La disciplina en la escuela: ¿autoritarismo o libertad con conciencia?

Por: Juan David Zamora Giraldo1

“Para que haya disciplina es preciso que la libertad no sólo tenga el derecho de decir "no", sino que lo ejerza frente a lo que se le propone como la verdad y lo cierto. La libertad precisa aprender a afirmar negando, no por el puro negar sino como criterio de certeza. Es en este movimiento de ida y vuelta como la libertad acaba por internalizar la autoridad y se transforma en una libertad con autoridad, única manera de respetar la libertad, en cuanto autoridad.” Paulo Freire.2
Cuando hablamos de disciplina en la escuela, por lo general nos remitimos a la forma en la que los docentes reprimen a los estudiantes, esperando que estos últimos, sean algo así como entes, sin alma y sin sentir, pero creo conveniente aportar que la disciplina deba ser más bien una herramienta con la que los profesores logremos guiar a los estudiantes, forjando la construcción de personas integras, tanto en lo académico como en lo actitudinal. Es por esto que planteare como los docentes debemos ser forjadores de herramientas de construcción de una sociedad, teniendo como base que vivimos en una sociedad pluricultural y que a pesar de vivir en comunidad, esta misma está llena de individuos, cada uno con un sentir, y una forma de ver la realidad distinta a como la puedan llegar a ver y vivir otros. Hoy en día la escuela colombiana ha pasado por un proceso de transformación debido a que, somos una sociedad en constante conflicto y por ende a un constante cambio, esto conlleva a que día a día nos veamos en la necesidad, como docentes, de renovar la didáctica y hacerla vigente a las exigencias de la sociedad. Por esto mismo hay que dejar claro que ya no pueden ser válidas las formas antiguas y precarias de educar que tenían nuestros padres y nuestros abuelos; ya no vivimos en el país de la hegemonía conservadora, en donde la educación la impartía la iglesia católica y en la que se declaraba abiertamente la segregación de todo tipo de conocimiento que no estuviera afianzado al régimen conservador. Este tipo de educación de carácter conservador se fue trasformando hasta implantarse una educación de carácter militarista, totalmente contextualizado al marco histórico de la época de los años 60´s y 70´s, en donde el mundo veía una rivalidad entre las ideologías políticas imperantes y esto, por obvias razones, permeaba al sector educativo, desde los grados más inferiores hasta la universidad colombiana, conllevando a que la represión fuese una herramienta “didáctica” en la escuela. De esta manera se impuso el autoritarismo, conllevando a formar una generación de personas educadas con base a la represión y a la disciplina, pero no a una formación realmente integra, con valores y con criterios que ayudaran a forjar por una mejor sociedad, lo que podría evidenciar una fuerte influencia dictatorial y muy posiblemente, comprender los
1

Licenciado en Ciencias Sociales de la Universidad Pedagógica Nacional. Docente de Ciencias Sociales y Políticas y Económicas del Colegio San José de Calasanz. 2 Freire Paulo, Cartas a quien pretende enseñar; cap. 10. Pág. 128; Siglo 21 editores. 2002.

las razas. es un discurso falso. empapado de prejuicios sobre el sexo. ya que muchas veces se reprime a los estudiantes por un corte de cabello. la familia es quien forma estas conductas y es a ellos quien debe recaer la responsabilidad de los actos de sus hijos. Es por esto por lo que el discurso progresista del prejuiciado. Pag. como en la escuela se ha distorsionado el concepto de la disciplina. ya que este también es cotidiano en la escuela y 3 Ibid. jamás podrá ser tolerante si antes no vence sus prejuicios.”3 Por esto es que debemos aprender a diferenciar entre el educar con base a la autoridad o con base al miedo. lo que conllevaría a una mejor relación entre estos dos. en contraste con su práctica. por una forma de vestir y hasta una forma de pensar distinta al establecimiento. pero recordemos que la primera educación debe darse desde la casa. con lo que muchas veces la escuela misma pasa por encima de la ley y “mal -juzga” a los estudiantes. como la formación critica o como las ciencias en sí. Esto ha llevado a que se generen más conflictos dentro de la escuela y muchas veces no se tenga en cuenta cosas más importantes que un corte de cabello. sin tener en cuenta que vivimos en una sociedad pluricultural. repito. La autoridad en la escuela debe impartirse desde la formación de valores. como si no se tuviera en cuenta el derecho a la diferencia y el tan recalcitrante derecho a la libre expresión. la familia es crucial para que los educandos construyan sus propios valores y así su parte actitudinal sea un reflejo de su entorno familiar. hace referencia a inculcar en los estudiantes cierta autonomía. También es importante recalcar que la labor del maestro en la sociedad es fundamental para su construcción en valores de libertad y emancipación. generando procesos de emancipación. una libertad que sea guiada desde la experiencia del docente. De esta libertad de la que hablo. “El autoritario. yo creería que no. las clases. pero primordialmente desde la libertad. 66. con lo que también es importante aclarar. para afianzar lasos con el educando. En esta parte. los comportamientos de los estudiantes no deberían inferir en su conocimiento y por lo tanto esto debería quedar relegado a la función familiar. como la violencia intrafamiliar. . esto es responsabilidad del maestro?. también cabría destacar. Planteo esto debido a que repetidas veces se le acusa al maestro de no poder “controlar” los comportamientos de los estudiantes en un aula. que los estudiantes puedan tener sus diferencias pero sin que estas afecten a los demás. pero ¿realmente.distintos problemas familiares que ocurren actualmente en nuestra sociedad y que son recurrentes. para que ellos sepan relacionarse con los demás y además puedan construir un pensamiento que pueda llevar a comprender la realidad de una forma crítica. sin olvidar de por medio que existe una relación de carácter vertical y que los educandos no son pares nuestros. por nombrar alguno. arraigándolo a las distintas formas de expresión que tienen los jóvenes. ya que.

o infundiendo miedo?. ____________. La autoridad del maestro. 2. Cartas a quien pretende enseñar. Siglo 21 editores. ¿con amor. no recayendo en el autoritarismo. ganándose el respeto con la experiencia y la autoridad frente a nuestras clase y nuestros conocimientos. por lo tanto los educadores tendríamos que hacer una retrospección de cómo queremos llegar a los estudiantes. con los que lograremos que la escuela deje de ser ese lugar tedioso para los estudiantes y maestros. la disciplina en la escuela. y más bien se convierta en lo que utópicamente se ha llamado “el segundo hogar”. . Referencias Bibliográficas: 1. lo imprescindible debe ser el amor.se suelen confundir. el amor a educar. Freire Paulo. 2002. De esta manera debemos empezar a trabajar en pro de una sociedad igualitaria en donde la educación sea la base de los valores imprescindibles.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful