Está en la página 1de 74

1.

INTRODUCCIÓN

El cultivo del palto (Persea americana MILL.), es una de las especies frutales que presenta el mayor índice de plantación en los últimos años, alcanzándose una superficie cercana a las 23.000 hectáreas. Dichas hectáreas, se encuentran plantadas principalmente con el cultivar Hass, y se distribuyen entre la III y VI regiones del país (CASTRO, 2002). Este crecimiento expansivo de la superficie en Chile, se debe por una parte a su relativa facilidad de manejo comparada con otras especies frutales de exportación y también, a los atractivos niveles de rentabilidad que presenta. Otro factor importante que ha gatillado este aumento de la superficie plantada ha sido sin duda la plantación en ladera, la cual no siempre otorga las mejores características de suelo para el desarrollo de esta especie. El palto por tener un origen subtropical es muy sensible a condiciones climáticas adversas como sequías y temperaturas extremas, también a condiciones edáficas como texturas arcillosas y salinidad, por nombrar algunas. Es por esta razón que actualmente existe una constante búsqueda de nuevos patrones que presenten características deseables para superar estas limitantes (SCHAFFER y WHILEY, 2002). Para nuestras condiciones edafoclimáticas se requieren portainjertos con adaptación a múltiples factores adversos del suelo como lo son texturas finas, temperaturas poco adecuadas durante la floración y la salinidad de las aguas de riego, entre otras. Bajo este contexto, la resistencia a la salinidad es un factor relevante para la industria chilena, pues existen varias zonas en desarrollo y algunas que podrían desarrollarse, como la zona norte del país,

2

que presentan esta limitante. Junto con lo anterior, debido al mal manejo de la fertilización y riego se está provocando paulatinamente la salinización del agua y de los suelos. Bajo la premisa de superar problemas de salinidad, la Facultad de Agronomía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y en el marco del proyecto FONDEF DO1I1054: “Programa de introducción, selección y propagación de portainjertos y variedades de paltos en Chile”, ha internado al país cultivares de la raza antillana utilizados como portainjertos, los cuales serán evaluados en vivero y bajo condiciones de campo. Lo que permitiría ampliar la oferta de éstos y así obtener plantas que sean capaces de adaptarse a condiciones edafoclimáticas adversas, mejorando homogeneidad y productividad de los huertos. Además al realizar un estudio genético a patrones de la raza mexicana, guatemalteca y antillana, permitiría contar con un patrón genético para compararlos con ecotipos de paltos colectados en Chile y así determinar a que raza pertenecen y las características que poseen.

Hipótesis de trabajo Existe diferencia en la tasa de crecimiento entre los portainjertos de la raza antillana y los testigos méxicola y nabal, y en el porcentaje de prendimiento del cv Hass sobre los portainjertos antillanos y sobre los testigos méxicola y nabal.

3

Dados estos antecedentes preliminares y en una primera instancia (a nivel de vivero), los objetivos de la investigación son: Objetivo general • Determinar el comportamiento en vivero y el patrón genético de portainjertos de reciente introducción en Chile.

Objetivos específicos • Determinar el porcentaje de germinación y la tasa de crecimiento de los diferentes cultivares de la raza antillana, utilizados como portainjertos. • Determinar el porcentaje de prendimiento del palto (Persea americana MILL.) cv Hass, sobre los diferentes cultivares de la raza antillana, utilizados como portainjertos. • Caracterizar el patrón genético que presentan 13 portainjertos de semilla de la raza antillana.

SCHAFFER y WHILEY (2002). las condiciones de suelo y clima son tales que tienen frecuentes lluvias y habitan en suelos de muy buen drenaje. que se desarrollaron en distintas áreas y que por décadas han sido conocidas como las razas hortícolas antillana.1. son altamente sensibles a la salinidad. Al contrario los árboles provenientes de la raza Antillana. Drimifolia y Costaricencis. adaptabilidad a suelos calcáreos. Los mayores atributos buscados en los portainjertos de palto son: resistencia a P. los paltos mexicanos y en mayor medida los de la raza guatemalteca son muy sensibles a la clorosis férrica. señalan que los portainjertos y plantas de los cultivares de la raza mexicana son considerados los más sensibles a la condición salina. Estas cuatro variedades son razas ecológicas. son mucho más tolerantes a ambas condiciones adversas (GARDIAZABAL. es así como los árboles provenientes de la raza guatemalteca y más aun los de la raza mexicana.4 2. Taxonomía y botánica Comercialmente el palto (Persea americana) es clasificado en cuatro subespecies o variedades botánicas: Americana. guatemalteca. tolerancia a salinidad. Guatemalensis. Las tres primeras razas difieren en cuanto al tipo de suelo y de las características que éste tenga. mexicana. y recientemente. Además. cinnamomi. Esto se debe a que en las zonas donde se originaron estas razas. los portainjertos y plantas de la raza guatemalteca son intermedios y los de la raza antillana los más tolerantes a la condición salina. . 1998).se ha clasificado la raza silvestre Costaricencis. REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA 2.

2002.5 árboles pequeños y una alta cosecha sostenible en el tiempo (WHILEY. es lo . diámetro.1 Características de las raíces. Características de tres variedades botánicas (razas) de palto en su uso como portainjertos. Mexicana Buena Guatemalteca Regular Resistencia media Muy sensible Sensible Sensible Antillanos Mala Resistente Resistente Sensible Muy sensible Sensible Resistente 2. Adaptación a Suelos pesados y baja aireación Salinidad Carbonatos Muy sensible Resistencia media Phytophthora cinnamomi Bajas temperaturas Productividad No depende de la raza portainjertos productivos pueden ser seleccionados en cada raza Fuente: BEN-YA´ACOV. Referente a las raíces en términos generales de acuerdo con LAHAV y WHILEY (2002) la ubicación. En el cuadro 1 se resumen las características principales que tienen las tres razas de paltos utilizadas como portainjertos. ángulo de inserción de éstas y número de raíces laterales que se ubican a lo largo de la raíz principal. CUADRO 1. 1992).1.

comparadas con las raíces de árboles de la raza antillana. se encontró una correlación directa entre el tamaño del sistema radicular de las plántulas provenientes de semillas y el crecimiento de la planta. La absorción del K ocurría en todo el segmento de la raíz. En estudios sobre la absorción de K por las raíces. Los mismos autores al estudiar las diferentes razas determinaron que la arquitectura y el crecimiento de plántulas de la raza antillana tuvieron un sistema radicular más largo que plántulas mexicanas y guatemaltecas.6 que determina la capacidad explorativa del sistema radicular en el suelo. Consecuentemente esto podría afectar la eficiencia de absorción de los nutrientes minerales y del agua para la planta. Esto fue de alta ocurrencia en las raíces no suberizadas (blancas). pero declinaba hacia el ápice radicular. se encontró diferencias entre sectores de la raíz. sin embargo como la masa de las raíces suberizadas (café) es mayor que la masa de las no suberizadas. secundarias o terciarias. Las raíces de los árboles de raza mexicana son un 13% más efectivas en absorber K desde el suelo. y entre raíz primaria y laterales de árboles de raza mexicana y guatemalteca. Además. . con un mayor número de raíces laterales. ello sugiere que el K que se encuentra en el árbol debiera ser absorbido por las raíces suberizadas. 2002). es así como las semillas de antillanos produjeron árboles más grandes. mientras que las raíces laterales de segundo orden fueron más eficientes que las de primer orden y que las raíces primarias (LAHAV y WHILEY. ya sean primarias.

Suculencia. e.2. Principios fisiológicos de la resistencia a sales. c. En las especies frutales.05 a 0. La edad de la planta puede afectar la tolerancia a las sales. La causa de esta susceptibilidad con la edad estaría dada por la acumulación de sales en las raíces y en el tronco (QUAMME y STUSHNOFF. b.7 2. lo que equivale a una concentración de iones de 400 a 700 mM. las plantas se hacen más sensibles conforme avanzan en edad. con una alta concentración de éstos para mantener el turgor. Alta absorción de iones. como resultado de la concentración de solutos. Glándulas excretoras de sal. en el cual el potencial hídrico tiene valores de 0. son los siguientes (LEVITT. 1988). así como la evaluación de la resistencia. existe un estrés salino. En consecuencia. cuyo efecto es la dilución intracelular de sales. para mantener el turgor. Los iones sodio y cloro se acumulan más rápidamente en las hojas. Síntesis y acumulación de solutos orgánicos (como carbohidratos. . y un efecto tóxico debido a la alta concentración de iones. Aumento del potencial hídrico a valores de – 2 a 4 MPa. d. que reducen la concentración de éstas en la planta. 1980): a. observándose que las quemaduras de las hojas se desarrollan más temprano durante la estación de crecimiento y con una mayor severidad en plantas más viejas. aminoácidos y ácidos orgánicos). Los mecanismos de tolerancia que se han descrito. LEVITT (1980) señala que existen dos formas mediante las cuales se produce un estrés salino: aumento del potencial osmótico.1 MPa y un estrés iónico provocado por un ión específico en un medio con baja concentración de sales.

2. AYERS y WESCOT. pero las eliminan mediante la excreción o compartimentación. La salinidad es un factor muy importante de considerar. . 1984). 1987. Daño por salinidad El palto es una de las especies más sensible a la salinidad (BENAVIDES.8 Los principales síntomas de estrés salino en frutales son: una reducción del tamaño del fruto y su calidad. se originan problemas de toxicidad por iones y desequilibrios nutricionales (LAÜCHI y EPSTEIN. (AYERS y WESTCOT. ya que se ha demostrado que suelos con una conductividad eléctrica mayor a los 2 mmhos/cm podrían provocar dentro de un 10% de pérdida en la cosecha. pero dado que los mecanismos de compartimentalización (formación de vacuolas) en estas especies están mal desarrollados. se ha advertido que resisten a la salinidad mediante la regulación del movimiento de las sales a la parte aérea. quemaduras en las hojas desde las puntas hacia los márgenes y hasta necrosis en estados avanzados de acumulación (QUAMME y STUSHNOFF. 1987). lo cual en un principio facilitaría el ajuste osmótico de la planta. Las halófitas (donde solo hay pocas especies frutícolas) absorben sales. BINGHAM.3. FENN y OERTLI. los mecanismos de resistencia al daño por sales no están aun definidos. 1988). Su sistema de adaptación a la salinidad consiste básicamente en el mecanismo de absorción de sales. 1996. Según estos mismos autores. 1968). pero en la glicófitas que incluyen a la mayoría de los frutales. la absorción de los iones vía la membrana y el tonoplasto.

concentraciones de 370 ppm (10. exhiben una rápida absorción de cloruro. 1999). 1978 y ALLISON.5 meq/l) de cloruros en la pasta saturada del suelo. Se ha demostrado que bastan dos a tres meses con altas concentraciones de cloruros. 1954). La raza mexicana tolera hasta 140 ppm (4 meq/l) de cloruro en el extracto de saturación del suelo (ALARCON. DOWNTON. AYERS y WESTCOT (1987) señalan una concentración de 283 ppm (8 meq/l) de cloruros en el extracto de saturación del suelo como nivel de tolerancia. El modo de acción y los síntomas de toxicidad difieren entre el Na+ y el Cl-.en hojas de palto. sin embargo AYERS y WESTCOT (1987) plantean como límite 177 ppm (5 meq/l) y GALAN (1990) señala como límite un valor de 213 ppm (6 meq/l). BROWN y HAYWARD. el cual se acumula en las raíces. La raza guatemalteca tolera. 1996. las concentraciones a nivel de raíces se mantienen prácticamente constantes. para que las concentraciones foliares de cloruros alcancen una concentración suficiente. Con respecto a la tolerancia de la raza antillana. Se ha demostrado que las plantas de palto expuestas a medios salinizados. a diferencia de lo que sucede en tallos y por sobre todo en hojas maduras (más que en tejidos nuevos) las que incrementan su contenido en función de la concentración de cloruro del sustrato y del tiempo (BENAVIDES. Uno de los principales iones que causa problemas es el cloruro.9 El daño por salinidad ha sido asociado con altas concentraciones de Na+. según AYERS y WESTCOT (1987). concentraciones cercanas a las 213 ppm (6 meq/l) de cloruro y de acuerdo a lo planteado por GALAN (1990). y Cl. para inducir síntomas visuales definidos como necrosis tanto en el ápice como en el borde de las . y se ha visto que dependiendo de la raza del palto existe distinta sensibilidad. tallos y hojas. se ha visto que al aumentar las concentraciones de cloruros en el sustrato. sin embargo.

Al respecto. observan que la tasa de acumulación en las hojas. señala como nivel foliar crítico de cloruro para el palto un 0. aumenta con incrementos decrecientes hasta que la concentración foliar alcanza un valor característico (plateau). Al respecto. que es proporcional a la concentración de cloruro en el sustrato.9% del peso seco.5 meq/l en el suelo y valores de porcentaje de sodio intercambiable (P. ALDRICH y COONY (1951) muestran que los síntomas de quemaduras en hojas de paltos se presentan cuando la concentración de cloruros es de 0.S. a través de análisis foliares demuestra que el contenido de cloruro en las hojas es significativamente mayor en el otoño de cada año. FENN y OERTLI (1968). se inicia un nuevo periodo de acumulación con un valor de plateau mayor que el anterior. razón por la cual la aparición e intensidad de daños foliares es mayor en la época otoñal. si eventualmente aumenta la concentración de cloruro en el sustrato. El palto es considerado como un cultivo sensible al sodio. 1987). tolerando concentraciones bajo los 3. 1996). MENDOZA (2000). . inicialmente rápida. cuando la planta se encuentra en menor actividad. KADMAN (1963) agrega que existe una alta correlación entre contenido de cloruro en las hojas y el daño foliar (quemadura).25% con respecto al peso seco de la hoja. además. La cinética de acumulación foliar del cloruro presenta un ritmo característico.I.10 hoja (BENAVIDES. Estudios realizados por AYERS.4% de cloruro referidas al total de materia seca. al respecto CALABRESSE (1992) indica que el resecamiento apical comienza a manifestarse con concentraciones de 0.5 a 0.) menores a 15 (AYERS y WESCOT. BINGHAM. WALKER y DOUGLAS (1983) relacionan de forma más o menos lineal la acumulación de cloruro en las hojas con la concentración externa de sal.

ALLISON. raza mexicana.11 El sodio a diferencia del ión cloruro. 1992 y KADMAN. (1963) observó un gradiente decreciente de concentraciones de Na+ desde las raíces. sin embargo. brotes y hojas.5% de . según DAWNTON (1978). a excepción de Northrop. 1963). Las lesiones causadas por exceso de sodio pueden ser enmascaradas por los daños simultáneos debidos al cloruro. con lo que sugiere la existencia de algún tipo de barrera a nivel de raíces. ésta es una respuesta adaptativa que permite la dilución de los iones acumulados. ALDRICH y COONY (1951) en un estudio realizado con soluciones nutritivas observaron quemaduras de las hojas atribuidas al sodio cuando éstas contenían 0. no se mueve rápidamente desde las raíces hacia las hojas. BROWN y HAYWARD (1954) consideran que el exceso de sodio en el suelo puede no reflejarse en el contenido de sodio de los tejidos foliares. posiblemente. sino que es acumulado en las raíces donde alcanza valores críticos antes de entrar al cultivar injertado (CALABRESSE. La entrada de sodio a un cultivar de palto injertado sobre patrón de raza mexicana o mexicana x guatemalteca está asociada con el incremento en la suculencia (incremento peso fresco/peso seco) de los tejidos de los brotes y hojas. la que es alterada cuando las raíces están dañadas permitiendo el movimiento de sodio desde las raíces a los brotes. KADMAN. AYERS. guatemaltecas y antillana sometidas a riego con agua salina (330 ppm de Na+). Utilizando plantas de palto de razas mexicanas. Dada esta situación. como sucede en plantas de raza mexicana (Northrop). en que la relación raíces/hojas es 1:2. existiendo una relación del contenido de Na+ en raíces/hojas de 3-4:1 para la mayoría de los cultivares estudiados.

Si los daños son severos. para no tener pérdidas de rendimientos o reducción en el crecimiento. En condiciones de estrés por cloruros. considerando valores dentro del rango 0. Tiosulfato de plata (STS). Ensayos efectuados por BAR. 2. COOPER (1951) en un estudio realizado con plantas de palto en vivero. no afectando. MASS (1984) define al palto como un cultivo sensible al boro. muestran que el STS evita la abscisión de hojas inducidas por los cloruros. APELBAUM y GOREN (1998) en cítricos. 1996). MOYA et al (2000) señalan que esta pérdida de capacidad fotosintética está dada por una menor fotosíntesis neta y un menor contenido de clorofila.3.5–0. sin embargo. Efectos fisiológicos y productivos de la toxicidad por sales en paltos. utilizando un inhibidor de la actividad de etileno. es una necrosis típica en las hojas con una distribución . la primera consecuencia de los daños foliares es la pérdida de capacidad fotosintética. indica que los primeros síntomas detectados en plántulas sometidas a un exceso de sal. junto con una disminución del calibre de la fruta. valor que coincide con lo planteado por CALABRESSE (1992).12 sodio por peso seco. de esta manera sugieren que el etileno es el responsable de la abscisión de hojas y los síntomas de quemadura de hojas son atribuidos en parte a los cloruros y/o a la acumulación de putrescina. se puede ver una reducción de la capacidad de producción de fruta (BENAVIDES.1. en la necrosis de las hojas. por necrosamiento y caída prematura de hojas maduras.75 ppm como concentraciones máximas en el extracto de saturación.

BINGHAM y FENN (1966). SAAVEDRA y ALCALDE. situación también observada por BAR. (1987) estudiaron la influencia de la salinidad y sintomatología foliar en árboles de palto cv Hass. que puede proceder después de una ligera clorosis intervenal (SAAVEDRA y ALCALDE. caracterizan la necrosis causada por Cl. MgCl2 y NaCl2. Al analizar hojas de árboles de palto en condiciones de campo.como una necrosis que se inicia en el ápice avanza hacia los márgenes y cubre paulatinamente la zona intervenal. la cual es atribuida principalmente a los cloruros. como una forma de adaptación . las hojas jóvenes manifiestan clorosis antes que se observe necrosis. AYERS. se observan manchas necróticas entre las nervaduras que no presentan un patrón simétrico y en situaciones en que la concentración salina en el sustrato es muy alta. ALDRICH y COONY (1951) atribuyen la necrosis también a un efecto del Na+ y al igual que SAAVEDRA y ALCALDE. uno tolerante a la salinidad y otro sensible a la salinidad.13 simétrica. que acelera el proceso de abscisión y consideran la disminución del ángulo que forman las hojas con relación al tallo. que la abscisión ocurre mas rápido en aquellas plantas que recibieron MgCl2. en donde la abscisión foliar del portainjerto tolerante es acompañado con una alta velocidad de crecimiento de un nuevo crecimiento vegetativo. (1987) agregan. NaSO4. además. se relaciona con la abscisión de hojas adultas necrosadas por efecto de una expulsión masiva de sales. BINGHAM. (1997) en un ensayo con dos portainjertos de palto. debido a que el Mg2+ y Cl. APELBAUM y GOREN. Estos últimos autores agregan que cuando el daño se agudiza. Estos mismos autores señalan que la presencia de hojas nuevas e incremento en la longitud del tallo. (1968). FENN y OERTLI. SAAVEDRA y ALCALDE. 1987). (1987).pueden inducir la producción de etileno. sobre patrón de la raza mexicana aplicando distintas concentraciones de MgSO4. encontrando daños evidentes en hojas solo por cloruros.

l carboxílico (ACC). (1997) concluyen que los síntomas causados por altos contenidos de cloruros en árboles de cítricos (Cleopatra y Troyer). incrementa el contenido de ác. además. l. APELBAUM y GOREN. no existe esta . los efectos detrimentales del cloruro aumentan.aminocyclopropano. BAR.. debido a la baja cantidad de tejido foliar que recibe radiación. se comprobó que a medida que aumenta la salinidad.14 morfológica ante un “estrés salino”. APELBAUM y GOREN (1998) agregan que el incremento de cloruros en la solución del suelo. El crecimiento vegetativo decrece cuando se incrementa el contenido de cloruro en las hojas y tallo. BAR. incrementándose la velocidad de síntesis de etileno. el daño en hojas y disminuyendo el crecimiento. APELBAUM y GOREN. 1995. también se atribuye un rol de protección de la espermina. permitiéndole a la planta reducir notablemente su metabolismo. atribuyéndole a la putrescina un posible rol en la aparición de síntomas tóxicos en las plantas sometidas a riego con aguas de alto contenido de cloruros. sin embargo. BAR. Igual situación fue observada por DOWNTON (1978) en el diámetro de brotes de paltos cv Fuerte injertados sobre patrón de raza mexicana tratados con niveles crecientes de NaCl. (1997) sugieren una posible estimulación de la síntesis de etileno por cloruros provocada por bloqueo de la síntesis de espermina y por la acumulación de putrescina en las hojas de plantas estresadas. están asociados con altos niveles de putrescina y bajos de espermina en las hojas. 1992). el incremento en el área transversal del tronco disminuye (MICKELBART y ARPAIA. En un experimento realizado en palto cv Hass utilizando cuatro niveles de salinidad en el agua de riego. por otro lado. Cuando la diferencia entre los niveles de las poliaminas crece. OSTER y ARPAIA.

sin embargo. Agrega además. que existe una progresiva estimulación de la floración del cultivar Fuerte sobre patrón Zutano a medida que se incrementa la concentración de NaCl al igual que Fuerte sobre patrón guatemalteco. FENN y OERTLI (1968) con relación a la producción de Hass bajo condiciones de altas concentraciones de cloruros del sustrato. es así como DOWNTON (1978) señala que la floración del cultivar Fuerte injertado sobre el patrón de raza mexicana se incrementa con la salinidad hasta valores de 10 mM de NaCl. 1985). . se ve fuertemente inhibida con concentraciones de 20 mM. Estudios experimentales realizados por BINGHAM. análisis foliar y nivel de síntomas foliar se muestran en el Cuadro 2. La floración del palto se ve afectada por la concentración de sales en la solución del suelo como también por el portainjerto. el número de flores que se obtienen en esta combinación cultivar/patrón es similar a niveles de 10 mM de NaCl y 20mm de NaCl aumentando con niveles mayores de salinidad.15 correlación entre el contenido de sodio del tallo y el crecimiento (OSTER et al. sin embargo.

Concentración Sustratos (meq/l) 0 5 10 15 20 Concentración foliar % Cl 0.20 0. lo que indicaría una respuesta de tolerancia que podría estar relacionada con una capacidad de incluir iones que serían traspasados a la parte aérea en forma controlada. Hass. El estudio de la ultraestructura de células centrales de cofias en plantas de vid bajo condiciones de riego con aguas salinas.16 CUADRO 2.01 0. además de un mayor número de mitocondrias (MUÑOZ y CHAPARRO. Toxicidad por cloruros y producción en cv.. donde el crecimiento radicular no se ve afectado. 1968 El primer órgano que se afecta por el exceso de sales es la raíz. 1997).80 1.48 0. .51 Ninguno Ninguno Ligero Definido Severo Daño foliar Producción paltas Kg/árbol 30 13 16 14 7 Fuente: BINGHAM. lo que se contrapone con lo observado por MUÑOZ y CHAPARRO (1997) en plantas de vid. alterándose la absorción de nutrientes y el crecimiento radicular. FENN y OERTL. muestra una disminución en tamaño de éstas y aumento en el número de vacuolas en comparación con plantas bajo condiciones normales. la reducción en el crecimiento de las raíces bajo condiciones de salinidad ha sido descrito por KALAJI y PIETKIEWICZ (1993).

El palto es muy sensible al NaCl en el medio de crecimiento de la raíz.17 Según BERSTEIN. incluso bajos niveles de sal inhiben el crecimiento del árbol y disminuyen la productividad. Investigaciones en los mecanismos fundamentales de la inhibición del crecimiento y tolerancia muchas veces se basan en líneas o estudios comparativos. Si bien las especies como un todo demuestran altos niveles de sensibilidad al estrés. cultivares o variaciones genéticas. El mecanismo de inhibición del crecimiento bajo condiciones de estrés salino es poco entendido. LOFFE y ZILBERSTAINE (2001). inhiben el crecimiento y reducen la producción de muchas especies. De todas. la salinidad sódica y salina. variedades y portainjertos comerciales de palto. La evaluación y categorización del nivel de tolerancia de los procesos de crecimiento al estrés de diferente material vegetal usado para investigación es una fase crucial para el establecimiento de cada mecanismo de estudio comparativo. demostrando niveles diferenciales de sensibilidad o resistencia a condiciones subóptimas. la raza antillana es más resistente a salinidad que las razas mexicana y guatemalteca con un amplio rango de sensibilidad al estrés salino también encontrado entre los portainjertos antillanos. La sensibilidad del palto al estrés salino ha sido cuantificada usualmente como un efecto de estrés en la producción agrícola. efectos iónicos específicos (deficiencia o exceso) o disponibilidad de energía (carbohidratos). caída de hojas debido a . existe un amplio rango de sensibilidad entre las razas. Se establece comúnmente la hipótesis que la inhibición del crecimiento de las plantas bajo condiciones de estrés salino está asociado con alteraciones relacionadas al agua (efecto osmótico).

Mecanismo de tolerancia a la salinidad en paltos. plantas que impiden el ingreso de los iones presentes en la solución del suelo. pero el efecto negativo en productividad permanece. ya sea con sales minerales inorgánicas absorbidas desde la solución del suelo. 1999). Portainjertos resistentes. pudiendo ser azúcares. Esto sugiere la implicancia de otros factores de la planta aparte del daño en hojas en la disminución de la productividad.18 cloro y acumulación de sodio. lo que fue comprobado por BAÑULS Y PRIMO-MILLO (1992) en cítricos. . basados en este criterio. donde encontraron una alta correlación entre el potencial osmótico y la concentración de prolina en las hojas como consecuencia de concentraciones crecientes de NaCl en la solución del suelo. el primero de ellos es la producción de solutos compatibles de manera de disminuir internamente su potencial osmótico (osmorregulación). al interior de sus tejidos o sitios mas activos (yemas y hojas en expansión) definidas como “excluyentes de iones” y plantas que acumulan los iones en su interior de la misma planta o en órganos especiales llamadas “incluyentes de iones” Las plantas para enfrentar la salinidad presentan principalmente dos mecanismos. demuestran bajos niveles de daño de hojas bajo condiciones salinas.2. compuestos orgánicos solubles producidos por la propia planta. compuestos de amonio cuaternario como la prolina y la glicina (FLAGELLA et al. compuestos de azufre ternario.. alcoholes.3. 2. CALIANDRO. CANTATORE y MUSACCHI (2000) dividen a las plantas superiores en dos grupos en relación al mecanismo de adaptación a la salinidad.

manteniendo de esta manera una baja concentración salina en el citoplasma. como también a nivel de membrana celular (LAÜCHI y EPSTEIN.por parte de las raíces. Parece ser que . 1984).. de manera de no interferir con la actividad de las enzimas y en el metabolismo. el incremento del contenido de iones en el citoplasma podría provocar daños a nivel de enzimas y organelos. El segundo mecanismo es la regulación del transporte iónico.y Na+. es reducir la absorción del Cl. La forma más común de la tolerancia al Cl-. Las glicófitas sensibles a la salinidad. y el transporte activo (es decir. tienen un control inadecuado a la absorción de iones cuando están sometidas en un medio salino. con gasto de energía) de Na+ desde el citoplasma al medio externo en contra el gradiente electroquímico (FLAGELLA et al. Muchas glicófitas responden a las bajas concentraciones salinas. La tolerancia del palto a los altos niveles de Na en el suelo ha sido atribuida a la existencia de una barrera en las raíces.19 Una importante característica del ajuste osmótico de las halófitas es el de acumular las sales dentro de las hojas en vacuolas. sufriendo una disminución del turgor celular. generalmente gran parte de estas glicófitas no poseen un buen ajuste osmótico vía síntesis de solutos orgánicos. generándose una alta concentración al interior de la célula. 1999). la efectividad de ésta determina la susceptibilidad de un cultivar al Na. mientras que el ajuste osmótico dentro del citoplasma lo efectúan por medio de la producción de solutos compatibles con la actividad enzimática (LAÜCHI y EPSTEIN. 1984). a nivel de los canales transportadores de Cl. disminuyendo la velocidad del transporte sodio y/o cloruro desde las raíces a los brotes. debido a que este tipo de plantas no tiene desarrollado un mecanismo de compartimentalización.

SAAVEDRA y ALCALDE (1987) comentan que los mecanismos usados por las plantas de palto. MAAS y HOFFMAN (1977).en las hojas sin mostrar síntomas de toxicidad (SCHAFFER y WHILEY (2002). han encontrado que entre la salinidad del suelo y la producción de los cultivos existe una relación lineal. CEe = salinidad del suelo expresada como conductividad eléctrica del extracto de saturación y medida en mmhos/cm. expulsión masiva de sales a través de la abscisión foliar. Ambos autores observaron a nivel de microscopio que plantas sujetas a tratamientos salinos no presentaban ningún grado de adaptación anatómica foliar. En todo caso algunos cultivares como el mexicano GI 7. a partir de datos reales. Valoración de la tolerancia a la salinidad en términos productivos. sino que mostraban efectos letales sobre algunas células. específicamente células del parénquima en empalizada. pueden deberse a que no cuenten con la información genética para resolver inmediatamente problemas de estrés salino.3. 1996 y FLAGELLA et al. pueden resistir altas concentraciones de Cl. 2. .20 este es el mecanismo de tolerancia para muchos cultivares de la raza guatemalteca. 1999): P = 100 – b(CEe – a) ≤ 100 Donde: P = producción del cultivo en % respecto al máximo. la cual puede ser expresada de la siguiente forma (PIZARRO.3..

La calidad del agua de riego puede variar significativamente según la concentración y composición de las sales disueltas. b = valor que representa la reducción en la producción por el incremento unitario en la salinidad.7 0 6.8 1. del yeso y de otros minerales. 1991). los valores correspondientes al palto son: Valores de CEe (mmhos/cm para una P(%) de: a 1.8 75 2. Según MAAS y HOFFMAN (1977). Requerimientos de la calidad del agua El concepto de calidad de agua de riego se refiere a las características de las aguas que pueden afectar su adaptabilidad a un uso específico. En la evaluación de la calidad del agua para riego se toman en cuenta solo las dos primeras.5 50 3.21 a = valor de Ce que representa el nivel máximo de salinidad tolerado sin producirse pérdidas en la producción.0 20. La calidad del agua se define por una o más características físicas. pero significativas y tienen su origen en la disolución o meteorización de las rocas y suelos.3 2. (CARRASCO. químicas o biológicas. Las sales son transportadas por las aguas de riego y depositadas en el suelo. además de la disolución lenta de la caliza.4. Las sales se encuentran en cantidades relativamente pequeñas.3 b 100 90 1. en donde se .

22 acumulan a medida que el agua se evapora o es consumida por los cultivos (AYERS y WESCOT. intermedia en los cultivares guatemaltecos y mínima en los mexicanos. así como la presencia de carbonatos de calcio. SCHAFFER y WHILEY (2002). donde la insuficiente caída y la pobre calidad del agua pueden elevar la concentración de sal en el suelo. 1987). el problema más importante es la salinidad en el agua de riego y en el suelo. prosperan bastante bien los portainjertos de raza antillana. Chile. calcio y magnesio con cloruros. Los iones predominantes son una mezcla de sodio. la salinidad es generalmente asociada a cultivos de paltos que se ubican en climas semiáridos por ejemplo California. que puede llevar consigo la presencia de una capa freática poco . como ocurre en el este de Australia y en Sudáfrica. puesto que la resistencia a sales es mayor en éstos. Israel y el sudeste de Australia. bicarbonatos y ocasionalmente pequeñas cantidades de carbonato. aseguran que en Israel. Según SCHAFFER y WHILEY (2002). esto es significativamente variable entre cada una de las tres razas. Sulfatos. sin embargo. al igual que en algunas zonas de Chile. los carbonatos y bicarbonatos ayudan a la aparición de sodio intercambiable (CARRASCO. En todo caso. En las condiciones climáticas de ese país. Tanto los cloruros como los sulfatos contribuyen a la salinización del suelo. Las aguas de riego son consideradas el principal factor de acarreo de sales lo que junto con un drenaje restringido contribuyen a la salinización de los suelos. 1991). éstas no son un problema. donde la substancial lluvia de verano reduce la concentración de sal en el suelo. En los climas subtropicales húmedos.

mientras que las sales persisten (RAZETO. 1954). CANTATORE y MUSACCHI. las toneladas de sal incorporadas al perfil del suelo anualmente son de aproximadamente 12. 1999. en un estudio realizado sobre la composición química de las aguas de riego chilenas. como consecuencia de la ascensión por capilaridad de las sales a los horizontes superiores.7 mmhos/cm para el segundo. HEREDIA (1999) señala que los problemas de salinidad en frutales irán en aumento. BROWN y HAYWARD. cloruros y sulfatos que existe dependiendo de las condiciones locales de clima y composición mineral.0 mmhos/cm para el primer caso. respectivamente. 1991. DAZZI y TUSSA (1999) muestran relaciones semejantes a las descritas anteriormente.23 profunda que.9 ton. (2000). significando un aumento paulatino de sales que se acumulan en el suelo. ya que el agua aportada se evapora o es utilizada por las plantas. específicamente en aquellos en que existe un alto contenido de minerales sulfatados (yeso). Generalmente el agua que se utiliza para suplir las necesidades hídricas del cultivo contiene sales en solución. MARTINEZ (1987) y MENDOZA (2000) a través de un cálculo teórico muestran el aporte de sales producto de la utilización de aguas de alto contenido salino del río Copiapó y de un pozo de la IV Región. que cada vez que se efectúa un riego se incorporan al suelo en cantidades variables de acuerdo a la cantidad de sales disueltas como al volumen de agua aplicado.5 ton y 6. y de 1. E de 2. destacándose la gran variabilidad del magnesio. VOGEL (1985). identifica grandes fluctuaciones en los contenidos de sales entre una cuenca hidrográfica y otra. asumiendo un aporte de agua de 10000 m3/ha/año y una C. otros estudios realizados por FIEROTTI. debido a la utilización de aguas residuales procedentes de núcleos . provocaría salinización definida como secundaria por los autores CALIANDRO. ALLISON. CARRASCO.

Salinidad La salinidad del agua se evalúa por su conductividad eléctrica expresada en mmhos/cm. AYERS y WESTCOT (1987). Existe un problema de salinidad cuando las sales se acumulan en la zona radicular a una concentración tal que ocasiona pérdidas en la producción. debido a un aumento de la pluviometría anual y mayor acumulación de nieve en la cordillera.1. el contenido de sales solubles tiene una relación directa con la latitud en que se encuentran los diversos cursos de agua. SAAVEDRA y ALCALDE (1987) agregan como una de las causas de la salinidad. por el uso de detergentes domésticos. el uso indiscriminado de fertilizantes con cloro y estiércol con alto contenido salino. VERMEIREN y JOBLING (1986) han determinado cuatro problemas producidos por la calidad del agua en suelos y cultivos. 2. es así como en Chile el contenido salino tiende a disminuir de norte a sur.4. Según VOGEL (1985).24 urbanos con altos contenidos de sodio y boro. Estas sales provienen la mayor parte de las veces del agua de riego. . En el Cuadro 3. Conceptos de calidad del agua de riego Distintos autores CARRASCO (1991). . se muestran los rangos de clasificación de las aguas de riego con respecto a la salinidad.

. mayor a 9. mayor a 0.E. 1985.Toxicidad.25 CUADRO 3.E. Los principales iones son el cloro. 1987).5 mmhos/cm y un S. .75 – 3 mmhos/cm.2–0. cuando ciertos iones del agua son absorbidos por las plantas y acumulados en sus tejidos en concentraciones lo suficientemente altas para provocar daños y disminuir los rendimientos (AYERS y WESTCOT. esta dificultad se asocia con aguas que tengan un contenido en sales muy bajo y un alto contenido de sodio con respecto al calcio y al magnesio.R.R entre seis a nueve y dentro de las aguas con alto riesgo están aquellas con una C. Es así como se ha clasificado como aguas sin problemas de permeabilidad cuando el análisis arroja una C.A.75 mmhos/cm. Sobre 3 mmhos/cm.E. aguas con dificultad cuando tienen un rango de C. . Menor a 0. sodio y boro. menor a seis.R. Clasificación de las aguas de riego según su nivel de salinidad. Clasificación de las aguas Conductividad Eléctrica (mmhos/cm) Aguas satisfactorias para el riego Aguas con riesgo medio para el riego Aguas con alto riesgo para el riego Fuente: VOGEL. entre 0.A.A. Los problemas de toxicidad surgen.5 mmhos/cm y un S. menor a 2 mmhos/cm y un S.Permeabilidad La permeabilidad del suelo se reduce cuando el agua lleva constituyentes químicos. Según VERMEIREN y JOBLING (1986). 0.

. < a 0. En lo referido a la calidad del agua de riego. A continuación se dan valores referenciales de los distintos elementos que pueden ser peligrosos en el agua de riego: • • • Conductividad Eléctrica : Cloruros Boro : : < a 0.R.26 y estos deben encontrarse bajo los 0.8 meq/litro o 100ppm. LAHAV y WHILEY. mientras que los injertados sobre antillanos tuvieron bajos niveles de N y Ca y presentaron altos niveles de K.A. respectivamente para no ocasionar problemas.2 meq/litro 2.5 Efecto del portainjerto en la cantidad de nutrientes en las hojas La cantidad de nutrientes en las hojas varía dependiendo del portainjerto utilizado. (2002) reportaron los efectos del portainjerto para algunos nutrientes. de un 10%. 4 meq/l y 3 S. árboles cultivar Fuerte injertados sobre portainjertos méxicolas. GARDIAZABAL (1998) afirma que el palto es una de las especies más sensibles al exceso de sales presentes en el agua de riego y se ha demostrado que con una conductividad eléctrica de 1.75 mmhos/cm. En forma paralela los árboles injertados sobre portainjertos antillanos tuvieron altos niveles de Zn y Mn en las hojas. < a 2. comparados con aquellos injertados sobre portainjertos mexicanos. Por ejemplo. Mg y Fe en las hojas..5 ppm.8 mmhos/cm. se produce una disminución en la producción. tuvieron altos niveles de N en las hojas comparados con aquellos injertados sobre portainjertos guatemaltecos.

Esto se expresó en una baja concentración de Cly Na+ en las hojas. L. Una comparación de los niveles relativos de minerales en las hojas de cultivares injertados en portainjertos de las 3 razas se presenta en el Cuadro 4 (LAHAV y WHILEY.27 En la zona semiárida de Israel y California los portainjertos antillanos fueron los mejor evaluados en su resistencia a la salinidad frente a méxicolas y guatemaltecos. alto. CUADRO 4: Efecto relativo de los portainjertos en el nivel de nutrientes en las hojas de la variedad comercial (H. bajo). M. . Nutrientes N P K Ca Mg Na ClMn Fe B Mexicano H M H L L H H L M L Antillano L H M L H L L H H Guatemalteco L L L H H L L L H Fuente: LAHAV y WHILEY.2002. medio. 2002).

es un árbol vigoroso y resiste condiciones de suelo pesado y es sensible a la cal. . fue desarrollado en Florida. similares a la serie Degania. Volcani Center. es un árbol vigoroso y resiste suelos más pesados. A. Profesor Emerito. • Ashdot: Antillano (predominante). Variedades de portainjertos antillanos internadas al país Según BEN-YA´ACOV (2002)∗. las variedades de portainjertos internadas al país.6. posee características similares a Nachlat y soporta suelos francos. que presentan una alta resistencia a condiciones de sal y cal presentes en el agua y en el suelo. con una buena producción bajo condiciones salinas. cuyas características principales son las siguientes: • Nachlat: corresponden a antillanos puros. pertenecen a los siguientes grupos. D. requieren de suelos de tipo franco-arenoso. Israel. presenta una buena producción bajo condiciones salinas. ∗ BEN`YA´ACOV. Ph. Además este grupo de portainjertos confiere algo de enanismo a la variedad comercial injertada en él. • Waldin: Antillano de parentales desconocidos.28 2. Nachal OZ: Características. • Degania: Antillano (predominante). • • Ziffrin: Sus características son similares a las de la serie Ashdot. Comunicación personal.

Después del tratamiento con agua caliente. las semillas deben ser puestas en agua fría y limpia para enfriarlas. los cuales han examinado los efectos de remover la cubierta de las semillas y/o cortando secciones de los cotiledones (terminada la escarificación). la mayoría de los países aun usan semillas para producir portainjertos que serán injertados con la variedad comercial deseada.7. crecimiento vigoroso de las plántulas y la facilidad de propagación. a pesar de su variabilidad genética. El control de la temperatura debe ser preciso puesto que la semilla puede perder viabilidad a los 52º C.7. Algunos estudios en germinación de las semillas de palto. Germinación y crecimiento Las semillas de palto frecuentemente germinan lenta e irregularmente.1. la colección de semillas debe ser tratada con agua caliente a 50º C por 30 minutos para eliminar cualquier infección con P.29 2. De estos estudios ha sido reportado consistentemente que la remoción de la cubierta café de las semillas. 2. 2002). luego sembrarlas en sustrato esterilizado. si se recogen frutos caídos o éstos son de origen dudoso. lo cual puede ser debido a cualquiera de los tratamientos de poscosecha. cinnamomi. ya que esta enfermedad tipo virus es altamente transmisible por las semillas. . Sin embargo. (2002) aseveran que debido al bajo costo. Se debe estar seguro que la planta madre no esta infectada con Sunblotch. incrementa la velocidad y el porcentaje de germinación. evitando el contacto con el suelo. Las semillas pueden ser cosechadas directamente del árbol cuando están maduras. Propagación por semillas BENDER y WHILEY. particularmente para semillas que han sido almacenadas en frío (BENDER y WHILEY.

lo cual no garantiza plena uniformidad en el huerto.30 Para el óptimo crecimiento de las plántulas la temperatura del invernadero debe mantenerse cercana a los 27º C con alta humedad. no otorga resistencia a dos problemas importantes. aunque algunos trabajadores de viveros creen que las frescas temperaturas nocturnas (13º C) producen plantas fuertes (BENDER y WHILEY. evidenciando de esta forma la existencia de polimorfismo entre los genomas (individuos) a comparar. se basa en el polimorfismo genómico intraespecifico del DNA. 2002). Análisis genético La técnica de marcadores polimórficos de ADN de amplificación aleatoria (Randomly Amplified Polimorphic DNA. en Chile se usa principalmente semilla de la variedad méxicola. normalmente denominados productos PCR son fácilmente visibles sobre geles de agarosa. mediante la reacción de la polimerasa en cadena (PCR). Phytophthora cinnamomi ni a quemaduras de las hojas. permitiendo amplificar fragmentos de DNA en forma completamente aleatoria. RAPD). 2002).. los cuales se unen a regiones complementarias sobre el genoma en estudio. causadas por altos niveles de cloruros y sodio presentes en el agua de riego de algunas zonas. En el mundo cerca de un 90% de los patrones de paltos son producidos por semillas (vía sexual). ni asegura que la semilla utilizada sea realmente de la variedad méxicola (CASTRO. . (1990). realizada por WILLAMS et al. 2.8. En ésta se utilizan oligonucleotidos sintéticos como partidores. Cada partidor utilizado produce un patrón de banda de DNA que cambia dependiendo de la variedad del palto. Los fragmentos de DNA obtenidos.

en las zonas con problemas de salinidad. mutaciones puntuales).04 y 8. El contenido salino es muy variable entre los diferentes ríos y fluctúa entre . Apio (YANG y QUIRÓS.e. Brócoli y Coliflor (HU y QUIRÓS. delecciones.. en algunos frutales como Manzano (KOLLER et al.. tales como Tomate (MORI et al. o cambios que alteran el tamaño o previenen la amplificación exitosa del ADN en estudio (p. 1992). 1991). El pH de estas aguas es moderadamente alcalino y varía entre 8.31 Los polimorfismos generados por RAPD resultan de cambios en la región o secuencias del genoma donde se unirá el partidor (p.22. han sido usados con gran éxito en el área agronómica para la identificación de diferentes variedades de cultivos. Cocoa (WILDE et al.. Características químicas de las aguas de riego. En la literatura es posible encontrar diversas referencias con respecto al uso de la técnica de RAPD-PCR para la determinación de patrones genéticos y su uso en la ciencia forense. este método ha sido ampliamente aplicado paradiferenciar individuos en numerosas especies vegetales. Dado su gran potencial y simpleza. y también (GOGORCENA y PARFITT.9. 1993) y Damasco 2..e inserciones. 1992). 1993). 1993). 1992). Los marcadores moleculares generados por la técnica RAPD-PCR. La cantidad de fragmentos de ADN dependerá de que en el genoma de la variedad analizada se encuentren secuencias complementarias al partidor y en la orientación opuesta dentro de una distancia que sea posible de amplificar por PCR (200-2500 pb). la identificación clínica patológica o la certificación de variedades vegetales. inversiones) (WAUGH y POWELL. Arroz (FUKUOKA et al. 1994).

47ds/m para el agua del río Manflas y 1.87 2. 2001.27 Río Manflas 8.31 2.49 0. pH CE ds/m RAS Mg mmol(+)/l Na mmol(-)/l Cl mmol(-)/l B mg/l Río Copiapó Río Jonquera Río Pulido 8.20 2.07 1.85 8. lo que se explica por el alto contenido relativo de sodio en relación a su contenido de calcio y magnesio (BERNAL.07 ds/m.04 1.16 Fuente: BERNAL. El río Copiapó presenta una conductividad eléctrica intermedia de 1.22 0.47 0.12 1. Cuadro 4: Características químicas de las aguas utilizadas en riego en el valle de Copiapó.47 0. que corresponde por definición a agua salina.50 2. La relación de absorción de sodio más alta corresponde a las aguas del río Jorquera.00 0.31 4.32 0. .30 8.10 1.75 0.50 0.67 1.20 ds/m para las aguas del río Jorquera.25 1. El Cuadro Nº 4 muestra las características químicas de las aguas superficiales del río Copiapó. CÉSPED.58 0. y OSORIO. seguidas por las aguas del río Copiapó.37 3.83 1. 2001). CÉSPED y OSORIO.20 1.10 0.00 0.

10 mmhos/cm 8.33 En cuanto a las características del río Huasco GONZÁLEZ (1986).8 39.3 7.40 921 Fuente: GONZÁLEZ (1986) En el cuadro 6 se muestran los rangos de los parámetros químicos del agua de riego registrados el año 1996 en el canal Algarrobo ubicado en Ovalle.6 10.17 meq/l . pH CE µmhos/cm RAS Mg Meq/l Na Meq/l Cl Meq/l 7.4 0.95 4. medidas en el canal Tatara.0 meq/l 6. afirma que las aguas del canal Tatara presentan las características que se presentan en el cuadro 5: Cuadro Nº 5: Características químicas de las aguas del río Huasco. Conductividad Eléctrica pH Cationes Solubles Calcio (Ca2+) Magnesio (Mg2+) Sodio (Na+) Potasio (K+) Aniones Solubles 3.5 4. Cuadro 6: Análisis químico de agua del canal Algarrobo en la zona de Ovalle.33 18.

34

Carbonato (CO32-) Bicarbonato (HCO3-) Cloruro (Cl-) Sulfato (SO42-) Boro

0.0 3.8 18.3 1.8 0.33 ppm.

Fuente: Departamento de Ing. y Suelos, Fac. de Ciencias Forestales y Agrícolas; Universidad de Chile.

Otra de las zonas que presentan problemas serios de salinidad en las aguas de riego es la zona regada por el río Mapocho, principalmente la zona de Mallarauco donde se desarrolla una interesante parte de la industria paltera de Chile. En el cuadro 7 se muestran los rangos de los parámetros químicos del agua de riego registrados los últimos cuatro años meses de octubre a enero. en Mallarauco durante los

35

Cuadro 7: Análisis químico de agua de canal de la zona de Mallarauco. Parámetro Conductividad Eléctrica Calcio soluble Sodio soluble Magnesio soluble Potasio soluble Cloruro soluble Sulfato soluble Bicarbonato soluble Carbonato soluble pH Contenido 1.28 – 1.61 6.74 – 8.68 3.85 – 6.16 1.82 – 3.57 0.12 – 0.41 4.24 – 6.85 1.94 – 6.68 3.84 – 4.16 No detectable 6.89 – 8.01 Expresión mmhos/cm meq/L meq/L meq/L meq/L meq/L meq/L meq/L meq/L meq/L

Fuente: Laboquim Terra; Agrolab; Pontificia Universidad Católica de Chile, Laboratorio de Suelos.

36

3. MATERIALES Y MÉTODO

3.1 Localización geográfica del ensayo: El presente estudio se realizó en el Laboratorio de Propagación, Profesor Gregorio Rosenberg, perteneciente a la Facultad de Agronomía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, la que se encuentra ubicada en el valle del Aconcagua, Provincia de Quillota (32° 50´ LS y 71° 13´ LW), V Región. El valle posee un clima templado cálido, con lluvias invernales que dan un promedio de 400 mm anuales. Las fechas probables de ocurrencia de heladas, varían entre el 16 de mayo y el 13 de agosto. El promedio de horas frío es de 546 horas, con temperaturas inferiores a 7°C. La temperatura media en el periodo estival, fluctúa entre 18 y 23°C (NOVOA, et al. 1989).

3.2 Material vegetal: Para llevar a cabo esta investigación se internaron desde Israel semillas de 13 portainjertos del grupo Degania, Ashdot, Nachal, Nachlat, Ziffrin, y Waldin correspondientes a la raza antillana, las cuales arribaron al país el 8 de enero del 2003. Las semillas fueron sembradas el 11 de enero de 2003.

Se consideró una semilla como germinada cuando la plúmula emergió sobre el sustrato. estado 2: presencia de rudimentos foliares. pH 6. registrándose la altura total de la planta y el diámetro del tronco a 20 centímetros de altura. .3. fertilización básica (N. dependiendo del estado de desarrollo que presentaba. En este caso se midió todos los días con una regla (en centímetros) la altura de las plántulas.0 mmhos/cm aproximadamente. Además se establecieron tres estados iniciales de la plántula. El sustrato utilizado corresponde a la marca comercial AGROMIX PLUS que posee una conductividad eléctrica entre 0. estado 3: primera hoja verdadera expandida. a continuación fueron sembradas en contenedores de 7 litros. se procedió a realizar el preacondicionamiento de las semillas y su posterior siembra en contenedor. P. Estado 1: plúmula emergida.3 Ensayo 1: Evaluación del porcentaje de germinación y la tasa de crecimiento de los diferentes cultivares de la raza Antillana utilizados como portainjertos: Para determinar el porcentaje de germinación y la tasa de crecimiento de los diferentes cultivares de la raza antillana utilizados como portainjertos. compuesto por corteza de pino.37 3. durante los meses de enero y febrero.6-1. Se graficó para ver la diferencia en la tasa de crecimiento entre las distintos cultivares estudiados. perlita y turba en la relación de 1/3 de cada componente. Dicho proceso consistió en eliminar primero la testa y luego ser sumergidas por 5 minutos en una solución de 1. K. Ca y Mg) y fungicida. Las mediciones se realizaron cada 15 días.8 gr/L de Benlate más Captan.

primero se maceró el material vegetal. El injerto utilizado correspondió al empalme de costado con una púa terminal de la variedad comercial Hass. Para extraer el DNA. .) cv Hass. se utilizó un pie de metro digital marca MITUTOYO y la altura total de las plantas (cm) se obtuvo utilizando una regla.5 Ensayo 3: Caracterización del patrón genético que presentan 13 portainjertos de semilla de la raza antillana: El ensayo 3 se realizó en el Laboratorio de Bioquímica del Instituto de Bioquímica de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. este procedimiento se llevó a cabo en hielo. 1% de PVP y 1:1000 de 2β-mercaptoetanol. Se maceró por unos 2 minutos. se depositaron en el interior de un mortero. aproximadamente 1 gramo de tejido de hojas lavadas previamente con agua ultra pura estéril. utilizados como portainjertos: Para determinar el diámetro del tronco (a los 20 cm de altura desde el cuello de la planta). se agrego 1mL de tampón 2x CTAB. las mediciones se realizaron cada 15 días. sobre los diferentes cultivares de la raza antillana. 3.6 cm de diámetro a 20 centímetros de altura.38 3. La injertación se realizó el 7 de agosto cuando las plantas alcanzaron un diámetro de 0.4 Ensayo 2: Determinación del porcentaje de prendimiento del palto (Persea americana MILL.

y una interfase de color blanquecino que contiene la mayoría de las proteínas precipitadas. La separación final se logró por centrifugación de la emulsión a 10000 rpm. Para ésto se agrega un volumen de cloroformo/isoamilalcohol (24/1) equivalente al volumen de la preparación que contiene el ADN y se procedió a mezclar cuidadosamente por inversión hasta lograr una emulsión de aspecto lechoso. Durante la incubación la mezcla se agitó por inversión cada 5 minutos aproximadamente. En estas condiciones los lípidos presentes en la preparación pasan a la fase orgánica en tanto que las proteínas se desestabilizan en la fase acuosa y precipitan. Este procedimiento se ejecutó a temperatura ambiente (no menos de 20°C) para evitar que precipite el detergente CTAB. La remoción de la fase acuosa se realizó con una punta recortada para minimizar la fragmentación del ADN al momento de pipetear el sobrenadante. La extracción del DNA se realizó con cloroformo/isoamilalcohol. Después de la centrifugación. La separación del ADN genómico del resto de los componentes celulares se hace mediante una extracción con solvente orgánico. la cual combinada con la fuerza iónica (NaCl) del tampón de extracción disocia completamente el ADN de las proteínas nucleares.39 El macerado anteriormente descrito contiene grandes complejos de la forma de nucleoproteínas. . a temperatura ambiente durante 10 minutos. estos complejos deben ser totalmente disociados. En estas condiciones se optimiza la acción del detergente (CTAB). Una fase superior acuosa que contiene el DNA y una fase inferior u orgánica que contiene los componentes hidrofóbicos de las células. Para lograr ésto. especialmente lípidos y péptidos hidrofóbicos. se incuba por espacio de media hora a 65°C. la emulsión queda separada en dos fases claramente diferenciables entre sí.

se agregan 2/3 del volumen de alcohol isopropílico y se mezcla por inversión. No es conveniente utilizar directamente estas preparaciones en la implementación de la técnica de los marcadores RAPD. esta enzima degrada el ARN en forma bastante eficiente. Las muestras fueron conservadas a -20°C. La preparación de ácidos nucleicos descrita en el punto anterior corresponde a una mezcla de ADN y ARN.40 Para recuperar el DNA se realizó mediante la precipitación con alcohol isopropílico. dado que eventualmente alguna secuencia presente en la fracción ribonucleotídica podría ser complementaria al o los partidores investigados. tiene la ventaja que es activa en tampón TE. A temperatura ambiente (mayor a 20° C) se incubó aproximadamente durante una hora. La enzima se utilizó en una proporción de 1µl por cada 100µl de preparación. Esto se debe fundamentalmente a la inestabilidad del ARN en solución. Debido a esto es esencial eliminar el ARN desde las preparaciones. Para la cuantificación y calidad del ADN genómico extraído se tomó una muestra de 100µL de la solución madre de ADN genómico y se llevó a 500µL. haciendo los patrones de bandeo irreproducibles. Para la eliminación del ARN se recurrió a la enzima ARNasa A. Además. las condiciones de reacción fueron de 37°C durante una hora. Los ácidos nucleicos finalmente se recuperaron por centrifugación a no más de 7000 rpm. Esta solución se depositó en una cubeta de cuarzo de 500µL y se . Terminada la reacción de degradación de ARN no se hizo necesaria eliminar la enzima del seno de la solución. lo que evita manipular excesivamente el ADN. Si este fuera el caso los fragmentos originados en el ARN variarían su intensidad en función del tiempo y tipo de almacenaje de las preparaciones.

siendo la ecuación: Fd = volumen final solución alícuota solución madre ec. Para averiguar si no hay contaminación por proteínas la relación Aλ 260 Aλ 230 debe ser mayor que 2.8 y 2. A partir de la λ=260nm se obtuvo la cantidad de ADN genómico de la solución. ya sea por ARN y proteínas. si está fragmentado o no. Esto se determinó al realizar una electroforesis en gel de agarosa al 1.2 Para determinar el grado de contaminación del ADN genómico extraído. . se establecen las siguientes relaciones Aλ 260 Aλ 280 y Aλ 260 Aλ 230 . si este valor es menor significa que está contaminado con proteínas. la relación de Aλ 260 Aλ 280 debe estar entre 1.0% en solución amortiguadora Tris-Borato-EDTA (TBE) 1× corriendo a 100V constantes utilizando la fuente de poder. La calidad del ADN genómico se refiere al estado de éste. El blanco utilizado fue agua destilada ultrapura.0.1 [ADNg ]SM es la concentración de ADN genómico en la solución madre. si no significa que está contaminado con ARN. Para saber si el ADN no está contaminado por el ARN. mediante la siguiente ecuación: [ADNg ]SM donde = Aobtenida × Fd × 50 µg mL ec. 260 y 280nm. Las muestras en este gel estaban constituidas por: solución madre de ADN genómico. Aobtenida es la absorbancia de la muestra a λ=260nm y Fd es el factor de dilución de la solución.41 midió la absorbancia en el espectrofotómetro a las longitudes de onda (λ) de 230.3.

prosiguiendo . en tubos para PCR Axygen PCR02D-C de 200µL.25mM cada uno. en el primer bolsillo del gel se puso una muestra control de tamaño molecular de 1Kb de ADN en una concentración de 1µg/µL. Cuando estuvieron todos los reactivos en los tubos. La reacción en cadena de la polimerasa (Polymerase Chain Reaction. La mezcla de reacción es de 47µL del MIX (5µL de solución amortiguadora de amplificación 10x. 8µL de la mezcla de desoxinucleótidos 1. 2µL del partidor 10pmoles/µL y 1µL de ADN genómico 54ng/µL. Luego se cubrieron con aceite mineral estéril y los tubos se colocaron en el termociclador con el siguiente programa: se inicio con una denaturación completa del ADN de 4 minutos a 94°C. La amplificación del ADN genómico mediante marcadores polimórficos de ADN de amplificación aleatoria (Randomly Amplified Polymorphic DNA. estos se centrifugaron a 4500 rpm por 1minuto. Son capaces de detectar la variabilidad genómica intra-específica (polimorfismo genético) entre individuos al generar perfiles de bandeo con cada uno de los partidores disponibles. excepto el ADN genómico que se remplaza por 1µL de agua destilada ultrapura autoclavada. PCR) fue realizada en un volumen total de 50µL. Para cada partidor se realizó un control negativo (Cn) que contenía todos los reactivos anteriormente descritos.5µL de agua destilada ultrapura autoclavada). RAPD). Este procedimiento se llevo a cabo en baño de hielo (aproximadamente 4°C). se basa en la utilización de marcadores o partidores que son oligonucleótidos sintéticos (de alrededor de 10 pares de bases de largo) siendo su secuencia establecida en forma completamente al azar. solución amortiguadora TBE 1× y solución amortiguadora para cargar geles 10×.42 solución amortiguadora TBE 1× y solución amortiguadora para cargar geles 10×.5µL de Taq ADN polimerasa 5U/µL y 33. 0.

y finalizando con una síntesis de cuatro minutos a 72°C.6.6µL de tamaño molecular de 1Kb de ADN de 1µg/µL. el gel fue teñido por 20 minutos con una solución de bromuro de etidio de 0. estos productos se conservaron a 4°C hasta su utilización. 1 minuto a 36°C y 2 minutos a 72°C. Se corrió el gel a 75V constante utilizando la fuente de poder.43 con 45 ciclos de 1 minuto a 94°C. Los productos de PCR del estudio de todos los partidores se resolvieron (corrieron) en geles de agarosa al 1. Diseño Experimental: El ensayo 1 se diseño en base a un modelo Completamente al Azar. mediante una cámara de video y un programa computacional del equipo BIO RAD Gel Doc 1000 con el cual se obtuvo una imagen digitalizada del gel. Luego.4µL de solución amortiguadora TBE 1× y 1µL de la solución amortiguadora para cargar geles 10×). utilizando la solución amortiguadora TBE 1×. Los fragmentos amplificados de ADN se visualizaron directamente bajo luz ultravioleta (UV). En los bolsillos del gel se colocaron las muestras que consisten en 9µL del producto de PCR y 1µL de la solución amortiguadora para cargar geles 10×. 8.0 que analiza las bandas obtenidas. Luego. 3. dando sus pesos moleculares.75µg/ml y lavado por 10 minutos con agua destilada.3% (disuelta en la solución amortiguadora TBE 1×). Esta imagen luego se analizo por el programa computacional Gel-Pro AnalyzerTM versión 3. intercaladamente en el gel se puso una muestra control de tamaño molecular de 1Kb de ADN en una concentración de 1µg/µL (0. .

se realizó un análisis descriptivo de los correspondientes porcentajes. En el ensayo 2 para evaluar el porcentaje de prendimiento del cultivar Hass sobre los portainjertos estudiados. con 10 repeticiones. se utilizó una Andeva. Para el análisis estadístico de las variables altura de la planta e incremento del diámetro del tronco. donde la unidad experimental correspondió a una planta. se realizó un análisis descriptivo de los correspondientes porcentajes. Para la determinación de efectos significativos se utilizó el test de Tukey con un error del 5%. . varió dependiendo de cuantas de ellas presentaran el diámetro mínimo requerido para la injertación (Anexo 5). El número de plantas injertadas por variedad.44 Para el caso de la germinación de las semillas de los portainjertos estudiados.

Nabal.45 4. Al comparar los porcentajes finales de germinación de las diferentes variedades evaluadas.1 Ensayo 1: Evaluación del porcentaje de germinación y la tasa de crecimiento inicial de los diferentes cultivares de palto utilizados como portainjertos: 4. Al realizar una comparación entre las razas. pero solo Nachal oz 7 y Waldin llegaron al 100%. Nachlat 2. Nachal oz.1. Nachal oz 7. y en la raza Guatemalteca. Sin embargo. mientras que en la raza Mexicana. Nachlat 3 y Ashdot 27. alcanzó el 100%. Nachal oz 8. PRESENTACIÓN Y DISCUSIÓN DE RESULTADOS 4. Nachal oz 6. Mientras que Mexícola y Nabal no presentan semillas germinadas.1 Porcentaje de germinación. Se puede observar que todas ellas sobrepasan el 90% de germinación. se tiene que dentro de la raza Antillana. El Cuadro 8 muestra las fechas en que las variedades estudiadas alcanzan el 50 y 90% de germinación y el número total de semillas sembradas. . la variedad Méxicola logro el 100%. todas ellas pertenecientes a la raza Antillana. las únicas en alcanzar el 100% fueron Nachal OZ 7 y Waldin. todas las variedades de la raza Antillana sobrepasaron el 90% de germinación. Al analizar el porcentaje de germinación en la fecha 03 de marzo. como lo muestra la Figura 1. Mexícola y Nabal alcanzaron el 100% en un periodo menor a un mes. Se puede observar que al 30 de enero las primeras variedades en alcanzar el 50% de germinación corresponden a las siguientes variedades: Degania 118.

0 % de germinación 98.0 92.0 96.Oz 6 NAOZ 7: Nachal Oz 7 NAOZ 8: Nachal Oz 8 ZE 99: Ziffrin 99 WA: Waldin NA: Nabal MX: Méxicola.46 100.0 90. DG 117: Degania 117 DG 118: Degania 118 DG 62: Degania 62 AS 17: Ashdot 17 AS 27: Ashdot 27 NAT 2: Nachlat 2 NAT 3: Nachlat 3 NAOZ: Nachal Oz NAOZ 6: Nachal. Quillota 2003. .0 DG 117 DG 118 DG 62 NAOZ 6 NAOZ 7 NAOZ 8 NAT 2 NAT 3 ZE 99 AS 17 AS 27 WA NAOZ MX NA Variedad Figura 1: Porcentaje de germinación de las diferentes variedades de palto.0 94.

porcentaje final de germinación.4 0.0 0.0 7.6 79.9 100 95. estados fenológicos posteriores y la altura que presentan las plántulas de los cultivares utilizados como portainjertos.9 91.0 93.6 0.2 46.8 92.9 79.8 90 51. El Cuadro 9 muestra el número de días transcurridos (promedio) desde la siembra hasta germinación.3 95.6 89.47 Cuadro 8: Fechas en que las variedades alcanzan más del 50% de semillas germinadas.9 98.2 51.4 79.8 65.7 03 de Marzo % germinación 94.0 59.1 77. Variedad Dg 117 Dg 118 Dg 62 Na oz Na oz 6 Na oz 7 Na oz 8 Nat 2 Nat 3 As 17 As 27 Ze 99 Wa Mx Na 30 de Enero % germinación 13.6 36. y el número total de semillas sembradas.4 36.8 95.9 89. Quillota 2003.8 69.7 93.9 92.9 93.6 69.3 69.1.0 05 de Febrero % germinación 53.3 93.9 91.0 89.6 61.2 Primeros estados fenológicos de las plántulas de los cultivares utilizados como portainjertos.7 64.0 28. se puede establecer que existe diferencia significativa en el número de días que transcurren desde la siembra hasta que las primeras semillas comienzan a .0 100 100 100 N° total de semillas sembradas 132 49 49 39 49 49 49 49 49 49 49 50 35 20 13 4.4 92.

demorando solo 17. por lo tanto. Las temperaturas utilizadas en el almacenaje de semillas de palto van desde los 4. Degania 62 y Waldin que demoraron en promedio 23. Al analizar las variedades de la raza Antillana vemos.9°C (BERGH.69 y 17.82 y 27.97 días.89 días respectivamente. Según ALEXANDER (1977). Las semillas de las variedades antillanas. sobre todo en semillas que han sido almacenadas en frío (BERGH. la precocidad observada en la germinación seria concordante con lo afirmado por BERGH (1988).48 germinar. es probable que fueran almacenadas en frío para evitar la deshidratación. las que menos tiempo demoraron fueron las variedades Nachal oz 7 y Degania 118. y se puede ver claramente que todas las variedades de la raza Antillana son más precoces que estas representantes de las otras dos razas de palto. al ser importadas desde Israel. pero estadísticamente son iguales a todas las otras variedades antillanas exceptuando a Degania 117. en el ambiente de invernadero las semillas germinan dentro de un mes cuando la temperatura se mantiene dentro de un rango que va desde los 23-25°C. Para establecer si existen diferencias en la tasa inicial de crecimiento de los diferentes cultivares estudiados. (1976) afirman que las semillas de palto germinan lenta e irregularmente y algunos estudios han demostrado que el remover la testa de las semillas puede aumentar considerablemente la velocidad y el porcentaje de germinación. se determinaron tres estados fenológicos .5 a los 8. LEAL. Las variedades Méxicola y Nabal demoraron 47 y 50 días respectivamente. 1988). En cambio las variedades Méxicola y Nabal fueron cosechas y sembradas inmediatamente. 1988). KREZDORN y MARTE.

Luego se estableció el estado de 1° hoja verdadera expuesta. Se puede observar. Degania 62. Nachal oz 8.49 posteriores a la germinación. que a pesar de que estas dos variedades presentan una germinación más tardía.70 cm) es estadísticamente igual a las variedades antillanas que presentaron la mayor altura. también es estadísticamente semejante a Méxicola que alcanzó una altura de 2. luego el estado siguiente corresponde al de rudimentos foliares. y que a su vez son estadísticamente iguales a Degania 118. rudimentos foliares y 1° hoja verdadera expandida. A su vez. La variedad Nabal (2. correspondiente a la 1° hoja verdadera expuesta. Nachal oz.28 cm y que también presentó una tardía germinación y un rápido crecimiento luego de alcanzar el 3° estado post germinación. Se puede observar además que las variedades Ziffrin 99 y Degania 117 presentaron la menor altura llegando solo a los 2.68 cm respectivamente. La Figura 2 muestra los diferentes estados evaluados: emergencia de la plúmula. el vigor alcanzado al final del 3° . a pesar de que demoró más tiempo en germinar. una vez alcanzado el estado de 1° hoja verdadera expandida presentó un rápido crecimiento. se determinó que una semilla estaba germinada cuando emergía la plúmula.15 cm cada una. donde el eje principal presentaba rudimentos de hojas. Ashdot 17. por lo tanto.90 y 2. Nachlat 2. Nachlat 3. lo que permitió que rápidamente alcanzara en tamaño a aquellas variedades que presentaron una germinación más temprana.14 cm y estadísticamente es igual a Nachal oz 6 y Ashdot 27 que alcanzaron una altura de 2. se puede observar que en la raza Antillana la variedad que presentó una mayor altura fue Nachal oz 7. alcanzando los 3. Al analizar la altura que presentaron la plántulas en el 3° estado fenológico. puesto que no corresponden a una hoja propiamente tal. Ashdot 27 y Waldin.26 y 2.

lo que les permite obtener al final del periodo de evaluación un adecuado crecimiento vegetativo.50 estado fenológico les permite tener un buen vigor inicial. .

2003.51 a) b) c) Figura 2: Estados fenológicos que presentan las plántulas de Palto: emergencia de la plúmula (a). Quillota. rudimentos foliares (b)y 1° hoja verdadera expandida (c). .

14 1.62 c e 26.34 2.35 a b 1.25 a b c de Altura de la planta en P.75 19.31 53.29 1.71 51.14 a 2.55 a 29.48 2.46 3.26 2.85 a 23.37 29.8 cm y no presenta una diferencia significativa con las . Variedad N° de días a germinación Dg 117 Dg 118 Dg 62 Na oz Na oz 6 Na oz 7 Na oz 8 Nat 2 Nat 3 As 17 As 27 Ze 99 Wa Mx Na 27.23 1. Nachal oz 6.81 23.56 17.56 2.46 a b c 27.89 a b c d e 24.40 a b 18.97 50. Quillota.89 a b 24.16 1. El cuadro 10 muestra el diámetro y la altura promedio que presentaron las plantas a los 180 días desde la siembra de las semillas.31 a b c 22.23 b b 32. Foliares 1.20 a b c d 24.40 2. 4.15 2.6 cm y que estadísticamente es semejante a Nachal oz.34 a b c 21.35 a b c d 20.96 a b 22.34 a b N° de días a 1° hoja verdadera Altura de las plantas en 1° H V 2.68 a b c 1. según test de Tukey con α = 0.69 a 18.32 a 26.59 a b 29. alcanzando los 0.77 a b c d ef 1.9 cm.La variedad Nabal presentó un diámetro de 0.43 a b 2.12 a 20.70 a b c Letras distintas en una misma columna indican diferencia significativa.74 a b 20. 2003.53 a b 2. utilizados como portainjertos.16 1. Dentro de la raza Antillana la variedad que alcanzó un mayor diámetro fue Degania 117.26 1.74 a 26.29 a b 1.84 20. Nachlat 3 y Ziffrin 99.50 bc de f f cd 22.20 b e ef g g c ef 25.43 a b 17.90 a b 1.48 32.00 47.94 a b 18.91 a b c d 24.37 a b 1.23 a b c 28.59 2.49 a b c 24.68 a b 23.48 2. La variedad que presentó el menor diámetro fue Nachlat 2 que llegó solo a los 0.3 Diámetro y altura final de las plantas.23 1.09 b b b b b b b 1.05.28 bc bc bc bc c bc bc c bc bc bc 2.38 51.82 b 19.1.54 49.51 2. estados fenológicos posteriores y altura que presentan las plántulas de los cultivares de Palto.35 23.83 a b c d 23.02 a b c d e 29.52 Cuadro 9: Número promedio de días transcurridos desde la siembra hasta germinación.55 cd e e c N° de días a primordios Foliares 29.

8 a b c d e 0. a los 180 días desde la siembra y N° de días que demoran en alcanzar los 0. 2003.2 a b c d de 53. Referido a la altura final de las plantas. pero que .8 a b c 0.6 cm de diámetro a los 20 cm de altura.6 cm 68 111 125 125 111 111 111 153 125 96 111 96 82 139 111 0.8 a b c d 0.2 46.3 41.9 a 0.7 bcde 0. Ashdot 27. que presentaron una altura que varía desde los 49.8 bcde bcde 53.7 a b c d 61.4 a b c 49.4 42.0 a b c d Letras distintas en una misma columna indican diferencia significativa. en cambio la variedad Méxicola alcanzó un diámetro de 0. Nachal oz 8.4 cm.05.7 0. Cuadro 10: Altura de las plantas (cm) y Diámetro del tronco (cm) de las plantas de Palto a los 20 cm de altura.8 a b 0. Ziffrin 99 y Waldin.4 a b bcde bcde ef def bcde f ef N° de días en alcanzar los 0.7 0.6 0.53 variedades de la raza Antillana que alcanzaron el mayor diámetro. Ashdot 17.8 a b c d e 0. dentro de las variedades antillanas las que presentaron un mayor crecimiento fueron Degania 117.5 a b Altura promedio (cm) 65.8 57. Quillota.8 a b c d e 0.7 0. según test de Tukey con α = 0.1 a b c d 58.8 bcde 64.8 a b c d e cde 59.0 52.6 34.1 cm hasta los 65.8 a b c d 0. Nachal oz 7. Variedad Dg 117 Dg 118 Dg 62 Na oz Na oz 6 Na oz 7 Na oz 8 Nat 2 Nat 3 As 17 As 27 Ze 99 Wa Mx Na Diámetro promedio (cm) 0.9 55.7 cm y presenta una diferencia significativa con las variedades antillanas de mayor diámetro.

6 cm). En cambio Nachlat 2 fue la que más tiempo tardó.54 estadísticamente son iguales. y que es igual estadísticamente a Nachlat 3. Nachal oz 8. ellas están listas para ser injertadas con la variedad comercial. demorando solo 68 días. La variedad Méxicola también tardó más en alcanzar dicho diámetro. Nachal oz 7. Ashdot 27 y Degania 118. La variedad Méxicola alcanzó una altura de 53. Cabe destacar que las variedades Nachlat 2 y 3 presentarían la capacidad de transferir un cierto grado de enanismo a la variedad comercial injertada en ella.8 cm y es estadísticamente diferente e inferior a las variedades antillanas que presentaron el mayor crecimiento. Referido a la variedad Nabal.3 cm. La variedad que presentó la menor altura fue Nachlat 2 alcanzando solo los 34. 1989. lográndolo a los 139 días. . Por lo tanto. por lo tanto. doblando el tiempo que demoró la variedad Degania 117. Nachal oz y Nachal oz 6. que pertenecen a la raza Antillana. ésta alcanzó el diámetro mínimo a los 111 días. este bajo crecimiento sería debido a dicha característica. alcanzándolo a los 153 días.5 cm y es estadísticamente semejante a las variedades antillanas que alcanzaron el mayor crecimiento.. La variedad Antillana que en menos tiempo lo logró fue Degania 117. generalmente dos a cuatro meses después de la siembra. cuando las plantas tienen una altura entre los 30-75 cm. Al analizar el número de días que demoraron en alcanzar el diámetro mínimo para realizar la injertación (0. La variedad Nabal presenta una altura de 64. Según WHITSELL et al. lo mismo que necesitaron las variedades Nachal oz 6. todas las variedades cumplen con el requisito mínimo referido a la altura.

4. hasta los 180 días desde la siembra.55 Según WHITSELL et al. utilizados como portainjertos: Para el ensayo número 2. se puede observar que ninguna variedad alcanzó el 100% de prendimiento. 1986. el momento ideal para realizar la injertación es cuando las plantas han alcanzado un diámetro mínimo de 0. lo que les permite alcanzar los requerimientos mínimos para realizar la injertación sin problemas en lo que dura el periodo normal que se destina en vivero para que los portainjertos se desarrollen vegetativamente (180 días). que son las variedades más usadas como portainjertos de palto en Chile. 3 y 4. se presentan los datos de diámetro y altura de las plantas. por lo tanto. ya que solo existe un porcentaje por variedad.) cv Hass. Sin embargo. respecto a Méxicola y Nabal. sobre los diferentes cultivares de la raza antillana. Dentro de las variedades . puesto que no existían réplicas por tratamiento (variedad) para la variable de respuesta porcentaje de prendimiento. 2. Al analizar. no se realizó un análisis estadístico inferencial.2 Ensayo 2: Determinación del porcentaje de prendimiento del palto (Persea americana Mill. presentan una mayor precocidad en la germinación y un adecuado crecimiento..6 cm. como lo muestra la Figura 3. sobre los diferentes portainjertos. Las variedades de la raza Antillana no presentan un comportamiento en vivero inferior en lo referido a su desarrollo vegetativo. todas las variedades evaluadas cumplen con dicho requisito. En los Anexos 1. el porcentaje de prendimiento del cultivar Hass.5-0.

de un total de 24 plantas injertadas.7%. por lo tanto las bajas temperaturas que aún se registraban pudieron haber influenciado en este bajo prendimiento.56 antillanas la que logró el más alto porcentaje fue Nachlat 3 con 91. llegando solo a un 43. Además. plantas terminadas con el fin de continuar las evaluaciones del comportamiento del cultivar Hass sobre estos portainjertos. mientras que la que obtuvo un menor porcentaje fue Degania 118. no eran de una calidad óptima. . a que la fecha en que se realizó la injertación no era la adecuada. En el Anexo 5. por lo tanto.6% de un total de 39 plantas injertadas. En cambio la variedad Méxicola obtuvo un 91.7% de prendimiento al igual que Nachlat 3 y Nabal alcanzó un 70% de prendimiento. La razón por la cual se realizó la injertación en esa fecha se debe principalmente a la necesidad de obtener lo más pronto posible. ya que se injerto el día 7 de Agosto. Esto puede deberse. las púas terminales del cultivar Hass que se injertaron en su mayoría se encontraban inducidas a flor. se encuentran los datos del número de plantas injertadas y el número de plantas prendidas.

0 0.0 20.0 40.0 80.0 70.0 11 7 11 D 8 G 6 AS 2 17 AS 27 N AT 2 N AT N 3 AO N Z AO Z N 6 AO Z N AO 7 Z 8 ZE 99 W A G G N A M X % de Prendimiento % D D Variedades Figura 3 Porcentaje de prendimiento del cultivar Hass. sobre los diferentes cultivares de Palto utilizados como portainjertos. Quillota. 2003.0 10.0 30.0 60.0 50.0 90. .57 100.

Méxicola y Nachlat 2 (carril 7. 816 y 731 pares . pero no es capaz de diferenciar a Degania 117 de Degania 62. se presentan las variedades analizadas y sus respectivas claves. se pudo establecer el número de bandas por cultivar y el número de pares de bases de cada una de ellas (Anexo 8). utilizando el partidor 1. El partidor 1 cuya secuencia corresponde a 5´-GCC-CCT-CGT-C. Para el Cultivar Nabal se pudo determinar un número de 13 bandas. en el caso de la variedad Ziffrin 99 solo genera una banda de 270 pares de bases. es capaz de establecer claramente un patrón de bandas de diferente peso molecular para los cultivares Nabal. de los cuales 2 lograron amplificar bandas de ADN distintivas y de buena calidad de los cultivares analizados. ya que genera un patrón de 4 bandas.3 Ensayo 3: Caracterización del patrón genético que presentan 13 portainjertos de semilla de la raza antillana: Se evaluó un total de 20 partidores RAPD.0. puesto que son capaces de generar bandas de diferente peso molecular en todos los portainjertos estudiados. Para la serie Degania es posible diferenciar a Degania 118. en el Anexo 7 se muestra la descripción de la imagen. En la Figura 4 se muestra el patrón de bandeo de los ADN genómicos obtenidos al realizar una electroforesis en gel de agarosa al 1. Pero con este partidor no es posible establecer patrones de bandeo para todos los cultivares de la raza Antillana estudiados. 12 y 13 respectivamente). En el Anexo 6. para el cultivar Méxicola un total de 12 bandas y para Nachlat 2 un total de 10 bandas.58 4. ya que genera para ambas variedades 3 bandas de 2693.3´. Al analizar el gel obtenido a través del programa computacional GelPro analyzer versión 3.3 %. que corresponden a miembros de las tres razas de palto analizadas.

5: Degania 118. 10: Ashdot 27. 12: Méxicola. 4: Degania 62.59 12216 pb --6108 pb --4072 pb --3054 pb --- 2036 pb --1636 pb --- 1018 pb --- 506 pb --396 pb --344 pb --298 pb --220 pb --201 pb --- Figura 4 Gel de agarosa al 1. 9: Ashdot 17. Carril: 2: Ziffrin 99. 3: Degania 118. 8: Waldin. 14: Nachlat 3. Imagen digitalizada obtenida en el equipo BIORAD gel Doc 1000.3% mostrando el patrón de bandeo de los ADNg con el partidor 1. 15: Nachal oz. 13: Nachlat 2. 7: Nabal. .

utilizando el partidor 2. En el caso del partidor 2 (Anexo 10). ya que para Ashdot 17 genera un número de 11 bandas y para Ashdot 27 un número de 12 bandas con diferente número de pares de bases para cada una de ellas. En el caso de la serie Ashdot se pueden diferenciar claramente. lo que no era posible con el partidor 1. Respecto al partidor numero 2 cuya secuencia es 5´. Tampoco es un buen diferenciador para las variedades Ashdot 17 y Ashdot 27. pero no es capaz de diferenciar a Waldin de Ashdot 17. no es un buen diferenciador ya que genera un patrón de bandeo casi idéntico en ambas variedades. puesto que el patrón de bandeo generado para cada una es muy similar en el número de pares de bases. Sin embargo. Para la serie Nachlat se puede establecer una mayor diferencia con este partidor que con el número 2 ya que genera un número igual de bandas. como lo logro el partidor 1.CCG-CCT-CAT-T-3´ la Figura 5 muestra el patrón de bandeo de los ADN genómicos obtenidos al realizar una electroforesis en gel de agarosa al 1. pero con una mayor diferencia en el número de pares de bases que las componen. el análisis de la imagen se encuentra en el Anexo 9. Para la serie Degania se puede diferenciar a Degania 117 de Degania 62. tal vez las pequeñas diferencias en el número de pares de bases solo sea por un error en la preparación de las muestras. como ocurre con el partidor 1. pero no es capaz de establecer una diferencia entre Degania 118 de Degania 62. Para la serie Nachlat. para las variedades antillanas es capaz de diferenciar Ziffrin 99 generando 4 bandas completamente diferentes del resto de las variedades. teniendo en común solo una banda de 344 pares de bases. es un muy buen partidor para la .60 de bases.3 %.

pero Méxicola y Nachlat 2 no presentan diferencias marcadas en el patrón de bandeo. la resistencia a sales de la raza antillana. Nabal y Nachlat 2). En el caso de los representantes de cada raza del palto estudiadas (Méxicola. que actualmente la técnica RAPD-PCR se ha perfeccionado en el campo de la identificación de cultivares. . mediante la incorporación de otros partidores como son las secuencias microsatélite.61 serie Nachal oz. como por ejemplo. Cabe destacar. ya que al determinar la pertenencia a una raza específica. de los cuales no está claro si son híbridos o pertenecen a una raza en particular. ya que genera igual número de bandas y de similar número de pares de bases para ambas variedades. ya que para cada variedad establece un patrón de bandeo completamente diferente. un cultivar de raza desconocida podría presentar las mismas características que presentan sus parentales. se puede diferenciar claramente Nabal de las otras dos variedades. es posible determinar el polimorfismo genético. por lo tanto. Por otra parte esto es importante. que existe entre las diferentes razas y cultivares de palto y así poder establecer un patrón de bandeo que permita identificar a las diferentes variedades comerciales y también identificar ecotipos encontrados en Chile.

4 Degania 118. 13: Méxicola. 12: Ashdot 27. . 5: Degania 62. 12216 pb --6108 pb --4072 pb --3054 pb --2036 pb --1636 pb --- 1018 pb --- 506 pb --396 pb --344 pb --298 pb --220 pb --201 pb --- Figura 5 Gel de agarosa al 1. 8: Nabal. carril: 3: Ziffrin 99. Imagen digitalizada obtenida en el equipo BIORAD gel Doc 1000. 7: Degania 117.62 . 14: Nachlat 2. 17: Nachal oz. 15: Nachlat 3.3% mostrando el patrón de bandeo de los ADNg con el partidor 2. 9: Waldin. 10: Ashdot 17.

que confiere cierto grado de enanismo a la variedad comercial injertada en ella. sin embargo Méxicola y Nabal presentaron un rápido crecimiento luego de alcanzar el estado de 1° hoja verdadera expandida. . y a través del partidor molecular cuya secuencia nucleotídica corresponde a 5´-CCG-CCT-CAT-T-3´. Logrando el 100% de germinación las variedades Nachal OZ y Waldin pertenecientes a la raza Antillana. se puede diferenciar entre los cultivares de la raza Antillana que no se diferenciaban con el primer partidor.63 5. Dentro de la raza Antillana la de mayor desarrollo vegetativo corresponde a Degania 117. Es posible caracterizar genéticamente cultivares de Persea americana Mill mediante la técnica RAPD-PCR. Las variedades más precoces en germinar corresponden a aquellas de la raza Antillana. CONCLUSIONES El porcentaje de germinación de todas las variedades evaluadas fue superior al 90%. Todas las variedades evaluadas cumplen con los requisitos mínimos de diámetro y la altura requeridos para realizar la injertación. es posible diferenciar molecularmente los cultivares Méxicola. Con el partidor molecular cuya secuencia nucleotídica corresponde a 5´-GCC-CCT-CGT-C-3´. lo que les permitió obtener un tamaño estadísticamente semejante a las variedades Antillanas que germinaron primero y que tuvieron un periodo de tiempo mayor de crecimiento vegetativo. mientras que las de menor desarrollo fueron las de la serie Nachlat. Nabal perteneciente a la raza Guatemalteca y Mexícola perteneciente a la raza Mexicana. Nabal y Nachlat 2 representantes de las tres razas de palto.

7% de prendimiento y Nabal alcanzó un 70% de prendimiento. llegando solo a un 43. .6% de un total de 39 plantas injertadas. En cambio la variedad Méxicola obtuvo un 91.7%. mientras que la que obtuvo un menor porcentaje fue Degania 118.64 El porcentaje de prendimiento en todas las variedades evaluadas fue inferior a 100%.Dentro de las variedades antillanas la que logró el más alto porcentaje fue Nachlat 3 con 91.

La resistencia a la salinidad es un factor relevante para la industria chilena. Se internaron al país 13 cultivares de palto pertenecientes a la raza Antillana y utilizados como portainjertos. mientras que el menor porcentaje lo presento Degania 118. que conferirían un cierto grado de enanismo a la variedad comercial injertada en ella.65 6. Debido a su origen subtropical es muy sensible a condiciones climáticas adversas de sequías y temperaturas extremas y también a condiciones edáficas como texturas arcillosas y salinidad. alcanzándose una superficie cercana a las 23. Es posible caracterizar genéticamente cultivares de palto mediante la técnica RAPD-PCR. RESUMEN El cultivo del palto (Persea americana Mill. Todas las variedades evaluadas cumplen con los requisitos mínimos de diámetro y la altura requeridos para realizar la injertación. que presentan ésta limitante. Dentro de la raza Antillana la de mayor desarrollo vegetativo corresponde a Degania 117. Con el partidor molecular 5´-GCC-CCT-CGT-C-3´. como la zona norte del país.7%: El mayor porcentaje lo presentaron Nachlat 3 y Mexicola.). El porcentaje de prendimiento del cultivar Hass varió entre 43. se pueden diferenciar los cultivares de la raza Antillana que no se diferenciaban con el primer partidor. Nabal presentó un 70% de prendimiento. El porcentaje de germinación de todas las variedades evaluadas fue superior al 90%. sin embargo Méxicola y Nabal presentaron una mayor tasa de crecimiento inicial. . mientras que las de menor desarrollo fueron las de la serie Nachlat. pues existen varias zonas en desarrollo y algunas que podrían desarrollarse. y a través del partidor molecular 5´-CCG-CCT-CAT-T-3´. Se evaluó su comportamiento en vivero (desarrollo vegetativo). porcentaje de prendimiento del cultivar Hass injertado sobre ellos y se estableció un patrón genético a través de la técnica RAPD-PCR.6 y 91. es posible diferenciar molecularmente los cultivares Méxicola. Las variedades más precoces en germinar corresponden a aquellas de la raza Antillana. Junto con lo anterior. los portainjertos más utilizados en Chile. entre enero del 2003 y enero del 2004. Nabal y Nachlat 2 representantes de las tres razas de palto. es una de las especies frutales que presenta el mayor índice de plantación en los últimos años. los cuales fueron evaluados junto a Mexícola y Nabal. debido al mal manejo de la fertilización y riego se está provocando paulatinamente la salinización del agua y de los suelos en zonas que no presentaban este problema. El presente ensayo se realizó en el laboratorio de Propagación de la Facultad de Agronomía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.000 hectáreas.

although Mexicola and Naval had higher initial growth rate. they were evaluated together with cv Méxicola and Nabal. it has reached a surface area surrounding 23. and by using a molecular carrier which has a 5´CCG-CCT-CAT-T-3 nucleotide sequence it is possible to differentiate the rest or the West Indian cultivars which were not possible to differentiate with the first carrier. The avocado is very sensible to severe climatic conditions like severe drought. while the lowest percentage belonged to Degania 118. ABSTRACT The culture of avocado (Persea americana Mill. Thirteen cultivars belonging to the West Indian races used as rootstocks were introduced. which grants dwarfness characteristic to the commercial variety grafted on it. All the evaluated varieties counted with the minimum diameter and height prerequisites to be grafted. there has been a mismanagement of fertilization techniques and irrigation that have salinized the aquifers and the soil. due to the fact that it is originated from a subtropical region. Their performance (vegetative growth) and bud. . With the molecular carrier which has a 5´-GCC-CCTCGT-C-3´ nucleotide sequence. like northern Chile. As well as this. which are representatives of the thee avocado races. The Bud-take percentage of Hass cultivar varied from 43. It is possible to genetically characterize Persea americana Mill cultivars by the RAPD-PCR technique. that have this restriction. Considering this. the most used rootstocks in Chile.take percentage of cultivar Hass once grafted on the different rootstocks were studied under green house conditions and a genetic pattern was established by the RAPD PCR method The seed germination percentage of all the evaluated varieties was higher than 90%.) has been one the most planted species in recent years. alkaline or salinity problems and others. it is possible to molecularly differentiate a Méxicola cultivar from Nabal and Nachlat 2 cultivar.6% to 91.The highest percentage belonged to Nachlat 3 and Mexicola.000 hectares. 2003 until January 2004.7%.66 7. salinity resistance is a relevant fact for the Chilean industry because there are some production areas and some that are becoming production areas. The present experiment was realized at the Gregorio Rosemberg Propagation Laboratory at the Agronomy Faculty of the Pontificia Universidad Católica de Valparaíso from January. extreme temperatures and soil conditions like inappropriate texture. Nabal obtained 70% of Bud-take. while the ones with the least vegetative development belonged to the Nachlat serie. Within the West Indian Race the one with highest vegetative development was Degania 117. The most precocious were those belonging to the West Indian Races.

In: Proceedins of Australian Avocado Research Workshop. ______. D. ALLISON. 1998. D. U. 1992. Avoc. E. D.. La calidad del agua de riego para fertirrigación. AYERS. J. McE. 1999. New South Wales Departament of Agriculture. Physiol.I. BAR. H. BAÑULS. 172 p. II parte. Roma. México. ALEXANDER. Soc. ______. ______ . R. LITERATURA CITADA ALARCON. A. A. L. Plant. FAO.. y COONY. Effects of chloride and sodium on gas exchange parameters and water relations of Citrus plants. and KAFKAFI. APELBAUM. 1954. R..D. Pp.F. Sodium and Chloride injury of Fuerte avocado leaves. Woolongbar. BROWN. Relationship between chloride and nitrate and effect on growth and mineral composition of avocado and citrus plants. N° 29. y PRIMO-MILLO. A. y HAYWARD. Scientia Horticulturae 73: 99 – 109. 86: 115-123. A. Journal of Plants Nutrition 20(6): 715 – 731. J. 1951. J. y WESTCOT. 1977. Horticultura 135: 65 – 69.67 8. 21-25. Diagnóstico y rehabilitación de suelos salinos y sodicos. and GOREN. Propagation. 174 p. Ethylene association with chloride stress in citrus plants. Y. .. AYERS. 1997. 1987. ALDRICH. D. 56: 174 178. La Calidad del agua en la agricultura.. Yearbook.

y OSORIO. Amer. and OERTLI. Avoc. Soc. Schaffer. 1966. A. publishing. B. Caracterización de la salinidad de los suelos y aguas del valle del río Copiapó. W. 29 p. S. New York. B. W. B. Soil Sci. Ediciones Mundi-Prensa. pp. . N. California Society Yearbook. Propagation. 249 p. A sand culture study of chloride toxity to mature avocado trees. J.. Proc. Seminario Internacional: Selección y Uso de Portainjertos y Nuevas Variedades de Palto. Production and Uses. The effect of pre-trataments on avocado germination. Chloride injury to Hass avocado trees: a sand culture experiment. and WHILEY. INIA. pp. 1968.. A. In: Whiley.. CÉSPED. C. Y FICHET. R. Universidad de Chile. CALIANDRO. G.68 BENAVIDES. Yearbook. S. The Avocado: Botany. A. 2001. Portainjertos de Palto. BERGH. Publicaciones Misceláneas Agrícolas. and Wolstenholme. _____ and FENN. F. Frutticoltura 7/8: 26-36. L. Madrid. y MUSACCHI. 3 de Diciembre. F. 2002. 1992. (Boletín INIA N° 70). 32: 249 – 252. 50: 99– 106. 1988. 61 – 75. 2000. 1996. CALABRESE. El aguacate. Soc. CANTATORE. N° 45 BENDER. Applicazione de acque salmastre su colture ortofruticole in Italia. Cultivo del Palto y perspectivas de mercado. Requisitos del suelo y susceptibilidad a cloruros In: RAZETO. B. Santiago. Calif. Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. FENN. V. 2002. BEN-YA´ACOV. BERNAL. 192-193. A. BINGHAM.. Copiapó.. Quillota. L. Cabi.. 72: 215-221. A. C. t.

C. 1999. and KAMIJIMA. Yearbook. ed. 1990 Los frutales tropicales en los subtropicos. D. Facoltá de Agraria di Foggia.. CANTATORE. Facoltá de Agraria di Foggia. E. ed. V.. DAZZI. Tex. Le acque salmastre come risorsa idrica: limiti e prospecttivi. COOPER. 51: 24 – 28. in: Tarantino. Foggia. Santiago. E. Istituto di produzione e preparazioni alimentari. Ediciones Mundi-Prensa.. Madrid. 2002. DOWNTON. N° 35. VOLPE. D. Manejos de suelos en huertos frutales. J. 7-22.69 CARRASCO. y DE CARO. Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales. Le acque salmastre come risorsa idrica: limiti e prospecttivi. G. GALAN. Salt tolerance of avocados on various rootstocks. 1991. 133 p. 1951. CASTRO. In: Universidad de Chile. Foggia. Situación nacional de portainjertos de palto y su relación con factores de productividad y precocidad. FUKUOKA. Universidad de Chile. Pp. FLAGELLA. HOSAKA. Pp. W.. K. Use of random amplified polymorphic DNAs (RAPD) for identification of rice. 1999. S. pp 219-245. 20: 523 – 534. Avoc. . in: Tarantino. 3 de Diciembre. 47-67. 61-75. A. 1978. Growth and flowering in salt-stressed avocado trees. M. Salinidad y calidad del agua.. Japanese Journal Genetics 67: 243-252. 1992. Soc. F. Quillota. Tolleranza allo stress salino delle specie coltivate in reazione agli aspetti fisiologici. FIOROTTI. y TUSA. Istituto di produzione e preparazioni alimentari. W. Tolleranza allo stress salino sulla qualitá dei suoil. V. Aust. Z. Agric. Res. A. Seminario Internacional: Selección y Uso de Portainjertos y Nuevas Variedades de Palto. produttive e qualitativi. Universidad Católica de Valparaíso. BOARI. O.

LAHAV. U. Identification of broccoli and cauliflowers cultivars with RAPD markers. LEHMANN. Proc. E. Acta Phisiol.. 2002. 1993. 1991. Hort Sci. 1994. E. and Wolstenholme. Apple. N. nueva propuesta de clasificación de suelos y aguas en función de la salinidad: Fruticultura Profesional. 10: 505-511. M. 1993. Viña del Mar. 46-47. Calidad de las aguas de riego en Chile. Y. McDERMOTT. Scientia Horticulturae. H. 83: 280-286. A. 4-6 de noviembre. N° 107: 19-30. . Theor. and PARFFIT. Identification of apple cultivars using RAPd. pp. and LAVI. 1963. 85: 901-904. C. M. F. Floración en Paltos. Production and Uses. W. Genetics and Classical Breeding. GONZALEZ. and GESSIER. KOLLER. Salinity effects on plant growth and other physiological processes. 1986. and QUIROS. Agricultura Tecnica 46(4): 467-474.. GOGORCENA. B. 1999. Schaffer. pp 51-72. Am. J. Publishing.70 GARDIAZABAL. C. KALAJI. B. A. 15: 89-124.. HEREDIA. A. y PIETKIEWICZ. J. Genet. D. Seminario Internacional de Paltos. 1998. Evaluation of RAPD marker consistency for detection polymorphism in apricot. In: Whiley. E. KADMAN. The uptake and acumulation of chloride in avocado leaves and tolerance of avocado seedling under saline conditions. Soc. The Avocado: Botany. Plant Cell Rep. Plant. HU. Wallingford. Sociedad Gardiazabal y Magdahl. La salinidad en los árboles frutales. 59: 163-167. B. Cabi.

New York. Wallingford. and MARTE. N. Publishing. MICKELBART. 488 p. ed. . and HOFFMAN. E. F. LEVITT. Production and Uses. A. MAAS. 89: 258261. Santiago. and LU ARPAIA. 279-280. And Drainage Div.71 and WHILEY. L. 1984. A. The effect of salinity on growth and physiology of Hass avocado on three rootstocks. In: Whiley. 1977. The influence of giberelic acid on the avocado germination of avocado seeds. R. 1980. 2nd. The Avocado: Botany. . 1976. LEAL. Irrigation and Mineral Nutrition. G. Bioamerica. Proceeding of the Florida State Horticultural Society. 1° Simposium Internacional Fertirrigación y control en frutales y viñas. agosto 2000. 2002. H. pp. 2000. Schaffer. Responces of Plants To enviromental Stresses. MENDOZA. MARTINEZ. 1995.. Academic Press. E. W. and Wolstenholme. Crop Tolerance. KREZDORN. A. J. Irr. 103-134. B. Cabi. LAÜCHI. M. California Agriculture 38(10): 18 – 20.. La salinidad: un problema potencial para la agricultura del valle de Copiapó. B. efecto sobre la producción y soluciones. California Agriculture 38(10) 20 -21. IPA La Platina N° 40: 28-29. Hort Science 30(4): 780. 1987. Mechanisms of salt tolerance in plants. Alcalinidad y salinidad: diagnostico. and EPSTEIN. M. J. Crop Salt tolerance-current assess. 1984. A.. W.

. B. J. C.. CRANE. April 21-26. 233. B.. F.. S. and LU ARPAIA. LEGAZ. R. M. A. M. Schaffer. Cultivars and Rootstocks.. Avo. Cabi. HOSAKA. and TRACY. Calif. M. D. y DEL POZO. Yrbk. ROMERO-ARANDA. Genet. pp.. E. 221 p OSTER.. M. I Establishing criteria for determination of shoot growth sensitivity to the stress. C.. J. In: Whiley. STROHMAN. Jpn. Pp 1-11 NEWETT. K. . TADEO. Pp. 2000. 1985. Efectos de la salinidad sobre el crecimiento de plantas de vid y la ultra estructura de las células de la cofia de la raíz. University of California and California Avocado Society. 2001. VILLASECA. Rapid identification of Japanese potato cultivars by RAPDs.. A. UMEMURA. New York. 209-214. 1989. N. Santiago. J. The influence of salinity and roostock on avocado seedling growthProgress Report. P. Soc. Mapa Agroclimático de Chile. . 1997. Simiente 67(3-4): 101-112. ROUANET. 1993..and ZILBERSTAINE. NERIT.J. 68: 167-174. S. MOYA. Levante Agrícola 39(352): 319 – 325.. DEL CANTO. y CHAPARRO. Hass avocado responce to salinity as influenced by clonal roostocks. 1991. J. R. Y. Salt-stress effects on avocado rootstocks growth. and KANEDA. INIA. BROKAW. MUÑOZ. Of Second World Avocado Congress. and BALERDI. Production and Uses.. NOVOA. y TALON. C. F. G. SIERRA. LOFFE. R. C.. F. M. PRIMOMILLO. 2002. Efectos beneficiosos de calcio sobre el desarrollo y crecimiento bajo condiciones salinas de los patrones de cítricos citrange carrizo y mandarino Cleopatra. 69: 105-110. The Avocado: Botany. H. Plant and Soil.72 MORI.. California. B. J. W. 169-1170. and Wolstenholme. J. E. Proc..

1983. In: Whiley. G. The Avocado: Botany.73 PIZARRO. . Métodos genotecnicos en frutales. 1985. 373 p. B. 2002.. 1992. Vertigo. Res. W. y J. B. Composición química de las aguas de riego de los ríos en Chile. Riego y Drenaje. 203 p. In: Moore. 1996. B. 34: 145-153. W. Ediciones Mundi-Prensa. Para entender la fruticultura. J. N. Resistencia al estrés ocasionado por el medio ambiente. Eds. Environmental Physiology. Estudio FAO. Agric. N. F. Schaffer. Riego Localizado. and Wolstenholme. 1987. O. 10: 186-191. T. Tec. Riegos localizados de alta frecuencia. VOGEL. 1988. y ALCALDE. Madrid. SCHAFFER. y JOBLING. Using RAPD markers for crop improvement. H. Tibtecht. A y STUSHNOFF. 513 p. SAAVEDRA. 1986. 13(2): 171 – 188. Agric. S. WALKER. WAUNGH. R. Wallingford. sodium and and potacium ions in citrus plants. QUAMME. W. 55(1-2): 83-85. and WHILEY. 151-152. B. AGT. Mex. Cabi. Santiago. C. Pp. Ciudad de México. 1999. and DOUGLAS. Aust. L. J. (Persea americana Mill) variedad Hass. J. Simiente. A.. 323-355. A. RAZETO. Production and Uses. R. and POWELL. Influencia de la salinidad en el crecimiento y la sintomatología foliar en aguacate. Effect of salinity level on uptake and distribution of chloride. Publishing pp. VERMEIREN.

1989. Theor.74 WHITSELL.. 1990. Propagating Avocados: Principles and techniques of Nursery and Field Grafting. California. G. 30 p. Theor.. Acids Res. . A. Appli. J. LIVAK. WAUGH. 1993. W. J. DNA polymorphisms amplified by arbitrary primers are useful as genetics markers. 18: 6531-6535.. 86: 205-212. C. WILLIAMS. KUBELIK. W. Nucl.. Genet. BERGH. B. Genet.. YANG. Appli. LYPPS. Identification and classification of celery cultivars whit RAPD markers. University of California. A. R. Division of Agriculture and Natural Resources Publication.. R. WILDE. K. 83: 871-877. S. X and QUIROS. and BROKAW. MARTIN. 1992. and TINGEY. Genetic fingerprinting of Theobrama clones usin random amplified polymorphic DNA markers. J. ANTONY. and POWELL.. 21461.