ESTRATEGIAS PARA LA PREVENCION DE INFECCIONES RELACIONADAS CON CATETERES El LAVADO DE MANOS realizado estrictamente por el personal y el uso de TECNICAS

ASEPTICAS en la colocación y manejo del catéter, son las MEDIDAS DE PREVENCIÓN para este tipo de infecciones. Sin embargo, otras medidas adicionales pueden ser consideradas como una estrategia importante que contribuye en la prevención. LAS MANOS DEBEN LAVARSE ANTES Y DESPUES DE INSERTAR, REEMPLAZAR O COLOCAR LA COBERTURA ACCESOS VASCULARES. VASCULARES CATEGORIA A 1. SITIO DE INSERCION DEL CATETER Para los catéteres venosos periféricos, las extremidades superiores han sido asociadas con menores riesgos de flebitis que las extremidades inferiores. En pacientes adultos, la inserción en venas de la mano ha presentado menores riesgos de flebitis que la inserción en las venas del antebrazo. Los catéteres centrales insertados en la vena subclavia han mostrado menores riesgos de infección que los insertados en la vena yugular o la vena femoral. La inserción de un catéter en la vena yugular interna sufre el riesgo de contaminarse con secreciones orofaríngeas debido a la proximidad con esta zona y porque los catéteres allí ubicados resultan más dificultosos de inmovilizar. Sin embargo, las complicaciones mecánicas son menores cuando se usa la vena yugular interna que cuando se usa la vena subclavia.  Palpar diariamente el sitio de inserción para detectar sensibilidad a través de la cobertura. Esta debe permanecer intacta . CATEGORIA B  Inspeccionar en forma visual el sitio de inserción en pacientes que han desarrollado sensibilidad, fiebre sin otra fuente aparente y signos y síntomas de infección local o sistémica. CATEGORIA B  Cuando la cobertura es voluminosa e impide la palpación y/o inspección visual directa del sitio de inserción, se debe remover la cobertura e inspeccionar diariamente la zona. Luego volver a colocar otra cobertura. CATEGORIA C  Registrar la fecha de colocación del catéter sobre la cobertura, la tubuladura o la cama del paciente. CATEGORIA A  Usar guantes limpios para realizar los cambios de cobertura del sitio de inserción de los catéteres. CATEGORIA D PALPAR, DE LOS

los de silicona presentaron menores índices de infección (0.72 horas. si bien están dejando de usarse. designar un lumen para usar en forma exclusiva para pasar la hiperalimentación. pero puede usarse la señalada en adultos. El polivinilo está asociado con complicaciones mecánicas como ruptura. CATEGORIA A  Cuando se usen catéteres multilumen. En el mercado se presentan catéteres centrales de poliuretano. No hay recomendaciones especiales relacionadas con la frecuencia de cambio de los catéteres en pacientes pediátricos. El material de los catéteres centrales también es determinante del riesgo de infección. CATEGORIA A . No realizar cortes en la piel en forma rutinaria para colocar los catéteres intravasculares (flebotomías) CATEGORIA A  Para los catéteres periféricos. usar los miembros superiores. Evitar las piernas. bloqueo. Este lumen no debe usarse con otros propósitos. polietileno o silicona. Las agujas de acero para las vías periféricas. Remover los catéteres junto con todo el sistema endovenoso con una frecuencia de 48 . los catéteres de polivinilo clorado o polietileno se asociaron con porcentajes de bacteriemia en rangos del 0 al 5 %. CATEGORIA A 2.83 y 19 respectivamente por cada 1000 días de uso). TIPO DE MATERIAL DEL CATETER La mayoría de los catéteres periféricos son de teflón o poliuretano y parecen estar asociados con muy pocas complicaciones infecciosas cuando se los compara con los de polivinilo clorado o polietileno. Son necesarios nuevos estudios con catéteres con especificaciones clara de uso y materiales. polivinilo clorado.  Evitar usar agujas de acero cuando van a administrarse medicamentos que pueden causar necrosis de los tejidos si se produce una extravasación. usar el cuero cabelludo. desplazamiento y trombosis. La validez de este estudio es discutible porque los catéteres de silicona eran tunelizados y los de polinivinilo fueron no tunelizados. los brazos y la fosa antecubital. CATEGORIA A  Para los catéteres periféricos. presentan como complicaciones un elevado índice de infiltraciones. las manos o el pie. en adultos. En un estudio comparativo entre catéteres de silicona y polivinilo. en pediatría. A su vez estudios recientes demostraron que los catéteres de poliuretano tienen un 30 % menos de riesgo de flebitis que los de teflón. para arribar a conclusiones definitivas respecto de los riesgos de infección correspondientes al material con que se hacen los catéteres. Por otra parte.

Los CC pueden colocarse en sitios diferentes o bien. sumado al uso de Precauciones Universales o Estándar. . camisolín. CATEGORIA A  No tomar muestras de sangre a través de un catéter central. puede estar acompañado de sangrado del sitio de inserción. por medio de una cuerda de piano o guía de alambre en el mismo sitio donde fue removido el CC anterior. Usar otros catéteres para administrar otras soluciones. hidrotórax e infección del nuevo catéter. Sin embargo. Los estudios que analizaron los porcentajes de infección en CC colocados por medio de guías de alambre han mostrado resultados conflictivos y de difícil interpretación. campos estériles o compresas fenestradas y barbijos. Nuevos estudios serán necesarios para arribar a conclusiones definitivas acerca de este método de recambio de los CC. datos más recientes sugirieron que el riesgo diario de infección permanece constante y que la rutina de remplazo de los catéteres centrales sin indicación clínica no reduce los porcentajes de colonización o infección relacionada con este tipo de catéteres (BSI-CC). El método de reemplazo de los CC ha sido objeto de controversias e investigaciones. las barreras de precauciones necesarias son una fuente de continuo debate. INTRAVENOSAS. Este último procedimiento está asociado con un menor disconford del paciente y menores complicaciones mecánicas. Algunos investigadores mostraron que la duración del catéter central es un riesgo de infección y sugirieron una rutina de reemplazo para este tipo de catéteres. CATEGORIA D 3. Si el catéter es de un solo lumen se usará para la hiperalimentación. sin embargo. 4. Para los catéteres centrales. es suficiente un buen lavado de manos y el cumplimiento de técnicas asépticas. REEMPLAZO DEL CATETER. SETS DE ADMINISTRACION Y • TIEMPO DE PERMANENCIA Y METODOS DE REEMPLAZO Todos los estudios realizados en catéteres periféricos cortos han mostrado un dramático incremento del riesgo de tromboflebitis y colonización del catéter cuando permanecen colocados más de 72 horas. Sin embargo. pero se acepta que se coloquen en las unidades de internación con el uso de las siguientes barreras: guantes estériles. SOLUCIONES INTRAVENOSAS. BARRERAS CATETER DE PRECAUCION DURANTE LA INSERCION DEL Para los catéteres periféricos cortos.

• REEMPLAZO DEL SET DE ADMINISTRACION DE LAS SOLUCIONES El tiempo ideal de reemplazo de los sets de administración de soluciones intravasculares ha sido examinado en tres estudios bien controlados realizados en los Estados Unidos. era seguro y costo – efectivo. prolongadores. a menos que esté clínicamente indicado (ej. Por tal razón. sangre o derivados sanguíneos. • REEMPLAZO DE LAS SOLUCIONES INTRAVASCULARES Los estudios de brotes relacionados demostraron que las infecciones asociadas con las infusiones tenían su origen en infusiones previamente contaminadas. Esto implica extremar las medidas asépticas en la preparación y administración de las soluciones intravenosas. se usó para el pasaje de sangre o derivados) o cuando se trate de los sets utilizados en los sistemas de monitoreo de presión que se reemplazarán cada 96 horas. ciertos fluidos como sangre. arrojaron los siguientes porcentajes: 1. las soluciones no deben permanecer colocadas más de 24 horas. el porcentaje fue de 2. CATEGORIA A  Reemplazar los sets de administración cuando el sistema fue usado para pasar emulsiones lipídicas.) con una frecuencia no menor a 72 horas. Pueden producirse contaminaciones en forma extrínseca cuando se agregan soluciones a los frascos preparados comercialmente. CATEGORIA B .5 %. Los estudios concluyeron que el reemplazo de los sets de administración de soluciones intravasculares cada 72 horas o más.6 %. Sin embargo. Maki ha estimado que 1 de cada 100 bacteriemias está relacionada con infusiones contaminadas.9 % y cuando se usaron catéteres periféricos fue de 0. llaves de tres vías. para las soluciones administradas en Uci. por lo que se recomendó una menor frecuencia para el recambio de los sets de administración. CATEGORIA B  Las soluciones de nutrición parenteral no deben permanecer colgadas por más de 24 horas y las soluciones que contiene emulsiones lípidicas solas por más de 12 horas.  Reemplazar los sets de administración (tubuladuras.5 % para las infusiones que se usan en CC y 3. lipídicas podían favorecer el crecimiento de microorganismos si se contaminaban.6 % cuando se administra Alimentación Parenteral Total. en las salas de cirugía o clínica médica fue de 0. estudios recientes demostraron que los cambios en la industria farmacéutica prácticamente han hecho desaparecer este problema y actualmente son muy raros los brotes asociados a infusiones contaminadas comercialmente. no más allá de las 24 horas después de iniciado su pasaje. productos derivados de la sangre y emulsiones lipídicas. etc. Los estudios realizados al respecto. Sin embargo.

presencia de materia orgánica visible y fecha de vencimiento. CATEGORIA A 5. CATEGORIA C  Los frascos multidosis deben mantenerse refrigerados una vez abiertos. CATEGORIA A  Descartar los frascos multidosis ante la menor sospecha de contaminación o cuando la fecha de vencimiento se ha cumplido. especialmente cuando van a colocarse CC (84 % menos infecciones). roturas. se preparen en el área de farmacia bajo flujo laminar y usando técnica aséptica. CATEGORIA A  Usar una aguja estéril cada vez que se realice una extracción en los frascos multidosis. Limpiar con alcohol 70 % o con iodopovidona solución los tapones de goma de las tubuladuras antes de acceder al sistema. Hay estudios que mostraron que la clorhexidina acuosa al 2 % es superior a la iodopovidona al 10 % y al alcohol al 70 %. siempre que sea posible. tanto en el operador como en el paciente. Pero lamentablemente la clorhexidina acuosas no está disponible en nuestro medio. CATEGORIA A  Limpiar con alcohol 70 % el tapón de goma de los frascos multidosis antes de insertar la aguja para realizar una extracción. secar y limpiar . CATEGORIA A Ambas medidas tienden a disminuir la flora preexistente en la piel. CUIDADO DEL SITIO DE INSERCION DEL CATETER • USO DE ANTISEPTICOS Y POMADAS ANTIMICROBIANAS La limpieza de la piel con antisépticos previamente a la inserción del catéter es considerada como la medida más importante para prevenir las infecciones relacionadas a catéter en conjunto con un efectivo lavado de manos con antisépticos por parte del personal que colocará el catéter. por lo que puede optarse por la lavar la zona de inserción con clorhexidina al 4 %. CATEGORIA A  Se recomienda que los fluidos parenterales no preparados comercialmente. CATEGORIA B  Chequear los sueros antes de usar para detectar turbidez. CATEGORIA A  Usar dosis simples de medicamentos que deban adicionarse al sistema endovascular. enjuagar.

antes de realizar la inserción retirarla con alcohol 70 %. disminuyendo también el tiempo que el personal utiliza para realizar los cambios de cobertura. Recientemente. no volver a palpar el sitio de inserción. estos estudios no son definitivos y la utilidad de la mupirocina para reducir la colonización de los catéteres periféricos y arteriales en el sitio de inserción no ha sido demostrada. Otros estudios no han mostrado diferencias entre el uso de las coberturas comerciales transparentes y el uso de gasa estéril y tela adhesiva. permiten la continua inspección visual del sitio de inserción. su uso ha sido objeto de activas investigaciones y controversias. se ve incrementado. Algunos estudios sugirieron que su uso incrementa la colonización del catéter. Por otra parte.nuevamente con alcohol 70 %. han sido usadas popularmente para cubrir el sitio de inserción del catéter. la resistencia a la mupirocina ya ha sido reportada. RELACIONADAS CATEGORIA B • COBERTURA DEL SITIO DE INSERCION DEL CATETER CATETE Las coberturas comerciales transparentes. se realizaron estudios colocando mupirocina al 2 % en conjunto con tintura de yodo al 2. CATEGORIA C  Una vez realizada la antisepsia de la piel. relacionándolo con la consecuente infección sistémica. Aureus meticilino resistente. Estas coberturas transparentes son realmente seguras. CATEGORIA A La aplicación de pomadas antimicrobianas en el sitio de inserción del catéter durante los cambios de cobertura es origen de controversias y los estudios realizados no son definitivos. También puede usarse iodopovidona solución y luego. Sin embargo.5 %. semipermeables de poliuretano. Por otra parte. NO SE RECOMIENDA EL USO DE POMADAS ANTIMICROBIANAS EN EL SITIO DE INSERCION DEL CATETER COMO MEDIDA PARA PREVENIR LAS INFECCIONES RELACIONADAS.  El yodo puede producir irritación de piel y tejidos por lo que se ha visto que su remoción posterior con alcohol 70 % ayuda a reducir este efecto. pudo observarse que si estas pomadas antimicrobianas no resultan también antifúngicas. en el sitio de inserción del catéter. el riesgo de colonización del catéter con Cándida sp. Serán necesarios estudios bien controlados para evaluar la efectividad y los potenciales efectos adversos del uso de mupirocina en el sitio de inserción. Por otra parte. Los estudios demostraron cierta eficacia para reducir la colonización de catéteres ubicados en la vena yugular interna en pacientes sometidos a cirugía cardíaca. La mupirocina es un antibiótico antiestafilocóccico local que se utiliza en los tratamientos de portadores nasales de S. el uso de coberturas comerciales transparentes y los porcentajes de . Sin embargo. permiten al paciente bañarse y requieren cambios de cobertura menos frecuentemente que cuando se usa el método tradicional de gasa estéril y tela adhesiva.

Los resultados señalaron porcentajes de colonización del catéter de 5. En un metaanálisis de coberturas de catéteres. Estudios realizados con el uso de coberturas transparentes en CC también resultaron contradictorios. cobertura con apósitos transparentes comerciales de alta permeabilidad o con gasa estéril y tela adhesiva están permitidos. . pero no presentaron una incidencia significativa en los porcentajes de bacteriemia asociada a CC. CATEGORIA B  Evitar contaminar el sitio de inserción del catéter durante los cambios de cobertura.6 % cuando se usó gasa y tela adhesiva. los CC que usaron coberturas transparentes tuvieron una incidencia significativamente más alta de colonización de la punta del catéter. CATEGORIA A  Reemplazar la cobertura cuando se remueva el catéter o colocar una nueva cobertura cuando se manche. Algunos investigadores hallaron un incremento en el riesgo de infecciones relacionadas a catéter con el uso de coberturas transparentes en comparación con las tradicionales de gasa.000 catéteres. Otros investigadores encontraron que los riesgos eran similares para ambos grupos.7 % cuando las coberturas fueron transparentes y de 4. Recordar que la frecuencia de cambio necesaria puede ser mayor en pacientes diaforéticos. ensucie o humedezca. Finalmente. Hay coberturas transparentes nuevas en el mercado que permiten el escape de la humedad que se acumula debajo de la misma (alta permeabilidad) y pueden estar asociados con porcentajes más bajos de colonización de la piel e infecciones relacionadas. El uso de filtros podría tener algunos beneficios potenciales: a) Reducir el riesgo de infección proveniente de infusiones contaminadas. USO DE FILTROS EN LAS TUBULADURAS No hay datos suficientes que permitan asociar la eficacia del uso de filtros para evitar las infecciones asociadas con los catéteres y los sistemas de infusión. El tiempo que una cobertura transparente puede permanecer colocada en forma segura es aún desconocido. Un estudio controlado realizado por Maki y Ringer examinó la infección asociada con el uso de coberturas transparentes en más de 2. CATEGORIA A 6.infección probablemente asociados resultaron variables según el tipo de catéter que se estaba usando (periféricos o centrales). por ejemplo cuando se introduce el filtro próximo al catéter.  Ambos métodos. pero no hubo diferencias significativas importantes en la incidencia de flebitis para ambos grupos. se sugirió que las coberturas transparentes pueden ser seguras para los catéteres venosos periféricos y que no se incrementa el riesgo de tromboflebitis.

El uso generalizado de filtros en las tubuladuras merece ser estudiado más profundamente. salvo excepciones. lo que consecuentemente obligará a mayores manipulaciones del sistema y disminuirá la disponibilidad del sistema para la administración de drogas. No se recomienda el uso de filtros en forma rutinaria en las tubuladuras. pero hasta el momento. pero las diferencias no fueron significativas para la inflamación en el sitio de inserción. No ocurrieron bacteriemias en el grupo estudiado.  La efectividad de los catéteres impregnados en antisépticos o antibióticos no ha podido ser demostrada. los riesgos de toxicidad y el peso que tienen en la emergencia de cepas de microorganismos resistentes. determinar las situaciones apropiadas de uso. especialmente en aquellos donde la flebitis relacionada ya ha ocurrido anteriormente. no está recomendado debido a aumenta los costos. CATEGORIA B . CATEGORIA D  No administrar antibióticos profilácticos antes o durante el uso de catéteres intravasculares para prevenir la colonización o las infecciones relacionadas.b) Reducir el riesgo de flebitis en pacientes que requieren altas dosis de medicaciones como por ejemplo antibióticos. pero son necesarios más estudios para determinar y evaluar totalmente su eficacia. especialmente frente a ciertas soluciones como dextrosa. es rara la bacteriemia debida a contaminación de la infusión. el tiempo del personal y las posibles infecciones. lípidos y manitol. CATETERES IMPREGNADOS EN ANTIBIOTICOS O ANTISÉPTICOS La impregnación con antisépticos o antibióticos demostró la reducción de la adherencia bacteriana y la formación de biofilm en los catéteres. Estas ventajas potenciales son teóricas y por otra parte. Los datos de esta impregnación en catéteres periféricos no son tan concluyentes y su uso no demostró beneficios en reducción de flebitis o infecciones sistémicas relacionadas. Tiene como desventaja que puede bloquear el sistema. intravascular CATEGORIA A 7. pero la utilidad de los mismos recién empieza a ser evaluada. Kamal y colaboradores condujeron un estudio en catéteres impregnados con cefazolina en la superficie luminal. c) Retener las partículas que pueden contaminar el fluido intravascular d) Filtrar las endotoxinas producidas por los Gram negativos en infusiones contaminadas. Los estudios no hallaron efectos adversos por el uso de estos catéteres impregnados. Los autores encontraron una reducción de siete veces en la incidencia de colonización de esos catéteres (2% vs. 14 %). como una medida importante para el control de las infecciones relacionadas al sistema intravascular.

164 – 167. Control 1996. Harbarth S. R. 1998. Bs. Nº 3. Didier Pittet. VISION. Wenzel. Infecciones del torrente sanguíneo. April 1995. Wenzel. Guía para el Control de Infecciones en el Hospital. Argentina. 24:262-93. M. As. Argentina. Edmond M.. Baltimore. Marzo 2000. 1998. Publicación oficial de la Sociedad Internacional de Enfermedades Infecciosas (ISID). Pittet D. Preevention and control of nosocomial infections. y colaboradores. Hospital Infection Control Practices Advisory Committee Membership List. Argentina. Editorial Williams & Wilkins. 115 . Pág. AJIC Am. Recomendaciones para el control de las infecciones hospitalarias. Capítulo 24. Publicación de la Asociación Argentina de Enfermeros en Control de Infecciones. Pág. 2. Nosocomial Bloodstream Infections.MD. Vol. Edición Actualizada. The Hospital Infection Control Practices Advisory Committee. As. Médica Panamericana. Infect. 7º Edición. 712 – 769. . Paniagua. Garrahan. Medidas de eficacia comprobada para el uso de catéteres y terapia intravascular. Fundación Hosp. Actualización sobre catéteres vasculares de corta permanencia. Pearson. y colaboradores. NORMAS GENERALES SOBRE PROCEDIMIENTOS Y CUIDADOS DE ENFERMERIA. As. USA. Richard. J. 1997.118. Michele L. Pittet D.BIBLIOGRAFIA: GUIDELINE FOR PREVENTION OF INTRAVASCULAR DEVICE – RELATED INFECTIONS. Tercera edición. Ed. Andión E. Bs. Bs. Pág.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful