Está en la página 1de 404

APROXIMACIÓN A LA CONFIABILIDAD. APLICACIONES PRÁCTICAS

Monografía elaborada por la

Red Temática Nacional Sobre Seguridad de Funcionamiento y Calidad de Servicio de Sistemas Productivos

ISBN 978-84-693-7236-4 DL SE-6778-2010 Monografía elaborada por la Red Temática Nacional Sobre Seguridad de Funcionamiento y Calidad de Servicio de Sistemas Productivos (DPI2008-05060-E)

Editado por:

Nacional Sobre Seguridad de Funcionamiento y Calidad de Servicio de Sistemas Productivos (DPI2008-05060-E) Editado por:
Nacional Sobre Seguridad de Funcionamiento y Calidad de Servicio de Sistemas Productivos (DPI2008-05060-E) Editado por:

APROXIMACIÓN A LA CONFIABILIDAD, APLICACIONES PRÁCTICAS

PRÓLOGO

Al meditar sobre el alcance de esta interesante Monografía sobre “ Seguridad de

Funcionamiento y Calidad de Servicio de los Sistemas Productivos”, he sentido cierta

curiosidad por comparar el “espíritu “, que se esconde tras esta Publicación, con el “

estado del arte”, que iluminaba las tareas de quienes nos ocupábamos de temas

parecidos hace 50 ó 60 años. También esta lectura me ha sugerido la idea de hacer

un pequeño resumen sobre la evolución de las Técnicas que sucesivamente se han

venido utilizando, a lo largo de todos estos años, intentando con ellas superar los

retos con los que, ante distintas coyunturas, debíamos enfrentarnos. Con ambas

cosas he buscado estimular a los lectores de este trabajo a descubrir en él, con

alguna perspectiva, el avance que su publicación representa y a revelarles las

oportunidades de las que pueden beneficiarse, si conseguimos motivarlos a poner

en práctica algunas de las muchas orientaciones en el mismo contenidas. Estas

orientaciones pueden ayudar a mejorar la gestión no sólo de los responsables en las

Empresas de definir las especificaciones a cumplir por los complejos Sistemas

Productivos de hoy sino también de quienes deban diseñarlos, comprarlos, utilizarlos,

mantenerlos.

Repasando Conferencias impartidas en Cursos y Ponencias presentadas en

Congresos, durante los años 50 y 60 del siglo pasado, constato que se consideraba

como una limitación, propia e inevitable de los medios de producción entonces

existentes, su posibilidad de sufrir averías de manera casi imprevista y, además, en

los momentos más inoportunos (mientras estuvieran desarrollando su trabajo). Estos

contratiempos obligaban a tener que realizar reparaciones inmediatas (mediante el

llamado Mantenimiento Correctivo) con los gastos a él asociados como consecuencia

del coste de las horas de trabajo del personal responsable de la localización del fallo

(tarea no siempre intuitiva ni inmediata), del importe de los medios humanos y técnicos necesarios para las reparaciones correspondientes, del valor de los materiales y los repuestos precisos, de la pérdida de ingresos correspondientes a los tiempos de producción perdidos, etc, etc. Como es obvio estos gastos había que intentar minimizarlos y para ello parecía imprescindible:

1,- Evitar estas paradas imprevistas implantando Mantenimiento Preventivo que permitiera, mediante diversas técnicas, eliminar ciertas averías y programar las paradas inevitables con el fin de ganar eficacia en su reparación y para ejecutarlas en los momentos de menor impacto negativo en el proceso productivo. 2,- Optimizar aquel Mantenimiento Preventivo sustituyendo las intervenciones preventivas, programadas inicialmente en función del tiempo de funcionamiento de los distintos Sistemas Productivos, por otras acciones aconsejadas por valores constatados en ciertos parámetros que debían mantenerse dentro de un rango preestablecido. Así surgió el Mantenimiento Predictivo. 3.- Introducir mejoras en los diseños de tales sistemas para facilitar la localización de los fallos, para aumentar la eficacia en los trabajos de reparación, para disponer de los sensores adecuados, para poder emplear repuestos normalizados, para disponer de elementos en redundancia activa o pasiva, etc, etc. Sucesivamente comenzaron a utilizarse los conceptos de Fiabilidad (valorando el Tiempo Medio Entre Fallos -el conocido MTBF-, el tiempo medio entre revisiones, el tiempo medio entre desmontajes y otros parámetros más o menos representativos de la respuesta de los componentes individuales y de los sistemas-como conjunto- a la severidad del trabajo a que estaban siendo sometidos en su empleo normal), de Mantenibilidad (valorando el Tiempo Medio necesario para las Reparaciones –el conocido MTTR-, de Disponibilidad (valorando el porcentaje de tiempo que estuviera el sistema operativo durante toda su vida o la probabilidad de que se encontrara en condiciones de trabajar en un instante dado o la probabilidad de que cumpliera sin fallos una misión determinada). En paralelo hizo su aparición en escena el Análisis de

Riesgos (valorando la frecuencia prevista para un evento y las posibles consecuencias negativas que de él podrían derivarse) y se empezaban a explorar las posibles aplicaciones de los Árboles de Fallos para establecer, entre otras muchas cosas, los Conjuntos de Corte capaces de darnos informaciones estadísticas valiosas para modificar las partes convenientes de cualquier sistema con miras a disminuir la probabilidad de ocurrencia de un fallo. En los años posteriores han venido poniéndose en servicio diversos Planes de Mantenimiento Optimizado como el conocido RCM (Reliability Centered Maintenance)

o el Análisis RAMS (Reliability, Availability, Maintainability and Safety) o los modernos estudios sobre renovación de Equipos comparando la Inferioridad de Servicio que tendríamos que afrontar, por unidad de tiempo, si no cambiásemos un Sistema Productivo antiguo por otro nuevo frente a las Economías de Conservación que supondría, también por unidad de tiempo, el hecho de continuar utilizando el sistema antiguo. Recopilar las ideas, que subyacían en todos estos conceptos y técnicas operativas del pasado más o menos reciente (muchas de las cuales ya son historia),

y resumir las inquietudes, que preocupaban a quienes tenían la responsabilidad de

utilizarlas, tiene muchísimo interés para afrontar el futuro y esto se ha conseguido, y de manera brillante, en este magnífico trabajo sobre Confiabilidad. Este nuevo

concepto, a pesar de su carácter necesariamente cualitativo, permite desarrollar modelos aptos para representar con generalidad las especificaciones a exigir a los Sistemas Productivos actuales y también permite aportar, a la vez, ideas sobre aspectos específicos en el uso y mantenimiento de los mismos. Esta combinación, que sin perder de vista la generalidad faculte para descender al pragmatismo de lo cotidiano, no es fácil de conseguir y los responsables de esta Publicación, sin duda, lo han logrado. Por otra parte, familiarizarse con el uso habitual de las ideas integradas en el concepto de la Confiabilidad también ayuda a configurar logísticamente muchas

actividades de un sistema tan complicado como puede ser la propia Empresa, si tenemos en cuenta el sentido de Logística establecido por la Society of Logistcs Engineers (SOLE), que la define como el arte y la ciencia que deben tutelar las actividades técnicas, la gestión y la ingeniería para interrelacionar de forma adecuada necesidades y recursos de diseño, de aprovisionamiento y de mantenimiento necesarios para alcanzar objetivos, desarrollar planes y servir de soporte a todas las operaciones. Baste para comprobar la ayuda que esta Publicación puede ofrecer en este sentido analizar, con algún detenimiento y sólo a título de ejemplo, algunas de las muchas aportaciones de esta Publicación como puedan ser la figura 2.1, en la que se pone de manifiesto las posibilidades de ahorro en la ejecución del proyecto de un sistema si se tienen en consideración, desde el principio de su programación, las recomendaciones de su Confiabilidad necesaria, o la figura 1.4, que permite minimizar los costes de explotación de un dispositivo si perseguimos el nivel óptimo de la Confiabilidad que precisa para cumplir satisfactoriamente la función requerida por el mismo. Agradezco sinceramente a la Red Temática Nacional sobre Seguridad de Funcionamiento y Calidad de Servicio la oportunidad que me ha ofrecido de prologar esta Publicación

Luis García Pascual

Madrid, Octubre 2010

PROLOGO

Este libro es una monografía que ofrece una aproximación práctica a la problemática asociada con la confiabilidad de los equipos de producción. Como se detalla posteriormente, la confiabilidad es un término de reciente cuño que expresa un concepto general, también denominado seguridad de funcionamiento (en inglés “dependality”), que no tiene carácter cuantitativo y que engloba al conjunto de propiedades utilizadas para describir la disponibilidad de un sistema de producción y los factores que la condicionan: fiabilidad, mantenibilidad y logística (también denominada en algunos casos soporte o sostenibilidad) de mantenimiento. La confiabilidad se ha convertido en una indiscutible ventaja competitiva de la empresa industrial moderna, permite la reducción de costes de fabricación y el incremento de la calidad de los productos a la vez que garantiza una operación con mayores niveles de seguridad y de protección medioambiental. Es un área donde concurren modernas y muy distintas tecnologías conjuntamente con métodos de investigación y de dirección de operaciones. Conforme las organizaciones actuales van asimilando estas metodologías reaccionan acometiendo la transformación de sus organizaciones, en unidades de negocio más proactivas, eficientes y de más alto nivel tecnológico. Este trabajo puede ayudar a estas organizaciones a conocer la relación de la confiabilidad con diversas áreas de negocio y a explorar diferentes oportunidades de mejora posibles en seguridad de funcionamiento y para cada escenario particular. Con esta intención se ha dividido el trabajo en tres partes fundamentales:

Parte 1. Introducción a la confiabilidad; Parte 2. Técnicas para la mejora de la confiabilidad, y; Parte 3. Terminología internacional y soporte informático.

Cada una de estas partes cubre un contenido diferente con diferentes propósitos:

La Parte 1 incluye una introducción al concepto de confiabilidad de dispositivos en el contexto amplio de la calidad de servicio, para ello se ha utilizado la normativa internacional actualizada sobre la materia. Igualmente se enfoca la visión de la seguridad de funcionamiento desde la perspectiva de la fase preparatoria (de un dispositivo industrial o incluso de un proyecto de ingeniería más complejo) y desde la fase operativa (viendo su interrelación con aspectos específicos de producción y mantenimiento) de los equipos o dispositivos. Finalmente se incluye una visión cuantitativa, y práctica a la vez, para la medida de la confiabilidad y del riesgo de los dispositivos, a partir de la mejor información y datos sobre su comportamiento existentes en nuestros sistemas.

La Parte 2 es un parte eminentemente práctica. En ella se presentan diferentes métodos y técnicas para el diseño, demostración, control y mejora continua de la confiabilidad de dispositivos en diferentes fases de su ciclo de vida. Se repasan igualmente aspectos importantes que relacionan el factor humano y la confiabilidad. Se presentan numerosos casos que describen situaciones reales, analizadas con un adecuado nivel de detalle, y que pueden resultar de gran ayuda para el lector en el desempeño de su actividad profesional.

La Parte 3 incluye gran cantidad de documentación adicional sobre terminología, sistemas de información y distintas fuentes de información sobre confiabilidad existentes a nivel internacional. Se pretende incluir el estado del arte en estos apartados, que se irá actualizando en futuras ediciones del trabajo.

Para finalizar comentar la vocación de este trabajo de ser una obra viva que irá a buen seguro mejorando su contenido y calidad con el paso del tiempo, conforme miembros de la red vayan añadiendo aportaciones de interés al mismo.

Red Temática sobre Seguridad de Funcionamiento y Calidad de Servicio de Sistemas Productivos.

AGRADECIMIENTOS

La Red Temática sobre Seguridad de Funcionamiento y Calidad de Servicio cumple en 2010 cuatro años consecutivos de actividad. Está red ha estado financiada en sus inicios por el Ministerio de Educación y Ciencia, y ahora por el Ministerio de Ciencia e Innovación, a través de las convocatorias de acciones complementarias correspondientes al área de Diseño y Producción Industrial (DPI: 2006-27208-E, DPI:

2007-29939-E, DPI: 2008-05060-E y DPI2009-08164-E) asociadas a los proyectos de investigación del Plan Nacional (DPI:2004-01843 y DPI 2008-01012) cuyo investigador principal es el profesor Adolfo Crespo Márquez de la Escuela Superior de Ingenieros de la Universidad de Sevilla. La creación de esta red vino motivada por los siguientes objetivos:

Conseguir coordinar a grupos de investigación y desarrollo tecnológico y a las empresas que trabajan en la actualidad en nuestro país en distintos métodos, modelos y algoritmos para optimizar la seguridad de funcionamiento de los sistemas de producción;

Coordinar esfuerzos dedicados al análisis del problema anterior desde la perspectiva de la fase de preparación (fase de proyecto, fabricación, montaje y puesta a punto de los sistemas) con aquellos que profundizan en el análisis del problema desde el punto de vista de la fase de operación (fase de producción/utilización y mantenimiento) de los sistemas productivos; y

Estudiar conjuntamente posibilidades actuales para el diseño, desarrollo y puesta a punto de herramientas “software” para la resolución de estos problemas y su potencial transferencia a empresas interesadas en este tipo de investigación en distintos sectores y entornos productivos.

La red la componen grupos de diferentes centros de investigación y empresas, a saber:

Centros de investigación: Escuela Superior de Ingenieros de Sevilla, Universidad Politécnica de Valencia, Instituto Universitario de Sistemas Inteligentes y Aplicaciones Numéricas en Ingeniería (IUSIANI) y Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, Mondragón Unibersitatea, TECNUN de la Universidad de Navarra, Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad de Vigo, la Escuela Técnica Superior de Ingenieria Industrial de la Universidad Politécnica de Catalunya y la Universidad Henri Poincaré de Nancy (Francia).

Empresas: IBERDROLA GENERACIÓN, IBERINCO, ENAGAS, Sociedad Andaluza para el Desarrollo de la Sociedad de la Información (SADESI), Fundación TEKNIKER, PMM Institute for Learning, INGEMAN y Mirakonta.

La red quiere mostrar su gratitud a todas aquellas personas que han dedicado su tiempo y aportado su mejor contribución a este trabajo, en concreto:

Antonio Sola Rosique, de IBERDROLA GENERACIÓN, ha colaborado en la elaboración del Capítulo sobre terminología internacional y en el Capítulo de introducción a la confiabilidad.

Antonio José Fernández Pérez, de IBERINCO, ha colaborado en la elaboración del Capítulo de introducción a la confiabilidad.

Luis Améndola y Tibaire Depool, de PMM Institute for Learning, ha colaborado en el Capítulo sobre confiabilidad en la fase de preparación y en el de técnicas de fiabilidad humana.

Ricardo Conde Cavero, de ENAGAS, colabora en el Capítulo sobre confiabilidad en la fase operativa, en los apartados de operación y de mantenimiento.

Carlos Parra Márquez, de INGEMAN, colabora con los materiales de los Capítulos sobre mantenimiento centrado en fiabilidad (RCM) y Análisis Causa Raíz (ACR).

Elisabeth Viles Díez, de TECNUN, y Juan F. Gómez Fernández, de SADESI, participan en la elaboración del Capítulo sobre medida de confiabilidad y riesgo.

Jorge Marcos Acevedo, de la ETSI de Vigo, ha desarrollado el Capítulo dedicado a los ensayos de fiabilidad.

Manuel Martínez Cid y Javier Dies, de la ETSII de la UPC, colaboran con el Capítulo dedicado a técnicas APS para sistemas complejos y de riesgo significativo.

Aitor Goti Elordi, de Mondragón Unibersitatea, colabora con el Capítulo sobre fuentes de información en Internet.

Luis Barberá Martínez y Adolfo Crespo Márquez, de la ESI de Sevilla, colaboran con el capítulo sobre aplicaciones software para análisis RAMS.

Maria Holgado Granados y Adolfo Crespo Márquez, de la ESI de Sevilla, colaboran en la coordinación del trabajo en su conjunto y en los capítulos de introducción a la confiabilidad, confiabilidad en la fase operativa y en el de medida de la confiabilidad y del riesgo, respectivamente

A todos ellos, gracias.

INDICE

PARTE 1. INTRODUCCION A LA CONFIABILIDAD

I. Introducción al Concepto e Importancia de la Confiabilidad en la Calidad de Servicio

1

I.1. introduc ción

1

I.2. La Calidad de un Servicio y la Confiab ilidad

1

I.3. La Confiabilidad y la Eficacia ó la Servib ilidad

3

I.4. La Confiabilidad y la Seguridad

5

I.5. La Confiabilidad y los Costes

7

I.6. Confiabilidad y Mantenim iento

9

I.7. Mantenimiento y Función Requeri da

10

I.8. Referencias Bibliográficas del Capítulo

13

II. Confiabilidad y Fase de Preparación

15

II.1. Introducción de Confiabilidad y Fase de Preparación

15

II.2. Consideraciones y Conceptos de Confiabilidad y Fase de Preparación

17

II.3. Confiabilidad en la Etapa de Definicion y Desarrollo

22

II.3.1. Acciones y Enfoque/Alineación de Confiabilidad

26

II.4. Ruta de Implantación de Confiabilidad en la Etapa de Definición y Desarrollo

35

II.5. Mejores Prácticas de la Confiabilidad desde el Diseño

36

II.6. Enfoque en la Confiabilidad desde el Diseño, Negocio, y Eliminación de las Restricciones

“The Business Reliab

ility” 38

II.7. Referencias Bibliográficas del Capitulo

 

40

III. Confiabilidad en la Fase Operativa

43

III.1.

Introdu cción

. 43

III.2. Confiabilidad y Operación del Equipo Industrial

 

43

III.2.1.‐ Introducción

43

III.2.2.‐ Incidencia de la Operación en la Fiabilidad

44

III.2.3. Soporte de Operaciones en la Mejora de la Fiabilidad

50

III.2.4.‐ Incidencia de la Operación en la Mantenibilidad

56

III.3. Confiabilidad y Gestión del Mantenim iento

57

III.3.1. Introducción

57

III.3.2. Un modelo Práctico para la Gestión del Mantenimiento

58

III.4. Confiabilidad y Logistica de Mantenim iento

65

III.4.1.‐ Introducción

65

III.4.2.‐ Organización de Mantenimiento

66

III.4.3.‐ Sistemas de GMAO

73

III.4.4.‐ Planificación y Programación de los Trabajos

76

III.4.5.‐ Gestión de Materiales y Repuestos

81

III.5 Referencias Bibliográficas del Capitulo

88

IV. Medida de la Confiabilidad y del Riesgo IV.1. Funciones Básicas

89

89

IV.1.1. Introducción y Conceptos Básicos

89

IV.1.2. Expresiones Estadísticas

90

IV.1.3. Ejemplos de Funciones de Distribución de Fallo

93

IV.1.4. Representación Gráfica de las Funciones Características

96

98

98

109

111

IV.4. El Registro Adecuado de Fallos. Buenas Prácticas para los Cálculos de Confiabilidad 112

IV.2. Calculos Básicos de Confiabilidad de Sistemas

IV.2.1. Cálculos Básicos de Fiabilidad

IV.3. Recomendaciones Prácticas para Cálculos de Fiabilidad

IV.3.1. Ejemplo Sencillo de Cálculo

 

IV.4.1. Abundando en el Concepto de Fallo

112

IV.4.2. Consideraciones Sobre Estados y Tiempos de un Dispositivo

114

IV.4.3. Importancia del Registro de Fallos en el Análisis de Confiabilidad

117

IV.5. Referencias Bibligráficas del Capítulo

 

128

PARTE 2.TECNICAS PARA LA MEJORA DE LA CONFIABILIDAD

 
 

V. Ensayos

133

V.1

Introduc ción

133

V.2 Objetivos de los Ensayos de Fiabilid ad

 

136

V.3 Tipos de Ensayos de Fiabilid ad

136

V.3.1 Ensayos de Demostración de la Fiabilidad

137

V.3.2 Ensayos para Medir Parámetros de Fiabilidad

137

V.3.3 Según el Lugar de Ensayo

137

V.3.4 Según el Tiempo de Ensayo

138

V.3.5 Según el Reemplazamiento

138

V.3.6 Otros Tipos de Ensayos

139

V.4 Ensayos por Muestreo

139

V.5 Cálculo de la Vida Media Estimada “ ”

V.5 Cálculo de la Vida Media Estimada “ ”

141

V.6 Intervalo y Nivel de Confianza

144

V.6.1 Ensayo a Tiempo Fijo e Intervalo no Centrado

146

V.6.2 Ensayo a Tiempo Fijo e Intervalo Centrado

147

V.6.3 Ensayo a Fallo Fijo e Intervalo no Centrado

148

V.6.4 Ensayo a Fallo Fijo e Intervalo Centrado

148

V.7 Ensayos Acelerados

149

V.7.1

Modelo de Arrhenius

152

V.7.2

Modelo de Eyring

156

V.7.3 Ley de Potencia Inversa

158

V.7.4

Modelo de Coffin‐Manson

159

V.8

Referencias Bibliográficas del Capítulo

160

VI. Confiabilidad En La Operación a traves del RCM

163

VI.1. Antecedentes del Mantenimiento Centrado en Fiabilidad (RCM)

 

163

VI.2. Aspectos Teóricos Básicos del RCM

165

VI.3. Proceso de Implantación del RCM

167

 

VI.3.1. Formación del Equipo Natural De Trabajo del RCM

168

VI.3.2. Selección del Sistema y Definición del Contexto Operacional

171

VI.3.3. Desarrollo del Análisis de Modos y Efectos de Fallos (FMEA)

183

VI.3.4. Proceso de Selección de las Estrategias de Mantenimiento (Lógica RCM)

196

VI.3.5. Ejemplo de Aplicación de Método RCM

201

VI.4. Consideraciones Finales sobre la Metodología RCM

 

215

VI.5. Referencias Bibliográficas del Capítulo

217

VII. Análisis Causa-Raíz

219

VII.1. Introducción al Proceso de Análisis Causa Raíz (RCA)

 

219

VII.2. Aspectos Teóricos Básicos del RCA

220

 

VII.2.1. Cambios de Paradigmas en el Proceso de Análisis de Problemas

221

VII.3. Proceso de Implantación del RCA

 

223

 

VII.3.1. Etapa 1: Formación del Equipo Natural de Trabajo de RCA

224

VII.3.2. Etapa 2: Definición y Jerarquización de los Problemas

227

VII.3.3. Etapa 3: Definición y Priorización de los Modos de Fallos

230

VII.3.4. Etapa 4: Definición y Validación de Hipótesis

232

VII.3.5. Etapa 5: Definición y Validación de Causas Raíces

234

VII.3.6. Etapa 6: Definición y Evaluación Efectividad de Soluciones Propuestas

236

VII.4. Ejemplo de Aplicación del Método RCA

 

241

 

VII.4.1. Antecedentes en Recurrencia de Fallos en Unidades de Bombeo

241

VII.4.2. Resultados de la Aplicación de RCA en Sistemas: American C‐456

243

VII.5. Consideraciones Finales sobre la Metodología RCA

 

262

VII.6. Referencias Bibliográficas del Capítulo

264

VIII. Técnicas de Fiabilidad Humana para la Mejora de la Confiabilidad

267

VIII.1. Introducción fiabilidad Humana

 

267

VIII.2. Técnicas de Fiabilidad Humana

268

VIII.

4. Factores de la Confiabilidad de Sistema s

269

VIII.

5.

Confiabilidad Integral de Activos

271

VIII.

6.

Gestión del Capital Intelectual

272

VIII.

7. El Factor Huma no

 

274

VIII. 7.1 El Comportamiento y el Error Humano

274

VIII.7.2 Integración de los Factores Humanos en los Sistemas de Trabajo

277

VIII.

8. Modelo de Fiabilidad Humana

279

VIII.8.1 Reflexiones Acerca del Modelo de Fiabilidad Humana

281

VIII.

9. El Eslabón Más Débil

282

VIII.10. Referencias Bibliográficas del Capitu lo

283

IX. Técnicas de APS para Sistemas Altamente Complejos y de Riesgo Significativo

287

IX.1. Introducción a los Análisis Probabilistas de Seguridad

 

287

IX.2. Modelos de Fiabilid ad

289

IX.3. Distribuciones Típicas de la Función Densidad de Probab ilidad

292

 

IX.3.1. Variables Aleaotrias Discretas

292

 

IX.3.2.

Variables Aleaotrias Continuas

294

IX.4. Desarrollo de un APS

 

296

 

IX.4.1. Familiarización con la Planta; Identificación de Sucesos Iniciadores

299

IX.4.2. Delineación de los Árboles de Sucesos

299

 

IX.4.3.

IX.4.4.

IX.4.5.

IX.4.6.

Árboles de Fallo

301

Análisis de Datos

303

Cuantificación

304

Análisis de Resultados

305

IX.5. Referencias Bibliográficas del Capítulo

 

306

PARTE 3.TERMINOLOGIA INTERNACIONAL Y SOPORTE INFORMÁTICO

 

X. Terminología

XI. Aplicaciones Software para Análisis RAMS

309

X.1. Definiciones y Términos

343

309

XI.1. Introducción y Objetivos

343

XI.2. Tipos de Análisis más Utilizados

345

XI.3. Herramientas Software de Análisis RAMS

350

XI.3.1.

Introducción a las Herramientas

352

XI.3.2. Características de Módulos Comunes

355

XI.3.3. Características de Módulos Adicionales (No Comunes)

361

XI.3.4. Factores de Caracterización a Considerar

365

XI.5. Referencias Bibliográficas del Capítulo

370

XII. Fuentes de Información en Internet

373

XII.1.

Introdu cción

373

XII.2. Fuentes de Información

374

XII.2.1 Portales

374

XII.2.2. Noticias

375

XII.2.3.

E‐Books

376

XII.2.4.

Cursos y Masteres

376

XII.2.5. Librerías

381

XII.2.6. Revistas Y “E‐Zine”‐S

381

XII.2.7. Freeware

382

XII.2.9. Asociaciones

383

XII.2.10. Conferencias

385

XII.3. Conclusi ones

385

Parte 1 Introducción a la Confiablidad
Parte 1
Introducción a la Confiablidad

I

I NTRODUCCIÓN AL C ONCEPTO E I MPORTANCIA DE LA C ONFIABILIDAD EN LA C ALIDAD DE S ERVICIO

I.1. INTRODUCCIÓN

En este primer capítulo nos aproximamos al concepto de confiabilidad, también denominado seguridad de funcionamiento, y a su relación con aspectos claves para nuestros activos, productos y servicios industriales como son la calidad o el mantenimiento. La confiabilidad es un término cuya definición está intrínsecamente asociada a la fase operativa de los activos industriales o sistemas productivos, pero que en gran medida depende igualmente de las actuaciones que se hayan realizado en la fase de preparación de los mismos. A su vez la confiabilidad es un término cualitativo, no cuantitativo, y que relaciona diferentes aspectos y aptitudes de los activos productivos y de las organizaciones que los alojan. Veamos entonces una base conceptual de aquellos aspectos claves que tienen que ver con la confiabilidad, que la condicionan, pero también que se ven afectados o impactados por la situación de la misma para un determinado activo industrial.

I.2. L A C ALIDAD DE UN S ERVICIO Y LA C ONFIABILIDAD

La calidad de servicio es una aptitud de un servicio, un efecto global de las características del servicio que determina el grado de satisfacción del usuario del mismo (esta definición la obtenemos del vocabulario electrotécnico de la Comisión Electrotécnica Internacional [CEI] que puede consultarse en www.electropedia.org, en concreto estamos consultando el área 191 sobre seguridad de funcionamiento y calidad de servicio). La calidad de servicio depende de diversos factores como podemos comprobar en la Figura 1.1.

2

Aproximación a la Confiabilidad. Aplicaciones Prácticas.

La anterior definición es consistente con la definición de ISO de calidad, entendida como la aptitud de un producto de satisfacer las necesidades de un usuario. En la figura 4.1 la CEI nos indica cómo, la confiabilidad influye en la calidad de servicio a través de la servibilidad, que es un término que se define como la aptitud de un servicio a ser obtenido cuando sea requerido por un usuario y a continuar su cometido durante un tiempo por él requerido, siempre dentro de unas tolerancias y condiciones especificadas por el usuario. Es decir este es un término que mezcla accesibilidad del servicio y continuidad del mismo. La servibilidad a su vez depende de la capacidad y de la seguridad de funcionamiento del sistema o red a través del cual el servicio llega al usuario.

Calidad de servicio

Logística de Facilidad de Accesibilidad Continuidad del Integridad del servicio utilización del servicio
Logística de
Facilidad de
Accesibilidad
Continuidad del
Integridad del
servicio
utilización
del servicio
servicio
servicio
Servibilidad
Servicio
del servicio servicio servicio Servibilidad Servicio Capacidad Dispositivo Disponibilidad Fiabilidad

Capacidad

Dispositivo

Disponibilidad

Fiabilidad Mantenibilidad Logística de mantenimiento
Fiabilidad
Mantenibilidad
Logística de
mantenimiento

Seguridad de funcionamiento - Confiabilidad

Figura 1.1. Factores que condicionan la calidad de servicio - CEI 50 (191).

Un aspecto curioso de las normas CEI es que las definiciones sobre aptitudes de los servicios, llegan sólo a factores de un primer nivel (logística de servicio, facilidad de utilización, servibilidad e integridad de servicio), los niveles siguientes (a

Introducción al Concepto e Importancia de la Confiabilidad en la Calidad de Servicio. 3

partir de capacidad y seguridad de funcionamiento) quedan definidos en este vocabulario y en la norma técnica 50-190 de CEI como aptitudes de los elementos (items), que no del servicio. En este documento incidiremos por tanto fundamentalmente en aptitudes de elementos o dispositivos industriales (item se definen en la norma como toda parte, componente, subsistema, unidad funcional, equipo o sistema que se pueda considerar individualmente).

I.3. L A C ONFIABILIDAD Y LA E FICACIA Ó LA S ERVIBILIDAD

Quién maneje el vocabulario electrotécnico observará que la servibilidad del servicio es sinónimo de eficacia del dispositivo o sistema industrial, es decir la norma define a un dispositivo industrial (podríamos llegar a pensar en un sistema de producción) como eficaz cuando demuestra su aptitud para responder a una demanda de servicio (expresada por ejemplo en unidades producidas durante un determinado tiempo) de unas características cuantitativas dadas. De acuerdo con la norma además, e igual que sucedía con la servibilidad del servicio, la eficacia del sistema productivo depende de su capacidad de producción y de su confiabilidad, seguridad de funcionamiento o simplemente disponibilidad para producir.

La confiabilidad es un término que entendemos tiene su razón de ser asociada a la fase operativa de los activos industriales o sistemas productivos (quién utilice la norma en su versión inglesa observará cómo cada término en inglés que se utiliza para caracterizar la confiabilidad tiene asociada la palabra performance a su derecha, es decir por ejmplo, no se habla de reliability sino de reliability performance), en esa fase la confiabilidad del sistema es su aptitud o capacidad de cumplir con su propósito

dentro de los límites del diseño y para unas condiciones operacionales dadas — a

través de procesos, tecnologías y personas. El “propósito” del sistema productivo está generalmente expresado en forma de compromisos cuantitativos de servicio durante

4

Aproximación a la Confiabilidad. Aplicaciones Prácticas.

períodos de tiempo preestablecidos en sus planes y programas de producción. La aptitud del sistema para cumplir con estos propósitos satisfactoriamente nos permite catalogarlo como un sistema eficaz.

Eficacia del dispositivo

como un sistema eficaz . Eficacia del dispositivo Disponibilidad Fiabilidad Mantenibilidad Logística de

Disponibilidad

Fiabilidad Mantenibilidad Logística de mantenimiento
Fiabilidad
Mantenibilidad
Logística de
mantenimiento

Seguridad de funcionamiento - Confiabilidad

Capacidad

Figura 1.2. La eficacia del dispositivo o del sistema de producción.

La capacidad del sistema productivo es su aptitud, en condiciones internas dadas (por ejemplo, con cualquier combinación o configuración de equipos que se encuentren incluso en diferentes estados de funcionamiento posible, averiados o no), para responder a una demanda de servicio de unas determinadas características cuantitativas. Mientras que la disponibilidad del sistema de producción será la aptitud

del mismo para estar en situación de realizar una función requerida en condiciones

dadas en un instante dado, o durante un intervalo de tiempo dado, suponiendo que se proporcionan los medios exteriores necesarios. El término confiabilidad, también denominado seguridad de funcionamiento (en inglés “dependability”) expresa un concepto general, sin carácter cuantitativo, que engloba al conjunto de propiedades

Introducción al Concepto e Importancia de la Confiabilidad en la Calidad de Servicio. 5

utilizadas para describir la disponibilidad de un sistema de producción y los factores que la condicionan (figura 1.2): fiabilidad, mantenibilidad y logística de mantenimiento.

Decir que la eficacia del sistema productivo depende de su capacidad y su confiabilidad, es lo mismo que afirmar que su eficacia quedará condicionada por su diseño, configuración, estado de funcionamiento, correcta operación y de manera muy importante su adecuado mantenimiento. Un nivel de confiabilidad que garantice la eficacia del sistema productivo se consigue activando una serie de procesos de mejora continua que incorporan en forma sistemática herramientas de diagnóstico, metodologías de análisis y nuevas tecnologías, para optimizar el proyecto, la gestión, la planificación, la ejecución y el control, asociados con la operación y el mantenimiento del sistema productivo. Es necesario por tanto actuar de manera integrada sobre los activos, desde su diseño hasta su operación, como también sobre aspectos relacionados con los procesos y las personas.

Definido ya el concepto de eficacia de un sistema productivo, el concepto de eficiencia de la explotación del mismo se obtiene entonces como el cociente entre el nivel de eficacia logrado en dicha explotación y los costes incurridos para ello.

I.4. L A C ONFIABILIDAD Y LA S EGURIDAD

Cuando un consumidor o una industria adquieren un determinado dispositivo, le demandará su funcionamiento de manera ininterrumpida (como es el caso normalmente de un frigorífico o un horno) o de forma discontinua (como en el caso de un automóvil). Además de su disponibilidad para desarrollar su función prevista, le requerirá seguridad. Es decir, que opere sin provocar daños (ni al propio usuario, ni a su entorno). En este contexto, la Fiabilidad de los dispositivos o capacidad de los mismos para operar ininterrumpidamente en condiciones adecuadas, según las

6

Aproximación a la Confiabilidad. Aplicaciones Prácticas.

condiciones de diseño, se configura como la característica operativa fundamental. Si un dispositivo es totalmente fiable, éste estará siempre disponible y, si como normalmente se establece en las sociedades del primer mundo donde la seguridad es una característica intrínseca a cualquier dispositivo que se lanza al mercado y, por tanto, sólo la avería del dispositivo podría ocasionar daño, a la vez, será totalmente seguro.

λ(t)

− ∫ T λ t dt () ⋅ − λ ⋅ t R(T) = e
∫ T
λ t dt
()
− λ ⋅ t
R(T)
= e
0
= e
λ
t = 0
t

Figura

dispositivo.

1.3.

Efecto

del

mantenimiento

preventivo

sobre

la

fiabilidad

de

un

En la realidad, no existen equipos absolutamente fiables. Siempre hay una probabilidad de fallo que debe reducirse hasta valores suficientemente pequeños que permitan la aceptación de los dispositivos por parte de la sociedad. Durante la vida operativa de los equipos, aparecen fallos y averías por causas aleatorias, siendo necesario reparar los equipos averiados y, por tanto, aplicarles mantenimiento correctivo. Asimismo, durante la explotación de los dispositivos en su entorno operativo real, aparecen diversos procesos de degradación o desgaste que incrementan su tasa de fallo y reducen su fiabilidad. Para intentar paliar el impacto negativo de estos procesos, se aplican tareas de mantenimiento preventivo cuyo efecto puede

Introducción al Concepto e Importancia de la Confiabilidad en la Calidad de Servicio. 7

visualizarse como la eliminación de un "período de quemado de vida", devolviendo al dispositivo un cierto período de vida útil (Véase Fig. 1.3). Como es sabido, el período de vida útil de un dispositivo se caracteriza por presentar habitualmente una tasa de fallos constante, lo que indica la inexistencia de procesos de desgaste que contribuyan a incrementar la tendencia al fallo de los dispositivos.

Tanto la aplicación de tareas de mantenimiento correctivo como aquellas tareas de mantenimiento preventivo que requieren la indisponibilidad de los dispositivos para su ejecución afectan a su indisponibilidad. Lo mismo ocurre en relación con la seguridad, si se tiene en cuenta la correlación existente entre el daño causado y la duración del período de tiempo en el que el foco fuente del agente dañino permanece activo o se considera el incremento del riesgo que se produce, por ejemplo, cuando se dejan indisponibles temporalmente por mantenimiento programado determinados sistemas de seguridad.

Como conclusión de lo dicho hasta ahora, puede indicarse que el mantenimiento constituye una de las opciones más adecuadas para conseguir altos niveles de eficacia en la explotación segura de las instalaciones, máxime cuando en un número elevado de ocasiones no se puede actuar directamente sobre la fiabilidad intrínseca de los dispositivos, ya sea modificando su diseño o sustituyéndolos por otros más fiables.

I.5. L A C ONFIABILIDAD Y LOS C OSTES

Los costes de explotación de un dispositivo pueden desagregarse en costes de utilización (C U ), costes de confiabilidad (C CF ) y costes de no confiabilidad (C NCF ). Los costes de utilización comprenden todos aquellos costes requeridos para conseguir arrancar y operar el dispositivo en cuestión (combustible, personal, etc.). Los costes de confiabilidad corresponden a los costes incurridos para el mantenimiento preventivo de los equipos y los asociados a las medidas específicamente implantadas para conseguir unos determinados niveles de fiabilidad, disponibilidad y seguridad.

8

Aproximación a la Confiabilidad. Aplicaciones Prácticas.

Por su parte, los costes de No Confiabilidad representan los costes relativos a las actividades de mantenimiento correctivo de los equipos averiados y a las indemnizaciones económicas a las que ha habido que hacer frente por los daños derivados de los accidentes que se hayan podido ocasionar.

Si se supone que C U de un dispositivo es independiente de su confiabilidad, C CF crece con ésta y C NCF disminuye según aumenta el nivel de confiabilidad, la curva que representa la suma de C CF y C NCF tendrá un mínimo que corresponde al nivel óptimo de confiabilidad. Será en este punto representativo de un determinado proceso de explotación del dispositivo considerado en el que se obtiene el máximo beneficio de explotación (Véase Figura 1.4, donde B=beneficio y VE=ventas). Por consiguiente, es a este punto hacia el que se debe tender, adoptando las medidas que se juzguen apropiadas.

Situaciones de explotación a la derecha del punto óptimo indicarán que se está en unas condiciones de confiabilidad superiores a las óptimas. En términos de mantenimiento, se podría decir que, en tal caso, el equipo está sobremantenido, mientras que situaciones de explotación posicionadas a la izquierda del punto O, corresponderán a procesos de inframantenimiento.

B = VE − [ C + C ] U + C CF NCF Unidades
B = VE −
[ C
+ C
]
U + C
CF
NCF
Unidades
económicas
T
T
C
+
C
CF
NCF
VE T
T
A
C
B
U
T
T
C
+ C
CF
NCF
O
T
C
CF
T
C
NCF
T
T
T
0
CF
CF
CF
Confiabilidad
(
A
)
(
O
)
(
B
)

Figura 1.4. Coste de explotación de un dispositivo.

Introducción al Concepto e Importancia de la Confiabilidad en la Calidad de Servicio. 9

Según lo anterior, el mantenimiento de los dispositivos tiene como objetivos fundamentales la consecución del máximo beneficio de explotación durante toda su vida operativa (contribuyendo a la generación de ingresos y minimizando los costes asociados a dicha explotación) y el alargamiento de su vida útil. En este sentido, el Departamento de Mantenimiento no debe visualizarse como un centro de costes, sino como un verdadero centro de beneficios que actúa sobre los costes incurridos, pero también sobre los ingresos generados y, por tanto, a la hora de minimizar su presupuesto conviene analizar profundamente la pérdida de valor que se puede ocasionar con dicha decisión.

En resumen, se puede concluir que, durante la fase de explotación de un dispositivo, se busca conseguir la máxima eficiencia de explotación, lo que implica maximizar el nivel de confiabilidad (eficacia) logrado por unidad económica dedicada en el período temporal bajo consideración. De aquí, la gran importancia que la confiabilidad tiene para el diseño y explotación de componentes, equipos, sistemas e instalaciones.

I.6. C ONFIABILIDAD Y M ANTENIMIENTO

La ingeniería en el campo de la confiabilidad, a través del compromiso del factor humano y del análisis cuantitativo, debe observar el comportamiento de los equipos y de sus configuraciones sistémicas, proyectar, mejorar y controlar el mantenimiento, desde la etapa de concepción de nuevos proyectos hasta la operación de los mismos. Definitivamente la ingeniería debe entregar un importante valor al mantenimiento. Su modelado de las variables asociadas con la seguridad de funcionamiento de los equipos y sistemas, y de aquellas relacionadas con los costes globales de los mismos (directos e indirectos) debe lograr identificar las criticidades y riesgos de acuerdo a la combinación de la frecuencia de los eventos y su consecuencia o severidad. Será entonces posible, no sólo ejecutar eficientemente el mantenimiento, sino

10

Aproximación a la Confiabilidad. Aplicaciones Prácticas.

además convertirlo en un proceso eficaz que contribuya al objetivo final perseguido por el negocio.

Si logramos este cambio en el mantenimiento superaremos su acción limitada a nivel operativo, en una perspectiva del corto plazo, para lograr que asuma además un papel estratégico-táctico, con una visión amplia de mediano y largo plazo. Esta nueva forma de concebir y hacer mantenimiento transformará esta función empresarial desde una unidad de gasto a una de resultados y de oportunidades. Creará una cultura organizacional en la que prevalezca la integración, la prevención, la mejora continua, el conocimiento, la tecnología y la innovación.

I.7. M ANTENIMIENTO Y F UNCIÓN R EQUERIDA

Hemos comentado cómo para mejorar la confiabilidad de nuestros dispositivos tenemos que intervenir en el plano de la gestión y del mantenimiento de los mismos. Ha quedado claro cómo el mantenimiento incide en cada uno de los factores que caracterizan la disponibilidad: Por un lado fiabilidad y mantenibilidad hacen referencia a aptitudes propias de elementos o de sistemas, estas aptitudes son inherentes a los

mismos, pero siempre que se respeten unas condiciones fijadas para su utilización y

mantenimiento; Por otro lado la logística de mantenimiento tiene que ver con aspectos organizativos, es la aptitud de una organización de mantenimiento, en unas condiciones

dadas, para proporcionar sobre demanda los medios necesarios para mantener un elemento conforme a una política de mantenimiento dada.

Para poder intervenir adecuadamente en la confiabilidad de un dispositivo mediante una mejora de su mantenimiento es necesario conocer con precisión su significado, el cometido de sus distintos tipos y su proceso de gestión para su mejora continua. Profundizamos a continuación en el concepto de mantenimiento para

Introducción al Concepto e Importancia de la Confiabilidad en la Calidad de Servicio. 11

preocuparnos a continuación por ofrecer al lector una visión práctica de su proceso de gestión.

Las operaciones en una instalación industrial incluyen (definición adaptada de

50-190-01-12 de CEI, donde nuevamente se realiza para un item) una combinación de todas las acciones técnicas, administrativas y de gestión, durante el ciclo de vida de la instalación, destinadas a permitir que la misma cumpla una función requerida, adaptando esta función según la necesidad a las variaciones de las condiciones exteriores. Se entiende por condiciones exteriores, por ejemplo, la demanda de servicio

y las condiciones ambientales. Dentro de las actividades operativas, las de

mantenimiento (UNE-EN 13306, 2001) se definen como una combinación de todas las acciones técnicas, administrativas y de gestión, durante el ciclo de vida de un elemento, destinadas a conservarlo, o devolverlo, a un estado en el cual puede desarrollar una función requerida.

Un aspecto importante por tanto de las definiciones anteriores, así como de la definición de disponibilidad, es el concepto de función requerida. La función requerida de un dispositivo se define como una función o conjunto de funciones que son necesarias para que el dispositivo pueda cumplir un determinado servicio. Entonces, el conocimiento de la función requerida del equipo es lo que nos permite denominar a una tarea operativa como tarea de mantenimiento. De tal modo que no podemos decir con propiedad que mantenemos un equipo si no conocemos su función requerida.

La definición de la función requerida es una tarea compleja y debe ser precisa

en cada entorno operativo. Es compleja pues la función requerida consiste en varias

funciones en la mayoría de los casos, además la función requerida de un equipo puede variar para un mismo contexto operacional, esto sucede en los casos en los cuales el equipo tiene distintos modos de funcionamiento. Por ejemplo, un “motor eléctrico” de un submarino puede funcionar propulsándolo o frenándolo según su modo de

12

Aproximación a la Confiabilidad. Aplicaciones Prácticas.

operación. Cada modo de operación dicta así una función requerida del motor. La definición de la función requerida es también una tarea precisa, requiere que se detalle lo que se denomina estándar de funcionamiento de cada función, o valor (rango) que permite especificar, cuantificar y evaluar de forma clara esa función del equipo (propósito cuantificado). Un ejemplo de descripción de una función de un equipo mediante su estándar de ejecución es el siguiente:

Equipo: Bomba

Función: Transferir y mantener la circulación del agua de la toma de succión a la piscina.

Estándar de ejecución esperado: Transferir a la piscina en condiciones normales entre 25 (-5) l/min y 70 (+5) l/min de agua a 10 (+/- 5) kg/cm 2 .

Conocida con precisión la función requerida del equipo, existen dos tipos posibles de tareas de mantenimiento a realizar sobre el mismo. Cuando realizamos tareas que intentan preservar esa función sin que el equipo la pierda o falle funcionalmente (mantenimiento preventivo) o cuando realizamos tareas encaminadas a restituir al equipo a unas condiciones en las cuales cumple con esa función (mantenimiento correctivo). La determinación de la tipología de cada tarea de mantenimiento nos obliga a declarar oportunamente las condiciones en que el equipo ha perdido su función. Así por ejemplo en el caso de la bomba anteriormente comentado, el fallo funcional del equipo se produce si:

A. El equipo no es capaz de transferir nada de agua a la piscina;

B. Transfiere agua a menos de 20 l/mim;

C. Transfiere agua a más de 75 l/min;

D. Transfiere agua a menos de 5 kg/cm 2 ;

E. Transfiere agua a más de 15 kg/cm 2 .

Introducción al Concepto e Importancia de la Confiabilidad en la Calidad de Servicio. 13

Por lo tanto, si hacemos mantenimiento sobre un equipo en que se dan alguna de estas circunstancias y con el propósito de restituirlo a unas condiciones en las cuales cumple con su función anteriormente expresada, estamos realizando un mantenimiento correctivo del equipo. Cada pérdida funcional podrá estar producida por distintos motivos (modos de fallo) y tendrá consecuencias distintas en la instalación dependiendo de cada escenario productivo. Será labor del mantenimiento determinar las acciones convenientes, preventivas o correctivas, incluso rediseño, a asignar al equipo en base a la naturaleza, criticidad y ocurrencia de cada evento que produzca la pérdida funcional.

I.8. R EFERENCIAS B IBLIOGRÁFICAS DEL C APÍTULO

- Arata Andreani A. 2009. Ingeniería y Gestión de la Confiabilidad Operacional en Plantas Industriales. Ril Editores. Santiago de Chile.

- Campbell JD,

Dekker.

Jardine AKS. 2001. Maintenance excellence. New York: Marcel

- Crespo Márquez A. 2007. The maintenance management framework. Models and methods for complex systems maintenance. London: Springer Verlag.

- Crespo Marquez A, Gupta JND. 2006. Contemporary maintenance management:

Process, framework and supporting pillars. Omega, 34(3): 313-326.

- Duffuaa SO. 2000. Mathematical models in maintenance planning and scheduling. In Maintenance, Modelling and Optimization. Ben-Daya M, Duffuaa SO, Raouf A, Editors. Boston: Kluwer Academic Publishers.

- EN 13306:2001. 2001. Maintenance Terminology. European Standard. CEN (European Committee for Standardization), Brussels.

14

Aproximación a la Confiabilidad. Aplicaciones Prácticas.

- Gelders L, Mannaerts P, Maes J. 1994. Manufacturing strategy, performance indicators and improvement programmes. International Journal of production Research, 32(4):797-805.

- Kaplan RS, Norton DP. 1992. The Balanced Scorecard - measures that drive performance. Harvard Business Review, 70(1): 71-9.

- Lee J, 2003. E-manufacturing: fundamental, tools, and transformation. Robotics

and Computer-Integrated Manufacturing, 19(6): 501-507.

- Moubray J. 1997. Reliability-Centred Maintenance (2nd ed.). Oxford: Butterworth- Heinemann.

- Palmer RD. 1999. Maintenance Planning and Scheduling. New York: McGraw-Hill.

- Pintelon LM, Gelders LF. 1992. Maintenance management decision making.

European Journal of Operational Research, 58: 301-317.

- Tsang A, Jardine A, Kolodny H. 1999. Measuring maintenance performance: a

holistic

Management, 19(7):691-715.

approach.

International

Journal

of

Operations

and

Production

- Vagliasindi F. 1989. Gestire la manutenzione. Perche e come. Milano: Franco Angeli.

- Vanneste SG, Van Wassenhove LN. 1995. An integrated and structured approach

to improve maintenance. European Journal of Operational Research, 82: 241-257.

- Wireman T. 1998. Developing performance indicators for managing maintenance. New York: Industrial Press.

II

C ONFIABILIDAD Y F ASE DE P REPARACIÓN

II.1. I NTRODUCCIÓN DE C ONFIABILIDAD Y F ASE DE P REPARACIÓN .

Durante nuestros años de experiencia industrial y en proyectos de investigación, nos hemos encontrado que por lo general al escuchar la palabra proyecto”, esta es rápidamente asociada o relacionada solo al departamento de ingeniería y diseño, al igual que el concepto confiabilidad es asociado al departamento o función mantenimiento; sin embargo tanto como la primera apreciación como la segunda son erróneas. Un proyecto implica la coordinación de todos los recursos disponibles para conseguir determinado objetivo, lo que supone la interacción entre conocimiento (experiencia), tecnología, entorno, estructuras, procesos, servicios y productos (Amendola, 2009). Lo que no se limita a una función en concreto. Por otro lado, la confiabilidad no es únicamente materia de mantenimiento ni de un departamento dedicado sólo al cálculo de indicadores y análisis, No existe fórmula de la confiabilidad de un activo físico, puesto que requiere datos que no sólo genera un único aspecto de la organización sino múltiples

Es así como las disciplinas de Proyecto y Confiabilidad, comparten apreciaciones erróneas estigmatizadas en el tiempo. Esto ha ocasionado que en la práctica los proyectos no gocen por lo general de confiabilidad desde la fase de

preparación (CDFP).

Por otro lado, el enfoque de la aplicación de conceptos, metas y procedimientos de confiabilidad (RCM, OCR, TPM, IBR, RCA, AMEF, etc.), ha estado prácticamente limitado a instalaciones existentes en operación o en fase de construcción. La aplicación de los conceptos de confiabilidad se ha reflejado en los resultados al mejorar la disponibilidad de las instalaciones, lo cual a su vez ha

16

Aproximación a la Confiabilidad. Aplicaciones Prácticas.

redundado en un incremento de valor de las mismas. Si se busca maximizar el valor del dinero invertido (optimizar los costes) durante el ciclo de vida del proyecto 1 , la aplicación de los conceptos, metas y procedimientos de confiabilidad no deberían limitarse a la etapa de construcción y operación, estos deberían ser aplicados a lo largo de todo el ciclo de vida del proyecto asociado a la instalación. Esto es lo que se

conoce como ya hemos mencionado confiabilidad desde la fase de preparación

(CDFP).

La aplicación de confiabilidad tendrá un mayor impacto en los resultados, si ésta es aplicada desde la etapa más temprana de un proyecto (fase de diseño del proyecto), razón por la cual, se hace necesaria la generación de un documento que especifique las acciones a seguir en confiabilidad en las fases del proyecto.

En la ejecución de una apropiada metodología de dirección de proyectos de inversión, se definen las acciones y enfoque de confiabilidad que deben considerarse durante la fase de preparación, específicamente la fase de definición y desarrollo (visualización, conceptualización y definición). Esta metodología va dirigida al personal que participa durante las fases de preparación de los proyectos y tiene el propósito de asegurar, normalizar y uniformizar; de una manera ordenada, la aplicación de los conceptos, procedimientos y metodologías de confiabilidad durante esta fase e integrarlas con las actividades y documentos que se generan durante el desarrollo de los proyectos de inversión de capital 2 .

1 El ciclo de vida del proyecto se refiere a que para facilitar la gestión, los directores de proyectos o la organización pueden dividir los proyectos en fases, con los enlaces correspondientes a las operaciones de la organización ejecutante. La transición de una fase a otra por lo general está definida por alguna forma de transferencia técnica. (PMI, 2009).

2 Los proyectos de inversión de capital se refieren a aquellos proyectos para la operación de nuevas instalaciones, ampliaciones y “revampings” dentro de todas las áreas operacionales de la empresa.

Confiabilidad y Fase de Preparacióno 17

A fin de reflejar más fielmente las necesidades de la empresa y la manera de hacer las cosas, el enfoque y acciones de confiabilidad, se generaran a partir de bibliografía consultada y reuniones con miembros de las Comunidades de Conocimiento de Confiabilidad Operacional, las acciones y enfoque que pretenden ser “las mejores prácticas” de aplicación de confiabilidad en la fase de diseño para las empresas, considerando que la industria debe de promover el ambiente colaborativo que permita que los trabajadores del conocimiento o knowledge workers, trabajen juntos para cumplir con los proyectos y solamente entonces, colectar ese conocimiento para que sea distribuido al resto de la empresa (Amendola, 2008b). Con este enfoque se plantea ir más allá de las grandes teorías de la definición del Asset Management 3 y Confiabilidad, para realmente construir y fortalecer la inteligencia del negocio, y es por ello que es necesario el equilibrio entre humanos, organización e indicadores (Amendola, 2007b).

II.2. C ONSIDERACIONES Y C ONCEPTOS DE C ONFIABILIDAD Y F ASE DE P REPARACIÓN .

En el presente capítulo, se exponen las consideraciones que justifican y explican la importancia de aplicar los conceptos de confiabilidad desde la etapa de diseño en los proyectos de ingeniería, así como ciertos aspectos conceptuales relacionados con el tema.

Recientemente, se ha reconocido que uno de los enfoques más importantes para incrementar valor en una instalación, es mejorar la disponibilidad o la utilización de la misma. El enfoque tradicional comúnmente utilizado para incrementar valor, ha sido aumentar el volumen de las ventas y la capacidad de manufactura del activo,

3 Expresión en inglés para referirse a la gestión integral de activos físicos

18

Aproximación a la Confiabilidad. Aplicaciones Prácticas.

reducir costes, la apertura de nuevos mercados o la combinación de estos factores. Un incremento en la disponibilidad, se puede lograr mejorando los procedimientos de operación, técnicas de mantenimiento de activos y con la confiabilidad intrínseca de la instalación.

A raíz del reconocimiento de este nuevo enfoque, ha surgido el concepto de

Utilización de Activo (UA), el cual toma en consideración las ventas y la disponibilidad. El objetivo primordial de una instalación, es maximizar la UA o maximizar el valor del dinero invertido a lo largo del ciclo de vida del proyecto. Al realizarse “benchmarking” con otras compañías, se ha encontrado que la pérdida de oportunidad de UA se debe a problemas que están distribuidos equitativamente entre Operaciones, Mantenimiento y Diseño. Para mejorar la disponibilidad de una

instalación, se hace necesario aplicar conceptos, metas y procedimientos de confiabilidad a lo largo de toda la vida del proyecto (CDFP).

La clave para obtener una instalación que sea coste-efectiva y tener un producto/instalación confiable es a través de la aplicación de los conceptos de confiabilidad desde la etapa más temprana del proyecto o en la etapa de diseño y preparación (particularmente en la etapa de definición y desarrollo).

Es en esta etapa cuando la aplicación de confiabilidad tiene mayor impacto u oportunidad de afectar los resultados, ya que el proyecto es lo suficientemente flexible para ser modificado o rediseñado sin un impacto elevado en los costes. De lo contrario, si las mejoras por confiabilidad se aplican una vez que se haya “congelado” el diseño, cualquier cambio o modificación tendrá un impacto sustancial en los costes.

Al observarla curva de oportunidades de reducción de coste/programación en

un proyecto (ver Figura 2.1), existe un paralelismo entre esta oportunidad y la correspondiente a la aplicación de los conceptos de confiabilidad. Como se aprecia, hay mucha más oportunidad de influenciar los resultados de coste y tiempo durante

Confiabilidad y Fase de Preparacióno 19

las etapas tempranas del proyecto, cuando los desembolsos son relativamente mínimos que en las etapas subsiguientes, cuando se construye y opera la instalación. Lo mismo sucede al aplicar confiabilidad a las instalaciones, si los conceptos son aplicados tempranamente, la influencia que puede tener en el nivel de confiabilidad del producto/instalación, será mucho mayor que cuando se aplique en una fase intermedia o tardía del proyecto.

Curva de Oportunidades de Reducción de Coste / Programación en un Proyecto

Aprobación del Proyecto Otorgamiento de Buena Pro Selección Contratación Materialización Identificación de
Aprobación
del Proyecto
Otorgamiento
de Buena Pro
Selección
Contratación
Materialización
Identificación
de Proyecto,
Alineación con el
plan de Negocio
Mejor(es)
Definición
completa
alcance y PEP
clase
presupuesto
Operación
PEP Hasta
Análisis
Opción(es)
Completación
Cumplimiento
Mayor
mecánica
Expectativas de
Precisión
Negocio
de estimados
DEFINICIÓN Y DESARROLLO
EJECUCIÓN
CONTRA-
OPERACIÓN
-
OPORTUNIDAD
+
-
DESEMBOLSO
+

(FRONT END LOADING)

TACIÓN

PEP: Plan de Ejecución de Proyectos

Figura 2.1. Coste/Programación en un proyecto

¿Quiénes deben participar en la aplicación de confiabilidad en la fase de

preparación de un proyecto?, la respuesta a esta pregunta es que se requiere de la participación de las experiencias y habilidades multidisciplinarias de diferentes especialistas. Para lograr un máximo valor, se requiere una combinación de prácticas de gerencia, financiera, de ingeniería, construcción y otras prácticas aplicadas a activos en búsqueda de un coste de ciclo de vida económico. Este concepto tiene que ver directamente con CDFP y mantenibilidad de activos físicos.

20

Aproximación a la Confiabilidad. Aplicaciones Prácticas.

Un aspecto a considerar a lo largo del ciclo de vida de un proyecto, es lograr un balance adecuado entre productividad y seguridad a un coste óptimo. Este coste óptimo va dirigido a modelar y analizar los distintos escenarios con el fin de poder determinar el momento oportuno para realizar una actividad, conocer la viabilidad económica de algún proyecto o bien determinar el número óptimo de repuestos apoyando así al desarrollo de los paquetes de trabajo (Amendola, 2001; 2007).

Es de vital importancia para la confiabilidad en la fase de diseño y

preparación, la adecuada instalación y puesta en servicio de los equipos, lo que implica la definición de los procedimientos de operación y la utilización de documentos que nos permitan acumular información referida a: los sistemas y subsistemas, modos y causas de fallo, funciones primarias y segundarias, consecuencias, como los históricos de fallos. Es decir, tener documentadas además de las consideraciones anteriores, las frecuencias de fallos que serán empleadas posteriormente para la implementación de los programas, análisis de riesgos y evaluación de costes. Supone también por parte del fabricante, la definición del grado de confianza que puede concederse a un elemento, ateniéndose a la calidad de los materiales empleados, la perfección con que ha sido elaborado, la multiplicidad, la modularidad y cuidado de los controles como pruebas a que ha sido sometido dicho equipo. Cuando un elemento satisface a todas estas condiciones, se puede tener una seguridad casi absoluta en su capacidad de funcionamiento y por lo tanto en la confiabilidad.

En este sentido la técnica OCR (Optimización Coste Riesgo) ayuda a modelar y analizar estos distintos escenarios. La información requerida para el análisis OCR estará referida a la frecuencia de fallos y sus consecuencias, con la finalidad de buscar el mínimo impacto total del negocio y la evaluación de la posible extensión de la vida útil del activo físico (Woodhouse, 2000). Todo ello tiene un efecto directo en la confiabilidad, y por lo tanto debe considerarse como parte de los aspectos de

Confiabilidad y Fase de Preparacióno 21

confiabilidad a ser aplicados en el ciclo de vida del proyecto. Para conseguirlo se recomienda el enfoque de gerencia de los riesgos o “Risk management” (PMI, 2009).

Según Ivorra (2002), los riesgos deben ser tratados teniendo en cuenta todos los componentes y áreas del conocimiento de un proyecto, como son: los aspectos humanos, la normativa y entrega de cada resultado, lo intrínseco del propio proyecto, lo concerniente al manejo de la información, las relaciones con terceros, así como el manejo del cronograma, las suposiciones generales y particulares del proyecto, el presupuesto y su manejo, y el entorno del proyecto. Es por ello que el “Risk Management” debe integrar los procesos de: Identificación y documentación, análisis (Cualitativo y Cuantitativo), planificación de la respuesta, plan de seguimiento y control (Amendola, et al., 2005). Con la ejecución de este grupo de procesos, se pretende definir las estrategias para cada uno de los siguientes aspectos, algunos de los cuales están estrechamente relacionados:

- Diseño (diseño robusto vs. diseño de bajo coste).

- Estrategia de mantenimiento y operación.

- Gerencia de eventos anormales.

- Desincorporación del activo.

- Manejo de personal y cultura corporativa.

- Responsabilidad en seguridad y medio ambiente.

- Gerencia de escasez de recursos.

- Actitud ante agentes reguladores (entes gubernamentales).

22

Aproximación a la Confiabilidad. Aplicaciones Prácticas.

La definición de estrategias podría causar conflictos entre productividad y seguridad. Por ejemplo, cuando una producción ininterrumpida requiere tomar acciones que afecten la seguridad a corto o a largo plazo. Las estrategias más prudentes se soportan en un diseño robusto, mantenimiento preventivo y proactivo, respuestas tempranas a señales de deterioro con aplicación de técnicas de confiabilidad. En el otro extremo, las estrategias están movidas por un plan agresivo de producción lo que redunda en unas instalaciones o diseños menos robustos (a menudo más baratos), mínima inspección y mantenimiento en la espera de obtener máxima producción con un mínimo de interrupciones de operación.

Las estrategias a aplicar en cada uno de los aspectos arriba señalados, dependen de varios factores, entre ellos: la política de la empresa, el presupuesto disponible, la proyección del mercado, etc. Los aspectos de gerencia de riesgo necesario para tomar en consideración durante la etapa de definición y desarrollo

son los dos primeros señalados arriba: diseño, estrategia de mantenimiento y operación.

II.3. C ONFIABILIDAD EN LA E TAPA DE D EFINICION Y D ESARROLLO .

toda una

serie de actividades para garantizar, la no aparición, de eventos críticos en la ejecución del proyecto y en las operaciones futuras. Entre estas actividades podemos mencionar la coordinación, preparación, vinculación y comunicación de los departamentos responsables del proyecto y de operación, como por ejemplo de:

gerencia media y alta, producción, mantenimiento y seguridad, teniendo en cuenta también, aspectos relacionados con el fin último de la organización que es hacer negocio.

Para el diseño

teniendo en cuenta la confiabilidad, supone implementar

Confiabilidad y Fase de Preparacióno 23

Adicionalmente, es importante considerar en esta etapa de diseño, aspectos de construcción e instalación bajo esquemas de rentabilidad, seguridad, manteniabilidad y posibles contingencias para garantizar que las acciones de mantenimiento y seguridad se puedan llevar a cabo de forma confiable y segura, permitiendo a su vez, las condiciones especificadas para la operación y producción. Es aquí donde hablamos de un concepto combinado para el diseño y preparación óptima como puesta en servicio de un activo. Se debe incluir además, a el fabricante de los equipos, para que suministre documentos o especificaciones que contengan las características de seguridad y operación.

También todo el equipo responsable debe considerar los posibles escenarios, riesgos y amenazas para esta etapa de diseño y futura utilización del activo. Esto implica involucrar aspectos económicos y externos como la demanda, requerimientos y especificaciones de producción, como los operativos que repercutirán en los costes de producción y mantenimiento.

Resulta importante implementar normativas y guías de confiabilidad para su correcta gestión. Entre las normativas tenemos UNE-EN 60300-1 para gestión de los programas de confiabilidad y UNE-EN 60300-2 para elementos y tareas del programa de confiabilidad. A continuación se enumeran las fases que conforman la etapa de definición y desarrollo.

La aplicación de confiabilidad en la fase de preparación se divide en las tres fases que forman la etapa de Definición y Desarrollo de un proyecto de inversión de

capital: Visualización, Conceptualización y Definición. Cada fase viene esencialmente dividida en Acciones de confiabilidad y Enfoque de confiabilidad.

En este sentido se dan las acciones, procedimientos o documentos a realizar o a generar durante la fase correspondiente. También se especifica el responsable (grupo o posición dentro del proyecto), los ejecutores (participantes) y en algunos

24

Aproximación a la Confiabilidad. Aplicaciones Prácticas.

casos, una breve explicación de la acción con ejemplos concretos que ayuden a aclarar las ideas. El enfoque de confiabilidad, se refieren a acciones y sugerencias ("tips" básicos) a llevar a cabo para facilitar y ayudar en la aplicación de los conceptos de confiabilidad durante la fase correspondiente.

La aplicación de confiabilidad en la fase de preparación de los proyectos debe regirse por los siguientes principios fundamentales (Amendola, 2006):

- La aplicación de confiabilidad en la fase de diseño, no requiere la intervención

de un grupo de especialistas adicionales o con conocimientos particulares, ni tampoco cambiando la estructura organizacional (a excepción si se detectan deficiencias en la misma). Los mismos participantes habituales de los proyectos son los que deben aportar la confiabilidad a través de sus acciones y la generación de documentos.

- Concienciar a los participantes de los proyectos de inversión de capital, en la

importancia y la necesidad de aplicar confiabilidad desde el diseño como forma de maximizar la utilización del activo o el valor del dinero invertido a lo largo del ciclo de vida del proyecto.

- La aplicación de los conceptos y procedimientos de gestión de riesgo son

fundamentales para incrementar la confiabilidad de las instalaciones. Existe una estrecha vinculación entre productividad y seguridad, como también debe establecerse un balance entre ambos, aún cuando lo que se busca es lograr altos niveles de productividad y seguridad. Estos aspectos deben considerarse desde la fase de diseño y como parte integral de aplicación de confiabilidad.

- Aún cuando los conceptos de confiabilidad puedan ser comprendidos por la gerencia media, ingenieros y otros participantes de un proyecto, es muy

Confiabilidad y Fase de Preparacióno 25

importante la participación y la comprensión de la alta dirección de la empresa.

Durante la ejecución de los proyectos y a fin de asegurar la aplicación exitosa de conceptos de confiabilidad en la fase de preparación, es importante contemplar cierto enfoque común en cada fase del proyecto. Veamos a continuación, algunos ejemplos importantes:

- ¿Nuestras acciones están alineadas al negocio? Mantener siempre presente la

alineación del proyecto con el plan de negocios.

- Risk Management. Identificar los riesgos de desviación con respecto al plan de negocios y hacer un análisis continuo de los potenciales riesgos identificados que podrían impedir el cumplimiento del mismo.

- ¿Todo el equipo de proyecto comprende la aplicación el concepto de

confiabilidad desde el diseño? Asegurar que cada participante de un proyecto comprenda la aplicación de los conceptos de confiabilidad durante la fase de de preparación de los proyectos. Aquí se implica a la gerencia encargada del negocio, personal de mantenimiento y operaciones y todos los ingenieros que participan en el proyecto.

- ¿Tenemos los recursos? Asegurar que los recursos estarán disponibles para cuando se requieran. Este proceso amerita el concurso de equipos multidisciplinarios y deben planificar el tiempo para asegurar su participación. Este tiempo debe contemplar, además de reuniones de trabajo, tiempo para recopilación de información y trabajo de preparación.

26

Aproximación a la Confiabilidad. Aplicaciones Prácticas.

- Información Disponible. Asegurar que la información estará disponible y que los participantes de los proyectos sepan como tener acceso a la misma antes que ésta sea utilizada.

- Inseparables

separar las actividades de

confiabilidad de las actividades de ingeniería. Estas actividades no deben ser realizadas de manera paralela sino integradas.

Confiabilidad e Ingeniería. No

- Inamovibles miembros claves. evitar en lo posible realizar cambios en los miembros claves del equipo durante la fase de conceptualización y definición. Está demostrado que puede afectar negativamente los resultados del proyecto.

- Comunicar los resultados. Comunicar los resultados de aplicar confiabilidad a

la gerencia y al equipo de trabajo.

A continuación, se dan las acciones y enfoque de confiabilidad para cada fase

de la etapa de definición y desarrollo de los proyectos. Es de destacar que las acciones enumeradas no son secuenciales, algunas se pueden realizar de manera simultánea y otras de manera secuencial.

II.3.1. A CCIONES Y E NFOQUE /A LINEACIÓN DE C ONFIABILIDAD

II.3.1.1. C ONFIABILIDAD EN LA F ASE DE V ISUALIZACIÓN

En la fase de Visualización se generan los proyectos de inversión, los cuales se originan de cualquier parte de la empresa, aunque generalmente provienen del análisis del ambiente externo e interno de la empresa o análisis DAFO (Debilidades,

Amenazas, Fortalezas, Oportunidades) que se realiza como parte de los ciclos de

planificación. En esta fase se debe satisfacer tres objetivos principales:

Confiabilidad y Fase de Preparacióno 27

- Establecer los objetivos y propósitos del proyecto.

- Verificar la alineación de los objetivos del proyecto con las estrategias de la empresa.

- Desarrollo preliminar del proyecto.

Las actividades para lograr este objetivo son:

- Elaborar alcance del proyecto.

- Elaborar el estimado de costes “orden de magnitud aproximado”.

- Preparar el plan de ejecución “orden de magnitud aproximado”.

- Evaluar la factibilidad técnica y económica de proseguir con el proyecto.

Acciones de Confiabilidad

1) Realizar “una vista” preliminar por procesos y tecnologías asociadas a través de un banco de datos de procesos e instalaciones, el cual debe estar soportada con información interna y externa. Esta acción permitiría orientar la selección o descarte de opciones de acuerdo a experiencias propias y externas a la empresa.

Responsable: Ejecutor.

2) Determinar el impacto que tendría la instalación del punto de vista funcional del negocio. Esto permitiría de una manera global a la empresa establecer las acciones a tomar del punto de vista de cumplimiento del mercado. Como parte de

28

Aproximación a la Confiabilidad. Aplicaciones Prácticas.

esta acción es necesario establecer un plan de contingencias. Esta información ayuda en la determinación de la viabilidad o no del proyecto. Responsable:

Ejecutor

3) Para cada opción considerada, realizar un estudio de sensibilidad considerando escenario optimista/pesimista y el escenario más probable. Esto permitiría seleccionar o descartar opciones consideradas. Responsable: Ejecutor

Enfoque/alineación de la Confiabilidad

1) Identificar y acordar la tasa de descuento a ser utilizada en los análisis de ciclo de vida LCC a ser aplicados en ésta y las siguientes fases del proyecto. Responsable:

Finanzas, Ejecutor.

2) Al elaborar el alcance preliminar del proyecto que debe ser realizado en función de una máxima utilización del activo (UA) y tomando en consideración los futuros costes de mantenimiento. Responsable: Dueño de la instalación y la organización de Ingeniería y Proyectos, ya que ambos poseen la experiencia e información más valiosa y relevante para tal fin. Ejecutor.

3) En la elaboración del alcance preliminar, evitar introducir elementos adicionales que los distorsionen, como por ejemplo, diseñar para una capacidad superior a la realmente requerida o plantear instalaciones asociadas no indispensables.

4) Es importante considerar si existe la posibilidad de un cambio futuro en las especificaciones del producto. Ej.: si se diseña una planta para producir un producto con un contenido máximo aceptable de metanol, es necesario prever si

Confiabilidad y Fase de Preparacióno 29

para el futuro la demanda del producto tendrá cambio de especificaciones en cuanto al contenido de metanol (más exigente). En este caso, habrá que orientar el diseño de la planta para que sea más adaptable a los cambios de especificaciones de producto.

II.3.1.2 C ONFIABILIDAD EN F ASE DE C ONCEPTUALIZACIÓN

El propósito de esta fase es la selección de la(s) mejor(es) opción(es) y la mejora en la precisión de los estimados de costes y tiempo de implantación para reducir la incertidumbre y cuantificar los riesgos asociados y determinar el valor esperado para la(s) opción(es) seleccionada.

En la fase de conceptualización se deben cumplir los siguientes objetivos:

- Organizarse para la fase de planificación del proyecto.

- Seleccionar la(s) opción(es) preferida(s) y solicitar los fondos para ejecutar las actividades que permitan obtener un estimado de coste “Estimado Aproximado”.

Acciones de Confiabilidad

30

Aproximación a la Confiabilidad. Aplicaciones Prácticas.

1) Generar directrices de mantenimiento e inspección preliminares para cada una de las opciones seleccionadas. Apoyarse en experiencias de otras plantas.

Responsable: Personal de mantenimiento e inspección.

2) Realizar un análisis de ciclo de vida (LCC) para determinar la viabilidad económica del proyecto. Esto permitirá descartar o aceptar diversas opciones seleccionadas en la fase de Visualización. Previa a la realización del análisis LCC, deberán tomarse en consideración las siguientes acciones (Amendola, 2006):

Identificar las estrategias preliminares de mantenimiento que puedan afectar el diseño conceptual del proyecto.

Especificar el desempeño mínimo esperado y de protección de los activos a ser adquiridos en el futuro (relacionado con confiabilidad y seguridad).

Responsable: Unidad de negocio soportada por el grupo FEL.

3) Realizar un Análisis Preliminar de Peligro (APP). Responsable: Líder de Proyecto y personal de Mantenimiento y Operaciones.

4) Este proceso permite dimensionar la instalación y toma en cuenta mantenimiento, probabilidad de fallo y capacidad efectiva (% de disponibilidad x capacidad de procesamiento). Este proceso facilita la selección de la(s) opción(es) generada.

5) Aplicar técnicas de incremento de valor (Ingeniería de Valor, Constructibilidad, Simplificación de procesos) para justificar del punto de vista técnico/económico la(s) opción(es) seleccionada. Responsable: Personal de Confiabilidad y equipos mecánicos, Ingeniería de Procesos y de Operaciones.

Confiabilidad y Fase de Preparacióno 31

6) Determinar el Safety Integrity Level (SIL) de la instalación. Esta acción va orientada a establecer el control de la instalación. Responsable: Ejecutores de Mantenimiento y Operaciones.

7) Elaborar el documento: Principios de Confiabilidad (Principios de Confiabilidad) el cual es requerido como parte del Sistema Unificado de Calidad (SUC). El documento debe contener la siguiente información:

Definición de los sistemas y subsistemas de la instalación.

Entorno operacional de la instalación y subsistemas.

Funciones primarias y secundarias (aplicación de principios de Ingeniería de Valor) y analizar los modos y efectos de falla, y sus consecuencias.

Diagrama de decisión y estructurar el plan de mantenimiento sobre la de tareas predictivas, correctivas, preventivas y proactivas.

Nivel de Integridad del Sistema (SIL).

base

Nivel de Integridad de la Instalación (SIL).

Criterios de respaldo de equipos bajo los conceptos de redundancia activa o pasiva.

Cálculo de disponibilidad inherente y operacional de equipos y sistemas, sobre la base de un registro histórico de paros y arranques, documentado con las causas de paro.

Confiabilidad de servicios (electricidad, aire de suministro, combustible, etc.)

Redundancia del sistema de control, seguridad y de emergencia.

Coste de ciclo de vida de la instalación.

32

Aproximación a la Confiabilidad. Aplicaciones Prácticas.

Coste de penalización por impacto en la producción, calidad, seguridad y ambiente por fallos catastróficos de la instalación.

Incidencia de la instalación en el brillo/imagen de la empresa.

Confiabilidad de los procesos aguas arriba de la instalación.

Tareas y procedimientos requeridos para extender la vida útil de los equipos.

Tareas

y

procedimientos

equipos/sistemas.

para

medir

la

eficiencia

operacional

de

8) Realizar análisis “What If” al final de la fase. Esto aplicará a proyectos que contengan un alto número de procesos químicos, físicos y mecánicos interrelacionados. La decisión de realizar el análisis será del equipo de proyectos.

Responsable: Líder de proyecto y ejecución de operaciones y mantenimiento.

Enfoque/alineación de la confiabilidad

1) En la medida que avanza el proyecto, el alcance se va definiendo con mayor precisión. Esto implica que es posible desarrollar modelos de confiabilidad más sofisticados que soporten el diseño, las especificaciones y el desarrollo de estrategias de paradas de planta y de mantenimiento en etapas más avanzadas del proyecto. Sin embargo, hay que prestar particular atención a estos modelos, ya que pueden tener una importante incidencia en el coste final del proyecto y quizás no sean justificables del todo. Dependiendo de la naturaleza del proyecto, es preferible utilizar modelos más sencillos que pueden llevar a resultados igualmente útiles.

Confiabilidad y Fase de Preparacióno 33

2) Los diagramas de ubicación de equipos (utlizado 3D CAD) deberán ser realizados lo más temprano posible aún teniendo poca información de los equipos mayores. Lo que permitirá tener una mejor idea de la disposición de los equipos durante el desarrollo del proyecto y particularmente antes de realizar el HAZOP (Payne et al,

2004).

3) Al elaborar los alcances, es necesario que se preparen siguiendo la misma metodología, el mismo nivel de detalles y en lo posible, con el mismo equipo de trabajo. En otras palabras, es necesario tener consistencia en la elaboración de los alcances que traería como beneficio una mayor confianza en el trabajo de evaluación, el cual a la larga se traduce en mayor confiabilidad a la opción seleccionada.

II.3.1.3 C ONFIABILIDAD EN F ASE DE D EFINICIÓN

El propósito de esta fase es desarrollar en detalle el alcance y los planes de ejecución de la opción seleccionada, para obtener el financiamiento requerido para ejecutar el proyecto, preparar la documentación que sirva de base para la ingeniería de detalle y la contratación de la ejecución del proyecto y confirmar si el valor esperado del proyecto cumple con los objetivos del negocio.

La fase de Definición debe satisfacer tres objetivos principales:

- Desarrollar el paquete de definición del proyecto.

- Establecer proceso de contratación y el documento de solicitud de ofertas.

34

Aproximación a la Confiabilidad. Aplicaciones Prácticas.

- Preparar el paquete para la autorización del proyecto.

Acciones de confiabilidad

1) Definir la funcionalidad del proyecto. Una vez seleccionada una opción (en la fase de Conceptualización), se requiere que las definiciones funcionales de todos los equipos y sistemas sean documentadas formalmente en la medida que los diagramas de tuberías e instrumentación (DIT) sean preparados. Para esto, se debe generar un documento que contenga el diseño conceptual del sistema, o lista de funciones primarias y activos asociados (relacionar la funcionalidad de los equipos), a saber:

• Estudio de disposición de equipos.

• Especificación de equipos y tuberías.

• Definición funcional de la instrumentación.

• Filosofía de control.

• Descripción de proceso.

Responsable: Equipo de diseño del proyecto.

Ejecutor: Personal de Operaciones y Mantenimiento.

2) Realizar un estudio de Mantenimiento Centrado en Confiabilidad (RCM); OCR; IBR en conjunto al análisis HAZOP. El resultado de este estudio llevará a una recopilación de los modos de fallo que podrán esperarse cuando la instalación esté operando. La combinación de ambos estudios, es decir, HAZOP y RCM, OCR,

Confiabilidad y Fase de Preparacióno 35

IBR son lo que se conoce como HAZROP. Responsable: Ejecutor. El mismo

personal responsable de realizar HAZOP. La combinación de ambos estudios es de mayor efectividad y de mayor eficiencia que realizar los estudios separados.

3) Realizar Análisis Cuantitativo de Riesgo (ACR) a fin de cuantificar el riesgo de un fallo de la instalación, basado en la identificación de modos de fallo y el cálculo de sus probabilidades. En los modos de fallo es importante incluir fallos humanos.

Responsable: Ejecutor.

4) Identificar estrategias de mantenimiento (mantenibilidad). Se debe generar una política de mantenimiento adecuado buscando optimizar costes. En este caso, los costes de mantenimiento requerido para alcanzar un cierto nivel de confiabilidad (y por lo tanto seguridad y producción a largo plazo) están balanceados con los costes de los fallos. Esta consideración, lleva a incrementar la disponibilidad de la instalación y se logra considerando la accesibilidad, detección y aislamiento rápido de fallo, mantenimiento en línea, facilidad de remoción de reemplazo y de reparación con mínimos ajustes.

Estas recomendaciones y tareas evitarán que al final de la ingeniería de detalle, el diseño final sea total o parcialmente sometido a revisión por razones de mantenibilidad, el cual puede llevar a realizar rediseño antes de la fase de construcción. Este rediseño puede llegar a ser costoso en labor y tiempo.

II.4. R UTA DE I MPLANTACIÓN DE C ONFIABILIDAD EN LA E TAPA DE D EFINICIÓN Y

D ESARROLLO

La implantación de los conceptos y acciones de confiabilidad descritas en las fases de visualización, conceptualización y definición se esquematiza en la Figura 2.2, donde

36

Aproximación a la Confiabilidad. Aplicaciones Prácticas.

se muestra de manera ordenada y secuencial. Dentro de la secuencia hay acciones que pueden ser aplicadas de manera simultánea.

VISUALIZACIÓN

CONCEPTUALIZACIÓN

DEFINICIÓN

Determinar impacto del punto de vista funcional del negocio. Análisis preliminar de peligro (APP). “Screening”
Determinar impacto del
punto de vista funcional
del negocio.
Análisis preliminar de
peligro (APP).
“Screening” preliminar por
procesos y tecnologías.
Determinar valor de
disponibilidad (o el valor de UA)
por medio de simulación de
eventos discretos.
Estudio de sensibilidad ante
diferentes escenarios
Aplicar técnicas de
incremento de valor
Determinar el SIL de la
instalación
Generar directrices de mantenimiento
e inspección preliminares para cada
opción seleccionada
Documento “Principios de
Confiabilidad”
Análisis de ciclo de vida (LCC)
para cada opción
Realizar análisis “What If”
(LCC) para cada opción Realizar análisis “What If” Definir la funcionalidad del proyecto Realizar un estudio

Definir la funcionalidad del proyecto

“What If” Definir la funcionalidad del proyecto Realizar un estudio RCM/HAZOP Análisis Cuantitativo de

Realizar un estudio RCM/HAZOP

la funcionalidad del proyecto Realizar un estudio RCM/HAZOP Análisis Cuantitativo de Riesgo (ACR) Identificar

Análisis Cuantitativo de Riesgo (ACR)

un estudio RCM/HAZOP Análisis Cuantitativo de Riesgo (ACR) Identificar estrategias de mantenimiento (mantenibilidad)

Identificar estrategias de mantenimiento (mantenibilidad)

Identificar estrategias de mantenimiento (mantenibilidad) Definir guías de diseño y respaldo de equipos

Definir guías de diseño y respaldo de equipos (“spares”)

Análisis de variabilidad
Análisis de variabilidad
respaldo de equipos (“spares”) Análisis de variabilidad Definir nivel de confiabilidad requerido Criterios/esfuerzo

Definir nivel de confiabilidad requerido

de variabilidad Definir nivel de confiabilidad requerido Criterios/esfuerzo de inspección para equipos estáticos

Criterios/esfuerzo de inspección para equipos estáticos

Figura 2.2. Ruta de implantación de confiabilidad en la etapa de definición y desarrollo.

II.5. M EJORES P RÁCTICAS DE LA C ONFIABILIDAD DESDE EL D ISEÑO

La correcta y completa aplicación de confiabilidad desde la etapa de diseño de un proyecto, permitiría una mejor utilización del activo (UA) y maximizará el valor del dinero invertido en una instalación hasta la Fase de Desincorporación de un proyecto.

Confiabilidad y Fase de Preparacióno 37

La metodología planteada es susceptible a evolucionar en el tiempo en la medida que se adquiera mayor experiencia en su aplicación. Es un proceso de mejora continua a fin de lograr las “mejoras prácticas” de confiabilidad adaptadas a nuestra realidad y a nuestra manera de hacer las cosas, y así lograr instalaciones que sean de “clase mundial”.

Los aspectos de confiabilidad señalados, van dirigidos a centrar el alcance del proyecto de una manera más eficiente ya que permite identificar alcances innecesarios. Esto llevaría a identificar áreas incompletas del diseño conceptual y un mejor entendimiento de los requerimientos de mantenimiento de las instalaciones (mantenimiento en diseño), lo que redunda en el futuro en una reducción de costes de mantenimiento, una mejor aplicación de las actividades de mantenimiento donde sea requerido y reducción de la tasa de fallos.

La etapa de diseño de un proyecto no está limitada únicamente a la etapa de definición y desarrollo, también se encuentra la etapa de Implantación que comprende la ingeniería de detalle, aprovisionamiento de materiales y la construcción. Sin embargo, si los conceptos de confiabilidad son aplicados a cabalidad desde Definición y Desarrollo, las consideraciones de confiabilidad en las etapas posteriores serán de poco impacto en la instalación, ya que es en las etapas iniciales del proyecto donde se tiene mayor efecto.

No se puede esperar obtener el 100% del beneficio potencial la primera vez que se aplique confiabilidad en la fase de preparación de proyectos. Esto requiere de un proceso de aprendizaje y cada uno de los participantes debe “internalizar” el proceso de aplicación de confiabilidad desde esta fase.

La aplicación de confiabilidad en la fase de preparación de proyectos debe llevar implícito el balance entre la productividad, seguridad y riesgo. Este balance debe alinearse con el diseño y estrategia de mantenimiento. Sin un adecuado

38

Aproximación a la Confiabilidad. Aplicaciones Prácticas.

balance entre productividad, seguridad y riesgo, se puede comprometer la integridad mecánica (seguridad) de la instalación al momento de tomar decisiones operacionales.

DEFINICIÓN

Y

DESARROLLO

IMPLANTACIÓN

OPERACIÓN

VISIÓNVISIÓN

CONCEPTUALIZACIÓNCONCEPTUALIZACIÓN

DEFINICIÓNDEFINICIÓN

CONTRATACIÓN

CONTRATACIÓN

Y EJECUCIÓN

Y EJECUCIÓN

OPERACIÓN Y

OPERACIÓN Y

EVALUACIÓN CONTINUA

EVALUACIÓN CONTINUA

OPERACIÓN Y EVALUACIÓN CONTINUA EVALUACIÓN CONTINUA IDENTIFICACIÓN IDENTIFICACIÓN DE PROYECTO DE
OPERACIÓN Y EVALUACIÓN CONTINUA EVALUACIÓN CONTINUA IDENTIFICACIÓN IDENTIFICACIÓN DE PROYECTO DE
OPERACIÓN Y EVALUACIÓN CONTINUA EVALUACIÓN CONTINUA IDENTIFICACIÓN IDENTIFICACIÓN DE PROYECTO DE
OPERACIÓN Y EVALUACIÓN CONTINUA EVALUACIÓN CONTINUA IDENTIFICACIÓN IDENTIFICACIÓN DE PROYECTO DE
OPERACIÓN Y EVALUACIÓN CONTINUA EVALUACIÓN CONTINUA IDENTIFICACIÓN IDENTIFICACIÓN DE PROYECTO DE

IDENTIFICACIÓN

IDENTIFICACIÓN

DE PROYECTO

DE PROYECTO

SELECCIÓN SELECCIÓN MEJOR(ES) MEJOR(ES)

OPCIÓN(ES) OPCIÓN(ES) MAYOR MAYOR

PRECISIÓN PRECISIÓN ESTIMADOS ESTIMADOS

DEFINICIÓN DEFINICIÓN

ALCANCE ALCANCE

P.E.P. P.E.P.

PROC.CONTRATACIÓN PROC.CONTRATACIÓN

MATERIALIZACIÓN MATERIALIZACIÓN

P.E.P. P.E.P. HASTA HASTA

COMPLETACIÓN COMPLETACIÓN

PUESTA PUESTA EN EN OPERACIÓN OPERACIÓN

ANÁLISIS ANÁLISIS CUMPLIMIENTO CUMPLIMIENTO

EXPECTATIVAS EXPECTATIVAS DEL DEL

DETALLADO DETALLADO

MECÁNICA MECÁNICA

NEGOCIO NEGOCIO

NN II M M
NN
II
M
M

NN N

I/PI/P I/P

I/PI/P MM NN
I/PI/P
MM
NN

I/P I/P I/P

MM M

MM NN
MM
NN
NN II M M N N I/P I/P I/PI/P MM NN I/P I/P M M MM

Rol Principal

N N I/P I/P I/PI/P MM NN I/P I/P M M MM NN Rol Principal Rol

Rol Moderado

Rol Moderado Rol Menor

Rol Menor

o Co-Gerencia

M M MM

NN I/PI/P N = Unidad Negocio I = Ingeniería M = Mantenimiento P = Proyecto
NN
I/PI/P
N
= Unidad Negocio
I
= Ingeniería
M
= Mantenimiento
P
= Proyecto

Figura 2.3. Proceso de ejecución proyectos / roles (Amendola, 2006).

Generar un banco de datos, el cual sería obtenido con la información de cierre de cada proyecto. Esta información debería ir complementada con fuentes externas de información. Este banco de datos debe de incluir información de procesos, tecnologías asociadas, datos de confiabilidad e información de costes.

II.6. E NFOQUE EN LA C ONFIABILIDAD DESDE EL D ISEÑO , N EGOCIO , Y E LIMINACIÓN DE LAS R ESTRICCIONES – “T HE