TELEFONEMAS

Relato escénico de

EDGAR CHÍAS

En esa sombra líquida... El ojo, girasol del insomnio.

O. Paz.
TELEFONEMAS

!1!

EDGAR CHÍAS

ADVERTENCIA: Todos los Derechos para su puesta en escena en Teatro, Radio, Cine, Televisión o Lectura Pública, están reservados tanto para compañías Profesionales como Aficionados. Los Derechos y permisos deben obtenerse a través de SOGEM. Quedan reservados todos los derechos. Quedan especial y terminantemente prohibidos los siguientes actos sobre esta obra y sus contenidos; a) toda reproducción, temporal o permanente, total o parcial, por cualquier medio o cualquier forma; b) la traducción, adaptación, reordenación y cualquier otra modificación no autorizada por el autor a través de su agente; c) cualquier forma de distribución de las obras o copias de la misma; d) cualquier forma de comunicación, exhibición o representación de los resultados de los actos a los que se refiere la letra (b); e) queda expresamente prohibida la utilización de otro nombre que no sea el del autor como responsable de esta obra, en especial, en las formas “versión de” o “adaptación de”, ya que el autor es propietario del 100% de los derechos de estas obras. Los cambios de lenguaje, contextualización al habla de las distintas culturas, cortes, agregados de palabras, improvisaciones, modificaciones de escenas o de personajes, etc., forman parte del dinámico trabajo de puesta en escena en el teatro actual por parte de directores y actores, pero no da pie en ningún caso a entender el espectáculo como “versión” o “adaptación” de este original. Las adaptaciones serán permitidas cuando se trate de un género a otro (teatro a cine, por ejemplo) pero siempre bajo la autorización del autor a través de su agente, SOGEM. La infracción de estos derechos podrá conllevar el ejercicio de las acciones judiciales que en Derecho haya contra el infractor o los responsables de la infracción. Los Derechos de estas piezas están protegidos por las leyes de Propiedad Intelectual en todo el mundo y deben ser solicitados al autor (edgarchias@prodigy.net.mx / www.dramaturgiamexicana.com) o a su representante, la Sociedad General de Escritores de México. ® TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS Sociedad General de Escritores de México S.G.C de I.P. SOGEM. GEM-971027-PT8 Edgar Chías. Socio: 004157 Dept. Teatro c/José María Velasco #59. San José Insurgentes (03900). México, DF. Tel: (0152) 56307 0230 Fax: (01 52) 5593 6017 Web: http://www.sogem.org.mx E-mail: reguiza@sogem.org.mx

TELEFONEMAS

!2!

EDGAR CHÍAS

B R E V E S BR RE EV VE ES S

A A D V E R T E N C I A S A L O S A D O AD DV VE ER RT TE EN NC CI IA AS S A AL L O OS SA AD DO O ..

El espacio es la imagen de la desolación misma, quizá debido a que revela, en el mejor de los casos (o los caos), el universo confuso e interior de los oficiantes. Por lo mismo, no se asocie en el primer momento la palabra desolación con el hecho mismo de la destrucción consumada y los múltiples y confusos fragmentos de lo que fue y sus rastros, no. Piénsese, si se consiente en seguirnos, en la composición de un orden que ante nuestros ojos comienza a dejar de ser: el espectáculo es el de presenciar lo inevitable, un transcurso horizontal que semeja a la caída que no ha de encontrar el fin en el estrellarse en el suelo. Y la caída comienza... El tiempo es el resultado de los varios y confusos yuxtaponerse de imágenes libres con sucesos reales o imaginarios expuestos, eso sí, en el artificioso presente de la escena, pues el otro, el tiempo real de la representación de los oficiantes, si estos consiguen poner en pié y llevar a cabo, por así decirlo, la ficción en el hecho, en el suceder, es personal: ese tiempo es el de cabezas que piensan y que piensan, para arruinarnos la manera lineal y segura de entender las cosas, mal. Si cupiera mencionarlo, que no, pero valga la insistencia, el estilo de actuación no es tal. Se requiere de personalidades dispuestas al juego y re-juego que exige el contar una historia con todos los recursos que naturaleza, con bondades y generosas dádivas, les haya dotado, es decir, sin demasiadas teorías, pero tampoco mancos de la palabra o ignorantes del hablar del cuerpo que, para delicia del puñado de anónimos que se dan cita cada representación, han de exponer sin pudores o reservas. Las voces del relato son varias, por lo que conviene al lector hacer un gran esfuerzo de memoria: la estructura es la misma de la que se sirve para referir anécdotas, chistes o mentiras: se desarrolla una narración, con delicadas o burdas descripciones insertas, de sucesos, se encarna a más de un personaje que interviene en ellos, delineando a cada uno por alguna característica específica (una voz chillona,

TELEFONEMAS

!3!

EDGAR CHÍAS

con el mínimo de elementos y objetos. TELEFONEMAS !4! EDGAR CHÍAS . o un tercero para encarnarlos a todos. Trátese de ver los espacios sugeridos y a la gente de pié. accionando y reaccionando. si sucede. Se sugieren saltos de línea y se utiliza el recurso de letra cursiva para reducir al mínimo la didascalia a favor del ejercicio de la imaginación. contada por dos actores. Edgar Chías. personaje y analista. de imaginarse la historia que se ofrece. no funciona. para efectos de contar una historia y ejercitarnos en la labor de hacerlo bien. y se tiene tiempo para comentar lo que se cuenta.una cara arrugada). sin dejar de ser narrador. de otro modo. Sírvase pues el lector. que se prescinda de la idea de un actor para cada personaje incidental. El espectáculo. pero con el grado máximo de poesía e imaginación. todo al mismo tiempo. Atención: Conviene. debe acontecer en la mente de los oficiantes y el espectador.

TELEFONEMAS RELATO ESCÉNICO DE EDGAR CHÍAS PERSONAS: Ulises ¿Wanda? ¿Y algunos otros incidentales? TELEFONEMAS !5! EDGAR CHÍAS .

0. el gesto bobo de la agenda en blanco. AL PÚBLICO. ULISES: Primero fueron los gatos incendiados afuera de las iglesias. -¡Jesús. los gritos de terror y las maldiciones de la gente entre oraciones truncas. lánguidas y aburridas. -Es el diablo. Ese hombre vigilando. ULISES: Primero fueron las noches en blanco. y José! -Ese fue. María. WANDA: Una mirada de espejo frente al espejo. luego fueron los días perdidos. WANDA: Primero fue la sensación de ojos clavados en la espalda. el nada qué hacer y las completas horas frente a un teléfono mudo que amenaza a cada segundo con sonar. Repeticiones. la compañía gomosa de lo incierto y la aparición constante. el mismo olor a cigarro mojado. la madrugada a cuestas y los ocasionales encuentros con niños pobres. La misma silueta. PRESENTACIÓN. como una sombra líquida con nombre de mujer. está pinche loco. observado. mendigos o borrachos que hicieron de costal para mi rabia. lúgubre y familiar. Primero fueron las tardes desoladas. ULISES: Esa mujer que me sigue. repetida de rostros recortados entre la muchedumbre. de asfalto lamido por la lluvia. ULISES: Luego la carrera y la risa. luego las cicatrices en las manos y la sangre que amarilleaba en la camisa. ¿Quién eres? ¿Quién eres? TELEFONEMAS !6! EDGAR CHÍAS . el mismo rostro que observa.

ARREGLANDO LA RAZÓN (LA TERAPIA DE LOS DÍAS )... juntas. tranquilo. sin delatar nada.. ULISES: Lo cierto es que sin entenderlo totalmente. Las horas de los días. Ese día. en un revoltijo cómodo y aletargado. WANDA ES APENAS UNA VOZ QUE EMERGE DE LA OSCURIDAD.WANDA: (Señalando la cabeza de Ulises) Aquí comienza la historia. O UNA SILUETA PRONUNCIADA APENAS. 1. EN DESARREGLO. El cansancio estacionado en los huesos y. el primero del fin. MALETA EN MANO. la inconformidad. ¿Valdrá la pena? Pero continuaba. dudando a cada paso. creo. tiñendo los días. los días de las semanas. SE LE VE AGOTADO. Esto fue lo que pasó. WANDA: Todo fue circunstancial. ULISES: (Tomándose la cabeza) Esta es la historia. la sensación era la de algo descompuesto al interior de mí. LEJANO. WANDA: La confusión. ULISES: No tengo una idea clara de cómo sucedieron las cosas ni de cómo es que llegué a esto. la angustia y la indiferencia. De camino me miraba en los escaparates. ULISES DE PIÉ.. Antes tomé un puñado de pastillas para llegar tranquilo. decidí asistir a ese lugar. TELEFONEMAS !7! EDGAR CHÍAS . ULISES: La falta de sueño y de claridad en las ideas. las semanas enteras perdidas en la memoria.

constantemente vigilado y con un insistente temblor en las manos que no paran de sudar. sentirme observada. pero inquieto. Soy Ulises Fuentes (haciendo una reverencia para aclarar que se refiere a él mismo).WANDA: (Peinándose. creo en el amor. inquietante. subió al estrado y habló. al fondo. Amo la vida y amo el extraño orden que tienen las cosas. me llamo Wanda. para la digestión. tengo incesantes miedos. Creo que el mundo no se va acabar mañana. Soy el mismo Ulises Fuentes que paga con su tarjeta dorada los pormenores vitales. bueno. vestida con desparpajo. como quien lo hace en la calle. que el contacto con otros me devolviera la noción de existir.. apagando TELEFONEMAS !8! EDGAR CHÍAS . en la entrega profunda a cada deseo. Ulises Fuentes. Creo en la buena fe de la gente y que detrás de cada rostro malhumorado hay también un poco de ternura apunto de salir. bueno. No tenía nada qué perder. observé detenidamente los rostros. algunos llorosos. verdad? Este. ULISES: Una vez ahí. para el insomnio.. No soy pesimista. como el de sentirme perseguido. sólo por si acaso.. el mismo que fuma por tres y toma café como agua. sí. El Ulises Fuentes que adquirió un nuevo y refinado juego de cuchillos que guarda bajo la almohada como un intento de garantizarse una vida segura. y un tipo callado.. para no deprimirme. una mujer que fumaba compulsivamente.. visto un Armañi. su cigarro contra la lengua. ya. Estaba profundamente aburrida y necesitaba estar con alguien. Bailo. director de mercadotecnia en una compañía telefónica. creo que las cosas siempre pueden mejorar. servidor. Tengo una variada colección de pastillas para la migraña. Creo en la intensidad del momento. palabra: Estaba distraído. Esos dos me perturbaban. WANDA: Hola. en la Haciendo aspavientos. Era mi turno a la Mh. de los asistentes. ayudada de algún reflejo benigno) En fin. Dos en particular llamaron mi atención. ¿Me toca.

en busca de la claridad y la calma para llevar a cabo la tarea que me he propuesto. -“Por $4 4 9. por borrarme del mapa. Traté de no darle importancia. Respira profundamente. Por eso. mucho gusto a todos. la que no cabe soy yo. una vez cada vez.. ¿Nadie quiere ir al cine esta noche WANDA: Siguió un mitómano. papá.. de rayar la silla con las llaves. -“El 2000. Pienso que todo fluye en una organización perfecta y armoniosa. por desaparecer. Lo cual me frustra.“No es eso que dicen.paz y en el progreso. Yo estaba platicando con Costeau. a todos nos gusta la televisión. eh? Esto me salvó la vida. papá. todo anda más o menos bien. es como saber que no encajas.) Por eso vengo aquí. ( Pausa. papá.” WANDA: Un misántropo adolescente. pero hasta hoy no he tenido suerte. dentro de la misma lógica y orden de las cosas. todo sin forzar las cosas. más IVA. papá. más envío. TELEFONEMAS !9! EDGAR CHÍAS . papá.. Sé que soy un estorbo porque no trabajo ni estudio ni siento ganas de integrarme en ninguna cosa. En las canarias. mi sky–tel. es soledad. hago todo lo posible por quitarme de en medio.. recibí en la comodidad de mi hogar este aerosol de Cabello Instantáneo y para corregir este Ácido Depilador moderado. sin violencia. sacudí la cabeza con fuerza y dejé. ULISES: El tipo del fondo me miraba.. en la medida de mis fuerzas. . menos yo. es verídico. A skytelazos lo descalabré. en una bolsita muy mona. 5 0. Hablaba para entonces una ninfómana. todo en su lugar y con sus porqués. ULISES: La compradora compulsiva. ¿y qué crees. No me interesa la política y la televisión. todos los días. De pronto un tiburón.. papá.

.. yo también soy una mierda. y su cartera. la conductora. WANDA: Un señor con micropene. Hubo una señora que.-“¿Qué? Me caga todo. ULISES: Un cleptómano. -“Perdón. cómo crees. incluidos ustedes. nada más porque sí. no me miren así. la puerta al lado. Estaba. mi esposa lo entiende y está muy bien. Transición de la seguridad aparente al llanto.. aplaudió al fondo mientras gritaba entre lloros. mañana les cuento. ¿no era aquí la reunión de amway?” Una alcohólica decía: “Y me pidió el divorcio. basuras. nada.. Seguí avanzando. pues. pero ya estás ahí. pero ¿qué? No merecen ni que les hable. habla con nosotros. lo único que les quiero decir es que tomé 20 pastillas para dormir y si me permiten que les diga. insistió Marie. no quiero llegar a donde voy entre llantos y aburrida (la TELEFONEMAS !10! EDGAR CHÍAS . y lo puedo decir abiertamente.. no hay ningún problema. ¿qué quieren? Sí. Ahí está su reloj. “Yo hubiera hecho lo mismo”. -“La verdad es que me siento muy bien. elevamos un no muy convencido. me levanté para aproximarme a la salida. Pero no. Como ya era casi la hora. bovinamente. No lo pude evitar. todo mundo. les dije. Una calurosa alfombra de aplausos me acompañó unos pasos mientras se alzaba mi nombre a voces Wanda. WANDA: Y el clásico despistado que levanta la mano al final.)Perdón.“¿Qué? Ya. muy conmovida. Wanda. ya sé. nos pidió que agradeciéramos la sinceridad de Pedra y a coro. el estrado al frente. Gracias Pedra.” Y comenzó a llorar escandalosamente. les digo. no me molesta ni me causa problema tenerla de este tamaño (Enseña su meñique. Mejor mañana. y Marie abriendo paso y dejando el estrado libre para mí.. cinco a la hora.. Oye. Luego Marie. Wanda. Pero qué les puede importar mi problema. sí.

detente. (Sale de la sesión. ya estaba bostezando). Y ya. Y fue con un encendedor. un minuto después me encontraba tambaleante y tiritando en la calle y nadie. PIRÓMANO: Y como ven. maldita sea. . El tipo del fondo se mostraba cada vez más impaciente. (Con un gesto refiere la gran flama. pero ahora se tronaba los dedos de las manos con furia. Comencé a sudar. No me quitaba los TELEFONEMAS !11! EDGAR CHÍAS . ULISES: Nadie dijo nada. PIRÓMANO: Y pues. Já. pero nadie se movió. hace cuatro semanas que no intento nada nuevo.) ULISES: Tras el número bochornoso de la tipa. sin que estos se inmutaran. Noté que el hombre del fondo seguía mirándome.. habló un pirómano. Ulises.verdad es que nada más había tomado cuatro y sólo tenía un pinche viaje raso y sin brillo. era primera vez: la sensación vertiginosa. me dije a mí mismo porque en ese momento se había levantado el hombre del fondo y avanzaba hacia el frente. Ahora rechistaba y manoteaba a cada nuevo comentario de los asistentes. sin mecha ni nada.) ¡Fuaom!. ULISES: Entonces sucedió. mientras una extraña consistencia de sueño distorsionaba mi percepción de las cosas. tendría que defenderme. siento que estoy mejorando. le eché tantito combustible (alcohol del 98) y ya. El tipo del fondo se acercaba con parsimonia y ostentando una mueca burlona. PIRÓMANO: Ninguno. Pero mejor no pudo ser.. Una rabia injustificada me atrapó. el dolor de cabeza y los incontrolables sudor y temblor en las manos. lo que terminó por exasperarlo.¿Y cuantos murieron?– Preguntó alguien al fondo. a la que nadie parece haber dado importancia. pérdida total y sin seguro. Quedaron boquiabiertos. nadie me siguió ni hizo nada. por favor.

un viejito barbón y farfullero para avisarnos: -Ya nos pasamos diez minutos. inventos. pero algo aquí dentro clamaba en voz baja: -Calma. eh? ¿Cómo calma? Es mejor que te calles. -¿Qué.. supongo que les parecí extraño. putín. El tipo del fondo. No vayas a decir nada. -¿No me escuchaste. la maestra ya se asomó dos veces a hacernos señas. pedazo de mierda respondona? A nadie le interesa lo que puedas decir. eh? ¿Qué? Dilo.—Se defendió el pirómano que quería seguir hablando. -¿Cómo calma. ¿qué?— Yo le di un empellón en el que desconocí los alcances de mi fuerza. Cerré los ojos y me levanté buscando parecer violento. para fortuna de todos. no quería llegar a casa temprano y decidí invitarme una cerveza.. No sé si lo conseguí. Quería romper hocicos a diestra y siniestra. Yo estaba listo para cualquier cosa.— Algo se había descompuesto irreversiblemente. güeva y modorra nada más. de presenciar las cosas desde un lugar apartado dentro de mi cabeza. había desaparecido. Me di cuenta de que ostentaba una estúpida sonrisa permanente y helada y sentí ganas de morder. mientras se disolvía aquella extraña agitación: -¿Te late? -¿Por qué no? TELEFONEMAS !12! EDGAR CHÍAS . Desalojaron aprisa. envalentonándose ante la mirada de todos.. el presidente de la reunión. muchachos y la clase de aerobis se está retrasando. Intervino en ese justo momento. cuando abrí los ojos. -Oye.ojos de encima. pura basura. para Ahora la sensación de alejamiento. El tipo del fondo seguía. -Yo no he dicho nada. animal.. —Intentó responder el pirómano. Salí el último. queriendo evitar al nuevo.

la cabeza rota. el cuerpo en el aire. WANDA: Hola. el golpe seco y rotundo para crás. Creo que hacía frío. a lo lejos se alzaba un puente bajo el que el tráfico disminuía mientras la noche aumentaba. UN PUENTE A LA VISTA. de mis huesos era mayor. en camino. mejor cerveza y calor. pero el que salía de mí.) Ten. EN EL PUENTE. pero ¿para qué? No es para tanto después de todo. No quería llegar a mi casa sola. ENTRE VASOS VACÍOS (EL ENCUENTRO EN EL BAR ). LA CALLE Y LA NOCHE. WANDA: ¿Cómo? ULISES: (Riendo. quise subir y anduve despaciosamente hasta la escalera. dejando de ser. TELEFONEMAS !13! EDGAR CHÍAS . ¿tienes un cigarro? ULISES: Tengo como trece. WANDA: Las pastillas hacían su trabajo. nada de nada. Caminaba sin rumbo. LOS DOS ANDANDO HACIA NINGUNAPARTE. ULISES: ¿Cuántas veces he reparado aquí? La promesa del vértigo. WANDA: Entonces puedes regalarme uno. la sangre y las costillas expuestas de Ulises tripalaire. mejor no. deshojando los minutos del reloj. yo molesto.2. yo harto de todo y no pasa nada. Es cosa de un brinco. El bar a la vuelta. yo angustiado. ULISES: Puedo sí. pero no sé si me da la gana. ÉL ARRIBA Y ELLA CERCANA.

No vale la pena.WANDA: No está mal. no. adiós.) Bueno. Algo le salió mal y quiere bronca. idiota. ¿Cómo linda? Buenísima. ULISES: ¿Cómo dices? WANDA: Nada. Es corriente y vulgar. ULISES: No.. no huele a alcohol. yo estoy bien. ULISES: (Para sí. ULISES: Bien. lo que pasa es que. No.. mírala bien. WANDA: Yo sí. WANDA: La última noche. ULISES: (Le enciende. Más bien parece desvanecerse y estar a punto de caer. yo. Mira cómo se mueve. gracias. Te está coqueteando. ¿fuego? WANDA: Sí. ¡Que no! WANDA: ¿Estás bien? ULISES: Sí. no me refería a nada en particular. WANDA: Adiós. no creo. WANDA: ¿Te parece? ULISES: ¿Cómo? WANDA: Que si te parece que todo está tan del nabo. bueno. TELEFONEMAS !14! EDGAR CHÍAS . WANDA: ¿De qué? ULISES: De nada. un poco nervioso. Todavía no me voy. No.) Mh. pero parece un mamón. ULISES: No. Linda. Me aburre. buenas noches. ULISES: La tipa parece ebria. que estés bien.

¿no te saca de onda? WANDA: No.. no puedo. WANDA: Ya llegará. por favor. Mejor. carajo. Es un decir. Te animas y ya.) Oye. ULISES: Está pinche loca. ULISES: Pero sigue ahí. no puedo. no. la picas y te vas. ULISES: Pero. nada más.. mira: entrecierra los ojos y a veces los Está drogada.. Es lo que quiero. ¿estás bien? WANDA: No.. ¿Cómo crees? Apenas la he visto. Basta. Me da vergüenza. dilo... (Ríe... ULISES: (Armándose de valor.WANDA: Pronto.. ¿De qué te ríes? ¿Es gracioso? WANDA: Tú eres gracioso. WANDA: ¿Qué. no lo vayas a tomar a mal. ni pienses que estoy tratando de aprovecharme de la situación.? (Riendo con mayor estruendo..) ULISES: De todos modos me cuesta trabajo. WANDA: Yo no he dicho nada. Eres raro. está loca. Además se siente bien. qué loca. No te hagas trampa. ULISES: ¿Cómo? WANDA: Sí. pone en blanco. llévatela y te la coges.. Por lo menos dile algo... mirándote. no sé quien No. Pinche putín. invítale un trago. TELEFONEMAS !15! EDGAR CHÍAS . no tengo el valor.. ULISES: Puta madre.. Si quieres puedo quedarme aquí para que veas un buen ejemplo de que no hace falta tanta cosa. pero. quiere que le hagas el favor.. pero ya casi. No.) ULISES: No te rías. es. qué.. no. no te preocupes.. así te evitas problemas. No. Que no. ULISES: Pues mírate.

pinche maricón. Existen-Cía. Cayendo. La línea ardiente. guapo... ULISES: Estaba armada. Ay. no.WANDA: Está bien. cayendo. WANDA: No. ULISES: ¿Qué? Todavía no te hago nada. (vuelve a reír. levántate. sí. ULISES: Oye.. 40 pastillas y te vas dejando caer. Ten. nunca imaginé que se sentiría así. tranquila. no pasa nada. ¿te tomaste 40 pastillas? ¿De qué? Hay que llevarte al hospital. mi tarjeta. WANDA: Qué idiotez. me llamo Wanda. sólo por si acaso.) Si llamas te llevo. TELEFONEMAS !16! EDGAR CHÍAS . WANDA: Es la idea. WANDA: (Apuntándolo con una pistola. ULISES: Oye.) ULISES: No. ULISES: Está bien. eso puedes decir. Voy a pedir ayuda. “mi tarjeta”.. me callo. Nunca se sabe. WANDA: Por si acaso. ULISES: Pero te vas a morir. ULISES: No mames. la voz de tu deseo Ulises Fuentes. gerente Tels: 5771 5939 y 57856447 WANDA CAE AL PISO. no. Por cierto. WANDA: Es la manera más cachonda.

ahorita.. ULISES: Ya. gracias. pero ahí iba yo. lleno de fuerza y bríos. no TELEFONEMAS !17! EDGAR CHÍAS . preferiría una cerveza. antes de sentirme así iba por una. (Apuntando al sexo de él. ULISES: ¿No quieres un café? WANDA: No. WANDA: Suéltame. con el bulto de Wanda en el hombro derecho.. muy respetable tu decisión. En una calleja sola la solté. doblando esquinas y trastabillando cada vez que ella se revolvía para soltarse. quiero.WANDA: No seas ordinario.) ULISES: Un poco ausente y un poco fingiéndose más alterada de lo que realmente estaba. De hecho.. al contrario. literalmente. ULISES: Pues si quieres te la invito.. porque iba cargándola como mejor podía mientras ella trataba de apuntarme y cantaba. no sé por qué. En el ajetreo se le salió un tiro. WANDA: (Cae. WANDA: ¿No vamos a seguir? ¿No vas a hacerle nada. WANDA: No mames. Pero si haces alguna cosa que no me guste. ¿cómo no va a pasar nada si te estoy apuntando y me estoy muriendo? ULISES: Está bien. pues. yo puedo sola. pero. si puede decirse. Y caminamos. WANDA: (Canta. No me sentía cansado. idiota. (Pum..) Tuve que cargarla y correr. Y seguía corriendo.) Ouch. ¿Ya se acabó el romance? ULISES: Y comenzó de nuevo el desacuerdo.) ULISES: Descuida. prendido.. WANDA: No está mal. putín? No. después de todo pude correr yo solo. va.

lo atrapé entre los brazos y de un brinco también lo abracé con las piernas.. Esa noche brincó sobre mí hasta que me dormí. Wanda pidió lo mismo para sí.ULISES: No es contigo. pero. Me untaba con tantas ganas a su flaca silueta que se me olvidó que esa noche a esa hora ya debía no estar por aquí. vacié una sobre su cabeza y bebí desesperado la otra... WANDA: Yo le mordí la boca. Todos los escrúpulos que había tenido hasta entonces fueron cediendo a la acción irreflexiva de Ulises en contra de Ulises.. que se fue callando para que las cosas y los deseos fluyeran mejor. entrada de una cantina mugrosa a la que por azar (¿por azar?) llegamos y pedí de beber. WANDA: ¿Me das permiso o es una orden? ULISES: Que te levantes. WANDA: Wanda. No sé cuantas canciones permanecimos así. dijo con una luminosa y lunar sonrisa y se lanzó a la pista. No. luego lo solté. Yo tomé las dos botellas que puso el cantinero para mí y fui tras de ella. WANDA: ¿Con quién? ULISES: Conmigo. WANDA: Onanista. la arrastre unos pasos hasta la Levántate. ULISES: No lo pude resistir. TELEFONEMAS !18! EDGAR CHÍAS . Bésame. no lo pensé. ULISES: Eso. La tomé de los brazos. sin vaso. Wanda. Había encontrado a alguien. lo vi. que no me dejó. Había encontrado a alguien. me gustó y lo llevé a mi casa. Un par de las más grandes cervezas que tengas. Le pedí. Mi intención era la de lamer palmo a palmo toda la superficie húmeda del delicioso cuerpo de la desconocida demente.

LOS DÍAS QUE SIGUIERON (ENCUENTROS QUE SON DESENCUENTROS ).Hasta entonces temí no volver a despertar más.. el reloj que avisa con pereza que son las once y media de la mañana. Bienvenido. WANDA: (A su lado en la cama. hablaste en un puente con una desconocida y luego. levántate.. y sentir que sí.. Y la ridícula sensación de advertirse ahí. hay que decirlo. A ver. ULISES: ¿Qué haces aquí? WANDA: Despertar.. WANDA: Wanda. 3. Pero eran nada más cuatro pastillas. de una tipa. estás en mi casa.. a ver.. ¿Qué fue lo que pasó? Saliste de terapia. (Incorporándose. una verdadera fiera. Buscar entre un revoltijo de ropa las pertenencias. hasta te desconocí. ULISES: Luego fue la lejana voz de la rutina desprendiéndome del sueño. ¿ya no te acuerdas? Qué lástima.) Antes dime buenos días.. un as.. desnudo y abochornado ante la impudicia agradable. ULISES: De Wanda.. que se responde al hábito de despertar temprano y advertir que se encuentra uno en un lugar extraño. WANDA: Pues sí. y la conciencia en retorno.) Puta. deseando salir. El efecto de las pastillas se me pasó sin sentir. ya es hora. Wanda. No puede ser. ULISES: Y detenerse. y estuvo bien. Ulises. pues. cuatro nada más. maestro. por dios. ¿Viste mis pantalones? TELEFONEMAS !19! EDGAR CHÍAS . a ver.. ¿luego? Te la tiraste. ULISES: Las pastillas. estuvo de pocas. hasta hacías ruido. bueno.

WANDA: ¿Es el definitivo o el de la mañana? ULISES: Estop. quieren aumento de sueldo. les pusimos agua y se están secando.. y Normita que entra detrás de mí a la oficina. WANDA: No te preocupes.. La entrada lustrosa del edificio.. la oficina espera. El agua está caliente. ULISES: Ulises. ULISES: No puede ser. no hay tiempo. abrirse paso entre los tumultos aletargados de gente que a medio día no ha terminado de despertar. no hay tiempo. WANDA: Nos vemos. Salir. Cuatro pisos al hilo. señor. Con permiso. ULISES: ¿Cómo? WANDA: Alan. o ¿Ulises. Alan.. ¿qué hay? NORMITA: Le llamaron los Socios. yo los metí. ULISES: ¿Pero qué hacen ahí? WANDA: Como estaban manchados. están en el baño. Ulises Fuentes. o Piter? Cada que comenzábamos tenías uno distinto. elevador que se tarda y optar por la escalera. No gracias.. WANDA: Cálmate. ULISES: Buenas.. el taxi apurado y Quédese con el cambio. ULISES: No. TELEFONEMAS !20! EDGAR CHÍAS . nos vemos. A vestirse. pero los dejaste afuera. y las muchachas están organizando un paro para mañana.WANDA: Fue lo primero que te quitaste. Todavía antes de salir me puso entre las manos una taza de café que sorbí a medias. NORMITA: Buenas tardes. en un arranque de ternura me ofrece tomar un baño. tiene una junta en media hora. La mona. ULISES: Sí.

a pesar de la belleza. déjate La cuestión era ¿No era yo? inquietante. ¿Qué estabas tramando. Normita. TELEFONEMAS !21! EDGAR CHÍAS . es tétrico. (Avergonzada. señor. no era yo. segundo piso. Un condominio extrañamente familiar. resbalando por las cornisas y entregando al Policía de la entrada un discreto billete acompañado del gesto de silencio. El cuadro. Uno..) Era un ensayo. no te fatigues. No estoy para nadie. el suelo la devuelve a tus ojos con una sonrisa y un grito de abolladura de nalgas. la comodidad y la modorra hicieron lo demás. Es estúpido y ridículo. no importa. Wanda? en paz. Salta del banco esperando quedar suspensa. por favor. Arrojarse al sillón giratorio y detenerse a pensar. En el cuello tiene tu corbata. hacer girar la manija que cede con suavidad. sobre un banco frente a la ventana.ULISES: Mierda. ¿Un café? ULISES: Doble. pero no. no tocar. pero sonriente. todavía desnuda. no eras tú. Ruoam. ceñida y anudada de tal forma que te arranca un escalofrío. perfecta para comenzar a olvidar. El sueño atrasado haciéndose presente. A lo lejos el sonido apagado de un timbre telefónico. gracias. dos. WANDA: No te me acerques. (¿Dormitando?) La imagen de Ulises saliendo por la ventana. pero no es tu casa Ulises.. número tres y puerta cerrada. Ulises. detenida un instante en el aire tibio de la tarde. caminar apurado. luego la carrera. la excusa es perfecta. ULISES: La seda no es buena. una urgencia inconfesa. y cigarros y aspirinas. cuando aceptaste meterte con esa. NORMITA: No. ULISES: Te ríes. Avanzas y ella está ahí. tres pasos hacia ella. No te molestes. pero segura. de la puerta cerrada. WANDA: Ouch.

). qué curioso.. Te acercas a ella. Pasas delicadamente las manos sobre su cuello.. Ulises.... ULISES: ¿Cómo? NORMITA: ¿No va a contestar el teléfono? Es una mujer. El timbre andando y recuerdo ese sueño. en silencio. Llamó también hace rato. ULISES: ¿Wanda? NORMITA: O Karla. pero le dejaste una caricia: un dedo alargado sobre la espalda azulosa de fina epidermis erizada. pero no. no puede ser (Mira la corbata en sus manos. no puede ser. como un llanto agradecido y preclaro. Alzar la bocina y una voz apagada. ¿señor? ULISES: ¿Qué pasó? NORMITA: ¿A qué hora salió. ULISES: Me quedé dormido. diciendo: WANDA: Hola.) Cierra los ojos y tirita.. Te alejas despacio. melancólica y llorosa del otro lado.WANDA: ¿Eh? ULISES: Parece que adivina un fuego maligno en tus ojos. ULISES: Y la cara de Normita fruncida como una pasa incrédula. y se recoge... se llama. NORMITA: Ahá. grita tu nombre como una revelación. no puede ser. Ulises. su voz. Ya andando una voz.. ¿Ulises. algo así. Oiga. como un canto secreto que se alza por primera vez. pero como no estaba para nadie. dice que lo conoce. El teléfono grita. es un ovillo que abraza sus rodillas albas y blandas. ¿traía mi corbata puesta cuando llegué? TELEFONEMAS !22! EDGAR CHÍAS . yo estoy seguro que. NORMITA: Ulises. Ulises Fuentes? ¿Te acuerdas de mí? ULISES: Permíteme. que no lo vi? Hace dos minutos que volvió a entrar y.. (Toma la corbata.. Normita. Ulises.

durante un tiempo... No me atreví a hablar del asunto.) Necesito esto. WANDA: Es un decir. algunas salidas. luego se hizo necesario el antídoto: algo certero y TELEFONEMAS !23! EDGAR CHÍAS . apunta con su pistola al vacío. HOY POR MÍ . (Ostenta un papel. 4. Ella misma consumía una importante cantidad de pastillas..) WANDA: Sin problema. (CÓMPLICES INVOLUNTARIOS ).. “haciendo visitas y ventas a distribuidores”.NORMITA: Ay. WANDA: ¿Para qué las quieres? ULISES: Tengo mucho trabajo.. también para dormir. ULISES: Okei. punto. Todo se redujo a insistentes llamadas suyas. MAÑANA . ya. WANDA: ¿Ahora para dormir también? ULISES: Sí. WANDA: ¿Quién te entiende? Aunque. ULISES: No quiero volver a dormir. en un laboratorio. ULISES: . ULISES: A partir de ese día perdí la calma. WANDA: ¿Es una insinuación? ¿Ya te acordaste de lo bien que estuvo aquella vez? ULISES: ¿Puedes conseguirlas? (Le entrega un par de billetes... WANDA: Calmantes. Wanda trabajaba.por lo que fue sencillo proponerle un negocio. WANDA: ¿Y no debería ser al revés? Lo que necesitas son pastillas para dormir. ULISES: Gracias. señor. no pregunté más detalles. fulminante. guapo.. para no llorar. no me fije. “trabajaba”.

luego del último cigarro.. Pero no vayas a mezclar. me convidas. (Le entrega un par de frascos. WANDA: Eso no dice tu tarjeta.ULISES: Yo no. Hola.. misterioso. ULISES: No estés jugando.. WANDA: ¿En qué? ULISES: Mercadotecnia. Entré en un estado de sobre alerta y el tiempo adquirió una consistencia viscosa y alterada. ten. WANDA: Te ves bien. expresa tus fantasías.. relájate. comienza a sentir.esto es Existen-Cía.. WANDA: Whisky está bien. ULISES: Gracias. ¿Conque pirrurro.. no? ULISES: No. Finalmente la invité al mío. claro. Adelante.. ULISES: ¿De qué hablas? ¿No quieres algo de beber? WANDA: ¿Cerveza? ULISES: Whisky. oscuro. se estacionaron en mis párpados unas azulosas sombras y se hundieron levemente mis mejillas. ULISES: Que tenía hecho polvo y me dificultaba comer. escucha la voz de tus deseos.) . ¿eh? O si decides... para el estómago. Bajé de peso. TELEFONEMAS !24! EDGAR CHÍAS . antes de dormir. WANDA: Ouh.. además de los ocasionales encuentros nocturnos en su departamento. Ivel. trabajo. Y mi dieta se organizó de esta manera: Después del desayuno. ¿Las tienes? WANDA: Sí. La medicación clandestina fue la única utilidad concreta que Wanda reportaba a mi vida. pero eso no cuenta. WANDA: Y esto (Riopam). Remotive.

Buena idea.) Basta. la cortas. ni se te ocurra. ese cenicero tiene un aire malévolo. bebé. WANDA: Mejor me voy. cosas que no te hacen bien. si comienza a ser un problema la cortas y ya. Es lo que yo decía. Esto.. digo. atrévete. La tipa ésta empieza a meterse demás en tu vida. ULISES: A ver. ¿Ahora le tienes miedo? No. ¿qué te está pasando? ¿Hasta dónde piensas llegar? WANDA: ¿Cómo? ULISES: Si te decidieras a hacerlo. El espectacular desorden. ¿qué? ¿Cuál sería el problema? No pasa nada. WANDA: ¿Perdón? ¿Estás bien? ULISES: Y sucedió. convulso y espectacular. escurrirse final. No empieces. pero no te preocupes. a sí mismo. deshazte de ellas. Por ejemplo. la confusión absoluta se apoderó de mí. calma. WANDA: Por fin. Te estás pasando. ¿no? TELEFONEMAS !25! EDGAR CHÍAS .. es decir. es una pendejada. (Pasa un dedo por el cuello. no me enojo. ULISES: No. libérate. sí. esto y esto no te hace falta. casi transparente. calma.) Estás acumulando basura para sentirte bien y nada más consigues temer por estas porquerías. Respira profundo. cosas que no sirven y nada más te llevan a imaginar pendejadas. pero no la conozco. Lo que pasa es que has trabajado mucho y te estás llenando de cosas que te distraen.) No. (Arroja objetos al suelo. No te enojes. No estás bien. ¿Qué estupideces estás diciendo? WANDA: Que si puedo poner música. sencillo. por eso te pregunté antes. adelante. (Aparte. ¿no crees? No sabes si las cosas que comienza a saber va a utilizarlas después en tu contra.) Mierda.ULISES: (Empuja un trago y se sirve dos pastillas de una vez. Y un Un tajo profundo en ese cuello de cisne.

cuando me di cuenta de que se me había olvidado apagar la luz. ULISES: Basura. WANDA: No respondí. para cerciorarme. Parecía que no se daba cuenta de mi presencia. acción. WANDA: No lo pude creer. WANDA: Luego salió del departamento sin decirme nada. ULISES: Bueno. no sabía a dónde ir. Sonó el teléfono. pero luego pensé que no era buena idea. todavía era temprano. Pasaron unos minutos y nada. Ulises. Lo que siguió fue que tomó una botella de vino. dijo en voz alta. Mejor marcar al teléfono. ¡y ahí estaba él. pero algo me detuvo del impulso de correr a verlo y aplaudirle por la veracidad de la broma. entrando por la ventana y cerrándola por dentro! Todavía pensé que seguía con su juego. WANDA: Su voz agitada. estaba intacta. WANDA: Luego cogió una maleta y guardó en ella unos cuantos objetos.ULISES: La clave es mantener la mente ocupada. acción. Pero apenas había dado unos veinte pasos más o menos. Se cruzó seguramente. pero despreocupada me desconcertó. ULISES: Hay que limpiar las cosas. Tomé mi bolsa y salí. me dije. pero no. pero le rompió la cabeza contra una silla y comenzó a rociar la alfombra y sus muebles. creí que para brindar. que iba a entrar enseguida tratando de burlarse de mi cara de sorpresa. desde la esquina. Caminé por la calle. solo que al final. las manos en acción. Creí que estaba jugándome una broma. ULISES: Bueno. TELEFONEMAS !26! EDGAR CHÍAS . Mi primer impulso fue contestar. Miré hacia su departamento. Ya no entendí lo que farfullaba. acción y cero frivolidades.

. este era uno de esos momentos. lo que me salió fue reír. quería saber más. *** ULISES: No puedo decir a partir de qué momento comencé a percibir enormes lagunas de tiempo. te equivocaste. por lo que debió escuchar mi respiración agitada. En fin. ULISES: Bueno. Yo visto una ropa que no acostumbro. o el de verme a mí correr por las calles vestido de mujer.. untada y TELEFONEMAS !27! EDGAR CHÍAS . en los que no supe qué fue lo que hice. Reí abiertamente ante el descubrimiento. ¿quién habla? WANDA: No supe qué hacer.. WANDA : Esta vez no hice el menor ruido.. ULISES: Oye. como el de ver a Wanda entrando por la ventana. que espanto. Luego volví a marcar.. hombre. Tardes. ¿Qué le pasa a este tipo? Quise saber. pero todo está revuelto. es poco imaginativa. Órale. nada más. no insistas por favor. Estoy en casa. sin contar los sueños recurrentes. no podía resistirme. di algo. ¿por qué no llamas a tu pinche mami y le preguntas cómo está? O en último de los casos.ULISES: Bueno. mira: si es una broma. Si no tienes qué hacer y marcas al azar. ULISES: Bueno.. vuelvo a mí cuando estoy cerrando la ventana que da a la calle. Si buscas a alguien y no reconoces mi voz. o lo que seas. El tipo estaba safado en serio. pero yo no emití nada. No pude resistirme. WANDA: Y colgó. pero me contuve. nada más para ver qué pasaba. WANDA: Y colgó. Él guardó silencio durante unos segundos y respondió. ni un respiro. quien quiera que seas. Pasó una motocicleta. noches y días enteros perdidos. por favor. ¿Quién eres? ¿Nadie? Pues vete a la verga.

Si no tienes qué hacer y marcas al azar. (Mira a su alrededor. di algo. te equivocaste. o lo que seas. huele a alcohol. Ir a la TELEFONEMAS !28! EDGAR CHÍAS . Qué cosa. No recuerdo haber festejado nada. mira: si es una broma. Y el sobresalto involuntario ¿De qué se trata?. con quién? LLAMAN A LA PUERTA.. Bueno. hombre. Del otro lado nadie. qué porquería. ese breve y turbio expediente. Si buscas a alguien y no reconoces mi voz. En fin. es poco imaginativa. ¿con quién pudo ser.. MARCAN DE NUEVO. Listo. lo que resulta extraño. Suena el teléfono. No más basura. no insistas por favor. ¿por qué no llamas a tu pinche mami y le preguntas cómo está? O en último de los casos.. es un caso cerrado y se encuentra ya muy lejos. carambas. quien quiera que seas. (Cuelga. Bueno. Bueno. ¿Quién eres? ¿Nadie? Pues vete a la verga.. Los rastros son como de una fiesta que no recuerdo haber organizado. Puede ser algo peligroso. Amigos no tengo y Narda. Puta.de colores estridentes. por favor.) ¿Pero cómo no va a haber nadie? Bueno. mañana llamo a la muchacha a que limpie. ¿quién habla? Bueno. pensé. Oye.) Es un decir. Las paredes manchadas y el desorden. Faltan algunas cosas y hay charcos. lo mejor es el bar. en todo caso ¿con quién? Cuando se trata de beber.

recámara. LLAMAN DE NUEVO. TELEFONEMAS !29! EDGAR CHÍAS . ¿Cómo estás? (Señalando el cuchillo. supongo. tomar el cuchillo para carne más largo que se encuentra y volver a la puerta con sigilo. Abres la puerta.. Era lo que yo necesitaba para salir del paso y resolver de una buena vez el problema. El tipo estaba afectado.) Era perfecto. yo también estuve en una. que sonríe.. ULISES: Hola.. Él me iba a ayudar. ULISES: Whisky. que caiga en la trampa.. te. WANDA: ¿Fiesta? ULISES: Sí. WANDA: Hola.. WANDA: ¿Ulises? ULISES: Luego brincar. ULISES: ¿Quieres algo de beber? WANDA: Cerveza. No te invité porque imagino que fue algo improvisado. Quien quiera que sea. No espero a nadie. como para ocultar la presencia. Acomodando la cocina.. WANDA: ¿Qué pasó? ULISES: Fiesta. creo. Perdona el desorden. saludar. WANDA: No te preocupes. no recordaba las cosas. ¿qué haces aquí? WANDA: Quería ver.) ULISES: Bien. pasa. (Ríe con intención. justo a un par de centímetros de la cara azorada de Wanda.

habla Ulises Fuentes. al oír su voz colgué. no pude resistirme. ¿Quién habla? (Al otro lado) Hola. WANDA: Primero fueron los saludos en la calle. auricular en la mano. ¿Te acuerdas de mí? 5. ¿Te acuerdas de mí? Mierda.) Whisky está bien.WANDA: (Riendo. ULISES: Guau. En el camino.. EN LA LIANA TELEFÓNICA : EL SALTO MORTAL . Luego fueron las madrugadas rasgadas por cínicos anónimos. Cerré su puerta con cuidado y salí de ahí. Primero fue la entrega de dinero a desconocidos.. habla Ulises Fuentes. y el oído oprimido bajo el aparato para contestar. sin razón aparente. El brazo adelante. todo como un reflejo. Primero fueron la sorpresa y el desconcierto al encontrarse merodeando las casetas a altas horas. Poco a poco fue ganándole el sueño. sin acabar de salir de la somnolencia. Lo acomodé lo mejor que pude para no despertarlo. Terminó por roncar hasta babearse. ¿Bueno?. Tomó también un par de pastillas y me invitó a sentarme. Luego volvió a sonar el insistente ladrido magnético del timbre. volví a marcar. ULISES: Era la sensación placentera de caer suavemente sobre algodones y hundirse delicadamente. Las extrañas reuniones con grupos fanáticos que me incluían en sus filas sin demasiadas preguntas. TELEFONEMAS !30! EDGAR CHÍAS . WANDA: ¿Cómo? ULISES: Esto ya lo había vivido. Deja-vu. ¿Cómo? Hola. WANDA: Y que lo diga: Salió de nuevo a servir los tragos.

. primero fue no querer ser olvidado.. ronca. El colmo fue que un demente desocupado y sistemático decidió asumir el rol de Ulises Fuentes al teléfono y marcar constantemente. ¿sale? Tampoco pude hacer una cita para dejar que pasara. ni lo que ganas con estas estupideces. habla Ulises Fuentes. tentándome. Habla el único Ulises Fuentes La voz. la ropa distinta. Luego la resignación. estando cerca. habla Ulises Fuentes. para despistar al enemigo. nomás.UL ISES: Hola. o En uno de tus arranques. Luego la insistencia. no sé por qué.. La primera acción que se impuso fue cerrar el celular y dejar en la grabadora un mensaje cauteloso e indiferente. buscando descontrolarme y robar la poca calma que guardaban mis nervios crispados ante los problemas de la oficina y el aburrimiento e indiferencia hacia las cosas de la vida. la repetición. ¿te acuerdas de mí? posible... No quería decírselo directamente.. porque no se me ocurría cómo podía pedirlo: Oye. pero indiscutiblemente familiar. vete al carajo. alterada.. vete al carajo. Habla el único Ulises Fuentes WANDA: Primero fueron las inexplicables ausencias. habla Ulises Fuentes. Ya ni acumular bienes me confortaba. ULISES: El monótono canto de la línea suspendida. desprendido de no sé que extraño lugar y con la manifiesta convicción de deshacerse de mí. ¿te acuerdas de mí? No sé quien eres. Primero fue querer saber. un Ulises Fuentes alterno y maniaco. me quiero morir y hazme el favor. ULISES: Hola. WANDA: Necesitaba su ayuda. Luego la insistencia. Hola. la alternancia de hábitos. Es la guerra. TELEFONEMAS !31! EDGAR CHÍAS . del otro lado. la indiferencia. ¿te acuerdas de mí? posible..

pero no llegaba. así es. ELLA NO QUISO BAILAR SOLA ..”Era perfecto. la grabadora no está. escucha la voz de tus deseos. ULISES: “Hola..” WANDA: En su oficina. 6. telefonía. TELEFONEMAS !32! EDGAR CHÍAS .. pero puedes dejarme tu mensaje... la repetición. esto es Existen-Cía. ULISES: “Hola. Lo único que encontraba a deshoras era: ULISES: “Hola. ULISES: Ni modo. habla la estufa. y que determinaron el principio de mi caída.. Creo que insistí demasiado.. sentía la compulsión insistente de morder. a tardar demasiado y necesitaba entretenerme en algo. Luego la insistencia. relájate.. Esa fue la primera noche del prolongado insomnio. Lo extraño era que su secretaria anunciaba (en horas hábiles) que llamaba a Hi-tech. de noche. habla la estufa. a qué? Todavía no lo sé. Imaginaba la escena. Le perdí la pista. ¿a dónde.. la palabra justa.WANDA: Pensaba que en una de esas iba a llegar la inspiración. a sus órdenes.. No llegaba a su casa (donde dejaba yo recados silenciosos) y no contestaba en la oficina.. habla la estufa. WANDA: Yo esperaba que él me ayudara. pero dejé de verlo durante días.” Pero comenzó a tardar.” WANDA: En su casa. lo que restaba era esperar la llamada y escuchar la reacción de desconcierto del maniaco ante “Hola... expresa tus fantasías.. Pensé que por fin se había hartado de mí. de visiones extrañas y actos inconsecuentes que no pudo controlar pastilla alguna. y. No entiendo cómo decidí que llamando de noche a la oficina podía encontrarlo. cuando vuelva le doy tu recado.

pura basura. una vez más. WANDA: Hasta ese momento solo había coqueteado con la idea de mi muerte. no representas nada. demasiado predecible. Al menos podría preguntar por él. tenía que delegar la responsabilidad. ¿o sí? ULISES: Pues sí.. me gustaba imaginar las consecuencias y desarmonía que mi ausencia iba a acarrear en el mundo.. por eso lo necesitaba.WANDA: Pero. no me interesas. pedir ayuda. TELEFONEMAS !33! EDGAR CHÍAS . Yo no tengo. pobrependejo. eres baboso. Pues si no puedes ver las cosas es tu problema. Pero no de inmediato. pero aparecía ahora un extraño dolor que me hacía sentir de verdad una insoportable indiferencia hacia todo. apestas. Marqué a su oficina. animal. necesitando de alguien. no estaba mal. ni tendría el valor de llevarlo a cabo sola. (Entre lágrimas. y ahora que ya no estaba. pedazo de mierda respondona? A nadie le interesa lo que puedas decir.. Hice un último intento. de noche.. Lo dejamos ahí. soy yo quien se olvida de ti. y. Volví a mis asuntos.. WANDA: Hola. ULISES: ¿Quién? WANDA: Esta vez no había grabación.. no tendría chiste. compartirla. ¿no? WANDA: O. terminé por aburrirme. tenía que resolverlos. güeva y modorra nada más. Me encontraba repitiendo una vez más la misma situación. naquete de mierda. frívolo y. inventos. ULISES: ¿Quién habla? WANDA: Me llamo Dolores. ULISES: ¿Y qué es lo que quieres? ¿ Dolores? WANDA: Tengo una tarjeta en la que dice que ustedes ayudan a cumplir las fantasías. pero pasó pronto.) Lo extrañé. ULISES: ¿No me escuchaste.

negocios. Platícame más. Estaba ebrio. Tendría que ser algo ejemplar. Si no estás dispuesta a pagar un precio. ULISES: En una ejecución pública. ULISES: Já.ULISES: Sí. Es poca madre. ULISES: ¿Y cómo? WANDA: Sin violencia ULISES: Eso es poco espectacular. ULISES: ¿Cómo? WANDA: No resisto el dolor. eso tratamos. o eso me pareció y masticaba algo fibroso que hacía mucho ruido. WANDA: Me quiero morir. ¿en qué puedo servirte? WANDA: La voz. WANDA: Y en qué estás pensando. a pesar de lo alterada que estaba. una posibilidad de expansión para esta empresa. WANDA: ¿Cuál precio? ULISES: Yo podría ayudarte a cumplir tu fantasía si tu estás de acuerdo en dejarlo todo en mis manos. No lo pude evitar. sorbiendo el moco. no? Podría ser útil a otros. WANDA: En esta tarjeta dice. Me acabas de dar una gran idea.. si finalmente te vas a morir. Mejor cuelga y no estés molestando. me pareció próxima. estaba llorando. ULISES: Wou. mejor no molestes. tú sabes. ULISES: En esa tarjeta dice y no importa. generalmente conseguimos. un pequeño grupo que estuviera dispuesto a pagar por ver. una pastilla. Qué original. Qué idiotez. ¿qué más da. me inspiró confianza. ¿por qué te quieres morir? WANDA: Nada más. WANDA: No quiero sufrir. Tomé TELEFONEMAS !34! EDGAR CHÍAS . ¿no? Digo.. ¿Morir? Qué bien.

Esto es en serio. por favor.. ULISES: ¿De verdad? WANDA: Sí. ni arrepentimientos de última hora. WANDA: No. ni discursos sentimentales o aleccionadores..WANDA: Pero sin dolor. ULISES: Y sin cartas. ya no es cosa tuya. WANDA: Es de noche. ULISES: Bueno. WANDA: ¿Cuándo? ULISES: Ahora. Lo que pase después. WANDA: Pero está abandonada. ¿lo entiendes. ULISES: No seas ordinaria. me queda muy lejos. nada de filosofía.. ULISES: Por eso. ¿en qué parte? TELEFONEMAS !35! EDGAR CHÍAS . ¿dónde? WANDA: ¿Te parece bien el Vips de. ULISES: Toma un taxi. ULISES: Dime dónde estás. verdad? WANDA: Bueno. es muy grande. estar seguro. WANDA: No. WANDA: ¿Entonces dónde? ULISES: En la estación de trenes. ¿qué más da? ULISES: Necesito verte. tendrá que correr sangre. mejor salgo y nos vemos en algún punto.. WANDA: No.

ULISES: ¿Qué? WANDA: ¿Qué hubiera pasado si no vuelvo a llamar? No sabes si voy a ir. no creo que nadie más ande por ahí a esta hora. ULISES: No importa. ver su cara y saber quién era capaz de entusiasmarse de esa manera ante semejante petición estúpida. manejaba más de cuarenta palabras.. saber con quién voy. no me conoces. Nos vemos. Quise conocerlo. Hola de nuevo.ULISES: En la de atrás. ¿está bien? WANDA: ¿No te parece excesivo? ULISES: En treinta minutos a partir de. WANDA: Oye. ¿está bien? WANDA: Sí. No tuve más remedio. TELEFONEMAS !36! EDGAR CHÍAS . ULISES: Voy a ir con lentes oscuros. no sé cómo eres. WANDA: Por si las dudas.. pero. demente. Incluso se me olvidó que lo buscaba... ahora. Nunca me resisto. salí de inmediato. Y colgó. tanto como cuando conocí a Ulises. Entonces decidí que sí iba. WANDA: ¿De noche? ULISES: Sí. Cuando tú llegues canta o grita. Me sentí profundamente seducida. ULISES: Vas a llegar. del tipo. no me resistí. me ganó. quiero verte de lejos. ULISES: ¿Qué haces ahí? Está corriendo el tiempo. WANDA: Una cosa más. No parecía un policía. La familiaridad y la actitud disparatada. WANDA: El alarido de la línea me mordió el oído cuando colgó. quería saber. en media hora.

a deshoras al edificio y las oficinas? JOSEFINA: Ora verá. señor. sí y no. ULISES: ¿Entonces. Normita no podía explicármelo. pus no. cigarros apagados en las nalgas. lo peor fue que usaba mi oficina como centro de TELEFONEMAS !37! EDGAR CHÍAS . la mera verdá. ULISES: En la oficina. gente desconocida. últimamente? JOSEFINA: No. ULISES: ¿Está segura? JOSEFINA: Pues no. NORMITA: Usted es el único que tiene acceso a la oficina. la verdad. Un sistemático y maníaco desmadre. FLASH BACK ELEMENTAL . tratando de sobornar a la policía. de noche ni el velador se asoma. ULISES: (Entregando un billete. ULISES: Necesité resolver las cosas cuanto antes. la revoltura se convirtió en el orden. Normita? NORMITA: Pues no sé. rastros de comida y la sensación general de abandono. el estado natural de las cosas. obra no del descuido sino del esfuerzo dirigido. tríos y cualquier cantidad de combinaciones sexuales que esperaban consejos y solución. además. ULISES: ¿Entonces ha visto o no a alguien entrando. no. Lo peor era que encontraba por las mañanas estúpidos recados en la contestadora de gente desconocida que hablaba de superpenes. Comenzó.) ¿No ha visto nada raro por aquí.7. Investigué por mi cuenta. se estableció en el lugar: papeles. a correrse el rumor de que uno de los jefes del proyecto organizaba actividades clandestinas. señor. ULISES: El colmo. recortes tapizando paredes y posiciones inusuales de muebles y archivos. segura lo que se dice segura.

nadie debe saber que tenemos este aparatejo. no se vaya a quedar dormida. el mismo rastro de actividad sobre mi escritorio revuelto.operaciones. JOSEFINA: No se apure señor. ULISES: ¿No tiene parecido a alguien que conozcan. ULISES: ¿Y cómo fue que entró? JOSEFINA: Es lo mismo que quisiera yo saber. señor. eso creo. Jose? JOSEFINA: No. pero entonces sucedió. conocido en ese hombre. ¿me veo bien? ULISES: Y así me evité los tratos con las tontas buenas personas a mi servicio y las inútiles guardias que me agotaban. digo. señor. definitivamente no. la complicidad es un delito grave. abra bien los ojos y dígame quién además de mí entra aquí de noche. fíjense bien? TELEFONEMAS !38! EDGAR CHÍAS . aunque no sentía descansar. nos hubiera avisado para arreglarnos. NORMITA: No. y no me daba cuenta de las cosas.) Ay. sí. señor. Yo mismo dormía. pero padecía sueños extraños. ULISES: Y de nada sirvió. ULISES: ¿Está segura? NORMITA: Pues no. ¿me entiende? NORMITA: Nadie. bajo mis narices. ULISES: ¿Usted nota algo familiar. Evítese problemas. Josefina. señor. ULISES: Es para las noches. Se viste re feo. NORMITA: (Frente a la cámara encendida. Encontraba por la mañana. Normita. Por favor. si entra alguien le aviso. Llegué al extremo de montar yo mismo guardias nocturnas para desentrañar el caso. señor. segura-segura. Luego se me ocurrió lo de la cámara.

8.NORMITA: Pues no. Un sujeto extraña. ESTACIÓN DE TRENES . ULISES: No tenía prisa. profunda. veía en la pantalla. que no reconocían en él a quien yo. (Ulises desliza una temblorosa mano sobre su rostro. TAXISTA: ¿Por el viaducto está bien. ULISES: Y ahí estaba él. ojosabiertos. JOSEFINA: No. pero llegué temprano. señorita? WANDA: Por donde quiera. como quien rectificara Brailer. me instalé en la cabeza desmelenada de un árbol para dominar el lugar. ÚLTIMA SALIDA . TELEFONEMAS !39! EDGAR CHÍAS . WANDA: Llegué verdaderamente encabronada. fíjese que no. TAXISTA: ¿Qué? Págueme. cafésencima. muertodemiedo. señor. por favor. Me llevó por dónde se le dio la gana. no. WANDA: Apresuré al pinche taxista que hacía lo imposible por encontrar el camino más largo y cobrar más.) LAS MUJERES LO MIRAN EXTRAÑADAS. por cabrón. pero apúrese. A PRUDENTE DISTANCIA UNO DEL OTRO. WANDA: No. espantosamente familiar y los demás fingiendo que no. que el rostro que porta le pertenece. Yo sí lo conozco. ULISES: Tomé mis precauciones.

WANDA: Unos minutos nada más. Por lo menos hay 25 metros entre nosotros. WANDA: No pasa nada. WANDA: ¿Pero y si anda por ahí? ¿Pero si no viene solo? ¿Qué hago? ULISES: Grita o canta. y avanzo. ULISES: Llegó...) ¿Quién? ULISES: (Encañonado. Pinche vieja. nena. ups. si te matan. WANDA: (Sin dejar de apuntar.) A ver qué pasa. quieta.. TELEFONEMAS !40! EDGAR CHÍAS . lo sabía. Brinco ligero. no ahora.) ULISES: Ya la tengo. últimos centímetros silenciosos.. (Grita. pero. ULISES: Canta..) Yo. WANDA: (Antes de que él se acerque definitivamente. Marlita. Avanza un poco más..) Ulises.. Mejor tómate tu medicina. le regalo el viaje. Wanda? ¿Eh? Me horroricé y me detuve. no pasa nada. Tiene miedo. Antes todo había sido excitación. WANDA: No veo al tal con lentes oscuros.. ULISES: Y da la espalda. te necesito entera. si es una trampa. tiene miedo. estúpida. WANDA: Hasta ese momento comencé con el miedo. ULISES: Estúpida. decisión. qué excitante. WANDA: Mejor me voy.. WANDA: ¿Si es una maldita broma? ULISES: O grita. quieta. un poco más.. no vayas a llorar. WANDA: Es ridículo.TAXISTA: Mchá. (Toma un par de pastillas. ¿Y si te hacen algo. ULISES: No. Hola. sombra en la sombra hacia la loca que espera a punto de histeria. en seco. tiene miedo.

se supone que eras Dolores. WANDA: ¿De verdad? ULISES: Un poco. ¿puedo confiar en ti? ULISES: Decide. tenía que continuar. pero no tanto como tú. mucha intensidad. se veía tan dispuesto. de verdad. TELEFONEMAS !41! EDGAR CHÍAS . ULISES: ¿Ya puedes dejar de apuntarme? Quien se quiere borrar eres tú. No quería decepcionarlo. Eso me gusta. WANDA: Sentí ganas de desbordarme en abrazos. WANDA: ¿Sabías que era yo? ULISES: No. ¿no? Já. confesiones y lágrimas ante el tarado loco de Ulises. WANDA: No. pero no lo hice. ULISES: ¿Qué loco. podrías prestármela y con ella misma. Oye. WANDA: No puede ser. WANDA: ¿Me vas a ayudar? ULISES: Si puedo. WANDA: No te burles. ULISES: No. un par de tiros.ULISES: ¿Dolores? Já. Mucha energía. tanto como para sentir curiosidad. WANDA: ¿Cómo estás? ULISES: Bien. WANDA: ¿Y a qué venías? ULISES: A ayudar a Dolores. no? WANDA: Te busqué. ULISES: Ya. decisión.

¿eh? Yo vine convencido. WANDA: ¿También? ¿Qué quieres decir? ULISES: Nada. que te conozco y me caes bien. porque no sé si cuando lo estés haciendo termines o no. Nada. WANDA: Me tienes que ayudar. pendejo. tengo que ayudarte. eso querías. responde. colaborar. Tienes que ayudarme. No he dicho que no quiera hacerlo.. a eso viniste. ¿qué importa que no sea Dolores o que sea yo? ULISES: Pues.) ULISES: Tanta rudeza. WANDA: Pues adelante. No vamos a llegar a ninguna parte. ULISES: Esto es estúpido. WANDA: ¿De verdad lo harías? TELEFONEMAS !42! EDGAR CHÍAS . pero si no la sueltas no me puedo acercar. primero empieza. WANDA: No. como habíamos quedado. de verdad que la tipa no estaba mal... WANDA: Hazlo. te acuerdas? Tienes los dedos torpes también. no importa. já. dámela y continuamos.. nena. (Apuntando al sexo de Ulises. soy Dolores y me vas a ayudar.. WANDA: Responde. ULISES: Relájate. es lo mismo. pero no me molesta. ¿Qué tal que se te sale un tiro.. ¿o sí? Te conozco y eso lo hace apenas un poquito morboso. WANDA: No. ULISES: Sí. me deshizo.WANDA: Las reglas son estas: No me conoces. te pregunté algo. ULISES: Primero baja el arma. ULISES: El caso es que no eres la tal Dolores.

¿Qué es lo primero que quieres ver volar? WANDA: Oye. ULISES: Vale madre en lo que quedamos. pero evité los Ten.. Cerda.ULISES: Si no venía decidido. ¿Y los demás? ¿No se supone que iba a ser público? ULISES: Já. me encabrona muchísimo. me harta tu voz. que sí. WANDA: ¿De verdad? ULISES: Maldita sea. ¿también te vas a hacer pipí. ULISES: Qué plaga. la nalga derecha. ¿Qué vuela primero? WANDA: Y sí. con cuidado. arrebató enérgicamente. un ojo. (Recorre con el cañón las partes que enumera. es ahora o ahora. TELEFONEMAS !43! EDGAR CHÍAS . eres una putita chillona.) ¿Te parece bien la cabeza? No. ¿no? ¿O no.. ¿lloraste? (La arroja al piso. de verdad. No vuelvas a negarte cuando te pida algo. luego. Estaba como poseído. cerdita? Qué rico. putamadre. meona. ahora de verdad que me siento estimulado. pero me caga. para poder continuar. ¿me oyes? Me caga. el labio inferior. la otra. una pierna. mejor primero una teta.) ¿Me escuchaste? WANDA: Sí. ULISES: Sí lloraste. el codo izquierdo.) WANDA: No. No tengo tiempo. Qué bonita. WANDA: Cuando lo vi irritado sentí verdadera confianza. (Apunta a la cabeza de Wanda. pero quedamos en otra cosa. me aburre tu cara hinchada y roja. o no? WANDA: Sentí miedo. no lo soporto. se me salieron un par de lagrimones. me oriné. no lo voy a dudar. ULISES: Bueno. no estoy de humor para reclamos. ¿Los demás? Ya cambié de opinión. dame el arma. Me la pucheros al máximo. No lo pude evitar.

llameantes los ojos y alterada la voz. DETONACIÓN ESTRUENDOSA. WANDA: Metro y medio más o menos. pendeja. poseído. de ti Ulises.. contundente de la detonación. pendeja. seco. pendeja rana. vital hasta la muerte. lo último que escuché esa noche fue la detonación estruendosa. ULISES: Como a seis pasos. como poseído? (La zarandea. pero luego la aventé de un manazo. ULISES: ¡Cállate! WANDA: Y me abalancé sobre su mano distraída que no me apuntaba en ese momento. No sirve de nada.ULISES: ¿Como poseído. WANDA: Pero es verdad.. las formas. WANDA: Es verdad. ULISES: Cállate.. ULISES: Pero no pudo competir con mi fuerza. TELEFONEMAS !44! EDGAR CHÍAS .. Y lo hice. estaba muy asustada. por divertirme. Wanda? WANDA: A veces. ULISES: La pendeja. los colores. cómo dices? ¿Amor? Eres una piruja babosa. el fum. lo dije. acuérdate. ULISES: ¿Cómo dices. ¿de verdad la usabas. así me gustaba.) WANDA: Está bien. WANDA: Mis ojos estaban nublados por el llanto. Todo dejaba de ser. Hablarme de amor. Puta y pendeja. y el calor poco a poco desaparecía de mi cuerpo. la dejé que intentara. intentó arrebatarme su pistola. lo dije y es verdad. así me enamoré de él. entre moco y moco.

para no trabar discusiones inútiles. no pude evitar que se impidiera el paso al conocido-desconocido que usaba mi oficina por las noches. ULISES: No se preocupe. Percibí que la mirada que los conocidos me dedicaban estaba llena de mofa y compasión. Wanda. lo sé). Bulto de Wanda en el hombro derecho. Deja-vú. Normita. gracias. La extrañé un poco. le voy a dictar. Traté de relacionarme lo menos posible. una noche. lo indispensable. por abusivo. señor. luego de una febril insistencia por encontrarme. Jose. NORMITA: ¿Y si mejor usa la grabadora? ULISES: No. lo vi por primera vez. Escuchaba risitas a mis espaldas y estúpidos comentarios. NORMITA: ¿Y entonces. de las suplicas y presiones que ejercí sobre mi gente. Nunca lo sorprendí. Era la única persona que no cuestionaba nada de mi comportamiento. Traiga su lápiz. en el mismo puente en que conocí a la loquita sexi (Wanda. haga ejercicio. JOSEFINA: (Sonriendo socarronamente. Esto ya lo había vivido. NORMITA: ¿Pero no quería saber para sacarlo? Métalo a la cárcel. trastabillar aquí y allá. Wanda. Wou. Pasaron horas de los días a solas.) Buenos días. dejó de llamar.ULISES: Ahora había que arrastrarla de nuevo.) ULISES: A pesar de todos los esfuerzos. 9. señor? ULISES: Olvídelo. traiga su lápiz. TELEFONEMAS !45! EDGAR CHÍAS . hasta que. mueva esas manos. ¿cómo le va? ULISES: Bien. SIGUIENDO LOS RASTROS (DETRÁS DE MÍ . correr en la noche.

de que mis ojos no daban crédito a la visión. cicatrices. ULISES: Ulises. supo que algo quería decir. viejo?. hacer un gesto de ofrecimiento. ¿Lo puedo ayudar en algo. pero al tardar yo. con un TELEFONEMAS !46! EDGAR CHÍAS . Buenas noches... WANDA: Movía la cadera para abarcar más espacio con su chorro tibio que bañaba la noche. alegremente. o le gusta verlos? Yo soy el único Ulises Fuentes WANDA: Cuando terminó. réplica exacta de Ulises Fuentes. ULISES: El mismo tipo capturado por la cámara secreta de mi oficina. idéntico. ULISES: Y me miró expectante. decidió encogerse de hombros. ULISES: . el cabello revuelto y graso. WANDA: La voz era idéntica. con un maletín en la mano. seguido de un. WANDA: No era para tanto. no cabían palabras en mi cabeza sobrecogida por la visión.) posible. todavía tuvo la gentileza de.. cínico. encantadoramente burdo. dando algunos saltos entre su andar apurado y cantaba. (Sonríe chocarreramente...... de decir.) ULISES: De verdad estaba ahí. ULISES: No pude decir nada. Ulises Fuentes. fumando un puro.Cuando se dio cuenta de que lo observaba. WANDA: El tipo.. Era su rostro indiscutiblemente. guardarse en el pantalón y despedirse. colores y sonido.. sin soltarse la tripa. (Señala la bragueta abierta de Ulises... Se detuvo a orinar hacia el tráfico. A la orden. Yo no lo podía creer. de colores y textura desagradables. ¿Nunca ha visto a un hombre mear.WANDA: Iba ceñido a un pantalón y camisa sintéticos. señor. el ejercicio genético de la clonación no podía reproducir con mayor exactitud rasgos.. Tuvo el descaro de sonreír..

para enfilar hacia la escalera.. atascado.. arrojas a la anciana que titubea y no se decide a quedar quieta y ceder el paso.. creo. Levántate. por favor.. ULISES: Pero a lo lejos todavía se oía el canto estridente del hombre aquel. Ulises. ULISES: Por lo que agité la cabeza con fuerza para que los pensamientos se ordenaran. corres sobre toldos. WANDA: Ulises.. infame.. impaciente. tratando de alcanzarlo. TELEFONEMAS !47! EDGAR CHÍAS . inútil..... Cuatro escalones de un brinco y el tropiezo. tienes que alcanzarlo. WANDA: Escaleras abajo. Ulises Fuentes. cantando de nuevo. WANDA: Ay. nerviosidad y duda. WANDA: Tratando de respirar profundo.. Encendí un cigarro. abuela... WANDA: ¿Por qué? ¿Quién eres? ULISES: Fueron las primeras palabras que brotaron de mi garganta oprimida y seca por el esfuerzo de la carrera. llevándome a experimentar indecibles estados de miseria. de olvidar el asunto. de tres en tres. ULISES: Quítese. debía tratarse de un sueño. las manos no me obedecían. luego de romper dos y humedecer el encendedor.ademán militar y chasquido de tacones.. Cruzar las calles sin esperar el rojo. para clarificar mi cabeza. Quise preguntarle su nombre. WANDA: Era imposible. ULISES: Y reaccioné. ULISES: Por lo que me pellizqué para salir de él. aclarar el modo y las razones que tenía para entrar en mi oficina y saber qué es lo que pretendía desordenando mi vida. WANDA: O de una alucinación. de dos en dos.

rastreando. WANDA: Afuera el golpe frío del aire te arrebata un estremecimiento. Tu estado es tal que para ese momento. pero te encanta fumar. lanzas la mirada por última vez. tímidamente asustada. apenas unos segundos. ULISES: Abres la puerta del establecimiento. convencido de que no. vestido diferente? Trae lentes anaranjados y canta en voz alta. WANDA: Te limpias el sudor y preguntas. siguiendo tu instinto. ¿por dónde se fue? WANDA: Por allá. TELEFONEMAS !48! EDGAR CHÍAS . Y te disparas desenfrenadamente a encararlo. cof. una mesera de cofia y delantal a colores. te parece que ves algo.. que a vuelta de rueda te impide cruzar la calle. disculpe. ¿no lo ha visto? WANDA: Y la mujer que solo niega con la cabeza. entrando al café. se acerca dudosa y te sonríe con temor. sudoroso y agitado que se retira porque no encontró. el mismo porte. hechos para el tabaco. entraste con estrépito. No señor. ULISES: ¿No ha visto pasar a un hombre idéntico a mí. de que es inútil. se despide de ti agitando la mano. que se esfumó. ULISES: Y un taxi amarillo.ULISES: El tibio sudor que te anda mientras miras en distintas direcciones. trae una estola de plumas rojas. te mira sobresaltada. los muslos revientan y sientes resoplar con dificultad a tus pulmones asfixiados. esa ropa asquerosa.. cof. ULISES: Un espejo a tu lado te devuelve la imagen de un Ulises Fuentes desaliñado. se aleja despacio mientras el pasajero. la concurrencia te mira expectante. falda de colores. que no conseguiste aclarar nada. Ulises Fuentes de carnaval. el paso desparpajado de Ulises impostor.

agitado. ULISES: Todavía sudando. WANDA: Ahí estaba él. escuchando música trepidante y bailoteando mientras pegaba fotos pornográficas en la sucia pared de aquél cuarto pequeñito y desconocido. Tienes que avanzar. Dolores? WANDA: Suéltame. 10. ¿nos vemos?. Eres peligrosa. repasas lo que el imbécil dijo inaudiblemente para ti. Dolores. ¿te llamo?. ULISES: Buenas noches. TELEFONEMAS !49! EDGAR CHÍAS . WANDA: Desperté con un espantoso dolor de cabeza. vestido del mismo modo que la noche en la estación de trenes. ULISES: ¿Cómo te lo va. con un puñado de cabello que no consigues arrancar de tu cabeza. ¿yo soy ULISES Fuentes? ¿Qué? WANDA: Un claxon en tu espalda. A SALVO DE MÍ .haciendo gesto de llamada telefónica y lanzándote un beso. ULISES: No. te devuelve de un brinco a la realidad. pero la avenida está vacía. mascando unas palabras que no alcanzas a descifrar. y el del otro. Sentí una punzada en las muñecas y que los dedos no me respondían. ULISES Y WANDA: (Simultáneamente. tu doble. Traté de levantarme pero estaba amarrada de pies y manos. WANDA: Buscas un vehículo para ti. se aleja mientras a media calle lo sigues con la mirada hasta que se desvanece al doblar una esquina.) Desperté con un espantoso dolor de cabeza.

WANDA: Tú estás pinche loco.) ULISES: Já. izquierda-derecha. ¿y qué más? TELEFONEMAS !50! EDGAR CHÍAS . muévelas. derecha-izquierda. pero consiguiendo apenas que la saliva se derrame sobre su propia ropa. (Escupiendo tratando de ensuciar a Ulises.. calladita. babosita: Uno. ULISES: Entiende. se dio cuenta que estaban enrojecidas por la mala circulación y me soltó un poco. WANDA: Me duelen las manos. ULISES: Ya. Ahora. déjame ir. ¿Te gusta putita. ULISES: La pinche loca eres tú. tres. quieres más? ULISES: Bien. dos. WANDA: Y comenzó a darme pequeñas cachetadas. No vas a poder bañarte hasta que entres en razón. Yo me enteraba de todo porque abrió el micrófono. mientras me regañaba dulcemente. liberar su deseo de decir marranadas. ULISES: ¿Y qué más? MUJER: Luego me la metes hasta adentro con toda tu fuerza mientras me separas las nalgas y me dices. y parece que eso va a tardar un buen. te ves bonita aunque cochina.. WANDA: Marrano. yo no uso armas. dame un beso. ULISES: A ver. En primera instancia eran ociosos nocturnos que buscaban un poco de sexo. porque tengo trabajo. WANDA: Y lo hice. es por tu bien. no me hables golpeado. peor para ti. WANDA: Y se instaló delante de mí a seleccionar papelitos con datos y a llamar por teléfono. cuatro.

... podía escuchar las olas que tus lonjas hacían cuando te escurrías. me estoy untando el chocolate. podía imaginarme a las tipas escurriéndose y a los monos.WANDA: Ulises escuchaba pacientemente.. de sexoasolas y miedoso. afanándose por estallar hasta la aparente calma de una vida vacía y desperdiciada. ¿quién lo quiere? Boby es pastor alemán. TIPA: Pues. sssh. 17... Seguramente también eres espantosa.. ¿no? ¿A poco no es pocamadre ser una miseria viva.. maquinal. todo alrededor. ven Boby. no. es Nutela. mmmh a mí también. Le llevo el hocico y comienza a lamer. ven chiquito. a ver. por eso nadie te quiere ver. la mía mide.. le encanta.8 cms.. así Boby. ULISES: ¿Eso es todo? TIPA: Sí. ¿Cuánto tienes de ancho? WANDA: Era asombroso. erecto. ¿tienes barros o estás chimuela? Seguro que el perro TELEFONEMAS !51! EDGAR CHÍAS . ULISES: ¿Qué tal? TIPA: Bien. ¿no?.. crema en mano. Procedía del mismo modo con todos. mmmhhh. sobre los vellitos también. ULISES: Cuéntame con detalle. WANDA: Para al final. te gano. ¿no? ¿Te supo rico. ULISES: ¿Cómo te sientes? TIPA: Bien. a ver. gordita? Porque eres una gordita. una porquería despreciable incapaz de sentir con una persona? Chingón. aceptaba llamadas que oscilaban entre los 10 y 35 minutos de duración. ULISES: Sí.. y ahora estoy llamando a Boby. Ulises parecía de hielo. Y soy circunciso. ULISES: Diecisiete centímetros. ¿sabes?. TIPO: Eh.

. contritos y estremecidos de culpa. Son sustitutos de vida. seguro es más sano que tú. ULISES: Oye.. que soportaban estoicamente. ¿me entienden? Convénzanlos de que deben mover sus aparatosas nalgas y salir a cagarla por ahí. sí. ¿verdad?.. TIPA: ¿Qué? WANDA: Y le escuchaban. ¿no? ¿Cómo va esa mierda de vida. pobre animal. ¿o sí? ¿O no será que aprendiste con tu papá? ¿Con uno de tus hermanos? Cuéntame. en la calle. no seas tímida. ULISES: ¿Juan? Juan. a tomar decisiones.sí está guapo. el swinger. en lo incierto. más en el error que en los aciertos. La vida está en el hacer. con todo. ¿Gordita. parecía que los había entrenado y ya recibían algunas llamadas que él mismo canalizaba desde su oficina. en la acción. camarada? ¿Cada vez más infeliz.. ah. No fumaba. no? WANDA: Un sistema perfectamente organizado. ULISES: ¿Estás bien.) Tienen que entender que así no van a conseguir nada.. WANDA: Pero eso no era todo.. WANDA: Comenzaba a organizar cadenas con viejos llamantes que le eran fieles e incondicionales. pendeja? Responde. porque de saberlo no te sentirías mal. me escuchas? ¿Me escuchas. por mí no hay problema. Ulises les decía cosas nada amables.. Descubrir que no TELEFONEMAS !52! EDGAR CHÍAS . ULISES: (Al teléfono. estoy acostumbrado a trabajar solo. tomaba un poco de cerveza y mascaba verduras mientras atendía la cada vez más creciente demanda. Doloritas? ¿No tienes sueño? Puedes dormirte. en lo que es y no en lo que debe ser. la cosa es que días después volvían a marcar. a arriesgarse. anda. maníacamente funcional en el que se desenvolvía con fluidez y frescura. de niña nunca te imaginaste que tu madre era igual de putita que tú.

Luego yo a lo mío. La confusión se apoderaba de mí. mi casa y la mañana. con un espantoso dolor de cabeza. déjame ir. es claro? WANDA: No supe qué decir. ULISES: Camina. hay que descansar. Eran como las cuatro de la mañana cuando dijo. Qué pinche sueño más raro. ¿desperté?. me hizo un guiño. ¿es claro. primero. linda.. no podía decir nada.. que por cierto era una porquería. WANDA: Y salimos de su oficina.. a las preguntas. el rechinar de los dientes a todo lo que da y Suéltame. Camina. el grito a medias. tengo mucho trabajo. ULISES: Las sábanas mojadas. Hasta aquí. WANDA: ¿Adónde? ULISES: A tu casa... WANDA: ¿Qué me vas a hacer? ULISES: Nada que tú no quieras. WANDA: Me desató delicadamente. muchachos. no hay prisa. TELEFONEMAS !53! EDGAR CHÍAS .. WANDA: Voy. si no. la sensación de ahogo. supongo que desperté.. pero yo pude ver cómo la policía que velaba el edificio entreabrió los ojos y con una sonrisa leve. Desperté. Salimos tratando de no hacer ruido. adiós a la esperanza. Tú estás pinche loco. Camina. de un ligero empujón me lanzó unos pasos adelante y me apuntó con mi pistola. ULISES: Espero que hayas entendido algo. ULISES: Nos vamos. hola a la actividad. estamos en eso. que no se provoque.pasa nada que no se busque. pero ya no había miedo. a los sentidos despiertos.

11. VÉRTIGO

INTERIOR

(DETRÁS

DE MÍ

2).

ULISES: ¿Pero quién ere yo? ¿Ella o él, es decir yo? Esa mañana llegaba a la oficina más cansado que nunca, un poco tarde, sin bañar y distraído en no podría decir qué, todo me daba vueltas y nada se detenía ni se dejaba pensar. NORMITA: ¿Señor? ULISES: Buenos días, Normita, ¿qué hay de nuevo? NORMITA: Nada, ya sabe, lo de siempre, llamadas y citas pendientes. Hoy le toca ir a terapia. ULISES: ¿Cómo? NORMITA: Sí, a ese lugar al que había estado yendo. Ya faltó varias veces y llamaron para preguntar. ULISES: No estoy para nadie. Y entré, queriendo reposar en mi sillón, habituado

por anticipado al desorden y la cohabitación de mi espacio de trabajo cada vez más lleno de papeles, fotos tachoneadas y leyendas imbéciles: “Ya la sangre contra el corazón se estrella”, o “tu cuerpo es la huella de tu cuerpo”, pero, para variar, para no dejar de variar, ¡puta madre!, una sorpresa. lleva la chingada, es el colmo. NORMITA: ¿Qué pasó, señor? ULISES: Explíqueme qué pasó, por favor. Hable. NORMITA: Pues no sé, señor. ULISES: ¿Cómo que no sabe? NORMITA: No, señor, el único que ha entrado a su oficina ha sido usted. Normita, venga para acá. Me

TELEFONEMAS

!54!

EDGAR CHÍAS

ULISES: ¿El único? ¿Y el pinche lunático que viene en las noches, qué? ¿Está pintado? ¿No lo vio, Normita? ¿Por qué finge? NORMITA: ¿Ese? ULISES: Sí, Normita, ese, ¿Fue él? NORMITA: No sé señor, dígalo usted. ULISES: No me esté tomando el pelo, Normita, no estoy para eso, es el colmo. ¿Hace cuanto estuvo aquí? NORMITA: ¿Quién? ULISES: Ese, el maniático. NORMITA: ¿Ese? Pues... ULISES: Responda. NORMITA: Acababa de entrar, unos 20 minutos antes que usted, pero 20 minutos antes salió Esa, que había entrado ya 20 minutos antes. ULISES: ¿Y qué dijo? NORMITA: ¿Quién? ULISES: Cualquiera de los dos. NORMITA: Nada. ULISES: ¿Entraron y ya, así nada más? ¿Usted no hizo nada? NORMITA: No podía hacer nada, señor. ULISES: ¿Y a qué hora salieron, no escuchó el desmadre, por qué no llamó a Jose? NORMITA: Escuché, sí, pero como se escucha tanta cosa ahí dentro, pues... ¿Cómo iba a saber que ahora sí estaba pasando algo que no le estaba gustando?

TELEFONEMAS

!55!

EDGAR CHÍAS

ULISES: Basta, por favor llame a la policía, Normita, pero ya.Los muebles, las paredes, las ventanas, todo hecho pedazos, destruido, triturado y acomodado demente, pero significativamente en líneas, figuras y montoncitos que hacían pensar en que un extraño ritual de magia negra o verde se había celebrado ahí. No lo podía creer... Los policías no pudieron ayudarme mucho. AGENTE: A ver, no sé si estoy entendiendo, ¿alguien está interfiriendo en su vida, vive de noche en su oficina y usted no sabe quién es? Mírelo bien, ¿no lo conoce? ULISES: Y ahí estaba yo, frente a la cínica imagen congelada del imbécil que sorprendí con mi cámara. Un poco de ruido alterando en ondas descendentes la cara detenida y el gis de la reproducción le conferían a la escena un aire patético y risible, por lo que (ríe), no lo pude evitar: Reí liberadora y abiertamente unos instantes. (Ríe más.) La cara inconsecuente de los agentes, su seriedad a prueba de sensibilidad y el desconcierto pintado a verde tinta sobre sus frentes amplias y bobas me divertían obscenamente. Finalmente, pasando por el miedo, el desconcierto y la incredulidad, rieron ellos también lo que ya no me gustó nada. ¿Es cómico?

AGENTE: (Tratando de contener las explosiones de hilaridad que la súbita seriedad de Ulises le arranca.) No, señor... Claro que no. Lo que pasa es que... Me recuerda a alguien... Es como una mala broma para la tele, ¿no hay cámara escondida, verdad? No lo puedo creer... ULISES: (De hielo.) No, mírelo bien usted, apréndalo. Necesito de nuevo paz, por favor, ayúdeme. AGENTE: (Carraspeando para disimular las últimas convulsiones de risa.) Sí, disculpe. En eso andamos, señor.

TELEFONEMAS

!56!

EDGAR CHÍAS

timbraso Contesta-Contesta-Contesta. El aparato enrojeciendo mefistofélicamente. habla Ulises Fuentes. para que el más viejo. te recomiende. te voy a agarrar. Que chinguen a su madre. una locura. el mar puede ser. no sin antes haber hablado con tus socios. ¿no? ULISES: Puede ser. qué idiotez. Los pies sin rumbo te arrastran por lugares familiares. Normita mirándome con lástima y negando no sé qué con la cabeza y el timbre andando. ULISES: Gracias.. vete a tragar mierda.) Un caso.NORMITA: Tome. Pasar por la agencia de viajes. pendejo. como un ladrido que gritando en rasga la cada noche. Y sales. Hola. Una música insistente y monótona. ULISES: ¿Qué es? NORMITA: Un calmante.. ¿te acuerdas de mí? Habla el Y único la Ulises Fuentes posible. detenerte ante la puerta de cristal con imágenes de bahías azules. mirada de todos haciéndome centro de la compasión y el desprecio que les inspiro. señor? AGENTE: (Sonriendo amarga. bosques que visten montañas y aviones entre nubes al amanecer. mientras oprimo mis sienes que intentan reventar.. ¿Qué le parece. Escapas del edificio.. Automáticamente lo tomo. que parece estimarte. sin hambre y sin sueño. señor. Los agentes que tomaban muestras y reconstruían los hechos.. pero desconocidos. Tu cuerpo cansado y la mente debilitada.. irónicamente. y helo ahí. los conserjes esperando la orden de proceder a limpiar. deseos de TELEFONEMAS !57! EDGAR CHÍAS . no estoy para eso. ULISES: Me sentí profundamente incómodo y ridículo. SOCIO: Tómate unos días. Y la calle abierta una vez más al juego abrumador de no saber qué hacer. aguda y profunda que te acompaña para ya no dejarte en paz.

ansioso. ULISES: ¿Vez? Eres un peligro. Volteas y lo encuentras destacándose entre el cardumen ciego de gente de las dos de la tarde que avanza-corre-y-no-se-detiene. y el sonido cual dedo te hurga y rasca la cabeza. ULISES: ¿Qué te deje en paz. Te están mirando. TELEFONEMAS !58! EDGAR CHÍAS . Corres y corres con suerte. ¿te parece? ULISES: El que se va. las manos te sudan a la par que la frente. de salir. ¿me escuchaste? Desaparece. ¿Por qué no descansas? Te vas a pasear. Una voz vestida de ecos dice Ulises. con grandes ojos extrañados. con ganas de estrangularlo. ULISES: Sí. cabrón? Déjame tú a mí. sonrisa en mano. Agita una mano en lo alto y masca de nuevo algo que no entiendes. pendejo de mierda? ¿Qué es temblando. de salir de ti. hundiéndose para reaparecen entre la gente de las dos de la tarde que avanza-corre-yno-se-detiene. Y corres sin fijarte en el tuerto ojo verde del semáforo. puede ser. ULISES: Estás pinche loco. lo que quieres? ¿Quién eres? ULISES: Soy Ulises Fuentes y quiero que me dejes en paz. el sol nos muerde los ojos. que no puedes entender. Te encuentras sobresaltado. guiño en la boca. lárgate de una vez si no quieres que te parta la madre. Hijo de tu puta madre. y ya tenemos un círculo de espectadores que esperan acción. yo me ocupo de las cosas. pero tú estás neurótico y eres capaz de cualquier cantidad de pendejadas. la avenida no te detiene y en un tris te encuentras frente a él. pero ahorita mismo y a la chingada eres tú. ULISES: No te pongas así. ¿me oíste? Estás ¿Qué es lo que quieres. ULISES: Nos están mirando y lo voy a gritar hasta que se den cuenta. ahí. él. que te deje en paz. y sentir de pronto cómo una mirada se clava en tu nuca.salir. que sonríe.

un par de tipos me ayudaron a levantarme.) ULISES: Y la gente dispersándose.. maldita sea. ¿lo vio? No deja de amenazarme.. TIPO: Hágalo. ULISES: Vuelvo a mí. pendejo. sí. Enfrente la agencia de viajes. Resbalé al tirar una patada que falló. estás fuera. ULISES: No tienes derecho a decirme cómo debo o no ponerme.. ULISES: Estás fuera. agudas y dolientes.) No le haga caso. Es ese desgraciado que no me deja en paz. Se alejaba volteando mientras gritaba. no. pensé que te preocupaba mucho no perder el estilo. tienes que desaparecer. sí.. con meneos de cabeza y sonrisas extrañas.. ULISES: Yo estaba jadeante. TIPO: ¿Seguro? ULISES: Gracias. Necesito descansar. Era como en los sueños: no encontrar en ti la fuerza necesaria para despedazar. así le doy la TELEFONEMAS !59! EDGAR CHÍAS . TIPO: ¿Está en tratamiento? ULISES: No. pedazo de mierda. TIPO: ¿Está bien? ¿Necesita ayuda? ULISES: No.. lo que aprovechó para correr. lo estrello contra la pared y lanzo mis puños sobre su cara sin atinar. ¿por qué no? Ese hijoputa no va a tener a quien molestar. gracias. igual que ahora. (Apartándose nerviosamente.. estoy bien. descubrir los brazos y piernas de atole y la rabia andando. Y me abalanzo sobre su cuello. te chingué. pero ya. asintiendo confusamente. para escapar entre la multitud. TIPO: (Con una sonrisa forzada. ¿Ya se fue? ULISES: Sí. tienes que desaparecer de mi vida.ULISES: Estás haciendo el ridículo.. la tarjeta dorada de la compañía en la cartera.

la salida es esa misma tarde. escuchas esa voz apacible. ¿quién habla? Resoplas complacido.. el cuerpo en el aire. a punto de reír y lo sueltas.vuelta y me lo chingo yo.. con mar y lejos de aquí? Es para ahora mismo. minutos. SEÑORITA: ¿Plan turista o ejecutivo. ULISES: Gracias.. horas enteras de dicha. Larga distancia. El sueño hizo lo demás. Bueno. Noche que comienza y la cosquilla incontrolable.. TELEFONEMAS !60! EDGAR CHÍAS . respiras y entrecierras los ojos. habla Esteban Ríos. Y MI VOZ YA NO ES MI VOZ . conocida. 12. por fin la venganza dulce de ejercer el poder sobre ese miserable de Ulises Fuentes. don Esteban. Lanzarte a la cama amplia y perfectamente tendida. Y del otro lado. Bueno. te deleitas con el lento paso de los segundos llenándose de angustia. ¿te acuerdes de mí? ULISES: Cuelgas y te deshaces en carcajadas. a kilómetros de distancia. Todos los servicios. hotel sencillo pero confortable. Decido ir sin maletas y con la extraña precaución de cambiarme el nombre. SEÑORITA: Que tenga un buen viaje. servidor. Respiras. señor? ULISES: Esteban Ríos. Y entro. ULISES: Hola. vuelve poco a poco la calma. un nuevo. pides con la recepción. SEÑORITA: ¿A nombre de quién el boleto. casi de noche. ¿Qué me recomienda para descanso absoluto. Claro. y esperas. ULISES: Dos horas de viaje. señor? ¿Su pago sería en efectivo o tarjeta? ULISES: Hago los trámites. por favor. casi temerosa que dice.

fueron cosas fáciles de dejar. Ir a la agencia para encargar el boleto de vuelta y los primeros problemas materiales para integrarse a la vida. No corregponde. ULISES: Imposible. habla la estufa”. el bochorno de una playa olvidada. El letargo que fue cediendo poco a poco. Las horas chiclosas y largas de televisión. y que acostumbrado a firmar de esa manera y a que mis TELEFONEMAS !61! EDGAR CHÍAS . Esteban Ríos. pero su tarjeta tiene una firma autorizada con nombre distinto. creo.ULISES: No tengo ahora una idea clara de cómo sucedieron las cosas ni de cómo es que llegué a esto.. que yo era escritor. esto fue lo que sucedió. ENCARGADO: Perdó. voy a llamar al gerente y com él se arregla. ULISES: Mierda. misma aguda nariz y encantadora sonrisa respondían.. ENCARGADO: Ugté perdonará. pero está a nombre de Esteban Ríos.. pero esto é muy sospechoso. en efecto. ULISES: ¿Sí? ENCARGADO: É que tenemo um problema.. puta madre. los gringos gordos tomando cerveza y saludando joviales “buena tardes”. o debían responder a nombre de. las fuerzas en retorno y el aburrimiento al llamar y escuchar apenas el mensaje imbécil “Hola. En fin. Lo peor es que mi identificación oficial.. con mi fotografía: mismas ojeras. ULISES: Me llevó un rato convencer al gerente de que Ulises Fuentes era mi pseudónimo. ULISES: ¿Cuál? ENCARGADO: Usté dice que é Ulise Fuentes. terminaron por decidirme. qué idiotez.. ENCARGADO: Pué ugté dirá.

pero ¿le puedo dar un consejo. porque al verme supo que no podría tener conmigo solo un momento. aceptando el hecho de que a la mujer le parecí turbador y no quiso continuar con su vida disipada. entre cabrone? ULISES: A ver. pero estos se mostraban tan tranquilos. Soportó la provocación estoica.conocidos me llamaran así. no podía estar bien.... TELEFONEMAS !62! EDGAR CHÍAS . tipazo. Señorita. por fin me entregó el boleto de viaje. llevé una mano a la cabeza en busca de la peluca de la que hablaba el encargado del hotel. no te preocupes. dime. que terminé por cambiar de opinión acerca de mí.. ULISES: . pero conociendo su naturaleza... De cualquier manera estoy cansado y no estás tan bien como crees. Qué buenas vacaciones.. lo entiendo.. ENCARGADO: Ugté perdoe. recomendándome mucho no confundir a la gente y evitarme problemas. ¿señorita? La azafata no me hizo caso.. haciendo aspavientos y gritoneando intenté incomodar a los viajantes. ENCARGADO: Lo del nombre pasa. Esto me animó a probar la paciencia de todos. Mirándome con desconfianza. parecían no molestarse por nada. Nada.. café por favor. Está bien. supo también que al cruzar una sola palabra iba a tener problemas para dejarme. ULISES: ¿Cuál ropa? ENCARGADO: No. Algo ya no estaba bien. Los compañeros de vuelo ni se inmutaban. olvide. Debo ser un Por si las dudas. No soy de natural iracundo. por lo que opté por no reclamar. simpático a más no poder. muñeca. y desistió de cualquier tipo de coqueteo. señorita. lo que me produjo la agradable sensación de poder. había incurrido en esa confusión. En el avión. pero lo de la peluca y esa ropita...

y no me llamo Normita.. pero si quiere una. teléfono y demás datos para que se la haga y luego le aviso. ULISES: Hola. Ya en la ciudad.. mi nombre es América. el jefe de esta oficina es el joven Esteban Ríos. ULISES: Déjeme pasar. señor. Normita.. Es una muy mala broma. Se hizo necesaria la fuerza.. no.. Un placer. Si no sale inmediatamente voy a tener que llamar a seguridad. NORMITA: Es lo mismo que yo le digo. No podía permitir que las cosas fueran más lejos. pedí un taxi que me llevó a la oficina. esto ya es demasiado. NORMITA: ¿Bueno? Existen-Cía labora de lunes a domingo las veinticuatro horas. ULISES: ¿Quién es el señor Ríos. NORMITA: Oiga.. dígame su nombre y asunto. quise presentarme para ponerlos al tanto de mi vuelta. ULISES: Esto era el colmo.Mamadas. Normita? NORMITA: Perdón. TELEFONEMAS !63! EDGAR CHÍAS . ULISES: Normita. por favor. si no tiene cita no va a poder recibirlo. ¿cómo le va? NORMITA: ¿Diga? ULISES: ¿Cómo le va? NORMITA: ¿En qué le puedo servir? ULISES: Respóndame Normita. ¿cómo le va? ¿Cómo andan las cosas? NORMITA: ¿Tiene cita con el señor Ríos? ULISES: ¿Con quién? NORMITA: El señor Ríos.

ULISES: Evítese problemas y salga pacíficamente de aquí. al teléfono. señor. NORMITA: Oiga. ULISES: Ulises. ULISES: ¿Quién es este hombre. Mis muebles ya no eran sino ambiciosas y retorcidas formas alargadas y vulgares. cabrón. ULISES: ¿Y cómo se llama Jose. El imbécil me miró desconcertado. Normita. Lupe? NORMITA: Sí. haciendo el esfuerzo de no reconocerme. Nos vemos. ULISES: Esto no se acaba aquí.. TELEFONEMAS !64! EDGAR CHÍAS .ULISES: Y entré a mi oficina. ULISES: Hijo de la chingada. ULISES: Cállese. vuelva a llamar a seguridad.. remedo de escultura contemporánea. cabrón.. no va a ser tan fácil. NORMITA: No me hizo caso señor. el impostor. te acuerdas. ya no te acuerdas? ULISES: Normita.. Normita? NORMITA: No sé señor. Ahí estaba él. vestido colorida y burdamente. ya llamé a seguridad. ULISES: En mi vida había escuchado tal nombre. ULISES: Casi. para decirme que eras tú Ulises Fuentes. no vas a poder. Normita. ULISES: ¿Quién es usted? ULISES: ¿Qué haces aquí? ULISES: Salga inmediatamente de mi oficina.. ¿cómo te atreves a negarlo? ¿No me llamabas.. cabrón.. se metió a la fuerza. Ulises Fuentes.. pero no lo vas a conseguir. pedazo de mierda.

Me devolví unos pasos.) ¿Amor? ULISES: Amor. ¿El primer impulso? Ir a mi casa. porque el corazón a full. inyectándome el ritmo desmesurado de las acciones a seguir. no te vas a deshacer de mí tan fácil. Me aproxime lenta y despaciosamente. Necesitaba tomar medidas. qué partido tomar. Ya no me cuidé de ruidos. WANDA: ¿Eres tú? TELEFONEMAS !65! EDGAR CHÍAS . Ya nos veremos. Esteban. o no lo sabía. perra traidora. La preescisión de la maniobra me permitió introducir la cabeza de tal manera que mi ojo capturaba completamente la totalidad de la escena. esta vez resuelto a lo peor. Mis pasos me precedían con gran estrépito. Ruido de agua en la bañera. Abrí la puerta invirtiendo para la empresa largos segundos que vueltos minutos debieron ser como diez. Y salí. No supe qué hacer. o eso sentía. Un impulso me guió. al abrirse la puerta de golpe. Wanda se estaba bañando ahí. semejante a una hachita y volví al baño. WANDA: (Volviéndose sobresaltada. torcidas. pero me di unos instantes para pensar cuál sería la mejor resolución. a fin de no hacer ruido y llamar para mí su atención. dedicando para ello largos minutos. no. amor? ULISES: Me sentí despojado. Puta. Algo de más luminoso y fresco se podía sentir en el ambiente. debajo de la almohada estaba. Las llaves coincidían perfectamente. Mi ropa no era la misma. Las manos estaban empapadas y hasta ese momento reparé en que las tenía entumecidas y como si fueran pata de pollo. WANDA: (Canta. Recorrí las habitaciones y descubrí cambios en toda la disposición de las cosas.ULISES: No hace falta. Corrí a la recámara. aquel juego de finos cuchillos. se agolpaba en mi cabeza. Los muebles habían cambiado.) ¿Eres tú. todavía. tomé el más grande para carne.

¿Wanda? Soy yo. Corrí de nuevo a la recámara. unos pasos blando. clic. cinco tiros. húmedas y tibias. En uno lleno de juguetes sexuales. la encontré.. Pero no.. querida? Culera. pero el tal no se dio por aludido y entró directo al baño para acariciar lascivamente las cuidadas perfectas redondeces. La consistencia de irrealidad asaltando cada uno de mis miembros y la impresión de ir hundiéndome poco a poco en el piso. no me prestaba atención. de Wanda-Lorena. ya. pero tras unos instantes consiguió tranquilizarse y ¡darme la espalda! No podía dar crédito a su reacción. ULISES: No-ma-mes. yo no me hubiera dado chance. Incluso cuando se volvió. Inútilmente. ver a través de mi carne maltrecha. amor. Es el pendejo ese. tratando de armarme a cada paso del valor para llevar a cabo TELEFONEMAS !66! EDGAR CHÍAS . te estoy amenazando. No es gracioso. sus ojos parecían no detenerse sobre mí. hurgué entre los cajones convencido de hallar la pistola de Wanda.) Si estás por ahí. parecían atravesarme.ULISES: ¿Esperabas a alguien más. haciendo realidad aquello de trágame tierra. ULISES: ¿Nena? WANDA: ¿Esteban? ULISES: ¿Esteban? No pude reprimir el grito que resonó en toda la estancia. La chapa de la puerta. ULISES: Puta madre. sin duda. ULISES: Eso. Esta vez caminé decidido y lento. Ulises. de Wanda. ¿Cómo pudiste? Le costó trabajo. WANDA: (Canta. me imagino.. WANDA: Lorena. Óyeme. pendeja. Lorena. La poderosa sensación de estar formando parte del sueño de otro.. Perfecto. qué cerdos. nena.

. ULISES: Y cuando desperté el par de cerdos aun estaban ahí.la tarea que me había impuesto: poner fin a la pesadilla. Gritaba como poseso... y es de lo que me atengo para continuar. Oscuro. Una vez en el baño. ¿te acuerdas de mí? ULISES: ¿Bueno? TELEFONEMAS !67! EDGAR CHÍAS . es que desde entonces trepo por el poste de la cabina. Adiós Esteban.. para lanzar rápidamente: ULISES: ¿Bueno? ULISES: Hola. El humo salía de la boca ardiente de la pistola. Detonación estruendosa. que mi estatura se había reducido por lo menos a la mitad y que corría el peligro de seguir hundiéndome en el piso. pero el par ahora chacoteaba alegremente dentro de la tina. introduzco una moneda. Detonación estruendosa. espero pacientemente. El puerco ni siquiera se terminó de quitar la ropa. ni una mirada.. mi dedo confirmó la temperatura alta con el conato de una ampolla. ULISES: Adiós Wanda. pero nada conseguía. Sentí que todo era inútil. Reparé entonces que para mirarlos tenía que levantar ligeramente la cabeza. y marco un número. que cada vez son menos. habla Esteban Ríos.. Lo último que recuerdo. Salí a la calle sudoroso y tiritando. No sé a ciencia cierta cómo llegue hasta aquí. me parapeto en la caseta. apunté primero a la cabeza de Ulises. lo hicieron con un calcetín y corbata. Cerré los ojos y.

y el oído oprimido bajo el aparato para contestar. TELEFONEMAS !68! EDGAR CHÍAS . habla Wanda Pound. todo como un reflejo. ¿Quién habla? (Al otro lado) ¿Te acuerdas de mí. WANDA: Era la sensación placentera de caer suavemente sobre algodones y hundirse delicadamente. WANDA: Cuelga. ULISES: E insistir. El brazo adelante. Luego volvió a sonar el insistente ladrido magnético del timbre. sin acabar de salir de la somnolencia. habla Esteban Ríos. ¿Bueno?..ULISES: Hola...? Hola. ¿Te acuerdas de mí? WANDA: ¿Quién es? ULISES: El mudo.. ¿Te acuerdas de mí? Oscuro final. auricular en la mano.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful