“De la naturaleza del arte verdadero, de la cualidad de las cuestiones que absorbieron a los pensadores y músicos del siglo

XVIII y del inmortal Bach” Por Alejandro Álvarez

Antes que analizar e indagar en las diferentes corrientes de pensamiento que se dieron alrededor de las artes, y en particular de la música, por los diferentes pensadores, filósofos y músicos del siglo XVIII, me veo en el deber de entrar en la difícil, pero muy necesaria, tarea de tratar de explicar cuáles son las características y particularidades del verdadero arte, de aquel que sobrevive al tiempo, a las épocas, a las ideas, a las corrientes de pensamiento, a los críticos, a los estilos, a todas las formalidades y que incluso va más allá y está muy por encima del hombre que se sienta a estudiarlo. Para este fin, primero hay que ver que ha habido una dificultad en definir el arte y que la manera de mirarlo ha ido cambiando dependiendo del momento histórico y de las transformaciones culturales, que hacen ver “arte” en una coyuntura cuando en otra sólo se verían objetos sin interés. Todas las definiciones, empero, coinciden en que el arte es propio únicamente del ser humano. Siguiendo esta línea de ideas debo entrar en el proceso de analizar brevemente algunos aspectos propios del ser humano. Según las ideas traídas de los monasterios de oriente por G.I.Gurdjieff, y tratados de manera muy amplia por P.D Ouspensky en sus libros, el hombre es, en resumen muy escueto, un ser que posee tres centros, cada uno con inteligencias y capacidades diferentes, estos son el centro intelectual, el centro emocional, y el centro motor. El hombre y sus centros funcionan en, condiciones normales, (es decir, en un estado en el cual el hombre no ha desarrollado un trabajo interior) de manera completamente mecánica, automática, separada e inconsciente. Y de esta manera funcionan también todos los pensamientos, razonamientos, conclusiones, discusiones, emociones, pasiones, ilusiones etc. El hombre en estado natural no es consciente de sí mismo. Solamente

que han roto todas las barreras y su arte sobrevive por encima de los siglos. y al hombre físico. que tiene poder sobre el hombre y que llama su atención sobre sí mismo. de la meditación consciente y del trabajo interior honesto y guiado. el hombre puede llegar a darse cuenta de esta situación y empezar a ser consciente de sí mismo. etc. ¡Todos nosotros somos alguno de estos tres tipos de hombre! Por otra parte tenemos a ciertos artistas. a los grandes. Ahora bien. y nos toca profundamente en nuestro ser. volviendo al tema principal que es la naturaleza del arte verdadero. mecánico. Estos artistas. ejecuta su trabajo. del sistema social. más o menos bien. Así. generalmente trabaja un solo centro más o menos bien. Pero se repite la pregunta ¿qué han . no puede ser hecho por un hombre ordinario. Este arte. Este arte solo puede ser hecho por cierto tipo de personas que hayan avanzado en un trabajo interior. económico. más consciente puede imprimir en su arte? Habrá que volver a un pequeño análisis de la realidad del hombre ordinario. sino desde la función y los efectos que tiene sobre el hombre en sí mismo y sobre su condición. lo hace entrar en un estado de reflexión interior y toca su sentimiento verdadero (el sentimiento verdadero no tiene nada que ver con las pasiones y los “sentimientos” que defendería Rousseau). al hombre emocional.mediante un estudio guiado. con absoluta certeza. habrá que replantearse muchas cosas acerca de la función que tiene el arte ya no desde el punto de vista de la cultura. inconsciente. De esta manera puede ponerse en contacto con energías más sutiles que lo transforman. pero que le son completamente indiferentes e imperceptibles en su estado ordinario. han hecho su arte de una manera diferente. ¿qué es lo que hace que este arte sea superior a los demás? ¿Qué es lo que un artista más despierto. en este hombre dormido. En su estado. de las épocas. político. El hombre solamente puede acceder a un estado superior y a la liberación de su mecanicidad. por medio de la observación de sí mismo. detallado y honesto. cada uno de los cuales tiene un centro que prevalece sobre los demás y que. más verdadero. de las tradiciones. y los otros dos trabajan muy poco de vez en cuando. tenemos al hombre intelectual. nos conmueve enormemente y nos transporta.. Pero.

. y desde esa conexión. Estos valores han llegado y han sobrevivido hasta nuestros días. con lo divino. eran discusiones completamente intelectuales. Es evidente que todos los participantes. efectivamente. construir obras maestras. lo que les permitió. es por eso que este arte nunca muere. establecer una conexión con la energía superior. Hago notar que hasta este punto. Pero me atrevo a decir que eran hombres mucho más armoniosos. con Dios podríamos decir. solo ideas de la cabeza que nunca tienen por sí mismas mayor profundidad y conocimiento. pero si la actividad intelectual no es acompañada del otro trabajo. y que si trascienden en el tiempo producen. sistemas tan bárbaros e inhumanos como los que funcionan en la actualidad. todavía no he hecho ninguna mención sobre las discusiones que se dieron alrededor de la música durante el siglo VXIII en Europa. no obstante. y de igual manera en Alemania con respecto a la melodía y el contrapunto. tocan nuestra esencia y se comunican con lo divino que hay en cada uno de nosotros.hecho para ser tan grandes y para que su arte sea tan grande? No me atreveré a asegurar infaliblemente el cómo y el por qué de todos los grandes artistas. hay que entender que en la cultura occidental y sobre todo en el tiempo de la ilustración se le dio un valor extraordinario a la razón y a la capacidad de intelectualizar absolutamente todo (nótese incluso cómo autores como Diderot intentan dar un valor igual tanto a la razón como a los sentimientos en la música. sin ninguna duda. ¡pero siempre desde un punto de vista completamente intelectual!). Este es mi punto de vista sobre todas estas discusiones. al ponernos nosotros en contacto con ellas. en realidad no aporta mayor cosa. no tanto desde qué era lo que se discutía. tanto en Francia como en Italia. ni he dado tampoco a conocer mi punto de vista. Estas obras. sino desde dónde se discutían. tanto en las discusiones y diferencias entre Rousseau y Rameau. con sus centros trabajando mucho más juntos y con una conciencia mucho más grande que la que tenemos ordinariamente todos nosotros. No hay tampoco porque tener por inútil la actividad intelectual. Así que propongo hacer un análisis sobre estas discusiones.

Tampoco le hizo mucha falta. para el afianzamiento de la música instrumental. tal vez en su época fueran de gran interés y absorbieran la atención de filósofos. Ni siquiera respondió nunca a las acusaciones de sus contemporáneos que lo tachaban de anticuado y obsoleto. desde un solo centro. incluso cuando se habla del sentimiento. el gran Bach. sumido en su propio mundo. y de cómo ni siquiera hace falta ser aclamado. Pero fueron necesarias tan solo hasta cierto punto. y quizás. un ser más grande que todos los demás. reacio a inclinarse por las nuevas ideas. ajeno a todas las críticas. ni ser un virtuoso absoluto de su instrumento. ¿La música debe ser para la razón o para los “sentimientos”?. Y este fue el error y ha sido el gran error de casi todos los filósofos. a dedicar todo su arte “al honor de Dios y a la recreación del espíritu” y a vivir verdaderamente. solo desde la razón. del aspecto exterior de la música. Este genio colosal se aplicó a trabajar arduamente. y de esa forma resultan también discusiones superficiales. ¿deberá ser la música instrumental muy melódica y renegará del contrapunto “retrógrado y anticuado”? Todas estas preguntas y discusiones. Este compositor es la muestra perfecta de cómo no basta dominar perfectamente todos los recursos musicales que conoce. Solo fueron necesarias para ayudar a la evolución de la forma. pensadores. Pero he aquí que sucede lo que rara vez ocurre. un genio monumental cuyo arte ha sobrevivido por más de doscientos cincuenta años. ¿Por qué superfluas? Porque fueron discusiones que se hicieron desde una sola parte. todos sus críticos fueron quedando más o menos en el . músicos. sino se hubieran dado. ¿Importa más la melodía cantada de la música italiana que suscita y despierta nuestras pasiones? O ¿Tienen igual valor los instrumentos que con sus dinámicas. e intelectuales de la cultura occidental. se piensa en el sentimiento. compositores y pensadores. admirado y seguido por sus contemporáneos. no conoceríamos la música hoy en día tal como la conocemos. sin mayores pretensiones y sin aspirar siquiera a que su música fuera recordada. y efectos pueden también producir en nosotros tales efectos?. pero se sigue operando solo con la razón. pero definitivamente resultan discusiones superfluas. timbres. para realizar teorizaciones sobre la música y para ayudarla en su evolución? Claro que fueron necesarias.Surge la pregunta ¿No fueron entonces todas estas discusiones necesarias para el desarrollo de la estética musical.

con una conciencia superior. hasta alcanzar la comprensión de uno y de todo.A. y no creo que haya habido un solo compositor. que es el único camino de hacer arte verdaderamente nuevo. Editores. de los movimientos revolucionarios. Bibliografía: Ouspensky. de los recursos musicales. P. (1984): Gran Enciclopedia Ilustrada Círculo. Plaza & Janés S. Madrid. Círculo de Lectores S. (1996): Psicología de la posible evolución del hombre. Los Teques. Bach era sin duda uno de aquellos hombres más desarrollados. Mozart y Beethoven estudiaron el clave bien temperado. muy adentro. de las corrientes de pensamiento del siglo. transformador. De Candé. más grande o menos grande en la historia de la música que lo siguió y hasta nuestros días que no se haya criado tocando y estudiando su obra. .D.A. Barcelona. de tocar a los demás en su esencia más profunda. más allá de las técnicas y del virtuosismo. con una conexión superior y con una convicción absoluta de que más allá de las discusiones de la época. Aguilar. está la esencia universal. Esta esencia solo se puede alcanzar yendo muy. Ganesha. y de vivir eternamente. Roland (1979): Historia Universal de la Música.olvido y hoy en día Bach es el genio más grande de toda la música occidental.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful