ADORAR AL SOL Drako Skarlatti Lo antiguos se dice que adoraban al Sol y ese era su mayor símbolo, sobre todo

el Sol oculto. El mensaje de las civilizaciones antiguas y de la gran pirámide tiene que ver con la precesión de los equinoccios cada 26000 años, el cambio del polo magnético y la consiguiente desestabilización de la atmósfera, lo que causaría que la profecía de “el mundo anterior fue destruido por agua, este será destruido por el fuego” se cumpla. El Sol, al igual que la Tierra es un Ser Vivo, por tanto, es Espíritu, el mismo espíritu del que está hecho todo y todos. También debe tener Alma y por tanto Consciencia. Los ciclos solares son generados por una mayor actividad, es decir, mayor ritmo en el movimiento o trabajo de dicho cuerpo. Todos hemos visto los papiros y esculturas y grabados y códices donde aparentemente se está adorando al Sol. ¿No será que estaban realizando un ceremonial colectivo o individual que conecte el espíritu del o los participantes con el espíritu del Sol y trabajando en el equilibrio del gran Ser dador de Vida de la Tierra? Nos concentramos en la Tierra, pero ella es la Receptora, la Matriz. Hay que cuidar de la Matriz. Pero aún más hay que cuidar al Dador, al que pone la semilla, de vida o destrucción, al Sol. Quizás la sangre tenga mucho que ver en esa conexión con esos espíritus, tanto el de Gaia como el de Ra. LA consciencia conectada a la consciencia del Sol puede volver a equilibrar la acción del cuerpo Sol. La unión de las 2 almas, solar y terrena. La luna, que actúa como mediadora entre el Sol y la Tierra cuando asoma el Sol oculto, es decir, el Sol negro e invisible, es el Agente para la proyección de nuestra Conciencia hacia el Sol, para la conexión entre las 2 almas haciendo un solo espíritu. Los antiguos jeroglificos nos muestran la forma ritualística consciencial de cómo realizarlo. No son un código secreto, sino muestras los pasos precisos de un programa cósmico para restablecer el equilibrio entre los cuerpos terrestre y solar, por medio del lunar. Es Yesod actuando de intermediario entre Tipharet en estado qliphótico y Malkuth en estado qliphótico. Las operaciones en Yesod, llamadas “operaciones mágicas” desde siempre, son las que se deben estudiar y ejecutar, en especial cuando la luna refleja la mayor cantidad de energía solar, es decir en la luna llena. Ahí es cuando debemos absorber la mayor cantidad de ella. Por le contrario, en la luna nueva, debemos proyectar desde la Tierra la “petición” o “invocación” o “súplica” por el equilibrio y la resurrección del Sol, del Cristo, de Horus.

crística. proyectemos invocaciones al Sol. trabajar en las 3 lunas para que el Sol recupere su verdadero cuerpo de Gloria y no el cuerpo “infernal” que tiene cuando su actividad se vuelve mayor y caótica. Estudiemos las operaciones mágicas de luna menguante para recibir amor desde el Padre-Madre.Entonces cobran sentido la resurrección de Cristo al tercer día. seamos completamente receptores y receptivos a la energía solar. seamos completamente imaginativos hacia el círculo de protección de la Tierra y de los demás planetas y satélites. En ese tiempo. como lo hacía Akenathon. En ese tiempo. Son las 4 llaves. Es lo que puedo deducir y decir. En tu corazón y tu mente en tu cuerpo perfecto. como lo hacía Lilith. seamos agentes de voluntad mágica hacia ellos. es decir. . En ese tiempo. S. como lo hacía Merlín. Estudiemos las operaciones mágicas lunares de luna nueva para restaurar el equilibrio. como lo hacían los iniciados en los misterios de Isis. A. Estudiemos las operaciones mágicas de luna creciente para proyectar amor al Sol y a la Tierra. En ese tiempo.D. Estudiemos las operaciones mágicas de luna luna para absorber la energía solar. horusíaca. La quinta está en Menfis y Misraim en Egipto.