Está en la página 1de 3

LO PERFECTO

¿Qué es lo perfecto? Una respuesta simple sería que


algo perfecto es cuando no necesita nada mas,
simplemente es.

Además, algo perfecto es cuando un diseño cumple su


función o parece estar en armonía o equilibrio de forma
que no es perturbado por el tiempo y en cierto sentido,
para ser perfecto, debería estar exento al tiempo, es
decir, el tiempo no le afectaría, de modo que algo
perfecto jamás estaría sujeto al deterioro.

Pero hablar sobre la perfección y escribirlo, puede llenar libros pues


inmediatamente nos puede hacer pensar que la perfección es relativa.
Pensaríamos tales cosas como “niveles de perfección”, pero creo que una
parte esencial para comprender la vida es preguntarse ¿ Qué significa lo
perfecto ?

Aquel que busca comprender la creación, la cuestionará. Muy difícil le


resultará entonces, que al cuestionar la creación, aquel que cree en un
creador divino, Dios, cuestione la posible e inevitable naturaleza de este.

¿ Es mi creador perfecto ?
Me han enseñado toda la vida que no soy perfecto.
¿ La perfección va ligada al bien ?
¿ Puede existir un mal perfecto ? Según la definición al comienzo de esta
carta, tal parece que sí.

Pero se puede decir también que cuando algo es perfecto es que en un


momento particular no puede ponerse mejor; lo perfecto será lo más útil o
práctico en un momento dado. O sea, es cuando decimos “en este momento
no se pone mejor”. Por ejemplo, un momento después pensaste que podía
enfriar mejor tu aire-acondicionado, pero justo hasta antes de ese momento
no podía ser mejor. Al fin, se llega a la misma conclusión fundamental, que
“en aquel momento no necesitaba nada más” y eso es lo perfecto.
¡ Entonces, no es difícil ver que en algunos momentos yo he sido perfecto !
Tal vez soy imperfectamente perfecto; es decir, mis imperfecciones se
ajustan perfectamente a esta realidad.

Por lo visto, lo perfecto tiene una relación intima con el


tiempo, el momento. Poéticamente hablando, el tiempo
infinito en un tiempo finito, superando todo límite y re-
definiendo el tiempo.
Sin duda algo perfecto es completo o cumple o supera la función para la
cual fue diseñado. Como por ejemplo, una aspiradora automática,
mientras su diseño particular cumpla con su propósito o más de lo deseado,
será perfecta. Es decir, cuando el propósito o uso es parte del diseño y en la
práctica cumple tal según planificado. Tal vez algo funciona mejor de lo
esperado, lo cual sugiere que existan diferentes grados de perfección.

Sabemos decir “¡ Está perfecto !” cuando algo no falla,


pero eso es como esperar lo mínimo de lo que se supone
que algo haga. Es la condición más baja de la perfección,
porque si fuera verdaderamente perfecto, nunca fallaría,
más sería indestructible y tendría cualidades prácticamente
indescriptibles. ¡ Ahh ! Eso me suena a algo…como eso
que muchos definimos Dios…tal vez lo único
verdaderamente perfecto.
Por último, la perfección a través del ojo humano
usualmente se seguirá midiendo en relación a los
deseos. Fácilmente puedes explicar lo perfecto como:
Momento que un deseo satisface su necesidad. Pero,
atiende bien, pues también puede existir un deseo
perfecto, siendo ese deseo que atrae hacia justo lo
necesario; atrae o impulsa a realizar los cambios
necesarios para sostener un equilibrio.

¿Cuando el humano busca su perfección, lo que busca es


satisfacer plenamente sus deseos o cesar de desear ?
Bueno, como hemos visto…no necesariamente, pues
existen deseos perfectos que nos otorgan momentos de
perfecto equilibrio.

Poco a poco, nos acercamos indefinidamente a entender


perfectamente la perfección.

G.Antuan Suárez