Está en la página 1de 29
e 6 0139e A Naturalidad del acero cia Tatlin que el material erea la téenica y 1a técnica determina la for- a afirmacién parece de lo mas evidente ante el material al que esta monogratia: el acero. mpre, el acero primero hierro forjado~ ha estado vineulado al vidrio, no slo por la sinceridad de ambos materiales, sino porque los dos, en una biisqueda que no se ha abandonado desde el Crystal Pala- ce, han sido aliados histéricos para conseguir la ligereza que un cerra- miento transparente debe transmitir. Por otro lado, el vidrio y el acero son los materiales mas determinados por sus rrespectivas téenicas de fabricacién. Asf, del acero, una vez sometido a los pro- cesos de laminacién o fundicién, se obtienen formas faciles de entender, basi- cas, que ofrecen elementos estindar de gran sencillez de uso y con los que, co- mo inconveniente, cualquier solucién singular tropieza con tantas dificultades que obliga a relegar los excesos formales a otros materiales mas ficiles de cor- tar o moldear. La arquitectura realizada con acero permite una sencilla lectura de su proceso de construccién: su montaje parece tan inmediato como el de un mecano que, en. caso necesario, podria transportarse para volverse a montar en otro sitio. Esta posibilidad de ‘reciclaje’, aunque pocas veces se lleva a la préetica, distingue es- te sistema constructivo de otros a los que podriamos llamar ‘de un tnieo uso’. Para la unién de las piezas, se opta mayoritariamente por las ejecuciones atornilladas, ya que otros procedimientos, como el de soldadura, aun permi- tiendo una mayor libertad de formas, necesita un estricto control para lograr la precisién que se demanda actualmente a la arquitectura, Queda por ello rele- gada a otro tipo de construeciones, como la de los bareos, que exige absoluta so- lidaridad entre las piezas y donde, ademés, es facil comprobar las discontinui- dades de la unién. Aunque bien es cierto que aqui esta el Guggenheim para contradecir esta afirmacién. Otra virtud del acero es su buen comportamiento ante toda solicitacién (tan sélo hay que tener cuidado con la rigidizacién), por lo que se puede utilizar en cualquier posicién; la evidencia de sus secciones y uniones expresa claramente su adecuacién a los esfuerzos que soporta. Sin embargo, un factor juega en su contra: el fuego. Y esta proteccién, hoy por hoy masiva, es la que no deja al acero ocupar el papel que histériamente le eo- rresponde. Porque un material que ha nacido al calor de la revolucién indus- trial y que ha forzado la Ilegada de la modernidad deberia, en este momento, ser el motor de la actual arquitectura, evidencidndose sin tapujos. El desarro- Ilo de sistemas de proteccién contra el fuego de espesores minimos volver a mostramos el mejor esqueleto imaginable, Ligereza, sencillez, posibilidad de reciclaje, claridad y versatilidad construe- tivas... son caracterfsticas que definen la construccién en acero; porque si bien es cierto que han aparecido otros materiales mas ligeros -o con un me- jor comportamiento ante el fuego-, ninguno de ellos ha elaborado un eédigo tan preciso y unas formas tan caracteristicas que le permita ‘expresarse’ con. la misma naturalidad, ag presentaciot cero) TECTONICA 1 So) Acero: Proyecto de futuro . uturo de as estructuras metai- grandes prestaciones, fil adaptabi- te, Toda la construecin debe acom E IS est, en general, ligedo a su Tidad en obra y ligereza. Ademss, de- paar a estos avances ampliando el Sem carder de oganismo costruti- beri ser neilabley no generar resi. limit tolerable dela deformaciones de realizarlos fuera de In obra y, al Cuando se habla de acero se pien- ilidad construetiva, que son en rea- ‘mismo tiempo, In de coordinar sus di- sa en esqueleto estructural o en pa- lidad la herencia de una construccién mensiones con gran precisin, Las es- neles de cerramiento y compartimen- rigida unida a una particular inter tructuras de madera como elementos tacidn, Las estructuras de esqueleto _pretacin della tradicion Tineales comparten muchas earaete- se asovian, a su vez, @ tramas orto- Otra via explorares, sin duda, la Tisticas eon las piezas de acero o de gonales, y los paneles, a operaciones relacionada con los nuevos sistemas cualquier otro componente metélico, de plegado o embuticion. de céleulo, representacion y disefo, pero pueden ser adaptadas teérica- En realidad, Prouvé, que fue el como la construecién répida de mo- mente con mayor facilidad a Ia geo- gran maestro de la estructura metd- delos y maquetas por procedimientos ‘metria de la realidad en la propia Tica, es hoy arqueologia industrial, de dibujo asistido por ordenador ~con. obra. Aunque también es cierto que, Sus experiencias estan unidas a una representaciones tridimensionales hoy, su fabricacién como material visién de la arquitectura adintelada complejas que antes eran impensa. ‘compuesto v Is exigencia de aleanzar que parece tocar fondo 0, cuando me- _bles~; los andlisis de mayores dimensiones hacen dificil ob- nos, ser insuficiente para nuestros tructuras por sistemas de modelos viar los problemas de juntas y unio actuales intereses. Prouvé pensaba reales o virtuales, por elementos fini nes. La madera no tiene, sin embar- en plegar; de hecho, ésta fue su gran tos, etc 0, las posibilidades de moldeo y fa- especialidad yen Ia que bas6 gran Por iltimo, el tercer camino de in PuenteenMaritla _ricacién que proporciona el acero. parte de sus objtos. vestigacién tiene que ver eon la me (Francia) de BI material construetivo ideal de- Si se puede pensar en una arqui- ra de los procedimientos de fabrica ‘Amon, 1908, beria poseer un gran valor afiadido: tectura mas orginiea -alejada de las cin, a través de la incorporacién de trabas que la arquitectura académiea téenicas que permiten la elaboracién impone- ligera y més flexible, se de- de piezas eoncebidas en tres dimen. he tener en cuenta al mismo tiempo siones, Su antecedente més inmedia que m estos objetivos, El peg nado como téenicas fundamentales de riales pueden responder a to so sitia en la clisica fundicién, ido y el lami- _utilizada hoy para aceros soldables as cotas de resiliencia, Ent de fabricacién son insuficientes, os procedimientos se ineluirian los Muchos materiales modernos pue- de fundicién y mecanizacién, la fabri den servir para esta arquitectura _cacién por vacio o rotomoldeo, la im mis libre y, en el fondo, mis demo- portaciGn y exportacién, por tanto, d crética. La arquitestura se aproxima — téenicas traidas de ot Poco a poco a las maquinas que nos mo el del plastco, lo - proporcionan mis felicidad, que nos _brieacn por tallado y corte con plas relacionan mejor con la naturaleza, — ma, lier, ee cn la que las dimensiones humanas, futuro del acero mbiéa Tn eseala humana, es sélo una de las unido a sus estudios de unin y si posibles biosis con otros materiales, como ¥ Los materiales metélicos, y el ace- drio o plasticos. La construccién es rw entre ellos, deben responder a es- cada vez més un mecano, con o sin tas exigencias, ntas reeonocibles, en el que la vi Son varios los caminos por los que sidn mais pura de la construccién t preciso andar. En primer lugar, la dicional debe ¢ ello mejora estrieta de las prestaciones: dentro de estos procedimientos 1 mejores resistencias materi puede tampoco olvidarse las mejor control para utilizarlos al limi- naciones de materiales 2 TECTONICA acevo