Está en la página 1de 8
 
Los siete
eeoo s s ee aallaa
 de un texto
Por Luar Arev
Definimos como
“Los siete criterios de calidad de un texto”
, al cumplimiento simultáneo de un conjunto de criterios de recta escritura que, aplicados a un texto, permite asegurar una
calidad mínima formal e integral
; no sólo desde el punto de vista de
su escritura
 (caligráfica o dactilográfica), sino también desde el enfoque de
su lectura
 (visual silenciosa u ortolográfica).  Ambos aspectos, en estricto cumplimiento general de: la
gramática de idiomas
 y el
tratamiento de textos
 informáticos. Todo ello de acuerdo con los paradigmas que imponen las modernas ciencias de la
gramática española
, de la
documentación
 
informática
. Dichos criterios son: 1. la 
, 2. la 
, 3. la 
, 4. la 
, 5. la 
, 6. la 
 y 7. la 
. La raíz común de cada una de estas palabras, viene del griego
orthós
 (
 
ρθο
) "
orto
"
1
, que significa "
recto
" (o correcto); entendidas entonces cada una de estas las palabras completas como el
recto
 o
correcto
 criterio que debe poseer un moderno lector y/o escritor capaz de escribir en un
 procesador de textos
 y leer, con la misma propiedad, un texto correctamente escrito,
caligrafiado
 o
tipografiado
2
. Cada uno de estos
criterios
deben que ser aplicables,
 
en igual medida,
tanto a
la lectura
 como a
la escritura
 de un texto. Nadie puede negar que
la ortografía
 y la
ortología
 (la recta escritura y pronunciación de las palabras) pone en alerta, tanto al que lee (visualmente o en voz alta), como al que escribe (caligráficamente o tipográficamente) un texto. Es por esta razón que una
correcta escritura
, en primer lugar, facilita una
correcta lectura
 y/o una
correcta pronunciación
 de las palabras de un texto. Y, resulta al final, la razón más poderosa por la que
en definitiva
 
debemos escribir bien
, para conseguir una eficiente
comunicación escrita
. Un similar razonamiento cabe, para cada uno de los criterios presentados, contribuyendo
todos ellos aplicados simultáneamente
 al concepto de
calidad de un texto
. En tal sentido, cada una de los nombres de estos criterios podrían definirse como: 1. La
ortolectografía
 como la correcta escritura y lectura de un texto, 2. la
ortolografía
 como la correcta escritura y pronunciación de las palabras escritas, 3. la
ortosintaxis
 como la correcta estructura de una construcción sintáctica, 4. la
ortosemántica
 como la correcta interpretación del significado de un texto, 5. la
ortorredacción
 como la correcta redacción de un texto, 6. la
ortopresentación
 como correcta presentación final de un texto y 7. la
ortointegridad 
 como la aplicación del sentido de completitud de un texto. Una forma abreviada de referirnos a éstos criterios es llamarlos como
“Las siete óes”
 o mediante el acrónimo
“7CCT”
. Analice
mos cada uno de estas características o criterios en detalle… y una
3
 sugerencia sobre cómo superarlos, principalmente a través de la aplicación de herramientas ofimáticas. El presente documento tiene por objetivo asociar y complementar mutuamente a las
ciencias informáticas
 con las
ciencias lingüísticas
. Se busca conseguir la preparación de un entorno informático con el fin de
potenciar la escritura y la lectura
 de nuestra lengua complementada a través de una computadora personal.
1
 Recordemos las palabras:
orto
doncia (dientes rectos),
orto
gonal (ángulos rectos),
orto
pedia (piernas rectas),
 orto
doxo (principio doctrinario),
 orto
tipografía (empleo correcto de la tipografía en un texto)…
 
2
 
Tipografiado
 o escrito con
tipografías
. Puede usarse, con este mismo sentido la palabra,
mecanografiado
; que debe entenderse como ―esc
rito a
máquina‖, opuesto a
manuscrito
 
o ―escrito a mano‖. En el caso de un procesador de textos informáticos se trata de
tipografías informáticas
 y no de los bloques de plomo o
tipos
 (también llamado
fonts
, palabra que viene de
fundentes
 y no de
fuentes
); aplicados en una imprenta tradicional. Un ejemplo de
tipografía informática
 sería:
Arial Narrow
 que es la tipografía con la que estamos escribiendo aquí.
3
 Puede haber más de un modo o camino de llegar a las misma metas.
 
 
 
Los siete criterios de calidad de un texto
Página
2
 de 8 Emisión:
16.05.2009
 
Universidad Virtual Nikola Tesla Autor
Luar Arev 
 
1. La
Ortolectografía
 
Queda definida como la
capacidad operativa para leer o escribir correctamente
 un texto,
manuscrito
 (
caligrafiado
 con pluma), o
digitado
 (
tipografiado
 en computadora), para la obtención de un texto limpio de errores
lectográficos
,
caligráficos
 o
tipográficos
. Este conjunto de errores se identifica con el nombre de
vicios de lecto-escritura
, se trata de un problema de coordinación mecánico-biológico, que debe ser capaz de ejercitar rectamente el escribiente, en el proceso de lecto-escritura. Estos
errores
 o
vicios
, pueden producirse, no solo en la
lectura
 (visual
mental 
 o a
viva voz 
), sino también en la
escritura
 (
manuscrita
 o
digitada
) de un texto producido en un procesador de textos. Son errores que se cometen involuntariamente, no por ignorancia, sino por malos hábitos (vicios) en su práctica. Por ejemplo, para la escritura
caligráfica
 o
tipográfica
, son
vicios de escritura
 en general:
 
sólo cerrar signos de admiración o interrogación (lo que es válido solo para el inglés);
 
sólo abrir signos y olvidarse de cerrarlos;
 
escribir un punto después de un signo de admiración o interrogación;
 
olvidarse de digitar las tildes de acentos ortográficos;
 
no escribir las tildes de acentos, íes y diéresis en manuscritos;
 
escribir más o menos de tres puntos suspensivos;
 
escritura muy abreviada como la que aplicamos en nuestra taquigrafía personal que nadie más que nosotros entiende;
 
no escribir los puntos seguidos, apartes o finales de oraciones o párrafos;
 
y otros. Y para la
lectura
 (silenciosa o en voz alta), son
vicios de dicción
 o fonoaudiológicos:
 
no pronunciar, o pronunciar excesivamente las eses;
 
no leer los signos de puntuación;
 
no establecer la entonación adecuada a la lectura de un determinado texto;
 
cometer errores ortológicos;
 
y otros. Pero, exclusivamente dentro de los
vicios de digitación
 en computadora, también podemos incluir a los siguientes:
 
digitar
más de un espacio
 de separación entre palabras;
 
variadas transliteraciones del tipo
qeu
 en lugar de
que
;
 
 
escribir una signo de puntuación (p. ej. una
“coma ,así”
 mal escrita), después de un espacio, al final de una palabra;
 
continuar escribiendo después de un signo de puntuación (p. ej. una
“coma,así”
 mal escrita), sin dejar un espacio después;
 
no hacer una adecuada separación (vertical) de párrafos;
 
permitir que los
correctores ortográficos
, de los procesadores de texto, hagan correcciones automáticas y masivas del texto (casi siempre equivocadas);
 
descuidar el funcionamiento automático de la capacidad conocida como
autocorrección
 (según Microsoft), en casi todos los procesadores de textos;
 
y muchos otros…
Un estudio profundo sobre los
vicios de lecto-escritura
 nos llevaría a sistematizar un análisis verdaderamente amplio, que escaparía largamente a los objetivo de este documento. Continuando con nuestro análisis, diremos que la mayoría de los procesadores de texto modernos tienen una característica que se conoce como
autocorrección
 (según Microsoft); la que, luego de configurada y habilitada, nos permite dar un primer paso en la lucha por lograr la
ortolectoescritura
.
Por ejemplo si tenemos la ―mala costumbre‖ de digitar
qeu 
 en lugar de
que
, lo que debemos hacer es configurar el programa (en
Word 
 viene de fábrica) para que escriba automáticamente
que
 en lugar de
qeu
. Sin embargo, a cambio de este servicio, el programa nos exige
permanecer muy atentos
 para evitar una
autocorrección
 de texto equivocada, lo que
podría llegar a ser peor 
: ¡usted lo prueba, usted decide! Habilitemos la
autocorrección
 en
Word 
4
:
Menú|Herramientas|
Opciones de Autocorrección…
|solapas
 Donde las
solapas
 son:
 Autocorrección, Autoformato mientras escribe, Autotexto, Autoformato y Etiquetas inteligentes.
 Tendremos que navegar por cada una de estas solapas para configurar el comportamiento deseado y preciso de
Word 
, frente a las autocorrecciones. Por defecto, las características más útiles, ya vienen configuradas de fábrica. Alternativamente, casi todos estos errores cometidos por una defectuosa digitación del escritor, puede ser corregido -o mejorado- mediante la intensiva práctica de la
dactilografía en computadora
. Lo que puede lograrse haciendo un curso presencial, en las academias de dactilografía de nuestro medio, o directamente practicando con el
software especializado
5
 directamente en nuestras personales computadoras. En cuanto a los vicios de
ortolectura
, lo mejor es consultar con un profesional fonoaudiólogo.
2. La
Ortolografía
 
La
ortolografía
 es el acrónimo resultante de las palabras
ortología
 y
ortografía
. La
ortología
6
 es aquella parte de la gramática que
enseña a pronunciar correctamente las palabras
. Es el arte de hablar con recta dicción. Su etimología proviene del griego
orthología
, que a su vez viene de
orthós
 (recto) y
 
lógos
 (lenguaje). Es fácil entrever que el ser humano podría cometer error ortológico a partir de una variada gama de orígenes. Partimos de entender que la
ortología
 nos permitirá pronunciar las palabras que provengan de una correcta lecto-escritura y pronunciación de las mismas. Por ejemplo: al decir
desaveniencia
 en lugar de
desavenencia,
 se comente un tipo (ignorancia sintáctica) de
error ortológico
. Separadamente, la
ortografía
7
, se define como la tradicional
capacidad de escribir cada palabra según lo establece un diccionario lexicográfico
 en un determinado idioma humano. Por ejemplo: en castellano se comete error ortográfico al escribir
baca, andres, consiencia y exepción
 por
vaca, Andrés, conciencia y excepción
.
La
ortografía
 
La más importante para nuestros fines es la
ortografía
.
Está muy relacionada con el
vocabulario
 y el
léxico
 de las personas, atributo personal que es una capacidad que se enseña en la escuela tradicional, desde la muy temprana evolución de niño. Es un
verdadero ―cuco‖, no solo en las escuelas, sino que se convierte en ―la sombra negra‖ de muchas personas en su edad adulta.
 
4
 En
Microsoft Word
, versión 2003.
5
 Mecanografía en línea,
Neo Tec
,
Typing Master Pro
. Para evitar la obsolescencia por versiones antiguas de estos productos de software, se aconseja ejecutar una búsqueda en
Google
 con estos nombres sugeridos; de esta manera podremos acceder al sitio oficial para bajar el software siempre en sus últimas versiones, y directamente desde los sitios de sus creadores.
6
 
Ortología: s.f.
Parte de la gramática que establece las normas necesarias para la correcta pronunciación de los sonidos de una lengua:
La ortología del español establece que la x ante consonante se pronuncie como s: exponer [esponér].
Del griego
orthología
, y este de
orthós
 (recto) y
lógos
 (lenguaje). (Diccionario CLAVE en línea.)
 
7
 
Ortografía: s.f. 1.
Parte de la gramática que da normas para el empleo correcto de las letras y de los signos auxiliares de la escritura:
La ortografía del español la fija la Real Academia Española.
2.
Escritura correcta de las palabras de una lengua, de acuerdo con estas normas:
Las personas que leen mucho no suelen cometer faltas de ortografía.
Del griego
orthographía
, y este de
orthós
 (recto) y
grápho
 (yo escribo). (Diccionario CLAVE en línea.)
 
 
 
Los siete criterios de calidad de un texto
Página
3
 de 8 Emisión:
16.05.2009
 
Universidad Virtual Nikola Tesla Autor
Luar Arev 
 
Toda lengua es un acuerdo entre muchos seres para hablar de la misma manera y de imaginar o representar gráficamente eso que se habla. Cada palabra debe escribirse siempre de una forma predeterminada, conforme a su significado. Históricamente ha habido vacilaciones en la grafía, según diversos criterios. Pero se ha llegado a un justo medio, o mixto (fonético-etimológico), aceptado por la comunidad de los hablantes. Este modo de escritura obligada es lo que se llama
ortografía
. De manera que todo lo que se escribe sin ajustarse a ella es considerado incorrección, se dice falta de "conciencia ortográfica", rasgo de incultura que llega a ser un verdadero impedimento para la promoción laboral. La
ortografía
 es la forma estable de la lengua, el factor que garantiza mejor la fijeza, unidad u coherencia de un idioma. Pero son la discreción, la visión de la realidad y, como es obvio, una autoridad (las Academias de la Lengua) las que pueden y deben perfeccionar el sistema, proporcionarle mayor sencillez y precisión. Por otra parte,
la
ortografía
 no puede ser absolutamente lógica
. El Castellano, como toda lengua está viva, ha sufrido cambios normales en su natural evolución paulatina. Los idiomas suelen tener variedades dialectales que evolucionan sin cesar, con el constante peligro de estancamiento de la lengua escriba. De ahí la necesidad de normas gráficas generales. La ortografía castellana no se acomoda exactamente a los fonemas, sino que -observando a los doctos- ha establecido como correctas unas formas en la escritura, así no sean plenamente lógicas. Pero ellas tienen su historia. Además, el castellano no es una lengua primitiva que pueda desenvolverse con plena libertad, o con un rigor matemático inducido, sino derivada de otra más antigua: como sucede con todas las
lenguas cultas
. Conocer y aprender las reglas ortográficas, pese a la crisis de lo normativo, resulta indispensable a no ser que en muchísimos casos se conociera el latín y otras lenguas que han dejado huellas en el español y la historia de su evolución fonética, morfológica y sintáctica; lo cual es utópico para la mayoría de nuestra gente. De ahí por qué los pedagogos han ideado métodos y normas para los estudiantes, además de la lectura atenta y la redacción cuidadosa. Entrando un poco más en detalle, la
ortografía
, se estudia como una parte extremadamente importante de
la gramática de una lengua
, y un extraño abandono por el estudio
 –
a nuestro entender obligado también- de la
ortología
. El estudio de la ortografía se divide en partes que estudian la correcta escritura
de determinados grupos de palabras
. Estos
grupos de palabras
 pueden reunirse en éstos:
 
La formación y escritura de las abreviaturas y abreviaciones.
 
La escritura de los números y las cantidades.
 
La escritura de unidades de medida y monedas.
 
La escritura de nombres propios y apellidos, actuales y antiguos.
 
La escritura de nombres institucionales.
 
La escritura de palabras en mayúsculas y minúsculas.
 
La escritura del
tiempo cronológico
(horas, días, meses, fechas, años); y del
tiempo atmosférico
 (estaciones climatológicas).
 
La escritura de accidentes geográficos.
 
La escritura de nombre científicos.
 
Otros. Su estudio está indisolublemente ligado a la
lexicografía
, que da origen a los
diccionarios de palabras
 que, normalmente presentan, además de la
sintaxis
 (su correcta escritura), la
semántica
 de cada palabra. Desde un punto de vista de la práctica informática, los problemas que nos presenta la
ortografía
, pueden ser corregidos -o mejorados- mediante el uso directo de los
diccionarios correctores
 en línea, que toda aplicación ofimática (normalmente los procesadores de textos), posee en la actualidad. Habilitemos el
diccionario corrector 
 en
Word,
antes de comenzar a escribir nuestros textos, dispondremos
 –
gratuitamente- de un excelente (a veces cruel) profesor de ortografía, que no se toma descansos ni vacaciones.
 
Para configurarlo:
Menú|Herramientas|
Opciones…
|Ortografía y Gramática
|;
1.
 
Vamos a la sección superior:
Ortografía
 y marcamos o desmarcamos las casillas de selección según nuestro deseo. Marquemos la casilla
Revisar ortografía mientras escribe
. Opera subrayando la palavra ortográficamente mal escrita con una
viborita roja
; ofreciéndonos un menú de contexto que nos ayudará a corregir exitosamente cada palabra que escribimos, que no existe en el diccionario corrector, o que su escritura difiere de la que el programa tiene guardada en su memoria.
2.
 
Además, podremos agregar palabras de nuestro personal léxico, incluyéndolas en el
diccionario personalizado
 de
Word 
, a través del menú contextual que se abre al pulsar el botón derecho del mouse cuando apuntamos a la palabra marcada con el error (una viborita
 
). Una forma de hacer esto masivamente es pulsar el botón [
Diccionarios
personalizados…
] para escribir palabras nuevas dentro del archivo
 personal.dic 
, que contiene las palabras del diccionario. Desde el punto de vista de la lectura, la
“m
ala
 ortografía
, puede llegar a estresarnos tanto, que nos haga imposible una
lectura  pública
, o provocarnos una gran incomodidad durante una
lectura mental 
, silenciosa o privada. Existen sitios en Internet como http://reglasdeortografia.com y muchos otros que buscan permitirnos superar el problema. Cuando haya duda sobre la forma correcta de escribir las palabras, de
bemos recurrir a nuestro ―mata burro‖
8
 de cabecera. Sin embargo, normalmente ésta no puede ser la solución cuando se trata de
neologismos
. En tal caso efectuamos una consulta a la
RAE
 a través de su sitio web ubicado en la dirección web:
 opción
Consultas Lingüísticas
, o desde:
, que nos permite acceder directamente a la página de consultas. Sin embargo, y a pesar de lo dicho, es pertinente una aclaración. La ortografía de la lengua española de la RAE describe el uso correcto de los signos de puntuación en español estándar. No obstante, es bien conocido por todos que la lengua utilizada en las obras literarias supone una "desviación" con respecto al uso de la lengua estándar. Sin embargo, lejos de tener que condenar la labor de
acuñación
9
 de palabras, que constantemente ejercitan los autores de prestigio; debemos reconocer que contribuyen, de una manera excelsa, a enriquecer nuestro lenguaje. La diferencia de uso apuntada puede afectar a distintos aspectos del lenguaje (léxico, morfología, sintaxis...). Es preciso convenir en que el uso suple a la falta de enseñanza, tanto en materia de ortografía como en las otras artes, pero es aún más preciso acordar en que, si a la práctica ha precedido el estudio,
los resultados deben ser mejores
 y más prontos. Agréguese a esto que los empleados de ciertas oficinas y las personas que se consagran a la literatura, son los únicos que escriben lo bastante para aprender a hacerlo bien con solo la práctica. Los que no escriben muy a menudo cometen, cada vez que toman la pluma (o el teclado), los mismos errores que la
8
 Tradicional libro-manual de
Diccionario semántico
.
9
 
Acuñar:
 dar forma a expresiones o conceptos, especialmente cuando logran difusión o permanencia. 
 Acuñar una palabra, un lema, una máxima.
 (Diccionario de la
Real Academia Española
., vigésima edición.)
 
576648e32a3d8b82ca71961b7a986505