Está en la página 1de 11

LaVoluntad

Dr. Carlos G. Pereyra

Sumario Frente a la confusa y equívoca acepción de la expresión“voluntad”, se trata de darle un significado preciso yunívoco a partir de la realidad psicológica y en lapsicopatología. Palabra clave Voluntad. Introducción Todos los seres vivos (incluyendo al hombre) tienden adesplegar en el medio en el cual se cultivan las posibilidadesdeterminadas por su código genético. El medio sólo facilita odificulta el despliegue de estas posibilidades, y sólo deéstas. El impulso que orienta a este despliegue está en la baseinstintiva de los seres vivos y son la vida misma. Lo vital esesa interacción con el medio donde el individuo tiende arealizar sus posibilidades buscando satisfacer las demandas de suinstinto. El impulso vital que nos orienta hacia las cosas, de raízinstintiva y por lo tanto primitivo, se denomina deseo o gana.Cuando el deseo o gana se hace presente como necesidad en elindividuo de que se trate, toda su estructura psicofísica sepone a su servicio buscando su satisfacción mediante la conductaadecuada a su logro. Este deseo, que hunde sus raíces en lopuramente instintivo-genético y busca su satisfacción en elmedio con coherencia y sin violencia interior, es un rasgoesencial de la vida y está presente en todos los seres, desde laforma más simple de la ameba que

Deseo como tendencia y miedo como escudo protector. El principal mecanismo dedefensa animal (incluyendo al hombre) y principal mecanismoinhibidor del deseo es el miedo. El más accesible a su satisfacción.Acompaña desde el vamos al deseo pero se activa sólo frente alpeligro. La vida sin el impulso vital. La presencia de la llama vivaz ycolorida que despierta en el niño el deseo de asirla. y el peligro como alerta aprendidopara activar el miedo: ¡he aquí un simple esquema de lo vital!Tal vez una parte esencial de lo que conocemos como educaciónsea adquirir las nociones de los peligros que nos rodean paramejor defendernos y desarrollarnos. está. El menos peligroso. Por lo tanto no habrá inhibición.hasta las formas más sofisticadas del hombre que goza con laQuinta Sinfonía de Beethoven. Cuando dos o más deseos se manifiestan simultáneamente ymotivan conductas diferentes. nosignificará peligro. no se aprende. nohabrá miedo. en la basemisma de la vida instintiva. 3. El medio encierrapeligros que ponen en riesgo la integridad física (daño. Cuando la satisfacción de un deseoinvolucra peligro. esta última se orientará segúnla línea de menor esfuerzo de acuerdo con: 1. El deseo más intenso. El peligro se aprende. 2. el deseo. Si laconducta quedara sometida a la satisfacción del deseo.muerte) o social (desprestigio. sanción moral) de los individuosy que deben ser eludidos. . y el duroaprendizaje de la experiencia propia o la transmisión de laexperiencia materna creará la noción de peligro y activará elmiedo protector. El miedo es tan primitivo como el deseo. sería inconcebible. el deseo debe ser inhibido para preservar laintegridad físico-social del ser. el animal(perro u hombre) perecería prontamente.También sería inconcebible la vida si todo deseo buscarainmediatamente su satisfacción (como es su tendencia) sinconsideración a las cambiantes circunstancias del medio. El deseo tenderá a realizarse.busca en el medio su nutriente.

El hombre con su capacidad proyectista puede proponerse metasremotas (por ejemplo. si esta última está más alejada de la protección dela manada. será su víctima. En ausencia de estepoderoso factor de inhibición del deseo. Este deseo de satisfacciónmediata que ve diluida su raíz instintivo-afectiva. Estas leyes son tan válidas para los animales como para elhombre y dominan la mayor parte de la actividad humana y latotalidad de la vida animal. ser médico). Lo más fácil esceder ante el impulso más fuerte siguiendo la línea de menorresistencia y caer en la tentación de comer. Sila presencia de un peligro inmediato activa el factor inhibidormiedo (amenaza de amputación de una pierna en el fumador coninsuficiencia vascular periférica). Elentusiasmo inicial. si la cabra vieja es más accesible que la joven ysabrosa. fumar y beber. Es por lo tantomás frágil y más débil que el que es puro impulso vital. . los fumadores y los bebedores. que aunque tengan como deseouna base inicial afectiva. a favor de satisfacer un deseomediato de más jerarquía. se apoya enuna propuesta conveniente de raíz intelectual. ¿Qué ocurre cuando un deseo de satisfacción inmediata ybase instintiva se enfrenta a un deseo opuesto de satisfacciónmediata y raíz intelectual? Es el caso de quien se sientetentado por una golosina y se ha hecho promesa de iniciar unrégimen para adelgazar o de quien quiere dejar de fumar frente ala tentación del cigarrillo o de quien se ha comprometido adejar la bebida frente a la botella de vino.Distingue al hombre de los animales. que facilita tanto el logro de los objetivosinmediatos. la resistencia a latentación se hace relativamente fácil. es un atributo exclusivamente humano.Si el hambre del tigre es más intenso que su deseo decopular.aunque de mayor jerarquía. Bienlo saben los excedidos de peso. se atenúa con el correr del tiempo y dificulta elalcance de los objetivos mediatos. También distingue al hombredel niño y distingue a los hombres entre sí. Esta capacidad de inhibir la satisfacción de un deseoinmediato en ausencia del miedo. el ser humano —ysólo él— posee otro mecanismo de inhibición que llamamosvoluntad. ésta no se sostiene en el tiempo. porque es exclusivamente humano.

en ausencia del miedo. Voluntariosa es unapersona amable y dispuesta a servir. pero hay un querervolitivo. para Gruhle esigual al deseo. Estas organizaciones buscan reforzar lasvoluntades débiles y/o inhibir el deseo mediante el temor y/odisminuir el deseo mediante artilugios químicos.“amor”. el terco. los distintos autores latratan ambiguamente o directamente la eluden. Existiendo desde siempre en el examen semiológico de lospacientes como una de las tres clásicas esferas del psiquismo(intelectual. Mira y López ySole Sagarra-Leonhard la identifican . que distingue alos hombres entre sí. Todas las organizaciones comerciales o no que ayudan aadelgazar. ¿Tiene voluntad el tenaz como virtud y el terco como defecto?¿Es voluntarioso el tenaz.Los niños son flojos en este aspecto y la voluntad que les faltaes suplida por la voluntad de los padres.pero es un bien escaso. con naturalidad y sin violencia. “impulso”. No creemos habernos apropiado indebidamente de un términopara designar lo que designamos ya que de por sí el término encuestión. inhibir susimpulsos en pos de un objetivo de mayor jerarquía que no tiene. “cariño”. Voluntad es“actividad”. desigualmente repartido. Voluntad es “tenacidad”. volitiva). afectiva. Los adultos están enmejores condiciones de utilizar este mecanismo de inhibición. dejar de fumar o dejar de beber. el hiperactivo.Ningún animal puede. Voluntad es “tendencia”. eltenaz persiste en la búsqueda de su objetivo a favor de un deseointenso. “afición”.Todo el mundo sabe cómo hacer un régimen. el amable?La expresión designa todo y así entendida no designa nada. pero la falta devoluntad lo impide. Para Mayer-Gross lavoluntad es la capacidad de decidirse a actuar. son muestra de ello. un querer afectivo y un querer instintivo. quien más se despliega en el mundo de lascosas sería un hiperbúlico (un maníaco) y los sujetos máspasivos. Voluntad es “querer”.“floja” la maleable.“inclinación”. dándoles más jerarquía a quienes máslo practican.Voluntad de “hierro” es la inflexible. La escasez de actividad volitiva en los hombres sepone de manifiesto en la dificultad de someter la conducta aobjetivos mediatos resistiendo la tentación de los deseos. Vallejo Nájera sostiene que el acto de voluntades querer algo que es objeto del conocimiento.etcétera. “flota” disponible en el lenguaje común yen la psiquiatría con significados diversos y a vecescontrapuestos. la “mala” malquerencia. La “buena”voluntad es benevolencia. “deseo”. hipobúlicos.

Su carácter inhibidor. es unaadquisición humana de la más alta jerarquía. están estrechamente ligados al ejercicio de lavoluntad. la refieren al normal yespontáneo impulso vital. Dos aspectos exclusivos de la naturaleza humana. Lo único común entre el deseo y la voluntad es el de serambos motores de la acción. ¿Es que hay méritoen el hecho de estar vivos? El deseo que impulsa la acción y la voluntad que también laimpulsa. Su vulnerabilidad a las noxas. Según la estructura anatómica de la mente de J. W.en relación con el Yo y las emociones inhibitorias. Lo expansivo es primitivo. Se atenúa o anula en todos los trastornos mentales y en el abuso de sustancias. y no en lacorteza dorsal con los impulsos excitatorios. La libertad . esfuerzo y actitud meritoria. Su escasez aun en el hombre maduro. ¡Pobre semejanza frente a lainmensidad de sus diferencias! ¿Pueden cosas tan distintas serdesignadas con la misma palabra? Pensamos que la voluntad. James señala cinco tiposde decisión y destaca de tal manera las diferencias del quinto(lo que nosotros llamamos voluntad) en relación con los otroscuatro.con el aspecto impulsivo delciclo psíquico y la energía vital. tienen características destacadamente diferentes queconviene remarcar (véase la Tabla). donde ubicaríamosel deseo.C. la inhibición es cultura. apetito o deseo. que no entendemos por qué los agrupa en la mismacategoría de actos voluntarios. última adquisición humana. Esto se demuestrapor     Su tardía aparición en el desarrollo ontogenético. tal cual la entendemos. Goldar laubicaríamos en la corteza ventral. la libertad yla ética. Los mismos autores que le dan a la voluntad un carácter delucha.

Bien lo sabíaJesús cuando tuvo que resistir las tentaciones del Diablo (¿suspasiones?) durante cuarenta días en el desierto. Pero nos pone en el caminocorrecto.” Cuando la inteligencia propone metas.Así somos libres. Son. La ética . mas noacciones humanas. es ser más libres que losanimales...nos permite resistir las tentaciones y mantenernos detrás denuestros objetivos de mayor jerarquía. se trataba de Dios. Bien sabía el astuto Ulises de la frágilvoluntad humana cuando se hizo atar al mástil de su embarcaciónpara resistir el llamado del canto de las sirenas. En el ser y seguir siendo denuestra condición animal. es condición esencialmente humana y es función de lavoluntad. nos ayuda a cambiar el deseo adverso y nos permiteseguir sin violencia.La voluntad es la libertad del hombre. más libres seremos. en que es dueño de susactos. “labrarel propio destino”. la voluntad sostiene laacción detrás de su objetivo luchando contra los intentos dedesviación. Poder contrariarlos para poder orientar nuestrasacciones en dirección distinta de lo que ellos indican esampliar el espectro de lo elegible. sólo aquellas acciones de que es dueño el hombrepueden llamarse con propiedad humanas. Ser libre no es “hacer lo que se me da lagana”.. La voluntad no actúapermanentemente: sería agotador. Los únicos motivos por los cuales nopodríamos satisfacerlos serían la imposibilidad física o lanatural inhibición del miedo. Dice Santo Tomás de Aquino: “Diferénciase el hombre delas otras criaturas irracionales. podrá decirse acciones del hombre. “superación de sí mismo”..La libertad es la posibilidad de elegir.. La voluntad que es fuerza. inhibición y violencia interior... “libre albedrío”. pero esclavos de nuestros instintos ypasiones. lo más fácil y cómodo es dejar quenuestra conducta se oriente según nuestros instintos y su formamás elaborada: los deseos. “dominio de símismo”. Nuestros instintos nos orientan ala acción y el medio nos facilita o dificulta la concreción. sino tener la posibilidad de contrariar esas ganas.. pero. Cuanto más opcionestengamos. Su voluntadpudo hacerlo. Su triunfoes uno de los goces más intensos del ser humano. Ella encierra todo lo quese entiende por “autocontrol”. y siotras algunas ejecuta. pues. en realidadhumanas las acciones que proceden de voluntad deliberada.

Hechas todas estas consideraciones.La conducta ética no está relacionada tanto con hacer elbien como con no hacer el mal. los trastornosque pueden afectar a la voluntad y que tengan valor semiológicoson todos de naturaleza orgánica. Con naturalidad son lo que son y no pareciera enello haber mérito personal alguno. de las ganas. podemos realizar uno ovarios intentos de definición diciendo: La voluntad es la aptitud. de contrariar un deseo de satisfacción inmediata. Pueden incluso ser pocointeligentes. Este control.    Es la capacidad.Algunos son inhibidos. exclusiva del hombre.” La menor resistencia es lalínea del deseo. pero enel freno de las pasiones. . Es la libertad del hombre y por lo tanto el fundamento de su ética. James a la conducta moral: “Es la acción en lalínea de la mayor resistencia. Aquellos que de manerapermanente o transitoria alteran el funcionamiento del cerebro anivel de los lóbulos frontales o corteza orbitaria. Psicopatología Desde el punto de vista de la psicopatología.violencia interior y dominio de sí mismo. Está en sunaturaleza el rasgo de la bondad que ejercen sin esfuerzo. Son serviciales sin violencia interior. Es la inhibición del deseo en ausencia del miedo. cuando es por el esfuerzo volitivo que evita el mal. Define W. no en el sentido de la inhibiciónvolitiva. que nospermite resistir las tentaciones.debe llamarse ética. Todos conocemos personasbondadosas. tiene mérito personaly es exclusivo ejercicio de la voluntad. que cuando es por miedo puede llamarsecobardía. altruismo. exclusivamente humana. Hacer el bien puede llamarse generosidad. que implica esfuerzo. a favor de un deseo más débil de mayor jerarquía en ausencia del miedo. sino en el sentido de la temerosa inhibición de quiensobrevalora los peligros del medio.

“Las tendencias e impulsos. en todos sus grados. entanto no han alcanzado la madurez neurobiológica necesaria. aquel que está embargado por lasconstelaciones afectivas. el ansioso. Fuera de losperíodos productivos. es al mismo tiempo esclavo de ellas? A lo sumo sepodrá hablar de tenacidad. Pereyra: “Al ejercicio de la voluntadcorresponde la conciencia del “yo” libre. la vejez normal. no existe trastornopsiquiátrico alguno en donde no se vea comprometida. Las demencias. . Bien saben los obsesivos y los fóbicos de lasensación de esclavitud que les genera la imposibilidad dedominar los imperativos de sus tendencias patológicas. En los confusos. cuadros deficitarios. sabecontrariarlos dominando impulsos”. de cualquier tipo. llevado por susconvicciones. la actividad culminante de la integración delpsiquismo”. que refugia alhombre en las tranquilas aguas de lo ya logrado. El afligido. Hay quien llama hiperbulia a la actividad desordenadadel maníaco o del excitado por simple asociación de cuadros queparecieran ser opuestos. Pero ni uno ni el otro es capaz detener dominio de sí mismo. no secaracteriza por la disposición al esfuerzo. ¿Eshiperbúlico el paranoico querulante que. Es clásicala denominación de hipobulia en los cuadros depresivosinhibidos. Como actividad culminantede la integración del psiquismo. ve suspendida o disminuida su capacidadvolitiva. componentesinstintivos y dinámicos de toda acción. someten a ellos su conducta. a las directivas de terceros. Las insuficiencias de la inteligencia. pero no de hiperbulia. ¿Es que puede acaso el maníaco o elexcitado tener un mayor dominio de sus actos que el deprimido? Enel deprimido hay una inhibición del deseo y en el maníaco unaexaltación de los mismos. no podrían tener indemnefunción tan exquisita. y resulta. no son por sí solosvoluntad. De hecho. entonces. La misma voluntad. con total compromiso de su nivel de conciencia. la calma se caracteriza por lo defectuososometiéndose. encierto mod o. Los psicóticos. pocaimportancia tiene evaluar función tan fina cuando está afectadogroseramente el aparato que la sostiene. quienes están tratando de orientarse en sustinieblas. sonclaros ejemplos de voluntad disminuida o inexistente. fuertemente ejercida.Dice Carlos R. impulsados por suscomponentes delusivos.

de disímil distribución. Tiene un valor relativosu evaluación sistemática en todos los cuadros psiquiátricos. No existe la hiperbulia como rasgopsicopatológico ni normal. Es como querer evaluar el punto decocción de la langosta en la cocina del Titanic. sufren unahipoperfusión bilateral de los lóbulos frontales con síntomasde desinhibición y euforia y. sobretodo los abusadores de cocaína y opiáceos. Elalcoholismo. y enfranco contraste con la personalidad premórbida. siendo el ejercicio de la voluntad una función dealtísima complejidad del psiquismo.salvo en los ya señalados. domina el cuadro.. Entonces essíntoma de lesión cerebral anatómica o funcional. y permite orientar eldiagnóstico. Ladisminución de la capacidad volitiva es lo único registrable. aun las formas leves pero permanentes.. Visto así.tumoral o infeccioso se caracteriza por una marcada dificultadvolitiva de inhibir conductas a todas luces inconveniente. y dado el carácter universal de la distribuciónde la hipobulia. Los drogadictos. cuando seestá hundiendo. excitar ypromover la toma de decisiones responsables en los pacientes. . Prueba de ello es el ingente esfuerzo de losprofesionales de la salud mental para estimular. su determinación sistemática carece de sentidoe importancia semiológica. Además. dándole ese tono de gris apatía que locaracteriza. Sí tiene importancia su determinación cuando la disminuciónvolitiva. trastorno con marcadas lesionesanatomopatológicas. se ve traicionada en la acción apenas serelaja el entusiasmo o se aleja el temor. destrucción decélulas de la corteza frontal y orbitaria con marcada abulia quelos asemeja a ciertas formas defectuales de la esquizofrenia.La hipobulia cubre con un manto de llamativa equidad alhospital psiquiátrico. habiendo otros síntomas de mayorrelevancia que permiten orientar mejor el diagnóstico. a la larga. ysólo cuando tiene valor semiológico para ayudar aldiagnóstico. en todos estos cuadros la hipobuliapertenece al “fondo”. En fin. la abulia puede dominar el cuadro. sobretodo en algunas formas de comienzo. La sincera y entusiasta decisiónde dejar de beber. Enla esquizofrenia. como no existe la hiperprosexia. la dificultad de orientar las acciones y dominarimpulsos aparece de manera destacada. desjerarquizaa los individuos en el sentido de limitarles la posibilidad derealizar esfuerzos volitivos. El síndrome del lóbulo frontal de origen traumático.puede su evaluación servir para caracterizar a las personas comoun rasgo más de la personalidad normal.generalmente con poco éxito.

Aquino. nos pareceapropiada. El hombre culmina su“humanización” con la exquisita perfección de lautilización de sus manos y su lenguaje escrito.por ser nuestro deseo. Carece de historia en elreino animal y aparece tarde en el hombre maduro. Carlos. “Psiquiatría”. Bibliografía 1. Nosgusta y a ella adscribimos. “Anatomía de la mente”.corregimos el cerebro y nos superamos diariamente”. J. si no por convicción científica. como de las cosas. es la voluntad. 3. Salerno. es costosa. Ramón y Cajal: “Si hay algo en nosotrosverdaderamente divino. Goldar. Es posible que no haya acuerdo en designar con la palabravoluntad lo que describimos. ¿Está la voluntad destinada a desarrollarse hasta que elhombre común pueda realmente dominar sus pasiones? ¿Será elhombre actual (con sus millones de años) sólo un prototipotorpe de lo que llegará a ser exquisitez. “Suma teológica”. sofisticación yperfección? ¿Será el hombre del futuro un cabezón a favor dela hipertrofia de su corteza orbitaria? La idea abre unaexpectativa halagüeña y optimista respecto del futuro. lo últimoadquirido es perfección de lo anterior. es escasa. 2.W. que flota equívoca en el lenguaje. 1993. Es hora de “fijarla” en un concepto claro einequívoco. Lapalabra voluntad.pesado. Santo Tomás de..¡No pasa lo mismo con la voluntad! Ésta no es sólida: esfrágil. es lujo. H. lento y ruidoso. templamos el carácter. 5ª edición. Se nos ocurrepensar que tal vez la voluntad no sea la última adquisiciónperfeccionada de una serie como podría ser el último carruajehipomóvil en relación con todos los anteriores. 1925. Por ella afirmamos lapersonalidad. Ed. Gruhle. Sino elcomienzo de una serie nueva destinada a superar a la anteriorpero aún en sus comienzos. Lo último tienela solidez que le otorga la historia evolutiva que lo sostiene. bajo rendimiento. Espasa Calpe. Dijo S. Como podría ser el primer automóvilen relación con los carruajes: alto consumo. En todo caso. aquello quedescribimos sí existe y debe ser nominado de alguna forma. . desafiamos la adversidad.Especulación final En la evolución del hombre. 1953. Ed. Labor.

“Manual de Psiquiatría”. Ed.. Roth. Sole-Sagarra. W. Salerno. 1930.Salvat. demencia precoz”. Ramón y Cajal. 6ª edición. Karl. Ed. Salvat. Ed. “La odisea”. San.. “Esquizofrenia.Espasa-Calpe. “Psiquiatría clínica”.. “Manual de Psiquiatría”. A. Homero. James. .. “Compendio de Psicología”. W. 9. “Tratado de Psiquiatría”. 7. “Charlas de café”. Ed. Mira y López. 1952. J. Ed.. 1944. E. Nuevo Testamento. 6. 1958. E. 10. Ed. 5. Pereyra Carlos R. M. Leonhard. 11. S. Salter. Daniel Jorro. Ed. 1ª edición..4. 12. Mateo. Mayer-gross. 1935. Biblia de Jerusalén. Paidós. 8. Vallejo Nájera. 1953... “Evangelio según”. Morata..