Está en la página 1de 160

AHIMSA LARA RIVERA - JOSHUA S.

SANTOS

E l o jo
D e la S a rm o u n i
D e s a rro lla n d o e l C u a rto C e re b ro

C o n tien e fa ceta s cien


íficas
t y m ísticas del en eagram a h asta h oy n o reveladas

A mi amado esposo Joshua, con el que tanto puedo compartir


gracias a su comprensión y amor, a mis tres hijos Eva, Marilén y Carlos,
a mi amiga y colaboradora Amaya S. Lago, eficiente psicóloga,
por su capacidad de apoyo y lealtad al alma, que somos
a mis incondicionales alumnos de la escuela rural de Vitoria, a todos los seres visibles e
invisibles, sobre todo a J.C. y Rumi, los Amados Maestros desde siempre y a todos los antiguos
Melkisedec que desde los orígenes descienden de sus Altos y Santos lugares
para ayudar a la evolución constante de los mundos; a mi madre y a mi padre biológicos y a la Luz Pura que todos los
días y noches nos Alumbra,
Dios absoluto y Verdadero, a todo el Universo y a todos los seres que lo pueblan,
a los muchos amigos del camino por su constante apoyo y ayuda, entre ellos a Pedro y Sara,
por facilitar mí camino de escritora; a Celina Monreal, amiga y discípula, porque siempre calló
cuanto sabía aunque sus ojos me lo decían todo, por su humildad;
a José M. Varó, por su siempre pronta ayuda en las dichosas computadoras y por la magnífica
página web que ha realizado; a lona y Arkai por ser mis dos ángeles guardianes y los de mi
familia; a Fernando Díez y Aicapor apadrinar nuestro trabajo musical y ser amigos excelsos;
a mi vieja amiga Cocoon, por haber parido tanta luz en el hombre que hoy es mí marido
y su hijo; a Bego Ceberio, por su amistad a prueba del tiempo y por apoyarme siempre;
a Ivam Ram, chamán mexica, por su aliento en las días difíciles; a Pilar Cores, mujer mística,
por su amistad a prueba de todo, a Claudio Naranjo, aunque no le conozco,
quien aumentó mi interés por la mente humana cuando asistí a una de sus charlas
en la universidad de Deusto en el año 1987y a quien respeto como divulgador pionero
del eneagrama; a Jóse María Poveda, médico psiquiatra, gran amigo, quien prologa este libro y a quien considero
experto en el tema y un innovador
para acercarlo a cada quien de modos óptimos y verdaderos,
y sobre todo agradezco a la Vida, porque un 24 de diciembre del 53 me dio a nacer
y aún me permite seguir en ella deforma serena y en paz.

www.ahimsalara.com
Todo el pensamiento y el trabajo de la Alquimia Sagrada del ser humano
consiste en llegar a obtener la transmutación de lo imperfecto
llevándolo de la periferia hacia el centro, volviendo a reunir lo disperso
con lo múltiple, lo finito con lo infinito, la oscuridad con la Luz.
Ahimsa lara rivera

«Éntreme donde no supe, toda ciencia transcendiendo


y es de tan alta excelencia este tan alto saber,
que no hay facultad ni ciencia que le puedan emprender,
pues sólo desde el Corazón ésto se llega a obtener»
San Juan de la cruz

P ró lo g o
La comunicación por la palabra es capaz de proporcionar una lucidez generalmente fría. La comunicación no verbal y la
paraverbal (entonación) proporcionan un colorido, una calidez que el discurso escrito, cuando no es poético, difícilmente
alcanza.
La educación a partir de los griegos y hasta finales del siglo XX, se ha basado en la palabra, se ha hecho más abstracta, ha
utilizado menos la comunicación por imágenes. La educación occidental ha cultivado generalmente poco el pensamiento
visual, tanto para referirse a lo concreto como a lo simbólico. Sin embargo, durante los miles de años precedentes, los seres
humanos desarrollaron su actividad en un mundo caracterizado por su inmediatez y por su presencia visual y concreta.
Durante siglos estas personas vivieron una relación fluida con la naturaleza, en la que como cazadores recolectores debían
de conocer las conductas de los animales para poder actuar adecuadamente. Formaban parte de su repertorio la curiosidad, la
búsqueda de estímulos placenteros, las reacciones rápidas e instintivas ante situaciones y peligros. Hoy comenzamos a saber
mejor que una parte muy concreta del cerebro, al que se ha llamado cerebro básico o cerebro reptiliano, es el que soporta este
tipo de actividades. Permite con rapidez la adaptación por medio de respuestas elementales poco complicadas emocional o
intelectualmente. Este modo de actuar de nuestros antecesores es el responsable de que estemos aquí como seres vivos. Su
carácter más específico desde el punto de vista temporal es su adecuación al presente. Esta conducta no está primariamente
basada en consideraciones basadas en las experiencias previas ni en los efectos a medio o largo plazo. Las conductas de las
personas calificadas como de psicópatas se ajustan a este patrón de conducta. En situaciones bélicas estas formas de ser y
actuar tienen una gran capacidad de adaptación. El manejo del fuego hizo posible transformar el inseguro mundo de la
noche en un periodo cálido de encuentro en forma de hogar. El fuego hizo posibles nuevas formas de ver. Contribuyó de
manera decisiva a un gran cambio en la forma de alimentación el paso de lo crudo a lo cocido.
Las gentes que vivieron en tiempos lejanos en lugares como Atapuerca estaban iniciando el desarrollo y cultivo de una
segunda parte más sofisticada del cerebro. Esta parte es capaz de poner el pasado en el presente y se activa cuando nos
emocionamos. Es el llamado cerebro emocional o cerebro límbico. Facilita la calidad de vida que da la calidez en las
relaciones humanas. Es razonable pensar que el desarrollo de la memoria se asocia a momentos emocionalmente intensos,
como la muerte de los seres queridos. La aparición de enterramientos implica una consideración por el pasado. Muestra
una capacidad de trascender el imperativo del presente dando respeto al pasado. La parte oscura del avance aparece cuando el
exceso del peso del pasado puede facilitar las exageraciones emocionales llamadas neurosis.
(10)
La aparición de los calendarios implica que los seres humanos comenzaron a desarrollar progresivamente la capacidad de
anticipar, de poner el futuro posible en el presente. Ciertas partes del cerebro, singularmente los polos frontales cuando por
un accidente se lesionan, dejan al sujeto incapacitado para anticipar. Mientras que los animales, sobre todo los mamíferos son
capaces de desarrollar emociones y aprender, la capacidad de poner el futuro en el presente de formas muy elaboradas resulta
específicamente humana. Esta posibilidad hace viable la aparición de lo que se ha llamado locura por excelencia. En las
psicosis se toma por real lo que no está en el presente, de modo irreductible y sin distanciamiento.

Cerebro frontal: Futuro, pasado y presente: Anticipación


Cerebro límbico: Pasado y presente: Emoción

Cerebro reptiliano: Presente: Impulsividad

Uno mismo al revisar sus modos de actuar y de responder al entorno, puede descubrir cual de estos tres cerebros utiliza
de modo preferencial en los procesos de toma de decisiones. Dentro de las limitaciones que el sentido común y el
lenguaje imponen, podemos considerar que la conducta puede ser visceral, emocional o básicamente intelectual. La
personalidad es definible como el conjunto de patrones relativamente estables de pensar, sentir y vivir que se manifiestan a
través de la conducta. Desde este modelo podemos hablar de personalidades viscerales, personalidades emocionales y
personalidades intelectuales.
Las personas pueden ser también consideradas según el grado de sociabilidad y relación con el mundo externo, con dos
extremos, introversión y extroversión. Según ello podemos considerar tres valores básicos introvertido (predominio de la
orientación hacia el mundo interior) extrovertido (predominio de la orientación hacia el mundo exterior) y centrovertido
(equilibrio entre ambos):

Introversión Centroversión Extroversión

Al considerar conjuntamente ambas formas de clasificar diferentes características de la personalidad obtenemos 9


tipos:
Intelectual Introvertido Intelectual Intelectual Extrovertido
Centrovertido
Emocional Introvertido Emocional Emocional Extrovertido
Centrovertido
Visceral Introvertido Visceral Centrovertido Visceral Extrovertido

(11)El modelo del Eneagrama trabaja sobre 9 tipos de personalidad que se corresponden con el diagrama anterior:
5 6 7
Observador Cuestionador Aventurero
4 3 2
Romántico Seductor Ayudador
1 9 8
Perfeccionista Pacificador Asertivo

Cada uno de estos tipos de personalidad muestra una psicopatología que le es más accesible, a la que es más
vulnerable, a la vez que las 8 restantes le son más ajenas:

5 6 7
Esquizofrenia Paranoia Manía
4 3 2
Depresión Narcisismo Histeria
1 9 8
Obsesividad Apatía Antisocialidad

Con este modelo de trabajo es posible ir más allá de la personalidad de partida y captar otras 8 formas de
experimentar la realidad complementaria. En su forma desarrollada, estas son según el modelo propuesto por el grupo
New Equations de San Francisco:

5 6 7
Entendimiento Iluminación Visión
4 3 2
Conexión Entusiasmo Comunicación
1 9 8
Esencia Armonía Integridad
La Psicología Transpersonal propone ir mas allá de la personalidad individual, hacia el modo integrado de ver la
realidad propuesto por los místicos.
Este libro nos propone un mundo de impulsos, sensaciones y reflexiones, unido al desarrollo de una percepción
profunda del verdadero contenido no sólo de Eneagrama, sino de la existencia al completo.
La autora abre las puertas a un modo de conocimiento fundamental, creativo y de un gran contenido espiritual y
científico, acerca de uno mismo y los otros, lo que desde los estados místicos es la misma cosa.

José María POVEDA


(13)

P re fa c io
No cabe duda que si el primitivo homínido sobrevivió en un entorno agreste y difícil se debió a su capacidad de
respuesta ante el mismo; reacciones rápidas e instintivas ante situaciones y peligros cada día por descubrir,
motivaciones agresoras para defender el territorio conquistado o para mantener el liderazgo en una incipiente tribu;
todo ello conformó y supeditó el desarrollo de un primer cerebro primitivo, lleno de defectos, pero imprescindible para
la supervivencia de la especie emergente.
Hoy día aún retenemos muchas de sus características, pues la estructura alcanzada en 3 millones de años de
evolución aún perdura en nosotros, vibrando con fuerza en la base de nuestro cráneo actual, para defender nuestra vida
o convertirnos en líderes natos de ingestos proyectos.
Ese primer homínido de entonces, ya transformado mucho más tarde en Homo Sapiens, aprendió a interrelacionarse
con su entorno de una forma más sensible, localizando en sus nuevas necesidades de encontrar su lugar en la tierra que
ya había aprendido a dominar, una fuente inagotable de recursos nuevos donde desarrollar facultades antes
inexistentes, como la percepción de nuevos colores, la alquimia del fuego, los recursos naturales de la tierra, las
necesidades de los integrantes de un clan, la interacción con el entorno y todo lo que en él pasaba y la primera
búsqueda del significado de la vida y de la muerte; eran los tiempos del neolítico, cuando el desarrollo de estas nuevas
capacidades llegó a cristalizarse en la formación de un segundo cerebro acoplado al primero, pero ya de una mayor
sensibilidad al entorno, dando paso con él a la formación de clanes y poblados.
Era un hito histórico en el transcurso del desarrollo humano. Las primeras grandes civilizaciones estaban
comenzando a despuntar. El hombre aprendía del entorno y se humanizaba; sin embargo, aún el peso y fuerza del
primer cerebro del homínido eran demasiado grandes y esa sensibilidad se vio trágicamente impregnada por un deseo
irrefrenable de dominación y conquista de ese, su nuevo entorno conocido; así, mientras unos desarrollaban las artes, la
orfebrería, las primeras pinturas y lienzos sobre rudimentarios soportes de escritura, otros potenciarán ingenuamente
sus habilidades para las guerras, desarrollando la ley del más fuerte.
La elección abrió sus puertas al libre ejercicio de la voluntad humana y comenzó la más fiera de las luchas, la del
hombre consigo mismo, que generales y reyes del mundo incipiente tan bien supieron extrapolar a otros pueblos,
creando cruentas guerras para batallar fuera lo que no supieron alcanzar dentro: la integración de los dos primeros
cerebros básicos; el que reacciona ante el entorno y el que se sensibiliza con él; los miedos a ser conquistados y el
surgimiento de sentimientos de indefensión e inseguridad hicieron un cóctel explosivo.
(14) Los cimientos del tercer cerebro serían colosalmente construidos 2000 años antes de que se acercase el año cero de
nuestro calendario. Eran los primeros pensadores, los filósofos griegos y con ellos los primeros hálitos de vida cerebral
verdaderamente inteligente; libres pensadores que filosofaban sobre el profundo significado de la vida, la existencia, Dios y
el universo, y con ellos se inauguró una nueva era cerebral, la del razonamiento con el entorno, el avance y desarrollo por
medio de la reflexión. Con ello, el poder de la comunicación alcanzó cotas inestimables y se potenciaron áreas cerebrales que
formarían un espacio localizado e independiente en un cráneo que continuaba su expansión continua.
Este impulso que transformaba la barbarie inicial asociada al desarrollo humano, fue astutamente aprovechado por un
pueblo que supo comprender en profundidad el valor de la palabra, de la negociación, del aprendizaje permanente, de la
comunicación, de la palabra escrita, alcanzando un primario equilibrio entre el desarrollo bélico, el gusto por las artes,
con la sensibilidad expresándose en formas y esculturas de gran belleza, y el razonamiento escrito, transformándolo en
leyes, discursos, e intentando recuperar lo que tanto se perdió en aquella famosa biblioteca de Alejandría. Este pueblo sería el
pueblo romano, fuerte impulsor de una civilización estructurada, perdurable en el tiempo y polifacética en todos los niveles
asociados a un cerebro ya más evolucionado que era capaz de alcanzar y expresarse en términos nítidos de felicidad, paz y
armonía, entendiendo estos estados como fisiológicos y por tanto originados en la propia mente.
Este salto evolutivo debería asentarse durante los siguientes 2000 años, hasta nuestros días, en los que comenzamos
nítidamente a experimentar un nuevo cambio; éste, más drástico aún que los anteriores, tal vez por la necesidad
urgente de la raza humana de alcanzar un punto de nuevo equilibrio en el que se consiga alquimizar el fuerte
desequilibrio generado por un uso exacerbado e ilimitado de este tercer cerebro; un uso desorbitado del mundo del
razonamiento que tanto desarrollaron Descartes y Kant, con su «razón pura».
Ahora, esas primeras reflexiones sobre Dios y la existencia se han transformado en una visión maniqueísta de la vida, en
la que sólo vale y existe aquello que pueda ser explicado y a la vez comprobado, pues el resto se arroja a un cubo de basura
sin fondo; nosotros debemos construir el fondo de ese cubo de basura y transformarlo en un arca de la alianza, para no
seguir despreciando los hasta ahora despojos de la experiencia humana: la percatación del entorno, esa visión más allá de lo
sensible, mensible y razonativo, como la intuición «per se», desde dentro, de la vida y sus manifestaciones, y la comprensión
de las leyes de la naturaleza más allá del intento de gobernarlas o transgredirlas, el respeto por el equilibrio o el reconocimiento
del valor de una simple vida, que tanto defienden los budistas. Ahora estamos alcanzando la posibilidad de acceder a una
percepción de todo ello y por tanto de la propia divinidad que somos, más allá de toda visión filosófica o religiosa.
Estas nuevas capacidades darán lugar a la formación de un cuarto cerebro, desde el cual percibiremos el entorno como
algo inherentemente asociado y unido a nosotros mismos y para sobrevivir en él, para sentir en él y para entender su
funcionamiento, ya no será necesario volcarnos en dominarlo, expresarlo o explicarlo, sino que será suficiente y necesario
volcarnos hacia nuestro propio interior y en él descubrir todos los secretos asociados a la existencia (15) y a nuestra verdadera
localización en ella; para lo cual hemos, estoy convencido, empezado a desarrollar nuestro cuarto cerebro, un corazón unido a
todo y a todos, desde el cual, como máximo representante de la vida y el amor, nos dejamos llevar dulcemente por el transcurrir
de cada una de nuestras existencias, las cuales suman, a modo de mecano, la vida que tenemos.

Joshua S. SANTOS

(17)

In tro d u cócni
Al calor del fuego, rodeada de los «niños índigo» una anciana relata:
Erase una vez, hace muchos muchísimos millones de años, un lugar en el espacio que era todo agua pues recién se
había deshelado tras haber alcanzado fuertes temperaturas internas y dicho calor roto los crudos hielos; este lugar era
un planeta llamado gea, el cual ya estaba dispuesto dentro del sistema de galaxia a la que pertenecía, para recibir en su
seno el germen de toda vida; a éste embrionamiento ayudarían tres cuerpos celestes muy luminosos que eran conocidos
como «esferas de fuego y luz» cuyos nombres eran HELIOS, SELENE Y HERMES, dando el primer germen de la
vida en una gran explosión de Luz por la desintegración atómica de algunas de sus estrellas más importantes, quienes
regalaban así su polvo vital al planeta, oscuro hasta aquél momento, dando lugar al surgimiento en él de sus hijos
cósmicos, quienes serían denominados con el pasar del tiempo los atlantes, los cuales dejarían su código oculto de
dicho polvo estelar penetrando las aguas y anidando en su fondo fangoso, creando la posibilidad de las primeras
señales de existencia-celular vital; esta célula originaria era una vida pequeña, casi invisible e insignificante en
apariencia, sin embargo, de ella saldría toda vida posible de ahí en adelante; y así fue que dio comienzo la gestación
celular, en medio de aquella solución salina y la vida se alimentaba de los elementos que aquella agua y el polvo estelar
contenían, y fue que comenzaron a surgir en primer lugar los AZULES (cianobacterias). Mientras, fuera, allá en el
espacio, las tres luminarias iban secando fragmentos de aquella masa acuosa hasta que apareció un gran bloque con
protuberancias en medio de las aguas, y así durante millones y millones de años aquél fragmento fue sobresaliendo,
secándose y erosionándose y a aquél primer continente lo llamarían PANGEA.
En el interior de Pangea vivía una gran fuerza semejante, en luz y calor, a la de las luminarias que la fueron secando y
de vez en cuando, esas lenguas de fuego bramaban y producían protuberancias que generaban más amplitud en aquél
continente al mezclarse con las aguas, y así la vida unicelular que vino del cielo iba llenando los espacios de las tierras
acuáticas con originales formas, y durante millones y millones de años estas formas de hongos y bacterias poseyeron el
planeta al completo. Los sistemas multicelulares surgieron y formaron colonias, expandiéndose por lugares diversos,
dando lugar a períodos de surgimiento, mutación y adaptación y recreación de nuevas especies pero fue sobre todo en
las charcas humectantes, allí donde la tierra bramaba con más furia, que del humus surgiría un organismo celular muy
especial, producto de la unión del polvo estelar y del humus terrícola de las piedras y agua de Pangea, al que los
habitantes de las luminarias y constelaciones siderales, que contemplaban este hecho más allá del propio planeta, los
llamados hijos de Helios, los solares o atlantes, (18) iban a mimar en extremo ya que «sabían» que algún día caminaría
erguido por el planeta, haciéndose dueño y señor del mismo y del resto de las otras especies. El germen de lo que más
tarde sería vida humana estaba dispuesto; aquellas bacterias denominadas hoy extremófilas, azules, rojas y amarillas,
iban a superarse a sí mismas, creciendo y creciendo y desarrollándose desde dentro hacia fuera, lo mismo que el
universo que las había creado; y toda la vida iría así surgiendo en aquél lugar que millones de años más tarde sería
conocido como África.
Y así rué que la vida florecía en Pangea y todo creció y se expandió durante millones de años hasta que un día las
constantes mutaciones que realizaban algunos de aquellos atlantes, dieron lugar a una especie terrible y depredadora,
hace de ello ahora más de 200 millones de años; esta especie poco a poco agotó recursos y peleó entre sí, rompiendo
cadenas genéticas importantísimas, así fue que Uranius decidió «mandar» también a sus hijos celestes, los Titanes,
«meteoritos», para que destruyesen a dicha especie mulante, depredadora y feroz; entonces intervino Helios y antes del
cumplimiento de la catástrofe, mandó rescatar a algunos inocentes habitantes de aquél entonces de Pangea, que eran los
hijos de sus hijos, los Atlantis, llamados entonces sílfides, salamandras, gnomos, duendes, ondinas, etc., y ordenó que
fueran protegidos en lugares preparados de antemano, donde también llevó a todas las demás especies de flora y fauna,
para que perdurasen durante la oscuridad que reinó por doquier, durante más de mil años en Pangea, y todo durmió
hasta que, pasados éstos, Helios de nuevo, con su Luz y calor, produjo el Orden para que la vida volviese de nuevo a
florecer, permitiendo entonces que los descendientes de los antiguos habitantes rescatados antes de la hecatombe y las
demás especies antiguas, esta vez más crecidas y evolucionadas, poblaran de nuevo a Pangea, quien desde entonces se
llamó SARA'S, ordenándoles que no creasen más mutaciones aberrantes, que no jugasen a Dioses, aunque supiesen
que lo eran.
La gran piedra meteórica que cayó del cielo había partido el único continente de entonces en tres trozos; uno de ellos se
había alejado más que los otros dos, que aún permanecían unidos, cuyos habitantes eran ya más inteligentes que los
primeros pobladores multicelulares, pues ahora podían intercambiar su ADN, a lo cual se le denominó «procreación» y
fue el método más rápido de ascender la cadena evolutiva. Y la vida creció y creció, y se expandió.
Pero una vez más los avances evolutivos y tecnológicos de los descendientes Adames harían germinar una mala hierba
llamada soberbia, dando comienzo a las primeras batallas y confrontaciones entre unos y otros y la vida comenzó a ir
en cierto desorden y caos, hasta que un día surgió una fuerte implosión debido a las energías que algunos habitantes
manipulaban inadecuadamente, y comenzó a dejarse sentir una gran reacción en cadena que amenazaba con destruirlo
de nuevo todo. Helios y muchos de sus hijos solares intervinieron de nuevo para que los más inocentes de todos
aquellos seres escapasen al holocausto, y así muchos fueron rescatados, menos aquellos a los cuales el temor les llevó a
esconderse en las cuevas más profundas de Sara's, los cuales quedaron atrapados mientras las bocas de las cuevas eran
cerradas por grandes piedras. Las vimanas o naves solares recogieron cuanto quería ser salvado llevándoselos a sus
estaciones siderales a muchos años luz de aquél planeta. Entre los que partieron en las vimanas había un niño llamado
Karim —dijo la anciana— quien en ese momento puso sus ojos en uno de tantos niños que la escuchaban y
señalándolo dijo: (19)
— Tu antepasado más antiguo,
— ¿Mi antepasado más antiguo?, repitió el niño.
— Si, dijo la anciana. Hay muchos humanos actuales que lleváis genes de aquellos ancestrales seres solares atlantes,
quienes surgieron en el continente africano y se expandirían por toda la Tierra, creando evolución a pasos agigantados.
Sois los niños «índigo».

— Y prosiguió-

Este Karim, junto con otros Atlantes y demás habitantes de Sara»s, fue trasladado a la llamada Constelación del Canis
Majoris, y de allí a una de sus estrellas llamada Sirio C (la tercera estrella femenina), y fue este Karim el encargado de
ir contando a sus propios descendientes cómo sus ascendentes casi destruyen aquél planeta, por su orgullo y soberbia
científica, y así fue que a los que escuchaban este relato con el paso del tiempo, les fue surgiendo el deseo de devolver
algún día tanto mal con algún bien, y como Helios todo lo escuchaba, cuando cesó el período glaciar y el planeta Sara's
estuvo de nuevo preparado para recibir vida biocósmica; pidió a los descendientes de aquellos primeros atlantes,
refugiados en Sirio C, que descendieran en sus vimanas hacia Sara's y ayudaran a la evolución de los descendientes de
aquellos que por miedo se habían quedado encerrados en las cuevas más profundas, perdiendo por ello sus capacidades
sensoriales e inteligentes ya conseguidas anteriormente, y que les devolviesen a los que aún quedasen vivos
gradualmente estos bienes perdidos de inteligencia y memoria humana.
Y así fue como —dijo la anciana— surgió un tiempo en que los vimanas y sus tripulantes celestes regresaron al planeta
Sara»s una vez más, pero en esta ocasión los habitantes que existían se vieron cara a cara con lo que habían sido antes,
y mientras los descendientes de aquellos primeros pobladores eran grotescos y de pocas funciones cerebrales debido a
que sus ascendentes durante miles de años fueron subsistiendo dentro de las cavernas de la tierra yendo en una
regresión involutiva, hasta que pudieron de nuevo aflorar de nuevo a la superficie terráquea, los herederos de aquellos
antiguos atlantes, recién llegados desde el sistema del Canis majoris, eran por el contrario hermosos e inteligentes.
Estos seres hermosos e inteligentes percatados del gran daño que sus ascendentes habían hecho a estos ahora casi
animalescos seres, se dispusieron a ayudarlos con su tecnología avanzada; y durante años aquella especie de
características animales fue transformándose y de todas las especies transmutadas una de ellas llamada
AUSTRALOPITHECUS, desarrollada en las cuevas más profundas, justo antes de las últimas glaciaciones
(Pleistoceno Inferior), sería, junto a la llamada PITHECANTROPUS, la que mayores posibilidades de subsistencia
cerebral inteligente tendría. Y fue con la mutación constante de ambas, hasta el llamado Paleolítico Superior, que irían
surgiendo los nuevos habitantes más erguidos y menos simiescos del planeta, el cual se comenzó a llamar poco a poco
«Tierra», e irían surgiendo especies evolucionadas hasta llegar al denominado Homo Sapiens, y todo realmente en un
tiempo récord, gracias a la intervención de aquellos seres celestes llegados de Sirio, Orión y las Pléyades, antiguos
Atlantes, que compadecidos del atraso surgido, aceleraron el proceso evolutivo.
Para los habitantes peludos y cavernícolas -siguió la anciana- aquellos seres llegados de los cielos serían tenidos como
ángeles o dioses. Y así fue que un día estos hijos de los cielos (20) tenidos por dioses (antiguos Atlantes) se
«mezclaron», por verlos hermosos también, con los hijos e hijas de la Tierra (Homo Sapiens); y tras esta mezcla fue
cómo rápidamente aquellos antiguos pobladores del paleolítico, hasta el Neolítico, fueron creciendo en inteligencia y
desarrollándose aún más en modos de comportamiento que iban desde los más salvajes, en la especie llamada
Neardhentalis, hasta los llamados Cromagnon, ambos descendientes genéticos de aquellos antiguos Atlantes.
Y pasó el tiempo y mientras Neardhental iba desapareciendo de modo rápido debido a su afán depredador entre su
propio clan, Cromagnon subsistía y evolucionaba formando clanes y poblados a las orillas de los ríos en agrupaciones
de caza y pesca y sería en unas tierras llamadas Ur de caldea, centro de Euroasia, donde estos habitantes descubrirían la
posibilidad de la agricultura y la ganadería, y de estas tierras saldría el llamado pueblo elegido por aquellos dioses
atlantes: los hebreos, quienes darían lugar a la mezcla de razas que serían llamados «los semitas».
En aquél entonces, tanto Neardhental como Cromagnon usaban el pedernal como material para hacer sus herramientas
al uso defensivo y utensilios varios y sería en la edad de piedra seguramente pulimentando este elemento de la
naturaleza al punto que su choque haría surgir las chispas lo que les procuraría el descubrimiento del fuego, fuego que
de seguro también les vino dado de un modo causal por aquellos llamados Dioses, ya que fueron éstos quienes les
descubrieron a los homínidos de aquél período el uso y las propiedades del pedernal y también sería buscando este
material que se comenzaron a excavar las primeras cuevas dentro de la tierra que luego les protegerían de los fríos y de
los animales y fue excavando algunas de estas cuevas que los descendientes del hombre de Cromagnon descubrirían
más tarde en el Neolítico las minas de cobre y estaño, que darían lugar a la aleación de bronce, floreciendo a partir de
ahí en toda la zona llamada Mesopotamia las civilizaciones más grandes y cuyas culturas inundarían la tierra con
mayor evolución.
La anciana Sophia se removió en su cojín observando a los pequeñuelos y prosiguió con su historia.
Queridos niños y niñas:
Habéis de saber ahora que sobre todo fue en la llamada edad de los metales, entre el descubrimiento del cobre y del
hierro, a las orillas de las cuencas, en la zona baja de los ríos Eufrates y Tigris, que en este país llamado «Ur de
Caldea», existiría una época neolítica considerablemente superior al resto de los demás lugares de la tierra; debido a
que los habitantes de estos parajes mesopotámicos eran los pobladores que más habían recibido una fuerte influencia
de los llamados Dioses, antiguos atlantes, quienes en aquél tiempo, al mezclarse con ellos, les dotaron en su interior del
germen de un sistema de confianza mutua y sabiduría ancestral (glándula pineal) que iba a conseguir que los moradores
de esta zona llamada Ur, en Mesopotamia, y aún en otros lugares, alcanzasen un pronto mayor desarrollo, pues aquella
pequeña simiente, como «grano de mostaza», contenía todo cuanto los habitantes de aquellos lugares necesitaban
poseer, cerebral y corporalmente hablando, para el continuado desarrollo evolutivo de la especie, llegando a saber todo
sobre formas y medidas de creación y construcción, siendo los elegidos como depositarios de la sabiduría de los
ancestrales seres venidos del Sol.
(21)Y sería concretamente a unos personajes que nacerían en aquella Mesopotamia antigua, en un lugar llamado fardes (entre los
ríos Tigris y Eufrates) a los que más secretos concederían éstos ya considerados por todos los habitantes de la Tierra como Dioses
(quienes no eran tales en su realidad intrínseca, aunque sí por lo adelantado de su mente); estos dioses -explicó Sophia- eran en
realidad una mezcla descendiente de los propios ascendentes terráqueos (no olvidéis niños que el polvo cósmico unido al agua
salina de la tierra generó todo lo conocido, así que estos dioses eran descendientes de aquellos antiguos primeros Atlantes,
rescatados hacia Sirio C gracias a los hijos de Helios, llamado «Sol» a partir de entonces por todos estos dioses, por ser la única
luminaria que perduraba brillando en los cielos, quien daba parte de su Luz primeramente a Selene y a la propia Tierra y luego al
resto de sus hijos que giraban en torno a él, conocidos como Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno).
Y serían estos personajes nacidos en el Fardes (que quiere decir «paraíso») entre los ríos Tigris y Eufrates, en el período Neolítico,
los creadores de una estirpe genética de adoradores de aquellos seres tenidos por divinos, que luego se expandirían por todo el orbe
terráqueo, creando clanes y pueblos con fuertes ritos y costumbres muy similares de culto a estos dioses que en sus vimanas se
paseaban de vez en cuando por todos los cielos de la tierra, y sería en la zona llamada «Ur de Caldea» y en su entorno inmediato
que irían naciendo también más tarde descendientes de éstos personajes que serían conocidos como los «Justos», por su bondad,
mansedumbre y Amor al que denominaron Dios Único, dejando de serles importantes los demás dioses, que habían sido o iban
siendo creados al unísono por las distintas culturas del momento. Y así, en algunos lugares de la Tierra, surgiría el culto
monoteísta, que este pueblo adoraría.
Ur de Caldea, antigua ciudad de Mesopotamia situada actualmente entre Bagdad y el extremo del Golfo Pérsico al sur del curso
bajo del río Eufrates, estaba en aquellos tiempos neolíticos bien situada para comenzar el desarrollo del comercio y la navegación,
ya que el Eufrates fluía alrededor de sus murallas con accesibilidad al mar.
De aquellos antiguos primer hombre-mujer Homo Sapiens (seres dotados de inteligencia propia), surgirían dos hermanos, con sus
sendas hermanas mellizas. Uno, manso y trabajador y otro vago y pendenciero, el cual, presa de envidia, mataría al otro con la
quijada de un burro, y por ello sería desterrado de la zona llamada Fardes por uno de aquellos dioses, quienes viajaban en sus
vimanas y lo veían todo; su madre tendría más tarde otro hijo llamado «Set», el cual sería el padre de Enoch, quien le nació a Set a
la edad de 105 años y tanto los demás hijos de Set como los de este Enoch, llevarían impresos en sí mismos la «imagen» de su dios
(su código genético).
Enoch, hijo de Set, sería el bisabuelo de «Noah», quien tendría un papel importante más tarde cuando la divinidad se enfadase con
sus criaturas. Tenía este Enoch un talante profundo y bondadoso, cuando a los 65 años engendró a Matusalén; las historias que han
llegado a vuestros días, -dijo la anciana-, sobre Enoch dejan entrever que aquellos dioses le ascendieron en vida a sus vimanas
(naves) creando así una especie de leyenda mítica sobre su ascendencia Divina que luego iba a percutir en la moral de sus
descendientes; el primero de los cuales fue Matusalén, quien tuvo gran estirpe de hijos e hijas y que fue a su vez padre de Lámele,
quien a su vez engendraría a Noah, el cual tuvo a Sem, Cam y Jafet por hijos.
(22) Este Noah llegaría a ser muy venerado, junto a Enoch y otros, como uno de los hombres más Justos del pueblo elegido por
aquél Dios llamado Yahvé. Este Noah es considerado en las historias de las muchas culturas de Oriente, aún hoy en día, como el
segundo padre de la humanidad, cuyo ADN ha llegado incluso hasta nuestros días, ya que junto a sus familiares más cercanos y
toda la flora, fauna y demás especies del planeta entero fueron los únicos sobrevivientes a la época conocida como el diluvio
universal, el cual ocurrió hacia al final de Paleolítico superior, siendo este Noah y sus descendientes quienes poblarían desde el
Neolítico en adelante las tierras de la Mesopotamia alta, baja y media, así como muchas otras zonas del orbe, y sería así que desde
aquél diluvio, quedarían Noah y sus descendientes como herederos de la estirpe genética de aquellos primeros hombres y mujeres
nacidos en el Fardes Meso-potámico y que eran descendientes a su vez de los primeros gérmenes de vida generados por el polvo
cósmico y el humus terráqueo, hijos del Sol Atlante.
Así, a partir de aquél Noah, cada «nuevo padre» iba a implicar la regeneración de la especie llamada humana, comenzando en
Noah la llamada «era preadámica» en los períodos correspondientes a Leo (10.000 a.C. a 8.000 a.C), Cáncer (8.000 - 6000 a.C.) y
Géminis (6.000 a 4.000 a. C.); curiosamente, los máximos exponentes de la descendencia de este Noah, hasta la llegada del nuevo
Padre genético de humanidad llamado J.C., surgirían en las llamadas eras Tauro y Aries.
- Sigamos, dijo Sophia,
La estirpe de Noah es pues la del ancestro de quien más proviene el ADN atlante o divino actual de muchos de la especie llamada
hoy en día humana, quienes a su vez también llevan en su gen 22 el mismo ADN de aquél primer varón-varona completo del
Pardés mesopotámico. Tras el llamado diluvio universal, el renacer de esta nueva descendencia racial preadámica no estaría exento
de errores y conflictos, pero para entonces ya no habría más holocaustos totales, determinados anteriormente por los universales
Seres que viajaban en sus vimanas (naves) pues fue este Noah, quien había conseguido del llamado dios Yahvé un pacto, y éste
había firmado la paz para los hombres y mujeres del entonces llamado planeta Tierra, y para probarlo les creó un enorme arcoiris
en el cielo, como promesa de que nunca más llovería 40 días con sus noches y que jamás se volvería a aniquilar a toda la
humanidad.
Así que, queridos niños -dijo Shopia-, la raza humana actual no exenta de errores y de atentar contra el propio planeta, debe estar
agradecida a este ancestro suyo llamado Noah por conseguir de los entonces dioses cósmicos, dueños y señores del planeta, que
como en el pasado, no destruyan toda la vida, al ver los desafueros de aquellos a quienes ellos han generado; digamos que de
alguna manera Noah fue quien consiguió el famoso libre albedrio humano.
Y fue también este Noah, que era sobre todo agricultor, el que un día recibió de aquél dios llamado Yahvé, pues éste le amaba en
profundidad, un pequeño árbol del que saldría la vid y así fue que Noah sembró los primeros viñedos; en la zona de Ur el clima era
cálido y apropiado para el éxito de las vides, así como también el trigo, la cebada, los olivos, las higueras, etc.
Un día que Noah estaba ebrio del vino de Yahvé, resultante de la prensa de sus uvas, fruto de la viña, y que le hacía bailar
contento, uno de sus hijos, Cam, lo descubrió y se burló de (23) él, mientras lo otros dos lo tapaban y protegían. Esto,
aparentemente nada importante, sería lo que haría que surgiera la división entre los hijos de Noah, cuyo resultado histórico daría
lugar a muchas guerras, pues Noah maldeciría a Cam y lo desterraría, dando lugar así al surgimiento de los enfrentamientos entre
familias.
Pero en medio de los odios, tanto en Ur de Caldea como en Canaán y en los diversos pueblos de toda la Alta, Baja y Media
Mesopotamia, también irían surgiendo una raza de seres sabios y justos, llamados los «Melkisedec, cuyos encuentros y recuerdo
permanente de los Dioses les harían conocedores de muchos más secretos que resultarían en la evolución de todo un entorno
inmediato, con respecto a otros pueblos menos amantes del rito y el culto al llamado Yahvé, del cual los habitantes de Ur y Canaán
eran los más dedicados en profundidad a dicho culto, por entender que Aquél era el dador de todo cuanto poseían, desde el trigo
abundante que crecía y que convertido en harina daría el pan, hasta las vides productoras de uvas y éstas del vino que junto a la
leche de las cabras y la carne de los corderos, así como la miel, formaban el alimento supremo de estos pueblos que adoraban a sus
protectores los dioses y entre ellos a Yahvé, hijo directo del Sol, a quien llamaban Luz de Luces, Luz de la que devendrían más
tarde doce esferas o planetas con sus doce nombres Divinos y que sería llamado el árbol de la Cábala, en recuerdo de aquellos días,
en que aquél Sol de los cielos era su Luz de Luces: el Absoluto, quien calentaba la Tierra que producía el trigo y la vid y todo lo
demás; y así el pan y el vino se fueron convirtiendo en los elementos, junto a la sangre de los corderos de las ceremonias, que en
los altares se brindaban a esos dioses y de ellos Yahvé los regía a todos, y sería un hombre llamado Moisés, también descendiente
de este Noah, quien daría a conocer sus leyes universales, leyes que serían transgredidas y ocultas por el paso de los tiempos,
siendo retocadas a voluntad del poder terrenal y eclesiástico reinante. De aquellas leyes antiguas, la primera decía así:
— Amarás a tus semejantes como te amarás a ti mismo y haciendo ésto amarás al señor tu Dios.
Dejando claro con esta Ley que dentro del ser llamado humano estaba en germen (glándula pineal) el Dios que lo había generado,
en simiente.
Uno de los temas, -queridos niños- que más os debería llamar la atención de la historia de la humanidad, -dijo la anciana—, es la
avanzada edad que alcanzaban algunos de aquella época, como Noah o sus descendientes, siendo muy posible que ésto tuviera
mucho que ver con los taninos, elemento necesario para la elaboración del vino, ya que evitaban la descomposición de las
proteínas provenientes de los animales herbívoros que comían y también de la fermentación de los hidratos de las harinas que
tomaban como pan ácimo. Los descendientes de Noah tenían tal vez por ello prohibido comer carne de animales no herbívoros,
porque así se lo habían ordenado aquellos Dioses (Atlantes) desde sus vimanas (naves solares), y fue Noah, tras el diluvio quien
volvió a plantar y extender por toda la cuenca mediterránea todas aquellas semillas, regalos de los Dioses, dando lugar al
florecimiento de la agricultura, la ganadería, la artesanía, que durante la época neolítica surgiría por todas partes. Noah tenía
también de su intimidad con Yahvé el conocimiento y la sabiduría de un sistema de medidas (24) y formas que le procuraron
dichos dioses para construir el «arca», con la cual salvó la «vida» de los suyos y de las especies protegidas. Este sistema de
medidas le dio a Noah y a sus descendientes y éstos a los descendientes de sus descendientes la posibilidad de concebir todas las
formas geométricas posibles, las cuales pasaron a estar dentro de una caja llamada «Arca de la Alianza», y cuando este arca se
abría emitía una gran luz que emanaba de las formas arquitectónicas, con las que más tarde David y Salomón construirían el
templo de Jerusalén, y también con las que los antiguos Sumerios, tras robarlas al pueblo semita en uno de sus muchos asedios,
pudieron construir sus Zigurats, incluida la famosa torre de Babel, con la que soñaban alcanzar a aquellos dioses de los antiguos
hebreos en sus vimanas.
Pero volvamos a Noah, para quien EL DIOAMANDO (dios amando) o formas de luz encerradas en aquella Arca de la Alianza y
dadas por los Dioses se convirtieron en un sistema de confianza y Sabiduría, con el que a través de sus connotaciones
ideogramáticas era posible transmitir a la mente de cualquiera que mirara dichas imágenes, sensaciones e ideas que en aquellos
días no podían lograrse de ningún otro modo; también estos ideogramas facilitaban el que cualquiera pudiera entenderse por
aquellos días en los que tantos pueblos con su particular modo de comunicación existían. Este dioamando o eneágono (lenguaje de
las estrellas), como también se le empezó a conocer, surgió como un lenguaje de signos fáciles para todos los pobladores de la alta,
baja y media Mesopotamia, un lenguaje que se convertiría poco a poco en un tesoro y en un modo de confiar los unos en los otros.
De este lenguaje, el símbolo de «EL pez» representaba reconocer la descendencia directa atlante en el otro, la antigüedad
primigenia, pues se sabía que toda la vida conocida había surgido en el amar (este signo lo usarían muchísimo en el período de las
persecuciones romanas los seguidores del nuevo padre edénico, J.C., para reconocerse y ayudarse entre ellos).
El poseer de este sistema o lenguaje proveniente del Arca de la Alianza por muchos de los pueblos colonizadores de la
Mesopotamia antigua, explicaría el crecimiento simultáneo de civilizaciones cuyas culturas tendrían ritos y costumbres muy
similares, y sobre todo la enorme evolución y riqueza de algunos de estos pueblos como los sumerios, los asirios, los caldeos, los
persas, egipcios, etc., cuyo rápido florecer no deja dudas en la historia, que fue a través de sus entronques guerreros, culturales y
genéticos con el pueblo que se había elegido así mismo para amar a su dios único.
La Joya del Dioamando que era la visión del eneágono original con todos los secretos de su interior, guardados en el Arca de la
Alianza, perteneció durante mucho tiempo a este llamado pueblo elegido porque éste respondía más que ningún otro a los reclamos
del Dios Yahvítico, pero siendo éste un Dios celoso, también «la Joya» pasaba de mano en mano a otros pueblos, cada vez que el
suyo le era infiel o le abandonaba y era por ello invadido y saqueado; de todas las estirpes de su pueblo elegido, Noah y sus
descendientes serían los mejores representantes. Y sería de la descendencia de Noah que surgiría Terah, cuyo hijo, más tarde el
llamado Abram, recibirá de nuevo órdenes directas, lo mismo que Adán y Enoch y Noah, de aquél Yahvé. Una de esas órdenes le
mandaría trasladarse desde Ur a Canaán, donde los descendientes de aquél Cam y Canaán (Hijo y nieto de Noah, también) daban
culto a Baal (el cual no era más que la versión cananita de Yahvé). Aquí tenéis que entender —dijo la anciana— que este culto a
Baal no era más que una pataleta de los cananitas, los cuales (25) no dejaban de ser también descendientes de Noah y aunque no
querían dar culto abierto a Yahvé para no igualarse a los semitas, se lo daban, pero con otros nombres.
Este Abram obedece a Yahvé y vive en Canaán y levanta altares rechazando a Baal, y será este mismo Abram, quien sin embargo
más peleará y se enfrentará con su dialéctica a Yahvé, llegando incluso a dudar de sus promesas y a desobedecerle en más de una
ocasión, hasta el punto en que Yahvé lo pone a prueba de obediencia en un momento de su vida, exigiéndole matar a su único hijo
Isaac.
Y queridos niños, he aquí lo interesante de esta historia que os relato, pues será este Abram otro de los Padres que dará comienzo a
una estirpe o cadena genética de seres terrícolas que se irán revelando contra el llamado Yahvé, exigiéndole más que
obedeciéndole a ciegas. Y lo curioso es que Yahvé, que era sobre todo un dios celoso de los suyos, aplaca su furia e ira divina y
terrible gracias a la intervención de este Abram y de sus hijos directos y los hijos de éstos.
Cuando Abram tenía 75 años, Yahvé le pide que sea el Padre de un gran pueblo que El hará surgir de su descendencia, y así, entre
mandatos y exigencias, vive Abram, quien va y viene de Ur a Canaán varias veces y cuando las hambrunas surgen también en
Canaán, Abram se va a Egipto, volviendo de allí acompañado de gran riqueza en ganado y enseres que el soberano Rey de Egipto
por circunstancias curiosas y engaños que Abram urdía le había concedido.
Cuando regresa a Canaán los pastizales de las montañas de Betel son insuficientes para él y su sobrino Lot y Abram da a elegir a
Lot dónde poner sus tiendas y animales a pastorear; Lot, egoísta, elige las mejores tierras (el llamado valle del Jordán), mientras
que Abram, aún amante y confiado de Yahvé, cede por creer en la palabra de Yahvé de que algún día sus descendientes tomarán
posesión de lo que Lot ahora le quita. Yahvé le premia su confianza, pidiéndole que camine hasta donde El le indicará y es así que
se establece en Mambre (Hebrón), en un encinar en el que el patriarca erige un altar a Yahvé y allí permanecerá tranquilo hasta
que, por primera vez, puesto que él era sobre todo pastor, tiene que asumir la función de jefe militar de su clan ya que su sobrino
Lot y familia han sido hechos cautivos.
Abram reúne entonces 318 hombres de su clan y sale en persecución y derrota del enemigo invasor en las cercanías de Damasco,
rescatando a su sobrino y recuperando el cuantioso botín que habían tomado los monarcas invasores y aún más que éstos poseían.
Y aquí viene el dato curioso de nuevo -cuenta la anciana Sophia-, pues es en ese momento cuando Abram retorna de regreso a
Canaán, que tras la gran batalla y el éxito victorioso le sale al encuentro un extraño personaje al cual la historia parece haber
obviado en su profundidad, llamado Melquisedec, quien desciende de uno de aquellos grandes vimanas y se nombra servidor
directo de un dios amante y bondadoso, denominado Adonay -Señor-, saludándole en su nombre así a Abram:

«HE AQUÍ ABRAM QUE POR HABER SEGUIDO LOS PRECEPTOS DEL DIOS VERDADERO HAS HALLADO GRACIA A SUS
OJOS Y ESTA TIERRA QUE PISAS Y QUE OBEDECIENDO LA VOZ DIVINA HAS DEFENDIDO DE SUS ENEMIGOS, SERÁ TAN
FÉRTIL PARA TUS DESCENDIENTES Y ÉSTOS A SU VEZ TAN NUMEROSOS COMO LAS ESTRELLAS EN EL CIELO, DE MODO
QUE TODA LA TIERRA QUE PISEN TUS DESCENDIENTES SERÁ TAN BENDITA COMO ÉSTA QUE TU PISAS EN EL DÍA EN EL
QUE HAS HALLADO GRACIA A LOS OJOS DEL DlOS ABSOLUTO.
(26)
Y entonces este Melquisedec bendijo a Abram con pan y vino, lo cual hizo para indicar que ya Abram y su descendencia
pertenecerían a la orden secreta de los Melquisedec (sacerdotes y reyes divinos), que eran hijos directos, amantes y amados del
Dios denominado Adonay, diferente a aquel Yahvé, el cual iría poco a poco desapareciendo, pues Adonay era un dios benevolente
y mucho menos sanguinario que Yahvé. Más tarde, J. C., un nuevo Melquisedec, sería su hijo revelado al orbe terráqueo.
Abram tenía 86 años cuando ésto le ocurre y Yahvé, celoso de que Abram «conociese» a Adonay, le da entonces unos sueños
donde le revelará que sus descendientes permanecerán errantes y cautivos de otros pueblos durante más de 400 años; así Yahvé se
venga por ser suplantado, y será un nuevo Melkisedec —rey y sacerdote divino-, apoyado por Adonay, el libertador de esta
venganza Yahvítica; este hombre divino se llamará Moisés, y hará regresar a Canaán, la tierra prometida de leche y miel, al pueblo
elegido; y aquí podemos constatar cómo Yahvé de nuevo interviene de forma terrible. Quizá, queridos niños, en este momento
podáis comprender cómo se instala la dualidad. Hay un dios yahvítico castigador (hemisferio izquierdo), otro, al que denominan
«el invisible», o Adonay, que es más protector y amoroso (hemisferio derecho), quien le da al sufriente pueblo elegido las tablas de
la Ley y también les dio a conocer entonces la extensión de la tierra prometida que abarcaría desde el torrente de Egipto en el Sinaí
hasta el Eufrates.
Cuando tenía Abram 99 años, Adonay se le aparece de nuevo en sueños y le promete un hijo de su esposa Sarai y, como señal de
su unión con El y el abandono total de lo Yahvítico, le cambia el nombre tanto a él como a su mujer, y a partir de entonces le dice
se llamará Abraham, que quiere decir «Padre de muchos pueblos» y su mujer se llamará Sara, que quiere decir «princesa»,
anunciándole que su estirpe se esparcirá por toda la tierra, llegando a ser más numerosa que las arenas del desierto y las estrellas
del cielo. Al poco también le anuncia que pese a su avanzada edad y la de su mujer, tendrá un hijo que nacerá de ambos y que
deberán llamarle Isaac, que quiere decir «el que siempre ríe». Además le pide que lo crea. Y aquí vemos la intervención en la
historia del antiguo Yahvé, a quien le gusta desde entonces hacerse pasar por el invisible Adonay y es quien pide la circuncisión de
todos los varones, siendo Abraham el primero que la realiza, a sus 99 años; tanto Abraham como Sara no creen posible a sus
edades tener otro hijo y dudan de Adonay; tal vez por eso Yahvé se les cuela.
Abraham ya tenía de Agar a Ismael, pero Agar era joven mientras que Sara tenía 90 años. Pese a las dudas y tras la llegada de tres
visitantes celestes enviados por Yahvé para ir a destruir Sodoma y Gomorra, es que nace un año más tarde este Isaac. Sara será una
de las primeras mujeres del pueblo elegido que a partir de ahí darán a luz de un modo mistérico, o por la gracia de Dios, lo mismo
que más tarde también lo harán las madres de Juan el Bautista y J.C., descendientes ambas de este Abraham por la línea directa de
la casa de David. Así que Isaac es un primer descendiente directo de este Dios, amoroso y dador, que a partir de ahí va a ser el
antagónico Yahvítico.
Si observáis la historia, queridos niños, curiosamente es este Abraham (lo mismo que Noah en el diluvio) quien intercede ante los
llamados dioses para que perdonen a los habitantes de las ciudades de Sodoma y Gomorra en otros de sus muchos debates divinos.
Aquí es interesante añadir que este concepto trascendental de que los «pecadores» a los ojos de estos dioses se salvasen por la
inocencia de unos cuantos fieles, será lo que abrirá el (27) camino a la posibilidad de la total encarnación de estas divinidades en
un hombre de carne y hueso, lo que más tarde se cumplirá en J.C. y será para salvar a un orbe mayor de humanidad que el de
aquella Sodoma y Gomorra antigua. Tal vez por ello, en todas las tradiciones culturales se dice que cada vez que la humanidad está
en cierto declive o desorden, la divinidad encarna para evitar la total destrucción de lo creado.
Sigamos...
De la estirpe de este hijo de Abraham, Isaac, nacerían Esaú y Jacob y sería éste, Jacob, (que era muy parecido y semejante a su
abuelo Abraham), quien también viviría jugando al debate con el dios denominado Adonay, siendo tan engañoso con El como con
los hombres, como lo hizo con su propio padre Isaac para conseguir la primogenitura que le pertenecía a Esau, su hermano mellizo,
quien había salido primero del vientre de su madre, con Jacob agarrado de su talón. Pero estaba claro que Dios tenía sus propios
planes con respecto a ambos, y que sería Jacob quien hallaría gracia a sus ojos, pues de su estirpe habría de nacer José, uno de los
muchos hijos de Jacob, muy amado de este Dios, el cual le bendeciría con sus dones, creándose por ello la envidia entre sus otros
once hermanos.
Un día se dice que Dios mismo luchó hasta despuntar la aurora con este Jacob, por considerarlo poderoso ante El y así era pues
terminó la lucha sin poder abatirlo, incluso pese a estar Jacob descoyuntado en la articulación del muslo, más aún así triunfó éste
Jacob y a punto de amanecer, Dios le pidió le soltara para marcharse, pero Jacob no lo hizo hasta que este Dios le mostró su
verdadero rostro y nombre y le dio su bendición, diciéndole:
- No te llamarás ya Jacob, sino Israel, que quiere decir «el que lucha con Dios» porque has luchado conmigo y con los hombres y
has vencido.
Jacob llamó a aquél lugar de la lucha con Dios «Panuel», que quiere decir «Rostro de Dios».
Este Jacob, llamado desde entonces Israel, daría su nombre a la nación judía.
Esta primera lucha de Jacob con Dios, o con lo Divino, no sería más que el símil de las muchas luchas que en su interior cada ser
humano tendría de ahí en adelante en su batalla mental con la existencia o no de lo Divino. Si os dais cuenta, queridos niños, -dijo
la anciana—, desde los tiempos de Noah a vuestros días modernos estas luchas internas con Dios y su probable o no existencia se
han ido haciendo cada vez más poderosas dentro del ser humano, tal vez porque el contacto con lo Divino también se ha ido
haciendo cada vez más relajado y distante. La idea de que sois productos de elementos cósmicos caídos tal vez por designios de
estos dioses en el humus terráqueo no hace gracia a la mayoría; sin embargo, es de una inconmensurable belleza poética. Bien,
sigamos.
En la antigüedad, cambiar de nombre implicaba siempre un momento crucial en la vida de la persona que vería sin duda alguna
cambiado también su carácter, su jerarquía y destino con el nuevo nombre. Abram fue llamado Abraham y se convirtió en lo que su
nuevo nombre indicaba, en padre de muchos pueblos. Tanto Abram como Jacob al recibir sus nuevos nombres cambiaron y
consagraron desde entonces su vida al Amor Divino.
— Pero sigamos con esta historia —dijo Sophia-,
(28)José, hijo de Jacob, fue vendido a unos mercaderes por sus hermanos, quienes no soportaban el amor de Dios a éste, mas «El»
lo preserva de todo mal y tras estar encerrado José en un pozo del desierto (el pozo de Jacob, en Samaria) va a parar a una cárcel
egipcia y de ahí a los servicios de Putifar, quien llegará a amar mucho a este José, pero por causa de la deseosa mujer de Putifar,
éste lo vuelve a la cárcel y será el copero del faraón quien esta vez le ayudará a comparecer ante él. José, poseedor sin duda de la
heredad más preciada del pueblo elegido que era el sistema de confianza y sabiduría anteriormente mencionado como Dioamando
(glándula pineal), descubre al Faraón el significado profundo de sus sueños, llegando a ser por ello un hombre muy poderoso en
Egipto, donde gracias a sus capacidades levanta y construye monumentos para el Faraón como más tarde también lo hará Moisés.
De José nacerían Manases y Efraín. José murió tras haber instituido un sistema tributario que resultó muy lucrativo para los
faraones egipcios. De los hijos de José, Efrain sería el más favorecido, pero será la progenie de Manases quien superará a la de
Efrain con las pérdidas consecuentes en el ADN por las mezclas de sangre aleatorias.
Este José, queridos niños, será el encargado de entroncar el pueblo hebreo elegido de aquél Dios denominado Yahvé y más tarde
Adonay, para que viva en esplendor en aquél lugar llamado Egipto, mezclándose con dicho pueblo, y será mucho más tarde que tal
vez se convertirán en esclavos o se sentirán como tales, hasta ser libertados por Moisés, quien lo mismo quejóse, llega a Egipto tras
azares parecidos y es considerado como un hijo por el faraón Seti I y como hermano para Ramsés. Aquí la anciana sabiduría cerró
el libro y dijo a sus pequeños oyentes:
— Si queréis saber más de esta historia que encierra los orígenes del comienzo del surgir de un sistema de confianza y sabiduría
que los dioses regalaron a los primeros habitantes del planeta Tierra, depositándolo en germen en la cavidad craneal de los
mismos, deberéis seguir el rastro de la historia y lo sucedido a partir de José hasta llegar a David (quien será el primer
verdadero Rey del pueblo elegido). Este David volverá a ser amado por el dios antiguo que viajaba en su vimana y lo mismo
que José, hijo de Jacob hizo en Egipto, será David como Rey quien logrará reunir de nuevo la diáspora de las tribus
descendientes del pueblo elegido y, como descendiente de Abraham, será este David el creador de la ciudad Santa dedicada a
Dios, llamada Salem (ahora capital de Israel), en la que gracias al «conocer» del secreto del sistema de medidas contenidas en
el Arca de la Alianza de Noah, comenzará David la construcción del primer templo de piedra para adorar al que denominará
Dios Absoluto, y será de la descendencia de este rey David que surgirá más tarde el llamado Mesiah o Salvador del mundo,
que como un nuevo Noah, al nacer, evitará la destrucción de la especie por causa de sus muchos pecados a los ojos de su
padre divino, el antiguo Adonay. Pero David también cometerá error a los ojos de Dios y Este le abandonará y sólo le
perdonará tras el nacimiento de Salomón, su hijo, quien será el que concluirá su sueño de terminar el templo para Dios. Más
tarde, los hijos de Salomón y los hijos de sus hijos volverán a perder el Dioamando (o conexión divina), comenzando la
atrofia de esta glándula y quedándose poco a poco por ello en manos de otros pueblos invasores de las culturas del
Mediterráneo sus secretos más preciados, y este intercambio continuo alteraría y mutaría el orden establecido en la sabiduría
del Dioamando, llegando la especie llamada humana, (29)civilización tras civilización, a etapas de mucha oscuridad cerebral,
sobre todo en una determinada edad, denominada el medioevo, donde la ceguera del ser humano alcanzó cotas terribles y el
cerebro sufrió una fuerte retrogradación.

Al llegar a esta parte del relato, la sabia anciana aconsejó a sus jóvenes oyentes que tras conocer la historia hasta Salomón,
buscasen en una zona llamada Alejandría para seguir rastreando el profundo poder que la Joya Diamantina había dado a quien la
poseía y avivaba. Y la anciana dijo entonces:

— Esta historia que os he contado hasta aquí es sólo una de las muchas formas que tengo de decir lo mismo; esta misma historia
del origen de la especie humana se cuenta de muy diversas maneras dependiendo de la cultura o pueblo donde se relate, pero
es la eterna HISTORIA DEL COMIENZO de los orígenes de la vida humana. Sois descendientes de seres altamente
cualificados y el nuevo milenio será el momento de reclamar vuestra heredad y retornar a la Luz que sois.

Y entonces la anciana les dibujó en el aire unas cuantas formas, llenas de colores en sus líneas que creaban triángulos, rombos,
trapecios, etc., asegurándoles que la sola visión respetuosa y profunda de las mismas les prepararía para iniciar la gran búsqueda de
la información codificada en el interior de sus cerebros; códigos que deberían también ir parejos a una búsqueda por la historia de
toda la humanidad en el exterior, viajando a los lugares mistéricos y mágicos que por el mundo estaban dispersos, para dotar al
cerebro del derecho a autorecordarse de forma idónea.

EJEMPLO:

La contemplación de uno de aquellos mándalas geométricos les llevaría a ir a buscar en la zona llamada antiguamente Fardes. Otra
de las formas les haría buscar en la zona llamada Ur de Caldea, Alejandría, Persia, etc., y así les fue mostrando diversos mándalas
llenos de colorido y de líneas, las cuales con sus números, nombres y formas les ayudarían a avivar el autorecuerdo, diciéndoles
entre sonrisas:

— Esto que ahora veis aquí es semejante a aquellas primeras imágenes que ayudaron a vuestros antepasados a evolucionar
su cerebro, crecer y multiplicarse y entenderse en un lenguaje común de confianza mutua y sabiduría y poder de creación.
Ojalá que a vosotros, queridos niños, os ocurra igual y vuestra Joya particular (glándula pineal) aposentada en el interior
y lo profundo de vuestro cerebro se despierte y vibre en armonía, creando el sonido primordial, posibilitando en la nueva
generación del entrante milenio el surgir del Cuarto Cerebro o Corazón Puro, que resuene pues en vosotros la gloria de la
corona y os de Luz y calor humanos.

Y diciendo ésto, la anciana desapareció. Y colorín, colorado, los niños índigo se dispusieron a realizar todo cuanto ésta les había
dicho y eso les hizo heredar «la tierra» al desarrollar su 4° cerebro.
(31)

Notas de la autora
Mi encuentro con el «mapa cerebral Humano»

En este nuevo libro vuelvo a penetrar aun más en el misterio del ser humano, más allá de lo que conocemos como
«persona». El trabajo interior que yo misma he tenido que realizar para llegar a escribirlo me llevó también por
caminos investigativos e intelectuales interesantes llamados ANTROPOLOGÍA, HISTORIA, CIENCIA, ARTE,
MATEMÁTICA, RELIGIÓN, FILOSOFÍA, SOCIOLOGÍA, etc., y en esa integración de la propia búsqueda, dentro y
fuera, me situé más allá del período preadámico, en las grandes glaciaciones, «conocí» a las distintas especies en
evolución y cómo éstas habían surgido y experimenté los momentos de las grandes civilizaciones y de los imperios, y
como digo en uno de mis anteriores libros «Vi lo que hace la oruga en el ojo de la pantera», es decir, fui con mi
corazón más allá de lo obvio y logré que mi cabeza lo comprendiese.
Desde muy pequeña, siempre me sentí atraída por la vida y escritos de los grandes místicos e investigadores, Cari Jung,
Teresa y Juan de la Cruz, Einstein, Gandhi, Niels Bohr, etc., para mí todos tenían algo especial: consiguieron algo más
grande que aquello que fueron capaces de expresar a través de sus obras, más allá de lo que el lenguaje capacita para
entender la psicología del alma humana, más allá de la física, y lo compartieron; todos eran místicos; sus obras no sólo
contribuyeron a la evolución de la psicología, la física o la literatura, sino que poseyeron la capacidad transcendente de
cambiar a quienes tocaban, porque estaban en el territorio sagrado de la dulce inspiración, un lugar donde se
transciende lo posible o mensible y se aceleran las intuiciones hasta hacer constatar a todo aquél que en «Ello» penetra
que hay algo más allá del dominio de lo material. Ellos lo supieron y más allá de las palabras escritas o habladas, lo
dejaron reflejado en su vida y obras. Lo que me sucedió para escribir este libro es parte de un misterio que prefiero
callar por el momento, pues surgió como una fuerza emergente, al querer conocer el primer eslabón en la cadena del
proceso evolutivo y desearía haber logrado el vocabulario correcto para ofrecerte a ti, lector, aquello que en todas mis
existencias dentro de esta vida y en otras he tocado y ojalá puedas «ver» limpiamente tu esencial ser, más allá de los
velos de lo dogmatizado, simplemente con el auténtico poder que mueve los campos de fuerza de este doble hogar
llamado cuerpo humano y planeta tierra. Ser multisensorial es lo que te deseo que alcances; este libro, lo se, va a
contribuir a que «viejos sistemas de experiencia humana» queden un tanto obsoletos y hará surgir un nuevo sistema
más avanzado de cómo lograr mayores cotas de inteligencia y autodesarrollo personal, y no es que al viejo sistema le
faltase algo, lo tenía, pero tan oculto que a los más sencillos les era muy complicado de obtener, y como dicen los
viejos sabios «es hora de que lo oculto sea revelado a todos» los que así lo precisen y deseen transcendencia.
(32)Este libro, desde la perspectiva del universo, no es de comparación, ni de lenguajes inferior o superior, sino que
busca eliminar lo limitador y propone generar oportunidades, para llegar a ser un humano multisensorial, que es más
que creer sólo poseer cinco sentidos; hemos de dar paso a lo multisensorial con la misma facilidad que dimos paso a la
electricidad y abandonamos el uso de la vela, aunque ello no convirtió el uso de la vela en algo negativo; seguimos
usando velas de vez en cuando, pero tenemos más posibilidades gracias a otras formas de obtener luz y calor. Los seres
humanos (los que ya lo somos totalmente) poseemos el don de compartir percepciones y que éstas pueden ayudar a los
demás en su viaje. No existen expertos en experiencia humana, lo único que podemos ser es «vasos comunicantes», y
lo que comuniquemos debe alcanzar el valor de contribuir a que los sordos escuchen, los ciegos vean y los paralíticos
caminen, para que todos los aún incapaces en «Serpor si mismos y desde sí mismos» aprendan a moverse con
«Gracia», a pensar con claridad y a sentir con autenticidad que cada uno de nosotros somos los verdaderos artífices
(artistas), capaces de modelar nuestras propias vidas y hacer que éstas sean óptimas, o todo lo contrario; en una
palabra, es hora de dejar de ser tan «proyectivos» y ser más cada quien, quien es. Es hora del SALTO CUÁNTICO
HACIA LA HUMANIZACIÓN VERDADERA.
Nos movemos en un momento de cambio trascendente y este libro, y nosotros sus arquitectos y constructores,
queremos contribuir a que se dé el salto cuántico con soltura y cierta «facilidad», tal vez porque sabemos de lo
importante que fue el sentirnos y sabernos ayudados de lo invisible, en el nuestro propio, así que ánimo y adelante!!
Este libro es el resultado de mi propio viaje hacia lo profundo e interior de mi misma, donde desde la propia
comprensión de mi rasgo base y de sus figuras geométricas un día por fin logré ampliar mi inteligencia y abrir mi
consciencia a las visiones heliogónicas que el Sagrado Diamante del Cosmos y sus Moradores desde siempre me
habían ofrecido, y así fue que logré mis primeras edificaciones esenciales cuando encontré un buen día al fin la piedra
filosofal o figura trapezoidal que hizo posible mi surgir en espiral y que ello me convirtiera en un templo viviente
donde el Espíritu iniciaba su transcendente viaje, inundándome con el agua de la vida, lo cual consiguió hacer posible
no sólo el conocerme a mi misma profundamente sino que a la vez «conocí» al Universo y a su Creador, y todo ello me
penetró y el amor incondicional se hizo Dueño y Señor de mis Moradas. Tal vez por todo ello me fue dada la
posibilidad de ir abriendo técnicas «nuevas-antiguas» y vertientes penetrando territorios Sagrados como la Kábala, la
Astrología, el Tarot, la Psicología y en la que hoy se conoce como Eneagrama y que desde tiempos ancestrales es el
dioamando, o la Sabiduría de las medidas de las primordiales ENEADAS (estrellas).
En el capítulo 4° podrá el lector encontrar un resumen detallado de los nueve tipos de personalidad básica, en forma de
fichas rápidas de aprender y memorizar, conteniendo una amplia descripción psicológica. Toda la información
expuesta en este capítulo servirá para ser empleada en la profundización personal de cada quien, aplicándose a cada
mándala; así comparto mi visión particular de la verdadera profundidad del eneagrama antiguo con este de hoy en día;
un eneagrama que muestro sobre todo desde un aspecto místico y visual: CONTEMPLATIVO, con numerosos dibujos,
referenciando lo intelectual de los mismos a través del necesario texto. Al unir estos resúmenes psicológicos en los
mándalas aportados, se podrá
(33) jugar y evaluar con nuevos caminos de apertura de consciencia e inteligencia, no sólo ya a niveles psicológicos si
no también espirituales.
Al libro lo llamo «el desarrollo del cuarto cerebro» porque tiene en sus profundidades la capacidad de despertar el
corazón y conectarlo al cerebro y viceversa, abriéndonos al Néctar de la Vida, la Jalea Real, el Vino del Gozo-, el
Secreto del Vacío, y todo ello es lo que avivará en ti, amigo lector, el surgir de la posibilidad de comunicar tu corazón
y cerebro con el Alma Inmortal. Este libro también se titula el ojo de la sarmouni por ser éste el nombre por el que el
gran Maestro y poeta Rumi cuando me «habló» en mi corazón me nombró; significa abeja, la cual pese a ser algo
diminuto, tiene entre sus muchas capacidades la cualidad en su ojo de ver la diversificación de lo «uno» observado, no
dejando de ser ese «uno» todo y lo mismo, lo cual es el objetivo del trasfondo profundo de la Sabiduría del Verdadero
Eneagrama, una ciencia y un arte milenarios cuyos orígenes se remontan al principio de la época neolítica, que nos
enseña que aún pareciendo muchos, en realidad somos uno.
Como te relato al principio en forma de cuento, has de saber que, sobre todo, lo profundo de esta Sabiduría ancestral
fue creada por cerebros divinos y privilegiados, quienes eran Arquitectos y Constructores, y que fue surgiendo en
esplendor dentro del pueblo y para el pueblo, como un sistema de confianza mutua, sobre todo cuando entre los ríos
Tigris y Eufrates, allá en la Mesopotamia (antiguo paralelo 33), daban comienzo el comercio, la navegación y los
desplazamientos de las grandes caravanas, así como con el descubrimiento de las minas de cobre y estaño, con la
consiguiente aparición de la aleación del bronce, y más tarde las minas de hierro. Comenzaba así el llamado trueque
entre las tribus, un intercambio en el que la palabra dada era sagrada y donde la confianza mutua se hacía
imprescindible; en aquellos días antiguos es que fueron surgiendo los primeros ideogramas (imágenes o símbolos) y
comenzaron a aparecer en el lenguaje popular lo que hoy llamamos «números» y así cada número hacía «conocedor» al
poseedor del mismo de sí mismo y de los demás. Cada ideograma tenía sus atribuciones de confianza de naturaleza
intrínseca; daré a grosso modo un pequeño ejemplo del significado primordial antiguo. Estas primeras categorizaciones
darían lugar a un amplísimo modo y manera de nombrar, generación tras generación, a los distintos seres y poco a poco
cada número e ideograma representó una información cifrada de formas de ser o carácter, profesión, modo de vivir o
de estar en la existencia:

Al número UNO pertenecían quienes poseían más ética en el entendimiento de la perfección del objeto del
trueque, procurando que no hubiese desigualdad, evitando así el desequilibrio en el intercambio. En él quedarían
representados los primeros maestros e instructores o artesanos.

Al número DOS aquellos que en el camino de la caravana harían de benefactores y portadores del agua y de los
alimentos, cuidando de que durante el trayecto a nadie le faltase lo más necesario. Los primeros samaritanos, que
se conocerían en el s. xx como asistentes sociales, enfermeros, etc.
(34)
Al número TRES quienes colaborarían para que nadie se olvidase nada por el camino, siendo los porteadores que
acompañaban a las caravanas y también vigilantes del camino. Los primeros subordinados o trabajadores en
equipo.

Al número CUATRO pertenecían la casta de los que hacían las noches y el tiempo libre ameno con sus cuentos y
leyendas sobre los poderes ocultos de todas las cosas. Los primeros trovadores, artistas y filósofos.

Al número CINCO aquellos que le darían una valoración adecuada al trueque y que cuidarían la mercancía
durante el trayecto, evitando que llegase a su destino maltratada o con riesgo de perder su verdadero valor, quienes
también se encargarían de almacenar y proteger la mercancía en lugares seguros; los primeros sabios.

Al número SEIS se les conocía por su capacidad de ir por delante atisbando el horizonte y vigilando que la
caravana no corriese peligro, avisando además en los lugares adecuados de la llegada de la mercancía. Los
guerreros o protectores.

Al número SIETE aquellos conocedores de todas las rutas más fácilmente transitables, veían los mejores oasis y
lugares para descansar seguros. Los primeros pioneros aventureros.

Al número OCHO aquellos que sabían donde y con quién mejor trocar las mercancías. Los primeros mandatarios
o jefes de caravana o comerciantes.

Al número NUEVE pertenecían aquellos que procuraban que en el intercambio o trueque nadie saliese perdiendo.
Los primeros legisladores.

Con el tiempo, poco a poco cada significado del número derivó también en el de su complementario, su oponente y su
equilibrador, cumpliéndose la Ley del tres, y ésto lo podemos ver hoy en día reflejado en todo y a través del llamado
Eneagrama psicológico en el que se utiliza mucho esta Ley del tres, tanto en los tres períodos de compulsión, o de
personalidad disgregada, como en los segundos conocidos como período promedio, de personalidad menos dispersa, y
los terceros llamados períodos de luz o de personalidad integrada (persona en la que se puede ya confiar) y también en
las tres triadas resultantes, con sus tres funciones (pensar, sentir, actuar). Todo en el ideograma de la estrella de nueve
puntas tiene su oponente, complementario y conciliador (como el propio átomo: electrón, protón y neutrón).
Igualmente en la antigüedad de este sistema de confianza mutua, cada símbolo o número poseía una vibración
determinada referente al color (raza) que era responsable de la cualidad y cantidad de confianza, siendo ésta mucho
menor si el poseedor del número «entremezclaba» las características del suyo con vibraciones disonantes de las demás
razas, de un modo aleatorio y desequilibrado, alterando por ello lo que hoy conocemos como caracteres primigenios,
por eso en esta Ley de vibración o del Siete universal estaría oculto el mandato sagrado de los antiguos Dioses a los
primeros pobladores de la Tierra (cuyo cerebro ya entonces estaba completado) de no mezclar su sangre entre los
demás pobladores terrestres, de modos aleatorios, mandato que por supuesto sería transgredido dando lugar a la
mutación de nuevas cadenas genéticas y la diversidad de especies.
(35)La Ley del Tres, la Ley del Siete, la Ley del Cuatro y todas las demás leyes universales fueron dando lugar al
descubrir de lo que en ellas se encerraban como formas geométricas y medidas matemáticas que ayudarían a realizar
las grandes construcciones y así fueron surgiendo los hombres y mujeres «triangulares», «cuadrados», «redondos»,
etc., cuyos colores de raza, roja azul y amarilla se entremezclarían dando lugar a otros tonos intermedios de subrazas
que poco a poco comenzaban a surgir, por lo que el sistema de confianza y de pesas y medidas fue extendiéndose y fue
enriqueciéndose civilización tras civilización, pero serían sus primeros poseedores, los llamados pueblos semitas, así
como los sumerios, asirios, caldeos, etc., pobladores del neolítico, quienes pondrían los cimientos de continuidad de
evolución de la especie y fue así como poco a poco la figura de estrella de nueve puntos equidistantes entre sí,
conocida hoy como Eneagrama, encerró toda la Sabiduría ancestral, desde antes y después del Neolítico hasta nuestros
días. En aquellos días el templo humano era la primordial construcción a llevar a cabo, lo que luego se equipararía a la
realización de lo mismo en piedra, como símiles (templo de Salomón, etc..).
He escrito este libro con el permiso de los sabios ancestrales, mis antepasados, los cuales me regalaron el recordar y
reconocer profundo de este sistema de confianza mutua, evolución y Sabiduría ancestral porque según ellos es
necesario hoy en día explorar y desarrollar aún más la vastedad cerebral que es donde reside la profundidad de nuestro
ser individual y único, dado que es en el interior cerebral de cada quien donde subyacen todos los secretos de formas y
medidas que han hecho posible el ser y conocer de todo lo hasta hoy encontrado sobre la matemática universal y la
vida en general, y porque hoy en día es urgente volver a la CONSTRUCCIÓN SABIA DEL TEMPLO HUMANO, es
decir, AVIVAR LOS NIVELES DE INTELIGENCIA, para que la desigualdad existente cese.
Basta que sepas que aunque no fueses muy intelectual la sola visión de ciertos mándalas despertará y potenciará en ti la
parte más lúcida e inteligente y así cada quien desarrollará lo que desconozca o no utilice aún de su cerebro, de un
modo saludable y correcto. Este es un libro de todos y para todos; los más emotivos y viscerales para que desarrollen
razón e intuición y los más intelectuales e intuitivos para que desarrollen sentimiento y percatación. Y así
sucesivamente, que todos alcancen paz y armonía cerebral; para ello, a través de este libro busca el reino (cuatro piezas
trapezoidales), y construye la base de tu pirámide humanamente hablando. ¡ELÉVATE!
El ejercicio diario de autorecordarme y observarme, meditar en mi misma y en lo que me rodeaba fueron los hilos
conductores que tejieron la hermosa urdimbre de mi cerebro hacia mi corazón y viceversa, para acceder a los Sagrados
Misterios de este sistema de confianza que mis antepasados los Señores de la llama o del Rostro Resplandeciente, los
ancestrales Melkisedec (antiguos primeros pobladores, procedentes de otros mundos o sistemas galácticos, casta de
reyes y sacerdotes divinos), regalaron a los habitantes de este planeta llamado Tierra para su mayor crecer y
desarrollarse desde lo humano hasta lo Divino.
Gracias a descubrir a tempranas edades el sistema global de medidas que generan a su vez formas geométricas
contenidas en las eneadas (Estrellas de nueve puntos) accedí a la contemplación de las 36 Constelaciones Sagradas
(antigua astrología de los decanatos) y ello me dio la posibilidad de saber construir en mi misma el templo salomónico
(por la justeza de sus (36) medidas), o ser humano divinizado y logré realizarlo en los momentos idóneos cuando en el
cosmos se dimanan las energías apropiadas a todo buen fin de una obra tan excelsa, por ello, ahora te lo dono a ti amigo/a
desconocido/a que brillas en mi corazón, para que asciendas y trasciendas si así lo deseas.
Todas las posibilidades de secuencias numéricas que están dentro del DIOAMANDO (cerebro humano), constituyen el
fundamento de todas las leyes de la matemática actual, así como de las leyes universales del 3 y del 7, leyes que
encierran los secretos de la creación de todo lo generado al completo.
A mí desde niña cuando comencé a tener a Dios (el Sol) como mi amigo más intimo me pareció desde siempre
graciosa esta manera que El (ALTÍSIMO SEÑOR) tuvo de ocultar lo esencial en el interior de todo y de todas las cosas
que fueron creadas, y ocultar para preservar es una función que cumplió como nada el Eneagrama, que es sobre todo a
niveles simbólicos reales el dibujo básico o estructural del ser humano, en su parte más cualitativa que es la zona
cerebral y del corazón puro, y agradezco al Sol y a los ANTIGUOS el poder desvelar este Sagrado Misterio, desde la
inocencia y pureza de intención.
Desde el primer día que inicié con todo mi corazón mi andadura como instructor de otros, hace de ello 19 años, mis
antepasados me han ido bendiciendo en la profundidad de mi interior con la Sabiduría y metodología de trabajos más
adecuada a cada momento y a cada quién; gracias al Sol y su BARAKA ayudé y enseñé a muchos a tallarse desde la
sombra hacia la Luz, viéndoles ir evolucionando en sus modos de pensar, sentir, intuir y actuar. Durante años las
profesiones que más viví fueron las de «labradora», «jardinera», «apicultora», «constructora», «demoledora de viejos
edificios ruinosos», etc., pero de todas ellas la que más me atrajo siempre fue y es la de trovadora por los caminos bajo
el buen Sol, cantando y bailando la música que el buen Dios musitaba en mi corazón, y eso es lo que más me hace
tener presente que la vida para mi es un regalo que debo cuidar y agradecer siempre, ocurra lo que me ocurra, y te
aseguro que me ha ocurrido de todo y que la pruebas de la cuarta luna han sido conmigo preferentemente duras.
Indudablemente mi propio y personal encuentro con el punto nueve (El Dios rojo, dueño de las tierras del antiguo
Israel y Egipto) a edades muy tempranas facilitó todo cuanto soy en esta existencia y me ha acontecido, y fue su Gracia
la que hizo posible que pudiese recepcionar de modo gradual dentro de mi sencillo cerebro tanta grandeza como
contienen las figuras geométricas del antiguo sistema de confianza mutua y Sabiduría del que los Ancianos poco a
poco me han hecho sus confidencias; muchas de esas figuras son las que en este libro te regalo. Caminar 72 veces los
72 Senderos Sagrados ha sido todo un ejercicio de lo humano y lo divino en mí, desde aquellos antiguos días a los de
este hoy y doy las gracias a los Maestros que apoyaron mi destino, así como a todos los demás dioses de la antigüedad.
Día a día, durante 47 años, gracias a mi predisposición natural a ser receptiva a la Divina enseñanza sin que mi propio
pensamiento, gustos o preferencia o acción impulsiva interviniesen de modo personalista y gracias a mi sana intuición
y a la colaboración y guía de los Sabios Ancianos Celestes, mis amigos más íntimos y mentores siderales, y también de
mis alumnos y amigos terrestres con los que he ido cotejando mis hipótesis y teorías, y sobre todo junto al discurrir
lógico y analizador de mi marido cuya profesión de ingeniero le ha venido (37) muy bien a mi intelecto intuitivo y
sensible, fuimos dando con las claves más ocultas del verdadero poder oculto del Eneagrama, del cual Jelaluddim
Rumi, el poeta místico del siglo XIII, me «enseñó» en una de sus muchas confidencias meditativas el porqué aún hoy
en día esta ciencia es sobre todo un mapa del diseño del primer cerebro humano, un pedazo de carbono en cuyo interior
vibraba un diamante en bruto (glándulas pineal y pituitaria —perla y diamante-) que necesitaba ser pulido (trabajado)
para que el brillante único que cada ser humano es alumbrase a todo el planeta y así la oscuridad reinante palideciese y
se evaporase. Rumi entre poemas, astronomía celeste y matemática pura me llevó a embriagarme del Buen Vino y
poder así redescubrir a los Talladores del Rostro Inefable y tras ello un día amanecí distinta, pues de su mano bendita
toqué el Universo y a su Creador sin morir por causa de ello; mis ojos se habían ido acostumbrando gradualmente a
tanta luz, pues tenía apenas siete años de esta mi vida cuando los inundaron los primeros Rayos de la Humildad y la
Compasión infinita, nombres sagrados de los primeros pasos de la Danza universal que el dioamando puso en mi hace
eones.
No debo ocultarte amigo/a desconocido/a que para obtener ésto que tu ahora y todos espero van a disfrutar he pasado
por desérticas y tortuosas noches oscuras de mi alma, que he ayunado muchas veces, algunas hasta 45 días seguidos,
que he llorado y me he desesperado al alcanzar a veces solamente pequeños fragmentos sin saber aún muy bien cómo
unirlos, hasta que en mi interior los propios fragmentos se unían repentinamente entre si, y se aclaraban todas mis
dudas sobre los mismos. Por ello debo decirte aquí la importancia de no desestimar nunca fragmentos intuitivos por no
entenderlos en el momento de su recepción interna, pues ellos mismos son los portadores de claves que, aparentemente
dispersas, en algún momento se reunirán y te darán la Sabiduría oportuna y entonces tu también tocarás la beatitud
Inefable, la misma que me envolvió en una metanoia mística y luminosa cuando la encontré. Ten paciencia (paz en la
ciencia), no dudes de lo que tu corazón te irradia pues éste tiene razones que a veces la razón más lúcida apenas sabe
interpretar. Espera y confía pues todo con la paciencia se alcanza, como muy bien decía Santa Teresa de Ávila
En fin, agradezco cada instante del instinto, del pensar deductivo, del asociar y percatarme, del sentir y respirarme e
incluso del desesperarme y por ello este libro es un canto de agradecimiento a todos los que como peregrino, me dieron
apoyo y luz para seguir adelante y sobre todo agradezco a mi marido y a sus padres que le posibilitaron sus muchos
años de estudio para tener a mi lado una mente tan privilegiada como la suya, pudiendo dar orden lógico a las muchas
visiones de pura intuición que contenía mi alma espiritual, pues se que sin el consejo, adiestramiento y apoyo
intelectual de Joshua, me hubiese sido más complicado unir la inspiración y la intuición con el orden y la
estructuración. La Divinal energía del dioamando nos posibilitó el encuentro y la unión de ambos para servirle de
instrumentos conductores de su Sabiduría y Amor, cosa que hemos hecho desde que nos casamos; gracias a todos los
que posibilitaron este libro, editorial incluida, y sobre todo amigo/a debes estar agradecido a J.C., el judío, y a
Jelaluddim Rumi, Maestros ancestrales, entre otros muchos, de esta Sabiduría del sistema de confianza mutua, quienes
con su guía y apoyo luminoso facilitaron que mi cerebro recibiese agua viva y pudiese encarnarse en mi el Espíritu de
lo imperecedero, Real y luminoso de los Misterios de la existencia.
(38)Estoy segura que más de alguna vez te habrás dicho a ti mismo/a: ¿para qué tanta meditación, contemplación y
silencio?, y seguro que la mente, con su inteligencia más racional te habrá provocado aún más expresándose de este
modo ¡si meditar fuese tan bueno, ¿cómo es que los problemas del mundo, con tantos que meditan, no se ha resuelto
todavía?, y ese planteamiento ya es en sí mismo una trampa mental; la meditación, la contemplación, el silencio son
útiles sobre todo individualmente, aunque a la larga por supuesto el bien es colectivo, y constatando porqué meditar,
etc. es tan importante digamos que está ya muy comprobado que la respiración se hace más lenta y profunda y por lo
tanto los niveles de oxígeno más altos así conseguidos afectan a nuestro cerebro, alargando y disminuyendo sus ondas,
lo cual es así mismo beneficioso para el resto del cuerpo.
Cuando estamos en períodos de intensa actividad mental y estrés, o temores y agitación, predominan en nosotros las
ondas llamadas beta; el lado positivo de estas ondas es que son útiles para realizar cálculos y análisis; el negativo es
que también son las que más nos impulsan a emitir juicios de valor erróneos (por apresurados), críticas de todo tipo y a
defendernos (primer cerebro), lo cual producirá más estrés y temores.
Respirar conscientemente, ya sea en la meditación intelectiva o en la devocional, hará descender el ritmo de las ondas
beta y producirá el surgimiento de las llamadas «alfa», asociativas de los estados de calma y relajación, productoras de
pensamiento integrador.
En el estado de ondas cerebrales «alfa» se posibilita que todas las zonas del cerebro puedan obtener una atención
serena y relajada, lo cual facilita estar abiertos tanto a la información asociativa, como a la adicional, junto a gran
creatividad y flexibilidad mental, preámbulos necesarios para experimentar el Silencio INTUITIVO. El silencio del que
hablo aquí es mucho más que la ausencia de sonidos, también es ausencia de actividad febril, o de cualquier tipo de
estímulo inquietante, y aunque digo ausencia, no es vacío, pues este silencio está lleno de lo que yo denomino «flujo
de potencialidades» que nos abrirán otras posibilidades. Este silencio también está lleno de una cualidad mental
sagrada, llamada intuición. Es en «este silencio» donde se establece un compromiso con el Ser mismo, donde se abraza
la honestidad personal y se desarrolla la imparcialidad que produce establecer sistemas de valores perdurables y
eternos; así mismo se cultivará la creatividad y la pasión por toda vida, comenzando a darse ese fenómeno natural que
Jung denominó «sincronicidad»
Silencio, es para mí: quietud de la mente, del cuerpo y de las emociones, no sólo por la ausencia de ruido y conmoción,
sino incluso pese a ésto. Cuando se aprende a vivir en silencio, se apaga la estática de la mente y entonces se puede
empezar a escuchar la voz interior que no es otra cosa que INTUICIÓN.
¿Y qué es intuición?
Un flujo y reflujo que implica saber lo que se sabe, sin saber cómo se sabe, y ello surge como un relámpago, como una
iluminación, y se siente su certeza de un modo tal que cuanto ocurre, aunque no se presta a una explicación racional,
ocurre y entonces sabemos que no sabíamos que en realidad sabemos.
Para unos será como escuchar la Voz Divina, otros pensarán que es su Ángel o algún espíritu familiar, otros, un guía o
Yo Superior, habrá quienes crean que es un despertar de memorias surgidas por debajo de los niveles de percatación
habitual; para mí, la intuición (39) habla desde el corazón ascendiendo por todo el centro de nuestro Ser y
derramándose desde las glándulas cerebrales más importantes, en una sinapsis luminosa que produce en mí un gran
silencio, donde sin embargo Todo me es comunicado. Aurobindo dijo que la facultad o función cerebral de la intuición
es el recuerdo de la VERDAD. Estoy de acuerdo, por eso sé que la intuición habita en mí, aún desde antes de este yo
mortal, y que es en la intuición donde se halla inmerso el secreto del porqué del flujo de la ley de sincronicidad; por
ello, a menudo las intuiciones se ven confirmadas por esta Ley, lo cual va a conducir al intuitivo Ser a ulteriores
percataciones o percepciones aún más intuitivas cada vez.
Cuando intuyo algo, sé que en ese momento puede no existir una relación aparente de causa-efecto, entre lo que yo
intuyo y lo que observo u obtengo, pero luego suele suceder que ello era así. La facultad mental intuitiva como el
pensar, el sentir o el hacer tiene cuatro o cinco niveles, o más; físico, mental, emocional y espiritual;

Nivel físico
A veces mi intuición se me aparece bajo sensaciones como dolor en alguna zona de mi cuerpo, o con expresión de
palabras. Es algo tangible, físico, más que instintivo, y aunque no siempre me dejo ir en el flujo, siempre es real lo que
mi cuerpo me dice intuitivamente.

Nivel emocional
A veces mi intuición viene a través de un estado de ánimo modificado repentinamente, y debo estar alerta para
distinguir entre lo intuitivo y mis propios miedos y creencias.

Nivel mental o racional


A veces mi intuición me crea una especie de organización de información, de respuestas lógicas y analíticas a un
asunto que es informe todavía, donde esta ordenada intuición me brinda hipótesis y teorías sobre ello, a través de
hacerme percibir ideas geniales, como por ejemplo el desarrollo de éste y otros libros míos o la idea de un cuadro que
luego es una realidad física. Ejemplo: hace años pinté un cuadro que luego meses más tarde era el paisaje exacto del
lugar al que fuimos a vivir.

Nivel espiritual
Casi siempre, mi intuición se experimenta asociada a la mística espiritual, pues la intuición pura carece de toda
implicación en lo sentimentaloide, y es una de las funciones de la mente humana que más detalladamente elimina los
obstáculos que la impiden a su vez desplegarse y ser; la intuición es libre en cada uno de nosotros, es un avivar de la
verdad única.

En este libro hemos diseñado una metodología para desarrollar y potenciar aún más la natural intuición; hay además,
otras maneras de hacer crecer la misma, como por ejemplo la (40) positividad, «pese al mal tiempo, buena cara», y la
comprensión y recepción sin temores anticipados de lo que nos surge en el interior, aprendiendo a poseer autoconfianza
y abandonando las dudas y creencias que a veces el entorno nos ha generado, ya sea por lo social o parental, o por
actitudes personalistas, opiniones y valores que impiden que creamos en lo que intuimos; sin embargo ello no evitará
que la intuición se nos dé sin más; repito, es la más libre de las percepciones humanas; todos somos intuitivos por
naturaleza. Una manera que desde muy niña me fue aconsejada (ángel guardián) seguir para desarrollar altísimos y
óptimos niveles de intuición fue y es «dialogar» con esa voz interior y pedirle que me clarifique sus mensajes o
enunciados; así, cada día de mi vida aprendí y aprendo que la intuición tiene muchos modos y maneras de
manifestación y que todos son una «intuición, misma», así, he aprendido a confiar en mi don, sin cuestionarlo a priori,
esperando el resultado del continuo flujo intuitivo y siendo honesta con lo que ocurre en su transcurso. A veces la
intuición me ha «dicho»: ve ahí y haz ésto o aquello, y sin más lo he realizado y luego los resultados me comunicaron
la importancia, o no, de haber hecho caso a mi intuitiva corazonada, que así es como llamo a estos asuntos, y sobre
todo estoy atenta a como la sincronicidad corrobora mi intuición, y cada vez más, constantemente ésta me conduce a
resultados curiosos en mi entorno por el simple hecho de obedecer a este flujo de la vida interior, llamado por nosotros
Cuarto Cerebro O Intuición Sagrada.
Mi ojo interior (glándula pineal) ve así lo uno en lo múltiple y lo múltiple en lo uno.
Por ello te digo: si quieres alcanzar cotas de altísima y óptima excelencia intuitiva, medita, haz oración o canta
manirás, contempla mándalas o la propia naturaleza y presta atención a tu vida interior, conectándote con el silencio, y
exteriormente verás que sin forzar nada, todo fluirá, y recuerda, la intuición, como la sincronicidad no se pueden
forzar, son libres, son la verdad, y sólo la verdad es realmente liberadora. Así pues, sé como un niño, juega
abiertamente, sin expectativas de ninguna clase, confía en ti mismo y en aquello que por dentro vas experimentando,
pon en práctica tus intuiciones y no te autoengañes con los resultados; así liberarás este sagrado poder del flujo y
reflujo intuitivo. Espero que nuestro libro te ayude a desarrollar tu Cuarto Cerebro o Intuición Sagrada.
Todo el contenido de este libro y lo que sé que entre sus líneas y sus dibujos tu mismo/a descubrirás, posibilitará a tu
cerebro reconocer los caminos (vida) aún por transitar, así como los ya transitados (vidas pasadas), y hacer por ello
más y mejores conexiones neuronales, pues el camino te llevará al número (capacidades) y éste te llevará al nombre
(cualidades), y viceversa; así, las formas, la luz y el sonido te llevarán directo algún día a tu corazón Divino o Alma
inmortal, y una vez allí te conocerás y por ello conocerás al Universo del que procedes y a tu creador o Creadores. No
ternas, tu Señor (Adonay), te amó, te ama y te amará.
(41)

CAPÍTULO PRIMERO

ENTRANDO EN LA ESTRELLA DE
NUEVE PUNTAS

GRÁFICO N° 1
Con la figura formada por un círculo, un triángulo equilátero, nueve números y un heptágono irregular contenido en su
interior es como el llamado hoy en día Eneagrama ha llegado hasta nuestras librerías, acompañado de una información
bastante psicológica de sus posibles significados numéricos (capacidades y cualidades, así como defectos y vicios) y
pese a ser esta información muy necesaria e interesante, a través de mis muchas meditaciones e investigación sé que en
el pasado remoto esta no era la figura esencial sino la de la estrella de 9 puntos y que sobre todo es el monje Anastasio
Kicher quien divulga muchos de sus contenidos a través de los nombres divinos y sus cualidades esenciales; sin
embargo, otros «abrirán» dicha estrella, eliminando en cierto modo los dos caminos unidos hasta entonces llamados
«del Místico» (4-7), y «del Sabio» (5-2), mostrándose desde entonces solamente a nivel popular la figura desigual que
llega hasta hoy en día; asunto éste muy peligroso (por la división cerebral que simboliza) ya que puede encerrar al
posible buscador en una especie de complejas direcciones (42) únicas, en las que como la pescadilla que se muerde la
cola, puede estar yendo y viniendo, en un éxodo innecesario (figura heptagonal), viviendo como encerrado en círculos
viciosos de dificultosa salida, como resultado de la interpretación parcial de la fuerza energética del propio eneágono o
estrella de nueve puntas original, la cual en realidad contiene múltiples direcciones que forman cuatro triángulos
equiláteros perfectos, así como una diversidad de isósceles, escalenos y formas trapezoidales, etc.. (Lenguaje cifrado
mesopotámico del cual surgió este sistema de confianza mutua). Según los sabios es hora de facilitar el «parto», el
nacer de muchas más criaturas a la Luz de la Verdad sobre sí mismas y el entorno; por eso, vestida de serenidad, me
atrevo a dar este salto literario por los sencillos, por los que aún no han podido acceder a los grandes misterios, para
que los realicen, y porque sé lo que ocurre cuando a veces el corazón se tropieza con la terca mente, incrédula e
infatuada; sea, pues, este libro un canto para consolar al triste, al que ha perdido toda fe y esperanza, para que en su
corazón sepa que el buen Dios Sol vive y se prenda de sus pequeñuelos, a los cuales El bendice con sus confidencias
más hermosas cuando despunta cada mañana, aunque no todos estén dispuestos a escuchar. Por ello, «desgranaremos»
LA OTRA MITAD DEL ÁRBOL de la Verdadera Vida y del Conocimiento Sabio, llamado hoy en día eneagrama, de
un modo lo más sencillo y menos hermético posible, porque es mi deseo profundo que el neófito no sólo lo alcance
sino que crezca y se alimente con él y de él, responsablemente.
Tantas «líneas» tenía en su trazado original esta figura representativa del hoy en día eneagrama, como grupos de
conexiones neuronales completadas e interactuantes poseía el cerebro original de algunos de nuestros ancestros, cuyos
«72 caminos», que al entrelazarse idóneamente entre sí daban respuesta a cómo construir el templo de luz humano y no
perecer abrasados por su fuego ígneo (locura mental).
Antiguamente a cada individuo se le atribuían unas cualidades o defectos teniendo en cuenta donde, cómo y de quién
había nacido, su ascendencia y también la profesión elegida y se observaba su rutina en el hacer, el sentir y el pensar
cotidianos, con la premisa de reconocerle «fiable». Exactamente, tal cual hoy en día la más moderna psicología hace,
salvo que en aquellos antiguos tiempos no existían rótulos rotundos como «es usted un fóbico, o un depresivo o un
neurasténico, etc., es decir, tu estabas en «5» o en «4», etc. Digamos que el sistema de confianza antigua no catalogaba
o personalizaba en el verbo «ser», sino que usaba más los verbos «PARECER» « ESTAR» o «TENER», pues ellos
sabían muy bien que los nueve puntos de la estrella representaban partes dispersas del ser en sí mismo y que somos
«todas» y «ninguna», paradójico, ¿no?, aunque seguramente algunas parezcan vivirse más que otras. Digamos que el
sistema de confianza antiguo o encadas se ha ido enriqueciendo a nivel categorizador con el paso del tiempo, pero ese
Eneagrama tan psicológico empobreció o perdió de vista lo fundamental: reconocer la causa que te hace llegar al efecto
de «ser» fóbico, neurasténico, triste, ansioso,... eso es lo que enseñamos a descubrir en este libro, que a lo mejor no
«eres» y sólo «pareces», estas o tienes un momento «4», «5», «7», etc. y que precisamente por ello todo es
solucionable. Hay muchos seguidores del eneagrama que viven compulsándose por desconocer SALIDAS
PRÁCTICAS, bien definidas: parecer NO ES ESTAR. ESTAR NO ES SER.
Y si bien es cierto que hoy en día aún muchos seres mal llamados humanos no tienen el cerebro con todas sus
funciones en estado de equilibrio, lo real es que en germen todos lo (43) poseen y que con simplemente saber ésto tal
vez el primer paso esté dado para conseguir lograrlo al 100%, es decir, para desarrollar aquellas funciones que menos
utilizamos deberemos saber primero cuales son éstas realmente. Por ello, a mis alumnos les sugiero que jamás digan
¡soy un cinco¡, o ¡soy un ocho¡, sino que mejor digan ¡tengo un carácter cinco¡ o ¡en este momento estoy siendo muy
cinco¡, ya que no sólo somos «cinco» u «ocho» o «cuatro», sino todos (y a la vez ninguno) de cada uno de los demás
números del sistema del eneagrama; atraparse en una única parte o función cerebral de nosotros mismos es mermar
nuestras propias posibilidades del crecimiento y evolución en las demás; por ello, en este libro no hablo de «eneatipos»
sino de «PARTES DEL CEREBRO» cuyas funciones y caracteres conforman su totalidad, física, mental y
espiritualmente cuando todas ellas están desarrolladas en equilibrio. Jung expresó muy bien todo ésto en sus
aportaciones psicológicas, alquímicas y espirituales de los distintos tipos de personalidad.
Rumi en una de sus muchas confidencias sabias me mostró que la figura que formaba el heptágono (y que es la que
más se ve en las portadas de algunos libros hoy en día) pertenece al momento en el cual históricamente los
descendientes de los Atlantes (primeros poseedores del secreto del sistema de confianza entre Dios y los terrestres),
comienzan a relacionarse con los pueblos sumerios y otros, mezclando con ello su sangre pura. Su ADN tenía
posibilidades cerebrales superiores por lo que dichos Atlantes (tenidos entonces por Dioses), les habían prohibido sobre
todo al pueblo elegido (hebreo) entremezclar su sangre con otros pueblos, y es cuando este mandato se incumple que
surge la mezcla de sangre, y con la mezcla sanguínea comenzarían también los primeros «éxodos» de este sistema de
medidas que de cerebro en cerebro y de pueblo en pueblo comenzaría a perder el fondo constructor y espiritual
verdadero para el cual fue diseñado, ya que originalmente se destinaba su comprensión geométrica para avivar la visión
sutil del Universo y su Creador dentro de los cerebros que en aquél entonces todavía tenían poca actividad neuronal;
este momento del crecer cerebral interno (realización del templo humano) todavía se transgrede aún más cuando más
tarde algunos descendientes de aquellos atlantes comienzan a sentir el desaliento como pueblo elegido por los Dioses,
durante el éxodo del año 587 a. C., en el que Nabucodonosor, Rey de Babilonia conquista Salem y lleva al entonces
Rey de Judá, Joaquím (hijo), el cual tenía 18 años a Babilonia, junto a muchos del pueblo elegido; entre ellos irían
algunos de los llamados profetas, como Daniel, quien pese a ser muy joven ya poseía en su interior la Joya Diamantina
(un cerebro privilegiado y mayormente desarrollado que el de otros de su pueblo) cualidad que Nabuco descubre y por
ello le pone a su servicio como hombre de Sabiduría, pues Daniel, igual que José en Egipto, descifrará los sueños más
intrincados del rey Babilónico de modo sencillo.
Con esta somera explicación de la antiquísima y física realidad de lo que en verdad representa el eneagrama, he
pretendido interesarte en lo que más adelante en el libro seguiré contándote: que esta metodología en principio era todo
oralidad interna y que de cerebro en cerebro, de boca a oído y ojos, sus formas poderosas se fueron trasvasando, hasta
que un día (hace apenas unos 500 años más o menos) las «formas se desdibujaron» dejando de poder «verse» con toda
su fuerza; por ello, muchos de los habitantes de aquél entonces, todavía cerebralmente aún inferiores, no desarrollaron
más potenciales neuronales nuevos, y allí donde las chispas se irradiaran fenecían y de un punto a otro del cerebro no
producían vida (44) cerebral evolutiva; el estancamiento de esta operatividad se dejaría sentir de forma muy terrible en
una época denominada medioevo, en la cual y a partir de ella la construcción del Templo Humano sería derribada de
forma infame, negándosele al pueblo la posibilidad de conocerse y conocer, quemando en hogueras y asesinando a
quienes poseían altísimos secretos de la realidad última de las cosas y los seres.
En la base más elemental del Eneagrama a niveles psicológicos, se enseña que cada uno de los nueve puntos clave
resume las fuerzas a veces contradictorias que todos llevamos dentro, la mayoría de las veces heredadas, y que al
trabajar con este sistema podremos reconocer, integrar y complementar o desestimar tantos opuestos como viven en
nosotros. Cada uno de ellos tiene una característica llamada dominante y no hay ninguna dominante que se parezca a
otra; no hay ninguna parte 2 cuya dominante es el carácter altruista que sea igual a otro 2; el único nexo que pueden
tener en común es el funcionamiento psíquico; para entender este flujo y reflujo de las distintas fuerzas en nosotros
veamos un ejemplo:

El asunto es comprar un regalo a Pepa, acabo de acordarme que es su cumpleaños y a partir de ahí mis distintos
aspectos personales van a entrar en juego: mi parte «1» me dirá que comprarle el regalo es una cuestión de principio
ético pues Pepa siempre me regala a mí; mi parte 2 se pondrá a pensar qué es lo que Pepa necesita, pero mi parte 3
entrará en conflicto con esta parte 2 porque a lo mejor lo que Pepa necesita no es lo que me hará quedar mejor con
respecto a lo que le regalen otros; mi parte 6 se planteará y dudará si además ya tendrá este objeto, mi parte 5 dirá
que lo que necesita es algo práctico, en fin, es muy posible que con tantas partes opinando acabe incluso por no
comprar el regalo, o aunque lo haga no esté muy satisfecha del todo en el asunto. Lo que sí está claro es que a
menudo el carácter más dominante va a llevarse el gato al agua saliendo triunfante por encima de las demás
opciones y ello será debido a lo que yo llamo hábito o fuerza de la costumbre.

En este momento cósmico es importante darse cuenta de que la mayoría de todas nuestras costumbres están vinculadas
a la escala de valores aprendida de otros;

EJEMPLO
El 1 va a actuar en la vida por respeto a las reglas, el 2 movido siempre por las que considera necesidades ajenas y la
atención hacia los otros, el 3 por su afán de éxito y eficacia personal, un 4 tendrá siempre en cuenta sus emociones más
íntimas y sus diferencias; la parte 5 verá la razón práctica del asunto, el 6 irá dudoso a través de sus muchas
dependencias, el 7 querrá ver sólo el lado bueno de la vida, el 8 se propondrá vivir a través del poder y la fuerza bruta y
el 9 lo dará todo por la armonización del conjunto de todos los demás.
Los sistemas de valores se ven en el Eneagrama a través de reconocer el particular modo en como resolvemos los más
cotidianos problemas habitualmente y aunque hay momentos en que nuestro sistema de valores está muy alterado, en
todo momento somos también libres para bloquearnos o abrirnos; por ejemplo, podemos anquilosarnos en la zona
oscura de (45) nuestra parte 1 y volvernos muy intransigentes, posesivos, maniáticos, sectaristas y dogmáticos (tal vez
como «papi» o «mami» eran) pero también podemos abrirnos a lo más luminoso de este punto y ser más íntegros,
atentos, tolerantes, justos, etc.
Para mí, en este trabajo de autorecordación hay tres etapas fundamentales.
La primera implica aprender a vivir el presente, relativizando las sensaciones y las emociones que el pasado nos haga
experimentar.
La segunda etapa, poder reconducir la vida hasta donde realmente queremos mediante el dominio de las fuerzas
internas, avanzando hacia la autorrealización o reconocimiento del sí mismo.
La tercera etapa consistirá en dominar y reconducir las emociones, los instintos y los pensamientos. Para llevar a cabo
estar tres etapas tendremos que reconocer la pasión que nos mueve o el vicio que nos esclaviza pues no se puede
abandonar algo que no se reconoce; ésta es, llamémosle, una reconversión del ego inferior y estaría representada
metafóricamente hablando por la figura de San Jorge venciendo al Dragón, la conquista del Grial de Perceval o del
alquimista que descubre el oro a través de su piedra filosofal. Conocer el nombre de la pasión que nos vive es como
subirse a lomos del Dragón y viajar con él por el mundo subterráneo, pudiendo ser más libres y auténticos cada vez.
Lo ideal sería que cada ego o personalidad adquirida aprendiese a ceder turnos gentilmente a los demás. Todo en la
vida debe disfrutarse como una aventura donde lo desconocido se revela y lo conocido pasa a no ser ya revelador y
todo ello sucederá según sea el intuir y pensar que son funciones de nuestra parte racionalista o según sea el sentir o
percibir, funciones de nuestra parte sensitiva y emotiva; cuando algunas de estas funciones está mal desarrollada, la
que se le opone es la menos consciente; alguien puede por ejemplo pensar con mucha claridad pero tener problemas
con su capacidad de manifestar los valores relativos a lo que siente o alguien por el contrario puede sentir mucho pero
ser incapaz de pensar o percibir si lo que siente es real. Sólo intercambiando e interaccionando adecuadamente todas
las funciones de nuestros tres cerebros lograremos una verdadera alquimia personal y desarrollaremos el cuarto
cerebro o 4a función cerebral: INTUICIÓN.
El Eneagrama es un método verdaderamente útil con el que podemos clarificarnos y ver lo que es realmente
importante y urgente; cuando el ego es débil existen feroces conflictos en la psique; al ego no le gusta tener que
discriminar, por ello nos surgen dentro voces cacofónicas y el ruido no deja oír la voz del Yo verdadero; la confusión y
el caos lleva a no poder tener claridad de decisión y, si es cierto que algunos mecanismos de defensa son oportunos por
reducir tensión y evitarnos sufrir un colapso nervioso, otra cosa es usarlos para todo en la vida y no tomar la actitud
correcta para sanearlos.
Desafortunadamente, aunque esta Sabiduría contiene toda la geometría y matemática del Universo, sólo el círculo, el
triángulo y el éxodo son las figuras con las que en algunas escuelas se enseña sobre todo un Eneagrama muy
psicológico y aunque es bueno comprender todas esas cuestiones, debería ser la enseñanza más completa por el bien de
todos, por ejemplo:
que el «9», aunque psicológicamente es pasivo, introvertido e incapaz de manifestarse fuera, es muy visceral y agresivo
internamente, lo mismo que el «1», cuyas características típicas son (46) parecidas pero más extrovertido, ya que
además de pasivo es reactivo, es decir, vuelca en otros; ambos, 9 y 1, están en conexión, lo mismo que el 8 con el
sistema cerebral reptiliano, por el que suelen «parecerse», aún no siendo lo mismo, salvo en que los tres números o
partes están más dispuestos a reaccionar sin pensar, sólo por puro instinto, y salvo por la diferencia de ser más
extrovertido el 8 y más introvertido el 9 y que la parte 1 tenga un poco de ambas capacidades, son semejantes entre sí
en lo esencial, que es ACTUAR, sin pensar y sentir; pero como decía antes, ésto no es suficiente si parejo no
enseñamos a CONSTRUIR zonas o caminos que consigan aunar todo ello con mayor luz (claridad mental).
Usar la inteligencia en plenitud es lo que más nos iguala a la Divinidad que también somos; tenemos muchos recursos
inteligentes y deberíamos sacarles el mayor partido posible, encontrar la conciliación de los opuestos en nosotros,
convertirnos en observadores, escuchando todos los aspectos relevantes de nuestra personalidad, en una palabra,
elaborar un desarrollo armónico de todas las partes del ser en conflicto y potenciar el cerebro con sus Múltiples
Inteligencias, es lo que proponemos aquí a todas luces y para todos con igual. Un ego bien formado es todo aquel que
es consciente de todos sus elementos constitutivos y de las diferentes motivaciones y necesidades de su vida.
En la escuela rural de desarrollo que dirijo junto a otros psicólogos y terapeutas y en los grupos de terapia que hemos
formado, hablamos con naturalidad y sin tapujos de los dramas de nuestra existencia, traumas y complejos, e incluso
echándole humor al asunto parodiamos muchos de nuestros mecanismos y sistemas defensivos infantiles, para
integrarlos adecuadamente al presente actual de cada quien. Este eneagrama en vivo es más sanador que a veces leer
cuantos libros al respecto abunden. La asistencia personal a estos grupos de trabajo es indiscutiblemente lo mejor para
sanarnos a nosotros mismos, aunque como ya dije es importante que los asistentes tengan referencias profundas y
serías del propio eneagrama verdadero y su sistema operativo o que aquellos que dirijan el trabajo estén muy
cualificados y, lo que es más importante según los Maestros Sufíes, que quien enseñe esta ciencia esté sanado en SI
MISMO.
En estos grupos de terapia explico algo que considero fundamental y esto es las 7 Leyes vibracionales de inteligencia,
que hacen que el ego se haga fuerte y saludable:

Ley de profundización.
Ley de prioridades.
Ley de lealtades.
Ley del valor verdadero.
Ley de motivaciones.
Ley de necesidades básicas.
Ley del deseo natural.

Además de conocernos y comprendernos a nosotros mismos, todos o casi todos también necesitamos o queremos
conocer a los demás para establecer buenas relaciones; una aproximación psicológica y espiritual adecuada a cada caso
puede ayudarnos a desarrollar mayor (47) tolerancia y respeto por las sagradas diferencias existentes en cada quien,
diferencias gracias a Dios que hacen que el mundo no sea tan aburrido; creer que los demás funcionan con parámetros
iguales a los propios es meterse en la boca del lobo, la mayoría de las veces es por eso que nos equivocamos al juzgar a
alguien a priori, y aunque en el mundo es muy posible que existan seres parecidos o semejantes a mi misma, cada
quien es cada cual, y sus circunstancias. Comprender las complejidades de las diversas y posibles almas y sus
características psicológicas humanas es importante, y por supuesto que vamos a resonar mejor con las más
complementarias o parecidas que con las opuestas a nosotros mismos, sin dejar de comprender que un místico puede
aprender mucho de un intelectual empírico y viceversa. Tipificar, catalogar, etc., es algo muy antiguo, ya Platón
distinguió tres funciones primarias: la razón, el sentimiento y la voluntad, muchas de las escuelas del llamado Cuarto
Camino trabajan hoy en día aún con este modelo platónico, señalándolos como los físicos, los emotivos y los
intelectuales y nos indican tres caminos, el del fakir, el del monje y el del yogui, pero además hay un cuarto camino
que es el del ser humano yo diría «de a pie», de este cuarto camino que lleva de un modo natural a la realización de la
plenitud cerebral y espiritual del que hablo en este libro. Los hindúes también nos señalan tres modos de energía
humana: tamas, rajas y satva, es decir inercia, estimulo y pureza, según ellos todo lo tamásico nos duerme, lo rajásico
nos estimula y lo satvático nos calma y tranquiliza. Hipócrates también tipificó a través de los cuatro humores, o
temperamentos: bilioso, flemático, colérico y sanguíneo, muy similares a los de Jung quien se movía en la dinámica de:
sensación (tierra), sentimientos (agua), pensamiento (aire), e intuición (fuego), etc., etc.,
El sistema de tipificar cuaternario de Hipócrates o Jung y otros constituye a buen seguro el Meyers Brigg actual, que
son las medidas de personalidad más usadas en el mundo hoy en día, añadiendo además de las cuatro funciones
jungianas las de percepción y juicio.
Por decirlo a grosso modo tipificar, es decir, encontrar las claves de porqué somos como somos y nos pasa lo que nos
pasa, es un hecho muy antiguo en el quehacer humano. La palabra psicología significa «estudio de la vida del alma» o
de la psique, cuya palabra a su vez está relacionada con la imagen simbólica de la mariposa, como también ésta lo está
a su vez con la esencia de la respiración, que es la fuerza que a todos nos anima y sin la cual caeríamos muertos, así
que la verdadera psicología en su sentido más auténtico no es el estudio del comportamiento en si, sino de la fuerza
oculta que anima a todos los posibles comportamientos. La psicología, sin aún llamarse así, comenzó hace millones de
años, cuando en los substratos más salvajes del cerebro humano se creía que se podían penetrar con la mente la vida
oculta de las piedras, los vegetales o los animales, es decir, cuando el alma era más fuerte que la mente que la contenía.
En el Eneagrama de este libro lo que más se está trabajando y equilibrando es la Ley del Tres, en la que
primordialmente se enseña que cada parte tiene su oponente, su complementario y su equilibrador o parte neutra.
Por ello, tras asistir durante muchos años a la visión de que muchas personas realmente interesadas (no nos olvidemos
que la memoria racial existe en todos nosotros) en el eneagrama se desesperaban por no entender su dinámica
compleja, me he atrevido a desgranar la OTRA MITAD, para que los menos intelectuales, pero si intuitivos y puros de
corazón, incluso con la (48) sola contemplación, meditación y observación reflexiva de los mándalas originales que
contiene a esta parte del Todo, puedan comprender el pequeño eneagrama (primer cerebro básico y segundo cerebro o
sistema límbico) e ir desde ahí a lo grande del eneagrama (tercer cerebro o neocórtex); así se cumplirán las antiguas
palabras de «que lo grande sirva a lo pequeño».
El mito de la cabra amaltea me enseñó que dar leche a los hijos de los Dioses (seres humanos) tiene su tiempo pero que
cuando éstos tienen ya todos sus dientes pueden y deben trinchar carne, es decir, «comer» (integrar) cosas más sólidas
y profundas que requieren del arte propio de masticar y digerir a voluntad, es decir, del particular discernimiento e
investigación. Mi amor a Dios, mi fe y confianza en sus designios, aún en los momentos en que la vida me trató
duramente sé que fueron las piedras de base para forjarme en su intimidad sabia; a los pies de su inefable compasión he
llorado amargamente por la pequeñez de mi cerebro para alcanzarlo, aunque soy consciente, ahora, en la mitad de mi
existencia, que Dios desde siempre me «inspiró», que vivo en su interior, lo cual paradójicamente hace que Dios
también viva en el mío y me «done» alguno de sus secretos.
Observarnos a nosotros mismos desde todas estas vertientes o líneas circulares, caminos elípticos, nos ayudará a darnos
cuenta de lo que nos daña (o nos hace dañar), provocando la tortuosidad de ese caminar cotidiano, y aunque ese ir y
venir de la «Ceca a la Meca» hasta encontrar la salida adecuada al dolor es muy útil para el Espíritu humano, pues a
veces como dice un amigo mío psiquiatra «ir a más de lo mismo todas las veces que haga falta puede ser benéfico tanto
como salirse por la tangente, que es lo mismo que crear nuevas rutas a transitar; por ello me pareció justo enseñar otras
maneras de cortar por lo sano, y emprender nuevas vías de desarrollo personal. A través del eneagrama oral que
enseño, indico que saturarnos de nuestras complejidades nos puede hacer también ser capaces, por dicha saturación, de
obtener una autotransformación rotunda y total; pero para ello necesitamos CONOCER cómo transitar en profundidad
por todas las partes en conflicto de nosotros mismos o de nuestros semejantes; DROGAR O DOPAR al cerebro no es
la clave (prozac), aunque sabemos que ciertas llamadas enfermedades mentales son productos de alteraciones químicas
o biológicas, no siempre ésto es así y se debe investigar mucho más antes de dar un calificativo tan grave a un ser
humano como el de oligofrénico o ciclotímico o paranoico de por vida, como algunos profesionales tienen por
costumbre usar de modos indiscriminados algunos como aquellos pistoleros de gatillo fácil, disparan y luego....
preguntan. Dar calmantes no es en todos los casos lo mejor, lo que desde luego es lo más fácil y algunos optan por ese
camino, pero lo fácil no es siempre lo mejor. Por ello apoyo, como algunos entendidos del eneagrama, que en algunos
casos saturar y exacerbar es lo óptimo, pero ese saturarse solo debe ser un primer paso hasta autorecordarse y que
debemos ir cautos por el aún desconocido mundo del subconsciente o inconsciente o como se le quiera llamar; a mí me
gusta llamarle territorio del «no yo» que lleva al Ser.
Buscarse el ser esencial significa que estés en la edad que estés te será necesario regresar hacia atrás en el recuerdo, no
necesariamente revivir (aunque en algunos casos de la terapia del eneagrama también lo hacemos), a los primeros años
de tu existencia física para saber como eras entonces, o a quien más imitabas, con quién más te identificabas, qué te
gustaba (49) o no y cuál era tu factor de continuum del carácter; este autorecordarse debe estar encaminado al hecho de
facilitarte el que atisbes la ESENCIA con la que llegaste a este mundo pues es en los primeros años de la infancia que
lo esencial de todos nosotros se muestra espontáneamente, luego, poco a poco y por las razones obvias de que los seres
humanos precisamos de otros humanos, ocultamos dicha esencia y ésta se va cubriendo con ciertas capas a las que
llamamos más tarde personalidad; estas capas o personalidades surgieron sobre todo por las premisas de ser amados y
aceptados por los demás.
Por haber comprobado que a la mayoría de las personas sencillas a las que también debe llegar esta información
espiritual del eneagrama (más que psico o tipológica), a la hora de contestar a las preguntas del test que acompaña casi
todos los libros de Eneagrama, las suelen interpretar dificultosamente por su ambigüedad, con lo que los resultados del
encuentro del rasgo característico del eneatipo «que les rige o vive» en ese momento suele ser también engañoso, por
ello, he considerado crear un pequeño test rápido que encontrarás en el capitulo denominado Mándalas Cerebrales; en
el primero de estos mándalas hay unas sencillas pautas de lo que cada parte de la personalidad realiza por si misma en
nuestro cerebro y muchos de mis alumnos se han podido «colocar» en las funciones que tienen más desarrolladas,
sobredesarrolladas, o infradesarrolladas y desconocidas, y por conocer esto al realizar este test tan simple de modo
gradual con permanencia, pulcritud y ritmo les he visto trazar rutas nuevas disfrutando de aquello «por conocer»
partiendo desde lo «ya conocido» y hacerlo con el «compás» adecuado, resolviendo qué hacer verdaderamente con lo
que en su propia vida estaba ya de más o de menos, así aplicándose en saber restar, sumar y multiplicar, que no solo
dividir, haciendo sencillo lo que antes parecía complicado: «ser y no sólo aparentar» (dos más dos es igual a «más
dos»).

EJEMPLO
En el primer mándala cerebral del capítulo 3° verás que la parte «8» por ejemplo, por pertenecer a la llamada triada del
hacer o visceral, suele actuar primero y por tener cerca al «7» perteneciente a la triada intelectual, como una de sus
alas, tras actuar piensa y lo que más le cuesta es sentir o intuir, funciones que tiene infradesarrolladas o desconocidas;
por eso a dicha parte ocho digamos que le viene bien tener amigos cuya parte dos o cinco esté bien desarrollada y
además sanada para aportarle sentir y pensar con claridad.
También conozco gente convencida de pertenecer solamente a uno de los nueve puntos del Eneagrama sin que ello
siquiera parezca o sea correcto al cotejar los hechos de su vida y al autorecordar de su infancia, punto de la vida donde
casi siempre se generaron todas nuestras complejidades futuras más comunes. Simplemente creen ser de ese eneatipo
sobre todo porque ellos mismos o alguien les catalogó así en alguno de los muchos cursos que desgraciadamente
abundan sobre este tema; por ello, en este libro hago hincapié en la importancia de:

Primero: la necesidad de observación y autorecordación propia o preguntando a los parientes más cercanos.
(50)
Segundo: repasar los tests una y otra vez, antes de contestarlos y en todo caso abandonar si no se interpretan
correctamente o volver a ellos a través de realizarlos con verdaderos profesionales, que apoyen el hecho de querer
encontrarnos.

Tercero: tomar cuidado de quién nos enseñe este sistema que deberán ser en si mismos seres muy completos y no
sólo interesados por el tema, con poca o ninguna noción del mismo en si mismos, es decir, quien no recorrió el
camino de ida y vuelta mal podrá mostrarlo en todos sus recorridos.

Cuarto: aclaro que nadie «es» «dos», «tres», etc., sólo lo «parecemos» o «estamos» en ello momentáneamente,
hasta que nos descubrimos en QUIENES SOMOS REALMENTE, este PARECER o ESTAR, obviamente es lo que
creemos ser, aunque paradójicamente en realidad no lo somos.

Con todo lo dicho en este primer capítulo he querido puntualizar lo que ya dijeron los antiguos sabios sufíes: «Todo
conocimiento o ciencia que se imparta fragmentada será peligrosa y equívoca para quien la reciba y trate de llevarla
a cabo sin profundizar su verdadero y completo contenido». Por ello deseo que mi aportación te sea válida por su
completitud y que al eneagrama que ya anda por «ahí» le ayudemos todos a CRECER y desarrollarse aún más.
A lo largo de los años mi manera de trabajarme -pulirme- y de trabajar con otros el deseo fue siempre no condenarlo,
sino dirigir la atención hacia el estado mental del propio deseo en sí mismo, para luego observarlo y alcanzar así la
verdadera comprensión de los motivos de su existir. Por ejemplo, los defectos del surgir de: aversión, cólera, miedo,
etc., hay que observarlos todos y tomar nota de cualquier sensación, imagen, recuerdo, sentimiento, que los haya
creado, ésto cambiará nuestro modo de ver, sentir, o pensar o relacionarnos con todos ellos y poder subsanarlos de
modos óptimos. Meditando y observando diariamente con disciplina nuestro cerebro, nos volveremos expertos en el
arte de contemplar de cerca y con sumo cuidado cuanto nos ocurra.
Por todo mi bagaje y experiencia con grupos he visto como, tras la observación gradual y lúcida de un problema, pocas
veces éste se sostiene tal cual los diferentes estados de ánimo nos lo hicieron sentir o pensar al principio; el odio por
ejemplo se transforma en rencor, luego en autocompasión, en depresión o ansiedad para luego sanarlo o tal vez vuelva
a ser un odio mayor o se convierta incluso en indiferencia.
El trabajo con el eneagrama espiritual nos informa que, para la inquietud, el desamor e incluso la neurosis más
profunda existen antídotos, todo veneno tiene su contrario, el caso es no dejarnos emponzoñar del todo, es decir,
empezar a aplicar antídoto en el mismo instante en que la mente comienza a darse cuenta de su problemática sin
permitir que surjan el abandono y la dejadez de ir por las vías fáciles aunque terribles del desaliento y la apatía; es por
ésto que en los comienzos de esta disciplina del eneagrama se necesita de alguien entrenado en el arte de batallar con
los opuestos y zanjar dicha batalla con su conciliación final.
TODA MOLÉCULA TIENE SU AGRUPACIÓN ATÓMICA ADECUADA; MEZCLAR ALEATORIAMENTE ES
LO DISTORSIONANTE Y PELIGROSO.
(51)En esta existencia, física y psicológicamente hablando, deberemos comprender que las fuerzas en oposición son
igualmente fuertes, tanto las del amor como las del odio, o las del bien como las del mal, sólo las diferenciamos en
nosotros al tener más en cuenta una que la otra. Equilibrar la balanza es conocer el motivo verdadero que hizo posible
dar a una de esas fuerzas más poder que a la otra. En realidad, cuando trabajamos en profundidad con nuestra mente,
pocos dogmas limitadores establecidos por identificación, imitación o herencia quedan en pie. El largo y profundo
proceso espiritual de purificación y disolución así como de coagulación y apertura nos conducirá a la Divina acción,
que como decía Gandhi es lo que implica la palabra «ahimsa» (vivir en la «acción correcta»), a través de la cual
captamos el sabor de lo que significa vivir en el mundo pero no pertenecerle, es decir, sin dejarnos atrapar por ninguno
de sus muchos manjares ilusorios. Vivir el Ahimsa es para mi entrar en ese estado, donde todo desaparece y vuelve a
reaparecer por sí mismo; tal vez por ello hay quien dice de mí que soy fría y dura como el diamante, cuando en realidad
lo que soy es imparcial y apasionada, como el fuego, ¿paradójico?, por supuesto, ya que ambos, diamante y fuego, son
uno. En realidad todos somos un poco paradójicos y contradictorios.
Como psicoterapeuta sé ésto tan básico desde el primer instante en que me dispuse a tratar con personas con problemas
mentales, es decir psicológicos. Por ello, fui ideando metodologías propias para ir gradualmente conociendo y dando a
conocer a mis pacientes y alumnos las distintas partes de ese todo llamado cerebro humano, guardián de todos los
secretos posibles; lo aparente de algo o alguien es a veces sencillo verlo a simple vista, pero, hay algo en la tradición
antigua que algunos modernos trabajadores de la mente humana deberían poner en su modo de tratar al otro, y ésto es
observar una cualidad llamada Amor en su quehacer cotidiano.
Si queremos sanar la neurosis, enfermedad muy del siglo XX, todos los psicoterapeutas deberemos poner además de
profundos estudios para el conocimiento profesional, también mucho amor y comprensión de ese otro, que existe más
allá de las palabras o rótulos tremendistas y todo profesional que no posea esa cualidad llamada amor estará a años luz
de comprender el trasfondo del problema de su paciente. El amor del que hablo en la terapia es iguala cercanía,
sentirse cercanos, siendo capaces de observar con objetividad, es una gimnasia mental que para algunos es difícil; pero
sólo esa cercanía es lo que hará posible llegar a la comprensión del porqué de las máscaras que el que consulta se
puede haber ido colocando, hasta ir casi desapareciendo tras el peso de las mismas; esta cercanía amorosa y
comprensiva hacia el otro es para mí el factor ausente muchas veces todavía en el pensamiento psicológico occidental
que se empeña en tanta ceremonia académica y fría, ¿es necesario el uso de tanta distancia entre médico y paciente?,
distancia que comienza en muchos casos con una mesa impresionante entre ambos y un sillón un poco más alto en el
facultativo o un sofá donde el paciente normalmente en posición de indefensión no ve ni siquiera a su interlocutor, ¿es
eso realmente útil? ¿Será por eso que algunos de los no considerados demasiado académicos, psicoterapeutas que nos
encontramos con nuestro consultante tal vez en algún restaurante, charlando, tal vez en el banco de algún jardín o a las
orillas de algún mar o en el salón de nuestra propia casa tenemos más éxito y además más rápido en la resolución de
muchas patologías del carácter?
(52) En los prolegómenos de mis análisis terapéuticos hablo con el que sufre de cosas tópicas y así voy realizando un
psicoretrato, que veo ir cambiando con el paso de los días conversación tras conversación pues es a través de éstas que
revisamos los puntos ciegos y así vamos movilizando la energía luminosa del intelecto objetivo, precisamente hacia
esos lugares que a mi consultante le hacen estar reprimido, o ansioso, decaído, inhibido, o poco receptivo a la vida en
general, etc., algunas veces les cuento algunos cuentos de aquél Nasrudin antiguo o algunas parábolas de J.C. y les pido
me conviertan su historia personal en una pintura o en una poesía, también les enseño a respirarse y a realizar cantos
armónicos o danzas ancestrales, pero sobre todo les hago experimentar cercanía, estando siempre disponible en una
entrega cordial y sencilla, sin demasiado dogmas académicos (entre otros motivos porque esto último no lo soy en
absoluto gracias a Dios).
Los Maestros de la tradición, los antiguos YASHIFA (sanadores) trataban los asuntos referentes a las alteraciones de
todo tipo en un ser humano usando (y todavía se usa) música, danza, colores y los ZIKRS (nombres de Dios
salmodiados); ellos hacen que el cerebro humano alcance el secreto de la vida y de la muerte cada vez y como éstos
son secretos pesados de sobrellevar es que vida tras vida, aunque los conocemos, los olvidamos; por ello, en cada vida
nueva hay un Ángel que nos sella los labios en el momento de nuestro nacimiento para que olvidemos quienes éramos
y podamos vivir una nueva historia y es ese mismo Ángel el único que puede, en un momento dado, «tocarnos» para
que podamos recordar y hablar tanto de nuestra antigüedad como de todo lo que existió en lo antiguo (tradición) sin
peligro para la propia integridad física y mental; al tocar este Ángel nuestro LATAIF (glándula pineal), energético y
particular órgano especial de la percepción de nuestro cerebro, se aviva nuestra particular memoria ancestral y
devenimos en autorecordarnos tal cual SOMOS (pequeñas bacterias en mutación constante). La aportación de este libro
es poder ser la «encarnación literaria» de ese Ángel y que tu memoria se avive.
Debo aclararte que descodificar el lenguaje cifrado y secreto de toda la información que posee nuestro cerebro debe
hacerse bajo la guía experta de seres altamente cualificados, es decir, autorecordarse es un camino que debe ser hollado
siempre de un modo gradual y sereno; el eneagrama, el Tarot, la Astrología, la psicoterapia gestal, el análisis
transaccional así como el dibujo y pintura de mándalas de cierto tipo te ayudarán a descodificar muchos de tus secretos
internos, hacer ésto a solas (a menos que juzgues que deba ser así) es más laborioso que buscar seres cualificados y
autorrealizados, a los que podrás descubrir por sus propias vidas lúcidas y sencillas y que estarán encantados de
colaborar en tu búsqueda personal de modos desinteresados, o al menos sin expectativas personalistas dogmatizadoras.
Cada uno de nosotros somos un bastidor de muchos y estupendos sonidos, colores y formas; por ello debemos
conocernos en nuestro «todo». En el eneagrama que enseño primero se aprende a conocer a fondo el cuerpo y el
cerebro, con sus entresijos, pues es el territorio a recorrer, el gran desconocido que nos llevará a ser el conocedor; en él
está el mapa del territorio al completo (ADN), llamado ser humano.
Durante años, mientras he enseñado pintura, danza, canto, etc., he visto como algunas «personas» se convertían en
«seres humanos» al recibir el toque de su particular Ángel despertador del sueño que les vivía y como cada quién
recibía su nuevo ZIKRS (nombre de Dios) en (53) su interior, nombre que se le hacía afín cuanto más pasaba el tiempo
y con el que salmodiándolo se mejoraban hasta sanar totalmente, aunque también vi a muchos enloquecer y dispersarse
aún más por creerse dueños absolutos de la energía atómica instalada en esos nombres. Como dice mi maestro, los
Nombres Divinos son del Inefable y te los deja escuchar para que hagas lo que debas con ellos en el plan general de la
vida y no para autobeneficio egoísta, ya que si ésto ocurre será peligroso pues que cada nombre de luz tiene su
oponente en la oscuridad y éste exige su pago: locura o desvarío mitómano.
El ritmo del cerebro (68 ciclos/segundo) debe «bailar» alrededor de los más de mil nombres de Luz y oscuridad con
perseverancia y pulcritud, hasta que el miedo, principal productor de neurosis nos deje y seamos libres para ser
nosotros mismos, tal cual somos. Paradójicamente, para que ésto ocurra, el ritmo cerebral debe ser de algún modo,
también rítmicamente alterado; por ello, primero yo «apruebo» las fijaciones o mecanismos de defensa de mis
consultantes y alumnos, y luego contemplo sin más sus distintos estados emocionales para, en el momento adecuado,
por decirlo de algún modo, sabotear y combatir a ese lado negativo hasta conciliarlo; a ésto le llamo el «baile de las
olas», donde uno y otro, por oleadas, durante cierto tiempo danzan cual surfistas expertos en las mareas de la
naturaleza dual, consiguiendo en esta danza que el consultante se vea a si mismo, no y a como enfermo, sino como
alguien que ve su enfermedad y viéndose decida qué hacer verdaderamente con ella. Por ello, a estas personas les
ponemos en el arte de eneagrama número que no nombre, porque el número es más fácil de conocer, vencer y
transformar.
Durante las metodologías de la construcción de los Mándalas del DIOAMANDO (Eneagrama) que observarás en este
libro, se podrá aprender a caminar seguro sobre el filo de la navaja (vida humana), para permitir el tránsito hacia la
salud y la mejoría personal; en este caminar, más pronto que no tarde, lo esencial como un eco se deja oír, e incluso
ver, eso si, depende de cada cual lograr esto. Mi maestro interior me dijo un día que mi alma inmortal estaba unida al
SILSILA y que la BARAKA estaba en mi por tres vías. Esto lo entendí a niveles simbólicos como la idea de que soy
un constructor de campos de energía superior y que generar la Energía Suprema hacia otros y enseñarles cómo a su vez
pueden convertirse también en constructores de energía superior es mi destino, y eso realizo cada día de mi vida, desde
que mi maestro me llamó HADI YA SHIFA. Mis electrones bailan y se interaccionan en orden de necesidad con quien
no posee los necesarios para ayudarle a permanecer estable y crecer al mismo tiempo en un equilibrado intuir, sentir,
pensar y hacer.
Para mí como psicoterapeuta del DIOAMANDO tanto el factor presente en los problemas de mi consultante como el
ausente u oculto son importantes. El trabajo que juntos realizamos es como idear un diseño y tejer una colcha no
sabiendo de antemano cómo quedará pero reconociendo que si dejamos de tejerla jamás lo sabremos ni nos la
podremos poner encima para cobijarnos con ella. Imaginar no es igual que experimentar. Para conseguir que alguien
que me consulte trabaje hasta el final en común conmigo, hay que hacer ese diseño en principio también en común;
luego poco a poco el paciente mismo va poniendo sus ideas, a fin de cuentas la colcha es del paciente y es él quien
debe elaborarla al completo en sus múltiples formas. Un día viendo un programa de televisión observé como los árabes
tejían sus alfombras y me pude percatar de que los triángulos, en fin todas las figuras geométricas y (54) los números
estaban en ellas, sobre todo muchos diseños de alfombras persas están basados en los número 9 y 8, tal vez por su
posibilidad de múltiples interpermutaciones.
El Eneagrama es como un HADI YA SHIFA (guía sanador), un mapa, una luz en medio de las tinieblas, una fuente de
Sabiduría de la que beber para no padecer más sed.
Dándoles las gracias a todos los hasta ahora estudiosos del eneagrama por su contribución introductoria sobre el tema,
me dispongo a mostrar LA ORIGINAL Y PARTICULAR OTRA MITAD DEL ÁRBOL GRANADO LLAMADO
SISTEMA DE CONFIANZA MUTUA Y SABIDURÍA ANCESTRAL Y CONOCIDO HOY EN DIA COMO
ENEAGRAMA y realizaremos ésto llevados de la mano de los antiguos y SUFI... cientes Maestros de esta Sabiduría
cuya intimidad Cósmica gracias a Dios (Baraka) hemos recibido durante muchas vidas y sobre todo este libro es un
homenaje a los Maestros ancestrales del pasado Atlante que hicieron que florecida entre dos ríos, el Tigris y el
Eufrates, en el centro de la Mesopotamia antigua, en el que fue paralelo 33 del planeta Tierra, emergiera la «JOYA
DIAMANTINA» (glándula pineal) o LA ESENCIA VITAL de la cual todos devenimos dando comienzo así un camino
hacia la evolución de la llamada especie humana, desde el homínido hasta nuestros días. El rápido desarrollo de esta
Joya o Esencia Vital hizo posible que las primeras culturas de la Tierra y más tarde otras llegasen a su máximo
esplendor tanto a niveles físicos como mentales y espirituales.
Paradójicamente, al mismo tiempo que causaba el Esplendor de la Inteligencia Sabia, la obtención de la Joya daba
lugar a grandes luchas con la desaparición incluso de imperios enteros, pues quienes ya poseían la Joya eran
fuertemente envidiados hasta el punto de ser invadidos y dispersos o aniquilados. Un ejemplo de esta persecución lo
sufrió el llamado pueblo elegido de Dios: el semita, cuyas diásporas duran incluso hasta nuestros días.
Cuentan algunas crónicas antiquísimas, a las cuales sólo se puede acceder a través del «viaje» hacia lo profundo, hacia
la raíz de la mismísima Joya, que los atlantes, primeros poseedores de esta clave de pesas y medidas arquitectónicas
fueron también depositando esta sabiduría en lugares y templos esparcidos por todo el orbe terráqueo, para que lo que
estaba dentro pudiera verse y tocarse fuera; así la Sabiduría de la Joya fue dispersa, dejando los antiguos sabios claro
que algún día la reunión de todas las partes daría lugar a la evolución de toda la especie humana, evolución que como
un inmenso regalo secreto se nos puso en germen ensemillada en el interior de nuestra cabeza, dentro del cerebro: la
glándula pineal es el DIO-AMANDO, la piedra filosofal de inmutable axialidad, cuyo rocío inunda el jardín,
generando el equilibrio necesario para que todo el sistema endocrino funcione perfectamente y así el edificio o templo
humano pueda ser construido y reconstruido una y otra vez.
Este es un libro iniciático, contenedor de dibujos y mándalas, por el cual el verdadero estudiante del mismo
descubrirá, si así lo quiere, los códigos secretos y ancestrales guardados en su personal ADN, los cuales le descubrirán
QUIÉN ES, DE DÓNDE VIENE, YA DÓNDE VA.
Para avivar dicha perla y diamante, para avivar la Luz que se hizo a si misma, en cada dibujo mostrado en este libro
deberá el lector pararse y realizar la síntesis así como buscar en textos, bibliotecas, diccionarios, viajes, etc., y entender
la información que también se le pide averigüe, dándole con cada dibujo las pistas de la época y personajes que deberá
encontrar y conocer en profundidad y así poder lograr despertar y desarrollar las zonas de memoria oscurecidas en su
propio cerebro.
(55)En los textos y dibujos conocerá como experimentar y trabajar los tres cerebros, al comprender cómo éstos se han
ido desarrollando a través de la evolución de la especie. El entrelazado de las líneas que parten desde cada punto del
conocimiento del Eneagrama da lugar a un especial Mándala o dibujo esencial, a través de cuya visión surgen
significados ancestrales y el conocimiento de porqué somos como somos; también es posible que crezcan las
capacidades de conexión axial y transversal del cerebro, las cuales ya estaban desde siempre en la Joya (glándulas
endocrinas) y es ahora en estos tiempos actuales que la Sabiduría retorna al presente para el desarrollo de todo el
potencial cerebral humano.
El ser humano ha tenido siempre y tiene más cerca lo Divino de lo que algunos se atreven a soñar; éste es un momento
cultural y social donde hablar de seres divinos y ancestralidades sagradas puede ser trágico y terrible, salvo que se haga
a través de películas o libros de ciencia ficción, pero hay que atreverse de algún modo, pues la vida es un viaje por lo
trágico y lo terrible y no evolucionará adecuadamente mientras quienes la existan sigan queriendo obviar la mitad de lo
verdadero, razonando la sin razón, queriendo pesar y medir lo sutil de un modo todavía maniqueísta, cuando en
realidad está más que demostrado que bueno y malo son a veces las dos caras de una misma moneda.
Pretender demostrar la existencia de lo divino dentro de la especie humana, más allá de mi misma a mi misma, hasta
hace muy poco me pareció un sueño y una utopía, hasta saberme en plenitud de consciencia que «vengo» de un paraíso
que jamás perdí, que soy hija del cielo y la Tierra y que voy hacia una evolución cada vez mayor como descendiente
directa de aquél Melkisedec antiguo; ésto me animó a escribir este libro, cuya pretensión es abrir a todo aquél que
quiera hollarlo el sendero del CUARTO CEREBRO, porque el tiempo y el espacio ya son los adecuados y porque está
escrito que los pobres de Espíritu serían hartos, y porque la aparición del planeta azul, aquél que gira en contra de lo
establecido, así lo requiere; lo soñé con siete años y lo predije multitudinariamente hace ya 14 años en radio y T.V.
(1987) y ahora ya es visible más allá de Plutón.
Todo cuanto se te pide descubras en este libro de trabajo personal e iniciático es con la pura y noble intención de que
sepas cuántos talentos y habilidades posees en ti mismo, así como también que primero te veas en todos los vicios y
defectos que puedes tener y propiciar que estos salgan a la luz de tu propia consciencia, para que te puedas convertir en
lo que desde siempre ya eres, un diamante que, al ser facetado correctamente, se vuelve un brillante único e irrepetible.
Los trabajos a realizar están metódicamente expuestos para que llegues a todos los puntos de un modo acorde y
secuencial; por ello es importante que no te saltes ningún capítulo y que los cumplas todos, si así te place.
Lo que casi puedo asegurarte es que, cuando termines de leerlo y a través de realizar la búsqueda que se te propone,
habrás encontrado tu personal historia dentro de la gran Historia; si así es, enhorabuena ¡¡EUREKA, te habrás
encontrado contigo mismo, el Universo y a tu Verdadero Creador!!
Así que vuélvete como un niño para entrar en tu personal reino y convertirte en Rey-Reina y Sacerdote-Sacerdotisa del
impresionante y glorioso Templo (cuerpo humano) que te conforma de un modo global y total. Se un buen regente y
tendrás vasallos fieles (pensamientos e ideas sopesadas para su acción correcta), y así, sabiamente, caminarás (56) por
el Sendero más seguro y firme, el del Cuarto Cerebro, llamado también Corazón Espiritual.
Colócate las «zapatillas rojas» (disposición sana y natural a Osar y Conocerse a uno mismo profundamente, revisando
egos, patrones de conducta, mecanismos de defensa, complejos y traumas, sin más pretensión que la de autoconocerse),
embúyete el primordial y «azul» vestido (la personal capacidad mental que todos y cada uno de nosotros poseemos para
adquirir estados de reposo, confianza y claridad interna, ya sea de modo espontáneo, por inspiración o iluminación de
la Gracia divina o como resultado de las prácticas disciplinadas de la relajación, la meditación y del querer saber),
colócate, como no, el simpático gorrito lleno de cascabeles y colores rojos-amarillos-dorados (capacidad de obtener
ideas en estado puro de inocencia y espontaneidad para realizarse como seres humanos al completo, en inteligencia y
habilidades talentosas, no sólo para el propio servicio personal sino para el beneficio de toda la humanidad, como por
ejemplo investigación, ciencia, creatividad, ingenio, inventos constructivos, etc.), cíñete la verde espada (capacidad de
poseer una mente analítica simultáneamente a la capacidad de también poseer una mente que tiene sueños posibles y
lúcidos y genera prosperidad común a todos) y con todos estos maravillosos materiales y algunos mas que por Ti
mismo irás redescubriendo, conviértete en un Peregrino por el camino de la Vida, yendo por ella sin escudos
innecesarios (juicios personalistas dogmáticos o muy empíricos que te sometan a las dudas y al miedo sin más) y sobre
todo abierto y receptivo en tu «centro» más importante, sede del amor incondicional a todo y a todos, EL CORAZÓN
ESPIRITUAL o cuarto cerebro (QUIEN NOS DONA EL PODER de adquirir la capacidad de aceptación y
transformación por la compresión de la vida tal cual ésta es en sí misma).
En el transcurso de los últimos 22 años de mi vida, más allá de lo que podía llegar a imaginarme, he ido alcanzando,
con la imprescindible ayuda de los Amigos del Corazón y Maestros Invisibles, el contacto con mi Ser más interno y
profundo; suavemente han ido fluyendo los «libros sutiles de la Vida en mi vida» (inspiración o gracia), y a través de
ellos el Eneagrama se presentía en lo invisible, internalizado en la Cábala hebrea, la Alquimia o en la física cuántica, el
Tarot, el I Ching, la Astrología, el color, los números, todos fueron eficaces colaboradores para ir más profundo en este
mi particular camino de LA BÚSQUEDA, EL ENCUENTRO Y LO ENCONTRADO.
Aquí en ésto que lees se ha logrado reunir lo disperso en imágenes y con pocas palabras, para regalarte a ti este
hermoso jardín,... digo,... perdón,... libro.
Jardín y libro, que primero fue huerto, de ideas e inspiración, que tuve que limpiar y pulir, antes de que el Sagrado
Arado (Maestro Interno) lograse meterse en lo profundo de la tierra hermosamente trabajada (internarme en el Sí
Mismo Primordial con el Corazón puro).
Ahora cuando este trabajo va a ser entregado a los caminantes y al camino, para cumplir la función que la vida y Dios
quieran en todo ello darle, mi única pretensión es que aprendas a vivir con sentido del humor y en plenitud y para ello
mis amigos del corazón y todos los Invisibles hemos sido osados y atrevidos y procedemos en abrir el Arca (Corazón
Puro) donde guardábamos los mejores tesoros y dones que tuyos ahora son para que ésto así se realice.
(57) BUEN COMBATE, BUEN CAMINO, COMPAÑERO/A, y que te bendigan en él la bienaventuranza, gracia,
tesoros y dones del CAMINO DE LA ESTRELLA (Compostela), donde te enseñarán:
La Gracia y la Compasión Divina (2); La sensibilidad y la Unidad Divina (4); La Creatividad y Participación Divina
(7); La Instrucción y la Tolerancia Divina (1); La sabiduría y el Desapego Divino (5); El Poder y la Justicia Divina (8);
La Sinceridad y Cooperación Divina (3); La Verdad y la Confianza Divina (6); La Justicia y El Amor Incondicional
Divino (9).
Que todo ello y mucho más sagrado y bendito desde ayer, hoy y para siempre nutran, acompañen y bendigan en el
camino a ti, lector/a, a nosotros y a todos los demás caminantes y peregrinos de la vida verdadera.
Amigo/a lector, de esta manera tierna mi esposo y yo hemos querido introducirte en una metodología de trabajo
profundo que ambos hemos desarrollado desde hace años y que con la ayuda de los sabios y por la Gracia del Absoluto
te presentamos en este primer libro para que tu también adquieras Honor y Gloria a sus Ojos y disfrutes del mismo
Amor que a nosotros nos ha dado, nos da y nos dará. Gloria a nuestros antepasados.

Buen viaje, peregrinos.


(59)
CAPÍTULO SEGUNDO
METODOLOGÍA DE TRABAJO Y CONCEPTOS
BÁSICOS
El primer paso importante será encontrar el propio número básico del rasgo de carácter esencial, es decir, la parte que
más «nos vive» continuamente desde que se ha nacido, y se podrá saber ésto, realizando los tests que aportamos en el
cap. 3°, complementándolos con el estudio reflexivo de los resúmenes en fichas del cap. 4° y con el ejercicio
meditativo de la autorecordación de los orígenes infantiles, así como también al encontrar primero la triada a la que se
pertenezca en el eneagrama, ya que en ella uno de los tres números será el rasgo base que más se desarrolla
cotidianamente.

EJEMPLO:
Si esencialmente se es, o se reconoce haber sido, muy impulsivo y espontáneo, ético, moralista, fiable, protector,
pacificador, perfeccionista, autoritario, exigente, si era muy importante la sensación táctil, el gritar, patalear, etc., es
posible que si ello persistió de algún modo hasta ahora mismo, se pertenezca más a la triada llamada viscérica o del
hacer, cuyas partes o rasgo base son los números 1, 8, 9, quienes nos revelarán que tipo de modos o mecanismos
defensivos de actuar se poseen y porqué.
El «8» es el tipo de carácter tendente a la extroversión, es decir, el que más hace alarde activo de su visceralidad, el «1»
es tendente a la introversión, es decir, quien menos expresa enfado y el «9» posee un poco de ambos dos, y es quien tan
pronto se expresa como se paraliza en la acción. Paradójicamente, si se rechaza todo cuanto hay en esta triada es muy
posible que esencialmente se pertenezca a ella, inconscientemente.
Si se reconoce ser más bien emotivo o sensibilizado sensible, colaborador, servicial, bonachón en extremo, tendente a
soñar e imaginar o fabular, es muy posible que se pertenezca a la triada del sentir, cuyos puntos 2, 3, 4 revelarán que
tipo de mecanismos defensivos del sentir se poseen intrínsecos, de los cuales el «2» es el más tendente a la
extroversión, manifestando mejor lo que siente hacia el exterior; el «4» el más introvertido o el que menos expresa lo
que siente hacia el exterior y el «3» quien posee un poco de ambas dos tendencias, es decir, el de mayores problemas
para saber que siente y cómo expresarlo.
(60) Si el comportamiento es más racional y frío o imparcial, más estudioso, introspectivo, investigador, valiente y
arrojado, juguetón y alegre, con necesidad de preguntarlo y saberlo todo, la triada será la del pensar cuyos números 5,
6, 7 arrojarán luz sobre los mecanismos de defensa intelectuales o la manera de comportarse en la vida; la parte «5» es
quien más tiene tendencia a la introversión, es decir, a guardarse lo que piensa, el «7» a la extroversión, dispuesto a
anonadarse a sí mismo o a quien sea con todo lo que piensa, lo mismo que el «6» con sus tendencias duales de intro y
extro, al cual le es muy difícil dejar de pensar, entrando en toda clase de dudas y conflictos por desconfianza ajena.
Para ayudarse en ese autorecuerdo también se puede preguntar a los allegados más próximos y escuchar cómo ellos nos
recuerdan.
Las tres triadas del Eneagrama tienen que ver con las facultades de los tres cerebros: la triada visceral, con sus
números 1,8,9, la heredamos de los reptiles y hay muchas de sus características en ella, lo mismo que en nuestro primer
cerebro básico. La triada del sentir, 2, 3, 4, heredada de los mamíferos, y poseedora de sus características lo mismo que
nuestro segundo cerebro o sistema límbico y la triada del pensar, 5, 6, 7, heredada de nuestros ancestrales antepasados,
los llamados dioses, poseedora de sus características divinas, lo mismo que nuestro tercer cerebro o neocórtex.
Es muy posible que en la meditación y creación de los mándalas de cada serie que hay en este libro cada quien se
«transporte» a los principios de los orígenes de la vida tanto personal como universal e incluso se puedan ver a sí
mismos en la época en la que por primera vez encarnaron en este planeta (visión intracelular), pero también en los
trabajos que propongo realizar en cada serie de los mándalas, se tendrá seguramente necesidad de consultar y encontrar
información fuera de uno mismo, en bibliotecas, museos, viajando, etc..., para cotejar resultados.
También se podrá avanzar rastreando, cuál detective, el rasgo de carácter oculto esencial reconociendo la triada a la
que NO se pertenece aparentemente; ésto es muy importante, ya que esas características que se cree no poseer, tal vez
sean las más fuertes o fijadas en el interior básicamente y que por algún tema, posiblemente traumático, estén muy
enterradas en el subconsciente de modo intrapsíquico; también como ya hemos dicho, se puede profundizar en dicho
rasgo al observar los datos que aportamos en el primer mándala cerebral, donde mostramos las facultades sin
desarrollar de cada parte o número, así como las que están más obviamente desarrolladas, así como con el estudio de
las fichas resumen que aportamos en el capítulo 4°, se pueden conocer rápidamente algunos de los muchos
significados y características de cada número o partes; también aportamos una ficha ya terminada y otra en blanco para
que se complete con los propios datos que uno mismo vaya encontrando; aconsejamos escribir a lápiz o fotocopiar
varias fichas, hasta adquirir soltura y sapiencia.

Trabajo con las alas


Una vez se tenga claro el número de rasgo vital por triada lo siguiente será saber qué números por alas le corresponden.
En el ejemplo que damos del «5» sus alas son la «4» y la «6»; la primera pertenece a la triada del sentir y la segunda a
la del pensar, a la que también pertenece (61) el propio «5». Bien, al conocer estas llamadas alas se podrá deducir cuál
de ellas se corresponde con las características del carácter básico no sólo propio, sino también del de los padres y
recordando con cuál de ellos más nos identificamos, sabremos la tendencia psicológica y de funciones básicas que más
hemos utilizado en los primeros más o menos 25 años de la vida y si se tiene más edad al realizar este trabajo, se sabrá
cuanto y cuando nos desplazamos hacia la otra ala, por identificación con el otro progenitor; según la tradición, un ser
humano incompleto es aquél que no «es» él mismo sino solamente la prolongación de sus padres o aquellos que le
hayan podido educar. A la edad de 21 años, aunque lo ideal es lograrlo incluso antes, deberíamos alcanzar vivir
perfectamente individuaizados (esto no es lo mismo que individualistas), es decir, siendo nosotros mismos tal cual sin
dejar de honrar y respetar por ello a nuestros progenitores, quienes vivieron su vida a su modo y deben permitirnos que
nosotros lo hagamos al nuestro.
Una de las mayores aportaciones de este libro al eneagrama conocido es el capítulo referente a los llamados
MÁNDALAS GEOMÉTRICOS, donde espero el lector disfrute y descubra mucho de sí mismo, al poder crear los
propios MÁNDALAS GEOMÉTRICOS Y DE BÚSQUEDA PERSONAL, y con ello conocer los significados
profundos de las secuencias numerales que se correspondan con su rasgo vital, pudiendo dibujar, pintar y meditar los
mándalas llamados geométricos que más le definen e irse conociendo profundamente en su manera de comportamiento
o relaciones en la vida, pues cada dibujo informa de un modo de «parecer» o estar» que se podrá cotejar con la realidad
más íntima. Podemos engañar al mundo, fingiendo «ser», pero nos haremos un flaco y terrible favor si nos engañamos
también además a nosotros mismos; por ello este trabajo sé que será importante sobre todo para algunas personas que
jamás irán a un curso grupal de eneagrama, porque «desnudarse la mente y el alma» delante de personas ajenas es lo
que más les duele, sobre todo a las personas cuyo rasgo básico sea del triángulo 3-6-9, las cuales lo tienen algo más
difícil para saber lo que realmente quieren, sienten y piensan de si mismos y la vida. Este libro puede ayudar a que en
la propia intimidad se pueda estudiar, meditar y conocerse a fondo para abrirse a los demás sin proyectarse; aunque
no hay nada como el trabajo grupal y presencial; ningún libro es tan vivo como todo ello, pero es importante que otros
nos molestemos y hagamos el esfuerzo de escribir ciertos libros ya que todo el mundo no es capaz todavía al menos de
trabajar en vivo y directo con grupos y mucho menos en este tipo de trabajo tan analítico y profundo para SANAR EL
YO.

Modos de meditación sobre los distintos mándalas


Uno de los métodos de meditación con mándalas que a lo largo de mi personal experiencia y también con otros he
podido llegar a constatar que mueve ciertas energías cerebrales produciendo óptimas posibilidades para la
autorrealización es el que dimos en llamar la «meditación de seguir la flecha» y que aconsejo utilizar sobre todo en los
llamados «Mándalas de Autorrealización»: dicho método implica colocarnos visualmente en el número o parte de la
personalidad en la estrella del eneagrama con el que nos sintamos más identificados y desde allí seguir la dirección de
las flechas con los ojos mientras que mentalmente vamos relacionando (62) los distintos nombres y adjetivos donados a
cada zona, anotando todo lo que vayamos analizando y comprendiendo; por ejemplo, en el capítulo de la serie
autorrealización, en el mándala denominado «el Santo Grial», vemos que en dirección levógira (del 5 al 4) la parte
analítica y sabia se reúne con la parte espontánea, sensible y mística (4) y siguiendo la flecha vamos hacia la alegría de
vivir o existir (7), y desde ahí a la parte generosa y compasiva (2), retornando a mayores cotas de sabiduría y
conocimiento de nosotros mismos (5).
Recorriendo así los distintos mándalas de este modo visual, se podrá mentalmente analizar la actitud o talentos y ver
como en las distintas partes cerebralmente hablando, sentimos, pensamos y actuamos; los recorridos se pueden hacer
tanto con nombres y adjetivos en positivo como en negativo, siendo recomendable empezar por reconocer los aspectos
mas sombríos de nosotros mismos para terminar en los más luminosos. Este modo de meditación produce mucha
información de la manera en cómo nos comportamos habitualmente, pues en el recorrido visual podremos sentir cierta
aversión o alegría con lo descubierto.
Para realizar otro tipo de meditación, como por ejemplo el dibujo o pintura del particular mándala eneagramático se
deberá estudiar, observar y comprender como ésto se realiza a través del ejemplo que aportamos en otro de los
capítulos de este libro referido a los mándalas geométricos, donde con el ejemplo del número o parte cinco se podrá
diseñar la propia PIRÁMIDE EVOLUTIVA; para ello, elegiremos en el hogar un lugar tranquilo y a ser posible
siempre el mismo, aunque ésto no es imprescindible, y antes de iniciar el trabajo se encenderá una varilla de incienso y
una velita blanca; trabajando siempre con ropa cómoda y con un fondo musical suave, tipo gregoriano (o con el mismo
CD que he creado, «Despertares» —grupo ahava—, de música mística y que si te interesa puedes pedirlo a través de
nuestra página web www.ahimsalara.com, donde podrás incluso escuchar un poco, o en grandes almacenes).
Disponernos a construir los mándalas geométricos y psicológicos personales, así como a la realización del resto de los
trabajos iniciáticos que en este libro sugerimos, es en realidad hacer un arte sagrado en el que no sólo cada quien se
autoreconozca a sí mismo en su totalidad, si no que también reconozca a los demás, juegue y disfrute, y desde luego lo
que si hacemos mucho incapié es que por favor toda esta sabiduría no la convierta nadie en un arma arrojadiza para
«saber» los defectos de otros y encasillar por ello de modos absolutistas; recuerden, la vida es juego, ¡disfrútenlo;.
Los útiles necesarios para este trabajo serán folios tipo din A-4 o blocs de dibujo, lápices de colores, una regla, un
transportador de ángulos, bolígrafos, gomas de borrar, etc.
Todos los pasos de la metodología que se deben realizar al seguir este libro están sobre todo encaminados a que se
vaya más allá de lo personal, al encuentro de lo esencial, y si Dios y su Baraka lo quieren, lo Transpersonal de cada
uno aparecerá; este secreto lo encierran sobre todo los llamados MÁNDALAS GEOMÉTRICOS, MÁNDALAS DE
AUTORREALIZACIÓN, Y MÁNDALAS DEL SER, porque son sobre todo un referente de trabajo de búsqueda tanto
interior como exterior, ya que en ellos no sólo se recorrerá la propia historia sino la historia del mundo en el que se
vive.
PRIMERO: meditar cada día en el tema de búsqueda de una sola lámina, mirándola durante unos minutos con los
ojos abiertos y después permanecer reflexionando con los ojos cerrados, y al salir de la meditación, sin moverse
demasiado, anotar todas las imágenes o sensaciones (63) obtenidas, comprobando luego si tienen alguna posible
asociación con los hechos de las épocas con las que nosotros identificamos a dichos mándalas o incluso con alguno
más que se descubran y que tendremos que cotejar su realidad empírica en libros, museos, e incluso viajando a ciertos
lugares del planeta.
El propósito de la metodología de este trabajo meditativo que aconsejo realizar tal cual, es que cada quien descubra
por si mismo lo mucho que en el primer y segundo cerebro posee memorizado sobre el pasado ancestral, que aflora al
observar ciertas formas arquetípicas que nos mueven recuerdos, formas que permanecen encerradas a menudo en lo
profundo del subconsciente y que a veces en algunos sueños que todos tenemos también suelen aflorar, sueños a los
que no les solemos dar normalmente demasiada importancia por desconocimiento del significado de su rica simbología
arquetípica y antigua; otras veces estas formas están ocultas dentro del propio paisaje del entorno que nos rodea, en
catedrales, monumentos, piedras, etc., en zonas y lugares a veces cercanos y a veces distantes y que es preciso «pisar Y
conocer», para recibir su información cifrada; el cerebro sólo necesita ver y reconocer para recordar o revivir. ¿Has
estado alguna vez en el recinto de «El Escorial», Madrid, o en la catedral de «Notre Dame», París, has realizado el
Camino de Santiago, etc..?
También además de meditar estos mándalas que puedes dibujar y pintar, copiándolos de los nuestros podrás descubrir
tus propios Diseños Internos Ocultos y Secretos (Dios), lo cual estoy segura te hará experimentar tu fuerza espiritual
aún mucho más, poderosa y fertilizadoramente.

CONCEPTOS SOBRE ENEAGRAMA


Antiguamente:
Lo que hoy conocemos como eneagrama, antiguamente fue un Sistema ancestral de confianza mutua surgido de la
orden de los antiguos Melquisedec, en las zonas Mesopotámicas, antiguo paralelo 33 del planeta Tierra. Su
conocimiento y enseñanza servía entonces para la construcción del cuerpo de Luz o Templo Humano, pues posibilitaba
el crecimiento cerebral y evolutivo, ya que en su Sabiduría estaban encerrados todos los secretos del Universo, los
cuales se fueron dispersando por todas las escuelas y lugares del orbe terráqueo, así como en el interior de sus
habitantes, aunque prácticamente, hasta un poco antes de los años 20, apenas se conoce demasiado su profundidad
antigua, pese a que son muchos los hombres y mujeres ilustres que de una manera u otra han hablado del eneagrama,
como por ejemplo el propio Ramón Llul e incluso hasta Einstein debió alcanzarlo en su profundidad. Es una llave que
nos permite desde lo poco abrirnos a la totalidad.

Actualmente:
Técnica moderna de tipificación y análisis usada en distintas universidades del mundo, siendo una herramienta base de
la psicología y psiquiatría moderna, como sistema de identificación (64) de los distintos tipos de personalidad y
posibles formas básicas de comportamiento humano. En general, el estudio del eneagrama actual, desde el punto de
vista psicológico, permite ir tomando consciencia de modo gradual del hecho de que la persona (máscara) haya
quedado fijada en un comportamiento condicionante básico, lo que irá en detrimento de lo transpersonal de la propia
evolución. También, el eneagrama psicológico actual aporta una información vital al neófito para conocerse mejor a sí
mismo y a sus semejantes y obtener mejores estadios de relación, a través de comprender a los distintos egos
(personalidades) que todos poseemos, producto de la máscara que nos hemos visto impulsados a colocarnos, por
defensión, como un mecanismo liberador; de todos estos egos o mecanismos de defensa que aleatoriamente más
usamos en nuestro comportamiento cotidiano, en el eneagrama actual se trabaja puntualmente con:

ENEATIPOS EGOS EN POSITIVO EGOS EN NEGATIVO


UNO Tolerante Perfeccionista
DOS Altruista Ayudador obsesivo
TRES Amistoso Eficaz compulsivo
CUATRO Romántico Melancólico
CINCO Observador Avaricioso
SEIS Leal Cobarde
SIETE Aventurero Epicúreo
OCHO Protector Dogmático
NUEVE Mediador Negligente
Comenzar por conocer todos estos nueve egos nos llevará al descubrir de los muchos más que ellos mismos encierran,
y si esta parte del trabajo de eneagrama es realmente positiva, aún es mejor el poder profundizar en el propio
autorecuerdo y en los orígenes ancestrales tanto de nosotros mismos como del entorno que nos rodea para saber cómo
y porqué estos egos se fueron generando, lo que nos proporciona un punto de partida y una base más clara, no sólo para
conocernos en profundidad, sino también para comprender mejor las claves del porqué de dichos egos y sus existencia
dentro del propio cerebro y la vida personal; para ello, hemos de penetrar en el verdadero eneagrama ancestral, y este
camino es más espiritual que no tan psicológico, porque en él iremos descubriendo las claves del funcionamiento del
alma humana; decimos ésto basados en el seguro conocimiento de que nuestra personalidad en su totalidad, vida tras
vida, se desarrolla alrededor de un eje central llamado MENTE, cuyo RASGO DOMINANTE CARACTERÍSTICO —
el ego—, puede llegar en algunos casos a convertirse en una PASIÓN o FIJACIÓN, dominando nuestras costumbres y
limitando la visión de nosotros mismos y del mundo, es decir, podemos llegar al olvido de que sobre todo antes de ser
carne o materia densa (mente, personalidad, ego) somos sutilidad, luz (almas espirituales), y es en nuestras almas en
donde encerramos los códigos más secretos de los porqués de nuestras maneras de ser. Por ello, aunque la visión
psicológica del eneagrama es un buen punto de partida porque (65) como decimos un poco más arriba, esta sabiduría es
una llave que desde lo «poco» nos puede llevar a lo «total», llegado un momento deberemos ir mucho más allá del
único aspecto psicológico, alcanzando lo que yo llamo el «lenguaje de las estrellas» o encada primordial, es decir,
alcanzando lo que de antiguo, trascendente y espiritual hay encerrado en las formas estrelladas (luminosas) (dendritas
cerebrales) del eneagrama verdadero, cerebro humano que es sobre todo para mi un forjador de seres humanos al
completo.
Así, uniendo ambos sistemas, psicológico y espiritual y desde el punto de vista más creativo presentamos el trabajo en
este libro de la realización de búsqueda de lo esencial de cada uno de nosotros a través de distintas series de mándalas
cerebrales, psicológicos, geométricos, de autorrealización, cromáticos y espirituales del Ser, los cuales aportan
herramientas muy útiles de referencia para hacernos aún más conscientes de porqué somos como somos y nos pasa, lo
que nos pasa, y lo más importante, conocernos en profundidad; hemos realizado este libro tras llevar más de 20 años
practicando y enseñando que el efecto visual y práctico del mándala es muy terapéutico, pues posibilita liberamos de
los llamados egos a través de conocer los significados de cada uno de ellos y su dinámico confluir entre ALAS,
TRIADAS, DIRECCIONES BÁSICAS o COMPULSIVAS, etc., cuyas características didácticas pasamos a resumir de
aquí en adelante.
Los mándalas espirituales que hemos co-creado con los Maestros del antiguo Eneagrama ayudarán a cambiar PER SE
(desde dentro) de modo gradual y adecuado a las propias capacidades cerebrales de quien los observe y medite y ésto
se activará aún más si al mismo tiempo que se busca dentro, también se realiza ésto fuera en bibliotecas, museos,
lugares, etc., ampliando consciencia, pues de eso se trata sobre todo este trabajo que aquí presentamos.
También, según mis investigaciones personales de estudio y meditación, he descubierto que en la forma y en el fondo
del eneagrama antiguo o estrella de nueve puntas subsiste un sistema arquitectónico de medidas geométricas y
matemáticas que encierran el secreto del número áureo, así como el diseño antiguo para el surgir del cerebro humano
al completo y al 100% de sus funciones e inteligencias múltiples.
Entre otras muchas cosas, el eneagrama o «sistema de estrellas» trabajado profundamente, no sólo psíquica sino
corpórea y espiritualmente, nos posibilitará:

• Adquirir referencias sobre las distintas personalidades que todos poseemos, tanto a niveles humanos como
divinos.

• Dar bases sólidas para entender el comportamiento propio y el de los demás por causa de estas personalidades
y del mal uso de las mismas, de su infradesarrollo o de su desconocimiento.

• Conocer e identificar el potencial personal tanto a niveles físicos como psicológicos y espirituales y
realizarnos, individuizarnos e iluminarnos.

• Descubrir que existe una motivación principal inconsciente, posiblemente incluso de vidas pasadas, o como un
remanente genético ancestral, que es como un director que, para bien o para mal, dirige nuestro
comportamiento cotidiano, motivación que deberá ser sacada de la sombra (subconsciencia personal),
reconociéndola, hacia la luz para poder transformarla o aceptarla si ese es el caso.
(66)
• Comprender a los demás en profundidad, viéndolos tal cual son, desde su propio punto de vista y no como nos
parece que son, ganando y mejorando así en nuestras relaciones humanas al comprenderlas en toda su
profundidad y complejidad, eliminar lo ilusorio y vivir la auténtica realidad de todo y de todos.

• Transformar, mejorar y estructurar nuestro desarrollo personal al completo, despertando y avivando


consciencia trascendente y recuperando así la unidad de las múltiples fuerzas dispersas que nos animan,
conocer el Universo y sus múltiples formas de vida, incluso las más sutiles.

• Mejorar la calidad de vida personal, restando importancia a lo que no lo tiene. Vivir felices incluso en lo
terrible, precisamente por la comprensión de su necesaria existencia para el aprendizaje común. Hacer mejores
y mayores nexos neuronales. Desarrollar más los tres cerebros, reptiliano, límbico y neocórtex y potenciar el
surgir del cuarto cerebro, es decir, abrir nexos que posibiliten que el corazón se autorealice como dicho cuarto
cerebro.

En definitiva, todos cuantos profundicen en lo que mostramos en su totalidad en este libro, podrán, si así lo quieren,
adquirir un sistema de valores y confianza mayor y mejor para conocer lo oculto y saber la realidad última de todas las
cosas. Conocer lo Divino, interiorizándolo primero y encarnándolo después. Descubrir la realidad última de todo lo
Creado. PODER SER y no sólo aparentar ESTAR o QUERER SER.
A los llamados hoy en día ENEATIPOS por otros estudiosos del tema, aquí les denomino PARTES de la UNIDAD,
pues son retazos en dispersión de lo que todos somos en unidad. Por ello, elijo la granada como símbolo representativo
del eneagrama: una unidad que cuando se abre manifiesta la diversidad unitiva de todo.
Los números alrededor de la estrella o figura original representan cada una de las distintas partes con sus principales y
distintos rasgos de caracteres básicos con los que esencialmente cada quien puede llegar a este mundo y que
posiblemente van a ir cambiando con la edad a través de las vicisitudes personales creadas por uno mismo y el entorno,
ya sea que ésto ocurra por imitación, identificación, mecanismos de defensa, sobrecompensación, etc.; en los capítulos
4° y 5° se aportan, además de los mándalas visuales psicológicos, unas estupendas fichas resumen de las características
más básicas y particulares de cada uno de ellos, para que rápidamente se adquieran las referencias psicológicas de cada
parte del sí mismo, tanto en los niveles llamados «en sombra» (egos desintegrados, no sanados o tipo duales) como «en
luz» (egos integrados, sanados o centrados). No hay nada desechable en nosotros, todo es digno de ser observado y
transformado si es el caso.

* Todos los movimientos dentro del eneagrama se basan en las llamadas Leyes universales del tres, del ocho y del
siete, etc.:

• LA LEY DEL TRES: A todas estas partes de la unidad en dispersión, les es necesario un «solve et coagula» para
su alquimia total, es decir, separamos del ser lo que es «ego» para estudiarlo y observarlo pero estos egos opuestos
luego han de ser conciliados, (67) unidos para obtener el equilibrio completo, es decir, nuestro ego intolerante
(parte 1) al ser observado muy de cerca y trabajado adecuadamente encontrará su opositor, ego flexibilidad (parte
7) y ambos, al unirse, por decirlo de alguna manera, darán lugar al surgir de una tercera fuerza conciliadora de
ambas en oposición; en el caso de estos dos egos, la fuerza conciliadora sería actuar ecuánime o impersonalmente
(parte 4). La Ley del tres se basa por tanto en que toda cualidad o defecto tiene su opositor, su complementario y
su conciliador o equilibrador, exactamente igual que el átomo.
• LA LEY DEL OCHO, basada en los elementos que en totalidad o en infradesarrollo subsisten dentro de cada cual
y que funcionan por pares.
• LA LEY DEL SIETE, basada en que todo aquello que ha sido creado tiene sus distintos niveles de energía de
vibración (color y sonido), cuyos resultados se pueden evaluar a través del poder vibracional que contiene cada
parte o eneatipo, por su pertenencia a cada una de las triadas con su color primario, por sus alas, etc.

En realidad en la metodología del eneagrama se contienen todas las Leyes universales hasta hoy día conocidas, e
incluso algunas que aún no lo son tanto, pertenecientes a la física cuántica.
* LAS ALAS están representadas por los números que a izquierda y derecha (hemisferios cerebrales) posee cada una
de las llamadas partes separadas del todo que somos y que también, tras nuestra investigación y aportación personal al
eneagrama psicológico actual, significan a menudo la herencia del carácter heredado de nuestros progenitores, siendo
cada cual quien deberá reconocer en que ala está más representado uno u otro de los progenitores.
* LAS TRIADAS están relacionadas con las capacidades o funciones cerebrales que todos poseemos, llamadas
pensamiento, sentimiento, acción e intuición, funciones todas ellas que pueden estar naturalmente desarrolladas,
infradesarrolladas, sobredesarrolladas o incluso no desarrolladas todavía. Las cuatro triadas son:

• La llamada Triada intelectual o del PENSAR, que contiene a las partes numeradas de 5, 6, 7, las cuales
pertenecen sobre todo a personas de tipo intelectual, racionalista, analizador o asociativo con tendencia hacia la
frialdad y la imparcialidad.
• La Triada visceral o del HACER que contiene a los números 8, 9 y 1, los cuales pertenecen sobre todo a personas
cuyo tipo de acción será siempre impulsiva, rápida y espontánea, con tendencia a la agresividad y a la asertividad
o a la inercia y morbidez psicológica y física.
• La Triada emocional o del SENTIR, números 2, 3, y 4, son partes representativas del tipo de personalidades
sensibles y soñadoras, con tendencia a la melancolía.
• Más una cuarta triada interna representativa del corazón o de la sana INTUICIÓN, redescubierta por mí, a cuyas
partes o números 10, 11 y 12, pertenecen los seres capaces de saber, desde dentro, «per se», cuanto ha ocurrido,
ocurre o puede ocurrir, sin que (68) nadie fuera se lo enseñe o manifieste. Esta triada está en el centro del mándala
eneagramático; su color es el verde y viene a ser como el ojo divino o corazón esencial del cuarto cerebro que
algunos poseemos aún desde antes de nacer. Esta cuarta triada a niveles humanos es la posible explicación de la
existencia de algunos seres que fueron o son geniales a temprana edad, como Mozart, etc. (niños índigo).

* DIRECCIONES DE MOVIMIENTOS: INTEGRACIÓN O COMPULSIÓN-DUALIDAD.


En el lenguaje coloquial o profesional del eneagrama conocido existen las llamadas direcciones básicas, cuyo
movimiento estriba en acciones de integración, desintegración y conciliación, y a las cuales denominamos dextrógiras,
levógiras o neutras, cuyos efectos son:

La dirección DEXTRÓGIRA (ir hacia el hemisferio derecho cerebral), también denominada a nivel simbólico
«Camino Dionisíaco o Lunar, desintegrador», cuyo significado psicológico es «ir hacia «verse» a través de los
demás», lo que conocemos como Proyección (verse a través de otros).

La dirección LEVÓGIRA (ir hacia el hemisferio izquierdo cerebral), a nivel simbólico Camino de Apolo, Solar,
integrador, cuyo significado psicológico es «ir a «verse» dentro de uno mismo» y por uno mismo a través de
autorecordarse (regresar a los orígenes -confiar en sí mismo-)», lo que conocemos como Introspección.

Dirección NEUTRA, HACIA EL CORAZÓN O CENTRO del mándala (glándulas pineal y pituitaria) (ir hacia la
interiorización), denominado por mi Escuela simbólicamente como Línea del Camino Órfico o de conciliación de
los opuestos (conocer, comprender, aceptar, amar), lo que conocemos como Concienciación.

La dirección EN ESPIRAL DESDE ADENTRO HACIA FUERA: «ir hacia el entorno para exteriorizar lo logrado
en el interior» (Camino del Corazón). Conocer, comprender, aceptar, amar, DARSE), lo que llamamos
Manifestación.

Cada una de las llamadas nueve partes, números o tipos tiene siempre dos extremos: la pasión o vicio y la virtud o
gracia, extremos que al ser conciliados en las diferentes direcciones darán el equilibrio en lo esencial del SER.
Además, así conocerá cada una de estas nueve partes cómo sobredesarrolla ciertas funciones básicas cerebrales o no
desarrolla y desconoce otras, como demostraremos en los siguientes capítulos.
Es gracias a estas múltiples posibilidades direccionales, y también por la interacción posible por alas y triadas entre los
diferentes números o partes separadas del todo que somos, que se construyen los 72 caminos, teniendo además cada
uno de ellos otras tantas posibles salidas por la tangente cuyo significado principal partirá desde llevar dirección
levógira, dextrógira o centrada, lo que equivale en términos psicológicos a vivenciarlo desde los períodos de tipo
neurotizante, reconciliante o sanador.

* A partir de saber todo ésto, que es muy técnico pero necesario, se podrá mover el neófito ya con soltura, yendo hacia
la otra mitad del Granado Eneagrama, en los restantes capítulos (69) donde se explican las llamadas secuencias
numerales, fruto de la formación de las figuras geométricas que definen los distintos estados e interrelación de los egos,
tanto en Luz como en sombra, y que veremos referenciadas en los mándalas como:

— Triángulos escalenos: las partes o egos contenidos en ellos y su posible movimiento hacia izquierda o derecha
implica personalidades muy confusas o que están en períodos de crisis de patología muy aguda llamados
períodos neurotizadores, de fuertes desequilibrios.

— Triángulos isósceles: empezar a integrar las partes representadas por este tipo de figuras geométricas supone
una personalidad ya menos compulsada que empieza a reconocerse mediante los llamados períodos
reconciliadores. Se alcanzan estados transitorios de equilibrio. Equilibrio inestable.

— Triángulos equiláteros: son las secuencias numerales cuyos eneatipos tienen que ver con los llamados estados
sanados, donde el buscador o paciente se ve liberado al comprender o aceptar los motivos de su fijación o
comportamiento conflictivo. Se alcanza el equilibrio estable.

— Trapecios: llamada también por mí la piedra filosofal debido a que su formación dentro del eneagrama se
corresponde a períodos de mayor sanación, liberación, purificación y autorrealización personal, ya que su
construcción y comprensión facilitan la ILUMINACIÓN.
Además de las ya conocidas fórmulas de identificación, hay en el eneagrama muchas otras facetas, distintas y posibles
de múltiples secuencias numerales que formarán además de las ya arriba indicadas otras tantas figuras, no sólo la de
estrella de nueve puntas o eneágono, sino que surgen cuadrados, rectángulos, hexágonos, rombos, pentágonos, etc..,
formas todas ellas representativas de los muchos y distintos estados que la mente humana puede llegar a alcanzar en
sus múltiples inteligencias y que precisamos conocer para llegar a completar el desarrollo del cerebro humano, el cual
sabemos hoy en día que neuronalmente sigue creciendo aún más allá de la edad que hasta ahora se creía factible.
Cada capítulo de este libro contiene el cómo, por qué y para qué de todos estos múltiples caminos y secuencias
numerales, enseñando que desde lo disperso se llega a la unificación, desde lo finito hacia lo infinito, y desde sólo
«parecer» a realmente «Ser quienes Somos».
Los distintos ejemplos que se irán dando de cómo moverse en este laberinto hermoso, que es el cerebro humano, desde
el método llamado hoy en día eneagrama están en este libro aportados partiendo siempre desde la parte o número
CINCO, con cuyo ejemplo se obtendrá la comprensión de las distintas posibilidades que tiene dicho rasgo de carácter,
y con su aprendizaje adviene el de todos los demás rasgos, conociendo como ir en fases del continuum de desarrollo
desde períodos de crisis muy profundas de patologías enfermizas y neuróticas a períodos de comprensión de los
porqués de la crisis, llegando a los llamados períodos sanados o de encuentro de soluciones, aceptación y finalización
de las crisis.
En este primer libro sobre mi particular visión e investigación del Eneagrama, el trabajo iniciático de mándalas de la
llamada Cuarta Triada Interior de la Intuición (partes 10, 11 y 12), (70) lo mostramos visualmente en el capítulo 9°,
pero no lo explicaremos literalmente, ya que sólo debe ser transmitido de forma oral y presencial; caso de querer asistir
a nuestros cursos del eneagrama espiritual original, el lector puede ponerse en contacto con la dirección aportada al
final de este libro y si los Ancianos aprueban su ingreso en nuestra escuela, poder asistir a su conocer y profundización
personalmente.
Con este libro aprenderás que en la interacción de las distintas partes (caracteres) con sus alas, triadas, y direcciones o
caminos, el ser humano va tejiendo en realidad dentro de su cerebro una urdimbre luminosa (sinapsis), creando así las
muchas posibilidades neuronales de comprensión de por qué cada quien «es» como es y le ocurre lo que le ocurre. Este
sistema favorece no sólo el salir de las crisis personales sino también el llegar a conocernos muy profundamente a
nosotros mismos, a todo cuanto nos rodea, al Universo y al Dios Absoluto y Verdadero. Para que ésto último ocurra de
modo sencillo y natural todo este movimiento dentro del eneagrama deberá ser como una danza realizada con
permanencia —disciplina—, pulcritud y ritmo exactos. Siguiendo los ritos iniciáticos de la ancestral escuela del
dioamando («amantes del Sol» o diamante único) nos preparamos a enseñarte y compartir en este libro los primeros
pasos a nivel visual e intelectual; apréndelos y memorízalos para luego elaborar tu propia danza libre de búsqueda y
encuentro de ti mismo/a.

(71)
CAPÍTULO TERCERO
SERIE MÁNDALAS CEREBRALES
Los trabajos de la mente
o de las distintas direcciones de energía física, psíquica y espirituales, y del conocimiento de las cuatro funciones
cerebrales básicas humanas esenciales y de todas sus demás derivaciones:

(72)

Mapas cerebrales
El hombre y la mujer actuales son seres tricerebrados (por ahora) ya que la comprensión de las cosas no depende sólo
de su pensamiento sino también de sus sentimientos y demás sentidos sensoriales, los cuales a veces llegan a lugares
donde el pensamiento no logra acceder y lo mismo a veces los sentidos o el pensamiento no llegan donde el corazón,
cuarto cerebro, (sentimiento intuitivo) accede.
El mapa que llamamos cerebro humano es un conjunto para mí de estructuras diferentes pero unidas entre sí que nos
permiten las facultades o funciones de pensar, sentir, intuir y actuar, soñar, imaginar, etc., el cerebro es una especie de
computer biológico capaz de operar de modos independientes e inteligentes (en el ser humano más que en ningún otro
espécimen conocido) con múltiples posibilidades. Es curioso que en occidente con todos sus avances técnicos haya aún
muchas personas que ignoren qué es y que contiene su cerebro, tal vez por ello se les haga difícil manejar algo que no
conocen al 100% y donde por ello cualquier decisión será siempre vacilante.
La parte de nuestro cerebro que es más primitiva es el hoy llamado cerebro básico o reptiliano, que es esa parte en la
que estoy mientras me ocupo de las cosas más cotidianas, fregar, lavar o coser; en esos momentos en que atiendo a
cómo mi cuerpo se mueve y sé que ese movimiento está siendo posible gracias a mi primer cerebro, quien me permite
el movimiento de actuar y hacer. Esa zona cerebral forma parte también del sistema nervioso central y se le llama
reptiliano; en él poseemos la repetición, la imitación y el engaño, y curiosamente es en este primer cerebro primitivo
que aún permanecemos vivos cuando los otros dos no funcionan en los llamados coma cerebrales.
La forma de consciencia que habita en este primer cerebro es el continuo latir de nuestro corazón, el respirar de
nuestros pulmones e incluso colabora en la continua expansión-contracción de nuestros músculos. Cuando estudié ésto
me di cuenta de que en este primer cerebro existe el «continuum» de la vida más que en los otros dos y que este
cerebro también contiene habilidades como las de crear parámetros nuevos y disolver los inapropiados junto a la
habilidad de permitirnos acercar o alejarnos de lo que observamos que ocurre. Para mí, la esencia del control de este
cerebro está en lograr el ritmo de enfoque capaz de bajar la velocidad o prisa (impulso espontáneo o reacción instintiva
cotidiana) hasta relacionarnos con lo que tenemos más cerca de un modo sereno y afín. Con este primer cerebro
decidimos qué o quienes nos gusta o aquello que nos da temor.
Este primer cerebro es sobre todo como un guardián de la vida, pues en él están los mayores sentidos de supervivencia
y lucha y además por su interrelación con los poros de la piel, los cuales son como una especie de interface que
poseemos con el mundo externo, este primer cerebro es nuestro agente avisador de peligros para el cuerpo en general.
Hay comportamientos básicos muy asociados con este cerebro, como el instinto de posesión o instinto de territorio y es
a través de él como defendemos dicho territorio; si recordamos que lo que causa más estrés es la interrupción de una
rutina básica sabremos donde y cómo trabajar a una persona así afectada, en su primer cerebro, con métodos para
resolver, como por ejemplo creando parámetros que disuelvan los antiguos, realizar la antigua rutina, pero con matices
nuevos, hacer ejercicio, danzando y gritando, etc.
(73) Con este cerebro también imitamos y nos identificamos con algo o alguien para preservarnos, ,; por qué motivo?:
seguir viviendo y no estar solos. En este cerebro no estamos muy conscientes aún de por qué pensamos lo que
pensamos o de por qué reaccionamos como reaccionamos; por ello, la interacción de este primer cerebro con el sistema
límbico y neocórtex es muy importante y esta interacción se consigue a través de las células que conforman el llamado
sistema reticular activador, a quien llamo el PORTERO DE LA CONSCIENCIA O GUARDIÁN DE LOS
UMBRALES.
Este sistema, alojado dentro del tallo cerebral, en nuestro primer cerebro, es el que «escoge» entre los cien millones de
impulsos que a cada segundo asaltan a nuestro cerebro, y también es quien desvía lo trivial y deja entrar lo vital para el
alerta mental. Si las células del sistema reticular activador se dañasen en un nivel de gravedad elevado serían las
causantes del estado de coma y en una gravedad mínima del desmayo o de la pérdida de consciencia momentánea. Por
ello, APOYAR terapéuticamente a este SISTEMA NATURAL DE SELECCIÓN es importantísimo. De ahí, que los
juegos de asociación libre sean tan importantes como terapéutica de este 1er cerebro, el cual además es el causante de
la tendencia a desplazarnos en vez de ir directos a la causa que nos crea la dificultad y es en este primer cerebro donde
las adiciones son muy poderosas, tanto a algo como a alguien o a una forma de actuar. Todos los impulsos que filtra el
S.R.A. pasan hacia el segundo cerebro o sistema límbico y luego hacia el neocórtex, así que de algún modo somos ante
todo sensación —percepción a través de los sentidos—, luego esas sensaciones nos hacen tener emociones o
sentimientos y por último pensamos y así es como debió ocurrir en la antigüedad: el Neardhental privado de S.R.A. y
de un sistema límbico en mayor desarrollo desapareció más rápido que Cromagnon, quien ya más creativo o sensible al
entorno y sus propias necesidades desarrolló las posibilidades de la agricultura, ganadería y artesanía.
Si estudiamos el comportamiento humano veríamos que todo comienza con atracción y repulsión; luego repetición
continua, más tarde caemos en rutina, hábitos, adiciones, sistemas de valores, hasta llegar finalmente a
institucionalizarlo todo. La observación de nuestro comportamiento desde las épocas primitivas hasta nuestros días
desvela un cierto ritmo repetitivo y continuo la mayoría de las veces entre acercarse y alejarse de las mismas historias
una y otra vez.
A través de este proceso repetitivo desarrollamos hábitos engañosos escondiéndonos de nosotros mismos y de otros
también; a través del primer cerebro básico llegamos a desarrollar profesiones y organizaciones sobre todo para
continuar con estos comportamientos y si queremos evitar o estudiar el comportamiento antisocial deberemos tomar en
cuenta a este primer cerebro básico en su acción, donde engañarse, preservarse y repetir actuaciones pasadas son los
patrones más habituales. Por decirlo de alguna forma rápida en este primer cerebro y su ganglio basal viven muchos de
nuestros miedos irracionales de antaño, es una herencia de los períodos cavernarios, donde la supervivencia era lo
esencial.
Lo que ocurre durante el sueño es el lenguaje sutil de este primer cerebro, donde el llamado sistema reticular activador,
el tallo cerebral y el ganglio basal cumplen además las funciones de mover el cuerpo, es decir, para escribir este libro
estoy usando las funciones de mi ganglio basal, dentro de mi cerebro base, sé que fue en este lugar ancestral que se
almacenó toda la información como en un archivador que registró todo cuanto como alma inmortal he logrado saber,
ya que según investigaciones propias y ajenas el ganglio basal es el principal proveedor no sólo de las funciones
motoras sino de memoria racial y de patrones sensoriales (74) ancestrales. He tenido que trasvasar todo ello desde mi
primer y segundo cerebros al tercero para lograr entender e interpretarlo de modos lógicos y secuenciales.
Cuando un día en una meditación indagué en los posibles porqués el ser primitivo no tenía en aquellos tiempos todavía
desarrollado del todo su neocórtex mis visiones del mismo me hicieron llegar a la conclusión de que en aquella época
ello hubiera sido fatídico para la especie de aquél entonces que sobre todo se movía a través de lo visual y auditivo, ¿se
imaginan a un Neanderthal oyendo el sonido de los pasos de uno de esos animales y diciéndose...?

— Se acerca un animal, posiblemente un carnívoro, será de tantos metros, tendrá tanto peso, su color será...
Y ya no tendría tiempo para seguir pensando o deduciendo sobre lo que se le acercaba, porque habría sido devorado,
así que la naturaleza creadora hizo las cosas cerebralmente hablando muy bien. Por ello, el cerebro humano fue sobre
todas las cosas primero instinto de supervivencia y más tarde fue capacidad creativa, hasta ir desenvolviéndose hacia
algo más superior, donde surgiría la llamada inteligencia objetiva humana o neocórtex; y es ahora cuando los peligros
son otros y bien distintos a aquellos antiguos tiempos, donde también es necesario el superior desarrollo de este
neocórtex.
Hoy en día el cerebro humano contiene resortes que de vez en cuando saltan haciéndonos parecer «ser» de tal o cual
manera y todo es debido a que nuestro cerebro encierra «recuerdos», almacena «datos», de genética heredada y tal vez,
incluso porqué no, de vidas anteriores, y por si ésto es sugerente, piensa si muchas de tus reacciones son tuyas o de tus
ancestros, los «otros» que viven en ti.

EJEMPLO:
El sentir frío o hambre puede en muchos casos hacernos experimentar incomodidad e incluso un cierto miedo
irracional, tal vez porque para nuestros antepasados cavernícolas e incluso para el homo-sapiens, el frío y el hambre
representaba la muerte en muchos casos.
Te he comentado ya hasta aquí algunas de las muchas funciones de tu primer cerebro, vamos ahora a comprender un
poco el segundo cerebro, llamado sistema límbico y que heredaste de la flora y los mamíferos (así como el primero lo
heredaste de las piedras, los peces y la fauna). En éste reside la sede de todas las fuerzas emotivas que darán lugar a
todos tus deseos y sentimientos y es en él donde subyacen las inteligencias de capacidad de dejarnos afectar por algo o
alguien, a través de lo que nuestros sentidos básicos sean capaces de percibir o percatarse, lo cual pondrá en marcha a
tu inteligencia de los diferentes estados de ánimo, yendo desde lo placentero a lo doloroso y viceversa, con sus
diferentes matices de grado e intensidad.
Es en este 2° cerebro donde desarrollamos mayores cotas de gustos y preferencias; a mis alumnos les enseño que tal
vez lo peor del hombre y mujer moderna es haber tratado de suprimir sus emociones; siento que hoy en día es muy
necesario encontrar un enfoque que nos haga experimentar a las emociones como fuerzas constructivas y positivas en
nuestra vida; para ello es importante reconocer la base fisiológica de las emociones, es decir, vivir de un (75) modo
inteligente con los distintos estados de ánimo y a esto es a lo que ayuda la práctica y el estudio del eneagrama
verdadero, ya que a su través nos proveemos de información en la forma de las emociones y sus porqués. A lo que la
gente llama emoción yo lo reconozco como inteligencia afectiva o de estados de ánimo. A veces para lograr
profundizar en el sentir hay que aprender a saber rechazar por un momento todo aquello que provenga del cerebro
neocortical o básico y ello se consigue con la llamada meditación, enfocada hacia dejar pasar lo que ocurre y
experimentarlo sin contracción alguna, así por ejemplo, la emoción tristeza sólo será eso y la podremos llorar sin llegar
a creer que los motivos para estar tristes sean o puedan ser porque nadie nos quiere; a veces hay que permitirse sentir
sin «pensar» que es lo que nos hace experimentarnos así; el pensar objetivo podremos usarlo más tarde como análisis
final del por qué no queremos experimentar la tristeza; sentir es como viajar a un mundo interior y si no nos damos
tiempo no disfrutaremos del posible paisaje que dicho mundo contiene; lo primero es disfrutar del paisaje sin más,
luego analizar lo que el paisaje nos provoca.
He visto a muchos seres expresar y liberar su energía emocional más profunda por medio de muchas cosas, pero el arte
auditivo y visual es a menudo la expresión más tangible de lo que se oculta en nuestro sistema límbico o segundo
cerebro. A veces saber cómo se ve una persona a través de sus dibujos es saber cómo se siente. El proceso de amar y
emocionarse sólo se frena cuando el primer cerebro básico se siente asustado o herido y eso es fácil diagnosticarlo por
lo que aflora en los símbolos ocultos de lo dibujado.
Y aquí haremos una distinción entre sentir y expresar lo que sentimos: así como nadie expresa sus pensamientos en alto
continuamente porque ello sería agotador, lo mismo ocurre si nos vemos compulsados a expresar todas nuestras
emociones; pero si las dibujamos o las bailamos o las cantamos tal vez la compulsión y el estrés no sea tanto, al menos
eso he constatado en mis terapias con personas muy retraídas donde aunque no me dijesen lo que sentían de algún
modo me lo decían en sus colores, dibujos o movimientos dentro del mándala o con la danza. Bien prosigamos.
Justo debajo de la neurocorteza, detrás de la nariz tenemos a este segundo cerebro llamado sistema límbico compuesto
por seis estructuras diferenciadas entre sí:
Tálamo, amígdala, hipotálamo, bulbos olfatorios, región sectal e hipocampo; estas estructuras celulares tienen cada una
sus funciones y en el territorio de las emociones son las que nos hacen experimentarnos de diversas maneras. En estas
zonas están las glándulas endocrinas más importantes para el ser humano, pineal y pituitaria, cuyas hormonas (rocío)
bañan al resto del cuerpo, química y fisiológicamente hablando. Las emociones, nuestra reacción cerebral más básica
se genera en el sistema límbico, del mismo modo que la mayoría de los muchísimos impulsos y apetitos que nos
ayudan a sobrevivir. Los nodulos límbicos tienen otras funciones: el llamado tálamo es una especie de «retransmisor»,
como el director de la información que le llega, hacia partes del cerebro correspondientes y específicas, para ser
procesada allí; por debajo está el hipotálamo, el cual con la ayuda de la glándula pituitaria o hipófisis, se encarga de
ajustar ciertas condiciones físicas para que mantengamos una constante adaptabilidad al entorno en unas condiciones
óptimas; y el hipocampo, el cual cumple la esencial función de la memoria a largo plazo; y ahí, situada frente a éste, la
llamada amígdala, que es el almacén donde se recuerda y genera el miedo; más abajo se llega al tronco (76) cerebral,
que es la parte más antigua y que se desarrolló hace unos 500 millones de años y del que hemos hablado ya
anteriormente.
Como dicen los sufíes uno de los grandes secretos para la adquisición y continuidad del poder personal es sentir la
presencia de Dios (átomo, luz) en nuestro interior y sintiéndola ser capaces de seguir viviendo de modo sencillo. En
este segundo cerebro existe la capacidad de sentir, pues de los tres es el que más se deja afectar por los demás y por el
entorno, por ello quienes más tienen este segundo cerebro enfermo son todas aquellas personas incapaces de dejarse
afectar por el entorno, así como también quienes se afectan demasiado. Hoy en día se sabe que ciertas zonas de los
lóbulos temporales pueden ser causantes de intensos síntomas transcendentes, y que por ejemplo, estimular las zonas
de la nuca produce sensaciones de amorosidad o la facultad de generar cierta libido, así como, un poco más arriba, en
la zona de la calota, puede producir agresividad o lucha y que en las zonas frontales, por encima de las cejas, suele
despertarse una cierta estimulante alegría. En las terapias sacro-craneales, que junto al Viayam hindú he desarrollado
con mis alumnos y amigos, he podido constatar que ciertas zonas de la cabeza tocadas de modos circulares centrípetos
o centrífugos, así como las zonas limítrofes de manos y pies, producen intensos sentimientos y sensaciones.
Los sentimientos con toda su riqueza de matices constituyen el ejercicio ideal para expandir y contraer el corazón, así
pues la prevención de paros cardíacos dependerá de nuestra capacidad de sentir las emociones. La meditación lleva al
ser hacia profundos estados de amor; sentir es una libertad, amar, su privilegio; para mí, sentir y amar son lo mismo, y
su expresión divina es CONTEMPLACIÓN.
Cada vez que tu sistema emocional o segundo cerebro registra una desaprobación ello te genera pérdida de energía, la
cual regresará a tu cuerpo en el momento que reconozcas lo que te asustó hasta hacerte llegar al rechazo, la ira, el odio,
la envidia, etc.
Hay muchas realidades en nuestra vida y debemos ser capaces de enfocar cada momento adecuadamente. El sistema
límbico tiene sus idiomas: el llanto, el grito, la contracción muscular, etc. Dejarnos afectar por una puesta de sol, por
un gesto amigo; la visión de una flor cerrándose en la hora crepuscular es tan importante como sentirnos heridos en
nosotros mismos y también cuando un ser querido lo está, o cuando lo exterior y mundial vemos que marcha cada día
peor; estar colmados con nuestra propia energía de sentir conexión con la vida es importante, por decirlo de algún
modo el corazón tiene su cerebro, cuya expresión vital es la inteligencia de los distintos estados de ánimo.
No escuchar a tus emociones te aleja de tu corazón. Los sentimientos son para este segundo cerebro el ejercicio básico,
igual que nadar o correr lo es para los músculos físicos, regidos por nuestro primer cerebro o leer, estudiar y hacer
crucigramas son ejercicios buenos para el neocórtex.
La realidad que percibimos a través de la nariz, la boca y los genitales se relaciona estrechamente con este segundo
cerebro; a ésto lo llamamos «sentir» en vez de «percatar»; y es que a veces honramos la percepción sólo como algo
intelectual, negando el sentir en dicha posibilidad y es la falta de capacidad de orquestar las necesidades básicas de
estas tres aperturas de nuestro cuerpo la posible causa de los mayores problemas sociales del momento.
Pocos seres humanos tienen adiestrados la boca, la nariz y los genitales para ir más allá de los mismos, incluso hacia la
percepción intelectual de lo allí experimentado, tal vez por esta (77) carencia a menudo padecemos tantísimo estrés.
Los yoguis de la India nos demuestran como el uso adecuado de nuestra nariz conlleva mayor serenidad y felicidad
pero pocos usan del aire consciente y convenientemente.
Para valorar el instrumento llamado cerebro que cada cual poseemos y darse cuenta que es el medio para vivir en el
mundo y para expresarse necesitamos comprenderlo totalmente, si no estaremos viviendo con un instrumento
defectuoso con el que nos será difícil que la música de la vida suene bien. El adiestramiento en este instrumento
poderoso es lo que marcará la diferencia entre ser un NECIO o un GENIO.
Lo mismo que el cerebro básico es el portero del sistema límbico, el tercer cerebro o neocórtex lo es de este último,
pues dependiendo de lo que pensemos que va a suceder al dejarnos o no afectar, tendremos la libertado no de sentir
ciertas emociones y además de poder expresarlas. He visto a muchas personas en terapia ponerse rojos de rabia, pero
ser incapaces de enfadarse, tal vez por creer que perder la compostura podría ser peligroso para su imagen o su cuerpo
físico. Este tipo de personalidad normalmente está en el territorio del eneagrama conocido como UNO, SIETE Y
TRES, seres tan bien educados que se mueren por dentro aunque fuera sonríen perfectamente y se empeñan en hacer
creer a los demás que ellos «están bien» (mientras creen o piensan que los demás normalmente NO).
El tercer cerebro que posee el ser humano o neocórtex tiene las capacidades de hacernos pensar e intuir y es el que nos
hace diferenciarnos como seres humanos del resto de las especies. En algunas culturas se le llama la corona de joyas o
el «telar encantado», aunque en algunos momentos y para algunas personas este cerebro represente más una corona de
espinas, tal vez por no saber usar adecuadamente de su capacidad de reflexión e iluminación. Este sistema compuesto
por cerca de diez a cien billones de células neuronales, capaces cada una de enviar y recibir impulsos eléctricos y
realizar cuatrillones de conexiones es un regalo de la divinidad que a veces se sabe agradecer y utilizar muy poco.
Cada célula nerviosa posee un cuerpo celular que se prolonga en el axón y la dendrita. El primero manda impulsos a
través de áreas abiertas llamadas brechas sinápticas y éstos impulsos se reciben en las dendritas de otras células; la
conexión entre axón y dendrita se llama sinapsis, cuyo término filosófico es igual a: pensamiento o inteligencia; es
decir, los impulsos están siendo enviados por el axón y éstos siendo recibidos por la dendrita y la sinapsis resultante es
lo que llamamos pensamiento; por ello es importante potenciar las conexiones neuronales para aumentar la inteligencia
e incluso para evitar enfermedades terribles (hacer crucigramas es una de las muchas maneras en que esto se potencia).
Tú traes al nacer, este basto territorio preparado para crecer y crecer y de ti dependerá hacer las máximas conexiones
de que seas capaz, pues de lo contrario tendrás billones de cuerpos celulares, con vida, pero sin puentes entre ellos será
una vida inútil o efímera, mentalmente hablando.
Hoy sabemos que tanto el hemisferio izquierdo como el derecho están activos en los procesos mentales; así pues la
presencia de conexiones inteligentes en ambos lados del cerebro está ya ampliamente referenciada.
Sobre todo tu tercer cerebro o neocórtex te da la posibilidad de razonar, comprender, dudar, cuestionar y percibir
información por conexión secuencial, analizando las causas y sus efectos, así como también el asociar a través de
conexiones al azar, percibir en imágenes y en (78) sonido y a través de la inteligencia intuitiva que vive en este tercer
cerebro conocer sin el uso de la razón, per sé, y desde dentro. Una persona de tendencia intelectual en el eneagrama
vive mucho en este tercer cerebro, viendo las partes primero y luego construyendo la totalidad a través de lo que se
llama conclusión. Una persona de tendencia intelectual es distinta a una persona de tendencia emocional, éstos últimos
llegan a las partes tras haber enmarcado el todo de un solo vistazo (percatación).
Las tres sustancias

¿Es el Espíritu o qué es lo que guía a las neuronas grises en su migración por el cerebro fetal en ciernes?, sirviéndose
de la guía de los axones de las células llamadas «blancas» (guías radiales); ¿Quién o que orienta a estas células blancas
que ordenan y sirven de sostén al orden general del cerebro?; para mí, Maestro en EL ARTE DEL CAMBIO, está
claro, EL CREADOR VIVE EN ESE ORDEN INTERIOR, y su GEN es quien da y crea estructuras y sustancias para
funciones diversas.
La sustancia blanca cerebral es quien está más en su contacto como Inteligencia Universal; esta sustancia procesará y
adaptará a la comprensión y función de las materias o sustancias gris y negra todo cuanto el DIVINO SER pretenda
comunicar, pues estas dos son menos sublimes y más mundanas o cotidianas; las tres sustancias son importantes y su
interacción hará que se consiga alcanzar EL SER HUMANO al completo. Los nervios que están recubiertos de la
materia blanca conducen mejor y más rápido los impulsos electroquímicos, y ello lo experimentamos como ALTOS
VUELOS o CONSCIENCIA DE LO SUPERIOR. Esta materia nos conecta con el inconsciente colectivo e individual
y es su hacer similar a lo que los ojos físicos hacen respecto del cerebro gris; el ojo recoge luz y la convierte en
electroquímica, para que así, rebajada dimensionalmente, la materia gris pueda entender y procesar lo que el ojo ve;
bien, pues la materia blanca COME LUZ, es decir, absorbe Luz, y ello nos capacita para percibir o intuir la realidad
transcendente y holística de la existencia.
Situada por delante del mesencéfalo y debajo del hipotálamo, es la materia o sustancia negra una parte funcional de los
ganglios básales. Sus células contienen grandes dosis de neuromelaninas; de ahí su calidad fotoreceptora y su relación
con las energías electromagnéticas y es más fotoreceptora que la gris, aunque menos que la blanca. Ayuda a conciliar
estos opuestos de gris /blanca, contribuye a coordinar el Espíritu y el intelecto más sensualizador o físico y rige los
movimientos corporales; por ello, su deterioro ocasiona el mal de Parkinson.
La materia o sustancia gris es la representante de las capacidades más sensoriales, viscerales, vegetativas y cuasi
automáticas; el cortex cerebral (materia gris) sólo está bien desarrollado en el ser humano que lo ES. Este cerebro gris
debería aprender del blanco, para asumir altas competencias en el terreno de la consciencia de INDIVIDUACIÓN, el
instinto debería trocarse Ello, consciencia, pero de un modo en que no se pierdan las referencias o intuiciones; la
creencia y la razón debe ir de la mano de una mente armonizada con los sentimientos puros del Corazón o cuarto
cerebro (el cual tiene internos blanca y gris también); el cuerpo calloso, que es como un muro, deberá ser menos muro
y podremos así hilvanar mejor el corazón del centro corporal con el «corazón» del centro cerebral o glándula PINEAL.

(79)
FICHA RESUMEN: 3 CEREBROS
1° sistema Mecánico e inconsciente. Representativo del olfato y visión más primitivos surgidos como reacción ante
Reptiliano sustancias químicas y como respuesta a la fotosensibilidad.
Forma el tronco del cerebro y se desarrolló hace 500 m. A. Es como el de los reptiles actuales.
Controla la respiración, el ritmo cardíaco, la presión sanguínea.

2° Surgido en los mamíferos. Es inconsciente. Transfiere de forma continua información a la corteza


sistema (3°). Responsable de las emociones más primitivas, respuestas ante amenazas. Se activa a partir de 1
Límbico
año de vida.
Está formado por distintos subcuerpos:
• Tálamo: permite que vista, olfato y oído operen en conjunto. Redirige la
información entrante allá donde deba ser procesada.
• La amígdala y el hipocampo constituyeron el sistema más primitivo de
memoria.
• La amígdala percibe y genera el miedo. Almacén de memoria inconsciente.
• El hipocampo almacena información a largo plazo, es la memoria consciente.
Madura a partir de los 3 años de edad.
• Hipotálamo: posibilita reaccionar ante un espectro de estímulos más amplio.
Es responsable de producir modificaciones de carácter físico para que el ser
vivo se adapte al entorno. Necesidades y apetitos corporales como el hambre.
Es un conjunto de sensores o núcleos. Base del impulso sexual.
• Putamen: parte inconsciente; controla los movimientos automáticos,
sencillos. Parte profunda del centro del cerebro.

3° sistema Representa la adquisición de conciencia y se desarrolló a través de la práctica del lenguaje. La voluntad
Neocórtex consciente. Las tareas no sensoriales se realizan en los lóbulos frontales.

3 Materia Blanca, materia gris, materia negra.


Sustancia
s

Otros Todos los sistemas están duplicados en ambos hemisferios, salvo la glándula pineal, que es única.
datos de La resonancia magnética estimulada permite activar áreas concretas del cerebro mediante un poderoso
interés campo magnético.
Existen unos 50 neurotransmisores (agente químico) que regulan distintas actividades:
Dopamina: desplazamiento a voluntad: niveles de respuesta.
Serotonina: estado de ánimo y ansiedad; optimismo, el sueño, el dolor, el apetito, la presión arterial.
Trascendencia, euforia, afecto.
Acetilcolina (AC): la atención, el aprendizaje y la memoria.
Noradrenalina: nivel de respuesta física y mental; levanta el ánimo.
Glutamato: potencia la formación de conexiones entre las neuronas.
Encefalinas y endorfinas: regulan el dolor, reducen la tensión; bajan el ritmo respiratorio.

Resumen Lo que conocemos como «yo consciente», es decir, nuestra personalidad cotidiana, es sólo una
pequeña parte del complejo mundo de posibilidades contenidas en nuestro cerebro, pues hay muchas
formas de conducta, imágenes, pensamientos y sentimientos jamás sospechados que se encuentran a
la espera de ser extrovertidos al exterior o simplemente percibidos por el propio yo consciente
(Neocórtex), y que se emiten desde el centro del Ser o «4° cerebro» (corazón).

(80)
El hombre y mujer renacidos en la era del aguador serán como adiestrados surfistas que vivirán en el construir del
equilibrio constante de las continuas olas de las energías psíquicas, mentales y espirituales de su cerebro; en los
próximos dos mil años veremos muchas personas cuyos cerebros habrán alcanzado su más alta cualificación, y
esperemos que esta vez no ocurra lo que en la antigua Atlántida y que las energías espirituales crezcan al unísono tanto
como las intelectuales. Cada cerebro humano es como un sistema de energías que va desde las frecuencias más altas a
las más bajas; en mis clases uso mucho el símil junguiano de «carruaje (cuerpo físico), cochero (mente ordinaria o
básica), caballos (emociones), dueño (Espíritu) y riendas (medios de control que la mente al completo posee) y todos
sabemos lo que ocurre cuando un cochero no mantiene limpio el carruaje y no gobierna ni sabe llevar las riendas de sus
caballos; el dueño de todo el equipo le despedirá o dejará sin trabajo; ya que ir por la vida arrollando o siendo
arrollados o llevando a nuestro cuerpo a través de la mente por caminos intransitables no es el mejor modo de hallar
paz y tranquilidad, pero a veces en la ceguera humana esos parecen ser los necesarios e incluso únicos caminos que nos
deja o nos hace transitar la diosa fortuna, ingrata casi siempre con quienes la persiguen inadecuadamente. En las
historias míticas aprendí mucho sobre este tipo de persecuciones, la mayoría de las veces inútiles, aunque
paradójicamente se repitan de continuo.
En este capítulo he pretendido interesar al lector/a y espero haberlo logrado en algunas de las funciones básicas del
cerebro, por ser éste el territorio que más se va a recorrer desde que nacemos hasta que nos vamos de la vida; la
pregunta ahora es ¿si es cierto que venimos en cada existencia con un nuevo cuerpo, este cuerpo tendrá recuerdos en el
nuevo cerebro del cerebro antiguo?, ahí dejo la pregunta y doy una pista: pensemos porqué algunos niños son
superdotados desde edades muy tempranas... tal vez el ángel que sella los labios se «olvidó» de hacerlo con algunos,
quizás para que los demás se percaten de lo que hay que hacer para lograr realizar el Ser humano y sus dones de:
intuición sagrada, el saber «per se», sin que nadie nos lo enseñe, privilegios del corazón, de aquél o aquella que sigue
los sagrados ritos de OSAR, QUERER, SABER, CALLAR.
El trabajar cada mándala particular eneagramático, lo cual advierto puede llevar bastantes años, o un solo segundo,
hará reconocer que el dolor existe en el mundo y en cada quien pero que el sufrir es lo optativo. En estos primeros
mándalas que observará el lector en el siguiente capitulo, mostramos cómo poder ir desde el sufrimiento a la liberación.
Tras muchos años de investigar, sabemos que el trabajo de búsqueda interna comienza siempre con alguna frase más o
menos parecida a ésta:

— No se lo que me ocurre, pero no me siento bien, pese a tener cuanto deseo.

Aconsejo observar y estudiar cada uno de estos «mándalas cerebrales», para pasar luego a los llamados «mándalas
psicológicos» y «geométricos», de propia búsqueda, antes de llegar a los llamados «mándalas espirituales» cuyo color
y forma sé que despertarán grandes vuelos, para los que se necesitan estos pasos previos de toma de tierra, es decir,
conocerse suficientemente a uno mismo, ya que los mándalas de color que se aportan como láminas en este libro
llevarán al lector más allá de si mismo, hacia el universo y su Creador, así que comencemos por comprender bien el
blanco y negro (Ying-Yang) de este asunto profundo que es la vida interna, conocido hoy en día como eneagrama y
antiguamente como Dioamando, o el arte (81) de pulir el diamante (cerebro universalizado), echando un vistazo a la
siguiente página, donde se podrán comprender las interacciones que pueden llegar a realizarse, conectando
adecuadamente todas las partes cerebrales entre sí, así como también en los mándalas cerebrales que siguen, donde
damos las distintas pautas de comportamiento en las que se pueden subrayar aquellas con las que más se identifique
cada cual, a manera de un test para localizarse en las llamadas zonas visceral, intelectual, emocional e intuitiva, y
dentro de ellas conocer el rasgo base, cuyo número hará posible avanzar por el resto del trabajo. Además, en este
capítulo aporto algunos tests de mándalas diseñados para saber en que zonas vibras según tu nombre, así como otros
interesantes temas que te aconsejo disfrutar.

SERIE MÁNDALAS CEREBRALES


La importancia de la interacción cerebral entre sí. Como ir de pensar a sentir, intuir y actuar. Ser humano
equilibrándose en sus distintas funciones básicas y demás inteligencias.

GRÁFICO N° 1
La parte «2» emotiva «da» capacidad de sentir a la parte
visceral«8». Esta «da» capacidad de actuar a la parte intelectual
«5» y ésta da capacidad de pensar a la parte emotiva «2».
Resultado: equilibrio de las distintas partes.

GRÁFICO N° 2
La parte intelectual «7»da capacidad de pensar a la parte
visceral «1»; ésta da capacidad de actuar a la parte emotiva
«4» y ésta da capacidad de sentir a la parte intelectual «7».

GRÁFICO N° 3
La parte intelectual «6» da capacidad de pensar a la visceral
«9» y ésta da capacidad de actuar a la emotiva «3» y ésta da
capacidad de sentir a la intelectual «6».

(82)
Mandala «TEST»
De los tres cerebros con sus inteligencias incompletas en las funciones de pensar, sentir, intuir y actuar y en todas las
demás posibles derivadas de éstas cuatro básicas o primordiales.

Trabajar este primer mándala a modo de test inicial permitirá saber rápidamente que FUNCIONES (SENTIR,
PENSAR, INTUIR, ACTUAR) se tienen más desarrolladas y que zonas cerebrales de dichas funciones se infrautilizan
o no desarrollan adecuadamente, así como también este test ayudará a descubrir el número del rasgo base del que
siempre partiremos para realizar los distintos trabajos de este libro. Este primer mándala contesta a «cómo eres» y cuál
es la primera función que pones en marcha en eso que ERES.

EJEMPLO:
Piensas y luego actúas; así pues tu funcionas primero, yendo desde tu hemisferio cerebral izquierdo, en la llamada parte
siete, hacia otras zonas cerebrales, y tal vez por ello infradesarrollas SENTIR; ello implica que tu rasgo base es el n°
«7», desde el que te mueves en la vida. Si actúas primero y luego te pones a pensar sobre lo hecho, pues funcionas más
desde tu parte impulsiva viscérica, siendo el n° 8 tu rasgo base, es decir, te mueves básicamente desde ahí,
experimentas y luego piensas, te falta sentimiento en eso que realizas, por lo que puedes ser muy autoritario y
dictatorial, y así puedes sucesivamente comprender cómo eres.
En los mándalas que siguen podrás aprender a saber que funciones cerebrales te hacen falta desarrollar para vivir más
al completo tu cerebro y sus múltiples inteligencias y cuales puedes corregir para una vida más óptima; usa todos los
demás conceptos aportados en las fichas técnicas.

(83)
EÍ desarrollo malsano
Ejemplo de mándala de los tres cerebros en sombra o desintegración negativa. Conocimiento de partes de nosotros
cuando estamos en estados muy caóticos o neurotizadores.
GRAFICO No. 4
Los términos dados a cada número en estos períodos denominados neurotizantes o malsanos son los que podrás usar también
además de todos los apañados en las fichas técnicas cuando realices tu personal búsqueda de tus mándalas geométricos escalenos
(cap. 6°).
(84)
Egos arquetípicos malsanos
Ejemplo de mándala de los tres cerebros con sus egos y arquetipos en sombra. Ser humano ya en una cierta fase de
autoconocimiento, purificación y disolución de sus distintas partes caóticas o neurotizadas. egos reconociéndose y
reconciliándose.

GRAFICO No. 5
Estos términos sobre los distintos egos o máscaras de la personalidad podrás anotarlos también en tus mándalas geométricos
isósceles (cap. 6°).
(85)
Egos Arquetípicos en sanación
Ejemplo de mándala de los tres cerebros con sus egos y arquetipos en luz (período promedio a sanado).
Ser humano autoreconociéndose y aceptando sus distintos egos en Sombra hacia la Luz.
GRAFICO No. 6
Los calificativos dados aquí podrás colocarlos en tus mándalas geométricos de triángulos equiláteros y en el mándala
denominado «La escala de Jacob», lo mismo que los que siguen a continuación.
(86)
9 Facetas psico-cerebrales
Ejemplo de mándala de la serie cerebral o como pulir el diamante (cerebro) para convertirlo en un brillante único a
través de utilizar correctamente las fuerzas antagónicas u opuestas.

GRAFICO No. 7
1°, 2° y 3° 4° cerebro El
Cerebros La mente El Alma Espíritu
Ordenadores Programadores Procesador Electricidad
centrales —chip— —chispa—
Este Mándala nos muestra cómo usar adecuadamente las potencias de los tres cerebros entre sí para acceder al Cuarto
Camino (corazón) y entrar así en lo angosto o vía estrecha por la que no pasará «un rico» (ego inflado) sin dolor y
sufrimiento. El secreto de cómo lograr ésto lo encierra el capítulo de mándalas de la autorrealización y del Ser y
también en forma sencilla el siguiente poema místico de San Juan de la Cruz:
Quédeme y olvídeme
el rostro recliné sobre el Amado,
cesé todo y dejeme
dejando mi cuidado
entre las azucenas olvidado.
(87)

Principio Autorealizador
Ejemplo de mándala de los tres cerebros con sus múltiples inteligencias de Luz desarrollándose. Un ser humano hacia la luz de
integración positiva de sus diferentes partes o egos en sombra, o como y donde surgen, cerebralmente hablando, los primeros
principios de autorrealización.

GRAFICO No. 8

(88)
Los talentos sanadores
Ejemplo de mándala de los tres cerebros con sus múltiples inteligencias integradas y sus dos hemisferios interactuando entre sí.
Logros del Ser humano autorealizado e iluminado, derramando sus gracias en todo aquello cuanto le rodea.
GRAFICO No. 9
Desarrollar los talentos sanadores y no los talentos manipuladores produce SER lo que realmente SOMOS; el miedo es el único
enemigo del verdadero talento. VENCERLO es ILUMINACIÓN. Cuando al necio se le propone cambiar su destino éste suele
decir: «No puedo», sin ni siquiera haberlo intentado.
Sin embargo el inocente dirá: «¿Y porqué no?, y lo logrará al dar este sincero y noble paso de autoconfianza. La naturaleza no pide
a nadie nada que de antemano ésta sepa que no podrá darlo; así es de sabia por ello. La naturaleza concede talentos para que éstos
sean expuestos a la LUZ, y no crea nada que no tenga uso apropiado tarde o temprano.
(89)
Mándala cerebral de defecto y cualidad

GRAFICO No. 10
Traza a lápiz líneas desde tu rasgo carácter básico hallado a través de los diferentes tests que aportamos y ve primero
hacia los defectos que más sabes que posees y observa si configuras alguna forma geométrica; ejemplo: si tienes
muchos escalenos o isósceles o equiláteros, ello implica niveles de malsano - promedio - sanados. Haz lo mismo en
segundo lugar trazando las líneas hacia las cualidades que «ejerces» o quisieras tener.
(90)
Mandala cerebral del nombre y los talentos
GRAFICO No. 11
Traza líneas con lápices de los colores base, partiendo desde la inicial de tu nombre propio, hasta conocer la secuencia
numérica que obtienes por dicho nombre lo que indicará los posibles «-talentos» ocultos en el mismo.

EJEMPLO:
El nombre LAURA parte del rasgo 3 y va hacia 1-4-1-1, lo cual hace moverse a su propietaria en el triángulo 3-4-1,
reuniendo en el nombre sus virtudes o defectos: verdad, ecuanimidad,... además la puntuación final da «10», que es
número perfecto, lo cual es de por sí virtuoso.

(91)
CAPÍTULO CUARTO
FICHAS RESUMEN DE CADA ENEAPARTE
En nuestros grupos de trabajo con el eneágono, a nuestros alumnos afanados con el encuentro esencial del si mismo les
enseñamos que lo más primordial, a la hora de entender y entenderse, es analizar el propio sistema de valores con el
que uno se mueve por la vida; ésto es importante dado que el personal sistema de valores está casi siempre ligado a la
percepción que se obtiene del mundo en la infancia, la cual nos pudo hacer entender que el mundo era más grande o
más pequeño, es decir, nos influyó hasta el punto de darnos un modo de comportamiento más intro o extrovertido; por
ello, algunas personas parecen sentir, pensar o actuar como si el mundo entero estuviese en su contra, o no les
entendiesen en absoluto, tratando de adaptarse, atacar o huir como defensas. Esto imprime un carácter agresivo
asertivo, dependiente o adaptativo, etc.
La psicología en uno de sus muchos enfoques contempla que como niños tenemos libre acceso a todos los
comportamientos posibles, y que al enfrentarnos al mundo y sentirnos en principio más pequeños, se desarrollan
mecanismos de defensa para protegernos del entorno, por considerarlo agresivo (ésto no quiere decir que lo sea
realmente); si entendimos que esa estrategia nos dio en principio seguridad, la repetiremos hasta llegar a ampliar ese
mismo mecanismo en todas las situaciones, quedando en detrimento otras múltiples posibilidades de poder resolver y
es por ésto que, con el tiempo, esta defensa puede llegar a convertirse en hábito y de ahí en defecto o fijación; por ello,
en la metodología grupal de la enseñanza del verdadero Eneagrama que enseñamos considero importante descubrir
como nos defendimos de pequeños ante lo que experimentábamos como las agresiones del mundo, y que una vez
adultos puede dejarnos anquilosados en ese mecanismo de defensa y seguir con ese caparazón o máscara, que
inconscientemente nos tranquiliza, pero que al mismo tiempo nos ha impedido tal vez desarrollar otras diferentes
posibilidades de respuesta.
Ahora, amigo/a lector/a, cierra tus ojos un momento y plantéate cómo te solías defender del mundo cuando eras
pequeño/a. En este libro, cada uno de los 9 números del Eneagrama significan partes separadas de la totalidad de la
esencia, que nos indican con su estudio y profundización, tanto en niveles de sombra como ya sanados, como ha
podido ser o ha sido nuestra estrategia de supervivencia infantil, y cómo todavía la utilizamos aún siendo adultos e
incluso no teniendo ni parecidas circunstancias; en todos los capítulos podrás estudiar y analizar una por una dichas
partes con esta metodología del eneagrama al COMPLETO, y llegar a conocer la respuesta que desde el niño herido, es
decir, desde la compulsión y la fijación, das (92) al entorno cotidianamente; trabaja con estas nueve partes y aprende
como sanarlas y desde ellas sanar ese niño/a herido, que tal vez espera que el adulto que ya eres resuelva otrora de
modos diferentes a los anteriormente infantiles.
Los mecanismos de defensa en principio nos hacen contemplar el propio mundo a través del orificio de la llave de una
puerta, pero con este sistema de análisis y trabajo que damos a la luz si al menos algunos no pueden abrir la puerta de
golpe y ver todo al completo, si que podrán dar un gran primer paso y, con esta metodología tan creativa, disfrutar al
atisbar un mucho de lo que puede haber tras dicha puerta (cerebro; mente inferior), y tras ese primer paso, dicen los
sabios sufís, vendrán otros muchos a través de éste u otros libros, pues quien verdaderamente SE busca, encuentra.
El Sistema de Confianza mutua o lenguaje de las estrellas, denominado hoy en día eneagrama, desde sus planos más
profundos nos va a enseñar sobre todo a que:
1. Cada cual nacemos con un carácter esencial que denominamos aquí rasgo base y que podemos cambiar u
ocultar con el paso del tiempo en función de la interacción con nuestro entorno inmediato, dando lugar al
surgimiento de una tipología de carácter adaptada al mismo, como un eje alrededor del cual gira el resto de
nuestra personalidad; por ello lo primero e importante será encontrar ese rasgo o carácter fijado.
2. Todos o casi todos «fijamos» este rasgo de carácter falso estableciéndolo de niños sobre todo como sistema de
defensa y protección y sólo si lo reconocemos e integramos lo podremos transformar o abandonar para vivir
como el adulto que somos, recuperando nuestra esencial forma de ser.
3. Estos tipos de caracteres ficticios son inconscientes (más o menos ésto viene a ser lo que Jung denominó la
sombra), creadores de los denominados egos, que surgen como amortiguadores y cuyos nombres más básicos
son:
EGOS, o partes de la Usa como amortiguador o
personalidad egoica: sistema defensivo
1: Perfeccionista Lo reactivo
2: Manipulador Lo represivo
3: Vanidoso Lo identificativo
4: Envidioso Lo introyectivo
5: Avaricioso Lo aislante o desafectado
6: Cobarde Lo proyectivo
7: Insaciable Lo racionalizante
8: Dictador La negación
9: Apático La narcotización o desidia de
(93) sí
Tomar consciencia de nuestra tendencia inconsciente a dar culto de modo exagerado a estos distintos egos con sus
amortiguadores o sistemas de defensa nos hará posible buscar y equilibrar nuestra polaridad o fuerzas
complementarias, sabiendo que:
en situaciones relajadas sacaremos el lado bueno del carácter esencial intrínseco, mientras que en situaciones de estrés
o compulsados surgirá el contrario, la sombra; cada cual tiene su filtro de percepción que inconscientemente rige los
hilos de su vida; este filtro (sombra) no es producto del azar sino de la necesidad que todos tuvimos de protegernos
cuando éramos niños; nuestra personalidad básica ha creado una (o varias) máscaras defensoras que se han ido
perfilando alrededor de estos mecanismos de defensa tejidas por la estrategia que usamos de pequeños para
defendernos, pero como digo a mis alumnos, a cierta edad ya no tiene mucho sentido como adultos seguir funcionando
como si papá y mamá, u otros, todavía nos estuviesen educando o mirando por encima del hombro. Crecer y ser
autosuficiente es un derecho humano, lo mismo que equivocarse y fracasar y volver a iniciar lo que sea que queríamos
ser o hacer. Sin embargo ese principal defecto de costumbrismo o ego también posee nuestro mayor potencial, es decir,
en la balanza de un defecto está su contrario, la cualidad y viceversa, si tengo fuera manifestándose el defecto egoico,
dentro de mí vive su polaridad contraria, la esencia quizás oculta por haber querido ser aceptado o amado y así es como
a veces parecemos peores o mejores de lo que realmente somos y viceversa
En resumen, sobre todo con el eneagrama comprendemos que los seres humanos estamos constituidos de varias facetas
(como el diamante), muchas de ellas a veces sin pulir, por lo que a menudo solemos estar dominados por esta única
faceta en detrimento de las demás, e incluso solemos estar orgullosos de ser aparentemente como somos, sin
interesarnos por ser de otras maneras y como decíamos a principio de este capítulo son nuestras costumbres las que,
por estar ligadas a nuestro sistema de valores, fundamentadas en la percepción del mundo desde la infancia, nos hacen
crear mecanismos adaptativos, asertivos, agresivos o dependientes y nos hacen ser más intro o más extrovertidos, sin
olvidar que además a todo ello también se suma lo que heredamos genéticamente.
Este libro del eneagrama completado explica, interna y externamente, lo que hay tras cualquier tipo de comportamiento
y ésto es lo que nos servirá para adquirir referencias sobre la personalidad verdadera, comprender el comportamiento
propio y el de los más allegados, conocer e identificar el potencial oculto, eligiendo desarrollar las facetas aún
desconocidas, descubrir a ese niño/a herido que todos llevamos dentro y en la mayoría de los casos, estructurar el
desarrollo personal y recuperar la simplicidad, haciendo posible encontrar el sentido de la vida. El Eneagrama que te
muestro en este libro además te enseñará cuanto malgastas de tu energía a través de tus mecanismos de defensa
seguramente ya obsoletos.
Con las fichas técnicas que vienen a continuación será muy fácil adquirir una información detallada de cómo cada parte
de la personalidad se puede llegar a manifestar y vivenciar; estudiarlas será muy útil para deducir a la hora de evaluar y
reconocer en cual de las nueve partes más se vive, pues su polaridad contraria oculta quien realmente se Es.
(94 y 95)

FICHA TECNICA No. 1


CAMINOS DE APOLO Y DIONISIOS

Con este trabajo descubrirás en que direccion te mueves actualmente si en giro de Luz hacia dentro, para verte, o de
SOMBRA, hacia fuera, atravéz de proyectarte en los demás.

Luz / Lo que se obtiene por el CAMINO DE Lo que se obtiene por el CAMINO DE


APOLO: giro levogiro del Mandala y que sana DIONISIOS: el giro dextrogiro del Mandala y que
Sombra e integra. enferma o dispersa.

1 Trabajar Objetivamente; ser útil y saber que sólo El perfeccionismo exacerbado, sentirse obligado. Ser
El Maestro / Dios es perfecto porque ES LO QUE ES; que rígido, el resentimiento y el dogma. La IRA, el
somos seres en continuo crecimiento de esa enfado, los delirios de grandeza y la conducta
El Soberbio perfección de Dios que llevamos dentro. Poseer castigadora.
discernimiento y tolerancia, objetividad y
principios serenos. Ser Reactivo.

2 Sentirse bien con uno mismo y darse de modo El Orgullo, la adulación, El Complejo de
El Samaritano honesto a travez de las Gracias o talentos que Superioridad, ser Intrusivo y posesivo, engreído y
Dios nos ha Dado con desinterés altruista, egocéntrico; Manipulador de otros, tener delirios de
El Orgulloso empatía, cariñosa, Generosidad y Servicio. Grandeza, ir hacia la Destructividad Reactiva.
“Tengo la Benevolencia de Dios dentro de mi”.

3 Sentir que uno es colaborador de la Voluntad de Ser Competitivo.


El Mago / Dios; aceptarme como soy; trabajar en equipo; ser Mentiroso, calculador. Narcisista y arrogante.
autentico, adaptable, ambicioso, coherente y con Hostil y explotador. Malicioso y compulsivo.
El Vanidoso Desarrollo propio y auto-aceptado. “Tengo la Sádico y psicópata.
Voluntad de Dios dentro de mi”. Vanidoso.

4 Ser auto-renovador, capaz de Generar Belleza y Vivir la melancolía constante.


El Místico / Creatividad Continuas; estar Unido a Dios, auto- Sentir envidia ajena de afectos.
percatado y espontaneo, de Gran Intuición, auto- Ser imaginativo y fantasioso. Victimado y retraído.
El Envidioso expresivo e individualizado. “Tengo a Dios Autoindulgente e inhibido. Atormentado emocional.
Dentro de Mi”. Autodestructivo y suicida.

5 Ser sabio, pues conozco a la Divina Providencia. Pensar con tacañería y avaricia del Saber.
El Ermitaño / Seguir sus designios y así soy comprensivo con Ser analítico en extremo. Preocupado y desapegado.
los Defectos ajenos, de los que me percato en mi Extremista, racista, fóbico y paranoico.
El Avaricioso observación; conocimiento y pericia, sabiendo Psicótico y de conducta trastornada.
reconocer más el diamante que el carbón. “Tengo
la Sabiduría de Dios en Mi Interior”.

6 Ser autoafirmado y valiente, ser leal y dar Cobardía, miedo. Dependencias personales.
El Héroe / seguridad; ser simpático y de compromiso Ambivalencia evasiva.
emocional de cooperación y amistad. «Tengo la Rebeldía y autoritarismo,
El Cobarde Confianza de Dios dentro de mí». Automenosprecio, sobrereactivo,
La conducta irracional. Masoquista autoderrotado.

7 Ser encantador, alegre y optimista. Tener Gula, desenfreno Codicioso, hiperactivo y falto de
El niño idealismo práctico, asimilación y gratitud, inhibición.
interno / responsabilidad y sentido práctico productivo. Insaciable e inmoderado.
«Soy Co-creador con Dios dentro de Abusador de otros e impulsivo.
El Insaciable mí». Manióso, de conducta errática e histérico
con ataques de pánico.
Ser poderoso y justo; tener moderación y Arrogancia, lujuria.
8 magnanimidad, ser fuerte y protector, desarrollar
El Líder / Interés propio, dominación expansiva.
autoridad y alcanzar ser un líder Combatitividad competitiva.
constructivo. «Tengo Compasión divina Crueldad y violencia. Megalomanía, disociación y
El Dictador dentro de mí». desorientación.

9 Tengo aplomo, paz interior y receptividad del Indolencia, pereza, morbidez psicológica.
El guerrero nutrimiento y la estabilidad ajenas. «Tengo el Excesiva adaptación por comodidad.
pacífico / Amor incondicional de Dios dentro de mí». Pasividad y desligadura.
Fatalismo resignado.
El Apático Represión y descuido de los otros.
Conducta disociada productora.
Colapso emocional y despersonalización.

(96)

FICHA TECNICA No. 2


LINEAS DE INTEGRACIÓN DE APOLO
Con este trabajo se descubre cómo desde el ego ficticio, una vez reconocido, debemos movernos e ir a otras partes
de nosotros mismos para lograr autoconocernos totalmente de modo eficaz. Estos movimientos de Apolo y
Dionisios serán los que verás reflejados en los mándalas cerebrales, psicológicos, geométricos, etc., trabaja esta
metodología y conoce como te mueves por la vida y con que conceptos vives.

La Parte 1 Debe «viajar» hacia la parte 7 del sí mismo sanado y aprender allí entre otras cosas a no vivir sólo para
trabajar, a disfrutar del trabajo; desarrollando el sentido del humor sobre lo que «no es perfecto».

La Parte 2 Tienen que aprender del 4 a ser honesto emocionalmente, y a ser más ellos mismos reconociendo sus muchas
carencias, en «viaje» introspectivo a su interior, a través de retiros meditativos y auto observadores.
Desarrollar sentido de autovaloración personal.

La Parte 3 Debe aprender del 6 a ser leal y comprometerse a colaborar amistosamente con los demás dejando de ser
competitivo y explotador de valores ajenos. Desarrollar sentido práctico y no competitivo.

La Parte 4 Debe aprender del 1 a ser objetivo y concreto y a no dejarse dominar por sus fuertes sentimientos siempre
cambiantes y victimadores, ir a trabajarse denodadamente, saliendo de la ostra con la perla de la hermosa
creatividad, dándose a otros con maestría y virtuosismo, y enseñando, aprender a desarrollar ecuanimidad.

La Parte 5 Debe aprender del 8 a tener autoconfianza en saber que ya sabe y que puede actuar con esa sabiduría a favor
de otros, tanto de los poderosos como de los humildes, empezando por éstos últimos. Desarrollar destreza
informativa.

La Parte 6 Debe de aprender del 9 a no sobrevalorar la angustia, a ser más estable y maduro y necesitar cada vez menos
protección y autoafirmación exterior, saberse suficiente para sí mismo, sin subestimar las ayudas ajenas o
valorarlas en demasía. Desarrollar desafectación social.

La Parte 7 Debe aprender sobriedad del 5 y que toda la vida no es Jauja, haciendo las cosas de un modo más profundo,
productivo y sensible. Desarrollar ideas de igualdad más que de semejanza.

La Parte 8 Tiene que aprender del 5 a usar su poder con sabiduría en favor de los demás, comprender el poder del amor
más que el amor al poder. Ser cariñosos y útiles con los demás de un modo incondicional y desinteresado.
Desarrollar identidad propia y profundidad humanística.

La Parte 9 Debe aprender del 3 a desarrollar su pleno y propio potencial y aumentar su autoestima a través de
involucrarse y colaborar con otros. Desarrollar consciencia de sí mismo y de los demás.

(97)
FICHA TÉCNICA N° 3
DE DESINTEGRACIÓN O DE DIONISIOS
Al seguir estos movimientos en sombra puedes revisar tus temores más básicos y percatarte cómo lo peor
de ti te obstaculizaba el fluir hacia el verdadero Camino del Si Mismo o Centro del Ser

1 El temor a ser Antes de ir a su parte 7 y resolver, cambiar, su proceso, promedio o malsano, vayan una y otra
condenado les vez en búsqueda insana de más de lo mismo, al 4 persiguiendo un ideal abstracto que les hace
hace que: sentirse más fracasados y culpables. Debido a este equívoco de dirección y en caso de no
reconocerlo pueden tener colapsos o problemas nerviosos y pensar o hacer actos irracionales e
incluso optar por el suicidio.

2 El temor a no ser Vivan ajenos a la realidad, furiosos y resentidos por tanto «desagradecido» como hay suelto. Al ir
querido les hace al 8 compulsados pueden ser muy perjudiciales para aquellos a quienes más han amado, por usar
que: como venganza sus confidencias más oscuras y lo harán si no se les responde como ellos quieren,
hasta que se vean muy solos y enfermos y necesiten de otros, lo cual les hará reconocerse y pasar
primero hacia 5 y sanarse, aprendiendo cuáles son realmente sus necesidades propias.

3 El temor a ser Vayan hacia el 9 intentando no sentir nada de culpa o angustia por ser tan maliciosos y roba-
rechazado les puestos. Se despersonalizarán o narcotizarán con tal de no darse cuenta de lo utilizadores que son.
hace que: Al fin, su parte 6, cuando la alcancen, les ayudará a verse sin ninguna duda en lo muy abusadores
que de su falsa imagen «dadora» han sido.

4 El temor a ser Al moverse hacia 2 abandonan la esperanza de auto-realizarse. Se odian a sí mismos por necesitar
defectuoso les a otros que les cuiden, lo cual les hace sentirse aún más inadecuados y defectuosos, para terminar
hace que: tras la neurosis conflictiva, yendo al 1 y trabajando denodadamente, dejando de ser un parásito
social que es el riesgo que corren al ir compulsados hacia 2, buscando que otros trabajen por
ellos, volcando energías hacia 7 y disfrutando con alegría de la vida, pero ganándosela con el
propio esfuerzo

5 El temor a ser Abandonen su sabiduría personal por la que otros les concedan y se van al 7 y así dejan de pensar
utilizado les hace por si mismos y actúan impulsivos e irreflexivos, volviéndose inestables, dañinos y muy
que: paranoicos, hasta que descubren el poder que da compartir lo que se tiene, se es o se sabe,
volcando energías hacia la parte 2, y de ahí hacia la 8, sin temor a lo que se hará con lo que él de.

6 El temor a ser Al ir al 3 se abrumen con sentimientos de inutilidad, se vuelven intolerantes y ruines, muy
abandonado les hirientes y rebeldes, hasta que descubren su parte pacífica y amorosa, yendo hacia 9, lo que les
hace que: preserva de la necesidad de protectores fuera, sabiéndose por fin ellos mismos capacitados de ser
fuertes y valerosos.

7 El temor a verse Cuando se van al 1 lo hagan para fijarse obsesivamente en algo o alguien que les dé felicidad. Se
privado de lo que vuelven castigadores y no tienen control, son manirrotos hasta que deciden aprender todo sobre si
les gusta les hace mismos, yendo hacia 4 ayudándose de lo interno y plácido para ver la realidad de su desenfrenada
que: vida escapista.

8 El temor a verse Cuando van hacia 5 se sientan amenazados y vean al enemigo por todas partes. Pasan de ser
sometidos o valientes a temerle al mundo entero y se convierten en seres muy pusilánimes y paranoicos, hasta
debilitados les que deciden ir hacia su 2 y aprenden a darse sin esperar nada a cambio. Actuar con sentimientos
hace que: incondicionales.

9 El temor a verse Al ir al 6 se abrumen por la angustia de la dependencia de su necesidad de protección y ayuda y


distanciados les sólo yendo hacia la 3 aprenden a ser más eficaces y activos y colaborar sin competir.
hace que:

(98)
FICHA TECNICA No. 4
PERDIDA ENERGETICA POR MECANISMOS DE DEFENSA

Anota estos conceptos en los mándalas y aprende cómo las máscaras del yo comienzan a desintegrarse a medida
que van en contra de lo esencial; de ahí la pérdida energética o cansancio mental y vital.
La mascara o ego 1 Por preocuparse en exceso y por querer tener siempre la razón.
Pierde energías

El 2 Pierde energías Por simpatizar de modo exagerado e identificarse con los problemas ajenos sin percatarse de los
propios.

El 3 Pierde energías Por mantener la imagen que ha elaborado pese a que sabe que es falsa.

El 4 Pierde energías Por recrearse en su propio dolor y angustia vital, sintiéndose diferente al resto, pese a pensar que no
hay motivos verdaderos para sentirse así.

El 5 Pierde energías Por almacenar datos y calcular estrategias y modos de pasar desapercibido y así no decir cuanto sabe
ni cómo lo ha logrado.

El 6 Por aceptar riesgos innecesarios o dándole muchas vueltas mentales al mismo asunto, para terminar a
Pierde energías menudo con dudas y recelos innecesarios, poniendo mucho poder en la autoridad fuera y siendo
incapaces de autodominarse

El 7 Fascinándose por todo pasado o futuro y perdiéndose la realidad presente, ausentándose de su propia
Pierde energías realidad.

El 8 Pierde energías Castigándose a sí mismo y a otros de un modo cruel e innecesario

El 9 Pierde energías Evitando conflictuarse, demorando y dejando para mañana lo que sabe que pueda hacer ya mismo.
(99)
FICHA TECNICA No. 5
MECANISMOS DE DEFENSA PARA EVITAR DARSE CUENTA DE LA ESPECIAL MANERA
EN QUE ESTAMOS DORMIDOS

Aquí aprendemos como el cerebro con sus tres campos operativos da el enfoque de los distintos estilos de comunicación
habitualmente usados y que se convierten en el peor enemigo, dando lugar a:

El concepto de poseer tres cerebros o tres clases de inteligencia, denominadas mental, emocional y visceral sugiere tres
formas de comunicación intuitiva. Los viscerales en el Eneagrama serán aquellas personalidades que se rijan más por
impresiones intuitivas del entorno a través de lo corpóreo, es decir, serán más cinestésicos; los emotivos mediante las
reacciones emocionales y los mentales mediante lo concebido desde lo intelectual.

Por ello, el estudio del Eneagrama indica tres posibles estilos de relación con los demás:
• el primero es el tipo introvertido y retraído, quien se aleja y distancia de los demás.
• el segundo es el agresivo extrovertido quien está permanentemente al ataque o en contra de los demás.
• el tercero es el complaciente, intro o extrovertido quien adopta la actitud de ir hacia los demás.

Las personalidades 2, 6 y 1 son complacientes o adaptativos; las 3, 7 y 8 son agresivos asertivos; las 4, 5 y 9 son retraídos
introvertidos. Los 2, 3 y 4 basarán su estilo de vida y relaciones en lo emocional o sentimental; los 8, 9 1 en lo sensorial,
visceral o corporal y los 5, 6, 7 en lo mental o intelectual. A partir del conocimiento profundo de la manera de relacionarse de
las distintas personalidades que posees sabrás aún mucho más de las reacciones instintivas, sociales y sexuales de tu rasgo o
tipo básico.

Estos modos o conductas esenciales de relacionarnos son constantemente modificadas a fin de lograr amor y aceptación, que
es el deseo natural de todos los seres, lo cual nos hace ocultarnos o no ser demasiado verdaderos.

ESTILO MECANISMO DE DEFENSA

1 Es complaciente con gente de sus Por ser muy REACTIVO manifiesta lo contrario a lo que siente.
mismas ideas. Internamente reprime rabia y enfado y aparece sonriente y complaciente y con
la mejor sonrisa hiere y critica, sin darse cuenta de que ello mismo le hace
sentir mal.

2 Es complaciente para acercarse a los Y tiene REPRESIÓN Y AUTOENGAÑO.


demás. Proyecta sus necesidades en los demás, dando sin que se lo pidan aunque en
realidad lo que da es lo que necesita para sí, mas lo ignora.

3 Es agresivo. Su competitividad le Tiende a IDENTIFICARSE, pues teme descubrir su verdadero yo, aunque en
hace ir en contra de, los demás. realidad busca con quien medirse para encontrarlo.

4 Es retraído, porque no expresa Vive SUBLIMÁNDOSE ACTIVA O CREATIVAMENTE, ya que teme a


fácilmente lo que siente. su interior por sentirse feo o inadecuado, lo que le lleva a ignorar quién es
realmente.

5 Es retraído. Huye de los demás. Tiende a AISLARSE porque teme sentir al desconocer su potencial de
sentimientos verdaderos, lo que le lleva a reprimirlos en sobremanera.

6 Es complaciente por dependencias, Por ello es pura PROYECCIÓN y vive enfrentándose en dichas proyecciones
pues necesita sentirse protegido. para en rebeldía salirse de lo establecido por las reglas.

7 Es agresivo por intro-yección para Por ello se oculta en un exceso de OPTIMISMO y para evitarse el dolor, lo
avasallar y conseguir lo que quiere. disfraza a menudo de experiencia sublime o idealista.

8 Es agresivo para obtener lo que La NEGACIÓN es su lema, por pensar que decir «no» de entrada le libera de
desea. parecer ser débil en extremos.

9 Es retraído para olvidarse del Acostumbra a NARCOTIZARSE Y POSPONER como una defensa y
crecimiento personal. protección ideal contra tener que tomar decisiones y entrar en conflicto.
(100)
FICHA TECNICA No. 6
CADA EGO DE NUESTRAS DIFERENTES PARTES TIENE SU IDEALIZACIÓN QUE A
TODA COSTA QUIERE MANTENER
Con este resumen se aprende cómo la idealización del Ego surge de las orientaciones primarias hacia la madre o hacia el
padre o en la ambivalencia, dependiendo de con quién se relacione más y de la cualidad de orientación digamos que se genera
un subtipo de personalidad, cuyo ego idealista se unirá al hacer cotidiano. Aquí se pueden reconocer los deseos más básicos
generados desde la infancia y darse cuenta de las SUBPERSONALIDADES EGOICAS. Por ello, determinamos que las alas
enfocan dichas orientaciones pues representan LO PATERNO Y LO MATERNO.

1 Se dice: “Soy perfecto y tengo razón” Por lo que suelen aparecer ante los demás como muy autoritarios,
cuando en realidad no saben “mandarse” a ellos mismos.

2 Se dice: “yo ayudo a todos y en todo” Por lo que necesitan atención y aprobación de los demás para sentirsen
bien.

3 Se dice: “soy eficaz, eficiente, tengo éxito” Por lo que son muy agotadores con sus exigencias, pues tratan de
conseguir lo que quieren siempre.

4 Se dice: “soy, especial, tengo clase y estilo” Pero en realidad asustan al entorno con su emotividad tragi-dramática.

5 Se dice: “soy sabio y perspicaz, prudente y Aunque se la pasan clasificando a los demás y por ello suelen ser muy
observador” “racistas”.

6 Se dice: “soy fiel, hago lo que debo” Y así tienen un sentido del la responsabilidad que les hace rígidos e
inseguros. Son muy culpabilizadores y proyectivos.

7 Se dice: “¡Yo OK! Soy alegre y optimista al En realidad son superficiales en las relaciones por temor al dolor y a
máximo” sufrir por los abandonos.

8 Se dice: “yo lo puedo todo y a todos” Convirtiéndose en enemigos peligrosos por usar de las confidencias
que se les hacen en un momento de amistad para utilizarlas luego como
venganza personal.

9 Se dice: “estoy a gusto y en paz siempre” Terminan trivializando todo y sus vidas carecen de vitalidad o interés
la mayoría de las veces.
(101)
FICHA TECNICA No. 7
PERSONALIDADES EN SOMBRA
Aprende aquí cómo la educación paterno - materna imprime un modo de comportamiento (carácter), del que
podemos ser más o menos conscientes, pero del cual es importante SALIR, reconociéndolo para no seguir siendo
una prolongación de nuestros padres, por ejemplo.

1 Carácter Iracundo Trastorno obsesivo de la personalidad por perfeccionista.


El Uno suele ser «persona-máscara» de principios, ordenada y más castigadora o crítica de
otros.

2 Carácter Orgulloso Alta emotividad, deseos de llamar la atención, tendencias provocativas y seductoras.
Personalidad histriónica; el DOS suele ser cariñoso, generoso, posesivo y manipulador.

3 Carácter Vanidoso Personalidad histérica. Carencia de naturalidad, viven de la imagen falseada o poses
superficiales y suelen ser competitivos, seguros de sí mismos, egocéntricos o narcisistas y
hostiles.

4 Carácter Envidioso Personalidad masoquista-víctima. Trata de exacerbar el sufrimiento, suele ser imaginativo,
creativo, intuitivo, introvertido y depresivo.

5 Carácter Avaro Personalidad paranoide. Fríos, distantes, displacidos; suele ser perceptivo, analítico,
excéntrico y dado a fobias.

6 Carácter Miedoso Personalidad fanático-compulsiva, esquizoide; suele ser amable, leal, cumplidor,
dependiente y masoquista.

7 Carácter Goloso o Personalidad narcisista, autoindulgente, propenso a la conducta histérica de ataques de


Adquisitivo pánico, manióse y herrático y también impulsivo, excesivo y autorealizado

8 Carácter Lujurioso Personalidad vengativa, propensos a defender y humillar, embusteros, arrogantes; suele ser
confiado de sí mismo, enérgico, combativo y destructivo. Megalómano

9 Carácter Indolente Personalidad ciclotímica de excesiva adaptabilidad. Bonachones cómodos, disociados,


despersonalizado, pacifista, reaseguradores, pasivos y negligentes.

(102)
FICHA TECNICA No. 8
EGOS DE LA PERSONALIDAD. CARACTERÍSTICAS EN SOMBRA
Aquí se aprende que el objetivo final del Eneagrama es ayudar a verse a uno mismo con claridad para
transformarnos en individuos equilibrados e integrados; para ello, hay que saber cómo moverse más allá del
egocentrismo y hacer sitio en nosotros a todo los demás, es importante el dominio del ego por la esencia. Conoce
aquí como el ego (Rasgo Base) te hace APARENTAR o ESTAR en la vida, más que SER.

1 El Ego del Me hace proyectar mi crítico interno en los demás, por lo que casi siempre creo que los otros me
Enfado están juzgando con la misma dureza con la que yo lo hago conmigo mismo, lo cual me obliga a
exigirme perfección constantemente.

2 El Ego de la Me hace «sentir» que «yo tengo lo que todos necesitan», mientras siento que yo no necesito nada,
Superioridad sin enterarme de lo muy dependiente que soy de los demás y de cómo busco su aprobación. Digo
que quiero ser libre, pero vivo lleno de apegos. Soy un adulador compulsivo, me siento como si no
fuese nadie. Vivo agobiado sin tiempo para mi y el que doy a los otros lo doy sopesando los
posibles resultados lo cual me hace ser un constante manipulador, ir viviendo de expectativas; dar
para obtener.
3 El Ego de la Me hace estar más activo, rindo mucho y hago rendir. Soy asertivo y competitivo, soy pura imagen
Eficacia o rol del papel de máscara sonriente aunque en realidad me siento hueco y vacío por dentro. Mi
vida es un rol imitativo tras otro lo que me obliga a vivir mirando con qué figuras me apetece
identificarme. Vivo con tendencia a imitar o suplantar.

4 El Ego de la Me hace sentirme especial y único. Soy puro drama y tragedia. Soy muy osmósico y siento que
Melancolía nadie me puede entender, por eso vivo en la soledad y el retraimiento, lo cual me obliga a sentirme
víctima de que nadie me comprenda.

5 El Ego del Es quien me hace «pensar» que soy escaso en todo y que debo observar y no gastar mi tiempo ni mi
Ahorro materia en compromisos odiosos. Soy de pocas o ninguna palabra, lo cual me lleva a mayor
aislamiento y a sentirme observado por mi propio observador, el cual es demasiado afirmativo —
objetivo.

6 El Ego del Me hace pensar en la vida como un reto que tengo que enfrentar, lo que me crea dudas e
Temor inseguridad, por eso busco la protección de alguien que tenga más autoridad y a quien yo admire
para en realidad rebelarme ante su mando, que lo que más me produce es más temor.

7 El Ego de la No me deja concretar con facilidad, por eso salto de un tema a otro más interesante. Acumulo
Planificación sensaciones y soy un eterno optimista de que mañana será aún mejor. Huyo del dolor y soy un
escapista nato. Soy un soñador que pierde a menudo el contacto con la realidad. Hay tantos planes
en mi cabeza, y a cada cual otro mejor, que sólo lo agradable me atrae.
8 El Ego de la Me hace ser justiciero y belicoso. La mejor defensa es un buen ataque. Descubro el engaño y
Represalia enderezar es lo mío, por lo que termino reprimiéndome incluso a mí mismo de gozar y ser feliz.

9 El Ego de la Me hace rechazar enfrentar temas serios y no quiero resolverlos ni preocuparme, lo cual me lleva a
Pereza desear una vida tranquila y apacible donde lo que importa es que yo estoy bien, sin conflictos y sin
esfuerzo, aburriéndome incluso de mi Mismo.

(103)
FICHA TECNICA No. 9
ORÍGENES INFANTILES Y TONO DOMINANTE DE HUIDA POR EGOS CON
IDEALIZACIÓN COMPULSIVA DEBIDO A LA EDUCACIÓN INFANTIL
Exponemos a continuación cómo todo el mundo abandona la niñez como miembro único de una de estas máscaras
de la personalidad, cuyos potenciales psicológicos se desarrollarán o deteriorarán desde ese punto de partida; la
personalidad es en gran medida producto de la interacción que un niño tiene con sus padres y otras personas
significativas; el factor «gen» predispone a cierto temperamento; cada uno nos adaptamos consciente o
inconscientemente a nuestra familia y al mundo; cada persona es un ser único dentro de un grupo mayor en
constante estado de mutación y autotransformación, pero el upo básico de la personalidad o el carácter esencial
que traemos con nosotros al nacer, en su esencia original no se modifica, sólo se transforma, adapta o esconde
según las personas y las circunstancias, fluctuamos a lo largo de toda nuestra vida entre el rasgo de carácter
esencial «sano» o el ficticio y «malsano» denominado «ego», lo cual nos hace ir desde la tranquilidad mental y el
equilibrio personal hacia la neurosis y viceversa.
1 Se orienta en negativo
En mi niñez fui muy criticado y castigado, lo cual me generó la obsesión por ser bueno y
hacia el padre o figura perfecto, por ello huyo del enfado y lo reprimo, ya que enfadarse no es lo perfecto y
paterna de autoridad, y en además se de sus negativas consecuencias, lo que me obliga a no decir lo que pienso ni lo
positivo hacia la madre. que siento realmente. Me obligaron a ser adulto antes del tiempo.

2 Se identifica con el padre


En mi niñez fui querido por ser muy agradable y no dar ningún problema, por lo que huyo
de modo ambivalente. de mis propias necesidades, ya que eso destruirá la imagen que quiero aparentar de seguir
siendo agradable con tal de que me quieran, lo que me obliga a creer saber y sentir lo que
necesitan los demás y dárselo aún a costa de ignorarme a mi mismo; aprendí a representar
el rol masculino de fortaleza inquebrantable con tal de mantener la fluidez afectiva hacia
mi.
3 Se orienta en positivo
En mi niñez me querían más por lo que tenía que por lo que era, por lo que huyo del
hacia la madre y en fracaso por ineficacia, y así mi gran necesidad de amor y aceptación me hace representar
negativo hacia el padre. roles muy diferentes y contradictorios. Aprendí a tener alta autoestima a través de los
elogios y atenciones de mi madre y espero lo mismo de todos.
4 Se orienta en negativo
En mi niñez fui abandonado lo que me causó una herida profunda de sentirme, feo, raro,
hacia ambos progenitores. malo o no ser nadie, por lo que huyo de lo normal y corriente, ya que ello me haría sentir
un principio de inadecuación y con ello sufriría aún más. Mi carencia de modelos de rol
me hicieron crear una identidad desde la fantasía interna.
5 Se orienta con
En mi niñez deseé que me dejasen en paz por sentir que mi familia era muy entrometida y
ambivalencia paterna- exigente, por lo que huyo del contacto, pues eso me haría relacionarme y volvería a sentir
materna. lo mismo. Mi química cerebral era muy hiperactiva, lo que me creó inseguridad de que mis
padres fueran mis padres, por considerarlos ignorantes y ajenos a mi profunda sabiduría, lo
que me hizo defenderme de los afectos filiales.
6 Se orienta en positivo
En mi niñez sufrí humillaciones y falta de confianza, por lo que aprendí a dudar y a tener
hacia la figura del padre y miedo a todo lo extraño o a las figuras de autoridad, de las cuales huyo o tengo dudas,
en negativo hacia la madre. pues así puedo romper las reglas sin temor al castigo. Mi imagen de lo masculino es
excelsa, por ello reclamo su protección y hago lo que sea.
7 Se orienta en negativo
Mi niñez fue gris y triste, anodina, por lo que aprendí a olvidar todo lo que me pasaba,
hacia la madre y en creándome mis propios mundos; ahora huyo del dolor y la tristeza, pues eso me haría
positivo hacia el padre. enfrentar mi debilidad y mi escaso nivel de soportar y ceder ante la pena o la realidad. Las
figuras femeninas me producen temor por lo que las dañaré antes de ser dañado o me serán
muy indiferentes.
8 Se orienta con
En mi niñez tuve que defenderme por mí mismo y recibí muchas palizas de mis
ambivalencia hacia la progenitores, lo que me hizo creer que la tiranía y el abuso así como la prepotencia es lo
madre. idóneo; ahora huyo de la ternura, ya que eso me restaría poder y me haría débil ante los
demás. Mi madre impositora me generó como hijo rebelde y violento; solía confundirla
con mi padre.
9 Se orienta en positivo
En mi niñez en casa casi nunca pasaba nada, todo era muy «light»; me sentí ignorado o no
hacia ambos progenitores. escuchado, por lo que me creé el hábito de no querer nada ni de que nada me pasaba; ahora
huyo del conflicto y del esfuerzo, ya que eso me quitará la apatía y la negligencia a la que
estoy acostumbrado. Mis relaciones filiales fueron buenísimas, por lo que me identificaba
más viviendo la familiaridad ajena.
(105)
FICHA TECNICA No. 10
COMO DESTRUIRSE / CONSTRUIRSE A SI MISMO
En esta ficha vemos los pasos que cada una de nuestras partes dan más fácilmente y desde donde parten para
reconocer las demás. Ejemplo: el 1 puede decidir ir directo y reconocer que «habiendo tenido discernimiento y
tolerancia está en conducta castigadora y destrucción patológica», o por el contrario, decidir «no ver el problema»
(estoy convencida de que todos sabemos siempre lo que nos ocurre, de un modo más o menos consciente; por ello
suelo aportar que dentro del problema está la propia solución, lo importante es reconocerlo a tiempo). Si no se
quiere ver el problema, será necesario hacer crisis, es decir, proyectarnos y que algo fuera nos lo haga ver o vivir.
Compulsado: vive el fariseísmo, intolerancia. Conducta castigadora. Obsesión y contradicción.
1 Integrado: Obtiene serenidad, Maestría, Tolerancia, Objetividad, etc..

Compulsado: vive el autoengaño, manipulación de los demás. Problemas psicosomáticos. Coerción (tengo derecho
2 a...).
Integrado: obtiene verdad, Libertad, Amor Incondicional, Aceptación, etc..

Compulsado: vive el sadismo. Conducta psicopática. Malicia, falsedad, explotación, hostilidad.


3 Integrado: obtiene Autenticidad, Sinceridad, Cooperación, Desarrollo personal, autoestima

Compulsado: vive la conducta suicida. Autodestrucción. Odio a sí mismo. Tormento emocional.


4 Alienarse, auto-inhibirse.
Integrado: obtiene Individuación, Ecuanimidad, Espontaneidad, Genialidad, Originalidad, etc...

Compulsado: vive estados psicóticos. Rechazo. Conducta trastornada. Aislamiento. Paranoia. Fobias.
5 Integrado: obtiene sabiduría, Desapego, Comprensión, Inspiración, etc.

Compulsado: vive con conducta masoquista. Auto-derrotismo. Conducta irracional. Auto-menosprecio. Dependencia
6 de otros.
Integrado: Obtiene Capacidad de organización, Saber lo que se quiere y como alcanzarlo, ser muy alentadores y
contagiosos, etc..

Compulsado: vive abusando de los demás. Impulsividad. Histeria y pánico. Manías y comportamientos erráticos
7 Integrado: Obtiene Productividad, Esfuerzo personal, Sobriedad, Practicidad.

Compulsado: vive con Crueldad y violencia. Megalomanía. Espíritu vengativo y antisocial.


8 Integrado: Obtiene Magnificencia, Capacidad de cuidar y proteger a otros, Inocencia, Liderazgo justo y poderoso,
Ternura, etc.

Compulsado: vive con colapso emocional. Conducta despersonalizada. Desorientación. Descuido de los demás.
9 Represión personal.
Integrado: Obtiene Paz Interior, Sintonía con todo y todos, Imparcialidad, Actividad amorosa y paciente, etc..

(110)
FICHA TECNICA No. 11
RESUMEN DE LOS NIVELES Y CARACTERÍSTICAS PSICOLÓGICAS EN LUZ Y SOMBRA,
Y VICEVERSA DE CADA PERSONALIDAD EN DESARROLLO HACIA LO ESENCIAL
Este modelo trabájalo con los mándalas psicológicos
Modelo del desarrollo desde «sano» a la «neurosis» y viceversa.
Girando hacia la derecha cerebral el ego va en desintegración (a más de lo mismo), y por saturación irá a personalizarlo todo y
entrará en crisis, sólo reconociendo lo encontrado en dicha espiral descendente y tomando para su sanación, la espiral
ascendente del giro a la izquierda cerebral, logrará ir en integración (a trascender lo personal por lo esencial), derecho a la
resolución del problema, esto sólo lograrán hacerlo las personas más resueltas a resolver o aquellas que no se autoengañan
fácilmente; el resto optan normalmente por vivir como enfermos en la psique (alma) y tarde o temprano en el cuerpo, por
somatización, siendo entonces cuando algunos, es ese último extremo, logran resolver.
Aquí vemos como el trabajo sobre uno mismo de un modo aleatorio y sin el debido seguimiento psicológico y ayuda
profesional terapéutica con técnicas adecuadas puede desembocar en problemas serios, por lo que aconsejamos a quien de el
primer paso en su deseo de búsqueda de si mismo no lo de si no lo va a llevar a sus últimas consecuencias, que son la
liberación de los distintos estratos profundos de la mente subconsciente de un modo gradual y sereno a través de guías
expertos y terapias adecuadas, con procesos de descanso, sin dejar por ello el trabajo a medias.

CARACTERÍSTICAS FORMAS DE DESARROLLO


PARTES DE EGOS EN PSICOLÓGICAS EN LOS DISTINTOS NIVELES
LA SOMBRA Del trabajo a realizar por el ego De cada eneatipo
«MÁSCARA»
de cada eneatipo

Nos liberamos al confrontar y superar el temor


1 Enfado Liberación básico.

Nos surgen aptitudes o talentos ocultos para


2 Superioridad Talentos compensar el temor básico.

Contribuimos aportando a los demás una máscara


3 Eficacia Apariencias en respuesta a los temores y deseos a los que hemos
sucumbido.
Punto de mayor crisis o
4 Melancolía desequilibrio Tenemos una crisis o tentación desmedida debido al
desequilibrio del ego inflado y como consecuencia
de las muchas máscaras que comienzan a caer.
5 Avaricia Egocentrismo
El ego inflado intenta controlar y surge la angustia
vital y el egocentrismo.
De conflictos y angustias con
6 Miedo Sobrevaloración conductas que los demás encuentran
exageradas u objetables.
Por angustias y conflictos mayores empleamos
7 Planificación Tácticas del primer cerebro sobre tácticas de supervivencia
supervivencia protectoras, yendo en contra de la propia o ajena
integridad.
El ego rehace la realidad
8 Represalia Compulsividad excesiva y la distorsiona con tal de
no sucumbir ante la esencia que
se empieza a manifestar.
Totalmente neuróticos expresamos
9 Indolencia Catarsis, o solución tajante abiertamente la patología de conducta destructiva
bien
con nosotros mismos
o con los demás, nos damos
a conocer realmente.
(108)
FICHA TECNOCA No. 12
CONDUCTAS DE SUBPERSONALIDADES EGOICAS POR TRIADAS
Aquí aprendemos como cada parte, al inclinarse hacia las diferentes alas y triadas, «tifie» su propio pensar, sentir y hacer.
Resumen de ejemplos de las posibles subpersonalidades.

Parte 1 Sexualmente es celoso sobe todo porque desea controlar todos los actos de su pareja.
Triada Socialmente es confuso pues lucha entre sus deseos personales y la ética de actuación con los demás.
visceral Instintivamente es temeroso pues sabe que corre riesgos de poner en peligro su supervivencia al aislarse
demasiado de los demás.

Parte 2 Socialmente es ambicioso y se asegurará asociarse con gente poderosa y de estatus para tener un sitio especial
Triada en el grupo humano.
emotiva Sexualmente será agresivo y seductor, cara a cara para superar sus obstáculos de relación íntima, proyectando
su rol masculinizado en exceso (querer mandar siempre).
Instintivamente se sentirá privilegiado o pondrá su «yo» antes que nada es muy egotizado.

Parte 3 Socialmente prestigioso quiere guiar a otros y presentar su mejor lado, ocultando el resto.
Triada Sexualmente será ambivalente en su imagen del género, adoptará tanto lo masculino como lo femenino,
emotiva pareciendo ambiguo e identificándose con el rol.
Instintivamente trabajará por estatus y seguridad, preocupándose en exceso aunque tenga mil millones.

Parte 4 Socialmente se avergonzará por considerarse feo o inadecuado o no estar a nivel de los requisitos sociales de su
Triada grupo.
emotiva Sexualmente será competitivo y hasta odioso con tal de obtener el respeto soñado.
Instintivamente intrépido y atrevido, como estímulo para vivir al filo de la navaja y así recrear el sentimiento de
pérdida de si mismo.

Socialmente busca «totems», buscan aliarse con la esencia de la tribu para ampliar su contenido de
Parte 5 conocimientos, ya sea en forma científicas o paradigmas esotéricos.
Triada Sexualmente compartir secretos y confidencias les hace sentir la intensidad de lazos sagrados
intelectual Instintivamente, amurallan su hogar, construyen castillos que los salven del mundo agresivo.

Parte 6 Socialmente son obedientes, adheridos a reglas como garantía de tranquilidad personal.
Triada Sexualmente son seductores como necesidad de compensar el sentimiento del miedo, pero viven pendientes de
intelectiva escudriñar en busca de lo peor.
Instintivamente son cálidos y afectuosos como método de desarmar las posibles hostilidades ajenas.

Parte 7 Socialmente son mártires limitados por sus muchas obligaciones, impuestas por creencias erráticas o
Triada fantasiosas.
Intelectiva Sexualmente son fascinantes y se consideran Don Juan o Doña Inés, viven idealizándose a sí mismo y al otro.

Parte 8 Instintivamente son defensores de lo familiar, uniéndose a aquellos que apoyen sus creencias.
Triada Socialmente son amistosos, interesados en ampliar el ámbito de las relaciones en interés propio.
visceral Sexualmente posesivos y sumisos desean tener acceso al alma para controlar totalmente a su pareja.

Parte 9 Instintivamente son supervivientes, reemplazando la búsqueda de lo esencial por lo inmediato.


Triada Socialmente son participativos, les gusta organizar clubs de actividades especiales.
visceral Sexualmente son unitivos, con deseo de fusionarse y unirse a todo.
Instintivamente son consumistas y tienden hacia la recopilación de voluminosas cantidades de lo que sea.

(109)
FICHA TECNICA No. 13
SÍNTESIS MODELO FICHA TÉCNICA TIPO BASE UNO

(ya totalmente finalizada como ejemplo para que tu sepas como realizar la tuya propia, para lo cual te aportamos la
siguiente ficha a rellenar)

TRABAJOS SOBRE CARACTERÍSTICAS DEL DESARROLLO


EL EGO
PERSONAL Y ESENCIAL
En período saludable Autodisciplinado, íntegro, objetivo, trascendental, tolerante, de fuertes valores morales; ejemplo
de ética y moral, etc...

En período de Sombra Reformistas acérrimos, pulcros en extremo, organizados, rígidos, impersonales, serios,
jerárquicos, elitistas, regañones, sermoneantes, etc...

En período neurotizante Farisaicos, inflexibles, rígidos, estrechos, prohibitivos, delirantes, castigadores.

Hacia la integración en Aceptación de la realidad que tienen dejando de vivir estresados; los 1 yendo hacia el 7 se
giro levógiro, más allá de vuelven más alegres y humanos, dejan de mirarlo todo con su lente dogmática y adquieren
lo personal. «Ir a verse». objetividad y principios serenos. Debe aprender a no vivir sólo para trabajar sino a disfrutar del
trabajo.

Hacia la desintegración, Perseguirá un ideal fatalista e inexistente de perfección absurda, pues sólo existe según su visión y
en giro dextrogiro, hacia van compulsados al 4 para encerrarse más en si mismo con posibilidades de desearse lo peor y
proyectarse o verse en autoinhibirse totalmente a través del reproche personal y ajeno.
otros.

Temores básicos o rasgos Ira y enfado por todo; temor a ser pillado infraganti y condenado por su carencia de ética
de carácter personal.

Deseos básicos Tener razón en todo y además siempre.

Complejos De superioridad; ansiedad y ambivalencias pasivas.

Dominio egoico Obsesión por el orden.

Sentido del si mismo Ser razonables y objetivos.

Modos de protestar ¡¡A todos les iría mejor si me hicieran caso!!

Mecanismos de defensa Represivos, reactivos, sermoneantes.

Pecados, vicios o Ira farisaica (no hagas lo que yo hago pero si lo que yo digo). Sarcasmo fácil.
pasiones características

Virtudes Capacidad de dejar todo a un lado por un bien común; su sana esencia es de sensatez y
moderación, lo que les ayuda a salir del pecado de enjuiciarse erróneamente a si mismo y a otros.

Crecimiento Aprender a decir si cuando es si y no cuando es no; ser ecuánime; dejar de sentirse obligado.

Arquetipo regente El emprendedor; le gusta iniciar todo, concluir poco, por lo que debe aprender de sus alas 2 y 9,
poseedoras de los arquetipos planificador y transformador, para que le ayuden a concluir lo que
empieza.

Pautas habituales de Vivir entre la cólera y la sumisión.


conducta compulsiva
Aprendizaje sanador Vivir lo ideal encarnándolo en si mismo de un modo desenfadado, dejar de sentirse presionado
por lo mucho que hace y por lo mucho que aún tiene que hacer.

Color Básico: el rojo, azul por ala 2 y violeta por integración de ambas.

Planeta regente Luna.

Planetas cooperadores Plutón, Mercurio.

Signo regente Tauro.

Signos cooperadores Aries, Géminis.

Alas Eneatipo 2 (emotivo) y Eneatipo 9 (visceral)

Pertenencia a triada Enfado interiorizado al hacer y relacionarse. VISCERAL CINESTÉSICO.


«HACER»

Función «percibir» Basada en lo corpóreo, en las sensaciones.

Estilo de comunicación Complaciente con las personas que comparten lo mismo que él persigue.

Objetivos de sanación Dejar de ser tan autoexigente y ver sus problemas de superego infravalorado.

Contradicción Conducta castigadora (en lucha con su ético interno).


compulsiva

Cualidad esencial Cuando el alma da término al viaje interior, alcanza maestría y tolerancia infinitas.

Baraka o Gracia Divina Autorrealización y serenidad.

(111)
SÍNTESIS MODELO FICHA TÉCNICA TIPO BASE…
TRABAJOS SOBRE EL
EGO
Período saludable
Período de Sombra
Período neurotizante
Hacia la integración en giro
levógiro, más allá de lo
personal.
Hacia la desintegración, en
giro dextrogiro, hacia
proyectarse o verse en otros.
Temores básicos o rasgos de
carácter intrínsecos.
Deseo básico o esencial.
Complejo.
Dominios del ego.
Sentido del si mismo.
Modo de protestar.
Mecanismo de defensa.
Pecado o pasión
característica.
Virtud o Gracia.
Crecimiento.
Arquetipo regente.
Pautas habituales de conducta.
Aprendizaje.
Color.
Planeta regente.
Planetas cooperadores.
Signo regente.
Signos cooperadores.
Alas.
Triada.
Intuición.
Estilo de comunicación.
Objetivos de sanación.
Contradicción compulsiva.
Cualidad esencial.
Gracia Divina.

(113)
CAPÍTULO QUINTO

SERIE DE MÁNDALAS PSICOLÓGICOS


Mandala resumen de las 9 fases de la ascensión del Fénix o desarrollo
personal de búsqueda
Debe trabajarse este mándala en ambos sentidos, sabiendo que el significado en sentido dextrogiro (1-2-3-4-5-6-7-8-9)
indica ir a vernos a través de los otros por proyección y
GRAFICO No. 1
(114)
extroversión. El giro en sentido levógiro (1-9-8-7-6-5-4-3-2) sin embargo implicará ir más directos hacia la sanación
del problema, viéndonos primero en lo peor de nosotros mismos por introversión o introspección propia, o bajo guía
profesional.
En este tipo de trabajo de búsqueda también debemos comprender que a veces realizamos ambos giros, permaneciendo
un tanto estancados en medio de: resolver a través de «ver a otros», así como «verme en los otros», o «verme por mí
mismo» en una extra/introversión que provocará mayor tensión. Tomar la salida por la tangente que apunto en cada
mándala significará «haber aprendido la lección rápido y posibilitar comenzar de nuevo otra vida dentro de la ya
existente».
En los mándalas que siguen en este capítulo se podrá ir analizando el caso particular para ver en que períodos o fases
de la búsqueda personal se encuentra el lector/a actualmente, además de analizarse psicológicamente si es que se tiene
alguna problemática, y poder comprender cómo resolverla. Las 9 claves dadas aquí las descubrí a través de analizar
cómo mis consultantes y alumnos respondían en sus propios procesos terapéuticos siguiendo más o menos unas pautas
semejantes de conducta, que curiosamente venían a ser muy similares a lo que en la antigüedad se vivían como
procesos iniciáticos.
Lo importante fue entender que estos estados o fases explican algunos de los peligros psicológicos a los que se expone
sobre todo cualquiera que de modo aleatorio y no consciente ni guiado, emprenda el trabajo de reconocer sombra sin
una adecuada guía o preparación personal; a esta tarea la denominamos la «Ascensión del Fénix» y está más conocida
como el llamado «efecto Kundalini», o energía solar o del fuego interno. Este efecto es un camino descendente-
ascendente, lo cual significa ir en la búsqueda del Ser por proyección, viéndonos a través de otros o viéndonos a
nosotros mismos por introspección. Siento que, sin querer asustar a nadie, es mi deber hablar claro, ya que a través de
muchos años de observar la dinámica humana me he percatado de que casi todos los problemas que se viven mental y
físicamente lo son muchas veces por pretender alcanzar estadios de consciencia trascendente, para los cuales, por
razones que son particulares de cada caso, a veces no se está del todo bien preparado «purificado», pero todos los seres
humanos, más tarde o más temprano, queremos saber porqué somos como somos y porqué nos pasa lo que nos pasa, lo
cual nos hace buscar y encontrar los aspectos más oscuros, porque en el fondo lo que estamos buscando es el alma y el
espíritu que también somos, es decir, la Luz, y esta búsqueda debemos saber que no estará exenta de convocarnos
muchas de las veces al encuentro con lo doloroso (la sombra), sorprendiéndonos a nosotros mismos al reconocer el
modo en como pensamos, sentimos y actuamos compulsa e inconscientemente la mayoría de las veces.
En este capítulo expondré las nueve fases por las que cualquier neófito puede transitar al ir a buscarse a sí mismo, ya
sea que lo haga terapéuticamente o iniciáticamente hablando, aprendiendo con los conceptos aplicados a los mándalas
aquí diseñados lo que ello puede traerle aparejado.
En estos nueve procesos o fases iniciáticas o terapéuticas nos movemos casi todos aquellos que «buscamos». Este
modo de analizarnos da muy buenos resultados en trabajo de grupo, pues cada cual no solo analiza sino que cuenta su
historia personal, confrontándola con estas nueve fases. En los mándalas que hemos diseñado están algunos
significados en sombra de (115) los distintos egos o caracteres, pero el lector podrá añadir aún más, tanto en sombra
como en luz, a través de consultar las fichas técnicas del anterior capítulo, aclarando aquí que este juego propone dos
direcciones y una salida por la tangente.
Para realizar este trabajo se partirá siempre de colocar la llamada «Liberación» o primera fase en el rasgo básico de
carácter personal j en primer lugar iremos colocando en cada parte los significados más oscuros del «yo», usando los
conceptos descritos como «caóticos» en las fichas técnicas para cada uno de los caracteres y una vez analizado el
problema, colocaremos los conceptos más positivos o de luz, los cuales nos informarán cómo resolverlo.

Fases terapéuticas del eneagrama cerebral o períodos de primera


iniciación o reino del 2° cerebro

TÁCTICAS EMOCIONALES
FASE 1: este es un período donde se inicia la propia búsqueda y donde lo encontrado de cada cual se vive con poca o
ninguna angustia ni depresión, ya que esta fase es sobre todo la búsqueda de liberación del temor básico que nos
oprime.
En el plano más positivo de esta etapa, será relativamente fácil confrontar y superar este temor básico que nos surgió
probablemente en la niñez a causa de las relaciones parentales, iremos descubriendo lo mejor de nosotros mismos para
liberarnos y desarrollar mayores capacidades en las que el ego se vaya disolviendo y el Ser pueda comenzar a actuar en
sí mismo.
En el plano más negativo de esta etapa, será muy conflictivo confrontar y superar el temor básico, así como reconocer
porqué somos infelices y qué es lo que nos crea conflictos internos entre vivir resentidos o aceptar mirar a la vida sin
este temor básico. En cada uno de los 9 mándalas, tras partir de este primer período, hay un punto al que llamamos
«salida por la tangente», que nos puede hacer paliar este temor básico, o al menos comenzar períodos de sanación.

FASE 2: período en el que suele crecer la angustia y la depresión en el buscador/a, dando paradójicamente lugar al
desarrollo de talentos naturales; en esta fase se entra en el reino de las tácticas emocionales del segundo cerebro
-sistema límbico—, como por ejemplo, los chantajes emocional, dar lástima, victimarse, etc.
En el plano más negativo de esta etapa, si el buscador sucumbe a su temor básico surgirá un deseo compensatorio del
ego y los llamados mecanismos de defensa aparecerán más a menudo, desarrollando amortiguadores psicológicos en
respuesta a las angustias creadas por el evidente temor básico a flor de piel. En esta etapa también se manifestará el
sentido cognitivo asertivo (sé lo que necesito y lo tomo) como clave para trascender la angustia vital y cada vez más
surgirán talentos psicológicos para superar el temor básico; en esta fase nos daremos cuenta, sobre todo si tenemos una
buena guía terapéutica, del particular modo que hemos tenido de actuar en la vida y como ello nos crea tensión entre lo
que queremos y lo que (116) realmente obtenemos; al llegar a esta fase revisaremos los mecanismos de defensa y el
porqué de la resistencia al cambio, pudiendo apoyarnos en la parte sabia que todos llevamos dentro (5) que nos
obligará a vernos en nuestra ignorancia (2) y prepotencia orgullosa (8), lo cual nos ayudará a resolver mejor nuestra
problemática.

FASE 3: período en el que EL yo precisa de mayor contribución de los otros Yoes o partes del sí mismo dispersas.
En esta fase la angustia y la depresión pueden ser muy evidentes, en respuesta a reconocer haber sucumbido a temores
y deseos derivados de necesidades básicas no obtenidas; el ego se pone «chulo», produciendo subpersonalidades en las
que los mecanismos de defensa surgen por doquier; el período denominado «ego sano» se pierde en esta fase, pudiendo
entrar en un período «egocéntrico», o de camino hacia la neurosis. La personalidad aún no estará tan negativa como
veremos más adelante y tratará de compensarse contribuyendo en lo social pero lo hará aportando a los demás
máscaras ficticias en respuesta a los temores y deseos a los que haya sucumbido. En esta fase nos informaremos, dentro
del grupo terapéutico, o a nivel personal, de los comportamientos un tanto mecanicistas y los falsos roles adquiridos
por imitación o identificación, lo que nos hará mirar a la parte más verdadera (6) para salir del autoengaño y desde ahí
alcanzar lo esencial de nosotros mismos (9), dejando de aparentar (3) para «ser» lo que somos verdaderamente.

Período segunda iniciación o reino del 3° cerebro


TÁCTICAS INTELECTIVAS
FASE 4: períodos en los que crece el sentimiento de crisis, y donde el incremento de la angustia, aunque involuntario,
es imparable y en el que seguramente se hará crisis. En este período surgen tácticas intelectivas del tercer cerebro o
neocórtex, volviéndonos fríos o excesivamente racionalistas, llegando a negar lo que nos ocurre o no queriendo en
absoluto reconocer el fondo del problema, incluso por mucha ayuda psicológica que se obtenga.
Esta etapa ya comienza a ser más perteneciente a los estadios de sombra, donde se puede sucumbir incluso a la
tentación característica del rasgo que «violará» nuestros mejores intereses y desarrollos; en esta fase el ego se infla,
pudiendo producir crisis fóbicas, los mecanismos de defensa se aumentarán y se introducirán los desequilibrios de
desajuste físico-psíquico (anorexias, bulimias, intentos de suicidio, etc..), los cuales serán alimentados desde la energía
psíquica, produciendo cansancio mental; a este nivel iniciático o terapéutico yo le di en llamar «el callejón sin salida»,
donde los conflictos serán intrapsíquicos e interpersonales y deberán psicoanalizarse gradual y serenamente por
profesionales cualificados ya que lo más seguro es que al ir reconociendo las partes en sombra, entremos en crisis o
cedamos a la tentación de salir por lo trágico debido al desequilibrio del ego inflado o como consecuencia de las
máscaras (esta fase en el mándala la denominamos «punto crítico», situado entre los (117) caracteres o partes 4 y 5, y a
niveles cerebrales positivos resolver esta fase significaría «romper la muralla» que el cuerpo calloso genera entre un
hemisferio y otro, es lo que llamamos «salto cuántico», análogo al momento crucial en el que decidiremos seguir
autodescubriéndonos en d por qué nos pasa lo que nos pasa, o dejar totalmente la terapéutica de búsqueda. " Para
realizar este salto cuántico necesitaremos mucha ayuda terapéutica porque lo lógico será hacer crisis por reconocer tras
haber elaborado las tres etapas anteriores del primer estado iniciático, mucho más de nuestro lado oscuro y que las
defensas puedan comenzar a desmoronarse, lo que nos obligará a modificar el halago y la adulación hacia el ego, para
ir por la vida pareciendo buenos sin serlo (2), buscaremos ayuda que con maestría nos permita volver al contacto
saludable con la vida cotidiana (1), tomándolo todo con sentido del humor y filosofía (7); en esta fase decidiremos
además si damos el salto cuántico, dejando de ser tan emotivos (4) para ir más hacia lo mental o intelectual superior de
nuestro cerebro (5), o viceversa.

FASE 5: período en el que los niveles de angustia nos hacen ir más hacia un egocentrismo insano.
En esta fase los intentos de manipular o controlarlo todo surgirán debido al fuerte egocentrismo defensivo y conflictual,
es posible que surjan estados alterados con posibles paranoias y también la deflación del ego (tendencias auto-
destructivas); éste es el punto donde el ego negativo del rasgo de carácter intentará controlar a toda la personalidad y
surgirá la angustia vital exagerada (sobre todo porque en esta parte de la búsqueda personal del ser se descubre la
verdad de lo que somos realmente, lo cual puede darnos mucho palo mental o físico, e incluso impedir la continuidad
del trabajo terapéutico de autoconocernos por el susto que ello nos conlleva). En esta fase existe un proceso crítico
donde nos veremos indisciplinados, perezosos y adictos a toda clase de dependencias, creyendo sin embargo ser
autosuficientes sin serlo (8), incapaces de reconocer con humildad que sólo sabemos que no sabemos nada (2) y que
tenemos la absoluta necesidad de despertarnos (6) para darnos cuenta tal vez de lo exagerado de la fantasía
problemática (7) de ir caminando por la vida sin objetivos concretos y razonables (9). En esta fase nos podemos llegar
a sentir muy utópicos y faltos de realidad personal.

FASE 6: período en el que surge una cierta sobrevaloración errática en la búsqueda, y donde la química cerebral
deberá ser, dependiendo del caso, apoyada incluso con psicofármacos.
Los conflictos y angustias causados por la inflación del ego dejan de suministrarle a la «persona» lo que deseaba,
surgen las conductas sobrecompensadas que generalmente los demás ven con temor y objetablemente, surgen
conflictos de relación con los demás por egocentrismo, manteniendo la inflación del yo; en esta etapa la persona sabe
que no actúa correcto para sanarse pero sigue sobrecompensando por más temor como la pescadilla que se muerde la
cola actuando con conductas exageradas y en caso de no darse cuenta yendo más hacia lo neurótico, que no hacia lo
liberador. En esta fase se atraviesan estadios de miedo muy profundos que de resolverlos con coraje y coherentemente
nos volverán más conscientes y más verdaderos, confiando más en nosotros mismos sin temer las consecuencias
sociales (118) por el derrumbe de las máscaras (3), retirando las propias proyecciones sobre los otros (6) y poniendo
escudos de autoobservación pacíficas y saludables (9), dejando por fin de estar a merced de las repeticiones neuróticas
y las rebeldías impotentes (4).

Período tercera iniciación o reino del 1° cerebro

TÁCTICAS DE SUPERVIVENCIA
FASE 7: en este período se vive el crecimiento incontrolado de ciertas neurosis, surgiendo tácticas reptilianas, desde el
primer cerebro, quien nos genera ideas de ataque / huida con fuertísimos niveles de supervivencia, volviéndonos
asertivos y muy egoístas.
Por razones plausibles en esta fase los mecanismos de defensa no han funcionado; hay graves reacciones y tácticas
distintas según cada quién; por angustias y conflictos mayores cada vez se emplearán más tácticas de supervivencias
autoprotectoras, llegando a violentar la integridad ajena o propia en un desesperado intento de auxiliar al ego que teme
su desaparición; hay culpabilización extrema y angustia agigantada. Estados de fuerte desequilibrio psíquico con
necesidad de psicofármacos, sin embargo con la ayuda terapéutica adecuada este punto del camino, aunque es el de
peores estados de crisis, también es donde más tranquilamente se puede decidir continuar en la búsqueda y lograr por
coraje depurar totalmente el aspecto de sombra con todo el riesgo que ello implique y quien se asuste y abandone,
paradójicamente puede correr el riesgo de quedarse estancado entre la Luz y las tinieblas, es decir, entre la paz y la
neurosis, lo cual puede ser absolutamente desestabilizante y enfermizo; abandonar el trabajo de búsqueda en esta fase
es igual a dejar un enemigo feroz, la sombra, que en principio estaba tranquila, dentro, muy profunda y oculta,
agazapada en nuestro fondo interno, dispuesta a atacarnos en cualquier momento menos pensado, cuando volvamos a
transitar por ahí en cualquier otra introspección, por muy pequeña que ésta sea.
En esta fase del trabajo de búsqueda interior deberíamos de habernos reconocido ya suficientemente en nuestra sombra
y haberle dado luz, es decir, deberíamos estar capacitados de observar nuestros distintos roles (3) y asumir nuestro
verdadero papel en el mundo (8), dejando de ser aprendiz de mucho y maestro de nada (1), centrándonos, y creando la
figura de monolito en el centro del mándala o eneagrama personal (4,5,9). La creación de este monolito representa el
tránsito del Discipulado a la Iniciación mayor, ir desde el nivel 4 (emociones), al nivel 5 (racionalidad) y llevar las
capacidades de ambos hemisferios hacia niveles de virtuosismo o maestría; este trabajo de no reconocer la sombra o
neurosis obsesivo compulsiva puede hacer acabar al buscador en un psiquiátrico o con problemas de múltiple
personalidad, megalomanía, disociación, etc., por ello siempre aconsejo que si bien el primero y segundo nivel
iniciáticos de la búsqueda del verdadero «yo» puede trabajarse a solas, a partir de cierto momento se necesita ayuda
terapéutica coherente y lúcida, cualquiera no vale, ni los amigos ni la familia, aunque pueden cooperar muchísimo para
el autoreconocimiento personal más profundo.
(119)
FASE 8: Si las fases anteriores no se han trabajado en condiciones, ya sea grupal o personalmente, en ésta se
aumentará la angustia, produciéndose conflictos intrapsíquicos muy serios en los que la personalidad o máscara
«rehace» la realidad a su antojo, es decir, el buscador puede fingir y crearse ilusiones vanas, creando distorsiones sobre
el pensar, sentir y hacer que se encadenan neuróticamente hasta el punto de poder perder el contacto con la realidad,
volviéndose delirante y siendo muy compulsivos obsesivos.
Este rehacer la realidad y distorsionarla lo hace el Ego con tal de no sucumbir ante la esencia; este punto de la fase
iniciática, curiosamente, es el de mayor poder personal y también el más peligroso, por el peligro de la conducta de
megalomanía (imitación de personajes importantes, conocidos o por conocer o incluso arquetípicos) que se puede
desarrollar en esta fase y sólo excepto si se han elaborado bien los anteriores niveles, llegando a aceptar entonces
nuestra vida tal cual ésta es, rompiendo las programaciones de cómo debería ser (1), o cómo debería haber sido (2),
desechando fantasías improductivas (7), eligiendo vivir sosegadamente desde una estructura sólida (4), reconociendo el
poder propio y ajeno (8), sin necesidad de imitar a nadie (3).

FASE 9: Período donde deberán surgir soluciones al problema, con un final catársico y transformador, o por el
contrario, en caso de personalidades muy caóticas, sucumbir ante una neurosis obsesivo compulsiva, por lo terrible del
reconocimiento egoico y la imposibilidad de alcanzar el Sí mismo.
En la fase más negativa de este período se puede perder todo contacto con la realidad, y convertirse casi en enfermos
mentales; la «persona» o máscara se defiende de su autodestrucción en el interior cerebral del buscador, pudiendo
incluso estar deseosa de «destruirlo», volviéndose muy vengativa con tal de evitarse la dolorosa experiencia de
desaparecer; el buscador sentirá la angustia como producto de no poder o no saber enfrentar sus actos pasados con
coherencia y el no tener fuerzas de carácter físico ni psíquico para reconstruir su vida; éstos son los asuntos que hacen
caer en destrucción patológica con mucha facilidad a la mayoría de los seres humanos, lo que puede resultar en
colapsos nerviosos, refriegas violentas o muerte incluso en circunstancias no deseables de sí mismo u otros.
Este período es francamente quimérico y dolorosísimo, a menos que recibamos mucha ayuda (hay personas que la
admitirán y otros que no, depende del ego).
En esta fase será importante aceptar los límites, rindiéndonos y descubriendo el verdadero yo egoico y oscuro, tanto
ante nosotros mismos como frente a los demás, lo que nos llevará con todo eso y a través de la ayuda a sanar la
neurosis presente hasta ese momento y liberarnos cada vez más de ella.
Bien, hasta aquí he mostrado de forma escrita los peligros de la ascensión de la energía luminosa en toda búsqueda
personal; para ello, recorrimos las distintas partes o caracteres en un giro dextrogiro en primer lugar, yendo a más de lo
mismo y hacia fuera de cada cual, en un descenso de búsqueda de la sombra, es decir, del reconocimiento de todo
aquello que «no somos», viéndonos en los otros, para terminar haciendo crisis y elevándonos por encima de todos los
egos, siendo capaces de iniciar un proceso ascendente interno desechando lo peor del «yo» e iniciando un camino de
retorno hacia una consciencia más lúcida y ampliada; si ésto ha (120) ocurrido así, el ordenador central o cerebro en su
totalidad habrá limpiado la memoria más reciente o más pasada, o incluso remota, de las conductas erróneas o formas
de vivir aparente y ello posibilitará ir hacia nuevos contenidos neuronales y una mejor vida de relaciones.
Ahora en los mándalas que siguen localizaremos el temor básico de cada rasgo de carácter; y colocaremos ahí la
primera fase en la dirección a seguir, para un trabajo terapéutico y de análisis; descubriendo además cada propia salida
por la tangente y múltiples posibilidades de sanación, así como el aprendizaje de cómo los distintos egos o partes del
«yo» pueden ir desde niveles de «Luz» o períodos sanados, a niveles de sombra o períodos neurotizantes y caóticos, y
viceversa, en una especie de rueda samsarica, atravesando 9 fases con sus procesos a lo que denominamos «La Noche
oscura del Alma».
(121)
Ejemplo de trabajo yendo en dirección dextrógira con el Mándala
psicológico de la parte n° I
cuyo eje de rasgo personal básico EN sombra (ego perfeccionista) hace rotar sobre sí mismo al resto de las demás
partes de la personalidad hasta reconocerse en su totalidad. Añade a estos significados básicos otros que tú busques en
las fichas técnicas y termina el trabajo anotando significados sanados o positivos, para que te ayuden a saber como
resolver.
La SALIDA POR LA TANGENTE del UNO está en la zona 7, es decir, darse cuenta de lo autoexigentes y
dogmáticos que son consigo mismos, en el giro de proyectarse hacia otros. Ahora averigua la diferencia
yendo en giro levógiro hacia la izquierda, es decir, la fase de talentos del «1» vista desde su parte o ala «9» y
la salida por la tangente en la zona «4», entrando en crisis.

(122)
Ejemplo de trabajo yendo en dirección dextrógira con el Mándala
psicológico de la parte n° 2
cuyo eje de rasgo personal básico en sombra (ego manipulador) hace rotar sobre sí mismo al resto de las
demás partes de la personalidad hasta reconocerse en su totalidad. Añade a estos significados básicos otros
que tú busques en las fichas técnicas y termina el trabajo anotando significados sanados o positivos, para que
te ayuden a saber como resolver.

GRAFICO No. 4

La SALIDA POR LA TANGENTE del DOS está en la zona 8, al darse cuenta de lo mucho que manipula a
otros para recibir lo que precisa, sin tener que pedirlo. Ahora averigua la diferencia yendo en giro levógiro
hacia la izquierda, es decir, la fase de talentos del «2» vista desde su parte o ala «1», y la salida por la
tangente en la zona «5», entrando en crisis.

(123)

Ejemplo de trabajo yendo en dirección dextrógira con el Mandala


psicológico de la parte n° 3
cuyo eje de rasgo personal básico en sombra (ego vanidoso) hace rotar sobre sí mismo al resto de las demás
partes de la personalidad hasta reconocerse en su totalidad. Añade a estos significados básicos otros que tú
busques en las fichas técnicas y termina el trabajo anotando significados sanados o positivos, para que te
ayuden a saber como resolver.

GRÁFICO No. 5

La SALIDA POR LA TANGENTE del TRES está en la zona «9», es decir, dejar de ser calculadores y
proyectivos de lo que desean conseguir, dándose cuenta de cómo explotan deshonestamente a los demás.
Ahora averigua la diferencia yendo en giro levógiro hacia la izquierda, es decir, la fase de talentos del «3»
vista desde su parte o ala «2», y la salida por la tangente en la zona «6», entrando en crisis.

(124)
Ejemplo de trabajo yendo en dirección dextrógira con el Mándala
psicológico de la parte n° 4
cuyo eje de rasgo personal básico EN SOMBRA (ego envidioso) hace rotar sobre sí mismo al resto de las
demás partes de la personalidad hasta reconocerse en su totalidad. Añade a estos significados básicos otros
que tú busques en las fichas técnicas y termina el trabajo anotando significados sanados o positivos, para que
te ayuden a saber como resolver.

GRÁFICO No. 6

La SALIDA POR LA TANGENTE DEL CUATRO está en la zona «1», al dejar de autocompadecerse y ser
autoindulgente en extremos, autoinhibidos y alienados. Ahora averigua la diferencia yendo en giro
LEVÓGIRO hacia la izquierda, es decir, la fase de talentos del «4» vista desde su parte o ala «3», y la salida
por la tangente en la zona «7», entrando en crisis.

(125)
Ejemplo de trabajo yendo en dirección con el Mándala psicológico de la
parte n° 5
cuyo eje de rasgo personal básico EN SOMBRA (ego avaricioso) hace rotar sobre sí mismo al resto de las
demás partes de la personalidad hasta reconocerse en su totalidad. Añade a estos significados básicos otros
que tú busques en las fichas técnicas y termina el trabajo anotando significados sanados o positivos, para que
te ayuden a saber como resolver.

GRÁFICO No. 7

La SALIDA POR LA TANGENTE del CINCO está en la zona «2», a través de ver el trasfondo manipulador
de sus fobias y paranoias constantes, rechazando ayudar a otros con lo que sabe y aislándose de la sociedad.
Ahora averigua la diferencia yendo en giro LEVÓGIRO hacia la izquierda, es decir, la fase de talentos del
«5» vista desde su parte o ala «4», y la salida por la tangente en la zona «8», entrando en crisis.

(126)
Ejemplo de trabajo yendo en dirección dextrógira con el Mándala
psicológico de la parte n° 6
cuyo eje de rasgo personal básico EN SOMBRA (ego cobarde) hace rotar sobre sí mismo al resto de las
demás partes de la personalidad hasta reconocerse en su totalidad. Añade a estos significados básicos otros
que tú busques en las fichas técnicas y termina el trabajo anotando significados sanados o positivos, para que
te ayuden a saber como resolver.

GRÁFICO No. 8

La SALIDA POR LA TANGENTE del SEIS está en la zona 3, dándose cuenta de su naturaleza evasiva y
dual, con automenosprecio y dependencia de otros a quienes considera mejores. Ahora averigua la diferencia
yendo en giro LEVÓGIRO hacia la izquierda, es decir, la fase de talentos del «6» vista desde su parte o ala
«5», y la salida por la tangente en la zona «9», entrando en crisis.

(127)
Ejemplo de trabajo yendo en dirección dextrógira con el Mándala
psicológico de la parte n° 7
cuyo eje de rasgo personal básico EN SOMBRA (ego insaciable) hace rotar sobre sí mismo al resto de las
demás partes de la personalidad hasta reconocerse en su totalidad. Añade a estos significados básicos otros
que tú busques en las fichas técnicas y termina el trabajo anotando significados sanados o positivos, para que
te ayuden a saber como resolver.

GRÁFICO No. 9

La SALIDA POR LA TANGENTE del SIETE está en la zona 4, dándose cuenta de su exceso de
hiperactivación y su carencia inhibitoria o de delicadeza, abusando de otros más débiles o más necesitados de
su alegría. Ahora averigua la diferencia yendo en giro LEVÓGIRO hacia la izquierda, es decir, la fase de
talentos del «7» vista desde su parte o ala «6», y la salida por la tangente en la zona «1», entrando en crisis.

(128)
Ejemplo de trabajo yendo en dirección dextrógira con el Mándala
psicológico de la parte n° 8
cuyo eje de rasgo personal básico EN SOMBRA (ego dictador) hace rotar sobre sí mismo al resto de las
demás partes de la personalidad hasta reconocerse en su totalidad. Añade a estos significados básicos otros
que tú busques-en las fichas técnicas y termina el trabajo anotando significados sanados o positivos, para que
te ayuden a saber como resolver.

GRÁFICO No. 10

La SALIDA POR LA TANGENTE del OCHO está en la zona 5, dándose cuenta de su combatividad y
autoridad excesivas, violencia y crueldad. Ahora averigua la diferencia yendo en giro LEVÓGIRO hacia la
izquierda, es decir, la fase de talentos del «8» vista desde su parte o ala «7», y la salida por la tangente en la
zona «2», entrando en crisis.

(129)
Ejemplo de trabajo yendo en dirección dextrógira con el Mándala
psicológico de la parte n° 9
cuyo eje de rasgo personal básico EN SOMBRA (ego apático) hace rotar sobre sí mismo al resto de las
demás partes de la personalidad hasta reconocerse en su totalidad. Añade a estos significados básicos otros
que tú busques en las fichas técnicas y termina el trabajo anotando significados sanados o positivos, para que
te ayuden a saber como resolver.

GRÁFICO No. 11

La salida POR LA TANGENTE del nueve está en la zona «6», dándose cuenta de su represión y descuido
propio y ajeno. Ahora averigua la diferencia yendo en giro LEVÓGIRO hacia la izquierda, es decir, la fase
de talentos del «9» vista desde su parte o ala «8», y la salida por la tangente en la zona «3», entrando en
crisis.

(130)
SERIE MÁNDALAS PSICOLÓGICOS
Ejemplos de mándalas para jugar con el estudio de los tres arquetipos de salvador, víctima y perseguidor,
interaccionando estos tres arquetipos por triada en cada parte.
TRIADA DE LAS RELACIONES
del hacer (9), del pensar (6), y del sentir (3)
relacionada con lo instintivo y esencialmente
visceral del sistema cerebral reptiliano.

Egos Arquetípicos en Sombra 3-6-9

LA PARTE BÁSICA 3, A TRAVÉS DEL CARÁCTER ASERTIVO ADAPTATIVO, COMO:


Víctima Perseguidor Salvador
Se siente inferior, por ser Ofende, identificándose. Se siente superior a los demás.
ofendido.

LA PARTE BÁSICA 6, A TRAVÉS DEL CARÁCTER DEPENDIENTE, COMPLACIENTE COMO:


Víctima Perseguidor Salvador
Acepta y se adapta. Se siente inferior a los demás, pero se Quiere hacer lo que otros no hacen
rebela. o quieren.

LA PARTE BÁSICA 9, A TRAVÉS DEL CARÁCTER CONSERVADOR, RETRAÍDO, DEPENDIENTE COMO:


Víctima Perseguidor Salvador
Se defiende retirándose. Se siente a menudo superior o inferior Es un escapista nato.
al resto.
(131)

Egos Arquetípicos en Luz 3-6-9


De la idealización a la liberación

LA PARTE BÁSICA 3: COMO SANADOR DE SÍ MISMO, ADQUIERE


Capacidad de organización
Saber lo que se quiere y como alcanzarlo.
Alentadores y contagiosos.
Sincero consigo mismo.
Conoce sus fracasos.
Hace lo que sabe que puede y debe hacer para mejorar, crecer y expandirse.
Aceptación.
Ambición en sano desarrollo.
Cooperación en grupo o equipo.

LA PARTE BÁSICA 6: COMO SANADOR DE SÍ MISMO, ADQUIERE


Entregado a un ideal personal, grupal o universal.
Seguro de sí mismo.
El reconocedor de sí mismo.
Conoce su rebeldía.
Es capaz de confiar en sí mismo y en los demás.
De elevada autoestima.
Con lealtad y compromiso.
Cooperante.

LA PARTE BÁSICA 9: COMO SANADOR DE SÍ MISMO, ADQUIERE


Capacidad de ser imparcial, teniendo en cuenta los puntos de vista ajenos e incluso los más opuestos a los
propios.
En sintonía con todos y todo.
Conoce sus conflictos.
Tiene paz y acción amorosa y comprensiva.
Autorrealización. Estabilidad.

(132)

TRIADA DE LAS RELACIONES


del hacer (1), del pensar (7), y del sentir (4)
relacionada con el centro intelectual o sistema del
neocórtex cerebral.

Egos Arquetípicos en Sombra 1-4-7


«Los vicios y pasiones controlan al ego, creándole
adiciones»

LA PARTE BÁSICA 1, A TRAVÉS DEL CARÁCTER AGRESIVO ADAPTATIVO, COMO:


Víctima Perseguidor Salvador
Tiene capacidad de hacer sin sentir Cree que sólo él/ella hace bien las cosas. Vive volcado hacia los demás, en
lo que hace = hacer por hacer, olvido de sí mismo.
enfadándose consigo mismo.

LA PARTE BÁSICA 7, A TRAVÉS DEL CARÁCTER AGRESIVO EXTROVERTIDO, COMO:


Víctima Perseguidor Salvador
Piensa que no le dan todo cuanto Evita abordar su propia vida, siendo un Piensa en que hacer continuamente,
exige. parásito para otros. obviando responsabilidades.

LA PARTE BÁSICA 4, A TRAVÉS DEL CARÁCTER REPRIMIDO INTROYECTIVO, COMO:


Víctima Perseguidor Salvador
Hace de su vida una tragedia por Construye su vida sobre falsas Tiene miedo a participar y sueña
idealización errónea. esperanzas, con pobre sentido de la despierto.
personal identidad.

(133)

Egos Arquetípicos en Luz 1-4-7


De la compulsión a la liberación

LA PARTE BÁSICA 1: COMO SANADOR DE SÍ MISMO, ADQUIERE


Conoce sus rabietas. Se da cuenta de su necesidad de descanso y de hobbies.
Se comienza a dar cuenta de lo mucho que ya ha sido capaz de hacer y piensa en dedicarse tiempo para solazarse,
centrarse y viajar.
Deja de ser tan autocrítico consigo mismo como con los demás.
Alcanza serenidad y se da cuenta de lo importante de las distintas maneras de estar y ser que dan a la vida el
enorme potencial de la variedad.
Deja de sentirse culpable porque sabe que la perfección se alcanzará tarde o temprano, pero que nada ocurre por
no ser tan perfecto y educado.
Aprende a sentirse bien consigo mismo.
Reconoce que era su «yo enfadado» quien le evitaba detectar lo bello en todos y todo.
Ético, de valores objetivos, mejoran el entorno.

LA PARTE BÁSICA 7: COMO SANADOR DE SÍ MISMO, ADQUIERE


Conoce sus dolores, penas y tristezas.
Comienza por recuperar y enfocar esfuerzo personal para elaborar planes, pero llevándolos a término, se vuelve
sobrio y capaz, no dejando para otro día o para otros lo que puede hacer ya y por sí mismo.
Deja de estar ávido de experiencias estimulantes y conoce y saborea lo que de veras le es necesario.
En un piensa hacer sopesado y meditado de antemano, volviéndose práctico y productivo.

LA PARTE BÁSICA 4: COMO SANADOR DE SÍ MISMO, ADQUIERE


Conoce sus alegrías, sus tristezas y sus porqués.
Adquiere ecuanimidad y espontaneidad perdidas, sensibilizándose y tomando consciencia se vuelve un trabajador
especializado y práctico, volcando su creatividad en las bellas artes, que es lo que le gusta y hace feliz. Canta,
baila, es actor.
Actriz de tragicomedias, que acepta la dualidad existente, pinta y cincela, hace de su vida una existencia en
armonía con todos y todo.
Aprende a trabajar, jugar y orar con equilibrio, volviéndose original y aún sabiéndose único en su especial
dedicación, no deja de ver que hay más «únicos» y «especiales» que son felices siéndolo, dejando de soñar con
imposibles y haciendo lo que sabe hacer y puede hacerse, volviéndose honesto consigo mismo y con los demás.
Atrayentes y de buen gusto, ayudan a otros a apreciar la belleza.
(134)

TRIADA DE LAS RELACIONES


del sentir o del saber interno (2), del hacer y relacionarse (8) y
del pensar y analizar (5)

relacionada con el centro emocional o sistema límbico.

Egos Arquetípicos en Sombra 2-5-8

LA PARTE BÁSICA 2, A TRAVÉS DEL CARÁCTER NEUROTIZANTE, COMPLACIENTE, ADAPTATIVO,


COMO:
Víctima Perseguidor Salvador
Tiene complejo de culpa y teme no ser Ayuda para exigir que se le quiera y Es orgulloso y soberbio, complaciendo
querido. reconozca, inutilizando a los demás. al otro para manipularlo.

LA PARTE BÁSICA 5, A TRAVÉS DEL CARÁCTER RETRAÍDO INTROVERTIDO, COMO:


Víctima Perseguidor Salvador
Teme encontrar quien sepa más que él. Observa sin permitir ser observado. Acumula conocimientos que no
comparte con nadie.

LA PARTE BÁSICA 8, A TRAVÉS DEL CARÁCTER AGRESIVO ASERTIVO EXTROVERTIDO, COMO:


Víctima Perseguidor Salvador
Se autocastiga y es cruel consigo Es insensible e insensato. Es sadomasoquista, con deseos de
mismo y no con los demás. dominar y de someter.

(135)

Egos Arquetípicos en Luz 8-5-2


o como ir de la ignorancia a la sabiduría, y de ahí a la vida sana.

LA PARTE BÁSICA 2: COMO SANADOR DE SÍ MISMO, ADQUIERE


Desinterés altruista. Libertad. Verdad sana.
Necesidad de fomentar una verdadera y sabia manera de ayudar, estudiando y preparándose, sanándose y
ayudándose primero a sí mismo, sensibilizándose con sus propias necesidades y deseos esenciales.
Aprende a decir «si» cuando es «si» y no cuando es «no».
Abandona todo deseo de control, dependencias o manipulación sobre aquellos a quienes se da porque sí.
La verdad sobre si mismo/a le libera del complejo de culpa y volviéndose independiente.
Capacidad de empatía.

LA PARTE BÁSICA 3: COMO SANADOR DE SÍ MISMO, ADQUIERE


Se hace fuerte y encuentra el equilibrio entre saber y enseñar.
Deja de absorber y acumular y dándose a los ignorantes aprende más sobre sí mismo y todo.
Encuentra su capacidad de defender aquello que sabe y de lo que está convencido por haberlo comprobado en sí
mismo y todo.
Une la acción de pensar a la de sentir y hacer y se pone en contacto con sus sentimientos y reacciones instintivas.
Se vuelve grupal, deja de sentir la necesidad de esconderse y comparte con los sencillos, así como los eruditos.
Capacidad de la comprensión de verdades profundas por Inspiración y Gracia Divinas.

LA PARTE BÁSICA 8: COMO SANADOR DE SÍ MISMO, ADQUIERE


Magnificencia y capacidad de cuidar y proteger a otros. Sana verdad.
El líder responsable, poderoso y justo.
Fomenta la ternura y la sabiduría, siendo capaz de volcarla en los más débiles y necesitados.
Es fuerte y comprensivo con las debilidades ajenas.
Da con verdadero sentido de ecuanimidad y objetividad.
Es un excelente consejero y amigo.
Experimenta la vida como algo agradable y digno de ser vivido, sin dañarse ni dañar, dándose cuenta que el
creador universal no jugaba a los dados cuando realizó su obra, sino que lo hizo con leyes cósmicas verdaderas y
justamente armónicas, aunque a veces no lo parezcan, todo es como todo es.
Sana onminiscencia.

(136)
Mandala de la serie psicológica
Ejemplo de Mandala de la Concha del Peregrino o La
reunión de lo disperso
Trabajaremos este mándala poniendo el rasgo base en su cúspide (la Perla), y
estudiando lo que éste aporta al resto de la personalidad desde ahí, conociendo como
dicho rasgo «tinta» todo ello con su particular color del cristal por el que ve el
mundo.
La perla y los subtipos
Además, con este mándala se conocerá la importancia de trabajar de modo interactuante partiendo desde el rasgo base
y aportándole a éste todas las posibilidades de los demás. Para ello, aportamos las fichas resumen con las diferentes
conductas de cada uno de los rasgos y los respectivos sub-egos de todas las diferentes partes del yo en el capítulo 4°.
Lo más importante será comprender, por ejemplo, si eres más un 5 instintivo (con fuerte dinámica 8), un 5 emotivo
(con fuerte ala 4) o un 5 social (con fuerte ala 6).
Ya aprendimos en capítulos anteriores que cada tipo base está coloreado por los niveles de interacción por triadas (tres
cerebros, visceral, emotivo, intelectual), así como por las llamadas «alas» (dependencias del tipo base a sus hemisferios
cerebrales o herencias parentales). Ello supondrá moverse hacia más instinto que emoción o más intelecto que instinto,
etc. Veremos que en el caso de ser rasgo dominante número 1, con clave de sub-ego 9, la persona puede ir cayendo en
el autoolvido por querer estar demasiado de acuerdo con los demás con tal de no entrar en conflicto que es lo que le
compulsa normalmente y de lo cual ya está muy saturado. Un rasgo base 1 cuya clave sub-ego fuese 2 podría
empalizarse demasiado con los demás y perderse de vista en su hacer propio, lo que le generaría más de lo que tuvo de
niño (ocuparse de otros como si fuera un adulto). Un rasgo base 1 con fuerte sub-ego 7 puede llegar a anular su
capacidad de esfuerzo por dedicarse en exceso al «dolche farniente» y ser una carga para los demás.
Los llamados sub-egos nos aclaran aún más a la hora de elaborar este trabajo de la Concha del Peregrino y saber cual
es la zona de nuestro eneagrama particular (cerebralmente hablando) que nos tiene preferentemente pillados o más
atrapados. Además los sub-egos nos indicarán las preocupaciones que se desarrollaron como estrategias para controlar
lo que se interponga entre uno y los demás (1), o para intentar satisfacer las necesidades personales utilizando a otros
(2), con el fin de reducir la ansiedad (3), y también la necesidad de proteger nuestra privacidad original de influencias
externas (4), mantener la seguridad ante el dominio de los padres (5), mantener las imágenes idealizadas (6), seguir
fascinados por nuestro mundo interno (7), suavizar la vulnerabilidad (8) y sustituir los deseos reales con otras cosas (9).
El modo de analizar los subegos se aprende aún más a partir de la asistencia a clases presenciales y orales sobre esta
Sabiduría del eneagrama.

(137)
CAPÍTULO SEXTO
SERIE DE MÁNDALAS GEOMÉTRICOS
A partir de este capítulo comienza el desarrollo de los 72 trabajos iniciáticos que cada lector/ a podrá desarrollar si así lo desea,
trabajos que están específicamente explicados también en el reverso de cada lámina a color representativa de cada uno de ellos.

Serie de Mándalas Geométricos


Aprendizaje de los movimientos y secuencias triangulares de escalenos, isósceles, equiláteros y la construcción de la pirámide
esencial.
(138)

33° Trabajo iniciático


Busca como se desarrollaron las distintas funciones cerebrales y a que hemisferios pertenecen cada una. Lee libros
sobre psicología jungiana y descubre a que triada o función perteneces y cual es tu rasgo básico. Percátate en la
meditación con este mándala que zonas precisan ser «pulidas» (integradas) en la búsqueda del sí mismo, para ir desde
el diamante en bruto que creemos ser hacia el brillante único que somos.
En la serie de mándalas geométricos contenida en este capítulo se podrá profundizar en los muchos porqués de los
distintos estados de ánimo alterados a través de interpretar tus propios triángulos escalenos, isósceles, equiláteros y
construir las figuras trapezoidales; esta parte del trabajo contiene en sí mismo los secretos para alcanzar la
TRANSFORMACIÓN, la AUTORREALIZACIÓN y la ILUMINACIÓN.
Estamos utilizando estas figuras geométricas por estar implícitamente encerradas en las secuencias numéricas de cada
rasgo de carácter y porque expresan muy bien los estados más caóticos de la mente, que lo son por pensar una cosa,
sentir otra y actuar contrariamente, aunque se intuya que ello no es bueno para la propia personalidad.
Según nuestros propios descubrimientos de investigación con la enseñanza oral e intuitiva de los Maestros del
eneagrama, cada rasgo de carácter o parte básica, al interaccionar con el resto de las otras partes, construye sus propias
secuencias numéricas, dando lugar a la formación de ciertas figuras geométricas, siendo éstas asociativas para la
comprensión de todos los posibles estados que la persona -máscara- puede atravesar, informando que funciones
cerebrales están más o menos desarrolladas. Estas sinapsis pueden realizarse en tres niveles de interacción, a saber:

A) Caos o desintegración, desequilibrio: estados de la mente identificados por los triángulos escalenos,
construidos con tres lados desiguales, representando cada uno de éstos la desigualdad específica de cada uno
de los tres cerebros, cuya contribución e interacción desigual define este estado, en principio caótico o
desequilibrador, de la mente.
B) Período promedio o equilibrio inestable: estados de la mente identificados por los triángulos isósceles (dos
lados iguales y uno desigual) y se corresponde con estados de la personalidad en los que mentalmente se
pretende alcanzar una comprensión de la dualidad en ambos hemisferios y en sus funciones cerebrales.
Equilibrar pensar con actuar, o sentir con pensar, etc., dando los siguientes pasos para alcanzar el próximo
estadio, relacionado con los triángulos equiláteros.
C) Equilibrio: estados de la mente identificados por los triángulos equiláteros (tres lados iguales) que representan
partes del yo que interactúan en armonía las distintas funciones cerebrales y cuyo resultado exterior será
integrador, constructivo y sin desgaste de energías. Pensar, sentir, actuar y percatarse o intuir en equilibrio y
concordancia.

Las formas geométricas contenidas en estos mándalas manifiestan los medios de los que la mente dispone, a modo de
riendas para controlar las emociones desbocadas, las acciones no pensadas y los pensamientos oscurecidos por la
ignorancia.
(139) El objetivo de este capítulo es reconocer todos esos estados de la mente y aprender a transmutar el uso, cantidad y
propósito de nuestras energías viscerales (o del actuar), emotivas (o del sentir), intelectuales (del pensar) e intuitivas
(del percatarse), y que el lector pueda alcanzar nuevas conexiones cerebrales (crecer en la inteligencia) de forma
gradual y saludable al estudiar y construir en primer lugar significados sobre sus personales triángulos escalenos o
comportamiento básico compulsado, potenciando aquellas funciones más necesitadas de ser desarrolladas, mutando
otras y haciendo desaparecer las más destructivas o caóticas, y tras conseguir realizar este primer trabajo enseñamos
como profundizar en los llamados triángulos isósceles del comportamiento básico, menos compulsivos, y tras esto,
vendrá comprender los triángulos equiláteros, es decir, analizar si poseemos las facultades básicas de PENSAR,
SENTIR, y ACTUAR en equilibrio; con ello, la energía de nuestros tres cerebros con sus múltiples inteligencias se
potenciará, interactuándose armónicamente, dando lugar, una vez comprendidas y desarrolladas todas estas múltiples
triangularizaciones, a que el lector pueda «construir» nuevos polígonos, de formas trapezoidales, que posibilitarán la
construcción (integración) de LA «PIRÁMIDE DEL TEMPLO HUMANO» o estado de ILUMINACIÓN. Y a ésto
último es a lo que contribuye el desarrollo de la cuarta función cerebral que muchos seres humanos aún desconocen: la
intuición, o cuarto cerebro.
Como estudiosos del verdadero eneagrama, descubrir estas figuras nos abrió un amplio abanico de múltiples
posibilidades para observarlo todo de un modo holístico y total, trabajando tanto a niveles psicológicos como
espirituales por los muchos caminos ascendentes y descendentes, descubriendo que lo aparente y lineal no es siempre
el camino más corto para llegar más rápido al punto adecuado.
Los ejemplos que damos en este capítulo están desarrollados al completo en el trabajo de dibujo de los triángulos
negativos escalenos e isósceles para la personalidad «5», así como también aportamos las primeras fases de los
significados psicológicos de algunas de las secuencias numerales que forman dichos triángulos. Espero que si el «5» es
el rasgo base del lector, termine este trabajo y si ese no es su rasgo, con estos ejemplos visuales y prácticos, será fácil
realizar el propio desde el que considere lo sea.
Para entender la dinámica del trabajo de este capítulo, elaboramos aquí algunas explicaciones:
Como se puede apreciar en los dibujos geométricos de la parte «5» si éste se encierra en seguir viviendo con ciertas
desigualdades físicas, mentales, etc. (triángulos escalenos), ello le llevará a sacar más a menudo lo peor de su rasgo
base, que es la indiferencia o desapego, y vivirá aún más la tendencia a encerrarse en sí mismo, retirándose del mundo.
Bien, digamos que la introversión natural del 5, es lo que le hace a menudo retirarse del mundo, sobre todo para
obtener tiempo para su natural inclinación al estudio, reflexión, selección y observación; el problema le surgirá siempre
por querer vivir dicha introversión (característica natural con la que nace), como lejanía de lo mundano de un modo
demasiado exagerado, creándose tendencias malsanas de no creer saber nunca demasiado, y temer lo que otros saben
por obligarse a saberlo también y así vivir continuamente necesitando retirarse y estudiar más y más; estos estados de
la mente de un «5» los representan los escalenos, que (140) necesitan ser trabajados para desarrollar isósceles, es decir,
en algún momento esta personalidad, un tanto solitaria, que tal vez aprendió a retirarse del mundo a través de sufrir en
su infancia ciertas situaciones (que podrás ver referenciadas en la ficha técnica psicológica n° 9 de los orígenes
infantiles, en el capítulo 4°), deberá comprender su necesidad de los otros y empezará a hacer algo con todo lo que ya
sabe; ello es un camino directo hacia su punto «8», cuya ala «9» (parte pacificadora, equilibradora) le ayudará a juntar
su sensación de querer hacer algo (visceral, «8») con lo que ya sabe (5) a realizarlo con los que necesitan de ello (2), lo
cual genera en principio una secuencia numeral 5-9-1-5; 5-7-3-5; 5-6-4-5 y así sucesivamente la parte «5» se
interrelaciona de un modo más dualista con las distintas partes. Todo ésto queda referenciado en el trabajo de gráficos,
láminas y secuencias de este capítulo y abundamos aquí los significados para que ello sea bien comprendido y
trabajado correctamente; por ejemplo:
Es muy posible que en principio una personalidad «5», al vivir aparentemente más tranquila retirada del mundo decida
volcarse más hacia su ala «4» o hacia su ala «6», lo que le producirá o bien más retiro del mundo (4) o dudas sobre la
necesidad de hacer lo contrario (6). Este ir primero hacia esas partes 4-6 genera un triángulo isósceles (5-6-4-5), menos
conflictivo que el escaleno que se genera al ir hacia 7 u 8 (5-7-8-5), que es precisamente ir más hacia lo mundano o
social, cuestión ésta en principio difícil para un carácter «5», introvertido, porque lo peor que le puede suceder a una
personalidad 5 cuando está muy denso o compulsado (triángulo escaleno) es no poder aprender como aprende de todo a
desprenderse de su introversión y carácter avaricioso, de querer saber más de lo que ya sabe, así que este «ir primero»
escalénico le compulsará en extremos, y aquí tenemos que entrar en una complejidad del eneagrama que pocas veces se
entiende: el carácter humano es muy contradictorio y es terrible que necesitemos el dolor para sanarnos, pero como
decimos en nuestras clases, yendo a más de lo mismo, por saturación, uno solventa, es decir, primero somos
«escálenos», aunque esto obviamente no es lo más adecuado y la comprensión de esta inadecuación es lo que está
encerrado en el eneagrama.
El «5» irá escalénicamente (5-7-8-5) aprendiendo a ser un poco más isósceles (5-7-9-5), aprendiendo a ser un poco más
alegre y divertido, cultivando su lado epicúreo y dador, y aunque la juerga y el divertimento no sean su carácter básico,
digamos de manera coloquial que el hacer un corto paseo neuronal facilitador hacia sus zonas 7, 9, le harán recibir
diversidad y creatividad, al mismo tiempo que también silencio meditador y relajante, es decir, paz mental (9), pues el
Innombrable puso en este sello o número 9 su nombre divino que indica «Amor incondicional» y una vez hecha esta
conexión neuronal en la que la parte «5» comprende que darse a los demás no es tan negativo ni elimina el espacio
personal, la equilibración secuencial 5-2-8-5 es más sencilla y el pensador introvertido (5) puede sentirse generoso con
otros menos sapientes (2), creciendo a sus propios ojos y autorrealizándose en su propio poder personal (8).
Si has seguido bien las secuencias numerales verás que 5-7-8-5 crea un triángulo escaleno, 5-4-6-5 crea un triángulo
isósceles; 5-2-8-5 crea un triángulo equilátero y 5-4-2-7-5 crea un primer trapecio; bien, estas formas geométricas
sintetizan cómo desde los períodos llamados caóticos se pasa a períodos reconciliadores de lo dual y a períodos
triangularizadores equilibrados, (141) es decir, se van analizando los distintos complejos, defectos, etc., para
complementarlos con sus opuestos y así armonizarlos.
Aclaramos aquí algo básico y que hemos dado en llamar en nuestras clases «el salto de FE DE indiana», recuperando el
antiguo y esencial diagrama eneagramático, es decir, el viaje sanador del «5» por todos los demás puntos del mándala
eneagramático sería más rápido si en lugar de transitar por tantos puentes y caminos (conexiones neuronales) de
manera aleatoria, generadora de triángulos escalenos e isósceles, nuestra parte 5 se decidiese a dar el salto desde su
territorio más conocido (hemisferio izquierdo) hacia lo desconocido (hemisferio derecho), yendo rápido a integrar su
parte «2» (lado generoso y ayudador de otros), en si mismo, formando así un triángulo equilátero. Es un salto en el
vacío, por supuesto, pero con él se consigue de forma más rápida darse cuenta de lo que le puede ayudar a dejar de ser
tan introvertido e insociable (dado que la parte «2» posee dones de sociabilidad muy generosos). Como cada
personalidad «5» es un mundo habrá quien precisará primero reconocer los escalenos (verse mucho y por saturación
los defectos), otros, los isósceles (además de verlos, resolver algunos de ellos) y también por supuesto existen hombres
y mujeres con capacidad de dar saltos cuánticos y sanar de la noche a la mañana de sus problemáticas particulares
(triángulos equiláteros y figuras de trapecios), es decir, darse cuenta rápido del defecto fijado y resolver, cambiándolo
por su cualidad esencial.
Cuando medites en los dibujos que vienen a continuación y realices todas las posibles secuencias numerales que en tu
propio mándala personal (cerebro) posees, te darás cuenta del porqué cada movimiento o conexión neuronal cerebral
debe formar una figura geométrica cada vez más equilibrada y segura (equilátera). En la antigua manera de trabajar el
eneagrama cada número se representaba con cualidades Divinas o gracias (Baraka) y no sólo con defectos o vicios.
Te invito a que busques en las enseñanzas antiguas los mil nombres divinos, hasta encontrar aquél en el que tu rasgo
base más resuene (medita, estudia y viaja).
El nombre de Dios cuya esencia es DADIVA DIVINA es la clave a obtener para la zona cerebral «5», ya que si
tenemos claro que todo cuanto sabemos de modo intelectual es gracias a la existencia del neocórtex, el cual surge de la
generosidad de la Creación de nuestro cerebro al completo, nos sentiremos menos dueños de dicho saber y lo
compartiremos más fácilmente. Como digo en mis clases con nota de humor, pero muy en serio: además de los tres
cerebros con sus múltiples inteligencias hay un saber del corazón o alma inmortal denominado el cuarto cerebro que
espero ayudar a desarrollar con los trabajos de este libro y la enseñanza oral que realizamos.
Usar adecuadamente de las inteligencias múltiples de nuestros tres cerebros es un don que nos acerca a lo Divino,
distanciándonos de lo mineral, vegetal y animal; dentro de nosotros hay un poder que cuando se expresa
adecuadamente lo consigue todo. De hecho, como bacterias que también fuimos estamos consiguiendo desarrollarnos
al infinitum hacia lo humano y Divino, ¡que no es poco!
Tal vez por ésto los sabios del DIO-AMANDO no han permitido que el verdadero Eneagrama se convierta en sólo otro
método más (de los muchos que ya hay) de tipificarlo todo, pues por encima de toda tipificación el Eneagrama original
o sistema de confianza mutua antiguo también es capaz de transformar o modificar todo lo existente en el cerebro
humano y no sólo desde

(142)
dentro, con el ejercicio de la razón, sino también con la visión o contemplación tanto exterior como interior. Meditando
en su geometría sagrada se producirá una experiencia de sabiduría individual y colectiva; ésto se adquiere a veces
solamente con dibujar y meditar sabiamente en dichas formas geométricas y también a través de seguir ciertas
secuencias numéricas meditando en las calificaciones y significados profundos que dichas secuencias sugieren.
La matemática y la geometría que como se te revela en este libro contenía oculta el eneagrama hacen posible el acceso
a todos los misterios del ser humano a través del desarrollo y crecimiento de mayores sinapsis cerebrales. De lo que se
trata es de que entiendas que cada numero sugiere formas en sí mismo, al ir en pos de los demás; de este modo creativo
es que surgen múltiples formas geométricas y cromáticas que nos desvelarán el contenido no sólo psicológico sino
también espiritual del verdadero fundamento del eneagrama. En los mándalas geométricos que vienen a continuación
encontrarás todas las formas posibles que están ocultas en la realidad última de tu personal manera de parecer, estar o
tener y sabrás, de este modo creativo, qué formas te integran (triángulos equiláteros y formas trapezoidales) y cuales te
dispersan o encierran más en ti mismo (triángulos escalenos e isósceles).
Meditar en los significados (referencias que puedes obtener por lo aportado en el capítulo de las fichas técnicas) y en el
sentido direccional levógiro o dextrógiro de los mándalas de formas geométricas, tanto a nivel psicológico como
espiritual, te favorecerá saber cómo es tu lado más oscuro o en sombra, entendiendo que cuando vas en secuencia
numérica dextrógira (giro a la derecha, proyección) te compulsarás más hacia el lado problemático y oscuro y que
cuando giras hacia el sentido levógiro (hemisferio izquierdo, verte a ti mismo) recepcionarás y tenderás más hacia el
aspecto más sanado del yo.
Como ves la interpretación varía si en el trayecto vamos en dirección de menos Luz (dextrógiro) a mayor Luz
(levógiro) y aunque en los escalenos la primera dirección correcta a evaluar es dextrógira, pues se trata de vernos en
principio en lo peor de nosotros mismos, a medida que nos vamos reconociendo en cada uno de los distintos escalenos,
podemos ir (143) analizando que funciones tenemos más exacerbadas (partes de nuestros yoes que nos compulsan más)
o cuáles funcionan de un modo oculto por proyección (no vemos nuestros defectos más que a través de ver mucho los
de los demás).
Para mi llevar la terapia analítica de un modo equilibrador es «analizar» lo peor pero al mismo tiempo, aplicar
interpretaciones tipo promedio y sanado, sobre todo pensando en que el paciente se dé cuenta del problema que tiene
pero también de sus múltiples posibilidades de solución.
Vamos ahora a estudiar la formación de los Triángulos escalenos E isósceles para la parte cinco, y en las láminas 34 y
35 se podrá encontrar las propias triangularizaciones, y así deducir con facilidad las secuencias que se corresponden.
La manera de trabajar estas láminas es:

colocar el número correspondiente a la parte básica propia en el círculo remarcado y asignar los otros ocho números en
el orden de las agujas del reloj, dextrogiro. Una vez realizado ésto, solo es necesario «unir» los puntos en concordancia
(vértices de los triángulos) para rellenar con las secuencias numéricas los cuadros en blanco. Alcanzadas las
secuencias, deberán adjudicarse los significados psicológicos para comprender cómo desde la parte de rasgo esencial
básico se mueve e interacciona con el resto de las otras partes. Hemos considerado que para su mayor efectividad éste
debe ser un trabajo a realizar por cada quien, profundizando así en la propia sombra, a solas con uno mismo en
principio y si lo hallado es difícil de asimilar o comprender se puede buscar nuestra ayuda profesional en nuestra
página web.
En cada uno de los vértices de cada triángulo estará situado por lo tanto una parte o personalidad representando un
estado de la mente, perteneciente a uno de los tres cerebros. Además, cada vértice será poseedor de una vibración de
tono o color, según lo indicado en el cuadro adjunto y que en el capítulo de mándalas cromáticos podrás ver ampliado.
Te sugerirnos que utilices esta sencilla tabla para colorear el área interior de cada uno de los triángulos formados con
los colores respectivos, mientras meditas en el significado, tanto en sentido dextrogiro como levógiro, que poseen estas
figuras geométricas. En las láminas en color de estas serie, encontrarás un ejemplo y puedes usarlas para meditar
directamente sobre ellas.
Partes 1,8,9 Color rojo
Partes 2, 3, 4 Color azul
Partes 5, 6, 7 Color amarillo

34° Trabajo iniciático


Para realizarlo, coloca tu rasgo base en el círculo remarcado para cada uno de los dibujos de los triángulos del mándala
y alrededor los números restantes en orden creciente según las agujas del reloj; descubre las secuencias numerales
personales y añade los significados en SOMBRA del gráfico n° 4, del cap. 3°, observa como ésto se realiza en el cap.
6°, con el ejemplo elaborado para el carácter «5», donde se enseña como realizar la búsqueda de las distintas
triangularizaciones y descubrir sus secuencias.
(144)
MÁNDALAS DE LOS PRIMEROS 8 ESCALENOS EXPLICADOS CON SUS SECUENCIAS
NUMERALES DEL VIAJE SANADOR DEL 5

1RA. FASE: INCONSCIENCIA DEL SÍ MISMO


Principio de neurosis o caos mental
Este trabajo contiene 36 posibles estados de la mente caótica o como desde una parte del «yo» se trastornan todos los
demás por interacción errónea. Aconsejamos buscarlos y reconocerlos todos, pudiendo usar la información de las
fichas técnicas (Cap. 4°), siguiendo un poco el ejemplo que aquí se da, en este caso para el rasgo base «5».

Interpretación de los diferentes estados de la mente caótica


Secuencias numerales del «5» en dirección Dextrogiro: ver defectos en otros. Proyección
5-6-8-5 Observo la cobardía, la tiranía en los demás.
5-6-9-5 Observo la cobardía y la indolencia en los otros.
5-6-2-5 Observo la cobardía y la hipocresía en los otros.
5-6-3-5 Observo la cobardía y la competitividad en los otros.
Secuencias numerales en Levógiro: verme en mi mismo tal cual soy. Introyección
5-3-6-5 Observo mi competitividad y deslealtad.
5-2-6-5 Observo como al ser extremista desarrollo más mi parte egoísta y posesiva.
5-9-6-5 Observo como por exceso de pasividad y abulia pierdo oportunidades de autorrealización.
5-8-6-5 Observo como predomina en mí el ser cruel y vengativo.

(145)
GRÁFICO No. 3

Interpretación de los diferentes estados de la mente caótica


Secuencias numerales en Dextrogiro
5-7-8-5 Observador y avaricioso, fantaseo y manipulo la realidad para hacerla más a mi modo.
5-7-1-5 Me pierdo en imaginarme un mundo perfecto y dejo de vivir el presente realista, siendo intolerante en
exceso.
5-7-2-5 Me interesan solamente aquellas cosas o personas que me den gratificación.
5-7-4-5 Fantaseo y vivo fuera de toda realidad, muy neurotizado.
Secuencias numerales en Levógiro
5-4-7-5 La avaricia me hace mantener mi rol de mártir y acomplejado rehuyó aún más de todo y todos.
5-2-7-5 Observo y concibo planes mentales para apoderarme de todo cuanto me rodea, sin «pegar golpe»
5-1-7-5 Soy intransigente con los que viven sin hacer nada, aunque tampoco hago demasiado en realidad.
5-8-7-5 Me implico en salvar al mundo pero la utopía me provoca risa y nada es serio para mí.

(146)
Siguientes mándalas de escalenos para que el lector los trabaje:
GRÁFICO N° 4. Interpretación de los diferentes estados de la mente caótica
Secuencias numerales en Dextrogiro
5-8-9-5
5-8-1-5
5-8-3-5
5-8-4-5

Secuencias numerales en Levógiro


5-4-8-5
5-3-8-5
5-1-8-5
5-9-8-5

GRÁFICO N° 5. Interpretación de los diferentes estados de la mente caótica


Secuencias numerales en Dextrogiro
5-9-2-5
5-9-3-5
Secuencias numerales en Levógiro
5-3-9-5
5-2-9-5

(147)
GRÁFICO N°6. Interpretación de los diferentes estados de la mente caótica
Secuencias numerales en Dextrogiro
5-1-2-5
5-1-4-5
Secuencias numerales en Levógiro
5-4-1-5
5-2-1-5

GRÁFICO N°7. Interpretación de los diferentes estados de la mente caótica


Secuencias numerales en Dextrogiro
5-2-4-5
5-2-3-5
Secuencias numerales en Levógiro
5-4-2-5
5-3-2-5

(148) Resumen completo del dibujo y las secuencias de todos los escalenos del «5»:
GRÁFICO No. 8
(149)Modelo de ficha técnica de triángulos escalenos para que el lector, fotocopiándola, ponga sus propias secuencias,
colocando siempre su rasgo base en el círculo.

LÁMINA N° 34: ESCALENOS

(150)

3 MÁNDALAS DE LOS PRIMEROS ISÓSCELES EXPLICADOS EN SUS SECUENCIAS


NUMERALES DEL VIAJE SANADOR DEL 5

2.da- FASE: CONSCIENCIA DEL PROBLEMA


Este trabajo contiene 18 estados de la mente posibilitadores de profundización y liberación del caos o neurosis por
reconocimiento de la problemática, que lo mismo que en los escalenos, recomendamos realizar todos.

Interpretación de los diferentes estados de la mente en período reconciliador


Secuencias numerales en Dextrogiro
5-6-4-5 Observo deslealtad y un permanente sentido de mártir en los que precisan de mí,
desconfío y dudo de todos.

5-7-3-5 Observo con sarcasmo las pobres imágenes de los otros. Me percato de desfasadas
quien es cada cual.

5-9-1-5 Observo con disciplina las necesidades ajenas de ser entendidos.


Secuencias numerales en Levógiro
5-4-6-5 Me percato de que soy triste y cobarde ante la vida.
5-3-7-5 Me percato de que falseo mi verdadero rol y sueño que soy quien ya sé que no soy.
5-1-9-5 Me percato de mi intolerancia y trato de ser más auténtico y tenaz.

(151)
GRÁFICO N° 10. Interpretación de los diferentes estados de la mente en
período promedio o reconciliador
Secuencias numerales en Dextrogiro
5-6-7-5
5-7-9-5
5-1-3-5
5-3-4-5
Secuencias numerales en Levógiro
5-4-3-5
5-3-1-5
5-9-7-5
5-7-6-5
GRÁFICO n° 11. Interpretación de los diferentes estados de la mente en período
promedio o reconciliador
Secuencias numerales en Dextrogiro
5-6-1-5
5-9-4-5
Secuencias numerales en Levógiro
5-4-9-5
5-1-6-5

(152)
Resumen completo de las secuencias de todos los isósceles del «5»:

(153)
35° Trabajo iniciático

Coloca tu rasgo base en el círculo remarcado para cada uno de los dibujos del mándala y ¿^rededor los números
restantes en orden creciente según las agujas del reloj; descubre las secuencias numerales personales y añade los
significados en luz del gráfico n° 5, cap. 3°.

(154)
MÁNDALAS EQUILÁTERO DE LAS SECUENCIAS NUMERALES DEL VIAJE
SANADOR DEL 5

3- FASE: EQUILIBRACIÓN DE OPUESTOS


Cuando se han realizado y comprendido los trabajos anteriores de búsqueda, con escalenos e isósceles, se deberá alcanzar el
encuentro con lo verdadero de nosotros mismos a través de vernos y aceptarnos tal cual somos, lo que posibilitará el equilibrio de
las distintas funciones cerebrales, de pensar, sentir y actuar, interactuándolas entre si a partes iguales. En los gráficos podemos ver
como ésto produce triángulos equiláteros, dando lugar al surgimiento del 4° cerebro o intuición sana, lo que implica saber porqué
somos como somos, de donde venimos y hacía donde retornaremos al final de nuestro personal viaje por la vida.

EJEMPLO DE DIRECCIONES EN EL CASO DE UN «5»:


• Dextrogiro: VER EN LA SOMBRA: Ir secuencialmente desde 5 a 8-2-5 = pensar, actuar, sentir.
• Levógiro: VER EN LA LUZ: Ir secuencialmente desde 5 a 2-8-5 = pensar, sentir y actuar.

La diferencia de llegar a «8», punto de mayor sanación de un «5», pasando primero por «2» (levógiro) implica que nuestro
hemisferio izquierdo (en su zona 5) actúe sintiendo primero lo que va a realizar (2), experimentándolo antes desde el propio y
personal agrado o desagrado, y ello derivará en que no haremos a nadie lo que no queremos nos sea hecho, de ahí la importancia de
que todas las partes de la personalidad se alcancen desde su propio triángulo equilátero.

(155)
El TRABAJO DE LA PIRÁMIDE TRIANGULAR
La forma piramidal ha sido desde siempre un símbolo ancestral de lo equilibrado y fue sobre iodo muy utilizada en los
primeros tiempos por las civilizaciones más antiguas para la construcción de los templos iniciáticos y de mayor
contacto con lo divino que el hombre haya conocido. Fueron sobre todo las culturas sumerias, caldeas, egipcias, mayas,
etc., quienes han legado construcciones piramidales en las que se encerraron múltiples secretos sobre la propia
«construcción» humana y Divina; sus milimétricas medidas y sus formas pueden compararse a los sutiles procesos que
el ser humano ha de realizar para unificar sus múltiples personalidades dispersas y concluir aquél iniciático trabajo de
los antiguos arquitectos. Esto es el «solve et coagula» alquímico; tal vez conociéndonos en las partes podremos un día
acceder al todo que somos; de lo que en realidad se trata es construir el Templo Humano, lo cual el pueblo semita logró
en muchos de sus congéneres. Este pueblo no construyó fuera, sino adentro.
La pirámide de KEOPS en Egipto está formada por cuatro triángulos equiláteros iguales cuya base cuadrada es
representativa de los cuatro elementos TIERRA, AGUA, AIRE Y FUEGO. Estos cuatro elementos son representativos
de las energías de las cuatro funciones básicas de la mente humana: pensar, sentir, intuir o percatarse y actuar; a su vez,
estas cuatro funciones derivan en pensamiento racional (tierra), pensamiento analítico o discriminador (aire),
pensamiento afectivo o emocional (agua) y pensamiento creativo o soñador (fuego), y era en los templos iniciáticos
piramidales que se enseñaba a obtener el equilibrio de todas estas fuerzas mentales para llegar a la autorrealización y
de ahí a la iluminación.
Cuando el ser humano aprenda a construirse de forma piramidal, es decir, a ser más equilibrado en todas sus funciones
cerebrales, accederá a la grandeza de su propia divinidad, la cual vive todavía en germen para muchas personas
codificada dentro de los sistemas glandulares y cerebrales y sólo al trabajar en el descubrir de todo ello, podrá conocer
todos los Misterios del Universo. Todo empieza en el «conócete a ti mismo».
Para realizar este trabajo partimos del FUNDAMENTO de que cada individuo se puede expresar a través de las
CUATRO FUNCIONES cerebrales básicas ya denominadas, de las cuales posee una de ellas, desarrollada o más
utilizada normalmente, es decir, es una función fácil de expresión. Otra de las cuatro funciones se posee en
sobredesarrollo, se abusa o exacerba. Otra está infradesarrollada y la cuarta se desconoce (por regla general,
exceptuando los seres autorrealizados e iluminados); esta última es la INTUICIÓN LÚCIDA o percatación. Con este
trabajo de los mándalas geométricos denominado LA PIRÁMIDE TRIANGULAR reuniremos a las distintas partes
dispersas de la esencia o personalidad verdadera en un todo vital, logrando conseguir desarrollar todas las junciones
cerebrales de modo equitativo y armónico en un sistema tridimensional, expresando de forma adecuada la función más
conocida, equilibrando la sobredesarrollada, potenciando a niveles adecuados la función infrautilizada y despertando
aquella función llamada DIVINA, que es oculta o desconocida por la mayoría de! planeta.
La construcción de las figuras de TRAPECIO BASE Y TRAPECIO LATERAL MAYOR son iguales al conocer del
desarrollo cotidiano de la función más conocida y sobredesarrollada.
(156)
Los TRAPECIOS LATERALES INTERNOS son iguales al conocer de las funciones infradesarrolladas u ocultas,
siendo éstos trapecios más pequeños asociativos a las fases más complicadas de elaborar en la reunión de dispersión de
la personalidad.
Para facilitarte el que sepas unificar lo disperso de tu personalidad esencial y aprendas a ir disolviendo los egos, hemos
dividido el trabajo de la pirámide en varias fases de figuras trapezoidales, que unidas entre sí, como se puede observar
en la lámina 43, forman una pirámide triangular, que al abrirse permite la existencia del CUBO ESPACIAL o figura de
seis cuadrados, como se puede observar en la lámina 44, cuyo vacío interno «protege» al Ser Esencial o Espíritu Puro
que todos somos, cumpliéndose el sagrado axioma de que no encuentra quien busca, sino quien es a la vez «buscado»
por «aquello» mismo que encuentra.
Obtener los resultados espirituales y trascendentes que encierran estas formas trapezoidales implica, una revisión
psicológica muy profunda de patrones de conducta y recuerdos profundamente sepultados a veces sólo es posible tras
un trabajo tutoreado por verdaderos Maestros, que ayuden en la investigación, introspección, depuración y eliminación
de los egos incluso de otras existencias; estamos hablando aquí del trabajo de eliminar incluso karma antiguo. Los
Maestros y el Sendero verdaderos serán quienes facilitarán al neófito el poder de descubrir y desarrollar las funciones
ocultas de su cuarto cerebro (poderes extrasensoriales y espirituales) existentes en el interior del Ser; esto es igual a
desarrollar el triángulo central cuyos números o esencias son 10, 11, y 12, que denominamos LA INTUICIÓN
SAGRADA y nosotros como autores de este tratado hemos decidido que la enseñanza sobre ciertos mándalas debe ser
oral, dando de forma literaria solamente los datos suficientes para que el buscador encuentre de todo ello aquello que
en el momento de su propia búsqueda precise para seguir adelante, pero debido a la profundidad de dicho trabajo, que
llevaría varios libros explicar, lo hemos sintetizado, aunque esperamos que con los ejemplos gráficos y mándala a color
profundice el lector en el secreto, y si le interesa realizar este trabajo en profundidad, contacte con nosotros, sus
descubridores, a través de la dirección aportada al final de este libro.
(157)
EJEMPLO DE MÁNDALAS DE LA PIRÁMIDE TRIANGULAR CON LAS
SECUENCIAS NUMERALES DEL VIAJE INICIÁTICO DEL 5

4- FASE: CONSTRUCCIÓN Y ELEVACIONES DEL SER


Enseñanza para DESCUBRIR Y ELABORAR LAS CUATRO FIGURAS TRAPEZOIDALES.
Integración, armonización y unicidad de las distintas partes de la persona (máscara)
con el ser esencial: EL DIAMANTE (cerebro) pulido.
Una vez alcanzados los pasos previamente enseñados, el lector está ya cualificado, si así lo desea, para acceder a la
realización, construcción y comprensión de sus formas trapezoidales, en las que volverá sobre lo andado de alguna
manera como un test, a la personalidad esencial y a su autoafirmación, es decir, los anteriores trabajos de búsqueda
deben llevar a una autorrealización en la que cada quien se conoce a niveles muy profundos; los trabajos en los que
ahora va a entrar el lector convocan a la iluminación o consciencia transcendente y si los primeros producen dolor, al
darnos cuenta de ser tal cual somos, los próximos trabajos deberán realizarse desde el desapego doloroso, vernos aún
en mayor profundidad pero ya con la inteligencia más abierta y comprensiva, por saber porqué somos como somos, sin
culpabilizar a nada ni nadie.
A este primer trabajo trapezoidal le denominamos EL CALDERO ALQUÍMICO por asemejarse las secuencias
numéricas a dicha forma y también por representar este trabajo la comprensión de la alquimia personal, es decir,
mezclar (integrar) armónicamente los distintos caracteres para obtener un resultado satisfactorio.
Si el lector observa el dibujo de la lámina n° 36, en la base del caldero del rasgo de carácter »5», al apoyarse primero
en su ala «4» y luego en el ala «6» y hacer los giros direccionales, se tocan en los vértices todas las partes excepto dos,
en el caso de nuestro ejemplo vemos que la parte «9», perezosa o indolente, y «1», intransigente severa, quedan
excluidas, es decir, no han sido reconocidas en principio y a lograr esta alquimia o integración de estas partes no
reconocidas se refiere este trabajo; llegado el lector aquí, se entiende su preparación para entrar en el territorio que
Jung denominaba intrapsíquico, que es donde residen aquellos aspectos de la personalidad con los que hemos
realmente venido al mundo y que fueron abandonados a edades muy tempranas y por ello nos es muy difícil recordar
que también los poseemos, para bien o para mal.
Nuestra personal aportación a la búsqueda de este carácter verdadero es la realización de los trabajos que vienen a
continuación, habiendo comprobado con nuestros alumnos la importancia de realizar este trabajo alquímico o de
integración de la totalidad de nuestra personalidad oculta.
Este caldero, con su construcción numérica y el resto de las figuras trapezoidales nos ayuda a conocer aquellos
aspectos, aún sin «digerir» de nuestra personalidad intrínseca, pudiendo llegar a reconocer los defectos así como las
cualidades que nos parecían en principio ajenos.
(158)
En el caso del ejemplo de este capítulo, vemos que al carácter «5» a quien le es complicado digerir la pereza o falta de
ética ajena (caracteres 9,1 en sombra), así como también la tolerancia y la diligencia, (caracteres 9,1 en luz), al no
reconocer estos dones en otros, tampoco se permite desarrollarlos en sí mismo y así podríamos abundar el ejemplo pero
dejaremos que el lector, al realizar los trabajos que vienen a continuación, saque sus propias y sabias conclusiones.

Mandala n° 36: EL CALDERO ALQUIMICO para la construcción de las CUATRO


BASES TRAPEZOIDALES (con el ejemplo del «5»)

36° trabajo iniciático


Coloca tu rasgo base en el círculo remarcado y alrededor los números
restantes en orden creciente según las agujas del reloj; apoyándote en una
de tus dos alas, construye las dos primeras formas trapezoidales básicas, y
las dos siguientes apoyándote en la otra ala; descubre así las cuatro
secuencias numerales personales que forman TU CALDERO y comprende
de qué naturaleza son los aspectos de tu carácter difíciles de digerir y que
deberás aprender a alquimizar a través de elaborar los próximos mándalas
trapezoidales.
También como trabajo instructivo visita Toledo e investiga sobre los
alquimistas que allí vivieron. Lee libros sobre la alquimia y los distintos
procesos hasta llegar a la llamada «consumatio».

Significados Secuencias Levógiras: (5-4-2-7-5) & (5-3-8-6-5): Descubriendo más luz gracias al desarrollo de
verdaderos sentimientos, dándose cuenta que tras pensar (en el caso del «5»), sentir generosidad (4-2) le lleva a
mejores acciones lógicas y lúcidas, que le aportan felicidad (7).

Significados secuencias dextrógiras: (5-7-2-4-5) Sí (5-6-8-3-5): Aquí se aplica la Ley de opuestos, donde el buscador
(en el caso del «5») recorre el camino con mayor compulsión al persiste en seguir desarrollando su vida de modos
excesivamente razo-nativos (6), con actuaciones impulsivas (8) y dando falsas imágenes (3) de quien es realmente, es
decir, actuar, pensar o sentir sin utilizar también las cualidades del sentido (159) levógiro, que le producen sentimientos
de ecuanimidad (4), de generosidad (2) y de alegría (7); aquí vemos la importancia en la vida cotidiana de cada quien
de ir interactuando —alquimia— las fuerzas psicológicas y físicas de ambos hemisferios con todas sus múltiples
inteligencias.

Como curiosidad y para que tu encuentres lo propio, percátate con este mándala ejemplo que el carácter «5» en este
trabajo alquímico denominado «EL CALDERO», deberá sobre todo aceptar (incluir en sí mismo) las sombras de su
parte «9» y «1» cuyas naturalezas intrínsecas le son difícil digerir; (recordemos aquí que el «9» en su parte oscura es
perezoso y el «1» amoral, asuntos éstos que repelen al carácter « 5 », tan dado al estudio y a la j usteza equitativa),
aunque no por ello deja de tenerlos en su interior ocultos, los cuales sacará a la luz con la construcción del trapecio
lateral mayor que sigue a continuación.

La construcción del trapecio lateral mayor del «5»


Previamente como buscador has debido de elaborar tu trabajo de bases trapezoidales, alcanzando así reconocer las
cualidades de poder personal y disciplina de trabajo interior que ya posees, al reconocer lo que te faltaba digerir e
integrar. Ello te posibilita la construcción de este trapecio lateral mayor cuyas direcciones levógiras y dextrógiras te
harán trabajar aún más las funciones sin digerir o infradesarrolladas y ocultas, obteniendo así también las secuencias
numéricas para la formación de los cuatro trapecios laterales mayores, como puedes ver en el siguiente gráfico:

37° Trabajo iniciático


Dibuja tus propios trapecios laterales mayores. Previamente como buscador
has debido de elaborar tu trabajo de triángulos escalenos, isósceles y
equiláteros, alcanzando así reconocer las cualidades de integración, poder
personal y disciplina de trabajo interior que posees. Ello te posibilita la
construcción de este trapecio lateral mayor cuyas direcciones levógiras y
dextrógiras te harán conocer las funciones sin digerir o infradesarrolladas y
ocultas, obteniendo así también las secuencias numéricas para la formación
de los cuatro trapecios laterales mayores.

Secuencias dextrógiras: (5-7-8-1-2-7-5) & (5-8-9-2-3-8-5)


Secuencias levógiras: (5-2-1-8-7-2-5) & (5-3-2-9-8-3-5)

(160)
MÁNDALAS Y SECUENCIAS NUMÉRICAS DE LOS TRAPECIOS LATERALES
MENORES E INTERNOS

5- FASE: TRIANGULARIZACIÓN INTERNA

38° Trabajo iniciático


Medita que cualidades se encuentran en los dos vértices de la base mayor del
trapecio y observa si dichas cualidades las expresas externamente en tu vida o si por
el contrario ves su polaridad en sombra en los demás y viceversa (ves cualidades en
los otros y te consideres defectuoso en ti mismo/a).
Con este mándala podrás desarrollar el conocer desde «adentro» las cualidades de
ambos vértices, unificando cada uno de ellos con su vértice opuesto, encontrarás la
cualidad oculta del nuevo vértice del triángulo interior de la intuición sagrada, cuyas
facetas (apuntadas brevemente en el mándala «fuerzas lumínicas») vienes a
desarrollar primero en esta vida.

EJEMPLO
La Tolerancia (1) y la comprensión (8) se exteriorizarán adecuadamente ayudadas
por el conocer desde adentro (5) y la ecuanimidad que ello aporta (4) permite que seamos más equilibrados a la hora de
juzgar o juzgarnos fuera.

39° Trabajo iniciático


Realizar el dibujo y la comprensión de estos trapecios, apoyándose en lo descrito sobre el tema
en el capítulo 6°; realizar ejercicios de Yoga, tales como meditación en la posición del «loto».
Desarrollar esta disciplina, u otras, que ayuden a obtener calma y concentración (también
puede ser gimnasia, natación, etc.).
(161)
MÁNDALA DEL CUARTO CEREBRO, O INTUICIÓN SAGRADA

6- FASE: TRIANGULARIZACIÓN INTERNA

40° Trabajo iniciático


En una hoja en blanco dibuja esta figura. Luego elige nueve lápices de colores con los tonos del arcoiris más el rosa y
el turquesa y, cerrando los ojos, ve cogiendo uno cada vez, pintando luego con ese color en la zona que desees y realiza
ésto hasta que los tonos elegidos por intuición te coincidan con el orden cromático que podrás observar en la lámina
denominada «El Crisol», del cap. 7°, percatándote si esto te es rápido de obtener o si por el contrario la cuestión se te
complica, lo que equivaldría a que los colores que más se te resisten serían iguales a las cualidades más complejas de
obtener, dentro del círculo eneagramático.

MÁNDALAS DE LAS CUATRO PIEZAS DEL PUZLE CEREBRO-ESPIRITUAL

7- FASE: TRAPEZOIDAL INTERNA


El ser esencial revelándose 5e adentro hacia fuera

41° Trabajo iniciático


Realiza este dibujo partiendo de tu rasgo base. Anótale los defectos y
las virtudes y juega con estas interacciones, analizándote y meditando
su pertenencia en ti mismo/a.

42° Trabajo iniciático


Con cartulina no muy gruesa realiza cuatro
piezas iguales de este trapecio, en tres
dimensiones, y medita cómo construir la
pirámide que viene a continuación.
(163)
MÁNDALA MEDITATIVO: LA PIRÁMIDE

8- FASE: ENSAMBLAJE INTERNO


AJ finalizar el trabajo iniciático de los mándalas de la Pirámide Triangular, habiendo reunido todas las formas
trapezoidales e integrado todos sus significados característicos, cada individuo habrá trabajado para interrelacionarse,
conocer, vivir y experimentar a todos los demás (distintas partes del propio Ser dispersas en el orbe) y será dicho
trabajo culminado al lograr «penetrar» en el vacío y verse cara a cara con el Espíritu Superior que rige a toda vida,
iniciando un trabajo asociativo con el viaje hacia la zona del cerebro donde «vive» el alma inmortal o esencia celular
primordial, descubriéndonos. Para realizar ésto, es que proponemos el

43° Trabajo iniciático


Construye con cartulina tridimensionalmente cuatro piezas trapezoidales
iguales, cuya forma puedes ver en la lámina n° 42 a color llamada iniciación;
juega luego con todas ellas uniéndolas por sus caras, hasta que consigas
formar la pirámide final de cuatro caras triangulares, que podrás observar en
la lámina a color n° 43: pinta las caras de las cuatro piezas del puzle con los
tonos rojo, amarillo, azul y verde, de modo que al terminar la fusión de
dichas piezas, cada triángulo equilátero sea de estos tonos.

El objetivo de este trabajo es que experimentes la triangularización y el


ensamblaje interno en sus múltiples formas y tonos; luego tu propia
creatividad te indicará, o bien meditar con esta pirámide triangular y ver que
pasa, o simplemente compartirla con más amigos, montándola y
desmontándola, es un ejercicio de sincronicidades en las formas, así como
también podrás construir varias pirámides de las típicas (con base cuadrada)
con cartulina de los siete colores del arco iris y experimentar también
meditando con ellas colocándolas en los distintos chacras corporales. Anota
las experiencias y consigue que otras personas las compartan contigo,
comparando resultados.
(164)
MÁNDALA MEDITATIVO DEL MISTERIO DE LA ESFINGE O LA PIRÁMIDE DEL TEMPLO
O DE LA LUZ HUMANA, PARA LA ESTRUCTURACIÓN CEREBRAL
LAS MEDIDAS UNIVERSALES

9- FASE: EL CUBO ESPACIAL


Una vez realizado el esfuerzo personal para interpretar el significado psicológico que se encierra en las cuatro piezas
fundamentales que forman la pirámide triangular el buscador obtiene por «añadidura» el Reino (una profunda
comprensión de si mismo y todo lo demás) la elaboracón y comprensión de las
cuatro caras que conforman la pirámide, cuyo vacío interior encierra el cubo
espacial, como se puede ver en el gráfico, cuya forma encierra simbólicamente
el número sagrado «7», cuyas Leyes Universales envuelven a dos de las más
importantes (4+3). Esta iniciación mayor se realizaba en lo que hoy
conocemos como «pirámide Keops», Egipto, o Pirámide Blanca —China—, o
Teotihuacán, México, u otras, donde el neófito de todos los tiempos debía
construir su base humanizada a través de pasar con bien las pruebas, entre
otras, de:
Concentración (1), reflexión (2), creatividad (3), orden personal (4), las cuales
una vez obtenidas posibilitaban el ascenso en espiral hacia el segundo nivel del
interior de la pirámide (donde solo penetraban aquellos que poseían un «poco»
de equilibrio interno ) y, cuyas pruebas tenían que ver con:
Obediencia al estudio (5), discernimiento propio (6), equilibración y
aceptación del cambio (7), ajustamiento a la Verdad (8) y prudencia sabia (9).

44° Trabajo iniciático


Haz este mismo dibujo en cartulina, construyendo un cubo de seis lados,
colocando en cada uno de ellos las cualidades arriba referenciadas, meditando
en aquellas que crees poseer o sabes; luego realiza una meditación tocando el cubo con tus manos y los ojos cerrados,
visualizándote dentro del interior del cubo (mundo material) con dichas cualidades, y lo que haces con ellas en tu vida
personal; se trata de que te percates con este ejercicio del uso o la carencia cotidiana de dichas cualidades.

Termina este trabajo, pintándolo con los cuatro tonos y colocando una de las pirámides anteriormente construidas
encima de la base cuadrada y medita en estas formas 20 minutos cada día, anotando tus esperiencias y compartiéndolas
con tus amigos, si éstos también las realizasen.
(165)
EJEMPLO DE MÁNDALA DE: «LA ESCALERA DE JACOB»

10- FASE: NUEVE DIRECCIONES


En este dibujo podemos observar aún más, partiendo desde el ejemplo «5» la importancia de la interacción secuencial
de las distintas partes entre sí.

Aquí vemos algunas expresiones de las distintas inteligencias múltiples de las zonas cerebrales interactuando todas sus
funciones de modo secuencial, equilibrador y en paz:
EJEMPLO:
Pensar (5) lleva a sentir de modo unitivo (4), ello nos provoca discernir y ser selectivos (6), y colaborar más que
competir (3), imaginar lo mejor y disfrutarlo (7), teniendo motivaciones compasivas y generosas en la ayuda (2),
experimentando nuestra capacidad protectora (8) y ejercer una acción objetiva para enseñar con tolerancia y paciencia
al que no sabe (1) y amar incondicionalmente a todo lo creado (9).
(166)
Con este trabajo denominado «la escalera de Jacob» la pretensión es percatar al lector o estudioso de la importancia de
simultanear ambos hemisferios, usando adecuadamente de las fuerzas inteligentes que en ambos habitan.
Esta misma escalera de Jacob, aplicada por ejemplo a la personalidad «2», muestra como esa simultaneación posibilita
alcanzar como meta final la parte «6», cuya inteligencia es discernimiento, cuestión ésta muy importante para el
carácter «2» que tiende a ser muy impulsivo en su acción ayudadora y quien más precisa de aclararse antes (discernir)
de qué es lo que verdaderamente posee para dar al otro, sin exigencias o perjuicio personal más tarde. Y así el lector
podrá aplicar esta escalera de Jacob para los distintos rasgos base, y darse cuenta en el propio si esta simultaneidad de
ambos hemisferios se realiza, o no. Decimos ésto porque muchas personas parecen sólo poseer una zona hemisferial,
por el poco o mal uso de la otra, de modos conscientes y coherentes.

45° Trabajo iniciático


Coloca tu rasgo base en la parte inferior izquierda, tono azulado, y alrededor en sentido ascendente y del reloj los
demás números; añade los nombres que verás en este mismo mándala en blanco y negro del cap. 6° y percátate en
donde termina tu propia ascensión. Se trata aquí de que descubras cuál es la inteligencia a obtener por tu rasgo base
como polaridad complementaria.
(167)

MÁNDALA MEDITATIVO DE LA PIEDRA FILOSOFAL PARA LA ESTRUCTURACIÓN CEREBRAL.


EL JARDÍN, LOS CUATRO RÍOS, LA PERLA Y EL DIAMANTE

II- FASE: EQUILIBRACIÓN


46° Trabajo iniciático
Observar el mándala en color durante 2-3 minutos, cerrar los ojos y tratar de reconstruir mentalmente la misma imagen a niveles
visuales internos. Hacer esto a diario durante 22 días y anotar lo que se haya experimentado. Su sola visión, meditación y
comprensión aporta: Claridad en el intelecto, tranquilidad en el cuerpo físico, mayor conocimiento espiritual. Sencillez en la vida
cotidiana. Descenso de niveles depresivos y ansiedad.

(169)
CAPÍTULO SÉPTIMO

SERIE DE MÁNDALAS CROMÁTICOS Y TEST


ESPIRAL DEL COLOR

Curiosidades y técnicas interpretativas deí coíor aplicabas a caoa una de las nueve
puntas de la estrella

En la triada del hacer, números 1, 8 y 9 he colocado el color rojo, por ser este tono el símbolo de la sangre y el de
mayor indicación de actividad y vitalismo energético; si algo tienen estos números o partes del yo y las personas que
pertenecen o se identifican con ellos es la necesidad de estar constantemente haciendo cosas; en la triada viscérica el
número central «9» es el que posee mayor luz de color rojo, mientras que «8» y «1» poseen menos cantidad debido a
que están colocados en los extremos de la base de la triada, en mayor relación de proximidad a las otras dos del sentir y
del pensar, cuyas tonalidades son azules y amarillas, matizando así al propio rojo. La parte «8» recibe amarillo por su
ala «7», siendo éste su segundo tono y dando lugar al color naranja, que será su tercera tonalidad; la parte «1», rojo,
recibe un segundo tono, azul, por su ala «2», y el violeta será su tercer tono por la interacción de las mismas; así cada
número recibirá un cuarto tono (vibración), más o menos «limpio», al ir en compulsión o integración hacia otras zonas
de la estrella.
En los ejemplos que damos para que se puedan crear los propios mándalas del color se observará que la parte 5 tiene
amarillo (por ser este el color de la triada del pensar) pero que necesita buscar o recibir azul y rojo, lo que conseguirá
primero desplazándose (realizando nuevas conexiones neuronales) hacia la llamada parte liberadora o descompulsora,
existente en la zona 2 (color azul) o hacia la zona 8 (color rojo). Así, la parte «5» adquiere un poco más de acción (tono
rojo 8) y de sentimiento (tono azul 2).
Con un poco de dedicación muy pronto el lector se dará cuenta que cada parte en color de la estrella del eneágono
requiere ir hacia las demás y que el modo en cómo ésto se realice hará que la propia tonalidad original se enturbie o se
oscurezca más (compulsión y saturación) o se ilumine y brille (armonización - sanación). Por ello, los pasos de la
danza en el Mándala de nueve puntas cromático debe ser acompasado y con ritmo. En este capitulo se muestra el orden
de esta danza cromática.
Podemos analizar el poder cromático de cada parte sumando sus interacciones de tonos; por ejemplo, el color base de
la parte «5» es el amarillo, su ala «4» le aporta azul, así su tercer tono es el verde, producto de dicha interacción,
mientras que por su ala «6» obtendrá más (170) amarillo, lo cual da como resultado un verde más limón, en el que las
cualidades del tono verde quedan suavizadas. El 5 yendo en compulsión hacia la parte 7 recibe también más amarillo,
con lo cual un exceso de este tono desde el ala 6 y desde la 7, conjuntamente, puede producir caos mental por exceso
de entrada de esta luz cromática; mientras que, al resolver ir hacia zona 8 consigue color rojo y se produce el naranja,
color de la alegría y tono vital muy necesario para la personalidad cinco, que carece normalmente de sentido del humor
(recomiendo leer lo que aporto sobre los significados de cada tonalidad en mis libros anteriores, cuyos títulos son: La
sanación por el Tarot, y Arcanos menores del Tarot, Panales de Luz y Sanación, para poder tener cierta soltura en los
significados psicológicos del color o con cualquier otro buen libro de cromoterapia).
Los números a izquierda y derecha, o las llamadas alas, también ejercen de equilibradores en muchos casos, puesto que
no hay nadie en la estirpe humana que sea totalmente visceral, emocional o intelectual. Somos un poco de todo ello, lo
más importante es que se entienda que en todas las triadas el número central será siempre el más complejo a resolver
dado que es el que recibe más influencia por alas de sus mismas cualidades o defectos. Ejemplo: en la triada del hacer
o viscérica mientras el «8» recibe amarillo (capacidad de pensar) por su ala «7» y es un visceral que puede pensar antes
de hacer, aunque casi siempre obra para su propia conveniencia, pues tiene difícil sentir. El «1» recibe rojo por su ala 9
y azul (capacidad de sentir) por su ala «2; es un visceral que puede además de hacer, sentir las posibles consecuencias
de su precipitado comportamiento, mientras que «9» tiene mucho rojo (capacidad de actuar) y recibe aún más rojo por
ambas alas (8-1), lo que aumenta su capacidad de actuar sin pensar y ello le complica la experiencia en el hacer,
dándole problemas con los conflictos, por ello se puede volver negligente y apático debido al miedo causante por el
resultado de sus acciones; es decir, la parte «9» de nuestro cerebro no sabe en realidad cómo piensa o cómo se siente o
ésto al menos le es más complicado que a sus dos alas «8» y «1», los cuales son partes cerebrales (occipitales
inferiores) en mayor conexión con las triadas pensar y sentir (hemisferios).
En la triada del sentir las llamadas partes emotivas 2, 3 y 4 poseen por triada la tonalidad azul y es el «3», punto central
de la triada, quien recibe más azul, pues sus alas «2» y «4» se lo aportan, mientras que «2» recibe un poco de rojo de su
ala «1» y esto le hace conseguir tener una tonalidad azul diferente, tirando a rosácea o lila y la parte «4», por su ala
«5», contiene además del azul el color verde. Todo ésto nos sugiere que las personas que pertenecen al punto «2» de la
triada del sentir pueden realizar algo con lo que sienten (gracias al rojo, capacidad de actuación, aportado por «1»), y
por ello son tan ayudadores y serviciales; las personas pertenecientes al área « 4« lo que sienten pueden pensarlo (ala
«5», amarillo, capacidad intelectual) pero no tienen capacidad para transferirlo hacia otros de un modo creativo por
carecer de rojos que deberán obtener a través de ir hacia zona «1» o zona «7». Los «3» sienten todo muchísimo
mientras que el pensar y hacer se les dificulta; este tipo de personalidad es la más compleja a sanar, por su tendencia
natural a vivir de la imagen falseada que de ellos mismos se tienen y son los que más esconden sus pensamientos y
acciones por temor a romper sus falsas imágenes.
Bien, sigamos, la triada llamada del pensar o intelectual posee tonos amarillos; en ella, el número 6, central, es quien
más amarillo recibe por ambas alas, 7 y 5; de ahí que al «6» le sea (171) difícil dejar de pensar y pensar las cosas,
llegando así a la duda y a la desconfianza sobre lo que piensa y piensa, un tanto incapacitado de hacer o sentir algo con
lo que piensa, lo que resuelve al ir hacia la parte «9» y alcanzar tonalidades rojizas.
La tonalidad del «7» es la amarilla —capacidad intelectual-, y además la naranja o salmón, pues recibe un poco de rojo
por su proximidad a la triada visceral desde «8». El «7» es el que no solo piensa sino que con lo pensado actúa, pero
sin sentir por qué lo hace; en la antigüedad a los 7 se les conocía como los epicúreos o dionisíacos, cuyo pecado capital
era la gula por su permanente insaciabilidad de placeres, aunque también eran muy importantes en el llamado sistema
de confianza pues su constante viajar les hacía conocer dónde estaban las mejores oasis y las mercancías para el
trueque, así como saber las vías más rápidas y accesibles para llegar a ellas. A nivel psicológico nuestra parte «7» es en
el plano negativo la más egoísta junto a la parte «2» y «8» de las demás triadas, aunque todas las demás partes o rasgos
base también tienen su forma de egoísmo particular.
El punto «5» contiene amarillo (capacidad intelectual) y además azul (capacidad emotiva) por su cercanía a la triada de
sentir, ala «4», y así es alguien que además de pensar mucho igual que el 6, también puede sentir sobre lo pensado.
Esta explicación cromática de cada triada con su color primario y cada número o parte de personalidad
recepcionándola da lugar a los tonos llamados secundarios e incluso terciarios; realmente en nuestro cerebro se
producen todas las luces o colores que van desde el rojo hasta el violeta y estos colores a su vez producen los sonidos y
las formas; todo ello al interaccionarse entre si nos produce una vida con más o menos luz; las distintas personalidades
o egos en desequilibrio son quienes a veces se encargan de oscurecer estos tonos primarios; hay personas que creen
vibrar en un solo tono o color como si los demás no existieran, viendo el mundo y a sus semejantes con ese único
cristal, lo cual es por si mismo errático e inhibitorio, pues a cada quien nos pertenecen todas las tonalidades aunque no
las usemos ni desarrollemos.
Veamos ahora algunas curiosidades de significados psicológicos y cromáticos en las diferentes personalidades.

EJEMPLO:
El tono rojo en su parte positiva elimina lo no deseado y anima a la personalidad tímida a salir hacia fuera; en su parte
más negativa este tono crea tiranos que buscan avanzar sin importarles quien caiga. Estas observaciones del tono rojo
van muy acordes con alguna de las características de la parte «8» de eneagrama.
A la parte «7» le he dado tonos naranjas ya que este color se define en su parte más negativa como una personalidad de
tipo grosera, que derriba barreras con un valor que raya la inconsciencia. El tono naranja en positivo también significa
independencia y la tipología «7» de eneagrama es muy dada a esto último con preferencia. Dado que las pérdidas,
pesares y aflicciones de la existencia responden bien a un tratamiento cromático naranja, y como el carácter «7» tiene
como premisa el no querer darse cuenta ni reflejar el dolor, desde luego el naranja es su tono adecuado.
(172) A medida que he ido investigando y comprobando la correlación del color con los números del eneagrama, le he
ido dando ciertas tonalidades a cada una de estas partes, que cotejadas a lo largo de mi propia experiencia encajan
perfectamente. La lógica es mejor en ciertos casos y en esto del color la lógica es muy sugerente.

POR EJEMPLO:
Al tipo básico «6» le he dado el tono amarillo -amarillo por ser este quien mejor desentraña y rebela lo oculto, no
dejando piedra sin remover; es un color que define una personalidad flexible y adaptable, pero que vacila en decidirse,
por ser muy rebelde y en su plano más negativo este tono amarillo, cuando se posee en exceso, hace ser muy
sarcásticos y mordaces, dudando de todo y todos. Desde luego, este tono a niveles psicológicos, posee curiosamente las
mismas características que se le atribuyen a una personalidad de tipo «6».
El tono verde es socialmente un color muy equilibrador, que hace que quien lo posea en su personalidad ame la buena
vida y quiera lo mejor de ésta para sí. El verde es sinónimo de que cada cosa o persona esté es su sitio. En su parte
oscura a las personalidades «verdes» les cuesta encontrar un modo de vida establecido y tienen problemas por cantidad
de ideas y emociones contradictorias. El amarillo y el azul son los tonos ocultos en el verde, y ambos son activadores
memorísticos; por todo ello, coloqué este tono en la personalidad eneagramática «5», ya que a éstos les encanta todo lo
dicho sobre esta tonalidad; además, la palabra clave negativa de un «verde» es «codicia», lo mismo que la personalidad
«5», cuya palabra clave negativa es avaricia. Como veis, el color y el número se asemeja.
A la tipología «4» le di el color azul cían por ser éste un tono cuya visión aporta serenidad, calma y gozo espiritual,
asuntos a los que el tipo «4» está muy apegado; además, este tono azul cían, en su fase negativa, genera una cierta
maestría en el arte del chantaje y la manipulación, cosas muy dadas en un «4» de tipo malsano que ejerce su victimaje
con tanta habilidad que los demás a veces ni se enteran de que están siendo manipulados. Al hombre o mujer azul le
molestan los disgustos y las discusiones, aunque paradójicamente suelen provocarlos muy a menudo, lo mismo que
hace la tipología «4» de un modo indirecto. La personalidad azul clara detesta los enfrentamientos y teme no ser nadie,
lo cual le impide avanzar por la vida de un modo óptimo.
El «3» tiene para mí la tonalidad turquesa por ser éste el color de las personas dueñas de sí mismas e independientes; es
un color indicativo de personalidades decididas y de todos aquellos que primero se miran a sí mismos. Lo mismo que
en la tipología «3» de eneagrama, el turquesa, negativo en hombre o mujer, expresa lo que aveces no es apropiado,
pero que le conviene a sus fines y es un manipulador que se defrauda a sí mismo. Este color también estimula el
autocuestionamiento y ayuda a disipar el impacto emotivo; es además el tono de los jactanciosos y narcisistas, cosas
todas ellas muy características de un «3» de eneagrama.
El «2» tiene tonalidades añiles por ser este tono el más capacitado para purificar y cambiar el entorno y a uno mismo.
Es un color que nos ayuda a vernos en el escalafón propio y a saber cuando soltar y cuando aferrarse a algo o a alguien.
Es un tono que aunque frío tiene cierta calidez. Los tipos «2» de eneagrama son almibarados por fuera, pero fríos y
(173) vengativos por dentro y, como este tono añil, indica predicadores de lo que nunca harán para sí mismos,
volcándose siempre hacia los demás, me pareció el más apropiado para la tipología «2».
A la característica personal «1» le adjudiqué el tono violeta por ser llamado éste el tono de los aristócratas espirituales,
los perfectos de lo que sea; el tono violeta es pulcro y trabajador al máximo, además el hombre o mujer que vibra en el
tono violeta siempre llega a cierta comprensión de que debe pagar un precio muy alto por sus atributos de visión
interna, son muy sacrificados y dispuestos a darlo todo por casi nada aunque en su lado más oscuro los violetas son
altaneros, despiadados, engreídos, un tanto clericales y snobistas; en la parte sanada de esta tonalidad podemos
encontrar a personas altruistas, éticas y nobles, maestros en dar paz y serenidad. Por mi experiencia de más de 20 años
de trabajar con los demás no me ha sido demasiado difícil entroncar estos tonos con las nueve personalidades del
eneagrama v sus múltiples variantes subpersonales.
La personalidad tipo «9» como podréis observar en la lámina de color n° 51 posee todas las tonalidades del espectro
por poseer este número la capacidad de armonizar a todos los demás en sus divergencias; por ello le di el tono rosa
como su color clave, el rosa del amor incondicional, aunque también en su parte más oscura el de la inmadurez y la
apatía, todas ellas características típicas de un «9» de eneagrama cuando está compulsado.
Si observas el mándala cromático de la lámina n° 51 verás también que a medida que la luz (color) va descendiendo en
sentido levógiro, es decir, de tipología «9» a «1», va perdiendo i el ego) vitalidad (rojos) y va adquiriendo más frialdad
(azules); en el fondo podemos analizar ésto como que los hombres y mujeres de tipo emotivo (2, 3 y 4) son quienes
internamente más poseen la capacidad de los colores azules y violetas, para serenarse y soportar lo que para ellos es
fácil, mientras que para la tipología 6, 7 y 8 al tener más tonalidad roja, se calientan antes, es decir, se desesperan y
soportan menos; en dicha lámina cromática verás que por ejemplo a la hora de «salir» cada tipología base con el color
que le corresponde por triada, va adquiriendo más cantidad de ciertos tonos y perdiendo o careciendo de otros en la
interacción con las otras partes, con lo que ciertas cualidades o defectos, que es lo que simbolizan los colores, se
agravan o mejoran, como por ejemplo veremos que:

• El «9» da todos los tonos que contiene a las demás partes, lo mismo que el «8».
• El «7» da naranja al «6» y carece de violeta y rosa, a menos que interaccione con la parte «1», o «9»
• El «6» da amarillo al «5» y carece de violeta, rosa y rojo, a menos que 1,9,8 se lo aporten
• El «5» da verde al «4» y carece de violeta, rojo, rosa y naranja y precisa de 1,8,9 y 7
• El «4» da azul claro al «3» y carece de violeta, rosa, rojo, naranja y amarillo; por ello precisa de
interaccionarse con 1,9,8,7,5 y 6.
• El «3» da turquesa al «2» y carece de violeta, rosa, rojo, naranja, amarillo y verde y necesita lo mismo que el 4
a todos los demás.
• El «2» da añil al «1» y carece del resto del espectro, lo mismo que el «1», que da violeta al «9», pero carece
del resto
(174)
Así vemos que las partes de nuestra personalidad denominadas como números 5,4,3>2 y 1 son las que más precisan de
las relaciones o de los demás. En fin, como digo en mis clases, hay mucho aún por descubrir en la terapéutica a la
usanza, tanto alópata como psicológica, del beneficio del color en nuestras vidas; podría contar muchas más
curiosidades, pero voy a dejarlo por ahora y espero que investigues y deduzcas en que tonos vibras más a menudo, pues
en ello está el secreto de tus carencias o excesos en cuanto a cualidades y defectos.
Te proponemos ahora la observación y el estudio de algunos mándalas de trabajos cromáticos en blanco y negro, cuyas
láminas en color podrás también meditar y sacar tus propias conclusiones.

SERIE MÁNDALAS CROMÁTICOS


Colores primarios

Meditación en el surgir de los colores secundarios

47° Trabajo iniciático


Investiga sobre el descubrimiento de la técnica de tintar los ropajes y en que lugares del mundo aún se sigue realizando
la coloración de los tejidos de forma manual. Aprende la diferencia entre pigmentos naturales y artificiales. Lee libros
sobre la teoría del color.

(176)
El viaje del Héroe
TRABAJO DEL AGUA

48° Trabajo iniciático


Meditar en el color violeta potenciará el control de lo emotivo y el reconocimiento de las pruebas físicas que atraviesa
el practicante del ascetismo, como renunciante de los placeres mundanos. Prueba a renunciar durante algún tiempo a lo
que consideres un placer de tus sentidos más inferiores, por ejemplo fumar, comer golosinas, etc.

Este mándala enseña como el cuerpo (1) reacciona o sobrereacciona (no hace lo que de verdad siente, ni dice lo que
piensa) influenciado desde lo inconsciente o visceral. El trabajo de unir lo corpóreo con lo mental incita al héroe a salir
al encuentro del Maestro (Verdad, 6), para ir más allá del Eco (1) y reconocer sus necesidades personales (2). Aquí da
comienzo el resplandor del alma que nos conduce hacia nuestros verdaderos sentimientos.
(177)
El viaje del Héroe
TRABAJO DE LA TIERRA
49° Trabajo iniciático
La meditación con el color verde posibilita disciplinarse en lo
corpóreo y trabajar objetivamente sobre problemas físicos o
psíquicos otidianos. Leer dos o tres biografías de grandes yoguis y
realizar algún asana sencillo práctico. Escribir las experiencias.
Practicar el desapego, por ejemplo desprendiéndote de algún objeto
muy querido, regalándoselo a alguien desconocido.

Los Reinos Lunares, o partes 1,2,3,4, de energía Ying, localizada en


hemisferio derecho, destilan fuerzas del Ego de: estados anímicos
de susceptibilidad, autoengaño y estado de sueño permanente, por lo
que es importante complementarlos con las fuerzas del ego de los
reinos solares o partes 8,7,6,5, de energía Yang, localizada en
hemisferio izquierdo, que destilan: Poder de la Voluntad, atención
enfocada, fuerzas del Yo superior y estados de consciencia
despierta, para así, en esta simultaneidad, lograr el equilibrio o
centramiento del «yo».

(178)
El Viaje del Héroe
TRABAJO DEL AIRE
50° Trabajo iniciático

La meditación en el rayo naranja informa de lo que exige el


control de las emociones y de la mente inferior y ayuda en el
esfuerzo de tener una aptitud constante de agradecimiento y
obediencia, realizándola en retiros espirituales de entornos
monásticos o muy silenciosos. Medita y recita 108 veces el
mantra sagrado «om», al menos durante siete días seguidos.
Anota la experiencia. Visita el monasterio de «Silos» y asiste
a las «Vísperas» y las «Completas» de los cantos gregorianos
de sus monjes.

Este mándala enseña como llegamos a la meta escogida por


nosotros mismos, irradiando compasión y alegría a nuestro
alrededor (7), lo cual nos confiere un poder más allá de lo
personal (8), volviéndonos colaboradores eficaces (3) de lo
divino(9), a través del trabajo de librar al intelecto (6) de las
sombras de las necesidades ilusorias.

(179)
El viaje del Héroe
TRABAJO DEL FUEGO
51° Trabajo iniciático

La meditación en los nueve colores ayuda a la


aceptación de la vida en toda su expresión de
manifestaciones, tanto en luz como en sombra.
Reúne nueve cartulinas de los colores de este
mándala; medita en cada una de ellas y anota las
sensaciones que te emitan sus tonalidades; coteja
esto en un buen libro de cromoterapia.

En el mándala se aprende como el Espíritu a través


de las pruebas de la vida, nos devuelve a nuestros
orígenes como seres de Luz y Color, o SONIDOS
de formas esenciales, dimanando nuestra propia
Luz desde las tinieblas (materia), que «parecemos»
ser, como una Luz que camina entre los dormidos,
dispuestos al trabajo que nos sea solicitado,
realizándolo con Justicia (Rayo Rojo), Verdad
(Rayo Amarillo) y Devoción infinita (Rayo Azul),
dispuestos siempre con Alegría (Rayo Naranja) a
compartir lo encontrado, dándolo a manos llenas
(Rayo Violeta), sabiendo que el corazón (Rayo
Verde) sólo tiene un dueño (Rayo Blanco), la Luz
Purísima.

(180)
El viaje del Héroe
TRABAJO DEL ÉTER

52° Trabajo iniciático


Meditación en cómo lograr unir la materia y el espíritu
y vivir en el mundo sin pertenecerle. Ve a tu armario y
observa cuánta ropa tienes de los colores primarios y
secundarios; luego pasa a hacer esta misma evaluación
con la decoración de tu casa, cortinas, etc. Aquí es
importante darse cuenta de si los grises, negros,
marrones, están demasiado en las ropas de nuestra vida
y evaluar de que tonos abusamos y de cuáles
carecemos.

Con este mándala se aprende que lo esencial lumínico


está constantemente yendo y viniendo; la materia
(8,9,1) desciende hacia la oscuridad de la mente (2,3,4)
y en la meditación profunda alcanza el poder de la Luz,
encontrando la Verdad de sí mismo, del Universo y de
Dios. Desde la Luz (9) descendiendo a lo oscuro o frío
(1,2,34,), para ascender de nuevo a la Luz o calor
(5,6,7,8), comprendiendo y complementando los pares
de opuestos para realizando el trabajo de los cuatro
elementos y alcanzar el quinto elemento vital que se
subyace ahí mismo.

(181)
Meditación del Arcoiris en las nueve facetas de personalidad

53° Trabajo iniciático


Descubre a nivel visual cada una de las figuras
ocultas en el interior de este mándala y dibújalas
por separado antes de pasar al siguiente capítulo,
pintándolas con sus tonos correspondientes.

(182)
TEST CÓNICO CROMÁTICO DE
JOSHUA
Aplicación práctica directa disponible en internet en la dirección siguiente: www. ahimsalara. com

Objetivo
Definir, en pocos minutos, la triada básica, visceral, emocional o intelectual que rige al paciente, y
cotejar con los otros tests documentados.
Extracción de ulteriores conclusiones sobre aspectos sanados (en Luz) y aspectos de la personalidad
aún ocultos (Sombra), en relación a los significados del color.

Descripción física
Dos conos de 81 celdillas coloreadas cada uno, diseñados partiendo de los colores básicos
asociados a cada rasgo base (según la tabla siguiente) y en giro espiral hacia la punta del cono,
según orden creciente de Luz (tendencia al blanco), o de sombra (tendencia al negro). Los nueve
colores fundamentales asociados a los nueve rasgos base son los mismos en cada base de cada uno
de los dos conos, en el primero con incrementos de Luz (tendencia al blanco) y el segundo con
incrementos proporcionados de Sombra (tendencia al negro).

Carácter básico Color asociado


8 Rojo
9 Rosa
1 Violeta
2 Azul añil
3 Turquesa
4 Azul cielo
5 Verde
6 Amarillo
7 Naranja

(183)Cada cono está subdividido en nueve estadios de luz / sombra, desde la base hasta la punta y en cada uno de estos niveles se
encuentran representados los nueve colores.
Fundamentos
Cada color es significativo de una vibración, de un estado de la mente que implica situaciones directamente relacionadas con
nuestra actividad cotidiana y nuestros modos de respuesta al entorno; este test se basa en la interpretación de los colores como
formas fundamentales de energía y, por Ley de Resonancia, el que lo realice elegirá aquellos tonos con los que se sienta
directamente más implicado, aquellos en los que «vibre más» en ese momento.
El test cromático que a continuación sugerimos está diseñado con el objetivo de que cualquier lector pueda, con unos
conocimientos básicos de informática, o la ayuda de un buen amigo, construir su propio cono de color de tres dimensiones,
utilizándolo para sí mismo y/o para realizar un test rápido sobre amigos o pacientes.
Aportamos también la opción de que el lector pueda, a través de internet (*), acceder a los ficheros ya completos que le permitirán
construir físicamente sus propios conos para la realización del test cónico cromático de joshua.
Aplicación práctica
Se colocan los conos delante del paciente y se le da a elegir uno de ellos.
Sobre el cono elegido, debe elegir nueve celdas aleatoriamente, de las 81 existentes, pudiendo ser o no repetidas, por identificación
de gusto o preferencia.
Registro de datos
Se propone la ficha técnica adjunta para la anotación y registro ordenado de los colores elegidos.
Cada elección de una celdilla se corresponde con un color y el color con un número. El valor numérico asociado a la elección se
determina en función de su cercanía a la punta del cono.
EJEMPLO 1:
Cono de Luz: elección del amarillo en el nivel tercero. Se anota en la hoja de registro tres puntos en la fila 6 (triada intelectual,
cono de Luz).
* Los archivos correspondientes para la fabricación de los conos físicos, ya diseñados, pueden ser importados
en la dirección de Internet señalada. Se sugiere la paleta CMYK, una impresora de calidad y una base de
cartulina.

(184)
EJEMPLO 2:
Cono de sombra: elección de la celdilla azul del nivel cuarto en dirección a la punta: Se anota cuatro puntos en la hoja
de registro, cuadro de sombra, número cuatro, triada emotiva.
Una vez terminada la elección de 9 celdas en el cono de luz y de nueve celdas en el cono de sombra, se suman los
valores anotados, obteniéndose la triada básica en la que más se vive, ya que los puntos representan el peso específico
del desarrollo o expresión de un determinado carácter básico.

Interpretación: Se considera:
a) Elección inicial del cono de Luz o del de Sombra (estado básico preponderante del paciente).
b) Agilidad, decisión, dudas o temores sobre la elección.
c) Triada fundamental en la que se encuentra (resultado de la suma de los valores elegidos).
d) Estudio de la triada en sombra que más le vive.
e) Interpretación en sombra de los valores más altos, por rasgo base.
f) Estudio de la triada en Luz que más le vive.
g) Interpretación en Luz de los valores más altos, por rasgo base, h) Etc.
(185)
FLCHA TÉCNICA DEL TEST CÓNICO CROMÁTICO PARA EL ESTUDIO DE LA
TRIADA BÁSICA MEDIANTE EL ANÁLISIS CROMÁTICO:
Cono de luz
Triada 8
Visceral 9
1
Triada 2
Emotiva 3
4
Triada 5
Intelectual 6
7
Triada Total (Luz +
Sombra)

+ Visceral
Emotiva
Intelectual

Cono de sombra
Triada 8
Visceral 9
1
Triada 2
Emotiva 3
4
Triada 5
Intelectual 6
7

(187)
CAPÍTULO OCTAVO
SERIE DE MÁNDALAS DE LA AUTORREALIZACIÓN
Los trabajos del alma
Con esta serie de Mándalas, visual e intelectualmente enseñamos como lograr la posibilidad de que se reconozcan las distintas
etapas por las que todos atravesamos en el Camino hacia la Iluminación y que confluyen entre el tiempo y el espacio, en las que se
atravesarán procesos de muerte y renacimiento, creando el vacío o la llamada curvatura del tiempo (atemporalidad), donde todo
vuelve a ser lo mismo pero con formas y fondos diferentes. Con la meditación y comprensión de cada uno de los mándalas el
lector/a sabrá cuantos de esos caminos ha desarrollado y cuantos le quedan aún por cumplir. Por ejemplo, en el primer mándala
denominado «la rueda samsárica» conocerá que:
Los PROS (Emociones, circunstancias, gustos, dependencias, deseos) y los CONTRA (apremios a enfrentar la verdad y a atravesar
y romper los límites personalistas, shocks, accidentes, enfermedades), que surgen o salen al camino hacia la iluminación al chocar
entre sí, provocan la Ley de la Reversibilidad (todo intercambio de energía provoca cierta pérdida de energía, hasta alcanzar la
condición de estabilidad), pero también en su parte positiva este choque atrae el surgir de nuevas funciones armonizadoras.
Toda esta serie de mándalas que proponemos en este capítulo representa el trabajo de introducir a lo Lunar (hemisferio derecho o
parte inestable de funciones emotivas autónomas) en lo Solar (hemisferio izquierdo o parte inestable de funciones razonativas o
intuitivas autónomas, y viceversa), para potenciar en ambos las facultades adormecidas del percatarse consciente o despertar.
A este tipo de trabajo le he llamado iniciáticamente ECLIPSARSE o también la NOCHE OSCURA DEL ALMA, porque a niveles
prácticos, significa retirarse de lo mundano, desapareciendo de lo cotidiano hacia etapas de mayor silencio, soledad e introspección
profunda en algún lugar apropiado y con la ayuda de expertos, para realizar el trabajo necesario de observación y meditación hasta
hacer emerger «los renuevos» dejando atrás las tremendas dependencias emocionales y hábitos que poseíamos o nos poseían. En
este capítulo se aprende como liberarse del excesivo influjo lunar (hemisferio derecho), o del excesivo influjo solar (hemisferio
izquierdo) cuyos sistemas de valores quizás mal «instalados» nos llevaron a equivocarnos y a - parecer» más que a «ser»,
viviéndonos, educándonos y sociabilizándonos a través de imitar o (188) identificarnos con otros, falsamente idealizados,
convirtiéndonos así en fragmentos de nosotros mismos.
Al trigonar entre si los tres centros antes separados, llevando lo Lunar y lo Solar hacia el Centro (glándulas endocrinas cerebrales),
la personalidad deja de estar dividida a merced de todo tipo de influencias del inconsciente colectivo (poder lunar y solar de otros),
dejando de proyectarnos y de introyectar; comenzaremos a experimentarnos más a nosotros mismos como seres y no sólo como
personas (máscaras).
Estas distintas etapas que mostramos en esta serie de mándalas nos llevan a crear en nuestro interior una serie de CAMINOS
INTERACTUANTES entre sí que nos harán conocer y conocernos en mayor profundidad.
El lector deberá MEDITAR en cada uno de estos mándalas y sacar sus propias conclusiones; lo demás se dará por añadidura; la
sola CONTEMPLACIÓN despierta «VISIÓN INTERIOR». ¡Compruébalo!
ejemplo de explicación de los significados de las secuencias numerales en las distintas etapas o caminos triangulares de pros,
contras y función armonizadora ó sanadora correspondiente al primer mándala de esta serie denominado «La Rueda Samsárica», o
cómo adquirir o desarrollar lo que no se tiene despierto.
• PUNTO 1: COMO IR DE LA CÓLERA (1) A LA SUMISIÓN (7) y de ahí a su función armonizadora: ECUANIMIDAD
(4), sanando la envidia de que otros ya posean lo que se ansia. Solución: adquiriendo SENTIDO DEL HUMOR. Me
percato de que no soy feliz, lo cual me crea conflictos internos entre vivir resentido o mejor aceptar mirar a mi parte (7) y
con alegría y humor cambiar cuanto pueda cambiarse, aprendiendo a vivir lo ideal (4) con lo real y lo irreal, dándole a mi
sistema reptiliano (1) la capacidad de pensar bien (7) y vivir equilibrado emocionalmente (4).
• PUNTO 2: COMO IR DEL ORGULLO (2) A LA AUTOOBSERVACIÓN (5) y de ahí a la función armonizadora:
INOCENCIA (8), sanando sus deseos de VENGANZA hacia otros. Solución: adquirir SENTIDO DE
AUTOVALORACIÚN PERSONAL. Me percato de mi particular modo de actuar en la vida, lo cual me crea tensión entre
lo que quiero y lo que realmente obtengo. Ello me hace mirar a mi parte (8) para revisar mis mecanismos de defensa y mi
resistencia a cambiar por desconocimiento de cómo hacerlo, por lo que me humilde y busco primero a mi parte
observadora (5) que me obliga a verme en mi prepotencia (8) e ignorancia (2). (El necio (2) tardará más en ir a (5) debido
a su ego inflado).
• PUNTO 3: COMO IR DE LA VANIDAD (3) A LA CONFIANZA (6) y de ahí a la función armonizadora:
MODERACIÓN (9), sanando la APATÍA (morbidez psicológica) que le prohibe colaborar adecuadamente. (189)
Solución: adquirir realismo práctico. Me percato de mis falsas imágenes y comportamiento mecánico (3). Me reconozco
neurótico y compulsivo (6), lo que me hace mirar a mi parte (9), moderándome para poder salir del autoengafio y desde
ahí alcanzar al que soy verdaderamente (3).
• PUNTO 4: como ir de la envidia (4) a la tolerancia (1) y de ahí a la función armonizadora: SOBRIEDAD (7), sanando LA
IGNORANCIA que sobre el si mismo y sobre los demás se tiene. Solución: adquirir ecuanimidad. Vivo sin vivir en mi a
través de procesos de crisis personales al percatarme de lo vago y difuso que es el sentido de mi vida, siempre huyendo de
mi mismo/a; al mirar a mi parte (1) mis resistencias (mecanismos de defensa) se desmoronan al ver la realidad ajena; dejo
de envidiar lo que los demás «parecen» para luchar y trabajar por «ser» a mi vez. Modifico mi manera de actuar en la
vida, dejando de halagar y adular, pareciendo bueno/a sin serlo y busco el contacto inmediato con la naturaleza de todo (7)
dando el salto emocional (4) y visceral (1) hacia mi zona más intelectuales, creativa y aventurera (7).
• PUNTO 5: como ir de la avaricia (5) a la autosuficiencia (8) y de ahí a la función armonizadora humildad (2), sanando la
gula o el amor al exceso intelectivo. Solución: adquirir destreza informativa. Sigue en mi el proceso crítico donde aún me
veo indisciplinado/a, perezoso/a (5)y adicto/a con dependencias, pero negando dichas necesidades, creyendo ser
autosuficiente (8) sin serlo aún, incapaz de reconocer con humildad (2) mi necesidad de los demás hasta que comienzo a
despertar, repaso y observo mi propia vida (5), me doy cuenta de lo exagerado de mi intelecto que sin vaciar contenidos
almacena sin objetivo alguno.
• PUNTO 6: como ir del miedo (6) a la confianza (9) y de ahí a la función armonizadora de la verdad (3), sanando el miedo
A verse sólo e independiente. Solución: adquirir DESAPEGOS SOCIALES. Me vuelvo consciente de mis
interdependencias y puedo ser más verdadero sin temer las consecuencias o el derrumbe de las máscaras (3). Retiro mis
proyecciones y pongo un escudo de autoobservación de las ajenas en mi, confiando (9) y dejando de estar a merced de las
repeticiones neuróticas y las rebeldías impotentes (6).
• PUNTO 7: Cómo ir de la gula (7) a la ecuanimidad (4) y de ahí a la función armonizadora maestría personal (1), sanando
el creerse capaz de cualquier cosa desde su imaginación y aprendiendo de otros que saben más prácticamente. Solución:
adquirir ideas de igualdad más que semejanza. (190) Me reconozco suficientemente cualificado para observar mis
distintos roles, lo que me capacita para asumir mi verdadero papel en el mundo (4), dejando de ser aprendiz de mucho y
maestro de nada (1), para asumir mi gran aporte creativo (7).
• PUNTO 8: Cómo ir de la lujuria y el poder seductor (8) a la humildad (2) y de ahí a la función armonizadora
desafectación (5), sanando la exageración y el extremismo. Solución: adquirir identidad propia y profundidad humana.
Acepto la vida tal cual es, rompo las programaciones (8) de cómo será o de cómo debería haber sido, desecho fantasías (5)
elijo vivir humildemente desde la estructura (2), reconociendo el poder propio y ajeno (8).
• PUNTO 9: Como ir de la indolencia (9) o morbidez psicológica a la colaboración justa (3), y de ahí a la función
armonizadora confianza leal (6) en mi mismo y en mis propias capacidades naturales, sanando la interdependencia
dudosa. Solución: adquirir consciencia trascendente y paz interior. Una vez recorridos los múltiples caminos que te
llevarán de la periferia (los demás) a tu personal centro, alternando las distintas funciones entre sí de tus tres cerebros (9-
3-6; 5-8-2 y 1-7-4), serás capaz de iniciar nuevos procesos con una consciencia más lúcida y ampliada, pues tu cerebro al
total (ordenador personal) habrá sido limpiado de antiguas memorias para posibilitarle nuevos contenidos, yendo en
positivo desde dicho centro (Yo Soy Centrado) a la periferia (los demás en su propio centro).

El lector/a puede disponerse ahora a conocer y aprender visualmente con los mándalas a continuación sobre muchos de los
contenidos de la psique (alma) y del comportamiento habitual. También podrá ejercitar en dichos mándalas la meditación «seguir
la flecha» que hemos enseñado en el capítulo segundo de metodologías.

(191)
SERIE MÁNDALAS DE LA AUTORREALIZACIÓN
54° Trabajo iniciático
Meditar y observar aquí las etapas donde el tiempo y el espacio dan lugar a los procesos de muerte y renacimiento viendo los pros
y contras de las distintas conexiones neuronales, así como su función armonizadora para unir lo Solar con lo Lunar y viceversa.
ejemplo de interacción de funciones armónicas en triadas sanadoras:
El que discierne (1) adquiere poder de trascendencia (7), convirtiéndose en un líder espiritual (4), el que seduce (2) adquiere poder
instructor (5), convirtiéndose en clarividente (8), el que transforma (9) adquiere poderes mágicos (3), convirtiéndose en un
arquitecto de templos sagrados (6).

FUNCIÓN Representa las capacidades naturales de apoyo en la vida con las que ya nacemos: Lo
ARMONIZADORA (F. A.) esencial.

PROS Representa las emociones, circunstancias, dependencias, gustos, preferencias, deseos,


etc., tanto en Luz como en Sombra.

CONTRAS Representa límites ya sea los apremios a enfrentar la Verdad y atravesar o romper los de
forma consciente o a través de shocks, enfermedades, etc.

(192)
La Noche oscura del alma
Una visión desde las fuerzas arquetípicas que ayudan al desarrollo de la consciencia transcendente a través de las
cuatro iniciaciones. Facetar el diamante cerebral.

Con este mándala se aprende a conocer en que partes cerebrales están las posibilidades de activar y desarrollar estas
fuerzas arquetípicas que ayudan al desarrollo de mayor consciencia:

• EMPRENDEDOR: quien inicia el proceso desde la percepción externa.


• PLANIFICADOR: quien programa las acciones adecuadas, o no, a realizar más tarde.
• TRANSFORMADOR: quien da el paso hacia el cambio, mantiene los procesos en ruta.

Las tres etapas iniciáticas son el giro de 360° que todos debemos dar para volver hacia lo esencial con lo que hemos
nacido. Los mándalas a continuación deberán ser meditados (siguiendo la dirección de las flechas) con la mirada, y
uniendo los significados.

(193)
EJEMPLO DE MÁNDALA DE LA SERIE AUTORREALIZACIÓN PARA EL «5»
I- FASE: UNIÓN DE LOS OPUESTOS
EÍ Sacerdote y el Rey se conocen y ayudan
Medita en como realizar los 3 Caminos hacia encarnar lo Mítico sin enloquecer ni tener megalomanías patológicas con
las fuerzas o dones de los hemisferios izquierdo y derecho. O cómo ir desde la duda a la confianza.

Izquierdo: Derecho:
(8) Fuerza, Justicia (1) Discernimiento, Libertad
(7) Alegría, Compasión (2) Humildad, Generosidad
(6) Verdad, Coraje (3) Sinceridad, Cooperación
(5) Conocimiento, Sabiduría (4) Equilibrio, espontaneidad
(194)
EJEMPLO DE MÁNDALA DE LA SERIE AUTORREALIZACIÓN PARA EL «5»
2.- FASE: UNIÓN Y COOPERACIÓN DE LOS OPUESTOS
56° Trabajo iniciático
Meditación en cómo obtener los 4 Caminos que llevan lo Solar a lo Lunar y viceversa, o como ir desde la tristeza, por
la falta de Dios, a la alegría del encuentro de lo que nunca perdimos. Colocar siempre el rasgo base en la base de la
Copa y partir en dirección al ala que más se conozca.
Ejemplo del resultado de los significados de la secuencia numérica: 5-4-7-2-5.
Para encontrar el GRIAL (Consciencia de Ser), en el caso de un carácter «5», se deberá dejar fuera la ira (8) e ir en pos
de la vida de modo sereno (4), así como con alegría (7), ir adquiriendo flexibilidad y generosidad en el camino (2),
dejando fuera vanidad (3), sabiendo que es el propio Grial quien nos encuentra primero, tras el abandono de la cobardía
(6), sin temer lo que ello nos depare y pese a no encontrar seguir buscando sin inapetencias (9), logrando llevar
sabiduría (5) al místico, buscador, melancólico y triste (4), ansioso de su unión con Dios, hacia mayores niveles de
espontaneidad, sensibilidad y mística (7), encontrando la alegría del buscador que disfruta de la búsqueda, dando
gracias por existir y ser sin más, y quien una vez encontrado lo que perseguía lo dona con generosidad, compasión y
amor incondicional a los sencillos (2) y ese donar aún lo engrandece en mayor Sabiduría y talentos objetivos y
prácticos (5), retornando así mismo con mayor luz y alegría para consolar a los que están tan tristes como él/ella lo
estaba antes de lo encontrado y en este caminar habrán quedado atrás también la suficiencia avariciosa (5), la
ignorancia egoísta (2), la insaciabilidad errática (7) y la envidia de lo alcanzado de Dios por el otro (4).
(195)
EJEMPLO DE MÁNDALA DE LA SERIE AUTORREALIZACIÓN PARA EL «5»
3- FASE: SUBLIMACIÓN DE LOS OPUESTOS
57° Trabajo iniciático
Coloca tu rasgo básico en el círculo verde, si eres muy intelectual, o en el azul claro si eres más emotivo y dale a cada
número significados; luego medita siguiendo las flechas en los 6 Caminos hacia la total purificación, disolución, y
sublimación de los opuestos.

Significado de la secuencia numérica 5-2-7-4-9-5.


El sacrificio de lo personal por lo transpersonal requiere capacidad de estudio y observación propia (5), capacidad de
entrega desinteresada y altruista (2), capacidad de sobriedad y creatividad apropiada (7), capacidad de ecuanimidad (4)
y capacidad de amar incondicional-mente (9) Para conseguir ésto deberán abandonarse toda clase de complejos,
traumas y fobias, exponiendo ante los demás nuestros antiguos defectos y carencias y dejando caer las máscaras o
falsas imágenes (3), enseñando con el ejemplo (6), y no tomando represalia alguna sobre los enemigos del pasado (8)
cuando el poder de la autorrealización personal se nos hace visible y la Maestría está en nuestras vidas (1).
(196)
EJEMPLO DE MÁNDALA DE LA SERIE AUTORREALIZACIÓN PARA EL «5»
4- FASE: EL PEZ SAGRADO. TRANSFORMACIÓN DE LOS OPUESTOS
58° Trabajo iniciático
Pinta y dibuja este mándala colocando las flechas direccionales partiendo desde tu rasgo base y anotando los nombres
que te sean más afines. Se trata aquí de que aprendas la importancia de la dirección de la que se parte en este trabajo en
general.

Significado de la secuencia numérica: 5-4-7-9-2-5.


Tras unir opuestos y su cooperación y transformación, alcanzamos ser Reyes y Sacerdotes de nuestro propio Reino-
Vida, reconociendo al Grial alcanzado, disfrutando de la adquisición de Consciencia Crística, siendo benéficos para
todo el orbe. Por el Amor al Universo (5), por el amor a Dios (4), por el amor a todo lo creado (7), por el Amor de dios
(9), por el amor a uno mismo y a los demás (2), y por el amor a lo universal (5).

(197)
EJEMPLO DE MÁNDALA DE LA SERIE AUTORREALIZACIÓN PARA EL «5»
5- FASE: EL CÍRCULO VICIOSO
59° Trabajo iniciatico
Meditación en los 6 Caminos hacia la disolución del «yo» en secuencia numeral dextrogira: 5-7-1-4-2-8-5, y lo que ello implica: ir
a más de lo mismo hasta disolver el ego avaricioso (5) y adquirir consciencia lógica. El trabajo iniciatico de este mándala implica
que el lector/a busque las secuencias numéricas, interpretando este círculo vicioso desde cada una de las partes. Comparar este tipo
de actuaciones repetitivas con situaciones de la vida cotidiana.

El gráfico a continuación muestra el triángulo interno 3-6-9, o partes más egocéntricas que todos tenemos, más difícilmente a
depurar.

(198)
EJEMPLO DE MÁNDALA DE LA SERIE AUTORREALIZACIÓN PARA EL «5»
7- FASE: PURIFICACIÓN Y VIBRACIÓN
60° Trabajo iniciático
Observa la diferencia entre este mándala y el anterior y haz un resumen de todo ello. Meditación en los 8 Caminos en secuencia
numeral levógira: 5-2-4-1-7-5-8-2-5: para ir a integrar los opuestos hasta purificar y liberar al verdadero «yo» del 5.

El gráfico a continuación muestra el triángulo interno 3-6-9, el cual una vez trabajado recibe más luz, desapareciendo la
egocentración.

(199)
EJEMPLO DE MÁNDALA DE LA SERIE AUTORREALIZACIÓN PARA EL «5»
8- FASE: COMPRENSIÓN DE LAS FUERZAS LUMINOSAS
61° Trabajo iniciático
Meditación en los 12 caminos de capacidades de autorrealización o cómo vivir en constante estado de Consciencia despierta,
sabiendo permanecer centrado pese a los embates de la existencia engañosa. Medita este mándala para saber tus propias
capacidades personales; para ello, observa el mismo en blanco y negro y anota cuantas realizas cotidianamente de forma natural.

(200)

MÁNDALA DE LA SERIE AUTORREALIZACIÓN

9- FASE: ARMONIZACIÓN

62° Trabajo iniciático


Realiza un trabajo de búsqueda de quién fue Hércules y cuáles los trabajos que se le pidieron realizar.
Meditación en Los Trece Caminos Hercúleos y observar cuáles de ellos llevan a:
• Conocer el verdadero sentido de nuestra existencia (OSAR) .
• Liquidar Karrna, crear Darma (QUERER).
• Poner la otra mejilla (SABER).
• Devolver bien por mal (CALLAR).

Estudia libros de mitología.


(201)
MÁNDALA DE LA SERIE AUTORREALIZACIÓN
IO- FASE: ENCARNACIÓN
63° Trabajo iniciático
Meditación visual en los significados de los 15 Caminos hacia la iluminación dentro del mapa personal o diagrama
Cósmico para vivir y enseñar con el ejemplo. Medita y trata de imaginar diferentes personajes y vivencias escribiendo
algún tipo de relato corto como si fuera la historia de alguna de tus vidas pasadas. Luego observa y lee lo escrito con
crítica constructiva; se trata de percatarse de la propia capacidad fantasiosa o de cómo sin quererlo nos acercamos a
ciertas realidades intrapsíquicas.
(202)
MÁNDALA DE LA SERIE AUTORREALIZACIÓN

11- FASE: CONSCIENCIA TRASCENDENTE


64° Trabajo iniciático
Realiza una meditación, observando este mándala y luego cerrando los ojos, profundiza en las últimas veces que
dejaste libre el impulso viscérico, permitiéndote experimentar emociones de tipo negativo.
Haz un repaso en cada meditación con este mándala a tus hábitos de conducta más cotidianos. Meditación en los 22
Caminos del despertar de las capacidades de la consciencia transcendente que elimina toda posibilidad de impulso
viscérico o animal, así como emociones de tipo negativo, comenzando a surgir la transparencia cerebral: el diamante
quien se convertirá en brillante único: principio de individuación.
(203)
CAPÍTULO NOVENO

SERIE DE MÁNDALAS ESPIRITUALES


Los trabajos del Espíritu

I- FASE REVELADA
La meditación de seguir la flecha en este mándala así como en los cuatro siguientes es puramente visual y espiritual; se
precisa cierto pequeño ayuno y aplicar su contenido de un modo didáctico y simplemente sentarse cómodos, respirar
relajadamente y posando la mirada en el propio ojo central del mándala, vivenciar. Mi consejo es que cada meditación
dure de 20 a 45 minutos y prestar atención a los sueños, pues será a su través que tal vez recibiremos respuestas que
nos potencien la Sana-acción.

65° Trabajo iniciático


Meditar en la lámina a color de este mándala y comprender como y porqué las líneas azul turquesa (5 a 2; 5 a 3; 4 a 6;
4 a 7) representan la Sabiduría de Dios (5), descendiendo desde la zona neocórtex para unirse al hemisferio derecho (2
y 3) y avivar allí su Gracia y Trabajo Divino, así como la Unión de Dios desciende desde el neocórtex (4) hacia el
hemisferio izquierdo para avivar allí (6 y 7) su Verdad y Creación Divinas. Este mándala te ayuda a saber que es el Sol
fuera quien ilumina el ojo dentro (cruce focal o quiasma óptico, 1 a 7, 8 a 2, dando posibilidad de ver a través de los
ojos físicos), para «leer» en el Sagrado Libro de la Vida (memoria) y descubrir el secreto de lo Divino en lo Humano.
(205)
MÁNDALA MEDIATIVO ESPIRITUAL
2.- PASE REVELADA
3 Triadas de energía en cruce que:
• Pasan por el cerebro reptiliano: de 4 a 6; de 5 a 3.
• Pasan por el quiasma óptico: de 5 a 2; de 4 a 7.
• Pasan por las glándulas pineal y pituitaria: de 6 a 2; de 3 a 7; de 2 a 7.

66° Trabajo iniciático


Meditar en las líneas órficas internas o don Divino para conseguir resolver el conflicto entre el Bien y el Mal y dejar de
estar tironeados entre lo que sugiere el hemisferio derecho o femenino (de compulsión, más de lo mismo) y el
hemisferio izquierdo o masculino (de racionalización o dudas sobre lo mismo). Meditar en este mándala a color
ayudará a desarrollar las inteligencias múltiples que conjugan todas estas líneas básicas interiores del «Yo».

(206)
MÁNDALA MEDIATIVO ESPIRITUAL
3- FASE REVELADA
67° Trabajo iniciático
Meditar en la lámina a color de este mándala produce reacción en el primer cerebro (reptiliano) para unirse a los dos
hemisferios y no sólo actuar sino pensar y sentir antes de ello, para no hacer a otros lo que no desea le hagan a sí
mismo.

(207)
MANDALA MEDITATIVO ESPIRITUAL
4- FASE REVELADA
68° Trabajo iniciático
Meditar en la lámina a color de este mándala para favorecer a los dos hemisferios unidos al sistema glandular central el
ir volviendo hacia lo Divino de nuevo desde la comprensión de lo mineral, vegetal y animal del hombre y la mujer
como seres pensantes y sensatos que intuyen y perciben la emergencia trascendente del posible cambio actual en su
cadena genética. Con este mándala se favorece el comienzo de la metanoia evolutiva a nivel cerebral.

6: INICIADO DE DIOS 3: VOLUNTARIOSO DE 8: EL PODEROSO DE DIOS 1: EL MAESTRO


DIOS DIVINO

Se confía plenamente a Quien se desvela a sí mismo Fortalecida la cabeza (Paz Quien enseña con el
lo Divino, rindiéndose dejando caer las máscaras que Divina), agradecido el propio y personal
ante la Verdad escuchada lo hacían no humano y le Corazón (la Verdad) el Dios crecimiento, expuesto a
en su corazón y que cual distanciaban de Dios, encarnado camina sobre la los ojos y oídos de
loca Divina pierde razón alcanzando la cooperación Y Vida y enseña como amar quienes ojos para mirar y
humana y recupera su SINCERIDAD DIVINA mejor, inflamando almas, oídos para escuchar
propio valor y cordura preñadas y plenas de Dios en tengan.
DIVINA. su interior, renovando su
antigua unión, volviéndose
Uno con el Todo.
(208)
MÁNDALA MEDIATIVO ESPIRITUAL
5- FASE REVELADA
69° Trabajo iniciático
Meditar en la lámina en color de este mándala para posibilitar que el primer y segundo cerebros vayan haciendo caminos de
arco iris (Luz) y que la zona reptiliana o visceral y el sistema límbico entren en contacto directo con las potencias del neocórtex.
(209)

síntesis de las uniones de todas las fases espirituales


1 EL PERFECTO DE DIOS. Hecho a su imagen, hace la Paz con lo Divino y lo humano y con gran
crecimiento y Serenidad de Dios, en sí mismo desciende a los planos inferiores para que todos sean
perdonados y retornen a ser hijos de la LUZ DIVINA.
2 EL BUEN SAMARITANO. El servidor de la Gracia Divina sintiendo a Dios se dispone humildemente
a hacer cuanto El disponga, dándose a los que se lo pidan o a su puerta llamen reclamando ayuda o
atención a través del SERVICIO DIVINO.
3 EL COLABORADOR DE DIOS. Quien ya sabe realmente donde poner su esfuerzo y capacidad de
moverse socialmente, ayudando a que todos conozcan verdaderamente la eficiencia divina.
4 EL APASIONADO DE DIOS, quien amando a Dios siente su presencia y le ofrece cobijo en su
interior, quedando el Alma despierta y consolada en los brazos de Dios, conociendo el amor y
ECUANIMIDAD DIVINA.
5 EL SABIO DE DIOS, quien conociendo a Dios escudriña los más insignificantes secretos del ser
humano, la naturaleza y el Universo, para saber que lo Grande, Dios, se «esconde» en lo pequeño
con SAPIENCIA DIVINA.
6 EL AMIGO LEAL DE DIOS, Deja todo cuanto le puede separar del gozo de sentir y saber que Dios
le ama, aún sabiéndose un pecador; por ello su mística es una mística de Amor y Lealtad verdadera
al Único y Verdadero Dios: el Sol, y su CORAZÓN HUMANO TERRENAL.
7 EL CO-CREADOR CON DIOS. Idea el modo de que todo el mundo alcance paz y armonía, por lo
que «re-crea», movido por la mente Divina, juegos extraordinarios que despierten la cons-ciencia
dormida, que aún posee gran parte de la humanidad, sobre todo de aquellos que son aún muy
instintivos, irracionales o viscerales, y nazcan a la IDEALIDAD DIVINA.
8 EL PODEROSO DE DIOS, hecho a su semejanza por Obra y Gracia de la Compasión Divinas, con
sencillez va al reencuentro de la PERFECCIÓN DE DIOS.
9 EL AMADO DE DIOS. Está en Paz consigo mismo y con Todo, disponiendo de un maravilloso
caudal de AMOR INCONDICIONAL Y JUSTICIA DIVINA.

(211)
CAPÍTULO DÉCIMO
SERIE DE MÁNDALAS UNIVERSALES DE «EL SER»
La información es poder.
Los trabajos del cuerpo, la mente y el Espíritu
En la serie de mándalas que vienen a continuación convocamos al lector/a hacia una búsqueda de investigación tanto a
través de las propias meditaciones como de toda la información que sea capaz de reunir visitando museos, bibliotecas,
lugares específicos del mundo, o personas que le informen (químicos, biólogos, astrofísicos, etc.), recomendándole
primero como medida más económica e incluso divertida que trate de: meditar cada mándala durante unos cuantos
días seguidos, al menos 45 minutos y que tenga siempre un bloc de notas a mano donde apuntar todo cuanto venga a
su mente mientras medita sobre los acontecimientos de las épocas o personajes que inspira cada mándala en cuestión.
Se trata de que pueda averiguar hasta que punto en la capacidad de memoria se tienen almacenados datos, incluso
ancestrales; por supuesto, tomándoselo todo como un juego y disfrutando de lo que se consiga analizar, sea ésto lo que
sea. También será interesante que tras las propias y personales averiguaciones meditativas internas y lo que se vaya
estudiando y analizando fuera, incluso se pueda crear un grupo de investigación y estudio con los amigos. Estamos
seguros de que el lector se llevará una grata sorpresa de lo mucho que «no sabía que sabía». Ahora, con confianza en sí
mismo, disfrute de este, capítulo y de los mándalas de este juego divino, denominado hoy en día eneagrama.
Nuestro consejo es que se medite en los primeros tres mándalas sobre la creación del universo conocido, yendo desde
el posible big bang a la idea del Dios Creador, hasta la posibilidad más científica. Tendrá el lector/a que encontrar
cómo surgieron el aire que hoy respiramos, los volcanes, la vida acuática, la formación de las primeras bacterias, etc., y
tras las propias conclusiones meditativas, acudir a la astrofísica, la paleontología, la biología, la astronomía, etc., se
trata de deducir e investigar sobre el origen de la vida conocida, pero también de recuperar y avivar lo que la propia
memoria racial tenga almacenado al respecto.
La historia a veces tiene lapsus terribles; por ello es preciso recuperar memoria, es decir, recordar nuestros orígenes o
el origen de todo a un nivel individualizado.
(212) Casi siempre «los cuentos» que nos han contado sobre el origen de la humanidad empezaban así:

Al principio, todo era Caos...


Al principio, todo era Luz...
Al principio, era el verbo...

Lo triste es que EL PRINCIPIO... se ha desdibujado tanto que se fue perdiendo por diversificación y lo más terrible es
que el principio, nos aseguran por una parte que fue caótico, oscuro, denso, y por otra que fue lumínico, ordenado, e
incluso también nos dicen que el principio era la nada y la nada era todo, y de la nada y del todo surgió la vida,... y
claro, con esas explicaciones quién va a creer en ningún principio. Pero ahí está el principio, el gran desconocido,
aunque ese desconocimiento que esta humanidad tiene de sus principios no debería implicar que todo el orbe planetario
desconozca el principio; hay muchas formas de vida en este Universo que está en expansión constante continuamente,
que lo mismo que el principio son desconocidas. La prepotencia del ser humano me suele resultar tristemente
humorística, pues algunos piensan que son los únicos con capacidad de inteligencia en un universo que es
enormemente grande, claro que como yo digo: «hay inteligencias que no se alcanzan a ver en la propia ignorancia».

POR EJEMPLO:
Al Maestro de Amor y Compasión que vino a este planeta (y a los que antes de El y después de El llegaron y llegarán)
algunos lo reconocieron porque en sus corazones había ya un poco de ese Amor incondicional; otro grupo lo vio como
un impostor y un charlatán; otro grupo lo juzgó y lo condenó a muerte por ser como era y otro grupo hizo de El un
símbolo a imagen de sus propias limitaciones mentales. Cada uno de estos grupos creó su propia realidad de este Ser y
así las historias sobre este ancestral Ser siempre se han contado a partir cada cual de sus filtros personalistas y de ahí se
dedujo una doctrina dogmática e irreal que aún tristemente «colea» en nuestros días, aunque a las puertas del milenio,
hora es que cada quien descubra a su Dios Interior, y cese ya el adorar falsas imágenes fuera.
Tal vez por el hermetismo en el que muchas cosas se envuelven hoy en día es que se hace hartamente imposible de
descifrar la realidad intrínseca de lo Divino en cada quien y por eso hay una mayoría que termina abandonando la
búsqueda o haciéndose incrédula; así que siguiendo los divinos consejos y amando siempre al Absoluto cada vez más
voy obedeciendo y viviendo la vida en mayor plenitud de acercamiento a este original Creador que es mi corazón, y
aunque no lo parezca este libro es absolutamente espiritual, por eso, en sus comienzos la anciana Sophia te ha llevado a
la historia sagrada de la cultura a la que pertenezco y que es la misma historia sagrada que otras culturas con otros
nombres también cuentan; mi pretensión: que realices un viaje helicoidal en forma de ocho desde lo finito a lo infinito.
A través de viajar por este libro irá el lector/a desde una historia personal a transpersonalizarse en un destilar y emplear
y ampliar todo el conocimiento antiguo y ancestral del número, el (213) símbolo y el nombre para ir desgranando una
historia en la que sentirse protagonista por ser partícipe de ella desde hace eones:LA VIDA HUMANA EN ESTE
PLANETA LLAMADO TIERRA.
A mis alumnos, al iniciar su camino de personal búsqueda conmigo, les enseño que deben honrar a sus ancestros, es
decir, conocerlos en profundidad, y que esto es lo que les permitirá y ayudará a percibir su propia realidad de forma
más clara y amplia; por ello, primero viajamos por la antropología, para darnos cuenta de cómo hemos ido
evolucionando y cambiando, lo que es una primera ayuda básica para ir subiendo al siguiente peldaño evolutivo de la
enseñanza de un modo óptimo y eficaz; siempre tuve claro que le va a ser mucho más fácil a la consciencia asumir lo
transcendente de sí misma si primero asume y reconoce lo más vulgar y cotidiano; primero debemos conocer el suelo
que pisamos, con todo su conglomerado activo y pasivo, ello nos ayudará a reconocer el cuerpo físico, con todas sus
inmensas formas y posibilidades; este conocer primero y ante todo de los planos terrenales o físicos nos llevará
suavemente al conocer de lo emocional o cómo nos comportamos habitualmente, y este conocer a su vez nos llevará al
comprender de los muchos estados mentales por los que atravesamos diariamente; sin esta primera e importante base
del propio conocimiento de lo que nos rodea y de nosotros mismos, le es fútil o banal al ser humano tratar de entender
el Universo y muchísimo menos podrá entender la divinidad, o lo que sea, que ha conformado Todo cuanto Es.
Podremos entender más profundamente todo cuanto acontece en este planeta si logramos saber de forma auténtica
como ascendieron el primer escalón evolutivo de la especie llamada humana aquellos primeros seres acuáticos que
fueron capaces de vencer los primeros miedos a lo desconocido y que, tras subir ese primer escalón evolutivo,
valientemente siguieron «dando pasos» para llegar a evolucionar hacia aquellos días en que como primeros pobladores
del Neolítico caminaban ya más erguidos que en los anteriores períodos y aunque aún todavía embrutecidos,
comenzaron sin embargo a ser cada vez menos densos y salvajes, pues su masa cerebral también comenzaba a ser más
fluídica y a nuestro ancestral homínido le emergía ya en su interior craneal por el lado derecho central, además de
aquél primer cerebro que se dio en llamar por sus descendientes protoreptiliano (sede de los sistemas de ataque y huida,
herencias de comportamiento, niveles de supervivencia, etc.), otro segundo cerebro que se llamaría paleo mamífero
(sede del sistema límbico o capacidades emocionales y sentimentales) gracias al cual nuestro ancestro pudo dar
comienzo al surgimiento de recursos importantes para la evolución de la especie, y mientras que aquellos primeros
pobladores peludos y grotescos, con una masa craneal demasiado densificada vivieron de un modo casi trágico a la
intemperie o en el fondo de cavernas profundas, éstos otros pobladores que surgieron tras los grandes hielos vivían a
las orillas de los ríos, un tanto ocupados en descubrir los niveles más básicos de supervivencia, pero siendo capaces ya
de tener ciertos códigos de comunicación entre si; estos primeros códigos, aún un tanto guturales, eran sobre todo
«gestualidad», lenguaje corporal y surgían por la necesidad que este segundo cerebro les hacía experimentar de «los
otros»; me es muy fácil recordar y revivir las primeras ruedas energéticas de aquellos primeros seres apiñados
alrededor del primer momento cumbre de la humanidad «el descubrimiento del fuego», ¿quién donó el fuego a nuestro
antiguo ancestro?; si soy muy lógica, me atreveré a decir que seguramente el chasquido de la piedra contra la piedra en
un afán instintivo de pulirlas y hacerlas capaces para la defensa, y que fueron esas primeras chispas las que prendieron
en alguna hierba seca, y así el fuego hizo (214) su primer acto de presencia; pero si soy soñadora e imaginativa puedo
intuir que un día cualquiera, en la cima de un monte elevado, una nube preñada de seres excelsos, venidos de otras
evolutivas galaxias o cielos, descendieron y viendo el estado tan inferior de aquellos homínidos, trogloditas y seres
cavernarios les regalaron una perla, un diamante, cuya injerencia y colocación central en la masa craneal iba a llevarles
a un estado cada vez más evolutivo y capaz de descubrir el poder y la capacidad del fuego en sus ignorantes vidas.
En realidad, querido amigo/a lector/a, me da igual si soy producto de algo casual como la unión del polvo de estrellas y
los rudimentarios primeros carbonos o minerales terráqueos o si soy producto de la ingeniería evolutiva de un sistema
de conciencia superior, a los cuales podemos llamar: Núminas, Dioses, Dios, extraterrestres, etc..., lo que me importó
realmente en los momentos crucial de mi personal y propia vida fue saber que... soy realmente y para descubrir ello ahí
dentro de mi cerebro estaban las joyas resplandecientes que son mis glándulas endocrinas cerebrales, PERLA Y
DIAMANTE esenciales que vibran pictóricas de vida y cuya vibración me hizo y hace sentir infinitamente agradecida
a lo que sea que me ha hecho ser, y esas mismas glándulas como fuentes primordiales del rocío de la Vida (hormonas)
distribuyen por todos mis espacios vacíos un llenado de consciencia de saberme YO MISMA UNIDA A UN TODO
que me rodea, me penetra y al cual le pertenezco y me pertenece pero del que no soy esclavo, ni verdugo ni víctima.
Habíamos dejado a nuestros ancestrales parientes viviendo a la orilla de los ríos, a través de la caza y pesca y la
recolección de frutas silvestres, aprendiendo el arte del trueque entre pobladores y podemos imaginar cómo poco a
poco y cada vez con menos pelo y asertividad, gracias al desarrollo de su primer y segundo cerebros, el resurgimiento
suave de un tercero que más tarde se llamaría neocórtex (sede del principio de la razón y la selección) el cual surgía por
la parte izquierda central de aquella masa craneal primitiva, cuando se dieron cuenta que lo que comían hacía
desaparecer cada vez con mayor rapidez recursos cercanos y que el agote de esos recursos les hacía ser nómadas. Un
día cualquiera los más aventajados cerebralmente hablando, se dieron cuenta que parte de lo que comían y salía de
nuevo de ellos producía de algún modo nuevos recursos, poco a poco se percataron de que ciertas semillas metidas en
aquél caldo de cultivo, que eran los propios excrementos y la propia tierra, al cabo de un tiempo producían más
recursos de supervivencia; ello les hizo percatarse del poder de las semillas en la tierra y seguro que fue así que
surgieron los primeros agricultores, que además serían constructores de poblados, dejando de ser nómadas para
volverse un poco más sedentarios, y no sólo aprendieron a cultivar la tierra sino también a domesticar algunos
animales, lo cual les llevó a ser también ganaderos y todo ésto sucedía en aquél tiempo denominado edad de piedra del
paleolítico inferior, medio y superior, donde la vida comenzaba a dejar de ser poco a poco tan inhóspita y donde el
ancestral homínido daba sus primeros pasos en los peldaños de la evolución, uno tras otro le iban llevando al desarrollo
de un cerebro y un cuerpo cada vez más adecuado al entorno y a los acontecimientos que surgían.
Uno de los asuntos que podemos reconocer les debió de ser inmensamente difícil de comprender a aquellos primeros
homínidos y que debió de ser cruel experiencia por desconocida fue descubrir la inmovilidad total y silenciosa de
algunos de ellos que habiendo llegado al punto y final de su experiencia particular, se quedaban en tierra inertes y fríos,
y (215) seguramente que el culto a los inmóviles o muertos como más tarde se les llamaría, debió de surgir por creer
que si se enterraban los huesos (que era lo último que a los ojos asustados se exponía con una cierta durabilidad, más
que la carne y las vísceras), tratados del mismo modo a como se enterraban las semillas de aquello que comían, tal vez
con el tiempo dichos huesos también cobrarían de nuevo vida; por ello enterraban a sus muertos con todos los útiles o
armas o efectos personales que éstos habían utilizado en vida y sabemos que este principio de culto a los muertos
subsiste en algunas culturas todavía hoy en día.
Aquí vuelvo a ser soñadora y me apetece presagiar que nuestros ancestros debieron intuir que ésto de la inmovilidad
era pasajero tal vez porque de vez en cuando unos seres hermosos y radiantes que parecían no morir nunca les visitaban
y a cada visita, pese a estar éstas un tanto distanciadas, les veían siempre igual, como si el tiempo por ellos no pasara, y
sigo soñando para seguirte diciendo a ti que te cuesta tanto a lo mejor tener esta clase de sueños, que estos seres eran
LOS SEÑORES DE LA LLAMA O DEL ROSTRO RESPLANDECIENTE, cuyos ojos verde Jade a estos homínidos
grotescos y grandores miraban con inmensa consideración y amor incondicional; y sigo soñando y te digo a ti que no
crees en esta clase de sueños, que estos mismos Señores de la Llama aún nos siguen visitando y te digo más, algunos
de estos Señores andróginos por más señas, se quedaron, genéticamente hablando, entre nosotros y algunos tenemos la
suerte de ser parientes suyos muy cercanos, como así mismo otros lo son de ancestrales parientes homínidos, los cuales
al dar el paso evolutivo de comenzar a desarrollar el cerebro, permitieron a sus descendientes la capacidad de
evolucionar aún más deprisa y así fue como de la edad de piedra, de la vida nómada con el consiguiente peligro de la
vida misma, se pasó a la edad de piedra pulimentada, a la creación de poblados y a la capacidad de utilizar el fuego
descubierto (o donado por los señores de la Llama) el cual permitía protegerse de los animales salvajes y del intenso
frío de aquél período, donde sobre todo nuestro ancestral homínido era todo «ojos, olfato y oído», sentidos que llegó a
agudizar de un modo muy rápido para su supervivencia y desarrollo vital, naciéndole de dicho desarrollo cerebral el
sentido del MIEDO a lo oscuro y a la noche y por resonancia contraria la simpatía con lo diurno, porque ésto le quitaba
miedo; El Neanderthal y aún más el Cromagnon pusieron los cimientos para el ejercicio del culto a los primeros
númina, lo que más tarde se convertiría en religión, y que en principio no iba más allá de adorar a las luminarias del
cielo, y a todo lo que en la naturaleza era poderoso, como el viento, la lluvia etc., a todo animal o cosa que al homínido
de entonces le superara, que era casi todo cuanto a su alrededor existía.
Tal vez fue de este modo natural que fueron surgiendo los primeros líderes o, brujos, magos o chamanes, es decir,
todos aquellos entre la «mas media» que mejor se enfrentaban y de forma natural con todo lo que la mayoría no sabía o
no podía enfrentarse. Por ello, tal vez, en los tiempos tanto prehistóricos como más tarde en los llamados bíblicos, los
que mejor se entendían con dichos númina (tenido por divinidad o ente superior) se iban convirtiendo en jefes, líderes,
legisladores, instructores, sacerdotes, jueces, profetas, reyes, etc., de los demás; de hecho, históricamente aún podemos
analizar que estos primeros detentores de lo sobrenatural, pese a tener un «tu-a-tu» muy íntimo con la divinidad,
también la temían en sus fueros más internos, teniendo a estos «dioses» como lo más supremo y excelso a ellos
mismos, cuestión que fue degenerando con el paso del tiempo donde llegamos por ejemplo a las culturas egipcia o
romana, donde un ser humano se convertía en dios mismo por obra y gracia de si mismo.
(216) En las primeras épocas neolíticas, el ya evolucionado homínido cada vez más se iba codeando con estos Dioses,
siendo los pueblos llamados hebreos los primeros en adorar a un único Dios, denominado Yavhé, y teniendo por ello
luchas y enfrentamientos con los demás pueblos y culturas que cercanas a la suya adoraban a otros dioses diferentes,
cosa que no está muy distante de lo que aún actualmente sucede.
Hoy en día cambiar de contexto de pensamiento no es cosa fácil, sobre todo porque es una gimnasia mental a la que no
se está muy acostumbrado; algunas neuronas cerebrales, cómodas, se niegan a avanzar por caminos evolutivos, tal vez
porque nadie enseña de un modo correcto, claro y sencillo que podemos elegir nuestros propios contextos de
pensamiento; hemos vivido demasiado tiempo utilizando viejos sistemas mentales de pasadas experiencias
psicológicas, personales, espirituales, etc., heredadas de los que nos precedieron, que raramente han sido cuestionadas
y que por el contrario desgraciadamente reforzamos aún más con las propias experiencias de vivir aferrados a dichos
puntos de vista personalistas, lo que hace imposible darnos cuenta del anquilosamiento mental al cual se está sujeto; los
mecanismos de supervivencia por repetición son muros poderosos que intentarán resistir todos los embates de lo nuevo
o desconocido.
Como a menudo han dicho ciertos maestros, el sufrimiento viene de la ignorancia; yo estoy segura que dentro de
algunos años ciertos enfoques o maneras de vivir la vida en mayor plenitud y que ahora les hacen reír con sarcasmo a
los más cientifistas, serán adoptados de una forma colectiva y natural por todos los habitantes de la Tierra. Estoy
segura que dentro de unos años la propia ciencia explicará a Dios y a su universo. Cuanto más se ensanche nuestro
cerebro más pronto podremos liberarnos del sufrimiento, tanto en lo individual como en lo colectivo; confundir la
realidad con nuestra percepción de ella no quiere decir que la realidad cambie; si queremos ser más plenos no debemos
pretender cambiar a nadie ni a nada para encajarlo en nuestras limitadas ideas; sólo podemos y debemos cambiarnos a
nosotros mismos y este cambio debe significar variar la percepción que tenemos del mundo y de los demás; hay
muchos «homínidos» por ahí fuera todavía, aunque con menos pelo, haberlos, «ailos». Te deseo que goces del
descubrir e investigar en los mándalas que vienen a continuación y te recuerdo lo que me dijo un viejo maestro sufi del
siglo xin, llamado Jelaluddim Rumi:

«La vida es un juego, no te olvides de disfrutarlo, la vida es broma, no te la tomes muy en serio.»
Nuestro consejo es que disfrutes de la aventura de descubrir un universo, un creador y un ser humano como tu interior
te lo indique, y no sólo como algunos pocos de la especie, no se sabe porqué razón, impongan que es como él/ella
dicen únicamente y para ello hemos ideado este grupo de mándalas, que en el próximo capítulo encontrarás
denominados como los mándalas universales de «el ser», y que aportamos primero en blanco y negro, describiendo los
trabajos iniciáticos a realizar con cada uno de ellos; y los mismos mándalas a color en las láminas que van a parte en
este libro, como técnica de ayuda meditativa, recomendando también su propio dibujo para mayor y óptima integración
cerebral y disfrute máximo.
(217)
SERIE MÁNDALAS MEDITATIVOS UNIVERSALES DE «EL SER»

ÉPOCA: ANTES DE LA VIDA CONOCIDA

El ojo que ve en lo oscuro de la claridad


Ojo derecho.Hemisferio izquierdo La razón - Intuición Expansión de energía

1° Trabajo iniciático
Medita este mándala con los ojos abiertos durante varios minutos; luego ciérralos y
«recrea» sus líneas tratando de «fijar» la imagen en tu interior, preguntándote como
pudo ser el comienzo de la vida en el Universo. Al salir de la meditación, anota
cuanto hayas experimentado. Continua esta búsqueda sobre el big bang, hace 15.000
millones de años, consultando libros de astrofísica, y allí comprobar de lo que te
surgió en tus propias meditaciones.

El ojo que ve en lo claro de la oscuridad


Ojo izquierdo. Hemisferio derecho La Sensación - Percepción

2° Trabajo iniciático
Medita este mándala de la forma anteriormente descrita. Luego visita un planetario. Pregunta e
indaga en como surgen las estrellas, las galaxias y como desaparecen.

(218)
EÍ ojo que ve lo que es real
Glándula pituitaria y pineal

3° Trabajo iniciático
Busca información sobre las glándulas pituitaria y pineal y sus influencias en el cuerpo
humano. También realiza una pequeña redacción sobre el significado dual de la existencia,
sobre los polos positivo y negativo. ¿Es realmente dualista la existencia?, y si ésto es así,
¿cuándo surge este pensamiento y quienes lo apoyan?

Silencio de contemplación
El Creador se mira en sus creaciones

4° Trabajo iniciático
Medita y estudia las teorías sobre la expansión del Universo, y sobre su forma,
leyendo libros de Carl Sagan. Stephen Hawking. Niels Bohr, etc.
La experiencia de la contemplación
Lo que contempla realiza sus espejos
5° Trabajo iniciático
Medita este mándala colocándote imaginariamente en el centro de tu cuerpo, es decir, en tu
corazón, sintiendo el resto de tus órganos rotar como los planetas lo hacen alrededor del Sol.
Experiméntate en la importancia de interrelación que tiene todo en tu organismo, tanto a nivel
corporal como psíquicamente. Anota lo que encuentres.
Estudia la creación de nuestra galaxia y del sistema solar.

(219)
ÉPOCA: ANTES DE LAS PRIMERAS GLACIACIONES

Las fuerzas del rayo rojo


Y todo se iluminó e iluminó a todo
Primer cerebro reptiliano en formación. La energía átomo penetró lo denso y
profundo, El arriba penetra abajo y todo lo genera. La energía átomo dando vida al
interior de la tierra.

6° Trabajo iniciático
Realiza aquí un estudio del surgimiento de las primeras bacterias hace 3.000 millones de
años. Busca información de la formación de la Tierra (geología), por ejemplo:
El período precámbrico (hace 600 millones de años). Medita cuándo y cómo se formaron los
volcanes y cómo es el interior de la Tierra, su formación y composición: minerales, etc.
Encuentra el volcán más primitivo que hoy se conozca.

Los fuerzas del rayo azul


Y las aguas fueron germinadas...

2° cerebro paleomamífero o sistema límbico en formación.

7° Trabajo iniciático
Estudia la formación de la vida acuática, ¿porqué surgió la primera especie en existir en ese elemento,
cómo se llamó y que tipo de «vida» tenía?; investiga el período Cámbrico (500 millones de años), y
los primeros grandes periodos glaciares, con su tipo de vida existente. Contesta a la pregunta: ¿qué
son los Trilobites y las cianobacterias?

(220)

Los fuerzas del rayo amarillo


Y del aire surgió la vida...

3° cerebro neocórtex en formación. Futuro Homo Sapiens.

8° Trabajo iniciático
Investiga el surgimiento del aire puro y respirable del que hoy disfrutamos. Medita y
estudia sobre los períodos Jurásico (200 -140 m.a.): primeros pájaros primitivos, período
Cretácico (hace 145 millones de años): grandes saurios marinos. Dinosaurios.
La luz que se hizo a si misma

9° Trabajo iniciático
Busca todo lo referente al surgimiento de los primeros ancestros humanos, hasta llegar al homínido (orígenes más antiguos del
hombre actual). Estudia algunas bases de paleontología; ¿dónde se descubrió la existencia prehistórica de Lucy? Dibuja los
primates y sus clasificaciones hace 30 millones de años, así como los primeros homínidos, que caminaban erguidos hace 3 millones
de años.

(221)
El día del hermafrodita

10° Trabajo iniciático


Elige un día en que estés absolutamente tranquilo; pídele a alguien conocido que te acompañe en esta experiencia, sin
intervenir, a menos que tu le pidas ayuda; llena tu bañera con agua caliente a temperatura corporal, introduce tres
puñados de sal marina en dicha agua, colocándote en la boca una pajita o cánula para respirar y sumérgete totalmente
despacio y suave; una vez así reposado cierra tus ojos y trata de escuchar los sonidos que tu cuerpo produce dentro del
agua; las luces del baño deberán estar apagadas y tu acompañante en total silencio; se trata de que llegues a
experimentar la sensación fetal; tras unos segundos, visualiza esta figura y vete con tu mente al momento en el que
estuviste en el vientre materno; experimenta todas las sensaciones y date permiso para conocer en profundidad que te
ocurrió mientras estabas siendo un ser «acuático»; puedes repetir este ejercicio varios días hasta que decidas también
atravesar el momento del parto o incluso ir hacia atrás, a cuando eras apenas un deseo dentro de la mente de tus padres.
Anota todo cuanto percibas.
Estudia libros y vídeos sobre el surgimiento de la célula y cómo se desarrolla el cachorro humano en la vida
intrauterina. ¿A qué días exactamente el corazón del feto comienza a latir? ; Cuándo surgen las extremidades
superiores, o se distingue el sexo que tendrá?, y coteja todo ello con lo experimentado personalmente.

ÉPOCA: LA EDAD DE LA PIEDRA TALLADA: PALEOLÍTICO


Primer cerebro en formación de conexión
Base para concebir a los viscerales.
Futuros guerreros.
Paleolítico inferior. Cazadores al aire libre. 2,5 millones de años.

11° Trabajo iniciático


Realiza un estudio de la actividad depredadora del hombre y del descubrimiento del fuego,
hace 1,5 millones de años. Conoce y medita sobre la aparición del hombre de Neandertal
hace 120.000 años. Visita Atapuerca, en la provincia de Burgos, España, y otros
yacimientos si puedes.

Segundo cerebro en formación de conexión


Paleolítico medio.
Base para concebir a los EMOTIVOS o futuros agricultores y ganaderos.

12° Trabajo iniciático


Busca información sobre cuando se realiza el salto desde lo gutural o gestual, hasta los
primeros lenguajes. 180.000 años a 40.000 años. Profundiza en el conocimiento del
llamado hombre de Cromagnon. Estudia los primeros ritos funerarios. Visita la cueva de
Morín, en Cantabria y algunas otras en Francia.

(223)

Tercer cerebro en formación de conexión


Base para concebir a los intelectuales. Futuros comerciantes y artesanos.

13° Trabajo iniciático


Infórmate sobre el Paleolítico superior, que termina hace 10.500 años, con el fin de la última
glaciación; conoce en profundidad el desarrollo del llamado «Homo Sapiens»; estudia el florecer del
desarrollo de la ornamentación y del utillaje, así como el desarrollo del arte. Visita Altamira y las
cuevas del Drac, en Mallorca.
Los tres cerebros formando dos trapecios en su interior
Base para dar lugar al surgir de los INTUITIVOS.

14° Trabajo iniciático


Busca información sobre el cerebro neocortical y sus características; contesta a la pregunta de porqué se le concede el premio nobel
de medicina a Roger Sperry (1981) investiga cuanto puedas sobre el Mesolítico (10.000 años a.C.) y conoce el germen de las
primeras grandes culturas, salto de la vida nómada a la vida sedentaria, producción de alimentos,., e infórmate del surgimiento de
profetas, jueces, y reyes, y donde ello ocurre primero.
(224)

ÉPOCA: LA EDAD DE LA PIEDRA PULIMENTADA: NEOLÍTICO INFERIOR

Dualidad
Primer y sgundo cerebro conectados entre sí.
Experiencia de lo gutural y lo gestual, lo instintivo y lo emotivo
15° Trabajo iniciático
Realiza un trabajo imaginativo sobre las necesidades más básicas que tendrían
los habitantes de esta época, y como superaban los problemas de supervivencia
básica y aprende como la necesidad (sistema límbico) de controlar (s.
reptiliano) llevó a la domesticación de animales y a la vida sedentaria, y si
puedes ve a visitar las minas de sílex de Grimes Graves (Gran Bretaña).

Unidad
Primer, segundo y tercer cerebro conectándose entre si por vez
primera.
16° trabajo iniciático
Medita sobre el comienzo de la deducción y la lógica. Estudia como
surgen los trueques de la agricultura y la ganadería, la artesanía y el
comercio y la construcción de pirámides escalonadas y Zigurats (4.000 -
600 a.C.), el desarrollo intelectual que posibilita la minería, el trabajo del
bronce, el descubrimiento de la rueda, y si puedes ve a visitar la pirámide
de Saqqara, cerca de El Cairo (2.600 años a. C), o la pirámide del Sol, en
Teotihuacan, México.

(225)
El cuarto cerebro
Tres cerebros formando cuatro triángulos, y un cuadrado, resultando de esta
primera gran integración cerebral la «creación» de un espacio
circular o «corazón del éter»: surgimiento de las grandes civilizaciones.
77° Trabajo iniciático
Medita en los períodos de colonización y formación de primeros imperialismos: sumerios, asirios y caldeos; deberás investigar
cómo surgen los sistemas de pesos y medidas y se desarrolla la navegación. Estudiar la vida de Moisés (1.500 a. C.) y de Ramsés
(1.300 a.C). también podrías ir a visitar monumentos megalíticos como Stonehenge y Avebury; Silbury Hill (Sur Inglaterra), los
alineamientos de Carnac (Bretaña francesa) y explorar su relación con la astronomía, o conocer las estatuas de la isla de Pascua,
esculpidas con cinceles de basalto, en el sur del océano Pacífico.

(226)
ÉPOCA: NEOLÍTICO MEDIO: CONQUISTAS Y ÉXITOS

Las 12 tribus
18° Trabajo iniciatico
Medita y plantéate con este mándala el porqué de la permanente atracción del ser
humano por conquistar a los pueblos vecinos. Inicia una búsqueda de toda clase de
información sobre persas, hebreos, egipcios; cuando y porqué surge el primer éxodo
del pueblo hebreo, quien fue Nabucodonosor. Trata de descubrir el secreto de las 12
tribus hebreas y como surge su relación con el Dios denominado Yahvé, investiga la
creación del reino de Hebrón, quienes fueron Abraham, David, Salomón. Estudia
épocas de los Sumerios (4.000 - 1.900); Asirios (1.200 - 600 a. C); Caldeos (600 - 400
a.C); Judíos (1400 a. C).

Alejandro Magno
(356 - 323 a. C), conquistador del imperio persa.
19° trabajo iniciatico
Inicia una búsqueda sobre en que época existió la biblioteca de Alejandría, cómo y
porqué desapareció ésta, quien es y que hace exactamente Alejandro Magno para ser
lo que llegó a ser. Investiga que ocurre para que se produzca el primer éxodo del
pueblo elegido (597 a. C). descubre que cuenta la leyenda sobre Alejandro Magno y
el nudo gordiano.

Reino de Babilon
(1700 - 500 a. C)
20° Trabajo iniciatico
Descubre meditando en este mándala algo sobre Hammurabi (1800 - 1750 a. C),
Asurbanipal (669 -627 a. C) y su importancia en la historia humana. Coteja datos en
enciclopedias antiguas.

(227)
ÉPOCA: PRIMEROS IMPERIALISMOS. NEOLÍTICO SUPERIOR

Alejandría
Fundada en 332 a. C.
21° Trabajo iniciático
Realiza una meditación creativa, viajando con la mente hacia la Alejandría del pasado, tratando de prestar atención a
los nombres o ciudades que aparezcan en tu mente creativa, anotando la experiencia en tu cuaderno y cotejando luego
en mapas antiguos y actuales. Investiga y viaja personalmente también si puedes hacia allí.

Egipto
22° Trabajo iniciático
Aprende y medita porqué tuvo mayor auge este pueblo en la construcción de pirámides
(2.700 - 1.000 a. C.) Estudia la filosofía de vida de los egipcios y lo que significaba para
ellos Maat; las implicaciones de la figura del faraón en el pueblo. Dibuja el panteón de
las distintas divinidades con sus nombres atendiendo a la cualidad de manifestación que
representaban. Visita museos que tengan exposiciones egipcias; lee libros al respecto;
medita el tarot de Sebastián Vázquez.

Grecia
23° Trabajo iniciático
Infórmate sobre la creación del imperio griego. Estudia las ciudades-estado de Atenas,
Corinto, Esparta y Tebas. La guerra de Troya; lee el libro de Hornero: La Iliada). 1.200
años a. C.
Describe qué fueron las guerras médicas. Visita si puedes este país y medita en alguno de
sus templos.

(228)

ÉPOCA: PRIMEROS IMPERIALISMOS. NEOLÍTICO SUPERIOR


Con estos mándalas iniciamos la búsqueda de información sobre los Esenios y Mayas,
así como otros pueblos místicos y religiosos. Quien fue y cuando existió el llamado
Maestro de Justicia, quienes fueron los primeros adoradores del Sol, etc.

Esenios
(200 - 200 d. C.)
24° Trabajo iniciático
Aquí deberías estudiar la vida de esta casta y porqué rechazaron la esclavitud. Su observancia
del Shabat. Medita a que números del eneagrama podían pertenecer los distintos practicantes
esenios como por ejemplo los Jashaim (los callados), quienes practicaban el amor al silencio o
los Hasidim (hombres ancianos y sabios) que practicaban el amor a la virtud, etc. lee libros al
respecto que sean históricos y otros más utópicos, y observa la diferencia. Visita si puedes
Qumram, en Israel, y medita sobre los Manuscritos del Mar Muerto.

Mayas
(300 - 900 d. C.)
25° Trabajo iniciático
Dibuja y construye una pirámide truncada, e investiga el origen de los ritos que se
realizaban en el templo de Kukulcán, de nueve cuerpos, en Chichén Itzá. Investiga
sobre el origen de la gran pirámide blanca de China y las restantes (de reciente
aparición o divulgación)
La cultura griega
26° Trabajo iniciático
Describe la cultura helénica (600 a. C.) y descubre y estudia cuanto puedas sobre Tales de
Mileto, Anaximandro, Anaxímenes. Visita el Templo de Del-fos. Medita y trata de descubrir
de que trataban los misterios eléusicos. Lee libros de simbología.

(229)

ÉPOCA: ESCUELAS MÍSTICAS, LOGIAS, MAESTROS Y CATEDRALES

Sofistas

27° Trabajo iniciático


Descubre el cómo y porqué Sócrates (470 -399 a. C.) presenta el vicio como
resultado de la ignorancia, aporta ética y lógica, justicia, amor y aboga por el
conocimiento de uno mismo.
Lee a Aristóteles (384 - 322 a. C.) y conoce porqué trató de unificar la experiencia
intuitiva con la deducción lógica, potenciando a la vez la biología y el
razonamiento profundo.
Haz lo mismo con Platón (428 - 347 a. C.), quien potenció los diálogos como
fuente de ideas filosóficas.
Reflexiona sobre la expresión «Sólo se que no se nada» y medita en Pitágoras y su
Escuela. Contesta a la pregunta: ¿cuántos años de silencio se exigía en esta
escuela?

Los primeras visiones heliogónicas divinas


interpretadas desde la intuición humana.

26° Trabajo iniciático


Dibuja este mándala, copiándolo en una hoja aparte, y descubre las secuencias
numéricas que forman la figura del hombre autorrealizado de Leonardo Da Vinvi y
cuantas hay en totalidad dentro de este mándala. Investiga lo que tienes que unificar
y pulir de tu rasgo base para la autorrealización.
Procura leer «Upanisad», «Bhagavad Gita», «Tao Te king», a Confucio y Lao Tse,
y practica meditando el «I-Ching» (libro de las mutaciones).

(230)

Pórtico de la Gloria
29° Trabajo iniciático
Trabaja este mándala poniendo tu rasgo base en su cúspide estudiando lo que aportas al
resto de tu personalidad desde ahí, y reconociendo como «riñes» todo con el particular
color del cristal por el que ves el mundo. Escribe cuanto puedas encontrar de los
periodos renacentistas y descubre el porqué del llamado «Pórtico de la Gloria
catedralicio». Investiga sobre los Templarios y demás cruzados y si puedes haz una
visita a las catedrales de Santiago, Notre Dame, Canterbury, etc.
De oriente a occidente
Del derecho al izquierdo y viceversa
30° Trabajo iniciático
Medita sobre las vidas de Miguel Ángel, Giotto, Rafael, Boticelli y los contemporáneos de su
época y lee después sus biografías, cotejando resultados. Luego busca algún cuadro sencillo,
vuélvelo del revés y mirándolo así, comienza su dibujo desde la parte superior, dibújalo sin darle
la vuelta hasta finalizar tu trabajo. Haz ésto primero sólo con la mano derecha y luego lo mismo
con la izquierda y sorpréndete con los resultados.

Del cielo a la tierra


Del primer cerebro al sistema límbico y neocórtex, y viceversa.
31° Trabajo iniciático
Dibuja un mapa celeste que contenga las constelaciones hasta hoy más conocidas de nuestra
galaxia y también lee las biografías de Leonardo Da Vinci, Tycho Brahe, Galileo, y libros de
astronomía. En esta etapa del «viaje» será importante practicar pranayama, es decir, respiraciones
conscientes, así como, salvo afecciones cardíacas, realizar la postura de yoga denominada «de la
vela» o la del «arado», que podrás aprender en libros sobre el tema o con profesorado adecuado.

(231)
ÉPOCA: RENACIMIENTO, EVOLUCIÓN CEREBRAL EN SU MÁXIMO ESPLENDOR

Renacimiento
32° Trabajo iniciático
Medita en este mándala tratando de conocer visual e intuitivamente el número de líneas o caminos que en él están
diseñados y busca información del tiempo denominado edad media y después estudia y escribe sobre los grandes
artistas de los periodos del Renacimiento o Edad de Oro, meditando en las diferencias entre ciertos momentos de la
historia y otros. Descubre también quien fue Copérnico, Kepler, recuerda sus aportaciones a la humanidad. Cuando
surge la idea del humanismo, etc.
(232)

E pílo g o
Dios duerme en la piedra,
sueña en el vegetal,
despierta en el animal
y «sabe» que vive despierto en lo humano.

Proverbio Sufi
Si comparásemos la evolución humana con la acción de subir una escalera (lo que significa aceptar el pequeño o gran
esfuerzo del abandono del escalón inferior), podríamos llegar a comprender el por qué el cambiar de contextos o
puntos de vista dogmáticos, con las consiguientes pérdidas y ganancias que ello pueda representar, nos puede llevar a
preferir permanecer en el pasado, es decir, a negarnos la posibilidad de seguir evolucionando en la vida, y este proceso
casi siempre sucede por miedo a lo desconocido, pese incluso a saber que el salir de dicho proceso, aunque puede
representar al principio la pérdida de una cierta seguridad o comodidad, también va a evitar a la larga el mayor dolor
del sentimiento de habernos quedado atrás, mientras el resto de la Vida siguió avanzando.
Por ello, comparo la evolución al símil de subir una escalera, en la que cada peldaño, ocurra lo que ocurra, es útil para
la vida evolutiva, donde incluso quedarse algún tiempo en unos más que en otros lo es también; pero tarde o temprano
la vida misma con sus constantes cambios va a empujarnos a seguir adelante; las principales preguntas que hacen que a
veces ésto suceda suelen ser: ¿qué hago en este planeta?, ¿quién soy?, ¿a dónde voy?, ¿de dónde vengo?; y será el afán
de contestar estas preguntas lo que nos empujará a movernos y trascender lo obvio, aunque también estas mismas
preguntas nos inquietarán hasta el punto de hacernos concebir ideas falsas de falsas seguridades; ésto es lo que
llamamos en psicología transpersonal «automatismo egoico», el cual nos impide gozar plenamente de los diferentes
estadios o peldaños de la Vida; para mí, cambiar de peldaño no es más que aceptar los cambios constantes que la
propia vida tiene, y como dice un amigo mío «la libertad estriba en el derecho a equivocarnos y a poder rectificar si
ello nos place».
Ser verdaderamente libre para elegir la vida a vivir no es a veces tan fácil como nos gustaría, aunque tampoco, por lo
que he podido analizar en mi experiencia propia y con otras personas, lo es ir hacia atrás o descender, en todo proceso
selectivo evolutivo es más factible ir hacia delante en cuanto que lo que se encuentre nos resulte conocido, es decir, que
nuestro cerebro lo pueda asimilar y comprender fácilmente, ello nos impulsará con (234) mayor seguridad para dejarnos
fluir hasta el siguiente peldaño, que seguramente ya se intuye o presiente; pero muchas personas en estas «regresiones»
que favorecen la primera pregunta ¿de dónde vengo, quién soy? también pueden correr el peligro de estancarse porque
lo que descubren de sí mismos y de su propio pasado ancestral no les «cabe» en el cerebro; ello es solucionable pues
todos tenemos capacidad de avivar o agrandar nuestra percepción cerebral; pero para ello es importante el ejercicio del
estudio y la investigación lógica y deductiva, como también lo es el aceptar los llamados estados transcendentes de
consciencia o luminosos despertares de la misma, los cuales deben ser tenidos en cuenta, pues sólo el poder aunar
razón e intuición, sensación y percatación, hará posible distinguir nuestros propios descubrimientos del Universo, el
Creador del mismo y de nosotros mismos más allá de lo que ya alguien haya dicho; desde el principio de los tiempos,
hombres y mujeres de ciencia, filosofía, religión y arte han contado a su manera cómo pudo haber sido el origen de la
vida y cada vez más se habla diferente de ello, yo sé que todos tuvieron fragmentos de la realidad última, pero hasta
hoy, sólo hay eso, ¡fragmentos¡ la ciencia asegura asuntos hoy en día sobre el universo que luego, con el paso del
tiempo, no son exactamente así; por ello, será mejor permanecer abiertos y no ser dogmáticos, aunque establecer leyes
momentáneamente no deje de ser quizás incluso necesario.
El conocer de ciertos descubrimientos es igual de importante al momento en que se descubren y para el cual
seguramente éstos serán relevantes; ejemplo: en los tiempos de Copérnico, o incluso del señor Newton ¿acaso sus
descubrimientos no fueron vitales?, pero indudablemente Einstein llegó más lejos y tras él otros también lo hacen hoy
en día. Hay momentos en la historia en que se descubren verdades universales difíciles incluso de asumir o interpretar
por algunos habitantes de la época, pero casi siempre los que los descubren, perseveran, y paradójicamente otros se
servirán del resultado, incluso más tarde de dicha época.
Si también comparamos a nuestro ancestral homínido con el ser humano moderno de ahora mismo veremos que en
esencia no están muy distantes el uno del otro (actualmente se sigue temiendo al entorno y se desconoce aún mucho
sobre los orígenes de la naturaleza de las cosas y los seres); la diferencia estriba en que el primero se desconocía a sí
mismo en sus capacidades progresivas de evolución, mientras que el hombre moderno desconoce aún profundamente
sus orígenes, y da igual que se estudie a la primera homínido africana o a los que han surgido más tarde en Atapuerca y
se saquen conclusiones. Aún estamos en pañales y seguramente irán apareciendo en forma de fósiles información aún
oculta, aunque muy reveladora, por ello permanezcamos despiertos porque lo importante es que ambos, el ayer y el
hoy, estén cara a cara en algún momento para regalarse esa mutua información; esperemos que las numerosas
investigaciones científicas, arqueológicas y antropológicas, así como las individuales e inspiradas, vayan consiguiendo
mayores resultados cada vez. En cualquier caso, el ser humano, antiguo y moderno, poseen en común la evolutiva y
maravillosa existencia en la vida universal.
Hace muchos miles de años, un maestro que era todo luz me contestó cuando le pregunté qué tenía que hacer para
llegar a ser como El y su respuesta alentó mis espacios vacíos entre un escalón de evolución y otro; me dijo:
(235)
— ¡Encuentra aquello en lo que creas más ahora mismo y que tengas por una Verdad o punto de vista particular
absoluto; si hallas ésto encontrarás lo ilusorio y si encontrándolo, lo analizas y lo comprendes en su totalidad,
serás libre de lo que encierre a tu Espíritu y al Espíritu de todas las cosas, pues habrás dado con la Verdad
última!

Las enseñanzas de este mi primer Maestro que a lo largo de todas las edades luego iría reverberando en todos cuantos
Maestros me han instruido dentro de mí, me llevó a entender que el primer paso para salir de las trampas del YO, es
decir, de la mente que se cree las historias ilusorias tanto propias como las que otros le han contado, formándose en
ideaciones, mecanismos de defensa, programaciones heredadas, contextos de pensamiento, sentimiento y acción
personalistas, o paradigmas inconscientes, estriba en autorecordarnos para reconocernos y saber quiénes somos
realmente y de dónde venimos; por ésto les digo a mis alumnos que no sólo basta convertirse en un observador eficaz
de nuestras emociones, pensamientos, sentimientos o actos, hay que ir un poco más allá de lo que nos parezca real,
tomando la posición de ser por instantes «lo observado» para conseguir así aprender a «cambiar conscientemente»
nuestro sistema mental al reconocer que a veces tal cual está en nosotros instalado no nos procura ni la sabiduría de las
cosas ni la plenitud de dicho conocimiento. Esto viene a ser similar a tener el filtro mental amplio o estrecho; en un
filtro mental amplio todo es posible, (explosiones galácticas, danzas siderales, Dioses derramando su Divinidad en
seres sin forma aún, etc.); en un filtro mental estrecho sólo es posible lo que se puede apreciar instantáneamente, lo
cual nos lleva a un pensamiento muy limitador e incapaz de asumir paradigmas superiores o nuevos.
Con los mándalas que hemos aportado en este libro, tanto en blanco y negro como a color esperamos haber ayudado al
crecimiento de tu información y que ésta te interese suficientemente para elaborar un estupendo trabajo «científico y
espiritual de campo», pues precisarás recorrer bibliotecas, museos, libros, conocer personajes y viajar incluso a algunos
lugares si te lo puedes permitir; nosotros aportamos muchas ideas; si se te ocurren más, estupendo; ese era el propósito
de este libro y sus autores y si deseas compartir lo experimentado, escríbenos a:

Apartado de correos n° 831


VITORIA 01080, o visítanos en nuestra página web:
www. ahimsalara. Com

Gracias por haber llegado hasta aquí, peregrino. Hasta otra y recuerda: en el Camino, la Verdad y la Vida hay
momentos para avanzar, para recordar, para olvidar, para transcender, etc., más sólo se hace camino al caminar en uno
mismo y por uno mismo, con discernimiento y responsabilidad ecuánimes, es decir, respetando todo aquello que no es
«yo», libertad.

(237)

LÁMINAS MEDITATIVAS A COLOR


(239-40)
ÍNDICE DE LÁMINAS MEDITATIVAS EN COLOR

NUMERO TÍTULO DE LA LAMINA A COLOR N° capítulo


1 El ojo que ve en lo oscuro la claridad Capítulo 10
2 El ojo que ve en lo claro la oscuridad Capítulo 10
3 El ojo que ve lo que es real Capítulo 10
4 Silencio de contemplación Capítulo 10
5 La experiencia de la contemplación Capítulo 10
6 Fuerzas del rayo Rojo Capítulo 10
7 Fuerzas del rayo Azul Capítulo 10
8 Fuerzas del Rayo Amarillo Capítulo 10
9 La Luz que se hizo a si misma Capítulo 10
10 El día del hermafrodita Capítulo 10
11 Primer cerebro Capítulo 10
12 Segundo cerebro Capítulo 10
13 Tercer cerebro Capítulo 10
14 Tres cerebros Capítulo 10
15 Dualidad Capítulo 10
16 Unidad Capítulo 10
17 Cuarto cerebro Capítulo 10
18 Las doce tribus Capítulo 10
19 Alejandro Magno Capítulo 10
20 Reino de Babilón Capítulo 10
21 Alejandría Capítulo 10
22 Egipto Capítulo 10
23 Grecia Capítulo 10
24 Esenios Capítulo 10
25 Mayas Capítulo 10
26 La cultura griega Capítulo 10
27 Sofistas Capítulo 10
28 Visiones heliogónicas Capítulo 10
29 Pórtico de la Gloria Capítulo 10
30 De Oriente a Occidente Capítulo 10
31 Del cielo a la tierra Capítulo 10
32 Renacimiento Capítulo 10
33 Diamante Capítulo 6
34 Escalenos Capítulo 6
35 Isósceles Capítulo 6
36 El Caldero Capítulo 6
37 Trapecios laterales mayores Capítulo 6
38 Trapecios laterales menores Capítulo 6
39 Trapecios internos Capítulo 6
40 Intuición sagrada Capítulo 6
41 Cuarta dimensión Capítulo 6
42 Iniciación Capítulo 6
43 Pirámide Capítulo 6
44 Cubo Espacial Capítulo 6
45 La escalera de Jacob Capítulo 6
46 Equilibración Capítulo 6
47 Colores Capítulo 7
48 Caminos del Faquir Capítulo 7
49 Caminos del Yogui Capítulo 7
50 Caminos del Monje Capítulo 7
51 El Crisol Capítulo 7
52 El resplandor Capítulo 7
53 Arcoiris Capítulo 7
54 La rueda samsárica Capítulo 8
55 Cerebros Capítulo 3
56 Santo Grial Capítulo 8
57 Sublimación Capítulo 8
58 El Pez Sagrado Capítulo 8
59 El círculo vicioso Capítulo 8
60 Purificación Capítulo 8
61 Fuerzas lumínicas Capítulo 8
62 Trece caminos Hercúleos Capítulo 8
63 Encarnación Capítulo 8
64 Consciencia transcendente Capítulo 8
65 Amor divino Capitulo 9
66 Amados de Dios Capítulo 9
67 El descenso Capítulo 9
68 El Unicornio azul Capítulo 9
69 La Luz incorporada Capítulo 9
70 El origen
71 Rostro Resplandeciente
72 Silencio y Gozo
(241-2)
LOS MANDALAS
Cada Mándala es simbólicamente un ojo que observa y es observado. A través de sus formas, medidas y
colores, los mándalas contienen los secretos que la naturaleza y el universo encierran; entrar en cada uno
de estos mándalas, a través del arte meditativo y de su estudio produce en el cerebro el desarrollo de
mayores capacidades asociativas, al ir usando la imagen corno compañera del pensamiento racional,
abordando así el 90 % del cerebro en desuso, añadiendo a la imagen observada las palabras adecuadas a
ella. También el método meditativo de observar el mándala y luego cerrar los ojos y relajar el cuerpo
produce ondas de calma en las que el mándala se «recrea» en el interior. La práctica esencial de la
meditación con mándalas implica enfocar profundamente en ese espacio interno de ondas finas y
calmadas, todo cuanto en el mándala está diseñado para lograr la meta buscada. Meditar en estos
mándalas ayuda a eliminar la distorsión provocada por las ondas vibratorias cerebrales más densas
debidas a bloqueos y heridas personales almacenados en el primer cerebro básico y en el sistema límbico,
aflorándolas por medio del enfoque hacia dentro de la meditación, obteniendo cada vez vibraciones más
finas de la llamada «totalidad» que cada quien somos. La auto observación externa e interna con
mándalas es un principio continuo básico para el aumento de las capacidades intuitivas, psíquicas y
místicas, sensibilizándonos para poder sintonizar, escuchar y conocer desde adentro, posibilitando el dejar
de proyectarnos fuera en los otros.
Los distintos significados y características, tanto en luz como en sombra, para adjudicar a cada numero en
los diferentes mandalas se encuentran descritos ampliamente en las fichas técnicas del Cap., 4 del libro.

Las formas
Cada forma encierra un mensaje secreto, un código especifico que a modo de sello aporta una
información concreta a nuestro cerebro. Las formas contenidas en estas laminas, con sus colores
asociados y sus exactas construcciones, son como claves que el cerebro recepciona a través de la
meditación, el dibujo y la reflexión sobre ellas como mándalas, activando áreas del mismo antes no
desarrolladas y potenciando aun mas aquellas en desarrollo. Cada línea cumple así la función de unificar
hemisferios cerebrales, desarrollando las sinapsis entre las neuronas y lanzando puentes de unión entre
sus distintas funciones, alcanzándose con ello un resultado sinérgico, de cooperación, entre las
potencialidades conocidas y las aun por descubrir, propiciando sobre todo alcanzar esto último.
La comprensión y la unión de todas las partes dispersas entre sí propiciará un ser humano realizado,
conocedor del entorno porque se conoce a sí mismo, respetuoso con la ignorancia ajena porque supo de
la suya y porque ama a todo y a todos por sobre todas las cosas.

(243-44)
La meditación
Meditar es el arte de contemplar sin interferir en lo observado; por ello, la disciplina diaria elabora la
posibilidad del logro del desapego; cuanto contemplamos en meditación, ya sea una flor, la luz de una
vela, la naturaleza o ciertas formas geométricas, nos penetra hacia los estratos más profundos de la
mente, rediseñando sus estados más ocultos, comunicándonos en el interior respuestas lucidas para la
superación de cualquier problema o situación; la meditación es una chispa o “llave” que abre la mente a
nuevas posibilidades de concebir la vida.
Una técnica meditativa: * Seguir la flecha, implica colocarnos visualmente en el numero con el que nos
sintamos más identificados y desde allí, seguir la dirección de las flechas con los ojos, mientras que
mentalmente vamos relacionando distintos nombres y adjetivos a cada zona. Este método es aconsejado
sobre todo para los mándalas de auto realización (Cap. 8). Los demás mándalas deberán ser meditados,
observándolos durante varios minutos y luego cerrando los ojos, deberán ser recreados internamente,
anotando después las sensaciones percibidas, como un diario de trabajo, además algunos mándalas
llevan también implícito un trabajo de búsqueda externa y de viajes a ciertos lugares. En cada lamina
encontraras la técnica adecuada a realizar, además de poder consultar los capítulos referentes.

Los Trabajos Iniciáticos


Son propuestas que hacemos al lector tales como dibujar y pintar, contemplar, meditar, buscar información
en libros museos, etc., viajar, para lograr alcanzar de forma amena y creativa la evolución del cuarto
cerebro (Corazón Espiritual), cuyas capacidades le darán una mayor vida saludable. Todo lo propuesto
como trabajo como trabajos iniciáticos puede ser realizado a voluntad del lector, dentro de sus propias
posibilidades. En la serie de mándalas que vienen a continuación le convocamos a una búsqueda de
investigación a través de sus propias meditaciones y de toda la información que sea capaz de reunir
visitando museos, bibliotecas, lugares específicos del mundo, o personas que te informen (químicos ,
biólogos, astrofísicos, etc.), recomendando primero como medida más económica e incluso divertida que
trate de: meditar cada mándala durante unos cuantos días seguidos, al menos 45 minutos y que tenga
siempre un block de notas a mano donde apuntar todo cuanto venga a su mente mientras medita sobre los
acontecimientos de las épocas o personajes que inspira cada mándala en cuestión. Se trata de averiguar
hasta que punto posee capacidad de memoria y si tiene almacenados ciertos datos, incluso ancestrales;
por supuesto, tomándoselo como un juego y disfrutando de los que se consiga, sea esto lo que sea.
También será interesante que tras sus propias y personales averiguaciones meditativas internas y lo que
haya estudiado y analizado incluso pueda crear un grupo de investigación y estudio con sus amigos más
allegados y afines, para cotejar otros resultados y sacar conclusiones más amplias.

(245-46)

El test inicial
Trabajar el siguiente mándala a moda de test inicial permitirá saber rápidamente que FUNCIONES
CEREBRALES (SENTIR, PENSAR, INTUIR, ACTUAR) se tienen más desarrolladas y que zonas
cerebrales de dichas funciones se infrautilizan o no se desarrollan adecuadamente, así como también este
test ayudara a descubrir el numero del rasgo base del que siempre se partirá para realizar los distintos
trabajos de este libro. Este mándala contesta a “como eres” esencialmente y cual es la primera función
que pones en marcha en ESO que ERES.
Por ejemplo: Piensas y luego actúas; así pues tu funcionas primero, yendo desde tu hemisferio cerebral
Izquierdo (función pensar), hacia otras zonas cerebrales, y tal vez por eso infradesarrollas SENTIR
(hemisferio derecho); ello también implica que tu rasgo base es el No. 7, desde el que te moverás más en
la vida; si por el contrario actúas primero y luego te pones a pensar sobre lo hecho, pues funcionas más
desde tu parte impulsiva viscerica (primer cerebro básico), siendo el No. 8 tu rasgo base, es decir te
moverás básicamente desde ahí, experimentando y luego pensando, y también te faltara sentimiento en
eso que realizas, y así analizándote con este mándala o test inicial, puedes sucesivamente comprender
como eres. (Esta información se amplia en el Cap. 3).
(247)
Laminas Meditativas a color
(249)

(251)

(253)
(255)

(257)

(259)
(261)

(263)
(265)

(267)
(269)

(271)

(273)
(275)
(277)

(279)

(281)

(283)
(285)

(287)

(289)

(291)

(293)

(295)

(297)

(299)
(301)

(303)

(305)

(307)

(309)

(311)
(313)

(315)

(317)

Indice
Prologo……………………………………………………………………………………9

Prefacio……………………………………………………………………….…….…...13

Introducción……………………………………………………………………….…....17
Notas de la Autora…………………………………………………………………..…31

Capitulo 1º: Entrando en la estrella de Nueve Puntas…………………………..41


Capitulo 2º: Metodologia de Trabajo y conceptos básicos…………………….59
Capitulo 3º: Serie de Mandalas Cerebrales- Los Trabajos de la Mente………71
Capitulo 4º: Fichas Resumen de cada Eneaparte………………………………..91
Capitulo 5º: Serie de Mandalas Psicologicos……………………………………113
Capitulo 6º: Serie de Mandalas Geométricos……………………………………137
Capitulo 7º: Serie de Mandalas Cromaticos……………………………………..169
Capitulo 8º: Serie de Mandalas de la Auto-Realización………………………..187
Capitulo 9º: Serie de Mandalas Espirituales……………………………………..203
Capitulo 10º: Serie Mandalas Universales de “El Ser”…………………………211

Epilogo………………………………………………………………………………….233

Laminas Meditativas a Color………………………………………………………..237