¿Cómo afecta el consumo de alcohol a las relaciones sexuales y de pareja? Alcohol, sexo y pareja.

El alcohol es uno de los desinhibidores más usuales que se utilizan en sociedades como la nuestra, pues sirve como lubricante social ya que nos permite desconectar el control de impulsos, promoviendo una socialización sin trabas y sin preocupaciones, puesto que la capacidad de raciocinio como de autocontrol se inhiben. Pero el consumo prolongado de alcohol puede afectar a nuestra sexualidad y a nuestras relaciones con los demás, incluyendo a la pareja. Según un estudio publicado en “Alcoholism: Clinical & Experimental Research1”, indican que un consumo moderado de alcohol puede aumentar hasta cuatro veces los niveles de testosterona, lo que provoca que nos pongamos tanto agresivos como que aumente nuestro deseo sexual. En un primer instante, parece que el alcohol puede acrecentar o al menos despertar nuestro deseo sexual, aunque la controversia entre los científicos y expertos parte de si en realidad esta aparición del deseo sexual proviene de los aumentos de testosterona o de la propia desinhibición que provoca el alcohol. Para rebatir el aumento de la testosterona como factor del despertar del deseo sexual, se llevó a cabo un estudio, en el que dos grupos de personas (grupo a y grupo b) consumían cerveza, lo que no sabían era que uno de los grupos la bebía sin alcohol, los resultados finales indicaron que ambos grupos se habían sentido desinhibidos, con lo que se demostró la importancia del efecto placebo y de la sugestión cuando creemos que se estamos bebiendo alcohol; esta creencia puede influir en el comportamiento, promoviendo conductas desinhibidas, por lo que sería la desinhibición y no el aumento de testosterona la que promovía el despertar del deseo sexual. Pero la pregunta se hace evidente ¿Puede que estas personas que creían que consumían cerveza con alcohol, tal sugestión les provocara un aumento de la testosterona? Es decir al creer que consumían alcohol se desinhibieron por efecto de la sugestión y pudiera que su organismo a la vez, aumentara sus niveles de testosterona promoviendo un deseo sexual acrecentado. Al fin y al cabo lo importante es que algunas personas notan en su organismo un despertar de su deseo sexual cuando consumen alcohol y esto podría explicarse de forma multicausal (como la gran mayoría de acontecimientos que afectan al ser humano), siendo producto tanto de la desinhibición como de los cambios en los niveles de testosterona. Lo que sí parece más evidente para los científicos y expertos es que tanto el consumo abusivo y/o prolongado de alcohol conlleva riesgos para nuestra sexualidad (en el caso de la aparición del deseo sexual se necesita una ingesta leve o moderada, pues si la dosis es muy alta tal deseo se inhibe).
1

Datos hallados en: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2003/01/16/salud_personal/1042733691.html

por lo que puede pasar mucho tiempo intentándolo con un resultado ínfimo. al hombre le cuesta eyacular. inseguridades. Cuando estamos ebrios y nuestro control de impulsos ha caído. problemas . disminuye el deseo sexual y provoca feminización: disminución del tamaño de los testículos y aumento de pecho. Retraso del orgasmo y menos intenso. científicamente queda comprobado que el consumo del alcohol prolongado afecta negativamente a la testosterona. podemos empezar a sacar todos los resentimientos. el pene puede quedar semi-erecto o completamente flácido. como en el caso del hombre. la vagina no se lubrica adecuadamente. provocando el efecto contrario que cuando el consumo es leve. Sensación de orgasmo anestesiada. con lo que podemos ponernos violentos con nuestro ser amado. También puede provocar disfunción eréctil. Y el consumo de alcohol no afecta solo a la sexualidad sino a las relaciones de pareja también. aunque en algunos casos de forma reversible. Y a las mujeres afecta del siguiente modo: • Cambios en el ciclo menstrual y esterilidad.Una ingesta elevada de alcohol provoca una serie de inconvenientes en el hombre: • • • Dificultades en la erección. Como hemos visto la ingesta de alcohol puede provocar mayores niveles de agresividad. A la mujer también le afecta del siguiente modo: • • Disminuye la lubricación. puesto que las sensaciones placenteras que emanan del cerebro se insensibilizan. Retraso en la eyaculación. dificultando así la sensación de placer. Entre los problemas que causa este consumo extendido de alcohol en el hombre son: • Disminución de la testosterona. Y un consumo prolongado de alcohol puede afectar a nuestro organismo.

El peor momento para discutir cualquier cuestión es bajo los efectos del alcohol. atacando a nuestra pareja y haciéndole mucho daño. Ya nos avisa la campaña de publicidad de la FAD sobre los efectos nocivos del alcohol con respecto a nuestras relaciones interpersonales2.internos que llevamos. pues entre otras cosas. por lo que pareja y alcohol son dos elementos que no funcionan a la hora de mantener una relación sana y equilibrada. digamos que es la vía inferior de nuestro cerebro (la presidida por la amígdala y que controla el miedo y la agresividad. repetitivos hasta la médula y carecemos de empatía y de sentido común.es/Campanas? id_nodo=3&accion=1&campana=59 . Toda pareja que discute bajo los efectos del alcohol corre el riesgo de resentirse hasta el extremo de que ya nada vuelva a ser como antes y la relación quede rota y vista para sentencia. todo este coctel lo único que provoca es que la pareja quede resentida. impulsivos. no podemos discernir racionalmente. dolida y con la sensación de que no se conoce al otro. entre otras emociones) la que gobierna nuestro estado.fad. ni a la relación. somos viscerales. Y el alcohol promueve la discusión en pareja. 2 Para consultar campaña: http://www.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful