HIGIENE MENTAL

INTRODUCIÓN Aquí nos vamos a referir al conjunto de hábitos conductuales que la persona incorpora a su comportamiento habitual para aumentar su bienestar y su calidad de vida. Cuando nos referimos a higiene física, todos nos podemos hacer una idea de lo que conlleva: cuidar nuestro cuerpo y mantener limpio y ordenado nuestro entorno próximo. Todo ello para prevenir problemas de salud, mejorar nuestra convivencia con los demás, etc. Pues en el caso de la higiene mental se trata exactamente de lo mismo. Vamos a explicarlo de una manera más clara: Tan importante es ducharnos a diario, cepillarnos los dientes… y toda esa serie de hábitos que asociamos con el cuidado del cuerpo y la prevención de problemas de salud física, como adquirir y mantener hábitos de higiene mental. Tan responsables somos de cuidar y mantener el cuerpo como la mente, porque no se pueden disociar; lo que le hagamos de bueno o de malo al cuerpo, repercutirá en la mente y viceversa. Ya lo decía Juvenal en la cita que todos conocemos: “Mens sana in corpore sano”, refiriéndose al equilibrio entre el cuerpo y el espíritu (o mentenos vamos a referir al conjunto de hábitos conductuales que la persona incorpora a su comportamiento habitual para aumentar su bienestar y su calidad de vida. Cuando nos referimos a higiene física, todos nos podemos hacer una idea de lo que conlleva: cuidar nuestro cuerpo y mantener limpio y ordenado nuestro entorno próximo. Todo ello para prevenir problemas de salud, mejorar nuestra convivencia con los demás, etc. Pues en el caso de la higiene mental se trata exactamente de lo mismo. Vamos a explicarlo de una manera más clara: Tan importante es ducharnos a diario, cepillarnos los dientes… y toda esa serie de hábitos que asociamos con el cuidado del cuerpo y la prevención de problemas de salud física, como adquirir y mantener hábitos de higiene mental.

Cuando nos referimos a higiene física, todos nos podemos hacer una idea de lo que conlleva: cuidar nuestro cuerpo y mantener limpio y ordenado nuestro entorno próximo. Todo ello para prevenir problemas de salud, mejorar nuestra convivencia con los demás, etc. Pues en el caso de la higiene mental se trata exactamente de lo mismo. Vamos a explicarlo de una manera más clara: Tan importante es ducharnos a diario, cepillarnos los dientes… y toda esa serie de hábitos que asociamos con el cuidado del cuerpo y la prevención de problemas de salud física, como adquirir y mantener hábitos de higiene mental.

los psiquiatras se basan con frecuencia en lo que se denomina el Manual de diagnósticos y estadísticas de desórdenes mentales (su sigla en inglés es DSM-IV. Para esto último. de la Organización Mundial de la Salud). lo que conlleva a un cierto límite. William Glasser. “condiciones de salud mental”.CONCEPTO DE HIGIENE MENTAL La higiene mental es el conjunto de actividades que permiten que una persona esté en equilibrio con su entorno sociocultural. . Otro psiquiatra. Por lo tanto.3 siguiendo el diccionario de definiciones de higiene como “prevención y mantenimiento de la salud”. mientras que las condiciones de salud mental se refieren al estudio de enfermedades mentales y al tratamiento médico posible y consecuente. puesto que se asocia la salud mental con problemas psiquiátricos y se reduce con ello el concepto de las condiciones de salud mental y psicológicas. Estas acciones intentan prevenir el surgimiento de comportamientos que no se adapten al funcionamiento social y garantizar el ajuste psicológico imprescindible para que el sujeto goce de buena salud mental. El concepto de salud mental fue descrito en primer lugar como “higiene mental” por el psiquiatra estadounidense Clifford Whittingham Beers en 1908. describió la “higiene mental” en su libro “Salud mental o enfermedad mental”. Sin embargo es necesario establecer un punto de diferenciación entre “salud mental” y “condiciones de salud mental“. la mayoría de los servicios prestados a la salud mental en general se encuentran normalmente asociados a la psiquiatría y no existen otras alternativas. quien fundó el Comité Nacional de Higiene Mental en 1909 y adelantó la campaña por los derechos de los enfermos mentales. de la Asociación Americana de Psiquiatría) o la Clasificación Internacional de Trastornos Mentales (ICD-10. La salud mental es lo que se trata de establecer en este estudio. así como en las siempre actualizadas guías como el “Proyecto de medicación Algorithm de Texas” (TMAP) para diagnosticar y descubrir enfermedades y desórdenes mentales.

3 Afrontar situaciones. Para tener una buena higiene mental. Instrucciones 1 Autoestima. Sin embargo. tenemos que permitirnos disfrutar las pequeñas cosas que nos suceden en el día. Piensa si éstas situaciones amerizan que tú le dediques tanta energía. representaciones. es anotar los aspectos positivos y negativos del día. Con esto lo que venimos a dejar patente es que se hace vital y fundamental para nuestra salud mental que reforcemos . no solo cuidamos nuestro cuerpo. 8 Balance del día. También se recomienda la realización de actividades que mantengan activa la mente. Compartir momentos. 5 Ejercicio mental. De esta manera. Es por eso. hacer crucigramas. tratar de incorporar ciertos hábitos para tener una adecuada higiene mental. La realidad no va a cambiar. 10 Si deseas leer más artículos parecidos a cómo tener una adecuada higiene mental.INSTRUCCIONES PARA TENER UNA ADECUADA HIGIENE MENTAL Los hábitos saludables importantes tanto para el cuerpo como para la mente. también conocidas como las hormonas de la felicidad. El ejercicio físico permite la liberación de endorfinas. leer. sino también nuestra mente. Muchas veces la resolución de un conflicto depende de nuestra actitud. 4 Ejercicio físico. 11 Valoración positiva de uno mismo. podemos evaluar cómo podemos mejorar aquello que consideramos como negativo y valorar lo que fue positivo. Tienes que empezar a valorar tus aptitudes y capacidades. Para tener una adecuada higiene mental debes empezar por ti. forma parte de nuestra salud mental. otras veces. Los ejercicios de relajación y respiración son fundamentales para tener una adecuada higiene mental. como por ejemplo. 9 Disfrutar. ansiedades. valorar lo que logramos y sentirnos agradecidos por las oportunidades que tenemos. 6 Necesidades básicas. Trata de evitar las preocupaciones excesivas y se optimista. De esta manera. Un adecuado descanso y una adecuada alimentación. no depende de nosotros. que se considera de suma importancia. pero nosotros podemos cambiar nuestra actitud frente a ella. 2 Pensamiento positivo. no te dejes llevar por los modelos sociales. Nuestra mente también necesita energía para funcionar correctamente. Céntrate sólo en aquellas cuestiones que están a tu alcance. son fundamentales para poder enfrentar el día. te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desordenes mentales. Es fundamental cuidar tu autoestima. 7 Relaciones sociales. Nuestros afectos son una parte importante de nuestra vida. los hábitos de higiene mental no suelen estar incorporados dentro de las características de un estilo de vida sana. sentirse querido y contar con personas queridas. Si tenemos adecuados hábitos de higiene mental. Un ejercicio que nos permite mejorar éstos hábitos. podremos prevenir varias enfermedades y trastornos que tienen su raíz en nuestros miedos. etc.

Muchas serán las situaciones y las personas que estarán presentes en nuestro alrededor y de todas ellas sólo hay que quedarse con lo que es positivo y bueno para nosotros. entre otras cosas. Es importante tener en cuenta que la ausencia de un desorden mental reconocido (como la esquizofrenia o la psicosis) no implica el bienestar mental. el practicar sexo… 15 Ver lo positivo. 18 La higiene mental debe ser cuidada por cada individuo a través de hábitos positivos que le permitan mantener el equilibrio interno. el potencial emocional y la competitividad forman parte de los factores que debe cuidar la higiene mental. 17 La salud mental de un individuo se refleja en su comportamiento cotidiano y está vinculada a la capacidad para manejar sus temores y angustias. un daño. Todas las personas deberían poder llevar adelante una vida independiente sin que las relaciones interpersonales afecten su poder de decisión y resolución. Tener una buena higiene mental que nos proporcione una salud mental estable y equilibrada es algo que pasa. controlar la ansiedad. el bienestar subjetivo. En este caso se trata de que debemos marcharnos al pasado para recordar momentos buenos y positivos y no otros que nos hicieron daño o que nos causaron frustración. 14 Satisfacción de las necesidades básicas. La valoración positiva de los rasgos propios y ajenos. Entre esas necesidades principales estaría el comer. enfrentar las dificultades y aliviar las tensiones. el beber. Si no satisfacemos las mismas lo que haremos será causarnos una frustración y. por tanto. 13 Recuerdos positivos. tanto en el lado positivo como en el negativo. el dormir. 16 La autonomía. . la catarsis emocional y el fortalecimiento de la autoestima son algunas de las cuestiones que cualquier persona debe trabajar para proteger su higiene mental y para evitar desequilibrios psicológicos que le impidan desenvolverse con normalidad. se hace necesario que sepamos encauzarlas e interpretarlas por nuestro bien. 12 Gestión de nuestras emociones. Todas y cada una de las emociones que nos asaltan. Y es que no sólo debemos valorar lo bueno que tienen el resto de personas sino también nosotros mismos. por la satisfacción de nuestras necesidades básicas.tanto nuestra autoestima como nuestro propia imagen.

html http://es.BIBLIOGRAFIA http://www.muniguate.com.de/higiene-mental/ http://salud.php http://prezi.uncomo.5991.org/wiki/Salud_mental http://definicion.com/ywjw7ohrixkg/evolucion-de-la-higiene-mental/ .00.com/2013/01feb/estilos_saludables02.br/bcoresp/bcorespmostra/0.com/articulo/como-tener-una-adecuada-higiene-mental3786.html http://munisalud.POR-7132h.wikipedia.klickeducacao.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful