. como los marcos teóricometodológicos utilizados por el investigador para interpretar los fenómenos sociales en el contexto de una determinada sociedad. labor desarrollada a partir de la participación en ella. resulta altamente coherente este enfoque. Buenos Aires. 1994. entendiéndose por la autora Vasilachis de Gialdino.

Proceso a partir del cual el (la) entrevistado (a) se incorpora a la organización en la cual participa. Barcelona. Editorial Paidos. 1996. Taylor y Bogdan: “Introducción a los métodos cualitativos investigación”. 2. permitiendo iluminar de esta forma los aspectos característicos de la investigación y rescatando los aspectos centrales de las racionalidades implícitas en las experiencias de carácter Clientelistas y Autogestionarias. Lejos de asemejarse a un robot recolector de datos. Pág. técnica que según Taylor y Bogdan. experiencias o situaciones. es entendida como “reiterados encuentros cara a cara entre el investigador y los informantes. grandes temas que orientaron la entrevista a realizar. Caracterización de la organización en la cual participa. Así se elaboraron nueve referentes temáticos flexibles a partir de los cuales se orientó la recolección de información al alero de la técnica a utilizar.obstaculizan el desarrollo de apuestas diferentes en el plano de la transformación de la realidad. Percepción respecto al sentido y contenido de su práctica. tal como lo expresan con sus propias palabras. 101. Coherente con el enfoque metodológico. los cuales fueron los siguientes: 1. Percepción y caracterización respecto de la práctica social y política que desarrollan. Las entrevistas en profundidad siguen el modelo de una conversación entre iguales y no de un intercambio formal de preguntas y respuestas. Con el fin de orientar el proceso de recolección de información se elaboraron los llamados “Focos de Interés”. 6. 21 de . Percepción respecto de los facilitadores y obstaculizadores que este tipo de práctica genera en sus grupos. el propio investigador es el instrumento de la investigación y no lo es un protocolo o formulario de entrevista”21. Percepción y caracterización de la influencia que su actuación como dirigentes o participantes tiene en el resto de la organización o comunidad. 4. la opción por el instrumental a llevó a inclinarse por la denominada “Entrevistas en Profundidad”. encuentros estos dirigidos hacia la comprensión de las perspectivas que tienen los informantes respecto de sus vidas. 3. es decir. 5.

las cuales fueron definidas como casos representativos principalmente por su cercanía a los criterios estudiados y elaborados para las categorías de organizaciones autogestionarias y clientelistas y a dos Directores del Municipio. 8. 7. Percepción de dirigentes y participantes respecto de las características sociales y políticas del escenario a partir del cual se origina la práctica estudiada. teniendo como salvedad el hecho de que esta información tuviese un carácter de complemento de los datos recogidos en primera instancia desde los dirigentes sociales. conociendo consecuentemente las lógicas que cruzan la relación comunidad – municipio.7. . Características más importantes que el entrevistado percibe respecto de la relación comunidad . los cuales por su propia actividad profesional y jerárquica se encuentran en estrecha relación con las organizaciones sociales de la comuna. 2. 5. Análisis y perspectivas de la relación comunidad – municipio. De acuerdo con los objetivos definidos previamente. Para llevar a cabo esta tarea se elaboró una pauta que incluyó los siguientes temas: 1. 9. 6. se pudo desarrollar la fase de recolección de información a través de las entrevistas aplicadas a representantes y participantes de cinco organizaciones sociales de la comuna de Cerro Navia. 4. Percepción respecto de los facilitadores y obstaculizadores que aparecen en la relación Comunidad – Municipio. Las principales tensiones provocadas por la presencia de estas lógicas. Percepción respecto de los facilitadores y obstaculizadores que aparecen en la relación de la comunidad con los actores políticos y técnicos del municipio.municipio. Prioridad del tema Participación en el ámbito institucional. se entendió la necesidad de recoger información a partir de entrevistas con actores municipales. Racionalidades presentes en esta relación. Antecedentes respecto de la trayectoria del funcionario en el Municipio. Conceptualización de la Participación Social. De esta forma. Características del actual entramado de organizaciones sociales de Cerro Navia y las racionalidades que se encuentran en su praxis cotidiana. 3. 8.

En segundo lugar. siendo este vinculo funcional respecto a la obtención de recursos.A. se percibe que el obstáculo para generar relación con la institucionalidad se encuentra dado por su tenaz oposición y crítica a esta figura y al objetivo de conservarse fuera de los “ejes de dominación”. ya que por el contrario lo que se recogió en la percepción de los entrevistados se parece más a una vinculación institucional matizada. Esta posición podría considerarse estratégica. LOS EJES DE LAS CONCLUSIONES DE LA INVESTIGACION Como parte esencial del estudio se elaboró el acápite de conclusiones para lo cual se realizó el ejercicio de conectar los elementos del marco conceptual con los hallazgos producto de la aplicación de la técnica de entrevista en profundidad.VI. . es decir. tienen opinión crítica sobre algunos aspectos y revisan concientemente los pro y los contras de esta tendencia. en tanto asumen su vinculación como camino a la obtención de recursos estatales.Las organizaciones sociales que realizan una práctica Autogestionaria relacionándose con el Municipio pero manteniendo su autonomía. VI. En este plano.Las organizaciones sociales que realizan una práctica autogestionaria y no se vinculan con la institucionalidad por principios ético políticos.Las organizaciones sociales vinculadas institucionalmente. lo cual sin embargo no los obliga a entrar al círculo funcional de la institucionalización . cuya relación y acción cotidiana se desarrolla conscientemente respecto de los facilitadores y obstaculizadores que ello origina. resulta relevante advertir que se distinguen cuatro modalidades globales de relación Municipio-Comunidad: . EL CONCEPTO DE LO AUTOGESTIONARIO Y CLIENTELISTA A PARTIR DE LA PERCEPCIÓN DE LOS ENTREVISTADOS Un primer aspecto interesante de destacar es el hecho de que los resultados obligaron a modificar la visión de lo “clientelista” como una “categoría pura” que orientara el análisis de la relación entre el Municipio y las Organizaciones. . a organizaciones que coincidiendo en gran medida con la política institucional del ámbito local.

. especialmente para la sustentabilidad y validez del proyecto que ellos defienden. relevando la mirada crítica a un segundo lugar.B. aparece otro elemento interesante. En tercer lugar. es posible advertir a través de las opiniones recogidas que la modalidad de relación con el aparato del Estado (autogestionaria o clientelista) no aparece explicitada bajo ninguna alusión que cuestione o rechace la práctica. ya que si bien esta modalidad de relación puede traducirse en menores posibilidades de financiamiento. evitando depender de esta forma del posible financiamiento del aparato estatal. ventaja que se refleja en el logro de objetivos más claros y de mayor alcance. es necesario destacar que para los entrevistados el concepto de Autogestión remite inmediatamente a recursos. De la misma forma. al mismo tiempo les permite alejarse del sentido burocratizador del ejercicio institucional. VI. relacionado con la tensión propia de las organizaciones. LAS CARACTERÍSTICAS DE LAS ORGANIZACIONES SOCIALES ESTUDIADAS Esta Información otorgó la oportunidad de caracterizar a las organizaciones sociales. generándose un vacío que deja sin sustentabilidad la acción colectiva. En este sentido es importante rescatar algunos puntos: . lo cual es posible de comprender tal vez como parte de la asimilación del discurso hegemónico.Las organizaciones sociales vinculadas institucionalmente y que no poseen otra finalidad que la de desarrollar acciones (a manera instrumental) solamente a partir de recursos municipales sin cuestionarse esta dependencia en las relaciones que se derivan de ella. dieron cuenta a través de sus dirigentes de las particulariedades que finalmente definen las diferencias de estilos y visiones entre los grupos que conforman la trama organizacional de Cerro Navia. En este plano si bien es cierto la estrategia les permite subsistir. el cual valida sistemáticamente el orden político y social interno. acota en forma significativa su propia proyección como grupo de trabajo toda vez que se asume la lógica de quien sólo recepciona la oferta estatal sin consolidar un proyecto en el cual se aborden las necesidades reales de la población. En cuarto lugar. que definidas previamente como representativas de las lógicas señaladas.

los insumos derivados de las entrevistas realizadas al interior del Municipio.En primer lugar es importante señalar que con relación a las prácticas estudiadas se percibe que aún se mueven en gran forma bajo la figura de la oferta de espacios de participación por parte del Estado y no de la acción de la propia población. desapego a la jerarquía y democratización de espacios resultan de vital importancia para fortalecer el sentido de la práctica cotidiana de estos grupos. e incluso son identificadas por las organizaciones estudiadas (específicamente las de carácter territorial) y por el aparato estatal como generadores de quiebres y disfuncionalidades. En tercer lugar. nuevamente surge la paradoja ya citada. los cuales se relacionan generalmente con una mirada contraria al modelo de desarrollo vigente. como asimismo origina que las organizaciones con mayor vinculación institucional se transformen en un complemento de la labor asistencial del Municipio. demanda que involucraría una incorporación a la discusión y definición conjunta con el poder político. en la cual la oferta de participación se sigue dando desde el espacio estatal y no una respuesta a la demanda concreta de la comunidad. lo cual las convierte en instancias de mediación de los problemas básicos de la comunidad. emplazando como eje de la relación a las carencias de la población y no las potencialidades que ésta demuestra en la cotidianeidad. aspecto que concuerda con los análisis efectuados por algunos estudios que entregaron ya hace algunos años importantes luces respecto del contexto y . Un cuarto aspecto rescatado dice relación con la búsqueda de espacios flexibles de trabajo en el plano organizacional especialmente de parte de grupos con prácticas autogestionarias. Esto lleva a que la práctica de las organizaciones autogestionarias se quede sin vinculación con otras instancias colectivas (hay escasas redes de trabajo común). El segundo aspecto interesante dice relación con la carencia de espacios de diálogo y desarrollo de posiciones políticas asistémicas a nivel comunitario. Así. La incorporación como base de sus relaciones de principios de horizontalidad. dan cuenta de la tensión entre la existencia de instrumentos y definiciones insertas e estrategias de “fortalecimiento de la participación social” y el desconocimiento de dichos canales por parte de la propia comunidad.

Es posible advertir que en los casos estudiados. cuyo sentido de acción resulta amplio en tanto objetivos. lo cual permite generar procesos de resocialización permanente del grupo con el cual se articula el trabajo. con vinculación parcial con el aparato del Estado. principalmente debido a que la actividad se vuelve escasamente motivadora y que no alcanzaría debido a su baja intensidad a incentivar nuevos procesos. que en su calidad de aparato del Estado ve vincularse a sus 22 Ver Capítulo “Asociaciones ciudadanas emergentes: palabras y gestos nuevos en la sociedad chilena” en “Asociacionismo emergente en Chile: estudios y reflexiones”. Un quinto tema relevante deriva a las dudas existentes en las organizaciones respecto de la proyección de su práctica. • Las organizaciones vinculadas a planos culturales recreativos. • Las organizaciones cuyo eje de acción está centrado en la labor de servicio y solidaridad con los propios vecinos. Existe en ellas un fuerte componente ético.motivaciones a partir de las cuales se ha desarrollado este proceso22. División de Organizaciones Sociales. Es posible advertir en ella una lectura sociopolítica de la realidad. Marzo del 2001. abarcando desde la satisfacción de necesidades de ocio hasta la construcción de espacios de acogida. . la mayoría de las organizaciones representó su inquietud respecto de la posibilidad real de que el sentido de su quehacer tuviera continuidad a partir de nuevos cuadros de participantes. las cuales generan recursos para su subsistencia y dan cuenta de una crítica conciente a las estructuras tradicionales de organización y conducción de las relaciones de poder al interior del territorio local. siendo el factor compromiso un elemento cuestionado en el ámbito de todas las experiencias. El sexto aspecto importante de mencionar se relaciona con la identificación de tres niveles diferentes en los cuales se encontraría el sentido de la práctica según la percepción de los entrevistados: • Las organizaciones con autonomía en su gestión. lo cual las lleva a ocupar un espacio intermedio entre los grupos que demandan soluciones a sus problemas y el municipio. la cual sin embargo no se constituye en el eje de su accionar.

abordando desde esta perspectiva lo que se ha denominado por Palma la “participación sustantiva”23. para quien la participación sólo es posible de concebir a través de un proceso que permite conquistar y apropiarse de espacio sociales. 23 . consolidando una rutinización de procedimientos y acciones. resulta importante recordar una distinción existente ya en algunos estudios y que señalan la diferencia entre una lógica “burocrática” (en rigor burocratizante) y la Palma Diego: Experiencias innovativas en gestión local (informe de investigación) Centro de Investigaciones Sociales. una Racionalidad Profesional o Técnica y una Racionalidad Política. permitiría abordar otros ámbitos del desarrollo social y comunitario específicamente. La racionalidad Burocrática se percibe como un aspecto enquistado en el aparato municipal a partir de la cual se reproducirían permanentemente patrones de conducta. priorizando objetivos y metas de mediano y largo plazo y considerando los cambios que se persiguen como fruto de un proceso y no como un producto posible de conseguir a través de acciones aisladas. 2001. acotada en tiempo y recursos. Lo anterior. Lo anterior. VI. el análisis arroja la existencia de tres categorías que no siendo “puras”.C. acudiendo desde una perspectiva asistencialista.equipos profesionales con estos “pesquizadores” de problemáticas sociales. a dicho llamado. dando un paso desde allí a las transformaciones de los sujetos. son posibles de identificar en el discurso elaborado tanto por dirigentes sociales como por funcionarios municipales: la Racionalidad Burocrática. nos remite a lo señalado por Pedro Demo. Es el caso de las primeras dos categorías de organizaciones revisadas se advierte la acción colectiva a partir del quiebre de la lógica en la cual se inscriben los objetivos institucionales. En este sentido. sino que particularmente en el plano de las relaciones de poder. En este sentido. Universidad ARCIS. COMUNIDAD LAS RACIONALIDADES PERCIBIDAS EN LA RELACION MUNICIPIO - En el marco del estudio se entendió las “Racionalidades” como las formas de concebir la realidad con la cual las organizaciones deben convivir cotidianamente y que se enmarca no en un simples ordenamientos de roles y funciones insertas en un escenario territorial.

24 . análisis y propuestas generados por los propios cuadros técnicos. la falta de asimilación del sentido que posee el servicio público por parte de los funcionarios y una débil definición de objetivos de mediano y largo plazo. siendo de mayor pertinencia el de Administración Local. resultando sin embargo superada por esta última.lógica “administrativa”. principalmente porque quienes la sustentan no poseen la validación interna para hacer valer estos principios. lo cual obstaculiza principalmente el asignar sentido al rol que a la administración local le compete en lo que respecta al desarrollo comunal. asumiéndose una diferencia importante toda vez que se entiende que las características que de un gobierno local se relacionan con su capacidad de conducción de la vida comunal. Por último. donde la primera asume la rutinización como un acto que posee validación como fin en sí mismo y donde la segunda encuentra sentido en la existencia de procedimientos destinados a reformular y reforzar las dimensiones políticos sociales del quehacer municipal24. En el caso estudiado. la excesiva compartimentación asumida en el trabajo de las Unidades Municipales. lo cual redunda en la inexistencia de opinión respecto a los diversos temas que concitan el interés de la La distinción corresponde al profesor Diego Palma y se explicita en el informe sobre Experiencias innovativas de gestión local realizado para la Fundación Ford. de validación de los espacios de participación y representación popular tendiendo así a la construcción de un contexto democratizador desde lo micro a lo macro social. toda vez que la labor desarrollada por el recurso humano municipal perdería su sentido de trascendencia ligado a la búsqueda del bien común (aspecto que forma parte de visiones éticopolíticas). los cuales se ven sobrepasados por la opción de vinculación directa con la Alcaldesa. dando origen a una serie de experiencias marginales que no logran reorientar el rumbo predominantemente clientelista del aparato municipal. Dicha situación aparece ligada a los escasos espacios de discusión. Para muchos entrevistados la Racionalidad Profesional o Técnica convive permanentemente con lo político. Todas estas características nos hacen pensar que el concepto de Gobierno Local queda fuera de lugar. de respeto y generación de espacios democráticos. las entrevistas dan cuenta de la inexistencia de un proyecto compartido de Municipio. esta lógica del pensar y hacer gatilla la aparición de otras prácticas tales como la pérdida de validez de los conductos regulares como espacios de resolución de conflictos. quedando sujeto a criterios instrumentales.

Se entiende entonces que esta definición supera ampliamente el mero acto de depositar el voto en las urnas. pero también es la misma administración local la que al momento de acercarse este ejercicio ciudadano al umbral de la verdadera injerencia en la toma de decisiones coopta y retrocede frente a lo complejo que resulta la posible emergencia de variables que impactan en la gobernabilidad local. el municipio las invisibiliza. Reforzando aquello se identifica a la pérdida sistemática del sentido de la acción colectiva por parte de la comunidad – aspecto que tiene sus raíces en fenómenos sin duda de mayor envergadura facilitándose la incorporación de grupos y organizaciones a este tipo de relación. La racionalidad política se percibe por ello como generadora de clientelismo. sino que las propias organizaciones lo validarían como forma de obtención de prerrogativas. 25 . se percibe que la formalización de las organizaciones se orientaría en gran medida a facilitar la obtención de recursos financieros. especialmente cuando la práctica Se entiende la vida política como el conjunto de facultades y prerrogativas que se conceden de parte del Estado al reconocer el derecho de los individuos de hacerse parte de la definición de las reglas del juego que ordenan el destino de la propia vida social de la comunidad. Se provoca entonces el predominio de la “actitud funcional” a partir de la cual no se cuestionan decisiones de tipo político. Se percibe que es el Municipio quien formula propuestas de incorporación de la comunidad a la vida política activa25. reproduciendo así las pautas que permiten su propia continuidad. Este aspecto es identificado como un elemento distorcionador del esquema municipal por parte de la comunidad. entra al cuestionamiento la dimensión que asume en la realidad el “fortalecimiento de la sociedad civil”. teniendo un carácter ligado en gran medida a lo instrumental. En este sentido. la cual prefiere – tal como ya se ha señalado – utilizar canales paralelos de resolución de conflictos En tercer lugar la Racionalidad Política aparece como un resorte especialmente importante en la orientación de la búsqueda de fines por parte del Municipio.administración local. Dicho carácter no sólo se nutriría de la visión del municipio. conformando un fenómeno de “ida y vuelta”. estructurándose al mismo tiempo un segmento de grupos que por no cumplir con esta condición no contarían con la preocupación de la institucionalidad. De esta forma. especialmente porque a través de ella la institucionalidad acotaría y controlaría los espacios de participación existentes. construyendo en este ejercicio lazos democráticos. es decir.

existe crisis de la representatividad no obstante se sigue validando este enfoque desde la política pública. que a la luz de los contenidos revisados resulta altamente necesaria de desarrollar para superar de igual manera el reduccionismo teórico existente y principalmente la carencia de ejes de análisis a través de los cuales se asuma el desfase entre lo que sucede en la realidad y lo que se señala en la teoría. resulta relevante entonces señalar que a partir de este enfoque. Siguiendo este análisis. Dichas organizaciones obligan a emprender la búsqueda de una nueva conceptualización. contrariamente inicia el proceso de apropiación de dichas iniciativas cuando las organizaciones asumen esta oferta y declaran su voluntad de asumir un campo de acción de tipo colectivo. el Estado asume la oferta hecha a la comunidad en tanto espacios de participación que deben desarrollarse fuera del contexto estatal. sino como parte inherente del ejercicio de búsqueda de la democratización de las relaciones societales a partir del propio desarrollo de individuos y grupos – no se llega a concretar. consolidando de esta forma su control sobre estas iniciativas. los instrumentos de participación creados por el aparato del Estado no son validados desde su interior y finalmente la supuesta autonomía de la sociedad civil . La constitución de sujetos . nos encontramos con procesos que no alcanzan a la participación sustantiva sino que se quedan irremediablemente en lo funcional e incluso en lo instrumental. fundamentalmente porque tanto sus pautas de acción como el sentido de su praxis las coloca en contraposición a los ejes dominantes que reproducen los esquemas sociopolíticos en el plano local y nacional.no es tal.institucional obliga a las organizaciones sociales a asumir la lógica dominante a través de un ejercicio de funcionalización de principios donde la hegemonía de las ideas logra orientar el imaginario social hacia la aceptación de estas pautas. Así.vista como contraparte del Estado . las cuales retroalimentarán las fuerzas estatales a través de la legitimación política. se restringe el concepto de democracia al acto electoral o bien a ratificar decisiones ya previamente asumidas por la autoridad. existirían organizaciones que a partir de su propia lógica de acción superarían el encuadre de la sociedad civil definida por Gramsci. En síntesis. El cuadro de lo local se nos muestra entonces en su dimensión concreta: la oferta de participación social desde el nivel central y local es acotada. sin embargo. ya que para .no como fin último del proceso de participación.

desligándola por ejemplo de la espuria relación con los fondos concursables. Se requieren propuestas de cuadros técnicos y una nueva forma de concebir la participación social. se utilizaron los insumos recogidos con el fin de elaborar algunas “pistas de acción”.ello se requiere de condiciones que el actual contexto no provee. Se debe informar a la comunidad de la existencia de instrumentos que facilitan la incorporación a la vida ciudadana tales como la Ordenanza de Participación Ciuadadana. validándolo política y técnicamente. 6. Resulta importante la generación de propuestas políticas y técnicas que se orienten a configurar el Proyecto de Comuna. Se deben reforzar los canales y mecanismo de fiscalización comunitaria del quehacer de la . no olvidando de todas formas que lo comunal está íntimamente relacionado con escenarios globales. etc. Es necesario recuperar el sentido de la Política (no del abanderamiento partidista) superando el estigma negativo que se asume desde la institucionalidad y la propia comunidad. de carácter regionales y nacionales. LOS POSIBLES EJES DE UNA NUEVA CONSTRUCCIÓN DE LA RELACION SOCIAL ENTRE MUNICIPIO Y COMUNIDAD Con la intención de que este esfuerzo no sólo quedara bajo la figura de un ejercicio de corte teórico. 4. El aparato del Estado debe asumir que la oferta de espacios de participación surgidos sólo desde su propio seno no es suficiente. el Cesco. especialmente de carácter no gubernamental. las cuales pueden ser asumidas como elementos para el análisis y discusión.D. Esto resulta fundamental para la discusión respecto del “cómo quiero que sea mi comuna”. El Pladeco debe ser asumido como instrumento para la planificación y la toma de decisiones. VI. y facilitando la apropiación de éstos por parte de la comunidad. Es urgente reconocer la necesidad de articular estratégicamente esfuerzos conjuntos con otros agentes del espacio local. 2.EL ROL Y LOS DESAFÍOS DEL MUNICIPIO 1. Pladeco.. A.. convergiendo así en la reconstrucción de un espacio de discusión plural y diverso que tenga como marco global el análisis amplio sobre lo que se entiende por Democracia y Participación Social. 5. El Municipio debe superar la lógica instrumental de acción. los cuales indudablemente condicionan en gran medida el destino y la orientación que asume la realidad microsocial. 3.

El quiebre del sentido de la acción colectiva y la hegemonía lograda por la clase dominante provocan el surgimiento de análisis reduccionistas y parcelados respecto de los dos conceptos. La idea de las contralorías comunitarias surge como posible y coherente con la democratización de espacios requeridos. B.administración local. Gobernabilidad Democrática Local: El dilema Municipal en América Latina”. Pág. 7. En este plano. 8. entrando en el marco de las relaciones de poder.. Octubre de 1997. pero que indudablemente esta situación no les cercenaba su capacidad de autonomía 3. Resulta necesario que la comunidad redefina que se entenderá por democracia y participación. Esto. se ve profundizado por el desprecio que desde ambos ámbitos (mirada comunitaria e institucional) se desprende respecto de la actividad política. Recuperar la capacidad de propuesta del segmento popular como producto de su propia historia y de la praxis que construyó realidad social. Se debe asumir que la visión tecnócrata que hace sinónimo la participación al fondo concursable encapsula la capacidad de acción de las organizaciones y refuerza la lógica instrumental. Así la Municipalidad se sacudiría paulatinamente de su carácter de institución que se ha desarrollado los últimos años bajo la estrategia de contención de la participación social”26. . Reforzar con mayores recursos técnicos y humanos esta propuesta y asumir la transferencia de mayor cantidad de recursos financieros destinados a ser parte de la decisión ciudadana de la inversión comunal. 2. CUSO (Organización canadiense de Desarrollo Internacional).EL ROL Y LOS DESAFÍOS DE LA COMUNIDAD 1. 52. las cuales argumentaban que esta característica generaba mayores dificultades en tanto consecución de objetivos y metas materiales. Profundizar técnicamente la propuesta de trabajo definida para cada uno de los territorios de la comuna permitiría transitar hacia la desconcentración de espacios y a la descentralización paulatina. La estructura orgánica municipal debe adecuarse a la estrategia de participación ciudadana señalada en algunos instrumentos. resulta pertinente volver a recordar lo señalado por las organizaciones autogestionarias. En este plano sigue siendo vigente la imperiosa necesidad de “subvertir” el orden 26 Díaz Alejandro: “Gestión Municipal en Chile: Las miserias de los años perdidos” “Encuentro Latinoamericano.

posibilitando así una lectura sociopolítica de la realidad. . La comunidad debe reivindicar su propio conocimiento de la realidad cotidiana.tradicional y construir un orden deseado (visión éticopolítica). Priorizar la política de alianzas entre las organizaciones. 4. liderazgo validado por la acción y no por designación formal). el desarrollo de una plataforma básica de discurso y acción para un nuevo impulso democratizador. Es necesario en este sentido superar el carácter funcional que tiene el trabajo de redes. Asumir el escenario de crisis en la cual se encuentran las organizaciones. especialmente porque es la propia práctica de las organizaciones y sus grupos el elemento que permite que los sectores populares se asuman como interlocutores responsables frente a propuesta provenientes desde el aparato del Estado. flexibilidad organizacional. Esto permitirá repensar las nuevas formas de hacer organización requeridas por el actual contexto (mecanismos de convocatoria. lo cual lleva a entender este ejercicio como vehículo que permite conseguir resultados dentro del esquema de ciertos programas acotados en el tiempo. Se hace necesario refundar la organización social en su forma y en su sentido de fondo. 5.

Brasil . Buenos Aires. 1998...Echeverría Rafael: “El Búho de Minerva”.Forni. Julio de 1998.Díaz Alejandro: Condiciones políticas y técnicas para producir procesos de innovación en la gestión pública municipal”. CUSO (Organización canadiense de Desarrollo Internacional).Consultora Estrategia: “Plan de Desarrollo Comunal de Cerro Navia.García Huidobro.Berger y Luckmann: “La construcción social de la realidad”. 1997. Serie Punto de Fuga. 12.. 1992. Por una teoría general de la política”. Chile.. Fondo de Cultura Económica. Santiago de Chile. 4..Universidade Federal do Ceará.Bobbio Norberto: “Estado. Juan:“La concepción Gramsciana del Estado”. año 2000. la práctica de la investigación”. Dolmen Ediciones.Jorge Benitez (compiladores). Gabriel Salazar . Espacio y Gestión”. Buenos Aires.. División de Organizaciones Sociales: “Asociaciones ciudadanas emergentes: palabras y gestos nuevos en la sociedad chilena” en “Asociacionismo emergente en Chile: estudios y reflexiones”. Pedro: “Partipacao é CONQUISTA. 3. 7. Informe Final”.. Colección Sin Norte. Argentina. División de Organizaciones Sociales: “Plan para el Fortalecimiento de las Organizaciones de la Sociedad Civil”. en “Autonomía. 1980..Díaz Alejandro: “Gestión Municipal en Chile: Las miserias de los años perdidos” “Encuentro Latinoamericano. Octubre de 1997. Amorrortu Editores. Colección de Estudios Históricos. Gobernabilidad Democrática Local: El dilema Municipal en América Latina”. 8. Centro editor de América Latina. Colombia.Espinoza Vicente: “Para una historia de los pobres de ciudad”.Demo. 1986. documento N 8 de CIDE.Gobierno de Chile. Arcis – LOM. 1997. 13... Floreal: “Métodos cualitativos II. 1994. Mayo del 2001 . Nocoes de Política Social Participativa”. 10. Ediciones SUR.Gobierno de Chile.BIBLIOGRAFIA 1. la 9. Marzo del 2001. 11. 2. Gobierno y Sociedad. 5.

Pizzorno. Colección Sin Norte. Bernardo: “¿Cómo transformar el Estado? Más allá de mitos y dogmas”. Córdoba. Fondo de Cultura Económica. 25. Las Paradojas de la Modernización. Universidad ARCIS. Colección 70.. Gramsci: “Gramsci y las ciencias sociales”.. Edición ampliada.Hopenhayn. .. 1970. Editorial Herder. Serplac: “Pobreza y distribución del ingreso Región Metropolitana 1990-2000. Anatomía de un Mito.Palma Diego: Experiencias innovativas en gestión local (informe de investigación) Centro de Investigaciones Sociales.Kliksberg. Bobbio. Editorial Grijarbo.. 15. 1972. 18. 21.Moulian Tomás: Chile Actual.. resultados Encuesta Casen 2000”.I. 1992.Marx y Engels: “Tesis sobre Feuerbach y otros escritos filosóficos”. 20..PNUD: Desarrollo Humano en Chile 1998. Arcis – LOM. 26. Mideplan..Gobierno de Chile. Celats. 2001. 24. Subjetividad y Política”..Lechner.14. México. Santiago de Chile. 2ª serie. Julio de 1994.. Debray. Documento de Trabajo Nº 27. Municipalidad de Cerro Navia: Ordenanza de Participación Ciudadana de la I. México. P y P Nº 19. Cuadernos del pasado y presente. Centro de Investigaciones Sociales. Norbert: “Los Patios interiores de la Democracia.Palma Diego: La Participación y la Construcción Ciudadana. Universidad ARCIS.Pourtois y Desmet: “Epistemología e instrumentación Ciencias Humanas”. en 27. Lima. Publicación Nº 290. Centro de Análisis de Políticas Públicas. Enero del 2000. Marzo de 1998.MINVU.. 16. 1988.. 1990. Barcelona. Fundación Nacional para la Superación de la Pobreza. Serie Punto de Fuga. Municipalidad de Cerro Navia. 19. 22.. Fondo de Cultura Económica.Provoste Patricia y Valdés Alejandra: “Democratización de la gestión municipal y ciudadanía de las mujeres: Sistematización de experiencias innovadoras”. Julio de 1997. Mayo del 2000. 1989. Programa Ciudadanía y Gestión Local. Agosto del 2001. Universidad de Chile.. 17. División de estudio y fomento habitacional: “Ciudad y Vivienda en el Censo 1992”.. Gallino. 23. Martín: “La participación y sus motivos” en Acción Crítica.

Santiago. Irene: “Métodos Cualitativos I. 30. 29. en División de Organizaciones Sociales: “Asociacionismo emergente en Chile: Estudios y Reflexiones”. Documento N 69. Agosto de 1999..SERNAM: “Concepciones sobre la noción de participación con que trabaja la institucionalidad pública y como se define en esta el rol de la mujer”.: “Métodos de investigación en las relaciones sociales”.. 1996. Serie Los Fundamentos de las Ciencias del Hombre.Taylor y Bogdan: “Introducción a los métodos cualitativos de investigación”... Ediciones Rialp.28.. Cook S. Barcelona. Centro Editor de América Latina. Ciudadanía.Selltiz C. Wrightsman L.Vasilachis de Gialdino.Serrano. ciudadanía y los límites de la participación en el Chile actual”. los problemas teórico-epistemológicos”. España.. 32.Sur Profesionales: “Municipio 2000: Un nuevo trato”.. .SERNAM: “Sugerencias para incorporar análisis diferencial de género preferentemente en los perfiles de proyectos”. 34.. 35.. Claudia: “Participación Social y debate del Chile contemporáneo”. Agosto del 2000. 1980. 1993. Editorial Paidos. Material de apoyo y ejercicio práctico. Madrid.Sepúlveda Leandro: “Sociedad civil. Buenos Aires.. 31. Revista Proposiciones N 31. Octubre de 1998. un 33. Junio del 2000. Marzo del 2001.